Está en la página 1de 10

INTRODUCCIÓN A LAS COSTUMBRES Y PRECEPTOS YORÙBÁ

Por el Espiritu Tata G, Emisario de Baba Oduduwa, Tradicion Yoruba Olofista


ẸGBẸ́ ÓDÙN ỌLỌ́FIN - LA FAMILIA ESPIRITUAL DEL SECRETO DE OLOFIN

Dentro del pueblo Yorùbá no existe la vida profana, su vida está ligada de manera muy
íntima a sus costumbres y preceptos religiosos, para ellos todo está relacionado de una
manera u otra con sus divinidades y ancestros. Todo aquello que la religión prohíbe o
condena es muy respetado por el pueblo, considerando esas prohibiciones como tabú. Se
piensa que toda ofensa en contra de las divinidades y ancestros ofende al hombre y
viceversa. Se sabe a la perfección lo que está bien o no dentro de la sociedad, e incluso
los Yorùbá que no integran la comunidad religiosa conocen su código de valores y los
asumen. Esto ayuda a la comunidad entera, ya que se asumen reglas comunes, donde
priman conceptos elevados de ética y comportamiento (de los cuales hablaremos y
profundizaremos posteriormente). Si bien los escritos sagrados que dictan las leyes y los
códigos de comportamiento, no están “legalizados” y expuestos públicamente al alcance
de todos, forman parte de un libro sagrado, que recopila lo más antiguo y puro de las
tradiciones, y costumbres Yorùbá, que son conocidos como versos de Ifá. Así como la
sociedad occidental se basa en los versículos de la biblia para demostrar lo que está bien
o mal ante los ojos de Dios y la sociedad, la sociedad Yorùbá se basa en los versos de Ifá.
Este código prohíbe a los Yorùbá acciones que son consideradas delictivas dentro de su
sociedad civil como robar; el adulterio; la fornicación; el secuestro; rompimiento de
contrato; jurar en falso; la mentira; la violación; hablar mal de los gobernantes; estafar; la
irreverencia o falta de respeto a los padres o mayores; seducir; la malicia; las
aberraciones y desviaciones sexuales de todo tipo. Todos estos actos prohibidos son
considerados crímenes dentro de la religión tradicional africana y cualquier persona que
comete alguno de ellos es visto como un criminal y será castigado. Los crímenes
cometidos no sólo van en contra de la sociedad, sino también en contra de los ÒRÌŞÀ y
los Ancestros. Todos aquellos que nos consideramos "Yorùbá" vivimos como tales y
educamos a nuestros hijos (carnales) a vivir bajo los códigos de conducta que indica
nuestra tradición. Se entrenan a los niños a decir siempre la verdad, porque se cree que un
mentiroso está propenso a cometer otro tipo de actos delictivos. Según nuestra tradición
consideramos que los mentirosos conocen la verdad, pero no la dicen, dañan a los demás
por voluntad propia, llaman rojo al blanco y blanco al rojo. El Odù Ikafun dice:
"...Aquellos que dicen efuru por esuru bien, nuestro Padre los está mirando desde el cielo,
Aquellos que dicen odide por oode, (que el papagayo es el murciélago) bien, nuestro
Padre los está mirando desde el cielo, Aquellos que dicen que la hoja de oro es la de
oriro, bien nuestro Padre los está mirando desde el cielo..." Sobre los mentirosos el Odù
Òtúrá dice: "Ser mentiroso no lo priva a uno de hacerse rico, Romper un contrato no lo
priva a uno de alargar la vejez; Pero el día que muera, allí tendrá problemas." En la
religión tradicional Yorùbá se sabe que muchas cosas deben pagarse después de la
muerte, por eso se tiene muy en cuenta el no cometer faltas, los ÒRÌŞÀ no apoyan a los
mentirosos, los ladrones, estafadores, degenerados, adúlteros, asesinos, etc. Los ÒRÌŞÀ
mandan siempre a sus seguidores a decir la verdad, incluso en los propios Odù la mayoría
de las veces se trata de dejar en claro que aquel que engaña, roba o comete faltas siempre
sale perjudicado, es castigado o termina en la ruina. En otra parte del Odù Òtúrúpọ̀n dice
así: "¡Sea sincero, aunque se quede solo!, ¡Sea verdadero, haga el bien! Al que es
verdadero las deidades lo apoyan, Diga la verdad, aunque se quede solo..." El hurto es
visto como un acto vergonzoso, algo de lo que nadie debería hacer alarde. Tener un
ladrón dentro de la comunidad se considera una desgracia. Cuando hay robos, se realizan
rituales para saber quién fue el ladrón y recuperar los objetos robados. El ladrón, a
consecuencia del poder divino, sufre al poco tiempo todo tipo de enfermedades, parálisis,
cegueras momentáneas, quedando dañado en forma física y psíquica, a tal punto que
deberá recurrir a un sacerdote africanista para que le retire el mal. Cuando el Babalawo
ve que el mal del paciente es debido a robos, le indica que debe devolver los objetos al
dueño en la plaza pública, delante de todos y además pagar ciertas ofrendas a los ÒRÌŞÀ.
El robo empaña la reputación e integridad de la familia del ladrón, siendo que los
africanos tradicionales se preocupan mucho por el buen nombre y la reputación. El hurto
no sólo es considerado algo inmoral, también es una ofensa religiosa castigable por parte
del Todopoderoso. Los sacerdotes africanistas, los jefes (de barrios, ciudades, etc.) y los
reyes tienen poderes político-religiosos y son quienes aplican las leyes, la justicia y los
castigos a las faltas dentro de la comunidad. Los jerarcas y sacerdotes son respetados
como se respeta a un ÒRÌŞÀ, pues se consideran "mayores" y portadores de la sabiduría
de los Ancestros. En cuanto a la falta de respeto a los "mayores" (planos religioso-
político y edad) y a los padres, aquel que comete dicho crimen, insultando a los mismos,
insulta también a los Ancestros y ÒRÌŞÀ, atrayendo para sí el castigo de los mismos. Si
bien la insolencia se perdona, se considera un acto delictivo. Los Padres (ancestrales)
deben ser venerados y dado el momento "rendirles culto", pues es la voluntad de
Olódùmarè que se venere a quien nos veneró y en cualquier sociedad donde no se venere
a los Padres no se tendrá las bendiciones del Todopoderoso. Ìwòrì dice: "Respete a su
Padre y a su Madre esos que vivieron largo tiempo en la tierra, Ifá dice que oferte a su
Padre y a su Madre el sacrificio de cuidados, rectitud y humildad, pues eso le traerá
retribuciones. Ifá dice que ofrendando ese sacrificio y siendo obediente no atraerá
maldiciones. Las maldiciones de su Padre y de su Madre son las maldiciones del
Omnipotente"... En otra parte del mismo Odù dice: "Mis Padres trabajaron en vano por
mí. Nací porque la suerte de mi madre era buena, nací porque la suerte de mi padre era
buena. Me dieron a luz y mis brazos no eran deformes, no nací enfermo, no nací leproso.
Ansío poder tener mis propios niños, de manera que pueda tener descendientes. Quiero
tener casas, quiero tener bienes materiales, quiero tener dinero. Mis padres trabajaron en
vano por mí. Vine al mundo debido a su buena suerte, Quiero hacer algo bueno de mi
vida, Para que el trabajo de mis padres no haya sido en vano." Por otro lado, en el Odù
Ìwòrì-Méjì explica que todo aquel que respete a sus Padres y Ancestros (Égúngún) en
cualquier tarea en la que se embarque tendrá éxito. En el Odù Ọ̀bàrà-Méjì se condena la
arrogancia, el orgullo y las faltas de respeto de los jóvenes hacia los ancianos, las cuales
son sentenciadas, diciendo que todos los que no respetan a sus mayores no tendrán una
vida larga y aquel que golpea a su padre, a un sacerdote o un anciano está atrayendo su
propia muerte. El gobierno africano es teocrático de modo que los gobernantes son vistos
como representantes divinos. Toda falta de respeto, reproche o rebeldía hacia los mismos
está prohibida. En cuanto a la lealtad absoluta y obediencia hacia el gobierno el Odù Éjì
Ogbè dice: "La Corona debe ser juzgada por la cabeza que usa Corona. Los labios del
filósofo son los que deben desafiar al filósofo..." Una Gorra nunca será más famosa que
una Corona. La que guía el Cuerpo es la Cabeza." El Yorùbá tampoco está de acuerdo
con sentimientos tales como la avaricia o el egoísmo, pues Ifá dice que todos vamos a
recibir aquello que dimos, por esto, cuanto más mano abierta seamos, más recibiremos.
La clave es ofrecer sin esperar nada a cambio. Se enseña que se debe pagar siempre a los
Antepasados y ÒRÌŞÀ para conservar la sabiduría, la suerte y los bienes materiales; así
como también a ser contemplativo con el hermano más débil o pobre, dándole ayuda si
fuera necesario. Ọ̀bàrà-Méjì dice: "La mosca que no es codiciosa, nunca muere en un
recipiente de vino. La mosca que vuela con las demás en el aire y no se tienta con los
cebos que hay en el suelo. Nunca es cazada en una trampa." Otra cosa a tener en cuenta,
es que tenemos prohibido maltratar o castigar a los animales, así como tampoco debemos
matar animales por placer o deporte. El sacrificio de animales debe ser hecho sólo cuando
los ÒRÌŞÀ lo pidieran o cuando necesitáramos consumir carne, siempre consultando el
oráculo, siendo que dichos sacrificios deben ser efectuados por personas preparadas
ritualmente. Consideramos que los animales tienen el Àşẹ de los ÒRÌŞÀ (que en conjunto
representan a Olódùmarè) y si dañáramos un animal estaríamos atrayendo un Osobo (ÍBI)
(poder negativo) hacia nosotros.

ANTÍFONA YORUBÁ
Siempre unidos estemos de pie
"E je ka fi'imo sokan
En nombre de nuestra patria
'tori Ilé-baba
Reconstruyéndola
Lati tun se
Reformándola
Lati gbe ga
Por nuestro bien
Fun 'losiwau rere
Permita que nos unamos
Ija irepo lo ye wa
Que defienda nuestra patria
Ka ja fun 'le baba wa
Por nuestro progreso
Nitori wa
Por nuestros hijos
'tori Ọmọ wa
Y por la posteridad
Nitori ojo ola
Somos hijos de Odùdúwà
Ọmọ Odùdúwà ni wa
Dondequiera que estemos
Nibikibi ta ba wa
Seamos una familia
Ka si ma ranti
Que regresará a Casa.
Pe a o pada silé".

COSTUMBRES Y PRECEPTOS DENTRO DE LA FAMILIA YORÙBÁ ỌLỌ́ FINSTA


Las costumbres y preceptos dentro de nuestra sociedad religiosa (YORÙBÁ
ỌLỌ́FINSTA), son dictados en su gran mayoría por nuestros guías, basados en los verso
de Ifá y adaptados a nuestros tiempos.
Lo que se busca dentro de nuestra sociedad religiosa es inculcar esos valores morales y
espirituales, a todo nuestro pueblo, no para generar un estado en el cual se mire a Dios y
los seres supremos como castigadores, ya que ellos en donde se encuentran no necesitan
nada de nosotros los seres mortales y profanos, ni siquiera nuestras acciones, ya que en
esta tradición como en muchas culturas y religiones existe el libre albedrio, en donde
nosotros mismos somos los únicos causantes de nuestras fortunas y desgracias debido a
nuestras acciones en nuestras vidas. Pero si se busca una mejor manera de vivir y de
pensar a través de la enseñanza, la práctica y el conocimiento adquirido a lo largo de la
vida (sabiduría).

ETICA, MORALIDAD, PRÁCTICA Y COSTUMBRES YORÙBÁ


ỌLỌ́FINSTA

Los 16 Principios Morales y Éticos del Tradicionalismo Yorùbá nacen en


el signo Ìká Òfún en el siguiente verso.

Ìká fun ni:


Ìká funfun a difa fun agbaagba Mẹ́rindínlógún
won nrele ife won nlo ree toro ogbo
awon le gbo, awon le to bi olodumare ti ran won ni won da ifa si
won ni won agbo, won a to sugbon ki won pa ikilo mo
won ni ki won ma fi esuru pe esuru
won ni ki won ma fi esu\ru\ pe esu\ru\
won ni ki won ma fi odide pe oode
won ni ki won ma fi ewe iroko pe ewe oriro
won ni ki won ma fi aimmowe ba won de odo
won ni ki won ma fi ailoko ba won ke hain-hain
won ni ki won ma gba ona eburu wo le akala
won ni ki won ma fi ikoode nu idi
won ni ki won ma su si epo
won ni ki won ma to si afo
won ni ki won ma gba opa lowo afoju
won ni ki won ma gba opa l’owo ogbo
won ni ki won ma gba obinrin ogboni
won ni ki won ma gba obinrin ore
won ni ki won ma s’oro imule lehin
won ni ki won ma san-an ibante awo
won de’le aye tan ohun ti won ni ki won ma se ni won nse
won ma bere sii iku
won fi igbe ta, won ni Orunmila npa won
Ọ̀rúnmìlà ni oun ko l’oun npa won
orunmila ni aipa ikilo mo o won lo npa won
agba mi dowo mi
agba kii wi fun ni tele ki o to kan ni.

Traducción al Español
1. Ellos (los 16 mayores) andaban para Ilé para pedir larga vida.
"Viviremos tan largo como declaro Olódùmarè (Dios)? , fue su pregunta a Ifá".
Ellos (Los babalawos) avisaron, no llamen esuru (tipo de ñame) al eruru (no decir una
cosa por otra).
2. Ellos avisaron a los mayores que no llamen los esuru (cuentas sagradas) a los ilekes.
(Es decir, no hagas ritos de que no tienes conocimientos básicos. No saber diferenciar).
3. Ellos avisaron que no llamen odidere. (Loro africano) al oode (murciélago), (Es decir,
nunca descaminar a las personas ni llevarlas por una vía falsa).
4. Ellos avisaron que las hojas de la ceiba son hojas del árbol oriro (Es decir, nunca
engañar a las personas).
5. Ellos avisaron no tratar de nadar cuando no saben nadar (Es decir, no pretender ser
sabio cuando no lo eres).
6. Ellos avisaron que sean humildes y nunca sean egocéntricos.
7. Ellos avisaron que no entre a la casa de un Oba (título de jefatura de Ifá) con malas
intenciones, no sea falso.
8. Ellos avisaron que no usen las plumas de Ikoode (plumas sagradas), para limpiar su
trasero. (Es decir, no romper tabú o prohibición. No usar mal los textos sagrados).
9. Avisaron que no deben defecar en Epo (aceite de palma), los alimentos dedicados a los
Òrìşà u Òòşà puros y limpios.
10. Avisaron que no deben orinar dentro de Afo (fabrica donde se hace aceite de palma
en tierra Yorùbá), no adulterar alimentos.
11. Avisaron que no quiten el bastón de un ciego (Es decir, siempre respete a los que son
más débiles que usted y trata a esas personas bien y con mucho respeto.
12. Avisaron que no quiten el bastón a un anciano (Es decir, respete y trata bien a los
mayores).
13. Avisaron que nunca se acueste con la esposa de un Ogboni (consejero de la corte del
Rey, senado y diputado).
14. Avisaron que nunca se acueste con la esposa de un amigo (Es decir, no traicione a un
amigo).
15. Avisaron que no sean chismoso (Es decir, nunca revelar secretos).
16. Avisaron que nunca falta el respeto o se acueste con las esposas de un Babalawo.

Cuando los mayores llegaron a la tierra hicieron todas las cosas que le avisaron no hacer.
Empezaron a morir unos detrás del otro, gritaron y acusaron a Ọ̀rúnmìlà de asesinato.
Ọ̀rúnmìlà dijo que no fue él quien lo estaba matando.
Ọ̀rúnmìlà dijo que los mayores morirán porque no cumplen con los mandamientos de Ifá.
La habilidad de comportarse con HONOR obedece a los mandamientos de Ifá, es su
responsabilidad.
Dirección no se puede adivinar. Es decir, que a veces un líder aparece inesperadamente.
Estos son los mandamientos y preceptos de ética moral y religiosa del tradicionalismo
Yorùbá, los cuales dentro de nuestro pueblo son respetados y adaptados a nuestros
tiempos y sociedad, pero también se les han agregado algunos otros preceptos morales y
religiosos por parte de nuestros guías de acuerdo a nuestra evolución moral y social
actualmente.
-XXX-

EVOLUCIÓN SOCIÁL
Mandamientos dentro de Nuestro Pueblo Religioso, Lineamientos morales y éticos con los
preceptos de nuestro pueblo.
Los Mandamientos son Lineamientos a través de los cuales nos vamos a regir con la
finalidad de tener una mejor vida moral, social, y práctica dentro de nuestro pueblo, los
cuales son estrictamente inquebrantables pues están basados y dictados de manera sabia e
indiscutible.

16 PRECEPTOS DE LA FAMILIA YORÙBÁ OLÓFISTA DE ẸGBẸ́


ÓDÙN ỌLỌ́ FIN

1- HUMILDAD: Hay que vivir humildes, jamás vivir humillados. (No hago ni permito
que me hagan). Aquel que humille, será castigado, porque no nos humilla a nosotros, sino
que se humilla a sí mismo.
2- COMPARTIR: Jamás quitarle a aquel que tiene hambre, puesto que por el HAMBRE
será MALDECIDO. Este precepto nos lleva al entendimiento del compartir. Sacrificar su
cuerpo, Alma y Espíritu para que pueda ser un guerrero de DIOS, y sirviente de DIOS.
Jamás quitarle a aquel que No tiene, sino darle lo necesario para fortificarlo.
3- HONOR: Viviremos Honradamente y glorificando nuestro Templo, nuestras Deidades
y a nuestros Hermanos jamás se permitirá la Deshonra a cualquiera de ellos, o aún más
importante, Jamás permitiremos que ninguno de nosotros deshonre la palabra de nuestras
Divinidades, con nuestras acciones, nuestro verbo o nuestro— pensamiento al igual que
serán deshonrado aquel que deshonra a sus Ancestros. Explicación; Eso es uno de los
puntos más importantes: Deshonrar a nuestros ancestros implica que tengamos que haber
tenido que deshonrar a nuestros Òrìşà. Que con nuestras acciones deshonramos a nuestros
Òrìşà, porque nuestros ancestros se sentirán Humillados al igual que el Clan, el Grupo
con nuestras acciones, también humillaremos a nuestros Ancestros, a nuestros Muertos.
4- LEALTAD: Ser leales en esta Vida nos lleva a construir el Guerrero Perfecto par Dios,
los Òrìşà y nuestros Ancestros. La palabra Lealtad significa acompañar a alguien dentro
de una actividad u objetivo. Debemos aprender a ser Leales principalmente en este
mundo profano, y entonces podremos ser reales a todas las Divinidades, y por
consiguiente ensalzar y enorgullecer a todos los Ancestros.
5- RESPETO: Vivir siempre y sobre todas les cosas a través del Respeto. En este Mundo
nuestros preceptos y costumbres dentro de la Familia Yorùbá Olófista deben de ser
regidos con respeto, más nunca dentro de esta Familia permitiremos que aquella persona
que respetamos abuse de ese Respeto y lo utilice para agredir a DIOS nuestras Deidades
y Hermanos.
6- SACRIFICIO: No solo incluye en nuestra vida Cotidiana, sino también en nuestras
Ceremonias. Sacrifica para Vivir, más nunca Vivas para Sacrificar. EXPLICACION:
Sacrifica para Vivir: Esto se refiere a que en esta vida para alcanzar una plenitud dentro
de la misma hay que sacrificar aquello que entorpece nuestro camino para Lograr una
Buena finalidad, más nunca nadie puede vivir todo el tiempo sacrificando, pues jamás la
felicidad alcanzara, esto es en el mundo profano. En el Mundo Religioso dentro de IFÁ:
Jamás las Deidades se sentirán satisfechas con el Sacrificio innecesario de una conciencia
animal y humana. Jamás se debe de Sacrificar por Sacrificar: Explicación: Dentro de la
Familia Yorùbá se permite en épocas de Guerra el matar para vivir, pero jamás nunca se
permitirá que nadie de nuestro Clan, de nuestro pueblo Viva para Matar.
7- MATAR PARA VIVIR, NO VIVIR PARA MATAR: Dentro de Nuestro Clan, de
nuestra Familia Yorùbá Olófista, el ASESINAR sin Razón ni Consciencia nos lleva a ser
Maldecidos por la Sombra obscura de la Muerte, sin embargo, a este pueblo está
permitido el Matar y Derramar Sangre de otros, pero jamás nunca derramaremos la
sangre de los nuestros, y así el Manto Blanco de ODUDUWA nos cubra de aquella
sombra Obscura de IKÚ (Ángel / Irúnmọ̀le de la Muerte). Dentro de Nuestra Clan si
alguno de nuestros hermanos por egocentrismo o vanidad afecta directa o indirectamente,
será castigado dentro de nuestro Clan si alguno de nuestros hermanos por egocentrismo o
vanidad afecta directa o indirectamente, será castigado dentro del Clan y Juzgado por el
mismo pueblo de acuerdo a la gravedad de la falta. Nosotros somos un Clan o una
Familia.
8- LA FELICIDAD: Es el tesoro más grande al que se pueda aspirar dentro de este
pueblo, sin embargo, todo individuo perteneciente o no a esta familia, está obligado a
encontrarlo y jamás y nunca se le permitirá a conocidos o desconocidos el empañar este
gran tesoro universal. Dentro de esta familia está bien cotejado y fundamentado el
Derecho Universal que tienen todos los Seres de ser Felices, sin embargo, dentro de esta
familia jamás se permitirá de uno sea la desgracia del otro.
9- SINCERIDAD: Dentro de Nuestra Familia Yorùbá Olófista, La Sinceridad será el
Escudo e Insignia inquebrantable, aunque este escudo sea punzante y cortante será
siempre nuestro legado y motor para caminar. Hay que ser Sinceros en esta familia con
todos y con todo, aunque la Sinceridad nos lleve a lastimarnos o lastimar a alguien más, y
aunque nos lleve a cortar lazos, ya que esta será nuestro impulso / nuestra fuerza para
seguir adelante, así mismo será la insignia que los grandes hereden a los pequeños y a su
vez estos a sus descendientes. Este será nuestro escudo, el cual nos protegerá de todos
nuestros adversarios. Siendo Sinceros entre nosotros nadie nos podrá dañar.
10- LIBERTAD: Dentro de Nuestro Clan, de nuestra familia Yorùbá Olófista se manda a
todo el pueblo a Vivir libres, ya que esta Libertad nos Honrara con una Muerte Digna.
Dentro de nuestra la Libertad es uno de los Preceptos más importantes, ya que aquel que
vive libre, será capaz de Amar y Honrar Sinceramente a DIOS, los ÒRÌŞÀ, los
Ancestros, así como al Prójimo, ya que no tiene apegos, puesto que es LIBRE, y así su
Amor siempre será puro y sincero.
11- RECIPROCIDAD: Dentro de nuestro Clan, de nuestra Familia Yorùbá Olófista, todo
aquel que dé sin esperar nada a cambio de manera verdadera, se le será dado por
añadidura, y aquel que se desgracia por sus actos, acciones y finalidad, la desgracia lo
perseguirá a lo largo de su camino, así mismo será juzgado por sus faltas con el afán de
limpiar su camino de la desgracia. Dentro de esta familia se considera que vivimos bajo
un universo reciproco, todo aquello que damos se nos será agradecido tanto de manera
positiva como negativa. Nosotros debemos de inculcar y de sembrar dentro de nuestras
conciencias como dentro de las conciencias de nuestros descendientes, el Agradecer todo
el bien que en esta vida se nos haga, y para agradecerlo será necesario realizar el mismo
acto por grande o pequeño que este sea en la misma forma y proporción. Así mismo
seremos considerados por todo acto negativo que realicemos en contra de nosotros
mismos y de los demás dependiendo de la severidad del acto, y así de esta forma
estaremos en conjunción y reciprocidad con el universo.
12- SERVICIO LABORAL: Dentro de Nuestro Clan, de nuestra Familia Yorùbá
Olófista, todo aquel que realice una Labor de Servicio se le será siempre gratificada,
primeramente, por Dios, las Deidades, los Ancestros y el pueblo en general, y así mismo
todo aquel que No sirva ni siquiera para agradecer, avergonzara a sus Ancestros y estos le
reclamaran su falta de consciencia servicial, y si nunca más cambiase, su destino será el
Destierro y la negación ante los ojos de Clan. Dentro de nuestro Clan serán aceptados con
amor y regocijo todas aquellas personas que presten sus servicios tanto profanos como
Divinos, y todas aquellas personas que No presten ningún servicio, su condena siempre
será tanto en el mundo profano como el divino el ser relegados, ya que aquel que No
presta Servicio, Jamás será reconocido e importante, y así mismo a no ser útil solamente
estorbara.
13- SABIDURIA: Todas aquellas personas que pertenezca a nuestra Clan, y así mismo
sus descendientes estarán obligados a encontrar la Sabiduría en base a su Camino y la
Experiencia obtenida a través de la vida, ya que es bien sabido que aquel que no aprende
de sus errores solo entorpecerá el camino de sus hermanos y su propio destino. La
Sabiduría es el Entendimiento de la Experiencia, pero sobre todo el rebasar esa
experiencia con la aplicación del entendimiento y discernimiento de la misma.
14- EMPATIA; Todas aquellas personas que pertenezca a nuestra Clan, estamos
obligados moralmente y cívicamente a entender y a ayudar a todo aquel que pertenezca a
nuestro Clan y a nuestra familia, más nunca se le dará la ayuda a aquel que su consciencia
y sus acciones no le permitan ser ayudado. Este mandamiento es absoluto dentro de
nuestra familia, pero la ayuda se le debe de dar a todo aquel que nos lo pida, este o no
este dentro de la familia, pero es obligación el ayudar a los integrantes de la Familia.
15- FERVOR: Dentro de nuestra familia y nuestro Clan, todo aquel que pertenezca o
pretenda pertenecer a nuestro clan, debe de contar con la pasión, el amor, la tolerancia
necesarios para ensalzar y enaltecer las prácticas y costumbres de nuestra religión. Dentro
de nuestra familia todos los tibios serán Vomitados.
16- ARMONÍA: Es un Estado de Consciencia Sensorial y Perceptivo, porque solamente
uno entiende que esta en Armonía. Este Precepto - Todas las personas dentro de Nuestro
Clan están obligadas a llegar y Conseguir su ARMONIA en su VIDA. Llevando a cabo
los preceptos / mandamientos de esta Familia. Es el Trabajo de los engranes en
perfección.
-XXX-