Está en la página 1de 3

ESQUEMA PARA REZAR DEL 16 AL 24 DE DICIEMBRE

INICIO:

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

Hermanos, estamos aquí reunidos esta noche, para compartir recordemos el camino de María y
José a Belén. Así como Dios preparó al pueblo de Israel para recibir al Salvador, hoy nosotros
también preparemonos para celebrar la fiesta de Navidad, que es la fiesta de la venida de Dios
entre nosotros.

CANTO

Muy de mañana María


abandonó Nazaret,
un trotecillo contento
la llevará hasta Isabel.
Nadie en el mundo sabía
que ya llegó nuestro bien,
que un borriquito traía
al que esperaba Israel.

POR LOS CAMINOS DEL ALBA


AMANECER DE ABRIL,
BLANDAS OREJAS AL VIENTO
Y UN CAMINAR FELIZ.
DIME POR QUÉ CAMINAS ASÍ
TÚ, BORRIQUITO GRIS ...
PORQUE JAMÁS TUVE UN PESO
TAN DULCE SOBRE MÍ.

Un pensamiento de cielo,
ojos que miran sin ver,
guarda un tesoro María
en sus entrañas de miel.
¡Qué silenciosa va el arca
hecha de rosa y clavel!
Dentro sonríe escondido
el que esperaba Israel.

RITO PENITENCIAL
Hermanos, pidámosle perdón a Dios por nuestros pecados. Especialmente, cuando hemos sido
egoístas y no atendemos con caridad las necesidades de los demás Digamos todos:

Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante vosotros hermanos que he pecado mucho de
pensamiento, palabra y omisión, por mi culpa, por mi culpa, por mi grande culpa. Por eso ruego a
Santa María siempre Virgen, a los ángeles y a vosotros hermanos que intercedan por mí ante Dios
nuestro Señor.

LITURGIA DE LA PALABRA

Leer Evangelio según San Mateo 1, 18-21

Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía
no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió
abandonarla en secreto.

Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de
David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del
Espíritu Santo.

Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos
sus pecados".

Palabra del Señor

REFLEXIÓN

El Verbo de Dios, incorruptible e inmaterial, vino a nuestro mundo, vino en su santidad hacia
nosotros, y en cuanto se nos hizo visible. Tuvo piedad de nuestra raza y de nuestra debilidad y,
compadecido de nuestra corrupción, no soportó que la muerte nos dominase, para que no
pereciese lo que había sido creado, para que no fuese resultado inútil la obra de su Padre al crear
al hombre, y por eso tomó para sí un cuerpo como el nuestro, a pesar de que hubiera podido
asumir un cuerpo más excelente; no lo hizo Él tomó un cuerpo como el nuestro.

En el seno de la Virgen, se construyó un templo, es decir, su cuerpo , y lo hizo su propio


instrumento, en el que había de darse a conocer y habitar; de este modo, habiendo tomado un
cuerpo semejante al de cualquiera de nosotros, ya que todos estaban sujetos a la corrupción de la
muerte, lo entregó a la muerte para todos, ofreciéndolo al Padre en un amor sin límites.

ANTÍFONA

Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios. No deseches las súplicas que te dirigimos en
Nuestras necesidades, antes bien líbranos de todos los peligros, oh Virgen gloriosa y bendita.
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.

Para que merezcamos alcanzar las gracias prometidas por Jesucristo.

ORACIÓN FINAL:

Oremos. Infunde tu gracia en nuestros corazones, para que habiendo conocido por el anuncio del
ángel la encarnación de tu Hijo, seamos llevados , por su Pasión y su muerte, a la gloria de la
resurrección. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.