Está en la página 1de 2

Estimado

 equipo  de  Facebook,  


 
 
Les escribo porque recientemente una persona a la que respeto y admiro
por su trabajo y dedicación ha visto como su cuenta era borrada. Se trata
de Manuel Tapial, conocido activista español por los derechos humanos de
aquellos cuya voz es tan difícil de oir hoy en día, especialmente de la población
Palestina.

Siempre he considerado Facebook como una plataforma de comunicación


donde usuarios de todo el mundo pueden expresarse y compartir un espacio
común en el que desarrollar relaciones, ideas y avanzar en el ámbito de la
comunicación contemporánea. También creí encontrar en esta red social una
plataforma donde los movimientos sociales podían establecer redes de trabajo,
compartiendo su visión de diferentes situaciones y siempre desde el respeto
aportar diferentes puntos de vista y perspectivas que impulsasen cambios
reales en tantos ámbitos de nuestra sociedad.En definitiva un agente social
impulsor y creador de cambio, una oportunidad de mejorar determinados
aspectos del mundo que nos rodea y todo ello desarrollado a través de
Internet, herramienta valedora de libertades y derechos de los ciudadanos que
encuentran un vehículo a través del cual hacerse oir.

Sin embargo me encuentro aquí con este suceso y me replanteo esta idea que
aportaba, en mi humilde opinión, Facebook a la sociedad de la información. Si
estos sucesos son habituales o se producen arbitrariamente, esta plataforma
se convertirá irremediablemente en otra cosa totalmente diferente. Al negarle a
determinados usuarios esa oportunidad, negando el principio de libertad de
expresión y sentando los precedentes del clientelismo se manda un mensaje
que puede coartar las libertades del resto de usuarios pues no se sentirán
libres de expresar aquello que sienten (haciendo hincapié en el respeto mutuo,
por supuesto) y la imagen de esta comunidad quedará tintada de oportunista o
imparcial. Y si esto ocurre se perderá el sentido mismo de esta red social que
no es sino una ventana al mundo para todo aquel que desee comunicarse con
total y absoluta libertad.

Por todo ello le pido al equipo de Facebook que rehabilite la cuenta de Manuel
Tapial pues no considero justa su suspensión ya que se trata de una persona
respetuosa que difunde sus ideas siempre con humildad y profundo respeto a
los derechos de aquellos que opinan de forma totalmente opuesta a él y sus
intereses. Además considero su labor en la red como un aporte enriquecedor a
través del cual se lucha por los derechos de personas que no tienen tantas
libertades como los propios usuarios de Facebook y la ausencia de su persona
en esta red social es para mi un retroceso en la lucha por los derechos sociales
que tantos esfuerzos le ha costado a la historia de la democracia.
Espero no haberles causado muchas molestias y les agradezco el tiempo que
hayan dedicado a considerar lo que aquí les comunico.

Muchas gracias.

Atentamente: