Está en la página 1de 10

Economía evolucionista

definición:

La Economía Evolucionista es una teoría económica tecnológica que estudia el comportamiento de


los sistemas económicos desde una perspectiva dinámica, enfatizando en la importancia que ha
tenido la innovación y el desarrollo de la tecnología en la evolución de la economía a lo largo del
tiempo, otorgándole un carácter acumulativo al proceso económico. Se caracteriza por relacionar
los fenómenos que ocurren en la economía (a través del uso analogías y metáforas de forma
explícita o implícita) con principios biológicos propios de las ciencias naturales, como lo son ideas
básicas de la teoría Darwiniana.

De acuerdo con los Económicos Evolucionistas, la base de sus teorías corresponde a una
interpretación de los fenómenos económicos basada en la interacción de múltiples agentes
heterogéneos - entre ellos, empresas e individuos -, quienes mediante la repetición de un sistema
de "prueba y error" intentan continuamente explorar nuevas tecnologías, nuevas estrategias y
nuevas formas organizativas.

2definición:

La economía evolutiva es una corriente de pensamiento económico heterodoxo que se inspira en


la biología y el desarrollo evolutivo. Se diferencia de la economía convencional (u ortodoxa) al
tomar en cuenta la interacción con el entorno como parte de sus resultados, y el proceso de sus
situaciones pasadas como parte de su continua evolución. En este sentido se aleja de las
corrientes más convencionales de la economía, donde imperan los principios del homo
economicus, el racionalismo y la crematística, por una línea de pensamiento más sistémico y global
que toma en cuenta los equilibrios biológicos por sobre los equilibrios de mercado. El tema de la
economía evolutiva es el que abordamos hoy en nuestros Conceptos de Economía

Al igual que la economía convencional, la economía evolutiva considera las complejas


interdependencias de la competencia, el crecimiento, el cambio estructural y las limitaciones de
los recursos, pero se diferencia en el enfoque que utiliza para analizar estos fenómenos al
considerarlos como parte de un sistema mayor o macrosistema. En rigor, la economía evolutiva
corresponde a una verdadera visión “macroeconómica”, dado que toma en cuenta no sólo los
procesos de input/output que emplean las industrias, personas e instituciones, sino que además
considera las complejas interacciones que involucran el medio ambiente, el agotamiento de los
recursos y la calidad de vida.
El enfoque de la economía evolutiva no se centra en el equilibrio de los procesos ni en la
maximización de resultados cuantitativos, sino más bien en los procesos que la transforman desde
su interior, con sus propias implicaciones. Estos procesos a su vez, emergen de las acciones de
diversos agentes con racionalidad limitada que aprenden de la experiencia de estas interacciones.
El tema de la economía evolutiva arranca de la metodología de investigación desarrollada por
Charles Darwin en su programa evolucionista.

3 DEFINICIÓN.
La Economía Evolucionista es una teoría que se contrapone a la teoría ortodoxa o clásica puesto
que ésta presenta una percepción un poco alejada de los cambio sociales, económicos,
tecnológicos e institucionales que se generan en el entorno económico producto del desarrollo de
nuevos conceptos e ideas que surgen en la sociedad. En este sentido, la teoría clásica, a diferencia
del pensamiento evolucionista, ostenta que la economía es un fenómeno estático en el que el
mercado es quien actúa para encontrar un equilibrio; en cambio, los evolucionistas afirman que la
economía es un fenómeno dinámico y cambiante, debido a los diferentes factores que influyen
como la innovación y la tecnología. A su vez, argumentan que sus modelos son mejores que los de
la teoría ortodoxa porque incorporan por medio de las diferentes corrientes un análisis de la
situación de las empresas, ofreciendo grandes ventajas por medio de las innovaciones y el avance
tecnológico como los determinantes del crecimiento a largo plazo.

Bajo este panorama definimos la economía evolucionista como un proceso de transición al cambio
económico e institucional, por medio de la innovación y la tecnología como principales factores
influyentes en el crecimiento económico de las firmas en el largo plazo. Este fenómeno social,
contrario a la estática comparativa de la teoría ortodoxa, encuentra sus bases en la importancia
que se le da al tiempo y a la historia -para entender la dinámica social- en cuanto a las
repercusiones que pueden generar en el presente las acciones y decisiones pasadas, es decir, que
lo que ocurre a lo largo del tiempo puede alterar el resultado final. Así mismo, al incluir el tiempo
en su modelo, entra en juego la incertidumbre bajo la cual las firmas actuan de acuerdo a reglas y
comportamientos rutinarios que les permite enfrentar un ambiente en continuo cambio y
altamente incierto; y ante una constante toma de decisiones, los agentes se ven sujetos a tomarlas
bajo una 'racionalidad limitada' al no contar con la suficiente información, y a un comportamiento
de 'conducta satisfaciente' puesto que por las mismas rutinas y hábitos lo que se busca en últimas
es satisfacer determinadas metas.
Antecedentes

Las bases del pensamiento evolucionista asociadas al funcionamiento de la economía se remontan


a los trabajos realizados por el sociólogo y economista Thorstein Veblen, cuando en 1898 publica
su ensayo Why is Economics Not an Evolutionary Science (¿Por qué la Economía no es una Ciencia
Evolutiva?), - ideas que tiempo después serian retomadas por el economista Joseph Alois
Schumpeter -.2 Y por su obra The Place of Science in Modern Civilization (El lugar de la ciencia en la
civilización moderna) de 1919, donde retoma ideas evolucionistas originales que dan cuenta de
que las organizaciones productivas funcionan similarmente a los principios de herencia, variación y
selección propuestos por el naturalista Charles Darwin;

esta idea fue novedosa porque sugiere que las sociedades se ven forzadas a cambiar de manera
constante sus preferencias, tanto individuales como grupales, como un modo de adaptación a
medida que van surgiendo nuevos descubrimientos, y son creadas y comercializadas nuevas
tecnologías

El estudio base “An Evolutionary Theory of Economic Change” de los llamados


Evolucionistas, Nelson y Winter de 1982, proponen una nueva teoría, contraria a la
corriente ortodoxa(neoclasica), para analizar los fenómenos asociados al cambio
económico.

Consideran como su “primera premisa, que el cambio económico es importante” y,


que, “nada es más digno de atención que la comprensión de los cambios
acumulados en la organización económica y tecnológica.”

Para esta corriente la teoría ortodoxa es deficiente, inadecuada y errónea para


comprender los cambios económicos y, por lo tanto, proponen “la reconstrucción de las
bases teóricas de la economía como una precondición para una mejor comprensión del
cambio económico.” La teoría evolucionista toma prestadas ideas básicas de la biología,
como la selección natural darwinista, y las aplica a las empresas y a su habilidad para
crecer y sobrevivir en un ambiente de mercado.

Llaman “formal” a la teoría dominante, la establecida en los manuales de economía, por


su alto grado de utilización de modelos matemáticos y los principios básicos que asume,
como la maximización de la ganancia, el equilibrio, la competencia, la información y la
predicción perfecta, el individuo racional, el pleno empleo.

Estos métodos e ideas son rechazados por la corriente evolucionista, que también se
hace llamar teoría “apreciativa.” Las propuestas de los evolucionistas-apreciativistas son a
nivel de las empresas y a nivel macroeconómicas con modelos de crecimiento económico
a largo plazo.
Argumentan, que los modelos evolucionistas son mejores que la teoría neoclásica-
ortodoxa; porque “incorporan las innovaciones y el avance tecnológico como los
determinantes del crecimiento a largo plazo”. En este sentido, la teoría evolucionista
retoma las ideas de Schumpeter, definiéndose así mismos como Neoschumpeterianos.
Aunque es una dura crítica contra la teoría convencional, no hay rompimiento total con
ella ni con sus orígenes, puesto que son los mismos en ambos casos.

Reivindican a los clásicos, principalmente Adam Smith, y los neoclásicos, particularmente


a Alfred Marshall, e incluso retoman posiciones ortodoxas; se distinguen abiertamente de
los neoclásicos porque sostienen posiciones endogenistas y evolucionistas de Marx. Se
esfuerzan por diferenciarse y demostrar que las nuevas e incluso la vieja teoría neoclásica
del crecimiento (la de Solow) no aportan nada original a lo que ya antes, otros no
neoclásicos habían formulado.

Se basan en estudios empíricos y explicaciones abstractas más que en modelos teóricos


y matemáticos: “hasta recientemente el modo normal de la teorización económica fue
verbal. Smith, David Ricardo, Marshall, Frank Knight, Schumpeter, Keynes, usaron
palabras, no usaron matemáticas como su medio teórico dominante. Únicamente, en
nuestros días el termino “teoría” significa un argumento teórico expresado
matemáticamente.” La teoría evolucionista retoma aspectos de varias corrientes y
pretende con esta “amalgama” proporcionar un análisis que pueda, cuando menos, dicen,
“competir con la teoría neoclásica en la explicación de la situación de las empresas y del
crecimiento a largo plazo”, particularmente, en el manejo de la teoría del avance
tecnológico y de las innovaciones, al estilo schumpeteriano, como la fuerza motriz del
cambio económico y del crecimiento a largo plazo.

. Nelson y Winter señalan que fue durante las primeras décadas del siglo XX que el
pensamiento y el lenguaje evolucionista estaba generalizado en la teoría económica, pero
después de la Segunda Guerra Mundial fue desplazado por la corriente neoclásica;

pero según los mencionados investigadores, en los últimos años los argumentos
evolucionistas empiezan a regresar, “por lo menos en la periferia del campo”. Este cambio
es debido en parte porque la teoría neoclásica standard –diagnostican- no es capaz de
enfrentar adecuadamente a los “desequilibrios dinámicos” relacionados con la
competencia que se observa en industrias como la computación o farmacéutica, o con los
procesos de crecimiento económico impulsados por el cambio tecnológico. Y, por tanto,
consideran, que la teoría evolucionista es un “método natural“ para analizar los temas que
hoy están en el centro de la atención.
Orígenes del pensamiento evolutivo
Darwin elaboró un marco general para la comprensión de fenómenos que en variaciones
aleatorias acumulativas podrían dar origen a cambios en gran escala en el tiempo. Si bien esta
linea, a nivel económico, intentó ser abordada por los economistas del pensamiento evolutivo
europeo como Robert Owen, Charles Fourier y Pierre Proudhon, fue en Estados Unidos donde el
pragmatismo de William James, Charles Peirce y John Dewey permitieron la fundación de dos
nuevas disciplinas orientadas a la catalogación y el desarrollo de marcos explicativos: la
antropología y la sicología. De toda esta corriente de gran efervescencia intelectual deriva
Thorstein Veblen, el primer auténtico economista en la linea de la “economía evolutiva”.

Thorstein Veblen ve la necesidad de tomar en consideración ciertas variaciones culturales


a la idea de “naturaleza humana” propuesta por David Hume y pone en relieve el conflicto
entre lo industrial y lo material, estableciendo la necesidad de un marco más real para el
análisis económico. Veblen detecta que cada cultura depende de su base material y de las
habilidades que apoyan su proceso de vida. Su dicotomía es una variante de la “teoria
instrumental del valor”, que toma algunas ideas de sus conversaciones con John Dewey.

Dos obras importante de Veblen, pero bastante desconocidas, son Teoría de la clase ociosa
y Teoría de la empresa del negocio. En ambas, junto a demostrar su conocimiento de la
economía neoclásica, manifiesta su rechazo por considerarla limitada y carente de visión
evolutiva. Justamente como respuesta a los Principios de Economía (1890) de Alfred
Marshall, Veblen publica en 1898 su ensayo ¿Por qué la economía no es una ciencia
evolutiva?. De ahí viene justamente el término que a partir de los años 20 del siglo pasado
acuña Kenneth Boulding, y que luego retoma Joseph Schumpeter.

Schumpeter es el autor de uno de los más importantes trabajos de investigación economica,


y que justamente se llama “Teoría de la evolución económica”, de acuerdo al original en
alemán. Pero la palabra alemana “Entwicklung” fue traducida desde la primera edición
como “desarrollo”, para alejarla del sentido darwinista (recordemos que hay un largo y
oscuro período en la historia de Estados Unidos con el conflicto entre creacionismo y
evolucionismo). Schumpeter intentó defender su término “Entwicklung”, pero falleció
antes de publicar la versión definitiva de su obra.

Schumpeter es, en todo caso, quien propone esta idea radical para la economía: la
perspectiva evolutiva. Para Schumpeter, la economía no tiene nunca un punto de equilibrio
(como sostiene la economía neoclásica), dado que ese equilibrio está siendo constantemente
destruido por los empresarios que introducen nuevas innovaciones en su actividad
económica. El equilibrio de esta destrucción creativa se ve constantemente alterado por las
nuevas tecnologías dado que altera los flujos normales y hace avanzar o retroceder a las
empresas.

La economía evolutiva hoy


Tras Schumpeter, las ideas de la economía evolutiva entraron en un largo silencio hasta 1982
cuando Richard Nelson y Sidney Winter publican Una teoría de la evolución del cambio económico,
(An Evolutionary Theory of Economic Change). Estos autores se centran en el tema de los cambios
en la tecnología y las costumbres sociales, señalando que si hay algún cambio que se produce
constantemente, refleja algún tipo de proceso evolutivo en la línea darwiniana. La tarea es,
entonces, identificar esos mecanismos que generan la selección para determinar las posibles
variaciones.

Algunos analistas sostienen que los mercados actúan como el principal vehículo de
selección, dado que en el mercado las empresas compiten, y quienes no logran atraer una
cuota de mercado deben salir. Sin embargo, en este proceso no hay destrucción creativa
sino solo concentración de mercados, lo que establece una anomalía. Además, los
procesos son irreversibles y muchas veces estas transiciones o quiebres son vistos como el
cambio de un estado de dominación a otro estado de dominación. La economía evolutiva
busca hacerse cargo de esos cambios a nivel genérico, para establecer el fenómeno
económico (productos, tecnologías,instituciones) dentro de un estado global
socioeconómico donde la idea de equilibrio esté en armonía con el propio proceso
evolutivo.
Economía evolucionista heterodoxa vs ortodoxa neoclásica:

Los Evolucionistas sostienen que los modelos evolucionistas heterodoxos son mejores que
la teoría neoclásica-ortodoxa; porque incorporan las innovaciones y el avance tecnológico
como los determinantes del crecimiento a largo plazo, proponiendo que los cambios en los
sistemas económicos son producidos principalmente por el surgimiento de las
innovaciones, perfeccionamiento e introducción de nuevos métodos, productos o servicios.4

De los autores de esta teoría, el que destaca como el principal referente de este pensamiento
es el economista Joseph Schumpeter, quien le otorga un enfoque radical, la perspectiva
evolutiva. Según él, cambios institucionales y tecnológicos conforman el motor de la
evolución de la economía, y afirma que esta carece de un punto de equilibrio (como lo
afirma la teoría neoclásica), puesto que dicho equilibrio se ve constantemente quebrantado
por las innovaciones que surgen y se introducen en la actividad económica.
Los Consumidores

La economía evolucionista sostiene que los consumidores juegan un papel clave en el


desarrollo tecnológico, considerando que son ellos los encargados de evaluar y aceptar la
integración de una determinada tecnología en la sociedad.

En base a esto se propone que el conjunto de bienes que consume la sociedad puede
considerarse como una entidad social sujeta a evolución. El proceso de selección de
productos o tecnologías que realizaría la sociedad constaría básicamente de tres instancias,
en primer lugar los artículos a producir son elegidos por las

después estos son seleccionados por los consumidores cuando son comprados

por último, los productos son evaluados al momento del uso dado por un determinado
consumidor, asignándoseles una cierta connotación en relación a los costos que implica la
adquisición del producto y los beneficios recibidos por parte del mismo.

Esto quiere decir que es probable que el consumidor repita la acción y se convierta en un
comprador “fiel” al organismo proveedor del artículo.

El Rol de las Empresas

La economía evolucionista también incorpora dentro de sus propuestas un análisis del


comportamiento que tienen las empresas y del papel que juegan en el sistema económico
imperante dentro del cual se encuentren.

Los evolucionistas argumentan que las empresas compiten haciendo uso de los recursos
con los que cuentan con el fin de conseguir un lugar preponderante en el mercado y generar
poder sobre este, para así incrementar sus ganancias y acumular capital, situación que
llevaría a un aumento del crecimiento económico.

Ciclos Económicos
Uno de los principales exponentes de la teoría económica evolucionista, Joseph Schumpeter, hace
la diferencia entre tres ciclos económicos distintos, los cuales nombra como ciclos de:

Kitchin (40 meses), Juglar (10 años) y Kondratieff (40-60 años).

Los ciclos de Kondratieff son los más importantes ya que son provocados por innovaciones
trascendentales que modifican los fundamentos del modelo económico y que dan origen a estos
ciclos también conocidos como ondas largas de desarrollo, que se componen principalmente de
una fase ascendente a la cual le sigue una descendente o tendencia relativa al equilibrio. Estas
innovaciones por su enorme importancia han sido denominadas revoluciones industriales y los
autores evolucionistas han identificado cinco ciclos largos o paradigmas tecnoeconómicos a partir
de la revolución industrial de 1770 hasta nuestros días.6 9
Principales teóricos del pensamiento
evolucionista

Thomas R. Malthus, economista británico con su obra An Essay on the Principle of Population
(Ensayo sobre el principio de población, de 1798).

Georg Friedrich Roscher y Gustav von Schmoller: utilizan analogías y conceptos de la


evolución biológica para analizar el comportamiento de las instituciones y los sistemas
económicos. Hacen referencia a la importancia del tiempo y el espacio en el desarrollo de la
economía

Alfred Russel Wallace y Charles Lyell: expusieron la idea de que las especies actuales eran el
resultado de un largo proceso de evolución, y de que la selección natural era el mecanismo
explicativo de la transmutación de las especies.

Charles Darwin: con su obra On the Origin of Species (Sobre el origen de las especies, de 1859).
Las ideas evolucionistas darwinianas señalaban que los seres vivos provienen de un origen común,
a partir del cual se han producido múltiples ramificaciones.

Thorstein Bunde Veblen: con su obra The Place of Science in Modern Civilization (El lugar de la
ciencia en la civilización moderna, de 1919). Retomó las ideas evolucionistas originales y señaló
que las organizaciones productivas operaban según los mismos principios de herencia, variación y
selección. Esta idea fue muy novedosa porque exponía que las sociedades se veían obligadas a
modificar constantemente las preferencias individuales y de grupo en la medida en que salían a la
luz nuevos descubrimientos, eran formuladas nuevas teorías y eran creados y comercializados
nuevos inventos.

Schumpeter
En este sentido, la teoria evolucionista se ve influenciada por las ideas de Joseph Alois Schumpeter
cuya concepción dinámica de un sistema económico se define como la fuerza motriz del
pensamiento evolucionista. Sus aportes están enfocados en términos de los cambios
institucionales y tecnológicos como el centro de la evolución, y así mismo, considera al empresario
como el ente innovador de las organizaciones. Por su parte, este autor aporta un valioso concepto
dentro del contexto evolucionista como lo es la destrucción creativa, refiriéndose a la constante
innovación que da paso al surgimiento de nuevas empresas con mayor competitividad,
desapareciendo así la estructura empresarial más rezagada en el tiempo. Sin embargo, el
planteamiento de que la evolución económica tiene lugar en forma cíclica, indica que por los
mismos avances tecnológicos presentados por las nuevas generaciones, se van alterando las
anteriores condiciones con el propósito de imponer otras nuevas que reporten mayor valor
agregado.

Alchian (1950). Fue uno de los primeros autores en sugerir la incorporación de las ideas de la
evolución y la selección natural en la ciencia económica. El sistema económico según Alchian
puede ser interpretado como un mecanismo que es adoptado para seleccionar acciones
exploratorias en la búsqueda (adaptada) del "éxito" o de las "ganancias". Las personas no quieren
maximizar sino que simplemente quieren sobrevivir y esto, en el contexto económico, implica
tener ganancias positivas. Aquellos que no hacen una ganancia positiva son seleccionados fuera
del entorno económico. La supervivencia invita entonces a imitar o copiar a aquellos que han
utilizan los procedimientos que les han asegurado la supervivencia.