Está en la página 1de 7

RQ2-10 p01 Portada_168 15/11/10 18:10 Página 1

diciembre 2010 R E V I S TA D E nº 168 3,5 €

libros DE LA FUNDACIÓN CAJA MADRID

Hawking y Dios J. J. GÓMEZ CADENAS


El extraño caso del Dr. Perelman
JESÚS HERNÁNDEZ

Asalto a Heidegger
RAMÓN RODRÍGUEZ

www.revistadelibros.com
N.º 168
ISSN: 1137-2249

«Creo que debería ser un poco más explícito en el segundo paso»


RQ2-10 p02 Sumario 15/11/10 18:09 Página 2

R E V I S TA D E sumario
libros
DE LA FUNDACIÓN CAJA MADRID
3 CIENCIA 3 JUAN JOSÉ GÓMEZ CADENAS
6 ALBERTO FERRÚS
Stephen Hawking y Leonard Mlodinow, El gran diseño (Crítica)
Alexander R. Luria, Mundo perdido y recuperado. Historia de una
lesión (KRK)
director ÁLVARO DELGADO-GAL
redacción AMALIA IGLESIAS 7 CARLOS SOLÍS SANTOS Steven Johnson, La invención del aire. Un descubrimiento, un genio
y su tiempo (Turner)
asesor de edición LUIS GAGO
edición digital IRÍA ÁLVAREZ
9 CARTAS A AMALIA 9 JESÚS HERNÁNDEZ Industrias y andanzas de Grisha Perelman
coordinadores
ANTROPOLOGÍA Enrique Luque
ARQUITECTURA Antonio Fernández Alba / 12 RELACIONES 12 FABIO GARCÍA LUPATO Alexander Stille, El saqueo de Roma (Papel de Liar)
Luis Fernández-Galiano ARTE Y ESTÉTICA INTERNACIONALES
Fernando Checa / Alberto López Cuenca / Javier
Montes ANÁLISIS DEL DISCURSO Jorge
Lozano BIOGRAFÍAS Beate García Ferrero 15 PENSAMIENTO 15 PALOMA DE LA NUEZ Ignacio Sánchez-Cuenca, Más democracia, menos liberalismo (Katz)
BIOLOGÍA Y DARWINISMO Carlos López POLÍTICO
Fanjul BIOTECNOLOGÍA Francisco García 16 ALFONSO CARBAJO Carlos Rodríguez Braun, Panfletos liberales. Reflexiones de un
Olmedo CARTAS A AMALIA Antonio economista audaz. Panfletos liberales II (LID Editorial Empresarial)
Fernández Rañada / César Gómez / Francisco
García Olmedo / Jesús Hernández CIENCIAS
DE LAS RELIGIONES Y TEOLOGÍA Henry
17 ANTROPOLOGÍA 17 JOSÉ MARÍA MUÑOZ Philip Zimbardo, El efecto Lucifer. El porqué de la maldad (Paidós)
Wansbrough / Pedro Rodríguez Panizo / Julio
Pardos CIENCIA POLÍTICA Kenneth Anderson
CLÁSICOS Carlos García Gual CLÁSICOS
19 PEDAGOGÍA 19 CARLOS GARCÍA GUAL Víctor Pérez Díaz, Universidad, ciudadanos y nómadas (Nobel)
ESPAÑOLES José Carlos Mainer CULTURA
Félix de Azúa / Eduardo Lago DERECHO 20 SOCIOLOGÍA 20 FRANS VAN DEN BROEK Alexánder Sequén-Mónchez, El cálculo egoísta. Inmigración y racismo
Fernando Sainz Moreno / Robero L. Blanco en la España del siglo XXI (Trotta)
Valdés / Jesús Prieto ECONOMÍA Carlos
Rodríguez Braun / Francisco Cabrillo / Julio 22 ENRIQUE GIL CALVO Eva Illouz, La salvación del alma moderna.Terapia, emociones y la cultura
Segura / Jaime Requeijo / Luis María Linde de la autoayuda (Katz)
ESTUDIOS CULTURALES Manuel Rodríguez
Rivero FILOSOFÍA Carlos Thiebaut 23 MIGUEL REQUENA John H. Goldthorpe, De la sociología. Números, narrativas e integración
FILOSOFÍA DE LA CIENCIA César Gómez de la investigación y la teoría (Centro de Investigaciones Sociológicas)
FÍSICA César Gómez / Jorge Velasco
GASTRONOMÍA Pilar Bueno
HISTORIA Julio Antonio Pardos / Pablo 24 FILOSOFÍA 24 RAMÓN RODRÍGUEZ Martin Heidegger, El concepto de tiempo. (Tratado de 1924) (Herder).
Fernández Albaladejo HISTORIA DE LAS Joan González, Heidegger y los relojes (Encuentro).
IDEAS Ramón Rodríguez HISTORIA DE LAS Herbert Marcuse, Herbert Marcuse y los orígenes de la teoría crítica
IDEAS BIOLÓGICAS Carlos Castrodeza
LA MIRADA DEL NARRADOR José María (Plaza y Valdés). Víctor Farías, Heidegger y su herencia. Los neonazis,
Guelbenzu / Juan Pedro Aparicio / José María el neofascismo y el fundamentalismo islámico (Tecnos).
Merino LATINOAMÉRICA Carlos Malamud Emmanuel Faye, Heidegger. La introducción del nazismo en la filosofía (Akal)
LINGÜÍSTICA Ángel Alonso-Cortés / Carlos
Piera LITERATURA ALEMANA Eustaquio 27 JOSÉ LUIS VILLACAÑAS Francisco Vázquez, La filosofía española, herederos y pretendientes.
Barjau LITERATURA ANGLOAMERICANA Una lectura sociológica (1963-1990) (Abada)
María Lozano / Félix Martín / Dámaso López /
Andrés Ibáñez LITERATURA ESPAÑOLA
E IBEROAMERICANA César Antonio Molina 29 CLÁSICOS 29 RAFAEL NÚÑEZ FLORENCIO José María Carrascal, José Ortega y Gasset. Autobiografía apócrifa
LITERATURA FRANCESA E ITALIANA (Marcial Pons)
Mercedes Monmany LITERATURA ITALIANA
María José Calvo Montoro LITERATURA 30 EDUARDO MENDOZA Jules Michelet, Historia de la Revolución Francesa (Ikusager)
INFANTIL Y JUVENIL Lola Velasco
LITERATURA PORTUGUESA Perfecto Cuadrado 32 ESTUDIOS 32 CARMEN DEL MORAL Edward Baker, Madrid cosmopolita. La Gran Vía, 1910-1936
MATEMÁTICAS Jesús Hernández MÚSICA
Luis Gago ORIENTALISMO Bernabé López
CULTURALES (Marcial Pons)
García POESÍA César Antonio Molina 33 NICOLÁS ORTEGA CANTERO Santos Casado de Otaola, Naturaleza patria. Ciencia y sentimiento
PSICOLOGÍA Helio Carpintero RELACIONES
INTERNACIONALES Charles Powell / de la naturaleza en la España del regeneracionismo (Fundación Jorge Juan
Fernando Rodrigo SEMIÓTICA Y y Marcial Pons)
COMUNICACIÓN Wenceslao Castañares
SIGLO XX José Luis González Quirós / Charles 34 ANTONIA NÁJAR RUIZ Ronald H. Frizte, Conocimiento inventado. Falacias históricas, ciencia
Powell / Rafael Núñez Florencio / Florentino amañada y pseudo-religiones (Turner)
Portero SOCIOLOGÍA Ramón Ramos / Julio R.
Aramberri TEORÍA DE LA MUJER Carmen
35 POESÍA 35 JUAN MANUEL DÍAZ Juan Ramón Jiménez, Obras (48 vols.) (Visor/Diputación de Huelva);
PORTADA IMAGEN DEL LIBRO DE STEPHEN HAWKING Y LEONARD MLODINOW EL GRAN DISEÑO

González Marín TEORÍA LITERARIA Ángel


García Galiano TEORÍA POLÍTICA Fernando DE GUEREÑU Prosa lírica I (Fundación José Antonio de Castro); La frente pensativa
Vallespín / Félix Ovejero (1911-1912) (Linteo); Dios deseado y deseante (Animal de fondo) (Akal);
REVISTA DE LIBROS Epistolario I (Residencia de Estudiantes); Álbum (Residencia de
dirección y redacción Estudiantes). Zenobia Camprubrí, Epistolario I. Cartas a Juan
Rafael Calvo 42 2º 28010 Madrid Guerrero Ruiz (1917-1956) (Residencia de Estudiantes). Zenobia
teléfonos 913 194 833 / 195 176 Camprubí y Graciela Palau de Nemes, Epistolario (1948-1956)
fax 913 193 930
e-mail aiglesias@turnerlibros.com
(Residencia de Estudiantes). Ricardo Gullón, Conversaciones con Juan
Ramón Jiménez (Sibila/ Fundación BBVA)
edición digital
ediciondigital@revistadelibros.com
suscripciones
37 LITERATURAS 37 SOLEDAD FOX Jim Harrison, Regreso a la tierra (RBA); Leyendas de pasión (RBA)
suscripciones@revistadelibros.com 39 AMELIA GAMONEDA Jean-Paul Sartre, Tifus (Edhasa)
www.revistadelibros.com
producción y diseño
Turner Publicaciones, S.L.
40 LA MIRADA 40 JOSÉ MARÍA MERINO Torrente Ballester: novedades en su centenario
DEL NARRADOR
© de las reproducciones autorizadas: VEGAP,
Madrid, 2010
publicidad y promoción 42 LITERATURA 42 VICENTE ARAGUAS Medardo Fraile, El cuento de siempre acabar (Pre-Textos);
Mariana Suijkerbuijk ESPAÑOLA Antes del futuro imperfecto (Páginas de Espuma)
promocion@revistadelibros.com
43 JUAN CARLOS PEINADO Kirmen Uribe, Bilbao-New York-Bilbao (Seix Barral)
distribución
Coedis, S.L. 44 NICK CAISTOR Almudena Grandes, Inés y la alegría (Tusquets)
Avda. de Barcelona, 225
08750 Molins de Rei Barcelona 45 SERGI DORIA Rafael Balanzá, Los asesinos lentos (Siruela)
Apdo. Correos 159
Tel. 936 800 360 Fax 936 688 259 45 ISRAEL PRADOS Cristina Cerrada, Anatomía de Caín (Ediciones Baladí)
Télex 93 80289 JCLD E
impresión 46 LITERATURA 46 FRANCISCO SOLANO Ricardo Piglia, Blanco nocturno (Anagrama)
Closas-Orcoyen, S.L.
ISSN: 1698-532X
HISPANOAMERICANA
D.L.: M. 43.283-1996

PATRONATO DE LA FUNDACIÓN CAJA MADRID


editada por PRESIDENTE
Rodrigo de Rato Figaredo
PATRONOS
Enedina Álvarez Gayol, Juan José Azcona Olóndriz, Francisco Baquero Noriega, Pedro Bedia Pérez, Luis Blasco Bosqued,
Carmen Cafranga Cavestany, Arturo Fernández Álvarez, José Manuel Fernández Nomiella, Jorge Gómez Moreno, Javier López Madrid,
Revista de Libros Guillermo R. Marcos Guerrero, José Ricardo Martínez Castro, Mercedes de la Merced Monge, José Antonio Moral Santín,
de la Fundación Caja Madrid Ignacio Navasqües Cobián, Jesús Pedroche Nieto, José María de la Riva Amez, Estanislao Rodríguez-Ponga y Salamanca,
se reserva el derecho a reproducir Mercedes Rojo Izquierdo, Ricardo Romero de Tejada y Picatoste, Virgilio Zapatero Gómez
SECRETARIO
los artículos recogidos en este número Miguel Crespo Rodríguez
en una futura edición digital o en cualquier DIRECTOR
otro medio técnico destinado a sus suscriptores. Rafael Spottorno Díaz-Caro

Esta revista ha recibido una ayuda


de la Dirección General del Libro, A
Archivos y Bibliotecas para su difusión
en bibliotecas, centros culturales y R Esta revista es miembro de ARCE. Esta revista es miembro de la
universidades de España, para la totalidad
de los números del año. CE Asociación de Revistas Culturales
de España
Federación Iberoamericana
de Revistas Culturales (FIRC)

2 diciembre 10 número 168 revista de libros


RQ2-10 p03-05 15/11/10 18:08 Página 3

CIENCIA

Cuarenta y dos JUAN JOSÉ GÓMEZ CADENAS


PROFESOR DE INVESTIGACIÓN EN EL CSIC,
CIENTÍFICO Y ESCRITOR

E
n la primera novela de la prueba de la existencia de Dios, o puede cias grandilocuentes dejadas caer a ma- Stephen Hawking y Leonard
célebre serie Guía del au- ofrecer la ciencia otra explicación? tacaballo («La teoría M predice que un Mlodinow
toestopista galáctico, una raza Eso sí, la respuesta que nos avanzan gran número de universos fueron crea- EL GRAN DISEÑO
de seres hiperinteligentes en el primer capítulo («El misterio del dos de la nada. Esta creación no requie- Trad. de David Jou
Crítica, Barcelona
y pandimensionales deciden encontrar ser») es casi tan críptica como la que re la intervención de un ser sobrenatu- 224 pp. 24,90 €
la respuesta definitiva a la cuestión su- Pensamiento Profundo da a los aliení- ral o Dios»), convierten la introducción
prema de la existencia. Para ello cons- genas. En lugar de «cuarenta y dos», en un auténtico cabo de Hornos que
truyen un gigantesco ordenador, al que Hawking y Mlodinow declaran que: más de un lector no logrará superar. Los Mientras que la respuesta a las dos
bautizan, apropiadamente, como Pensa- «Explicaremos [en este libro] cómo la que lo consigan se encontrarán, en el primeras preguntas queda aplazada a
miento Profundo1. El computador pone teoría M puede ofrecer respuestas a las segundo capítulo («Las reglas de la capítulos posteriores, Hawking y Mlo-
manos a la obra y al cabo de siete mi- cuestiones de la creación». ley»), con una rápida, amena y algo in- dinow despachan la última con una
llones y medio de años contesta: «Cua- En caso de que algún desconfiado genua historia de la evolución del pen- contundente negativa, bien ilustrada
renta y dos». En ese preciso instante, los se pregunte qué hacen este par de físi- samiento científico, desde Aristóteles por la conocida anécdota en que Lapla-
creadores de la máquina se percatan de cos2 metidos a profetas, los autores nos hasta Newton, pasando por Kepler y ce, interpelado por Napoleón sobre el
un detalle que se les había escapado: informan, en la mismísima primera pá- Galileo. Sigue una interesante discusión papel divino en el orden natural, res-

averiguar la respuesta definitiva a la gina que: «Tradicionalmente, estas son del concepto de «ley natural» (o ley fí- ponde: «Señor, no necesito incluir a
cuestión suprema de la existencia vale preguntas para filósofos, pero la filosofía sica), ejemplificada por las leyes de la Dios entre mis hipótesis». Como vere-
de poco si no se conoce esta última. ha muerto. La filosofía no ha sabido gravedad de Newton, capaces de des- mos más adelante, mejor hubieran he-
En cambio, Stephen Hawking y responder a los modernos desarrollos cribir las órbitas de los cuerpos celestes cho los autores de El gran diseño en ate-
Leonard Mlodinow parecen tener clarí- de la ciencia, en particular de la física». y fenómenos tales como las mareas. nerse a tan sobria postura.
simas las preguntas trascendentales, que Y por si no quedaba lo bastante claro: Una vez establecida la noción de que la El tercer capítulo («¿Qué es la reali-
nos espetan a bocajarro ya en la solapa «Los científicos se han convertido en naturaleza está gobernada por tales le- dad?») es uno de los mejores del libro.
de su reciente y controvertido libro, El los portadores de la antorcha del descu- yes, los autores plantean las siguientes Se abre con una anécdota tan apropiada
gran diseño. Entre ellas: ¿cuándo y cómo brimiento en nuestra cruzada por el preguntas: 1) ¿Cuál es el origen de las como divertida (el mundo según los ha-
empezó el universo? ¿Por qué estamos conocimiento». leyes físicas? 2) ¿Hay un solo conjunto bitantes de una pecera) y razona de ma-
aquí? ¿Por qué existe algo en lugar de Estas y otras perogrulladas por el posible de leyes físicas? 3) ¿Hay excep- nera bastante afortunada sobre el con-
nada? Y cómo no: ¿es el universo una estilo, junto con el aluvión de senten- ciones a dichas leyes, esto es, milagros? cepto de modelo científico y su papel a

revista de libros número 168 diciembre 10 3


RQ2-10 p03-05 15/11/10 18:08 Página 4

CIENCIA

la hora explicar la realidad, incluyendo la cepto de fotón (esto es, un corpúsculo trones, hubiera pasado una onda de luz exponer, con un lenguaje sencillo pero
posibilidad de que ésta pueda describir- de luz, similar a los objetos newtonianos) por las rendijas. Pero si el electrón se razonablemente preciso, los fundamen-
se por medio de modelos distintos pero y casi inventando, de paso, la física cuán- comporta como una onda, entonces, tos de la física moderna. La lectura, ade-
equivalentes (capaces de explicar con tica, de la que luego renegaría. frente a la disyuntiva de por cuál rendija más, es amena y agradable, a pesar de
igual exactitud las observaciones). Sigue un capítulo igualmente feliz pasar, se diría que escoge colarse por am- los frecuentes chistes –con poca gracia–
La idea de una realidad dependien- («Historias alternativas»), en el que se in- bas a la vez. Elaborando a partir de tan que jalonan todo el texto.
te de modelo, que en la introducción so- troducen los experimentos de doble sorprendente fenómeno, los autores in- Pero el romance dura poco. El quin-
naba a dislate, se explica aquí utilizando rendija. Cuando se dispara un haz de troducen los rudimentos de la física to capítulo («La teoría de todo») parece
el excelente ejemplo de la naturaleza de electrones contra un blanco opaco en el cuántica, incluyendo el principio de in- escrito para acabar con el lector más arro-
la luz. Newton la formula como una su- que se han practicado dos orificios o ren- certidumbre –el cual nos asegura que es jado.Arranca con cuatro veloces páginas
cesión de corpúsculos, una aproxima- dijas separados por una cierta distancia, imposible conocer con precisión absolu- dedicadas a explicar el concepto de uni-
ción que le permite explicar los fenó- se observa (situando tras las rendijas al- ta la velocidad y la posición de una par- ficación, utilizando el ejemplo de cómo
menos de reflexión y refracción, pero no gún tipo de detector, como una pantalla tícula simultáneamente–, la noción de pro- las fuerzas eléctricas y magnéticas pueden
los patrones de difracción. Estos últimos fluorescente) un curioso fenómeno. Si babilidad cuántica (y cómo ésta se di- describirse mediante una sola teoría, el
requieren imaginarse la luz como una imaginamos los electrones como cor- ferencia de la probabilidad clásica) y la electromagnetismo, explicitado por las le-
onda. El modelo ondulatorio describe la púsculos de materia (parecidos a balines, formulación de Feynman en términos de yes de Maxwell.Aún más veloz es la in-
reflexión y refracción de la luz con tanta o diminutas pelotas de golf), el patrón sumas sobre las posibles historias cuánti- troducción a la teoría de la relatividad y
exactitud como la teoría de Newton, que esperamos observar es una concen- cas que llevan desde un estado a otro, no menos rápida la descripción de las
pero, además, la interferencia constructi- tración de señales detrás de cada rendija, muy gráficamente explicada, en térmi- interacciones que gobiernan el compor-
va o destructiva entre las crestas y valles que decrece a medida que nos movemos nos de las trayectorias de los electrones tamiento de las partículas elementales
de las ondas luminosas dan precisa cuen- hacia el espacio entre ambas. Es decir, los entre la fuente y la pantalla fosforescente. (gravedad, electromagnetismo, fuerza dé-
ta de los fenómenos de difracción que el electrones pasan o por una abertura o La formulación de Feynman asigna una bil –responsable de las desintegraciones
modelo corpuscular no consigue expli- por la otra y, por tanto, se detectan con probabilidad (que puede ser muy peque- radioactivas– y fuerza fuerte, responsable
car.Y, sin embargo, en el modelo ondula- alta probabilidad justo detrás de cada ña, pero no nula) a todas las posibles tra- de las interacciones nucleares).
torio no tiene cabida el efecto fotoeléc- orificio, pero no entre ambos. yectorias, incluyendo las que pasan por Sigue un cursillo acelerado (otras
trico, que tantas aplicaciones rutinarias En lugar de este dibujo, multitudes ambas rendijas simultáneamente. cuatro páginas escasas) de teoría cuánti-
(el control de las puertas de los ascenso- de experimentos extremadamente pre- A estas alturas el lector ya se en- ca de campos, incluyendo el uso de dia-
res, por ejemplo) ha encontrado hoy en cisos observan un patrón de difracción, cuentra bastante a gusto. Da la impre- gramas de Feynman y los juegos mala-
día.Así que Einstein resucita a Newton, en el que se alternan zonas de alta y baja sión de que, tras los fuegos de artificio, bares que permiten eliminar los infini-
en uno de los encores más bellos de la intensidad. Se trata de la misma respues- nos encontramos, después de todo, con tos (renormalizar) que aparecen en los
historia de la ciencia, inventando el con- ta que mediríamos si, en lugar de elec- un buen libro de divulgación, capaz de cálculos de electrodinámica cuántica y

Distribución en librerías: AZETA DISTRIBUCIONES, S.L.


Camino Bajo, 20. 18100 Armilla (Granada).
Tel. 902 13 10 14. Fax 902 15 39 33.
e-mail: info@azetadistribuciones.es
web: www.azetadistribuciones.es
(Andalucía y Extremadura)

Puede encontrar Revista de libros en las librerías que figuran más abajo

antes, a.t.
Librería Histórica y General
Servei internacional Historia, Arte, Arqueología, Religio-
nes, Pensamiento.
Publicaciones C.S.I.C., U.N.E.D., Rea-
les Academias, Museos.
Balmes, 26. 08007 Barcelona Cartografía, facsímiles y demás.
Tel. 93 317 05 78. Fax 93 412 27 02
Internet: http://www.books-world.com Tel. y Fax: 91 561 38 97
e-mail: books-world@books-world.com Lagasca, 120 e-mail: libreriaantes@antes.e.telefonica.net
28006 Madrid www.antes.e.telefonica.net

LIBRERÍA LA CENTRAL

La L
C O M PA N Y I A

L I B R E T E R A
Mallorca, 237. 08008 Barcelona
Tel. 93 487 50 18. Fax 93 487 50 21

LIBRERÍA LA CENTRAL
DEL RABAL
Elisabets, 6. 08001 Barcelona
Alcalá de Henares • Barcelona Tel. 93 317 02 93. Fax 93 318 99 79
Cartagena • Oviedo • Ponferrada • Terrassa www.lacentral.com
LIBRERÍA LA CENTRAL
Torrelodones • Zaragoza e-mail: informacio@lacentral.com DEL MNCARS
Ronda de Atocha, 2. 28012 Madrid
Tel. 91 787 87 82. Fax 91 787 87 83

LIBRERÍA VISOR
Isaac Peral, 18
28015 Madrid
Tels. 91 543 61 34 - 91 549 26 55
Fax 91 544 86 95
htpp://www.visor-libros.com
e-mail: visor-libros@visor-libros.com

4 diciembre 10 número 168 revista de libros


RQ2-10 p03-05 15/11/10 18:08 Página 5

CIENCIA

unificar la teoría débil con el electro- los cuales el nuestro parece especial- miando el resultado de siete millones atómica a la ultragaláctica, ha detectado
magnetismo, resultando en el llamado mente afinado para nosotros: ¿se trata y medio de sesudos cálculos: «Cuarenta y jamás elemento sobrenatural alguno.
Modelo Estándar. A los que superen el de una evidencia de la existencia de la dos». Pero, ¿cuál es la pregunta cuya críp- Parece de cajón que el universo del
empacho les aguarda una todavía más divinidad, o bien ofrece la ciencia otra tica respuesta acaba de darles Pensamiento hombre del siglo XXI no puede albergar
apresurada descripción de la cromodi- explicación alternativa a tan cuidadosa- Profundo? Para averiguarlo, los alienígenas el mismo tipo de divinidad que regía
námica cuántica (que gobierna el com- mente diseñado entorno? construyen otro superordenador todavía los destinos de las tribus nómadas de
portamiento de los quarks, o compo- La idea de que nuestro universo está más potente, que resulta ser nada menos hace tres mil años. Puede que muchos,
nentes elementales de protones y neu- increíblemente ajustado para permitir la que la Tierra. Una vez puesto en mar- incluyendo el que suscribe, lleguen al
trones) y una incursión por las teorías existencia de observadores inteligentes cha el ingenio (con sus creadores a bor- convencimiento de que tal divinidad
de la Gran Unificación (o GUTS). se desarrolla en el capítulo siete («El mi- do, disfrazados de ratones), el nuevo no existe. Puede, incluso, que tal con-
Pero eso no es nada. Si queda algún lagro aparente») en términos del princi- cálculo ocupa la friolera de diez millo- clusión suponga una liberación. Pero
superviviente, Hawking y Mlodinow le pio antrópico, que, en su versión más ra- nes de años. Pero, ay, cinco minutos an- para este viaje no se precisaban tales al-
han preparado, en las últimas páginas del dical, postula que las leyes de la Física tes de que los curiosos ratones averigüen forjas. Pretender que la teoría M –que,
capítulo, una maratón que discurre por pueden explicarse exigiendo que sean cuál es exactamente la cuestión suprema, por cierto, nunca nos explican– permi-
las teorías cuánticas de la gravedad, las exactamente las necesarias para generar una raza de burócratas siderales destruye te eliminar el concepto de Dios es me-
fluctuaciones del vacío y las teorías su- un cosmos en el que puedan aparecer el planeta. Los ratones se ven obligados, terse en camisa de once varas, e invita,
persimétricas, hasta alcanzar las super- precisamente esos observadores inteli- entonces, a inventarse una falsa pregun- como ha sido el caso, a un aluvión de
cuerdas y la federación, república o alian- gentes.A diferencia de los dos capítulos ta para salvar la cara. estéril polémica.
za de teorías denominada M. Conscien- anteriores, éste no se lee mal, aunque re- Desgraciadamente, da la impresión La polémica ya había arrancado en
tes de que cualquiera que siga todavía sulta paradójico que Hawking y Mlodi- de que en este libro nos encontramos nuestro país mucho antes de que el libro
leyendo es capaz de digerir lo que le now le dediquen mucho más espacio al exactamente en la misma situación. La llegara a las librerías el pasado 15 de no-
echen, los autores acaban con una traca principio antrópico (que para muchos falsa pregunta que Hawking y Mlodi- viembre.A pesar de que poca gente ha-
final que incluye una divagación sobre las científicos practicantes no deja de ser now inventan es si la ciencia puede o bía leído un texto que no estaba dispo-
once dimensiones que predica la teo- pura especulación, por no decir diverti- no obviar la existencia de Dios. Es una nible en su idioma, los blogs rezumaban
ría M y cómo esta multiplicidad posibi- mento) del que le han dedicado a la pregunta falsa porque la ciencia, por de- ya opiniones para todos los gustos. Pue-
lita diferentes universos, dependiendo de unificación o a la relatividad. finición, se ocupa de lo físico y la exis- de que el problema que Hawking y
la manera en que uno escoja plegar las En todo caso, tras haber elaborado tencia de Dios se encuadra en el terri- Mlodinow encuentran es que el campo
dimensiones sobrantes que la teoría pre- sobre cómo las leyes de la física cuántica torio de lo metafísico. de la divulgación científica se encuentra
dice: «Y entonces llegó la incertidumbre permiten la formación de múltiples uni- Imagine el lector que nuestro uni- muy trillado. Es difícil competir con
cuántica, el espacio curvo, los quarks, las versos, cada uno de los cuales se crea con verso no sea otra cosa que un gigantes- obras maestras como Los tres primeros mi-
cuerdas y las dimensiones extra y el re- su conjunto particular de leyes físicas, y co programa ejecutándose en un orde- nutos del universo de Steven Weinberg o
sultado neto de su trabajo es 100500 uni- después de explicar cómo el principio nador sideral en el que hay programadas aportar algo nuevo a trabajos tan com-
versos, cada uno con leyes diferentes». antrópico selecciona el especialísimo una serie de leyes básicas, incluyendo una pletos y coherentes como El universo ele-
Es una pena. Las ideas que se expo- subgrupo de leyes que hace posible la gravedad cuántica que sostiene un vacío gante de Brian Green. Ciertamente, El
nen en este capítulo son importantes, y existencia de seres inteligentes capaces capaz de fluctuar en múltiples universos. gran diseño dista mucho de ambas obras.
su exposición correcta, de haber seguido de especular sobre éstas, Hawking y Esas leyes son accesibles a los físicos que Y, para vender –ya lo dijo Wilde–,
el modelo de los capítulos cuarto y Mlodinow podrían haber tomado ejem- viven en el multiverso (a su vez parte del que hablen de mí, aunque sea bien. Da
quinto hubiera requerido mucho más plo de Laplace. El universo que han es- programa) y su estudio les permite con- entonces la impresión de que nuestros
espacio y paciencia.También más senti- bozado (a toda prisa, eso sí) es lo bastan- cluir, como Laplace, que Dios es una hi- autores parten de una respuesta críptica
do crítico. No puede ponerse al mismo te rico y extraño, lo bastante prodigioso pótesis innecesaria a la hora de describir («M») y deciden formular, en ausencia
nivel la teoría de la relatividad (compro- y bello, como para que no sea necesario los fenómenos que les rodean. En otras de un computador lo bastante grande
bada minuciosamente por numerosos andarse con teologías de barrio. Mejor palabras, les es posible afirmar que el pro- como para dar con la auténtica cuestión,
experimentos) o incluso el Modelo Es- hubiera sido dedicar más tiempo a expli- grama es coherente y no se detectan una pregunta mal planteada, que no vie-
tándar, cuya validación nos ha manteni- car la arquitectura del universo que per- errores (las leyes de la Física no fallan y ne al caso. Pero si el crimen lleva parejo
do ocupados a los físicos de partículas derlo con especulaciones sobre la exis- no se observan milagros). Pero no les es el castigo, El gran diseño probablemente
durante las últimas cinco décadas, con tencia o no de un arquitecto. posible saber nada del Programador. Pue- se verá condenado a vagar en el purga-
otras teorías aún no confirmadas experi- No es ese el plan de los autores. En de que haya uno solo, o varios, o ningu- torio habitado por blogueros y articulis-
mentalmente, tales como la supersime- el último capítulo («El gran diseño») nos no (en un universo en que nuestro pro- tas, que desde sus respectivas trincheras
tría (que el LHC descubrirá, o no), y adentramos de nuevo en los procelosos grama es escrito por otro programa y así le dedicarán loas o denuestos sin haber-
aún menos con especulaciones todavía mares de la filosofía de taberna galácti- hasta el infinito). Puede que tal progra- se molestado en abrir jamás el libro. 
más lejanas de la verificación experi- ca.Tras divagar un rato sobre el juego de mador, si existe, sea benévolo y realice
mental como las teorías de supercuerdas. la vida de Conway –un sistema primiti- sistemáticamente un back-up del sistema,
1 En inglés, Deep Thought. El nombre del orde-
¿Y qué decir del capítulo seis («Es- vo de vida artificial, con no poco inte- que de paso nos garantice la vida eterna, nador es una referencia obvia al ingenio del
cogiendo nuestro universo»)? Aquí se rés, pero cuya conexión con el universo y puede que no seamos más que un vi- mismo nombre, desarrollado para jugar al
ajedrez en la Universidad de Carnegie Me-
despachan, también en un santiamén, el y la existencia o no de un dios redentor rus informático que intenta eliminar a llon y luego en IBM. Deep Thought fue de-
universo inflacionario, las perforaciones se nos escapa–, Hawking y Mlodinow toda costa. En todo caso, no hay forma rrotado fácilmente por Gary Kasparov, pero
su sucesor, Deep Blue, se cobró cumplida re-
del espacio-tiempo y el concepto de nos informan de que la creación espon- de saberlo y, por tanto, la especulación vancha con el campeón del mundo, impo-
multiverso (la noción de que el nuestro tánea es la razón por la que existe algo sobre la naturaleza o no del programa- niéndose por dos a uno (con tres tablas) en
un torneo a seis partidas celebrado en 1996.
puede no ser sino uno de los numero- en lugar de nada. O, en otras palabras dor o programadores no pertenece al
2 Eso sí, de currículum desigual: Hawking es
sos cosmos que se forman en una espe- –nos dicen–, ha llegado el momento de ámbito científico. un prestigioso físico matemático, titular, has-
cie de sopa de burbujas primigenia, crea- sustituir a Dios por... M. Es cierto que la ciencia ha elimina- ta el año 2009, de la cátedra lucasiana de
Matemáticas (Lucasian Chair of Mathema-
da a partir de las fluctuaciones del vacío Regresemos por un instante a la do la noción primitiva de un mundo tics) de la Universidad de Cambridge, y ha
cuántico) para llegar a la cuestión que guía del autoestopista galáctico, donde regido por el capricho de deidades. No sido galardonado, entre otros muchos pre-
mios, con el Príncipe de Asturias. Mlodinow
obsesiona a los autores. Si existe un vas- nuestros hiperinteligentes alienígenas se es menos cierto que ninguna de nues- es, sobre todo un divulgador, cuya trayecto-
to paisaje de posibles universos, entre rascan el pandimensional cogote, ru- tras observaciones, desde la escala sub- ria científica tiene algo de enfant raté.

revista de libros número 168 diciembre 10 5


RQ2-10 p47 Publicidad 15/11/10 17:35 Página 47
RQ2-10 p48 Publicidad CMYK 15/11/10 17:36 Página 48