Está en la página 1de 35

GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

LIBRO DEL APRENDIZ

LA FRANCMASONERÍA

La Orden de libres masones o Francmasonería es una


institución que tiene por objeto la perfección de los hombres, el
estudio filosófico de las ciencias, de las artes y de la moral universal;
la práctica de todas las virtudes y la fraternidad humana.
De esta definición se deduce que es una Sociedad filantrópica,
filosófica y progresista. Admite diversos ritos; pero esta diversidad
no altera los principios que profesa, ni los medios que adopta, ni el
objeto que se propone.
Los ritos más usuales son el Escocés Antiguo y Aceptado, el
Francés ó rito moderno. el de York, etc.
El rito Escocés Antiguo y Aceptado es el más conocido y
practicado en casi todos los países latinos, como el de York en los
países de habla inglesa. Todos los masones, de cualquier país que
sean y cualquiera que sea el rito que profesen, constituyen una sola
familia universal, porque siendo la unidad humana uno de sus
principios y la tolerancia el principal de sus deberes, caben en la
Francmasonería todos los hombres libres y honrados, sin distinción
de razas, religión, ideas políticas y sociales, profesionales,
categorías y posición en el mundo profano.
La Francmasonería no está afiliada ni puede afiliarse a ninguna
religión positiva ni forma parte de ninguna escuela política.
Elevándose sobre toda clase de discusiones, ofrece a los amantes de
la Verdad el terreno más apropiado para la inteligencia mutua y
fraternal unión.
"No reconoce la Francmasonería en la investigación científica
ninguna autoridad superior a la Razón Humana. Cree, pues así la
Razón lo dicta, en la existencia de un Principio regulador, absoluto e
infinito bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo".
Como consecuencia de estos principios no caben en la
Francmasonería los hombres fanáticos, intolerantes, egoístas,
supersticiosos, ignorantes ni libertinos, pues la Institución exige de
sus adeptos que sean hombres honrados, libres, morales e
instruidos.
Los masones verifican sus trabajos divididos en pequeños
grupos que llevan el nombre de Logias. Cada una de ellas usa un
nombre o título particular y un número de orden, para distinguirse
de las demás. El punto donde radica una logia se denomina Oriente
y el conjunto de Logias confederadas bajo los auspicios de los
Cuerpos reguladores y ejecutivos de cada Nación lleva el nombre de

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 1


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Gran Logia. Las Logias pueden designarse también con el nombre de


Talleres Simbólicos.
En todo Estado hay una Gran logia, cuya dirección y gobierno
reside en su capital, y todos los Cuerpos directivos tienen entre sí
correspondencia y relaciones fraternales. practicando todos ellos sus
trabajos sin apartarse de lo determinado en los Estatutos generales
de la Orden.
De esta manera y en virtud de la solidaridad que existe entre
todos los masones esparcidos por la superficie terrestre, la
Francmasonería constituye una Potencia de primer orden,
salvaguardia del Progreso humano, que tiene la noble misión de
formar las futuras sociedades humanas bajo la base de la Libertad,
la Igualdad y la Fraternidad

Consultando la Historia de la Humanidad se adquiere el


convencimiento de que no ha existido Sociedad alguna que, corno la
Francmasonería, haya influido en la vida progresiva de los pueblos,
Ninguna como ella ha realizado trabajos tan importantes, sacrificios
tan extraordinarios ni obtenido éxitos tan francos en beneficio de la
Humanidad y ninguna ha sido tan perseguida como ella por los
déspotas, fanáticos y enemigos de la luz; pero ninguna ha tenido y
tiene en su seno, como la Francmasonería, los hombres más ilustres
y que más se han distinguido como estadistas, filósofos, artistas,
científicos, militares, etc., en todas las Naciones del globo.
La Francmasonería no es una Sociedad secreta. Tiene, sin
embargo, sus secretos, que dependen del estudio e interpretación
de sus símbolos, del cual nace el trabajo que ha de realizar, y estos
secretos sólo pueden ser comunicados por la iniciación; pero aunque
sus medios de acción son privados, los resultados obtenidos son
públicos y redundan siempre en beneficio de los oprimidos y
desheredados, porque su poder regula la marcha de la Humanidad
por la senda del Progreso hacia la deseada y posible perfectibilidad
del Hombre.
Los deberes morales de los masones están consignados en su
Código admirable que a continuación reproducirnos, con el fin de
que si este libro, escrito exclusivamente para los Aprendices
masones, fuese a parar alguna vez a manos profanas, pueda
penetrarse, el que lo lea, de la moral masónica, y desterrando de su
cerebro cuantas patrañas haya podido escuchar en contra de la
Francmasonería, cuantos horrores haya podido oír de labios de
nuestras enemigos, que son los enemigos del Progreso y realmente
de la Humanidad, varíen de opinión. y, rindiendo a la Verdad el culto

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 2


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

merecido, se convenzan de que la Francmasonería es una Institución


formada por hombres honrados, amantes de la patria, y de la
familia, propagadores de las doctrinas de la paz y libertad, amigos
de la ciencia y de la luz, partidarios de la unidad humana y, por lo
tanto, de la igualdad de hombres, en fin, que consideran a todos los
de su especie hermanos, sin distinción alguna.

ALGUNAS MÁXIMAS DEL CÓDIGO MORAL MASÓNICO

 Rinde culto al Gran Arquitecto del Universo practicando


buenas obras.
 Quiere a todos los hombres como si fueran tus propios
hermanos.
 Estima a los buenos, ama a los débiles, huye de los malos,
pero no odies a nadie
 No adules a tu hermano, porque es una traición; si tu
hermano te adula, teme que te corrompa.
 Escucha siempre la voz de tu conciencia y haz el bien por
amor al bien mismo.
 Evita las querellas, prevé los insultos, procura que la razón
quede siempre de tu lado.
 No seas ligero en airarte, porque la ira reposa en el seno del
necio.
 El corazón de los sabios está donde se practica la virtud, y el
corazón de los necios, donde se festeja la vanidad.
 Si tienes un hijo, regocijase; pero tiembla del depósito que
se te confía. Haz que hasta los diez años admire, hasta los
veinte te ame y hasta la muerte te respete. Hasta los diez
años sé su maestro, hasta los veinte su padre y hasta la
muerte su amigo. Piensa en darle buenos principios antes
que bellas maneras; que te deba rectitud esclarecida y no
frívola elegancia. Haz un hombre honesto antes que un
hombre hábil.
 Lee y aprovecha, ve e invita, reflexiona y trabaja, ocúpate
siempre en el bien de tus hermanos y trabajarás para ti
mismo.
 Sé entre los profanos libre sin licencia, grande sin orgullo,
humilde sin bajeza y entre los hermanos, firme sin ser tenaz,
severo sin ser inflexible y sumiso sin ser servil.
 Justo y valeroso defenderás al oprimido, protegerás la
inocencia, sin reparar en nada de los servicios que prestares.
"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 3
GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

 Exacto apreciador de los hombres y de las cosas no


atenderás mas que al mérito personal, sean cuales fueren el
rango, el estado y la fortuna.
 Sé el padre de los pobres: cada suspiro que tu dureza les
arranque, será una maldición que caerá sobre tu cabeza.
 Respeta al extranjero y al viajero. por que su posición la
hace sagrado para ti.
 Cuando a tu vez seas extranjero, no abuses de esa
circunstancia pretendiendo mayores consideraciones que las
de la justicia.
 Respeta a las mujeres; jamás abuses de su debilidad, muerto
antes que deshonrarlas.
 Jamás juzgues ligeramente las acciones de los hombres,
perdonándoles o condenándolas. Dios, que es quién sondea
nuestros corazones, es sólo quién puede apreciar su obra.
 Habla moderadamente con los grandes, prudentemente con
tus iguales, sinceramente con tus amigos, dulcemente con
los pequeños y bondadosamente con los pobres.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

La Masonería es una institución esencialmente filosófica,


filantrópica y progresista. Son sus principios:
La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, y su lema: Ciencia,
Justicia y Trabajo. Se propone la investigación de la verdad, la
perfección del individuo y el progreso de la humanidad.
Considera que la moral es tanto un arte racional, corno un
fenómeno evolutivo propia de la vida colectiva, que obedece a leyes
naturales. Reconoce al Gran Arquitecto del universo como símbolo
de las supremas aspiraciones e inquietudes de los hombres, que
anhelan captar la esencia, el principio y la causa de todas las cosas.
Para el esclarecimiento de la verdad no reconoce otro límite que el
de la razón humana basada en la ciencia. Exige de sus adeptos la
más amplia tolerancia y por ello respeta las opiniones políticas y las
creencias religiosas de todos los hombres. Reconoce que todas las
comunidades religiosas y políticas merecen igual respeto rechaza
toda pretensión de otorgar situaciones de privilegio a ninguna de
ellas en particular.
La Francmasonería, institución esencialmente humana, trabaja
sin tregua por el logro de sus fines, buscando una mas armónica
estructuraci6n de la vida sobre bases de amor y de justicia social.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 4


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Viene actuando, por ello, desde el fondo de los tiempos, como


el tenso resorte que acelera la evolución teniendo en cada etapa de
la historia una finalidad determinada de acuerdo con las
necesidades y aspiraciones del ambiente.
Flecha de un anhelo proyectado al porvenir, sus esfuerzos del
pasado han contribuido a los progresos de que goza en el presente.
Aspira por la evolución y el esfuerzo organizado de la sociedad, al
perfeccionamiento cada vez mayor de las instituciones sociales.
transformándolas en las que satisfagan, dentro de un régimen de
libertad, justos anhelos de mejoramiento.
Procura por todos los medios lícitos a su alcance, dignificar al
hombre capacitándolo, por un desarrollo superior de la conciencia,
para el mejor y más amplio uso de sus derechos y libertades.
Condena la intolerancia, abomina al fanatismo y declara su
repudia por los regímenes de fuerza y de violencia como contrarias a
la razón y denigrantes para la especie.
Reconoce en la fraternidad la condición primordial del género
humano; es substantivamente pacifista y considera a la guerra como
un crimen horrendo.
Estima que el trabajo, es un deber esencial del hombre, y como
tal le significa y le honra, sin establecer distingos ni categorías, pero
juzga que el descanso es un derecho y se esfuerza porque la vejez,
la invalidez, la infancia y la maternidad gocen de los beneficios del
amparo colectivo a que son acreedores.
El Gran Oriente Federal de la República Argentina es soberano
é independiente de todo otro cuerpo; pero podrá celebrar pactos y
convenios con otros cuerpos masónicos del mundo y reservar para sí
el derecho exclusivo de legislar sobre el simbolismo de toda su
jurisdicción dentro de los usos, costumbres y ceremonias trasmitidos
desde la antigüedad.

INSTRUCCIÓN PRELIMINAR

Nociones Históricas

El origen de la Masonería se pierde en la remota antigüedad.


Está probada su excelencia por haber sobrevivido a los cataclismos
sociales y a las revoluciones, y porque en medio de la anarquía y del
despotismo, todos han reconocido la eficacia de sus doctrinas para
vincular a las naciones por el respeto al hombre y por el amor a la
humanidad.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 5


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

La Masonería ha nacido del repudio a lo malo y del amor a lo


bueno; y es tan antigua y duradera como el mundo. La historia de
sus cambios es la del género humano, y señala tres grandes épocas.
La primera comprende los tiempos antiguos, cuando ocurrió el
establecimiento, en la India, de esas famosas escuelas, que
transmitieron las ciencias a Egipto, a Grecia, a Italia.
La segunda empieza con el cristianismo, cuando los judíos eran
esclavos de los romanos, y éstos de sus tiranos; cuando la libertad,
la igualdad, la confraternidad. y aún la comunidad de bienes fueron
enseñados por el Evangelio, y predicadas por los apóstoles, y
cuando sufrían los primeros cristianos las persecuciones y la muerte
en castigo de esta revolución.
La tercera época alcanza a nuestros días, y data desde el siglo
XV en que renacieron las
letras.
La primera masonería corrió la suerte de los imperios donde
fue establecida: consistían sus misterios en el arte de instruir y
gobernar a los hombres; mientras que los sistemas contrarios
servían para oprimirlos y engañarlos. Ella brilló con Zoroastro y
Confucio, consagrando los principios de moral que después
enseñaron sabios legisladores; floreció con Sócrates y Platón, y bajo
el emperador Marco Aurelio; y se eclipsó junto a la gloria de Roma.
La segunda masonería sólo duró tres siglos, pereciendo casi
enteramente bajo Constantino, con las disputas teológicas y la
impericia de los sucesores de este emperador.
Empezó entonces la época de las locuras y matanzas prolonga
durante doce siglos sin interrupción; y cubriéndose la tierra de
sangre y de tinieblas.
Después de una noche tan larga y penosa los opresores
parecían fatigados y avergonzados de su tarea. Se sobrepuso la
naturaleza, se mostraron algunos destellos de la verdad; y el
desborde de las miserias humanas hizo entender que quería cesar.
Salió entonces la masonería del sepulcro, iniciando la tercera época
de su existencia.
Había que reedificarlo todo: era preciso devolver a los hombres
el conocimiento de las ciencias y las artes y dar, por decirla así,
nuevas formas al mundo.
Aunque la masonería estaba débil y desorganizada, tomó parte
en el trabajo de la reedificación; y tuvo valor e integridad para
restablecer los buenos principios.- ella sabía que el mal era causado
por la ignorancia, la servidumbre y la mentira; y cooperó
"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 6
GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

eficazmente a descubrir y propagar la libertad, el conocimiento y la


verdad.
Renacía la civilización a la lumbre de las hogueras que
revelaban la crueldad de los verdugos y la constancia admirable de
las víctimas. Con el descubrimiento de la imprenta recobró su
imperio la razón cuyas lecciones eran oídas, encargándose la
masonería de hacerlas amar.
Llega finalmente el siglo XVIII; es la luz que pone de relieve los
horrores de los siglos precedentes, donde se descubren todavía las
hogueras y los patíbulos pero indicando también los medios de
salvación.
La masonería, difundida en Gran Bretaña, pasa al continente
Europeo, donde es recibida con fe y practicada con celo: todos los
pueblos reconocen y proclaman sus beneficios como que ella enseña
a apreciar sus derechos, a armarse y a dispensarse hospitalidad.
La masonería combate sin desviarse de la justicia. Ella que
había estimulado a los ingleses a conquistar sus libertades, ayuda a
las América a obtener igual conquistar pero sus triunfos no fueron
completos puesto que siempre tuvo enemigos numerosos, donde
quiera que prevaleció la superstición y la mentira.
Después de muchos errores y persecuciones, se manifestó la
verdadera masonería por las buenas obras, por un amor constante al
orden y a la paz, por altas pensamientos sociales, por la ayuda a los
desheredados, por la fundación de hospitales y escuelas, por actos
de generosidad y humanidad en las guerras, y aún en medio de los
combates y por otras virtudes que han hecho querer y perpetuar su
imperio.
La masonería es la escuela de las virtudes, el vínculo de los
pueblos, el consuelo en los infortunios. Ella recuerda a los mortales
que son hermanos, que tiene el propio origen y el mismo fin;
compele a abdicar de los errores y seducciones del mundo y a
guardar fidelidad a los principios morales que han de hacer a los
hombres mejores, más amables, más justas, más benéficos, y más
fuertes.
Después de las calamidades que han pesado sobre nuestra
sociedad, ¿cómo salvarla de los grandes peligros que la rodean? No
hay otro remedio que la masonería. En el estado de agitación de los
ánimos, sólo ella, podría establecer la calma, tocar los corazones y
refrenar las pasiones.
He aquí una conclusión de la mayor evidencia, que no está al
alcance de los profanos. La masonería ha de uniformar y converger
las opiniones a un solo pensamiento: el de la justicia y de la

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 7


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

humanidad. Importa, pues, no abandonar a esta institución


salvadera. Es necesario conservarla en el mismo estado de pureza e
integridad; y no olvidar jamás sus principios generosos, sus prácticas
nobles y bien entendidas, y sus ceremonias emocionantes e
instructivas en la propia forma en que las observaban los antiguos
masones.
Las primeras Logias en nuestro país se constituyeron a fines
del siglo XVIII y se afianzan y multiplican a raíz de las invasiones
inglesas de 1806 y 1807 y actúan durante la Revolución de Mayo.
En 1812 se fundó la logia Lautaro por el General San Martín y
de la que formaban parte Carlos María de Alvear, J. Matías Zapiola,
Julián Álvarez, Bernardo de Monteagudo, Manuel S. de Anchorena,
Tomás Guido, Manuel Belgrano y otras.
Esta célebre Logia, que tuvo por fin organizar y encauzar el
movimiento Revolucionario y dar fin a la independencia de América,
iniciaba masónicamente a sus miembros y en consecuencia sólo
masones podían formar parte de sus cámaras superiores y políticas.
Esta Logia quedó casi disuelta en 1815, organizándose la
dirección de Pueyrredón en 1816, al mismo tiempo que San Martín
fundaba una filial en Mendoza. Ellas fueron las que más trabajaron
en pro del famoso ejército de Los Andes, que más tarde diera
independencia a Chile y a Perú.
San Martín, iniciado en la Masonería en Europa, fue un gran
propulsor de las Logias y no actuó en ninguna parte sin organizar la
Logia a su lado. Así inmediatamente que llegó a Chile y a Perú,
fundó filiales de la Lautaro.
Durante la tiranía de Rosas estas Logias desaparecieron para
reconstituirse en la forma actual, después de la caída del dictador.
En efecto, en 1855 se instalaron en Buenos Aires las Logias,
Unión del Plata, Confraternidad Argentina, Consuelo del Infortunio,
Tolerancia, Regeneración, Lealtad y Constancia, dependientes del
Supremo Consejo del Uruguay.
Este les dio independencia y se constituyó en Buenos Aires la
Primera Gran Logia en el año 1857. Es la misma entidad que con
diferentes modificaciones continúa hasta nuestros días.

Fue el primer Gran Maestre de la Argentina el eminente


filántropo doctor José Roque Pérez. Esta es la masonería que
conocemos en la actualidad. Los hombres que la formaran tenían
corno ideal inmediato y principal, la unidad de la Nación; hasta el

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 8


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

nombre de las primeras Logias respondían a ese gran ideal


argentino.
El 27 de Julio de 1860 se reunía en Buenos Aires el Supremo
Consejo Masónico Argentino bajo la presidencia del doctor Roque
Pérez y a esa reunión asistieron: Santiago Derqui, presidente de la
Confederación Argentina, General Justo José de Urquiza, jefe del
ejército de la Confederación y Gobernador de Entre Ríos, General
Bartolomé Mitre, Goberna- dor de Buenos Aires, separada entonces
de la Confederación; Domingo Faustino Sarmiento, Ministro de
Gobierno de Buenos Aires; Coronel Juan Andrés Gelly y Obes,
Ministro de Guerra del mismo estado; en esa reunión, puede decirse,
se echaron las bases de la unidad nacional.
La masonería tuvo gran acción durante la guerra del Paraguay,
organizando la Cruz Roja y los Socorros; durante la epidemia de
cólera y durante la fiebre amarilla, en que su Gran Maestre fue el
presidente de la comisión que se constituyó para combatir el flagelo
siendo una de las víctimas del mismo.
Cada logia es una entidad autónoma en su organización
administrativa y económica, debiendo llenar los requisitos litúrgicos
y administrativos que establecen los Reglamentos Generales.
Venerables y delegados de todas las logias forman el cuerpo
Supremo del Simbolismo denominado Gran logia que está presidido
por un Gran Maestre, la autoridad suprema del simbolismo.
Los más grandes hombres de la independencia Argentina, San
Martín, Belgrano, Guido, Alvear, Monteagudo, Pueyrredón, etc.,
fueron masones y los que en 1853 organizaron el país y nos dieron
la constitución, fueron también masones, entre ellos Domingo
Faustino Sarmiento, Bartolomé Mitre, J.J. de Urquiza, Santiago
Derqui, Roque Pérez, Gelly y Obes, Leandro N. Alem, Bdo. de
Irigoyen, etc.
Corno se ve, la acción desplegada por los masones fue eficaz y
eficiente en todo sentido para el progreso de la nación respondiendo
siempre a sus grandes ideales de justicia, de solidaridad y de
fraternidad humana.

Objeto de la Masonería
No puede menos que ser universalmente respetada una
institución que sólo se propone aminorar el mal social, promover la
instrucción y levantar el imperio de la virtud.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 9


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Debe la masonería su prestigio y poderío a no inspirarse en


motivos egoístas, y a consagrarse exclusivamente a promover la
felicidad del hombre, en su breve peregrinación por la tierra.
Las obligaciones del masón tienden a respetar las religiones y
las simpatías políticas, a obedecer las leyes y autoridades
legalmente constituidas, dar a cada uno lo que es suyo y vivir
honestamente. Este compromiso no ofrece ninguna dificultad al
hombre virtuosa, y es aceptado francamente por todos los que
aspiran al honor de la iniciación.
Cuanto ocurre en nuestros trabajos lleva un carácter simbólico;
y para penetrar lo que tienen de misterioso es indispensable
concurrir con asiduidad a las reuniones masónicas, destinar algún
tiempo al estudio de esta ciencia eminentemente social y
humanitaria, y buscar el complemento de la instrucción en el trato
frecuente de los H H∴ más prácticos e ilustrados.
Para que haya utilidad permanente en las asociaciones, es
menester que sus miembros abriguen siempre el amor al prójimo, y
cooperen al bienestar general. Podría asegurarse tan noble objeto, si
cada individuo cumpliese fielmente sus obligaciones obedeciendo a
las leyes morales. El masón debe proponerse los mismos fines. los
que quieran participar de estos trabajos, han de persuadirse que la
masonería se compone de hombres libres, instruidos y virtuosos,
que no profesan máximas contrarias a los deberes sociales, ni las
buenas costumbres En la esfera elevada en que se ha colocado,
trabaja por difundir ideas sanas de moral, y se vale de todos los
medios que pueden dar al género humano la suma de felicidad que
te es dado gozar en la tierra.
Los masones ejercen la beneficencia, aliviando
momentáneamente del infortunio, ó promoviendo institutos de
solidaridad permanente; buscan y proporcionan auxilios al hombre
de bien que padece necesidades, y piden justicia en favor de los que
sufren persecuciones.
La cordial amistad que une a toros los MM∴ debe ser
considerado como un don del cielo, puesto que, estrechando los
vínculos de fraternidad se consigue borrar de los corazones los odios
y rencores. Ni la fortuna, ni la jerarquía social proporcionan
privilegios y distinciones en las sociedades masónicas. El más rico
entre nosotros, es el que ha acumulado los tesoros de la virtud y de
la ciencia.
El buen masón nunca debe temer el verse abandonado. En los
países cultos y donde quiera que haya HH∴ está cierto de encontrar
amigos; y si cae en la adversidad, no le han de faltar socorros,
"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 10
GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

recibiéndolos de aquellos que puedan proporcionarlos, pero nunca


ha de estar animado de fines egoístas, porque la masonería enseña
el amor al trabajo, y proscribe siempre el ocio voluntario.
El masón está obligado a obedecer la ley moral; y si
comprende sus deberes, nunca será ateo ni religioso libertino: ha de
ser el primero en reconocer que nunca debe obrar contra su
conciencia. La masonería acepta a todos los hombres virtuosos e
independientes, sean cuales fueren sus creencias religiosas y sus
simpatías, con tal que crea en el Supremo Hacedor. Los masones
viven unidos por la amistad y por el amor fraternal; y aprenden a
compadecer las faltas y los errores del género humano. La
masonería finalmente como centro de unión, es un medio eficaz de
acercar a individuos que siempre se habrían tratado con
indiferencia.

El Gran Arquitecto del Universo

El orden físico y el orden moral del Universo están regidos por


un principio o Causa reguladora, que nadie puede negar.
El hombre, que forma parte de ese Universo, entra dentro de
ese orden y, siendo de todas las demás criaturas, la única
consciente de ello, está imperativamente obligado al sentimiento de
admiración y respeto, hacia esa Causa Suprema.
Bien es verdad que ese principio o Causa Suprema no necesita
de tal admiración o respeto, ni tampoco derivan de ellos beneficios
para Ella; y, sin embargo, el hombre nunca deberá considerarse
exento de este deber.
Es que la gratitud, admiración y respeto, que al final se
confunden en el sentimiento más amplio que los abarca a ambos, el
Amor, más que actitud de pago de una deuda, o de interesada
sumisión, tiene aquí, en el Amor al Supremo Hacedor, la concreción
de un homenaje a la propia dignidad.
El hombre se afirma como ser consciente en este Amor, que
debe entenderse impuesto no como un deber en el sentido corriente
de este vocablo, sino como un resultado lógico de su propia
naturaleza, una necesaria autoafirmaci6n.
Al derecho a la Libertad, inherente a la naturaleza humana,
corresponde, a nuestro entender, el deber de Amar al Supremo
Hacedor, por cuanto es esa subordinación a lo que reconocemos
como Algo superior a nosotros mismos y absolutamente
independiente de lo que nos libera de cualquier otra sujeción a seres

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 11


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

o principios terrenos, que, a lo sumo, sólo podrán merecernos


simpatía o un amor contingente.

Deberes hacia la Patria

El primer homenaje de la gratitud del hombre pertenece al


autor de sus días; y de aquí nace el deber de amar y servir a la
patria. El mejor modo de manifestarle nuestro reconocimiento es
trabajando incesantemente por unir bajo la misma bandera a sus
hijos; por el amor y el respeto al hombre, por suprimir los odios y
rencores y por anatematizar las venganzas. El amor a la patria
puede desaparecer en la desunión y en las ciegas persecuciones del
egoísmo. Amando al prójimo como a nosotros mismos, habremos
dado estabilidad al orden. De la estricta observancia de estos
preceptos de caridad, depende la conservación de la paz pública,
como igualmente el buen éxito y la seguridad de nuestros trabajos.

Deberes hacia la Sociedad

Nada más satisfactorio que amparar y socorrer al desvalido,


como que la beneficencia acerca al hombre a la perfección.
Si llegan a nuestros oídos los suspiros del desgraciado,
anticipémonos a evitarle el sonrojo de implorar la caridad. Cuidemos
que la ostentación y el orgullo no esterilicen jamás los beneficios Así
sucedería, si en vez de buscar la propia satisfacción en la buena
obra, apeteciésemos aplausos vulgares.
El masón debe buscar solamente el sufragio de su conciencia.
Hacer a los otros lo que querríamos que nos hiciesen.
Evitar la envidia y la maledicencia, a fin de que la felicidad de
los otros, no llegue jamás a perturbar nuestro reposo.
Seamos afables, complacientes, serviciales; olvidemos las
injurias y dispensemos los beneficios, como el único medio de
concluir con nuestros enemigos.
Debemos consideraciones preferentes a los HH∴ porque tienen
títulos de nuestra amistad, sea cual fuere su país, su culto y su
profesión; y nunca han de carecer de nuestros buenos oficios, con
tal que sean virtuosos.

Deberes del Masón

El masón debe ser justo, porque sin la equidad desaparece la


paz y la armonía; debe ser bueno, porque la bondad domina los

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 12


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

corazones; indulgente, porque es débil y vive con seres igualmente


frágiles; amable, porque la amabilidad concita los afectos,
agradecido, porque la gratitud alimenta y conserva la bondad;
modesto, porque el orgullo subleva al hombre sensato y racional;
arreglado, porque los excesos minarían su existencia, y le
acarrearían el desprecio; fiel a la autoridad legítima, porque es
necesaria a la conservación de la sociedad; respetuoso de las leyes,
porque son la expresión de la voluntad pública, En una palabra, un
masón debe ser un buen esposo, padre tierno, señor equitativo, y
ciudadano ilustrado, a fin de servir a su país con sus conocimientos y
virtudes.
El masón nunca ha de tomar parte en intrigas y conspiraciones
contra la paz y el bienestar de la nación, y debe conducirse con
respeto a los magistrados, debe preferir en todas circunstancias el
bien general y promover con celo la prosperidad de su patria. La
masonería siempre ha florecido en épocas pacíficas y ha sido muy
perjudicada en tiempos de guerra, de trastornos y de matanzas. Los
soberanos de todas las edades han dispensado protección a los
masones, reconociéndoles lealtad y amor al orden y a la paz. Los
masones están muy especialmente obligados a afianzar la paz, a
cultivar la armonía y a vivir en concordia y amor fraternal.
En sus relaciones con los profanos deben ser circunspectos,
para que no descubran lo que no conviene revelar, cuidando de
mudar de conversación o de conducirla con prudencia para que
redunde en honor de la respetable fraternidad a que pertenecen.
En sus relaciones con masones es preciso mucha cautela para
no ser engañados por impostores. En tal caso no hay que trepidar, y
deben desecharlos, cuidando de no hacerles ninguna revelación;
pero si realmente son buenos y legítimos hermanos, es menester
respetarlos, amarlos, y ampararlos, hallándose en circunstancias
desgraciadas.
El masón debe cultivar incesantemente el amor fraternal,
piedra angular, fundamento y gloria de esta antigua institución; ha
de evitar toda disputa, querella y maledicencia, sin permitir a los
otros que difamen a ningún hermano, al contrario ha de defender su
reputación, y prestarle los buenos oficios compatibles con su honor y
seguridad. Si alguno de ellos os injuriase, debéis recurrir a vuestra
logia, o a la del agresor, como han acostumbrado nuestros
antepasados.
No debéis comprometemos en litigios sin haber agotado los
medios de conciliación, oyendo con paciencia los avisos y consejos
del maestro y demás hermanos, siempre que tiendan a evitar

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 13


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

revueltas y pleitos, aunque sea con extraños; y no dando resultado


esta mediación, es preciso no llevar cólera ni irritación a las
contiendas judiciales, y no hacer ni decir nada que pueda perturbar
o enfriar el amor fraternal, a fin de que todos se persuadan del
benéfico influjo de la masonería.

DERECHOS Y DEBERES DE LOS MASONES

Para ser Masón es condición indispensable, haber sido iniciado


en una logia que practique uno de los Ritos reconocidos por la
Francmasonería Universal y se requiere:
Haber sido propuesto en una logia regular por un maestro
masón de la misma. Tener la edad de 21 años; o la de 18 si justifica
que es hijo de masón.
Poseer inteligencia y cultura necesarias para practicar y
comprender las virtudes masónicas. Contar con medios de
subsistencia para sufragar sus necesidades y las de los miembros de
la familia que tuviera a su cargo, y contribuir al sostenimiento de las
obras de la Institución.

Sus deberes
Para ser masón regular y gozar de los derechos que esta
institución consagra, se requiere ser miembro activo de una Logia o
Triángulo de la Jurisdicción y está obligado a:
 Obedecer la Constitución y los Reglamentos Generales de la

masonería y los particulares de la Logia a que pertenezca.


 Instruirse en los principios y prácticas rnas6nicas a fin de

desempeñar debidamente los cargos que le fueran


confiados.
 No tratar de los secretos y misterios de la,Orden sino con

Hermanos regulares de su mismo grado.


 No hacer conocer en público ni en privado, ante profanos, su

carácter de masón, sino cuando lo requieran los intereses de


la orden.
 Contribuir al sostenimiento de la orden satisfaciendo los

impuestos generales y particulares de la Logia o Triángulo a


que pertenezca.
 Asistir con puntualidad a los trabajos de la Logia o Triángulo

de que forme parte.


 Aceptar comisiones que le confiera el taller en bien de la

orden, o de¡ cuadro en particular.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 14


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Sus derechos

Todo masón regular tiene derecho a:


 Recibir y exigir la instrucción correspondiente a su grado.

 La protección de sus hermanos en caso dé necesidad

justificada y de acuerdo con las Reglas.


 Emitir libremente sus ideas, dentro de las Logias y con

sujeción a la disciplina interna, siempre que ellas no salgan


de la órbita de la moral y de la cultura, ni ataquen los
principios de la Masonería Universal.
 Ser electo para ocupar cualquier cargo, aún el más elevado,

con tal que tenga el grado, las condiciones y cualidades


requeridas por la Constitución y los Reglamentos Generales.
 Ser juzgado por el tribunal competente y gestionar los

derechos ante quien corresponda.


 Proponer, bajo su responsabilidad, la iniciación de profanos y

regularización o afiliación de Hermanos, en la Logia a que


pertenezca.
 Pedir aumento de salario, cuando haya cumplido el tiempo

prescripto por los Reglamentos Generales.


 Obtener del taller retiro o pase, estando a cubierto con el

tesoro y no encontrándose pendiente de proceso.


 Presentar proyectos tendientes al mejoramiento de la
institución ya sea en el Taller a que pertenezca, como por
intermedio de éste a la Gran Logia.
 Solicitar del Gran Oriente Federal de la República Argentina,

por intermedio de su taller, el ser nombrado miembro libre


con todos los derechos de miembro cotizante, debiendo
hacer constar para ello que tiene 25 años de actividad
masónica ininterrumpida.
 Los hermanos que no estén a cubierto con el tesoro no son

electores ni elegibles.
 Los derechos de masón se pierden cuando así lo establezca

una sentencia recaída en juicio y dictada por autoridad


masónica.
 Ningún hermano regular de la jurisdicción puede ser privado

de sus derechos rnasónicos sino en virtud de juicio y


sentencia con arreglo a la Constitución y de acuerdo con los
Reglamentos Generales.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 15


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Instrucción y Simbolismo
Tanto el Templo como la reunión de los hh∴ en el mismo para
realizar la labor masónica, se llama Logia o Taller, y cuantos actos se
llevan a cabo reciben el nombre de trabajos.
Llamase tenidas a las sesiones de una Logia, y éstas pueden
ser ordinarias, extraordinarias, magnas, de iniciación, fúnebres o de
duelo, de banquete, de adopcí6n de lowetones y de reconocimiento
conyugal
Aquellas tenidas que determinan las Liturgias y autorizan los
Cuerpos Ejecutivos, a las que pueden concurrir profanos, amigos o
parientes de los masones, llevan el nombre de tenidas blancas, y en
ellas se prescinde de ciertas fórmulas de Rito, cuyo conocimiento
está vedado a los profanos.
Los documentos escritos por un masón o por una Colectividad
masónica se conocen en el simbolismo con el nombre de planchas.
En vez de escribir, se dice grabar una plancha, y a la pluma o lápiz
que se emplea se denomina buril.
Todas las planchas se encabezan con la advocación
AL.'.G.'.D.'.G.'.A.'.D.'.U.'. y la fecha masónica se obtiene agregando a
la usual cuatro mil años, escribiendo a la derecha del número
obtenido las abreviaturas (v.'.l.'.) verdadera luz. En el caso de
adoptar la fecha corriente se pondrán al lado las iniciales (e..v..) era
vulgar.
Durante las tenidas, los Aprendices masones deben estar
decorados con el mandil de su grado. Al hacer uso de la palabra
deben comenzar diciendo: "Venerable Maestro y queridos
Hermanos", permaneciendo de pie en su puesto y al orden de
Aprendiz.
La Masonería celebra anualmente las dos fiestas de la Orden,
llamadas solsticiales, en los meses de junio y diciembre,
coincidiendo con los solsticios de invierno y de verano.
Los deberes y derechos de los Aprendices masones se
consignan en El Estatuto y en los REGLAMENTOS GENERALES y en
los de las logias a que pertenecen.
El orden con que se efectúan en las tenidas los trabajos
masónicos es el siguiente. 1° Apertura.- 2° lectura del acta de la
tenida precedente.- 3° Disculpas justificadas de hermanos
ausentes.- 4° Asuntos de familia.- 5° Recepción de hermanos
Visitadores.- 6° Despacho del material de Secretaría y Asuntos
generales.- 7° Circular el saco de las proposiciones.- 8° Escrutinios.-
9° Orden del día.- 10° Concesión de la palabra en bien general de la
Orden.- 11° iniciaciones (si las hubiere).- 12° Instrucción (si ha
"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 16
GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

lugar).- 13° Conferencias.- 14° Circulación del saco de la Viuda.- 15°


Homenaje a la bandera.- 16° Clausura.- 17° Cadena de unión
(formación de la cadena mística).
En las tenidas de iniciación no se concede la palabra a ningún
h:. después de haber terminado su discurso el Orador-.

Los masones trabajan en la construcci6n-de un Templo moral,


consagrado a la Virtud y la Ciencia, y el trabajo del Aprendiz consiste
en desbastar la piedra bruta, lo que significa simbólicamente tratar
de dominar sus pasiones y perfeccionar su espíritu, quitando, con el
auxilio del mazo y el cincel, que representan la Fuerza y la
Educación todas las asperezas que originan las preocupaciones y las
costumbres viciosas de la sociedad profana.
La Logia como símbolo del Templo de Salomón, representa el
Universo; por eso caben en ella todos los hombres y por eso también
se observa en su bóveda la imagen de un cielo estrellado, cubierta
de nubes por algún lado, y apareciendo en el Oriente el Sol y la
Luna.
Las dos Columnas del Templo son huecas, con el objeto de
guardar en ella las herramientas del trabajo, cuando éste termina,
simbolizando que dichas herramientas no pueden ser usadas sino
por el masón, y deben quedar ocultas hasta que se vuelva a
reanudar la labor. Las granadas entreabiertas colocadas en los
capiteles de las columnas representan el contacto que debe existir
entre todos los masones del Universo, formando un conjunto tan
aproximado en sus ideas y procedimientos como lo están los granos
apretados de dicho fruto, y una perfecta unión, simbolizada por la
cuerda de nudos que rodea la cornisa del Templo.
La letra grabada en la columna que corresponde a los
Aprendices debe recordarles la palabra sagrada que poseen, con la
cual se designaba una de las columnas del Templo de Salomón.
El pavimento de mosaico representa la fusi6n de las razas,
considerando a todos los hombres como hermanos, proclamando la
unidad de la especie humana, susceptible de perfeccionamiento
moral, sea cualquiera la raza a que pertenezca el individuo.
Las Luces del Taller son el Venerable Maestro y los dos
Vigilantes. Del Oriente parte la Sabiduría, iluminado la Logia,
representada por el Venerable Maestro, que preside los trabajos,
teniendo cerca de si la estatua de Minerva, que simboliza el saber
humano. En el gobierno de la Logia ayudan al Venerable el Primer
Vigilante, que representa la Fuerza, simbolizada por Hércules, y el

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 17


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Segundo Vigilante, representante de la Belleza, que está


simbolizada por la estatua de Venus Citerea.
He aquí, las tres fuertes Columnas morales que sostiene La
Logia: Sabiduría, Fuerza y Belleza simbolizados por el arte Jónico,
dórico y corintio.
La escuadra nos ofrece el símbolo de la rectitud masónica. El
Aprendiz la usa como signo y en cada uno de los pasos de su
marcha, para recordar el deber que tiene el masón de que sus actos
se ajusten a la rectitud. Constituye la joya del Venerable Maestro, el
cual está más obligado a ser recto e imparcial en sus juicios y moral
en sus costumbres, para dar ejemplo a los obreros de su Logia.
El compás, que parece ser emblema de la Geometría, tiene, sin
embargo, en la Masonería una significación filosófica, basada en la
perfecta solidaridad. En efecto: siendo el círculo la primera figura
curvilínea plana, cerrada y perfecta, como el triángulo equilátero es
la primera figura rectilínea, igualmente perfecta, y estando el círculo
determinado por la rotación de una de las puntas del compás
alrededor de la otra como centro, considerando que este centro es el
masón, equidistará de todos los puntos de la circunferencia, que son
los hombres, y como todos estos puntos tienen las mismas
propiedades, los seres todos que componen la Humanidad tendrán
el mismo derecho a las consideraciones, a la instrucción, a la
caridad, y a todos debe llevar el masón, colocado en el centro de la
Humanidad, la luz de la verdad, los beneficios de la ciencia y el
ejemplo de las virtudes.
Simboliza el nivel, que es la joya que adorna al Primer
Vigilante, la igualdad masónica y la igualdad ante la ley, base de las
democracias y fundamento del ejercicio de la Libertad.
El perpendículo o Plomada es el instrumento que sirve para
determinar la línea vertical, Llámase también plomada en el arte de
la construcción, y simboliza el aplomo que ha de tener el masón en
todas sus acciones, la gran mesura que debe emplear en sus
palabras para hacerse digno de obtener la sabiduría. La plomada
constituye la joya del Segundo Vigilante.
El Delta sagrado, está constituido por un triángulo equilátero,
porque siendo esta figura, según hemos dicho, la primera perfecta
que puede formarse con líneas, representa la perfección, y sus
lados, los tres reinos de la Naturaleza.
El mallete es el signo de autoridad del que lo lleva, y a la vez el
mazo simbólico, que, con el cincel, sirve para desbastar la piedra
bruta, pues ésta, según sabemos, representa la imagen del alma del
profano antes de ser instruidos en los misterios masónicos.
"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 18
GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

La paleta del albañil, llana o trulla, es un instrumento


simbólico, emblema de la tolerancia y de la indulgencia que deben
adornar al masón. Recuerda a éste la obligación en que está de
perdonar los defectos de sus hermanos y dulcificar sus palabras, lo
mismo que el albañil, usando de la llana, hace desaparecer las
irregularidades de las superficies, extendiendo con igualdad la
mezcla que se emplea para las construcciones.
El signo de saludo o pectoral recuerda el simbolismo de la
escuadra, así como los pasos de la marcha o signos pedestres
designan que el Aprendiz trata de acercarse por el camino de la
perfección, avanzando con lentitud desde el Occidente, donde se
hallan las tinieblas, hacia el Oriente, foco de donde parte la luz y
lugar del planeta de donde vinieron la sabiduría y la civilización.
El signo vocal del Aprendiz está constituido por la palabra
sagrada, la cual no debe jamás pronunciar ni escribir, porque,
asemejándose al hombre en su infancia, no sabe leer ni escribir:
sabe sólo deletrear y no puede dar esa palabra sino en la forma que
se la ha comunicado.
El Aprendiz cobra su salario en la Columna del Norte, siendo
éste el punto donde trabajo por representar el lugar de la Tierra a
donde llegan oblicuamente los rayos solares, produciendo una luz
muy tenue, y donde reina a veces la penumbra o la oscuridad.
Necesita desarrollar sus estudios masónicos y acostumbrar la vista
paulatinamente a la acción de la luz para no deslumbrarse y
aturdirse en presencia de una luz muy viva, cuya intensidad podría
cegar su inteligencia no estando dispuesta aún para recibirla.
Las interpretaciones simbólicas correspondientes a la estancia
de los profanos en la Cámara de reflexiones, de la venda que cubre
sus ojos durante la iniciación, de los viajes que efectúa, el despojo
de los metales, etc., así corno las deducciones filosóficas de las
contestaciones, que tendrá ocasión de oír explicar al Venerable
Maestro en cuantas iniciaciones habrá de presenciar el Aprendiz,
completan su instrucción.
Si a esto añadimos el estudio de los deberes y derechos de las
Dignidades y Oficiales del Taller, el de los Reglamentos, etc., tendrá
materia suficiente para responder con acierto un Aprendiz a las
preguntas que se le dirijan en las tenidas de instrucción.
Para terminar, debernos recordar que el aprendiz no puede
abandonar dentro del Taller el mandil ceñido a su cintura, como
símbolo del trabajo y emblema de la pureza por su color. Significa
también que representa al hombre en su estado primitivo, el cual
según es sabido, usó como primeras vestiduras las pieles de gamo o

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 19


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

de cordero; por este motivo, el mandil del Aprendiz masón es de


piel.

Habla vuestro Instructor

Hermano mío: habiendo prestado el solemne juramento de


Aprendiz Masón, me es permitido, en consecuencia, ahondar aún
más en los misterios de la Institución.
Debéis saber que los masones, para conocernos, poseemos
medios especiales llamados signos, toques, palabras, etc., en cada
uno de los grados en que se halla dividida la enseñanza institucional.
Todos los movimientos y posiciones que adoptan los masones,
describen figuras geométricas que encierran una verdadera
enseñanza moral.
Para empezar, os invito a que os coloquéis perfectamente
derecho, adoptando la posición de firme, formando con vuestros
pies una escuadra. El cuerpo, en esa posición, representa
simbólicamente la rectitud de vuestra mente y de vuestras acciones.
Daréis ahora un corto paso hacia mí, con el pie izquierdo, y
colocaréis en seguida el talón del pie derecho junto al talón del pie
izquierdo, formando escuadra. Este es el primer paso regular en la
Masonería, y es en esta posición como se comunican los secretos de
este grado.
Consisten éstos en un signo, un toque y una palabra.
El signo es este ... ; se hace colocando nuestra mano derecha
abierta, con el dedo pulgar formando ... en esta posición; luego se la
corre hacia el hombro derecho, para dejarla caer en esta forma. Es
decir, que al realizar este movimiento, trazamos primero una línea
horizontal y luego una vertical, con lo cual describimos una
escuadra, que para nosotros es el símbolo de la rectitud. Este signo
que denominamos gutural, alude a la obligación que habéis
contraído con la Francmasonería, la cual implica que, como masón
y como hombre de honor, preferiríais que os de... antes que revelar
los secretos de vuestro grado.
El toque se efectúa en la siguiente forma. hallándose en la
posición descripta anteriormente, se toman mutuamente la mano
derecha, juntando los cuatro dedos, y dejando libre el p..., que se
apoya sobre la articulación de la primera falange del ... Se da,
entonces, con el pulgar. . . golpes, según la batería del Rito.
Este toque demanda una palabra, la que es muy apreciada por
los masones, como guardadora de sus privilegios. Por lo tanto,
nunca será excesiva la cautela que se emplee para comunicarla.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 20


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Esta palabra nunca se da completa, se la deletrea. Unicamente en


Logia abierta se la da completa, como en este caso, y con fines de
instrucción. La palabra es ... Para comunicarla se procede en la
siguiente forma: cuando alguien la pide se contesta: No sé leer ni
escribir; solo sé deletrear; dadme la primera letra que yo os daré la
segunda. En esta forma ... Esta manera de dar la palabra tiene
también su significado simbólico. Se quiere expresar que, como
Aprendiz masón, habéis recibido con vuestra iniciación la primera
letra de la palabra de la verdad; y que sólo por medio del estudio y
la meditación llegaréis por vuestro propio esfuerzo, a conocer y
formular la segunda, la cual os hará digno de recibir útil y
provechosamente la tercera; y así sucesivamente. Esta palabra que
acabo de comunicaras corresponde a la columna B situada a la
izquierda de la entrada del Templo, en la cual ocuparéis vuestro sitio
en la Logia mientras seais Aprendiz. El significado de esta palabra es
en fuerza,
Vuestra edad como Aprendiz masón es de Tres años.
Quiero llamar particularmente vuestra atención sobre el
número tres en este grado, pues es el número que rige todas las
reglas en el grado de Aprendiz. Tres es el número de viajes que
habéis realizado durante la ceremonia de vuestra iniciación; tres son
los toques que debéis dar al estrechar la mano; tres los golpes que
debéis dar en la puerta del Templo cuando solicitéis la entrada; tres
los saludos: uno al Ven.. Maest.., que se halla sentado en el Trono,
otro al Primer Vig.'., que se encuentra situado a la derecha, y el
último al Segundo Vig.'., que está colocado en el centro del
Mediodía. Tres son también las baterías de este grado.
Pues bien: estos tres golpes, tres pasos y tres toques, deben
recordar siempre al Aprendiz masón las tres palabras de la
Sabiduría:
Llamad y se os abrirá las puertas del Templo; Buscad y
encontraréis la Verdad, y Pedid y se os dará la Luz.
Las herramientas simbólicas de este grado son el mazo, el
cincel y la regla de 24 pulgadas. El mazo simboliza la fuerza de las
convicciones y la voluntad que se pone al servicio de nuestro propio
perfeccionamiento. El cincel nos indica las ventajas de la educación,
única manera por la que nos haremos miembros dignos de una
sociedad bien organizada. La regla de 24 pulgadas representa las 24
horas del día, que debemos emplear en la meditación, el estudio, el
trabajo y el descanso, atentos siempre a acudir en servicio de
nuestros semejantes, y sobre todo, de nuestros hermanos.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 21


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

La voluntad, la educación y el trabajo nos ayudarán a


desbastar la piedra bruta de nuestras imperfecciones, para hacernos
cada vez más útiles a nosotros mismos, a nuestras familias y a la
sociedad en que actuamos.

Palabras a la entrega del Mandil

Querido Hermano recién iniciado:


Os entrego el mandil del Aprendiz masón, de cuero blanco, piel
de cordero, símbolo de pureza y emblema de trabajo.
Más antiguo que el Vellocino de Oro y el Águila Romana, y más
honorable que cualquier otra distinción conocida.
Con él se honraron los hombres más preclaras en todas las
ramas del saber humano, honraos vos también llevándolo con
dignidad cada vez que concurráis a las reuniones de vuestra logia.
Quizás en el futuro vuestra cabeza sea coronada con laureles
de victoria, vuestro pecho luzca medallas dignas de un príncipe
oriental, seas cubierto con deslumbrante púrpura y elevado a los
más altos sitiales, pero nunca más en esta vida habréis de recibir de
manos de otro hombre, un honor tan distinguido y emblemático de
pureza y perfección como el que esta noche ceñimos en vuestra
cintura.
Que la blancura de su superficie os inspire constantemente
pureza de pensamiento y nobleza de acción, y sea estímulo
permanente para las más grandes hazañas y los más atrevidos
ideales, de tal forma, que cuando vuestros cansados pies os
conduzcan al término del penoso camino, y caigan de vuestras
manos las herramientas de lucha, la historia de vuestra vida y de
vuestras acciones sea tan blanca y tan pura como este mandil.

LOGIA Y CUADRO DE DIBUJOS

La Logia forma un rectángulo y cada uno de sus lados se


denominan Oriente, Occidente, Norte y Mediodía. El pavimento es de
mosaicos blancos y negros, en cuadrados iguales, y el techo
representa un cielo estrellado, cuya luminosidad es más clara en
Oriente, disminuyendo hacia el Occidente, donde aparece el celaje
cubierta de nubes.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 22


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

El Oriente es un estrado al que se sube por tres peldaños, y en


el cual se halla el trono del Venerable Maestro, elevado sobre dos
escalones y que se compone del Altar, o ara de los juramentos, el
sillón y un dosel de colgaduras de terciopelo rojo con flecos de oro, y
el cielo azul con estrellas de plata. Al fondo del dosel, sobre el sillón,
se coloca un Delta de oro que lleva grabado en hebreo el nombre del
Creador. En la pared de Oriente se colocan: a la derecha del
Venerable, más al ángulo la bandera Argentina, a la izquierda, el
estandarte de la Logia. Las mesas y asientos del Secretario y Orador
también estarán en Oriente, a derecha e izquierda del Venerable,
respectivamente, pero apoyados los respaldos de las sillas en las
paredes Norte y Mediodía.
Al Occidente, el sitial del Primer Vigilante y al centro de la
pared del Mediodía el del Segundo Vigilante, uno y otro elevados
sobre dos y un peldaño, respectivamente. También en Occidente se
halla la puerta de entrada, a cuyos extremos se levantan las
columnas que llevan grabadas las letras B. y J. en el fuste,
correspondiendo la primera a la izquierda entrando. Muy cerca de la
balaustrada del Oriente, al Norte, se coloca el asiento y mesa del
Hospitalario, al Mediodía la del Tesorero.
Por el Norte y Mediodía se disponen los asientos para los hh.'.
En el centro del pavimento estará el cuadro de dibujos. El altar o
ara, se cubrirá con tapete rojo galoneado de oro. Sobre el Ara, en un
cojín de terciopelo encarnado, se coloca el Libro de la Ley y la
escuadra sobre el compás, invertido y abierto a 45 grados. En la
mesa del Venerable habrá un mallete, la urna de balotaje, la
Constitución, Reglamento General y Rituales. En las de los
Vigilantes, los malletes, las columnas y los Rituales; y, sobre la mesa
del Orador, la Constitución y Reglamentos ya citados. Al pie de la
columna B, se pondrá la piedra en bruto y la piramidal al pie de la
columna J. Tan sólo tres luces exige el Rito para iluminar la Logia, las
que se colocan a la izquierda del Venerable y de ambos Vigilantes.
Los usos y costumbres de la Masonería han tenido una afinidad
muy similar a los usos y costumbres practicados por los antiguos
egipcios.
Sus filósofos no exponían sus misterios a las miradas profanas
y ocultaban sus sistemas de enseñanzas con signos y figuras
jeroglíficos, los que eran comunicados solamente a sus Grandes
sacerdotes o magos, quienes estaban obligados a ocultarlos bajo
solemne promesa.
El sistema de Pitágoras estaba basado en principios similares,
lo mismo que muchos otros de reciente data.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 23


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

La Masonería, sin embargo, no sólo es la sociedad más antigua,


sino que también es la Institución más honorable que jamás haya
existido, pues, no hay en ella, un solo símbolo o emblema que no
sirva para inculcar los principios de virtud y de piedad entre todos
sus adeptos,
Nuestras logias están cubiertas con un ciclo estrellado, de
diversos colores. La senda que debemos seguir los masones, según
el Libro de la Ley Sagrada, es la llamada Escala de Jacob, compuesta
de muchos peldaños o escalones, que nos enseñan otras tantas
virtudes morales, siendo las tres principales: la Fe, la Esperanza y la
Caridad. Fe en el G.A.D.U.; Esperanza de mejor vida y Caridad para
con todos nuestros semejantes. Esa escala, que llega al Cielo, se
apoya en el Libro de la Ley Sagrada, el cual nos enseña las doctrinas
que contiene, robustece la creencia en los dones de la Providencia,
fortalece nuestra Fe y nos ayuda a subir los primeros peldaños; la
Fe, naturalmente, crea en nosotros la Esperanza de ser partícipes de
las promesas en él mencionadas, conduciéndonos en los segundos
pasos, y la tercera y última, que es la Caridad, comprende a todos
los masones que posean esta virtud, en su sentido más amplio, y por
ella alcanzan la cúspide de su carrera.

Hablando figuradamente, el masón ha llegado a una vivienda


etérea u Oriente Eterno, oculta a la vista de los mortales por el
firmamento estrellado, representado aquí emblemáticamente por
Siete Estrellas que también aluden a otros tantos masones
regulares, sin cuyo número, ninguna logia es perfecta, ni puede
iniciar a candidato alguno.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 24


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

1- Venerable Maestro.- 2 Primer Vigilante.- 3 Segundo Vigilante.- 4 Orador.- 5


Secretario.- 6 Tesorero .- 7 Hospitalario.- 8 Experto .- 9 Maestro .- 10 Maestro de
Ceremonias.- 11 Segundo Diácono.- 12 Guarda Templo Interno.- 13 Guarda
Templo Externo.- 14 Ara de Juramnentos.- 15 Cuadro de Dibujos.- 16 Columnas.-
17 Bandera Nacional.- 18 Estandarte de la Logia.

Cuadro de Dibujos del 1er. Grado

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 25


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

NUESTRA BIENVENIDA

Queridísimo hermano: Grande debe haber sido vuestro valor y


abnegación; inmensa la confianza que os ha inspirado la
Francmasonería, aún sin conocerla; admirable la constancia que

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 26


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

habéis manifestado, y mucho el amor hacia los nobles ideales de la


fraternidad universal, cuando arrostrando las calumnias de nuestros
enemigos, despreciando los hipócritas convencionalismos que
impone el mundo profano de donde vienes y declarándoloos capaz
de aceptar, a trueque de grandes sacrificios, los sinsabores y
persecuciones de que son víctima los obreros del Progreso en el
seno de una sociedad pervertida, penetráis en nuestro seno
ignorando si os encontraréis al fin de la jornada falto de las
condiciones excepcionales que deben distinguir al buen masón.
Para nosotros, que hemos seguido vuestros pasos en la vida
profana; nosotros, que nos hemos informado escrupulosamente de
vuestra conducta honrada, que hemos escuchado las
manifestaciones de vuestras ideas, tan sublimes, tan levantadas, tan
hermosas: que hemos apreciado vuestra perseverancia y moralidad
en el curso de la iniciación; nosotros, en fin, que tantas conciencias
hemos procurado penetrar, que tantos profanos hemos podido
juzgar desde este sitio y descubrir tantas miserias y perfidias,
creemos haber reconocido en vos al hombre de convicciones
arraigadas, de espíritu sereno, de ideas generosas, susceptible de
aquella educación masónica que transforma a los hombres en
héroes, a los ignorantes en instruidos, a los seres desgraciados en
seres felices.
Nos felicitamos nosotros, poseídos de la halagüeña esperanza
de tener en vos un masón digno de pertenecer a nuestra familia
universal. Pero si, por desgracia, resultara equivocado el juicio que
respecto a vos ha formado esta Logia; si sólo os ha conducido aquí
la curiosidad o el insano propósito de traicionar nuestra causa, nada
lograréis, porque las instrucciones masónicas son muy lentas,
nuestras leyes muy previsoras, nuestros misterios y secretos harto
sublimes para que podáis conocerlos antes que la mirada
escudriñadora de los masones penetre en vuestra conciencia y os
arrojen de sus Templos, marcándoos la frente con el estigma de la
perfidia y la traición. Huid presuroso, llevando sobre vuestro espíritu
el peso abrumador de la deshonra, el remordimiento y el fratricidio
moral, si vuestras intenciones son perversas, y no os expongáis a
que os lleguemos a conocer.
Escuchad ahora cómo va a empezar a desarrollarse vuestra
nueva existencia. Sin duda alguna ha de causaros extrañeza
encontramos rodeado de una multitud de objetos cuya significación
no podéis comprender; de hombres que hace poco no conocíais y
hoy son vuestros amigos, vuestros hermanos; de emblemas cuyo
simbolismo oculta grandes ideas, que en breve os han de

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 27


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

proporcionar sublimes enseñanzas. Es natural. Venía de un mundo


en el que dominan las pasiones más detestables, los vicios más
groseros, la envidia y la vanidad, y hoy habéis penetrado en otro
mundo mejor, hoy habéis renacido a la vida moral para practicar la
virtud, combatir el vicio, destruir el error; hoy pertenecéis al mundo
donde se trabaja por la perfección humana y por la investigación de
la verdad.
Los masones nos proponemos construir un Templo suntuoso y
todos somos obreros laboriosos para llevar a cabo la obra común:
todos trabajamos bajo la dirección de un hábil artífice y labramos las
durísimas piedras que han de formar en su día soberbias
columnatas, bóvedas atrevidas, artísticas balaustradas,
sorprendentes artesonados, tallas magníficas afiligranadas y bellas
esculturas.
En ese Templo grandioso ha de congregarse algún día la
Humanidad estrechamente unida por el amor que hace hermanos a
todos los hombres, y sólo entonces podrá el masón desceñir el
mandil de su cintura, exclamando: "Ha terminado nuestra obra".
Más para realizar esa construcción es preciso tornar la piedra
informe, tosca; quitar sus asperezas, desbastarla por la mordedura
continuada del cincel golpeado con el mazo; ponerla en condiciones
abonadas para que pueda ser utilizada por los Maestros y labrada
con arreglo a los planos adoptados para la edificación.
Pues bien: los Aprendices masones son los encargados de
desbastar la piedra bruta. Vedla colocada al pie de la Columna B. En
esa piedra hay que golpear incesantemente hasta obtener la forma
cúbica piramidal que ostenta al pie de la Columna J.
Debo deciros, querido hermano que el edificio que nosotros
construimos es un Templo moral, elevado a la virtud; que sus
cimientos han de ser la honradez, el amor a todos los hombres, sin
más distinción que su moralidad, porque la Francmasonería, si no
consigue hacer de todos los hombres una verdadera familia de
hermanos, tiende, por lo menos, a servir de dique contra el
desbordamiento de las pasiones. He aquí por qué tenéis que
dedicaros desde hoy a quitar las asperezas que podáis traer del
mundo profano, desterrando de vos la intolerancia, el fanatismo, el
orgullo, la superstición, la envidia y cuantas imperfecciones morales
halléis en vuestro ser; desbastar, en una palabra, la piedra bruta,
con el auxilio de las poderosas herramientas simbolizadas por el
espíritu de recta justicia y el respeto y consideración más profunda a
la personalidad humana.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 28


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Ya veis de qué manera cubrimos con el velo de la alegoría


cuantos objetos se presentan a vuestra vista. Las figuras que veis,
los signos que emplearnos, nuestras palabras simbólicas, que a un
profano parecían extrañas o estrambóticas, tienen significados tan
sublimes, traducciones tan bellas, son de tan grande significación
para la Masonería, que constituyen una escuela filosófica y moral
capaz de producir un conjunto armónico de seres humanos que,
penetrándose de su misión sobre la tierra, llevan por todas partes la
idea del progreso, vierten la semilla de la libertad en el seno de las
sociedades oprimidas por la tiranía y rompen las ominosas cadenas
de la esclavitud moral.
La Masonería labora constantemente en el secreto de sus
Templos por la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, y
transmitiendo sus enseñanzas a la sociedad profana, ha tenido y
tiene gran influencia en los destinos del mundo. El continuo golpear
de sus malletes ha producido el incendio que destruyó las vetustas
preocupaciones sostenidas por el fanatismo, y rompiendo los lazos
que sujetaban al hombre al poste de la abyección y de la ignorancia,
despertó la dormida conciencia de los pueblos al grito, santo de
Libertad, transformando las viejas sociedades en naciones cultas y
progresivas, que han escrito en sus Códigos políticos los derechos
del hombre y del ciudadano.
Pocas frases se necesitan para explicar, querido hermano, las
principales tendencias de la Francmasonería: conservar, corno en
arca santa, la ley del progreso indefinido y reunir a todos los
hombres honrados bajo una sola bandera: la de la Fraternidad.
Añadid a esto que el masón debe ser buen ciudadano, buen hijo,
excelente esposo y padre; que sus acciones han de sujetarse
siempre a la rectitud, como la escuadra se ajusta al ángulo recto, y
empezaréis a comprender la misión que traéis a la Francmasonería.
Dos palabras para terminar. Si no estudiáis, si os satisfacéis
únicamente con el conocimiento de lo visible y no aspiráis al
descubrimiento de lo desconocido; si sólo veis en nuestros símbolos
lo que representan como objetos físicos y no tratáis de elevar
vuestra inteligencia para inquirir la idea moral a que van asociados,
no conoceréis jamás los secretos de la Masonería. Estos secretos no
se revelan, se aprenden: hay que deducirlos del simbolismo de cada
grado y del estudio de las ciencias que éstos enseñan. Estudiad,
pues; observad, aprended, perfeccionad vuestro espíritu, y llegaréis
a ser. un verdadero masón, a quien deberán las generaciones
futuras, por las que trabajamos, una parte de su felicidad.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 29


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

CATECISMO

Para Instrucción de los HH.'.AA.'. y capacitación en el diálogo


masónico tanto en su Taller como ante el Retejador de otra Logia. El
Seg.'. VIG:. ampliará a los HH.'. de su Columna los conceptos de las
respuestas.
Pregunta: ¿Sois masón?
Respuesta: Mis HH.'. me reconocen como tal.
P.: ¿En qué reconoceré que sois masón?
R.: En mi signo, palabra y toque, así como en la repetición de las
circunstancias de mi iniciación.
P.: ¿Qué se debe ser para convertirse en masón?
R.. Ser un hombre libre y de buenas costumbres. P.: ¿Qué es la
Francrnasonería?
R.: Es un conjunto de enseñanzas relativas a la moral,
presentadas y explicadas bajo la forma de símbolos y de alegorías.
P.: ¿Por qué os habéis hecho recibir francmasón?
R.: Porque estaba en las tinieblas y deseaba la luz.
P.: ¿Qué edad tenéis?
R.: Tengo . . . años, pues sólo he ascendido las ... primeras gradas
de la escala que conduce al conocimiento.
P.: ¿Qué significa la palabra sagrada B ... ?
R.: Es el nombre de una columna de la entrada del templo de
Salomón, junto a la cual los aprendices cobran su salario.
P.: ¿Recibís un salario como aprendiz?
R.: Si, en la conciencia de haber cumplido fielmente mis deberes.
P.: ¿Qué es una logia justa y perfecta?
R.: Tres la dirigen, cinco la iluminan, siete la hacen justa y
perfecta.
P.: ¿Cómo habéis sido preparado exteriormente?
R.: Despojado de todos los metales y con los ojos vendados fui
conducido ante las puerta de la logia.
P.: ¿Por qué os fueron vendados los ojos?
R.. Para que mi ojo interior perciba mejor las cosas.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 30


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

P.: ¿Por qué habéis sido despojado de todos los metales?


R.: Porque son símbolo de la vanidad.
P.: ¿Cómo obtenéis el acceso a la logia.
R.: Por ... golpes que significan: Busca".! y encontraréis. Pedid y
se os dará. Llamad y se os abrirá. Encontraréis la Verdad, se os dará
la Luz, se os abrirá la Puerta del Templo.
P.: ¿Qué os ha sucedido dentro de la Logia?
R.: He cumplido 3 viajes llevado por mi conductor y escuchado
graves palabras.
P.: ¿Qué se ha exigido de vos?
R.: Una promesa que he prestado de mi libre voluntad.
P.: ¿Qué ha sucedido después?
R.: Fui proclamado francmasón.
P.: ¿Cuales son las tres grandes luces de la Masonería?
R.: El Libro de la ley, la Escuadra y el Compás.
P.: ¿Cuáles son las tres pequeñas luces?
R.: la Sabiduría que inventa, la Fuerza que ejecuta y la Belleza
que adorna.
P.. ¿Cuáles son las Joyas de la Logia de Aprendiz?
R.: La Escuadra, el Nivel y la Plomada, de donde provienen todos
los signos masónicos.
P.: ¿Cuáles son las herramientas del aprendiz?
R.: La Regla graduada, el Mazo y el Cincel. la primera que me
enseña a utilizar inteligentemente mi tiempo, el Mazo y el Cincel
para devastar la Piedra en Bruta de mis imperfecciones.
P.: ¿Cuál es la palabra de vuestro Grado:
R.: No sé leer ni escribir; dadme la primera letra y yo os daré la
segunda.
P.: ¿Cómo estáis vestido en Logia?
R.: Con un mandil, símbolo del trabajo que el masón debe realizar
en la búsqueda de la Verdad.
P.: ¿Por qué la bóveda celeste cubre el Templo?
R.: Porque siendo la Logia una imagen del Universo, manifiesta así
la grandiosidad del G.'.A.'.D.'.U.'.
P.: ¿Por qué vienes a este sitio?
R.: Para vencer mis pasiones y someter mi voluntad en busca de
mi propio perfeccionamiento.
P. :¿Qué traéis para ofrecernos?
R.': Amor, Tolerancia y Fraternidad.
P.: ¿Por qué os introdujeron en el Cuarto de Reflexiones?

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 31


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

R.: Para dejarme entregado a mis meditaciones y pensamientos,


consultar mi corazón en silencio y reflexionar con madurez sobre las
obligaciones que iba a contraer.
P.: ¿Qué visteis cuando se os dio la luz?
R.: Espadas cuyas puntas se dirigían a mi pecho, para mostrarme
que estarían prontas a defenderme si era fiel a mis promesas, como
a castigarme si fuese perjuro.
P.: ¿Por qué llamáis profano al mundo exterior?
R.: Porque está ante el Templo: Pro= delante, Fanum= Tem'plo.
P.: ¿Qué sitio se os señaló en logia?
R.: la Columna del Norte, porque aún mis ojos sólo pueden
soportar los reflejos de la Luz del Mediodía.
P.: ¿Por qué llamáis Neófito al que acaba de iniciarse?
R.: Porque es un hombre renovado recién nacido. Neo-nuevo, Fita-
luz.
P.: ¿Quién os ha instruido para darme esas contestaciones?
R.: El Ritual y el Libro de Aprendiz que he recibido bajo promesa
de conservarlo en reserva y lejos de ojos profanos. Las lecciones de
mi Segundo Vig.'., la atenta observación de los Maestros y
Compañeros, los trabajos en Logia y mi voluntad de aprender e
instruirme.
**Nota. En el texto de este Libro, el Aprendiz encontrará
respuestas ampliatorias
VUESTRA MISIÓN

Nuestra Orden ha subsistido a través de los siglos dejando a su


paso decenas de otros tipos de instituciones filosóficas, políticas,
benéficas o humanistas que muchas veces brillaron con intensidad y
fuerza pero que han desaparecido en el transcurso de los tiempos. El
porqué principal a esa diferencia obedece a que en éstas
predominaron los hombres como tales mientras, que en nuestra
Orden más que el valor de sus componentes predominan los
Principios que proclama, las doctrinas que sustenta y la búsqueda
de una Verdad que nos acerque a los misterios de la Creación, de la
Vida y de la Muerte.
Nos reunimos en Templos saturados de vibraciones de amor y
fraternidad, que cada uno de nosotros emitimos si tenernos la
mente limpia y el corazón abierto con generosidad y amplitud y a la
vez, captamos las de nuestros HH∴ en lo más profundo de nuestra
alma y sentimientos. Desgraciado el día que al entrelazar nuestras
manos en la mística C:. de Unión, no percibamos esa sensación
emotiva de Amor y Fraternidad.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 32


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Combatimos el dogmatismo de cualquier clase que sea porque


su práctica paraliza la Razón e impide la evolución de la Mente
transformando la búsqueda de la Verdad en una Verdad ya realizada
e inamovible.
De nuestras Templos se han irradiado en el Transcurso de sus
casi tres siglos de existencia, especulativa, la inmensa mayoría de
las ideas redentoras del hombre y de la humanidad; desde la
Libertad de Pensamiento, los Derechos del Hombre, la Democracia
no sólo en su aspecto político y su concepción corno idea sino corno
forma de convivir. Sus hombres las han llevado a la ejecución siendo
ellos personalmente los paladines de la Libertad de los pueblos,
creadores de ley y Constituciones; combatientes contra la
explotación del hombre por el hombre, el sufragio universal la
sociedad de las Naciones decenas, de instituciones de bien público y
en fin todo aquel lo que el ideario humano ha podido concebir para
la fraternidad entre los pueblos.
En la quietud y serenidad de nuestras Templos debemos
retemplar nuestras armas prepararnos y capacitarnos para como
ayer, crear un nuevo mundo en que las guerras internas y externas,
el hambre la persecución y el sufrimiento, sean reemplazados por el
triunfo de nuestras .eternas trilogías, L∴ I∴ F∴ y C∴ J∴ T∴
Y para ello, ¿de dónde tiene que salir? ¿Quiénes son los
verdaderos herederos de esa sublime misión? ¿Quiénes la llevarán a
la práctica? La respuesta es evidente: vosotros los Aprendices, que
habéis llegado con ese fuego sagrado llamando a esa puerta por tres
veces.
No es cuestión, QQ∴ AA∴ querer triunfar en un día, ni salir a la
calle a gritar vuestras angustias y anhelos que también son los
nuestros, ni desilusionarse por no ver ya ahora realizados los
impulsos de vuestros nobles y bellos sentimientos.
Debéis recapacitar. la Masonería es algo más profundo que una
ilusión o un desencanto. No define la Verdad ni positiva ni
normativamente; mediante su simbología nos pone en contacto con
todas las actitudes que han llegado a concebir los hombres. No
afirma ni dogmatiza en ningún sentido, nos invita a conocer todos
los dogmatismos y agnosticismos ya sean filosóficos o religiosos,
científicos o morales, políticos o sociales para así tener plena
conciencia con conocimiento de causa, al margen de todo prejuicio o
sectarismo en cuanto atañe al hombre en su extraordinario devenir
y capacitarnos para la búsqueda de la Verdad en la inmensidad del
ideario humano.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 33


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

Para ello, la Masonería nos ofrece sus Principios y su


Simbología, si sabemos buscar mediante el estudio y la reflexión su
sentido y contenido esotérico utilizando la Razón y la Inteligencia.
Si el Mazo y el Cincel trabaja eternamente puliendo nuestra
Piedra en Bruto podremos pregonar con orgullo y satisfacción
nuestra condición de Masón y proyectarla en nuestra familia; siendo
más buenos y comprensibles con los nuestros, en la vida profana;
inspirando corrección y honestidad, con nuestros amigos;
prodigando cordialidad y afecto y sobre todo actuando con
humildad, esa humildad digna que ennoblece y eleva, para que
cuando en el mundo profano se juzgue a un masón, se pueda
desconocer o no compartir su doctrina pero jamás se dude de su
bondad, corrección y virtud.
Nuestra Orden no puede ni debe señalar un camino
preestablecido ante los distintos problemas de índole Universal, pero
facilita las armas y los medios a sus miembros para mantenerlos
libres y despiertos en un estado permanente de superación y
perfección asimilando así principios, doctrinas y sentimientos que los
habiliten como poderosos eslabones para esos objetivos de
fraternidad humana proyectados social, política y filosóficamente en
el hirviente mundo que vivimos.
QQ∴ HH∴ Tenéis en vuestras manos perfectos materiales en
Símbolos y Alegorías, conocimientos de técnica masónica en rituales
reglamentos y literatura; colaboración humana en vuestros HH∴ y
en fin, si la inquietud, el deseo y la voluntad impera en vuestro
espíritu la plenitud masónica está fácilmente a vuestro alcance.
Y para terminar: Hablamos de L∴ I∴ F∴ , C∴ J∴ T∴ , de
Tolerancia; definimos Virtudes y proclamamos Principios, pero tened
presente que lo único que hace a la Eternidad de nuestra Orden, es
el estado anímico y espiritual del masón que le permite sentir en lo
más hondo de su ser el amor Fraternal porque la Fraternidad no es
sólo el estimarse y tolerarse dentro del Templo, o la sonrisa amable
ante un mantel blanco o la charla agradable y simpática. Es algo
más, es algo más profundo más intenso; es la mano estirada para
ayudar; es el corazón sufriente por el sufrimiento ajeno; es el gesto
amable en la contradicción; es la preocupación por el Hermano por
su familia y sus problemas; es saber brindarse espontáneamente sin
que se pida, sin recompensa y en silencio; porque el que llega a
sentir en su corazón la alegría de esa Fraternidad, ya tiene
suficiente, ya ha sido altamente pagado.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 34


GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
LIBRO DEL APRENDIZ

BIBLIOGRAFIA
Se citan como obras de consulta y sin perjuicio de otra abundante bibliografía masónica: A. ALM El DA - "Consultor del
Masón”
FE LIX CHAPARRO - "José Roque Pérez".
- "Diccionario Enciclopédico de la Masonería".
FRANCISCO FERNANDEZ - "Rituales de ler. Grado y compromisos de alianza". JOSE GONZALEZ GINORIO - "Las
fuentes del derecho Masónica". EUGENE LENNOFF - "los Masones ante la Historia". MARTIN LAZCANO - "las
asociaciones Secretas". - "los 33 puntos del aprendiz Francmasón". MAGISTER - "Manual del Aprendiz".
A. G. MAKEY - "El Simbolismo Francmasónica". A. MICHA - "El Templo de la Verdad".
JOSE FORT NEWTON -"los Arquitectos".
FABIAN ONSARI - "San Martín, la Logia Lautaro y la Francmasonería". J. M. RAGON - "Curso filosófico de las
iniciaciones".
LUIS UMBERT SANTOS - "Taller de la Francmasonería".
LUIS UMBERT SANTOS - "Manual Ortodoxo del Aprendiz Masón". LUIS UMBERT SANTOS - "Catecismo
Masónico".
LUIS UMBERT SANTOS - "Cartilla del Francmas6n". LUIS UMBERT SANTOS - "¿Por qué soy Masón? ".
ANTONIO R. ZUÑIGA - "la Logia Lautaro y la Independencia de América". A. LAPPAS - "la Masonería Argentina a
través de sus hombres".
Consultar en nuestra Biblioteca.

"G.O.F.R.A." edic. 1/2001 Pág. 35

Intereses relacionados