Está en la página 1de 11

Filipenses

2:4-8.

Eliezer Bueno Martín

Asignación hecha en cumplimiento de los


requisitos exigidos por el Profesor D. David C. Dixon
como parte de la calificación de la asignatura de
Teología del Nuevo Testamento.
Fecha: Diciembre de 2019.
Índice.

1. Contexto P.1

a. La ciudad de Filipos P.1

b. La iglesia de Filipos P.2

c. La epístola a los Filipenses P.3

2. Análisis Gramatical P.3

a. Traducción P.3

b. Palabras Claves y exégesis P.4

3. Cómo funciona la Cruz de Cristo P.6

4. Aplicación P.7

5. Bibliografía P.9
1. Contexto.
a. La ciudad de Filipos.

Filipos era una ciudad fundada por Filipo II, el padre de Alejandro Magno,
al este de Macedonia. Al comenzar su reinado en el 359 a.C. el recién coronado
Filipo se propuso modernizar su ejército, tarea bastante costosa, así que decidió
anexionarse una zona cercana que era productora de oro. Esa zona era conocida
como Crenides (fuentecilla en griego) debido a las fuentes que había por el lugar,
el rey fundó una ciudad y la llamó Filipos, en honor a él mismo. Esta ciudad fue
una productora de oro excelente que ayudó a costear los gastos del basto
ejército que el macedonio reclutaría; posteriormente también sirvió a su hijo,
Alejandro, a levantar uno de los mayores imperios de la historia que abarcaba
desde Grecia hasta la India. 1

Más adelante, la ciudad fue receptora de un importante evento en la


historia romana; ya que allí, en el año 42 a.C., Marco Antonio y Octavio
derrotaron a Bruto y Casio2, asesinos de Julio César y cedieron tierras para que
vivieran los veteranos de sus ejércitos.3 En el año 31 a.C. la ciudad obtuvo un
régimen privilegiado de parte de Roma y en el año 50 d.C. ya era un centro
comercial y militar importante.4 La ciudad fue importante no solamente por la
política, sino que también disfrutaba de un comercio próspero, en parte porque
estaba bien situada geográficamente y por ella pasaba la Vía Egnacia hacia
Roma, lo que le aportaba unas vías de comunicaciones excelentes. 5

En cuanto a su población, en su mayoría eran legionarios romanos


licenciados (como se ha mencionado anteriormente) y macedonios; también
había gentes procedentes de otros pueblos, aunque eran minoría. Los judíos
eran tan pocos que no había suficientes hombres para formar una sinagoga
(Hechos 16:13).6

1
Guillermo Hendriksen, Comentario del Nuevo Testamento: Filipenses (Grand Rapids,
Michigan: Subcomisión Literatura Cristiana de la Iglesia Cristiana Reformada, 1981) pp.10-11.
2
J.D. Douglas y Merrill C. Tenney, Diccionario Bíblico Mundo Hispano A-M, “Filipos” (El
Paso, Texas: Editorial Mundo Hispano, 2003), p. 490.
3
Raymond Brown, Introducción al Nuevo Testamento, Tomo II: Cartas y otros escritos (Madrid:
Editorial Trotta, 2002) p.634.
4
Vila Santamaría, Diccionario Bíblico Ilustrado, “Filipos” (Terrassa, Barcelona: Editorial
CLIE, 1981), p. 382.
5
Hendriksen, p. 15.
6
Ibid.

1
b. La iglesia de Filipos.

La Iglesia de la ciudad de Filipos fue fundada por Pablo, Silas y Timoteo


(y quizás también Lucas ya que en hechos se narra en primera persona) en el
segundo viaje misionero del apóstol7, en el año 51 d.C. 8 convirtiéndose en la
primera iglesia en Europa. Cómo nació la iglesia en Filipo se nos narra en
Hechos 16:11-15:

“11Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia,


12 y
y el día siguiente a Neápolis; de allí a Filipos, que es la primera
ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en
aquella ciudad algunos días. 13 Y un día de reposo salimos fuera de la
puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos,
hablamos a las mujeres que se habían reunido. 14 Entonces una mujer
llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que
adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella
15 Y
para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. cuando fue
bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo
sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a
quedarnos.”9

Como hemos leído no había sinagoga en la ciudad; esto probablemente


es porque no había el mínimo de diez varones judíos que era establecido por el
pietismo judío para la formación de una sinagoga y la construcción de esta.10 En
el día de reposo, al no haber sinagoga, Pablo salió a las puertas de la ciudad
para unirse a la oración y lo que encontró allí era a un grupo de mujeres. Entre
estas mujeres estaba Lidia, una comerciante de un producto de lujo como lo eran
las telas púrpuras, que se convirtió y enseguida muestra su testimonio ofreciendo
con generosidad su casa.11

Más adelante, también se nos narra cómo Pablo expulsa a un espíritu de


adivinación de una muchacha. Los dueños, que se aprovechaban de la terrible

7
Hendriksen, p. 15.
8
Brown, p. 633.
9
Versión: Reina-Valera Revisada 1960.
10
Craig S. Keener, Comentario del contexto cultural de la Biblia, Nuevo Testamento (El paso,
Texas: Editorial Mundo Hispano, 2003) p. 367.
11
Hendriksen, p.16-17.

2
situación en la que estaba ella y la utilizaban para ganar dinero a su costa,
estaban enfurecidos contra Pablo y Silas. Los llevaron ante los principales de la
ciudad que los azotaron y los metieron en la cárcel. Allí encadenados sucedieron
los acontecimientos con el carcelero narrados en Hechos 16:25-34, esto resultó
con la conversión de este carcelero y de su familia, agregando nuevos miembros
a la recién formada iglesia. 12

c. La epístola a los Filipenses.

La carta probablemente fue escrita desde Roma.13 aunque algunos autores


también argumentan que pudo haber sido desde Éfeso14, No existe dudas sobre
su autenticidad o autoría, ni por indicios internos ni externos.15

Esta es una de las cartas más entrañables Pablo, se nota el afecto especial
que tenía hacia esta comunidad y la comunidad hacia él puesto que el apóstol
agradece a la iglesia por la fidelidad de estos en el sostenimiento de su obra. A
penas hay problemas en esta carta; solamente en el 4:2 hay una pequeña nota
a dos mujeres de la iglesia: Evodia y Síntique. Aunque tampoco podría
considerarse un problema ya que Pablo solamente hace una breve mención a
un desacuerdo.

2. Análisis gramatical.
a. Traducción.16 17

4μὴ τὰ ἑαυτῶν ἕκαστος σκοποῦντες ἀλλὰ [καὶ] τὰ ἑτέρων ἕκαστοι.


No fijándoos/poniendo vuestra atención/interesarse por lo suyo propio sino
(también) por lo de los demás.
5Τοῦτο φρονεῖτε ἐν ὑμῖν ὃ καὶ ἐν Χριστῷ Ἰησοῦ,
Esté este pensar (tener los mismos pensamientos/ vivir en armonía/ tener los
mismos sentimientos) en vosotros como (lo había) también en Cristo Jesús.
6ὃς ἐν μορφῇ θεοῦ ὑπάρχων οὐχ ἁρπαγμὸν ἡγήσατο τὸ εἶναι ἴσα θεῷ,

12
Charles R. Erdman, La epístola a los Filipenses (Grand Rapids, Michigan: T.E.L.L., 1975),
pp. 8-12.
13
Robert Jamieson, A. R. Fausset, David Brown, Comentario Exegético y explicativo de la
Biblia, Tomo II: El Nuevo Testamento (El Paso, Texas: Casa bautista de Publicaciones) p. 495.
14
Brown, p. 635.
15
Jamieson. pp.493-494.
16
Versión usada en Griego: Nestle-Alan edición XXVIII.
17
Salvo que se indique lo contrario se ha usado el diccionario: Elsa Tamez L., Diccionario
Conciso Griego-Español del Nuevo Testamento (Alemania: Sociedades Bíblicas Unidas: 1978)

3
El cual siendo en forma/naturaleza Dios no se aferró a ser igual a Dios.
7ἀλλ’ ἑαυτὸν ἐκένωσεν μορφὴν δούλου λαβών, ἐν ὁμοιώματι ἀνθρώπων
γενόμενος· καὶ σχήματι εὑρεθεὶς ὡς ἄνθρωπος
Sino que se privó (despojó/se hizo inválido/se privó de valor o efecto/
renunciar o dejar de lado lo que es uno/ vaciarse) de sí mismo haciéndose en
forma/naturaleza de siervo/esclavo, en semejanza (apariencia/igualdad/
igualdad de condición) al hombre llegó a ser; y asumiendo forma humana (con
aspecto humano/apariencia exterior humana)
8ἐταπείνωσεν ἑαυτὸν γενόμενος ὑπήκοος μέχρι θανάτου, θανάτου δὲ
σταυροῦ.
Se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, muerte de cruz.

b. Palabras claves y exégesis.

σκοπέω → σκοποῦντες. Fijarse en/interesarse/prestar atención. También


se usa en Romanos 16:17; Gálatas 6:1; Filipenses 3:1718 para hacer una llamada
de atención sobre algo en relación con nuestros semejantes. En Romanos
advirtiendo de los que causan divisiones; en Gálatas con énfasis en el perdón
del que cae en alguna falta, considerando que nosotros también somos falibles;
en Filipenses 3:17 para que nos fijemos en aquellos que tienen una buena
conducta. En Filipenses 2:4, la advertencia de Pablo es que tengamos cuidado
al centrarnos solamente en nosotros mismos y nos olvidemos de las necesidades
de los demás, que nuestra atención no puede estar puesta solamente en
nosotros. Es así salvo en 2º Corintios, que habla de los espíritus inmundos.

φρονεω → φρονεῖτε. Pensar, considerar.

μορφῇ → No solo es forma, si no también esencia. Morphë significa los


atributos esenciales tal como se muestran en la forma. En su estado anterior a
su encarnación, Cristo poseía los atributos de Dios, puesto que es Dios en
esencia y decide despojarse de esa Gloria y encarnarse autolimitándose. En mi
opinión y también la de la fuente usada creo que tenemos aquí una clara
declaración de Pablo de la deidad de Cristo. 19

18
Alfred E. Tuggy, Léxico Griego-Español del Nuevo Testamento (El Paso, Texas: Editorial
Mundo Hispano, 1996) p. 814.
19
A.T. Robertson, Comentario al texto Griego del Nuevo Testamento (Terrassa, Barcelona:
Editorial CLIE, 2003) p. 502.

4
ὑπαρχώ → Ser, Existir. Jesús ya existía en el comienzo antes de la
creación. Esta puede ser una cita respuesta a aquellos que hablan de Jesús
como una criatura de Dios.
ἁρπαγμὸν →Aferrarse. Jesús no se a la divinidad y a su gloria. Aquello
que era tan preciado, tan importante, algo de tanta importancia como su propia
esencia no fue un impedimento para Él. Además, no olvidemos que a lo que iba
Jesús no era a una vida terrenal cómoda y fácil; sería el “varón de dolores” Él iba
a sufrir el rechazo, la humillación, el desprecio y el maltrato del hombre en
contraposición de la adoración y la gloria que tenía.
ἑαυτὸν ἐκένωσεν → Primer aoristo de indicativo activo de κενόω. Jesús no
se despojó de su naturaleza divina. Jamás dejó de ser el Hijo de Dios. Asumió
las limitaciones de lugar (espacial) y de conocimiento y se autolimitó en su poder.
Aún así Él no pecó en ningún momento a pesar de ser tentado por Satanás y
pasar por las pruebas que pasa el hombre día a día; donde nosotros fracasamos,
Jesús triunfó. “Se despojó de las insignias de majestad (Lightfoot)”, pero nunca
dejó de ser el Rey soberano del universo.20
μορφὴν δούλου λαβών→ No solamente se hizo hombre, sino que además
se toma los atributos de un esclavo, de un siervo. Jesús escoge no ser un hombre
cualquiera, sino un esclavo. 21 Vemos aquí la genialidad del apóstol a la hora de
hacer ese “juego de palabras” ese intercambio de términos. Es decir, Jesús es
Dios, pero decide hacerse esclavo; pasa de la Gloria eterna al desprecio más
absoluto; de ser lo más grande, lo mejor, lo más glorioso, a ser lo más pequeño
y despreciable (a los ojos de los hombres)
ἐν ὁμοιώματι ἀνθρώπων → Similitud, igualdad de Condición. Su
humanidad fue tan real como su deidad. Era una semejanza, pero una verdadera
semejanza (Kennedy), no era mera apariencia22

σχήματι εὑρεθεὶς ὡς ἄνθρωπος→ “Bengel explica μορφή por forma,


ὁμοιόμα por similitud, σχήμα por hábito. Aquí con σχήμα el contraste «está entre
lo que Él es en Sí mismo y en lo que parecía ser a los ojos de los hombres»
(Lightfoot)”23

20
Ibid.p.503.
21
Ibid.
22
Ibid.
23
Ibid.

5
ἐταπείνωσεν→ Del verbo ταπεινόω. Pablo vuelve a usar este mismo verbo
en voz media en Filipenses 4:12, hablando de vivir en pobreza.
ἐταπείνωσεν ἑαυτὸν γενόμενος ὑπήκοος → Constituye una humillación
voluntaria por parte de Cristo, y por esta razón Pablo apremia el ejemplo de
Cristo a los filipenses, este supremo ejemplo de abnegación.
θανάτου δὲ σταυροῦ → Jesús comienza en el Trono de Dios, se encarna,
se hace hombre, se hace siervo y llega hasta el nivel más bajo considerado por
los seres humanos, a un crucificado. Del trono de su Gloria a la Cruz.

“Jesús muere de la forma más violenta posible, asumiendo


todos los dolores, la humillación, la injusticia. La psicología de la
crucifixión era básicamente que la víctima experimentara una tortura
más lenta, durante la cual pudiera clamar, gritar, vociferar sobre horas
y días. Era reforzada por el trato físico denigrante diseñado para
debilitar a la víctima y romper su resistencia antes de la cruz, tanto
física como anímica, psicológica y emocional. Es el mayor insulto a la
dignidad personal, la máxima desgracia, con un fin netamente
deshumanizante. Satanás pretendiendo destruir el Imago Dei en el
hombre. El Hijo de Dios fue ejecutado a través de un castigo diseñado
precisamente para negarle al condenado cualquier vestigio de
humanidad común. Su humillación consistía en la desnudez pública,
a la ridiculización cruel, violencia brutal, trato denigrante,
ridiculización…”24

Este contraste entre cruz y trono divino seguirá en el versículo 9. La historia


de Jesús no acaba en el madero, sino que Dios lo exalta hasta lo sumo; es decir,
Dios restituye a Jesús y lo vuelve a poner en el lugar que le corresponde.

3. Cómo funciona la Cruz de Cristo.

Dios se hace hombre y se “vulnerabiliza”, es vulnerable a todo cuanto


nosotros lo somos, a la sed, al hambre, a las tentaciones, el dolor, la pena, el
sufrimiento, pero vive una vida perfecta. Es el cordero que se ofrece sin mancha

24
David C. Dixon, Apuntes de clase: Teología del Nuevo Testamento (Alcobendas, Madrid:
Facultad de Teología UEBE, 2019)

6
(1 Pedro 1:19). Jesús es capaz de reinar sobre todas estas circunstancias. A
pesar de ser hecho siervo, Jesús no pierde en ningún momento su divinidad,
seguía siendo rey incluso en la misma cruz. Está reinando sobre el sufrimiento
que padece y sobre el desprecio, de su boca no sale maldición para el hombre
sino bendición y perdón “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”
(Lucas 23:34).

Debía ser esa muerte horrible ya que el Rey debía reinar hasta sobre el más
terrible pecado y muerte. Donde nosotros fuimos rebeldes, Jesús, fue fiel y
obediente. Jesús hizo lo que el hombre jamás pudo llegar a hacer, someterse a
la voluntad del Padre (que era la misma que la suya) con todas las
consecuencias de esta.

No podemos perder de vista que la crucifixión es el culmen de el plan de Dios


para la redención de la humanidad, entregándose y perdonando todo nuestro
pecado y odio que le arrojábamos allí. Además, la crucifixión fue también la
revelación perfecta del amor de Dios, ese amor abnegado que lo da
absolutamente todo por el otro. Jesús se da a sí mismo en la cruz, da su propia
vida y mediante ese sacrificio y ese perdón cambia nuestra relación con respecto
a Dios, pasamos de ser sus enemigos a ser sus amigos “Nadie tiene amor más
grande que el dar la vida por sus amigos.” Juan 15:13.

4. Aplicación.

Pablo está exhortando a los filipenses a que no solo miren por el bienestar
de ellos, sino también por el de los demás hermanos; poniendo a los demás por
delante nuestra, de nuestras propias necesidades y deseos egoístas. En este
texto vemos que Cristo es el mayor ejemplo en cuanto a la abnegación y a la
entrega y nosotros, como cristianos, tenemos la responsabilidad de imitar ese
ejemplo.25
Jesús niega todos sus derechos e intereses personales a fin de asegurar el
bien de otros. Pablo no nos exige tanto, por su parte, sino que nos dice que “no
mirando solamente”. Este pensamiento debe ser el de un verdadero discípulo de
Jesús, si queremos seguir las pisadas del maestro debemos imitarle en su

25
William Alvarenga, Comentario de la carta a los filipenses (Bedford, Texas: Alvarenga Publications,
2015) p.34.

7
entrega en favor de nuestro prójimo. Es bueno señalar que este mensaje no
solamente se da en Pablo, sino que el resto de los cristianos y de líderes de la
iglesia también había este mismo pensar. El apóstol Juan también lo dice en su
primera carta “En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por
nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.” 1
Juan 3:16. Por tanto, si decimos ser discípulos de Cristo, si decimos amarle y
queremos ser auténticos imitadores suyos debemos sin lugar a duda
entregarnos los unos a los otros en servicio, en abnegación y en sacrificio.

8
5. Bibliografía.

Alvarenga, William. Comentario de la carta a los filipenses. Bedford, Texas:


Alvarenga Publications, 2015.

Brown, Raymond. Introducción al Nuevo Testamento, Tomo II: Cartas y otros


escritos. Madrid: Editorial Trotta, 2002.

Dixon, David C. Apuntes de clase: Teología del Nuevo Testamento. Alcobendas,


Madrid: Facultad de Teología UEBE, 2019.

Douglas, J.D. y Tenney, Merrill C. Diccionario Bíblico Mundo Hispano A-M. El


Paso, Texas: Editorial Mundo Hispano, 2003.

Erdman, Charles R. La epístola a los Filipenses. Grand Rapids, Michigan:


T.E.L.L., 1975.

Hendriksen, Guillermo. Comentario del Nuevo Testamento: Filipenses. Grand


Rapids, Michigan: Subcomisión Literatura Cristiana de la Iglesia Cristiana
Reformada, 1981.

Jamieson, Robert, Fausset, A. R., Brown, David. Comentario Exegético y


explicativo de la Biblia, Tomo II: El Nuevo Testamento. El Paso, Texas:
Casa Bautista de Publicaciones.

Keener, Craig S. Comentario del contexto cultural de la Biblia, Nuevo


Testamento. El paso, Texas: Editorial Mundo Hispano, 2003.

Nestle-Alan edición XXVIII.

Robertson, A.T. Comentario al texto Griego del Nuevo Testamento. Terrassa,


Barcelona: Editorial CLIE, 2003.

Santamaría, Vila. Diccionario Bíblico Ilustrado. Terrassa, Barcelona: Editorial


CLIE, 1981.

Tamez L., Elsa. Diccionario Conciso Griego-Español del Nuevo Testamento.


Alemania: Sociedades Bíblicas Unidas: 1978.
Tuggy, Alfred E. Léxico Griego-Español del Nuevo Testamento. El Paso, Texas:
Editorial Mundo Hispano, 1996.