Está en la página 1de 26

1

CLASIFICACIÓN DE ELEMENTOS QUÍMICOS

Nelson Guerra

Desde la perspectiva de la Geoquímica, normalmente los elementos químicos se


clasifican ya sea sobre la base de:

• Su posición en la Tabla Periódica


• De acuerdo a la Clasificación Geoquímica de Goldschmidt
• Según su comportamiento en los Sistemas Magmáticos, o bien
• Desde el punto de vista de la Cosmoquímica (volatilidad)

I. TABLA PERIÓDICA

A las columnas verticales de la Tabla Periódica se les conoce como Grupos. Todos los
elementos que pertenecen a un grupo tienen la misma valencia, y por ello, tienen
características o propiedades similares entre si. Por ejemplo, los elementos en el grupo
IA tienen valencia de 1 (un electrón en su último nivel de energía) y todos tienden a
perder ese electrón al enlazarse como iones positivos de +1. Los elementos en el último
grupo de la derecha son los Gases Nobles, los cuales tienen su último nivel de energía
lleno (regla del octeto) y por ello son todos extremadamente no-reactivos.
Los grupos de la Tabla Periódica, numerados de izquierda a derecha son:

• Grupo 1 (IA): los metales alcalinos


• Grupo 2 (IIA): los metales alcalinotérreos
• Grupo 3 al Grupo 12: los metales de transición, metales nobles y metales
maleables
• Grupo 13 (IIIA): Térreos
• Grupo 14 (IVA): carbonoideos
• Grupo 15 (VA): nitrogenoideos
• Grupo 16 (VIA): los calcógenos o anfígenos
• Grupo 17 (VIIA): los halógenos
• Grupo 18 (Grupo VIII): los gases nobles

Las filas horizontales de la Tabla Periódica se llaman Períodos. Contrario a como


ocurre en el caso de los grupos de la Tabla Periódica, los elementos que componen una
misma fila tienen propiedades diferentes pero masas similares: todos los elementos de
un período tienen el mismo número de orbitales. Siguiendo esa norma, cada elemento
se coloca de acuerdo a su configuración electrónica. El primer período solo tiene dos
miembros: hidrógeno y helio, ambos tienen solo el orbital 1s. La Tabla Periódica consta
de siete períodos: Período 1, Período 2, Período 3, Período 4, Período 5, Período 6,
Período 7.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


2

Alcalinos o Metales Alcalinos


Son un grupo de elementos que forman una familia. Estos elementos se encuentran
situados en el grupo I de la Tabla Periódica y son los siguientes: litio, sodio, potasio,
rubidio, cesio y francio.
Son metales de baja densidad, coloreados y blandos. Reaccionan con facilidad con
halógenos para formar sales iónicas, y con agua para formar hidróxidos fuertemente
básicos. Todos tienen un sólo electrón en su nivel energético más externo, con
tendencia a perderlo, con lo que forman un ión monopositivo, M+.
El hidrógeno, con un único electrón, se sitúa normalmente dentro de la Tabla Periódica
en el mismo grupo de los metales (aunque otras veces aparece separado de éstos o en
otra posición). Sin embargo, para arrancar este electrón es necesaria mucha más
energía que en el caso de los alcalinos. Como en los halógenos, el hidrógeno sólo
Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra
3
necesita un electrón para completar su nivel de energía más externo, por lo que en
algunos aspectos el hidrógeno es similar a los halógenos; en su forma elemental se
encuentra como una molécula diatómica, H2, e incluso puede formar sales, llamadas
hidruros, MH, con los alcalinos, de forma que el metal le da un electrón al hidrógeno,
como si el hidrógeno fuera un halógeno.

Alcalinotérreos o Metales Alcalinotérreos


Son un grupo de elementos que forman una familia. Estos elementos se encuentran
situados en el grupo II de la Tabla Periódica y son los siguientes: berilio, magnesio,
calcio, estroncio, bario y radio. Este último no siempre se considera, pues tiene un
tiempo de vida media corto.
El nombre de alcalinotérreos proviene del nombre que recibían sus óxidos, tierras, que
tienen propiedades básicas (alcalinas). Poseen una electronegatividad ≤ 1,3 según la
escala de Pauling.
Son metales de baja densidad, coloreados y blandos. Reaccionan con facilidad con
halógenos para formar sales iónicas, y con agua (aunque no tan rápidamente como los
alcalinos) para formar hidróxidos fuertemente básicos. Todos tienen sólo dos electrones
en su nivel energético más externo, con tendencia a perderlos, con lo que forman un ión
dipositivo, M2+.

Elementos del Bloque s


Los elementos del grupo I y II de la Tabla Periódica también se les denominan
elementos del bloque s (del inglés sharp) (ver Figura abajo). En estos elementos el nivel
energético más externo corresponde a orbitales s (véase la configuración electrónica).
Los elementos del grupo I (excepto el hidrógeno) se llaman alcalinos, y los del grupo II
alcalinotérreos. El helio es un gas noble y el hidrógeno no se clasifica en ningún grupo
en concreto.
En los orbitales s caben dos electrones, y estos elementos tienen tendencia a perder
estos electrones, alcanzando así la configuración electrónica del gas noble más
cercano.

Elementos de Transición
Los metales de transición (o elementos de transición) se definen químicamente de la
siguiente manera: elementos que forman, al menos, un ión que tenga un orbital d
parcialmente lleno de electrones. Los Lantánidos y Actínidos, en los cuales se comienza
a llenar un orbital f suelen también ser considerados de transición.

De estos elementos, a aquéllos que se encuentran en el bloque d se les suele llamar


elementos de transición externa, o más frecuentemente sólo elementos de transición, y
a los del bloque f, elementos de transición interna.
Por lo tanto, los elementos de transición son los del bloque d y los del bloque f (es
decir, los situados en la Tabla Periódica de los elementos entre los bloques s y p), pero
con algunas excepciones.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


4
A veces se emplean otras definiciones menos estrictas, puesto que se intentan
agrupar según sus propiedades físicas y químicas, por lo que la clasificación puede
variar y, además, en algunos textos se considera que los elementos de transición son
los del bloque d. En cualquier caso, es frecuente dividirlos de la siguiente forma:

• Elementos de transición externa (es más frecuente llamarlos sólo elementos de


transición):

o Primera serie de transición: titanio, vanadio, cromo, manganeso, hierro,


cobalto, níquel y cobre.

o Segunda serie de transición: circonio, niobio, molibdeno, tecnecio, rutenio,


rodio, paladio y plata.

o Tercera serie de transición: hafnio, tántalo, wolframio, renio, osmio, iridio,


platino y oro.

• Elementos de transición interna:

o Lantánidos: los elementos que van desde el número atómico 57 al 71 (el


escandio y el itrio tienen propiedades parecidas a los lantánidos y se
suelen estudiar conjuntamente, y en este caso suele designarse como
tierras raras).

o Actínidos: los elementos que van desde el número atómico 89 al 103.

Sin embargo, para algunos geoquímicos, en términos amplios los elementos de


transición son los elementos con número atómico 21 al 31, 39 al 49 y 71 al 81. En la
clasificación más estricta de los elementos de transición, preferida por muchos
químicos, incluyen sólo los elementos de número atómico 22 al 28, 40 al 46 y 72 al 78.
Todos los elementos de esta clasificación tienen uno o más electrones en la subcapa
parcialmente llena y tienen, por lo menos, un estado de oxidación bien conocido.
Todos los elementos de transición son metales y, en general, se caracterizan por sus
elevadas densidades, altos puntos de fusión y bajas presiones de vapor. En el mismo
subgrupo, estas propiedades tienden a aumentar con el incremento del peso atómico.
La facilidad para formar enlaces metálicos se demuestra por la existencia de una gran
variedad de aleaciones entre diferentes metales de transición.
Los elementos de transición incluyen la mayor parte de los metales de mayor
importancia económica, como el hierro, níquel y zinc, que son relativamente abundantes
por una parte, y, por otra, los metales para acuñación, tales como cobre, plata y oro.
También se incluyen elementos raros y poco conocidos, como el renio y el tecnecio,
éste último no se encuentra en la Tierra en forma natural, aunque sí en pequeñas
cantidades como producto de fisión nuclear.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


5
En sus compuestos, los elementos de transición tienden a exhibir valencias múltiples;
la valencia máxima tiende a incrementarse de +3 en la serie (Sc, Y, Lu) a +8 en el
quinto miembro (Mn, Re). Una de las características más importantes de los elementos
de transición es la facilidad con que forman iones complejos y estables, lo que les da
una alta movilidad en los sistemas magmáticos y soluciones acuosas. Las
características que contribuyen a esta capacidad son la elevada relación carga⁄radio y la
disponibilidad de sus orbitales d parcialmente llenos, los cuales pueden ser utilizados
para forma enlaces. La mayor parte de los iones y compuestos de los metales de
transición son coloridos, y muchos de ellos paramagnéticos. Tanto el color como el
paramagnetismo se relacionan con la presencia de electrones desapareados en la
subcapa d. Por su capacidad para aceptar electrones en los orbitales d desocupados,
los elementos de transición y sus compuestos exhiben con frecuencia propiedades
catalíticas.
Por lo general, las propiedades de los elementos de transición son intermedias entre los
llamados elementos representativos, en que las subcapas están completamente
ocupadas por electrones (elementos alcalinos; halógenos), y los interiores o elementos
de transición f, en que los orbitales de las subcapas desempeñan un papel mucho
menos importante en las propiedades químicas.

Elementos del Bloque f


Los denominados elementos del bloque f corresponden, en realidad, a estas dos series
(Lantánidos y Actínidos), una comenzando a partir del elemento lantano y la otra a partir
del actinio, y por eso a los elementos de estas series se les llama Lantánidos y
Actínidos. Aunque en la Tabla Periódica tendrían que estar después de esos dos
elementos, se suelen representar separados del resto.
Tienen dos electrones s en sus niveles energéticos más externos (n) y electrones f en
niveles más interiores (n-2). Algunos también tienen electrones d en niveles intermedios
(n-1). Véase configuración electrónica.
Debe tenerse presente que las propiedades químicas de un elemento dependen en
gran medida de cómo estén ocupados por los electrones los niveles de energía más
externos. Por esto, los elementos de transición presentan cierto parecido entre sí,
aunque se diferencian de los lantánidos y de los actínidos.

Los Lantánidos
Los lantánidos son un grupo de elementos que forman parte del período 6 de la Tabla
Periódica. Estos elementos son llamados elementos de transición interna como se
señaló anteriormente, junto con los actínidos.
El nombre procede del elemento químico lantano, que suele incluirse dentro de este
grupo, dando un total de 15 elementos, desde número atómico 57 (lantano) al 71
(lutecio). Aunque se suela incluir en este grupo, el lantano no tiene electrones ocupando
ningún orbital f, mientras que los catorce siguientes elementos tienen este orbital 4f
parcial o totalmente lleno (véase configuración electrónica).
Estos elementos son químicamente bastante parecidos entre sí puesto que los
electrones situados en orbitales f son poco importantes en los enlaces que se forman,
Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra
6
en comparación con los p y d. También son bastante parecidos a los lantánidos los
elementos itrio y escandio, debido a que tienen un radio similar y, al igual que los
lantánidos, su estado de oxidación más importante es el +3, y en este caso particular,
como se señaló anteriormente, se suele llamarlos como Tierras Raras. El estado de
oxidación +3 es el más importante de los lantánidos, pero también presentan el estado
de oxidación +2 (Eu) y +4 (Ce).
La abundancia de estos elementos en la corteza terrestre es relativamente alta, en
minerales como por ejemplo la monacita, en la cual se encuentran distintos lantánidos e
itrio.
En la Tabla Periódica, estos elementos se suelen situar debajo del resto, junto con los
actínidos, dando una Tabla más compacta que si se colocaran entre los elementos del
bloque s y los del bloque d, aunque en algunas Tablas Periódicas sí que se pueden ver
situados entre estos bloques, dando una Tabla mucho más ancha.
El radio de los lantánidos va disminuyendo conforme aumenta el número atómico; no
son variaciones grandes, pero se van acumulando. Esto provoca que los elementos del
bloque d de la segunda y tercera serie de transición presenten radios similares dentro
de un grupo: deberían aumentar al bajar en un grupo, pero al haberse intercalado los
lantánidos, este aumento en el radio por bajar dentro de un grupo se ve contrarrestado
por la disminución del radio por la presencia de los lantánidos. Esto se conoce como
contracción lantánida.

Los Actínidos.
Los actínidos son un grupo de elementos que forman parte del período 7 de la Tabla
Periódica. Como ya lo hemos señalado, estos elementos, junto con los lantánidos (Z =
57 a 71), son llamados elementos de transición interna. El nombre procede del
elemento químico actinio, que suele incluirse dentro de este grupo, dando un total de 15
elementos, desde el de número atómico 89 (actinio) y que incluye el torio, protactinio,
uranio y los elementos transuránicos hasta el laurencio de número atómico 103.
Estos elementos presentan características parecidas entre sí. A excepción del torio y el
uranio, los actínidos no están presentes en la naturaleza en cantidades apreciables. Los
de mayor número atómico no se encuentran en la naturaleza y tienen tiempos de vida
media cortos; todos sus isótopos son radiactivos.
La mayor parte de los actínidos tienen lo siguiente en común: cationes trivalentes que
forman iones complejos y quelatos orgánicos; los sulfatos, nitratos, halogenuros,
percloratos y sulfuros correspondientes son solubles, mientras que los fluoruros y
oxalatos son insolubles en ácidos.
En la Tabla Periódica, estos elementos se suelen situar debajo del resto, junto con los
lantánidos, dando una Tabla más compacta que si se colocaran entre los elementos del
bloque s y los del bloque d, aunque en algunas Tablas Periódicas sí que se pueden ver
situados entre estos bloques, dando una Tabla mucho más ancha.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


7
Elementos Tierras Raras
Al grupo de 17 elementos químicos, con números atómicos 21, 39 y 57 al 71, se le
conoce con el nombre de tierras raras; el nombre lantánidos se reserva para los
elementos del 58 a 71. El nombre de tierras raras es inapropiado, porque no son ni
raras ni tierras.
La mayor parte de las primeras aplicaciones de las tierras raras aprovecharon sus
propiedades comunes, utilizándose principalmente en las industrias del vidrio, cerámica,
de alumbrado y metalurgia. Hoy, estas aplicaciones se sirven de una cantidad muy
considerable de la mezcla de tierras raras tal como se obtienen del mineral, aunque
algunas veces esta mezcla se complementa con la adición de cerio o se eliminan
algunas de sus fracciones de lantano o cerio.
Estos elementos presentan espectros muy complejos, y los óxidos mezclados, cuando
se calientan, dan una luz blanca intensa parecida a la luz solar, propiedad que
encuentra su aplicación en arcos con núcleo de carbón, como los que se emplean en la
industria del cine.
Los metales de las tierras raras tienen gran afinidad por los elementos no metálicos; por
ejemplo, hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno, azufre, fósforo y halogenuros.
Cantidades considerables de las mezclas de metales raros se reducen a metales, como
el "misch metal" (es una combinación de tierras raras tal como se extraen de la mena),
y estas aleaciones se utilizan en la industria metalúrgica. Las aleaciones de cerio y las
mezclas de tierras raras se emplean en la manufactura de piedras de encendedor. Las
tierras raras se utilizan también en la industria del petróleo como catalizador. Granates
de itrio y aluminio (YAG) se emplean en el comercio de joyería como diamantes
artificiales.
Aunque las tierras raras están ampliamente distribuidas en la naturaleza, por lo general
se encuentran en concentración baja, y sólo existen en alta concentración en las
mezclas de cierto número de minerales.
Los elementos de las tierras raras son metales que poseen propiedades individuales
particulares. Muchas de las propiedades de los metales de las tierras raras y de las
mezclas indican que son muy sensibles a la temperatura y presión. También son
diferentes cuando consideramos las medidas entre los ejes cristalinos de los metales;
por ejemplo, la conductividad eléctrica, la constante de elasticidad, etc. Las tierras raras
forman sales orgánicas con ciertos compuestos quelato-orgánicos. Estos quelatos, que
han reemplazado parte del agua alrededor de los iones, aumenta las diferencias en las
propiedades entre cada elemento de las tierras raras, lo que se ha aprovechado en los
métodos modernos de separación por intercambio iónico.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


8
Elementos del Bloque p
Los elementos del bloque p (de principal) son aquellos situados en los grupos 13 a 18
de la Tabla Periódica de los elementos. En estos elementos el nivel energético más
externo corresponde a orbitales p (véase la configuración electrónica). La configuración
electrónica externa de estos elementos es: ns2npx (x = 1 a 6, siendo 1 para el primer
grupo, 2 para el segundo, etc.).

En el diagrama se muestra la Tabla Periódica dividida en bloques. Estos elementos


tienen propiedades parecidas dentro de un grupo (columna). Los grupos se denominan
normalmente refiriéndose al elemento cabecera del grupo en los cuatro primeros (se
listan los estados de oxidación más comunes):

• Grupo del boro (grupo 13); +3, -3, +1 (en los más pesados).
• Grupo del carbono (grupo 14); +4, -4, +2 (en los más pesados).
• Grupo del nitrógeno (grupo 15); +5, +3, -3.
• Grupo del oxígeno (grupo 16); -2, +2, +4.
• Halógenos (grupo 17); -1.
• Gases nobles (grupo 18)

Elementos del Grupo 13


El primer elemento del grupo 13 es el boro (B), un metaloide con un punto de fusión
muy elevado y en el que predominan las propiedades no metálicas. Los otros elementos
que comprenden este grupo son: aluminio (Al), galio (Ga), indio (In), y talio (Tl), que
forman iones con un carga triple positiva (+3).
La característica del grupo es que los elementos tienen tres electrones en su capa más
externa, por lo que suelen formar compuestos en los que presentan un estado de

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


9
oxidación +3. El talio difiere de los demás en que también es importante su estado de
oxidación +1. Esta baja reactividad del par de electrones s conforme se baja en el grupo
se presenta también en otros grupos, se denomina efecto del par inerte y se explica
considerando que al bajar en el grupo las energías medias de enlace van
disminuyendo.

Elementos del Grupo 14


El grupo 14 de la Tabla Periódica de los elementos, también se conoce como grupo del
carbono (el carbono es el elemento cabecera de este grupo). El grupo lo comprenden
los siguientes elementos:

• Carbono
• Silicio
• Germanio
• Estaño
• Plomo

La mayoría de los elementos de este grupo son muy conocidos, por ejemplo el carbono
es uno de los elementos que más compuestos puede formar. La química orgánica
estudia la mayoría de estos compuestos que contienen carbono. A su vez, el silicio es
uno de los elementos más abundantes en la corteza terrestre.
Al bajar en el grupo, estos elementos van teniendo características cada vez más
metálicas: el carbono y el silicio son no metálicos (aunque a veces se clasifica al silicio
como semimetal), el germanio es un semimetal, y el estaño y el plomo son metálicos.

Elementos del Grupo 15


El grupo del nitrógeno o grupo de los nitrogenoideos o nitrogenoides, está formado por
los siguientes elementos: nitrógeno, fósforo, arsénico, antimonio y bismuto. A alta
temperatura son muy reactivos. Suelen formar enlaces covalentes entre el N y el P y
enlaces iónicos entre Sb y Bi.

Elementos del Grupo 16


El grupo de los anfígenos o calcógenos es el grupo 16 o VIA de la Tabla Periódica de
los elementos, formado por los siguientes elementos: Oxígeno (O), Azufre (S), Selenio
(Se), Telurio (Te) y Polonio (Po). El término anfígeno significa formador de ácidos y
bases.
Aunque todos ellos tienen seis electrones de valencia, sus propiedades varían de no
metálicas a metálicas, en cierto grado conforme aumenta su número atómico.
También varía su abundancia con el número atómico, pero inversamente, siendo el
Oxígeno muy abundante (50% de la superficie del planeta) y el Polonio muy raro.
Las combinaciones hidrogenadas de los elementos de este grupo, salvo el agua, son
tóxicas.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


10
El Oxígeno y el Azufre se utilizan ampliamente en la industria y el Telurio y el Selenio
en la fabricación de semiconductores.

Halógenos, Grupo 17
El grupo de los halógenos es el grupo 17 de la Tabla Periódica de los elementos,
formado por los siguientes elementos: flúor, cloro, bromo, yodo y astato (este último,
radioactivo y poco común). La palabra proviene del griego y significa formador de sales.
En forma natural se encuentran como moléculas diatómicas, X2. Para llenar por
completo su último nivel energético necesitan un electrón más, por lo que tienen
tendencia a formar un ión mononegativo, X-. Este ión se denomina haluro; las sales que
lo contienen se conocen como haluros.
Poseen una electronegatividad ≥ 2,5 según la escala de Pauling, presentando el flúor la
mayor electronegatividad, y disminuyendo ésta al bajar en el grupo. Son elementos
oxidantes (disminuyendo esta característica al bajar en el grupo), y el flúor es capaz de
llevar a la mayor parte de los elementos al mayor estado de oxidación que presentan.

Gas Noble, Grupo 18


Un gas noble es un elemento químico situado en el grupo 18 de la Tabla Periódica de
los elementos. Concretamente, los gases nobles son los siguientes:

• Helio
• Neón
• Argón
• Kriptón
• Xenón
• Radón

El nombre de gas noble proviene del hecho de que no tienden a reaccionar con otros
elementos. Debido a esto, también son denominados a veces gases inertes, aunque
realmente sí que participan en algunas reacciones químicas.

Metaloides
Junto con los metales y los no metales, los metaloides o semimetales comprenden una
de las tres categorías de elementos químicos siguiendo una clasificación de acuerdo
con las propiedades de enlace e ionización. Sus propiedades son intermedias entre los
metales y los no metales. No hay una forma unívoca de distinguir los metaloides de los
metales verdaderos, pero generalmente se diferencian en que generalmente los
metaloides son semiconductores antes que conductores.
Son considerados metaloides los siguientes elementos:

• Boro (B) • Antimonio (Sb)


• Silicio (Si) • Telurio (Te)
• Germanio (Ge) • Polonio (Po)
• Arsénico (As)
Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra
11
Dentro de la Tabla Periódica los metaloides se encuentran en línea diagonal desde el
boro al polonio. Los elementos que se encuentran encima a la derecha son no metales,
y los que se encuentran debajo a la izquierda son metales.
Metal
Un metal es un elemento distinguido por su habilidad para conducir calor y electricidad.
Están agrupados en la Tabla Periódica de los elementos. Los metales tienen ciertas
propiedades físicas características: pueden ser brillantes, tener alta densidad, ser
dúctiles y maleables, tener un punto de fusión alto, ser duros, y conducir electricidad y
calor bien.
Estas propiedades se deben al hecho de que los electrones exteriores están ligados
sólo ligeramente a los átomos, formando una especie de mar que los baña a todos (ver
semiconductor).
Los metales pueden formar aleaciones entre sí y se clasifican en:

• Ultraligeros: Densidad en g/cm3 inferior a 2. Los más comunes de este tipo son el
magnesio y el berilio.
• Ligeros: Densidad en g/cm3 inferior a 4,5. Los más comunes de este tipo son el
aluminio y el titanio.
• Pesados: Densidad en g/cm3 superior a 4,5. Son la mayoría de los metales.

No Metales
Junto con los metales y los metaloides (o semimetales), los no metales comprenden
una de las tres categorías de elementos químicos siguiendo una clasificación de
acuerdo con las propiedades de enlace e ionización. Se caracterizan por presentar una
alta electronegatividad, por lo que es más fácil que ganen electrones a que los pierdan.
Los no metales, excepto el hidrógeno, están situados en la Tabla Periódica de los
elementos en el bloque p. De este bloque, excepto los metaloides y, generalmente,
gases nobles, se considera que todos son no metales.
En orden de número atómico:

• Hidrógeno (H)
• Carbono (C)
• Nitrógeno (N)
• Oxígeno (O)
• Flúor (F)
• Fósforo (P)
• Azufre (S)
• Cloro (Cl)
• Selenio (Se)
• Bromo (Br)
• Yodo (I)
• Astato (At)

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


12
El hidrógeno normalmente se sitúa encima de los metales alcalinos, pero
normalmente se comporta como un no metal. Un no metal suele ser aislante o
semiconductor de la electricidad. Los no metales suelen formar enlaces iónicos con los
metales, ganando electrones, o enlaces covalentes con otros no metales, compartiendo
electrones. Sus óxidos son ácidos.
Los no metales forman la mayor parte de la tierra, especialmente las capas más
externas, y los organismos están compuestos en su mayor parte por no metales.
Algunos no metales, en condiciones normales, son diatómicos en el estado elemental:
hidrógeno (H2), nitrógeno (N2), oxígeno (O2), flúor (F2), cloro (Cl2), bromo (Br2) y yodo
(I2).

Elementos Metaloácidos
Elementos químicos con los siguientes números atómicos y nombres: 23, vanadio, V;
41, niobio, Nb; 73, tántalo, Ta; 24, cromo, Cr; 42, molibdeno, Mo; 74, tungsteno, W; 25,
manganeso, Mn; 43, tecnecio, Tc y 75, renio, Re. Estos elementos son un subgrupo
integrante de los grupos V, VI y VII de la Tabla Periódica, respectivamente. En estado
elemental todos son metales de alta densidad, alto punto de fusión y baja volatilidad. La
clasificación como elementos metaloácidos se refiere al hecho de que sus óxidos
reaccionan con el agua para producir soluciones ligeramente ácidas, en contraste con el
comportamiento más usual de los óxidos de otros metales que dan soluciones básicas.

Elementos Nativos
Elementos que aparecen en la naturaleza sin combinarse con otros. Además de los
gases libres de la atmósfera, existen alrededor de 20 elementos que se encuentran bajo
la forma de minerales en estado nativo. Éstos se dividen en metales, semimetales y no
metales. El oro, la plata, el cobre y el platino son los más importantes entre los metales,
y cada uno de ellos se ha encontrado en ciertas localidades en forma lo suficientemente
abundante para que se exploten como si fueran yacimientos minerales. Otros metales
menos comunes son los del grupo del platino, plomo, mercurio, tantalio, estaño y zinc.
El hierro nativo se encuentra, en escasas cantidades, lo mismo como hierro terrestre
que como procedente de meteoritos.

Los semimetales nativos pueden dividirse en:

1) el grupo del arsénico, que incluye al arsénico, antimonio y bismuto, y


2) el grupo del telurio, que incluye el telurio y el selenio.

Los no metales nativos son el azufre y el carbón en sus formas de grafito y diamante. El
azufre nativo es la fuente industrial principal de este elemento.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


13
Elementos transuránicos
Elementos sintéticos con números atómicos superiores al del uranio (número atómico
92). Son miembros de los actínidos, desde el neptunio (número atómico 93) hasta el
laurencio (número atómico 103) y los elementos transactínidos (con números atómicos
superiores a 103).
El concepto de peso atómico en el sentido que se da a los elementos naturales no es
aplicable a los elementos transuránicos, ya que la composición isotópica de cualquier
muestra depende de su fuente. En la mayor parte de los casos el empleo de número de
masa del isótopo de mayor vida media en combinación con una evaluación de su
disponibilidad ha sido adecuado. Buenas elecciones en el momento actual son:
neptunio, 237; plutonio, 242; americio, 243; curio, 248; berkelio, 249; californio, 250;
einstenio, 254; fermio, 257; mendelevio, 258; nobelio, 259; laurencio, 260; rutherfordio
(elemento 104), 261; hafnio (elemento 105), 262 y elemento 106, 263.
Los actínidos son químicamente similares y tienen gran semejanza química con los
lantánidos o tierras raras (números atómicos 57-71). Los transactínidos, con números
atómicos 104 al 118, deben ser colocados en una Tabla Periódica ampliada debajo del
período de elementos comenzando con el hafnio, número atómico 72, y terminando con
el radón, número atómico 86. Esta disposición permite predecir las propiedades
químicas de estos elementos y sugiere que tendrán una analogía química, elemento por
elemento, con los que aparecen inmediatamente arriba de ellos en la Tabla Periódica.
Los transuránicos, incluyendo hasta al fermio (número atómico 100), se producen en
grandes cantidades por medio de la captura sucesiva de electrones en los reactores
nucleares. El rendimiento disminuye con el incremento del número atómico y el más
pesado que se produce en cantidades apreciables es el einstenio (número 99). Muchos
otros isótopos se obtienen por bombardeo de isótopos blanco pesados con proyectiles
atómicos cargados en aceleradores; más allá del fermio todos los elementos se
obtienen por bombardeo de iones pesados.
Se predice que los transactínidos que siguen al elemento 106 tendrán una vida media
muy corta, pero consideraciones teóricas sugieren una estabilidad nuclear mayor, si se
comparan con los elementos precedentes y sucesivos, para una gama de elementos
situados alrededor de los números atómicos 110, 115 o 120 a causa de la estabilidad
predicha por derivarse de capas nucleares cerradas.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


14
II. CLASIFICACIÓN DE GOLDSCHMIDT

La distribución de los elementos en la Tierra revela ciertas reglas y afinidades que


Goldschmidt señaló por primera vez, por analogía con la distribución hallada en los
meteoritos y en los hornos de fundición. Goldschmidt, en 1932, al intentar caracterizar
de manera general el comportamiento geoquímico de los elementos durante los
procesos de diferenciación, desarrolló la idea de que cada una de las tres fases que
constituyen los meteoritos y la fundición del alto horno: hierro metálico, sulfuros y
silicatos, está asociada a un grupo particular de elementos químicos. Por ejemplo, el Mg
es fraccionado principalmente por la fase silicato, mientras que el Cu se concentra en
los sulfuros. Así, Goldschmidt introdujo la siguiente clasificación (Tabla 1.1):

Tabla 1.1 Clasificación Geoquímica de los Elementos (según Goldschmidt)

a) Elementos Siderófilos: Aquellos que tienden a concentrarse en la fase


hierro metálico. Ejemplos típicos: Ni, Co, Pt. Predomina enlace metálico.

b) Elementos Calcófilos: aquellos que se concentran en la fase sulfuro.


Ejemplos típicos: Se, As, Zn, Cd. Predomina enlace covalente

c) Elementos Litófilos: aquellos que se concentran en la fase silicatada.


Ejemplos típicos: Al, Na, K, Ca. Predomina enlace iónico.

d) Elementos Atmófilos: elementos gaseosos propios de la atmósfera, y


que no se encuentran combinados. Elementos típicos: N, Ar, O, F, Cl, Br,
I, etc.

e) Elementos Biófilos: elementos esenciales para la vida animal y vegetal.


Ejemplos típicos: H, C, N, P.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


15
Los elementos pueden incorporarse en más de una fase, pero si un elemento tiene
dos o más posibilidades para entrar en una red cristalina durante la formación de una
roca, entrará en la fase en la cual se forman los enlaces más fuertes.
El comportamiento o la reacción que tendrá un elemento frente a un ambiente
fisicoquímico determinado va a depender de la capacidad que tiene el elemento para
formar los enlaces más fuertes posibles y esta capacidad está relacionada directamente
con el número de electrones y su configuración alrededor del núcleo atómico. Por eso
los elementos químicos en la clasificación según afinidad se presentan en grupos o
subgrupos cuyas relaciones extranucleares están bien definidas (Tabla 3.12). Por
ejemplo, en el caso de los elementos siderófilos Fe, Ni y Co; Ru, Rh y Pd; Os, Ir y Pt,
hay orbítales-d que se llenan con electrones debajo de un orbital exterior; así los
elementos de cada grupo citado tienen reacciones cristaloquímicas muy semejantes y
los grupos presentan tendencias bastante similares en cuanto a reacciones
fisicoquímicas. Algunos elementos calcófilos, como S, Se y Te; Cu, Zn y Cd; As, Sb y
Bi; Ag y Hg, pueden agruparse según su configuración electrónica y su tendencia a
formar enlaces covalentes o polares. Finalmente, los elementos litófilos presentan
subagrupaciones que muestran subafinidades, como Li, Na, K, Rb y Cs; Be, Mg, Ca, Sr
y Ba; Ti, Zr, Hf y Th; B, Al y Ga y las TR. Esto se debe a su estructura similar de
electrones extranucleares y su tendencia a formar enlaces iónicos.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


16

“Afinidades de Elementos Químicos en la Tierra y en los Meteoritos. Las áreas traslapadas


muestran elementos químicos comunes a dos o más fases. El tamaño de las letras guarda
cierta relación con el nivel de concentración de los elementos”

La figura de arriba muestra cómo se dividen los elementos entre estas categorías. A
pesar que existen siempre ciertas discrepancias de opiniones entre diferentes autores,
sin embargo, el concepto global es muy útil para comprender en qué forma se
encuentran los elementos en la materia del sistema solar, en los yacimientos minerales
o en qué fase de un horno de fundición. Por ejemplo, el carácter siderófilo del iridio
significa que casi todo este elemento inventariado en la Tierra se concentra
esencialmente en el núcleo (lo mismo podría pensarse del oro). Por consiguiente, la
mayoría del iridio que se detecta en la superficie terrestre, por ejemplo en los
sedimentos marinos, ha sido introducido como un constituyente del polvo meteorítico;
algunos meteoritos sideritos contienen alrededor de 20 ppm Ir, prácticamente 20.000
veces más que el promedio de las rocas de la corteza terrestre.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


17
Otros elementos exhiben más de una afinidad por las fases. Por ejemplo, cuando el
oxígeno se presenta como un constituyente mayor de los silicatos es litófilo y cuando se
encuentra como O2 y H2O es, además, atmófilo.

Otra manera de explicar las afinidades de los elementos químicos según la clase de
material es a través del potencial de ionización. En efecto, la clasificación de
Goldschmidt es empírica, pero tiene una explicación teórica basada en la afinidad
química (Arhens, 1965). Así, los elementos siderófilos, por ejemplo, se presentan
esencialmente sin combinar debido a su elevado potencial de ionización (>7eV), en
comparación con los elementos litófilos, cuyo potencial más bajo (en general, 3-6 eV)
les permite entrar fácilmente en combinación. En cuanto a los elementos calcófilos, si
bien su potencial de ionización (7,5-10,5) es en promedio más elevado que los
siderófilos, su comportamiento es diferente por su capacidad de polarizar el átomo de
azufre (mucho más polarizable que el átomo de oxígeno); esto favorece, a su vez, la
unión covalente entre ellos. La capacidad de polarización es a la vez función del
potencial iónico del catión y del tamaño del anión. La relación litófilo-calcófilo se puede
demostrar también en los cationes divalentes. El calcio (potencial de ionización 11 eV) y
el magnesio (14 eV) son litófilos y forman silicatos, carbonatos y sulfatos; mientras que
el hierro (16,2 eV), el cobalto (17,3 eV), el cinc (17,9 eV) y el cobre (20,34 eV) prefieren
combinarse con el azufre y son calcófilos. El manganeso (15,7 eV) es un elemento
intermedio, pues aparece igualmente en sulfuros y en sales oxigenadas.
Asociaciones de Elementos
La clasificación de Goldschmidt se aplica, naturalmente, en las condiciones químicas
que prevalecían en el momento de la diferenciación de las fases, y no tiene
aparentemente una mayor implicancia química. Algunos elementos caen en dos ó más
categorías, como el caso del Ni que muestra un comportamiento tanto calcófilo como
siderófilo. Sin embargo, esta clasificación aún se emplea ampliamente en el estudio de
los meteoritos y planetas, y tiene una particular relevancia en los estudios de
metalogénesis cuando se involucran asociaciones de minerales sulfurados, silicatados y
oxidados.
Esta asociación de dos o tres elementos químicos (o más de tres) es un factor muy
importante en geoquímica aplicada, particularmente en estudios de prospección o de
impacto ambiental. En el caso de la prospección minera, a veces se analiza las
muestras con respecto a un elemento guía (“pathfinder”) y no con respecto al elemento
principal (“target”, blanco), porque el elemento guía tiene dispersión más amplia o
quizás puede analizarse más fácilmente o con más exactitud o precisión. Algunos
ejemplos: el Mo se emplea como elemento guía en la prospección de pórfidos
cupríferos; el As en la búsqueda de depósitos vetiformes de Au; el Hg en la prospección
de menas complejas de Pb-Zn-Ag o mena diseminada de Au; y el SO42- en la búsqueda
de mineralización con sulfuros. Del mismo modo, un elemento asociado
geoquímicamente con un elemento principal en un mineral puede ser un contaminante
peligroso para el ser humano aunque el elemento principal no lo sea (ejemplo: Cd en la
blenda).

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


18
Queda en evidencia, entonces, que esta clasificación tiene una particular relevancia
en los estudios de metalogénesis cuando se involucran asociaciones de minerales
sulfurados, silicatados y oxidados. Además, se debe tener presente que el uso del
concepto de asociación de elementos depende del conocimiento de otras relaciones,
como por ejemplo, entre los metales de menas, su mineralogía y su modo de
ocurrencia, y de establecer los elementos guías más adecuados para indicar presencia
de yacimientos minerales de diferentes componentes.

Las Tablas siguientes ilustran la relación del Sistema Periódico con la Clasificación
Geoquímica de Goldschmidt

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


19

III. SISTEMAS MAGMÁTICOS

Cuando el manto terrestre experimenta una fusión, los elementos traza manifiestan una
preferencia ya sea por la fase fundida o por la fase sólida (mineral):

• Los elementos traza cuya preferencia es la fase mineral se conocen como


compatibles. Quedan preferentemente retenidos en el residuo refractario en un
proceso de fusión parcial y entran en las fases de temprana aparición durante la
cristalización fraccionada. Pueden incluirse en esta categoría los
ferromagnesianos (Cu, Co, Ni, Sc, V y Cr).

• Mientras que aquellos elementos que prefieren el fundido se les denomina


incompatibles, es decir, son incompatibles en la estructura mineralógica y la
abandonarán a la primera oportunidad que se les presente. Por lo tanto, se
concentran en la fase líquida, tanto en la fusión parcial como en la cristalización
fraccionada. Así, los elementos de elevado radio (Cs, Rb, K, Ba, Pb y Sr), los
lantánidos (La-Lu) y los de elevada carga (Th, U, Y, Zr, Hf, y Ta) se incluyen en
esta categoría.

• Treuil y Varet (1973) introdujeron el término de elementos higromagmatófilos


como sinónimo de elementos incompatibles, y se aplicó inicialmente a los
elementos Ta, Nb, La, Th, y Hf, que tienen, en general, un bajo valor de
coeficiente de partición cristal/fundido para los minerales formadores de roca
más comunes.
Treuil y Joron (1975) prefieren subdividir los elementos incompatibles en:
Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra
20

o Fuertemente incompatibles (o higromagmatófilos) si el coeficiente de


partición es < 0,02, y

o Débilmente incompatibles cuando su coeficiente de partición está


comprendido entre 0,2 y 0,02

• Algunas veces es conveniente subdividir los elementos incompatibles sobre la


base de su razón entre la carga y el radio iónico y puede considerarse como la
carga electrostática por unidad de área superficial del catión. Esta propiedad se
conoce a menudo como el potencial iónico (ϕ ϕ) de un elemento. Así, se tiene
que:

o Los cationes de radio iónico pequeño (entre 0,7 a 1,1Å) y una alta carga (≥
3) se denominan Elementos de Alto Potencial Iónico (HFSE o High
Field Strength Elements) y poseen potencial iónico mayor de 2,0. Estas
propiedades (radio iónico y valencia) los hace altamente incompatibles en
la mayoría de las fases minerales. Pertenecen a este grupo las tierras
raras pesados (Gd, Tb, Ho, Tm, Yb, Lu), incluyendo al Sc e Y, además de
Th, U, Pb4+, Zr, Hf, Ti, Nb y Ta, los que se incorporan a minerales tales
como zircón, rutilo, esfeno. Los pares de elementos Hf-Zr y Nb-Ta son
muy similares en tamaño y carga eléctrica, por lo que muestran entre sí un
comportamiento geoquímico muy similar.

o Los cationes de tamaño grande y baja carga (entre 1+ y 2+) se conocen


como Elementos de Bajo Potencial Iónico (LFSE o Low Field Strength
Elements), y poseen potencial iónico menor que 2,0. Los cationes LFSE
también se conocen como elementos LILE (Large Ion Lithophile
Elements), es decir, Elementos Litófilos de Tamaño Iónico Grande, y se
trata de elementos que tienen radios iónicos mayores que los elementos
comunes formadores de minerales de rocas y, por ende, la mayoría de los
cristales los excluyen porque son iones demasiado grandes (> 1,15Å). Los
elementos LFSE y LILE incluyen a Cs, Rb, K y Ba; a estos cationes se les
puede agregar Sr, Eu2+ y Pb2+, los cuales tienen casi idéntico radio iónico
y carga. En cambio, los elementos de radio iónico pequeño y carga
relativamente baja tienden a ser compatible, incluyendo en esta categoría
a un número de elementos mayores y de transición.

Sin embargo, al nivel de detalle, existen grados de compatibilidad e incompatibilidad y


los elementos traza variarán en su comportamiento en el magma en función de las
distintas composiciones de los fundidos. Por ejemplo, el P es un elemento incompatible

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


21
en una asociación mineralógica propia del manto y durante la fusión parcial se
concentrará rápidamente en el fundido. No obstante, en los granitos, aunque el P esté
presente como un elemento traza será compatible porque se “acomoda” en la estructura
del apatito, mineral accesorio.
La Fig. 4.2 del Rollinson, muestra los principales agrupamientos de elementos traza y
destaca la similitud en el tamaño iónico y la carga entre algunos grupos de elementos.
Debe esperarse que los elementos con la misma carga y tamaño iónico muestren un
comportamiento geoquímico muy similar.

Fig. 4.2

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


22

ϕ) también sirve como un índice aproximado de la movilidad de los


El Potencial Iónico (ϕ
cationes, es decir, su solubilidad en soluciones acuosas; elementos con bajo ϕ (<3) y
alto ϕ (>12) tiende a ser más solubles y móviles que los elementos con ϕ de rango
intermedio.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


23

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


24
IV. CLASIFICACIÓN COSMOQUÍMICA

Desde el punto de vista del desarrollo del Sistema Solar, es útil subdividir a los
elementos de acuerdo a su volatilidad.

1) Elementos Volátiles. Son aquellos que llegan a ser gaseosos a temperaturas


relativamente bajas. En términos cosmoquímico no solamente se incluye a los
elementos atmófilos (hidrógeno, helio, nitrógeno y gases nobles), sino también a
elementos calcófilos como Cd, Pb, S y la mayoría de los metales alcalinos. Estos
elementos pueden subdividirse según el grado de volatilidad que presentan:

a) Moderadamente volátil (Na, Mn, Cu, F, S)


b) Altamente volátil ( C, Cl, Pb, Hg, Cd)
c) Extremadamente volátil (esencialmente atmófilos: N, O, H, He)

2) Elementos Refractarios. Son aquellos que permanecen sólidos hasta temperaturas


muy altas. La mayoría de los elementos refractarios corresponde a los metales del
grupo del platino (siderófilo, como Ir), y aquellos elementos como el Ca, Al y Ti que
forman compuestos de óxidos altamente refractarios (como el mineral perovskita,
CaTiO3).

3) Elementos Moderadamente Refractarios. Forma una categoría intermedia entre los


dos grupos anteriores y está representada por Mg y Si, elementos que constituyen la
mayoría de los minerales silicatados en los meteoritos y planetas. Los elementos
siderófilos mayores (Fe, Ni, Co, P) caen dentro de este mismo rango de volatilidad.

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


25

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra


26
V. INDICADORES GEOQUÍMICOS

Los contenidos y relaciones de elementos traza pueden ayudar a deducir los diferentes
procesos petrológicos, de alteración y de mineralización que han participado en un
ambiente geológico particular
Es conveniente agrupar a los elementos trazas en función de su relación con la
Litología-Alteración-Mineralización:

• Elementos Indicadores de la Litología:

o Elementos Máficos (Rocas Básicas): Ni, Co Cr, V, Cu, Sc, Zn, PGE.

o Elementos Félsicos (Rocas Ácidas): Nb, U, Th, Y, TR, Zr, Ba, Li, Ta, Sn,
W, Mo

• Elementos Indicadores de la Alteración:

o Rb, Sr, Ba, S, Si, TR, Ti, B, Ga

• Elementos Indicadores de la Mineralización:

o Yacimientos Epitermales: As, Sb, Tl, Hg

o Yacimientos Pórfidos Cupríferos: Cu, Mo, Re, S, Te, Mn, Au

o Yacimientos Metales Base: Pb, Zn, Cd, Ba

Apuntes de Clases. Geoquímica Endógena. Prof. Nelson Guerra