Está en la página 1de 2

GLOSARIO

Estructuralismo: es una metodología de entrenamiento estructurado ya que se fundamenta en


estructuras que conforman al ser humano ante la acción motora; basándose principalmente en la
especificidad, la individualización, el abordaje global y el aprendizaje diferencial.

Fuerza: es la capacidad de generar tensión muscular, y representa un eje central en la organización


de capacidades condicionales en cada deporte.

Habilidad: hace referencia a la acción motriz o gesto deportivo en la que se manifiesta la fuerza
en un determinado deporte, se encuentra relacionado de una forma u otra con la capacidad genética
que tiene el deportista. Se valora de manera general mediante la técnica de ejecución en la que los
parámetros biomecánicos son los que nos informan de la idoneidad del mismo. Por ejemplo la
habilidad de chute y acciones de gire con el balón.

Habilidades específicas: se refiere a las acciones que tienen lugar en un contexto deportivo
teniendo en cuenta las características y reglamentación del deporte, de tal manera el deportista
desarrolla una acción lo más eficaz y eficiente posible en términos de rendimiento, es decir un
buen desarrollo de las habilidades fundamentales. Por ejemplo: en el futbol, un cambio de
dirección con el balón, teniendo en cuenta que tiene que pasar por dos jugadores del equipo
contrario, sin realizar outside en el menor tiempo posible.

Habilidades fundamentales: son acciones de base coordinativa y con un correcto control


neuromuscular, presentando un patrón común el mismo que podrá adaptarse a las distintas
situaciones. Por ejemplo dentro de un entrenamiento neuromuscular, acciones de salto y cambio
de dirección.

Skill: son todas las acciones técnicas que se dan en el desarrollo de un deporte.

Coordinación neuromuscular: capacidad de controlar una acción teniendo la información más


adecuada según los distintos niveles orgánicos de percepción y regular los movimientos, es decir
ajustar las respuestas en el caso de que sus movimientos se deben adaptar a nuevas situaciones o
no haya existido una respuesta óptima a un estímulo. Se la puede valorar mediante parámetros en
cada habilidad. Por ejemplo mediante recursos como la grabación en video se puede documentar
la realización de tareas de máxima eficacia.
Control neuromuscular: es la capacidad de activar de manera precisa la musculatura implicada
en una acción y que posibilita el desarrollo coordinado y eficaz de la misma. Así como también
tener un control suficiente de los diferentes factores de riesgo que nos puede conducir a una lesión.
Por ejemplo dentro del entrenamiento de estabilidad articular interviene el control neuromuscular
ya que se pretende realizar una activación inconsciente de las limitaciones dinámicas que se
producen durante el movimiento.