Está en la página 1de 2

Despertando

El mundo cayó en caos, los polos están girando distintos al centro del
Ecuador. Se dividió en tres, el cuerpo celeste cambió el ritmo.

Todo empezó un viernes, como que hubiésemos caído en el no tiempo,


atrapados en el fondo de la elasticidad que existe entre cuerdas.

Pensaba que no escucharía más en mi vida helicópteros, ni cacerolas


desafiando a un Estado opresor ¡Quién lo iba a imaginar! ¿estamos en
democracia?

Sí, sospechaba en algún momento vivir un golpe , pero lógicamente era


manifestación de mis fantasmas.

Hoy a mis 41 años, chilena, madre, abogada, amistosofa, azul, sin militancia
partidista, “de la orden del ser”, así la bautice, entre amistosofía y aligremía ,
luchadora de los derechos humanos. Poeta al fin y al cabo, con una pena
enorme debo decir que: “ la muerte y sus secuaces se han colocado en mente
perseguir al pueblo de Chile”, el que sin anuncio previo, se levantó de
sorpresa, sin miedo a perder , porque ya no tenían nada que perder frente a
un sistema depredador, inspirado por estudiantes que, lúcidamente y
despiertos, estaban “Conscientes, de un sistema que logró, que el hombre se
volviera esclavo de sí mismo”.

Carabineros armados de Fuerzas Especiales contra estudiantes y menores de


edad (en su mayoría), estudiantes que cargaban como armas cuadernos y su
“conciencia”, quienes pedían a gritos, sin miedo, un cambio de paradigma.
Detenidos y golpeados, sin distinción de sexo, manoseados, violados,
abusados, víctimas de detenciones ilegales, que (a la mayoría) se les han
imputado delitos que no cometieron (es cosa de ver las fotos y denuncias
que afloran por doquier)

Golpeados por los mismos que juraron ante nuestra Bandera su defensa, que
en su himno, en especial aquella estrofa que cantamos todos, a viva voz, en
nuestra vida escolar “duerme tranquila niña inocente, sin preocuparte del
bandolero”, dice que debían proteger a niños y jóvenes, hoy los azotan,
como si los seres humanos fueran menos que cosas, queriendo quitar hasta
el último perfume de asombro del niño/a.

Como títeres dirigidos por un Goliat, salen armados con la autoridad de un


dios malvado golpean, insultan a su misma gente, a su propio ser, a su misma
supuesta humanidad, de niños, niñas y adolescentes despiertos, agotados de
la ley injusta, conocedores de sus derechos, que, en un acto libertario para
todos, lograron que mucho/as se sacaran la venda y tomaran conciencia de la
ilusión que vivíamos.
Lamentablemente, la televisión abierta ha sido desacreditada como medio
de información real; la mayoría de los chilenos está siendo informada a
través de prensa alternativa y particulares que denuncian los hechos en
forma y tiempo real, dado que de la primera los poderosos son dueños,
abriendo gran parte de la población los ojos ante un “posible” , control de
masas a nivel emocional, a través de imágenes de shock, para provocar más
rabia en la población, quién podría sumarse a una masa encolerizada para
justificar ¿quién sabe?

La circulación de imágenes a través de redes sociales, evidencian un enorme


abuso de poder. En cambio la televisión abierta muestra saqueos para poder
justificar el actuar de militares, en los horarios establecidos en toque de
queda.

He sentido si “Esperanza”. Chile vuelve a ser solidario, esto me hace sonreír.


Estábamos caminando dentro de un círculo egoísta que había dormido la
“conciencia del ser”.

Hace unas pocas horas salió en el diario Digital de “Cooperativa” la crucifixión


de personas detenidas, entre ellos un menor de edad. Lo único que se me
vino a la mente fue la imagen de los victimarios persignándose en la mañana,
despidiéndose de su mujer e hijos y al cerrar la puerta, transformarse en el
Cancerbero de su propia sangre.

Alicia Cabello Quezada


Abogada _Chile

También podría gustarte