Está en la página 1de 15

ISSN 0326 1263

PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN

CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

PROSECRETARÍA GENERAL

BOLETÍN MENSUAL DE JURISPRUDENCIA Nº 358


NOVIEMBRE/DICIEMBRE„2015

OFICINA DE JURISPRUDENCIA
Dr. Claudio Marcelo Riancho
Prosecretario General

1
DERECHO DEL TRABAJO
D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere. Procedencia del adicional
compensatorio previsto en el art. 3 de la ley 26.773.
A partir de una interpretación del art. 3 de la ley 26.773 con miras en el art. 9 L.C.T. y en la
finalidad que informa la indemnización prevista, debe entenderse, dentro de los límites que regulan
la conformación de los accidentes in itinere que su configuración puede enmarcarse en el supuesto
del trabajador a disposición del empleador. Por lo tanto, se verifica una suerte de puesta a
disposición “relativa” sin prestación efectiva ni poder de dirección del dependiente en favor del
empleador, y colabora a dicha interpretación el hecho que para que se configure tal contingencia el
trayecto no puede ser alterado, interrumpido o modificado por voluntad unilateral del dependiente
dado que tal proceder se encuentra sujeto a la reglamentación contenida en el art. 4 del decreto
491/97. Por estas consideraciones, el accidente in itinere sufrido en las condiciones que
reglamentan su configuración permite su inclusión en la normativa que regula el adicional
indemnizatorio, pues su ocurrencia se da cuando existe una suerte de puesta a disposición del
trabajador en favor de su empleador.
Sala X, Expte. Nº 46.904/2013 Sent. Def. del 09/12/2015 “López Cristian Ezequiel c/Provincia
Aseguradora de Riesgos del Trabajo SA s/accidente-ley especial”. (Brandolino-Stortini).

D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere. Trabajadora que sufre un accidente de
tránsito al dirigirse al trabajo desde la casa de su novio.
Debe considerarse in itinere en los términos del art. 6 ley 24557 el accidente sufrido por la
trabajadora en el trayecto recorrido desde el domicilio de su pareja, donde pernoctaba
esporádicamente, y el lugar de trabajo. La expresión “domicilio” no debe ser entendida en el
sentido técnico de los arts. 89 y 90 del Código Civil, sino en el más amplio de residencia, que
puede coincidir o no con el de domicilio. Lo relevante es que el accidente haya ocurrido entre el
lugar desde donde el trabajador inició su traslación hacia el establecimiento, o entre el lugar desde
donde el trabajador y aquél al cual se dirigió al finalizar la jornada”, (CNAT, Sala VIII, “Licántica
Isabel c/B y C Asociación SRL y otro s/accidente”, 29/06/2001).
Sala II, Expte. Nº 67.846/2013 Sent. Def. Nº 105022 del 04/12/2015 “De Castro, Rodolfo Miguel y
otro c/Asociart SA Aseguradora de Riesgos del Trabajo s/accidente-ley especial”. (González-
Maza).

D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere sufrido por un miembro de la Policía
Federal Argentina. Inaplicabilidad de la ley 21965. Aplicación de la ley 24557 y de la
interpretación del fallo “Leston” de la C.S.J.N..
Corresponde la aplicación de la ley 24557 ante el caso de accidente in itinere sufrido por un
miembro de la Policía Federal Argentina, originado en un “hecho meramente accidental” (fractura
expuesta de pierna izquierda al ser embestido violentamente por otro vehículo). La ley 21965 no
prevé un régimen autónomo de resarcimiento para los supuestos de lesiones sufridas por los
miembros de la fuerza que no sean de aquellas que se sufren en cumplimiento de una misión
específica de la institución policial. De acuerdo al criterio sentado por la C.S.J.N. en el caso
“Leston, Juan Carlos c/Estado Nacional –Ministerio del Interior –Policía Federal Argentina s/daños
y perjuicios” del 18/12/2007, cabe rechazar la pretensión resarcitoria con fundamento en la ley
24.557 solo cuando el daño ocasionado al agente haya sido en cumplimiento de una misión
específica para la fuerza (tiroteo en cumplimiento de un patrullaje).
Sala VII, Expte. Nº 29.904/2009 Sent. Def. Nº 48327 del 15/12/2015 “Luggo Gabriel Fernando
c/Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos s/accidente-ley especial”. (Rodríguez
Brunengo-Ferreirós).

D.T. 1 1 19 1) Accidentes del trabajo. Acción de derecho común. Asegurador. Lesión de un


empleado en una obra en construcción. Demanda con fundamento en el art. 1113 2º parte
Cod. Civil. Responsabilidad de la aseguradora citada como tercero en virtud de las
previsiones del art. 28 ley 24.557.
Aun cuando la A.R.T. haya sido traída a la causa como tercero, en virtud de lo dispuesto por el art.
96 C.P.C.C.N., texto según ley 25.488, “…la sentencia dictada lo alcanzará como a los litigantes
principales”. Y en el caso, la aseguradora debe responder en virtud de las previsiones del art. 28 de
la ley 24.557, sin perjuicio de la acción de repetición normada en el inciso 2 in fine de dicho
artículo, puesto que el empleador omitió declarar la contratación del actor. Si bien la referida norma
no fue invocada, de conformidad con el adagio iura novit curia, los jueces tienen la potestad de
suplir el derecho que las partes no invocan.
Sala V, Expte. Nº 15.341/2009 Sent. Def. Nº 68128 de3l 16/12/2015 “Rondau Gustavo Miguel
c/Construcciones Integrales Buenos aires SRL y otro s/ley 22.250”. (Craig-Raffaghelli).

D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo. Ley 26.773. Actualización
mediante el índice RIPTE como medio para desalentar la iniciación de acciones que
transiten por la vía civil.
Al sancionarse la ley 26.773, la intención del legislador fue la de desalentar la iniciación de
acciones que transitaran por la vía civil, decidiendo actualizar las prestaciones no canceladas a la
fecha de entrada en vigencia de la ley las cuales se deben ajustar, “…conforme al índice RIPTE,
publicado por la Secretaría de Seguridad Social, desde el 1º de enero del año 2010…”. Esa
actualización a la fecha de entrada en vigencia de la ley se refiere a todas las contingencias
ocurridas antes del 26 de octubre de 2012 (art. 17), de modo tal que no resulta posible aplicar el

2
índice del mes de enero de 2010 a las acaecidas con posterioridad por no haber sido ello previsto
legalmente. No obstante es de destacar que, para los infortunios ocurridos o enfermedades
exteriorizadas después de la entrada en vigencia de la ley 26.773, en virtud de lo dispuesto por su
art. 8, el índice RIPTE debe seguir aplicándose, sólo que el reajuste debe practicarse desde la
fecha de ocurrencia del evento dañoso hasta la fecha del pago de la indemnización. Este es el
método que permite percibir a los trabajadores indemnizaciones razonables que desalienten la vía
civil.
Sala VIII, Expte. Nº 26.726/2013/CA1 Sent. Def. del 17/12/2015 “Schroeder Marcelo Oscar
c/Asociart SA ART s/accidente-ley especial”. (Pesino-Catardo).

D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de riesgos del trabajo. Ley 26.773. Improcedencia
de la aplicación retroactiva del art. 3 de la ley 26.773 y del índice RIPTE en virtud de lo
dispuesto en el inc. 5 del art. 17 de dicha ley.
La norma del inc. 6 del art. 17 de la ley 26.773 no puede ser leída sin tener en cuenta las
prescripciones del inc. 5 y del art. 8 de la citada ley. No puede seguirse de la textualidad de la
norma que el RIPTE se aplique a las relaciones jurídicas en las que el pago se encuentre
pendiente, ni tampoco que la hipótesis del inc. 6 del art. 17 de la ley establezca un plazo especial
de aplicabilidad de la ley. Lo que el inciso 6 establece son las condiciones de cálculo del RIPTE
complementando el enunciado del art. 8 de la norma que carece de precisiones al respecto. La
excepción a esta situación es la existencia de gran invalidez atento lo establecido en el inc. 7 del
art. 17 que establece que el importe y la actualización de las prestaciones por gran invalidez se
aplicará “…con independencia de la fecha de determinación de esa condición”.
Sala V, Expte. Nº 33.190/2011/CA1 Sent. Def. Nº 77636 del 03/12/2015 “Barrios, juan Gabriel
c/Galeno ART SA s/accidente-ley especial”. (Arias Gibert-Marino-Zas).

D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo. Ley 26.773. Inaplicabilidad
de la indemnización adicional prevista en el art. 3 cuando el accidente acaeció con
anterioridad a la vigencia de la ley 26.773.
Si el accidente hubiese tenido lugar con anterioridad a la entrada en vigencia de la ley 26.773, no
debe fijarse la indemnización adicional del art. 3 ya que ello conlleva una modificación de los
alcances de la responsabilidad, a diferencia de lo que ocurre en el supuesto del art. 17 inc. 6 en
que se trata de “una mera actualización para mantener intangible las prestaciones pretéritas”. (Del
voto del Dr. Raffaghelli, en mayoría). (En el caso se admite la aplicación inmediata de la ley 26.773
a las consecuencias en curso de un accidente ocurrido con anterioridad a la vigencia de dicha ley).
Sala VI, Expte. Nº 1.308/2011 Sent. Def. Nº 68057 del 23/11/2015 “Costas Guillermo José
c/Asociart ART SA s/accidente-ley especial”. (Raffaghelli-Rodríguez Brunengo-Pirolo).

D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo. Ley 26.773. Procedencia de
la indemnización adicional prevista en el art. 3 aún en el caso de que el accidente haya
tenido lugar con anterioridad a la vigencia de la ley 26.773.
Puesto que la indemnización adicional prevista en el art. 3 de la ley 26.773 tiene como finalidad
ofrecer una reparación plena del daño, corresponde su aplicación aun ante el caso de que el
accidente del trabajo haya tenido lugar con anterioridad a la vigencia de la ley 26.773. (Del voto del
Dr. Rodríguez Brunengo, en minoría).
Sala VI, Expte. Nº 1.308/2011 Sent. Def. Nº 68057 del 23/11/2015 “Costas Guillermo José
c/Asociart ART SA s/accidente-ley especial”. (Raffaghelli-Rodríguez Brunengo-Pirolo).

D.T. 18 Certificado de trabajo. Art. 80 L.C.T.. Decreto 146/01.


La intimación para la entrega de las certificaciones a que alude el art. 80 L.C.T., texto conforme
decreto 146/01, debe ser cursada con anterioridad a la iniciación del trámite administrativo ante el
SECLO.
Sala VIII, Expte. Nº 41.214/2013/CA1 Sent. Def. del 17/12/2015 “Blanco María Julia c/Obra Social
Bancaria Argentina s/despido”. (Pesino-Catardo).

D.T. 19 Cesión y cambio de firma. Aplicación del art. 228 L.C.T.. Contrato resuelto al
momento de operarse la transferencia.
Aun cuando al momento de operarse la transferencia del establecimiento el contrato de trabajo se
encontraba resuelto, resulta de aplicación el art. 228 L.C.T. por cuanto las dos demandadas
resultan responsables por la totalidad de las obligaciones laborales contraídas por el cedente antes
de la cesión el transmitente sigue siendo el deudor directo y el principal responsable por el crédito
que existe a favor del trabajador, y el adquirente es responsable no como empleador, sino como
garante en forma solidaria, por tales créditos. El adquirente adquiere la calidad de sucesor de la
responsabilidad que pesaba sobre el transmitente y anterior titular del establecimiento, resultando
indiferente que los créditos provengan de contratos extinguidos con anterioridad a la transferencia.
Esta solución coincide con la doctrina del plenario Baglieri sin perjuicio de lo dispuesto por la, ley
26.853.
Sala VI, Expte. Nº 41.055/2011/CA1 Sent. Def. Nº 68004 del 06/11/2015 “Suarez, Ana María
c/Evidenciar SRL y otro s/despido”. (Craig-Raffaghelli).

D.T. 19 Cesión y cambio de firma. Expropiación de la Asociación Francesa Filantrópica de


Beneficiencia (Hospital Francés). Ley 26272. Inexistencia de continuidad.
Debe entenderse que no hubo continuidad de la relación laboral entre la actora y el I.S.S.J.P., ente
que absorbió a la Asociación Francesa Filantrópica de Beneficencia (Hospital Francés) mediante

3
la expropiación dispuesta por ley 26272. El art. 230 L.C.T. dispone que “lo estipulado en ese título
no rige cuando la cesión o transferencia se opere en favor del Estado”. No existe cabida fáctica ni
jurídica para las normas que diseña el Titulo XI “De la transferencia del contrato de trabajo”, título
que en su art. 230 expresamente excluye de sus normas al caso de la cesión o transferencia que
se opere a favor del Estado, entendido éste desde una comprensión amplia”.
Sala II, Expte. Nº 43.774/2012 Sent. Def. Nº 104913 del 09/11/2015 “Nasrala Aníbal Washington
c/Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados s/despido”. (González-
Maza).

D.T. 27 18 b) Contrato de trabajo. Contratación y subcontratación. Solidaridad. Casos


particulares. Servicios de gerenciamiento comercial y técnico asumidos por una empresa
respecto de otra en la etapa de concurso preventivo por designación judicial.
Los servicios del gerenciamiento comercial y técnico que asumió la codemandada La Nueva
Metropol S.A. por designación judicial hacen, completan o complementan la actividad normal y
específica propia como de la empresa de transporte público empleadora y en esas condiciones, al
no haber observado las obligaciones impuestas por el art. 30 L.C.T., deviene solidariamente
responsable respecto de las obligaciones laborales incumplidas con el trabajador. No empece a
ello la circunstancia que no haya mediado entre ambas sociedades un vínculo de sucesión
convencional sino un acto de atribución de facultades de administración por decisión judicial, por
cuanto la condena no se sustenta en las previsiones de los arts. 225 a 228 L.C.T. que exigen esa
clase de vínculos de sucesión convencional, sino en las del art. 30 L.C.T. que sólo atiende a la
naturaleza y calidad de la actividad que ha sido tercerizada.
Sala X, Expte. Nº 37.078/2013/CA1 Sent. Def. de l10/12/2015 “Landolfo Francisco c/Empresa
Libertador San Martín SA y otro s/despido”. (Stortini-Corach).

D.T. 27 18 b) Contrato de trabajo. Contratación y subcontratación. Solidaridad. Casos


particulares. Tareas de reparación post venta de vehículos fabricados por Peugeot Citroen
Argentina S.A.. Responsabilidad solidaria del art. 30 L.C.T..
Las tareas del actor dedicadas exclusivamente al servicio de reparación post venta de los
vehículos fabricados por la codemandada Peugeot Citroen Argentina S.A., y que su empleadora
codemandada comercializaba –llevadas a cabo de acuerdo a las condiciones, técnicas y
herramientas que Peugeot imponía-, configuran la unidad técnica o de ejecución entre las
empresas codemandadas destinadas al logro de los fines de la codemandada apelante, quien no
se desentendía de las etapas ulteriores del proceso que encargaba a su concesionaria, es decir
que se verifican los presupuestos de aplicación de la solidaridad prevista en el art. 30 L.C.T..
Sala IX, Expte. Nº 29.011/2011/CA1 Sent. Def. Nº 20691 del 29/12/2015 “Ludueña Ezequiel
Agustín c/Drago Beretta y Cia. SACIF EI y otros s/despido”. (Balestrini-Fera).

D.T. 27 Contrato de trabajo. Contratos de expatriación. El contrato de trabajo es uno solo.


Desarrollo de las labores en países extranjeros. No afectación de los derechos del
trabajador al amparo de la legislación local. Trabajador de YPF S.A..
El hecho de haber sido el actor transferido al extranjero mediante la firma de contratos de
expatriación, no supuso que dejara de ser dependiente de la filial local. Sus servicios prestados en
el exterior formaron parte de un único contrato de trabajo como dependiente de la demandada, lo
que conlleva que a fin de determinar la base salarial de la indemnización por despido incausado,
deban contemplarse las remuneraciones del último año trabajado, que en el caso se verificó en
España. Aun cuando haya cumplido tareas y percibido los salarios en otro país su relación inicial
se mantuvo incólume.
Sala VII, Expte. Nº 25.183/2008 Sent. Def. Nº 40356 del 16/12/2015 “Argento, Sergio Hugo c/YPF
SA s/despido”. (Rodríguez Brunengo-Ferreirós).

D.T. 27 18 b) Contrato de trabajo. Contratación y subcontratación. Solidaridad. Casos


particulares. Tareas de fraccionamiento y envasado de productos elaborados por Unilever
de Argentina S.A.. Art. 30 L.C.T..
Para analizar la atribución de responsabilidad prevista en el art. 30 L.C.T., debe tenerse en cuenta
no sólo el modo en que se estructura la actividad de la prestataria, sino la índole de la actividad por
la que se reconoce a la usuaria en el mercado. En el caso, la actividad desplegada por la empresa
empleadora codemandada resulta integrativa de la desarrollada por Unilever de Argentina S.A.
(que tenía el control y la supervisión última de dicha tarea), en tanto se acreditó que las tareas
desempeñadas por la actora se encontraron destinadas a la satisfacción de los fines empresarios
tenidos en miras por la principal, por lo que de conformidad con lo dispuesto en el art. 30 L.C.T.,
corresponde extender la responsabilidad por los créditos laborales derivados del vínculo que unió a
la trabajadora con la sociedad anónima, a la codemandada Unilever de Argentina S.A..
Sala II, Expte. Nº 41.653/2011 Sent. Def. Nº 104923 del 12/11/2015 “Lescano Roxana Isabel
c/Novex SA y otro s/despido”. (González-Pirolo).

D.T. 27 5 Contrato de Trabajo. De empleo público. Empleada del Banco Central que carece
del carácter de empleada pública. Cargo funcionalmente dependiente al presidente de dicha
institución. Subgerente de Presupuesto y Planificación de Recursos Humanos regida por la
L.C.T.. Ausencia de garantía de estabilidad.
No resulta procedente la pretensión de la actora de ser considerara empleada pública con la
consiguiente estabilidad que ello implica, en la medida en que accedió a un cargo dependiente del
presidente del Banco Central a través de un contrato por seis meses renovables. No se encuentra
comprendida en la carrera administrativa a la que refiere el caso “Madorrán” de la C.S.J.N.,
habiendo sido nombrada en un cargo para el cual debía cumplir con ciertos requisitos pero ajenos

4
a la carrera administrativa protegida por la garantía de estabilidad absoluta del art. 14 bis de la
C.N.. No es extraño que, al cambiar la dirección de la entidad, quien asume la presidencia decida
desplazar a quienes habían sido designados por su antecesor y rodearse de quienes considere
adecuados para el ejercicio de su mandato, decisión ésta que, obviamente, implica el pago de las
indemnizaciones derivadas de la ruptura contractual.
Sala VI, Expte. Nº 31.895/2010 Sent. Def. Nº 68048 del 18/11/2015 “Fornaroli Eugenia c/Banco
Central de la República Argentina s/otros reclamos-reincorporación”. (Craig-Raffaghelli).

D.T. 27 21 Contrato de trabajo. Ley de Empleo. Constitucionalidad del art. 11 de la ley


26.476.
El art. 11 de la ley 26.476 no resulta inconstitucional porque lo que se crea es un eximente por
cumplimiento en un plazo determinado. Es el “incumplimiento de una obligación de fuente legal o
contractual” que la ley determina como presupuesto para la aplicación de multas. Lo sancionado es
una conducta omisiva posterior, una renuencia contumaz al cumplimiento de la obligación. La multa
no tiene carácter de indemnización sino de multa, pues no compensa daño alguno sino que pune
una conducta típica y antijurídica prevista por la ley con anterioridad al hecho de la causa. Se
establece una obligación frente al incumplimiento de la persona obligada. La multa es una sanción
de tipo económico, que afecta la situación patrimonial de la persona a quien ha sido impuesta, que
no aspira a la reparación del daño ocasionado sino que es un castigo al infractor. El Estado a
través de su poder legislativo al considerarlas punitivas y no resarcitorias puede tanto imponerlas
como quitarlas ya que no se está afectando el patrimonio del acreedor.
Sala V, Expte. Nº 15.466/2011/CA1 Sent. Def. Nº 77685 del 16/12/2015 “Cirillo, Antonio c/Coasin
Comunicaciones SA s/despido”. (Arias Gibert-Zas).

D.T. 27 17 Contrato de trabajo. Profesiones liberales. Médico anestesiólogo. Inexistencia de


relación de dependencia con el Hospital Italiano.
El médico anestesiólogo asumía el riesgo económico por la prestación del acto médico ya que no
era el Hospital Italiano quien le abonaba por sus servicios, sino los distintos organismos (obras
sociales, prepagas, sanatorios, hospitales y pacientes) a través de la Asociación de Anestesia,
Analgesia y Reanimación de Buenos Aires, de la que era socio, y por medio de la cual, además,
pagaba seguro por mala praxis, medicina prepaga y otros beneficios. No puede entenderse que, en
el caso, el anestesiólogo se obligó a prestar servicios bajo dependencia del Hospital Italiano
mediante el pago de una remuneración (conf. arts. 21 y 25 L.C.T.), pues no era la demandada
quien abonaba sus actos médicos.
Sala V, Expte. Nº 20.082/2009/CA1-CA2 Sent. Def. Nº 77595 del 13/11/2015 “Cairone, Mirta
Griselda y otros c/Sociedad Italiana de Beneficencia en Buenos Aires (Hospital Italiano) s/despido”.
(Zas-Arias Gibert).

D.T. 33 8 Despido. Injuria laboral. Trabajador que se da por despedido por considerar que
medió hostigamiento por la colocación de cámaras de filmación por parte de la empleadora
como sistema de control. Art. 70 L.C.T.. Ausencia de hostigamiento.
No puede considerarse que haya existido acoso ni avasallamiento a la dignidad del trabajador en
exceso de los límites establecidos por el art. 70 L.C.T., a raíz de la utilización por parte de la
empleadora Hipódromo Argentino de Palermo S.A., de cámaras de filmación, en la medida en que
dichos artefactos se encontraban ubicados exclusivamente en lugares públicos, tales como
corredores de tránsito, barra de bebidas y lugar de trabajo.
No se advierte ensañamiento personal derivado de enfocar exclusivamente el sector en que se
desempeñaba el reclamante, ya que el sistema abarcaba todos los posibles lugares de acceso no
sólo de los empleados, sino también eventualmente del público que asiste al establecimiento de
juegos de azar que explota la accionada. Se trataba de una medida de seguridad de alcance
general.
Sala IX, Expte. Nº 41.870/2012/CA1 Sent. Def. Nº 20674 del 28/12/2015 “Fiol Sebastián Ignacio
c/Hipódromo Argentino de Palermo SA s/despido”. (Pompa-Balestrini).

D.T. 33 15 Despido. Prueba del despido. Supuesto en que se alegan varias causales de
despido.
La acreditación de una de las causales de despido invocadas, que obstó a la continuidad del
vínculo laboral y, en consecuencia, legitimó la denuncia del contrato, exime de analizar la suerte de
las restantes injurias invocadas en función de la indivisibilidad del contrato de trabajo. Ello por
cuanto el despido puede basarse en varios hechos, y al trabajador le basta probar que uno de los
hechos injuriantes invocados revistió la gravedad suficiente como para justificar el despido.
Sala VI, Expte. Nº 18.816/2008 Sent. Def. Nº 68096 del 30/11/2015 “Reitano Silvana c/Inter Grabo
SRL y otros s/despido”. (Raffaghelli-Craig).

D.T. 33 Despido. Trabajadora que obtiene el beneficio jubilatorio y pretende continuar con la
relación laboral y ante la negativa de la empleadora aduce que se encuentra en goce de
licencia médica. Empleadora da por extinguida la relación laboral en los términos del art.
252 L.C.T..
Al haber ejercido la empleadora la facultad prevista en el art. 252 L.C.T., y haber obtenido la actora
el beneficio jubilatorio, este hito marcó la finalización del contrato por tiempo indeterminado al
producirse de pleno derecho su extinción, sin obligación para la obra social del pago de
indemnización por antigüedad prevista en las leyes o estatutos profesionales. El caso queda
subsumido en las prescripciones del referido artículo, sin que resulte aplicable lo dispuesto por el

5
art. 253 L.C.T. pues atañe al trabajador jubilado que vuelve a prestar servicios en relación de
dependencia, que no fue el supuesto de la actora, ni la doctrina fijada en el Fallo Plenario Nº 321
“Couto de Capa, Irene Marta c/Aryva SA s/ley 14.546” y esto último, en razón de que la actora se
encontraba impedida de prestar servicios por estar de licencia por enfermedad, y
consecuentemente carecer de aptitud legal para modificar su estatus jubilatorio.
Sala VIII, Expte. Nº 14.154/2011/CA1 Sent. Def. del 15/12/2015 “Guzmán Martha Nora c/Obra
Social del Personal de la Industria de la Alimentación OSPIA s/despido”. (Pesino-Catardo).

D.T. 33 5 Despido del delegado gremial. Finalidad antisindical del despido. Despido
discriminatorio. Carga de la prueba. Doctrina fallo C.S.J.N. in re “Pellicori”.
Sólo una vez que se encuentra configurado el cuadro indiciario sobre una conducta antisindical,
cabría analizar las circunstancias y factores que pudieron haber incidido en la decisión empresaria
de despedir sin causa al dependiente. Este ha sido el criterio sustentado por la CSJN in re
“Pellicori, Liliana Silvia c/Colegio Público de Abogados de la Capital Federal s/amparo” (sentencia
del 15/11/2011). Y en el caso, la circunstancia de que la empresa haya decidido el despido del
trabajador tan sólo ocho días después de vencido el plazo previsto por el art. 50 de la ley 23.551,
genera un indicio a favor de la existencia de un comportamiento discriminatorio antisindical, lo que
invierte la carga de la prueba y pone en cabeza de la accionada acreditar que el mismo no tuvo la
mentada finalidad antisindical.
Sala II, Expte. Nº 4.140/2010 Sent. Def. Nº 106000 del 29/12/2015 Mercado Diego Fabián c/Obra
Social de la Actividad de Seguros, Reaseguros, Capitalización, ahorro s/despido”. (Maza-Pirolo).
(El Dr. Pirolo, si bien adhiere a la solución final a la cual arriba el Dr. Maza -este último no
considera probado el despido discriminatorio-, deja a salvo su criterio expresando que el despido
concretado con posterioridad al vencimiento del plazo de tutela sindical establecido por la ley
23.551 no genera, por sí solo, indicio alguno de discriminación).

D.T. 33 18 Despido discriminatorio. Trabajador que padece de trastorno bipolar. No


reincorporación a pesar de contar con alta médica luego de un período de licencia. Posterior
despido. Art. 211 L.C.T.. Acto discriminatorio.Reparación del daño moral.
El hecho de haberle sido negada la reincorporación al trabajador que gozaba de una serie de
licencias pagas por enfermedad inculpable (trastorno bipolar), pese a que la empleadora contaba
con el alta médica correspondiente, y sumado a ello que uno de los profesionales que integraba su
propio servicio médico había sido partidario de la reinserción, llevan a concluir que se produjo un
acto discriminatorio por el cual la demandada debe pagar los salarios caídos desde la fecha del
alta médica hasta la desvinculación habida, fundada en el art. 211 L.C.T. (tras haberse vencido el
lapso de conservación del empleo). Corresponde asimismo hacer lugar a la reparación por daño
moral por discriminación solicitada por el actor. El dependiente fue discriminado al negársele su
reincorporación tras haber gozado su última licencia médica por enfermedad, de la que había
obtenido su alta médica.
Sala IX, Expte. Nº 53.051/2012 Sent. Def. Nº 20590 del 10/12/2015 “Elías Eduardo Omar c/Correo
Oficial de la República Argentina SA s/otros reclamos- reincorporación”. (Balestrini-Fera).

D.T. 33 18 Despido discriminatorio. Trabajadora que sufrió trato salarial desigual y que es
despedida el día que se reincorporó de su licencia por maternidad. Configuración de
mobbing. Legislación aplicable.
En el caso, la actora desempeñaba el cargo de responsable de la gestión de calidad en la planta
de Bridgestone de Argentina, pese a lo cual era categorizada como “empleada” y percibía un
sueldo básico inferior al de los empleados de similar rango. Ninguna prueba idónea arrimó la
accionada a fin de demostrar la existencia de razones objetivas que justificaran ese trato salarial
desigual. Asimismo la actora, dijo haber sido víctima por su condición de mujer de trato peyorativo,
ya que también fue despedida de un modo intempestivo el primer día en que se reintegraba al
trabajo luego de una licencia por maternidad. Todo ello la lleva a reclamar además de otras
indemnizaciones, la correspondiente al daño moral sufrido. Las particularidades del caso lo
encuadran en las disposiciones de la ley 26.485 y su decreto reglamentario Nº 1011/2010 de
“Protección integral a las mujeres” (arts. 4, 5 y 35). Dicha ley constituye una herramienta del
derecho interno para la aplicación de las previsiones de la “Convención sobre la eliminación de
todas las formas de discriminación contra la mujer” (CEDAW), como asimismo de la “Convención
interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer” (Convención de
Belem do Pará). Resulta en el caso procedente la indemnización de daños y perjuicios material y
moral resarcibles que se ocasionen a la trabajadora, distintos de los ocurridos por la pérdida del
empleo contemplados en la indemnización tarifada prevista en el art. 245 L.C.T..
Sala X, Expte. Nº 40.391/2011/CA1 Sent. Def. del 10/12/2015 “Batalla Silvia Verónica
c/Bridgestone Argentina SAIC s/despido”. (Stortini-Corach).

D.T. 33 18 Despido discriminatorio del activista gremial. Opinión gremial. Protección legal.
La ley 23.592 es plenamente aplicable a las relaciones laborales individuales en los supuestos de
despidos discriminatorios y ello porque sus disposiciones se encuentran en franca armonía con la
prohibición de discriminar emergente del art. 16 C.N., y también con las normas antidiscriminatorias
provenientes de los tratados internacionales de derechos humanos que cuentan con igual jerarquía
constitucional. El activista sindical tiene expresa protección por la normativa internacional ya que el
Convenio Nº 98 OIT tiene jerarquía superior a la ley (art. 75 inc. 22 C.N.) y establece en su art. 1 el
derecho de los trabajadores de gozar de protección contra actos de discriminación que tiendan a
menoscabar la libertad sindical, comprendiendo dicha tutela la participación en actividades
sindicales. El art. 1 de la referida ley faculta al juez a dejar sin efecto el acto lesivo y a reparar los
daños moral y material ocasionados. El mismo artículo incluye entre las causales de discriminación

6
a la “opinión gremial”. Si acontece un despido discriminatorio, cabe entender que el acto tiene
objeto prohibido y consecuentemente corresponde declarar su nulidad con más la reposición de las
cosas al estado anterior a su realización.
Sala X, Expte. Nº 15.200/2015/CA1 Sent. Def. del 11/12/2015 “Lezcano Mario César c/Metalsa
Argentina SA s/acción de amparo”. (Stortini-Brandolino).

D.T. 38 Enfermedad art. 212 L.C.T.. Vencimiento del plazo de licencia. Asignación de nuevas
tareas conforme la capacidad del trabajador.
En el espíritu que inspira el art. 212 L.C.T. no interesa para qué tipo de labores había sido
contratado el trabajador, sino cuales puede realizar después de la enfermedad que sufriera a
efectos de hacer primar la continuidad del vínculo por sobre su disolución (arg. art. 10 L.C.T.). Ello
así por cuanto, sin desmedro sustancial de las facultades de organización que le reconoce la ley al
empleador (art. 65 L.C.T.), la norma citada lo condiciona de manera razonable. Si bien no le
impone la obligación de crear un puesto de trabajo innecesario, sí le exige adoptar un criterio de
cierta elasticidad. El empleador no sólo debe acreditar la inexistencia de vacantes en las que
pueda desarrollarse el trabajador, sino, además, que quienes se hubieran encontrado realizándolas
no puedan desempeñarse en otras, o bien, la imposibilidad de efectuar una rotación de tareas que
permitiera darle labores compatibles con el estado del trabajador que acaba de cumplir con una
licencia por enfermedad.
Sala VI, Expte. Nº 37.618/2010 Sent. Def. Nº 68115 del 03/12/2015 “Robol Liliana Beatriz
c/Labesta SA y otros s/despido”. (Raffaghelli-Craig).

D.T. 41 bis Ex Empresas del Estado. YPF Participación Accionariado Obrero. Resol.C.S.J.N.
378/2004.
La C.S.J.N. señaló que lo atinente a la aplicabilidad al caso de la previsión del art. 5 de la
resolución 378/2004 no fue objeto de debate y decisión en la causa, razón por la cual la Alzada no
pudo hacer extensivo el principio de preclusión. La preclusión produce el efecto de tornar
irrecurribles las resoluciones judiciales, mas no el de legitimar situaciones inconciliables con el
orden público, carácter que revisten las normas que rigen el pago de las deudas consolidadas.
Concluir en lo contrario importaría desnaturalizar el proceso judicial hasta el punto de convertirlo en
un medio apto para convalidar las transgresiones a las normas imperativas; entonces, el silencio
guardado por uno de los litigantes frente a la afectación de un derecho indisponible tendría más
virtualidad que un contrato para privar de efecto a las leyes en que se encuentra comprometido el
interés general. Desde esta óptica y teniendo en cuenta el carácter de orden público que revisten
las disposiciones sobre consolidación de créditos, corresponde aplicar las reglamentaciones de
dicho régimen, las cuales son indisponibles e imperativas.
Sala VIII, Expte. Nº 29.121/1997/CA3-CA4 Sent. Int. del 20/11/2015 “Correa Eusebio c/YPF
Yacimientos Petrolíferos Fiscales SA y otro s/otros reclamos –Part. accionariado Obrero”. (Catardo-
Pesino).

D.T. 34 2 Indemnización por despido. Aplicación acumulativa del art. 2 ley 25.323 y del art. 9
ley 25.013.
Las disposiciones del art. 2 ley 25.323 y del art. 9 ley 25.013 pueden ser aplicadas
acumulativamente puesto que, mientras la primera dispone un incremento indemnizatorio vinculado
al pago tardío de las indemnizaciones derivadas del despido que motivaron el inicio del pleito, la
segunda establece una presunción de existencia de conducta temeraria y maliciosa. (Del voto del
Dr. Raffaghelli).
Sala VI, Expte. Nº 39.349/2012/CA1 Sent. Def. Nº 68008 del 05/11/2015 “Franzoni Fernando Javier
c/Seguridad JB SRL y otro s/despido”. (Raffaghelli-Craig).

D.T. 34 2 Indemnización por despido. Improcedencia de la aplicación acumulativa del art. 2


ley 25.323 y del art. 9 ley 25.013.
El presupuesto fáctico aprehendido por el art. 2 de la ley 25.323 (la falta de pago en término de las
indemnizaciones de los arts. 232, 233 y 245 L.C.T.) no puede ser, al mismo tiempo, alcanzado por
otra disposición legal también de naturaleza sancionatoria, aunque con una consecuencia
diferente, pues de ser así, se violaría el principio non bis in ídem. El art. 9 de la ley 25.013
establece que, en caso de falta de pago en término y sin causa justificada por parte del empleador
de la indemnización por despido incausado “…se presumirá la existencia de la conducta temeraria
o maliciosa contemplada en el art. 275 de la ley 20.744”. (Del voto de la Dra. Craig).
Sala VI, Expte. Nº 39.349/2012/CA1 Sent. Def. Nº 68oo8 del 05/11/2015 “Franzoni Fernando Javier
c/Seguridad JB SRL y otro s/despido”. (Raffaghelli-Craig).

D.T. 34 Indemnización por despido. Trabajador que goza del beneficio de la jubilación y
continúa trabajando a órdenes del mismo empleador. Indemnización por antigüedad y
preaviso.
Al producirse el goce efectivo de los beneficios de jubilación el contrato anterior se extingue de
pleno derecho y, en consecuencia, el tiempo posterior debe ser computado como perteneciente a
un nuevo contrato, por lo que el empleador no puede ser eximido del pago de la indemnización por
antigüedad y por omisión de preaviso.
Sala V, Expte. Nº 15.466/2011/CA1 Sent. def. nº 77685 del 16/12/2015 “Cirillo, Antonio c/Coasin
Comunicaciones SA s/despido”. (Arias Gibert-Zas).

7
D.T. 43 Indemnización por fallecimiento del empleado. Art. 248 L.C.T.. Supuesto de
conmoriencia.
En virtud de la conmoriencia verificada en el caso, esto es que la hija del trabajador había fallecido
en el mismo accidente automovilístico que su padre, en el mismo día y hora, es de aplicación lo
previsto por los arts. 109 del Cód. Civil y 95 del CPCCN, en el sentido que se presume el
fallecimiento de ambos en el mismo momento en el desastre común, sin que pueda alegarse
transmisión alguna entre ellos.
Sala VII, Expte. Nº 40.726/2012 Sent. Int. Nº 38410 del 30/12/2015 “Frigorífica El Bierzo SA
c/Domínguez Silvia Ester y otro s/consignación”.

D.T. 26 8 Industria de la construcción. Ley 22.250. Carácter de empleador de la industria de


la construcción.
La calidad de operador económico en la industria de la construcción es lo que califica al empleador
sujeto de ella y es, asimismo, la que excluye al “propietario del inmueble que, no siendo empleador
de la industria de la construcción, construya, repare o modifique su vivienda individual” (art. 2, inc
b) ley 22.250). Empresario de la construcción es el operador de esta rama de la actividad
económica y se caracteriza por la titularidad de una empresa dedicada a la realización de obras
para terceros, con fines de lucro.
Sala VI, Expte. Nº 27.409/2011 Sent. Def. Nº 68064 del 19/11/2015 “Colman Orue Prudencio
c/Pasmanter Roberto s/ley 22.250”. (Raffaghelli-Craig).

D.T. 54 Intereses. Actas Nº 2600 y 2601 de la C.N.A.T.. Aplicación.


La nueva tasa de interés adoptada por la CNAT a partir del 21 de mayo de 2014, no implicó más
que un sinceramiento con las diferentes variables de la economía, frente a una tasa evidentemente
desactualizada. Los índices oficiales revelan un notorio incremento en el costo de vida y esta
circunstancia, que se trasluce asimismo en las negociaciones salariales, impone a los jueces el
deber de revisar esta cuestión, por resultar inequitativo mantener la tasa de interés cuyo sentido es
el de compensar la mora y penar la demora en el pago de créditos laborales. La modificación de la
tasa de interés a partir de la vigencia del Acta 2601, no afectaría los efectos de la cosa juzgada ni
dejaría en estado de indefensión al deudor, de acuerdo a lo planteado por la demandada, sino
simplemente adecuaría los efectos del pronunciamiento al contexto actual, al cual no se habría
arribado si la deudora hubiera cumplido sus obligaciones en tiempo propio.
Sala X, Expte. Nº 1689/2013/CA1 Sent. Def. del 14/12/2015 “Reinoso Carlos Ariel c/Provincia ART
SA s/accidente-ley especial”. (Corach-Stortini).

D.T. 54 Intereses. Tasa de interés establecida por el Acta C.N.A.T. Nº 2601. Aplicabilidad.
Causas sin sentencia. Irretroactividad.
En oportunidad del debate del cambio de tasa de interés, el parámetro que se tuvo en cuenta fue
que la nueva tasa debía calcularse desde que cada suma era debida respecto de aquéllas causas
que se encontraran sin sentencia. De ahí que la aplicación de la nueva tasa no es retroactiva.
Sala VI, Expte. Nº 29.197/2013 Sent. Def. Nº 68108 del 03/12/2015 “Rivero Gladys Ofelia
c/Provincia Aseguradora de Riesgos del Trabajo SA s/despido”. (Craig-Raffaghelli).

D.T. 56 2 Jornada de trabajo. Excepciones. Médico del PAMI.


En el caso, el juez de primera instancia hizo lugar al reclamo por diferencias salariales con
fundamento en el art. 92 ter L.C.T.. La demandada apela la decisión. El actor, médico del PAMI, se
desempeña durante 24 horas a la semana, lo que implica la mitad de la jornada máxima legal, pero
que al contrastar esa extensión con la jornada de la actividad –de 35 horas- supera los dos tercios
de la pauta legal. Tal situación es el resultado de la propia decisión colectiva de las partes, que fijó
tal límite para todos los trabajadores del PAMI y postergó la posibilidad de negociar sobre la
situación de prestaciones particulares (como, en el caso, la de los médicos). El art. 1 del C.C.T.
incluye en su ámbito de aplicación a “todo el personal que se desempeñe en relación de
dependencia con el INSSJP, con la salvedad de los que se encuentren comprendidos en las
exclusiones dispuestas por el artículo segundo”, mientras esta segunda norma excluye categorías
distintas de las profesionales que corresponden al actor. Por ello cabe confirmar el decisorio de
grado.
Sala VI, Expte. Nº 34.830/2012 Sent. Def. Nº 68100 del 30/11/2015 “Lakerman Isaac Silvio
c/Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados s/diferencias de salarios”.
(Raffaghelli-Craig).

D.T. 56 Jornada de trabajo. “Guardia de disponibilidad”. Concepto. Forma de remuneración.


La llamada “guardia de disponibilidad no integra la jornada de trabajo, porque la disponibilidad
exigida por la empleadora no coincide con la referida por el art. 197 L.C.T. y no altera la libre
utilización del receso por el dependiente en beneficio propio. En tal contexto, es evidente que
durante el cumplimiento de una guardia pasiva el trabajador es libre de usar su tiempo a su
voluntad, pero no puede negarse a estar a disposición del empleador. En esta disyuntiva debe
prevalecer lo normado por el art. 103 L.C.T., que condiciona el salario a la disponibilidad del trabajo
para el empleador, restando relevancia al hecho concreto de la prestación de servicios. De tal
modo, si bien el tiempo de guardia pasiva (sin prestación de servicio efectiva) ha de ser retribuido,
no puede equipararse a la hora efectivamente trabajada en horario suplementario, ya que el
concepto “estar a disposición” debe interpretarse con razonabilidad, para adecuarlo a las
peculiaridades de ciertas labores distintas de las que obreros y empleados desarrollan a “tiempo
completo” en la industria y el comercio.
Sala VII, Expte. Nº 11.559/2011 Sent. Def. Nº 48.398 del 30/12/2015 “Camins Walter Carlos
c/Gilbarco Latin America SRL s/despido”. (Rodríguez Brunengo-Ferreirós).

8
D.T. 56 3 Jornada de trabajo. Horas extra. Trabajadora de un supermercado que trabajaba en
exceso de la jornada legal y no se le abonaban las horas extra.
Aun cuando de conformidad con lo establecido por el art. 13 del decreto reglamentario 16.115/13,
modificado por el decreto 484/00, no se requiere autorización administrativa para la realización de
las horas extra allí indicadas (3 por día, 30 semanales y 200 anuales) y, de superarse esos límites,
resulte necesario dicha autorización, ante el caso de haberse trabajado en exceso de lo dispuesto
por la norma reglamentaria –como en el caso- deben abonarse con recargo ante la letra expresa
del art. 201 L.C.T..
Sala V, Expte. Nº 40.319/2010/CA1 Sent. Def. Nº 77715 Sent. Def. Nº 23/12/2015 “Sosa, Pabla
c/Jumbo Retail Argentina SA s/diferencias de salarios”. (Zas-Arias Gibert-Marino).

D.T. 83 1 Salario. Parte general. Igual remuneración por igual tarea. Art. 81 L.C.T..
En el caso, el actor reclama diferencias salariales con motivo de una supuesta discriminación
retributiva. La cuestión debe enmarcarse en el principio constitucional de “igual remuneración por
igual tarea”. En esta línea de pensamiento, cabe destacar que sin establecer presunciones legales,
el art. 81 L.C.T. ha fijado, con el carácter de obligación para el principal, la igualdad de trato a sus
dependientes en “identidad de situaciones”. Luego, el tratamiento diferenciado, para no resultar
lesivo de los derechos de la contraparte, debe justificarse en razones objetivas. Por lo mismo,
cada una de las partes deberá probar el presupuesto de la norma que invoca como fundamento de
su pretensión o excepción. El trabajador deberá acreditar sus “circunstancias”, y quien se
excepciona aduciendo que la desigualdad obedece a la valoración de los méritos del
dependiente o a las circunstancias de bien común, debe acreditar estas afirmaciones (Conf.
CSJN, 23/08/1988, “Estrella Fernández c/Sanatorio Güemes SA”, voto concurrente de los Dres.
Petracchi y Bacqué, Fallos 311:1602). (Del voto del Dr. Zas).
Sala V, Expte. Nº 3.964/2012/CA1 Sent. Def. Nº 77719 del 22/12/2015 “Ungo Pablo Martín c/Telam
SE s/despido”. (Zas-Arias Gibert).

D.T. 83 1 Salario. Parte general. Igual remuneración por igual tarea. Carga probatoria de la
demandada.
En el caso, el actor reclama diferencias salariales con motivo de una supuesta discriminación
retributiva. La capacidad acordada al empleador de establecer diferencias remuneratorias tiene
como límite la discriminación negativa. En la medida que esto forma parte de los poderes de
dirección y organización la situación se regula por los arts. 64 y 65 L.C.T. que exigen la
concurrencia de motivos funcionales para su ejercicio. Pagar de modo diferenciado a trabajadores
que realizan la misma tarea es una decisión enmarcada en el poder de organización. En la medida
que en el caso, se encuentra reconocida la existencia de trato remuneratorio desigual, incumbía a
la demandada demostrar la existencia de una diferencia en la tarea o una mayor contracción,
laboriosidad o eficacia en la prestación efectuada por el trabajador. (Del voto del Dr. Arias Gibert).
Sala V, Expte. Nº 3.964/2012/CA1 Sent. Def. Nº 77719 del 22/12/2015 “Ungo Pablo Martín c/Telam
SA s/despido”. (Zas-Arias Gibert).

D.T. 83 8 Salario en especie. Uso del vehículo. Uso del celular.


Resulta inadmisible que caiga fuera del alcance de las denominaciones “salario” o “remuneración”
–de acuerdo a la concepción que emerge del convenio 95 O.I.T.- una prestación que entraña para
quien la percibe, inequívocamente, una “ganancia” y que solo encontró motivo o resultó
consecuencia del contrato de empleo. Si bien el criterio sentado fue expuesto con relación a la
entrega de vales alimentarios y de las sumas otorgadas en concepto de asignaciones no
remunerativas a través de decretos del PEN, el mismo resulta de aplicación al caso, pues se está
frente a una obligación de hacer entrega de sumas de dinero, al que se le ha asignado el rótulo de
“gastos por uso de vehículo y telefonía celular”.
(En el caso, el vehículo y el teléfono celular eran utilizados por el trabajador con doble carácter, es
decir como una herramienta de trabajo para poder cumplir con sus funciones y como “beneficio”
para su uso personal y familiar).
Sala VI, Expte. Nº 5.506/2013 Sent. Def. Nº 68032 del 11/11/2015 “Duran Diego Hernán
c/Securitas Argentina SA s/diferencias de salarios”. (Craig-Raffaghelli).

D.T. 88 Suspensión. Suspensión preventiva del art. 224 L.C.T.. Reclamo por pago de obra
social.
En el caso, la empleadora, suspendió preventivamente, en los términos del art. 224 L.C.T., al
trabajador que fuera privado de la libertad en el marco de una causa penal. El trabajador, por
intermedio de su concubina, reclama el pago de la obra social. Señala que el referido artículo
exime a la empleadora del pago de la remuneración, agregando que no puede hacer extensiva
dicha dispensa a otras prestaciones que no revisten carácter remunerativo, como lo es la obra
social. Cabe acotar, que el aporte a la obra social no reviste el carácter de rubro “no remunerativo”,
sino de un beneficio social en los términos previstos por el art. 103 bis. Por ello y dado que durante
la suspensión preventiva normada por el art. 224 L.C.T. no existe obligación de abonar
remuneración no existen sumas a retener que posteriormente deban ser aportadas a los distintos
institutos de la seguridad social.
Sala II, Expte. Nº 35.944/2012 Sent. Def. Nº 104916 del 11/11/2015 “De Saint Georges, Enrique
José c/Aerolíneas Argentinas SA s/despido”. (Maza-Pirolo).

9
D.T. 92 Trabajo marítimo. Contrato de ajuste. Salario “a órdenes” y salario “normal y
habitual”. Salario a tomar en caso de despido del trabajador marítimo.
El contrato de ajuste está formado por caracteres tipificantes que lo particularizan y distinguen de
los restantes contratos de trabajo. En este contexto es que debe entenderse la existencia del
salario “a órdenes”, pues lógico es que el trabajador marítimo, una vez finalizado el embarque,
debe contar con algún tipo de retribución que garantice su permanencia en el ámbito socio-
económico de la navegación. Si durante el último año de vigencia del contrato de ajuste, el
dependiente sólo percibió una retribución “a la orden”, y no una remuneración “normal y habitual”
(la que devenga cuando está embarcado), para determinar la base de cálculo de la indemnización
por antigüedad, es pertinente considerar un lapso temporal mayor, y no atenerse estrictamente a
los doce últimos meses de la relación laboral. Para determinar la cuantía de la indemnización
derivada del distracto, debe tenerse presente únicamente el salario devengado por el trabajador
marítimo mientras estuvo embarcado, aunque éste haya sido percibido en un período anterior a los
últimos doce meses a contar desde la finalización del contrato de ajuste.
Sala II, Expte. Nº 20.436/2012 Sent. Def. Nº 105032 del 10/12/2015 “Aranda Maximiliano Agustín
c/Empresa Pesquera Patagonia y Antártida SA s/diferencias de salarios”. (Maza-González).

D.T. 92 Trabajo marítimo. Estipulación del sueldo en el ámbito pesquero. C.C.T. 356/03.
El art. 37 del C.C.T. 356/03 establece que “El sueldo proporcional sobre producción, será
percibido por el tripulante una vez finalizado el viaje…en base al peso bruto desembarcado de
la producción realizada por el buque, con los envases y procesos comunes en uso actual pero no
en el agua”. Cuando el trabajador percibe la remuneración por la producción de la marea no está
cobrando un sueldo mensual sino el correspondiente a todo el tiempo que duró esa marea (uno o
más meses). La remuneración que sirva de cálculo para fijar la indemnización por despido, tendrá
en cuenta este especial modo de percepción de la remuneración. Este procedimiento no es
contrario al espíritu del art. 245 L.C.T., en tanto en el ámbito pesquero el sueldo se cobra al
finalizar la marea, en función del peso desembarcado y el mismo puede contemplar períodos de
trabajo superiores a un mes.
Sala VIII, Expte. Nº 28.905/2012/CA1 Sent. Def. del 22/12/2015 “Borghi, juan Alberto c/Vieira
Argentina SA s/despido”. (Pesino-Catardo).

D.T. 98 d) Violencia laboral. Ambiente de trabajo nocivo/hostil. Hostigamiento a la


trabajadora por parte de un superior jerárquico. Responsabilidad de la empleadora.
Cabe considerar un claro apartamiento de las obligaciones que la L.C.T. pone a cargo de la
empleadora y la configuración de un ilícito de carácter extracontractual que genera su
responsabilidad en los términos de los arts. 1109 y 1113 primera parte del Código Civil aplicable al
caso, la situación por la que la trabajadora fuera hostigada mediante acoso psicológico y receptora
de malos tratos por parte de una superior jerárquica -a quien codemanda por daño psicológico-, y
el hecho de ser ello convalidado por la sociedad empleadora. El empleador debe velar
irrestrictamente por la integridad psicofísica de sus dependientes mientras se encuentren dentro
del establecimiento y/o cumpliendo sus tareas, obligaciones que dimanan del deber genérico de
seguridad y del principio de indemnidad (art. 75 L.C.T. y 4 apartado 1 L.R.T.), de la misma forma
que debe preservar la dignidad del trabajador cuyo fundamento no es otro que el dispositivo
constitucional que le garantiza “condiciones dignas y equitativas de labor” (art. 14 bis C.N.). El
resguardo de la integridad de sus dependientes constituye una exigencia para el empleador
derivada del principio de buena fe exigible y esperable del buen empleador (arts. 62/63 L.C.T.).
Sala II, Expte. Nº 36.977/2011 Sent. Def. Nº 105023 del 04/12/2015 “Rovei Analía Verónica c/Odar
Odontología Argentina SA y otros s/despido”. (González-Maza).

PROCEDIMIENTO
Proc. 11 Amparo. Acción planteada por un jugador de fútbol tendiente a que el club para el
que se desempeñaba le otorgue la libertad de contratación y transferencia definitiva de su
pase por haber cesado el vínculo laboral por falta de pago de ciertas sumas remuneratorias.
Art. 3 inc. b) del C.C.T. Nº 557/09.
El art. 3 inc. b) de dicho convenio establece un procedimiento singular para el cobro de los salarios
adeudados a los futbolistas profesionales por parte de las entidades contratantes. De la demanda
no surge que el accionante haya cumplido con la aludida disposición convencional, esto es: a) que
haya intimado al club al pago de las acreencias adeudadas “con precisión del monto adeudado”, b)
que dicha entidad no haya abonado las sumas adeudadas o, en su caso, acompañado los recibos
pertinentes en Futbolistas Argentinos Agremiados; y c) que, por dicha circunstancia, el accionante
haya resuelto el vínculo de trabajo con el club. El cumplimiento de dichos requisitos resultaba
relevante para que la demandada otorgara la libertad de contratación, y sólo debe cumplir con
dicha obligación cuando concurre de manera clara e inequívoca el cumplimiento de los
presupuestos que prevé el art. 13 inc. b) del CCT 557/09. Dichas circunstancias no surgen del caso
ya que no se acompañó prueba de ello.
Sala VIII, Expte. Nº 24.026/2012/CA1 Sent. Def. del 09/11/2015 “Nuñez Leonel c/Asociación del
Fútbol Argentino s/medida cautelar”. (Pesino-Catardo).

Proc. 16 Beneficio de litigar sin gastos. Resolución que acuerda o deniega el beneficio.
La concesión del beneficio de litigar sin gastos queda librada a la prudente apreciación judicial, en
tanto los medios probatorios incorporados al incidente reúnan los requisitos suficientes para llevar
al ánimo del juzgador la verosimilitud de las condiciones de pobreza alegadas (Fallos: 313:1015:
326: 818). Conforme lo dispuesto por el art. 82 CPCCN, la resolución que denegare o acordare el
beneficio no causa estado, por lo que nada obsta a que la parte a la que se le negó el beneficio,

10
incorpore las probanzas necesarias y posteriormente pueda obtener otra solución a su
requerimiento.
Sala VI, Expte. Nº 18.033/2013/1 Sent. Int. Nº 39268 del 30/11/2015 “López Benita c/Clean Baires
SA s/despido”. (Raffaghelli-Craig).

Proc. 27 Demanda. Supuesto de rechazo in limine de la demanda. Reclamo fundado en la ley


24557. Omisión de intervención a la A.R.T..
No es admisible una decisión de rechazo de la demanda in limine, destinada a obtener la
reparación tarifada prevista por la ley 24.557, por no haber dado intervención previa a la A.R.T. ni
efectuado la denuncia de la dolencia incapacitante alegada, soslayando el derecho a acudir en
forma directa a la Justicia. De la lectura del escrito de inicio surge que el actor planteó,
concretamente, la invalidez del diseño de acceso al crédito previsto por la citada ley 24.557,
guardando sustento la tesis del trabajador con la doctrina sentada por la CSJN en el
pronunciamiento recaído en “Castillo José c/Cerámica Alberdi SA” (C. 2605 XXXVIII). Tal como lo
sostuviera el Fiscal General, el art. 337 del C.P.C.C.N., debe ser interpretado con carácter
restrictivo y para las hipótesis de ostensible y manifiesta improcedencia de la demanda, porque
implica una posible afectación del acceso pleno a la jurisdicción, que sólo se justifica ante
situaciones que se han denominado “acción inoponible”, o sea, las hipótesis de inexistencia diáfana
del derecho, sin necesidad de elucidación fáctica.
Sala IX, Expte. Nº 64.721/2014/CA1 Sent. Int. Nº 15709 del 10/12/2015 “Heer Víctor Leandro c/La
Caja ART SA s/accidente-ley especial”. (Fera-Pompa).

Proc. 39 1 a) Excepciones. Competencia material. Hechos dañosos generadores de


responsabilidad ocurridos con anterioridad a la entrada en vigencia de la ley 26.773.
Competencia de la J.N.T.. Inaplicabilidad del fallo de la C.S.J.N. “Urquiza”.
Dado que de la lectura de la demanda surge que los hechos dañosos que se imputan como
generadores de responsabilidad habrían ocurrido, casi en su totalidad, con anterioridad a la
entrada en vigencia de la ley 26.773, deben regirse, en lo que hace a las consecuencias
resarcibles, por el marco normativo vigente al momento en que se produjeron. No resulta aplicable
la doctrina del fallo “Urquiza Juan Carlos vs Provincia ART S.A. s/daños y perjuicios” del Máximo
Tribunal del 11/09/2014, por cuanto se funda únicamente en las disposiciones del Código Civil, y
en el caso, la pretensión ha sido promovida con motivo del incumplimiento de obligaciones que han
sido tipificadas por la legislación laboral, no resultando competente en tales supuestos la Justicia
Civil.
Sala IX, Expte. Nº 49.413/2014/CA1 Sent. Int. Nº 16735 del 17/12/2015 “Coria Marcelo felipe
c/Asociart SA Aseguradora de Riesgos del Trabajo y otros s/accidente-acción civil”. (Fera-Pompa).

Proc. 54 Intervención de terceros. Citación como tercero de la Ciudad Autónoma de Buenos


Aires en el ámbito de un proceso por accidente de trabajo fundado en la Ley de Riesgos.
Art. 94 C.P.C.C.N.. Improcedencia.
Teniendo en cuenta que en el caso la demanda se fundó exclusivamente en la ley 24.557 con las
modificaciones introducidas por la ley 26.773, y por otro lado, que su empleador es la Policía
Federal Argentina, no se advierte que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podría resultar
responsable en una controversia común. Asimismo, y desde que la acción deducida transita en el
propio ámbito de la Ley de Riesgos del Trabajo, procurando la condena exclusivamente de la ART
la cual resultaría como única obligada al pago, se descartaría la necesaria incorporación de la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires que en todo caso sería obligada en el marco de una acción
civil, cuya repetición resultaría ajena al caso.
Sala II, Expte. Nº 4.463/2015 Sent. Int. Nº 70061 del 30/10/2015 “Ituarte Facundo Ezequiel
c/Prevención ART SA s/accidente-ley especial”. (González-Pirolo).

Proc. 54 Intervención de terceros. El tercero no puede introducir en la causa excepciones


como la de incompetencia. Limitaciones.
El que comparece en calidad de tercero no puede rechazar la competencia del fuero laboral,
porque los alcances de la citación tienen la limitación propia de la figura. Así, en el ejercicio de su
derecho de defensa, el tercero no puede exceder de la conducta asumida por la parte que lo ha
citado (C.S.J.N.“Neuquén, Provincia c/Estado Nacional s/acción declarativa” 28/3/06). La citación
de terceros no tiene por objeto reforzar la defensa de ninguna de las partes ni introducir
excepciones como la de incompetencia pues, precisamente la litis se cierra con la contestación de
demanda o, en su caso, la contestación de la reconvención, ya que una vez trabada no es posible
modificar en modo alguno ni los sujetos que la integran, ni el objeto de la pretensión ni su causa y
menos aún la competencia.
Sala VII, Expte. Nº 32.273/2012 Sent. Int. Nº 38424 del 17/12/2015 “Sandrini Delia Clarisa c/La
Caja Aseguradora de Riesgos del Trabajo ART SA s/accidente-acción civil”.

Proc. 57 Juicio. Juicio sumarísimo tendiente a que se dejen sin efecto las Disposiciones
AFIP Nº 327/14 y Nº 328/14 por afectar la libertad sindical y el pleno ejercicio del cargo
gremial del agente demandante. Reorganización funcional.
La nueva posición escalafonaria asignada al agente reclamante por las disposiciones cuestionadas
en función de la reorganización de tareas dispuesta, supone mejorar las condiciones de trabajo,
pues el actor ha pasado de revistar del grupo 8 al grupo 17. Las tareas que podrían serle
asignadas en función del cambio de categoría no resultarían ajenas a la condición de abogado. El
carácter general de las modificaciones alegadas y la materia que en ellas subyace -que no es otra

11
que la reorganización de una función estatal esencial de la AFIP como ser el cobro de las
ejecuciones fiscales-, permiten encuadrar la decisión adoptada dentro del legítimo ejercicio del ius
variandi. Por otra parte, no se advierte vinculación alguna entre el dictado de las disposiciones
cuestionadas y el ejercicio de los derechos sindicales cuya tutela se invocara como fundamento de
la acción intentada.
Sala VIII, Expte. Nº 67.797/2014/CA2 Sent. Def. del 17/12/2015 “ACJ c/Admistración Federal de
Ingresos Públicos s/juicio sumarísimo”. (Catardo-Ferreirós).

FISCALIA GENERAL
D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere. Supuesto en el que no se configura.
El actor es un trabajador que se encontraba realizando un tratamiento con la ART demandada por
un siniestro. Sostiene que como la accionada le había quitado el “servicio de traslado” para obtener
su atención médica, tuvo que hacerlo en un colectivo. Denuncia que mientras realizaba este
trayecto, volvió a sufrir otro accidente al que califica de in itinere y, por esta razón, inicia demanda.
La conceptualización de esta calificación de accidente debe ser objeto de interpretación restrictiva,
ya que el hecho se produce en circunstancias de tiempo y espacio en las que el trabajador se
encuentra fuera del ámbito laboral, más allá del control del empleador, y es por esta razón última
que resulta inadmisible una extensión del alcance al cual la norma se refiere. Desde esta
perspectiva de análisis cabe aplicar el art. 377 C.P.C.C., porque carece de sentido la tramitación
vana de un proceso contencioso, que sólo puede culminar en una sentencia definitiva que rechace
la acción. Esta iniciativa no implica desconocer los derechos que podría invocar el trabajador con
sustento en la normativa específica que incluya al accidente sufrido, como causa generadora de un
crédito resarcitorio.
Fiscalía General, Dictamen Nº 65.779 del 29/12/2015 Sala IV Expte. Nº 56.762/2015 “Celiz Juan
Carlos Ramón c/Swiss Medical ART SA s/accidente-ley especial”. (Dr. Álvarez).

Proc. 34 Ejecución de créditos. Demanda tendiente a la ejecución del acuerdo celebrado


ante el SECLO. Rechazo del reclamo de las indemnizaciones previstas por la ley 25.345 y el
art. 132 bis.
El actor inició demanda a los fines de ejecutar un acuerdo celebrado ante el SECLO que habría
sido incumplido por la accionada, en razón de no haber hecho entrega de los certificados de
trabajo previstos en el art. 80 L.C.T.. En la misma oportunidad, solicitó la aplicación de las multas
establecidas, tanto en el referido artículo como en el art. 132 bis del mismo cuerpo legal. La juez a
quo rechazó por improcedente, el pedido de las indemnizaciones en razón de que la ejecución fue
iniciada a fin de dar efectivo cumplimiento a lo pactado. Tal decisión ha sido apelada por el actor.
Sin embargo lo decidido debería ser confirmado. La fuerza ejecutiva del acuerdo, conforme al art.
26 de la ley 24.635, debe ceñirse a lo que efectivamente las partes entendieron o pudieron
entender obrando de buena fe, con cuidado y previsión. Dicho principio debe regir entre las partes
tanto al celebrar, al ejecutar, como extinguir la relación laboral. La pretensión del actor, relativa a la
indemnización de la ley 25.345, debe juzgarse comprendida en el acuerdo celebrado, pues no cabe
otra hermenéutica frente a la directiva del art. 835 del Código Civil, que impone una interpretación
estricta de lo convenido.
Fiscalía General, Dictamen Nº 65.706 del 21/12/2015 Sala IX Expte. Nº 50.637/2014 “Sanagua
Juan Eduardo c/NRD Comunicaciones SA s/ejecución de créditos laborales”. (Dr. Álvarez).

Proc. 61 bis Medidas autosatisfactivas. Procedencia. Aplicación del Plenario “Kaufman”.


El juez a quo desestimó la medida cautelar autosatisfactiva solicitada (percepción de la
indemnización del art. 248 L.C.T.), porque consideró que el análisis de la verosimilitud del derecho
importaría un indebido adelanto de jurisdicción sobre el fondo de la cuestión. Este pronunciamiento
fue apelado, por la accionante como por el Ministerio Público de la Defensa que tutela los derechos
del hijo menor del causante. Deben considerarse admisibles las medidas autosatisfactivas o
innovativas, en supuestos de suma gravedad y cuando surge de una manera inequívoca una
intensa verosimilitud del derecho y, sobre todo, un muy claro peligro en la demora. Cabe en el
caso, propiciar la aplicación del Plenario Nº 280 “Kaufman, José Luis c/Frigorífico y Matadero
Argentino SA s/indemnización por fallecimiento”. Desde la mentada doctrina, los presentantes se
encuentran legitimados al cobro de la indemnización instituida para los casos de muerte de un
trabajador, ya que se encuentran individualizados como beneficiarios, tanto por el art. 38 inc. 1º ap.
a) de la ley 18.037, como por el art. 53 inc. e) de la ley 24.241. El peligro en la demora se observa
en el carácter alimentario del monto a percibir. Por ello debe revocarse el pronunciamiento
apelado.
Fiscalía General, Dictamen Nº65.245 del 13/11/2015Sala VI Expte. Nº 54.805/2015 “Fernández
Cuevas Bertha Verónica en rep. de su hijo menor c/Banco Francés BBV s/medida cautelar”. (Dr.
Álvarez).

Proc. 76 6 Prueba pericial. Prevalencia del dictamen pericial producido por el perito
designado de oficio frente al producido por el consultor técnico.
Frente a dos dictámenes periciales distintos el juez debe preferir el producido por el perito
designado de oficio, pues el consultor técnico es un defensor de la parte. El perito de oficio, en
cambio es un auxiliar del juez que adquiere su condición procesal a raíz de su nombramiento
judicial y su posterior aceptación del cargo (En este sentido fallo de la Cam. Nac. Civil Sala A,
06/09/2010, “M.S.M. V M.E.R. y otro”).
Fiscalía General, Dictamen Nº 65.674 del 18/12/2015 Sala IX Expte. Nº 19.630/2012 “Banza
Alejandra Karina c/Montoya Emprendimientos SRL y otros s/despido”. (Dra. Prieto).

12
Proc. 84 Sellado. Solicitud de eximición del pago de la tasa de justicia. Improcedencia.
La juez a quo desestimó el pedido de eximición de pago de la tasa de justicia formulado por las
partes, por considerar que no resultaba de aplicación al caso lo establecido por el art. 42 L.O.. La
actora apeló tal decisión. En el caso, el proceso iniciado por consignación, finalizó con el
allanamiento total, categórico, oportuno e incondicional de la trabajadora, y el despido por
desistimiento de la acción y del derecho. La circunstancia de que tales formas anormales de
terminación del proceso, respecto de las acciones cuya acumulación se dispuso, se hubieran
materializado en una presentación conjunta, no los transforma en un acuerdo conciliatorio y/o
transaccional (cfr. art. 832 Cod. Civil y 69 L.O.). Es decir, no se configura un supuesto de los
contemplados por el art. 42 L.O., que viabilizaría la eximición del pago de la tasa de justicia.
Fiscalía General, Dictamen Nº 65.453 del 30/11/2015 Sala IX Expte. Nº 21.079/2012 “Molcam
SRL c/Cancer Mariela s/consignación”. (Dra. Prieto).

PLENARIO CONVOCADO

AUTOS: “VALLEJO, Carla Natalia Lorena c/ La Holando Sudamericana Compañía de Seguros


S.A. s/ accidente – ley especial”.(Recurso de Hecho). (Expte. N° 14.009/2014 S. II).Convocado
por Resolución de Cámara Nº 23 del 1 de septiembre de 2.015.
Temario: “En las causas en las cuales se reclaman beneficios emergentes de las leyes 24.557 y
26.773, ¿es legalmente admisible el pacto de cuota litis sobre el importe de las prestaciones
contempladas en ellas?”.---------------------------------------------------------------------------------------------------

Tabla de contenidos

Página 2.
D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere. Procedencia del adicional compensatorio
previsto en el art. 3 de la ley 26.773.
D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere. Trabajadora que sufre un accidente de
tránsito al dirigirse al trabajo desde la casa de su novio.
D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere sufrido por un miembro de la Policía Federal
Argentina. Inaplicabilidad de la ley 21965. Aplicación de la ley 24557 y de la interpretación del fallo
“Leston” de la C.S.J.N..
D.T. 1 1 19 1) Accidentes del trabajo. Acción de derecho común. Asegurador. Lesión de un
empleado en una obra en construcción. Demanda con fundamento en el art. 1113 2º parte Cod.
Civil. Responsabilidad de la aseguradora citada como tercero en virtud de las previsiones del art.
28 ley 24.557.
D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo. Ley 26.773. Actualización
mediante el índice RIPTE como medio para desalentar la iniciación de acciones que transiten por la
vía civil.

Página 3.
D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de riesgos del trabajo. Ley 26.773. Improcedencia de la
aplicación retroactiva del art. 3 de la ley 26.773 y del índice RIPTE en virtud de lo dispuesto en el
inc. 5 del art. 17 de dicha ley.
D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo. Ley 26.773. Inaplicabilidad de
la indemnización adicional prevista en el art. 3 cuando el accidente acaeció con anterioridad a la
vigencia de la ley 26.773.
D.T. 1 10 bis Accidentes del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo. Ley 26.773. Procedencia de la
indemnización adicional prevista en el art. 3 aún en el caso de que el accidente haya tenido lugar
con anterioridad a la vigencia de la ley 26.773.
D.T. 18 Certificado de trabajo. Art. 80 L.C.T.. Decreto 146/01.
D.T. 19 Cesión y cambio de firma. Aplicación del art. 228 L.C.T.. Contrato resuelto al momento de
operarse la transferencia.
D.T. 19 Cesión y cambio de firma. Expropiación de la Asociación Francesa Filantrópica de
Beneficiencia (Hospital Francés). Ley 26272. Inexistencia de continuidad.

Página 4.
D.T. 27 18 b) Contrato de trabajo. Contratación y subcontratación. Solidaridad. Casos
particulares. Servicios de gerenciamiento comercial y técnico asumidos por una empresa respecto
de otra en la etapa de concurso preventivo por designación judicial.

13
D.T. 27 18 b) Contrato de trabajo. Contratación y subcontratación. Solidaridad. Casos
particulares. Tareas de reparación post venta de vehículos fabricados por Peugeot Citroen
Argentina S.A.. Responsabilidad solidaria del art. 30 L.C.T..
D.T. 27 Contrato de trabajo. Contratos de expatriación. El contrato de trabajo es uno solo.
Desarrollo de las labores en países extranjeros. No afectación de los derechos del trabajador al
amparo de la legislación local. Trabajador de YPF S.A..
D.T. 27 18 b) Contrato de trabajo. Contratación y subcontratación. Solidaridad. Casos
particulares. Tareas de fraccionamiento y envasado de productos elaborados por Unilever de
Argentina S.A.. Art. 30 L.C.T..
D.T. 27 5 Contrato de Trabajo. De empleo público. Empleada del Banco Central que carece del
carácter de empleada pública. Cargo funcionalmente dependiente al presidente de dicha
institución. Subgerente de Presupuesto y Planificación de Recursos Humanos regida por la L.C.T..
Ausencia de garantía de estabilidad.

Página 5.
D.T. 27 21 Contrato de trabajo. Ley de Empleo. Constitucionalidad del art. 11 de la ley 26.476.
D.T. 27 17 Contrato de trabajo. Profesiones liberales. Médico anestesiólogo. Inexistencia de
relación de dependencia con el Hospital Italiano.
D.T. 33 8 Despido. Injuria laboral. Trabajador que se da por despedido por considerar que medió
hostigamiento por la colocación de cámaras de filmación por parte de la empleadora como sistema
de control. Art. 70 L.C.T.. Ausencia de hostigamiento.
D.T. 33 15 Despido. Prueba del despido. Supuesto en que se alegan varias causales de despido.
D.T. 33 Despido. Trabajadora que obtiene el beneficio jubilatorio y pretende continuar con la
relación laboral y ante la negativa de la empleadora aduce que se encuentra en goce de licencia
médica. Empleadora da por extinguida la relación laboral en los términos del art. 252 L.C.T..

Página 6.
D.T. 33 5 Despido del delegado gremial. Finalidad antisindical del despido. Despido
discriminatorio. Carga de la prueba. Doctrina fallo C.S.J.N. in re “Pellicori”.
D.T. 33 18 Despido discriminatorio. Trabajador que padece de trastorno bipolar. No
reincorporación a pesar de contar con alta médica luego de un período de licencia. Posterior
despido. Art. 211 L.C.T.. Acto discriminatorio.Reparación del daño moral.
D.T. 33 18 Despido discriminatorio. Trabajadora que sufrió trato salarial desigual y que es
despedida el día que se reincorporó de su licencia por maternidad. Configuración de mobbing.
Legislación aplicable.
D.T. 33 18 Despido discriminatorio del activista gremial. Opinión gremial. Protección legal.

Página 7.
D.T. 38 Enfermedad art. 212 L.C.T.. Vencimiento del plazo de licencia. Asignación de nuevas
tareas conforme la capacidad del trabajador.
D.T. 41 bis Ex Empresas del Estado. YPF Participación Accionariado Obrero. Resol.C.S.J.N.
378/2004.
D.T. 34 2 Indemnización por despido. Aplicación acumulativa del art. 2 ley 25.323 y del art. 9 ley
25.013.
D.T. 34 2 Indemnización por despido. Improcedencia de la aplicación acumulativa del art. 2 ley
25.323 y del art. 9 ley 25.013.
D.T. 34 Indemnización por despido. Trabajador que goza del beneficio de la jubilación y continúa
trabajando a órdenes del mismo empleador. Indemnización por antigüedad y preaviso.

Página 8
D.T. 43 Indemnización por fallecimiento del empleado. Art. 248 L.C.T.. Supuesto de
conmoriencia.
D.T. 26 8 Industria de la construcción. Ley 22.250. Carácter de empleador de la industria de la
construcción.
D.T. 54 Intereses. Actas Nº 2600 y 2601 de la C.N.A.T.. Aplicación.
D.T. 54 Intereses. Tasa de interés establecida por el Acta C.N.A.T. Nº 2601. Aplicabilidad. Causas
sin sentencia. Irretroactividad.
D.T. 56 2 Jornada de trabajo. Excepciones. Médico del PAMI.
D.T. 56 Jornada de trabajo. “Guardia de disponibilidad”. Concepto. Forma de remuneración.

Página 9
D.T. 56 3 Jornada de trabajo. Horas extra. Trabajadora de un supermercado que trabajaba en
exceso de la jornada legal y no se le abonaban las horas extra.
D.T. 83 1 Salario. Parte general. Igual remuneración por igual tarea. Art. 81 L.C.T..
D.T. 83 1 Salario. Parte general. Igual remuneración por igual tarea. Carga probatoria de la
demandada.
D.T. 83 8 Salario en especie. Uso del vehículo. Uso del celular.
D.T. 88 Suspensión. Suspensión preventiva del art. 224 L.C.T.. Reclamo por pago de obra social.

14
Página 10

D.T. 92 Trabajo marítimo. Contrato de ajuste. Salario “a órdenes” y salario “normal y habitual”.
Salario a tomar en caso de despido del trabajador marítimo.
D.T. 92 Trabajo marítimo. Estipulación del sueldo en el ámbito pesquero. C.C.T. 356/03.
D.T. 98 d) Violencia laboral. Ambiente de trabajo nocivo/hostil. Hostigamiento a la trabajadora por
parte de un superior jerárquico. Responsabilidad de la empleadora.
PROCEDIMIENTO
Proc. 11 Amparo. Acción planteada por un jugador de fútbol tendiente a que el club para el que se
desempeñaba le otorgue la libertad de contratación y transferencia definitiva de su pase por haber
cesado el vínculo laboral por falta de pago de ciertas sumas remuneratorias. Art. 3 inc. b) del
C.C.T. Nº 557/09.
Proc. 16 Beneficio de litigar sin gastos. Resolución que acuerda o deniega el beneficio.

Página 11

Proc. 27 Demanda. Supuesto de rechazo in limine de la demanda. Reclamo fundado en la ley


24557. Omisión de intervención a la A.R.T..
Proc. 39 1 a) Excepciones. Competencia material. Hechos dañosos generadores de
responsabilidad ocurridos con anterioridad a la entrada en vigencia de la ley 26.773. Competencia
de la J.N.T.. Inaplicabilidad del fallo de la C.S.J.N. “Urquiza”.
Proc. 54 Intervención de terceros. Citación como tercero de la Ciudad Autónoma de Buenos
Aires en el ámbito de un proceso por accidente de trabajo fundado en la Ley de Riesgos. Art. 94
C.P.C.C.N.. Improcedencia.
Proc. 54 Intervención de terceros. El tercero no puede introducir en la causa excepciones
como la de incompetencia. Limitaciones.
Proc. 57 Juicio. Juicio sumarísimo tendiente a que se dejen sin efecto las Disposiciones AFIP Nº
327/14 y Nº 328/14 por afectar la libertad sindical y el pleno ejercicio del cargo gremial del agente
demandante. Reorganización funcional.

Página 12
FISCALIA GENERAL
D.T. 1 1 Accidentes del trabajo. Accidente in itinere. Supuesto en el que no se configura.
Proc. 34 Ejecución de créditos. Demanda tendiente a la ejecución del acuerdo celebrado ante el
SECLO. Rechazo del reclamo de las indemnizaciones previstas por la ley 25.345 y el art. 132 bis.
Proc. 61 bis Medidas autosatisfactivas. Procedencia. Aplicación del Plenario “Kaufman”.
Proc. 76 6 Prueba pericial. Prevalencia del dictamen pericial producido por el perito designado de
oficio frente al producido por el consultor técnico.

Página 13

Proc. 84 Sellado. Solicitud de eximición del pago de la tasa de justicia. Improcedencia.


PLENARIO CONVOCADO

15