Está en la página 1de 10

ME

TODOL
OGÍ
ASDEL
AEDUCACI
ÓNE
SPE
CIAL

Pr
ofes
ora
:Ar
abel
l
aMol
i
na

Al
umna
:LuzDa
ryRi
ver
a

CET
E CAR
AS
IST
ENCI
AALI NFANT EYNUTRI
CIÓN
MAICAO,LAGUAJ I
RA
201 9
INTRODUCCIÓN

La educación especial, identifica, evalúa y crea programas especiales para niños cuyas
dificultades o desventajas para aprender requieren ayuda adicional para alcanzar su pleno
desarrollo educativo. Tales dificultades pueden ir desde disfunciones físicas, problemas de
visión, audición o lenguaje, disfunción para aprender (desventaja mental), dificultades
emocionales o de conducta, o un problema médico o de salud. Otros niños pueden tener
dificultades más generales con la lectura, escritura, lenguaje o matemáticas, por lo que
requerirán una ayuda extra. Las ayudas para atender las necesidades especiales de
educación pueden darse en escuelas integradas o en escuelas especiales.
La educación especial está diseñada para satisfacer las necesidades de los estudiantes con
discapacidades. Los servicios y apoyos que un niño recibe pueden ser muy diferentes a los
que recibe otro niño. Se trata de individualización.
En la educación especial no hay un enfoque único que se ajuste a todos. Está diseñada para
satisfacer las necesidades de cada estudiante. La educación especial se refiere a un rango de
servicios que pueden ser ofrecidos en diferentes formas y en diferentes lugares.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Ofrecer diversidad de experiencias que enriquezcan las trayectorias educativas


integrales de cada estudiante.
 Disminuir las barreras al aprendizaje y la participación.
METODOLOGÍAS DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL

La educación es un proceso de socialización donde el individuo adquiere y asimila distintos


tipos de conocimientos. Se trata de un proceso de concienciación cultural y conductual, que
se materializa en una serie de habilidades y valores.
Cuando las personas sufren algún tipo de discapacidad intelectual o física, sus necesidades
pueden no ser satisfechas por el sistema educativo tradicional. Es allí donde aparece el
concepto de educación especial, que, como su nombre lo indica, presenta características
diferenciadas (es decir, especiales).
La educación especial brinda medios técnicos y humanos que compensan las disminuciones
que sufren los alumnos. De esta forma, los estudiantes pueden completar el proceso de
aprendizaje en un entorno acorde a sus capacidades.

La educación especial se remonta al siglo XVI, cuando los sordos podían acceder a clases
diferenciadas. Con el tiempo, la educación especial se institucionalizó y se orientó a todo tipo
de capacidades diferentes.
El objetivo de la educación especial es, en definitiva, proporcionar las herramientas
educativas necesarias para aquellos que tienen necesidades diferentes a la media. De esta
manera, los niños que sufren algún tipo de discapacidad pueden acceder a la formación y
desarrollarse en plenitud, de modo tal que puedan insertarse a la vida adulta con mayor
facilidad. Se busca, en lo posible, ayudar a que los niños se transformen en adultos
independiente, que puedan valerse por sí mismos gracias a la educación recibida.
La Educación Especial es una modalidad de la Educación Básica que ofrece atención
educativa con equidad a alumnos con necesidades educativas especiales con o sin
discapacidad y/o aptitudes sobresalientes, de acuerdo a sus condiciones, necesidades,
intereses y potencialidades, su práctica se basa en el enfoque de la educación inclusiva,
entendida como un conjunto de procesos orientados a eliminar o minimizar las barreras que
limitan el aprendizaje y la participación de todo el alumnado. Las barreras, al igual que los
recursos para reducirlas, se pueden encontrar en los elementos y estructuras del sistema
educativo, como en escuelas, en la comunidad, y en las políticas locales y nacionales.
Sabemos que un alumno tiene necesidades educativas especiales cuando presenta más
dificultades que el resto de sus compañeros para acceder a los aprendizajes que le
corresponde a su edad; dificultades derivadas de causas internas, dificultades y/o carencias
en el entorno familiar o por una historia de aprendizaje desajustada, para compensar dichas
deficiencias es necesario tener la apertura de realizar adaptaciones de acceso o curriculares
significativas en las áreas necesarias del currículo educativo.

La identificación de las Necesidades Educativas Especiales (NEE) de un niño constituye el


primer paso para determinar los apoyos que el alumno podrá necesitar a lo largo de su
escolarización. Así mismo la escuela regular debe de brindar la ayuda necesaria ya sea
temporal o permanente, para el desarrollo pleno de sus capacidades.

Por lo tanto a continuación se presentan algunas estrategias de intervención en el aula con


las cuales se pretende favorecer la atención de los niños.

 Brindarle un mayor número de experiencias variadas para el mismo aprendizaje (utilizar


material didáctico multisensorial, llamativo y acorde a los intereses del niño que le
permita experimentar con éxito las actividades realizadas).
 Trabajar con él durante períodos cortos y prolongarlos poco a poco.
 Guiar la actividad, hasta que la pueda hacer por sí solo (bajar la guía poco a poco).
 Despertar el interés por los objetos y personas que le rodean, acercarle y mostrarle las
cosas agradables y llamativas.
 Repetir muchas veces las tareas realizadas, para que recuerde cómo se hacen y para
qué sirven.
 Disminuir el número de tareas (por ejemplo, si los demás resuelven 3 problemas, que él
resuelva 1) y permitirle el tiempo necesario para desarrollarlas.
 Aprovechar las experiencias que ocurren a su alrededor y la utilidad de las mismas,
relacionando los conceptos con lo aprendido en “clase”.
 Tener paciencia, ayudarle a que sus respuestas cada vez sean más rápidas.
 Conducirle a explorar situaciones nuevas respetando su iniciativa (dejar que el niño haga
por sí mismo, ayudarle sólo lo necesario).
 Brindarle oportunidades de resolver situaciones de la vida diaria, no anticipar ni
responder en su lugar.
 Generar que viva el éxito, secuenciar bien las dificultades.
 Planear actividades en las cuales él sea quien intervenga o actúe como persona
principal.
 Individualizar la enseñanza (centrar las adecuaciones curriculares en la enseñanza-
aprendizaje de procesos y actitudes que en asimilar principios y conceptos).
 Sentarlo cerca de compañeros que puedan ofrecerle un ejemplo positivo a seguir.
 Ofrecerle diversas opciones en la resolución de exámenes.

El trabajo cotidiano en el aula con un niño que necesita educación especial tal vez no sea
fácil, pero tampoco es imposible, la diferencia radica en que tanto como docentes estamos
comprometidos con la educación y aprendizaje del alumno, contar con el conocimiento en
caso de que e requiera dar atención educativa especial y la actitud con la que la tomamos;
en fin todas las respuestas a dudas e interrogantes respecto a las necesidades educativas
especiales las podremos responder investigando, manteniéndonos informados,
actualizándonos constantemente, preocupándonos por los alumnos y sobre todo con la
experiencia que iremos adquiriendo a lo largo de nuestra profesión docente.

Recordemos que un niño con N.E.E. requiere del apoyo de los demás, sin embargo tampoco
debemos caer en la sobreprotección, pues este es un error que frecuentemente se comete;
el subestimar las capacidades del niño o considerarlo incapaz de realizar ciertas actividades
no permitirá avances en su autonomía y seguridad personal. Por el contrario con esta actitud
volvemos al pequeño inseguro y temeroso, lo que a su vez afecta su estancia en la institución
educativa y su desenvolvimiento en la sociedad.

Es también importante que el maestro observe e identifique los sentimientos del niño, en
este aspecto la autoestima y la aceptación juegan un papel relevante. Generalmente los
infantes que precisan de apoyo educativo especial necesitan elevar su autoestima, aceptarse
y ser aceptados como son, sentirse queridos y protegidos, no tener miedo a realizar distintas
actividades y sobre todo comprender que su condición no es mala, que como seres humanos
tienen los mismos derechos que los demás y que a pesar de no poder realizar algunas
actividades, tiene cualidades que los hacen únicos y especiales.
CARACTERÍSTICAS DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL

Una vez desarrollado el concepto y el marco normativo, podemos adentrarnos en cuestiones


específicas de la educación especial. Lo primero que se debe remarcar es que la educación
especial no se centra en las limitaciones de un niño. Por el contrario, lo que se busca es
brindarle las herramientas para que su desarrollo integral se equipare (o supere, incluso) al
de los demás.
En décadas anteriores el trastorno se veía como un obstáculo infranqueable. Hoy, la
concepción es otra. Los avances tecnológicos, tanto en los tratamientos de las diferentes
discapacidades como en la fabricación de elementos que permitan una adaptación a cada
alumno, han posibilitado un cambio de paradigma en este ámbito.
Qué niños son susceptibles de recibir educación especial está estipulado en las leyes de cada
país. Existen evaluaciones y escalas para determinar el tipo de educación requerida.

Asimismo, el seguimiento cotidiano que los padres hagan del desarrollo y la maduración del
niño son igual de importantes para detectar eventuales desventajas que pueda padecer
frente a otros compañeros de clase de la misma edad.
«La educación especial busca brindar al alumnado con discapacidad las herramientas
adecuadas para que su desarrollo integral se equipare (o supere, incluso) al de los demás»
Como mencionamos anteriormente, la educación especial, así como la educación del resto
de alumnos, no se basa solamente en lograr que los niños aprendan y estudien, sino que
también tiene como fin el pleno desarrollo emocional y de la parte lúdica de los niños.
La educación especial se articula según una serie de principios básicos que son:
La normalización implica que en lo posible la persona con discapacidad debe tener los
mismos derechos y obligaciones que los demás miembros de la sociedad; esto no significa
negar la discapacidad, sino tender al desarrollo de las capacidades individuales de cada
sujeto recibiendo atención particular a través de los servicios ordinarios y propios de la
comunidad, teniendo presente que solo en los casos necesarios podrá recibirla en
instituciones específicas.
La individualización que responde a criterios particulares en cuanto a la intervención
profesional y terapéutica (adaptación curricular, metodología especial, etc.)
La sectorización responde a que los servicios educativos especiales sean brindados en el
lugar donde el alumno con discapacidad vive y se desarrolla. Es decir instrumentar los medios
para que se preste servicio aun cuando no existan en el lugar instituciones específicas.
La integración que se desprende del principio de normalización, en cuanto a que en la
utilización de los dispositivos de la técnica y de la organización de los servicios sociales,
procurará que los alumnos con discapacidad reciban la asistencia necesaria en el seno de los
grupos normales y no de forma segregada.
Vamos a aclarar dos de estos términos:
La normalización nos dice que debemos tomar la discapacidad como algo natural, no se trata
de negar las necesidades y dificultades del niño, sino más bien tener en cuenta los apoyos y
ayudas que este necesitará pero sin que esto suponga un forma de discriminación o segregue
a los alumnos con discapacidad en centro específicos
La individualización se refiere a la necesidad de adecuar la enseñanza a cada alumno y a sus
necesidades.
EDUCACIÓN ESPECIAL PARA NIÑOS SUPERDOTADOS
La mayoría de los casos de niños con requerimientos especiales en el plano educativo se
refieren a discapacidades visuales o auditivas, niños con Síndrome de Down, autismo o
alguna otra deficiencia física, mental, intelectual o sensorial. Sin embargo, la educación
especial también tiene como objeto a los niños superdotados.
Estos últimos son niños que cuentan con habilidades cognitivas por encima de la media, no
solo para su edad, sino en comparación con la población en general. Destacan por su
capacidad de observación, memoria, concentración, razonamiento y creatividad.
Afrontar la educación de un niño superdotado no es sencillo, al contrario de lo que muchos
pueden pensar. Los recursos (escuelas, maestros capacitados) suelen escasear. Además, es
necesario comprender que el coeficiente intelectual alto les brinda potencialidad, no
rendimiento garantizado.
Esto último depende de muchos factores, como la educación de cualquier otro niño:
contención, aceptación, relaciones con los demás o motivación, entre muchos otros.
CONSEJOS PARA FAVORECER LA INCLUSIÓN DE NIÑOS CON DISCAPACIDAD
La infancia es una etapa en la que se absorbe mucho del ambiente que nos rodea. Por eso,
es importante que los niños, ya sea dentro del ámbito de la educación especial o fuera de
ella, comprendan las particularidades de sus compañeros y aprendan a aceptarlas.
Aquí te contamos algunos consejos para favorecer esta empatía:
Explícale que una discapacidad no es un límite. Puedes hacerlo a través de historias o vídeos
de niños con discapacidades logrando metas increíbles.
Haz actividades con sus sentidos. Por ejemplo, tápale los ojos o los oídos y muéstrale como
se ve el mundo desde esta perspectiva. Así, se podrá poner en el lugar del otro y entender
mejor su situación.
Fomenta el acercamiento. Rompe la timidez o la lejanía que se pueda presentar entre ellos.
Invítalos a compartir actividades o comidas para que vean que pueden llevar una relación
totalmente normal.
Lo importante es que poco a poco la educación contribuya a todo ello de forma gradual, y
nunca se estanque o retroceda en esta importante tarea.
CONCL
USI
ÓN

Unodel osaspectosmá si
mpor t
antesenlaeduc a
cióndelos
niñosconnecesi
da desespeci
alesescons
eguirquelogrenuna
autonomíapersona lquelespermitaconelpa s
odel empo
alcanz
arelma yorg radodeindependenciaposibl
epa raque
consig
anunapa rc ipac
ióncadav ezmayorypueda nluc
har
porlosuyo.

Parecec l
aroques il
aeducaci
ónesi mportanteenpersonass i
n
ni
ng ún podedi fic
ultadaña
dida,enelc asodelosniñosc on
necesi
da deses peci
alescobr
aes peci
alrelevanci
a.Todosl os
expertos coinciden en que su des ar
roll
o personales tá
vi
nc ul
a do al a
sopor t
uni
dadesquel asoc i
edadlesqui era
bri
nda r,par
aquepueda nhacerv
a l
ertodassuscuali
dades.

Final
ment e,l of unda ment alr
eside en que má sa l
lá del
potenc i
aldec adani ño,esqueas ua l
rededorencuentr
enel
respal
do, elesmul oyl osmediosnec esari
osparaconst
rui
rsu
plenit
ud. Esimprescindiblequecadai nt
eg r
antedelasoci
edad
construyaunami radai ndiv
idual
i
za dorayc omprome daque
permitar escat
ara lindi vi
duodel ama saimpersonalqueel
i
dea ri
oc olecv odes interes
adoodes i
nformadoedificadel as
personasc ondiscapac i
dad.

También podría gustarte