Está en la página 1de 12

Luis Daniel Zamudio Rodriguez.

Resúmen 2do Parcial,


Expresión Oral.
Comunicación Diurno

XV Práctica de comunicación no verbal.

El uso de los brazos y las manos es el instrumento esencial para apoyar la


transmisión de un mensaje.
Cuando no se sabe qué hacer con los brazos o no se tiene pleno dominio de
ellos , es preferible mantenerlos sin movimiento, es decir, caídos en forma
natural.

Aparte de los ademanes, la expresión facial es un factor que transmite mucha


información. Cuando miramos una película en un idioma que desconocemos o
cuando bajamos por completo el volumen de la televisión, podemos apreciar
algo del mensaje por los movimientos corporales y faciales.
El contacto visual es un recurso muy valioso en la comunicación de ideas.

XVI Propósitos de la comunicación.

Cuando una persona, organización o grupo de personas se comunica, es que


tiene un propósito. Éste puede ser: informar, entretener, persuadir.
Los propósitos de la comunicación se aplican en cualquier caso de interacción
que realizan un emisor y un receptor, e incluso en la comunicación
intrapersonal, donde emisor y receptor son una misma persona.

Es importante advertir que en un discurso, y en cualquier forma de


comunicación, los actos de informar, entretener y persuadir generalmente van
mezclados, pero siempre hay uno que predomina. Éste es al que denominamos
propósito general.
Por otra parte, los propósitos específicos son aquellos que se desprenden de
cada uno de los propósitos generales.
Esquema de Propósitos
General Específico Función

Informar Explicar Mostrar un proceso o


funcionamiento
Describir Dar características
Definir Aclarar uno o más términos
Exponer Presentar o dar a conocer

Entretener Ocupar el tiempo en forma amena

Persuadir Motivar a la acción Promover una conducta


Convencer/formar Formar opinión
Convencer/reforzarReforzar creencias
Convencer/cambiar Modificar conductas, opiniones o
actitudes

XVII Los modos de persuasión.

La palabra persuadir significa llevar a una o más personas a realizar una acción
determinada. Un objetivo de la comunicación oral es influir sobre las personas
para hacerlas pensar de un modo determinado, rechazar algo o adoptarlo
mediante tres funciones que son: Motivar a la acción, convencer y refutar.

“La persuasión es un intento consciente por parte de una persona de formar,


reforzar o cambiar actitudes, creencias, opiniones, percepciones o conductas
de otra persona” Eileen McEntee.
En base a esto, podemos decir que generalmente tratamos de persuadir
cuando hablamos o nos relacionamos con los demás.

XVIII Formas de persuasión según Aristóteles.

Según el filósofo los medios de persuasión son tres:


Ethos: Lo podemos interpretar como el carácter o la personalidad del orador.
Pathos: Es la forma de persuasión y consiste en la capacidad de transmitir
emociones y llevar al auditorio, mediante el discurso, a experimentar uno o
varios sentimientos.
Logos: Consiste en el planteamiento de argumentos para apoyar la idea que se
está defendiendo.

XIX Elaboración de un discurso.

Cuando se desea elaborar un discurso conviene responder los siete aspectos


que indica el siguiente esquema:

1. Tema Pensar en el asunto que se desea tratar.


2. Propósito general Puede ser informar, persuadir o entretener.
3. Propósito Específico Definir claramente la intención determinada de
realizar el discurso.
4. Secuencia Lógica Es la forma de organizar la información.
5. Bosquejo del tema Son las ideas principales del asunto que se
trata.
6. Subdivisión del tema Indica las ideas principales con subdivisiones.
7. Desarrollo Escribir las ideas completas de acuerdo con cada idea
principal.

Cuando ya se han logrado los puntos del esquema, sólo falta dar inicio al
discurso y un mensaje claro como final.
-Introducción: pueden hacerse con diversos recursos como: la presentación del
tema, el planteamiento de preguntas, decir un refrán o una frase llamativa
-Justificación del tema: es una breve explicación de las razones por las cuales
es conveniente tratarlo.
-Breve entrada al tema: es una o varias frases para iniciar el mensaje que se
ofrece.
A continuación se inserta el cuerpo del discurso y finalmente se da una
Conclusión que impresione.
Después se da un breve resumen o se hace un exhorto para actuar de algún
modo.

XX introducción a un discurso.

La introducción es una parte fundamental del discurso y tiene una función muy
específica. Se utiliza para llamar la atención al inicio, puesto que el grupo de
personas que va a escuchar un discurso por lo general está en conversaciones
y pensamientos ajenos al tema que se va a tratar.

Hay 14 tipos de introducción que son:

1. El saludo de bienvenida.

2. La referencia a la ocasión.

3. La referencia al público.

4. La referencia a la propia persona.

5. La definición de un término .

6. Señalar lo importante del tema.

7. Señalar lo interesante del tema.

8. La breve historia del tema.

9. La cita de un texto o de un personaje importante.

10.La afirmación audaz o aventurada.

11.El refrán, muy útil cuando se habla de lo más temprano.

12.Las preguntas directas.

13.La analogía, para explicar algo.


14.La anécdota (esta puede ser humorística).

En la presentación de una introducción se deben evitar ciertos errores


comunes:

1. Disculparse al iniciar.

2. Utilizar información irrelevante o fuera del tema.

3. Divagar, es decir, mencionar dos o más asuntos fuera del tema.

4. Ofender al público con expresiones que lo minimicen.

Finalmente, hay que destacar el valor de las introducciones como parte clave
de un discurso y no restar importancia a la conclusión.

XXI Conclusión de un discurso.

La conclusión tiene funciones muy específicas. Se utiliza para sintetizar el


contenido, remarcar una idea, dejar un buen sabor final y sirve además para
que el público reflexione sobre una idea determinada.

La doctora Eileen McEntee de Madero en su libro “Comunicación oral”, señala


14 tipos de conclusión.

1. El resumen.

2. El refrán.

3. La cita.

4. La ilustración.

5. La analogía.

6. La anécdota.
7. La petición.

8. El reto.

9. La exhortación.

10.La oración persuasiva.

11.La afirmación.

12.Expresar la propia intención de actuar.

13.El consejo.

14.La moraleja.

En la conclusión se deben evitar ciertos errores comunes:

1. Terminar bruscamente, porque deja sensación de ruptura.

2. Disculparse, muestra incapacidad y no permite dejar una impresión


positiva

3. Divagar, mencionando dos o más asuntos fuera del tema.

4. Presentar nueva información que no podrá desarrollarse.

5. Apresurarse por finalizar, pues parece que el orador quiere terminar


porque tiene algo más importante que hacer.

El valor de la conclusión es enorme en el contexto de un discurso porque


permite hacer un señalamiento contundente en el mensaje que pretendemos
dejar.

XXII Análisis del público.

Es fundamental para todo tipo de comunicación, especialmente para la


comunicación oral y sobre todo en la exposición de un discurso. El público es lo
más importante en cualquier tipo de presentación, todo se hace en función del
público.

Los principios básicos de la comunicación oral respecto al auditorio son tres:


1. Elegir un tema que interese a los oyentes.

2. Evitar palabras técnicas o de difícil comprensión.

3. Sujetarse al tiempo concedido para hablar.

Los aspectos comunes a todo público son:


-Generalmente tienen una actitud inicial de expectativa.
-Todo público se resiste a salir de su modo de pensar, sentir y querer.
-La gente espera inconscientemente una justificación de la razón por la que se
le dirige la palabra.
-El orador debe introducirse en el mundo del auditorio y partir de ahí para
conducirlo al punto de vista que él expone
-El público se interesa por aquellas cosas que se relacionan con su vida.
-Las motivaciones básicas del auditorio son las que favorecen su vida y sus
proyectos.
-Cada persona integrante de un auditorio son las que favorecen su vida y
proyectos.

En todo grupo existen tres tipos de personas: los que aceptan ideas del orador,
los indiferentes y los que rechazan. Es imposible, o muy difícil de convencer a
todos absolutamente y es importante estar consciente de esto.

XXIII Autodominio y nerviosismo.

Sentir nerviosismo es una respuesta física y emocional ante situaciones de


peligro, importantes o que representan alguna amenaza. La principal razón por
la que se experimenta el nerviosismo, antes y durante la presentación de un
discurso o de alguna otra actividad ante el público, es el temor a equivocarse y
perder la aprobación social. Algunas sugerencias para evitar el nerviosismo
son:

1. Preparar bien el mensaje.

2. Comprometerse con las ideas.

3. Informarse del tema a tratar.

4. Mirarse a un espejo y practicar.

5. Hablar en público.

6. Pensar en sacar provecho de las ventajas relativas.


7. Utilizar recursos audiovisuales.

8. Pensar que se está frente a una sola persona.

9. Actuar natural.

10.Visitar el lugar con anterioridad.

11.Relajarse.

12.Programarse positivamente.

Estas sugerencias son fundamentales para lograr el autodominio y vencer el


nerviosismo.

XXV Concurso de oratoria.

Una vez que todo está listo para el concurso, una persona da la bienvenida a
los asistentes y hace la presentación del maestro de ceremonias. Éste aparece
y saluda al público, habla brevemente de la importancia de este concurso y
hace la presentación de los jueces. Posteriormente presenta a las
personalidades que asisten a esta actividad y, en cada caso, da tiempo para
que el público aplauda a cada persona mencionada.

Se inician los discursos, presentando a cada estudiante y su tema. Conforme


los estudiantes presentan su discurso, los jueces van calificando, el público
premia con aplauso y las calificaciones se mantienen secretas para darlas a
conocer al final, antes de la premiación.

Cuando acaba la fase del discurso preparado se hace entrega de un


reconocimiento, certificado o diploma a cada participante, y se anuncia
quiénes son los finalistas. Estos finalistas y se explica la siguiente fase, los
finalistas tendrán dos minutos para pensar un nuevo tema y exponerlo.
Los jueces califican de acuerdo con los criterios que se indican más adelante y
se contabilizan los puntos para decidir quién ha sido el triunfador.

En algunos concursos, los jueces son el público mediante votación, calificando


cada aspecto de los participantes.

XXVI La Conversación.

La conversación o diálogo es una de las comunicaciones más frecuentes en


nuestra vida cotidiana. Generalmente se utilizan los términos de conversación
y diálogo como si fueran iguales, pero estrictamente hablando, la conversación
puede realizarse entre dos o más personas. Sin embargo, en sentido amplio,
podemos decir que diálogo y conversación son equivalentes.
La conversación puede definirse como el acto de hablar familiarmente, dos o
más personas entre sí. Lo importante en esta acción, como en todo tipo de
comunicación, es que quien se expresa sea capaz de lograr la reacción que
desea.

Tipos de conversación:

1. Las comunicaciones para posibles conversaciones.

2. Las conversaciones para posibles acciones.

3. Las conversaciones para coordinar acciones.

4. Las conversaciones de juicios personales.

Los actos lingüísticos son un proceso comunicativo, hay cuatro actos distintos:

-La afirmación: es la manera en la que captamos las cosas.


-La declaración: implica autoridad de parte de quien se expresa y tiene validez
sólo si se tiene poder.
-La petición: es un acto comunicativo por el que se solicita al interlocutor que
realice algo específico.
-La promesa: Es un acto lingüístico por el que la persona asegura realizar tal o
cual acción, ya sea por petición o por propia iniciativa.

XXVII La conferencia o disertación.

Conferencia se define como una disertación en público, o bien, una plática


entre dos o más personas.
Disertación es el examen detallado de una cuestión cultural de orden científico,
filosófico, artístico, histórico, etc. Es un verbo que significa razonar
metódicamente sobre alguna materia.

Es necesario enfatizar el hecho de que una conferencia o disertación implica


siempre un razonamiento estructurado sobre una materia específica.
Una característica necesaria para que la conferencia sea efectiva, como sucede
con toda comunicación oral, es el conocimiento del auditorio.

La conferencia puede ser la plática cerrada entre dos o más personas, de modo
que en estos casos se trata de un coloquio, conversación , plática entre dos o
más personas, por lo común, para tratar algún asunto serio.
El conferencista es la persona que ofrece el tema y presenta una información
completa sobre el mismo. Esta forma de comunicación oral tiene mucho
parecido con la exposición de un discurso, pero presenta algunas diferencias.

El conferencista, a diferencia del orador, cuando termina de exponer su tema


recibe preguntas del público para aclarar dudas.
El tiempo de exposición para un orador generalmente es breve, mientras que
un conferencista por lo común dispone de un lapso largo para presentar su
tema.

Una conferencia siempre tiene por objeto informar sobre un asunto, mientras
que un discurso, como ya vimos, puede ser también para informar, persuadir o
entretener.

XXVIII La entrevista.

Es un instrumento importan para obtener información, y éste propósito


fundamental, sin importar del tipo que sea. La entrevista es una forma de
comunicación que requiere la presencia de dos elementos: el entrevistador y el
entrevistado. Ambas personas hablan y escuchan alternadamente y existe un
propósito para realizar este acto comunicativo.

La entrevista incluye tres condiciones:

1. Es una situación bipolar.

2. Existe un propósito previo.

3. Los participantes escuchan alternadamente,

Las fases de la entrevista son dos:

1. Planeación:
-Determinar el propósito general de la entrevista.
-Identificar quiénes son los entrevistados.
-Determinar los objetivos particulares.
-Convertir los objetivos particulares en preguntas.

2. Realización:
-Asumir el papel de entrevistador.
-Crear una atmósfera favorable de comunicación.
-Escuchar cuidadosamente.
-Interrogar con eficacia.
-Descubrir y superar eficazmente las barreras de comunicación.
-Realizar con éxito la fase de apertura y clausura de la entrevista.

XXIX La exposición de clase y el uso de los recursos audiovisuales.


La exposición de una clase es una actividad que consideramos familiar porque
asistimos, cinco días de la semana, a varias clases de diferentes materias.
Es conveniente que los estudiantes expongan temas en las materias que están
estudiando, porque así los maestros aprovechan las exposiciones de clase
como un recurso para que aprendan los demás alumnos. Y se trata de un
recurso muy efectivo.

Para exponer una clase se realiza una fase previa que consiste en la planeación
de la misma y se requiere una fase posterior que es la realización de dicha
exposición.

Durante la clase, el expositor puede utilizar elementos visuales o auditivos que


favorecen la variedad y ayudan a mantener la atención del grupo. Un ejemplo
de esto sería el pizarrón del salón, carteles, proyectores o televisores.

XXX El debate.

La base para un debate es la diversidad de opiniones sobre el asunto que se


trata, así como la libertad de los participantes para exponer sus puntos de
vista.

Elementos que identifican el debate:

1. Tiene una estructura y formalidad determinada.

2. Se discute un punto o tema acordado, hasta agotarlo totalmente.

3. Siempre se requiere un director o moderador del debate.

4. Cada participante debe esperar su turno para exponer sus ideas.

5. Las aportaciones deben ser pertinentes al tema y exponerse en forma


concisa.

6. De la discusión deben obtenerse conclusiones.

Razones de lo valioso de un debate:

1. Desarrolla la capacidad de análisis.

2. Desarrolla la capacidad de hacer crítica constructiva.

3. Desarrolla la capacidad de ser receptivos a las críticas de los demás.

4. Desarrolla la capacidad de organizar los juicios en forma lógica.


5. Forma el hábito de informarse de los temas antes de abordarlos

Riesgos en el desarrollo de un debate:

1. Que algún participante monopolice la discusión.

2. Que se establezca una discusión cerrada.

3. Que alguna aportación sea demasiado larga.

4. Que alguna aportación resulte agresiva.

5. Que algunos no pidan la palabra.

6. Que algunos no escuchen lo que expone quien habla.

7. Que las aportaciones se desvíen del tema central.

Pasos para la realización de un debate:

1. Seleccionar el tema para el debate.

2. Designar al moderador.

3. Identificar a los debatientes.

4. Determinar la disposición del lugar.

5. El moderador comienza con una introducción.

6. Es importante que el moderador de igualdad a los debatientes.

7. Las opiniones personales del moderador no deben expresarse.

8. Terminar con una conclusión de un acuerdo entre los grupos o bandos.

XXXI La mesa redonda y el pánel.

La mesa redonda: Es una discusión abierta al público y termina con una breve
conclusión del asunto. Hay una persona encargada de dirigir la mesa redonda,
pero las aportaciones de todos los participantes tienen igual validez.
El director o moderador de la mesa redonda debe cuidar ciertos aspectos y sus
intervenciones se hacen necesarias en momentos específicos, al igual que en
el debate.
-Que algún participante monopolice la discusión.
-Que se establezca una discusión cerrada entre miembros del grupo.
-Que alguna aportación sea demasiado larga.
-Que alguna aportación resulte agresiva.
-Que algunos no pidan la palabra para hablar.
-Que algunos no escuchen lo que expone quien habla.
-Que las aportaciones se desvíen del tema central.

El pánel: Es una forma académica de comunicación oral que tiene las mismas
características generales de la mesa redonda, pero con dos variantes
fundamentales.
En primer lugar, el pánel reúne a diversos profesionistas o especialistas para
tratar un asunto desde su perspectiva personal.
En segundo lugar, el pánel permite la discusión grupal de los especialistas y la
exposición de sus ideas sobre el asunto.

También podría gustarte