Está en la página 1de 63

TRIBUNAL ELECTORAL DEL ESTADO

SALA DE SEGUNDA INSTANCIA

RECURSO DE APELACIÓN

EXPEDIENTE: TEE/SSI/RAP/035/2010.

ACTOR: COALICIÓN “GUERRERO NOS UNE”,


INTEGRADA POR LOS PARTIDOS
POLÍTICOS: DE LA REVOLUCIÓN
DEMOCRÁTICA, CONVERGENCIA Y DEL
TRABAJO.

AUTORIDAD RESPONSABLE: CONSEJO


GENERAL DEL INSTITUTO ELECTORAL DEL
ESTADO DE GUERRERO.

TERCERO INTERESADO: COALICIÓN


“TIEMPOS MEJORES PARA GUERRERO”,
INTEGRADA POR LOS PARTIDOS
POLÍTICOS: REVOLUCIONARIO
INSTITUCIONAL, VERDE ECOLOGISTA DE
MÉXICO Y NUEVA ALIANZA.

MAGISTRADA PONENTE: MTRA. ALMA


DELIA EUGENIO ALCARAZ.

Chilpancingo, Guerrero, a diecinueve de noviembre de dos mil diez.

V I S T O S para resolver los autos del expediente número


TEE/SSI/RAP/035/2010, relativo al Recurso de Apelación interpuesto por el
ciudadano GUILLERMO SÁNCHEZ NAVA, representante de la Coalición
“Guerrero Nos Une” ante el Instituto Electoral del Estado de Guerrero,
mediante el cual impugna la resolución 027/SE/02-11-2010, relativa al
dictamen 018/CEQD/17-10-2010, por el que se determina la viabilidad de las
medidas cautelares solicitadas por la Coalición “Tiempos Mejores para
Guerrero”, a través de su representante acreditado ante el VI Consejo Distrital
Electoral, con cabecera en Ometepec, Guerrero, en el expediente de Queja
IEEG/CEQD/044/2010, de fecha dos de noviembre del año dos mil diez; y

R E S U L T A N D O S:

Que de conformidad con lo expresado en el medio de impugnación, así como


de las constancias que obran en el expediente, se desprende:

1. Presentación del Escrito de Queja. Con fecha catorce de octubre de dos


mil diez, el C. LIC. GERARDO PEREA MONTAÑO, en su carácter de
2 TEE/SSI/RAP/035/2010.

representante propietario de la Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero”


ante el VI Consejo Distrital Electoral, presentó escrito de queja por infracciones
graves a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero, en contra del C. ANGEL HELADIO AGUIRRE RIVERO, virtual
candidato a gobernador de la Coalición “Guerrero Nos Une” consistentes en
actos anticipados de campaña electoral.

2. Acuerdo de Recepción de la Denuncia. Mediante acuerdo de fecha


catorce de octubre de dos mil diez, el C. Pedro Balente Billanueva, en su
carácter de Presidente del VI Consejo Distrital Electoral con cabecera en
Ometepec, Guerrero, emitió acuerdo mediante el cual recibió la queja, ordenó
su registro, señaló fecha y hora para la realización de la inspección ocular en
los lugares señalados por el denunciante en su escrito correspondiente;
remitió al Secretario General del Instituto Electoral del Estado, la queja de
referencia para su trámite correspondiente; ordenó integrar el cuadernillo con
las copias certificadas de las constancias remitidas para su archivo y ordenó
notificar personalmente el acuerdo al denunciante.

3. Acuerdo de Admisión, Emplazamiento y Determinación Respecto a las


Medidas Cautelares Solicitadas en la Queja. Mediante Acuerdo de fecha
quince de octubre del presente año, dictado por el ciudadano ARTURO
PACHECO BEDOLLA, Presidente de la Comisión Especial para la
Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas por Violaciones a la
Normatividad Electoral, por ante el ciudadano RAMÓN RAMOS PIEDRA,
Secretario Técnico de dicha Comisión, se tuvo por presentando al promovente
la queja administrativa en materia electoral; se admitió a trámite; se tuvo por
desahogada la inspección solicitada por la Coalición “Tiempos Mejores para
Guerrero” en su escrito de queja; se ordenó emplazar a los denunciados al C.
ÁNGEL HELADIO AGUIRRE RIVERO y a la Coalición “Guerrero Nos Une”;
se determinó proponer al Consejo General del Instituto Electoral del Estado, la
procedencia de la medida cautelar consistente en el retiro de la propaganda
solicitada por el quejoso y, por último, se instruyó al Secretario General del
Instituto Electoral del Estado para llevar a cabo el desahogo de las diligencias
3 TEE/SSI/RAP/035/2010.

ordenadas en el acuerdo y lo autorizó para que designará el personal


necesario para su debido cumplimiento.

4. Emisión del Dictamen Número 018/CEQD/17-10-2010. Con fecha ocho


(sic) de octubre de dos mil diez, la Comisión Especial para la Tramitación de
Quejas y Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral,
emitió el dictamen número 018/CEQD/17-10-2010, en el cual determina la
viabilidad de las medidas cautelares solicitadas por el representante de la
Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero”, a través de su representante
acreditado ante el VI Consejo Distrital Electoral en el expediente relativo a la
queja IEEG/CEQD/044/2010.

5. Contestación a la Queja. Mediante escritos presentados ambos en fecha


veinticinco de octubre dos mil diez, el C. ANGEL HELADIO AGUIRRE
RIVERO, y el C. GUILLERMO SÁNCHEZ NAVA, ante el Consejo General del
Instituto Electoral del Estado; dieron contestación a la queja, ofreciendo las
pruebas que consideraron conducentes.

6. Emisión de la Resolución Número 027/SE/02-11-2010. Con fecha dos de


noviembre del año dos mil diez, el Consejo General del Instituto Electoral del
Estado, emitió la resolución número 027/SE/02-11-2010 relativa al dictamen
018/CEQD/17-10-2010, por el que se determina la viabilidad de las medidas
cautelares solicitadas por la Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero”, a
través de su representante acreditado ante el VI Consejo Distrital Electoral en
el expediente relativo a la queja IEEG/CEQD/044/2010.

7. Presentación del Recurso de Apelación. Con fecha seis de noviembre de


dos mil diez, el C. GUILLERMO SÁNCHEZ NAVA, Representante de la
Coalición “Guerrero Nos Une” ante el Consejo General del Instituto Electoral
del Estado, interpuso ante el Instituto referido, Recurso de Apelación en contra
de la resolución 027/SE/02-11-2010, relativa al dictamen 018/CEQD/17-10-
2010 por el que se determina la viabilidad de las medidas cautelares
solicitadas por la Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero”, a través de su
4 TEE/SSI/RAP/035/2010.

representante acreditado ante el VI Consejo Distrital Electoral en el expediente


relativo a la queja IEEG/CEQD/044/2010.

8. Recepción del Expediente en el Tribunal Electoral del Estado. Mediante


oficio número 1505/2010 de fecha diez de noviembre de dos mil diez, el
Consejo General del Instituto Electoral del Estado, por conducto de su
Consejero Presidente, remitió a este Tribunal el expediente número
IEEG/RAP/035/2010, integrado con motivo del Recurso de Apelación que se
resuelve.

9. Remisión del Recurso a la Magistrada Ponente. Por oficio número


SSI/594/2010, de fecha diez de noviembre del presente año, suscrito por el C.
J. JESÚS VILLANUEVA VEGA, Presidente del Tribunal Electoral del Estado,
se remitió el expediente que se resuelve a la Magistrada ponente.

10. Recepción del Recurso y Requerimiento de Información. Mediante


acuerdo de fecha once de noviembre del año en curso, se recepcionó el
presente expediente, ordenándose por auto de fecha doce del mismo mes y
año, requerir a la Autoridad Responsable información diversa, para estar en
condiciones resolver el Recurso de Apelación.

11. Recepción de la Información Solicitada. Por auto de fecha quince de


noviembre del año que transcurre, se tuvo por recibida la documentación
solicitada, mediante auto de fecha once de noviembre del año en curso,
misma que se ordenó agregar a los autos del expediente que se resuelve.

12. Auto de Admisión y Cierre de Instrucción. Mediante proveído de fecha


diecisiete de noviembre del año en curso, la Magistrada ponente Alma Delia
Eugenio Alcaraz, tuvo a la Autoridad Responsable por cumplida de las
obligaciones que le imponen el artículo 21 y 22 de la Ley procesal electoral,
asimismo, ordenó la admisión del recurso que nos ocupa al reunir los
requisitos de Ley, por lo que, al estar sustanciado el expediente, declaró
cerrada la instrucción. En consecuencia, ordenó formular el proyecto de
5 TEE/SSI/RAP/035/2010.

resolución para someterlo a la consideración del Pleno de esta Sala de


Segunda Instancia.
C O N S I D E R A N D O S:

PRIMERO. Competencia. Esta Sala de Segunda Instancia del Tribunal


Electoral del Estado de Guerrero, es competente con plena jurisdicción, para
conocer y resolver el Recurso de Apelación, atento a lo dispuesto por el
artículo 25 párrafos vigésimo quinto, vigésimo sexto y vigésimo octavo de la
Constitución Política del Estado de Guerrero; 5, 9 y 44 fracción l de la Ley del
Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de
Guerrero; 1, 4 fracción I y 15 fracción lV de la Ley Orgánica del Tribunal
Electoral y 5 fracciones I, III, VIII y X del Reglamento Interior del Tribunal
Electoral del Estado.

SEGUNDO. Requisitos de Procedencia. Previo al estudio de fondo del


medio de impugnación que se analiza, es necesario determinar si el escrito de
demanda reúne los requisitos de procedibilidad previstos en los artículos 11,
12, 17 fracción I, inciso a), 44, segundo párrafo, fracción I y 49 fracción I de la
Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado,
por ser su estudio preferente y de orden público, pues de no reunirse, se hace
improcedente entrar al análisis de fondo del acto reclamado.

a) Oportunidad. El medio de impugnación fue presentado dentro del plazo


legal de cuatro días a que se refiere el artículo 11 de la Ley del Sistema de
Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, como se
razona en el apartado de causales de improcedencia, al estar controvertida la
oportunidad de su presentación.

b) Forma. El ocurso que contiene el medio de impugnación objeto de estudio


cumple con los requisitos generales previstos en el artículo 12 de la Ley del
Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de
Guerrero, en razón de que la demanda se interpuso por escrito ante la
Autoridad Responsable; en ella se satisfacen las exigencias formales para su
6 TEE/SSI/RAP/035/2010.

presentación, como son: señala el nombre del Actor y domicilio para oír y
recibir notificaciones, así como a las personas autorizadas para los mismos
efectos; menciona expresamente el acto impugnado y la Autoridad
Responsable; precisa de manera expresa los hechos en que basa la
impugnación; los agravios que le causa el acto impugnado; los preceptos
presuntamente violados; relacionó las pruebas que aportó y consta en la
demanda; el nombre y firma autógrafa del promovente.

Por cuanto al requisito de procedencia del medio de impugnación previsto en


el artículo 44, segundo párrafo, fracción I de la Ley Adjetiva Electoral, se
cumple, puesto que el acto del cual emana la inconformidad del Recurrente
(Resolución 027/SE/02-11-2010), es emitido por el Consejo General del
Instituto Electoral del Estado.

c) Legitimación. El medio de impugnación fue promovido por parte legítima,


conforme a lo dispuesto por el artículo 16 fracción l y 17 fracción l, en relación
con el párrafo segundo, fracción l del artículo 22 y 49 fracción l de la Ley del
Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de
Guerrero Número 144, los cuales establecen:

“ARTICULO 16.- Son partes en el procedimiento de los medios de


impugnación las siguientes:

I. El actor, que será quién estando legitimado lo presente por sí mismo o,


en su caso, a través de representante, en los términos de este
ordenamiento..”

“ARTICULO 17.- La presentación de los medios de impugnación


corresponde a:

I. Los partidos políticos a través de sus representantes legítimos,


entendiéndose por éstos:

a) Los registrados formalmente ante el Órgano Electoral responsable,


cuando éste haya dictado el acto o resolución impugnado. En este caso,
sólo podrán actuar ante el órgano en el cual estén acreditados…‖

“ARTÍCULO 22.

El informe circunstanciado que debe rendir la autoridad responsable, por
lo menos deberá contener:

I. En su caso, la mención de si el promovente o el compareciente, tienen


7 TEE/SSI/RAP/035/2010.

reconocida su personería…”

“ARTICULO 49.- Podrán interponer el recurso de apelación:

I. De acuerdo con lo previsto en el artículo 44 de esta ley, los partidos


políticos, a través de sus representantes legítimos…”

Ahora bien, es de precisar que de conformidad con lo dispuesto por el artículo


25 párrafo sexto y décimo de la Constitución Política del Estado Libre y
Soberano de Guerrero, los Partidos Políticos, son entidades de interés público,
con derecho de participar en las elecciones locales debiendo sujetarse a lo
dispuesto por la Ley.

En el caso que nos ocupa el C. GUILLERMO SÁNCHEZ NAVA, promueve en


su carácter de representante de la Coalición “Guerrero Nos Une” ante el
Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guerrero, integrada con
base en el artículo 68 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales
del Estado de Guerrero, por los Partidos Políticos: de la Revolución
Democrática, Convergencia y del Trabajo, coalición que de conformidad con lo
previsto por el artículo 69 fracción I, en relación con el artículo 73 fracción XI,
de la referida ley, acreditó al promovente como su representante, así como
para la interposición de los medios de impugnación.

En términos de lo anterior, la legitimación del recurrente se encuentra


debidamente acreditada, por ser del dominio general que los partidos políticos
que integran la Coalición “Guerrero Nos Une”, tienen reconocido su registro
como partidos políticos nacionales por el Instituto Electoral del Estado, de
conformidad con el artículo 28 de la Ley de Instituciones y Procedimientos
Electorales del Estado de Guerrero, y, están legitimados para formar
coaliciones y en su caso promover los medios de impugnación, atento a lo
dispuesto por el artículo 49 fracción I de la Ley del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral del Estado.

En ese mismo tenor, la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia


Electoral del Estado, en su artículo 17 fracción I, inciso a), establece que la
8 TEE/SSI/RAP/035/2010.

presentación de los medios de impugnación corresponde a los Partidos


Políticos en el caso concreto a las coaliciones a través de sus Representantes
legítimos, entendiéndose por ellos a los registrados formalmente ante el
Órgano Electoral responsable, que dictó el acto o resolución impugnado,
confirmándose la legitimidad en virtud de que la Autoridad Responsable al
rendir el Informe Circunstanciado, a foja 34 del expediente que se resuelve,
reconoce la personalidad del promovente, documental a la que se le otorga
valor probatorio pleno en términos de lo dispuesto por el artículo 20 párrafo
segundo de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado de Guerrero.

d) Personería. En los mismos términos, la personería del C. GUILLERMO


SÁNCHEZ NAVA, en su carácter de representante de la Coalición “Guerrero
Nos Une” ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de
Guerrero, se encuentra debidamente acreditada en términos del artículo 17
fracción I, inciso a) de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en
Materia Electoral del Estado con la constancia exhibida por el promovente y
con el informe rendido por la responsable.

Conforme al análisis anterior, esta Sala de Segunda Instancia considera que


se cumplen los requisitos de procedencia estipulados en los artículos 11, 12,
17 fracción I, inciso a), 44, párrafo segundo, fracción I y 49 fracción I de la Ley
del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado
Número 144.

e) Escrito de Tercero Interesado. Durante la tramitación del Recurso de


Apelación que se resuelve, mediante escrito presentado el nueve de
noviembre del año en curso, compareció el C. ROBERTO TORRES
AGUIRRE, en su calidad de representante propietario de la Coalición
“Tiempos Mejores para Guerrero”, ante el Consejo General del Instituto
Electoral del Estado, ostentándose con el carácter de tercero interesado.
9 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Escrito que fue presentado dentro del plazo legal previsto para esos efectos,
ya que el término de conformidad con la certificación del Secretario General
del Instituto Electoral del Estado, a foja 18, inició a las doce horas del día siete
de noviembre de dos mil diez y feneció a las doce horas del día nueve del mes
y año citado, habiéndose recibido el referido escrito a las once horas con
cuarenta y tres minutos del día nueve de noviembre de dos mil diez, por lo que
su presentación fue en tiempo.

En el escrito del tercero interesado se hace constar el nombre y firma


autógrafa del compareciente, el domicilio para oír y recibir notificaciones y las
personas autorizadas para ese efecto; así también, se formulan la oposición a
las pretensiones del actor, tercero interesado que tiene reconocida
legitimación, pues en términos del artículo 16, párrafo primero fracción lll, de la
Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, la
Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero” tiene un derecho oponible al de la
actora, en tanto que su pretensión es que se califiquen de improcedentes los
agravios expresados, así como que se confirme el acto impugnado.

TERCERO. Estudio de Causales de Improcedencia. En razón de que las


causales de improcedencia son de orden público y de observancia obligatoria,
su análisis es preferente al estudio de fondo.

Al respecto tiene aplicación la siguiente tesis relevante emitida por la Sala de


Segunda Instancia de este Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, cuyo
rubro y texto es el siguiente:

“IMPROCEDENCIA. SU ANÁLISIS DEBE SER PREVIO Y DE OFICIO.


Conforme al artículo 1 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en
Materia Electoral del Estado, que establece que sus disposiciones son de
orden público y de observancia general, y con base en que la procedencia de
todo medio de impugnación es un presupuesto procesal que debe estudiarse
en forma previa, el Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, debe examinar
con antelación y de oficio la procedencia de los medios impugnativos en
materia electoral, con independencia de que sea alegado o no por las partes.

Juicio Electoral Ciudadano.- TEE/SSI/JEC/098/2008.- Actores: Daniel Meza


López y Eger Gerardo Gálvez Pineda.- 12 de octubre de 2008.- Unanimidad
de votos.- Ponente: Magistrado Isaías Sánchez Nájera.‖
10 TEE/SSI/RAP/035/2010.

La Autoridad Responsable expresa en su Informe Circunstanciado que en el


Recurso de Apelación que promueve la Coalición “Guerrero Nos Une”, a
través de su representante acreditado ante el Instituto Electoral del Estado, se
actualizan las causales de improcedencia previstas en las fracciones I, III y V,
del artículo 14 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado, las cuales para un mejor análisis se transcriben:

―ARTICULO 14. Los medios de impugnación previstos en esta ley serán


improcedentes en los siguientes casos:

I. Cuando el medio de impugnación no se presente por escrito ante la


autoridad correspondiente; omita cualquiera de los requisitos previstos por las
fracciones II u VIII del artículo 12 de este mismo ordenamiento; resulte
evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se derive de las
disposiciones del presente ordenamiento, se desechará de plano. También
operará el desechamiento a que se refiere este párrafo, cuando no se
formulen hechos y agravios o habiéndose señalado sólo hechos, de ellos, no
se pueda deducir agravio alguno;

III. Cuando se pretenda impugnar actos o resoluciones: que no afecten el


interés jurídico del actor; que se hayan consumado de un modo irreparable;
que se hubieren consentido expresamente, entendiéndose por éstos las
manifestaciones de voluntad que entrañen ese consentimiento; o aquellos
contra los cuales no se hubiere interpuesto el medio de impugnación
respectivo, dentro los plazos señalados en esta ley;

V. Que no se hayan agotado las instancias previas establecidas por la ley para
combatir los actos o resoluciones electorales y en virtud de las cuales se
pudieran haber modificado, revocado o anulado; y…‖

De las fracciones antes referidas, y contrario a lo aducido por la responsable


se puede advertir que ninguna de ellas se actualiza en el caso bajo estudio,
por las razones lógico-jurídicas que a continuación se precisan:

Por lo que se refiere a la causal prevista por la fracción I del citado artículo,
después del estudio y análisis del medio de impugnación interpuesto, contrario
a lo sostenido por la responsable, se observa que la demanda cumple con los
requisitos de procedencia estipulados en los artículos 11, 12, 17 fracción I,
inciso a), 44, párrafo segundo, fracción I y 49 fracción I de la Ley del Sistema
de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, sin que se
11 TEE/SSI/RAP/035/2010.

advierta que se configure una notoria improcedencia que se derive de las


disposiciones de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado.

De igual forma no se actualiza la causal prevista en la fracción III del artículo


antes citado, esto es, que el acto o resolución impugnado se haya consumado
de un modo irreparable.

Al respecto, un medio de impugnación resulta improcedente si se pretenden


impugnar actos o resoluciones que se han consumado de un modo
irreparable, teniéndose como tales a aquellos que, al producirse todos y cada
uno de sus efectos y consecuencias, material o legalmente, ya no pueden
ser restituidos al estado en que se encontraban antes que se cometieran las
presuntas violaciones reclamadas, es decir, se consideran consumados los
actos que, una vez emitidos o ejecutados, provocan la imposibilidad de
resarcir al promovente en el goce del derecho que se estima violado.

En el asunto en estudio, la Autoridad Responsable en su Informe


Circunstanciado, aduce sustancialmente, que la orden dada a la Coalición
“Guerrero Nos Une” de retirar la propaganda a la que se alude en el escrito de
queja, resulta un acto consumado, toda vez que en materia electoral no existe
la suspensión del acto reclamado y por lo tanto el retiro de la propaganda se
debió haber realizado dentro de las veinticuatro horas siguientes a su
notificación como lo refiere el punto resolutivo respectivo de la resolución
impugnada.

Visto el argumento vertido por la responsable, de conformidad con lo dispuesto


por el artículo 24 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado, esta autoridad jurisdiccional por acuerdo de fecha doce
de noviembre del dos mil diez, requirió al Presidente del Consejo General del
Instituto Electoral del Estado informara y remitiera a este Órgano Jurisdiccional
las actuaciones sobre el cumplimiento dado al punto segundo de la resolución
número 027/SE/02-11-2010, esto es al retiro de la propaganda. Por oficio
12 TEE/SSI/RAP/035/2010.

número 1652/2010, de fecha 14 de noviembre de dos mil diez, el Secretario


General de dicho organismo, Licenciado CARLOS ALBERTO VILLALPANDO
MILIÁN, informó lo siguiente:

“Primero.- Conforme a la certificación realizada por el suscrito de fecha diez


de noviembre del año en curso, se hizo constar que la Coalición ―Guerrero Nos
Une‖ no informó sobre el cumplimiento dado a la resolución 035/SE/02-11-
2010.

Segundo.- Con base en la certificación referida en el punto que antecede, el


Consejero Presidente de este Instituto Electoral el día doce del presente mes y
año, determinó requerir a la citada Coalición para que dentro del plazo de doce
horas siguientes a su notificación informara sobre el cumplimiento dado a la
resolución aludida, apercibido que en caso de no hacerlo se haría acreedor a
alguna de las medidas de apremio que contempla el artículo 36 de la Ley del
Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, de
aplicación supletoria a la Ley electoral local.

Tercero.- Cumplido el plazo aludido en el punto que antecede, el suscrito


certificó que dentro de dicho término, la Coalición ―Guerrero Nos Une‖ no
había informado lo requerido.‖

De la lectura del informe rendido por la Autoridad Responsable se advierte que


contrario a lo sostenido por ésta, no se está ante un acto consumado, toda vez
que no existe constancia alguna que demuestre que se retiró la publicidad
descrita en la diligencia de inspección ocular desarrollada por el VI Consejo
Distrital Electoral, por lo que no se actualiza la causal de improcedencia
aducida.

Por lo que respecta a la causal de improcedencia, consistente en que no se


hubiere interpuesto el medio de impugnación dentro de los plazos señalados
por la Ley, la Autoridad Responsable al rendir su Informe Circunstanciado
aduce que:

―El Recurso de Apelación que nos ocupa no se encuentra promovido dentro del
término que legalmente establece el artículo 11 de la Ley de la materia, en virtud de
que impugna hechos que nacieron al conocimiento de las partes mediante un
dictamen emitido por la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y
Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral, cuyo contenido
fue conocido por el hoy actor desde antes que se sometiera a la aprobación del
Consejo General, por lo cual había transcurrido con exceso el término establecido por
la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, para la
interposición del medio de impugnación que ahora nos ocupa, por lo que desde este
momento reclamo la extemporaneidad de los agravios que aduce el accionante en su
escrito correspondiente‖.
13 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Contrario a lo sostenido por la Responsable cuando dice que la apelante tuvo


conocimiento del acto desde antes de que se sometiera a la aprobación del
Consejo General y que por ello el término para recurrir transcurrió en exceso,
debe decirse que no le asiste la razón, en virtud de lo siguiente:

Los dictámenes que emite la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas


y Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral del
Instituto Electoral del Estado, no constituyen un acto definitivo, puesto que con
fundamento en los artículos 351 de la Ley de Instituciones y Procedimientos
Electorales del Estado, y 29 párrafo segundo y 30 del Reglamento del
Procedimiento Sancionador del Instituto Electoral del Estado, los dictámenes
pueden ser aprobados, modificados o rechazados por el Consejo General del
Instituto Electoral del Estado; por lo que sólo cuando el dictamen sea
aprobado por parte del Consejo General, es cuando adquiere efectos jurídicos
para las partes en el procedimiento administrativo sancionador o contra
terceros.

En suma, el dictamen por sí solo no cumple con el principio de definitividad,


puesto que es hasta el momento en que se emite la resolución de aprobación
del dictamen cuando se permite conocer, la totalidad de los fundamentos y
motivos que se tuvieron en consideración para su pronunciamiento, así como
los puntos resolutivos de la misma y, consecuentemente, estar en aptitud legal
de producir una defensa completa y adecuada tendiente a obtener la debida
protección de sus derechos. Por lo tanto, el perjuicio definitivo se causa con el
dictado de la resolución, y no al momento de la emisión de un dictamen.

Por tanto, en caso de que la medida cautelar fuese conocida por el ahora
recurrente desde la fecha de la emisión del dictamen, resulta irrelevante
porque el mismo no causa aún el posible perjuicio, al contener solamente la
propuesta de la Comisión Especial al Consejo General de la aprobación de la
medida cautelar consistente en el retiro de la publicidad, por tanto, deviene en
improcedente la causal aducida, en virtud de que el medio de impugnación fue
promovido oportunamente y dentro del plazo legal establecido por el artículo
14 TEE/SSI/RAP/035/2010.

11 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del


Estado de Guerrero, en razón de que el acto reclamado (Resolución
027/SE/02-11-2010), fue emitido por la autoridad el día dos de noviembre del
presente año, habiéndose presentado el Recurso de Apelación el día seis de
noviembre del año en curso, es decir, dentro del plazo de los cuatro días que
refiere el fundamento legal referido, según se desprende de la certificación
levantada por el Secretario General del Instituto Electoral del Estado de
Guerrero, y del Informe Circunstanciado rendido por la Autoridad
Responsable, documentales a las que se les otorga valor probatorio pleno en
términos de lo dispuesto por el artículo 20 párrafo segundo de la Ley del
Sistema de Medios de ImpuIgnación en Materia Electoral del Estado de
Guerrero.

Por lo que respecta a la causal de improcedencia prevista en la fracción V del


artículo 14 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado, es de señalarse que si bien es cierto es invocada por la
citada Autoridad, no menos cierto es que no hace ningún razonamiento o
argumento del porque se actualiza dicha causal, sin embargo, atendiendo al
principio de exhaustividad, este Órgano Jurisdiccional Electoral arriba a la
conclusión que de la normatividad vigente no se desprende la existencia de
medio alguno que el recurrente deba agotar previo a acudir a éste órgano
jurisdiccional electoral, a fin de resolver la cuestión planteada por la impetrante

En razón de los argumentos vertidos, se llega a la convicción por parte de esta


Sala de Segunda Instancia que no le asiste la razón a la Responsable, por
cuanto hace a las causales de improcedencia que hizo valer, y como
consecuencia de ello, se declaran improcedentes.

Por su parte, el Tercero Interesado hace valer en su escrito, en el capítulo


correspondiente, medularmente señala las siguientes causales de
improcedencia:

“PRIMERA.- El recurso de apelación interpuesto por mi contraria debe


ser desechado de plano POR IMPROCEDENCIA DE LA VÍA, AL IMPUGNAR
15 TEE/SSI/RAP/035/2010.

UN ACTO NO CONTEMPLADO POR LOS ARTÍCULOS 44 Y 46 DE LA LEY


DEL SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL
DEL ESTADO DE GUERRERO.

SEGUNDA.- El recurso de apelación interpuesto por mi contraria debe


ser desechado de plano PORQUE IMPUGNA UN ACTO QUE NO AFECTA
EL INTERÉS JURÍDICO DEL ACTOR, causal prevista por los artículos 14,
fracciones I y III con relación al artículo 12, fracción VI, de la Ley del Sistema de
Medios de Impugnación en Materia; Electoral del Estado

Por otra parte es pertinente señalar que el recurso de apelación interpuesto


por mi contraria debe ser desechado de plano POR SER IMPROCEDENTE, EN
TERMINOS DE LOS ARTICULOS 14 FRACCION I Y 46 DE LA LEY DEL SISTEMA
DE MEDIOS DE IMPUGNACION EN MATERIA ELECTORAL DEL ESTADO DE
GUERRERO.

Artículo 14.- Los medios de impugnación previstos en esta ley serán


improcedentes en los siguientes casos:

I. Cuando el medio de impugnación no se presente por escrito ante la


autoridad correspondiente; omita cualquiera de los requisitos previstos por las
fracciones II u VIII del artículo 12 de este Mismo ordenamiento; resulte
evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se derive de las
disposiciones del presente ordenamiento, se desechará de plano. También
operará el desechamiento a que se refiere este párrafo, cuando no se formulen
hechos y agravios o habiéndose señalado sólo hechos, de ellos, no se pueda
deducir agravio alguno;
Artículo 46.- En cualquier tiempo, el recurso de apelación será procedente para
impugnar la determinación y, en su caso, la aplicación de sanciones, que en los
términos de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero realice el Instituto Electoral del Estado.

Primera.- Mi representada pretende obtener de esa autoridad


jurisdiccional, la declaración de improcedencia y desechamiento de plano del
Recurso de Apelación interpuesto, por frívolo e improcedente, en términos de lo
que establece el artículo 14, fracción III de la ley del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, y la consecuente
confirmación de la resolución impugnada, de fecha 02 de noviembre de 2010, por
ser improcedentes e inoperantes los agravios invocados, por las consideraciones
de derecho que en seguida se exponen.‖

En lo referente a la primera causal relativa a la improcedencia de la vía, aduce


la Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero”, Tercero Interesado, argumenta
que, de acuerdo al artículo 46 de la Ley de Medios, el Recurso de Apelación
sólo será procedente para impugnar la determinación, y en su caso la
aplicación de sanciones que en los términos de la Ley de Instituciones y
Procedimientos Electorales del Estado de Guerrero, realice el Instituto
16 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Electoral. Así también expone que, de la interpretación lógica y armoniosa de


los artículos 14 y 46 de la Ley de Medios, en relación con el artículo 330 de la
Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado, advierte que el
Recurso de Apelación es procedente en cualquier tiempo sólo para impugnar
la determinación o en su caso la aplicación de una sanción, decretada por el
Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guerrero, de ahí que el
Recurso interpuesto por la coalición actora, no combate la determinación o
aplicación de una sanción de las que señala el artículo 330 de la citada Ley
Electoral, puesto que la orden que dictó la Autoridad Responsable, de retirar la
propaganda por parte de la coalición recurrente, no está considerada como
una sanción de las establecidas en el diverso 330 antes referido, y por ello,
considera que es improcedente el presente Recurso.

Los argumentos antes referidos, son improcedentes por las razones


siguientes:

Contrario a lo sostenido por el Tercero Interesado, aún y cuando ya ha


quedado analizada la procedencia del medio de impugnación en el
considerando segundo de la presente resolución, debe decirse que la
procedencia del Recurso de Apelación en estudio se actualiza, en virtud de
que, el acto impugnado del que se duele la coalición actora se da dentro de la
etapa de preparación del proceso electoral, y derivado de un procedimiento
administrativo sancionador, en el que la Autoridad Responsable –Consejo
General del Instituto Electoral del Estado- aprueba la Resolución 027/SE/02-
11-2010, en la que ordena a la Recurrente el retiro de la publicidad constatada
en la diligencia que obra en la Queja de origen, luego entonces esta
determinación, impone a la Apelante un deber de hacer, lo que se traduce en
una carga impositiva, que es precisamente el acto del que se duele y que será
materia del estudio de fondo del presente medio de impugnación, carga
impositiva que de darse producirá sus efectos, sin que exista otro momento
legal en el cual inconformarse por este acto.
17 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Por lo que se concluye, y sin entrar al estudio de fondo que, el Recurso de


Apelación procede no sólo en contra de la imposición o aplicación de
sanciones, sino también de cualquier otra determinación o resolución del
Consejo General o de la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y
Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral del Instituto
Electoral del Estado, con motivo del procedimiento administrativo sancionador
electoral derivado de la interposición de una queja y sus actuaciones, ello
implica que admite la posibilidad de impugnar cualquier determinación, esto
es, cualquier decisión o resolución en torno a un procedimiento administrativo
sancionador electoral, mas no sólo la imposición o aplicación de una sanción
que ponga fin al mismo, máxime cuando la actora se duele de un acto que
puede afectarle en su esfera jurídica.

De lo anterior, es de desestimarse la causal de improcedencia hecha valer por


el Tercero Interesado.

En lo que se refiere a la segunda causal aducida por el Tercero Interesado,


respecto al argumento en donde manifiesta que el presente Recurso de
Apelación debe ser desechado de plano PORQUE IMPUGNA UN ACTO QUE
NO AFECTA EL INTERÉS JURÍDICO DEL ACTOR.

La causal de improcedencia invocada debe desestimarse, atento a las


consideraciones siguientes:

El interés jurídico es la relación que se presenta entre la situación jurídica


irregular que se denuncia y la providencia que se pide para subsanarla
mediante la correcta aplicación del derecho, en el entendido de que esa
providencia debe ser útil para tal fin.

Lo anterior, permite afirmar que únicamente puede iniciarse un procedimiento


por quien, al afirmar una lesión en sus derechos, solicita, a través del medio de
impugnación idóneo, ser restituido en el goce de tales derechos; es decir, tal
medio de impugnación debe ser apto para poner fin a la situación irregular
18 TEE/SSI/RAP/035/2010.

denunciada, con independencia de que la demanda se considere fundada o


infundada, pues ello constituye el estudio de fondo del asunto. Así, el análisis
del interés jurídico se hace únicamente para determinar si procede el dictado
de una sentencia de mérito.

Los partidos políticos son entidades de interés público, con derecho a


participar en las elecciones estatales y municipales, atento a lo dispuesto en el
artículo 25, párrafo tercero, de la Constitución Política del Estado; y para
garantizar los principios de constitucionalidad y legalidad de los actos y
resoluciones electorales, se ordena el establecimiento de un sistema de
impugnación, acorde a lo previsto en el párrafo Décimo Octavo del mismo
precepto invocado.

De una interpretación sistemática del contenido del precepto antes referido, se


puede afirmar que los partidos políticos que participan en el proceso electoral
local, además de tener un interés enfocado a sus propios derechos y
prerrogativas, también lo tienen respecto de que, durante el desarrollo del
proceso electoral, cada una de las determinaciones y resultados de las
elecciones se encuentren apegados a los principios de constitucionalidad y
legalidad.

De esta manera, cuando a su juicio estiman que no se cumplió con los


principios antes aludidos, además de estar legitimados para promover los
medios de impugnación, tratándose de actos o resoluciones que afectan su
esfera jurídica, también, en ese momento nace su interés jurídico para la
defensa de los derechos que de forma general estiman afectados, pues es su
deber velar porque todos los actos o resoluciones emitidos por las autoridades
comiciales no se aparten de los lineamientos contenidos en las normas
electorales, en tanto que los distintos medios impugnativos tienen como
finalidad primordial garantizar la legalidad y constitucionalidad de los actos y
resoluciones electorales.
19 TEE/SSI/RAP/035/2010.

En el caso concreto, de la lectura del Recurso de Apelación se desprende que


el representante de la Coalición “Guerrero Nos Une”, conformada por los
Partidos Políticos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia,
contrariamente a lo alegado por el Tercero Interesado, sí acredita su interés
jurídico, toda vez que aduce que la resolución que emite el Consejo General
del Instituto Electoral del Estado, es ILEGAL, en razón de que DE MANERA
infundada pretende ordenar a la COALICIÓN “GUERRERO NOS UNE”, para
que retire la publicidad constatada en diligencia de inspección llevada a cabo
por personal del Consejo Distrital Número Seis (sic), sin que dicha
determinación se encuentre fundada ni motivada, ya que la supuesta
publicidad constatada por el órgano electoral distrital bajo ninguna
circunstancia se acredita como propaganda electoral de su representada, en
virtud de no contener los símbolos o emblema de la coalición que representa,
ni mucho menos se está llamando a votar por la misma, ni señala la fecha de
la elección de que se trata, ni mucho menos señala la palabra voto; por lo que
no se le puede denominar propaganda electoral de esa coalición, por lo que la
resolución que se combate contraviene a los principios de legalidad y
seguridad jurídica que debe prevalecer en todo acto de autoridad; en base al
agravio aducido por el actor, se concluye que es a través del Recurso de
Apelación como pretende conseguir la reparación al orden jurídico electoral
presuntamente violado, que a la luz del acto controvertido, como ya se ha
señalado, resulta ser el medio de impugnación que procede.

En estas condiciones, debe considerarse que la parte actora, sí cuenta con el


interés jurídico necesario para promover el presente medio de impugnación,
pues en el escrito de demanda se aduce la infracción a un derecho sustancial,
siendo por ello necesaria la intervención de este órgano jurisdiccional para
obtener la reparación de la supuesta conculcación de ese derecho, y el
Recurso de Apelación es apto para conseguir la reparación de la providencia
solicitada, con independencia que resulte fundado o infundado; lo que en el
caso, resulta suficiente para tener por demostrado el interés jurídico de la
parte actora.
20 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Así lo ha considerado la Sala Superior, en el criterio de jurisprudencia S3ELJ


07/2002, visible en la Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis
Relevantes 1997-2002, pág. 131, cuyo rubro establece; INTERÉS JURÍDICO
DIRECTO PARA PROMOVER MEDIOS DE IMPUGNACIÓN. REQUISITOS
PARA SU SURTIMIENTO, al establecer que de satisfacerse el requisito
procesal anterior, resulta claro que el actor tiene interés jurídico procesal para
promover el medio de impugnación, lo cual conducirá a que se examine el
mérito de la pretensión del demandante.

Por cuanto a la tercera causal, en síntesis, la Coalición “Tiempos Mejores para


Guerrero”, Tercero Interesado, argumenta que debe ser desechado de plano por
ser improcedente, en términos de los artículos 14 fracción I y 46 de la Ley del
Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero,
esto es, porque resulte evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se
derive de las disposiciones del presente ordenamiento, y porque será
procedente solo para impugnar la determinación y, en su caso, la aplicación de
sanciones.

Por otra parte, en lo que respecta a la causal de improcedencia que hace valer
el Tercero Interesado, consistente en que el medio de impugnación que nos
ocupa es frívolo e improcedente, debe decir que contrario a lo señalado ésta
no se actualiza, toda vez que, de acuerdo con lo previsto en el artículo 14
fracción I de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado, así como, los criterios emitidos en Tesis de
Jurisprudencia como en resoluciones de la Sala Superior del Tribunal Electoral
del Poder Judicial de la Federación, el calificativo frívolo, aplicado a los medios
de impugnación electorales, se entiende referido a las demandas o
promociones en las cuales se formulen conscientemente pretensiones que no
se pueden alcanzar jurídicamente, por ser notorio y evidente que no se
encuentran al amparo del derecho o ante la inexistencia de hechos que sirvan
para actualizar el supuesto jurídico en que se apoyan. Lo anterior significa que
la frivolidad de un medio de impugnación implica que sea totalmente
intrascendente o carente de sustancia.
21 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Sin embargo, para desechar un recurso o juicio electoral por frívolo, es


necesario que esa frivolidad resulte evidente y notoria, de la sola lectura de la
demanda, lo cual en el caso no sucede, porque en un análisis exhaustivo del
escrito de demanda se puede observar que la coalición demandante, señala
hechos y conceptos de agravio que considera le causan la resolución
impugnada a su esfera jurídica, y su pretensión va encaminada a que este
órgano jurisdiccional se aboque al estudio de las mismas y revoque el acto
impugnado, lo cual, en forma evidente, no es carente de sustancia y tampoco
intrascendente, debiendo precisar que, en todo caso, su eficacia, para
alcanzar los extremos pretendidos, será motivo de análisis en el fondo de la
controversia; de ahí que sea dable concluir que no le asiste la razón al Tercero
Interesado, respecto a la improcedencia alegada.

Por cuanto a que el recurso sólo será procedente para impugnar la


determinación, y en su caso la aplicación de sanciones, tal estudio ha sido
materia de análisis en líneas anteriores por lo que se retoman los
razonamientos vertidos como si a la letra se insertaran.

Conforme a los razonamientos lógico-jurídicos antes referidos, se puede llegar


a la plena convicción de que son improcedentes los argumentos vertidos por el
Tercero Interesado por cuanto a las causales de improcedencia hechas valer
en su respectivo escrito.

CUARTO. Del Contenido del Medio de Impugnación. Al haberse declarado


la improcedencia de las causales hechas valer por la responsable, resulta
oportuno describir el contenido del medio de impugnación, escrito de tercero
interesado, informe circunstanciado, contenido del acto impugnado y actos
vinculados.

a).- Contenido del Medio de Impugnación. El recurrente hizo valer en su


escrito recursal lo siguiente:

“HECHOS
22 TEE/SSI/RAP/035/2010.

1.- Con fecha 13 de octubre del año en curso, la representación de la Coalición


Tiempos Mejores para guerrero, ante el VI Consejo Distrital Electoral presento
formal queja en contra del C. ÁNGEL HELADIO AGUIRRE RIVERO y la
Coalición Guerrero Nos Une por supuestos actos anticipados de campaña.

2.-La Presidencia del VI Consejo Distrital Electoral, remite la citada queja al


Consejo General del Instituto Electoral del Estado, quien a través de la Secretaria
General, lo turna a la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y
Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral.

3.-La Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas


por Violaciones a la Normatividad Electoral, del Instituto Electoral del Estado,
admite la queja a trámite, mediante auto de fecha 15 de octubre de 2010.

4.-Mediante dictamen numero 018/CEQD/17-10-2010 de fecha 8 DE OCTUBRE


DE 2010 (según lo estipula el dictamen de la comisión especial de quejas y
denuncias en la parte final de la hoja numero 17) la citada Comisión aprueba
proponer al Consejo General media cautelar.

5.-El día 2 de noviembre de 2010, el Consejo General del Instituto Electoral del
Estado aprueba la resolución número 027/SE/02-11-2010 que en sus puntos
resolutivos señala:

PRIMERO. -Se aprueba el dictamen 018/CEQD/17-10-2010, emitido por la


Comisión Especial para Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas por
Violaciones a la Normatividad Electoral, el cual forma parte de la presente
resolución para todos los efectos legales a que haya lugar.

SEGUNDO.- Con base en lo determinado en el punto que antecede, se ordena a


la Coalición "GUERRERO NOS UNE" por conducto de su representante
acreditado ante este Instituto Electoral el retiro de la Propaganda constatada en
la diligencia de inspección realizada por el VI Consejo Distrital Electoral, dentro
del Plazo de 24 horas siguientes a la notificación de la presente resolución,
debiendo notificar a este Instituto dentro de las doce horas siguientes el
cumplimiento al mismo, o bien, el impedimento que tengan para hacerlo. La
referida resolución emitida por el Consejo General del Instituto Electoral del
Estado, ocasiona a mi representada los siguientes:

AGRAVIOS

UNICO

FUENTE DE AGRAVIO.- Lo constituye la Resolución 027/SE/02-11-2010


aprobada por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de fecha 2 de
noviembre de 2010, en la queja NÚMERO: IEEG/CEQD/044/2010, en sus puntos
resolutivos primero y segundo señalan:
23 TEE/SSI/RAP/035/2010.

PRIMERO.- Se aprueba el dictamen 018/CEQD/17-10-2010, emitido por la


Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas por
Violaciones a la Normatividad Electoral, el cual forma parte de la presente
resolución para todos los efectos legales a que haya lugar.

SEGUNDO.-Con base en lo determinado en el punto que antecede, se ordena a


la Coalición "GUERRERO /VOS UNE" por conducto de su representante
acreditado ante este Instituto Electoral, el retiro de la Propaganda constatada en
la diligencia de inspección realizada por el VI Consejo Distrital Electoral, dentro
del Plazo de 24 horas siguientes a la notificación de la presente resolución,
debiendo notificar a este Instituto dentro de las doce horas siguientes, el
cumplimiento al mismo, o bien, el impedimento que tengan para hacerlo.

ARTÍCULOS LEGALES VIOLADOS.- Lo son los artículos 14 y 16 de la


Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 25 de la Constitución del
Estado Libre y Soberano del Estado de Guerrero; 1, 90, 99 fracciones I de la Ley
de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado; 29, 30, 31 y 32 del
Reglamento del Procedimiento Administrativo sancionador del Instituto Electoral
del Estado.

CONCEPTO DE AGRAVIO.- El acuerdo que se impugna es contrario a las


disposiciones que se citan como violadas, y por lo tanto, al principio de legalidad
y seguridad jurídica mismas que la autoridad señalada como responsable está
obligada a observar.

Resulta evidente que la resolución que emite el Consejo General del Instituto
Electoral del Estado, es ILEGAL, en razón de que DE MANERA por demás
infundada pretender ordenar a la COALICIÓN GUERRERO NOS UNE, para que
retire la publicidad constatada en diligencia de inspección llevada a cabo por
personal del Consejo Distrital numero VI, sin que dicha determinación se
encuentre fundada ni motivada, ya que la supuesta publicidad constatada por el
órgano electoral distrital bajo ninguna circunstancia se acredita como
propaganda electoral de mi representada en virtud de no contener los símbolos o
emblema de la Coalición que represento, ni mucho menos se está llamando a
votar por la misma, ni señala fecha de la elección de que se trata, ni mucho
menos señala la palabra voto; por lo que no se le puede denominar propaganda
electoral de esta Coalición; más aún cuando en el escrito de contestación de la
queja interpuesta en nuestra contra, negamos la autoría intelectual, así como la
distribución y colocación de la misma, por lo que la resolución que se combate
contraviene a los principio de legalidad y seguridad jurídica que debe prevalecer
en todo acto de autoridad.

En tal sentido, la resolución de fecha 2 de noviembre del año en curso, que por
esta vía se impugna, es a todas luces ilegal, en razón de que carece de la debida
fundamentación y motivación, para ordenar a la Coalición que represento el retiro
de la publicidad que fue verificada mediante diligencia de inspección de fecha 13
DE OCTUBRE del presente año,

Se sostiene lo anterior en virtud de que la citada publicidad verificada, la hoy


responsable la califica como propaganda electoral de la Coalición Gurrero Nos
24 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Une, sin fundar ni motivar con preceptos legales aplicables al caso concreto ni
mucho menos realiza razonamientos lógicos-jurídicos para arribar a dicha
determinación, de ahí que dicha resolución sea ilegal.

Ahora bien, de acuerdo al escrito de queja la publicidad que denuncia el partido


actor contiene las caracterizas siguientes: "la imagen del rostro del C. Ángel
Heladio Aguirre Rivero a quien se le identifica con un collar de flores en
tonos amarillos y naranja, una leyenda que dice: "ÁNGEL, NOS UNE",
enseguida una figura de corazón, color naranja, amarillo y rojo, en la parte
superior una franja horizontal, abajo unas alas en colores verde y rojo y
una aureola".

Como puede observarse las características descritas de la leyenda y símbolos de


la publicidad denunciada no encuadra con el significado de propaganda electoral
que regula el numeral 198 párrafo segundo de la Ley de Instituciones y
Procedimientos Electorales que en la misma se asienta como propaganda
electoral lo siguiente:

Se entiende por propaganda electoral, el conjunto de escritos, publicaciones,


imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante la campaña
electoral producen y difunden los partidos políticos o coaliciones, los candidatos
registrados y sus simpatizantes, con el propósito de presentar ante la ciudadanía
las candidaturas registradas.

Asimismo el artículo 6 fracción VII del Reglamento del Procedimiento


Administrativo Sancionador establece la definición de Propaganda electoral en
los términos siguientes:

VII.- Se entenderá por propaganda electoral, al conjunto de escritos,


publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante
la campaña electoral producen y difunden los partidos políticos, los candidatos
registrados y sus simpatizantes, con el propósito de presentar ante la ciudadanía
las precandidaturas o candidaturas registradas. Asimismo, que la misma
contenga las expresiones "voto", "vota", "votar", "sufragio", "sufragar", "comicios",
"elección", "elegir", "proceso electoral" y cualquier otra similar vinculada con las
distintas etapas del proceso electoral.

Pero más aún en el acta de diligencia de inspección no se describen


características de publicidad alguna, solamente se reseña direcciones y unidades
automotrices donde se menciona "si se constato la propaganda denunciada,
ya que se dio fe de tener a la vista una calcomanía con las características
de la propaganda denunciada"; pero no se describe la citada características,
pera aun así el órgano electoral la califica como propaganda.

Por lo anterior, de acuerdo al escrito de denuncia y de la inspección realizada la


publicidad que se denuncia y constatada en el lugar de los hechos no reúne las
características de propaganda electoral como erróneamente lo hace la
responsable; además la responsable no acredita ni de forma indiciaria que mi
representada sea quien la distribuyo y coloco la publicidad que se duele el actor,
por lo que la resolución que se impugna carece de la debida fundamentación y
25 TEE/SSI/RAP/035/2010.

motivación, de ahí lo ilegal de su mandato, en razón de que no se le puede


vincular a mi representada de actos que no ha realizado y mucho menos ha
promovido tal como se constata en el escrito de contestación de la queja que
origino el procedimiento que nos ocupa.

Asimismo, es de precisarse a esta Sala de Segunda Instancia que la Autoridad


Responsable pretende fundar su actuar en las reglas de la lógica de la sana
crítica y la experiencia, y sin embargo en ningún momento se apega a ellas ya
que por lógica si no se encuentran acreditados los elementos tipificados en la
Ley de la Materia a un sujeto especifico, no puede aplicarse una medida cautelar
en s contra, en este sentido si la autoridad de acuerdo con su valoración
considero pertinente el retiro de dicha publicidad, pero al no existir la acreditación
de la autoría objetiva y directa en contra del sujeto denunciado, debió si
consideraba el hecho denunciado como ilegal, su pronunciamiento debió haberlo
realizado (el retiro) por conducto del mismo órgano electoral, o en su caso por
medio de un tercero, como podría ser los órganos de gobierno municipales de los
lugares en donde se encontrará, esto si de acuerdo con la experiencia y la sana
critica, ya que en anteriores momentos y hechos acontecidos de los cuales ha
tenido conocimiento este Tribunal, así se ha ordenado y que al caso concreto
resultaba lo más lógico, de ahí la ilegalidad por parte del órgano electoral a los
principios de valoración auxiliares en los que pretende fundar su actuar.

Por otro lado, tampoco resulta aplicable el criterio invocado por la autoridad
responsable emitido por la Sala Superior cuyo rubro es PARTIDOS POLÍTICOS
SON IMPUTABLES POR LA CONDUCTA DE SUS MIEMBROS Y PERSONAS
RELACIONADAS CON SUS ACTIVIDADES, para dictar la medida cautelar, toda
vez que dicho criterio refiere que los partidos políticos pueden ser sancionados
por la comisión de actos transgresores de la normatividad electoral realizados por
conducto de sus militantes, representantes o dirigentes, es decir personas
físicas, sin embargo dentro de las misma se encuentra inmerso como requisito
para dicha sanción la acreditación de que efectivamente dicha conducta fue
cometida por personas físicas que se encuentra acreditado el vínculo con el
partido político que deba ser sancionado, situación que en ningún momento
ocurre al caso concreto, ya que no ha quedado acreditado que la propaganda
que relaciona el denunciante como actos anticipados de campaña efectivamente
haya sido emitida, distribuida y colocada por mi representada, en tal sentido
resulta totalmente ilógico, inverosímil e inadmisible que se pretenda sancionar a
mi representada fundando su actuar la autoridad responsable en dicho criterio.

En la falta de fundamentación y motivación de la medida cautelar que emite la


responsable resulta aplicable el criterio el criterio jurisprudencial siguiente:

MEDIDAS CAUTELARES. PARA QUE SE ENCUENTRE DEBIDAMENTE


FUNDADA Y MOTIVADA LA DETERMINACION DE DECRETARLAS O NO, LA
AUTORIDAD COMPETENTE DEBE REALIZAR DIVERSAS PONDERACIONES
QUE PERMITAN SU JUSTIFICACIÓN.- La fundamentación y motivación que
deben satisfacer las determinaciones en las que se decide decretar una medida
cautelar, que esta clase de providencias en términos generales, tienen por objeto
conservar la materia del litigio y evitar la causación de daños graves e
irreparables, por ello, pueden pronunciarse previo a su inicio, durante su
tramitación y, en algunos casos, incluso en la etapa de ejecución. De manera
26 TEE/SSI/RAP/035/2010.

amplia, puede decirse que las condiciones a las que se encuentra sujeto su
pronunciamiento, son las siguientes: a) La probable violación a un derecho, del
cual se pide la $tutela en el proceso b) El temor fundado de que, mientras
llega la tutela jurídica efectiva, desaparezcan las circunstancias de hecho
necesarias para alcanzar una decisión sobre el derecho o bien jurídico cuya
restitución se reclama (periculum in mora). La medida cautelar adquiere
justificación si hay un derecho que requiere protección provisional y urgente, a
raíz de una afectación producida -que se busca evitar sea mayor- o de inminente
producción, mientras se sigue el proceso en el cual se discute la pretensión de
fondo de quien sufre el daño o la amenaza de su actualización. El criterio que
debe tomarse en esta clase de medidas se encuentra en lo que la doctrina
denomina como el fumus boni iurís -apariencia del buen derecho- unida al
elemento del periculum in mora –temor fundado de que mientras llega la tutela
efectiva se menoscabe o haga irreparable el derecho materia de la decisión final-
; en este sentido solo son protegibles por medidas cautelares, aquellos casos en
los que se acredita la temeridad o actuar indebido de quien con esa conducta ha
forzado la instauración del procedimiento. El fumus boni iuris o apariencia del
buen derecho, apunta a una credibilidad objetiva y seria sobre la juridicidad del
derecho que se pide proteger a fin de descartar que se trate de una pretensión
manifiestamente infundada, temeraria o cuestionable. El perículum in mora o
peligro en la demora consiste en la posible frustración de los derechos del
promovente de la medida cautelar, ante el riesgo de su irreparabilidad. Esa
situación obliga indefectiblemente a realizar una evaluación preliminar -aún
cuando no sea completa- en torno a la justificación, de las respectivas posiciones
enfrentadas. De esa suerte, si de este análisis previo resulta la existencia de un
derecho, en apariencia reconocido legalmente de quien sufre la lesión o el riesgo
de un daño inminente y la correlativa falta de justificación de la conducta
reprochada, entonces, cuando se torna patente la afectación que se ocasionaría,
esto es, el peligro en la demora, la medida cautelar debe ser acordada ; salvo
que el perjuicio al interés social o al orden público sea mayor a los daños que
pudiera rese$ntir el solicitante, supuesto en el cual, deberá negarse la medida
cautelar. Así, en atención a la naturaleza de este tipo de medidas, se requiere
una acción ejecutiva inmediata y eficaz, que debe adoptarse mediante la
ponderación de los elementos que obren el expediente, generalmente aportados
por el solicitante, con el fin de determinar, en grado de seria probabilidad, si
pueden producirse daños o lesiones irreparables. Ahora bien, esta clase de
providencias, como todo acto de molestia por parte de la autoridad,
necesariamente debe fundar y motivar su decretamiento o la negativa de su
dictado, en observancia al principio de legalidad ya que según sea el sentido de
la resolución, con ellas puede afectarse a cualquiera de los sujetos en conflicto.
Por tanto, la autoridad que tenga a su cargo establecer si procede o no
acordarlas, y en su caso, determinar cuál procede adoptar, debe realizar diversas
ponderaciones que permitan su justificación, como son las atinentes a los
derechos en juego, la irreparabilidad de la afectación, la idoneidad de la medida
cautelar, así como su razonabilidad y proporcionalidad. Esto, porque aun cuando
existe un cierto grado de discrecionalidad de la autoridad a quien corresponde
decidir si la acuerda, tal facultad no puede trasladarse al campo de la
arbitrariedad.

Recurso de Apelación.- SUP-RAP-71/2010.- Gobierno del estado de Nuevo


27 TEE/SSI/RAP/035/2010.

León, por conducto del Gobernador Constitucional.- 02 de julio de 2010.-


Unanimidad de 7 votos.- Págs. 79-83

Consecuentemente, la publicidad denunciada y encontrada en la diligencia de


inspección, no corresponden a mi representada; por lo que la responsable estaba
obligada de hacerse llegar de mayores elementos para identificar los autores de
la misma y en base a ello dictar la medida cautelar, ordenando su retiro a través
de la misma autoridad electoral o autoridad municipal; pero no a la Coalición
"Guarrero Nos Une".

Luego entonces, contrarío a lo resuelto por la responsable, en la resolución que


se combate de fecha 2 de noviembre del año en curso, en la queja numero
IEEG/CEQD/044/2010, donde por demás ilegal ordena a la Coalición Guerrero
Nos Une, que en un plazo de 24 horas retire la publicidad que refiere, sin que en
el expediente se encuentre acreditada que la citada publicidad es de la Coalición
que represento, lo que resulta ilegal, violando con ello la autoridad responsable el
principio de legalidad y seguridad jurídica que establecen los numerales 14 y 16
de nuestra constitución federal y el principio de debido proceso y exhaustividad
que debe prevalecer en todo acto de autoridad.

La responsable agravia la esfera jurídica de mi representada al emitir la


resolución de fecha 2 de noviembre de 2010, en sus puntos resolutivos
PRIMERO Y SEGUNDO, por carecer de la debida fundamentación y motivación,
del porque ordena a la Coalición Guerrero Nos Une, para que retire la publicidad
denunciada por la parte actora, sin existir elementos mínimos que la justifiquen ni
señala precepto legal alguno aplicable legalmente al caso concreto, lo que hace
que la referida resolución no tenga sustento legal alguno, por lo que este órgano
jurisdiccional lo debe revocar por así proceder.‖

b) Contenido del Escrito del Tercero Interesado. La Coalición “Tiempos


Mejores para Guerrero”, en su carácter de Tercero Interesado hizo valer lo
siguiente:

“INTERÉS JURÍDICO

Mi representada, coalición "Tiempos mejores para Guerrero", tiene interés


jurídico ara comparecer en el presente juicio, derivado de un derecho
incompatible al que pretende el recurrente, que ante la impugnación que se
contesta existe posibilidad de se modifique o revoque la Resolución 027/SE/02-
11-2010 de fecha 02 de noviembre de 2010, emitida en la Queja Administrativa
número IEEG/CEQD/044/2010, lo que evidencia un interés jurídico directo y
contrario de mi representado con el que pretende el promovente del presente
recurso, en tanto que lo que ese órgano jurisdiccional resuelva podría afectar la
esfera jurídica de la coalición que represento.

Por tal motivo que comparezco al presente procedimiento a efecto de defender la


confirmación del acto impugnado, el cual, fue emitido por la autoridad
28 TEE/SSI/RAP/035/2010.

responsable en observancia de los principios de legalidad y constitucionalidad


que rigen la materia electoral, de acuerdo con los razonamientos lógico-jurídicos
que se desprenden del presente escrito.

PRETENSIONES CONCRETAS

Primera.- Mi representada pretende obtener de esa autoridad jurisdiccional, la


declaración de improcedencia y desechamiento de plano del Recurso de
Apelación interpuesto, por frívolo e improcedente, en términos de lo que
establece el artículo 14, fracción III de la ley del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, y la consecuente
confirmación de la resolución impugnada, de fecha 02 de noviembre de 2010, por
ser improcedentes e inoperantes los agravios invocados, por las consideraciones
de derecho que en seguida se exponen.

El recurso de apelación interpuesto por mi contraria debe ser desechado de


plano POR IMPUGNARSE UN ACTO QUE NO AFECTA EL INTERÉS JURÍDICO
DEL ACTOR, causal prevista por los artículos 14, fracciones I y III con relación al
artículo 12, fracción VI, de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en
Materia Electoral del Estado, por las consideraciones de derecho expuestas en el
correspondiente capítulo de procedencia.

Segunda.- Para el indebido caso de que esa autoridad jurisdiccional considere


procedente el estudio de fondo de los agravios expuestos por el recurrente, mi
representada comparece, Ad cautelam, con la pretensión de obtener la
declaratoria judicial que confirme el acto impugnado, toda vez que los agravios
expuestos por mi contraria devienen infundados en virtud de los razonamientos
lógico y jurídicos que se expone en el capítulo correspondiente a la contestación
de agravios.

CAPITULO DE IMPROCEDENCIA

PRIMERA.- El recurso de apelación interpuesto por mi contraria debe ser


desechado de plano POR IMPROCEDENCIA DE LA VÍA, AL IMPUGNAR UN
ACTO NO CONTEMPLADO POR LOS ARTÍCULOS 44 Y 46 DE LA LEY DEL
SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL DEL
ESTADO DE GUERRERO.

SEGUNDA.- El recurso de apelación interpuesto por mi contraria debe ser


desechado de plano PORQUE IMPUGNA UN ACTO QUE NO AFECTA EL
INTERÉS JURÍDICO DEL ACTOR, causal prevista por los artículos 14,
fracciones I y III con relación al artículo 12, fracción VI, de la Ley del Sistema de
Medios de Impugnación en Materia; Electoral del Estado, derivado de las
consideraciones de derecho siguientes:

Como se advierte su exposición de agravios, el recurrente hacer valer su


inconformidad contra la Resolución número 027/SE/02-11-2010 de fecha 02 de
noviembre de 2010, emitida en la Queja Administrativa número
29 TEE/SSI/RAP/035/2010.

IEEG/CEQD/044/2010, en la que se ordena el retiro de la propaganda


constatada en la diligencia de inspección realizada por el VI Consejo Distrital
Electoral, dentro del plazo de 24 horas siguientes a la notificación de dicha
resolución, promovida por la coalición que represento.

Sin embargo, tal acto jurídico no se encuentra dentro de aquellos reservados por
los artículos 44 y 46 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado de Guerrero, para ser impugnados vía recurso de apelación,
pues de ninguna de sus fracciones se desprende en forma precisa que el auto
admisorio de un procedimiento administrativo sancionador, sea impugnable por
dicha vía recursal, sino en todo caso lo será la sentencia que se dicte en dicho
proceso, tal como se observa a continuación:

Artículo 44.- En el tiempo que transcurra entre dos procesos electorales será
procedente Recurso de Apelación para impugnar los actos o resoluciones del
Instituto Electoral del Estado.

Durante la etapa de preparación del proceso electoral, procederá contra:

I. Los actos o resoluciones del Consejo General del Instituto Electoral del Estado;
y

II. Los actos o resoluciones de los consejos distritales.

Sólo procederá el Recurso de Apelación, cuando reuniendo los requisitos que


señala esta Ley, lo interponga un partido político a través de sus representantes
legítimos; el ciudadano que sufra del órgano electoral una afectación directa en
su esfera jurídica por violaciones distintas a sus derechos político electorales y
las personas morales en caso de sanciones del órgano electoral.

Artículo 46.- En cualquier tiempo, el recurso de apelación será procedente para


impugnar la determinación y, en su caso, la aplicación de sanciones, que en los
términos de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero, realice el Instituto Electoral del Estado.

Lo anterior es así, porque tal acto al ser de trámite, carece de definitividad y


firmeza para colmar el interés jurídico del actor y surtir en consecuencia los
efectos procesales de procedencia del recurso promovido, ya que como es de
explorado derecho, los actos que conforman los procedimientos contencioso-
electorales, sólo pueden ser combatidos como violaciones procesales, a través
de las impugnaciones a la sentencia definitiva o la última resolución que, según
sea el caso, se emita en el medio impugnativo de que se trate, pues de otra
forma, no puede considerarse que el acto de referencia reúna el requisito de
procedencia del recurso planteado, referente a que haya adquirido definitividad y
firmeza.

Para arribar a esta conclusión, se toma en cuenta que la exigencia contenida en


los artículos 44 y 46 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado de Guerrero, en donde se establece los casos de
procedencia del recurso de apelación para combatir determinados actos,
30 TEE/SSI/RAP/035/2010.

redunda en que dicho recurso resulte apto para modificar, revocar o anular las
resoluciones lesivas de derechos específicamente contenidas en dicho catálogo.

De lo anterior, se advierte la existencia de dos ópticas concurrentes en el


concepto de procedencia del recurso de apelación ahí dispuesto con relación a
los actos susceptibles de ser impugnados: La primera, relativa a una definitividad
formal, consiste en que el contenido del acto o resolución que se impugne no
pueda sufrir variación alguna a través de la emisión de un nuevo acto o
resolución que lo modifique, revoque o nulifique; y la segunda enfocada hacia
una definitividad sustancial o material, dada con referencia a los efectos jurídicos
o materiales que pueda surtir el acto o resolución de que se trate en el acervo
sustantivo de quien haga valer el medio de impugnación:

Esta distinción cobra importancia, si se toma en cuenta que en los


procedimientos administrativos seguidos en forma de juicio, y en los procesos
jurisdiccionales, se pueden distinguir dos tipos de actos:

a) Los de cárter preparatorio, cuya única misión consiste en proporcionar


elementos para tomar y apoyar la decisión que en su momento se emita, y
B) EI acto decisorio, donde se asume la determinación que corresponda, es
decir, el pronunciamiento sobre el objeto de la controversia o posiciones en litigio,
aunque también existen las llamadas formas anormales de conclusión, cuando la
autoridad resolutora considera que no existen los elementos necesarios para
resolver el fondo de la cuestión planteada.

Ahora bienes actos preparatorios adquieren la definitividad formal desde el


momento en que ya no exista posibilidad de su modificación, anulación o
reforma, a través de un medio de defensa legal o del ejercicio de una facultad
oficiosa por alguna autoridad prevista jurídicamente; empero, si bien se pueden
considerar definitivos y firmes desde el punto de vista formal, sus efectos se
limitan a ser intraprocesales, pues producen de una manera directa e inmediata
una afectación a derechos sustantivos y la producción de sus efectos definitivos,
desde la óptica sustancial, opera hasta empleados por la autoridad resolutora o
dejan dejan de serlo, en la emisión de la resolución final correspondiente, sea
ésta sobre el fondo del asunto, o que le ponga fin al juicio sin proveer sobre ese
fondo sustancial.

Es por ello que el acto preparatorio impugnado sólo alcanzará su definitividad


tanto formal como material, hasta la emisión de resolución que ponga fin a la
controversia, pues son estas resoluciones las que realmente vienen a incidir
sobre la
esfera jurídica del gobernado, al decidirse ellas el fondo de la materia litigiosa, tal
como lo previene el artículo 46 de la Ley de Medios de Impugnación en Materia
Electoral del Estado de Guerrero.

Es congruente con lo anterior, el contenido de la fracción I, del artículo 44 de la


referida Ley adjetiva, ya que tal dispositivo legal previene que sólo podrán ser
impugnados los actos emitidos por el Consejo General del Instituto Electoral y no
31 TEE/SSI/RAP/035/2010.

de sus Comisiones como en el caso ocurre, ya que es precisamente aquella


máxima autoridad administrativa electoral la que resuelve en definitiva el fondo
del litigio a través de la última determinación del proceso, en contra de la cual
cabe la alegación de sus irregularidades en concepto de agravio, con la finalidad
de que se revoque, modifique o nulifique el acto de voluntad principal conclusivo
de la secuencia procedimental.

SEGUNDA.- El recurso de apelación interpuesto por mi contraria debe ser


desechado de plano PORQUE IMPUGNA UN ACTO QUE NO AFECTA EL
INTERÉS JURÍDICO DEL ACTOR, causal prevista por los artículos 14,
fracciones I y III con relación al artículo 12, fracción VI, de la Ley del Sistema de
Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, derivado de las
consideraciones de derecho siguientes:

Como ya se dijo, el recurrente hacer valer su inconformidad contra la resolución


número 027/SE/02-11-2010 de fecha dos de noviembre del 2010, emitida por el
Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guerrero, en la Queja
Administrativa número IEEG/CEQD/044/2010, promovida por la coalición que
represento.

Sin embargó tal determinación preparatoria no causa perjuicio directo a la esfera


de derechos del promovente. En principio, porque según los razonamientos
vertidos en el primer apartado del presente capítulo de improcedencia, tal acto no
se encuentra catalogado dentro de aquellos reservados por los artículos 44 y 46
de la Ley adjetiva de la materia, para ser impugnados en vía de recurso de
apelación; y en segunda porque, derivado de ello, no se surte el interés
necesario del recurrente para obtener por dicha vía, la revocación, modificación o
nulidad del acto que combate, por lo que resulta inútil la intervención de la
autoridad para conocer del presente asunto.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial dé la Federación a


sostenido, en cuanto a la aducida falta de interés jurídico, la tesis de
jurisprudencia visible en la página 152 del tomo de jurisprudencia de la
Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-2005, publicada
con el siguiente rubro y texto:

INTERÉS JURÍDICO DIRECTO PARA PROMOVER MEDIOS DE


IMPUGNACIÓN. REQUISTOS PARA SU SURTIMIENTO.—La esencia del
artículo 10, párrafo 1, inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral implica que, por regla general, el interés
jurídico procesal se surte, si en la demanda se aduce la infracción de algún
derecho sustancial del actor y a la vez éste hace ver que la intervención del
órgano jurisdiccional es necesaria y útil para lograr la reparación de esa
conculcación, mediante la formulación de algún planteamiento tendiente a
obtener el dictado de una sentencia, que tenga el efecto de revocar o modificar el
acto o la resolución reclamados, que producirá la consiguiente restitución al
demandante en el goce del pretendido derecho político-electoral violado. Si se
satisface lo anterior, es claro que el actor tiene interés jurídico procesal para
32 TEE/SSI/RAP/035/2010.

promover el medio de impugnación, lo cual conducirá a que se examine el mérito


de la pretensión. Cuestión distinta es la demostración de la conculcación del
derecho que se dice violado, lo que en todo caso corresponde al estudio del
fondo del asunto.

Conforme al criterio trasunto, para que tal interés exista, el acto o resolución
impugnado en la materia electoral, debe repercutir de manera clara y suficiente
en la esfera jurídica de quien acude al proceso, pues solo de esta manera, de
llegar a demostrar en el juicio que la afectación del derecho de que aduce ser
titular es ilegal, podrá restituírsele en el goce de la prerrogativa vulnerada, o bien
posibilitársele su ejercicio.

De ahí que, en modo alguno la Coalición "Guerrero nos une" se vea afectada por
los actos que reclama, en tanto que la resolución impugnada no para perjuicio a
su esfera de derechos, limitando o prohibiendo de manera irreparable el ejercicio
de las prerrogativas o derechos políticos electorales del actor.

Por otra parte es pertinente señalar que el recurso de apelación interpuesto por
mi contraria debe ser desechado de plano POR SER IMPROCEDENTE, EN
TERMINOS DE LOS ARTICULOS 14 FRACCION I Y 46 DE LA LEY DEL
SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACION EN MATERIA ELECTORAL DEL
ESTADO DE GUERRERO.

Artículo 14.- Los medios de impugnación previstos en esta ley serán


improcedentes en los siguientes casos:

II. Cuando el medio de impugnación no se presente por escrito ante la


autoridad correspondiente; omita cualquiera de los requisitos previstos por las
fracciones II u VIII del artículo 12 de este Mismo ordenamiento; resulte
evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se derive de las
disposiciones del presente ordenamiento, se desechará de plano. También
operará el desechamiento a que se refiere este párrafo, cuando no se formulen
hechos y agravios o habiéndose señalado sólo hechos, de ellos, no se pueda
deducir agravio alguno;

Artículo 46.- En cualquier tiempo, el recurso de apelación será procedente para


impugnar la determinación y, en su caso, la aplicación de sanciones, que en los
términos de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero realice el Instituto Electoral del Estado.

Como lo disponen los preceptos legales antes citados, el recurso de apelación


será procedente en cualquier tiempo, pero exclusivamente para impugnar la
determinación de sanciones y en su caso la aplicación de las mismas, y no para
impugnar actos distintos a estos.

Veamos el artículo 330 de La ley de Instituciones y procedimientos Electorales


del Estado de Guerrero, establece el catalogo de sanciones que de sanciones
que pueden imponerse en materia electoral:

Articulo 330.- Los partidos políticos, coaliciones, aspirantes, precandidatos,


candidatos a cargo de elección popular, ciudadanos, dirigentes, afiliados a
33 TEE/SSI/RAP/035/2010.

partidos personas morales, observadores electorales, organizaciones de


observadores electorales, organizaciones de ciudadanos o ciudadanos que
pretendan constituir partidos políticos estatales, sindicatos o organizaciones
gremiales, según corresponda podrán ser sancionados:

I.- Con amonestación pública

II.- Con multa de cincuenta a cinco mil días de salario mínimo vigente en la
ciudad de Chilpancingo de los Bravo, Guerrero;

En el caso de los partidos políticos si la infracción es a lo dispuesto en materia


de topes a los gastos de campaña, o a los límites aplicables en materia de
donativos o aportaciones de simpatizantes, o de los candidatos para sus propias
campañas, con un tanto igual al monto ejercido en exceso. En caso de
reincidencia la sanción será de hasta el doble de lo anterior.

III. Con la reducción de hasta el 50% de las ministraciones del financiamiento


público que les corresponda por el periodo que señale la resolución;

IV. Con la suspensión total de la entrega de las ministraciones del financiamiento


que les corresponda por el período que señala la resolución;

V. Con la suspensión de su registro o acreditación como Partido político en el


Estado;

VI. Con la cancelación de su registro como partido político;

VIl. Pérdida del derecho del infractor a ser registrado como candidato o si está
registrado su cancelación. Cuando las infracciones cometidas por aspirantes o
precandidatos a cargos de elección popular cuando sean imputables
exclusivamente a aquéllos, no procederá sanción alguna en contra del partido
político de que se trate. Cuando el precandidato resulte electo en el proceso
interno, el partido político no podrá registrarlo como candidato; y

VII.- Cancelación del procedimiento tendente a la obtención del registro como


partido político estatal.

De la interpretación lógica y armónica de los preceptos legales citados,


advertimos que el recurso de apelación es procedente en cualquier tiempo solo
para impugnar la determinación o en su caso la aplicación de alguna sanción,
decretada por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guerrero,
de ahí que observamos que el recurso interpuesto por la Coalición "Guerrero nos
Une" no combate la determinación o aplicación de una sanción de las que señala
el artículo de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero, pues si bien es cierto, la responsable ordeno al recurrente el retiro de la
propaganda electoral, esta resolución en ninguna forma está considerada como
sanción de las establecidas en el diverso 330 antes señalado; es por ello que se
sostiene que el recurso de apelación es improcedente.
34 TEE/SSI/RAP/035/2010.

En consecuencia toda vez que el agravio inducido por la Coalición ―Guerrero Nos
Une‖ resulta improcedente por no generarle el acto reclamado un perjuicio directo
a su esfera de derechos, el recurso de apelación promovido debe ser desechado.

No obstante lo anterior AD CAUTELAM, y solo para el indebido caso de que ese


órgano jurisdiccional considere procedente el estudio de fondo del presente
asunto, hago valer en vía de contestación, las consideraciones jurídicas que
demuestran infundados de los motivos de agravio expresados por el recurrente:

CONTESTACIÓN DE AGRAVIOS

UNICO.- El recurrente hace consistir su único agravio, en la violación al contenido


de lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos; 25 de la Constitución Política del Estado de Guerrero; 1, 90, 99,
fracción I, de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales da Estado de
Guerrero; y 29, 30, 31 y 32 del Reglamento del Procedimiento Administrativo
Sancionador del Instituto Electoral del Estado de Guerrero, ya que según su dicho,
la Resolución impugnada y emitida por la responsable, ordena el retiro de la
propaganda dentro de un plazo de veinticuatro horas y en casco de omisión
proceder con medidas que estén al alcance del órgano administrativo electoral,
pero que repercutan en la afectación económica del partido de mérito.

El concepto de agravio hecho valer por el recurrente deviene INFUNDADO E


INOPERANTE, porque contrariamente como lo sostiene la recurrente, la resolución
impugnada se encuentra dictada por responsable observando los principios de
legalidad y seguridad jurídicas además de encontrarse debidamente fundada y
motivada, en virtud que en la citada resolución se citaron los preceptos legales
aplicables al caso concreto y se señalaron los motivos observados por la
responsable para adecuar la conducta denunciada a los preceptos legales.

En efecto, en la parte medular del agravio que hace valer la recurrente, se señala:
"...Resulta evidente que la resolución que emite el Consejo General del Instituto
Electoral del estado, es ilegal, en razón de que de manera por demás infundada
pretende ordenar a la Coalición Guerrero Nos Une, para que retire la publicidad
constatada en la diligencia de inspección llevada a cabo por el personal del
Consejo Distrital número VI, sin que dicha determinación se encuentre fundada ni
motivada, ya que la supuesta publicidad constatada por el órgano electoral distrital
bajo ninguna circunstancia se acredita como propaganda electoral de mi
representada, en virtud de no contener los símbolos o emblema de la coalición que
represento, ni mucho menos se está llamando a votar por la misma, ni señala
fecha de la elección de que se trata, ni mucho menos señala la palabra voto; por lo
que no se le puede denominar propaganda electoral de esta coalición; mas aun
cuando en el escrito de contestación de la queja interpuesta en nuestra contra,
negamos la autoría intelectual, así como la distribución y colocación de la misma,
por lo que la resolución que se combate contraviene a los principios de legalidad y
seguridad jurídica que debe prevalecer en todo acto de autoridad".

Al respecto es importante mencionar que contrario a lo afirmado por recurrente, la


autoridad señalada como responsable en todo momento observó los principios de
35 TEE/SSI/RAP/035/2010.

legalidad y seguridad jurídica de que se duele, por virtud de que en la resolución


recurrida se señalaron las razones y motivos particulares que tuvo la autoridad
para emitirla, adecuándolos debidamente a la hipótesis normativa, además de que
se señalaron los preceptos legales aplicables al caso concreto por que es erróneo
señalar por parte del recurrente que se violentó lo dispuesto por los artículos 14 y
16 constitucionales.

Al respecto es aplicable el criterio sostenido la Sala Superior del Tribunal Electoral


del Poder Judicial de la Federación la tesis de jurisprudencia S3ELJ05/2002, visible
en la Compilación Oficial de Jurísprudencia y Tesis Relevantes 1997-2005, páginas
141-142, cuyo rubro y texto se transcribe a continuación:

FUNDAMENTACIÓN Y MOTVACIÓN. SE CUMPLE SI EN CUALQUIER PARTE


DE LA RESOLUCIÓN SE EXPRESAN LAS RAZONES Y FUNDAMENTOS QUE
LA SUSTENTAN (Legislación de Aguascalientes y similares).-Conforme se
dispone en el artículo 28, fracción IV, de la Ley del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral del Estado de Aguascalientes, los acuerdos,
resoluciones o sentencias que pronuncien el Consejo General del Instituto Electoral
del Estado, los consejos distritales y municipales, así como el tribunal local
electoral deben contener, entre otros requisitos, los fundamentos jurídicos y
razonamientos lógico-jurídicos que sirvan de base para la resolución o sentencia,
de lo que se deduce que es la sentencia, resolución o acuerdo, entendido como un
acto jurídico completo y no en una de sus partes, lo que debe estar debidamente
fundado y motivado, por lo que no existe obligación para la autoridad jurisdiccional
de fundar y motivar cada uno de los considerandos en que, por razones
metodológicas, divide una sentencia o resolución, sino que las resoluciones o
sentencias deben ser consideradas como una unidad y, en ese tenor, para que
cumplan con las exigencias constitucionales y legales de la debida fundamentación
y motivación, basta que a lo largo de la misma se expresen las razones y motivo
que aducen a la autoridad emisora a adoptar determinada solución sometido a un
caso sometido a su competencia o jurisdicción y que señale los preceptos
constitucionales y legales que sustente la determinación que adopta.

Tercera Epoca

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-056/2001. Partido del Trabajo-


13 de julio de 2001.—Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-377/2001. Partido de la


Revolución Democrática.—13 de enero de 2002. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-383/2001. Partido de la


Revolución Democrática.—13 de enero de 2002. Unanimidad de votos.

Por lo que respecta a lo señalado por el recurrente en su escrito de apelación, en


el sentido de que No se encuentra fehacientemente acreditado el vinculo que una
al ente denunciado con dicha propaganda, ya sea a través de persona física
determinada y cuando es un partido político por medio de sus militantes,
representantes o dirigentes (personas físicas); se sostiene que el citado agravio es
36 TEE/SSI/RAP/035/2010.

infundado e inoperante, por que contrariamente a lo que señala la recurrente, si


existe vinculación entre la propaganda denunciada y la coalición "GUERRERO
NOS UNE", en razón de que consta en el expediente la diligencia de inspección
solicitada por el representante de la coalición "TIEMPOS MEJORES PARA
GUERRERO", en la que se dio fe de la existencia de la publicidad que dio origen a
la misma, así como las pruebas que sustentan el acta circunstancia de mérito,
consistentes en las diversas fotografías que fueron captadas al momento del
deshago de la misma, en las que se observa "la imagen del rostro del C. ÁNGEL
HELADIO AGUIRRE RIVERO, a guien se le identifica con un collar de flores en
tonos amarillos y naranja, una leyenda que dice: "Ángel Nos Une", enseguida una
figura de corazón color naranja, amarillo y rojo, en la parte superior una franja
horizontal, abajo unas alas en colores verde y rojo y una aureola", circunstancia
que a todas luces evidencia que la citada propaganda pertenece a la citada
coalición, en virtud de que dicha coalición es la principal interesada en difundir la
imagen de la persona que obra impresa en la citada propaganda.

También es infundada la parte del agravio que señala que no se encuentra


fehacientemente acreditado el vinculo que una al ente denunciado con dicha
propaganda, y que el ente haya emitido, distribuido y/o colocado la multicitada
propaganda ya sea a través de persona física determinada y cuando es un partido
político por medio de sus militantes, representantes o dirigentes, porque el artículo
198 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero, en el tercer párrafo; "Se entiende por propaganda electoral el conjunto
de escritos, publicaciones, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante la
campaña producen y difunden los partidos políticos o coaliciones, los candidatos y
sus simpatizantes, ...".

De la transcripción Interior se puede colegir, que en esencia, la propaganda


electoral, atiende al conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones,
proyecciones y expresiones que se difunden con el propósito de promover la
obtención del voto a favor de los aspirantes, precandidatos o candidatos. Así, la
propaganda política pretende crear, transformar o confirmar opiniones a favor de
ideas y creencias, es decir, es aquella que se transmite con el objeto de divulgar
contenidos de carácter ideológico, que se encuentra íntimamente ligada a la
campaña política de los respectivos partidos y candidatos que compiten en el
proceso para aspirar al poder.‖

c). Contenido del Informe Circunstanciado. La Autoridad Responsable hizo


valer en su informe circunstanciado lo siguiente:

POR CUANTO A LA PERSONERIA DE QUIEN INTERPONE


LA IMPUGNACIÓN.

Se reconoce la personería del recurrente, en virtud de encontrarse


debidamente acreditado como representante del Partido de la Revolución
Democrática ante el Consejo General de este Instituto Electoral.

POR CUANTO AL PLAZO EN QUE FUE INTERPUESTO EL MEDIO.


37 TEE/SSI/RAP/035/2010.

El Recurso de Apelación que nos ocupa no se encuentra promovido dentro


del término que legalmente establece el artículo 11 de la Ley de la materia, en virtud de
que impugna hechos que nacieron al conocimiento de las partes mediante un
dictamen emitido por la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y
Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral, cuyo contenido
fue conocido por el hoy actor desde antes que se sometiera a la aprobación del
Consejo General, por lo cual había transcurrido con exceso el término establecido
por la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, para la
interposición del medio de impugnación que ahora nos ocupa, por lo que desde este
momento reclamo la extemporaneidad de los agravios que aduce el accionante en su
escrito correspondiente. En virtud de que se trata de un acto en negativo es al actor
al que le corresponde probar dicho acto en términos de lo que dispone el segundo
párrafo del artículo 19 de la Ley de Sistemas de Medio de Impugnación en Materia
Electoral, dejo en la facultad del citado órgano fijar los extremos de mi afirmación.

;No obstante lo anterior y en virtud de tratarse de un acto de orden público,


dejo en manos esta autoridad jurisdiccional el estudio de la procedencia del medió
de impugnación, en cuanto a la legitimación activa y pasiva del hoy actor para
interponerlo en los términos que lo hace.

POR CUANTO A LAS CAUSALES DE IMPROCEDENCIA.

Por ser de orden público y su examen preferente, a continuación expongo


las siguientes causales de improcedencia que se señalan del presente medio de
impugnación, dentro de los cuales se configura aquellas derivadas de las
disposiciones del ordenamiento legal que reglamenta la sustanciación de los medios
de impugnación.

De conformidad con el artículo 14 fracciones I y V de la Ley del Sistema de


Medios de Impugnación en Materia Electoral, establece que los medios de
impugnación serán improcedentes cuando ésta sea notoria y se derive de las
disposiciones legales del citado ordenamiento legal; o bien, que no se hayan agotado
las instancias previas establecidas por la ley para combatir los actos o resoluciones
electorales y en virtud de las cuales se pudieran haber modificado, revocado o
anulado.

El contenido de las citadas disposiciones a letra dicen;

ARTICULO 14." Los medios de impugnación previstos en esta


ley serán improcedentes en los siguientes casos:

/. Cuando el medio de impugnación no se presente por escrito


ante la autoridad correspondiente; omita cualquiera de los requisitos
previstos por las fracciones II u VIII del artículo 12 de este mismo
ordenamiento; resulte evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia
se derive de las disposiciones del presente ordenamiento, se desechará
de plano. También operará el desechamiento a que se refiere este párrafo,
cuando no se formulen hechos y agravios o habiéndose señalado sólo
hechos, de ellos, no se pueda deducir agravio alguno;‖

En el presente caso el informe pretende hacer creer a esta autoridad resolutora


que la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias, a través del
dictamen que propone al Consejo General del Instituto, no fundó y motivó debidamente la
resolución emitida por este último que aprueba el primero y que por consecuencia ni la
resolución ni el dictamen referido se encuentran debidamente fundados y motivados y
que por esa virtud debe de ser anulado el acto de autoridad.
38 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Como se advierte, del contenido de la transcripción que ha quedado


asentada, la notoria improcedencia se deriva de las disposiciones de la misma ley, así
como de la propia naturaleza del acto impugnado en los términos que a continuación se
expondrán.

La doctrina refiere que la fundamentación y motivación se entenderá como un


todo, el primero atiende a los preceptos legales en que se encuadre el hecho que
produce consecuencias en derecho y en razón del cual la autoridad determina la
competencia para conocer del mismo; en el segundo caso, es decir, la motivación, esta
radica en los razonamientos lógicos-jurídicos que le permiten a la autoridad encuadrar la
conducta atípica, dentro de sus atribuciones para poder hacer valer el principio de
autoridad ajustándose al principio de legalidad.

La Sala Superior ha sostenido que, en actos análogos de los Institutos


Electorales de las entidades federativas, los acuerdos y resoluciones que emitan estos
órganos deben contener los fundamentos jurídicos y razonamiento lógico-jurídico que nos
hemos referido, pero entendido este como un acto jurídico completo de cada documento
que emite y, consecuentemente, no existe disposición que obligue a la autoridad
administrativa electoral a realizar amplios tratados dentro de los documentos que emite
para cumplir con ese razonamiento al que alude la jurisprudencia, tampoco se determina
que tenga que pronunciarse respecto a cada elemento considerativo que contenga el
acto o resolución impugnado.

En este orden de ideas, la Sala Superior refiere que el dispositivo


constitucional de fundar y motivar sus resoluciones, se cumple bastante cuando a lo
largo de la redacción del citado documento se expresen las razones y motivos que
conducen a la autoridad emisora a adoptar determinada solución jurídica a un caso
sometido a su competencia; tal criterio fue sostenido por la referida Sala al emitir la
Jurisprudencia S3ELJ05/2002 consultable en la compilación Oficial de Jurisprudencia y
Tesis Relevante 1997/2005, cuyo texto y rubro es el siguiente:

FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN. SE CUMPLE SI EN


CUÁLQUIER PARTE DE LA RESOLUCIÓN SE EXPRESAN LAS RAZONES
Y FUNDAMENTOS QUE LA SUSTENTAN (Legislación de Aguascalientes
y similares).—Conforme se dispone en el artículo 28, fracción IV, de la Ley del
Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de
Aguascalientes, los acuerdos, resoluciones o sentencias que pronuncien el
Consejo General del Instituto Electoral del Estado, los consejos distritales y
municipales, así como el tribunal local electoral deben contener, entre otros
requisitos, los fundamentos jurídicos y razonamientos lógico-jurídicos que
sirvan de base para la resolución o acuerdo, entendido como un acto jurídico
completo y no en una de sus partes, lo que debe estar debidamente fundado y
motivado, por lo que no existe obligación para la autoridad jurisdiccional de
fundar y motivar cada uno de los considerandos en que, por razones
metodológicas, divide una sentencia o resolución, si no que las resoluciones o
sentencias deben ser consideradas como una unidad y, en ese tenor, para que
cumplan con las exigencias constitucionales y legales de la debida
fundamentación y motivación, basta que a lo largo de la misma se expresen
las razones y motivos que conducen a la autoridad emisora a adoptar
determinada solución jurídica a un caso sometido a su competencia o
jurisdicción y que señale con precisión los preceptos constitucionales y
legales que sustenten la determinación que adopta.

Tercera Época
39 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-


056/2001—Partido del Trabajo.—13 de julio de 2001.—Unanimidad de
votos.

Juicio de Revisión constitucional electoral. SUP-JRC-


377/2001.—Partido de la Revolución Democrática.—13 de enero de
2002.—Unanimidad de votos.

Juicio de Revisión constitucional electoral. SUP-JRC-


383/2001.—Partido de la Revolución Democrática.—13 de enero de
2002.—Unanimidad de votos.

La improcedencia estriba principalmente en que del texto del propio


documento impugnado se establece, a prima facie, el cumplimiento al artículo 16 de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ya que el acto de molestia
del que se duele el hoy actor quedo debidamente fundado, con independencia de que
la emisión de una medida cautelar no constituye un acto privativo como lo han
sostenido los diversos Tribunales Federales del país, incluyendo aquellos de
naturaleza electoral.Por otro lado, el surtimiento de estos requisitos están dirigidos en
forma específica a garantizar el respeto de una norma fundamental, el cual debe estar
apoyada clara y fehacientemente en la ley; en el presente caso la Sala de
Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado, a través de diversas
resoluciones, delineo el criterio de la forma en que el órgano administrativo electoral
debía fundar y motivar su actuación para proceder al dictado de una medida
cautelar de Ia naturaleza de la que hoy se duele el impetrante.En el presente caso,
la autoridad administrativa electoral en apoyo a las pretensiones del actor en la queja,
en las pruebas aportadas por éste y en aquellos elementos que se allego para tener
certeza respecto de la existencia de los hechos denunciados, baso su actuar en estos
elementos de convicción que considero necesarios para resolver respecto de las
pretensiones del solicitante de la medida cautelar.

Con lo anterior se demuestra con el principio de legalidad al que se debe


ajustar las autoridades electorales, se dio cabal cumplimiento al principio de exacta
aplicación de la norma y de debida fundamentación y motivación del acto de molestia
resolviendo, únicamente aquellas cuestiones planteadas por la parte denunciadas en
lo que respecta a la medida cautelar y dejando los elementos de valoración que
atendieran las cuestiones de fondo planteadas.

IRREPARABILIDAD DEL ACTO IMPUGNADO.

En términos de la fracción III del referido artículo 14 de la Ley del Sistema de


Medios de lmpugnación el acto será improcedente cuando se hubiese consumado
de modo irreparable. Al respecto cabe citar lo que expresamente refiere el citado
artículo en la fracción aludida:

Articulo 14.- Los medios de impugnación previstos en esta ley


serán improcedentes en los siguientes casos:

III.- Cuando se pretenda impugnar actos o resoluciones: que no


afecten el interés jurídico del actor: que se hayan consumado de un modo
irreparable; que se hubieren consentido expresamente, entendiéndose por
éstos, las manifestaciones de voluntad que extrañen consentimiento; o
aquellos contra los cuales no se hubiere interpuesto el medio de
impugnación respectivo, dentro de los plazos señalados en esta ley.
40 TEE/SSI/RAP/035/2010.

El actor se duele del acto de molestia que le causa la orden del Instituto de
retirar la propaganda a que se alude en el escrito de queja, lo cual resulta un acto
consumado que ha sido afectado por el dispositivo que ha quedado asentado, toda
vez que de acuerdo a la materia electoral no existe la suspensión del acto reclamado y
por tanto este debió haberlo realizado dentro de las veinticuatro horas siguientes a su
notificación como lo refiere el punto resolutivo respectivo de la resolución impugnada.

Al respecto conviene hacer referencia lo que dispone el artículo 8 de la


citada Ley Adjetiva Electoral que a la letra dice:

Articulo 8. En ningún caso, la interposición de los medios de


impugnación, suspenderá los efectos de los actos o resoluciones
impugnados.

Como se ve el actor se duele de diversas acciones que se le ordenaron


realizar en el dictamen y la resolución impugnada, de las constancias del expediente
de la queja que se agrega al presente informe en calidad de prueba, se puede advertir
que el acto impugnado ya ha sido notificado y ha causado sus efectos, sin embargo,
se deduce que el actor no ha cumplido en su totalidad la resolución de que se agravia
o bien de haberla cumplimentado el acto ya se hubiese colmado de una manera
irreparable.

Como ya se dijo la presente causal de improcedencia se sitúa en el hecho


de que los actos se han consumado de manera .irreparable y que consecuentemente,
los agravios vertidos por el hoy actor resultan inatendible en razón de que no existe en
la materia suspensión de los actos; independientemente de ello la ley prevé una
causal de improcedencia en la cual se encuadra la disposición atinente, donde el
legislador previo la configuración de la misma en virtud de que se evitara un uso
innecesario e irracional de los medios de impugnación cuando se evidenciara la
legitimidad y legalidad del acto, o bien que los efectos restitutorios del derecho
conculcado se hubiesen afectado de manera irreparable.

CONTESTACIÓN A LOS HECHOS.

Con relación a los hechos rnarcados con los numerales 1, 2, 3, 4 y 5 del


escrito que se contesta, son ciertos como se corrobora con las constancias de las
actuaciones que se adjuntan al presente y se invocan en calidad de prueba.

CONTESTACIÓN A LOS AGRAVIOS.

RESPECTO DE LA FALTA O INDEBIDA FUNDAMENTACIÓN.

Como se puede establecer del propio medio de impugnación que se


sustancia en los términos de la ley adjetiva electoral, de los agravios esgrimidos por
el hoy actor se puede inferir la causa petendi, respecto de los actos presuntamente
violados a través del dictamen 018/CEQD/17-10-2010 y de la resolución 027/SE-02-
11-2010, donde pretende la nulidad del acto porque, según el propio actor, a partir de
haber negado los hechos que se le imputan como partido político, a través de los
medios de prueba aportados por el actor de la demanda primigenia y por éste en su
contestación, no se puede determinar la vinculación con el partido recurrente que en
razón de la negación de los hechos esta autoridad no debía ordenarle el retiro de
tales elementos.
41 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Antes de establecer lo infundado de tales argumentos es necesario


determinar que no le asiste la razón al hoy impugnante por la esencia misma que se
deriva de la naturaleza de las medidas cautelares.

Derivado de esta naturaleza de las medidas cautelares, cabe precisar las


siguientes consideraciones. En la doctrina jurídica se reconoce que las medidas
cautelares o providencias precautorias son los instrumentos que puede decretar el
juzgador, a solicitud de parte interesada o de oficio, para conservar la materia del
litigio, así como para evitar un grave e irreparable daño a las partes litigantes o a la
sociedad, con motivo de la sustanciación de un proceso (Medidas Cautelares. Héctor
Fix-Zamudio y José Ovalle Favela, en Enciclopedia Jurídica Mexicana. Editorial
Porrúa. México, 2002).

Según la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, las


medidas cautelares constituyen resoluciones provisionales que se caracterizan,
generalmente, por ser accesorias y sumarias; accesorias, en tanto la determinación
no constituye un fin en sí mismo; sumarias, debido a que se tramitan en plazos
breves; su finalidad es, previendo el peligro en la dilación, suplir la ausencia de una
resolución definitiva, asegurando su eficacia, por lo que tales medidas, al
encontrarse dirigidas a garantizar la existencia de un derecho, cuyo titular estima
que puede sufrir algún menoscabo, constituyen un instrumento no sólo de otra
resolución, sino también del interés público, porque buscan restablecer el
ordenamiento jurídico conculcado, desapareciendo, provisionalmente, una situación
que se reputa antijurídica.

Lo anterior encuentra sustento en la tesis de jurisprudencia del Pleno de la


Suprema Corte de Justicia de la Nación, Novena Época, con el rubro y texto
siguientes:

MEDIDAS CAUTELARES NO CONSTITUYEN ACTOS


PRIVATIVOS, POR LO QUE PARA SU IMPOSICION NO RIGE LA
GARANTÍA DE PREVIA AUDIENCIA. Conforme la jurisprudencia de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, la garantía de previa audiencia,
establecida en el segundo párrafo del artículo 14 constitucional, únicamente
rige respecto de los actos privativos, entendiéndose por estos los que en sí
mismos persiguen la privación, con existencia independiente, cuyos efectos
son definitivos y no provisionales o accesorios. Ahora bien, las medidas
cautelares constituyen resoluciones provisionales que se caracterizan,
generalmente, por ser accesorias y sumarias; accesorias, en tanto la
privación no constituye un fin en sí mismo; y sumarias debido a que se
tramitan en plazos breves; y cuyo objeto es, previendo el peligro en la
dilación, suplir interinamente la falta de una resolución asegurando su
eficacia, por lo que tales medidas, al encontrarse dirigidas a garantizar la
existencia de un derecho cuyo titular estima que puede sufrir un menoscabo,
constituyen un instrumento no sólo de otra resolución, sino también del
interés público, pues buscan restablecer el ordenamiento jurídico conculcado
desapareciendo, provisionalmente, una situación que se reputa antijurídica;
por lo que debe considerarse que la emisión de tales providencias no
constituye un acto privativo, pues sus efectos provisionales quedan sujetos,
indefectiblemente, a las resultas del procedimiento administrativo o
jurisdiccional en el que se dicten, donde el sujeto afectado es parte y podrá
aportar los elementos probatorios que considere convenientes;
consecuentemente, para la imposición de las medidas en comento no rige la
garantía de previa audiencia.
42 TEE/SSI/RAP/035/2010.

La tesis es consultable en el Semanario Judicial de la Federación y


su Gaceta, Tomo VII, marzo de mil novecientos noventa y ocho, página
dieciocho.

Igualmente se puede concluir, que el legislador previo la posibilidad de que


se decreten medidas cautelares, con efectos únicamente provisionales o transitorios,
temporales, con el objeto de lograr la cesación de los actos o hechos constitutivos
de la posible infracción, ello con la finalidad de evitar la producción de daños
irreparables, la afectación de los principios rectores de la materia electoral o la
vulneración de los bienes jurídicos tutelados por la normativa electoral tanto federal
como local.

Además, de conformidad con la tesis transcrita, las medidas cautelares


tienen la finalidad de restablecer el ordenamiento jurídico conculcado,
desapareciendo provisionalmente una situación que se reputa antijurídica.

En este orden de ideas cabe señalar que el juzgador debe analizar


cuidadosamente la demanda correspondiente, a fin de atender a lo que quiso decir el
demandante y no un únicamente a lo que aparentemente dijo, pues como ya se
apunto el referido impugnante determina la falta de fundamentación y motivación del
acto para evadir una responsabilidad que la ley le exige, con independencia de que el
propio acuerdo establece los elementos para que, llegado el caso, el propio
recurrente pudiera determinar la imposibilidad de atender la medida impuesta, que
entre otras cosas podrían ser los argumentos de falta de vinculación con medios
propagandísticos a que se refiere el acto impugnado; todo ello con el objeto de
determinar, con mayor grado de aproximación, la intención del promovente, ya que
solo de esta forma se puede lograr una recta impartición de justicia en materia
electoral.

Lo anterior tiene sustento en la tesis de jurisprudencia S3ELJ 04/99,


consultable en la Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-
2005, volumen Jurisprudencia, pagina ciento ochenta, ciento ochenta y dos a ciento
ochenta y tres, con el rubro y textos siguientes:

MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL. EL


RESOLUTOR DEBE INTERPRETAR EL OCURSO QUÉ LOS CONTENGA
PARA DETERMINAR LA VERDADERA INTENCIÓN DEL ACTOR.-
Tratándose de medios de impugnación en materia electoral, el juzgado debe
de leer detenida y cuidadosamente el ocurso que contenga el que se haga
valer, para que, de su correcta comprensión, advierta y atienda
preferentemente a lo que se quiso decir y no a lo que aparentemente se dijo,
con el objeto de determinar con exactitud la intención del promovente, ya que
sólo de esta forma se puede lograr una recta administración de justicia en
materia electoral, al no aceptarse la relación oscura, deficiente o equívoca,
como la expresión exacta del, pensamiento del autor del medio de
impugnación relativo, es decir, que el ocurso en que se haga valer el mismo,
debe ser analizado en conjunto para que, el juzgador pueda, válidamente,
interpretar el sentido de lo que se pretende.

Con los elementos que han quedado establecidos y contrario a lo expresado


por el impugnante en su escrito de demanda, el acto de que se duele fue
debidamente fundido y motivado; con independencia de ello se debe hacer notar que
esta autoridad delimitó, a partir de los elementos jurisprudenciales a que se ha hecho
referencia que los documentos o publicidad de que se duele el actor en la queja
principal realmente existían, es decir, primeramente se determinó la existencia
material de los actos con la inspección realizada por la autoridad competente, para
43 TEE/SSI/RAP/035/2010.

justipreciar si a partir de esa, existencia era susceptible la violación probable de un


derecho.

Según se advierte del contenido y las actuaciones del escrito de queja


primigenio, el cual se agrega al presente en calidad de prueba, quedo debidamente
constatada la existencia de la aludida publicidad; y hecho lo anterior, en el apartado
respectivo del aludido dictamen que fue sancionado y validado a través de la
resolución que se impugna, se le dio un valor especifico a la documental consistente
en la inspección realizada por el órgano distrital competente, la cual al ser emitida por
un órgano investido de fe pública y facultado para hacer ese tipo de diligencias, se le
dio un valor probatorio pleno, en base a ello se determinó que la divulgación del
material objeto de la denuncia tenía una existencia plena, constante y tangible en la
realidad, y el probable daño, cuyos alcances se darán al momento de emitir una
resolución que se pronuncie respecto al fondo de la denuncia, realmente estaría
ocurriendo de manera sistemática y sucesiva.

Con la valoración de tales elementos, la comisión responsable al emitir el


dictamen correspondiente determino los elementos en los que se funda para estar en
condiciones de dictar la medida cautelar de manera inicial, los cuales a saber son:

1. La probable existencia de un derecho del cual se pide la tutela en el


proceso.

2. El temor fundado de que, mientras se llega la tutela jurídica efectiva,


desaparezcan las circunstancias de hecho necesarias para alcanzar una decisión
sobre el derecho o bien jurídico cuya justificación se reclama.

Sentado lo anterior, esta autoridad tuvo los elementos necesarios


para determinar la procedencia o improcedencia de la medida cautelar.

RESPECTO DE LA RESPONSABILIDAD DEL DENUNCIADO

El segundo elemento de que intrínsecamente se duele el actor al


considerar la causa petendi en su escrito de apelación, es el temor infundado de que
la autoridad administrativa electoral al ordenarle el retiro de la propaganda a que se
alude en la queja primigenia con ello se esté tocando el fondo del asunto y se le esté
considerando responsable de la posible infracción.

Lo anterior, aunque no dicho de esa forma, consiste el elemento esencial


a través del cual el hoy actor se pretende desvincular de una probable
responsabilidad, la cual solo podrá determinarse a partir del estudio de fondo del
presente asunto, por lo que conviene hacer al respecto las siguientes precisiones
sobre la inoperancia de dicho agravio, ya que pronunciarse al respecto implicaría
hacerlo respecto al fondo del asunto lo cual es jurídicamente imposible y
procesalmente violatorio de las garantías del debido proceso.

Como se observa con toda claridad, los argumentos indicados atañen al


fondo del caso, que en su oportunidad será objeto de resolución por la mencionada
Comisión Especial de Quejas y Denuncias Instauradas por Violaciones a la
normatividad electoral del Instituto Electoral del Estado de Guerrero, en el ya citado
procedimiento administrativo sancionador.

Si bien para resolver para la procedencia de la adopción de mediadas


cautelares se requiere hacer una ponderación concursiva prima facie, del fondo del
procedimiento, esto es, llevar acabo una apreciación provisional y previa del caso
basada en lo hechos que motivaron la denuncia, así como la apariencia del buen
derecho, para evitar que la determinación de asumir o no las medidas cautelares
44 TEE/SSI/RAP/035/2010.

solicitadas sea subjetiva y carente de motivación y fundamentación adecuada, ello no


implica que, como en el caso, en la instancia jurisdiccional, al resolver la impugnación
de un acuerdo denegatorio de esas medidas, se deba emitir pronunciamiento sobre
aspectos inherentes al fondo del asunto, pues esto trascendería la litis planteada en el
recurso al rubro identificado e implicaría prejuzgar sobre la materia de la controversia
principal.

Por tanto, este órgano jurisdiccional no debe analizar los planteamientos


que formula el actor en el concepto de agravio precisado, siendo evidente su
inoperancia.

DE LA PROCEDENCIA DE LA MEDIDA.

Por último, la Sala Resolutora debe considerar infundado el concepto de


agravio que se puede definir como la improcedencia del dictado de la medida cautelar
deducida de los elementos que contiene su escrito de demanda porque, como se
precisó, las medidas cautelares tienen por objeto conservar la materia del litigio y
evitar que se cometa un grave e irreparable daño a las partes o al interés público,
con motivo de la sustanciación de un procedimiento.

Con la Ley de Instituciones y Procedimientos del Estado de Guerrero, y la


normativa que de esta se deriva, se prevé la posibilidad de que en la tramitación de
los procedimientos administrativos sancionadores se decreten medidas cautelares,
por supuesto, con efectos provisionales o transitorios, a fin de lograr la cesación de los
actos o hechos constitutivos de la posible infracción y evitar también la producción de
daños irreparables, como es la afectación de los principios constitucionales y legales
rectores de la materia electoral o la vulneración de los bienes jurídicos tutelados en la
Ley Sustantiva electoral.

Aunado a lo anterior, ha sido un criterio reiterado por la Sala de Segunda


Instancia del Tribunal Electora del Estado de Guerrero, a partir del cual se ha considerado
que, para dictar medidas cautelares, en un procedimiento especial sancionador, la
Comisión Especial de Quejas y Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normalidad
Electoral del Instituto Electoral del Estado de Guerrero, a través del dictamen
correspondiente, debidamente fundado y motivado, debe considerar diferentes
aspectos, en especial la existencia del derecho cuya tutela pretende, además de
justificar el temor fundado de que, ante la espera del dictado de la resolución definitiva,
desaparezca la materia de la controversia o que se cometa un daño irreversible, como se
desprende de la tesis de jurisprudencia 26/2010, aprobada por la Sala Superior del
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cuatro de agosto de dos mil
diez, cuyo rubro y texto es al tenor siguiente:

RADIO Y TELEVISIÓN. REQUISITOS PARA DECRETAR LA


SUSPENSIÓN DE LA TRANSMISIÓN DE PROPAGANDA POLÍTICA O
ELECTORAL COMO MEDIDA CAUTELAR.- De la interpretación sistemática
de los artículos 52, 368, párrafo 8, y 365, párrafo 4, del Código Federal de
Instituciones y Procedimientos Electorales se advierte que, en el
procedimiento especial sancionador, el órgano competente; puede ordenar,
como medida cautelar, la suspensión de la trasmisión de propaganda política
o electoral en radio y televisión, a fin de evitar la vulneración de los principios
rectores en materia electoral; daños irreversibles que pudieran ocasionarse a
los actores políticos y, en general, la afectación de bienes jurídicos tutelados
constitucional y legalmente, para que sea dable, en su oportunidad, el
cumplimiento efectivo e integral de la resolución que se pronuncie. Por ello, el
órgano facultado, al proveer sobre dicha medida, deberá examinar la
existencia del derecho cuya tutela se pretende y justificar el temor fundado de
que, ante la espera del dictado de la resolución definitiva, desaparezca la
45 TEE/SSI/RAP/035/2010.

materia de la controversia; de igual forma, ponderará los valores y bienes


jurídicos en conflicto, y justificará la idoneidad, razonabilidad y
proporcionalidad de dicha medida; entre otros aspectos, tendrá que fundar y
motivar si la difusión atinente trasciende los límites que reconoce la libertad
de expresión y si presumiblemente se ubica en el ámbito de lo ilícito,
atendiendo desde luego, al contexto en que se produce, con el objeto de
establecer la conveniencia jurídica de decretarla; elementos que
indefectiblemente deben reflejarse en la resolución adoptada, a fin de cumplir
con la debida fundamentación y motivación exigida por el artículo 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

De igual forma deben ponderar los valores y bienes jurídicos en conflicto,


además de justificar la idoneidad, razonabilidad y proporcionalidad de dicha medida,
atendiendo desde luego al contexto en que se produce, con objeto de establecer la
pertinencia jurídica de decretarla.

La consideración de tales elementos, para ordenar o no las medidas cautelares,


responde a que la decisión cautelar, aunque accesoria, tiene una especial relevancia,
respecto de la eficacia preventiva del procedimiento y, por tanto, su otorgamiento se
debe justificar objetivamente, ante una situación de urgencia o daño irreparable,
considerando también el interés general y los derechos fundamentales de terceros.

Con base en lo anterior, este órgano colegiado considera que no le asiste razón
al recurrente cuando sostiene que fue incorrecta la apreciación de la comisión y el órgano
superior de dirección del Instituto Electoral responsable, al dictar la medida cautelar
solicitada, sobre la base de que se advertía el posible daño irreparable derivado de
la espera del dictado de la resolución de fondo en el procedimiento sancionador con
motivo de la propaganda objeto de la denuncia.

Otro aspecto que se consideró en el dictamen y la resolución impugnada y


que queda meridianamente referido el resolutivo primero del dictamen que hoy se
impugna y que se legitima y autoriza a través de la resolución que emite el propio
Consejo General, en los términos que a continuación se exponen:

Del dictamen

PRIMERO. Con base a la inspección realizada por el IV Consejo Distrital


Electoral que corre agregado a los autos de la presente queja y al haberse
detectado a través de esta la existencia de la publicidad denunciada conforme
a quedada descrita en el considerando IV del presente dictamen, es
procedente proponer al Consejo Electoral del Estado, el retiro de la aludida
propaganda, sin que ello implique pronunciarse sobre el fondo del asunto o
sobre la legalidad o ilegalidad de los hechos denunciados, con el único fin de
salvaguardar las pruebas que tiendan acreditar los hechos relacionados con la
probable conculcación de la normatividad electoral, evitando la alteración,
menoscabo u ocultamiento de tales elementos, con base a lo razonado en la
última parte del considerando aludido.

SEGUNDO. Con base en lo determinado en el punto que antecede,


se propone al Consejo General del Instituto Electoral del Estado, que ordene a
la Coalición Guerrero Nos Une‖, a través de su representante acreditado ante
el Instituto Electoral del Estado de Guerrero, para que dentro del plazo de
veinticuatro horas siguientes a la notificación de la resolución que al efecto se
emita, retire la propaganda constatada en la diligencia de inspección realizada
por el VI Consejo Distrital Electoral señalada en el considerando IV del
presente dictamen, debiendo de informar sobre su cumplimiento, dentro de las
doce horas siguientes, o en su defecto el impedimento que tenga para hacerlo.
46 TEE/SSI/RAP/035/2010.

De la Resolución

PRIMERO.- Se aprueba el dictamen 018/CEQD/17-2010, emitido por la


Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias instauradas por
Violaciones a la Normatividad Electoral, el cual forma parte de la presente
resolución para todos los efectos a que haya lugar.

Con la anterior transcripción queda claro el objetivo que se busca en el


dictado de la medida cautelar, pues este se centra en la salvaguarda del vestigio que
ha sido constatado por la autoridad investigadora a través de la autoridad ejecutora
que en el presente caso recae en el Consejo Distrital con competencia territorial en el
lugar donde presuntamente ocurrieron los hechos, de ningún modo se estudia el
alcance de la prueba misma, las características de la propaganda en sí, el posible
vínculo que pudiera tener con un partido o coalición en especifico, como tampoco las
circunstancias de modo, tiempo y lugar, derivadas de la presunta conculcación de un
derecho a partir de los hechos denunciados, de ahí que no le asiste la razón al hoy
quejoso para establecer la probable vinculación de la propaganda o contenido de la
misma con éste.

Al respecto conviene referir que, el otorgamiento de medidas cautelares se


debe justificar de manera objetiva, ponderando, entre otros elementos, la
actualización de un contexto de urgencia y de generación de daños graves e
irreparables que hagan inminente la adopción de esas medidas, lo que la autoridad
responsable consideró que se acreditaba en la especie, puesto que es un caso
público y notorio que no necesita ser probado, que en las fechas en que se citan los
hechos existe en rnarcha un procedimiento electoral que pudiera ser afectado con
las conductas que motivaron la denuncia.

Este Órgano Electoral a propuesta de la comisión aludida consideró que,


contrariamente a lo sostenido por el hoy quejoso, en la especie sí estuvo justificada
la adopción de las medidas cautelares solicitadas por el actor en la queja primigenia,
respecto de la publicidad a que aluden los hechos de la citada denuncia.

Lo anterior por que es necesario, para evitar la generación de posibles


daños, graves e irreparables, bajo condiciones objetivas que denoten un riesgo
inminente, real y directo de afectación, a los principios constitucionales y legales que
rigen la materia electoral; y además para, como ya se dijo, evitar el deterioro,
menoscabo u alteración de los medios probatorios que habían sido corroborados por
el órgano distrital a través de la inspección que al respecto se realizó.

Ahora bien, con independencia de que asista o no la razón al actor de la


queja primigenia cuando se resuelva el fondo del procedimiento sancionador, el
dictado de la medida cautelar no le repara perjuicio como ya quedó establecido, como
tampoco le agravia la constitucionalidad o legalidad del dictado de la medida, por
cuanto a que en la propia resolución se establece lo siguiente:

SEGUNDO.- Con base en lo determinado en el punto que


antecede, se ordena a la Coalición "Guerrero Nos Une‖ por conducto de su
representante para que dentro del plazo de veinticuatro horas, siguientes a la
notificación de la presente resolución retire la propaganda constatada en la
diligencia de inspección realizada por el VI Consejo Distrital Electoral,
debiendo de informar sobre su cumplimiento, dentro de las doce horas
siguientes, o en su defecto, el impedimento que tenga para hacerlo.
47 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Con base en lo subrayado en la transcripción que antecede, queda claro


que el agravio del que se duele el hoy actor, consistente en vincularlo con la autoría
de la propaganda autorizada, de ningún modo le irroga perjuicio alguno en virtud de
que no se está prejuzgando sobre ese aspecto y, contrario a lo que afirma, tampoco
se deja en estado de indefensión, pues el mismo resolutivo lo faculta para
argumentar el impedimento que se tuviere para cumplir con el proveído a que se ha
hecho referencia, bajo el principio del derecho que cita que "nadie está obligado a lo
imposible‖. Lo cierto es que la adopción de las medidas cautelares solicitadas por el
actor en la queja de merito, no solo resultaba pertinente, sino necesaria, ante la
posible afectación de los principios constitucionales y legales que rigen los
procedimientos electorales de la entidad, en estricto sentido y derivado del
cumplimiento al principio de equidad de la contienda, tal medida resultaba un principio
tutelado por el órgano que también beneficiaría al hoy quejoso en el caso de que
resultara una estrategia que lo pusiera en condiciones que harían imposible emitir
opiniones de descargo al respecto.

d) Contenido de la resolución número 027/SE/02-11-2010. Con


fecha dos de noviembre de dos mil diez, el Consejo General del Instituto
Electoral del Estado emitió la resolución número 027/SE/02-11-2010
relativa al dictamen 018/CEQD/17-10-2010, por el que se determina la
viabilidad de las medidas cautelares solicitadas por la Coalición “Tiempos
Mejores para Guerrero”, a través de su representante acreditado ante el VI
Consejo Distrital Electoral con cabecera en Ometepec, Guerrero, en el
expediente de queja IEEG/CEQD/044/2010, cuyo contenido es del tenor
siguiente:

RESOLUCIÓN 027/SE/02-11-2010

RELATIVA AL DICTAMEN 018/CEQD/17-10.2010, POR EL QUE SE


DETERMINA LA VIABILIDAD DE LAS MEDIDAS CAUTELARES SOLICITADAS
POR LA COALICIÓN “TIEMPOS MEJORES PARA GUERRERO”, A TRAVEZ DE
SU REPRESENTANTE ACREDITADO ANTE EL VI CONSEJO DISTRITAL
ELECTORAL, CON CABECERA EN OMETEPEC, GUERRERO, EN EL
EXPEDIENTE DE QUEJA IEEG/CEQD/044/2010.

RESULTANDOS:

1. Con fecha catorce de de octubre del año en curso, el C. Gerardo Perea


Montaño, representante de la Coalición "TIEMPOS MEJORES PARA
GUERRERO", acreditado ante el VI Consejo Distrital Electoral, con cabecera en
Ometepec, Guerrero, promovió una queja en contra del C. Ángel Heladio Aguirre
Rivero, virtual de la candidata de la Coalición "GUERRERO NOS UNE", por la
presunta violación a la Normatividad Electoral, consistente en actos anticipados de
campaña electoral, acompañando a su escrito las pruebas en las que fundó su
48 TEE/SSI/RAP/035/2010.

pretensión; solicitando a la autoridad distrital el dictado de medidas cautelares


consistentes en el retiro de la publicidad denunciada.

2.- Mediante acuerdo de fecha quince de octubre del mismo año, la Comisión
Especial tuvo por recibida la queja interpuesta, le asignó el número de expediente
IEEG/CEQD/044/2010; ordenó emplazar a los denunciados, y entre otras cosas,
ordenó que mediante dictamen se propusiera al Consejo General el retiro de la
propaganda solicitada por el quejoso, en virtud de existir los elementos necesarios
para proponer la medida cautelar solicitada; dictamen que se analiza al tenor de los
siguientes:

CONSIDERANDOS

I. Que conforme a lo dispuesto por los artículos 25 de la Constitución Política del


estado, 84, 85 y 86 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del
Estado; el Instituto Electoral del Estado de Guerrero, es el responsable de vigilar el
cumplimiento de las disposiciones constitucionales y reglamentarias en materia
electoral; así como de velar porque los principios de certeza, legalidad,
independencia, imparcialidad y objetividad; guíen las actividades de los organismos
electorales, encargado de coordinar, preparar, desarrollar y vigilar los procesos
electorales estatales y municipales, ordinarios y extraordinarios, en los términos de
la legislación aplicable.

II.- Que los artículos 99 fracciones I, XXVIlI, XXX y LXXV, 203, párrafo segundo,
y 349 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de
Guerrero; 29, segundo párrafo 30, 32, 33, 34, inciso c, 37 fracción IV, 49, fracción
III, 72 y 75 del Reglamento de Procedimiento Administrativo sancionador del
Instituto Electoral del Estado, la Comisión Especial dictaminadora tiene la facultad
indagatoria de character inquisitorial y, en consecuencia, cuenta con facultades
para proponer, en base a elementos valorativos, de instauración de medidas
cautelares tendentes a evitar el menoscabo o la alteración, desaparición de los
elementos probatorios; así mismo para evitar que se continúe con la conculcación
de derechos e intereses colectivos que pueden resultar violatorios de un derecho
subjetivo público; y el Consejo General, tiene la atribución de aprobar o no las
medidas cautelares que le proponga la citada Comisión.
III.- Que conforme a las constancias que integran al expediente de queja que se
analiza y que sirvieron de base a la Comisión Especial para la tramitación de
Quejas y Denuncias Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral,
mediante las cuales consideró procedente proponer a este Consejo General el
retiro de la propaganda denunciada, se hicieron consistir en las pruebas indiciarias
presentadas por el quejoso y la inspección realizada el día quince de Octubre del
año en curso, por el Presidente y Secretario Técnico del VI Consejo Distrital
Electoral, sobre las calle y avenidas señaladas por el quejoso, dándose fe de la
existencia de propaganda relacionada con aquella que fue denunciada.

En las condiciones apuntadas, y toda vez que se dio fe de la existencia de la


publicidad, que dio origen a la misma, la Comisión Especial procedió a la valoración
de las mismas, de acuerdo a las reglas de la lógica, de la sana crítica y de la
experiencia, de conformidad con artículo 20 segundo párrafo, de la Ley del Sistema
49 TEE/SSI/RAP/035/2010.

de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, de aplicación supletoria


a la Ley adjetiva electoral, documentales públicas que merecen pleno valor
probatorio.

IV.- Con base en el análisis de las mismas, se advierte que el Secretario


Técnico y el Presidente del VI Consejo Distrital Electoral, constataron que en los
domicilios donde llevó a cabo el desahogo de la inspección referida, se logró ubicar
los vehículos de servicio público como particular que portaban calcomanías
conteniendo diversa propaganda, misma que coincide con las características de la
denunciada por el representante de la coalición quejosa, en la cual se aprecia la
imagen del rostro del C. Ángel Heladio Aguirre Rivero, a quien se le identifica con
un collar de flores en tonos amarillos y naranja una leyenda que dice: "ÁNGEL,
NOS UNE", "de", enseguida una figura de corazón, color naranja, amarillo y rojo, en
la parte superior una franja horizontal, abajo unas alas en colores verde y rojo y
una aureola.

En tal virtud, al encontrarse los elementes necesarios y suficientes, este


Consejo General considera precedente aprobar en sus términos el dictamen que
presenta la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias
Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral, debiéndose ordenar el
retiro de la propaganda que fue constatada por el personal del VI Consejo Distrital
Electoral, con Cabecera en Ometepec, Guerrero.

En esas circunstancias, con apoyo en lo previsto por los artículos 99 fracciones


I, XXVIII, XXX y LXXV, 203 párrafo segundo de la Ley comicial local; 29, 30, 31, 32
y 33 fracción I del Reglamento del Procedimiento del Procedimiento Administrativo
Sancionador del Instituto Electoral del Estado, este Consejo General estima
procedente ordenar al C. Ángel Heladio Aguirre Rivero y a la Coalición
"GUERRERO NOS UNE", éste último por conducto de su representante acreditado
ante este Instituto, el retiro de la propaganda a que se viene haciendo alusión,
dentro del plazo de veinticuatro horas siguientes a la notificación de la presente
resolución, debiendo notificar a este Instituto dentro de las doce horas siguientes, el
cumplimiento al mismo, o bien, el impedimento que tenga para hacerlo.

En base a lo antes expuesto, con fundamento en lo dispuesto por los artículos,


99 fracciones I, XXVIII, XXX y LXXV, 203 párrafo segundo de la Ley de
Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado; 29, 30, 31, 32 y 33 del
Reglamento del Procedimiento Administrativo Sancionador de este Instituto; este
Consejo General, emite la siguiente:

RESOLUCIÓN

PRIMERO.- Se aprueba el dictamen 018/CEQD/17-10-2010, emitido por la


Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas por
Violaciones a la Normatividad Electoral el cual forma parte de la presente
resolución para todos los efectos a que haya lugar.

SEGUNDO. Con base en lo determinado en el punto que antecede, se ordena a


la Coalición "GUERRERO NOS UNE", por conducto de su representante acreditado
ante este Instituto Electoral, el retiro de la propaganda constatada en la diligencia
50 TEE/SSI/RAP/035/2010.

de Inspección realizada por el VI Consejo Distrital Electoral, dentro del plazo de


Veinticuatro horas siguientes a la notificación de la presente resolución, debiendo
notificar a este Instituto dentro de las doce horas siguientes, el cumplimiento al
mismo, o bien, el impedimento que tengan para hacerlos.

TERCERO.- Notifíquese a las partes la presente resolución y el dictamen


aprobado, para su cumplimiento respectivo.
La presente resolución fue aprobada por unanimidad de votos en la Séptima
Sesión Extraordinaria del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de
Guerrero, celebrada el día dos de noviembre del año dos mil diez.

QUINTO. Análisis de fondo. Desglosados que han sido los planteamientos


de las partes, previo el análisis de fondo resulta procedente ubicar en su
contexto el acto materia del recurso que se resuelve, plantear en síntesis el
agravio hecho valer por el recurrente y derivado de ello, establecer su análisis
para finalmente, proceder al estudio de fondo, para ello y por razones de
método, esta Sala Resolutora, se avocará a estudiar los motivos de
inconformidad que hace valer el impetrante sin tomar necesariamente en
cuenta el orden en que aparecen en su recurso de impugnación, ya que con
ello no causa afectación jurídica al promovente, pues lo trascendental, no es la
forma como los agravios se analizan, sino que todos sean estudiados. Lo
anterior guarda consistencia con el criterio sostenido por la Sala Superior del
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en la tesis de
jurisprudencia identificada con la clave S3ELJ 04/2000 visible en la página 23
de la Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-2005,
cuyo texto es el siguiente:

“AGRAVIOS, SU EXAMEN EN CONJUNTO O SEPARADO, NO CAUSA


LESIÓN.- El estudio que realiza la autoridad responsable de los agravios
propuestos, ya sea que los examine en su conjunto, separándolos en distintos
grupos, o bien uno por uno y en el propio orden de su exposición o en orden
diverso, no causa afectación jurídica alguna que amerite la revocación del fallo
impugnado, por que no es la forma como los agravios se analizan lo que puede
originar una lesión, sino que, lo trascendental, es que todos sean estudiados‖.

Tercera Época:

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-249/98 y acumulado. –


Partido Revolucionario Institucional.- 29 de diciembre de 1998.- Unanimidad de
votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-255/98.–Partido


Revolucionario Institucional.- 11 de enero de 1999.- Unanimidad de votos.
51 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-274/2000.–Partido


Revolucionario Institucional.- 9 de septiembre de 2000.- Unanimidad de votos.

Revista Justicia Electoral 2001, suplemento 4, paginas 5-6, Sala Superior,


tesis S3ELJ 04/2000.

a). Síntesis de los Agravios. En su escrito recursal, la coalición actora hace


valer lo siguiente:

1- Que la resolución emitida por la autoridad responsable en su


concepto, resulta ilegal, toda vez que ordena a la Coalición
“Guerrero Nos Une”, el retiro de la publicidad constatada en la
diligencia de inspección llevada a cabo por el personal del VI
Consejo Distrital Electoral; sin que su determinación se encuentre
fundada ni motivada con preceptos legales aplicables al caso
concreto, ni mucho menos, realiza razonamientos lógico-jurídicos
para arribar a dicha determinación.

2. Que la responsable pretende fundar su actuar en las reglas de la


lógica, de la sana critica y la experiencia, sin que se apegara a
dichas reglas, pues considera que al no existir la acreditación de la
autoría objetiva y directa en contra del sujeto denunciado, era
obligación de la responsable de allegarse de mayores elementos
para identificar a los autores de la misma y dictar en consecuencia,
las medidas cautelares, debiéndose haber realizado el retiro de la
propaganda por conducto del mismo órgano electoral, o en su caso,
por medio de un tercero.

3. Que lo ordenado por la autoridad responsable resulta ilegal, violando


los principios de legalidad y seguridad jurídica que establecen los
numerales 14 y 16 de la Constitución Federal, así como el principio
de debido proceso y exhaustividad que debe prevalecer en todo acto
de autoridad y que derivaron en el contenido de los puntos
resolutivos PRMERO y SEGUNDO de la resolución de fecha dos
de noviembre de dos mil diez.
52 TEE/SSI/RAP/035/2010.

4. Que de acuerdo al escrito de denuncia y de la inspección realizada


la publicidad que se denuncia y constatada en lugar de los hechos
no reúne las características de propaganda electoral, además que la
responsable no acredita ni de forma indiciaria que sea la coalición la
que distribuyó y colocó la publicidad.

b). Análisis de los Agravios Hechos Valer por el Recurrente. Del análisis
de los argumentos vertidos por la parte actora en el agravio esgrimido, se
advierte que se duele, esencialmente, de la indebida fundamentación y
motivación por parte de la responsable, para ordenarle el retiro de la
publicidad que fue verificada mediante diligencia de inspección de fecha
catorce de octubre del año en curso, contenida en la resolución número
027/SE/02-11-2010, porque no existe un vínculo que le asocie con la
realización de los actos materia de la queja, por lo que solicita se revoque la
resolución por carecer de sustento legal.

Ahora bien, realizado el estudio exhaustivo e integral de las constancias y


actuaciones que obran en el expediente del Recurso de Apelación hecho valer
por la parte actora, en concepto de esta Sala Resolutora resulta
PARCIALMENTE FUNDADO EL AGRAVIO expresado por la recurrente, lo
anterior, con fundamento en los razonamientos jurídicos que a continuación se
precisan:

Por razón de método, se procede al estudio en su conjunto de los puntos 1, 2


y 3, de la síntesis del agravio referido en líneas anteriores.

En principio es de señalarse que la obligación de fundar un acto o


determinación de autoridad establecida en el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, se traduce en el deber por parte de
la autoridad emisora, de expresar con claridad y precisión los preceptos
legales aplicables al caso concreto, es decir, debe citar las disposiciones
normativas que rigen la medida adoptada.
53 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Por su parte, la motivación es la exposición de las causas materiales o de


hecho que hayan dado lugar a la emisión del acto reclamado, indicándose las
circunstancias especiales, las razones particulares o las causas inmediatas
que sirvan de sustento para la emisión de dicho acto, con lo cual se tiende a
demostrar racionalmente, que determinada situación de hecho produce la
actualización de los supuestos contenidos en los preceptos invocados en ese
acto de autoridad.

Por ello es ineludible la debida adecuación entre los motivos aducidos y las
normas aplicables.

Por tanto, la falta de fundamentación y motivación en un acto de autoridad,


acontece cuando ésta omite por completo citar los preceptos y formular los
razonamientos en que basó su determinación.

Ahora bien, la Coalición recurrente sostiene por un lado que la resolución


carece de fundamentación y motivación, sin embargo, se advierte que también
argumenta la indebida fundamentación y motivación; en el análisis integral de
la denuncia se concluye que es la indebida fundamentación y motivación de la
que se duele la actora, esto es, se está ante el supuesto de que habiéndose
citado los preceptos legales aplicables al caso, los mismos están en
disonancia con los razonamientos expuestos.

En lo particular, resulta ilustrativo el criterio sostenido por el Sexto Tribunal


Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, en la Tesis de Jurisprudencia
cuyo rubro, texto y datos de identificación, se transcriben a continuación:

FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN. SU DISTINCIÓN ENTRE SU FALTA


Y CUANDO ES INDEBIDA.

Debe distinguirse entre la falta y la indebida fundamentación y motivación;


toda vez que por lo primero se entiende la ausencia total de la cita de la
norma en que se apoya una resolución y de las circunstancias especiales o
razones particulares que se tuvieron en cuenta para su emisión; mientras que
la diversa hipótesis se actualiza cuando en la sentencia o acto se citan
preceptos legales, pero no son aplicables al caso concreto y se exponen las
razones que la autoridad tuvo para dictar la resolución, pero no corresponden
al caso específico, objeto de decisión, o bien, cuando no existe adecuación
54 TEE/SSI/RAP/035/2010.

entre los motivos invocados en el acto de autoridad y las normas aplicables a


éste.

Tribunales Colegiados de Circuito, Novena Época, Semanario Judicial de la


Federación y su Gaceta, Jurisprudencia, Enero de 2007, P. 2127

En efecto, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado, invocó los
preceptos legales que estimó aplicables para fundar y motivar la resolución en
general; de igual forma, expresó medianamente los razonamientos que creyó
adecuados, entre ellos, las consideraciones vertidas en el dictamen de la
Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas
por Violaciones a la Normatividad Electoral, pero en ninguna de ellas,
establece razonamientos lógico-jurídicos que destruyan la garantía de
presunción de inocencia de la que gozan los denunciados en el procedimiento
administrativo sancionador y que demostraran que al momento de dictar la
resolución combatida, existían en el expediente elementos con grado
suficiente de convicción sobre la autoría o participación de la Coalición
“Guerrero Nos Une” en los hechos denunciados, y por tanto, la existencia de
elementos suficientes que permitieran establecer un vínculo entre el acto
cierto, calificado de irregular y la presunta responsabilidad de la coalición, esto
es, la presencia de una relación entre la publicidad constatada por el VI
Consejo Distrital y la autoría de su colocación o distribución por parte de la
recurrente.

No es óbice señalar, que la responsable al momento de justificar en el


dictamen, la orden que hace a la Coalición “Guerrero Nos Une”, relativa al
retiro de la propaganda, cita la tesis S3ELO34/2004, emitida por la Sala
Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación,
transcribiendo el rubro “PARTIDOS POLÍTICOS SON IMPUTABLES POR LA
CONDUCTA DE SUS MIEMBROS Y PERSONAS RELACIONADAS CON
SUS ACTIVIDADES”, sin embargo, no obstante que la misma pudiese ser
aplicable al caso, no basta su transcripción, porque atentos a la obligatoriedad
de las autoridades de fundar y motivar sus resoluciones, establecida en el
artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es
55 TEE/SSI/RAP/035/2010.

menester que el órgano asiente las consideraciones lógicas que demuestren,


cuando menos, su aplicabilidad al caso concreto, independientemente que de
ser necesario el juzgador complemente la aplicación de los criterios
jurisprudenciales en que se apoye, con razonamientos adicionales que
aseguren el cumplimiento de la garantía constitucional, esto es, no era
suficiente que la autoridad responsable, citara la tesis de la Sala Superior,
sino también, debía razonar por qué con las constancias que obraban en el
expediente, consideraba en ese momento que la Coalición “Guerrero Nos
Une” era responsable de la conducta asumida por el ciudadano Ángel Heladio
Aguirre Rivero, o por cualquier otra persona, a la que se le atribuyera la
autoría de la colocación o distribución de la propaganda referida en la
diligencia realizada por el VI Consejo Distrital Electoral.

Sirven de criterios orientadores las tesis relevante y de jurisprudencia


siguientes:

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. SU NATURALEZA Y ALCANCE EN EL


DERECHO ADMINISTRATIVO SANCIONADOR ELECTORAL.—La
presunción de inocencia es una garantía del acusado de una infracción
administrativa, de la cual se genera el derecho a ser tenido y tratado como
inocente mientras no se pruebe lo contrario, y tiene por objeto evitar que las
autoridades jurisdiccionales o administrativas, con la detentación del poder,
involucren fácilmente a los gobernados en procedimientos sancionatorios, con
elementos simples y sin fundamento en un juicio razonable sobre su autoría o
participación en los hechos imputados. A través de esta garantía se exige,
que las autoridades sancionadoras reciban o recaben pruebas idóneas, aptas
y suficientes, con respeto irrestricto de todas las formalidades y requisitos del
debido proceso legal, sin afectación no autorizada de los derechos
fundamentales, y mediante investigaciones exhaustivas y serias, dirigidas a
conocer la verdad objetiva de los hechos denunciados y de los relacionados
con ellos, respecto al objeto de la investigación, mientras no se cuente con los
elementos con grado suficiente de convicción sobre la autoría o participación
en los mismos del indiciado, para lo cual deberán realizarse todas las
diligencias previsibles ordinariamente a su alcance, con atención a las reglas
de la lógica y a las máximas de experiencia, dentro de la situación cultural y
de aptitud media requerida para ocupar el cargo desempeñado por la
autoridad investigadora, y que esto se haga a través de medios adecuados,
con los cuales se agoten las posibilidades racionales de la investigación, de
modo que, mientras la autoridad sancionadora no realice todas las diligencias
necesarias en las condiciones descritas, el acusado se mantiene protegido
por la presunción de inocencia, la cual desenvuelve su protección de manera
absoluta, sin verse el indiciado en la necesidad de desplegar actividades
probatorias en favor de su inocencia, más allá de la estricta negación de los
hechos imputados, sin perjuicio del derecho de hacerlo; pero cuando la
autoridad responsable cumple adecuadamente con sus deberes y ejerce en
forma apropiada sus poderes de investigación, resulta factible superar la
56 TEE/SSI/RAP/035/2010.

presunción de inocencia con la apreciación cuidadosa y exhaustiva de los


indicios encontrados y su enlace debido, y determinando, en su caso, la
autoría o participación del inculpado, con el material obtenido que produzca el
convencimiento suficiente, el cual debe impeler al procesado a aportar los
elementos de descargo con que cuente o a contribuir con la formulación de
inferencias divergentes, para contrarrestar esos fuertes indicios, sin que lo
anterior indique desplazar el onus probandi, correspondiente a la autoridad, y
si el indiciado no lo hace, le pueden resultar indicios adversos, derivados de
su silencio o actitud pasiva, porque la reacción natural y ordinaria de una
persona imputada cuya situación se pone en peligro con la acumulación de
pruebas incriminatorias en el curso del proceso, consiste en la adopción de
una conducta activa de colaboración con la autoridad, en pro de sus
intereses, encaminada a desvanecer los indicios perniciosos, con
explicaciones racionales encaminadas a destruirlos o debilitarlos, o con la
aportación de medios probatorios para acreditar su inocencia.

Recurso de apelación. SUP-RAP-036/2004.—Partido Revolucionario


Institucional.—2 de septiembre de 2004.—Unanimidad en el criterio.—
Ponente: Leonel Castillo González.—Secretaria: Mónica Cacho Maldonado.

Sala Superior, tesis S3EL 017/2005.

Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-2005,


páginas 791-793.

JURISPRUDENCIA. SU TRANSCRIPCIÓN POR LOS ÓRGANOS


JURISDICCIONALES EN SUS RESOLUCIONES, PUEDE SER APTA PARA
FUNDARLAS Y MOTIVARLAS, A CONDICIÓN DE QUE SE DEMUESTRE
SU APLICACIÓN AL CASO.

Las tesis jurisprudenciales emitidas por la Suprema Corte de Justicia de la


Nación, funcionando en Pleno o en Salas, y las que dictan los Tribunales
Colegiados de Circuito, dentro de sus respectivas competencias, son el
resultado de la interpretación de las normas de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, así como de los tratados internacionales, leyes
federales, locales y disposiciones reglamentarias y, al mismo tiempo
constituyen normas de carácter positivo obligatorias para los tribunales
judiciales o jurisdiccionales, en términos de lo dispuesto en los artículos 192 y
193 de la Ley de Amparo, y 177 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la
Federación. Sin embargo, como el artículo 16 constitucional obliga a toda
autoridad a fundar y motivar sus resoluciones, debe estimarse que la sola
transcripción de las tesis jurisprudenciales no es suficiente para cumplir con la
exigencia constitucional, sino que es necesario que el órgano jurisdiccional
asiente las consideraciones lógicas que demuestren, cuando menos, su
aplicabilidad al caso concreto independientemente de que, de ser necesario,
el juzgador complemente la aplicación de los criterios jurisprudenciales en
que se apoye, con razonamientos adicionales que aseguren el cumplimiento
de la referida garantía constitucional.

Contradicción de tesis 17/98. Entre las sustentadas por el Primer Tribunal


Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito y el Segundo Tribunal
Colegiado del Cuarto Circuito y el criterio sostenido por el Cuarto Tribunal
Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito. 12 de junio de 2000.
Once votos. Ponente: Juan Díaz Romero. Secretario: Raúl García Ramos.
57 TEE/SSI/RAP/035/2010.

El Tribunal Pleno, en su sesión privada celebrada hoy cinco de septiembre en


curso, aprobó, con el número 88/2000, la tesis jurisprudencial que antecede.
México, Distrito Federal, a cinco de septiembre de dos mil.

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Instancia:


Pleno XII, Septiembre de 2000, Tesis: P./J. 88/2000, Jurisprudencia, p. 8

En este sentido, tenemos que la resolución de mérito se encuentra


indebidamente fundada y motivada, por cuanto a la parte considerativa a la
vinculación de la coalición recurrente con el retiro de la publicidad descrita en
la diligencia de inspección ocular desarrollada por el VI Consejo Distrital
Electoral, toda vez que la responsable omitió precisar de manera adecuada las
razones, motivos o circunstancias que sostuvieran o acreditaran la plena
participación de la Coalición recurrente, en los actos motivo de la queja que
hoy se recurre.

Razón por la cual es parcialmente fundado el agravio esgrimido por la


recurrente, por tanto, se determina modificar la resolución 027/SE/02-11-2010
relativa al dictamen 018/CEQD/17-10-2010, y como consecuencia de ello, se
deja sin efectos la parte considerativa a la vinculación de la coalición
recurrente con el retiro de la publicidad descrita en la diligencia de inspección
ocular desarrollada por el VI Consejo Distrital Electoral, quedando intocados y
firmes en sus términos, los resultandos y los puntos considerativos y
resolutivos restantes de la resolución de mérito, por el que se determina la
viabilidad de las medidas cautelares solicitadas por la Coalición “Tiempos
Mejores para Guerrero”, a través de su Representante acreditado ante el VI
Consejo Distrital Electoral, con cabecera en Ometepec, Guerrero, en el
expediente de Queja IEEG/CEQD/044/2010 de fecha dos de noviembre del
año dos mil diez.

Una vez que se ha declarado fundada la pretensión del actor, es necesario


que la sala resolutora se pronuncie respecto de los efectos de la
determinación a la que se ha arribado, en ese sentido, lo conducente sería
mandatar a la autoridad responsable, Consejo General del Instituto Electoral
del Estado, funde y motive debidamente la parte considerativa de la resolución
58 TEE/SSI/RAP/035/2010.

combatida que esta Sala de Segunda Instancia ha dejado sin efectos, sin
embargo, a nada práctico conduciría porque la probable responsabilidad de la
coalición “Guerrero Nos Une” en los hechos materia de la Queja de origen
atañe al fondo del asunto de la queja sometida a su consideración, momento
en el cual fundando y motivando deberá pronunciarse, entre otras cosas,
respecto de la responsabilidad de quien desplegó los actos materia de queja;
en su caso, los motivos por los que considera imputar la responsabilidad de
dichos actos, analizar si éstos forman parte de un proceso interno de selección
de candidatos de algún partido político, o de ser el caso determinar si los
mismos se constituyen en actos anticipados de campaña como lo hace valer el
quejoso, determinando las sanciones que en su consideración procedan, tanto
del despliegue de los actos materia de queja y en su caso, por la omisión para
dar cumplimiento a lo ordenado por la autoridad responsable, toda vez que ha
quedado intocada la medida precautoria relativa al retiro de la propaganda que
fuera descrita en la diligencia de inspección ocular desarrollada por el VI
Consejo Distrital Electoral, ordenada por la autoridad responsable en la
resolución al tenor siguiente:

“PRIMERO.- Se aprueba el dictamen 018/CEQD/17-10-2010, emitido por la


Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias Instauradas
por Violaciones a la Normatividad Electoral, el cual forma parte de la
presente resolución para todos los efectos legales a que haya lugar.

SEGUNDO.-Con base en lo determinado en el punto que antecede, se ordena a


la Coalición "GUERRERO /VOS UNE" por conducto de su representante acreditado
ante este Instituto Electoral, el retiro de la Propaganda constatada en la
diligencia de inspección realizada por el VI Consejo Distrital Electoral, dentro del
Plazo de 24 horas siguientes a la notificación de la presente resolución, debiendo
notificar a este Instituto dentro de las doce horas siguientes, el cumplimiento al
mismo, o bien, el impedimento que tengan para hacerlo.‖

Al respecto, el artículo 41, último párrafo, de la Constitución Política de los


Estado unidos Mexicanos, en relación con el artículo 25, párrafo trigésimo
tercero, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero,
así como del artículo 8 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en
59 TEE/SSI/RAP/035/2010.

Materia Electoral del Estado de Guerrero, disponen que la interposición de los


medios de impugnación no suspenden el acto o resolución impugnados, y toda
vez que en el caso concreto ha quedado firme la medida precautoria ordenada
por la responsable al no haber sido controvertida en el medio de impugnación
que se resuelve, su firmeza se traduce en la factibilidad del cumplimiento al
retiro de la propaganda, en los términos ordenados por la Autoridad
Responsable en la resolución impugnada.

En ese contexto, y a fin de estar en condiciones de hacer valer sus


determinaciones, el Reglamento de Precampañas Electorales del Instituto
Electoral del Estado en sus artículos 66, párrafo segundo, 69 y 73, le impone
al Instituto, que en caso de que el presunto infractor sea omiso en el retiro de
la propaganda que se le mandató retirar, deberá hacerlo por sí o a través de
un tercero a costa del presunto infractor. Punto argumentativo que el propio
órgano electoral señala en el párrafo octavo del sexto considerando del
dictamen de la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias
Instauradas por Violaciones a la Normatividad Electoral, aprobado en la
resolución de mérito, y fue considerado por la propia Comisión Especial, en el
auto de radicación de la referida queja, cuando en su punto sexto determinó
que, “…se instruye al Secretario General de éste Instituto, para que lleve a
cabo el desahogo de las diligencias ordenadas en el presente acuerdo,
autorizándolo para que designe al personal necesario para su debido
cumplimiento”; auto que entre otras cosas aprueba en su quinto punto,
someter al Consejo General del Instituto, el retiro de la publicación materia de
queja, con base a lo anterior, desde la aprobación de la resolución impugnada
hasta la fecha en que se resuelve el presente medio de impugnación, han
pasado diecisiete días, tiempo más que suficiente para que se haya dado
cumplimiento por la Autoridad Responsable a lo mandatado por ella misma,
sin que obre en autos constancia que demuestre que se ha dado cumplimiento
a la medida precautoria, circunstancia que se confirma con el informe rendido
por la responsable al requerimiento que se le formulara; en consecuencia, se
ordena al Consejo General del instituto Electoral del Estado, que en el
término de setenta y dos horas contadas a partir de la notificación de la
60 TEE/SSI/RAP/035/2010.

presente, proceda al retiro de la publicidad mandatado por la misma en la


resolución impugnada, debiendo informar de su cumplimiento a esta sala
resolutora dentro de las veinticuatro horas siguientes al vencimiento del
término inicialmente otorgado, lo anterior, en virtud de que las determinaciones
del órgano administrativo electoral estatal no son declarativas sino ejecutivas,
actuar en un sentido inverso implicaría contravenir la naturaleza de las
medidas precautorias, a saber, consistentes en evitar una posible lesión con
los actos materia de queja y en consecuencia no se colmaría la pretensión del
quejoso, sin que ello implique prejuzgar sobre la responsabilidad que en su
caso debe ser materia de la resolución del fondo de la queja.

Así mismo, a fin de proveer el cumplimiento de la determinación a que se


arriba, es procedente apercibir a la Autoridad Responsable que de no dar
cumplimiento a lo mandatado en la presente; se hará acreedora a alguna de
las medidas de apremio que establece el artículo 36 de la Ley del Sistema de
Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero.

En términos de la determinación a la que se ha arribado, el declarar por un


lado parcialmente fundado el recurso de apelación y dejar sin efecto la
vinculación de la recurrente con el retiro de la publicidad que constatara el VI
Consejo Distrital Electoral, así como, dejar firme la medida precautoria
ordenada por la responsable, no conlleva a la ilegalidad de la resolución,
solicitada por la recurrente, toda vez que atendiendo a la causa de pedir y
siendo congruentes entre lo planteado en su agravio y lo demostrado en el
expediente, solo se consideró ilegal, la vinculación que se hiciera a la coalición
recurrente con el retiro de la propaganda, dejando firme e intocado el retiro de
la publicidad materia de queja, circunstancia que conlleva la legalidad del acto
materia del recurso que se resuelve en los términos que así se ha declarado.

Finalmente, no pasa desapercibido para la sala resolutora, que el recurrente al


expresar el agravio que le causa el acto reclamado, se pronuncie respecto de
la naturaleza de los actos materia de queja, es decir, sobre la publicidad
constatada por el VI Consejo Distrital Electoral, en el sentido que ésta no
61 TEE/SSI/RAP/035/2010.

reviste las características de la propaganda electoral como la califica la


responsable (punto 4, de la síntesis del agravio), refiriendo los fundamentos
legales y reglamentarios que la definen; respecto de lo cual y dado que el
recurso de apelación que se resuelve se hace valer en contra del retiro de
dicha publicidad ordenado a la coalición recurrente; sin embargo, de los autos
del expediente que se resuelve, no se desprende que la autoridad responsable
se haya manifestado respecto de la naturaleza de dicha publicidad, ello es así
en virtud que dicho pronunciamiento deberá ser objeto de estudio en la
determinación de fondo de la queja de origen, en consecuencia, resulta
improcedente que la sala resolutora se pronuncie al respecto como lo plantea
el recurrente, ello en virtud de que con el acto impugnado no se califica la
naturaleza de la publicidad por ser competencia inicial de la referida Autoridad
Responsable y de pronunciarse esta sala al respecto, implicaría asumir
facultades del órgano administrativo electoral, prejuzgando sobre los actos
materia de queja, resultando inatendible la parte considerativa del agravio.

Por lo anteriormente expuesto y fundado se

R E S U E L V E:

PRIMERO.- Se declara parcialmente fundado el agravio hecho valer por la


Coalición “Guerrero Nos Une”, conformada con los Partidos Políticos de la
Revolución Democrática, Convergencia y del Trabajo, a través de su
Representante ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado,
GUILLERMO SÁNCHEZ NAVA, por los razonamientos vertidos en el
considerando QUINTO de la presente resolución.

SEGUNDO.- Se modifica la resolución 027/SE/02-11-2010 relativa al dictamen


018/CEQD/17-10-2010, y como consecuencia de ello, se deja sin efectos, la
parte considerativa a la vinculación de la coalición recurrente con el retiro de la
publicidad descrita en la diligencia de inspección ocular desarrollada por el VI
Consejo Distrital Electoral, quedando intocados y firmes en sus términos, los
62 TEE/SSI/RAP/035/2010.

resultandos y los puntos considerativos y resolutivos restantes de la resolución


de mérito, por el que se determina la viabilidad de las medidas cautelares
solicitadas por la Coalición “Tiempos Mejores para Guerrero”, a través de su
Representante acreditado ante el VI Consejo Distrital Electoral, con cabecera
en Ometepec, Guerrero, en el expediente de Queja IEEG/CEQD/044/2010 de
fecha dos de noviembre del año dos mil diez.

TERCERO.- Se ordena al Consejo General del Instituto Electoral del Estado


de Guerrero, el retiro de la propaganda en términos de lo mandatado en la
última parte del considerando QUINTO de la presente resolución.

CUARTO.- Se apercibe a la Autoridad Responsable que en caso de


incumplimiento al presente fallo, se hará acreedora a una de las medidas de
apremio previstas en el artículo 36 de la Ley del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral en el Estado de Guerrero.

NOTIFÍQUESE Personalmente a la actora y al Tercero Interesado a través de


su representante legal, en los domicilios señalados en autos; y por oficio a la
Autoridad Responsable, Consejo General del Instituto Electoral del Estado de
Guerrero, en el domicilio que señaló en autos; en atención a lo dispuesto por
los artículos 30 y 31 de la Ley del Sistema de Medios Impugnación en Materia
Electoral del Estado de Guerrero; 80 y 81 del Reglamento Interior del Tribunal
Electoral del Estado.

En su oportunidad archívese el expediente como asunto totalmente concluido.

Así lo resolvieron y firmaron los Magistrados, Alma Delia Eugenio Alcaraz,


quien fue la ponente, J. Jesús Villanueva Vega, Isaías Sánchez Nájera, J.
Félix Villafuerte Rebollar y Regino Hernández Trujillo quienes integran la Sala
63 TEE/SSI/RAP/035/2010.

de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado, ante el Secretario


General de Acuerdos, que autoriza y da fe.

J. JESÚS VILLANUEVA VEGA


MAGISTRADO PRESIDENTE

ALMA DELIA EUGENIO ALCARAZ ISAÍAS SÁNCHEZ NÁJERA


MAGISTRADA MAGISTRADO

J. FÉLIX VILLAFUERTE REBOLLAR REGINO HERNÁNDEZ TRUJILLO


MAGISTRADO MAGISTRADO

MANUEL ALEJANDRO ARROYO GONZÁLEZ


SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS