Está en la página 1de 2

RESUMEN

APRENDIZAJE ESTRATEGICO/APRENDIZAJE AUTOREGULADO, (BELTRAN 1993) (PINTRICH Y DE


GROOT 1990)

Pintrich (2000) define el aprendizaje autorregulado como “un proceso de construcción activa por
el cual los estudiantes, sobre la base de las metas de aprendizaje que seleccionan y de la
influencia ejercida por el contexto, intentan monitorear, regular y controlar su cognición, su
motivación y su conducta”, (p. 453). De acuerdo con este mismo autor, el proceso
autorregulatorio se realiza en cuatro áreas que están fuertemente vinculadas entre sí: la
cognición, la motivación y los afectos, el comportamiento y el contexto.

Beltrán (1993) plantea la necesidad de un cambio de orientación del aprendizaje escolar, de


manera que además de suponer, por parte del discente (alumno), un proceso activo, constructivo,
significativo, autónomo y autorregulado, también debe ser estratégico. Los alumnos que tienen
mayor dominio sobre diferentes estrategias de aprendizaje, tales como: planificar, examinar,
verificar y evaluar; y saben regularlas, condicionarlas y ajustarlas a las situaciones o demandas de la
tarea, obtienen resultados más satisfactorios. Desde esta óptica, se precisa de un aprendizaje que
potencie tanto la adquisición de estrategias cognitivas, metacognitivas y motivacionales, como la
adquisición de conocimientos; ya que unas no tienen sentido sin la otra, desde el punto de vista de
la instrucción. Ésta es la verdadera esencia del aprender a aprender.

El alumno es el responsable último de su aprendizaje, en la medida que construye su conocimiento


atribuyendo sentido y significado a los contenidos, pero es el docente quien determina este
proceso, a través de su mediación.

Un aprendizaje estratégico debe poseer de voluntad, de intencionalidad, de conciencia de metas,


de control de la actividad cognitiva por parte del aprendiz, de valoración de caminos alternativos y
de toma de decisiones ajustadas a las condiciones del contexto. Actuar estratégicamente supone
querer aprender eficazmente y diseñar y ejecutar planes de acción ajustados a las metas previstas
y a las condiciones del contexto, seleccionando y poniendo en marcha procedimientos, habilidades
y técnicas eficaces para aprender (García y Pintrich, 1993) cuya efectividad ha de evaluarse para
modificar lo que se precise. Las estrategias de aprendizaje integran elementos afectivo-
motivacionales y de apoyo (“querer”, lo que supone disposiciones y clima adecuado para
aprender), metacognitivos (“tomar decisiones y evaluarlas”, lo que implica la autorregulación del
alumno) y cognitivos (“poder”, lo que comporta el manejo de estrategias, habilidades y técnicas
relacionadas con el procesamiento de la información)

ESTRATEGIAS PROPUESTA POR BERNARDO GALLARDO EN BASE A BELTRAN

1. Estrategias afectivas, disposicionales y de apoyo. Estas estrategias se asocian con el


“querer”, con la gestión de las disposiciones, de la motivación, y del clima adecuado para
aprender; son las que ponen la marcha el proceso y ayudan a sostener el esfuerzo.
2. Estrategias metacognitivas, de regulación y control se refieren al conocimiento,
evaluación y control de las diversas estrategias y procesos cognitivos, de acuerdo con los
objetivos de la tarea y en función del contexto. Están relacionadas con la “toma de
decisiones y con su evaluación”, con la autorregulación del alumno.
3. Estrategias de procesamiento y uso de la información adquirida (cognitivo). Son las
dirigidas al trabajo sobre los materiales para su comprensión, integración y uso eficaz

Pintrich plantea un proceso cíclico y lo conforman cuatro fases consecutivas, que a su vez están
integradas por subprocesos con funciones complementarias:

Fase 1. Previsión, planificación y activación: conlleva la programación, el establecimiento de metas


de aprendizaje, así como considerar el propio conocimiento, las características del contexto y los
saberes que se poseen sobre las tareas académicas a realizar.

Fase 2. Monitoreo: permite activar una mayor conciencia metacognitiva con el fin de realizar un
seguimiento de las cuatro áreas mencionadas y la influencia que ejercen sobre el rendimiento
académico.

Fase 3. Control: permite controlar y regular el propio comportamiento, el contexto y la tarea que
se realiza.

Fase 4. Reflexión y reacción: posibilita evaluar el propio comportamiento, el contexto y la tarea,


para posteriormente “reaccionar” y modificar algún aspecto que no favorece el propio
aprendizaje.

CONCLUSION

Básicamente el aprendizaje autoregulado/estrategico insta al estudiante a aprender por sus


propios medios. Incentivando sus competencias, conociendo sus actitudes y falencias. El mejorar
sus estrategias de aprendizaje y enseñanza, mediante las actividades extracurriculares, las cuales
pueden tener una línea educacional o recreacional (música, deportes). En este caso el profesor o
docente da las herramientas al alumno, y él aprende mediante su voluntad.

http://www.cite2011.com/Comunicaciones/Escuela/066.pdf

https://redie.uabc.mx/redie/article/view/408/1293