Está en la página 1de 2

LA MAÑANA FINAL

ABRIR DE NEGRO:

1. INT. HABITACIÓN - AMANECER

Cuando el reloj marcó las 7 AM, el ruido fue ensordecedor para NICOLÁS
(35), quien tras un largo bostezo abre sus grandes ojos, pasa sus manos
por su cabello despeinado y vuelve poco a poco a la realidad de su pequeño
departamento de un ambiente adornado por grandes afiches de clásicos del
cine y la música, libros, discos y una colección de películas más grande
de lo que imaginó nunca.

Se levanta, prende la cafetera y entra al baño. Después de casi un minuto,


bebe su café, huele y se viste con la misma ropa que dejó colgada en una
silla el día anterior. Guarda algunas cosas en su bolso, toma una CARTA
con el nombre KAREN escrito en grandes letras que había dejado en su
velador.

Al caminar hacia la puerta y pasar por un gran ESPEJO, se detiene y mira


su REFLEJO por un segundo.

NICOLÁS
(esperanzado)
¡Todo resultará bien!

Toma las llaves, abre la puerta y sale apresuradamente.

CORTE A:
2. EXT. PORTAL EDIFICIO - DÍA

El sol ilumina la arbolada calle mientras se le ve cruzar el pórtico de


su edificio. Toma un gran respiro, mira su reloj y COMIENZA A CORRER sin
importar el tráfico ni la gente que se cruza en su camino. Al avanzar un
par de calles toma su teléfono, busca el nombre Karen y marca.

NICOLÁS
(Tímido)
Aló. Hola. Contesta, por favor.

Apaga el teléfono y mira hacia el frente. Desde la entrada de un antiguo


y pequeño edificio, sale Karen vestida elegantemente y revisando su
teléfono móvil. Mira hacia ambos lados de la vereda y al hacerlo hacia
Nicolás LO HACE DE FORMA DESPECTIVA y camina rápidamente en la dirección
opuesta.
Él la ve alejarse mientras se acerca al mismo edificio. Cuando otra persona
sale, aprovecha de entrar y al llegar al departamento 2-B saca la CARTA
de su bolso y se agacha para introducirla por el espacio entre la puerta
y el suelo.

El PASILLO DE SALIDA se le hace eterno mientras camina lentamente. Mira


su rejoj, son las 8:30 de la mañana cuando abre la puerta principal del
edificio para salir y detenerse un momento.

NICOLÁS
(Cabizbajo)
No hay otra salida. Es el momento.

Se queda pensando algunos minutos y toma la misma dirección que siguió


Karen.

CORTE A:

3. EXT. PARQUE - MAÑANA

La claridad del día pasa a una cierta oscuridad cuando se interna en el


gran parque cercano. Busca EL LUGAR MÁS ALEJADO para sentarse en el suelo
apoyado en un árbol y sacar una pequeña PISTOLA en su bolso.

Sus manos no pueden sostener el arma y sus piernas se mueven frenéticamente.


El sudor cae por su frente mientras sus ojos se detienen en la gente que
ve a lo lejos caminar en masa y apurada a sus trabajos. Sin embargo, vuelve
a concentrarse en la tranquilidad de los monumentos, los senderos y EL
SONIDO DE LAS HOJAS DE LOS ÁRBOLES que se mueven con un suave viento.

El ESTRUENDO no lo deja escuchar el timbre de su teléfono y mientras sus


movimientos se vuelven cada vez más lentos. Trata con dificultad de
sacarlo del bolsillo de su chaqueta. Tirado en el pasto, con el arma en
el suelo, LOGRA AGARRAR SU TELÉFONO, revisar la LLAMADA PERDIDA DE KAREN
y remarcar su número. Sus ojos se cierran.

KAREN (V.O)
¿Dónde estás? ¡Aló!

Desde lejos alguien se acerca corriendo al lugar donde está Nicolás.

FUNDIR A NEGRO:
FIN