Está en la página 1de 61

·EN ~UE SE RU"URE.

!.AS ACCIONE8 Ct\MP.\LES HABIDA$


EN LA

y S LA ~~A R G . \ R 1T A,
QUANOO FUE lN\ADlDA.

l'OR EL

GENERA!¿ MORJJ.L O.
-·-
i!.SCJliTO POR EL BENEMLRITO TENIENTE CORON'IU..

LlCE'\Cl:\DO GASPAR MARCANO,


EN EL AÑO SEPTIJ\10 DE L .~

INDEPENUENCI A,
t P\TBJ JCADO POR EL CtUDADANÓ
MA NUEL JO~E RlB .\S.
-ooo-
CUM\NA:
ltr.Il'UESO POR HADLOCK DARTp
18~5.-16.

©Biblioteca Nacional de Colombia


F. l • .AsunttJ a~ este PO E111 -1 se rerfttl'l' á
-ont. r c. n la ma!/or e.r:actitud y veracidad,
cuonto acontecz? ~n la mvacion hecha por el
Jeneral ·fori/lo, el ,tfjrJ die~ y siete, á la Ysla
?t- ABGAR JT ·\, tztulada desde el día !1 sei~

¡ LA .\'UEV1 I!.SP111 TA.


' stá ivtdido en cuat;tt Cartas, dirijidat
desde aquella Ysla, por su autor, d Tenientt
Coronel Licenciado Gaspar 111orcano, at áu•
dadano Manuel Jose Rióas, en t·uyo .poder
par n orzginales. .
1

t.ulltalla, ~de Abril, 182$.

©Biblioteca Nacional de Colombia


-2 24

I Wq~t Slt Rll:I"!EltE N L~S \CClONJ.S ClAMPAt• t

li•BIDAS ENLA

VSL \ M:\UG. \lU 'A,


'UANDO II'UE INVAIIID A POR EL GI!.N.i.RA L '101\lLLQ a

CART .\ ¡a.
HOY que mi entendi miento despeja do
Dt· tu 11esta:. imagene!> guerrer as
De co¡,ti ,• ua fatig,, desc,,nsado
Y <~legre con noticia!> placent eras,
Hoy qu · el canon no suena á mi co:~tad~
Ni oigo zumbar ldS baias pasager as :
Hoy en fin en quietud , e m t digo,
Te e::.cribo este ¡-apel Querido t1 mzgo.
N o es bastante mi pluma mal cortJda
Sí, una imagin ,,cion fogosa y vi va
Par,l que bien des~.:rita bien pint¡¡da
Vaya la idéa clara y expresiva,
La verdad en los hechos respe~ad .. ,
Y cd\'uelta en lo::. renglon es que te escriba ,
Por 1ue , ~to y mucho m· s ,e nccesitll
!'ara elogiar 1<1. l::;la 'lJ¡Jar¡arita.

©Biblioteca Nacional de Colombia


Casi nculta en el Mapa es una gle~tJ
Del Orbt, que jc.más hizo figura,
M .. ~ hoy por ::.us proesas yá se elt!va
l.n fama á ~rados de !>uprema áltnr3.t
.A l 1JS his· oriadores les releva ·
De e~cri~·irnos de ~:sparta la pintura
Pu cfto que rlt> lo::. héroes en el Ttmplo,
.Ve v..lor, lVlarganta es el egemplo.
Por tres veces s:Jcude valerosa
Eí yugo ferre>o, que feroz la oprime
Quedddo siempre libre y victoriosa
Con nuevos triunfos con que se redime
re suirir servidumbre vergonzosa,
P.. r..~ que el mundo e11tero mas la estime
1 .nguiend01a asi por su estand.. rte
J.fa ,¡, n segura del A!Jrado Marte.

¡Oh Dios! ¿No es cierto que con tus parciales


P t's" bas diligente y presuros~J,
De Julio el quince, cuando en loe;; f./ara/es
El cóncavo metal tronó espantoso?
¿Y que oculto entre aquellos matorrales
Pres)(liste el combate vÍP"oroso
Qu.e llforillo r m fuc'rzas,..,triplic;da5
Lw a Jllu.neyro cudtro horas bien contadas?
©Biblioteca Nacional de Colombia
Si; pusic;te en sus manos ~a victoria,
Q.uL g<~n6 ~u n:-son :.m valentia.
V cub 1crto por fin de tanta gloria
Hoy di~puta á otros h··roes primacia e
H uy los annales ele la antigr.a historia
No brillan tanto como los que un día
Tra~mitirá el p<~pel á las edades
De milagros hechos, dE' verdades.

Merecen mil elogios y loores


'Todo~ los que ese dia se b <. ti eron,
Alli fue herido el Coronel Tuóores,
Neme .. io y otros m,,s, alli murieron,
Su suerte enternecido, no la lhres
Pue~to que de laureles se sineron
Prdirierdo h, muerte temerosa
A una servidumb1e vtrgonzosa,

Tambien deben elogiarse la~ mugere~;


Qur· llebaLdonos víveres al hombro,
Oh idada:, d<:: halagos, de pla<;ere-,,
Atraviesan el campo ¡yo me asombro!
Encontrabas las Ninfas de Citéres
l •. n el cerro, en tl llano, tn d tscómbro
Nu par.a despert<tr el casto amor
61 para inftmdirnos mas "alvr.

©Biblioteca Nacional de Colombia


Yo qu"' todo palpaba y todo vfa,
Y o f.fll obt:.trvé el poder del t nem igo
.1\ labo e~e entusiasmo y loso.m i<l,
Dije, (que taub1en yo en el pecho abrigo)
t on.st rvad u 1n y otrfl para el dia
Cuaodo ál óarbaro demos cruel castigo,
Qmmdo con ménut:. riesgo y mas ventája
l.J golpe al que acomete se v· raja.
Concluido este asunto con afán
F a!taba o¡ro dificil que tr<J tarse,
A saver, que á la line<J de San Juan
El Egército debi:1 retirarse,
Francisco E~tevan el CaupoHcan
Dijo á la Ju nta que m,.ndó citarse:
" t:~ preciso dej <t r esta sabana
'' Para esa tr0pa tímida y cerrana.

" Va monos á S an Juan como que huymos.)


"Dejemos exptdito y franco el paso,
'' \amos á hacerles <.ner que no pudimos,
'' S ostem r de la hla este pedazo,
'' A ver si de este modo consl'gui mos
,. Que caiga esta candla en : .t lgun lazo :
''\amos, hijos de ARISMENDI, d grcmde,
t• Vamos :;in que otra vez rut:gut ni mctnde .."

©Biblioteca Nacional de Colombia


~-

Toda la Junta en la mocion convirt6


V tit: libró la orden con pru,tesa
Para emprender lct marcha acia el destinm
Despue::. del S(JI metido alguna pit Z.J.
Levantamoli el campo, y el camino
Audubo este desracio , aquel apriesa;
Y como ningun impedim ento hay
Llegamo s á las nueve á Caranay.

Alli estaba la linea consabida


Aquel punto 'es del pueulo la garganta,
Pero hallandose m<tl fortalrcida
Una véz solo al enemigo espanta,
Jamás tab~jaré en toda n1i vida;
Como emónce s por ponerla en ·planta,
Al fin, tu amigo alli sufrió un revéz
Que deberá decirtdo de~pues.

lJ!lorillo al tercer dia por la costa


Del sur, sus marchas libre proseguia,
Abanza ndo ::.u Egército á la po-,ta,
Como que el nuestro no se lo impedía,
Y lleg<. ndo por fi n á calle angosta
Luis Gomez otra vez se le nponi,, :
a
P t ro !Jerido, del Valle en 1 1Ut'l punto
Con la virgc.:n y tropa emigró junto•
.2

©Biblioteca Nacional de Colombia


lO
Aquí me tit"nes en el grande empelto
D e uSt n· ir ó dar creditc á u na c o:,: ;
~ ue és de vtctoria el signo y ti di ... dio,
Q m. ndo emigra e~ta Y magen mllagru~a;
A -.í Jo publica el m21rgarittfio,
Y tres veces le ha visto victoriosa
E-.ta gente, que en la Y glesia y cJlo
L.1invoca con el titulo del f/al!e
Dexemos al Cristiano en su locura,
Al Jn<lio en agu.uda del Mesias,
Al.::gando ambos la escritz.ra,
Los hechos, las cumplidas prqfesias,
Que véa cada cual la lu21 m ~fS pura
:E n su religion, secta y heregia ;
C oucl uya yo lo que contar pretendo,
Que tí uno y otro, 1~ compro como vendo~

Tomó pues dicho pueblo el cachupin


E n :,eguida tambien el de la M ar
En donde estaba el Coronel Fermin.
Que en orden replegó h<lsta P .1mpatar.
Cu ya plaza y Puerto evucuó por tia
P or e¡ u e rr:as 110 les pudo sustt nt r,
Y por qu e en la J u nt., que te digo
Se trató de dejarla al enemigo~

©Biblioteca Nacional de Colombia


11
tl etir6~e aquel Gefe á la ciudad
Cun ~u trop.l y clJ\'Ó la artiller ta ;
Y aunque la emulacion ó enemistad
A tribuyó e~tc hecho á cob .• rd1<1
No tué sino obedienci a en realidad
D t· l mJndt:l to y 0rden que te1:ia:
El Sol a'mqlle tan claro se divlsa,
Sabemos que su luz tambz~n se eclipsa.

Estaba entónces yá nue~tro cu,trtd


Concéntr ado en la misma Ca¡Jital,
D chque en la cruz, que llaman del Pastel
N o qu izo dar accion el General
Prep«randole ~iempre el lance cruel
l<.n donde se le hiciera el mayor mal,
R1gio esta máxima sin altcracion
Hasta el mismo dta de la grande accion.

Mas aunque yá el pecho se me infláma


P ,.r..¡ pintarte tanta maravilla,
A ott a junta de Guerra se nos llama,
El ' gército marcha acia la Yilla,
Y yo quedo cortando estaca y rama
Cu1 ciwto cuarenta hotn lm:, fk guerrilla
Qu. hubter<tn dado glt..:JÍ<i ul que 11' manda
S1 en auxilio no fueran á otra oand~.

©Biblioteca Nacional de Colombia


]~

Quedo pues, en h linea de San Jmm


Ma11dando al niño, al viejo y al soldado
A la muger, al Cura, y sacristan
Con un fiero cañon muy mal situado;
De dia y noche trabajando están
e on entuciasmo y pa~o acelerado
T odos los hijos de la NUEVA ESPARTA
<:omo verás de~pue~ en otra carta.

Fin de la priméra Carta.

©Biblioteca Nacional de Colombia


POF.U:\,
EN QUE SE REFIE 1< F. N LAS A OOIOIIES OA"MPALB3

HABIDAS EN LA

VSLA MARG1\RJTA,
qtiANDO FU& INVADIDA POR EL GBNERAL MORILLO.

-·-
SEGUND A CARTA.
OYE otra vez el t:co de mi Musa,
Oye otra vez elogio~ de mi tit:rra,
Que se encuentra á la sason confu-;a,
A j ver que el enemigo no hace guerra,
P <:- ro bÍ 1a tardansa st: le acusa,
Húy se asoma yá por la alta sierra,
Y .;,us bugue!> regidos del Abrégo,
Bloquéan d Norte y puerto dt Juan Griegct.

Este es el día que escogió d tirano,


N o para remach<,rno¡, la cadena;
St, para aterrar al Venesolano
Con la mas sangrienta y triste escena.
Aqui suelto la pluma de la mano,
Le Yersista aqui, la escasa vena,
.1\ e deja como in util é importuno,
Potru l)lllt.ll' lit acciou dtl treinta y uno.

©Biblioteca Nacional de Colombia


14

¡O Jupiter Divino y Poderoso!


Pre~ .. me tu influencia sacro..,anta,
P ..~ra que con voz y plectro sonoroso,
Acierte á de!>cribir la accion que espanta;
No dixe bien, el hechn portentoso,
Qu Venezuela en sus victorias canta,
La accion en que la Ysla Margarita,
L.,si difunta, vence y resucita.

Treinta y uno de Julio¡ dia terrible


P ra nr;!lotros siempre me .arable,
Lic~ en que aquel Exerc1to temi hle,
P 1r sus infandos hechos detc stable,
P enetró la malesa inacce~ible,
Con energía y orden adm ,rable,
Y se acampó en las loma!> y copéte,
Del escarpado cerro Matasiete.
Dia terrible vneh·o á repetir,
Dia dt. sangn-, muertes y de horror;
Desdt las r1ueve que empesó á g<: m ir,
L a madre, el h1jo, d Padre en su dolor,
De!>de qu(' en torno comenzó á rugir,
.El bron ..e ~ diicrccion del invasor:
Por el m< t y por ti rra arti llerÍ 't,
Partcio que lc.l Yb1d. ) a f:.t. h und!a.

©Biblioteca Nacional de Colombia


? No viste reventar la pard~ nu~e,
Despues de largo tiempo qut: amew' ~a,
Qut como que de abaxo á lo <tlto &ube,
Aque-l t>struc-ndo en que se despc:da~a?
Asi me figuró, quando yo e~tuve,
Oyet.do tal tronar desde mi plaza:
Salgo de pronto á vtr que ser podía
Y observo que ya auxilw se pidia.
Mientras se disponía pues )a mareha
Acia mi se aCt'rcaha una persona
" Y á tu honor, dixome no mancha
"Que subas á esta cumbre, soy Belona,
" F.l servicio, el auxilio no se empacLa,
"H oy no eres necesano, · me perc1ona:
"M.1ra como se baten tu~ pays.. nos,
" .lVlíra como rechasan los tiranos.

" Aquel que ves alla df"' tapasol


"Relucir en la cuspide en la c1ma
"Monilo és, á quien el Espanol
'' L¡· tiene en mucho aprecio y grande e.stima;
" Aquel que toca un blanco caracol
" y qu(' á f>U tropa exorta y reanima,
" Frallsico l•.stevan t~, el vderoso
u Que se ha salido yá. futra ·del coso.''.

©Biblioteca Nacional de Colombia


l Será acaso un espectro ó ilu<>ion vana~
1 Podrá ese X efe con tan poca gt nte,
C0ntener en el cerro en tierra llana
Desos quatro mil hombre . . , el torrente?
¿ Podrá contrarruar la furia insana
Con docientos ochentá que hace frente?
Pregunt<tba yo, y resp •ndió la Diosa,
" Si puede, que /:)u tropa es V<~lerosa.

" Si puede digo que alli está á su lado,


" El Coronel Maneyro que camit1a
" A pie ::,tdiento ) casi ya ca,n<;ado
'' Del trc.bajo y fatiga t<~n continua:
" Ue un cajon de cartnchos vá cargado
" Que es para sus ~alelados medicina
" Si puede, que h e~y Dio!>es tfltei ".res,
'' Y en el llano y altura estan los Lares.
" Tambien está allí Cava J U<Jn Bautista,
" Y el de este mismo ncmbre de Espinosa,
" Aquel se le avent~:j t á otro que embista
" Este al enemigo se le abosa,
" Y de su General siempre á la vista,
" Meritos gana con l<t accion ,gloriosa
" De sucarle el Cé,hallo por la rienda
~' Quando estaba Utuscado en la contienda.

©Biblioteca Nacional de Colombia


17 -:2'.3 1-
" Arptel que acá v ~llá vá muy ligero·
u Jq, ,¡¡ F, rn;.ndo T · lllet.te 1 or(Jnd
" Die.~tro Comundante dt· Ingeuicro
•~ Qu•. al mismo tiempo marc<1 en d papel
" L-t entradJ la salida y el ~.end éro
" p, r d( nde habrán de dar el golpe cruel,
" ~tá at i', Rui~ Sarmiento y F1gueroa
''Todos dJg11cS de mi tterna loa

•' Mira de M,wcano á Ju<tn Si.mon.


" En aquella te• áz C b <tlleria,
" A Pica~o y á l\tJata con tc~on,
" Y , 1 Gtnercd que nunca st:- refria,
" Que como homlm s fuera de r<.tzon,
" Permiten á la b<tl~t que ~e engria
'' F n la gente y <'<. b,. Jlo ~ que les hiere
" Y reemph.zan do siemprt· aqud que muere,.

" Y Aquel que viene de Paraguachin


" (' on trcciento~ e-utiTtro~ á ~u h.do
"Fransisco Cami)os ó P.mcho .'\nw1in,
"Nunca por su va,or bien alab<.tdo
" \t ¡,.o retrato c'e G u ti1nozin
" A rruien el X de t1ene rl scrv. do,
" P <crh si < C<.s~) < c 1 t< 'e r n 1n;,
~' Dhl' á. la p-.tria t:l ultimo ::.u~~u·o.''

©Biblioteca Nacional de Colombia
18

Asi ftlC rné mostrando á cada quat~


V¡ru des en et nt rso'> y t'l1 va1or,
1 t ·.d.:: ti soldado hasta el Gentral
Pel-:,,ron co11 denuedo y con furor
Por las empalisad as y el cocal
\ ió la p ,tria á sus hijos con :trdor
Subir ele la glnrio por la escala,
A impulsos de la lansa y de la bala.
Pa<;,ba yá la hora de las doce,
"' la victori.t a á r dlá indecisa:
Ventaja t:l enemigo reconoce,
Seg-un del Cerro bax·1 gente aprisa~
"\ w:stra es le.. victoria, que ht guce
" C1 'n jubilo con ca1 .ticos y ris8
" !· 1 f liz que supére á este mal paso.
" .\-Jarcha con el r-.fuerzo, por si <ICasoo

Dixo, y partió d( xandcme confu'lo


\ i 11.io pt •r tudas partes h11mo espl"so;
:M -; cumo de strv 1r nunca n.e tscuso
Oir 1 ' l :l los coll · do;:, <.~.travieso.
Y cun w t opa que á este fin di::>puso
\\.. qut z que para nada lnlla tro¡.ieso,
.l\ , 1 é ... ci,, e lu~ r do t ml' jJ,,ma
T1..m!t:lldo skf!lprc la entn1ig... trama.

©Biblioteca Nacional de Colombia


19

A las dos d~ la tarde llegué el Nort e.


Y t1 co:,t~mte Rod i•gcz mt- exót ·. ba.
Pn ri¡,o st.ra aqUI que mL tr<t~¡..ortt,
A de,·irtt que el mtg o no St'b<•ba;
Que ca,i ::.e ..floj<dla 5 a el resorte,
aten der á quaut( · se ma11daba:
P. . ra
¡ Dta dt confubion el mas aciago
.lJe nues tra dest• uci0 n, ttcm endo ama go!

Será amig o mejo r, que corra un velo


A la ebce na dolie1J 1e y la ·.timo::.a
A to!> la .:,en tos compe:;si. n y duel o
D-: herid os y de gent e ) á med rosa ,
Que e:: n t e~ de yo llega r ul port achu elo
Ymp edic1 n la nwn ha p1es l. ros~, :
tJ llO::. p1d tend o a usilio ~~ . t. U fhcsion,
Otro ~ , no os detengais, nuestra es la accicn.

a
Pero nó .• .. que se traiga la pak::. tra
De ~usesob t<~n r<>rt•s d co1 jun o:
\ C:tffiüb IKrm anos , lu t·ictona
es nzus t a,
Repetianos <Jqud c<.~ i ditu1 to:
!.--te nos <ll•Ím. ba con bU diest ra
o:
Que la ~ il . it"::.tr<t y \'0 7., perchó u1 un punt
} J.. a:
¡.!Ü un Utro é.n ig n ( ntn ~ u" "yt·s ,
Lix. ou.t: , compañero no de¡mayes.

©Biblioteca Nacional de Colombia


20
MuP"ere<; A'11ason:.':::. rle estos clias
C 'f .1 lO.' her .dos en h... m:. ca,
1\(¡lll y <.t i tloraudo la~ veía::.,
AIIIIIL •• tand•. Id per:.ona flc~ca:
Y •·n f'~ta confu~ion gritar Oías:
'' Si el enemig , ve .ce y no:. ~taca,
'' T mare~mo~ fu~il, e~>pada y lanza
'' .Je vencer ó morir con la esper.1•1 za.

La gente u1 fervoroso mo,·imiento,


Emigraba de la u11a á Id otra parte,
Qn d tomaba t:l P' hgro~o a:.iet~to,
Qw- el otro ab.. ndonó por !>U dese< rte$
H.·rido::., que pa!>aban ya de ciento,
lJe ~ eaban a UJI ieu.po prq~untélrte
¿ 1 onde e:,tá 1 Cirujano y Medicina?
A o de e::., el lugar de la pi::.ina?

Hubo al~uno que pasó á Cab.tllo


So!>t~:nido del brasa Comp Jií .:ro
De muerte la!> <~ngusua.., y e. ensayo
._ }.tecw natural \1el ~olpe fiero,
Yv•J elto lll el c.~m . no de, de!> m 'VO:
D"sta lz ri.!a colrulo que me mu~ro,
Dixo ¿y no es grande dzstJa ·ate
ftue yu na vueLva! y volvió al co1nbate.

©Biblioteca Nacional de Colombia


-2 3
Pnr u'timo llegué on el refurrso
Al ¡.nnto doncle el Xl ~~ n · ~ S( • a
'uando , á la pote . cia del pérvLrso,
F:. ~ta 'a si" resvab, o no rl S\ ala
1

A todo d p.o~sa~rero le LOI1V l rso


Y pregu t~to noticia hu e na y mda
H .. :,ta qt•c-> fue conclui do d t1roteo
Por qut dpugó la luz, d Dios Morfeo ,

Mas fné nue ..tra, la Victori a tan renida.


Si n pod er ptr~Lguir alllll imgo
P t;r que absorto t mpn ndió vLioz huiJa
D e la noche <t l auxilio y ., ¡ ·t brip-'
Y por que de ' cc~ballo, treno ~ hrida
El gi ete soltab<., soy tt'-.tig-o,
Q ue c.á el :,old_.do de su asie nto
Puu; hubo mas trab<;jo que alin1ento,

F.J numero de muerto s ~ de hl ridos


No lo pongo, por que yo me alampo
P or de ir al que mt presta o~ dos
La vLr le1d en todo quat ·to estam po
' como contn.m r ho á mis t·xidos
.1 o pw·do \<:r ui rel:!i-.tn'r el C<il· J' O;
P tt ue c'e ore' ·• •upt rwr n pi• g-o
l\ <tUJo;.ui..r lii::. a~cb•.ü<i.S l>ur JU<4U Gnego.

©Biblioteca Nacional de Colombia


Qu"ndo regrese desta comisio n
Te e!,critiré m .~~ largo y por menudo
7 e contaré los hecho~ si,¡ p sion
Que acontescan con mí st1h rudo;
Y uun que no lt 1men todos la <Hencion.
Con el hi~triador ~iempn: m ~. t:scudo
A 1.:~ vt:z ¡ue mi objeto solo ha bÍdo
Píntane Jo que aca me ku MICu .. 1do.

Filz d~ /a segurKla ~aria.

..
©Biblioteca Nacional de Colombia
-234
l'OF.M .\~
UN qUB S!t tli~1'ÍE11t' N LAS -,CO IOJU~!I ••UfPALB8'
HADl11AII EN LA

VSJ.A ~1.\RG .I\RITA,

qtJAIIIDO 'fUJ: INVADIDA POR EL GBNI!.RAL WORILLOo

Tl Rlf:HA CARTA.
F.ST ,\ R \S espera11do mi querido,
De mi mueha tarda1.za cs~imulado,
Cumpl<l lo fiUe te tengo prometido,
} n la !>t'¡? tll'd<l carta que te he envi..1d0.
Yo por que deseo Vt rte complacido,
Stguir é mi discurso comc:n-,ndo;
Púo . t.t<'5 de tocor 5U conclusion,
Pc:rmiteme éota corta dignsil1D.

Debí Y') rrincipi· r mi p¡imer carta,


Pintancl, . ~ la V sla M ., r!lal'lta,
:Fst,, q•Jt: .1 .mtrtr hoy la Nuna Esparta~
Silmpre estéri l, e ~ c<tsa} pobrecita;
Por f¡ue ~oplando t~olo, de ella aparta
I...,s pocas lluvi •s de que nesesit<l,
1\.ra abuPciar en h~, tos de ganurlo..:,
k.n granos ) otros trutos sazunados.

©Biblioteca Nacional de Colombia


24

Sus habitantrs, que unos L"hr?clor{!8


Pt paqucfi,,s p•li'<Íones dt t r-re .1¡ •,
Orrus que de a ,¡ .ale-;, ::.o 1 cri..t lores,
l.tclu::.o el alazan ,¡ ut. t ... sca 1 1freno,
Que la tt re( r<. pwr<t pe~c,tdon:~.
J< xcusan el buscar ' u :-. ílio ageno,
L s mugt·rts qt~e al!i .,01 1 laborios<~s,
Ttjtn ham .. cas, m di. s y otrus cobas.

~if.te pueblos que abraza su circuito


Y t(>dos en mu y buena propor ion
P . r .. comtllli(',, n;,e, <1l t ir el grito .
1 Jll bronce retumbante en su explosinn,
Doce Ó trec<· mil Alm<~s c¡ue el di~trito
b \:' ~upone tener dt pobh.cion:
}'1 qual p,.suarse putd tu poca~ trei{u as,
PUt~ de Jc¡rgo le d,.n diez Y1 ochc- legu<~s.

Mas yi que am1ube tan inadvcrti 'o,


Y q11e U1mu1dar mi yerro 1s otro tr or,
T :: diré el triste t-st .. do t o qu ve. elido
})l xó d Gobierno al pueblo dd valor,
f.migr .• ndo rle alli c'k·pa \tiÍd l '
Qua1 h ce t 1 pLTseguido mal hechor,
},lt com· .¡_, fi dt Bnon ti :\ :mil <.. te,
1

~ue eH l.::Olu úl.bli.otró sLr "igh... ••tt:.

©Biblioteca Nacional de Colombia


25

S ·1lieron pues ligeros como el rayo_,


En ventitres buquLs presurosos,
f:l ventiocho del pa ,ado que fue :mayo
B arrutando suscesos desastrosos,
Quedando triste como e 1sabio el payo,
R csenttdos del hecho y quejumbroscfs;
Pues para coronar accion tan fiera,
No dexaron esquife ni flechera.

A medida que aquel que desconfia,


Se prepara para hacer la guerra
.Fl Gobierno supn·mo y á porfia
N u estro General d,. mar y tierra,
D r~ordénan el pueblo, que confia
De los Xefes que su seno ensierra,
Para promover la emigracio n ,
Y hUJr de la espafiola t:xpedicio n.

Mas de trecientas Almas disputaron.1


Fn p<tmpatar de huir la primacía: '
T al fue la confusion gue no indagaron ,
A donde la F.squadrilla rumbo l~acia:
Al fin todos, todos se embarcaron,
Cometiendo á mi ver atevosia,
Con desorden, tanto y tanta prisa,
Que muchos olvidaron la cam1sa.
4
©Biblioteca Nacional de Colombia
26
H::~blo así, porque pocos días antes
El Almirante ~u eloqüenda agota,
Y en publico á las tropas circunstantes,
Prometió derramBr la ultima gota.
'E~tas nunca estuvieron vacilantes
De que el Xefe extrangero tan patriota
St pondrÍa sin duda á su c::~beza
Viene la expedicion ¡ á Dios premesa!

No pinto el hecho como aconteció,


Por que no es la materia de mi canto,
Pero él segun resultas, excedió
A una ;Srande derrota en otro tanto.
Hubo familia honrrada que perdió
Sn libertad, lo m s sag' aJ? y santo;
Y si no es por un pliego de Guaya na,
No se enmienda tan emtda plana.

Quedó pues Margarita la infeliz,


Como cosa perdida abandonada,
A ser presa del Lean casi en un triz
En horfandad llorosa y dessolada.
De la disculpa, aquí el faba barniz
De los causantes, jamas tendr~ una entrada:
Nadie cuidó de tt preciosa PERLA,
.Antes Crqeron todos, mas no \-·erla.

©Biblioteca Nacional de Colombia


27

Si; el Almirante Brion y sus amigos,


De los grandes guerreros el esptjo,
Encontr aron llegando á lus testigos
Un Guarito al mando de Camejo
Con sesenta fu~iles- . - ¡ que ca:.tigos
:Meresen tales- - - ! pero yo me alejo,
Se los quitat'OII estos inhum:mos:
Esto mismo habrían hecho lo~ TIRANOS ·

Así quedó la Ysla en desabri ,~·o,


Tan escasa de auxilio~ y deten~a,
Y de otras muchas cosas, que no digo,
Por que no es justo darlas á la prensa ;
En este estado avista al enemigo,
Entoces á escudarse es que comienza,
Dime pues si t·stuviera preparada
¿ Que fuera dt: l\tlorillo y de su armada ?

Por tales circunstancias es mayor


El mérito que encierra esta campan a,
Por eso es que merece un escritor,
A quien ageno informe no le engana,
· Para que cante energico el valor
L, intrepidez la costancia y mana,
Con que pelean y hacen tanta ruma,
Soldados que no tienen disciplina.

©Biblioteca Nacional de Colombia


El amor que profesan á un pay:!:
Que no brinda a sus hijo~ mas consuelQ
Que la fruta :.ilve.,tre y la rayz
De yuca trab';;jada en su desvelo.
Donde faltando el grano de mayz
Preciso es, que el mana baje del Cielo;
Y que á pesar de una e:.cas' ·s, que á otro ate¡
Dt:.xan un parayso por su tierra.

A si en esta campaña prodigiosa


Destos Y slenos tal amor resalta:
Que despues que ~tlla en Pagallos victoriósa
s ., Jió mtt•stra e~quadrilla, vió la fulta,
Que hacia en Margarita y presurosa
Quantos peligros vé tantos asalt.. ,
P ·· e-ncontrar¡¡e en el mayor de todos;
En et b.oqth..O y citio de los Godos.

Quando el mundo todo le abandona


Quando el se vé en el >duro empeño,
Y quando su destru~ion y:i se pregona,
Entonces allá vá el Margariteño
A ofrecer sus baberes, su persona
Sin temer del tirano el fiero ceno :
Esto hisieron amigo las fiecheras
De cuyo au~uio el resuitaJo e-s.veras.

©Biblioteca Nacional de Colombia


29
Tiemp o es yá de que entremós en materia
Tiemp o es yá d<: qu' sepas los afanes
l.n que esa canálla de la y~.,.ría
Nos pone á pesar de nuestros planes:
Quisiera yo atribuir tanta miseria
A indignacion de los sagrado!, Manes;
Pero ,que habremos hecho los patriotas
Que no hayan practicado esos Yliota'i?

Seguí como te dixe el derrotero,


Llebando al fin ochenta y un soldados
Al puerto titulado el Bufadero.
Donde están nuestros buque s descuidados:,
De que sitte enemip;os con esmerQ,
Navt>gan á batidos ens.::nadns:
Así seguramente aconteciéra,
Si el vit:nto, que d auxilio méls corrier a,

A las cinco y media de la tarde,


Lus referidos buque s se presentan,
Haciendo de 5U •fuerzu siempre alarde,
Como que triplicada nos la cuentan:
Y :lispuestos en linea, aunque corbarde,
Bala y metralla todos nos avientan,
Con tan desviado tino y desacierto,
Que un herido no hubo, menos muerto.

©Biblioteca Nacional de Colombia


30

Cerró la nnche Pn esta <'onfusion,


Contin uándo ellos, vivo ti ft eg-o,
Y yo de hacerlo Impuse privacion
Al comandante en Xefe Manuel Lego,
Ltamé le á tierra y por conclusion
Resolv imos marchar acia Juan Griego
Proteji dos por el nocturno manto,
A cuya eJ~:.tcucion dimos el Santo,
Naveg an e1 • union las tres Flecheras,
Y una inutil Balandra por la popa,
Acamp anand o siempre las hiltras
Que por lu playa marchan de mi tropa,
Pronta mente pasamos las laderas,
Que el qúe meno!> ligero alJi gdlopa,
Y mientras obran rem , s y palancas
Batía el enemi go las barrancas

A Juan Griego llegamos felizmente


A merced de la noche y de los praticos,
Que del riesgo temible é ínnúsente
No se libraran los mejores Nautic os.
Jose Manu d Fermi n Joven valiente,
A los demas marinos dexó estaticos
Quand o dixo: Senore s. ~>Í me apoya
La Yufauteria, rompo , y urda 1'rvya.

©Biblioteca Nacional de Colombia


Cl
-2:38-
Desembarcáron todos en la p1aya,
A dar y recibir los parabienes,
Y al punto Ceferino nos ensaya, '
P .•ra que sin saber como ni quienes,
Sorprehendiesemos á la canalla
Que nos contenpLba allá en rehenes:
Salimos á las dos de madrugada
A dnnde su esquadrilla está fondeada.
Se enciende el cananeo en esta hora,
Tan impensado y con tanto estruendo,
Que la ti mida gen t<"' corre y llora,
Indagando donde estan riñendo;
O si es que el enemtgo nos devora,
Segun van los combates sucediendo,
Prontamente sesaron sus reclamos
Pues nosotros al fin nos retiramos.

Al siguiente dia que á marchar


Iba para el lugar de mi destino,
Mt- ordenaron volver á Taquantar
Puerto por donde hisimos el camino,
Que pretendió tal vez reses robar
Und piragua; pero pues 5e vino,
Tom:tmos por vereda nc· trillada
Porque estaba la gente fatigada

©Biblioteca Nacional de Colombia


82
Quando pasamos por los pedregales,
Como a las di ez dd dia ::.egm creo,
Oímos muchos tiros casi iguales
A aquellos, que tuvimos por recreo,
Y temiendo causasen otros mdes
Cuntr;.¡ mar"hamos desde medio freo,
Para Juan Griegq, aunqu~ vi al soldado
Del hanbre y de las marchas ostigado

· Elogia aqui con migo está virtud


F.l voluntario esfner zo y df'sicion
De hombres que sin probar la rectitud
Militan no sin ~ u ··ldo sin racion:
Todr- sufre por huir la e5clavitud
Por libertar su patria y religion
Por no servir .,1 Rey su Can trifauce
Que creen que no hay mal que no les cause.

Era pues que las ftt-cheras nuestras.


Trataban de_ pes<.ar con el chinhorro,
Y a11nque andaban demasiado diestras,
Los fu egos alcazaban hast" el morro.
Prontamente notamos por las muestras
Quan caro nQs sa,ít aquel socor.. o:
Una piragna quehró l cotTedera
Y dos hombres mató ¡ <1uien lu creyéra!

©Biblioteca Nacional de Colombia


33
-.23
Acabada esta s~mbra y esta gresea,
'De Agosto el dia tres llegué á mi píaza
Y el Gtneral me oficia comparesca,
Al palacio de gobierno que es su casa.
Antes que se levante tl sol y cresca
P<.trto con proutitud á ver qne pa!)a
Despues de todo vino á resultar
Para el quatro, un pa'>eo Militar.

Treciento~ hombres de caballería,


Y docientos infantes se 2prestaron
Que á las tres de la tarde de este dia
H acia P <'mpatar todos marcharon:
Estos por alli para una batería
Aquellos por los Robles se ~cercaron,
Y tendidos en orden de batalla
Desafiá.mos á la infiel canalla.

Poca gente aparece en las alturas,


Menos sale ninguno á la sabána,
Que como allá sus tropas son seguras,
Por venirse á batir uadie se afana.
E 1 Coronel Maneyro sus posturas
Tomó por si salir les diera gan::~;
Y <~stando sobre el cerro de la hermita
Señal oos hace, y que abancemos grita.
5
©Biblioteca Nacional de Colombia
No bien la voz se oy6 indeterminada,
Quanrlo toda la linea se de~ata,
Qual corre de Moreno á la ensenada,
T ,d entre el bosque dice coje, mata:
. Al fin el alboroto par6 en nada
a
Diez y siete hombre¡¡ eran, que prorrata,
Tres 6 quatro armados 6 muy pocos,
Londuci ... n mam~yes, caña, y co1os.

Perseguidos por playas y sendéros


Tan solo por la gente de á cabal'l o,
Cayeron siete de ellos prisionero!oo ,
De los qualcs ninguno vió otro \!layo:
Qu ttro al golpe mat;tron los lanceros
Y al restante se dió despue:s el fallo:
P ara tomar de alv. uno infor e fiel,
Todos nos retiramos al quartel.

Supimos por menudo y con certesa,


Que el . <.~rte s cinco se nos atar:aba,
Por la p 1rte del n')rte y con presltza
hl enl"mJgo sus tropas preparaba.
( ada cual se orden6 qut· á !11 cab · za
Se pusiera del cuerpo que man,~.. ba
Li ,to p4ra esperar el golpe duro
Que nos puso en el mayor apuro.

©Biblioteca Nacional de Colombia


~
-..,¿:_ . . .10-
S5
No sucedió ese dia: si al siguiente,
Viniendo por camino inesperado
Tres mil hombres de tropa reluciente
Al punto donde estoy acanwnado,
C()n ochenta y siete hombres solamente
Que el resto de refuerzo babia mandado
A1 dicho comandante Ceferino,
Qt1e le volvió en 4\uxilio, mas no vino.

Yo pues a las tres de madrughda


Que un abansado posta se retira,
Supe que cpu marcha algo pausada,
El t:nemigo contra el pueblo gir";
Al momento mandé tocdl" llamada,
Y entre tanto que la noche expira;
Los otros dos me traen igual ='~Viso,
Y !a abansad:a, que lo mismo hizo.
El canon que turba á los TIRANOS
A bramar comensó quando la Aurora
Dt:bterrando sombras nubarrones vanos
Dtl día se demostraba pr~curs(lra.
Con el plan dl· vanderas en las manos,
Anxilio pido desde aque la hora,
Por sen al es y postas triplicados ;
Y al fin hubimos de quc::dar cortados.

©Biblioteca Nacional de Colombia


Figurame ¡)erdido en este lante,
(' n ordt:n de expirar en dicho punto~
Has allá de ambas fuerzas el balance,
Y comtemplame oliendo yá á difunto.
M .ts yo para eviatar, que se me abancc;
'\'a la tropa di~perso, ya la junto,
Subiendo así á la altura superior,
Y baxando despues á la interior,
Acercóse bastante unadÍYÍ!:>Ínn
Como a batir la linea en derechura,
Pero a la segunda intirnacion
Que el canon hiso, vieron su locura,
Tomando pueo;; diversa direccion
Abrigados del bosque á la espesura •
Enmendaron aquel pequefio yerro,
1\' urchando todos por el pie del cerro,

Como un quarto de legua ocuparía


La tropa que yo vi tan bien formada
Que si el golpe lo dá a la batería
J<.ntre sus ruinas queda sepultada.
Pm·s que Buena-parte no la salvaria
En caso tan fatal sin retirada:
Lo cierto es que baora, que te escribo,
Me tiento y conosco que estoy viyo.

©Biblioteca Nacional de Colombia


$7 -2 4
Sacaron así el cuerp o al aparato
Eng..á1oso que observaban á su frente,
a
Y nos venden precJO muy varato,
La vida y el honor, que el mas valiente; .
Conte mplab a perdida en breve rá to,
A vista de u na fuerza tan potente;
Cuya s parti.-las principiaron luego
A pegar de algun as casas, fuego.

a
Cerca n la segui da todo el valle:
Entra n en él con su cabdl eria; '
Se pasta n por esta y la otra calle
Distantes siemp re de la artillerií).o
Pero ya es forzoso aquí, que calle,
P <tra atend er á aquella infantería
Que ::e mantiene aila en espectacion
Dó llega la bala sin jurisd icion .

Adem as me interr umpe el desconsuelo,


a
Que la tropa que viene reforz arme ,
Dexa ya el Boqu eron y Porta chuel o,
a
Y no es posible vengan auxih arme:
El sol su luz repar te a medio cielo,
y es presiso a la somb ran tirarm e
A discu rrir sobre mi actual estado,
Que otra vez ·te inpondré del result ado.
Fin de la tercéra Carta.

©Biblioteca Nacional de Colombia


POF.MA,
~N QU& il& •IEFJRR:EN L.\5 ACCIOlfW.S O.UCP.UZf
HABIDAS EN LA

VSLA MARGARITA,
~VA.DO

--
JJ'tJJr. INYADIDA POR EL GRNIUlAL MORJLL••

QUA"rRA CARTA. ·
Con voz debi 1 amigo y vacilante,
Con agudo dolor y paso lento,
Prosigo el hecho mas inkresante
Que pondrá fin al todo de níi cuentq;
Aunque casi •· 1e estorva ir adelante
El lugubre T~'CUerdo y sentimiento
Tan jttsto por .. quellos esforsados
Que uniquilaron los adversos hados.

¡Oh constancia! \'irturJ que haces dichos&


Al hombre que te abr,; sa en !>U carrera,
A 1 p ·so que infeliz y vergonzoso
A ~' quel que ~e abandona y de~espera:
Tu , res uorte en el tiempo proceloso
1'u das valor victoria de ma•·era,
Qqt el ht roe de bm tri unJo~ en la ir fancia
-lxdamar debe as1; i Falor, Lonstancza!

©Biblioteca Nacional de Colombia


40
Tu has dado al mundo heroes inmortale!f
· Bravos campeones, fuertes adalides
Y reproduce~ much0s sus iguales
En las grandes empresas en las lides
Formando exclarecidos generales,
Qwando tu imperio con la suerte mides
Dejando el suyo atras desde la cuna
Por que si no hay constancia, no hay fortuna

Tu das hoy en el suelo Amer'ic!lntJ ·


Un pueblo, que en Valor al Sigunttn- .
}-:xcede y tarhbien al Expartan o
p ; ra ímitarsob ervio al Numant1.mo.
Por tu influencia tres veces, del 7irano
La serviz humillé, y esto previno
Al clari:t de la fama que hoy excíta:
La atencion y el aprecio, á Margarita.

Tu mudas por ultimo el semblante


Ennegrecido, de las tres lzcrmm.as,
Si la fortuna duda !ler triunfante
El paso ·cuesta arriba se lo allanas,
Colmas de mil favores al constante ' ·
Y el hilo de su dicha lt devanas:
Por eso mis inciensos te dedico
¡ Oh constan1ia ! y por ti me sacrifico.

©Biblioteca Nacional de Colombia


4.1

Con tu egide cubierto yó t"speraba


Aqu el golpe mortal y deci~ivo
F:n el punto citiado que mandaba,
Quand(l el nuestro enemigo exec utiv o
Sus tropas con sus buqu es com bina ba
Para dar el combate que describo,
En el qual la resulta lastimera •-
Nos pint ó á la fortuná aven turer a.

Qud é yo arrinconado en mi canton


Disp uest o á dar el ultimo suspiro .
Qu·,ndn advierto que llama ini atencion hl.

El Cqronel Maneyro, por que miro ·


Sub ir una colunna de humason · "l ..
Y percibo adema!> el son del tiro
Bax ando de San Juan el Port achu elo,
Que nos caus aba pena y desc onsu ela:

El enc>migo en fuerzas poderoso


Al norte su ,vanguarqia dirigía,
Ocu pand o a San Juan y vigoroso
Al cerro qqe no':Ilbra,mos la Vigia~
Pero Maneyro 5lernpre valerozo
'En el citio del Maco. le impedia
P mf•mar esta villa pura y santa
Por que en ella jamas puso la planta.
6

©Biblioteca Nacional de Colombia


Alli fiubo un éombate de dos horas,
Di~putallo con fuerza é interéz,
Y <.iungue b situacion creo que ignora~
Dt&tc ~t:s{ibdero y su estrLchés ·l
Digno es de nuestn-s tl'Opas vencedora~
La defensa que hici<.rbn esa vez 1 {
Recuperando el pünto que perdído !J ·.¡
H~1bia la tara~n~zn y el descuido. ·q, í1
.r\ u iHJlre f'éran nurstras f ucrzas desiguales,
Cerno IQ M!Í sido en todos los combates,
Bolamt'ti~.: "Benitts y Gcinzáles
Murieron, cuyo elogio aut.que dil~\tes) 1
Nunca rltrat:.:rás por :,us cubales .tdu'
De su mc,rito el brillo y lo!? quilates '
.Era <.:1 LtrltJ ctfiti:ll Marg:.lrittño
1 el otro tambien digno Caraquene-.

Si el citiu· regiS'trara'S disputado,


Auu ahoru 9ue es libre·áe 1:1 llamu,
.t\ h~crto qntd~rías y 'pasthado i•-J
~lirJndo m tronc0 nqui-alla una rama _
Un <U bol corr. mil bnb5tt~pusado
Qu..: d p:1sa¡:>;<.:. o drcen:w si la Htma
c.¿ ui
l't..: ch. l' ohndts hechos ú la prensa r
Y wprim:t es!u, vtstigíos de defensa .. ·

©Biblioteca Nacional de Colombia


Asi de pknno rayos encendid os
El hlero bomÍtiJua quando ardi, nte
La gloria y el honor de dos. paTtidos
Del estrago mayor er.1 pend1ente; 1{ •
Al fin Pi victoriosos, ni vencidos 11

Quedaro n ambos, por que de repente


1\e ~.ruas hizo el Todopod eroso .
l)or un t1rgo aguacero muy copwso.

El Sol t.-iste sus luces retir..Jb:t


Y la humed..t noche le seguia
Con tan opacas sombras que •~nur.ciab ,
La desgraci:1 y revéz del otro d w .
.En tmce tan funesto, yo ignoraba
De~ fo:xercito nuestro, y lo que hacia;
Aunque esperaba orden por un posta
Que mandé por el cerro á_toda co&t.J.

¡Oh noche solimria y silcncios1 ~


¡ 0h incertidu :11 bre guante martirisa s!
Hure d,; entr nosotros prcsu:-osa
Y ;a· qne nuc;;tra desgraci a prccr;ni~as
D eja entrar ala aurora lum:no) a
Permite que entrevea mos sus di,·i~ as
Que es mas amargo éste ¡~e~1oso est,td•
que suti·ir el terrible pro:w;1ciaclo.

©Biblioteca Nacional de Colombia


44
Retir6se de~pue• de ser molesta
QueJando tdf) confuso el orisunte
La campana nublada~' la flort>sta
Sin alumbrár la luz defa~tont~,
Ni en el cerro, ni en el llano, ni en la cuestaJ
Ni en el mas alto ,. encumbrddo monte,
Pues hasta el 11ol ~egaba su tributo
Por que aquel dia se vistio de luto.

Con treinta hombres salio á la descubierta


El comandante \ asquez que llevaba
Orden de mandar noticia cierta
De donde el emmigo se encontraba,
Pero este que tenia franca puerta
.A Juan Griego phÓ que le esperaba
La marítima fuerza reunida
Para que no quedar::~ un hombre avida.

Mandaba alli Gonzales Ceferino,


Con dociento10 y pico de soldados
Cuyas parcas de acuerdo en el deBtino
De todos, les hicieron desgntciados ;
Y quando auxilíarles se: previno
Estab:m en c.ontorno ya cercados
De manera que :.olas peleáron
Con tres mil hombres que les atacaron•.

©Biblioteca Nacional de Colombia


.)

(..om ienz a por la tier.a y por ei mar


FJ ft ego á dirijir::.e p~rá e.l puer to,
.Enfuresese el soberv10 m1htar
De la victo ria y el laure l incie rto:
1
Sale de sus valu artes a atac ur
B<Jnado en sang re del cadaber yerto
Y rech asa la fuer za que le rtta
Y \e ataca á cala da vayo neta .
Com'o el toro qut lidia y se retir a
Para Yolver con nuev o brío y man a
Asi hac~ el F.sp anol quan do t.e mira
EIJV udto en bala y pied ra qut: le dana ;
Red obla do so fue• za otr<~ vez tira
Con ener gico ardo r y fiera sana
A toma r el comb:.ttido fuert e
Que pres entía su funesta suer te.

N o desmayo la trop a y en man dant e;


Ante s hien espe raro n, fo:: serena,
.Este segu ndo choq ue tan pujante
Que devi a aum enta r te~or, y ¡jma
Y tien~en del sobe rvio y arro gante
Mas de cien soldados en la arena
Que da.n do el venc í miente rtst rv .. do
Para el caso que oirá s inesp erud o, l ' u •

©Biblioteca Nacional de Colombia


¿ Adond~ compatriot:Js \'alerosos
Se IJCLdtó vue~tro ardid y \'Ígilancia ?
¿Por que no marchai::., todos presurosos
A humillar de Moril10 la ~rrogancJa? ,
L ocien tos hom bt~s sin trínch.-ra y fosos
Han fru~trJdo ::.u segunda instansia.
Esto la tropa nue:-. tra rept tia
Y m pi orando socorro, y nadie oía.

Juan Rodulfo por fin con este cncargQ


S,tlio con vemte y cinco fusileros:
l'ara ldnc~ tan duro y tan amargo
ErJn todos veinte y cinco ceros.
De h1 muerte entregados al letargo
ante de unirse con !>US campaneros
P ..resitron sin mas haber qut"dado
(Xue d valor de R,Jdulfo Lelebrado.

Tercera vez furiosas atacaron


La terrestre tropa con la de marina
Y pur tercera vez las recha::.aron
V crgonso as, huyendo á la s<ÜÍqa
¡ ~l.~s h.ty! que las nuestras de~mayaron
Al ver arder de volvora utta mina
Que d e ronel Í'ermí; lj de,pcchado
J

Di ..pu.:.o p•tra un caso desgr.:cra<io.

©Biblioteca Nacional de Colombia


-··- .............. _ ~ ....

Ardieron los pertre cho!, ardió todo,


Volato n por el ayre cuerp os vivos
Murie ron -otros de divers o modo
Que L.t fama conse rva en sus archí vos¡
Adv,erte la esploc ion d fiero Godo
Y se afirma de nuevo en sus estrivo~,
Cargando su potenc ia enfurecido
Sob~e aquell os que el fuego havia venci.do

El hiperb ole aquí pierde su brillo,


Toda frase y metaf ora es oeioso
Para signif icar qua\ el cuchil lo, ' ,
Ensan grentó d' la vmga nsa andos o · ":.U

Eu el viejo, muge r, y joven cillo "'


Refug iados allí por el dcstro so
Que de una y otrd parte se espera ba
Segun la fuersa que se aproc simab a.

He aqul ya cambi ada la fortun u


He aquí nuestr a gente y:1 disper sa
Por ef cerro la playa y la Lagun a
Sin mas apoyo, protec cion ni fuerza ;
Y la enemi ga toda que se adunu
Para que este suceso no se tuersu
Cercando las veredas y salidas
Que puditron salvár algunas vidas.

©Biblioteca Nacional de Colombia


48

Do te ha ll.ts !Jfan~yro, hij0 de Marte


~A dó dirige.; esa infantería?
7 Matn el coronel, por que no parte
A operar con su caballería ?
En vuno ahora quiero preguntar te
Quando ~e que ninguno preveía . 1
Jt:J ~uceso fatal y lastimoso
Que hizo al enemigo victorioso. ...,_

N o es victoria este suceso, roie~to,


Qlle d valor y lé! fuerza no prcdujo 1 ..
Smo el impensad o acaecimie nto .
Que á nuestra tropa, inerme le redujo:
No e~ victoria por que mas de ciento
Se tiraron al már, y otros condujo
e eferino, que de armas quando e~caso
Con piedras solamente se abrió paso. ,

Gomez el General a Ja sasón


Llegó de la ciudad volando al Norte
n~spues de haber metido en dispersión
Del inv:¡s6r otra feróz cr>hórte,
Que tratÓ de llamarnos la ateAcion
O)tentand o, su fuérza y grao importe
O misteno, eu h.JCcr esta llamadot ·
Por el cerro nombrado de la aguada.

©Biblioteca Nacional de Colombia


49 -:- - :;::>_.q.:::¡-
Salió al fin con la tropa de ácabalto ·
Que en 11ad .!> e ocupaba en este día
Mand6 á Cava ligero como el rallo
P ara los hatos con infantería
P ero como ya estaba dado el fallo
D e nada aprovechó quanto ~e hacia
l:n favor de docientos desgraci.- dos
Del co~arde espanol sacrifi'caélos.

P ero si destruy6sele el proyecto


De adelantar sus marchas á la vílla
Que jamas consiguió llevar á efecto
Porque 'Lava er. las lomas le acrivilla, .
Y que et Gde formando juicio recto
N o se debió alej •r de su escuadnlla
Vnternando su CK:ercito ignorante 1.
Del Caribdis que e~taba por delante.

Francisco E stevao Gomes, impaciente


Se acerca al enemigo furibundo
Y estando d..: 1orillo frente á frente
De dolor penetrado el m'.ls profun .1o 1 · '
Le dict'; , G eneral si eres valiente
" Si quit> res que tu fama asombre él. mundo
" R ·n itc la disputa á tu persona,
'' Que tuya és si me vences,
~
la Corona.
. ..,
4

©Biblioteca Nacional de Colombia


50

" ltedime con tu sanire tantas vídaS'


4' Que eL furor de entusiasmo sacrifica,
H Levanta las espadas fratricidas,
'' Que á la razon humana mortifica,
'' Verlas contra si mismo convertidas
" Con nefando pillcer dd que fabrica
" Y cifra. su esplend(i)r en la esperanza
" ue lograr entre lztrmanos la matanza,
" Sál Canibal dentre tus Reales
" Aqui estoy preparado á la contienda
" Que vean las tropas á dos Generales-
" Su aliento dar por ellos en ofrenda,
" Y que d1~ antigua historia y sus annaleG
" f~ t pitamos; hoy la fiel leyenda,
" Sál .• que si sales no habrá dolo
" Y aplaudido será de polo, á polo.

" De mís fllai me aparto y me desvío


" Sin emboso, comparsa ni diíraz
" Ancioso de alagar el pecho mio
" Que quiert conciliar asi la paz
" N ".estrd lealtád constancia, y brío •
" Dirigidos con orden y á compaz
" Cotn¡ .rob<.ra que tantas criaturas
." Sufrir de un Rey no deben~ las locuras.

©Biblioteca Nacional de Colombia


--~-.:>.,.,. 8-
51
Repitiq muchas veces esto mismQ
En voz alta blandiendo el fuene :.lcero
Tan procsimo que el ciego f::~nati!)mo
Al oirle se estubo atento y fiero,
Y admirado de· ver t<ll heroi~rno,
Ma~~stuoso, respectó su fuero
Su exercito poniendo todo á raya
Hasta que volvió á ocupar la playa.

Allí sangrientos crueles y feroces


A saquear y de!>truir se dedicaron ) 'r
Con aquetl~ impiedad, que tu conoces, o
Que de Hunos y Godos heredaron:
j Para bien esplicarla faltan votes ! . . .
¡ Aun tierno joven vivo sepultáron ¡' j
D . . cabe~a? ••• pero.¿ que lenguage
De tai1tas leyes, graduará el ultrage?
! Degollar011 al viejo, al tierno nino
Que no nació, del vientre le sacaba
Det español brutal el desalino
Y en trofeo á sus Gefes le llevaba
No creas que enemigo falaz tino
Desta nacion el lustre que se daba
P\1ea está su historia llena d·- e.. tos
Los mayores, m.ts negro, inaUd1tos.

©Biblioteca Nacional de Colombia


52

Prgaro n fuego á casas y bajele!J


Se litvaron quantd era mas precios o,
D ej:mdo rastros para siempre fieles
Dt su nombre á nosotro s horroro so,
¡Oh ser suprem o! y ¿como es que no 'te due!~s
Al ver el quadro infausto y doloros o
Que trasa la ambici an de esa potenci a
Contra todo derecho y la inocencia •. ?

O no existes allá donde yo creo


Y d mundo del acaso es un efecto
O ~i existes la causa no entreve u
P 1ra poder formar un juicio recto ,
Que al m&lvt~do le des palma y trofeo
Gloria, triu.nto, y hvnor todo perfect o
Y al que st opunt: á :ms iniquidades
Plaga }, tropt~sos, mil t!ijlcultiJdt'~~

¿Será. por la razon de que las leyes


Su vigor pierdtn y st debilitan
A prúporc ion que distan mas los .Heyes,
Str) un que las de Espana nos lo gritan?
¡ He ! discurs o, a1 suprem o no atropelles
Juzgan do que en el mundo al cielo imitan
O querien do saber <~<::á en b tierrJ
Lui arcanos ; que en lo mmen!>O t:ncierra

©Biblioteca Nacional de Colombia


53
Omito esta y !quella escaramusa~
1- l uno el otro hecho del soldado
Que atrevido al e••emigo zusa
Y ::.e escapa dejandole burlado: ·
Qual vivoras dd casco de Medusa
Salia de la fila envenenado 1
A insultarle de palabra y ohra
Y despues que le dafiá el puesto cobra, .

El valor de mugeres y e'ntusiasmQ' ' ¡J.


El odio la rabia, y el mortál veneno
Con que vertian la injuria y el sarcasmQ
Guijarros arrojando que en el seno. ·
Cargaban par& ser asombro y pa::.mo
Del espánol y de su dé~enfreno '
llaciendo con ellos tanta batena
Corno d tiro vorá~ dé artillería

Y hechos como el de Francisco AdrianQ


~Ut e::.tandost batiendo en la Puntilla
(\mcluidos los pertrecho~ dió d,e mano
Al Cdñon, y en una navecilla
.En 'c'Z de huir al cerro por el llano
R. ·m pió pt-r entre todd la ese uadrilla,; :> )
Y se UlliÓ á su~ hermanos del fortín
Dunck con ello~ 010 á. su vida fin.

©Biblioteca Nacional de Colombia


54

Perdida en aquel dia la esperansl,l ( :'


De arrancar al contrario la victoria
O de tomár al pronto la venganza
Rep legó nuestra tropa con notoria
Desconfianza y temor de su alabanza
Y aun no quieren traer á la memoria
La perdid. , sús causas y el desastre
Ecosor eterno al que la culpa arrastre.
1
Aplacado el rumor de l~ pelea !•
N uestro exersito al norte se concenrra 11
Con el firme desiginu con la idea 1
De e-,carmentar a1 enemigo. si eutra 1
Pero él, s,e ocupab3. en la tarea
De quemar quantos muertos dlá encuen~tiJ,
Con espesialidad de los lbéros
De que yó mismo vi, tres sementerios~ · ...
Quando un choqúe esperabamos al fin,
Que devió la víctoria acderár '
Docientos hombres por Paraguachin
En sus buques mandó á de~embarcar.
Conbatíolos allí, Pancho 1\ntolin
Los eontubo y los hizo reembarcar
Con menog p·:rdída que precipit.~ció n
Por el puerto nombr•do dd Cardon.
,.J ""'

©Biblioteca Nacional de Colombia


55 - :::""7=x:J
F.sto fue solamente un adem an
'
to
Para prob ar las fuerzas de aqu el pun
Pue s al terc tro dia por S. Jua n
El exé rsito todo mar chó jun to
Y ~bandonado el pue blo por el plán
D e que te hé referido yá el tras unto
Ca ~ ualmente me enc ontr é en
el caso
De sufr ir el reve z que óirá s de pasoo

Die¡¡; y siete hom bres , pud e reun ir


Qua ndo al ene mig o cerc a avis to
Nu fué posihle el lance prevenir
Por que ubró la sorpresa y nada listo
a
Hub o, que d~scuido, vuelvo repe tir
El mov imie nto no obs ervó imprevist(J)
Del Gefe que dt: noche se apro csim a
1 al ama nece r nos cae ensi ma.

Esc usad o es dec irte el sobresalto


La pena el sentimiento y el dolo r ·
Con que miraba yo desd e lo alto
Aban~ar mag estu oso al inva sor.
? ~i me retiro á mis deveres falto ?
Con sult ava á mi vida y al hon or ·
o
Y dije, si mis <-sfuerzos no dan frut
ituto .
No es vencer" lo imp osib le mi inst

©Biblioteca Nacional de Colombia


56

- Dejand o la vandera enarhol ada


Como en act1tud de hacer defensa
Empren dimos la fuga ó retirc1da
Por una sierra á mi ver inmesa
}:n esta cituacion desven turada
\' eia levantar la nueve densa
Que formaba el incendio de las casas,
Del templo, de las huertas y las plazas.

Pregun tar deverás á donde .:staba


El exersito nuestro reunido
. Que sabiend o el suceso no au:.iliab a
Este punto tan debil conbati do
A tales omisiones yo las daba
}:1 origen que tengo referido
P ero dex emos esta indagac ion
Para no inturru npir mi narracion.

Seis horas se mantub o en el lugar


T alando; quemat~do, y destruy endo
Mas ¿ quien havia de rdL csionar
S -. mejante furr1r del que iba huyend o?
Aparato de un sabio mIlitar
Su retirada fué, se¡;sun compre hendo
P ,¡l·s si de otra m~111 era la ejecuta 1
F .tcumeute 110 sigue aqu-;;lla ruta . ~J

©Biblioteca Nacional de Colombia


57 -2 1
De Pámp atar al puerto se dirige .
Y se mantiene allá quieto y tranqu ilb
Mientras entre nosotros solo rige
La fatiga, trabajo y yo aniquilo
Del discurso la faente pues ecsige
M:tditacion este pomposo estilo
Con que parese trasa nuevo invento
Estan do para dar velas al Tiento•

Emba rcase por fin averg onzad o


Este benigno pacificador .
Escog ido deEsp ana entresacadb
Por su much a pericia y.,su valor
Morillo el General, tan decantado,
Huyó lleno de espanto y de pavor
Quedand,o de laureles coronada
Marga rita en esta gran jornada.

Nosot ros entre el jubilo y placer


Con el dolor rftesclados y amarg ura
Dedic amos un tiemp o á recoger
Cadavercs y á darles sepult ura
Haciendo pára mas resplandecer
De los difuntos heraes la bravur~
Estam par en algun os panteones
Estas ó semejantes inscripciones
8

©Biblioteca Nacional de Colombia


58

I Ni la tietTlJ. ni el mar os-puso miedo,.


Combatiste mii veces victol'ioso
Tu escuadrilla regias con el dedo
H.lciendo al enemigo g•an destroso
Quando tu-ó yó se estaba qnedo
Aturdido asustado y temeroso :
Muy util á ln. Patria. fuiste en fin
Oh esclarecido Gefe Juan Fermiti.

JI. De sañudos cañones Comandante n.. n


Cal/etano de ~tlva aquel Guerrero
Murió eu J n. Griego quando el Dios tonante
Ausiliaba las lm~stes qct lllem "
Quando la fortuna vacilMte o!li1
N o acertaba á..tr~.gjc niogun sendero • /, o·{ 1I!
Llora la Patria su tempt:a.na muerte , •,. !.
Por que cifraba en. el mlic.\.i'2l.suert~.,_, c;ll Ili
\

1/I. La mu:erte qrrerm nt[dve"al inf«lit" ~


Y gualmcnte q,u.c .al. tÍ CUí, 'ltl p.oderoSO! >b n
N os previene CO'lt hrcllo&.y predice noih'
Que de ella no ~.11 d masBicho:so ,1:>v.r..
¿ Que bravo h Q:UJ11r..tStíl' y contt<tdi¡;~ m i JI
Qu~mdo vernw ¡;n¡clldofa!a:Iimoso, wf, .ol ,,d
Al oficial valicnt .lua.J1 'l¡{oiiúlfv. 1.cqm.1 ;
Castigando las bucs'K3 .de iutauJ(o? . ?(' " ' •

©Biblioteca Nacional de Colombia


--:::> -.>
-~ . ::,:)

59

IV Aquel que nunca quiso sugetarse


Del infame tirano á la coyunda
Aquel que siempre aneJÓ por libertarse '{
¡ Paso á la eternidad! ¡ masion profund· !
Benites Capitan por ,cuya fama
Aún muerto no se olvida y se le ama-• .

/1: Si dicen algo esas cenisas frias


~i de dolor son digúos los mortal~
Llorarse debe al Capitan Tenias
Vencedor del tirano en los varales.
Jamas del Enemigo las purfias
Fueron á su valor funest'(}S males · ... ),J
Pero es de apetecer muerte y destino 1 ,u
Que ha tenido este nuevo Saguntino. f
1'

Yl. Por perpetua historia en sus anmles


Grave el buril en brooce, y el piocel '
La memoria á Ytcentc de Gons,zles
Oficial valeroso, acti\'O y fiel :
Y que dignan los hombres inpat:ciale~
Digno hijo de Caracas es aquel,
Que lidiando en el campo sin recelo
De San Juan Espiró, en el portachu.elo,
©Biblioteca Nacional de Colombia
PII. Al lado de los concabos metalClS
Dtfendiste la patria con valor
Y alla en Juan Griego con los natura\es
Diste el alma al supremo Creador
Tus servicios á muchos desiguales
Envidian los que aspiran al hono5
Merec~s hasta elogios del tirano
Jn victo Guayqueri, Francisco Adriano._
Ademas, contruyóse un mausoléo
En la Yglecia y con culto reverente
De militares palmas y trofeos
A los ladas pusimos y á su frente
Los siguientes sonetos que yo creo
Deberán circular de gente en gente,
No por que s011 selectos en su clase
~i por que la verdad es quien los hace.
I.
Ese Patriotas publico aparato,
Que veis de oompa funebre vestido, .
No es aquel que 6tras veces ha servido
De la ambician y orgullo para ornato~
Es si, demostracion que un pueblo grato
En luto y setimiento sumergido, ·
A sus caros hermanos ha erijido
f:arél dar <le su aprecio, fi,.J retrato. 't

©Biblioteca Nacional de Colombia


ol
Sus enigmas os dicen que la muertt:
Triunfa deJ valeroso y esforsado
Que contra sus deeretos nadie es fuerte
Au nque muy favorable le sea el hado
¡Oh mortal condicion! ¡oh dura suerte !
Todo, ¡oh parca! ~tu& pies está. postradQ i
' . JI.
Al tigor de la muerte se humillaron
Docient os valerosos Espartan os
a
Que venciendo ótra vez los tiranos
De laureles s'us cienes coronaron.
Tres mil y mas guerreros den·otáron
Querien do uncirnos i su ·carro ufanos,
Mas esfÚersos v astucias fueroll vanos
Y al oprobio y. la fuga- se entregár on.
· ~anes sagrados ¡ El español no puede
Tnunf<ar de nuestro brazo poderoso ·
La m~erte solo con su a~fange agudo
Fue capaz de poneros en reposo
Eso demuest ra ese sepulcro mudo
Al cobarde opresor siempre ominosQ• .
1 111. .
Margari ta afligida se lamenta
Al ver sus hijos con rigor tratados,
Sus templos sus altar~ profanad os
Del brutal enemigo propia afrenta•.
©Biblioteca Nacional de Colombia
62
' La horfandad contristada se pr.esenta
Lo~ pueblos al furor sacrificados, •
Inocentes tamb1en martirisados
Con que lastimar al mundu intenta. tt
' ..t

Mas desput'S que repara en sus victorias,


Despues que se ve libre del tirano, '
Y despues que se escribe en ws historias
El nombre augusto dd Venezolano
.En vez de lamentar, canta sus glorias,
) .ber.dice al ETERNO .Y SOBERANO.

FIN.
-ooo-

NOTA: t!l autor de estas cartas se hallaba


en la }' sla Trmidad quando el General Mori-
llo fue á znvadir á Margarita, y de allí par-
176 m un bote con dos b!Jgas á seguir la ~uer:
te de sus paysanos ifredendo participar á Slf
amzgo lo que le ocurriese y su pri'}"'er cart~ ft:
c/za :21 ~e Julio año l7 se c:ontctto conia.stguz·
cnt,.

©Biblioteca Nacional de Colombia


6S
- 2
.l'u,rto- Esp4Ra, Trtnir!ad, Julio 29 de 1817~
Contento has dejado Amigo mi deseo
Quando tanto dudaba de tu suerte,
Y al ver tu primer carta tambien veo
Que conti~o no puede cualquier muerte,
Pues quando de aqui partiste cou TaJe-o
Pesaroso pen.sé mas nunca verte;
Tal era el bote, y tal la circunstancia,
Que llamarte puedes, Brabo, sin jactanci::t-

Por fin estás en esa, y segun cuenta


Fortaleciendo alguna batería, ,
T'rabc~jando, qual dices por ochenta 1
De Leyes olvidadu, y Poésia,
Mas por.si otro rcvez t<: se presenta ..
Sabe que ha sido y es opinion mia ).
Que á trueque de dejar libre tu tierra
Con fuerzas y astucia hagas la guerr.1~
1
Tambien me.dt:ja bastante compta~;:ido 1
La éxortacion que hiciste á tus paysanos
Al oir su entusiasm,o enardecido
Queriendo puiveri:;z;ar á los tiranos¡
De suerte que :í los que aquí se le ba leido
Al momento dijeron, es Marcano
Su autor, que sin ficcion tiene el empeuo
. .
l)e no dejar ele ser .~ arl(ariteño.
©Biblioteca Nacional de Colombia
64
N o ménos f·nc ha dejado la noticía
Que me das la Imagén milagrosa
Pues de Gome.:: hará, y con justicia
Que pare ~u acsidente en J?OCa cosa
Y que mandando en persona la milicia
Cuarta vez la presente victoriosa:
kcos bastantes hay sin ser cristianos
Que lo divino regulan JH}r lo humanó.

Tampoco has de olvidar ecsactamente


Pintarme las acciones mZ~s cabales,
Extf'nsas y mas prolijamente, _.
Que la del quince de este en los ?ara!es,
Pues quatro horas de combate din bastanter
Con que hacerle figurar en lbs :mnales:
Que de esta guf'rra el papel á las ed~des.
Trasmitirá (qual dices} con verdades.

ADIOS, que te auxilie en el afan


En que supongo Yerte embarazado,
Gobernando al muchacho y al soldado
éura viejo, muger y sacristan
! Que el te libre del Lobo· encarnizado
Y de las Fieras Huestes que alla estan!
Es q·uanto apetecer tu amigo debe
Miéntras que en leér tu carta, aca sé embebe;
(Se contmuaran.)

©Biblioteca Nacional de Colombia