Está en la página 1de 3

Pontificia Universidad Catolica del Ecuador

Facultad de Ingenieria

Integrantes: Daniel Quisiguiña, Byron Villagomez, Gustavo Cardenas, Cristian Campos y


Marcelo Buñay.

1.1 Principios para la formulación del PEM

El PEM es una reflexión, sobre los objetivos, las prioridades, los ritmos de actuación, los métodos
de trabajo y las capacidades propias del sistema.

La planificación general del país propugna la reconstrucción de lo público y el PEM quiere ser
una herramienta que ayude al Estado a recuperar su papel de regulador y planificador.

La precariedad general del Sistema de Transportes, reforzada por la limitada validez de la


información básica, exigían un planteamiento decidido de las políticas activas de desarrollo. El
balance inicial resulta claramente positivo, aunque todavía están presentes en los métodos de
trabajo actuales, importantes debilidades que afectan de manera destacada a la definición
técnica de las actuaciones y a la información de base sobre la que debe apoyarse la selección de
prioridades.

El impulso dado al desarrollo del Sistema de Transportes en el actual periodo de gobierno ha


frenado el deterioro acelerado del sistema, pero para completar el proceso de reversión de la
situación, hay todavía un recorrido de consolidación inevitable, si no se quieren poner en riesgo
los avances logrados

El diagnóstico por confrontación

El diagnóstico se concentra en la descripción de aquellos elementos o factores que resultan


relevantes para el desarrollo estratégico del PEM. El análisis realizado por el PEM ha afrontado
el reto de dar un paso más en el proceso de planificación, construyendo un diagnóstico de las
infraestructuras, los equipamientos, la organización institucional y el modelo de gestión desde
un enfoque país único para todos los modos y elementos del Sistema de Transportes.

1.2 La necesaria visión multimodal

El ejercicio efectivo de la soberanía territorial interior, refuerza la necesidad de que la


formulación de los programas y acciones del PEM, tome como referencia todo el territorio
nacional, e igualmente todos los ámbitos de servicio y gestión del Sistema de Transportes.

En el ámbito vial, el protagonismo principal lo asumen las propuestas que plantean el desarrollo
inmediato de una red de autopistas como instrumento imprescindible “para optimizar y
modernizar la Red Vial Estatal”, dejando en un segundo plano las actuaciones en el medio
urbano; los posibles acondicionamientos para mejoras locales de la capacidad y resolución de
estrangulamientos; los proyectos específicos de mejora de la seguridad vial, que son, todos ellos,
el camino obligado y de mayor rendimiento neto en los procesos de modernización y
maduración de las redes viales

Puede haber escenarios temporales intermedios en los que sea necesario construir un
aeródromo de segunda categoría, en tanto el desarrollo de las redes terrestres no pueda dar
una respuesta satisfactoria a las necesidades de movilidad de algunas zonas, o bien puede ser
necesario acometer importantes acciones de dragado, de alcance temporal limitado, en tanto
se estudian, desarrollan e implantan nuevas instalaciones portuarias. La propuesta de
infraestructuras y equipamientos del PEM, ha sido elaborada teniendo presentes estos
principios y ha permitido definir la imagen final que se alcanzará en el escenario 2037. La
identificación de las etapas intermedias requiere la acomodación de los ritmos de evolución del
Sistema de Transportes a los ritmos de crecimiento de la capacidad inversora del país, que están
directamente relacionados con los escenarios de crecimiento económico y con los procesos de
aprendizaje institucional para la propia gestión del sistema.

1.3 Secuencia temporal de desarrollo

El Plan Estratégico de Movilidad se proyecta en horizonte temporales un desarrollo racional, por


medio de objetivos intermedios, con el fin de alcanzar metas finales, estos objetivos deberán
cumplirse en una secuencia predefinida con el objeto de avanzar paso a paso sin saltarse ningún
escalón intermedio.

Como podemos observar no todos los escalones serán iguales, ni en tiempo ni en espacio, unos
serán más importantes y otros menos importantes por lo que podemos observar por su
elevación.

Definir los escalones y los horizontes comprometen un importante reto, ya que se debe de
evidenciar el progreso del sistema de transportes, los periodos se han dividido en 25 años, estos
años se han dividido en periodos equilibrados de 8 años con puntos intermedio, estos puntos
intermedios son puntos de control que se los hace cada 4 años.

Algunos objetivos planteados del horizonte 2020, son:

Modernización del marco legal vigente (concesiones, expropiaciones, etc)

Desarrollo de la normativa técnica especifica necesaria para el diseño y construcción de las


infraestructuras

Diseños de procedimientos administrativos para los trámites asociados al planeamiento, diseño


y construcción de las infraestructuras

Capacitación en todos los cuerpos del Ministerio dedicado a labores de dirección.


Facilitar la entrada del sector privado en la gestión de las infraestructuras.

Contribuir en actividades de turismo.

Completa integración territorial del país, facilitando la accesibilidad de todas las regiones e
integrando el Sistema de Transportes en todos los corredores internacionales de tráfico de
mercancías.

Creación de centros logísticos de referencia en la región que permitan atraer tráficos de terceros
países, convirtiendo a Ecuador, dada su privilegiada ubicación geográfica, en una de las
principales plataformas de distribución de determinadas mercancías de la región sudamericana
(fruta, pesca, automoción, petróleos, etc).

Constituir un caso de buenas prácticas en la gestión de sistemas de transporte en el ámbito


continental.