Está en la página 1de 534

Poder Judicial de la Nación

JUZGADO FEDERAL DE DOLORES


FMP 88/2019

Dolores, 18 de diciembre de 2019.-

AUTOS Y VISTOS:
Para resolver en la presente causa Nº FMP 88/2019, caratulada

“D´ALESSIO, MARCELO SEBASTIÁN Y OTROS S/ ASOCIACIÓN ILÍCITA Y OTROS”, del registro

de este Juzgado Federal de Primera Instancia de la ciudad Dolores, a mi

cargo, Secretaría Penal, a cargo del Dr. Mauro Leandro Labozzetta, respecto

de la situación procesal de Carlos Ernesto STORNELLI, titular del documento

nacional de identidad número 13.653.961, de 59 años de edad, de estado civil

divorciado, de nacionalidad argentina, de ocupación o profesión Fiscal Federal

a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 4 de

C.A.B.A., con domicilio laboral en Av. Comodoro Py 2002, piso 5º de C.A.B.A.,

con domicilio real ya informado por intermedio de su letrada defensora y

consignado en su Legajo de Identificación Personal, hijo de Atilio José y María

Margarita Tognolini, nacido el día 01/02/1960 en C.A.B.A., con domicilio

electrónico constituido junto a su letrada defensora -27177417497- y el físico

en Belgrano 257 de Dolores.-

Y CONSIDERANDO:
I. ANTECEDENTES DE LA CAUSA:

I.a. Carlos Stornelli fue convocado a prestar declaración indagatoria por

primera vez el 27 de febrero y se mantuvo rebelde por más de 7 meses.1

1
Recordemos que el primer llamado a indagatoria al Dr. Carlos Stornelli, en el marco de la
presente, lo fue el día 27 de febrero de 2019, oportunidad en la que se lo citó para el 7 de
marzo a las 11 hs. (fs. 2043/2045); luego, el día 14 de marzo se lo citó para que concurriera
el día 20 en el mismo horario (fs. 2773/2779). Seguidamente, el día 20 del mes de marzo se lo
convocó para el siguiente día 22 a las 11 hs. (fs. 3081/3082) y posteriormente, ese día 22 de
marzo se lo citó para comparecer en el día 26 de marzo a las 12 hs. (fs. 3099). El Fiscal no
concurrió a ninguna de las citaciones pese a estar debidamente notificado en cada ocasión, por
lo que con fecha 26 de marzo se lo declaró rebelde (cfr. art. 288 y ccdtes. del C.P.P.N.). Con
1
Próximo a que se resolviera su situación en el marco de los procesos

disciplinarios que se le iniciaron en la Procuración General de la Nación, se

puso a derecho en estas actuaciones y finalmente prestó declaración

indagatoria el 29 de noviembre pasado, meses después de que la Cámara

Federal de Apelaciones de Mar del Plata confirmara su rebeldía y le ordenara

al suscripto solicitar su desafuero, remoción o juicio político y de que la

Cámara Federal de Casación Penal rechazara todos los recursos intentados

por la defensa del imputado.

I.b. Más allá de ello y antes de ingresar a analizar las conductas ilícitas

que se le reprocharon en aquella oportunidad, cabe hacer mención aquí a

algunas de las consideraciones ya efectuadas en la resolución dictada el 25

de febrero de este año que diera lugar a la primera convocatoria a prestar

indagatoria del fiscal Carlos Stornelli.

Allí se señalaba que, pese a lo que se indicaba públicamente en los

medios de comunicación, el objeto principal de estas actuaciones no era

solamente el de verificar si el fiscal Carlos Stornelli había participado o no de

una exigencia de dinero “o si como se suele decir en la jerga tribunalicia fue

´girado´ por un ´operador judicial´ que presumía tener influencia sobre él y el Dr.
Claudio Bonadío”, sino que era mucho más amplio y comprometedor para el
Estado de Derecho.

fecha 23 de mayo, luego que la C.F.A.M.d.P. confirmara la rebeldía del Dr. Stornelli, se resolvió
fijar nueva fecha de audiencia para el día viernes 31 de ese mes a las 10 hs., a la que
nuevamente no concurrió. Luego, el 02/07/2019 y a posteriori de que la Sala II de la C.F.C.P.
resolviera también los recursos planteados por la defensa frente a la cuestión de rebeldía, se lo
citó una vez más para que compareciera a esta sede el día 18 de junio de 2019, convocatoria
a la que tampoco compareció el imputado. Por último, ante el pedido expreso de la defensa de
que se le fijara nueva audiencia y que acataría cualquier fecha que se dispusiera, se fijó su
celebración para el 15 de noviembre. Sin embargo, Stornelli pidió postergar la audiencia por
razones de agenda de su nuevo letrado defensor, Dr. Juan Martín Cerolini, por lo que, a pesar
de que el día 19 de ese mismo mes no se hizo lugar a la designación de este letrado por la
existencia de intereses contrapuestos con otro imputado, se fijó nueva fecha para el día 29 de
noviembre en la que, finalmente, se celebró la audiencia indagatoria.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Luego de varios meses de investigación, me veo en la obligación de

ratificar estas afirmaciones pues he podido comprobar, con el grado de

exigencia que se impone en esta etapa del proceso, la actividad de agentes

de inteligencia inorgánicos y ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia

que llevaron adelante operaciones ilícitas vinculadas con el espionaje ilegal en

colaboración con la actividad del fiscal Carlos Stornelli y en connivencia con

éste.

Efectivamente, a partir de la prueba recolectada y fundamentalmente, a

partir de los registros hallados en el domicilio de Marcelo D´Alessio, se pudo

desentrañar el funcionamiento de una organización criminal clandestina,

compuesta por numerosas personas, que utilizó diversas herramientas del

espionaje ilegal con fines políticos, económicos y judiciales que actuó en

varias jurisdicciones del país y en el exterior, para beneficio de sí misma, de

sus integrantes y de terceros y que, para concretar sus fines delictivos, tuvo a

su disposición relaciones estratégicas, entre otros, con un importante miembro

del Ministerio Público Fiscal de la Nación, como el aquí imputado Carlos

Stornelli.

A lo largo de más diez meses de pesquisa, se ha vinculado al proceso

a más de una decena de personas, entre los que se encuentran ex agentes

de inteligencia, ex comisarios, un fiscal provincial, un periodista y otros

imputados que participaron de diversa manera en los distintos hechos ilicitos

que llevaba adelante la organización, quienes ya fueron procesados en la

causa.

Las pruebas recogidas durante este sumario, y en particular aquellas

halladas en los teléfonos y computadoras de Marcelo D´Alessio, indicaron que

estábamos frente a más de 30 operaciones ilegales de inteligencia y a más de

3
60 personas sobre las que se formularon distinta clase de operaciones o

investigaciones ilegales.

I.c. En muchos casos, estas operaciones estuvieron vinculadas a la

actividad del poder judicial o de los ministerios públicos fiscales. A la fecha,

son dos los fiscales que han sido convocados a prestar declaración

indagatoria, uno de ellos Stornelli y el otro, el fiscal provincial de Mercedes

Juan Ignacio Bidone, que fue suspendido inmediatamente por el Procurador

General de la Provincia de Buenos Aires desde el inicio de la investigación y

luego fue procesado por la comisión de varios delitos actuando como

miembro de la asociación ilicita.

El fiscal federal Carlos Stornelli, como se dijo, aparece claramente

vinculado con la actividad ilícita desarrollada por esta asociación dedicada al

espionaje y la inteligencia ilegal, en particular a partir de prueba hallada en el

domicilio de Marcelo D´Alessio.

I.d. En algunas de las operaciones que se habrán de analizar a lo largo

de esta resolución se observa un mecanismo conocido como “bandeja de

plata”, término que se utiliza para describir aquellos casos en los que la

información que se genera o se reserva de manera ilegal por parte de

agentes orgánicos o inorgánicos de inteligencia es traída al plano institucional

mediante la complicidad de funcionarios.

Pero además de este mecanismo ilegal se observan también lo que la

organización denominaba “puestas en emergencia”, “puestas en pánico”,

“ablandes”, “carpetazos” y otros planes delictivos diversos que incluyeron

“cámaras ocultas”, extorsiones, coacciones y tráfico de influencias. Si a ello se

suman las pruebas que dan cuenta de la existencia de las operaciones

efectuadas de forma reiterada a lo largo del tiempo y del tenor de las

conversaciones y las características del vínculo que mantuvieron D´Alessio y


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Stornelli, me llevan al convencimiento de que ambos –el fiscal y el espía-

actuaron en forma promiscua, generando relaciones estrechas y de mutua

colaboración prohibidas por la ley, para atender sus investigaciones, su carrera

profesional o sus asuntos familiares.

I.e. Sobre la utilización de estos métodos prohibidos por la ley nacional

de inteligencia para llevar adelante investigaciones, en aquella resolución del

25 de febrero, ya se señalaba que: “La utilización paralela de estos ´servicios´

para el ´éxito´ en causas judiciales y las relaciones estrechas y de mutua


colaboración que se han comprobado entre miembros del poder judicial y de
los ministerios públicos fiscales con ´los servicios´ puede generar una afectación
muy grave al Estado de Derecho. El testimonio o la prueba a la que se
alcanza a través de estos mecanismos ilícitos pierde todo valor jurídico. En
este contexto, no importa ya si es verdad o no lo que el testigo, denunciante
o imputado/arrepentido diga. Lo que importa desde la óptica de aquellos que
trabajan con estos servicios es que el relato se adecúe a lo que pretenden
quienes participan -con o sin conocimiento- de estas operaciones”.
Asimismo, se dijo allí que “efectivamente es posible que a través de

las operaciones de los ´servicios´, se compruebe un delito, pero también puede


comprobarse un relato falso. No es posible aceptar y tolerar los métodos que
expone D´Alessio para conocer la denominada ´ruta del dinero K´. No es posible
permitir en un Estado de Derecho que se ´ponga en emergencia´ a un testigo, a
un denunciante o al abogado defensor de un imputado, haciéndole saber que
de lo contrario va ser involucrado en una causa, realizando cámaras ocultas u
operaciones de ´ablande´. Quien es ´puesto en emergencia´, ´atemorizado´ o
´ablandado´ ya sea porque ha cometido un delito o porque tiene una situación
personal embarazosa, porque se utiliza un ardid verosímil o por lo que fuere,

5
es capaz de ratificar cualquier cosa con tal de que aquel acontecimiento que
lo aterroriza –y que no necesariamente tiene que ser un delito- deje de ser
utilizado en su contra”.
Puntualmente y en relación con aquellos casos en los que estas

prácticas de inteligencia o investigación fueron llevadas a cabo en el ambito

del Poder Judicial o del Ministerio Publico Fiscal2, ya hemos señalado que la

actividad de estos “servicios” pudo estar siendo utilizada para sembrar pistas

falsas, coaccionar testigos o imputados y pudo haber respondido a intereses

más bien políticos que a la búsqueda de la verdad, circunstancia que se vio

corroborada a partir no sólo de los numerosos documentos hallados y las

comunicaciones entre los diferentes involucrados, sino también del testimonio

de muchas de las víctimas que aportaron, además, nuevos elementos de

prueba que corroboraron la información obtenida en el allanamiento al

domicilio particular de Marcelo D´Alessio.

I.f. Antes de ingresar en el análisis de la situación procesal de Carlos

Stornelli, un actor perteneciente al denominado ámbito judicial sobre el que

actuó la asociación ilícita investigada, corresponde hacer mención que en la

presente causa ya se dispuso vincular al proceso a Marcelo Sebastián

D´Alessio, Ricardo Oscar Bogoliuk, Norberto Aníbal Degastaldi, Rolando Hugo

Barreiro, Juan Ignacio Bidone, Pablo Leonardo Bloise, Eduardo Ariel Menchi,

Mariano Díaz Strunz, Carlos Alberto Liñani y Daniel Pedro Santoro en orden a

varios hechos y planes delicitivos perpetrados por la asociación ilícita, que

fueron descriptos en cada una de las distintas resoluciones de mérito, algunos

2
Si bien es cierto que la participación de agentes de inteligencia en investigaciones judiciales,
en algunas ocasiones y excepcionalmente, está autorizada por ley, realizando escuchas
telefónicas u otras tareas de inteligencia útiles a la investigación, siempre deben ser efectuadas
en el marco de la legalidad y ante el requerimiento específico y fundado realizado por
autoridad judicial competente y en el marco de una causa concreta sometida a su jurisdicción,
circunstancias que no se cumplieron en ninguno de los casos que habremos de analizar.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

de los cuales serán nuevamente materia de tratamiento en la presente

resolución.

Entre los distintos planes delictivos cabe destacar, a los fines de esta

resolución, la maniobra conocida como “GNL”, en la que se observa una

compleja estrategia de la organización -que se llevó adelante del modo exacto

en que había sido pergeñada y documentada muchos meses antes, en

documentos preparados presuntamente para ser presentados ante la A.F.I.-,

vinculada con la introducción de testimonios y documentación en una causa

penal concreta, de gran relevancia institucional y repercusión pública, obtenida

mediante actividades de inteligencia previas –posible infiltración en en un

ámbito público- y a partir de las declaraciones testimoniales prestadas por el

propio Marcelo Sebastián D´Alessio ante el fiscal Carlos Stornelli.

Esta organización criminal también realizaba actividades de espionaje

ilegal que incluyeron investigaciones ilegales, recopilación de información con

acceso a bases de datos de acceso restringido, extorsiones, direccionamiento

de declaraciones judiciales y “blanqueo” de información de inteligencia ilegal;

todo ello, al menos desde el año 2016, de forma continuada en el tiempo y

en relación a los hechos y personas vinculadas a los expedientes judiciales

públicamente conocidos como “Mafia de la Aduana” y “Mafia de los

contenedores” (Diego Vestillero, Gabriel Traficante, Gabriel Garcés, Juan Pablo

Di Pierro, Víctor Palomino Zitta, Saturnino Costas y Gladys Fernández). El caso

de Gladys Fernandez se encuentra emparentado con una posible maniobra de

“guionado” de sus testimonios, a partir de la información de inteligencia

producida previamente y teniendo en cuenta que sus declaraciones y

presentaciones judiciales, algunas de ellos creadas con fecha anterior a que

éstas ocurrieran en el expediente, se encontraban en poder de Marcelo

D´Alessio.

7
Otro de los métodos habría sido la utilización de expedientes judiciales

como marco para compilar información que nada tenía que ver con el objeto

de investigación, de modo tal de obtener datos privados o sensibles, útiles

para las tareas de espionaje que llevaba adelante la organización (actuación

de Juan Ignacio Bidone). El nombrado fiscal provincial no sólo se ocupaba de

brindar información indebidamente colectada, sino que incluso cuando ya no

estuvo más a cargo de la investigación del “Triple Crimen” -porque la causa

pasó a tramitar ante el juzgado federal de la Dra. Servini-, siguió investigando

ese hecho y sus posibles implicancias, sin ningún tipo de formalidad ni

solicitud de colaboración escrita, con el ex agente de inteligencia Rolando

Barreiro, el agente Claudio Álvarez y Marcelo D´Alessio –a quien conocía como

agente de la AFI o de la DEA-.

Vinculado al ámbito judicial se pueden mencionar también las

operaciones o planes –con cámaras ocultas- que Marcelo D´Alessio habría

acordado llevar adelante junto con Carlos Stornelli respecto del abogado José

Manuel Ubeira, el que habrá de ser específicamente tratado en este

resolutorio.

Otro caso claro que permite entender el particular modo en que la

organización afectaba el funcionamiento del Poder Judicial es el caso PDVSA–

Brusa Dovat en el que mediante intimidaciones, amenazas y engaños, se

“quebró” la voluntad de una persona y, de este modo, se logró que prestara

testimonio y denunciara presuntas irregularidades cometidas en la empresa

PDVSA Argentina o en firmas vinculadas a ella, con múltiples finalidades.

Asimismo, no puede dejar de mencionarse que Marcelo D’Alessio se

hacía pasar por abogado y continuamente manifestaba -en el marco de

acciones coactivas o de exigencias dinerarias ilegítimas- el acceso e influencia

que detentaba respecto de ciertos magistrados –en particular, Carlos Stornelli-

como una suerte de “operador judicial”, tal como él mismo se

autodenominaba.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Esto puede observarse, entre otros, en el caso que tuvo por

damnificado a Pablo Barreiro, a quien le referían los vinculos que tenían con

el Dr. Carlos Stornelli y lo intentaban extorsionar bajo la amenaza de que si

no contrataba los “servicios” terminaría detenido, o el del empresario Mario

Cifuentes, quien también fue víctima de tentadas maniobras extorsivas, pues se

le hacían reclamos monetarios y se lo amenazaba con que, si no accedía,

tendría problemas judiciales y con la prensa; o el caso de Pedro Etchebest, a

quien se lo amenazaba con una posible pérdida de libertad y de involucrarlo

en una causa en la que intervenía Carlos Stornelli si no accedia al pago de

una suma importante de dinero.3

En lo demás, corresponde remitirse a las resoluciones obrantes a fs.

1621/1728, 4210/4360, 5968/6022, 6535/6547, 6722/6758, 7024/7068,

7634/7760, 8144/8194 y 8323/8364 -entre otras-, en las que se han

efectuado extensas descripciones acerca de las múltiples operaciones y planes

delictivos de la asociación, los juicios de responsabilidad provisorios respecto

de los imputados y las medidas probatorias dictadas; ello sin perjuicio de las

referencias que aquí se habrán de realizar y reiterar.

I.g. Veremos que la metodología utilizada, al margen de aquellos casos

en los que se observa que las tareas de inteligencia eran reclamadas por el

propio Stornelli, responde a una practica ilegal llevada a cabo para

institucionalizar el producido de las actividades de inteligencia realizado por

fuera del marco de la ley, conocida a partir de la doctrina y jurisprudencia

norteamericana, como “bandeja de plata”.

3
Otro de los elementos que da cuenta de la conexión de D´Alessio con el ámbito judicial, entre
otras circunstancias que serán aquí valoradas, son los archivos que demuestran que tuvo
acceso y conoció con 6 días de antelación lo que habría de resolver la Sala I Excma. Cámara
Federal de Capital Federal, el 20 de diciembre de 2018 en la denominada “causa cuadernos”.
9
De este modo, el fiscal se valió de “espías” con quienes intercambiaba

información para avanzar en supuestas líneas de investigación, promover

denuncias o disuadir a abogados “molestos” (caso Ubeira), al tiempo que

utilizaba esa relación también para reclamar información sobre asuntos

personales (caso Castanon).

Asimismo, el fiscal efectuó aportes y realizó actos de su oficio

necesarios para que la organización pudiera llevar adelante los distintos planes

delictivos (GNL y Brusa Dovat), mientras que a cambio recibía información para

los expedientes que tramitaba y otra que se ponía a su disposición para

investigarla de manera paralela (Brusa Dovat y Etchebest), como así también

iniciar nuevas y futuras investigaciones (Munín-Talevi e Irán).

Ello se observa de manera elocuente en el “informe Dr. Stornelli”, sobre

el que no existe lugar a dudas acerca de quién era el destinatario de aquella

información que producia la organización, así como los fines políticos y

judiciales que buscaba. También se advierte en el caso identificado como

“Terrorismo Irán”, en el que el fiscal señala expresamente que “le interesa un

caso de terrorismo” y se lo exhiben en un lugar de veraneo; o en el vinculado

al caso del financista Alejandro Talevi, en el que es el propio fiscal el que

reclama “dame merca que me ocupo”, en referencia a la necesidad de recibir

información útil.

También es revelador el caso Brusa Dovat, donde no sólo se le aporta

como un “paquete” a una persona portadora de información que está “en

pánico” para que formule una denuncia en su Fiscalía, sino que se le señala

también que hay “3 o 4 cositas” que le iban a contar personalmente para

“apretarle los huevos” y que también existía otra información de utilidad, pero

que había que hablar con “Patricia para no mandarnos un moco”.

Durante aquella audiencia en la Fiscalía Federal Nº 4, D´Alessio estuvo

presente, la filmó y luego la reportó a otros miembros de la organización


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

como Ricardo Bogoliuk y, por su intermedio, posiblemente a la Agencia Federal

de Inteligencia.

II. LA ASOCIACIÓN ILÍCITA INVESTIGADA. CARACTERÍSTICAS. FUNCIONAMIENTO

II.a. Características de la organización criminal

Como se adelantó, se investiga en estos actuados una organización

criminal que utilizó diversas herramientas del espionaje ilegal con fines

políticos, económicos y judiciales, y que actuó en varias jurisdicciones del país

y en el exterior, para beneficio de sí misma, de sus integrantes y de terceros.

Se trata de una organización extensa, de tipo modular, que modificó su

composición y despliegue de acuerdo a los distintos tipos de operaciones a

desarrollar. Así, sus integrantes entraron en acción conformando distintos

grupos, aliándose con terceros, tomando cualquier recurso a su disposición,

sin importar su legalidad o ilegalidad.

Para sus fines delictivos, la organización tuvo a su disposición recursos

que fueron posibilitados por las relaciones estratégicas entabladas con

integrantes de los poderes del Estado y también se valió de la utilización de

periodistas y medios de prensa, que fueron claves para el éxito de sus

operaciones.

II.b. Funcionamiento de la organización. Modus operandi

No se trata de un simple grupo de estafadores o extorsionadores que

buscaban rédito económico aprovechándose de sus contactos con actores

desprevenidos o ingenuos; se estaría frente a un grupo de personas que llevó

11
adelante acciones emparentadas con el espionaje y dirigidas hacia uno o

varios objetivos.4

Por sus fines delictivos combinados con una estrecha vinculación con

integrantes expuestos y ocultos del poder, con los servicios de inteligencia y

con los medios de prensa, las particularidades de su actividad, su

configuración territorial y su avance progresivo, a las organizaciones de este

tipo se les podría atribuir un funcionamiento pesudo mafioso5 que estaría

signado por el concepto de “espionaje”.

Por otro lado, y más allá de que las agencias estatales han negado

vínculos formales actuales con los miembros hasta ahora identificados de la

organización investigada, lo cierto es que se observan no sólo vínculos y

labores no formalizadas con la Agencia Federal de Inteligencia sino relaciones

estrechas y de colaboración mutua con funcionarios y magistrados -

aquiescencia o aprovechamiento- lo que denota la gravedad de las conductas

en estudio.6

Dentro de esta categoría que se ha denominado “espionaje”, en el

caso, se ha detectado la posible utilización de procedimientos como los

siguientes:

4
En este sentido, corresponde resaltar que la Excma. Cámara de la jurisdicción ha señalado
que esta investigación excede “el mero interés de las partes, para afectar de modo directo a la
comunidad” (cfr. Incidente de Inhibitoria Nro. FMP 88/2019/2, rta. el 29/05/2019).
5
Si bien puede parecer anacrónica la mención de dicho concepto, no está demás observar
cómo aquellas mafias célebres han mutado con los años, disminuyendo la violencia explícita
como componente de su accionar y sustituyéndolo por una forma particular de habitar o
interactuar con el campo institucional.
6
Hay que tener en cuenta que los servicios de inteligencia fueron creados principalmente con
el propósito de obtener información sobre un oponente u oponentes. Fundamentalmente, un
oponente externo. Dentro de esta lógica, la información que se obtiene permite tener ventaja
sobre aquél, pues al conocer sus fortalezas y debilidades se puede operar sobre ellas. Por esta
razón fueron establecidas por ley prohibiciones, para que el secreto y los recursos que tienen
los organismos de inteligencia no sean utilizados para espionaje ilegal sobre personas que luego
son presionadas o extorsionadas con esa información. En Argentina, al carecer de oponentes
externos, las tareas de inteligencia se han volcado al espionaje interno y las operaciones de
acción psicológica sobre la propia población del país. Estas circunstancias también se observan
en el accionar y funcionamiento de la organización paraestatal que se investiga.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

a) la realización de tareas de inteligencia e investigación criminal sin


que sus miembros posean facultades legales para ello ni ejerzan funciones

públicas por nombramiento de autoridad competente.

b) la obtención de información, análisis y producción de inteligencia y


almacenamiento de datos de personas por su opinión política, pertenencia

partidaria o actividad profesional lícita.

c) la realización de actividades de inteligencia con el objetivo de influir


en la vida personal, en la situación institucional y política del país, como así

también en la opinión pública a través de los medios de comunicación.

d) la utilización de registros de movimientos migratorios y de

comunicaciones telefónicas y acceso a información reservada o sensible sin la

debida autorización judicial o legal.

e) la obtención de información confidencial por medios ilícitos, como la


infiltración y la penetración en distintos ámbitos e instituciones.

f) Implementación de técnicas basadas en la manipulación de

información (verdadera o no) y/o estrategias intimidatorias para lograr que

terceros concreten acciones ajenas a su voluntad.

Precisamente, uno de los principales modus operandi de la asociación

ilícita era la recopilación, procesamiento, análisis y sistematización de

información, en particular, datos personales de acceso restringido, de manera

paralela a las causas judiciales y sin requerimiento específico formal de las

autoridades competentes, como registros de comunicaciones, movimientos

migratorios y otros datos sensibles de distintas personas que eran objetivos

de la organización. Dicha información era utilizada luego para llevar a cabo

acciones coactivas y/o extorsivas como fin en sí mismas, pero también como

medio para lograr otras múltiples finalidades.

13
Otras de las estrategias utilizadas habrían consistido en crear la ilusión

de un severo riesgo de pérdida de la libertad o bien utilizar un riesgo real

que podían tener las personas-objetivo de las operaciones (vgr. Brusa Dovat,

Cifuentes, Pablo Barreiro, Etchebest, Traficante, entre otros) y ofrecer los

“servicios ilegales” de la organización como único o mejor medio para

“solucionar” ese problema.

Se trata de construir una situación de amenaza real o ficticia, basada

en la existencia o invención de pruebas, causas o “pre-causas” judiciales en

las que las víctimas estarían involucradas y que podrían neutralizarse o

desaparecer con la ayuda de algún integrante de esta organización o de

alguna persona vinculada a ella. La libertad, los bienes o la honra de cada

uno de ellos valen, en este contexto, decenas o centenas de miles de dólares,

según el caso, y se paga en efectivo y/o con acciones puntuales, como la

declaración de determinada información en el marco de una causa judicial o

de una entrevista periodística y el aporte de información de utilidad para la

realización de otras operaciones.

Para lograr la coacción se acudía también a la producción de

inteligencia ilegal, que permitía contar con información sensible, útil a los

efectos de construir un clima persecutorio; los datos obtenidos funcionaban

como factor de incidencia en el aumento progresivo de la sensación de

opresión.

En el marco de la estrategia aludida se habría recurrido también a la

amenaza y la difusión pública de información -verdadera o falsa- producto de

las actividades de inteligencia ilegal llevada adelante por la organización, para

lograr que la víctima realizara una entrega de dinero o ejecutara una acción

determinada, por lo general, vinculada a brindar un testimonio orientado en

determinado sentido.

En casos donde la víctima se resistía a la extorsión, un medio

periodístico replicaba la noticia del hecho que desataba los temores, por
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

ejemplo, confirmando la posibilidad o la inminencia de la pérdida de la

libertad. Se provocaba así un estado de desesperación destinado a quebrar su

voluntad (vgr. Pablo Barreiro, Traficante, Cifuentes).

Además, este tipo de operaciones de reunión de información se

desarrollaba mediante acciones de espionaje directo, como la obtención de

imágenes de una vivienda o de un predio con medios tecnológicos como un

dron, cámaras ocultas, fotografías, todas ellas tomadas de manera subrepticia

(vgr. Roberto Porcaro). Se complementan con informes relativos a movimientos

migratorios, comunicaciones telefónicas, situación patrimonial o financiera, etc.,

proporcionados por actores clave con acceso privilegiado a bases de datos

estatales, además de contar y exhibir armas sofisticadas, insignias y distintivos

de las fuerzas de seguridad (Porcaro, Cifuentes, Brusa Dovat, etc.).

Se ha constatado prima facie que estos mecanismos habrían sido

puestos en marcha por esta organización para complacer fines políticos (casos

Corrientes, Alfredo Olmedo, GNL, PDVSA, Porcaro, etc.), económicos (casos

“Irán”, Cifuentes, entre otros) pero también personales para saldar posibles

cuestiones familiares (Castañón).

La obtención de información ilegal revistió muchas formas: dos muy

comunes podrían haber sido la infiltración y/o penetración en distintos

ámbitos e instituciones (vgr. Enarsa, “Los Monos”, “Irán”).

Otras operaciones de inteligencia ilegal habrían consistido en conformar

un corpus de información que permitiera tener un conocimiento estratégico de

la vida de determinada persona y su desempeño en una actividad particular.

Estas operaciones podían tener por finalidad incidir en una actividad comercial,

en un proceso de compra-venta de alguna empresa o en una causa judicial.

15
II.c. Introducción en el circuito judicial de información obtenida

ilegalmente. La “bandeja de plata”

Como se adelantó y será explicitado en concreto en el análisis puntual

de algunos de los casos, otra fase de las mismas operaciones que llevó

adelante la organización consistió en la introducción de la información

obtenida ilegalmente –y en ocasiones manipulada respecto de la veracidad de

su contenido- en el circuito judicial.7

Esta fase es la que requería relaciones más amplias con centros de

poder; allí se constata la intervención esencial de personas con roles

importantes en distintas áreas del Estado –como es el caso del fiscal federal

Carlos Stornelli-.

Esas maniobras se efectuaron fundamentalmente con las finalidades

concurrentes de provocar efectos en la vida de una persona –los objetivos-

víctimas de la organización y terceras personas-, en un proceso judicial, en la

situación política e institucional del país y/o en la opinión pública en general.

Entre las diversas formas utilizadas por la organización para introducir

la información obtenida ilegalmente se observan las siguientes, las que muchas

veces confluían en un mismo caso:

a) La exposición de su contenido por parte de algunos de los

involucrados -que coaccionados o interesados por alguna circunstancia

particular- presentaban la denuncia o introducían su testimonio en determinado

sentido (casos Brusa Dovat, Palomino Zitta, Gladys Fernández).

b) La producción y posterior utilización de informes -falsos o

verdaderos- de inteligencia y su incorporación a través de declaraciones,

presentaciones judiciales, anónimos o la difusión pública en medios de

comunicación (mafia de los contenedores).

c) La presentación directa de la información en una causa judicial bajo

la apariencia de un informe aportado por un tercero anónimo y/o una

7
Ver, en particular, puntos VII y IX de los considerandos de la resolución dictada el
06/08/2019 (fs. 7634/7760).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

declaración presuntamente desinteresada, pero orientada a lograr los fines

buscados por la organización (caso GNL).

d) La recopilación de datos sensibles y restringidos de las víctimas -

obtenidos de modo indebido- en expedientes judiciales cuyo objeto no

guardaba relación con esa información, de modo tal de utilizarla para las

tareas de espionaje que llevaba adelante la organización (caso de Juan

Ignacio Bidone).

e) Finalmente, puede haber sido una de las prácticas de la

organización la exposición por parte de una personalidad de relevancia pública

en forma de denuncia ante la prensa o en tribunales otra de las estrategias

utilizadas –lo que daría cuenta de los vínculos y mecanismos de los que se

valía la asociación ilícita investigada-.

Está claro a estas alturas que existe una íntima conexión entre los

objetivos y actividades de espionaje e inteligencia ilegales previas llevadas a

cabo por la organización investigada y el contenido de algunas declaraciones

y presentaciones presuntamente direccionadas en procesos judiciales de

relevancia y repercusión pública, con la finalidad de involucrar en sus

testimonios a otras personas y/o incorporar a través de ellas prueba e

información jurídico-penalmente relevante a un expediente concreto.

Por su reiteración a lo largo del tiempo, se trataría en definitiva de un

modus operandi vinculado con uno de los ámbitos esenciales de incumbencia


y actuación de la organización investigada: el judicial.

II.d. El Poder Judicial

II.d.1. Ya se ha dicho que una de las notas salientes que caracterizó el

modus operandi de la organización fue el aprovechamiento de instituciones tan

17
necesarias para el funcionamiento democrático, tales como el periodismo y la

justicia, con el objeto de “blanquear” información obtenida ilegalmente.

Este mecanismo produce una legitimación autorreferencial, al hacer que

la causa judicial legitime la nota de prensa, mientras la nota de prensa

legitima, al mismo tiempo, la causa judicial, y produce, paradójicamente, el

propio desgaste de las estructuras democráticas que dichas instituciones

protegen. Por eso es que la ley 25.520 castiga aquellas actividades de

espionaje por las que se busca afectar la opinión pública o el buen

funcionamiento de las instituciones.

Si bien no es aquí donde corresponde desplegar un extenso analisis

sobre la naturaleza, desarrollo, límites y alcance de los derechos y garantias,

y el funcionamiento de las instituciones mencionadas, sí resulta necesario

realizar algunas breves consideraciones.

Individualmente, el acto de aquel magistrado o periodista que participa

materialmente en un determinado plan delicitivo puede ser lícito en sí mismo e

incluso responder a loables intenciones; pero a la vez consolida una maniobra

ilegal llevada adelante por esta organización delictiva.

Puede ocurrir que el testimonio de quien finalmente declara en un

proceso -un testigo, un arrepentido o un denunciante- o de aquel que da una

entrevista o presta una declaración sea completamente cierto o no. Tal vez,

hasta sea indistinto para la organización, pero lo que está claro es que si ese

testimonio fue “arrancado” o “direccionado” a través de operaciones de

espionaje ilegal, coacción, “carpetazos”, “ablandes”, o una maniobra específica,

esas actividades ilegales deben ser castigadas.

Esta investigación apunta a la identificación de aquellas actividades de

espionaje prohibidas, algunas de las cuales podrían haber afectado el buen

funcionamiento del Poder Judicial y la actividad de la prensa.

Muy probablemente, una gran parte de los magistrados y periodistas

que tuvieron incluso estrechos vinculos con D´Alessio, y a partir de él con la


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

organización investigada, han actuado sin dolo y dentro de su rol especifico

de periodista o magistrado. Es decir, dentro del ambito de su competencia, y

sin saber que estaban introduciendo al circuito legal una información obtenida

ilegalmente, producto de un “ablande”, “puesta en pánico”, una investigación

ilegal, etc.

Sin embargo, algunos casos en particular imponen la obligación de

profundizar la investigación, pues el cúmulo de operaciones y de prueba

podría dar cuenta de una participación voluntaria y consciente en esos

sucesos. En tales situaciones, se procedió a la convocatoria al proceso de los

involucrados para que pudieran brindar las explicaciones que estimaren

pertinentes (Santoro, Stornelli y Bidone).

II.d.2. Mecanismos como los enunciados para vulnerar garantías

constitucionales han sido utilizados por las agencias de ingeligencia en otras

partes del mundo y han sido repudiados por la jurisprudencia extranjera.

Por ejemplo, Estados Unidos fue uno de los primeros países en

descalificar jurisprudencialmente maniobras de similar tenor a las que aquí se

investigan. A partir de los precedentes “Olmstead v. United States”8 -en el que

se discutió si los agentes federales estaban constitucionalmente habilitados

para captar comunicaciones sin una orden judicial -9 y “Katz v. United States”

–entre otros-, la Corte Federal norteamericana impuso un límite a la actuación

ilegal de los agentes de inteligencia, quienes se vieron impedidos de hacer

8
277 US 438 (1928). La disidencia del juez Louis Brandeis marcó un precedente que aún hoy
sigue citándose. Brandeis, hizo hincapié en que la prueba del caso había sido obtenida de
manera ilegal y que por lo tanto no podía considerarse válida en un juicio. Asimismo, dijo que
la responsabilidad del Estado emergía desde el momento en que éste, a través de sus
funcionarios civiles -en el caso, jueces y fiscales-, admitía que esa prueba pudiera ser utilizada
en un juicio.
9
Por ejemplo, sin ir más lejos, la corte norteamericana hace referencia a este voto en
“Carpenter v. United States” dictado el año pasado, vinculado a la privacidad de los registros
de geolocalización de los dispositivos celulares.

19
valer en las investigaciones penales pruebas obtenidas realizando tareas de

investigación de forma ilegal. Estas prácticas fueron conocidas por la doctrina

y jurisprudencia de ese país como “bandeja de plata”, en referencia a las

maniobras en las que los agentes federales de inteligencia entregaban pruebas

obtenidas ilegalmente para ser incorporadas en procesos penales, con el

objetivo de lograr una respuesta del sistema judicial que favoreciera sus

intereses y objetivos.

Por su parte, en nuestro país, la actuación de los espías también fue

descalificada, entre otras, en la causa seguida a Bautista Yofre y otros. Allí, la

jueza federal de San Isidro dictó la nulidad de todo lo actuado pues advirtió

una maniobra de “bandeja de plata” para dar inicio a su investigación, pues

a partir de una nota enviada por la ex SIDE se volcó información de

inteligencia obtenida por agentes de manera encubierta, sin orden de

autoridad judicial y en violación a la ley nacional de inteligencia y a los arts.

18 y 19 de la Constitución Nacional e hizo mención al “oscurantismo y la

anarquía reinante en los manejos de las actividades de inteligencia del


Estado”.
Esta magistrada efectuó algunas consideraciones que resulta de utilidad

citar: “(…) el obrar irregular de “agentes” pertenecientes o vinculados de

cualquier modo al servicio de inteligencia del Estado que, de manera


subrepticia, se inmiscuya en su ámbito de reserva sin conocimiento, ni
autorización judicial, bajo el amparo de una supuesta investigación criminal,
(…) sin duda es capaz de provocar que el Estado Nacional incurra en
responsabilidad Penal Internacional frente al concierto de Naciones”. 10

II.d.3. Frente a la posibilidad de que se incorporen en el proceso

elementos de prueba obtenidos ilegalmente, nuestro sistema procesal y la

10
Causa nro. 2253/12, rta. el 30/12/2015.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

jurisprudencia en particular establecieron un sistema de sanciones procesales –

nulidades, reglas de exclusión de la prueba, etc.-.11

De allí que no corresponde al suscripto ingresar en el anáilsis de la

validez que determinado aporte o declaración llevada a cabo a partir de una

actividad ilícita de la organización pudo tener en aquellos procesos; pero sí es

competencia de este tribunal investigar si existieron esas actividades de

espionaje prohibidas por la Constitución y la ley nacional de inteligencia.

Se impone señalar que a los fines de este proceso, es indistinto para la

resolución del caso si el contenido de un informe de inteligencia que se

produce o del testimonio que se realiza -un testigo, un arrepentido o un

denunciante- es verdadero o no. Lo que corresponde verificar es si ese

informe o testimonio son el resultado de actividades de inteligencia prohibidas

por la ley, coacciones o extorsiones.

Está claro que este tipo actividades ponen en riesgo nuestro sistema

constitucional y el Estado de Derecho que se rige bajo el prisma de los arts.

16, 18 y 19 de la Constitucional Nacional y los tratados internacionales de

Derechos Humanos incorporados a partir del art. 75 inc. 22 de la Carta Magna

a nuestro bloque constitucional federal, que prohíben las injerencias arbitrarias

en la vida de los ciudadanos por las autoridades estatales y las

organizaciones como la investigada.

El Poder Judicial y, en general, todas las autoridades de la República

no pueden valerse de la actividad de una organización para-estatal o privada

como la investigada para llevar adelante investigaciones o incorporar datos

provenientes del espionaje o la inteligencia ilegal a determinadas causas a

11
En este sentido, son conocidos los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de
los más destacados tribunales del país que han dado cuenta de que las garantías individuales
de los ciudadanos se verían seriamente menoscabadas si se permitiera utilizar en un proceso
penal y en contra de un individuo pruebas obtenidas en violación de la ley o sus derechos
básicos –entre otros, “Monticelli de Prozillo”, CNFCC, Sala I, rta. 10/08/1984, LL, 1984-D-373-.
21
través de un anónimo, un denunciante, un testigo, un imputado o incluso un

imputado-colaborador, y ello aún cuando –insisto- en aquellos testimonios se

revelen datos ciertos sobre corrupción, narcotráfico, etc.12

No con ello se defiende o sostiene la impunidad de esas conductas;

todo lo contrario, se señala que un Estado de Derecho no puede valerse de

estas organizaciones ilegales y de estas prácticas ilegales para investigar la

comisión de otro hecho ilícito.

La diferencia sustancial entre un Estado de Derecho y un Estado

policial, es precisamente aquel límite de reserva que establece la Constitución

Nacional en favor de todos los ciudadanos. Si se aceptara que es válida la

incorporación a un proceso del resultado de operaciones de inteligencia o

espionaje ilegal, si se aceptara incluso la actividad de este tipo de

organizaciones se estarían socavando garantías constitucionales elementales y

el propio Estado de Derecho.

III. OBJETO PUNTUAL DE ESTA RESOLUCIÓN

III.a. En la presente resolución se habrá de analizar la situación

procesal de Carlos Ernesto Stornelli, un actor perteneciente al denominado

ámbito judicial, uno de aquellos en los que actuó, como vimos, la asociación

ilícita investigada.

A partir de la cantidad de hechos y planes ilícitos en los que se ha

comprobado la participación del imputado a partir de prueba directa y

explícita, corresponde dictar su procesamiento, no sólo en orden a esos casos

que hemos identificado como “Brusa Dovat-PDVSA”, “Etchebest”, “Irán-

12
La vulnerabilidad de las víctimas era un factor que era aprovechado por la organización.
Quien es puesto “en emergencia” o “en pánico” o es “ablandado” o “quebrado” –para utilizar la
terminología propia de D´Alessio y sus colaboradores-, porque ha cometido un delito, es o teme
ser investigado por ello, ya sea porque tiene una situación personal embarazosa, porque se
utiliza un ardid verosímil o por cualquier otro motivo, se encuentra en un estado de
vulnerabilidad mayor, y por lo tanto es mucho más permeable a aceptar cualquier tipo de
exigencia con tal de que aquel acontecimiento que lo aterroriza –que puede o no ser un delito-
deje de ser o no sea utilizado en su contra.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Terrorismo”, “Munín-Talevi”, “Castañón”, “Ubeira” y “GNL”, sino también en

relación al delito de asociación ilícita.13

El único caso que, a juicio del suscripto, no tiene una base probatoria

suficiente para avanzar y continuar siendo investigado, es aquel identificado

como “Landaburu” por el que fue intimado a partir de la acusación formulada

en solitario por el Dr. Juan Pablo Curi, sobre el que se habrá de dictar un

pronunciamiento liberatorio y definitivo.

Por último, en el caso “Barreiro” se habrá de dictar una solución

procesal expectante, pues el caudal probatorio reunido no es bastante para

dictar una resolución incriminatoria, aún cuando se comprobó la tentativa de

extorsión en perjuicio de Pablo Barreiro por parte de Marcelo D´Alessio y

Carlos Liñani, quienes invocaban el nombre y la influencia que decían poder

ejercer sobre Carlos Stornelli.14

13
Al igual que con los otros imputados, debe señalarse que el estándar de prueba que se
requiere para arribar a una resolución de mérito durante la instrucción es distinto y menos
riguroso que aquél que se exige para una sentencia; y que la vinculación a un proceso a través
de un auto de mérito no implica per se que se afirme su culpabilidad, la que sólo puede ser
declarada cuando se dicta una sentencia definitiva.

14
En esta resolución, se analizarán 8 casos que permiten evaluar la participación de Carlos
Stornelli en la asociación ilícita investigada.
No se describirán las “extorsiones” y “arrepentimientos” ocurridos en relación a la denominada
“mafia de los contenedores” o “mafia de la Aduana”, respecto de la cual la organización venía
llevando adelante numerosas operaciones, labores de inteligencia criminal ilegal, exigencias
extorsivas de dinero y “blanqueo” de información.
Tampoco se habrá de dar cuenta de las circunstancias que rodearon el denominado caso
“Fariña”, un plan delictivo diseñado previamente por la organización por el que se pretendía
orientar el contenido de las declaraciones de Leonardo Fariña para perjudicar judicialmente a
Ricardo Echegaray. Ni el caso Cifuentes, donde se observaron maniobras extorsivas en las que,
si una persona no hacía entrega de una importante suma de dólares, Daniel Santoro habría de
publicar una nota en el diario Clarín y se lo amenazaba; o los reclamos efectuados a Palomino
Zitta y Saturnino Costas. Este reclamo de dinero se habría efectuado en un contexto en el que
las víctimas de aquellas exigencias ilegales se encontraban en la puerta del tribunal y el
imputado se reunía junto a Marcelo D´Alessio con el juez de la causa. Tampoco se tratarán aquí
las investigaciones que llevó a cabo la organización investigada sobre Roberto Porcaro.
Quedan fuera del marco de esta resolución también las acciones de inteligencia realizadas en
relación a “Los Monos” en Rosario, como así también aquellas referidas al espionaje político en
23
III.b. La materialidad de los hechos, es decir, la existencia de los

acontecimientos imputados a Carlos Stornelli, se encuentra probada con el

grado exigencia que se requiere en esta instancia. Asimismo, algunos de los

casos que se habrán de abordar ya fueron objeto de tratamiento en otras

resoluciones que incluso ya han sido confirmadas por la Alzada.

Lo propio ocurre con la acreditación de la asociación ilícita, sobre la

que cada vez existen más elementos de prueba que certifican no sólo su

existencia, sino también su funcionamiento y finalidades.

III.c. A diferencia de otras personas que también aparecerían inmiscuidos

en el accionar de la organización, en el caso del fiscal Stornelli existe una

gran cantidad de prueba explícita y determinante no sólo acerca de las

operaciones en las que participó, sino fundamentalmente -y lo que resulta por

lo general más complejo de determinar- acerca del conocimiento que tenía de

las actividades ilícitas que se desarrollaron, como así también del rol que le

cupo en cada uno de esos planes y hechos ilícitos que se describirán.

Las actividades delictivas por las que habrá de ser procesado Carlos

Stornelli y sobre las que se encuentra probada la participación del imputado,

datan al menos de noviembre de 2018 y se extienden hasta los primeros días

de febrero de este año; en su gran mayoría tuvieron relación directa con la

actividad y la función que el imputado desempeña como titular de la Fiscalía

Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 4 de la C.A.B.A., a excepción

–claro está- de aquel caso vinculado al ex marido de su actual pareja, en el

que se observan estrictos intereses personales/familiares del imputado.

la provincia de Corrientes, entre otras. En relaci´ón a todas ellas nos hemos expedido
oportunamente en otros autos de mérito.
Muchos de estos casos y otros, se encuentran detallados en aquel documento conocido como
“Síntesis de investigaciones actuales” en el que la organización describía sus planes, y no tienen
–en principio- relación directa y específica con Carlos Stornelli.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En este marco, el imputado participó –realizó, consintió, promovió,

reclamó, recibió y/o encubrió– de los planes ilícitos y en la comisión de los

delitos que en el marco de aquellos se desarrollaron.

III.d. Durante aquel tiempo, Carlos Stornelli reconocía a Marcelo D´Alessio

como una persona vinculada a los servicios de inteligencia y, pese a ello y

por fuera de todo marco legal, reclamaba y recibía sus “informes”, “camaras

ocultas” e incluso a los supuestos “arrepentidos” o denunciantes que éste le

llevaba como un “paquete” a su Fiscalía y que previamente, según le

informaba, habían sido “puestos en pánicos”.

En ese período, planearon el modo en que se iban a concretar o

avanzar en diversos planes de inteligencia, acordando que la información debía

ser publicada primero en la prensa y luego ingresada al sistema judicial, a lo

que se llamaba “2x1” (casos Munín-Talevi y Brusa Dovat); o qué debía hacerse

para perjudicar a algún abogado “molesto” que con su actuación podía llegar

a incomodar al fiscal (Ubeira), al tiempo que -como se verá- Carlos Stornelli le

reclamaba le solucione problemas personales (Castanon) y le recibía

declaración testimonial al propio D´Alessio para que éste le aportara

documentación que supuestamente había recibido de manera “anónima” en su

estudio jurídico y se confeccionaban informes que obviamente estaban

dirigidos para el juez y el fiscal de la causa -se denominaban “informe Dr.

Stornelli” e “informe Dr. Bonadio”- en los que se observa una suerte de “lista

negra” y consideraciones acerca de aquellos a los que la asociación ilícita

consideraba “los responsables de la corrupción” (GNL); además, conversaba

con él acerca de personal de inteligencia y de imputados en casos que tenía

a su cargo (vgr. Eduardo Eurnekián).

25
Asimismo, las acciones llevadas adelante por la organización y en las

que –como se dijo- se valían de la actuación del Fiscal, fueron utilizadas,

entre otras cosas, para promover denuncias que -según los involucrados-

habrían de afectar los intereses de una empresa venezolana y podrían

significar un gran “espaldarazo” para Mauricio Macri (Brusa Dovat). En ese

contexto, se referían al denunciante como el “el centeno de PDVSA”, en clara

alusión al ex chofer de Roberto Baratta, con quien el fiscal habría dado

comienzo a una de las causas más importantes de los últimos años.

En siete de los ocho casos que se habrán de analizar, que tuvieron un

diferente grado de realización –pues algunos pudieron haberse visto

interrumpidos con el allanamiento y la detención de Marcelo D´Alessio-, se

observa la participación y el interés del fiscal de un modo directo, por lo que

fácil es concluir su responsabilidad con relación a ellos, además del evidente

apartamiento de su rol como custodio de la legalidad y de los intereses

generales de la sociedad.

III.e. Desde el punto de vista objetivo, es necesario verificar si Carlos

Stornelli realizó, contribuyó, solicitó o encubrió o de algún modo participó de

los planes y operaciones ilícitas en particular que se le han endilgado y si

contribuyó al funcionamiento y/o fines de la organización.

En este punto, como anticipamos, la participación material de Carlos

Stornelli en los planes y fines de la asociación ilícita que se habrán de

desarrollar se encuentra ampliamente acreditada.

A partir del desarrollo de cada uno de los casos, se observa que

existió una coordinación entre lo actuado por la asociación ilícita y las

conductas llevadas a cabo por Carlos Stornelli al punto tal que las acciones

de éste favorecieron la realización de los planes de inteligencia, extorsivos y

coactivos que llevó adelante la organización. La actividad de Carlos Stornelli

se constituyó como una herramienta fundamental de la organización para


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

consumar sus planes ilícitos, ya sean coactivos, extorsivos o de “blanqueo”

y/o direccionamiento de información en el circuito legal.

III.f. Sin embargo, el interrogante más complejo que se presenta en los

casos vinculados al espionaje y la inteligencia ilegal donde lo que prima es el

engaño y la pretensión de disfrazar el resultado de una actividad ilegal para

introducirla dentro del circuito legal, es el de determinar si aquel funcionario,

magistrado o periodista -en el caso, Stornelli- que participa materialmente de

aquel acontecimiento, tuvo conocimiento de que sus acciones y aportes

estaban concatenados con una maniobra ilícita previa, concomitante y/o

posterior de espionaje, extorsión o coacción.15

Como se verá, existen elementos suficientes que permiten concluir que

ese conocimiento existió en el imputado, por lo que su conducta debe ser

reprochada penalmente. Además de la cantidad de hechos en los que se

reitera la participación del fiscal y aparece involucrado en las distintas

maniobras delictivas, como adelantamos, se pudo tener acceso a las

conversaciones de WhatsApp entre Marcelo D’Alessio y Carlos Stornelli durante

el momento en que se planificaban y ejecutaban algunas de las operaciones,

15
Ya hemos dicho que en esas operaciones, en muchas ocasiones, son los propios funcionarios,
jueces, fiscales, legisladores o periodistas los que pueden verse afectados o pudieron haber sido
utilizados como un instrumento de la organización. En la resolución del 25/02/2019,
expresamente se señaló que: “puede ocurrir que la actividad de alguno esté concatenada con
una maniobra previa de espionaje ilegal.”, y que en ese caso “[s]erá el conocimiento por parte
de aquel que participa de este entramado de que formaba parte de una operación ilegal, el
elemento diferenciador que será determinante para juzgar su responsabilidad penal frente al
caso concreto. Puede haber algunos -y muy probablemente sea una gran pante-, en los que
esos actores pudieron haber actuado sin conocimiento de la acción previa de espionaje ilegal,
ya sea por impericia, apresuramiento o simplemente porque les era imposible conocer que eran
parte de una maniobra concatenada e iniciada ilegalmente a partir del modo descripto.”
Asimismo, se aclaró que: “Individualmente el acto del aquel que participa de este entramado
puede ser lícito en sí mismo e incluso responder a loables intenciones; pero en realidad
consolida una maniobra ilegal. Puede ocurrir que el testimonio de quien finalmente declara en
un proceso -un testigo o un arrepentido- sea completamente cierto (o no), pero lo que está
claro es que si fue “arrancado” a través de operaciones de espionaje ilegal, esas actividades
ilegales deben ser investigadas”.
27
lo que permite reconstruir y conocer de una manera muy precisa “el aspecto

subjetivo” de las conductas reprochadas a los involucrados.

Es decir, en el caso, se pudo conocer la conciencia de la conducta

(criminal) acerca de los planes ilícitos que estaban desarrollando de común

acuerdo y el modo en que unos y otros se complementaban en ese accionar.

Esos mensajes de texto y de audio que se envió con D´Alessio se

complementan con otras pruebas –tales como informes, documentos, cámaras

ocultas, expedientes judiciales, declaraciones, etc.- y también con otras

comunicaciones que, en paralelo, quedaron también registradas en el teléfono

de D´Alessio, como aquellas que les enviaba a otros de los principales

involucrados en las operaciones –Bogoliuk o Santoro-, a las víctimas (Brusa

Dovat, Etchebest, etc.) o a terceros cercanos al imputado, como Mario

Montoto. Allí se habla de “ablande”, “puesta en pánico”, una estrategia para

lograr que un testigo preste su consentimiento para dar una entrevista y luego

formule contra su voluntad una grave denuncia judicial vinculada a la petrolera

venezolana PDVSA -lo que en otras ocasiones se denominó “2x1”-, etc.

En esas conversaciones hasta se le hace conocer a Carlos Stornelli “los

aportes” que realiza o habrá de realizar otro de los partícipes -vgr. Daniel

Santoro-, el estado en el que se encuentra un denunciante que fue “puesto en

pánico” o el terror que tenía una eventual testigo que podría aportar

información para perjudicar al financista Alejandro Talevi y son muy elocuentes

en lo que hace a la demostración del conocimiento que tenía el imputado

acerca de la criminalidad de los hechos que estaba llevando a cabo.

De este modo, numerosos mensajes y comunicaciones –que acumulan

más de 100 páginas- nos permiten conocer de un modo sumamente preciso –

como casi ningún otro medio de prueba- la subjetividad (el dolo) de los
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

intervinientes, que de otro modo hubiera sido muy dificultoso comprobar con

ese mismo grado de certeza.16

En ese sentido, y a los efectos de evitar reiteraciones, se transcribe a

continuación, la síntesis que realizó la Comisión Provincial por la Memoria al

presentar su primer informe en el que ya se daba cuenta de la vinculación

entre Marcelo D´Alessio y Stornelli y, en particular, de este ultimo con las

operaciones llevadas a cabo por la organización. Se trata únicamente de

algunos mensajes de texto, que datan únicamente desde el 23/12/2018 hasta

el 06/02/201917 y que se complementan con mensajes de voz, fotografías,

videos e imágenes que serán luego ilustrados en cuanto resulten pertinentes:

 Chat – 228 (Iphone X): usuario Carlos Stornelli

54911********@s.whatsapp.net Carlos Stornelli, 5491150600111@s.whatsapp.net


Marcelo D'Alessio // conversan el 24/12 Dalessio le dice que esta en el DF /
Stornelli: Escuchane .. Lo que el viejo dice no es verdad .. Salvo que Gustavo
haya estafo diciendo estupideces / MD: Tal cual!! Y el viejo se fue a las
puteadas a USA!!!! Yo, por deformación profecional, no le creo nada a EE /
Stornelli: Creo que le van a renunciar .. Gustavo estuvo teniendo conductas
ambivalentes / 24/12/2018 1:44:23 a. m. MD: Si queres les chequeo cuentas
de Ar y de USA./ 28/12/2018 4:37:25 p. m. Stornelli: Convrncelo a rodrigo /
MD: Yo llego el 6 y le hago una cámara oculta y la presento en tu fiscalía
por un tercero! Sino Rodri tiene q renunciarle a fariña y se me arma un
quilombete con Patricia B / MD: Te interesa un caso de terrorismo? /
Stornelli: Me interesa / MD: A la vuelta te lo doy a vos y lo coordinamos
con santoro? Es la embajada paralela de Irán q está en Montevideo. Si macri
o Maria Eugenia llega a comprar el cemento o Diésel q ofrecen con cobertura

16
En la gran mayoría de los casos que son objeto de análisis judicial, el dolo se verifica a
partir de la inferencia que se realiza a partir de la información que emana de los distintos
elementos de prueba que se van recolectando, pues es un análisis que tiene que ver con la faz
subjetiva del autor y no un aporte material verificable en el mundo exterior.
17
Claro está que, como se ha dicho en otras resoluciones, sólo se ha logrado tener acceso a
las conversaciones de los últimos meses, ya que Marcelo D’Alessio había cambiado
recientemente su aparato celular y, por lo tanto, no fue posible acceder a dispositivos
anteriores o al de otros imputados en los que se pudieran observar conversaciones vinculadas a
otros tiempos o a otros hechos materia de investigación en la presente causa.
29
de empresas rusas, nos quitan el acuerdo del FMI!! Te vas a ganar más que
un premio. Mucho más!! // Dalessio: Lo de pedro yo me encargo
personalmente de avanzar con ese sujeto / MD: La cámara oculta la hice yo.
Se avisó a la Embajada Israelí y felicitaron el trabajo. Por lo que respecta a la
Argentina, estoy seguro q es una pegada!!! El 6 vuelvo!! / 28/12/2018 6:04:49
p. m. Stornelli: Dame una mano / 28/12/2018 6:05:29 p. m. MD: Obvio. Yo lo
empomo al abogado q te quiso girar. Ese es mi trabajo. Llego y lo hago!!
/Stornelli le envia la nota/ https://www.pagina12.com.ar/164877-jueces-
propios-y-verguenza-ajena/ Rusconi / MD: Todo el texto tiene correcciones de
puño realizadas por la señora CFK. / 28/12/2018 9:47:06 p. m. Stornelli: si
Pero lo que tenrmos es una vacuna La sota mostro los pies ((referido a la
camara oculta a jose manuel ubeira))/ MD: Tal cual. Llego y nos vemos
afuera. Dejame que haga lo que te imagines sin qué nadie se de cuenta. Las
cosas lindas las hago sin q nadie se entere. Contá 100% conmigo. Mario un
día me dijo q te aprecia y para mí eso es más q una instrucción. / Stornelli:
Es mi hermano / MD: No se habla más. Lo q sea es "lo que sea". / Stornelli:
El que escribe tuvo y no se si tiene relacion con algun servicio (referido a
rusconi)Locsl claro ... El y dos o tres mas estan tratando de hacer porquerias/
MD: Lo conozco. Tenés relación con Alejandro Patricio? Él y después Pocino le
bajaban letra para cortar boleto. Ahora averiguo si cobró como inorgánico. Ya
averiguo por las mías. Son gente de mierda / Stornelli:Si // 28/12 Stornelli:
Yo mañana me voy a pinamar / pactan para verse / MD: V8... Decí q alguien
bondadoso me paga el combustible // 5/1/2019 12:58:06 a. m. MD: Hola
Carlos! El martes a que hora no te parece invasivo para la familia? Así voy a
verte a pina y organizamos lo del abogado hdp q te quiere girar? Yo me
adapto! .. 5/1/2019 1:48:10 a. m. MD: salgo /7/1/2019 11:37:17 p. m. MD:
Hola Carlos!! Mañana a las 11 estoy para verte!! Llevo facturas de Atalaya y 2
cápsulas de nespresso. No conseguí nadie q le ponga GNC a la chata!!! Quiero
q la pruebes!! Me pasas la diré, porfa? Gracias!! // Nos vrmos en CR? / MD:
Excelente. Se puede usar una laptop ahí en algún sitio? Para q veas unas
cosas. // 8/1 MD: El G ya está siendo localizado. Era lo más importante!!!!!!! /
Stornelli: Es lo unico q importa /MD: Fue un VERDADERO PLACER. DE
CORAZÓN!!! RECIÉN LE CONTABA A MI ESPOSA TU CARA DE FELICIDAD
MANEJANDO LA CHATA. ERAS UN CHICO!!! GRACIAS A VOS POR LA
CONFIANZA!! / Stornelli: No te olvides de g (gustavo?) / 9/1 MD: Es una
publicación vieja! Ya te lo estaba comprando!!!! Ahí vamos a averiguar si la
guardia francesa o si en la embajada de Irak, Pakistán o Afganistán tienen
guardados. Yo usé uno hace poco. Era todo carrozado con aire y debía ser
de ese año. Por el año lo podemos traer por 2 mangos (si es q hay). Vas a
pagar el canon del 60% sobre el valor mínimo de Us12.500. Y no te van a
dar cédula verde por 2 años. Esa es una alternativa. La otra ya está en
marcha / 9/1/2019 2:33:04 a. m. MD: Si Ese chanta de Di Mateo no es tan
protegido de Rendo y del Coti, como dice... Es para 2 tapas de clarín. O
más... / Stornelli: Es un girador Marginsl Socio de javier fernandez / MD: ERA!
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

GABRIEL LO CAGÓ Y COBRÓ EN NOMBRE DE FREDY LIJO. PERO ESE ES EL


MENOR DE LOS TEMAS!!! / Stornelli: Mejor tener lejos a esos personajes //
10/1/2019 7:09:44 p. m. Stornelli: como estas? / MD: Qué olfato!!! Recién
estaba con el AMIGO MM ... Te quiere más q yo juaaaaaaaaaa ... Toy con un
PSA. Salgo y te llamo q no tiene por q tener info!!! Me das 15? .. Ah, ya le
llegó anoche mensaje al 1. / 11/1/2019 1:53:11 a. m. stornelli: Averiguaste
slgo de la G? / MD: Ya me van a avisar!!!!!! Se nota q hoy estas embolado
con el día de tormenta!!! ... En Roque Perez puede haber un G!! Mañana de
operativo feo. El sábado, pongo GNC y voy a ver. Son unos pocos kilómetros!!!
//MD: Ya tengo los datos del letrado atrevido. Hice me analizaran
coincidencia de antenas... Jaime te suena, no? ... Mañana te cuento. Igual, no
hay vuelta atrás. // 11/1/2019 8:18:42 p. m. sTORNELLI: Jorge christian
Castanon Decia q era piloto de la marina Despues lo echaron no se xq Ahora
dice q trabsja e United Siempre fue bsgayero Peruano /MD: Ya me encargo
///AUDIOS // 12/1/2019 1:55:05 a. m.MD: Él es especialista en
reconstrucción y restauración militar. El 90 % los exporta. Mañana lo veo. //
MENCIONAN LA PELICULA FILMADA EN FUERTE APACHE MD: Me pareció lo
mismo q vos. Todas suenan igual. La verdad, me encanta q no sea mi
jurisdicción!!! Léase: lo tomo como si mirara Netflix /STORNELLI: Cual es ti
jurisdiccion? / md: Qué buena pregunta... Para hacerle a Mario!! Jaaaaaa!
Seguro no es una villa! // 14/1/2019 11:24:56 p. m. STRONELLI: Averiguaste
slgo del peruano? / md: Hola Carlos. Como estas? Espero esta semana poder
resolver eso. Ahí le metí presión a la ex novia de talevi. Nos interesa a todos
saber a donde está la fortuna q falta... A mi me contó q en esa financiera
madercoop le cambiaban los pesos por euros a de Vido con un 6% de
SPREAD adicional ya q era plata de la corrupción. // 15/1 MD: Hoy lo
empiezo a ver!!!!!! Ya empezamos con el doble apellido / STORNELLI: Ok / MD:
Estuve mirando en el Org Chart y veo que Castanon/Jorge de EWRFO que
es de United Express. Reporta a un tal Andrew Ashbury (WHQUX). Es un primer
oficial de United Express. La subsidiaria regional. O sea que si es la persona
que buscas y viene a Argentina no lo hace trabajando // MD: Mandame algo
más afectivo q un "ok"!!! Juaaaa. Viste q el peladito te cumple??? Vos decidís
si lo corto en usa o acá. // 16/1/2019 2:59:47 p. m. MD: Hola!!! NO ES
EMPLEADO DE UNITED (EL ÁREA INTERNACIONAL). USA PASAJES A
DISPONIBILIDAD. HAGO LO Q QUIERAS / STORNELLI: DONDE TRABAJA? / MD:
Trabaja actualmente en united express. Una LOW cost q es un
desprendimiento de cabotaje de UA / ST: Porq viqja tanto? Esta rodo el
tiempo arrroba dw yn avion Pero no x trabajo / MD: Trabaja pero no en
united airlines. Consigue pasajes gratis y de upa. También con descuentos:
léase: BAGAYERO/ ST: Q sw puede hacer? / MD: Lo tenemos q ver
personalmente... / 16/1/2019 6:13:35 p. m. ST: El sabado lo veo a pasqualini
31
/ MD: Tal cual. No tiene la licencia internacional. NO PUEDE REALIZAR VUELOS
Q NO SEAN DE CABOTAJE / ST: Pero puede conseguir tantos pasajes gratis?
/ ST: Se puede advertir en algun lado del bagayo? O no vsle la pena /
16/1/2019 10:08:44 p. m. ST: Dame merca que me ocupo Merca quiere decir
info / 17/1 ADUOS, MD:QUE CAGADON ENVIA NOTICIA:
https://elcomercio.pe/mundo/latinoamerica/colombia-registra-fuerte-explosion-
escuela-policia-general-santander-bogota-noticia-598467 ... Acordate que ésto lo
armó el loco Barrera. Está ahora en USA y está presionando para q lo
devuelvan a Colombia. / SE REFIEREN A UN G COMO UNA CAMIONETA //
22/1/2019 11:59:55 a. m. MD: Cuadernos: investigan a un amigo de Máximo
Kirchner
https://www.clarin.com/politica/cuadernos-investigan-amigo-maximo-
kirchner_0_gRonslDiR.html ... Un artículo de Santoro sobre Forlón! Lo que
declaré en tu Fiscalía!!! Que tengas un excelente día / 23/1/2019 12:46:09 a.
m. MD: Hola!!!!!! A ver cuando se vuelve q ya lo extrañamos por Baires!!!! Ya
puse en marcha el plan con la cámara loca para ese ganz ... Esta volviendo a
Baires y calculamos q el martes 5 se va a hacer en una sala de reuniones de
un hotel q nos brinda todas las cámaras accesorias a las q usamos dentro
del recinto.... Respecto a Talevi y la plata, te espero q vuelvas. Mañana voy a
hacer q se arrepienta un actual director de una residual de PDVSA, q sigue
operando en el país. Si es lo q imagino, además del informe q tengo q armar
para Maine y enviarlo por valija diplomática, está el factor Argentino qué
seguro le vas a sacar mucho provecho!! // 30/1/2019 3:28:22 p. m. MD: En
10 siento a un director "arrepentido" de pdvsa Argentina con santoro. Y el
lunes te lo siento para su primer testimonial. Va a ser un escándalo y
podemos bloquear fondos. Mauro está al tanto vía Mario M, q hoy regresa.
30/1/2019 10:35:22 p. m. MD: Listo el centeno de PDVSA ... No paró de dar
datos chequeables durante dos horas!! El lunes, te lo siento (antes q lo maten)
/ STORNELLI: Perfecto / 30/1/2019 10:55:28 p. m. MD: Esa es mi égida!!
Jaaaaa. Trabajamos prolijo! Sale en tapa del domingo de Clarín. / 2/2/2019
11:37:29 p. m MD: Hola Carlos! Ahora le tengo q pegar para q se calle!!! Te
parece bien llevártelo a las 10:30 por el frente? / 2/2/2019 11:40:08 p. m.
MD: Me das acceso a que entre con mi vehículo al estacionamiento del
frente? Lo bajo para q lo escrachen los medios y de ahí te lo entrego. La
range de ahí se la llevan
// 4/2/2019 2:23:07 p. m. MD: Estoy con el paquete arriba. Tiene un susto....
/ MD: 4/2/2019 3:16:34 p. m. MD: Carlos, acá tengo tres ex Side de CFK
sacando fotos en el palier.
// MD: Podrá entrar este tipo? Nos juega en contra ésto. Pero como vos
digas / STORNELLI: No
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Agregó la C.P.M. que “el tenor de las comunicaciones trascriptas permite

advertir maniobras de espionaje ilegal, con mecanismos clandestinos como son


las ´cámaras ocultas´, para grabar subrepticiamente conversaciones con fines
inciertos.” Refirió el informe que: “Se desprende también de las mismas el
elevado grado de confianza entre el Fiscal Carlos Stornelli y Sr. Marcelo
D'Alessio, lo que derivó en el planeamiento de la cámara oculta contra el Sr.
Juan Manuel Ubeira. Asimismo, se advierte el encargue a D'Alessio para
realizar tareas de seguimiento contra otros letrados, situación ésta en clara
violación de las leyes vigentes en la materia. Es importante mencionar que el
vínculo estrecho con el usuario Stornelli da cuenta de un vínculo en que se le
solicitan a D'Alessio actividades de inteligencia no registradas y formalizadas
en una causa judicial (…)”.
Finalmente, en ese primer informe, la Comisión detalló que existían

indicios de vínculos entre el imputado D´Alessio con agentes y órganos

estatales, toda vez que “Surgen indicios a partir del análisis de los dispositivos

móviles el contacto del imputado con agentes y/u órganos estatales En


función de los patrones de carga y del análisis de las comunicaciones,
emergen referencias a la AFI, la DEA, actores judiciales federales, personal de
la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Ministerio de Seguridad de la
Nación y Servicio Penitenciario.”.
Sumado a ello, encontramos el segundo informe de este organismo,

presentado en el mes de abril de este año, en el que también se menciona al

Dr. Carlos Stornelli, puntualmente, cuando cita el “CASO ´TERRORISMO – IRÁN´”

y allí se menciona que esa operación “(…) se vincula con una serie de tareas

de inteligencia desarrolladas por Marcelo D´Alessio en Uruguay y Argentina. El


objetivo de las mismas sería investigar el despliegue de un entramado
financiero que involucra a empresas iraníes y a operadores argentinos,

33
uruguayos y colombianos. Según D´Alessio, esta operación daría cuenta de la
existencia de actividades comerciales clandestinas y un posible sabotaje
diplomático al gobierno argentino. Como ha sido ya señalado en el Informe
preliminar causa Nº 88-2019 en donde este caso fue presentado, uno de los
usuarios a quien es ofrecida la investigación es el registrado entre los
contactos de D´Alessio como ´Carlos Stornelli´”.
En ese informe, y bajo el título “6. Algunas conclusiones acerca la

actividad de inteligencia en el caso ´Irán´”, concluye la C.P.M. que “A partir de


la revisión del material hallado en la carpeta “TERRORISMO” y el análisis
específico de la carpeta “IRAN” podemos concluir que la metodología de
acceso a la información incluye prácticas ilegales de infiltración y espionaje
como cámaras ocultas, detalles migratorios y fotografías tomadas sin
consentimiento. Dicha información es utilizada como insumo para la
elaboración de un informe de inteligencia que fue ofrecido como un ´caso de
Terrorismo´ al usuario registrado como Carlos Stornelli. En este marco,
podemos afirmar que de ser verosímil la hipótesis postulada en el informe de
inteligencia, Marcelo D´Alessio no se encontraría habilitado para llevar adelante
de manera legal las tareas de espionaje desplegadas”.

IV. EL VÍNCULO ENTRE MARCELO D´ALESSIO Y CARLOS STORNELLI. LAS

COMUNICACIONES ENTRE SÍ

IV.a. La relación entre Marcelo D´Alessio y Carlos Stornelli proviene,

como este último lo ha reconocido, desde –al menos- fines de octubre o

principios de noviembre de 2018. Durante ese tiempo se constataron al menos

8 operaciones, 5 encuentros personales, multiplicidad de conversaciones y gran

cantidad de mensajes de texto y audio, que vinculan a Stornelli con las

actividades llevadas a cabo por la organización.

Existen varios caminos para indagar acerca de este presunto vínculo.

Uno lo constituyen los distintos encuentros que llevaron adelante, otro las
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

propias referencias de Carlos Stornelli expresadas en su indagatoria, así como

también en otros expedientes y en los medios de comunicación. Finalmente, se

puede hacer un análisis de los intercambios de los mensajes que se han

incorporado a partir de los procedimientos de extracción de los teléfonos de

Marcelo D’Alessio.

En lo que hace al inicio de la relación, en su descargo Stornelli afirmó

reiterada y enfáticamente que conoció a D’Alessio recién el 5 de noviembre de

2018, día en que éste fue a prestar testimonio en la causa “GNL”. Esa fecha

coincide con lo dicho por Santoro en su indagatoria. Ninguno de ellos

presentó prueba alguna que permita confirmar ese dato. Tampoco constan en

la causa elementos objetivos que den cuenta de que esto haya sido así.

Solamente los dichos de los mencionados y de otro imputado, aunque éste

sin mayores precisiones (Rodrigo González).

Teniendo en cuenta que todos ellos han sido imputados en este proceso,

corresponde atender a otros elementos de prueba y, por ejemplo, advertir que

se han hallado documentos confeccionados por D’Alessio mucho tiempo antes,

con el fin de aportar información a la causa judicial conocida como “GNL” del

registro del juzgado federal Nº 11 de C.A.B.A. Ejemplo de ello es el “Informe

Dr. Bonadío”, fechado el 8 de mayo de 2017, que más tarde se transformaría

en “Informe Dr. Stornelli” y que sería presentado el 5 de noviembre de 2018

en la Fiscalía Federal Nº 4.

Por lo demás, también data de siete meses antes aquel otro documento

denominado “Síntesis de investigaciones actuales” en el que explícitamente se

detallaba la necesidad de judicializar en la causa “GNL” la información

obtenida por medios ilícitos “para avanzar en la investigación” de lo que lo

que allí se califica como “el mayor defalco de la historia Argentina”; también

se detalla allí el modo en que testimonios de arrepentidos, información

35
obtenida a través de la infiltración, datos reservados y de acceso restringuido,

etc. serían introducidos a aquel expediente judicial, en el que intervienen

precisamente los Dres. Bonadío y Stornelli, para quienes estaban dirigidos los

antes mencionados informes. Es decir, lo que efectivamente ocurrió a partir del

5 de noviembre de 2018, ya se había planificado al menos siete meses antes.

Además y conforme se explicitará más adelante al tratar el caso “GNL”,

en una entrevista televisiva Stornelli señaló haber mantenido un encuentro

personal con D´Alessio, anterior al día 5 de noviembre, en el que ya le había

explicitado y relatado acerca de otras investigaciones de terrorismo y

narcotráfico y que “al poco tiempo” prestó esa declaración testimonial.

Otro elemento que permite dudar de que ése haya sido el día en que

se conocieron es que en el propio teléfono de D’Alessio constan tres registros

correspondientes al contacto “Carlos Stornelli” y uno de ellos fue creado en

fecha 6 de junio de 2017, aun cuando en este tribunal, Stornelli afirmó haber

sido él mismo quien le aportó su número de teléfono y que eso habría

ocurrido el mencionado 5 de noviembre de 2018.

Aún así, se trata de elementos que permiten poner en duda la fecha,

mas no afirmar con certeza su falsedad.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Del mismo modo, la intensidad del vínculo, tal como se describirá al

referir al intercambio vía Whatsapp, es en sí misma un elemento que lleva a

pensar que el conocimiento entre ambos se tuvo que haber iniciado bastante

tiempo antes de que éste prestara declaración como testigo el 5 de

noviembre. Lo propio ocurre con la cantidad de reuniones, operaciones y la

confianza en el trato que se observa en las comunicaciones mantenidas entre

Stornelli y D´Alessio.

Por otro lado la afirmación de Stornelli18, acerca de la fecha en que

conoció a Marcelo D´Alessio, también puede ponerse en duda a partir de lo

expuesto por Pablo Erasmo Barreiro ante este Juzgado, quien señaló que el 8

de octubre de 2018 declaró frente al fiscal y le manifestó que Marcelo

D’Alessio estaba intentando extorsionarlo señalando la influencia que podía

ejercer sobre él y con referencias a una presunta imputación en la causa

“cuadernos”; o a partir de lo dicho por Juan Ignacio Bidone en su declaración,

en cuanto señaló que en una reunión personal con el imputado ocurrida el 20

de febrero de este año en Comodoro Py, éste mostró preocupación por que

no diera precisiones en su declación ante la fiscal Mángano, precisamente,

acerca de la fecha en que Stornelli había conocido a D´Alessio.

IV.b. Más relevante para el expediente resulta analizar qué es lo que

sabía Stornelli sobre Marcelo D´Alessio, es decir, si conocía con quién trataba,

si era una persona vinculada a los servicios de inteligencia o un simple testigo

18
Stornelli declaró que ése fue el día en que lo conoció y que antes de ese momento “nada
sabía de lo que públicamente se sabía de Marcelo D’Alessio, no había visto ninguna de sus
múltiples entrevistas, ni leído sus artículos firmados, ni ninguna de las numerosas personas que
lo conocían y con quienes tenía trato asiduo, y que yo conociese me lo habían mencionado.
Con esto quiero decir que nada sabía de la existencia de una persona llamada Marcelo
D’Alessio y que únicamente lo recibí por recomendación de Daniel Santoro”.

37
que aportaría prueba en una causa importante en la que interviene como

fiscal.

La contradicción la presenta el propio Stornelli en su descargo, cuando

afirmó que no lo recibió como un agente de ninguna clase de agencia o nada

que tenga que ver con ello, si bien reconoció que D´Alessio le mencionó que

trabajaba para una agencia vinculada a la embajada de Estados Unidos y/o

que esa embajada le pagaba un sueldo.

En la prensa, Stornelli ya había hecho manifestaciones sobre este punto,

afirmando algo distinto, quitando el eje en el posible aporte a la causa de gas

licuado y acentuando la calidad de “informante” de D’Alessio. Así lo expuso,

por ejemplo, al ser entrevistado por Eduardo Feinmann en el noticiero de A24

el 13 de febrero último: “Me lo presentó el periodista Daniel Santoro (…) no sé

si me dijo que trabajaba para la DEA o para alguna agencia de la embajada


de Estados Unidos, que siempre tenía buena información, que era muy
confiable, que nunca le había fallado, que era fuente de él y demás (…) Fue
una presentación… yo creo que Daniel tampoco me dijo que me iba a aportar
a una causa u otra sino que quería que yo lo conociera (…) Tenía mi
teléfono, ya se lo había dado Daniel Santoro”.
Estas contradicciones se reiteran al comparar el descargo presentado

en esta causa con las distintas declaraciones que el fiscal Stornelli realizó

ante los medios y en otros expedientes judiciales y de la Procuración General

de la Nación durante los meses en que se mantuvo en rebeldía.19

Sin embargo, la disyuntiva presentada por el fiscal de si recibió a

D’Alessio en tanto potencial informante vinculado con una agencia extranjera o

como ex funcionario de Enarsa que presentaría una denuncia, se responde

fácilmente cuando se analizan los encuentros posteriores, en los que

19
Fue intensa la actividad mediática que sostuvo e incluyó entrevistas con Nelson Castro, María
O’Donell, Nicolás Wiñazki en dos oportunidades, Joaquín Morales Solá también en dos
oportunidades, Diego Sheinkman, Eduardo Feinmann, José Del Río y Luis Majul, entre otros. Gran
parte de ellas tuvo lugar en el mes de febrero de este año, apenas iniciada esta causa.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

claramente D´Alessio se exhibe como un “espía” que le trae y provee

información de inteligencia, le propone cámaras ocultas, le soluciona

problemas personales y hasta actua como asistente de su fiscalía

acompañando denunciantes “en pánico” hasta el interior de ese sede ubicada

en el 5to. piso del edificio de Comodoro Py.

Contrastar todas esas condiciones con las de “hablador”, “charlatán” y

“exagerador” –como lo catalogó- presenta un problema en la defensa de

Stornelli. No es lo mismo recibirle testimonio en una causa a un presunto

agente de la DEA o investigador de la Embajada de Estados Unidos, que a un

ex funcionario del gobierno nacional; lo mismo ocurre si se trata de un

encuentro casual en Pinamar, una reunión de amigos, o si la reunión era con

un testigo que ahora se ocupaba de poner a su disposición información

producto de las actividades de inteligencia ilegal, le proponía hacerle cámaras

ocultas a un abogado o plantarle drogas a la ex pareja de su actual mujer.

Más confuso se torna cuando acompaña a los testigos, presencia las

declaraciones, le ofrece un caso de terrorismo e información de un financista

al que “está para arruinarlo”.

El dato que reconoce Stornelli de que D’Alessio le dijo cobrar un sueldo

de la Embajada de Estados Unidos y que presenta como accesorio, es algo

que un fiscal federal no puede dejar de lado, mucho menos cuando después

aparece involucrado en 8 operaciones de espionaje e inteligencia ilegal con

esa misma persona. Demás está decir que la injerencia de las agencias

extranjeras en los procesos de justicia nacional debe estar justificada

expresamente.

Más aún, la relación que se expresa en el chat entre ambos que da

cuenta de una serie de pedidos de Stornelli a D’Alessio en cuanto

investigador, usufructuando su presunta capacidad de acceso a información

39
clasificada, descalifica todos los intentos de la defensa por mostrarse como

una persona engañada por Marcelo D´Alessio, a quien sólo conoció como un

testigo recomendado por Daniel Santoro.

Tal vez las cualidades de D´Alessio que con esmero detalla Stornelli en

su descargo: “cordial en demasía”, “obsecuente”, “hablador”, “charlatán” y

“exagerador”, podrían justificar aisladamente su vinculación en alguno de los

casos que estamos analizando, pero difícilmente puedan resultar suficientes

para quitarle responsabilidad en los ocho que son materia de análisis en la

presente resolución.

De lo expuesto, y teniendo en consideración fundamentalmente el modo

en el que el propio Stornelli reconoce se habría vinculado, surge que:

Más allá de aquellos datos que podrían indicar un grado de

conocimiento directo o indirecto ya desde el año 2017, la primera noticia que

Stornelli pudo haber tenido de D’Alessio, según las evidencias directas de esta

causa, es el relato de Pablo Barreiro ocurrido en su fiscalía que lo describe

como un extorsionador y una persona que estaba pidiendo dinero en su

nombre, que se jactaba de tener contacto con el propio imputado y con el

juez Bonadío y que conocía los detalles de la causa.20

Sin embargo, y este es un dato no controvertido, un mes más tarde, ese

presunto “extorsionador” reaparece como una persona que tiene muy buena

información, vínculos con la Embajada de Estados Unidos o alguna de sus

agencias, una fuente infalible que le presenta un periodista de judiciales del

diario Clarín, que iría a llevarle información y/o a declarar como testigo en la

causa G.N.L. (todo conforme al plan de inteligencia que se observa en el

apartado 4 del documento “Síntesis de Investigaciones actuales”).

20
De todos modos, el fiscal ha negado que Barreiro efectivamente lo haya puesto en
conocimiento de tal circunstancia y aún cundo se encuentra probada la tentativa de extorsión
llevada a cabo por D´Alessio y Liñani y las referencias que estos hacían de Carlos Stornelli no
está probada, al menos por prueba directa, la participación que le pudo haber cabido a
Stornelli y el conocimiento de que aquellos utilizaban su nombre, ya desde principios de octubre
de 2018 –es decir, un mes antes de que supuestamente conociera a D´Alessio personalmente-,
para formular reclamos de dinero.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

A partir de ello, días después Stornelli, le concede ahora el rol de

testigo, abriéndole la puerta de su fiscalía para aportar información y

documentación que, según le informa, recibió anónimamente en su estudio

jurídico, pero que, precisamente, pertenecía a una empresa donde dijo haber

trabajado.

Se llevan adelante dos audiencias, los días 5 y 11 de noviembre y en

una de ellas acompaña también un informe que luego se conoce en las

computadoras de D´Alessio como “informe Dr. Stornelli”, que claramente fue

preparado para el fiscal.

A fines de diciembre se produce otro encuentro también en la Fiscalía a

cargo del imputado, en el que D´Alessio lo habría puesto sobre aviso acerca

de un supuesto “abogado girador” y también habrían conversado de “lo de

Pedro” y la “ruta del dinero”.

De los chats se infiere que de lo de “el abogado girador” y de “lo de

Pedro” se habría de ocupar Marcelo D´Alessio. La frase de éste “yo me ocupo”

da cuenta de un encargo que se entiende a partir de lo actuado con

posterioridad, aunque resultan mucho más explicitas aquellas referencias

vinculadas al abogado, contra quien queda claro que se planifica una cámara

oculta que pudiera permitir neutralizarlo de algún modo. En este ulitmo caso,

D’Alessio es nuevamente un “espía”, un agente encubierto que va a producir

evidencia con el fin de perjudicar a un abogado.

El espía vinculado a la Embajada de Estados Unidos o una de sus

agencias luego disfrazado de testigo, y que más tarde se presenta en su

oficina para alertarlo sobre un abogado que lo quería girar, ocuparse de “lo

de Pedro“, “la ruta del dinero” y llevar adelante una cámara oculta, a pesar

de que según el fiscal se trataba de un “chanta”, un “charlatán” y un

“obsecuente”, sería luego “su invitado” en el lugar de veraneo del fiscal en

41
Pinamar y recibido en el balneario CR, donde se reunirían por más de tres

horas y hasta irían a dar “una vuelta” en la camioneta de D´Alessio.

Ya en el balneario CR le iba a ser expuesto, entre otras cosas, un caso

sobre “terrorismo” para lo que D´Alessio llevaba su computadora y se habrían

de determinar algunas circunstancias vinculadas a otros planes ilícitos (Ubeira

y Castañón).

En el interín, mantienen numerosas conversaciones sobre las operaciones

que habremos de desarrollar, y al menos a través de los chats hablan

también de causas judiciales, personas vinculadas al mundo judicial o de la

inteligencia que ambos conocen, opiniones sobre la situación de Eduardo

Eurnekián en la denominada causa “cuadernos”, etc.

Todo ello se complementa también con otras comunicaciones en las que,

como en el caso de Munín-Talevi, D’Alessio se conforma nuevamente con el

rol de espía y le pide al fiscal que se ocupe de dar curso al producto de su

tarea. El fiscal responde sin defraudarlo “Dame merca que me ocupo”,

entendiéndose “merca” por información o material para perjudicar de algún

modo a Alejandro Talevi.

En el caso de Castañón, nuevamente el fiscal es quien pide y D’Alessio

quien responde: le pide averiguaciones, información a la que puede acceder en

su carácter de agente y espía. D’Alessio, de acuerdo a la prueba reunida, no

investiga temas familiares o personales, a menos que alguien cercano se lo

pida, como es el caso. Pero no deja de ser un agente que “se ocupa”, y

además de obtener información sobre Castañón, propone “cortarlo, acá o allá”

y “plantarle” droga en la valija.

Finalmente, en el caso Brusa Dovat, cabe preguntarse una vez más qué

rol juega D’Alessio para Stornelli: el de agente, coaccionador, forzador de

voluntades, que presiona a una persona para que declare algo en la justicia,

el de agente-espía vinculado a una agencia extranjera que lleva a la fiscalía a

alguien que está en pánico y lo manipula para que preste testimonio y aporte
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

otra información en paralelo o el de un amigo que acompaña a una persona

a hacer una denuncia. Está claro que las primeras opciones son las que se

corresponden con el modo en que le había sido presentado el tema al fiscal.

IV.c. Conversaciones entre Stornelli y D´Alessio

IV.c.1. En particular sobre estos chats, cabe señalar que no se tratan de

dichos de terceros, como destacó el fiscal en la indagatoria cuando se le

consultó sobre audios de conversaciones en las que participaban Liñani, Pablo

Barreiro y D´Alessio y en las que referían a la posible influencia que podían

ejercer sobre las decisiones del fiscal en la denominada causa “cuadernos”. Se

trata aquí de sus propias manifestaciones, mensajes de audio y texto -también

fotografías y videos- que envía y recibe el propio Stornelli, que se reiteran y

guardan un correlato con el resto de las constancias de la causa.

No se trata de dichos de terceros, se trata del propio imputado

recibiendo y reclamando la actividad de un “espía” para la realización de

actividades prohibidas por la ley 25.520.

IV.c.2. El registro de intercambios de chats mediante la plataforma

Whatsapp hallado en el teléfono Iphone X de D’Alessio se extiende desde el


23 de diciembre de 2018 hasta el 6 de febrero de 2019. Son 46 días en

total, de los cuales D’Alessio estuvo de vacaciones en el exterior alrededor de

14 y Stornelli alrededor de 38 en las playas de Pinamar.

Las conversaciones con Stornelli podrían catalogarse como de las más

fluidas que constan en el teléfono de D´Alessio. En 27 de los 46 días se

registran intercambios, algunos prolongados, con la intermitencia propia del

medio, que no es igual a una conversación telefónica, con los que se

conforman las más de 100 páginas de conversaciones que se llevaron

43
adelante tan sólo entre fines de diciembre de 2018 y principios de febrero de

2019. Todo ello, claro está, sin contar los encuentros personales que el propio

Stornelli reconoció, ocurridos en noviembre (2), diciembre (1), enero (1) y

febrero (1), en un período de menos de tres meses, y las comunicaciones

telefónicas directas y en vivo que también ha reconido haber mantenido y

cuyo contenido no ha quedado registrado en el teléfono.

El primer intercambio del que se tiene registro es del 23 de diciembre y

hacen referencia a supuestos dichos de Eduardo Eurnekián, imputado en la

causa “cuadernos”, y hasta de un ofrecimiento por parte de D´Alessio de

realizar alguna investigación sobre sus cuentas en el exterior, lo que permite

inferir no sólo la existencia de anteriores comunicaciones entre ambos, sino la

relación de confianza preexistente.

El día 28 de diciembre, por ejemplo, las comunicaciones se extienden

entre las 9.44 am y las 20.39 pm. Se envían 92 mensajes (44 remitidos por

Stornelli y 48 por D’Alessio) en un lapso de 11 horas en total -con

interrupciones propias del medio. Ese día la conversación la inicia Stornelli y

es él quien la retoma ante algunas pausas pidiendo algo en particular o

enviando alguna nota de prensa relacionada con la causa “cuadernos”, sobre

la que ya habían conversado días antes acerca de la situación de Eurnekián.

El 8 de enero, día en que D’Alessio visita a Stornelli en Pinamar, también

tienen un profuso intercambio de mensajes. Ese día a las 12.49 y 12.50,

mientras están reunidos, el propio Stornelli le envía dos mensajes de los que

él mismo calificaría como “virales o reenviados” o que suelen denominarse

“memes”.

A las 19.54 retoman la conversación. Stornelli le agradece la visita,

D’Alessio responde agradeciendo también y continúan conversando hasta la

1.17 de la madrugada del día 9. Se envían 27 mensajes. Los últimos

intercambios tienen por tema al ex juez Di Mateo, Javier Fernández y “Fredy”

Lijo.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

El 10 de enero comienzan a conversar a las 9.27 am y se extienden

con intermitencias pronunciadas hasta el 11 de enero a la 1.52 am. Dieciséis

horas y media. Ese mismo día 11, el intercambio finaliza a la medianoche. Es

decir que llevan prácticamente dos días completos en contacto.

El 13 de enero tienen un primer intercambio cerca de las 15 hs,

momento en que D’Alessio envía una decena de chistes a los que Stornelli

responde “Jajaja!”. Luego retoman a las 19.41, iniciando una conversación que

se extiende hasta las 23.34. El 14 comienzan a conversar a las 13.10. Luego a

las 20.24 Stornelli pregunta por averiguaciones respecto del “peruano”.

Estos ejemplos dan cuenta de que cada uno era parte de la

cotidianeidad del otro.

Continúan los intercambios día a día sin cesar hasta el día 20. En esos

días D’Alessio avanza con sus investigaciones sobre Castañón. Va informando

a Stornelli quien en un principio recibe la información de un modo que no

conforma a D’Alessio y éste le recrimina la falta de efusividad, reclamando

“algo más afectivo que un ok”.

El intercambio continúa, muchos días con menor intensidad a la

descripta. Los mensajes se intercambian a distintas horas que en muchas

ocasiones sobrepasan la medianoche. Esto es un claro signo de confianza que

se reafirma en el tono de la conversación, en algunos giros afectuosos tales

como los apelativos “Carlitos” o “Marce”.

Si bien es cierto, tal como afirma Stornelli, que D’Alessio enviaba

mensajes que fueron destinados a varias personas a la vez, que no tienen

necesariamente un contenido específico relacionado con el curso de los temas

de conversación, en el chat con Stornelli éstos no son porcentualmente

llamativos, como sí lo son en otros casos. Se ha dado cuenta que también el

fiscal le enviaba mensajes de estas características. La mayor parte del tiempo

45
existe un intercambio real entre ellos dos, en muchas ocasiones iniciado por

el propio Stornelli que lo busca a D´Alessio para pedirle distintos tipos de

favores, en su mayoría averiguaciones sobre un vehículo que desea comprar,

sobre el ex esposo de su mujer, sobre un abogado, etc.

D’Alessio, por su parte, responde a los pedidos; suma algún tema como

por ejemplo, Brusa Dovat; le pide que se fije si se olvidó la computadora en

el bar del balneario CR de Pinamar.

Todas las veces que D’Alessio envía un mensaje que espera ser

respondido, Stornelli responde. No estamos frente a una intencionalidad

asimétrica. Estamos frente a las comunicaciones entre dos personas

involucradas de manera indudablemente voluntaria y persistente.

Un análisis detallado del teléfono de Marcelo D’Alessio da cuenta de

cómo actuaba en los casos en los que deseaba congraciarse con personas

con quienes aún no había afirmado un vínculo estable. Los mensajes

navideños y de fin de año son un ejemplo de ello. En el caso de Stornelli no

necesita recurrir a estas estrategias. De hecho, es el propio Stornelli quien le

desea feliz navidad. No encontramos acá al D’Alessio obsecuente que se

evidencia en conversación con Mario Montoto, por ejemplo. Con Stornelli no

sobreabundan las mayúsculas ni los signos de admiración tan reiterados en

otros casos. Antes parece un intercambio normal entre dos personas que

comparten intereses comunes y específicos.

IV.d. Valoración de la prueba. Contexto. Reiteración. Prueba directa

Por otro lado, no todos los casos que fueron materia de imputación

tienen el mismo cúmulo de prueba y está claro que si el análisis de los

acontecimientos se realiza de manera parcializada o descontextualizada, como

pretende la defensa, es otra la conclusión a la que se podría arribar.

Pero lo cierto es que, en la valoración de un acontecimiento penal, lo

que corresponde llevar a cabo es un análisis íntegro, completo y


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

circunstanciado, que permita comprobar o descartar si la actividad del

imputado se encontraba concatenada con aquella que llevó adelante Marcelo

D´Alessio y la organización delictiva investigada.

Si se analizara de manera descontextualizada un hecho cualquiera de

los que serán objeto de análisis a largo de esta resolución, está claro que

podría inferirse y entenderse éste como una casualidad, un error, o muy

probablemente un engaño o un aprovechamiento de la asociación ilícita sobre

el fiscal, como de algún modo lo ha intentado señalar Carlos Stornelli en sus

diversas estrategias defensistas.

Pero si se analiza el contexto, la reiteración, la permanencia en el

tiempo, el vínculo que unía a los imputados, y se los confronta con las

acciones que llevaba adelante la asociación; si se observa el modo en que las

acciones y omisiones de uno y otro se encuentran ligadas y concatenadas

entre sí y con los planes ilícitos llevados a cabo por la organización; entonces

surgen claramente los elementos de convicción para considerar aquellas

conductas que le fueran imputadas a Carlos Stornelli como un aporte decisivo

para los hechos y planes delictivos investigados.

En otro orden de ideas, no existe ningun indicio serio que pueda

siquiera permitir inferir que la relación con Marcelo D´Alessio y su participación

en los planes ilícitos que desarrollaba la organización pueda ser producto de

un “complot”. Son tantas las operaciones, los informes, las manifestaciones

asertivas, cómplices y que dan cuenta de la participación de Stornelli en los

hechos que se investigan que resulta imposible siquiera imaginar una

confabulación de tal magnitud y con tal grado de organización y precisión que

pudiera haber llevado al fiscal a quedar tan indecorosamente inmiscuido en

las operaciones investigadas.

47
Como se verá, es también a partir del desarrollo y análisis de su

participación en cada uno de los casos imputados que se vislumbra con

mayor claridad su participación penalmente responsable en la asociación ilícita.

V. IMPUTACIONES

V.a. En oportunidad de prestar declaración indagatoria, el día 29 de

noviembre de este año, se le imputó a Carlos Ernesto Stornelli la comisión de

las siguientes conductas ilícitas:

 Marco general y asociación ilícita:

“haber tomado parte de una organización ilícita dedicada a la


realización de distintas actividades y operaciones de inteligencia y espionaje
ilegales, que actuó en varias jurisdicciones del país y en el exterior, al menos
desde el año 2016 y hasta el 6 de febrero de este año. Los integrantes hasta
ahora identificados de la organización no poseían facultades legales para la
realización de estas actividades de inteligencia ni pertenecían de modo formal
a un organismo integrante del Sistema de Inteligencia Nacional, sin perjuicio
de tener fuertes vínculos y realizar algunas operaciones de consuno con
agentes formales de la Agencia Federal de Inteligencia y, además, de poseer
vínculos con magistrados y funcionarios públicos de los tres poderes del
Estado. Dentro de esta categoría que se ha denominado “espionaje”, en el
caso, se ha detectado la utilización de procedimientos como los siguientes: a)
la realización de tareas de inteligencia e investigación criminal sin que sus
miembros posean facultades legales para ello ni ejerzan funciones públicas por
nombramiento de autoridad competente; b) la obtención de información,
producción de inteligencia y almacenamiento de datos de personas por su
opinión política, pertenencia partidaria o actividad profesional lícita; c) la
realización de actividades de inteligencia con el objetivo de influir en la vida
personal, en la situación institucional y política del país, como así también en
la opinión pública a través de los medios de comunicación; d) la utilización de
registros de migraciones y acceso a información reservada o sensible sin la
debida autorización judicial; e) la obtención de información confidencial por
medios ilícitos, como la infiltración y la penetración en distintos ámbitos e
instituciones; f) la implementación de técnicas basadas en la manipulación de
información (verdadera o no) y/o estrategias intimidatorias para lograr que
terceros concreten acciones ajenas a su voluntad –tales como la declaración
en medios de prensa o en expedientes judiciales en determinado sentido y/o
la entrega de grandes sumas de dinero-. Otra fase de las mismas operaciones
que llevó adelante la organización consistió en la introducción de la
información producida y/u obtenida ilegalmente –y en ocasiones manipulada
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

respecto de la veracidad de su contenido- en el circuito judicial. La utilización


de informes falsos o verdaderos de inteligencia y la incorporación a través de
declaraciones, presentaciones judiciales, anónimos o la difusión en medios de
comunicación habría sido una de las vías utilizadas por esta organización.
Se le hace saber que se encuentran procesados como miembros de la
asociación ilícita descripta y/o como autores o partícipes de algunos de los
planes y/o hechos ilícitos en particular llevados a cabo por aquélla Marcelo
Sebastián D´Alessio, Ricardo Oscar Bogoliuk, Aníbal Degastaldi, Rolando Hugo
Barreiro, Juan Ignacio Bidone, Carlos Alberto Liñani, Pablo Leonardo Bloise,
Eduardo Ariel Menchi, Mariano Díaz Strunce y Daniel Pedro Santoro; ello sin
perjuicio de la identificación que se pudiera realizar de otros integrantes o
partícipes de esta organización a partir del avance de la investigación.
En ese marco, el imputado, por fuera del marco formal de las causas
penales en las que intervenía y en contravención con las previsiones de la ley
25.520, ha reclamado, planificado y coordinado la realización de tareas de
espionaje e inteligencia ilegales por parte de los miembros de la organización
de la que formó parte, las que canalizaba en particular a través de Marcelo
Sebastián D´Alessio, a quien identificaba como un agente de la Drug
Enforcement Administration (DEA) o de alguna otra agencia de inteligencia o
seguridad incluso vinculado con la Embajada de los Estados Unidos de
Norteamérica. Marcelo Sebastián D´Alessio y los otros miembros de la
organización que participaron de los hechos ilícitas no tenían facultades
legales ni autorización de autoridad competente para la realización de las
actividades de inteligencia. Algunas de las investigaciones que llevaba adelante
la organización paraestatal estaban vinculadas con las investigaciones en las
que el imputado intervenía en su rol de fiscal federal. Estas acciones también
constituyeron un modo de introducir en el circuito judicial prueba producida
y/u obtenida a través de actividades de inteligencia en contravención con la
ley nacional de inteligencia.
Otros de los planes consistían en la realización de tareas de
inteligencia criminal y/o de espionaje e investigación sobre personas y asuntos
que no guardaban relación directa con ninguna causa judicial a su cargo ya
iniciada y eran planificadas y coordinadas en conjunto y/o reclamadas y/o
puestas a disposición del imputado –tales como el caso de Victoria Munín y
Alejandro Talevi- y las restantes de estas investigaciones de espionaje ilegal
respondían a intereses particulares del imputado -tales como aquella maniobra
en perjuicio del Dr. José Manuel Ubeira o de Jorge Christian Castañón
Distefano, ex pareja de su actual concubina-. Más allá de todo ello, su rol
específico y vinculación con la asociación delictiva descripta y con los
miembros de la misma surge especialmente a partir de su participación en

49
forma reiterada y a lo largo del tiempo en los diferentes planes ilícitos
cometidos de forma organizada, los que se describirán a continuación.

 Imputación caso Brusa Dovat-PDVSA:

En particular, entre los diversos hechos puntuales en los que aparece


involucrado con la asociación ilícita investigada, se le imputa haber participado
en las actividades que perjudicaron al ex directivo de PDVSA Argentina
Gonzalo Brusa Dovat, a quien a partir de diversas tareas de inteligencia
ilegales, intimidaciones, amenazas y engaños se le exigió que prestara
declaraciones en contra de su voluntad ante la prensa y en la Fiscalía Federal
Nº 4 de C.A.B.A. a cargo del imputado, denunciando una serie de presuntos
hechos delictivos cometidos en la empresa PDVSA Argentina o en firmas
vinculadas a ella, con un contenido inducido y/o parcialmente direccionado.
Para vulnerar la voluntad de Brusa Dovat, a quien Marcelo D´Alessio
identificaba como el “arrepentido” o el “Centeno de PDVSA”, y lograr que
prestara, en primer lugar, su testimonio frente a Daniel Santoro para una
publicación en el diario Clarín y, luego, formulara una denuncia penal ante el
fiscal Carlos Stornelli, se acudió a distintas estrategias de acción psicológica
sobre la víctima, tales como la existencia de un supuesto “protocolo de
protección de la D.E.A.”; una presunta “pre-causa armada” en el juzgado en lo
penal económico a cargo del Dr. Marcelo Aguinsky -sobre quien D´Alessio decía
poder ejercer influencia-; se dio cuenta de los vínculos con Carlos Stornelli y
Daniel Santoro; se exhibieron armas de fuego y placas de la DEA y hasta se
contó con la presencia de “custodios” que se hallaban a disposición –al
menos, Eduardo Ariel Menchi (a) “Chispa” y Mariano Díaz Strunce (a) “Alemán”-
De ese modo, se implementó un mecanismo con la participación de los
distintos miembros de la organización para obtener de una persona objeto y
víctima de una operación de espionaje previa un “testimonio relevante” para
una causa judicial y su utilización en los medios masivos de comunicación.
Dicha maniobra coactiva fue llevada adelante de forma material por
Marcelo Sebastián D´Alessio, Ricardo Oscar Bogoliuk, Aníbal Degastaldi, Eduardo
Ariel Menchi, Mariano Díaz Strunce, Daniel Pedro Santoro y el imputado.
D´Alessio le informó a Stornelli de cada paso de la operación de espionaje y
de “ablande” respecto de Brusa Dovat y le señalaba el provecho que le podía
traer al imputado la operación de “puesta en pánico”. El imputado prestó su
anuencia para la continuidad del plan mientras se encontraba vacacionando
en Pinamar y llevó adelante acciones para la concreción de sus fines y, en
este contexto, finalmente, le recibió declaración testimonial a pesar de conocer
las maniobras coactivas que se habían llevado adelante respecto del antes
nombrado. Además, permitió que Marcelo Sebastián D´Alessio, de un modo
intimidatorio, presenciara esa declaración testimonial para controlar que Brusa
Dovat declarara de acuerdo a lo convenido. El día 23 de enero del corriente,
Marcelo D´Alessio le informó a Stornelli que iba a hacer “que se arrepienta”
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Brusa Dovat y que “seguro le vas a sacar mucho provecho”. El día 24,
D´Alessio se reunió con Brusa Dovat en el restaurant Fresh Market ubicado en
Cosentini al 1200 –aproximadamente- del barrio de Puerto Madero de C.A.B.A.
En esa reunión, Marcelo D´Alessio se presentó como jefe regional de la DEA, le
exhibió una placa de dicha agencia que estaba dentro de su billetera, una
pistola y un fajo de dólares que estaban dentro de un maletín. Le presentó a
Brusa Dovat, a su vez, a Aníbal Degastaldi, a quien identificó como un ex
comisario colaborador de él. La organización delictiva ya había realizado
tareas de espionaje ilegales previas respecto de Brusa Dovat, habiendo reunido
información sensible acerca de su historial laboral, migratorio, su domicilio, la
composición de su grupo familiar, etc. En esa reunión, D´Alessio le señaló que
siguiendo “los protocolos de la DEA”, para que Brusa Dovat y su familia estén
protegidos, tenía que exhibirse públicamente. Luego, el día 25 de enero,
D´Alessio se comunica vía WhatsApp con Brusa Dovat y le informa acerca de
una supuesta ´precausa´ que había armado en su contra Ángel Morales, ex
presidente de PDVSA Argentina. El día lunes 30 de enero, Brusa Dovat fue
llevado por D´Alessio ante Daniel Santoro, donde fue entrevistado –a pesar de
su negativa y a instancias de las presiones e intimidaciones que sobre él se
ejercieron en el lugar- en el restaurant Sarkis de la ciudad de Buenos Aires, a
partir de la cual fue publicada una nota periodística en el diario Clarín el
domingo 3 de febrero, de autoría del propio Santoro. Esa entrevista fue
filmada por Daniel Santoro y también por Marcelo D´Alessio, quien compartió
esa filmación a través de WhatsApp con el imputado y otros miembros de la
organización delictiva, tales como Ricardo Bogoliuk. El día viernes 1º de
febrero, D´Alessio se encontró con Brusa Dovat en un restaurant de Buenos
Aires y le indicó concretamente los términos de lo que debía denunciar
judicialmente y qué cuestiones no debía mencionar. Ese mismo día, a media
tarde, Brusa Dovat se encontró nuevamente con D´Alessio a una cuadra de
Canal 13, donde subió a la misma camioneta Range Rover que D´Alessio
estacionó adentro del predio del canal. Allí fue conducido por el nombrado
D´Alessio a una entrevista para el canal Todo Noticias con el periodista
Rodrigo Alegre quien lo entrevistó por espacio de aproximadamente 20
minutos, siempre en presencia de D´Alessio. El día lunes 4 D´Alessio pasó a
buscar a Brusa Dovat con el vehículo Range Rover -identificado en el
allanamiento de su vivienda- junto con dos hombres que iban en el asiento
delantero a quienes presentó como personal de la DEA –Eduardo Menchi (a)
“Chispa” y Mariano Díaz Strunce (a) “Alemán”- y fue llevado a prestar
declaración a la Fiscalía Federal Nº 4 a cargo del Dr. Carlos Stornelli. Al
llegar, D´Alessio se anunció, preguntó por el fiscal y le dijo a la Secretaria que
tenía pautada una reunión con él para hacer una denuncia. Luego de unas
horas de espera, ingresaron al despacho del fiscal en donde Marcelo D´Alessio
51
mantuvo una conversación con éste previa a que se le recibiera declaración
testimonial a Brusa Dovat. D´Alessio permaneció conversando con Stornelli en
su despacho mientras Brusa Dovat fue conducido a prestar declaración ante
una Secretaria del fiscal. Sin embargo, en un determinado momento, omitiendo
la obligación legal de recibirle declaración a los testigos de forma separada y
sin presencia de terceros ajenos al proceso, se le permitió presenciar a
D´Alessio la declaración de Brusa Dovat, quien incluso filmó la escena con su
teléfono celular y luego tomó fotografías de las copias del acta labrada en
ese acto, elementos que compartió con periodistas y otras personas. Más
tarde ese mismo día, a las 20 hs. aproximadamente, Brusa Dovat se encontró
con D´Alessio en el canal América 24, donde ambos participaron de un
programa televisivo que conduce el periodista Eduardo Feinmann.
En particular sobre estos sucesos, Marcelo D´Alessio reportaba
información a Carlos Stornelli, quien en ese momento se encontraba en
Pinamar, sobre los pormenores de la maniobra y coordinaban su continuidad,
lo que se inició el 23 de enero del corriente, cuando Marcelo D´Alessio le
informó: “(…) Mañana voy a hacer que se arrepienta un actual director de una
residual de PDVSA, q sigue operando en el país. Si es lo q imagino, además
del informe q tengo q armar para Maine y enviarlo por valija diplomática, está
el factor Argentino qué seguro le vas a sacar mucho provecho!!” Luego, el día
30 de enero D´Alessio le informó que: “En 10 siento a un director ´arrepentido´
de pdvsa Argentina con santoro. Y el lunes te lo siento para su primer
testimonial. Va a ser escándalo y podemos bloquear fondos. Mauro está al
tanto vía Mario M, q hoy regresa”; “Juro q después del lunes le devuelvo a su
madre!!!!”, a lo que Stornelli contestó: “Q bueno!”. Más tarde ese día, D´Alessio
le informó: “Listo el centeno de PDVSA”, le envió un video como adjunto de la
entrevista con el periodista Daniel Santoro y le señaló a Stornelli: “No paró de
dar datos chequeables durante dos horas!! El lunes, te lo siento (antes q lo
maten)”. Stornelli contestó: “Perfecto” y “Gracias!!”; a lo que D´Alessio
respondió: “Esa es mi égida!! Jaaaaa. Trabajamos prolijo! Sale en tapa del
domingo de Clarin” y “Ya se quien esconde el dinero en Suiza!!”. Stornelli le
respondió “Guardalo un poco más hasta que hable conmigo”, a lo que
D´Alessio dijo mediante mensaje de voz: “es que Dani se va de vacaciones,
Dani de hecho se va el sábado y lo deja embargado. El viernes ya lo deja
todo encriptado y embargado. No va a mencionar el estudio jurídico y el tema
de Suiza, es decir, esa parte no sale. Hay 3 o 4 cositas que después te
cuento personalmente que no van a salir, para que vos le puedas apretar los
huevos. Por eso necesito juntarme con vos personalmente el lunes, pero es un
Centeno 2 ¿eh?, hay que hablar con Patricia después para no mandarnos un
moco ¿viste?”. Luego el día 4 de febrero, cuando el imputado se reintegró a
sus actividades laborales al regresar de Pinamar, coordinaron por la misma vía
de comunicación el ingreso a la Fiscalía Federal Nro. 4 para que le sea
recibida declaración testimonial a Brusa Dovat en dicha sede.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

 Imputacion caso Ubeira:

Por otra parte, se le imputa haber acordado y planificado junto con


Marcelo D´Alessio la realización de actividades de espionaje en perjuicio del Dr.
José Manuel Ubeira, letrado defensor de Oscar Thomas, imputado en el marco
de la causa Nro. 9608/2018 denominada “cuadernos”. Puntualmente, el plan
consistía en llevar adelante filmaciones con cámaras ocultas para involucrar de
ese modo al nombrado letrado en una presunta maniobra extorsiva en
perjuicio del propio Carlos Stornelli o de una tercera persona. Dicha maniobra
se terminó de planificar el día 8 de enero del año en curso en una reunión
personal que mantuvo con el nombrado D´Alessio en la confitería del balneario
“CR” de Pinamar y se realizaron anotaciones manuscritas sobre esta operación
de espionaje en un cuaderno símil cuero de color negro que llevó D´Alessio a
la reunión y luego fuera incautado en el marco del allanamiento a su vivienda.
Al menos desde el día 28 de diciembre de 2018 existía la idea de parte de
Stornelli de realizar esta operación ilícita. Ese día Stornelli le indicó a D´Alessio
que convenciera al Dr. Rodrigo González de realizar esa cámara oculta, a lo
que D´Alessio le respondió que no quería involucrar a este letrado en virtud de
que, de ese modo, se vería obligado a renunciar a la defensa letrada del Sr.
Jorge Leonardo Fariña –coimputado de otro defendido del Dr. Ubeira, Federico
Elaskar, en el marco de la causa conocida como “La Rosadita” o “la ruta del
dinero K”- y eso le traería problemas con Patricia Bullrich. Ese día D´Alessio le
envió a través de WhatsApp unos videos y le indicó a Stornelli: “La cámara
oculta la hice yo. Se avisó a la embajaba israelí y felicitaron el trabajo. Por lo
que respecta a la Argentina estoy seguro es una pegada!!! El 6 vuelvo!!”. Luego
de que D´Alessio le contara acerca de esa cámara oculta que había llevado a
cabo, inmediatamente el fiscal Stornelli le pide: “Dame una mano”. Y D´Alessio
le contesta: “Obvio. Yo lo empomo al abogado que te quiso girar. Ese es mi
trabajo. Llego y lo hago!!”. Luego, D´Alessio le dice: “(…) llego y nos vemos
afuera. Dejame que haga lo que te imagines sin que nadie se dé cuenta. Las
cosas lindas las hago sin que nadie se entere. Contá 100% conmigo. Mario un
día me dijo que te aprecia y para mí eso es más que una instrucción”.
Stornelli le contesta: “Es mi hermano” y D´Alessio finaliza: “No se habla más.
Lo q sea es ´lo que sea´”. El intercambio de mensajes por esa misma vía
vinculados con la maniobra de la cámara oculta en perjuicio de José Manuel
Ubeira prosiguió en días posteriores, al coordinarse la reunión en el balneario
CR de Pinamar llevada adelante el día 8 de enero. Así, el 5 de enero, D´Alessio
le envía un mensaje a Stornelli que dice: “Hola Carlos! El martes a qué hora
no te parece invasivo para la familia? Así voy a verte a pina y organizamos lo
del abogado hdp q te quiere girar? Yo me adapto!”, a lo que Stornelli
responde “Oki”, “Cuando quieras”. Con posterioridad a la referida reunión en
53
Pinamar, el día 11 de enero, D´´Alessio le informó: “Ya tengo los datos del
letrado atrevido. Hice me analizaran coincidencia de antenas… Jaime te suena,
no?”, “Mañana te cuento. Igual, no hay vuelta atrás”. El día 23 de enero
D´Alessio vuelve sobre el mismo tema e informa a Stornelli: “Hola!!!!! A ver
cuando se vuelve q ya lo extrañamos por Baires!!!! Ya puse en marcha el plan
con la cámara loca para ese ganzo!!!!”, a lo que Stornelli requiere:
“Novedades?” y D´Alessio responde: “Está volviendo a Baires y calculamos q el
martes 5 se va a hacer en una sala de reuniones en un hotel q nos brinda
todas las cámaras accesorias a las q usamos dentro del recinto.”

 Imputación caso Castañon:

Así también, se le imputa concretamente haber reclamado a Marcelo


Sebastián D´Alessio y asentido que se realizaran labores de espionaje ilegales
respecto de Jorge Christian Castañón Distefano, ex pareja de su actual
concubina, de nacionalidad peruana y piloto de la aerolínea United Express,
empresa subsidiaria y de vuelos de cabotaje en los Estados Unidos de United
Airlines. Todo ello con la finalidad de perjudicarlo y generarle de forma
ilegítima un daño de algún tipo. Las comunicaciones al respecto se iniciaron
vía WhatsApp el día 11/01/2019 mientras Stornelli se encontraba en la
localidad de Pinamar. En ese momento, Stornelli le dijo “Jorge christian
Castanon”, “Decia q era piloto de la marina”, “Despues lo echaron no se xq”,
“Ahora dice q trabsja e United”, “Siempre fue bsgayero”, “Peruano”,
“Nacionalizado”, “Reniega de su origen”. D´Alessio respondió a la requisitoria de
Stornelli: “Ya me encargo”. Tres días más tarde, Stornelli preguntó a D´Alessio:
“Averiguaste algo del peruano?” y el día 16 de enero, D´Alessio informó:
“Estuve mirando el Org Chart y veo que Castanon/Jorge de EWRFO que es de
United Express. Reporta a un tal Andrew Ashbury (WHQUX). Es un primer oficial
de United Express. La subsidiaria regional. O sea que si es la persona que
buscas y viene a Argentina no lo hace trabajando”; “Mandame algo más
afectivo que un “ok”!!! Juaaaaa. Viste q el peladito te cumple??? Vos decidís si
lo corto en usa o acá”; “(…) NO ES EMPLEADO DE UNITED (EL ÁREA
INTERNACIONAL). USA PASAJES A DISPONIBILIDAD. HAGO LO Q QUIERAS”.
Stornelli inquiere: “Donde trabajo?”, “Trabaja”, a lo que D´Alessio respondió:
“Trabaja actualmente en united express. Una LOW cost q es un
desprendimiento de cabotaje de UA”; “Trabaja pero no en united airlines.
Consigue pasajes gratis y de upa. También con descuentos: léase: BAGAYERO”.
Stornelli respondió a ello: “Q se puede hacer?”, a lo que D´Alessio respondió:
“Lo tenemos q ver personalmente…”. Luego, en un mensaje de voz vía
WhatsApp, D´Alessio informa: “(…) ya averigüé todo, no tiene licencia, no puede
hacer un vuelo internacional, realizar un vuelo fuera de su jurisdicción, no
tiene, no puede hacer vuelo internacional, nunca viaja como piloto a la
Argentina este hombre, ¿eh? ¿Ok?”. Stornelli contestó: “Se puede advertir en
algun lado del bagayo?”, “O no vale la pena” y D´Alessio finalizó diciendo: “sí,
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

yo le haría algo un poquito peor, por eso quiero hablarlo personalmente con
vos, no por acá. Le haría algo un poquitito peor. Le pondría algo en la valija
¿viste? y ahí se deja de joder. Lo bloqueo allá, acá o donde vos quieras”.
Por otra parte, se le imputa haber reclamado a Marcelo Sebastián
D´Alessio y asentido la realización de maniobras de espionaje ilegales en
perjuicio de Victoria Munín con la finalidad, por su parte, de obtener
información que pudiera perjudicar a Alejandro Talevi. El día 16/01/2019,
D´Alessio le envía fotografías de Victoria Munín y le dice a Stornelli vía
WhatsApp: “Hola Carlos. Como estas? Espero esta semana poder resolver eso.
Ahí le metí presión a la ex novia de talevi. Nos interesa a todos saber dónde
está la fortuna que falta…. A mí me contó que esa financiera madercoop le
cambiaban los pesos por euros a de Vido con un 6% SPREAD adicional ya
que era plata de la corrupción”. Ante ello, Stornelli le contesta “dame merca
que me ocupo”, “merca quiere decir información”, “no me malinterpretes ” y
D´Alessio finaliza diciendo por mensaje de voz “(…) sí, después nos juntamos y
te doy toda la letra. Está desesperada por hablar, para no ir a declarar. Si
tiene que hablar en otro lugar y ya la tenía en el radar con Santoro, esto y
lo otro. Y dije, bueno… ahí hablé con Dani y tal vez hacemos un 2x1, no sé.
O la sacamos con Dani entonces vos la levantás de oficio. Después vemos lo
que vos quieras, ¿dale? Está para arruinarlo al tipo”.

 Imputación caso Landaburu:

Por otra parte, ante la delimitación como plan delictivo particular


formulada por el Sr. Agente Fiscal en el dictamen presentado el día 28 de
febrero del año en curso, se le imputa también haber reclamado a Marcelo
Sebastián D´Alessio la realización de una maniobra de filmación con cámara
oculta al Dr. Javier Landaburu. Dicha operación se planificó en fecha
indeterminada pero con anterioridad al 8 de enero de 2019. En lo que
respecta a esta maniobra en particular, D´Alessio refirió al respecto ese día a
Pedro Etchebest mientras viajaban a la localidad de Pinamar a reunirse con
Carlos Stornelli que éste le estaba pidiendo como gestión personal realizar esa
cámara oculta al abogado mencionado porque le quería hacer un daño, en
virtud de que tenía la voluntad de efectuar una presentación ante escribano
público señalando que el fiscal Stornelli había coaccionado y agredido
verbalmente a Paolo Rocca y Carlos Wagner, imputados en el marco de la
causa Nro. 9608/2018 conocida como “la causa de los cuadernos” en una
reunión que había ocurrido en su despacho personal de la Fiscalía Federal Nº
4 de C.A.B.A. a su cargo.

55
 Imputación caso Irán:

Así también, tomó conocimiento de la realización por parte de la


organización delictiva de maniobras de inteligencia y espionaje ilegales y se
puso a su disposición el producido de esas maniobras, realizadas en la
República Oriental del Uruguay respecto de diversas personas de nacionalidad
uruguaya, argentina, colombiana e iraní. Asimismo, omitió denunciar estas
actividades ilegales estando obligado a ello por su condición de Fiscal Federal.
Esta operación consistió en la reunión de información, análisis de inteligencia
e incluso filmaciones con cámaras ocultas –algunas de ellas que le fueron
transmitidas por WhatsApp al imputado- respecto a la actividad comercial de
estos empresarios en la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay.
Los documentos vinculados a estas operaciones de inteligencia ilegales le
fueron exhibidos en el balneario CR de Pinamar el día 8 de enero del
corriente desde una notebook que D´Alessio llevó para la ocasión. La
preocupación indicada en los documentos vinculados a estas operaciones eran
“las consecuencias de llegar a concretarse alguna operación de esta magnitud,
posiciona a la Argentina como país Colaborador en aras de sortear su
delicado bloqueo Financiero-Comercial imperante”. Según lo explicitado por el
propio D´Alessio, la motivación de tales tareas de inteligencia sería la detección
de actividades “terroristas”. Un elemento significativo vinculado a estos hechos
es la propuesta realizada por D´Alessio al imputado el 28/12/2018 en el que
mantuvieron el siguiente diálogo vía WhatsApp: D´Alessio: “te interesa un caso
de terrorismo?”, Stornelli: “Me interesa”. Ante ello, D´Alessio luego de enviarle
dos videos –uno de ellos una filmación a través de cámara oculta-, le envía el
siguiente mensaje: “A la vuelta te lo doy a vos y lo coordinamos con santoro?
Es la embajada paralela de Irán q está en Montevideo. Si macri o Maria
Eugenia llega a comprar el cemento o Diésel q ofrecen con cobertura de
empresas rusas, nos quitan el acuerdo del FMI!! Te vas a ganar más que un
premio. Mucho más!!”.

 Imputación caso Pablo Barreiro:

Por otra parte, se le imputa haber participado en el intento de realizar


maniobras extorsivas e intimidatorias en perjuicio de Pablo Erasmo Barreiro a
fin de obligar a que el nombrado aportara información en el marco de una
investigación judicial a su cargo. Alternativamente, se le imputa haber tomado
conocimiento y haber omitido denunciar los hechos que perjudicaron a Pablo
Erasmo Barreiro por parte de al menos de Marcelo Sebastián D´Alessio y
Carlos Liñani, quienes invocando el nombre y la influencia que tenían sobre el
imputado pretendieron extorsionarlo e intimidarlo refiriéndole que existía
documentación que podía comprometerlo en el marco de la causa Nro.
9608/2018 a cargo del imputado. En cuanto a las circunstancias de estos
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

hechos, Pablo Barreiro y su hermano Raúl Aldo Sebastián Barreiro se reunieron


el día 4 de octubre de 2018 con Carlos Liñani quien les indicó que debían
hablar con Marcelo D´Alessio, a quien se los presentó como abogado de la
DEA y de la Embajada de los Estados Unidos. Liñani les refirió que en el
juzgado tenían una carpeta muy grande con documentación que involucraba a
Pablo Barreiro, a quien le señaló que querían detenerlo y que para no quedar
involucrado debía “arreglar” con los abogados Marcelo D´Alessio y Rodrigo
González pues estos mantenían un estrecho vínculo con el fiscal Carlos
Stornelli. Fue así que Pablo Barreiro conversó telefónicamente con Marcelo
D´Alessio y en esa comunicación éste le manifestó que, teniendo en
consideración la influencia que poseía sobre el fiscal Stornelli, de que
pertenecía a la DEA y a la Embajada de Estados Unidos debía acceder a sus
“servicios” pagando una suma de dinero, con el fin de no quedar detenido en
dicha causa judicial. A modo intimidatorio le hizo saber que conocía
información de índole personal y de su entorno de amistades y le indicó que
había vehículos de la AFI en el domicilio de su padre. Al día siguiente, 5 de
octubre de 2018, se reunieron Pablo y Raúl Barreiro con Luis Vila en un café
denominado “Tabac” de C.A.B.A. a quien le comentaron de las conversaciones
que habían mantenido de manera personal con Carlos Liñani y con Marcelo
D´Alessio vía telefónica. Luego, al siguiente día, se reunieron estas personas
nuevamente en el mismo lugar y Luis Vila les señaló a los hermanos Barreiro
que ya había hablado con Stornelli y le había contado lo sucedido con
Marcelo D´Alessio y Carlos Liñani, en particular que hablaban en nombre de él.
Asimismo, Pablo Barreiro firmó dos escritos que habrían de ser presentados
ante la Fiscalía del Dr. Stornelli y/o el Juzgado a cargo del Dr. Claudio
Bonadío solicitando declarar el día lunes 8. Ese mismo día -5 de octubre- por
la tarde, Carlos Liñani reenvió a Pablo Barreiro vía WhatsApp un mensaje de
voz de Marcelo D´Alessio en tono amenazante en el que decía saber que el Dr.
Archimbal iba a presentarlo ante el fiscal Stornelli, dando a entender que de
ello podía derivar su detención. Horas más tarde, en el programa televisivo del
periodista Feinmann, se informaba acerca de la inminente detención de Pablo
Barreiro. Luego, el día 8 de octubre, finalmente, Pablo Barreiro prestó
declaración en sede de la Fiscalía Federal Nº 4 a cargo del Dr. Carlos
Stornelli, en la que relató detalles de sus roles y funciones como secretario
de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el período 2009 al 2015
y, asimismo, puso en conocimiento del fiscal que se sentía amenazado por
Marcelo Sebastián D´Alessio y Carlos Liñani, relatándole que estaban hablando
en su nombre para que no quedase detenido en la referida investigación
judicial. En la ocasión, se labró un acta en la que no se consignaba el
contenido de lo declarado por Pablo Barreiro ni tampoco se habría procedido
a registrar el acto mediante ningún medio técnico.
57
 Imputacion caso GNL:

Asimismo, se le imputa su participación en las maniobras llevadas a


cabo por la organización dirigidas a introducir en una causa judicial
información proveniente del espionaje ilegal y de este modo influir en dicho
proceso. En el domicilio de Marcelo D´Alessio fue hallado un documento
titulado “Síntesis de investigaciones actuales” -creado el 25 de febrero de
2018-, en el que se consignan anticipadamente las actividades que habría de
llevar a cabo la organización para luego introducir elementos de prueba
obtenidos a través de maniobras de inteligencia y espionaje ilegales en la
causa Nro. CFP 10456/2014 -conocida como “GNL”-, del registro del Juzgado
Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11 de C.A.B.A. y en la que
interviene Carlos Stornelli como fiscal. En ese documento, bajo el título: “4. De
Vido, Baratta, Moyano y D’Elía”, se afirma lo siguiente: “Tras avanzar sobre los
dos ex funcionarios del Minplan sobre tema GNL, ahora nos encontramos
realizando un libro de pronta publicación de editorial Planeta donde se
describirán las maniobras relacionadas con la importación y distribución de
Gas OIL 500ppm realizada por ENARSA. A partir de la publicación, entendemos
que un Juzgado Federal deberá citar al autor y sus fuentes que colaboraron
en “ON” para avanzar en una investigación sobre el mayor defalco de la
historia Argentina. El gas oil que no era quemado por las 64 generadoras del
plan PET y GENREN y cómo se revendía para beneficio de funcionarios y
empresas vinculadas a sindicalistas. Análisis de costos de agenciamiento
marítimo. Análisis de modus operandi de cada armador ante la elección de
proveedores locales. Giro al exterior de divisas de ENARSA a Través de
Financial Net, Macro para armadores. Detección de negocios del actual Auditor
General de la Nación J.I. Forlón. Sus migraciones y utilización de una aeronave
ya detectada. Rol de empresa Chenyi (Moyano) y Atalaya (D´Elia). Ciudadanía
express del responsable de Gas Oil de ENARSA en Uruguay. Su rol con el
entonces Lescano. Rol de Banco Nación y Nación Seguros. Detección de
sustracción de la geolocalización de todos los pozos de inspección gasíferos y
petroleros del país. Inconsistencias jurídico administrativas de Ministro de
Energía Actual en concordancia con Presidente de Enarsa. Documentación
respaldatoria: Un año y medio infiltrado entre los diferentes Directores de
Enarsa. Contratos, tablas de consumo de generadoras, importaciones, detalle
de seguros, entrevista con otros participantes del mercado cotejando
diferencias de precios insostenibles. Testimonio de arrepentidos. Material
informático de la empresa”. El libro, al que se anticipa y se hace referencia en
dicho documento hallado en una de las computadoras de D´Alessio, es aquel
que precisamente menciona –casi nueve meses después- cuando presta
declaración testimonial en la Fiscalía Federal Nº 4 de Capital Federal, a cargo
del Dr. Carlos Stornelli, y se titula “El Mecanismo” de autoría de Daniel
Santoro. Allí Marcelo D’Alessio aparece citado como una fuente “en ON” y
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

denuncia una serie de maniobras ilícitas vinculadas a la empresa Enarsa. En


particular, Carlos Stornelli, en su carácter de Fiscal Federal que intervenía en
la causa referenciada, le recibió declaración testimonial los días 5 y 12 de
noviembre de 2018 a Marcelo D’Alessio a sabiendas de que se trataba de un
agente de inteligencia con las características ya mencionadas y de que la
información y la prueba que pudiera aportar había sido obtenida del modo
antes descripto. En efecto, en dichas declaraciones y con la connivencia del
Fiscal Stornelli, D’Alessio aportó diversa información producida mediante sus
actividades de espionaje ilegal, entre ellas, cuatro carpetas con documentación
que, falsamente, aseguró haber recibido anónimamente. En la primera ocasión,
señaló haber trabajado en Enarsa entre junio de 2010 y junio de 2011, en
carácter de “asesor coordinador de la gerencia de Administración y Finanzas”.
Presentó entonces un escrito cuyo contenido coincide completamente con un
archivo denominado “Informe dr Stornelli” y parcialmente con el archivo
denominado “Informe Dr. Bonadío” –este último más extenso- hallados en una
de las computadoras secuestradas a D’Alessio. En tales declaraciones
judiciales, Marcelo D´Alessio denunció diferentes operatorias vinculadas al gas
natural licuado que coinciden con lo señalado en el libro “El mecanismo”. El
día 12 de noviembre, Marcelo D’Alessio ratificó su exposición anterior, y
también “todo el contenido vertido en la entrevista que tuv[o] con el periodista
Daniel Santoro, a efectos de brindar la información veraz contenida en lo que
formó su libro “El Mecanismo”. También, aportó las cuatro carpetas
mencionadas que señaló falsamente haber recibido en forma anónima en su
“estudio jurídico”. Dos de ellas, según explicó, contenían documentación
original relacionada con pólizas de seguros; otra, la auditoría de la AGN de
2011, y la cuarta, una investigación interna sobre la extracción de información
de la empresa por parte de una funcionaria. D’Alessio afirmó concretamente
haber participado de esa investigación. Se destaca que Marcelo D’Alessio le
había sido presentado a Carlos Stornelli, por parte de Daniel Santoro, como
un agente de inteligencia y que el primero señala expresamente en el
documento “Síntesis de investigaciones actuales” haber estado infiltrado en
diversos períodos en la empresa estatal ENARSA, a partir de lo cual habría
obtenido la información y documentación aportada en estas declaraciones
judiciales.

 Imputación caso Pedro Etchebest:

Por último, se le imputa haber planificado, coordinado y prestado su


consentimiento para que el nombrado D´Alessio de manera informal y paralela
a las investigaciones judiciales, efectuara una operación de inteligencia
mediante mecanismos ilegales para investigar la posible participación de Pedro
59
Etchebest en maniobras ilícitas que pudieran hallarse vinculadas con el
imputado colaborador Juan Manuel Campillo o a los fines de encontrar
información acerca de la denominada “ruta inversa del dinero k”. Ese pacto
entre ambos se produjo antes del día 28 de diciembre de 2018, fecha en la
que D´Alessio le informó que de “Lo de pedro me ocupo yo personalmente de
avanzar con ese sujeto” y en la que comenzó el iter extorsivo que se
describirá seguidamente.
De forma alternativa en torno a este plan en particular, ante la
acusación formulada por el querellante Pedro Etchebest al respecto, se le
imputa haber participado en la exigencia ilegítima de la suma de trescientos
mil dólares estadounidenses (U$300.000) al nombrado que materializó Marcelo
Sebastián D´Alessio junto con –al menos- Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi
para no quedar involucrado en la causa antes referenciada, quienes habrían
utilizado para llevar adelante ese plan ilícito intimidaciones, amenazas,
simulaciones de ostentar cargos públicos y relaciones con distintos
funcionarios públicos, incluido el propio Carlos Stornelli. Parte del engaño
vinculado con esa maniobra extorsiva se sostenía en la referencia que se le
efectuaba a Etchebest de que había sido involucrado en aquella investigación
a partir de las declaraciones del imputado colaborador Juan Manuel Campillo.
Para ello, D´Alessio llevó adelante con conocimiento del fiscal Carlos Stornelli y
con la participación material de los nombrados Bogoliuk y Degastaldi –a
quienes reportaba de los distintos pasos de la operación- una serie de
investigaciones respecto de Etchebest y su entorno familiar, así como
reuniones, conversaciones telefónicas, personales y a través de la aplicación
de mensajería instantánea WhatsApp con el nombrado que culminaron el 6 de
febrero del año en curso, fecha en la que se dispuso el allanamiento de la
vivienda de aquel imputado. Durante estas conversaciones –que se iniciaron el
mismo 28 de diciembre de 2018-, D´Alessio le relataba a Etchebest supuestos
detalles de la investigación judicial que eran falsos y le hacía saber datos
personales de su familia, de sus empresas, actividades y movimientos
migratorios –que eran verdaderos-, al tiempo que le indicaba que llegaban
informes desde los Estados Unidos a la Fiscalía que lo mencionaban y hasta
le mostraba el intercambio de comunicaciones que mantenía con Carlos
Stornelli –que eran verdaderos- en los que le refería entre otras cuestiones:
“Lo de pedro me ocupo yo personalmente de avanzar con ese sujeto ”. De
este modo, D´Alessio y Stornelli coordinaron un encuentro en Pinamar, al que
asistiría, para presenciarlo, también Pedro Etchebest. Ese encuentro se
concretó el día 8 de enero de este año, aproximadamente a las 11 hs. en la
confitería del Balneario “CR” de esa ciudad balnearia. Etchebest debía observar
desde una mesa cercana el encuentro entre el imputado y Stornelli el que
aproximadamente duró cuatro horas. Al final del encuentro, D´Alessio presentó
a Pedro Etchebest ante Carlos Stornelli como “el señor Pedro” y estos dos se
dieron la mano. En el viaje de regreso, D´Alessio le señaló a Etchebest que ese
apretón de manos significaba que se había sellado el acuerdo con el Fiscal
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

para no resultar imputado en la causa mencionada y que a cambio debía


abonar la suma de 300.000 dólares estadounidenses. Le exhibió un anotador
con tapa símil cuero de color negro que poseía la inscripción “300” junto al
dibujo de un avión, y le señaló que el propio Fiscal Stornelli había escrito ese
número. Las conversaciones e intercambios señalados, como así también las
referencias al fiscal continuaron. Etchebest comenzó a manifestar dificultades
para cumplir con “lo acordado”. El día 17 de enero -primera fecha pactada
para el pago del primer tramo del monto total reclamado, de 100.000 dólares-
, Etchebest le señaló al denunciante que su mujer se había confundido la
fecha de vencimiento de un plazo fijo y que habría de conseguir el dinero en
Mar del Plata, a donde viajó ese mismo día y donde conversó con personas
allegadas. Como consecuencia de esa demora en el primer pago, el imputado
le indicó que a Carlos Stornelli se le había generado una multa de 9700
dólares por no haber podido escriturar la adquisición de una vivienda en
Pinamar, frente al Balneario CR de propiedad del empresario Colella, por lo
que Etchebest le entregó el día 23 de enero de 2019 entre las 11.15 y las
12.15 hs. aproximadamente en el Hotel Alvear Icon, ubicado en Aimé Painé
1130 en el barrio de Puerto Madero de C.A.B.A, aquella suma y al día
siguiente, efectuó otro pago de 5000 dólares en la confitería Selquet ubicada
en Av. Figueroa Alcorta y La Pampa de esa misma ciudad. Luego “acordaron”
un nuevo encuentro en el que se abonarían 200.000 dólares, el que habría de
ocurrir el día 6 de febrero, en el restaurant Viento en Popa de la ciudad de
Mar del Plata, lugar de encuentro que luego mutó a la Galería Armenia en
C.A.B.A., y que tampoco se concretó. En esa ocasión, D´Alessio le recriminó a
Etchebest la falta de pago y le señaló de modo intimidatorio que se
encontraba con “los monos de Carlos”.

V.b. El nombrado presentó tres escritos a modo de descargo y

respondió preguntas de la fiscalía y del tribunal (ver fs. 9570/9610,

9611/9614 y 9615/9618), todo lo cual será objeto de tratamiento específico a

lo largo de la continuidad de la presente resolución. En lo que refiere en

particular a la imputación por el llamado caso Castañón, el imputado y su

abogada defensora solicitaron que las transcripciones de lo declarado al

respecto se glosaran en un legajo reservado, en atención a que en ese tramo

de su descargo oral realizó un relato en el que expuso situaciones de la

intimidad de su familia, por lo que así fue dispuesto.

61
Además, presentó diversos anexos documentales obrantes (fs.

9616/9959) compuestos, en su gran mayoría de copias de las piezas

procesales de este expediente y de otros que también obran en el proceso

agregados a los numerosos legajos de prueba.

Sin perjuicio del examen pormenorizado que se efectuará a posteriori de

cada una de sus defensas intentadas por cada una de las maniobras

puntuales objeto de imputación, corresponde aquí realizar breves referencias

en torno a los ejes centrales del descargo del imputado.

V.b.1. En este orden de cosas, entiendo importante resaltar en primer

término que, en su descargo, Stornelli sostuvo una serie de tesis alternativas,

que operan como una suerte de argumentación “en cascada”, una en subsidio

de la otra, lo que en sí mismo resulta autocontradictorio y resta peso

argumental a su descargo, pues no existe una teoría única sobre la que pueda

sostenerse.

En primer lugar, esgrimió una hipótesis de “complot”, en la que

imputados y víctimas de esta investigación estarían conspirados con el objeto

de perjudicar la causa Nº CFP 9608/2018 y en particular al propio Dr.

Stornelli. Para explicar esa confabulación buscó vincular principalmente a Pedro

Etchebest con Marcelo D´Alessio, aunque también deslizó referencias a los

vínculos que unirían a Etchebest con otros imputados, retomando de este

modo la teoría que el propio Marcelo D´Alessio esgrimió al inicio de la causa y

puntualmente al propio Stornelli en una comunicación vía Telegram.

En esa línea, la defensa además hizo eje en la familiaridad del trato

entre D´Alessio y Etchebest como prueba de la orquestación de una operación

en su contra. Así destacó referencias efectuadas por Etchebest en sus chats

con Marcelo D´Alessio para intentar desde allí fundar la inexistencia de la


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

maniobra extorsiva21. En ese sentido, el imputado al momento de realizar su

descargo refirió: “(…) habrían concurrido juntos a Pinamar y regresado de la

misma manera, con supuestas y plurales conversaciones en el viaje, que muy


alejados están de los parámetros propios de un supuesto de extorsión”, entre
otras menciones en la misma tónica.

Ahora bien, en relación al argumento vinculado a que dicha familiaridad

acreditaría un presunto “complot” entre víctima e imputado del caso Etchebest,

corresponde adelantar aquí que en una multiplicidad de los hechos

investigados en este expediente, Marcelo D´Alessio tenía algún grado de

relación previo con sus víctimas y era justamente esa relación la que le

permitió llevar adelante eficazmente los engaños propios de las maniobras

extorsivas investigadas en autos.

Sobre este punto, se expondrán algunas consideraciones al momento de

examinar el caso de Pedro Etchebest –capítulo XI, en particular el punto XI.c.4

in fine-, pero también se realizará un estudio más profundo en el acápite XIII


en el que se le dará tratamiento específico a esta cuestión planteada por la

defensa, en particular, vinculada con las similares características en el modus

operandi de varias de las operaciones de la organización delictiva iniciadas ya


en el año 2016.

Por otro lado, respecto del alegado complot entre D´Alessio y Etchebest

también corresponde remitirse al capítulo XII de la presente en el que también

se examinará esta cuestión, así como también lo relacionado con la duración

21
Stornelli en su declaración refirió “El escrito de denuncia de Etchebest, por ejemplo, dice ´en
este contexto tengo una relación social con D´Alessio debido a la cotidianidad del trato que se
generaba´. No era un desconocido ni una persona… ellos se conocían hace muchos años incluso
habían trabajo temas comunes...”. Asimismo, en otro apartado el imputado sostuvo “vuelven en
el auto hablando tranquilamente, `hermano´, `Marcelito´, `querido´, `gracias´, la confianza, digamos, no
es la charla, si es que se produjo en el auto a la vuelta, para mi gusto, no es la charla de un
hombre que está siendo extorsionado”.
63
de la reunión ocurrida el día 8 de enero de este año en el balneario CR de

la localidad de Pinamar.

V.b.2. Un segundo eje argumental para repeler la imputación estuvo

vinculado a atacar la fidelidad de los mensajes enviados entre él y Marcelo

D´Alessio. Efectuó algunas críticas genéricas sin aportar prueba de cotejo –por

ejemplo, el historial de comunicaciones registradas en su propio aparato

celular- ni requerir medidas técnicas.

Al respecto, sólo cabe remitirse al acápite XIV de la presente en el que

se formulará un extenso repaso acerca del tratamiento dado en el expediente

a los dispositivos electrónicos y de los procesos técnicos realizados para

acceder a la prueba digital obrantes en ellos, a partir de lo cual –se adelanta

aquí- no existe ningún tipo de dudas tanto acerca del origen como de la

fidelidad de los registros de comunicaciones y demás prueba digital que ha

sido extraída –en particular- de los dispositivos electrónicos incautados a

Marcelo D´Alessio, a partir de la cual se conformó parte del caudal probatorio

de cargo respecto de Carlos Stornelli.

Más allá de ello, entiendo necesario señalar además que, sin perjuicio

de alegar la supuesta falsedad de dichos mensajes, es el propio imputado

quien funda parte de su descargo sobre los mensajes que pretende impugnar,

lo que constituye una postura autocontradictoria que le resta credibilidad a su

tesis defensista.

Al respecto, sostiene que algunos de los intercambios con Marcelo

D´Alessio que le fueron exhibidos los recuerda, mientras que afirma no recordar

o desconocer la existencia de muchos otros.

Así, es el propio Stornelli el que, en aras de sostener la tesis del

complot en su contra, basa su teoría del caso, entre otros, en uno de los

mensajes que le remitió el propio D´Alessio: “(…) entre otras cosas el


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

nombrado me cuenta acerca de una maniobra para perjudicarme y de la que


serían parte un supuesto agente de la AFI y el aquí denunciante ETCHEBEST”.
En otro pasaje de su descargo escrito, Stornelli expuso “Tales extremos

tienen correlato con los mensajes de whatsapp intercambiados por parte de


Sáenz con Stornelli y D´ALESSIO respectivamente. Dado que durante el
transcurso de la reunión Sáenz agendó los números telefónicos móviles de
ambos”.
Resulta al menos paradójico el señalamiento de que algunos de los

mensajes resulten fidedignos, y por tanto atendibles, y otros sean de dudosa

veracidad en función de si los mismos resultan o no incriminantes para el

imputado.

V.c.3. Supletoriamente, y nuevamente utilizando una lógica de

razonamiento “en cascada”, el imputado ensaya una alegación en la que

pretende restarle entidad a las comunicaciones y su vínculo con Marcelo

D´Alessio; ello, para el caso de que no tuviese acogida favorable su tesis de la

falsedad del intercambio de mensajes con D´Alessio.

Para eso sostiene que él no le daba importancia a los mensajes que

recibía de Marcelo D´Alessio. Por ejemplo en su descargo escrito, el imputado

manifestó “Como dije más arriba, muchos de estos mensajes ni siquiera fueron

leídos o vistos en su totalidad (…)”. Sostuvo que evitaba responderlos o bien


brindaba respuestas de cortesía, sin darles entidad. Así, el imputado señaló

“(…) no han merecido comentarios de mi parte, como tantos otros (videos,

fotos, artículos periodísticos, etc., etc.) que aparecen totalmente aislados y sin
relación previa ni de continuidad con otros mensajes. De ahí que, ante la falta
de información concreta sobre el tema, aquellas referencias a supuestas
cámaras ocultas dirigidas a no sé quién que D´ALESSIO unilateralmente

65
expresaba, no han tenido de mi parte respuesta alguna ni tampoco han sido
tomadas en serio”.
Sin embargo, a partir tan sólo del análisis de la intensidad, la cantidad

y la calidad del intercambio de mensajes que se enviaron entre sí Marcelo

D´Alessio y Carlos Stornelli puede advertirse un vínculo que desacredita este

aspecto subsidiario de la defensa intentada por el imputado. Ello ha sido

también materia de tratamiento específico en el apartado IV.c. de los

considerandos de la presente, al que cabe remitirse para evitar reiteraciones

innecesarias, aunque corresponde únicamente insistir aquí en que las

características de ese intercambio entre ambos corresponde al de dos

personas involucradas de manera indudablemente voluntaria y persistente; es

decir, se trata un intercambio real, normal, bilateral y permanente en el tiempo

entre dos personas que compartían intereses comunes y específicos.

No estamos ante un caso, como pretende sostener la defensa, de

conversaciones unidireccionales, donde D´Alessio le refiere cuestiones

estrafalarias y Stornelli sólo responde de manera cordial, sino de

comunicaciones entre dos personas que saben exactamente de qué están

hablando.

Tampoco resulta creíble la explicación ensayada por el imputado para

referir el motivo por el cual mantuvo un vínculo con una persona de las

características con las que cataloga a Marcelo D´Alessio. Llamaría la atención,

en ese caso, la ausencia de mecanismos de autocontrol del imputado, que

reviste un cargo de magistrado federal y posee una larga trayectoria y

experiencia, pues compartió información sensible acerca de sus investigaciones

y, por su parte, le solicitó la realización de investigaciones a quien se trataría

de un “charlatán”. No sólo ello resulta ilógico en sí mismo y no se condice

con las características del vínculo que decía poseer con D´Alessio, sino que

tampoco se coincide con las características del vínculo que efectivamente


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

poseían, lo que ha sido analizado con mayor detenimiento en el acápite

anterior.

Una vez más, parece más bien el resultado del despliegue de defensas

“en cascada”, en el que cada una viene a reemplazar a las otras de manera

subsidiaria, lo que no hace más que restarle entidad argumental a su

descargo, toda vez que propone hipótesis auto contradictorias y

contradictorias entre sí.

Por ejemplo, llama la atención que la defensa del fiscal se encamine a

sostener que muchos de los mensajes que le enviaba D`Alessio no volvían a

ser retomados en las conversaciones de WhatsApp o que brindaba respuestas

de cortesía. Ante las referencias directas y explícitas que una persona le

realizaba directamente vinculadas con la realización de actos ilícitos22, no

parece razonable que la postura que ensaya el magistrado sea la de haber

brindado supuestas respuestas de cortesía.

Por el contrario, lo que se observa es no sólo –y nuevamente- una

relación bilateral en la que es el propio Stornelli quien inicia en muchas

ocasiones conversaciones –demostrando un interés personal que el imputado

busca ahora desconocer- y efectúa requerimientos expresos que luego son

contestados por su interlocutor con referencias expresas a maniobras

vinculadas con labores de inteligencia ilegales. Ello da cuenta de un pacto

mutuo entre ambos y no de expresiones descontextualizadas por parte de

D´Alessio acerca de tópicos que no habían sido conversados con anterioridad

entre ellos –ya sea telefónica o personalmente-. Abona esta tesitura la

ausencia de expresiones de rechazo por parte de Carlos Stornelli a las

22
A modo de ejemplo cabe destacar el siguiente pasaje de la declaración del imputado:
“entonces el tipo se manda con ese chat que yo sí creo que lo recuerdo, donde habla de una
cámara oculta, pero no dice a quién, ni dice qué, en qué consistiría la cámara oculta. No sé si
a Rodrigo González, si era Fariña hablando, no sé, ni me importaba tampoco y tras cartón yo
no le contesto nada (…)”.
67
prácticas que, en su propia tesis defensista, le propondría D´Alessio de forma

unilateral. Por el contrario, las expresiones de Stornelli son reflejo de la

bilateralidad en la comunicación con D´Alessio y de asentimiento expreso o, en

última instancia, de aquiescencia.

Por lo demás, también llama la atención la continuidad de la relación

en el tiempo y de sus comunicaciones –sin ninguna expresión de rechazo o

distanciamiento-, así como las características de su vínculo con una persona

que el propio imputado caracteriza como un “fabulador”.

Con una persona de esas características el imputado mantuvo

conversaciones de forma continuada incluso de madrugada, se reunió cinco

veces en un período de tres meses –algunas de ellas en su propia Fiscalía e

incluso en el lugar en donde se hallaba veraneando junto con su familia, en el

que se mantuvo con él durante más de tres horas-, le hablaba de personal de

la Agencia Federal de Inteligencia, de imputados de la causa 9608/2018 y sus

abogados defensores, y conversaron con familiaridad y confianza de

situaciones y tópicos como dos personas con mutuos intereses y gustos.

Sin perjuicio de todo lo ya dicho y analizado, entiendo que el relato

pormenorizado acerca de su participación en cada una de las maniobras

ilícitas que a continuación se desarrollará, resultará por demás ilustrativo

acerca de las características del vínculo entre Carlos Stornelli y Marcelo

D´Alessio y, por su intermedio, con el resto de los miembros de la asociación

ilícita investigada. Veamos.

VI. CASO GNL-ENARSA

VI.a. Los mecanismos y en particular los fines que se observan en esta

operación de espionaje no difieren en mucho de aquellos que han sido

acreditados alrededor de la causa conocida como la “Mafia de los

Contenedores”, ampliamente descriptos en la resolución del 6 de agosto

pasado, salvo claro está, en el marcado interés político-judicial de la


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

organización en participar de una de las causas más relevantes de los últimos

tiempos, aquella conocida como “G.N.L.” y la participación y conocimiento

directo que tuvo el fiscal federal Carlos Stornelli de que la información que

recibía provenía de la actividad de los servicios de inteligencia.

Aquí se observa uno de los modus operandi utilizados por la

organización investigada para introducir información ilegalmente obtenida en el

circuito judicial; en este caso puntual, con el objeto de “contribuir” con el

expediente Nº 10.456/14 del registro del juzgado federal Nº 11 de C.A.B.A., a

cargo del Dr. Claudio Bonadío, en el que se investiga el presunto pago de

sobreprecios en la compra de gas natural licuado.

Como ya se señaló en otras resoluciones, a partir del hallazgo de

documentos -que probablemente fueran entregados o dispuestos para ser

exhibidos a la Agencia Federal de Inteligencia- en los que se describe en

detalle el modo en que se habría de desarrollar el plan de espionaje ilegal,

se corroboró la existencia y los pormenores de una maniobra previamente

planificada por la asociación ilícita investigada.

Se explicita en aquellos documentos –creados mucho tiempo antes por

la organización- que el objetivo era perjudicar judicialmente a ex funcionarios

del Ministerio de Planificación, concretamente Julio De Vido y Roberto Baratta,

imputados en la referida causa de tramite ante el Juzgado Federal Nº 11,

pero la operación es más amplia, ya que incluía también a otros referentes

gremiales y sociales como Hugo Moyano y Luis D´Elia.-

Allí se expone que “Tras avanzar sobre los dos ex funcionarios del

Minplan (se referencia aquí al ex Ministerio de Planificación Federal) sobre

tema GNL, ahora nos encontramos realizando un libro de pronta publicación

de editorial Planeta donde se describirán las maniobras relacionadas con la

importación y distribución de Gas OIL 500ppm realizada por ENARSA”.

69
A ello se agrega: “A partir de la publicación, entendemos que un

Juzgado Federal deberá citar al autor y sus fuentes que colaboraron en “ON”

para avanzar en una investigación sobre el mayor defalco de la historia

Argentina. El gas oil que no era quemado por las 64 generadoras del plan PET

y GENREN y cómo se revendía para beneficio de funcionarios y empresas

vinculadas a sindicalistas”.

Luego se indican diversos puntos específicos como los siguientes: “Rol

de empresa Chenyi (Moyano) y Atalaya (D´Elia).” y “Rol de Banco Nación y

Nación Seguros.”, entre otros. Además, se precisa la “documentación

respaldatoria” para llevar a cabo dicho plan ilícito, la que consiste en 1) “Un

año y medio infiltrado entre los diferentes Directores de Enarsa”; 2)

“Contratos, tablas de consumo de generadoras, importaciones, detalle de

seguros, entrevista con otros participantes del mercado cotejando diferencias

de precios insostenibles”; 3) “Testimonio de arrepentidos”; y 4) “Material

informático de la empresa”.

Este documento en el que se describen otras operaciones de

inteligencia que en su gran mayoría fueron comprobadas judicialmente -lo que

reafirma la verosimilitud de su contenido-, tiene fecha de última modificación

el 25 de febrero del año 2018, es decir, mucho tiempo antes de la aludida

“presentación espontánea” de Marcelo D’Alessio ante el Fiscal. Allí se exponen

actividades de inteligencia como la infiltración y el ingreso a bases de acceso

restringido. En efecto, se encontraron en su poder listados de llamadas

telefónicas y registros migratorios de personas que también pretendía imputar

judicialmente, tales como García Arrébola y Forlón.

También se constató que, ya desde el año 2017, D’Alessio había

confeccionado un listado de aquellos que debían ser apuntados, una suerte de

“lista negra” de lo que en aquel documento se denominaba ““Los responsables

de la corrupción”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Así se señalan, en un archivo titulado “informe Dr. Bonadio”, que da

cuenta que el interés y el destinatario de aquel era precisamente el titular del

juzgado federal Nº 11 de Capital Federal, a los “encargados de materializar

los actos de corrupción de ENARSA”, y se señala a la Ingeniera Nilda Minutti,

Roberto Baratta, Walter Fagias, García Rebora, Santiago Pierro, Miguel Gatás,

Exequiel Espinosa, Raúl Cabello, Julio De Vido, José Olazagasti, Raúl Algañaraz,

Marcela Scarcia y Canela Piris, Julia Langus, Alejandro Fusoni, Juan José

Carbajales, Lescano, Flavia García y Silvia Corral.

71
Asimismo, se pudo determinar que previo a que la Cámara Nacional de

Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de aquella ciudad anulara,


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

en el marco de dicho expediente, el informe realizado por el perito David

Cohen -que resultó determinante para lograr los procesamientos en el año

2017 de algunas de las víctimas-objetivo de D’Alessio incluidas previamente en

dicho listado-, Marcelo D’Alessio había insertado en un informe titulado

“síntesis afi” la frase “Bonadío y un peritaje para ser impugnado”. Esto revela

no sólo el interés de la organización de producir, introducir o aportar la

información obtenida ilegalmente –y en ocasiones manipulada respecto de la

veracidad de su contenido- en el circuito legal, sino también la preocupación

acerca del trámite de la causa y la realización de actividades concretas para

contribuir con su avance.

Asimismo, en fechas cercanas a que se le recibiera declaración como

testigo, luego de un encuentro con Stornelli y un llamado de Santoro, el

denominado “Informe Dr. Bonadio” fue reformulado en un nuevo archivo

bastante similar llamado “Informe Dr. Stornelli”, donde se mantuvo el listado

de personas que debían ser imputadas con sólo unos pocos cambios;

efectivamente, el informe fue formalmente entregado a Stornelli en una de las

declaraciones testimoniales prestadas por D’Alessio ante el Fiscal en el mes de

noviembre de 2018.

Tal información, además de otras documentaciones perteneciente a

ENARSA, e-mails privados, informes con análisis de listados de llamadas y

migraciones obtenidas ilegalmente, etc, fueron entregados a Stornelli y en tal

oportunidad D’Alessio, afirmó haber recibido “anónimamente” dicha información

en su estudio jurídico y presentarse de manera “espontanea” en la Fiscalía

para prestar esa declaración testimonial.

El propio Stornelli, en declaraciones -tanto en esta sede como ante la

Procuración General de la Nación- dijo que D’Alessio le había sido presentado

por Daniel Santoro como un agente de inteligencia de la DEA u otro

73
organismo internacional y vinculado con la embajada de los Estados Unidos 23,

lo que explicaría por qué esta operación aparece consignada en un

documento de inteligencia casi un año antes de que se realizara “el aporte de

información” en la fiscalía de Stornelli, bajo la forma de una “espontánea”

declaración testimonial.

Más allá de ello, en la declaración testimonial que prestó D´Alessio en la

fiscalía ubicada en el 5to. piso de Comodoro Py, el día 5 de noviembre, en la

que se dejó constancia de que el testigo compareció “espontáneamente” y fue

presentado como Asesor Coordinador de la Gerencia de Administración y

finanzas de la empresa Energía Argentina SA, desde junio de 2010 hasta junio

de 2011” y no como una persona vinculada a actividades de inteligencia.

Por ello, y por más que el imputado alegue desconocer que con

anterioridad a esa audiencia ya le había sido informado que D’Alessio y Liñani

extorsionaban y exigían dinero en su nombre –caso Pablo Barreiro-, está claro

que cuando le recibió declaración a Marcelo Sebastían D´Alessio ya sabía que

se trataba de una persona dedicada a las actividades de inteligencia y, en el

caso, estaba siendo utilizado para nutrir de información a una de las causas

de más repercusión pública de los últimos años.

Asimismo, antes de la alegada presentación “espontánea” de D’Alessio

en la fiscalía de Stornelli, el “espía” ya se había reunido con el fiscal y según

este último reconoció, tomaron un café y le refirió acerca de sus vínculos con

agencias internacionales. Por ello, por más que el imputado enfatice que su

primer encuentro ocurrió el 5 de noviembre, el día que llevó adelante la

declaración de Marcelo D´Alessio reconocía claramente las circunstancias que

rodeaban a aquel suceso y, sin embargo, con el dolo específico que requiere

la figura típica, participó de la operación ilegal.

23
Recordemos que, un mes antes, Stornelli había recibido a Pablo Erasmo Barreiro, quien –
según expuso- le referió que Marcelo D’Alessio lo había intentado extorsionar alegando un
vínculo con el fiscal y el juez Bonadío, ello con el objeto de favorecerlo judicialmente y evitar
que el nombrado quedara detenido en el marco de la causa conocida como “cuadernos”,
circunstancia que fue enfáticamente negada por el fiscal.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Al respecto, en la entrevista del 12 de febrero de este año, en la

sección audiovisual “Terapia de Noticias” del diario La Nación, el propio

imputado señaló:

“esta persona apareció en el mes de noviembre, octubre-noviembre, no más


(…) por recomendación del periodista Daniel Santoro (…) vino se presentó,
charlamos, tomamos un café, contaba de investigaciones que tenía, supuestas
investigaciones, un poco verborrágico... Investigaciones que tenía de terrorismo,
de narcotráfico, y parecía expresarse con solvencia, como lo han visto en las
entrevistas televisivas que él dio. En el medio de la conversación, me comentó
que él había trabajado en ENARSA y que tenía mucha información y que le
gustaría aportarla y declararla, y le dijimos que sí. Vino al poco tiempo, prestó
declaración testimonial, porque todo lo que dijo se volcó en declaración
testimonial, eh, y… creo que… vino dos veces, porque una vez vino y declaró,
la otra vez trajo la documentación, la supuesta documentación en, en, en
respaldo de lo que él decía… él hablaba, él decía que trabajaba no sé si para
la DEA o para una agencia de la embajada de Estados Unidos…” 24

En otras palabras, D’Alessio se presentó como alguien que trabajaba

para la DEA o para alguna agencia de la embajada de Estados Unidos e

incluso le refirió que hacía por cuenta propia investigaciones de terrorismo y

narcotráfico -lo se compadece con las documentos a los que se pudo acceder

luego de su computadora, algunos de los cuales, se constató que también le

fueron exhibidos al fiscal en el encuentro en Pinamar-. Sin embargo, en el

acta se lo presentó como un simple ex funcionario de ENARSA que había

recibido información en su estudio jurídico de manera anónima25 que podía

resultar de interés para la investigación.

24
Video disponible públicamente en https://www.youtube.com/watch?v=9KmnBWFL0fU.
25
Sabido es, y más aún para un fiscal que se dedica a investigar, que si se presenta una
persona como agente de inteligencia o vinculado a los servicios de inteligencia y, al mismo
tiempo, acompaña carpetas que dice haber recibido de manera anónima, probablemente aquella
información provenga de un circuito ilegal. Su incorporación al proceso, de ese modo, en
definitiva es lo que permite consolidar la maniobra que en el caso se encontraba documentada,
al menos desde –al menos- febrero de 2018.
75
Las conductas posteriores del fiscal también dan cuenta de que tenía

conocimiento acerca de las actividades ilegales de investigación e inteligencia

que llevaba adelante la organización y de las acciones concretas de espionaje

y cámaras ocultas de la que participaba D´Alessio. A tal punto, tenía

conocimiento de aquellas actividades de D´Alessio que se ha podido corroborar

que, en los tres meses siguientes a que dichas declaraciones testimoniales

tuvieran lugar, D’Alessio le ofreció y puso a disposición del Fiscal Federal otras

investigaciones -como un caso de “terrorismo” y hasta le llevó a su despacho

a un supuesto “arrepentido” que habría de referirse a un supuesto desfalco en

una empresa venezolana y al que denominaba “el centeno de PDVSA”, en

clara referencia al ex chofer del funcionario del ex Ministerio de Planificación

Federal que dio inicio a la causa “cuadernos”-.

En ese contexto y poco tiempo después, le informaría también sobre las

investigaciones que realizó sobre el entorno del ex financista Alejandro Talevi,

además de haber sido el propio fiscal quien le solicitó lleve adelante diversas

cuestiones, investigaciones y operaciones ilegales vinculadas a otras causas a

su cargo -como la realización de una cámara oculta al abogado José Manuel

Ubeira- o incluso para atender temas personales -como la realización de

tareas de espionaje ilegal respecto de Christian Castañón, ex esposo de su

actual pareja-.

También se detectó que conversaba e intercambiaban opiniones

respecto de personas imputadas en la causa conocida como “cuadernos”,

como Eduardo Eurnekián; en ese contexto, difícilmente se pueda sostener que

D´Alessio se tratata de un simple testigo que se presentó “espontáneamente”

para presentar documentación recibida “anónimamente”.

En resumen, Stornelli no sólo sabía previamente que D’Alessio realizaba

“investigaciones” por su propia cuenta y se encontraba probablemente

vinculado a la DEA y/o agencias de inteligencia vinculadas a la embajada de

Estados Unidos -pues así se lo había afirmado el propio D’Alessio antes de


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

declarar-, sino que entre ambos se generó una relación promiscua y de mutua

colaboración que incluyó actividades de inteligencia e investigación ilegal,

como así también otros ilícitos -como cámaras ocultas y coacciones- que eran

propuestas y llevadas a cabo tanto por D’Alessio como por Stornelli, lo que

resulta completamente ajeno a la relación entre un Fiscal y un testigo.

VI.b. La “síntesis de investigaciones actuales” y la “síntesis AFI”

El plan ilícito referido a estas operaciones ilegales aparece enunciado y

detalladamente descripto en el ya mencionado documento “Síntesis de

investigaciones actuales” hallado en poder de Marcelo D’Alessio que, como ya

se ha explicado, contenía un detalle de diferentes planes ilícitos y actividades

de la organización investigada, y en un apartado titulado, luego de otros a “1

TERRORISMO” ” “2. NARCOTRAFICO EN ROSARIO” “.3. MAFIA DE LA ADUANA”

aparece el capítulo titulado: “4. DE VIDO, BARATTA, MOYANO, D’ELIA”.

77
Este documento, secuestrado en formato digital en una de las

computadoras de D´Alessio, se encuentra en gran parte corroborado a partir

del hallazgo de otros elementos de prueba que permiten ratificar y dar por

cierto su contenido, ya que de muchas de las operaciones ilícitas de espionaje

a las que allí se hace referencia, se encontraron numerosos documentos y

otras pruebas que las confirman (vgr. legajos digitales de muchas de las

operaciones señaladas, que incluyen imágenes, filmaciones e informes con

datos de acceso restringido).

Así, por ejemplo, en relación a las acciontes identificadas como “1.

TERRORISMO” de la documentación secuestrada en el domicilio de D´Alessio,


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

surgen carpetas de inteligencia en las que se ponen de resalto estos fines

estratégicos, tales como en el caso de la carpeta denominada “IRAN”. De este

documento y del resto de los documentos hallados vinculados a esta

operación, surgiría que lo que en realidad analizaba esta organización para-

estatal de inteligencia eran las actividades comerciales de un grupo de

personas que actuaban en la ciudad de Montevideo.

Similares consideraciones se pueden realizar con las actividades

identificadas en aquel documento como “2. NARCOTRAFICO ROSARIO”; luego

de referirse a la realización de cámaras ocultas, detalles migratorios, detección

de filtraciones de inteligencia, detalle de celdas y comunicaciones de

integrantes de la organización y filmaciones aéreas y capturas fotográficas,

claramente se da cuenta de que se llevaban adelante lo que se pueden

denominar “acciones de inteligencia criminal”.

En el capítulo identificado como “3. MAFIA DE LA ADUANA”, también se

señala la existencia de listados migratorios, celdas y comunicaciones entre

integrantes de la banda, fotografías, filmaciones, seguimientos, y claramente

pueden ser identificadas como “acciones de inteligencia criminal” que, como

se señalara, sólo pueden ser realizadas “ante requerimiento específico y

fundado realizado por autoridad judicial competente en el marco de una

causa concreta sometida a su jurisdicción” y por agentes de inteligencia

estatales, no por eventuales “inorgánicos” o una organización para-estatal de

inteligencia.

Las actividades identificadas bajo el titulo como “4. DE VIDO, BARATTA,

MOYANO Y D´ELIA”, que es el que aquí nos interesa, claramente nos da cuenta

del interés político/judicial de este tipo de espionaje realizado por la

organización. Si bien las anteriores operaciones podrían generar ciertas dudas

acerca de los fines de la organización o de los usuarios que requerían y

79
consumían sus servicios, las actividades de inteligencia ilegales llevadas a cabo

por la organización que se identifican en este capítulo no dan lugar a ninguna

clase de duda, ni en cuanto a sus fines ni acerca de quienes habrían de ser

los destinatarios, que en el caso se revelan en dos informes titulados,

respectivamente, “Informe Dr. Bonadio” e “Informe Dr Stornelli”.

Lo más preocupante es el direccionamiento y el modo en que esta

información obtenida ilegalmente ingresa o se introduce dentro del circuito

legal, y en especial dentro de la opinión pública y el servicio de justicia.

La organización encontró varios modos de blanquear la información

obtenida a partir del espionaje ilegal e ingresarla en el sistema judicial, esta

vez a partir del testimonio del propio D`Alessio; en otros casos que ya hemos

visto, lo realizó de otras maneras: denuncias anónimas, la publicación en la

prensa “para que lo levante un fiscal de oficio”, “denunciantes coaccionados”,

“imputados guionados”, informes de inteligencia, etc. que responden en todos

los casos a la actividad de la organización ilícita.

No son los únicos elementos que, de un modo u otro, ratifican en parte

lo expuesto en esta “Síntesis de investigaciones actuales”. Se ha ido

produciendo prueba por otros canales que corroboran estas afirmaciones y

dan cuenta nuevamente para quiénes podría estar actuando esta organización

paraestatal de inteligencia26.

Otro documento de la misma índole hallado en poder de Marcelo

D’Alessio se halló bajo la denominación “síntesis afi.doc”; allí se refiere

textualmente la frase “Bonadío y un peritaje para ser impugnado”.27

26
Asimismo bajo el titulo “5. OTROS TEMAS”, la asociación ilícita investigada da cuenta que
participa en la “Conformación del pensamiento y acciones de Elisa Carrió” y señalan actuar
como “Vocero real de la señora”; tener “capacidad de orientar contenidos de Declaraciones de
Leonardo Fariña en aras de procesar con prisión efectiva a Ricardo Echegaray” y lo que podrían
ser otras actividades de inteligencia criminal como la investigación sobre la “Relación de ex
Asesores Presidenciales de época K con el puerto de Quequén. Expo-Impo sin scanners. Relación
entre el consorcio y el empresario Britos”, entre otras.

27
La frase hace clara referencia a la pericia realizada por el perito David Cohen, luego
procesado por el juez Sebastian Ramos en el marco de la causa Nº 16283/2017.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Dicho documento tiene fecha de última modificación el 13 de febrero

del año 2018.

Como se anticipó, lo llamativo de ello radica en su estricta correlación

con lo que sucedería en la causa GNL-ENARSA en trámite ante el Juzgado

Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, a cargo del Dr. Claudio

Bonadío.

Asimismo, ya hemos hecho referencia a aquellos documentos titulados

“Informe Dr. Bonadio” e “Informe Dr. Stornelli”. En ambos se hace un desarrollo

de varias páginas sobre las operaciones de compra de Gas Natural Licuado y

la denuncia por el pago de sobreprecios. Se trata de un documento explicativo

que está dividido en tres apartados: “1. Lógica de generación Eléctrica”; “2.

Lógica de provisión de Gas”; y “3. Los responsables de la Corrupción” y a

partir de su nombre queda claro quiénes eran para la organización los

principales destinatarios de esos documentos, así como aquellos que tenían

que ser involucrados en la investigación.

81
VI.c. La causa judicial

La causa GNL se inició en el año 2014 a partir de una denuncia de los

entonces legisladores Federico Pinedo, Laura Alonso y Patricia Bullrich; y otra

del abogado Juan Ricardo Mussa. El expediente Nº 10.456/14 comenzó a

instruirse en el juzgado federal Nº 11 y se investiga allí el presunto pago de

sobreprecios en la compra de gas natural licuado, que era traído en barcos

que llegaban a dos puertos locales (Bahía Blanca y Escobar), donde se hacía

el proceso de “regasificación” y se introducía en la red de distribución.

El 19 de octubre de 2017 –esto es, luego de la creación del

documento “informe Dr Bonadio”- ese juez dictó el procesamiento de 25

personas, entre ellas, 7 que aparecían en el listado de D’Alessio, tales como

Roberto Baratta, Julio De Vido, Exequiel Omar Espinosa, Walter Rodolfo Faygas,

Juan José Carbajales y Nilda Minutti. La argumentación se centró

principalmente en enunciar la diferencia entre el precio pagado y el tomado

como referencia en el peritaje realizado por el ingeniero David Cohen. En

dicha pericia se concluyó la existencia de sobreprecios.

En marzo de 2018 -es decir, un mes después de la creación del

documento “síntesis afi”- que señalaba que el peritaje habría de ser

impugnado, la Cámara Federal revocó los procesamientos que habían sido

apelados cuestionando precisamente aquel informe pericial que se había

referenciado en el documento precitado.

Un año más tarde –en marzo de 2019- el juez Sebastián Ramos, titular

del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 2, procesó al

ingeniero David Cohen por el delito de falso testimonio agravado (art. 275

segundo párrafo del C.P.), en virtud de la introducción de falsedades en el

informe pericial realizado a pedido del juzgado de instrucción.

Allí se señaló que el perito había realizado citas de un organismo

europeo inexistente y tomado como propios datos de un trabajo académico

de dos estudiantes de una universidad chilena.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En aquel auto de mérito, además de señalar algunas actitudes evasivas

del perito oficial en relación al resto de los peritos del cuerpo colegiado, se

puso de resalto un informe pericial confeccionado, por su parte, por el cuerpo

de profesionales designados por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de

Buenos Aires. En este último informe, se señalan una serie de inconsistencias

técnicas en los cálculos de Cohen de los precios internacionales del gas

natural, la omisión –pese a las advertencias de los demás profesionales- de

incluir en los cálculos el indicador de ganancia o beneficio empresario, la falta

de relevamiento de la documentación o información fidedignas lo que habría

derivado en una sobrestimación de sus cálculos, entre otras irregularidades

constatadas.28

En definitiva, luego de que la Cámara Federal porteña revocara los

procesamientos dictados, y después de que Daniel Santoro publicara el libro El

mecanismo, Marcelo D´Alessio se presentó en noviembre de 2018 como testigo


ante el fiscal Stornelli para aportar documentación recibida en forma

“anónima” y ampliar la denuncia en orden a otras conductas como los

presuntos sobreprecios en la compra de 500 buques con gas natural licuado

por la suma de 200 millones de dólares estadounidenses o irregularidades en

la contratación de seguros ante Nación Seguros.

VI.d. El paso de Marcelo D’Alessio por ENARSA

Sobre su paso concreto por la empresa ENARSA, el currículum vitae de

D’Alessio hallado en sus computadoras afirma haber trabajado en dicha firma

entre los años 2010 y 2012 en la Gerencia de Administración y Finanzas

como coordinador general de asesores. Luego volvió a ingresar a la empresa

en diciembre de 2015 como director de un área, y fue despedido a las 72

28
Copia de la causa Nro. CFP 16283/2017 obra en el Legajo de Prueba Nro. FMP 88/2019/21-,
de trámite ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 2 de C.A.B.A.
83
horas por haber generado una muy fuerte desconfianza en los funcionarios

con quienes trabajaba y en aquellos a quienes reportaba.29

Por su parte, respecto de la “infiltración” mencionada por D’Alessio en

la “síntesis de investigaciones actuales” citada, no ha podido corroborarse

formalmente que el nombrado reportara a alguna agencia de inteligencia o de

seguridad nacional o internacional de funcionamiento legal.30 No obstante,

puede sostenerse con el grado de certeza que esta instancia procesal

requiere, que para acceder a la información que recogió requería de acceso a

bases de datos confidenciales y que la documentación que posiblemente haya

sido utilizada para la confección del libro El Mecanismo, en el que D’Alessio

aparece como una fuente en “on” -tal como se establecía en dicha “síntesis

de investigaciones” fue extraída de ENARSA por Marcelo D’Alessio.31

El carácter de esta documentación es variado, se trata en su gran

mayoría de fotocopias simples, copias de correos electrónicos y de fotografías

29
Constan en la prueba digital de esta causa tres documentos relacionados con su renuncia a
ENARSA. En dos de ellos se exponen las razones por las que la renuncia le fue solicitada.
El primero, nombrado “Renuncia al cargo” (creado el 17/12/2015), contiene un texto de
renuncia formal.
El segundo, titulado “Carta al Señor Ministro de Energía” (creado el 17/12/2015), es un texto
escrito inmediatamente después de que su superior directo le solicitara la renuncia. Allí desglosa
los motivos que le fueron expresados y presenta su descargo para cada uno de ellos,
manifestando la intención de continuar en el puesto al que accedió, según detalla, a partir de
que “La Dra. Patricia Bullrich, de conocimiento de mi familia, le indicó a mi padre que le
interesaba me ponga a trabajar con su equipo de energía” y a continuación el ingeniero Jorge
Romeo, del equipo de la Ministra, lo derivó con funcionarios de ENARSA.
El tercer documento, titulado “Renuncia Aranguren” (creado el 25/12/2015), contiene un punteo
realizado con anterioridad a una presunta reunión a la que Aranguren lo habría citado. Llama la
atención el tono de confianza con que escribe, tuteándolo. Allí se extiende en un texto que
puede ser bien un ensayo de lo que va a decir o un posible borrador de escrito para
entregarle. Expone, entre otras cosas, el camino por el que llegó a ese puesto del que estaba
siendo despedido: “Yo me acerque hacia vos a través de 2 caminos: A través de un amigo en
común de mi padre. Y a través del equipo de energía de Patricia Bullrich”. Plantea que el
ingreso a ENARSA fue una decisión que vinculaba el ámbito familiar: “La encrucijada final era
ENARSA, el Juez Federal Claudio Bonadío, o la oficina anticorrupción de Laura Alonso”.

30
En ese sentido, y tomando en cuenta su participación en la organización investigada en esta
causa, dedicada, entre otros delitos, al espionaje ilegal, considerar la palabra “infiltración” para
designar su paso por la empresa estatal puede considerarse acertado.
31
Una de las razones esbozadas ante el pedido de renuncia, refería justamente a que D’Alessio
había solicitado acceso irrestricto a todas las áreas de la empresa.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

de documentos impresos o tomados de pantallas de computadoras, pero

también están los informes de movimientos migratorios y los documentos

“informe Dr. Bonadio” e “informe Dr. Stornelli” que ya se han mencionado que

tienen claramente la intención de que la investigación se dirija en determinado

sentido.

Una versión de lo sucedido la expone, a su modo, D’Alessio a

Etchebest en el audio 004 (correspondiendo las referencias I2 al primero e I1

al segundo):

I2: Lo que pasa que vos justo me agarraste en un momento donde yo


me quedé sin laburo, cuando yo me meto infiltrado en ENARSA.
I1: Sí.
I2: Para intentar darle información a la NSA, que es la National Security
Agency, de los movimientos que iban dinero de Panamá del Banco
Macro hacia Antonini Wilson y hacia el dinero que se lavaba en EE.UU.,
ese era el rol en ENARSA.
I1: ¿Cuando vos estabas antes? ¿Cuando yo te conocí?.
I2: Antes de ENARSA todavía. Vos me conociste una vez que yo me fui
de ENARSA. Entonces mi rol era infiltrarme, hacer como un asesor legal,
en el medio aprendí de energía, de los curros locales.
I1: Aparte vos sos una luz (risas).
I2: No, una luz no, pero bueno, se podían hacer unos negocitos o una
cosita en el medio de los informes aprendí (risas), algún negocito me
quedó, bien.
I1: Claro.
I2: Y cuando obviamente en un momento la presidenta no se da
cuenta, pero digamos que yo me enfrento con La Cámpora, yo no firmo
un porongo. Esto, digamos, ya era el límite, yo reporto a EE.UU., miren
ustedes con esto ya tienen perfecto gracias. Cuando se fue el gobierno
yo empiezo a trabajar ahí codo a codo con Stornelli y Bonadío, de las
primeras reuniones eran en una habitación del Four Seasons. Mirá, esto
no lo sabe nadie.
I1: Mirá vos.
I2: En el Four Seasons, el de Posadas, el de la Recova.
I1: Sí, sí, lo conozco.
I2: Media cuadra de la Recova.
I1: Muy bonito, sí.

85
I2: Alquiló Bonadío una habitación a nombre de un míster nadie, y
usábamos una habitación, una suite chiquita, porque sabíamos que no
teníamos cámara, que no teníamos nada, para empezar hacer la causa
para meter en cana a De Vido.
I1: Ah, mirá vos.
I2: Yo hice la detención de De Vido y la detención de Baratta.
I1: Ah, mirá vos, yo ni idea, la verdad que estoy asombrado.
I2: De ahí arman el libro este, me contacta Santoro, empiezo a tener
otra vinculación con los medios, con esto y lo otro.

Cabe señalar que Pablo García Arrébola refirió que la documentación

que se mencionaba en los artículos de Daniel Santoro, la tenía a su

disposición D’Alessio y la había robado de la empresa ENARSA:

“…cuando aparece el primer artículo de Clarín que aparece como


Rébola, yo no lo había visto, la Ingeniera Nilda Minutti me llama y me
dice ´fíjate esto, ‘¿te imaginás quién puede haber sido?´. Le digo ´sí, yo
me imagino perfectamente, porque la única persona que tenía esta
información, que se robó todos los legajos es D´Alessio´, porque toda
esta información nosotros se la dimos a D´Alessio. Es mentira lo que
dijo en el Juzgado de Comodoro Py, que un anónimo le llegó, porque
de hecho esta gente, esta información ya la venían trabajando de
antes.”32

VI.e. El desarrollo del plan ilícito

VI.e.1. En el año 2017, D’Alessio realizó una serie de movimientos

destinados a ingresar en carriles legales la información que había extraído de

ENARSA. Por ese tiempo, Santoro le presentó a la diputada Paula Oliveto, y

según ella declaró públicamente en una entrevista del día 25 de febrero, se

reunieron varias veces para conversar sobre el tema “del gas licuado y los

barcos”, que era de mutuo interés.33


El documento titulado “Informe Dr. Bonadío” hallado en las

computadoras de D’Alessio –que data del 8 de mayo de 2017- se trata, como

32
Declaración judicial de Pablo García Arrébola de fecha 22 de agosto de 2019.
33
Entrevista disponible públicamente en el sitio web https://radiocut.fm/audiocut/oliveto-con-
manguel/
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

se dijo, de un texto explicativo de diez páginas sobre las operaciones de

compra de Gas Natural Licuado que incluye un capitulo titulado “3. Los

responsables de la Corrupción”. En este último capítulo se aprecia una suerte

de “lista negra” de funcionarios vinculados a ENARSA, el cual ya ha sido

expuesto más arriba.

Resulta llamativo el hecho de que D’Alessio agendara, menos de un

mes después -el día 6 de junio de 2017-, un contacto llamado “Carlos

Stornelli” con el mismo número con el que luego mantendría las

conversaciones posteriores tanto en el año 2018 como 2019, y que fuera

reconocido por el propio fiscal como el suyo.

Un mes más tarde -el 7 de julio de 2017-, aparecería publicada en el

diario Clarín una nota de Daniel Santoro titulada “Bajo el control del ex

ministro K Julio De Vido. Denuncian irregularidades en la compra de gas oil en


ENARSA” donde se expone literalmente la información brindada en el “informe
Dr. Bonadío” y se menciona concretamente a Marcelo D’Alessio y a fuentes

judiciales que habrían aportado información coincidente:

“Los informes, a los que accedió Clarín en fuentes judiciales, afirman


que hubo sobreprecios en la compra del gas oil, en la calidad del
combustible, en la distribución a través de camiones a los más de 60
generadores eléctricos distribuidos en todo el país y en los costos
portuarios. En los escritos, elaborados por el abogado Marcelo D´Alessio,
se afirma por ejemplo que los buques pagaban los gastos portuarios
“en una cuenta en Panamá de un banco privado argentino”, pese a que
los proveedores de los servicios en el puerto de Bahía Blanca cobraban
en pesos.”

87
A su vez, en dicha nota, se alude a Pablo García Arrébola como “García

Révora”, igual que como ocurre en el informe hallado en poder de D’Alessio.

También se alude a los viajes realizados por el nombrado García Arrébola, lo

que resulta coincidente con los informes migratorios ilegales hallados en poder

también de D’Alessio.

En definitiva, en el año 2017 y en un lapso de dos meses, D’Alessio

produjo el mencionado informe de inteligencia, agendó a Carlos Stornelli en su

teléfono celular, y se publicó una nota de Santoro haciendo expresa alusión a

lo aportado por D´Alessio, lo que explica claramente que ya para esa fecha
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Marcelo D´Alessio estaba produciendo la información que luego sería

institucionalizada a través de diferentes mecanismos.

VI.e.2. Tres meses después, en octubre de 2017, se producen los

procesamientos de 25 personas en base a la pericia realizada por David

Cohen; como se dijo, 7 de las 25 personas procesadas aparecían en la “lista

negra” creada por D’Alessio cinco meses antes.

Luego, en marzo de 2018, la Cámara Federal revocó esos

procesamientos dictados. Un mes antes -el día 13 de febrero de 2018-,

D’Alessio anticipaba en su “síntesis AFI”: “Bonadío y un peritaje para ser

impugnado”; también afirmaba en su “síntesis de investigaciones actuales”


estar escribiendo un libro con Santoro sobre este mismo tema.

El día 1º de septiembre de 2018 es publicado el libro de Editorial

Planeta que sería titulado “El Mecanismo” de autoría de Daniel Santoro. Allí, tal
como se había afirmado más de seis meses antes en la “síntesis de

investigaciones actuales”, se cita a D’Alessio como fuente “en on” a lo largo

de todo el capítulo VI, titulado “Sobreprecios millonarios en la compra de

buques con gas”.

En el resolutorio del día 6 de agosto se indicó que se hallaron

documentos en poder de Marcelo D’Alessio -confeccionados para ser

presentado a la Agencia Federal de Inteligencia- donde éste afirma su

participación en la confección de dicho libro, y se constató que ello fue un

procedimiento planificado para “blanquear” información obtenida previamente

mediante actividades de espionaje ilegal (infiltración, acceso a bases de datos)

en una causa judicial específica (GNL) para adjudicar responsabilidad penal a

determinadas personas.

89
El dato que refuerza la verosimilitud de lo volcado en los documentos

aludidos, es que, efectivamente, luego de la publicación del libro, una fuente

en “on” fue convocada a prestar declaración testimonial ante la Fiscalía de

Carlos Stornelli. Esa persona era precisamente Marcelo D’Alessio.

Al respecto, tanto Santoro como Stornelli coinciden en que el primero

le presentó a Marcelo D’Alessio al segundo, precisamente para que el “espía”

brindara información en la causa GNL-ENARSA, donde Stornelli intervenía junto

al juez Bonadío.

En concreto, dijo Santoro en su indagatoria: “yo le comenté al Dr.

Stornelli que había entrevistado a un abogado que conocía todos los temas
de ENARSA, Stornelli (…) es un fiscal que conozco desde la época del caso de
la venta ilegal de armas a Croacia. Es un fiscal que cuando recibe una
información realmente la investiga, no como otros que esperan y demás (…) y
me dijo ´sí, mándalo que lo escuchamos´, y a partir de ahí yo no tuve ninguna
otra intervención”.

VI.f. Las declaraciones “espontáneas” de D´Alessio

VI.f.1. Luego de dicho encuentro, Marcelo D’Alessio concurrió a declarar

en la fiscalía a cargo del Dr. Carlos Stornelli. Lo hizo en dos ocasiones, los

días 5 y 12 de noviembre. Se dejó constancia en el acta que la concurrencia

de D’Alessio era espontánea, pese a que, como había afirmado el propio

Stornelli, ambos habían mantenido un encuentro previo.

Cabe señalar que la causa GNL no se encontraba delegada en la

Fiscalía de Stornelli, de modo que resultaba en principio anómalo que las

declaraciones testimoniales fueran recibidas en la Fiscalía y no en el Juzgado;

más aun cuando el propio Stornelli dijo en su declaración indagatoria que su

participación en la causa GNL era limitada.

Más allá de ello, llevó adelante esta declaración sin control del Tribunal

y de las partes en una causa no delegada, donde hay personas detenidas y


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

las defensas pueden válidamente tener interés en participar del acto y

preguntarle al supuesto testigo espontáneo, por ejemplo, cómo es que recibió

documentación de manera anónima en su estudio.

Esta circunstancia irregular se repitió siete días después, cuando

Stornelli volvió a recibirle declaración testimonial a Marcelo D’Alessio.

Nuevamente, nadie tomo intervención, más allá de la Fiscalía que no tenía a

su cargo la instrucción de la causa y Marcelo D´Alessio que venía produciendo

informes sobre el asunto desde hacía un tiempo. Cabe señalar que dichas

declaraciones estuvieron un mes “demoradas” o “retenidas” en la Fiscalía

antes de ser enviadas al Juzgado que tramitaba la causa, para que todos

pudieran tener acceso a las mismas.

VI.f.2. En cuanto al contenido de aquellas declaraciones, en la primera

D’Alessio declaró haber trabajado en ENARSA entre junio de 2010 y junio de

2011, en carácter de “asesor coordinador de la gerencia de Administración y

Finanzas”. Presentó un escrito, cuyo contenido coincide completamente con el


archivo denominado “Informe dr Stornelli” y que resulta ser una reformulación

del archivo denominado “Informe Dr. Bonadío”, ambos hallados en su


computadora. Allí, como se dijo, denunció la “fuga” de doscientos millones de

dólares a través de la compra de gas natural licuado, detallando la operatoria

descripta por Santoro en su libro.

Invitado a agregar algo más por el Fiscal Stornelli, Marcelo D’Alessio se

explayó sobre las contrataciones de seguros, siguiendo casi literalmente el

ordenamiento expuesto en El Mecanismo. En ambas declaraciones, D’Alessio

omitió informar sobre su designación fugaz como director a fines del año

2015. A su vez, la información relatada refería, por lo menos, al período 2008-

91
2016. A pesar de ello, no se le requirió justificar el modo en que accedió a

ella.34

Se dejó constancia en dicha declaración que D’Alessio presentó el

escrito hallado en su computadora titulado “Informe Dr. Stornelli” en el que se

incluyó la ya aludida “lista negra” con los “responsables de la corrupción”.

Según también se asentó, y surge de las modificaciones realizadas por

D’Alessio al archivo al día siguiente (6 de noviembre de 2018) se tacharon

referencias a la empresa Shell, en particular, un párrafo que mencionaba “En

el año 2016 el 6° proveedor de GNL ha sido Shell, mientras que en el 2017


Shell pasó a ser la principal proveedora del GNL del país”, desconociéndose
las razones por las que en ese acto se tacharon tales referencias.

VI.f.3. En la segunda ocasión -el día 12 de noviembre de 2018-, ratificó

su exposición anterior, así como también “todo el contenido vertido en la

entrevista que tuve con el periodista Daniel Santoro, a efectos de brindar la


información veraz contenida en lo que formó su libro El Mecanismo”. Luego
aportó documentación y se explayó nuevamente sobre el tema de la

contratación de seguros.

Asimismo, declaró haber recibido en forma anónima en su estudio

jurídico cuatro carpetas con documentación, que aportó en ese acto a la

causa, y que según refiriera el propio D’Alessio, llevó a la audiencia en una

valija. Dos de las carpetas mencionadas, explicó, contenían documentación

original relacionada con pólizas de seguros, otra contenía la auditoría de la

AGN de 2011 y la cuarta, una investigación interna sobre la extracción de

información de la empresa por parte de una funcionaria. D’Alessio afirmó

haber participado de esa investigación y, de hecho, conserva en sus

computadoras algunos documentos al respecto.

34
Por ejemplo, en su primera declaración, D’Alessio afirmó haber prestado servicios en Enarsa
hasta junio de 2011. Instantes más tarde aportó copia de una factura de la empresa Gas
Natural Fenosa destinada a Enarsa, correspondiente al 16 de noviembre de 2011.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

No debe olvidarse que el propio D’Alessio le había referido a Stornelli,

en forma previa, que realizaba “investigaciones” y trabajaba para la DEA y/o

agencias de inteligencia vinculadas a la embajada de Estados Unidos; sin

embargo, Stornelli, en la declaración testimonial, omitió aclarar dichas

cuestiones y dejó asentado únicamente que D’Alessio se presentaba como

“asesor Coordinador de la Gerencia de Administración y finanzas” de la

empresa ENARSA entre los años 2010 y 2011.

El dato no es irrelevante, más aún si se tiene en cuenta que D’Alessio

aportaría 4 carpetas que decía haber recibido en forma anónima. Resulta claro

que no es lo mismo que aporte material confidencial -que incluía intercambios

de e-mails privados- que refiere haber recibido en forma anónima un ex

funcionario de una empresa o un agente de inteligencia nacional o incluso

internacional.

La relación posterior que Stornelli mantendría con D’Alessio también da

cuenta de la complicidad que existió al momento de llevar adelante la

declaración testimonial, donde se omitió dolosamente insertar información

relevante en el acta y se insertó información que se sabía falsa, como el

hecho de que D’Alessio hubiera recibido anónimamente dichas carpetas.

Al respecto, debe recordarse que los agentes de inteligencia tienen

prohibido relacionarse de manera directa y mucho menos ofrecerles sus

trabajos a legisladores o a fiscales. De hecho, el artículo 15 bis de la ley

nacional de inteligencia, expresamente lo prohíbe, y en tal sentido señala:

“Toda relación o actuación entre la Agencia Federal de Inteligencia, y


funcionarios o empleados de cualquiera de los poderes públicos federales,
provinciales, o locales, vinculados a las actividades reguladas por la presente
Ley sólo podrán ser ejercidas por el director general o el subdirector general
o por el funcionario al que se autorice expresamente a realizar dicha
actividad. El incumplimiento de este artículo conllevará la nulidad de lo

93
actuado y hará pasible de responsabilidad disciplinaria, penal y civil a todos
quienes incurrieran en dicho incumplimiento.”

Esa prohibición, por supuesto, rige de manera inversa, y está claro que

los fiscales y los jueces no pueden reunirse para llevar adelante sus

investigaciones con un agente de la AFI sin autorización expresa de sus

titulares y mucho menos con un agente particular o “inorgánico” –o incluso

internacional, como dijo conocerlo Stornelli- que pone a su disposción sus

investigaciones.

Como ya se explicó, luego de incorporar a la causa los testimonios de

D´Alessio y los informes que éste le llevo tras varios meses de actividades

ilegales (“informe Dr Stornelli”), se le presentarían al fiscal -por aquel mismo

testigo espontáneo- otras investigaciones realizadas por la organización

vinculadas a otros temas tales como aquellos identificados bajo el título

“terrorismo” o “Iran” que involucraban, incluso, cámaras ocultas en otros

países. También el propio Stornelli le pediría que realizara cámaras ocultas a

abogados, o que le realizara investigaciones de espionaje por asuntos

personales.

VI.g. Como puede verse, en diferentes documentos creados a principios

del año 2018, se delineaba como otro plan de la organización la

incorporación judicial de información obtenida a partir de tareas de espionaje

ilegal, a través de la previa publicación de un libro de editorial Planeta donde

se describirían diversas maniobras vinculadas a la compra y distribución de

gas licuado y en un contexto en que en otro documento titulado “síntesis afi”

ya se hablaba de una pericia que sería “impugnada” y podría tratarse de

aquella elaborada por el perito Cohen, antes mencionada.

Todo lo expuesto en dicho documento sucedió al pie de la letra; en

efecto, diversos procesamientos en la causa GNL-ENARSA fueron revocados por

las serias sospechas vinculadas a la pericia realizada por el ingeniero Cohen,


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

que sería procesado a comienzos de este año por el Juzgado Federal Nº 2 de

la C.A.B.A.

También fue publicado el libro El mecanismo en septiembre del año

2018, donde se dedica un capítulo entero a Marcelo D’Alessio, que aparece

como una fuente en “on” de dicha publicación.

En noviembre de 2018, por una gestión de Daniel Santoro, D’Alessio

declararía, previo un encuentro personal con Stornelli, dos veces en el término

de una semana ante él y presentaría literalmente la información volcada en el

libro El Mecanismo -lo que es explícitamente mencionado- y el denominado

“informe Dr Stornelli”. Esto fue sustentado con cuatro carpetas de

documentación respaldatoria que, según afirma D’Alessio en su declaración

testimonial, recibió “en forma anónima”.

Como se ha visto y profundizaremos a continuación, parte de la

información expuesta en el libro de Santoro y, por lo tanto, también en la

declaración testimonial provendría de actividades de inteligencia ilegal.

VI.h. Actividades de inteligencia ilegal contra Juan Ignacio Forlón y Pablo

Garía Arrébola introducidas en las declaraciones testimoniales.

Uno de los temas que Marcelo D’Alessio introdujo en su testimonio ante

Carlos Stornelli fue el de los seguros gestionados desde ENARSA con la

empresa Nación Seguros.

Hasta ese momento, la causa giraba en torno a la compra de gas

natural licuado y el presunto pago de sobreprecios. Este tema novedoso se

introdujo en ese momento. D’Alessio acusó a Juan Ignacio Forlón de haber

gestionado su despido en ENARSA, utilizando para ello su vínculo con la

familia Kirchner. La razón de ello habría estado relacionada con la negativa de

D’Alessio a firmar las pólizas de ENARSA contratadas con Nación Seguros –

95
empresa de la que Forlón era responsable- con motivo de haber conseguido

un presupuesto alternativo siete millones de dólares más barato.

Santoro, en efecto, relató el episodio en el libro El Mecanismo, (1ª ed.,

CABA, Ed. Planeta, pp. 175-178), al que D’Alessio expresamente alude en su

declaración.

“Con el apoyo de Máximo, Forlón fue a la residencia presidencial de


Olivos y la entonces presidenta Cristina Kirchner llamó al gobernador de
Formosa, Gildo Insfrán, para que echaran a Cabrera y a D’Alessio.
Cabrera había sido nombrado por Insfrán como representante de las
provincias. Y efectivamente el joven y curioso abogado quedó de patitas
en la calle. A D’Alessio siempre le llamó la atención que el hermano de
Forlón, Juan Manuel, contratado en el Banco Nación, a partir de 2004
viajó más de quince veces a Chile para estadías de un solo día, cuatro
veces a Panamá, una a Uruguay y dos a Estados Unidos. Parece que
no eran viajes de placer, por el poco tiempo de sus estadías”.

Difícilmente puede considerarse una casualidad que en la computadora

de Marcelo D’Alessio se hallaran registros migratorios del hermano de Juan

Ignacio Forlón, que no se llama Juan Manuel sino Juan Marcos, los cuales

fueron obtenidos ilegalmente mediante la colaboración del fiscal provincial

Juan Ignacio Bidone, procesado en esta causa por asociación ilícita. Son esos

mismos registros a los que Santoro refiere de manera sintética.35

Se ha podido encontrar en el teléfono de D’Alessio, incluso, una captura

de pantalla de la conversación por WhatsApp donde aquél le brinda número

de documento de Forlón; allí se observa con la facilidad y sistematicidad con

la que se producía el intercambio de información entre D’Alessio y el fiscal

provincial que luego sería utilizada por Daniel Santoro.

35
La solicitud de esta información por parte de Bidone consta a fs. 507 vta. del legajo de
prueba Nº 35.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

(Conversación entre Marcelo D’Alessio y el Fiscal Juan Bidone hallada en el Teléfono IphoneX.
“IMG_4291”)

Como puede observarse a continuación, el número de CUIT que

D’Alessio le envía a Bidone resulta ser el de Juan Marcos Forlón.

De modo similar a lo ocurrido con Forlón, D’Alessio denuncia el rol que

Pablo García Arrébola habría tenido en la compra de gas natural licuado,


97
mientras era encargado de Planificación y Logística en Enarsa (lo que es

publicado en El Mecanismo, en la página 173).

En la computadora de D’Alessio se hallaron los registros migratorios de

Pablo García Arrébola, ya expuestos más arriba. La fuente utilizada para

acceder a esta información no pudo corroborarse todavía. Se trata de cuadros

más profusos en información que los que brinda la Dirección Nacional de

Migraciones habitualmente, y están acompañados por la imagen provista por el

Registro Nacional de las Personas, con su foto y sus datos personales.

Por supuesto que la existencia de registros migratorios sin ningún

requerimiento formal ni vinculación a expediente judicial alguno en poder la de

la organización delictiva constituye una irregularidad en sí misma, pero además

se transforma en un indicio objetivo -en una huella que se deja en un registro

de una base de datos estatal- acerca de que la planificación y perpetración

de un plan de inteligencia más abarcativo respecto de aquella persona-objetivo

y con múltiples finalidades, no tan sólo la indagación acerca de sus viajes al

exterior del país.

El 30 de octubre de 2018, Daniel Santoro publicó la nota “Coimas,

peleas y sobreprecios en la importación de 500 buques con GNL” donde

afirmaba que la pericia realizada por el ingeniero Cohen, que ya había sido

rechazada, no había tenido en cuenta información que, precisamente, D’Alessio

proporcionaría a la causa cinco días más tarde.

“Un peritaje (ahora rechazado) estimó que en toda la operatoria había


habido desvíos por 7 mil millones de dólares sobre un costo total de
17 mil millones de dólares, aunque otro de la Auditoría General de la
Nación (AGN) ubicó la cifra en menos de 2 mil millones de dólares.
Esas estimaciones no incluyeron "los sobreprecios en los gastos
portuarios" cobrados a casi 500 barcos, que según el ex auditor de
ENARSA, Marcelo D'Alessio, fue otro “agujero” de las coimas. Incluso,
D'Alessio apuntó contra el capitán Pablo García Arrébola, quien luego
de su paso por ENARSA como coordinador de la llegada de los buques
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

pasó a coleccionar motos de alta gama, entre otros. García Arrébola


negó la acusación”.36

En otras palabras, el propio Santoro -quien gestionaría la audiencia con

Stornelli- afirma, en consonancia con lo postulado en la “síntesis de

investigaciones actuales” y la “síntesis afi” -halladas en poder de D’Alessio-

que la documentación que aportaría D’Alessio agregaría información novedosa

que no había sido tenida en cuenta en el peritaje que sería impugnado. Debe

recordarse que, para ese entonces, D’Alessio todavía no había declarado en

dicha causa judicial.

En efecto, posteriormente, D’Alessio presentó su declaración en la

fiscalía de Stornelli y acompañó un informe que contiene las mismas

referencias a esta persona y su rol, esta vez bajo el subtítulo “Los

responsables de la corrupción”.

VI.i. Intercambios posteriores entre D’Alessio y Stornelli.

VI.i.1. Si bien, pese a los reiterados pedidos que se efectuaron tanto al

Dr. Claudio Bonadío como a la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y

Correccional Federal de la C.A.B.A., se han negado a aportar copias a este

Tribunal de la causa Nº 10456/201437, se ha logrado realizar una

reconstrucción parcial de la incorporación de dichos testimonios -brindados

irregularmente- a partir de las copias aportadas por las partes.

Se pudo observar que en la Fiscalía de Stornelli se certificó la

documentación aportada por D’Alessio -que habría recibido en forma

36
https://www.clarin.com/politica/coimas-peleas-sobreprecios-importacion-500-buques-
gnl_0_fha7VXCg2.html
37
De fechas 06/08/2019 –fs. 7635/7887-, 10/09/2019 –fs. 8459/8462-, 17/10/2019 –fs.
8922/8928- y 05/12/2019 –fs. 10035/10037-.
99
“anónima”- y fue remitida en el mes de diciembre al Juzgado a cargo de

Claudio Bonadío.

Poco tiempo después, el 21 de enero de 2019, el diario Clarín publicó

una nota sin firma -pero que, por conversaciones entre Stornelli y D’Alessio se

pudo reconstruir que fue realizada por Daniel Santoro- titulada “Cuadernos de

las coimas: investigan a un amigo de Máximo Kirchner” donde se señala que

la justicia investigaba a Forlón, y se narra la presentación de D’Alessio ante

Stornelli, lo allí ocurrido y la documentación aportada por D’Alessio.38

En dicha nota se afirma:

“El fiscal Carlos Stornelli abrió el expediente ante una presentación


espontánea del ex asesor de ENARSA Marcelo D'Alessio quien, además
de su testimonio, aportó cuatro carpetas con documentación y mails
sobre las supuestas maniobras para obligar a ENARSA a contratar
con Nación Seguros. En su testimonial, el abogado aseguró que las
maniobras tuvieron el apoyo político de la ex presidenta Cristina
Kirchner. Luego de tomarle la declaración a fines de diciembre pasado,
el fiscal pidió al juez federal Claudio Bonadío una serie de medidas de
pruebas para comprobar los dichos del testigo”.

El mismo 21 de enero Marcelo D’Alessio le envió la nota por WhatsApp

a Carlos Stornelli y le mencionó: “un artículo de Santoro sobre Forlón! Lo que

declaré en tu Fiscalía!!!”.

38
El hecho de que la prensa accediera a esa información antes que las partes de la causa GNL
fue denunciado en este proceso por Roberto Baratta en un escrito presentado el 7 de marzo
de 2019.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Lo que abona a la irregularidad de la situación es que, menos de doce

horas después, Stornelli inicia una conversación con D’Alessio y éste le

contesta dándole precisiones acerca de otra maniobra de espionaje ilegal: “…A


101
ver cuando se vuelve q ya lo extrañamos por Baires!!!! Ya puse en marcha el
plan con la cámara loca para ese ganzo!!!!!”

Ante ello, Stornelli le pregunta “¿Novedades?” y D’Alessio contesta: “Esta

volviendo a Baires y calculamos q el martes 5 se va a hacer en una sala de


reuniones de un hotel q nos brinda todas las cámaras accesorias a las q
usamos dentro del recinto.” Inmediatamente agrega: “Respecto a Talevi y la
plata, te espero q vuelvas. Mañana voy a hacer q se arrepienta un actual
director de una residual de PDVSA, q sigue operando en el país. Si es lo q
imagino, además del informe q tengo q armar para Maine y enviarlo por valija
diplomática, está el factor Argentino qué seguro le vas a sacar mucho
provecho!!”. Stornelli responde con tres emoticones de una mano con un
pulgar hacia arriba.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

VI.i.2. Nuevamente, a partir de esta conversación puede observarse con

claridad lo desnaturalizado que se hallaba el rol de testigo de Marcelo

D’Alessio frente al fiscal federal Carlos Stornelli. En menos de un día, le envía

un artículo de Santoro sobre las declaraciones testimoniales que había

prestado ante aquél, pero luego el Fiscal le pregunta por “novedades” y

hablan de 1) una cámara oculta al abogado José Manuel Ubeira 2) maniobras

de inteligencia contra Talevi y 3) de hacer arrepentir a un ex director de

PDVSA, que luego terminaría declarando precisamente ante la Fiscalía de

Stornelli y entrevistado por Santoro.

103
Todo este contexto de irregularidades y múltiples roles que lleva

adelante Marcelo D’Alessio ante el Fiscal, sumado ello a la precisión con la

que se llevó adelante un plan diseñado al menos varios meses antes, impone

considerar necesariamente que Stornelli sabía el origen de la documentación

que D’Alessio presentaría y los fines ilegales con la que ésta era presentada.

VI.j. El descargo realizado respecto del hecho por Carlos Stornelli

VI.j.1. Stornelli afirmó que “se trató de un acto procesal celebrado con

todas las formalidades que la ley procesal exige y no existió ninguna


irregularidad o anormalidad en la recepción de dicho testimonio. Para la
información con la que entonces se disponía, se trataba de una persona que
había trabajado en un organismo público, que decía contar con información de
interés para un procesa judicial en el cual intervengo como Agente Fiscal y
todo lo que declaró y aportó fue debidamente documentado y remitido al
Juzgado”.
Contrario a lo afirmado, el acto tuvo notorias y numerosas

irregularidades; en primer lugar, la causa no se encontraba delegada en la

Fiscalía, de modo que D’Alessio debió haber sido derivado al Juzgado Nacional

en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, es decir, en donde tramitaba la

causa, y no declarar en la Fiscalía, sin posibilidad de control de las partes y

el tribunal.

Además, cabe señalar que la declaración testimonial del 5 de

noviembre, permaneció durante toda una semana en la Fiscalía, sin notificación

al Juzgado, hasta que D’Alessio se presentó nuevamente y aportó, en propias

palabras de Stornelli y D’Alessio, una valija con cuatro carpetas con

documentación que refirió haber recibido “anónimamente”.

A ello se agrega la irregularidad de que D’Alessio le había referido

previamente al Fiscal que se dedicaba a realizar “investigaciones”, y que se

hallaba relacionado con la DEA y/o algún otro organismo internacional, y


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

tener vínculos con la embajada de los Estados Unidos. Sin embargo, esa

información no fue consignada en la causa, y se hizo pasar a D’Alessio como

un mero funcionario de ENARSA.

Las declaraciones fueron remitidas al Juzgado más de un mes después,

junto con la totalidad de la documentación que D’Alessio había manifestado

haber recibido anónimamente, pero que provenía de actividades de espionaje

ilegal.

Más aún, luego de ello, el Fiscal siguió en contacto con su testigo,

quien le realizó no sólo gestiones para la compra de un automóvil, sino que

le presentaba casos de “terrorismo”, organizaban “cámaras ocultas” a un

abogado, Stornelli le pedía gestiones de espionaje vinculadas a la ex pareja de

su esposa, intercambian información respecto de un financista, hablaban de las

impresiones del Fiscal respecto de Eduardo Eurnekian, etc.

En tal sentido, ya por el vínculo anterior, el modo en que se desarrolló

la declaración, los planes previos hallados en poder de D’Alessio que se

materializaron al pie de la letra gracias al Fiscal Stornelli, y la presentación de

D’Alessio como agente que realizaba “investigaciones” impondrían, al menos

con el grado de probabilidad exigido para esta instancia, considerar el dolo

del imputado al insertar declaraciones de un supuesto testigo que sabía que

contenían informaciones falsas ya que ocultaban denodadamente el origen

ilícito de documentación que era aportada.

Ahora bien, esta conclusión se encuentra ampliamente ratificada a partir

del vínculo posterior desarrollado entre Stornelli y su “testigo” -Marcelo

D’Alessio- quienes desarrollaron diversas operaciones de inteligencia ilegal e

intercambios de información impropios de la relación entre un Fiscal y un

testigo.

105
VI.j.2. El Fiscal Carlos Stornelli agrega en su descargo que “los actos

procesales en cuestión -las dos declaraciones y el aporte documental- no


tuvieron efectos o consecuencias procesales en la causa de mención. Nada de
ello fue impuesta como prueba en las indagatorias materializadas en el mes
de febrero de 2019 ni ponderado en el auto de mérito de fecha 18 de marzo
de 2019”.
En primer lugar, cabe mencionar que las declaraciones indagatorias en

aquel expediente fueron ordenadas el día 14 de febrero de 2019, es decir,

ocho días después de materializado el allanamiento en la vivienda de

D’Alessio, y de que se hicieran públicas algunas de las maniobras extorsivas

desarrolladas por el nombrado. De tal modo, el allanamiento y la publicidad

que obtuvo la presente investigación seguida a Marcelo D’Alessio interrumpió el

devenir causal de la prueba producida por éste mediante actividades de

espionaje ilegal e incorporada al expediente de GNL por Stornelli a pedido de

Daniel Santoro.

De modo que resulta contrafáctico concluir cuál habría sido la suerte

de dicha información producida ilegalmente e incorporada dolosamente en la

causa, sin resultar un argumento sólido aludir a que las declaraciones del

nombrado no fueron valoradas, ya que era público que D’Alessio estaba siendo

investigado tanto al momento de las indagatorias como del dictado de los

procesamientos.

En segundo lugar, cabe señalar que la documentación en cuestión

efectivamente fue aportada al Juzgado e incorporada en la causa por quien

sabía se dedicaba a la inteligencia -y oficiaría de agente especial para atender

al Dr. Stornelli- lo que ya de por sí implica la concreción de efectos jurídicos.

En tercer lugar, la conducta esperada o esperable de un funcionario

público que se encuentra frente una persona que le reconoce dedicarse a

tareas de inteligencia y viene a realizar “aportes” de manera espontánea en


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

una de las causas de mayor envergadura en las que interviene, es que actué

como custodio de la legalidad y de los intereses generales de la sociedad.

Pareciera lejos de cualquier tipo de situación “habitual” el hecho de que

una declaración testimonial sea recibida a pedido de “un amigo” –Daniel

Santoro- en una Fiscalía en la que la causa no tramita por no hallarse

delegada, y menos aún que el testigo se presente como un agente de la DEA

y agencias internacionales con vínculos con una embajada, sin que,

mínimamente, ello se haga constar.

Tampoco debería considerarse habitual que ese mismo testigo que

refiere hacer investigaciones por su cuenta y para agencias extranjeras aporte

una valija con cuatro carpetas de documentación que refiere haber recibido en

forma “anónima”, más aún cuando dicha documentación incluye e-mails

privados, listas negras, documentos de gestión de una empresa, etc.

Finalmente, lo que debería resultar aún menos habitual es que dicho testigo

mantenga luego, por varios meses, una relación con el Fiscal que le recibió

declaración, organizando cámaras ocultas, haciéndole gestiones privadas,

llevándole testigos o “arrepentidos ablandados”, presentándole casos de

terrorismo, etc.

Pretender que todas esas circunstancias sean entendidas en un ámbito

de naturalidad o “habitualidad”, bajo la excusa del cúmulo de tareas o del

trámite de una causa de importancia, resulta contrario no sólo a la práctica

judicial sino también a los deberes de un funcionario público que le impone

entre otros la Ley de Ética Pública y la Constitución Nacional.

En el caso, al haberse corroborado la materialidad del hecho y el dolo,

no sólo corresponde considerarlo como una de las actividades de la

asociación ilícita investigada, sino en términos de la comisión de delitos

previstos en la ley de inteligencia en concurso ideal con el incumplimiento de

107
los deberes legales a su cargo, conforme se analizará en el correspondiente

apartado.

VII. CASO GONZALO BRUSA DOVAT-PDVSA

VII.a. Circunstancias de los hechos. Inicio de la maniobra

VII.a.1. Este plan delictivo de la asociación ilícita ya ha sido objeto de

desarrollo específico y minucioso en diversas resoluciones de mérito.39 En ellas

se analizó en detalle la intervención y participación penalmente responsable en

los hechos de los imputados Marcelo Sebastián D´Alessio, Ricardo Oscar

Bogoliuk, Norberto Aníbal Degastaldi, Rolando Hugo Barreiro, Eduardo Ariel

Menchi, Mariano Díaz Strunz y Daniel Pedro Santoro y se dio por demostrado

–con el grado de probabilidad positivo necesario para el dictado de un auto

de procesamiento- que se planificaron y llevaron adelante acciones de

inteligencia ilegales y coactivas en perjuicio de Gonzalo Brusa Dovat, ex

directivo de la empresa Petrolera del Conosur S.A. -relacionada a la firma

petrolera venezolana PDVSA40-.

En el caso se han verificado elementos de prueba objetivos, serios,

bastantes y concordantes que dan cuenta no sólo del conocimiento que

poseía el imputado de que participaba de una maniobra de inteligencia y

espionaje ilegal con connotacioens políticas, económicas y judiciales, sino

puntualmente que la persona a la que le recibía declaración testimonial en su

Fiscalía había sido previamente coaccionada e incluso que cierta información

39
Concretamente, en aquél dictado el 25/02/2019 en el punto IX de los considerandos, en el
dictado el 12/04/2019 en el punto VIII.b., en el dictado el 14/06/2019 en el punto III.c. y en el
dictado el 05/08/2019 en el punto VI de sus considerandos.
40
Más allá de las consideraciones ya efectuadas en relación a este caso en esos resolutorios y
aún a riesgo de resultar reiterativo, a fin de garantizar la autosuficiencia argumentativa y
expositiva de la presente y, de ese modo, el derecho de defensa y la posibilidad de una amplia
revisión eventual por parte de los órganos superiores, al igual que en los restantes casos
particulares, se habrá de reeditar el relato de los elementos de prueba colectados y muchas de
aquellas valoraciones, sin perjuicio de las particularidades y la atención específica que deberá
ocupar el análisis de la conducta reprochada a Carlos Stornelli por estos hechos puntuales.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

no habría de ser volcada en aquel acto para ser “administrada” por otros

medios paralelos.

Como se verá, no se trata de una mera actividad funcional del fiscal

federal Carlos Stornelli, que recibe un testimonio o denuncia de manera causal

o accidental, sino de un aporte concreto a uno de los planes delictivos

desarrollados por la asociación ilícita, que le había sido informado previamente

y del que participaban también otros miembros de la misma organización.

La cantidad de elementos concordantes que dan cuenta del

conocimiento previo de fiscal acerca de los “aprietes”, “ablandes” y el

direccionamiento al que estaba siendo sometido Gonzalo Brusa Dovat no dan

lugar a dudas acerca de la responsabilidad que cabe adjudicarle en los

hechos coactivos que lo tuvieron por víctima y en el plan delicitivo que se

estaba desarrollando.

Además, el conocimiento que tenía el Fiscal acerca de las actividades

ilegales de inteligencia que desarrollaba Marcelo D´Alessio impone descartar

cualquier argumento de la defensa vinculado a sostener que se trataba de un

amigo o acompañante de Brusa Dovat que gozaba de ciertos privilegios en la

sede la fiscalía federal a su cargo.

Por lo demás, la prueba directa que se ha recabado es elocuente

acerca del interés particular de Carlos Stornelli en la maniobra y su conexión

con los fines últimos que se habían considerado para la maniobra.

VII.a.2. El vasto caudal probatorio reunido con relación a estos hechos

posiblemente se deba a que se trató de una de las últimas “operaciones”

realizadas por la organización –finalizó tan sólo dos días antes del primer

allanamiento realizado en la vivienda de Marcelo D´Alessio en el marco de esta

causa, el 6 de febrero de este año-.

109
Por esa razón, fue posible hallar no sólo los registros y contenidos de

las comunicaciones telefónicas que se habían intercambiado durante esta

“operación” los distintos intervinientes, sino además documentación en formato

papel y anotaciones que habían sido confeccionadas durante los distintos

encuentros que se produjeron a lo largo del iter delictivo.41

VII.a.3. Las maniobras ilícitas en cuestión se desarrollaron entre los días

23 de enero y 4 de febrero del corriente año, período en el que D´Alessio y la

organización de la que formaba parte ofreció a Brusa Dovat la “protección de

la D.E.A.” frente a posibles persecuciones que pudiera sufrir de parte de ex

directivos de PDVSA Argentina, a cambio de que el nombrado –en contra de

su voluntad- fuera llevado a realizar una serie de entrevistas periodísticas y a

declarar formalmente ante la Fiscalía Federal Nro. 4 de C.A.B.A., a cargo del

Dr. Carlos Stornelli, con un contenido inducido y/o parcialmente direccionado,

para relatar acerca de la comisión de una serie de ilícitos en la firma PDVSA.

Para vulnerar la voluntad de Brusa Dovat, a quien Marcelo D´Alessio

identificaba como el “arrepentido” o el “Centeno de PDVSA”, y lograr que

prestara, en primer lugar, su testimonio frente a Daniel Santoro para una

publicación en el diario Clarín y, luego, formulara una denuncia penal ante el

41
Lo que se expondrá a continuación es lo que se desprende del examen mancomunado de los
distintos elementos que obran reunidos en el sumario, tales como la declaración testimonial de
Juan José SALINAS (fs. 2290/vta.), aquella prestada por el propio Gonzalo BRUSA DOVAT (fs.
2916/2921), la aportada por los periodistas Rodrigo ALEGRE (fs. 3212/3216), Rolando GRAÑA
(fs. 4359/4382) y Facundo Videla (fs. 8281 y 8699/8707), los informes técnicos de la Comisión
Provincial por la Memoria (fs. 2621/2651, 2652/2669, 2670/2690, 4962/5023, fs. 8779/8774 y
fs. 9081/9214), la declaración indagatoria de Hugo Rolando BARREIRO (fs 3541/3566 y
3569/3585), las declaraciones indagatorias de Aníbal Degastaldi (fs. 2037/2039, fs. 3142/3149,
fs. 6417/6422 y su transcripción de fs. 6642/6674), la declaración indagatoria de Daniel Pedro
Santoro (fs. 7379 y transcripción de fs. 7766/7794), los testimonios de personal de la Fiscalía
Federal Nº 4 de C.A.B.A. obrantes en el expediente de la Procuración General de la Nación
CUDAP:OFIC: MPF 516/2019 (obrantes en el Legajo de Prueba Nº 89) y la prueba digital
extraída de diferentes dispositivos electrónicos –en particular, el contenido de las
comunicaciones mantenidas entre los diferentes actores de esta maniobra a través de la
aplicación de mensajería instantánea WhatsApp-, entre otros elementos y constancias del
expediente y sus legajos anexos. Estas diferentes probanzas han sido glosadas en los legajos de
prueba nros. 7, 29, 39, 48, 89, 92, 96, 108 y 145, entre otros.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

fiscal Carlos Stornelli, se llevaron a adelante una serie de amenazas, engaños

e intimidaciones y la ostentación de los recursos de los que podía disponer la

organización.

Se acudió a distintas estrategias de acción psicológica sobre la víctima,

tales como el señalamiento de la existencia de un supuesto “protocolo de

protección de la D.E.A.” y una presunta “pre-causa armada” en el juzgado en

lo penal económico a cargo del Dr. Marcelo Aguinsky -sobre quien D´Alessio

decía poder ejercer influencia-; se dio cuenta de los vínculos con Carlos

Stornelli y Daniel Santoro; se exhibieron armas de fuego y placas de la D.E.A.

y hasta se contó con la presencia de “custodios” que se hallaban a

disposición –al menos, Eduardo Ariel Menchi (a) “Chispa” y Mariano Díaz Strunz

(a) “Alemán”-.

En lo que respecta al fiscal Carlos Stornelli, este caso se trata de uno

más de aquellos que se le sirvieron en “bandeja de plata”, al igual que otros

en los que la organización criminal desplegó el mismo modus operandi. Se le

proporcionó al imputado no ya información obtenida o producida como

consecuencia de actividades prohibidas de inteligencia, sino a la persona

misma, portadora de esa información -el “paquete”, según términos de

D´Alessio-, lo que podía resultar de utilidad para los intereses de Stornelli –

“está el factor Argentino que seguro le vas a sacar mucho provecho!! ” y “ya

sé quien esconde el dinero en Suiza!!”, le indicó D´Alessio-.


Brusa Dovat, además de las técnicas que se describieron para vulnerar

su voluntad, al momento de deponer en la Fiscalía Federal Nº 4 de C.A.B.A. ya

había sido y seguía siendo víctima de maniobras de espionaje con posible

participación de altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia, que

incluyeron desde la obtención y análisis de datos sensibles de la persona-

objetivo, su historial laboral y su entorno familiar, la operación psicológica

111
cara a cara frente a la víctima –a través de engaños, intimidaciones y

amenazas- hasta la obtención y análisis de nueva información teniendo como

fuente directa a la propia víctima -todo ello a través de los señalados

mecanismos- para realizar de ese modo nuevas investigaciones paralelas de

interés para los miembros de la asociación delictiva –por ejemplo, aquella

vinculada con la firma Fluvialba o el destino del dinero en Suiza-.

Como se verá, Stornelli tenía conocimiento de la maniobra coactiva y

de inteligencia que se estaba desarrollando y ya conocía las actividades y

recursos que podía desplegar D´Alessio y los demás miembros de la

organización delictiva con la finalidad de obtener información que pudiera

resultar de su interés. Estas actividades de inteligencia se realizaron de

manera paralela y previa al inicio de una investigación judicial formal e

implicaron una exhibición de recursos y técnicas “investigativas” por parte de

quienes no estaban autorizados legalmente a realizarlas.

El fiscal aquí imputado, a sabiendas de todo ello, recibió la información

así obtenida y entregada en “bandeja de plata” por parte de los demás

miembros de la asociación delictiva, no sólo vulnerando las reglas más básicas

del debido proceso sino, además, conociendo que esa prueba así arrancada

por medios coactivos se encontraba contaminada por el vicio en la voluntad

de Gonzalo Brusa Dovat. En consecuencia, no sólo podría dudarse de la

veracidad del testimonio del testigo que en esas condiciones declaraba sino

que, lo es más grave, con la aquiescencia del fiscal –un actor institucional

esencial y de gran trayectoria- frente a prácticas como las que aquí se habrán

de describir que, de acuerdo a su rol funcional debía –por el contrario-

repeler, se consolidó la violación de derechos básicos de raigambre

constitucional de la víctima –a su intimidad y a su libertad de

autodeterminación, entre otros-.

Como se señaló en la resolución dictada el 25 de febrero, es posible

que a través de este tipo de operaciones ilegales de inteligencia se


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

compruebe un delito, pero también puede comprobarse un relato falso. No es

posible aceptar y tolerar los métodos que se expondrán a continuación para

conocer la “ruta del dinero k” o la comisión de ilícitos en empresas vinculadas

a PDVSA Argentina –como sería este el caso-. No es posible permitir en un

Estado de Derecho que se “ponga en emergencia” a un testigo haciéndole

saber que, de no aceptar los “servicios”, el “protocolo” y las condiciones que

le imponía la organización, iba a ser involucrado en una causa.

Quien es “puesto en emergencia”, “atemorizado”, “ablandado” o

“carpeteado”, ya sea porque ha cometido un delito o porque tiene una

situación personal embarazosa, porque se utiliza un engaño lo suficientemente

verosímil acerca de que sería inminente su detención en una causa judicial -o

por lo que fuere-, es capaz de declarar cualquier cosa –verdadera o falsa- con

tal de que aquel acontecimiento que lo aterroriza –y que no necesariamente

tiene que ser un delito- deje de ser utilizado en su contra.

Este es el patrón de conducta que se observa en el caso de Gonzalo

Brusa Dovat, en el que Carlos Stornelli participó activamente, ya no sólo con

su aquiescencia sino también formalizando o “blanqueando” la operación de

inteligencia ilegal previa mediante una declaración testimonial, lo que a los

ojos de cualquier simple espectador inadvertido podría resultar un simple acto

funcional en cumplimiento de sus deberes como fiscal pero que, en el fondo y

como se verá, se trató de una maniobra para ocultar un complejo andamiaje

previo vinculado con tareas de espionaje utilizadas para “apretar” y “ablandar”

a la víctima y obtener de él un beneficio, que en este caso no se trataría de

dinero sino de información de utilidad –verdadera o no-.

VII.a.4. A partir de lo que surge de los elementos de prueba recabados

es posible afirmar que la maniobra, en su faz material, estuvo a cargo

113
principalmente de Marcelo Sebastián D´Alessio, quien además reportaba los

distintos pormenores a una superioridad, esencialmente, Ricardo Bogoliuk y

Aníbal Degastaldi, y recibía directivas de parte del primero de ellos y, por su

intermedio, posiblemente de personal jerárquico de la Agencia Federal de

Inteligencia. Además, Eduardo Menchi y Mariano Díaz también prestaron su

colaboración material a ese plan presentándose ante Brusa Dovat como

“custodios” de D´Alessio y/o “miembros de la D.E.A.”.

Todos ellos ya han sido procesados en orden al delito de coacción,

previsto y reprimido en el art. 149 bis del C.P. Sus respectivos procesamientos

ya han sido confirmados por parte de la Excma. Cámara Federal de

Apelaciones de Mar del Plata.42

Recientemente también se ha dictado el procesamiento de Daniel

Santoro por su participación penalmente responsable en este caso, resolución

que aún se encuentra siendo revisada por la Alzada ante la impugnación

formulada por su defensa.

En esta oportunidad, se habrá de analizar la participación de Carlos

Ernesto Stornelli en estos sucesos, la que, al menos desde el punto de vista

material, se encuentra corroborada y no ha sido, en lo esencial, controvertida

por el nombrado o su defensa, a pesar de pretender poner en crisis el grado

de conocimiento del imputado acerca del curso causal que otros miembros de

la organización se hallaban desarrollando en su rol particular y de señalar el

carácter inofensivo y sin relevancia típica de su propio accionar.

En particular, se examinará si su conducta pudo haber constituido un

aporte sustancial para el plan concreto de inteligencia que se había diseñado

en perjuicio de la víctima para que, en definitiva, a través de engaños e

intimidaciones, declarase frente al fiscal contra su voluntad con la finalidad de

introducir de ese modo información en el circuito formal judicial mientras, de

forma concomitante, se debía continuar con una investigación en forma

42
Cfr. Incidentes Nº FMP 88/2019/82 -rta. el 08/10/2019- y Nº FMP 88/2019/113 -rta. el
09/10/2019-.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

paralela –por fuera de cualquier marco formal- sobre determinadas cuestiones

específicas que también eran de interés para la organización.

Así también, se habrá de analizar el grado de conocimiento del

imputado acerca de la maniobra de inteligencia y el curso coactivo que se

estaba llevando a cabo en perjuicio de la víctima.

VII.a.5. Una vez efectuada esta introducción, en cuanto a las

circunstancias fácticas y la materialidad de los hechos, corresponde iniciar

relatando el primer encuentro entre Gonzalo Brusa Dovat y Marcelo D´Alessio

del día 23 de enero de este año en el restaurant Fresh Market de Puerto

Madero, en la ciudad de Buenos Aires. Allí fue citada la víctima luego de

haberse encontrado casualmente en días previos con el periodista Rolando

Graña y haberle relatado que estaba siendo víctima de amenazas por parte de

ex directivos de la firma PDVSA Argentina, como consecuencia de haber

declarado testimonialmente en un juicio laboral de un ex compañero de

trabajo.43

Rolando Graña declaró respecto a aquel primer encuentro con Brusa

Dovat lo siguiente:

“…Yo conozco a Brusa Dovat porque yo estaba tomando un café en un


bar justo en la esquina de Plaza de Mayo y él se acerca, se presenta,
dijo que había trabajado en PDVSA y que lo estaban amenazando… le
dije que tenía que conocer a Marcelo D¨´Alessio… hubo una reunión en
Fresh Market en la que estaban D´Alessio, Brusa Dovat, Degastaldi y yo.
Ahí yo los presenté y como D´Alessio efectivamente había trabajado en
ENARSA y conocía mucho, hablaban entre ellos de gerentes que ambos

43
En efecto, declaró en el mes de agosto del año 2018 y señaló que había sido víctima de
distintas persecuciones, tanto él como algunos compañeros de trabajo en la firma Petrolera del
Cono Sur S.A., para obligarlo a renunciar y evadir de ese modo el pago de las correspondientes
sumas indemnizatorias. A partir de ese momento, y a pesar de que el vínculo laboral con
aquella firma había finalizado hacía varios años, Brusa Dovat habría sufrido nuevas amenazas y
persecuciones que lo habrían motivado a salir en búsqueda de algún tipo de protección para su
integridad física y la de su familia.
115
conocieron. D´Alessio se presentó ahí como alguien que había trabajado
en ENARSA y que tenía vínculos con la Embajada…”.

Sobre ese encuentro, el propio Brusa Dovat relató:

“…Fui citado al restaurant Fresh Market, ubicado en Cosentini al 1200


aproximadamente, en Puerto Madero. En esa reunión, Rolando Graña me
presenta a Marcelo D´Alessio y D´Alessio me presenta a otra persona,
refiriéndose a él como un ex comisario colaborador de él [el declarante
lo identificará después como Aníbal Degastaldi]. Luego, en el desarrollo
del almuerzo D´Alessio se presenta como jefe regional de la DEA, me
exhibe una placa que estaba dentro de su billetera, una pistola y fajo
de dólares que estaban dentro de un maletín…. él ya tenía información
acerca de mí que yo no le había brindado hasta ese momento. Ahí me
hace algunas consultas sobre las actividades de PDVSA Argentina y
Petrolera del Cono Sur… me explica que siguiendo los protocolos de la
DEA para que mi familia y yo estemos seguros, me tenía que exhibir
públicamente y así no me iban a tocar, más allá de la protección que
me iba a dar la DEA. Me habla de una camioneta en la que él se
manejaba –una Range Rover dominio AB 908 FA- y me señala también
un vehículo Toyota Corolla, aclarándome que allí había custodios de
él…”.44

Una de las placas e insignias que han señalado tanto Brusa Dovat

como Graña –y también otros actores del proceso- que D´Alessio portaba

consigo para dar cuenta de su pertenencia a distintos organismos nacionales

e internacionales se encontró en el marco del allanamiento de su vivienda.

Posiblemente se trate de una réplica y su fotografía se exhibe a continuación:

44
Por su parte, Aníbal Degastaldi también confirmó en su declaración indagatoria haber estado
presente en ese encuentro, aunque señaló haber sido llevado engañado por D´Alessio y que
desconocía quién era Brusa Dovat y cuál era el motivo de su presencia en el lugar. Su
participación en el “operativo” ya ha sido tratada en el resolutorio de fecha 12/04/2019 por el
que se dictó su procesamiento, luego confirmado por la Cámara de la jurisdicción.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

La existencia de esa reunión se ha corroborado, asimismo, a partir del

resultado de la orden de presentación que se cursó al responsable del

restaurant “Fresh Market”.45

VII.a.6. Por lo demás, de las comunicaciones vía WhatsApp y grabaciones

de conversaciones personales y telefónicas entre Etchebest y D´Alessio surgen

otros elementos de prueba que corroboran algunas de las reuniones y los

detalles del plan que se había pergeñado respecto de Brusa Dovat.

En particular, ese mismo día 23 de enero, Etchebest le solicita a través

de WhatsApp al imputado: “Por favor me haces una llamadita?”, a lo que

D´Alessio contesta: “Si, claro. Termino reunión por PDVSA y te llamo” (ver fs.

120).

Ese mismo día por la noche, se produce una conversación entre ambos

en la que D´Alessio le confirma más datos acerca de la reunión46:

45
Ese comercio remitió el ticket nº 23113067 del comercio nº 15275423. Ese comprobante fue
extendido el 23 de enero a las 15:08 hs. y en él se observa la operación de compra pagada
por el consumidor identificado como “Marcelo D´Alessio” que abonó con su tarjeta bancaria la
suma de $ 2.630 (fs. 242/243 del legajo 29).
117
Interlocutores:
1: Pedro Etchebest
2: Marcelo D´Alessio

(…)
1: Che, Marcelito, vení, juntémonos mañana porque me tranquiliza verte.
2: Sí, mirá, mañana tengo que ir a Comodoro Py, por un tema, al final conseguí que
el de PDVSA sea un arrepentido, ¿viste?
1: Bien, bien.
2: Así que yo seguramente mañana voy a ir a Comodoro Py.
1: Quedemos a una hora, ¿querés que nos juntemos a una hora?
2: La verdad que yo no tengo, dependo de Carlos.
(…)
2: Yo después me quedé a dos cuadras de ahí y me quedé en el Fresh y me junté
con Rolando Graña y con este de PDVSA, me pegaron una rotura de culo en ese
lugar de mierda, 3 personas…

Dos días más tarde, el viernes 25 de enero, según narró Brusa Dovat

en su declaración testimonial, se produce un acontecimiento de relevancia

típica, pues se halla vinculado con la intimidación y el engaño idóneos y

propios de la maniobra, los que se despliegan en el caso de un modo similar

a los advertidos en otros –por ejemplo, en aquel en perjuicio de Gabriel

Traficante-.

Se trata de la exhibición frente a la víctima del conocimiento de datos

de su vida privada y además el señalamiento de la supuesta existencia de una

“precausa” en la que estaría implicado Brusa Dovat de trámite ante un

juzgado en lo penal económico, sobre cuya autoridad se decía poder ejercer

influencia para que esa investigación no prospere.

Es decir, constituye este el primer paso de la introducción deliberada en

la psiquis de la víctima de un falso problema –además de los que ya

arrastraba con anterioridad Brusa Dovat- que supuestamente ponía en riesgo

su libertad ambulatoria mientras, por otro lado, se realiza el ofrecimiento de

46
Archivo digital de audio denominado “Voz 029.m4a” (creado el miércoles 23 de enero de
2019, a las 09:25:17 p.m.; tramo de relevancia probatoria para el presente caso a partir del
minuto 02:35 hasta el 14:12).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

su pronta y rápida solución a partir de la alegada utilización de los recursos,

contactos e influencias de los que se hacía gala como única posible salvación

a ese problema; ello, claro está, siempre ante la condición sine qua non de

que se aceptara el “protocolo de protección” o, en otras palabras, que

declarase en contra de su voluntad en los medios de prensa y en la Fiscalía

a cargo de Carlos Stornelli.

Dijo Brusa Dovat al respecto:

“(…) me llama vía WhatsApp D´Alessio y ahí es cuando me dice que


tiene toda la información mía, de mi vida laboral, de mi vida
económica, de mis viajes al exterior, me refiere que hay armándose en
PDVSA una causa contra mí y mis ex compañeros y que el juez que
está viendo o armando esa causa –nunca se hizo esa denuncia- es el
juez Aguinsky y me aclara que Aguinsky, como trabaja en algunos casos
de investigación de la DEA, a cambio de la información que yo le dé,
va a hacer caer ese armado y no se va a llevar adelante ninguna
denuncia…”.

Por esos mismos días, se produce una conversación cara a cara entre

D´Alessio y Etchebest en una confitería o bar que se encuentra también

registrada y transcurre de este modo47:

Interlocutores:
1: Pedro Etchebest
2: Marcelo D´Alessio

2: (…) Esta es la bomba que tengo.


(…)
1: ¿Argentino o de allá?
2: Uruguayo, argentinizado, con DNI argentino de 92 millones. Es uruguayo con DNI
argentino.
(…)
Entonces yo lo que estoy haciendo ahora es, todo lo de información la estoy
pasando, no tengo apuro pero mirá, hice una línea 2007, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14,

47
Archivo digital de audio denominado “Voz 032.m4a” (tamaño 57.225.216 bytes; transcripción a
partir del minuto 03:10 hasta el 18:03).
119
15, 16, 17, 18 y 19, quién era el presidente de PDVSA, a éste lo mataron, Nelson
Martínez, lo mataron, eh, envenenado.
(…)
2: Eh, claro, lo que no me cierra, me dice que no, que no quiere denunciar, ´pero si
¿no sos el director?, porque yo me acuerdo, vos no eras gerente, vos eras el
director?´, ´sí, bueno, sí, es cierto, yo un año fui director´, ´ah papito, ¿te olvidaste?´ (…)
1: ¿Y?
2: (…) le dije que ´bueno, dale porque estaba yo, estaba en ENARSA en servicio´ [no se
interpreta lo que dice]
(…)
1: Claro. ¿Y es un tipo de guita o no?
2: No, se acaba de separar de la mujer, tiene una casa que ahora voy a sacar unas
fotos [brinda datos personales].
(…)
1: Vos le dijiste ´me estás pidiendo la protección de la DEA´.
2: (…) ´vos tenés información para darme, de Chávez, de Maduro, de PDVSA´, de esto,
de lo otro. Tiene un desastre para darme. Yo voy a Stornelli, con esto lo siento a
declarar… y le digo acá hubo 50 palos a repartir…. No, que sí, que no. Me tiene que
dar una letra.

En este último diálogo se advierte que D´Alessio, en efecto, colocó a

Brusa Dovat frente a un nuevo dilema para obligarlo a prestar declaración

ante Stornelli. Le señaló a su víctima que como había tenido un cargo

directivo en la firma en la que presuntamente habían existido maniobras

delictivas, de algún modo y por esa razón, alguna responsabilidad o

conocimiento directo debería tener de aquellas maniobras. La disyuntiva así

planteada, colocó a la víctima en una posición de mayor vulnerabilidad frente

al imputado, quien valiéndose de la situación de preeminencia que ejercía

sobre ella -a partir de la información con la que contaba, del rol que decía

ejercer en la situación y de esta intimidación solapada-, utilizó ello en su

beneficio, con la finalidad de lograr su objetivo: “me tiene que dar una letra”.

Se construye de este modo progresivo la objetivización de una persona al

servicio de esos fines, lo que transforma en ilícita toda la maniobra.

VII.a.7. Cabe señalar también que se logró secuestrar el cuaderno en el

que D´Alessio efectuó algunas anotaciones acerca de PDVSA y Gonzalo Brusa


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Dovat, el que fue hallado en su vivienda.48 Allí se observa la línea temporal y

el resto de la información acerca de PDVSA Argentina que describió en el

diálogo con Etchebest antes transcripto.

48
Cuaderno anillado resguardado en el sobre 47 del allanamiento producido el 06/02/2019.

121
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

123
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Además, en ese mismo cuaderno se observan grafías con datos

personales y de la intimidad de la víctima que D´Alessio poseía en su poder, lo

que da cuenta mínimamente del seguimiento e inteligencia previa que utilizó y

los recursos con los que contaba para llevar esa operación psicológica de

“ablande”.

125
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Al momento de exhibírsele las anotaciones que D´Alessio tenía en su

poder sobre PDVSA, Brusa Dovat dijo:

“las únicas anotaciones que hizo en mi presencia fue el día que lo


conocí y las hizo en un cuaderno pero no llegó a anotar ni media

127
carilla. Todas estas anotaciones que estoy viendo ahora las hizo él por
su cuenta. Tiene toda la línea del tiempo sobre quiénes fueron los
presidentes de PDVSA, relaciona con flechas cosas que tienen que ver
con Uruguay, con Ángel Morales. En la página 11 se referencian datos
personales que desconozco de su vida íntima, incluso la supuesta
amistad con Tabaré Vázquez, el actual presidente de Uruguay. No sé si
es la que yo le fui contando o es información que él mismo tenía de
forma previa, porque de hecho él me iba preguntando cosas concretas
de las que se podía deducir que tenía una investigación de manera
previa acerca de PDVSA y de hecho reconoce haber obtenido
información acerca de ello mientras trabajaba en ENARSA. Lo otro que
me llama la atención es que tiene un domicilio relacionado conmigo y
un teléfono de Uruguay de Carlos Veríssimo y otro que no sé de quién
es”.

VII.a.8. Brusa Dovat relató que no tuvo más contacto con D´Alessio hasta

el lunes 28 o martes 29 de enero, cuando “me escribe vía WhatsApp –siempre

se comunicaba por esa vía porque me dijo que era la única forma segura- y
me cita para el miércoles 30 de enero 12.30 hs. en el restaurant Sarkis…”. Se
trata del encuentro que mantendría con Daniel Santoro.

A partir del registro de comunicaciones del teléfono celular de Marcelo

D´Alessio, se pudo tener un conocimiento acabado del modo en que se

planificó y desarrolló esta entrevista.

La valoración de esas comunicaciones resulta de vital importancia para

vislumbrar el círculo de relaciones y vínculos con las actividades ilícitas.

En concreto, en aquellos mensajes de voz que comienzan el

29/01/2019, D´Alessio le señala a Daniel Santoro –luego de que éste le

enviara información “en completo off” acerca de un informe de la UIF sobre

Roberto Porcaro- lo siguiente:

“(…) estoy ablandando a uno que… yo me estoy quedando y estoy


viendo a ver si el jueves te lo puedo sentar. Si tenemos eso, tenemos
el… te regalo, te aseguro un titular de Clarín de un domingo y mucho
más. Es el tipo que manejaba la parte sucia de PDVSA acá en la
Argentina, que está dispuesto a contarme todo, a cambio de varias
cosas, ¿no? Pero está dispuesto a contarme todo adelante tuyo. Ya me
lo contó, pero quiero que me lo vuelva a contar adelante tuyo. ¿Ok?
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Con DNI, con esto, con lo otro. Inclusive fue director de PDVSA, no sólo
fue el gerente que se encargaba de relacionarse con ENARSA, creo que
fue director de PDVSA. Y hay cosas muy sucias que vinculan a Uruguay,
que vinculan a cómo traen el dinero todos los meses un millón de
dólares para en realidad sacarlos. Esos son cien palos que pasaban por
Argentina en el gobierno kirchnerista. Está bueno”.

Santoro le responde recordándole que el sábado siguiente se iba de

vacaciones –el 02/02/2019-, a lo que D´Alessio contesta:

“No, perfecto, perfecto. Dejáme ver si lo puedo hacer mañana, para


mañana mismo o a lo sumo el jueves llevártelo. Ya con eso te vas de
vacaciones y leés satisfactoriamente el trabajo del año. Y si no, nada,
lo suspendo hasta que vuelvas. Lo que pasa es que ahora es tan
candente el tema del bloqueo de fondos y todo que hasta por salir en
Clarín, Mariano Federici va a saber dónde encontrar el dinero. ¿Me
seguís lo que te quiero decir? Como vos quieras hacerlo”.

Y luego agrega:

“Yo voy a intentar mañana… ¿mañana vos cómo estás tipo 2 de la


tarde? Si no, lo voy a intentar citar en Palermo a las 12, convencerlo
de que es su mejor opción y a las 2 venís vos a hacerle la entrevista,
ahí en la esquina de tu casa sin que sepa obviamente que vivís por ahí.
Digo, para que te quede cerca. Lo que vos digas, ¿ok? Pero me parece
que es una… estamos en el tiempo político, ¿viste? El tipo sabe todos
los movimientos habidos y por haber, todos los manejos. Me parece
muy interesante”.

Más tarde, le informa a Santoro que logró organizar la reunión y le

indica:

“Podemos almorzar en sarkis e ir ablandándolo. Te da todo. Yo hice mi


parte…” y “Sí, le devuelvo a la mamá. No jodas!!!!”

Se exhiben aquí concretas y claras referencias de D´Alessio a Santoro

acerca de que se hallaba utilizando “técnicas” para vulnerar la voluntad de

Brusa Dovat y lograr que se preste a brindar un relato.

129
VII.a.9. Al respecto, cabe recordar que el propio ex directivo de PDVSA

indicó en su declaración testimonial y en varias oportunidades que, pese a

hallarse en una situación de apremio por la que requería ayuda y protección,

cuando se llevó cabo el primer encuentro: “(…) dije que no quería ni dinero, ni

fama, ni participar de ningún tipo de entrevista, ni que mi nombre saliera a la


luz” –en efecto, ello mismo surge de un mensaje de texto puntual que le envió
a Rolando Graña- y, puntualmente, en relación a la entrevista de Santoro, una

vez terminado el almuerzo en Fresh Market, D´Alessio señaló que: “(…) me dice

que Santoro era el jefe de judiciales del Grupo Clarín y que él se contactaría
conmigo para hacer una reunión, es decir, no me indican ni una nota ni
entrevista”.

VII.a.10. A pesar de la voluntad que expresaba Brusa Dovat, como se ha

visto, D´Alessio se hallaba “ablandándolo”, amenazándolo con el avance de una

“pre-causa” en el juzgado de Aguinsky que podía ser “frenada” si él aportaba

información; lo engañaba sosteniendo que podía ofrecerle la protección de la

Embajada de los Estados Unidos y exhibía a los “custodios de la DEA” –

Menchi y Díaz-; le indicaba también la existencia de un supuesto “protocolo”

que debía seguir.

Sobre este asunto, Brusa Dovat señaló:

“En esa misma conversación, [D´Alessio] me refiere los temas vinculados


con los supuestos delitos de PDVSA Argentina que yo debía recordar,
como haciendo hincapié en esos temas para que yo los recuerde. Me
dice que no me preocupe y que pronto me iba a contactar para la
primera reunión con Santoro”.

VII.a.11. Las comunicaciones que se han verificado entre Brusa Dovat y

D´Alessio también coadyuvan a sostener los extremos fácticos expuestos por la

víctima en su declaración testimonial.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Si bien en ellas el ex directivo se muestra siempre agradecido con el

imputado, esta actitud y, en definitiva, todo el contenido de este intercambio

de comunicaciones debe leerse y valorarse teniendo en consideración el

contexto previo y coetáneo de los hechos, entre los que se destaca el

discurso engañoso e intimidatorio propuesto por D´Alessio, en el sentido de

ofrecer ayuda y una falsa protección frente a la existencia de un falso

problema, una “pre-causa” cuyo avance decía podía detener; lo que

transformaba a Brusa Dovat en un sujeto vulnerable y propicio para el

accionar típico de la organización con experiencia en este tipo de maniobras.

VII.a.12. Veamos algunas de estas comunicaciones. Se observa un

mensaje de audio enviado por D´Alessio a Brusa Dovat con posterioridad a

aquella primera reunión en el restaurant Fresh Market, luego de adjuntarle

diversas fotografías con hombres fuertemente armados, en el que le dice:

“Bueno, Gonzalo. Te mando un abrazo. Ahí te mando unas fotos para


que veas ahí la brigada que tenemos acá en la Argentina. Son todos
americanos, pero bueno… ahí ya estamos mandando a… yo tengo que
mandar toda una orden, la voy a traducir para mandar los recursos
para mandar a cuidarte. Y despreocupáte que le vamos a poner
pensamiento. Tenemos un equipo muy muy bueno de análisis de
situación que trabajamos realmente bien, trabajamos conectados. Somos
muy, muy operativos. Quedáte tranquilo. Y ahora sacáte la angustia de
encima (…)” (23/01/2019 a las 18:44:20 hs. UTC+0).

Un segundo mensaje que también resulta relevante para el análisis del

caso, es un audio de voz enviado por Marcelo D´Alessio instantes previos al

inicio de la reunión con Santoro en Sarkis, en el que le advierte qué debía

decir y cúales temas debía omitir:

131
“Escucháme hay tres temas que no vamos a tocar porque no nos
conviene. El primero, no vamos a tocar el tema de que vos… vos vas a
decir que vos hacías el tema del 0,5 de pérdida ¿está bien? Que era
para que el directorio de PDVSA obtuviera una ganancia que
realmente… tuvieron una ganancia adicional. Pero que a vos te decía el
directorio en su momento que era un tema financiero que después lo
compensaban con utilidades que nunca lo hicieron. Como que fuiste
engañado. El segundo punto, no le vas a decir lo de Aguinsky porque
eso yo ya lo estoy encarando. Y si vos ya estás procesado, lo que
mongo sea, imputado, lo que sea, no te va a dar ni cinco de pelota y
no nos sirve de nada. Todo ese tema, yo ya hablé con dos personas
que manejan la parte jurídica en la Embajada y seguramente si no es
hoy, mañana lo veo a Aguinsky y es historia pasada. Y número tres no
vamos a tocar el tema de Fluvialba y Fluviamar, esto, porque hay una
investigación que está corriendo por un tema de metanfetaminas que
están bajando desde Ciudad del Este y de Asunción. Entonces, si
tocamos el tema Fluvialba, me agrega muy poco en términos de la
investigación, en términos del dinero que aparezca, en términos de
todo, de tu protección, pero sí me arruina una investigación que está
haciendo otra gente de la DEA, donde aparentemente... De hecho, hay
prácticos de abordo que no quieren subir a las embarcaciones. Hay
todo… tengo todo el informe. Entonces, el 0,5 fuiste engañado, vos lo
hacías pero fuiste engañado. No estás procesado pero siempre te
amenazaron con procesarte, con denunciarte, con cualquier cosa, con
inventarte una causa y no vamos a tocar el tema de Fluvialba,
Fluviamar o como mierda se llame esa empresa de mierda” (30/01/2019
a las 14:42 hs. UTC+0).

Aquí se observa con claridad lo ya dicho. Se pretendía direccionar de

algún modo a Brusa Dovat a declarar en determinado sentido y, por otro

lado, resguardar para el interés de la organización información vinculada a la

empresa Fluvialba, muy posiblemente para una investigación que paralelamente

se estaba o se iba a llevar adelante respecto de maniobras vinculadas al

narcotráfico en la hidrovía.

VII.a.13. Debe recordarse además que todo el “operativo” lo coordinaba

D´Alessio con Bogoliuk y Degastaldi, con quienes mantuvo una reunión el

mismo día 29 de enero junto con otra “gente”. Bogoliuk, por su parte,
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

reportaba la información en una posible línea jerárquica dentro de la Agencia

Federal de Inteligencia y daba indicaciones a D´Alessio, por ejemplo, acerca de

que en las entrevistas se debía destacar la intervención de los servicios de

inteligencia venezolanos en la Argentina o la relación con Tabaré Vázquez, ex

presidente de la República Oriental del Uruguay.

Se trata de una nueva expresa indicación acerca de hacia dónde debía

dirigirse el “blanqueo” de información con un claro indicio–además- acerca del

interés político que poseía la organización durante el desarrollo de este

“operativo”.

Se observa además en los mensajes que han sido transcriptos

precedentemente entre D´Alessio y Santoro, que el primero también ofrece al

periodista continuar con las técnicas de “ablande” durante la reunión en

Sarkis -“Podemos almorzar en sarkis e ir ablandándolo. Te da todo. Yo hice


mi parte…”-. El resultado final es conocido: Brusa Dovat no sólo brindó una
primera entrevista ante Santoro sino luego en otros medios de prensa y

además fue llevado como un “paquete” –tal el término utilizado por D´Alessio-

a declarar ante el fiscal Carlos Stornelli.

VII.a.14. Ese mismo 29 de enero, D´Alessio propone a Santoro:

“¿Te parece que nos encontramos doce y media en Sarkis? Le dije que
lleve toda la documentación, como te gusta a vos. Yo igual ya hice
toda una línea cronológica, los presidentes que tuvo PDVSA en
Argentina, cuál es la vinculación con Corporación del Cono Sur, cómo
se vincula con ANCAP, cómo tiene que ver esto con el kirchnerismo,
con Tabaré Vázquez, con el hijo de… a ver, tiene implicancias políticas
y jurídicas muy interesantes, muy interesantes”.

VII.a.15. Paralelamente, ese mismo día, D´Alessio coordinaba con Bogoliuk

detalles de la entrevista periodística que mantendría Daniel Santoro con Brusa

Dovat:
133
“(…) Es un golazo sentarlo mañana, se va de vacaciones el sábado.
Sería un golazo sentarlo [a Santoro] mañana o pasado con este tipo
[Gonzalo Brusa Dovat]. Yo hago que no mencione a Fluvialba después
en la nota. Yo sé cómo hacerlo con Santoro. Le digo, ´esto es un tema
que lo estamos pisando desde afuera. No hagamos meterlo en pánico,
esto y lo otro. No le decimos nada al boludo este de Gonzalo, no sé
cómo mierda se llama, y nos quedamos con este as en la manga´”.

Lo que se observa en este último audio no sólo es la coordinación con

Bogoliuk de la reunión que mantendrían al día siguiente, sino -una vez más- el

interés que demuestran en acumular información que les podría resultar útil

acerca de la firma Fluvialba y el modo en que esa información no sería

publicada en la nota periodística porque la “están pisando desde afuera”.

Bogoliuk responde a este mensaje del siguiente modo:

“No, no. Por eso te decía, un paso adelante por el trabajo tuyo. Sí, eso
lo conocés vos con Santoro, Marcelo. Eso sabés manejarlo vos. Vamos
a ver en estos días si… si tenemos la línea con esta gente. Ahí estuve
mirando un poco la historieta de este Guzmán. Interesante, muy
interesante. Arranca con Lugo el tipo, arman toda una sociedad ahí con
Lugo. Tiene un legajo de la concha de la lora”.49

Nuevamente, en este mensaje puede observarse que Bogoliuk tenía

conocimiento acerca del alcance de la relación entre D´Alessio y Santoro,

mientras hace referencia al “legajo” al que habría accedido referente a Andrés

Guzmán –uno de los socios principales de la firma Fluvialba- y de la “línea

con esta gente”.

Asimismo, además de aquel mensaje de voz que ya hemos citado en el

que D´Alessio le requiere a Brusa Dovat no hablar sobre Fluvialba, el

querellante también indicó, en sentido coincidente, el interés de este imputado

49
De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk; Marca de hora: 29/1/2019 11:04:54 p.
m.(UTC+0); Aplicación de origen: WhatsApp; Adjuntos: #1: files\Audio\36477c07-d0db-478c-873d-
f3953836175d.opus.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

en esa empresa naviera en su declaración testimonial, al narrar lo ocurrido en

aquel primer encuentro con este imputado en el restaurant Fresh Market:

“Me comenta que hace meses que viene investigando a la empresa


Fluvialba supuestamente por hacer traslado marítimo de metanfetaminas,
cosa que le dije que desconocía ya que yo nunca había tenido
contacto con Fluvialba. En ese mismo almuerzo me dice que él accede
a información de PDVSA Argentina y de Petrolera del Cono Sur y que
apreciaría mucho la información que yo le podía brindar ya que yo
había sido gerente de operaciones de Petrolera del Cono Sur. Es decir,
él ya tenía información acerca de mí que yo no le había brindado hasta
ese momento. Ahí me hace algunas consultas sobre las actividades de
PDVSA Argentina y Petrolera del Cono Sur, las cuales yo respondo pero
son actividades propias del rubro. Yo no le describo ningún tipo de
delito hasta ese momento”.

VII.a.16. Como se ha expresado en otras oportunidades, las finalidades

de la organización en cada plan delictivo eran muchas veces múltiples,

combinadas y confluyentes entre sí, y en ellas se entremezclan intereses

políticos y económicos, propios y/o de terceros.

En el caso de Brusa Dovat-PDVSA, tal y como se registra en los

diálogos mantenidos entre D´Alessio con Bogoliuk, Degastaldi, Santoro y

Stornelli una de esas finalidades sería recibir y procesar información novedosa

acerca de la firma Fluvialba –vinculada a PDVSA Argentina- y sus socios y

directivos –uno de ellos, Andrés Guzmán-, para realizar labores de inteligencia

–siempre al margen de la ley y sin autorización formal de las autoridades-

respecto del narcotráfico a través de la hidrovía Paraguay-Paraná50 –una

temática de particular interés para la organización, como se ha logrado

detectar por otros medios de prueba-.

50
La Hidrovía argentina tiene una extensión de 1240 kilómetros y atraviesa distintos puertos de
Misiones, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Buenos Aires, bañados por los ríos
Paraná y Paraguay. Por allí circula todo tipo de mercaderías y es uno de los mayores canales
de tránsito fluvial del país.
135
Otro de los fines, como se ha dicho, era afianzar las relaciones y los

vínculos de confianza y de mutuo interés y colaboración con los medios de

prensa y algunos periodistas en particular –como Daniel Santoro- y con el

fiscal Carlos Stornelli, brindándoles información de cierta relevancia –alguna

que sería formalizada mediante una denuncia y otra que “sería pisada de

afuera”-. De este modo, se le aportaba al fiscal información en “bandeja de

plata” que había sido “arrancada” mediante medios ilícitos.

Sin perjuicio de todo ello, un restante interés –no menos importante que

los demás- lo pudo haber significado la posibilidad de exhibir el despliegue del

“equipo de trabajo” y su poder de acción de campo ante funcionarios activos

de la Agencia Federal de Inteligencia.

Ya se ha dicho que el propio Marcelo D´Alessio ha señalado en diversas

oportunidades –al menos, en la interposición de un hábeas corpus ante la

justicia ordinaria de C.A.B.A, en la primera declaración indagatoria en esta

sede y en aquella prestada en el marco de la causa 1406/2019- que se

hallaba trabajando al servicio de la AFI –por ejemplo, en el caso de Pedro

Etchebest-, que había recibido la promesa de un eventual cargo como Director

de Asuntos Complejos de ese organismo y que para ello había mantenido

reuniones de trabajo con Bogoliuk, Degastaldi y su jefe Pablo Pinamonti para

mostrarles sus “investigaciones”.

Recordemos que Bogoliuk no revistaba al momento de los hechos –al

menos con carácter formal y según lo informado- en ninguna agencia de

inteligencia o de seguridad –era comisario retirado de la Policía Bonaerense y

ya había cesado, supuestamente, sus funciones en la Agencia Federal de

Inteligencia-.

En este orden de cosas, las concretas referencias por parte de Ricardo

Bogoliuk acerca del acceso a un “legajo” del nombrado Andrés Guzmán que

daría cuenta de su historia personal y sus vínculos y así como al reporte de

información sobre el caso de Brusa Dovat hacia otras personas que actuarían
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

de consuno en la planificación de la maniobra y que habrían exigido –por

ejemplo- que en las entrevistas periodísticas se hiciera hincapié en la

presencia en el país de servicios de inteligencia venezolanos o de la

vinculación con el ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez, resultan llamativas

por parte de quienes –supuestamente- no ejercían funciones públicas y, por el

contrario, son indicativas de una vinculación al menos informal o “inorgánica”

con la agencia de inteligencia estatal.

Además del mensaje citado con referencia al “legajo”, se pueden citar

aquí aquellos otros mensajes aludidos que dan cuenta del reporte de la

información en línea jerárquica hacia una autoridad superior:

“Hola Marce, buen dia. Bueno ya esta pasado el informe. Super bien
recibido, asi que nos vamos comunicando. Después chiflame cuando
estes en el lugar asi vemos como lo vamos manejando, igual estoy
viendo con ellos como hacerlo. O sea vos, el camino normal, ¿no? Pero
por lo menos para ir viendo paso a paso”.51

51
De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk; Marca de hora: 30/1/2019 2:02:37 p.
m.(UTC+0); Aplicación de origen: WhatsApp; Adjuntos: #1: files\Audio\63886f0a-373e-4e5a-bf92-
ebaa5c2e7d58.opus.
137
Es en este contexto en el que deben leerse las referencias acerca de

una reunión mantenida entre D´Alessio, Bogoliuk –posiblemente Degastaldi- y

“esta gente” el día 29 de enero –cuando la primera reunión entre D´Alessio y

Brusa Dovat ya había ocurrido-: “nosotros estamos acá, la gente no vino.

¿Querés llegar? ¿Querés venir primero y que venga la gente después? No,
venite”, le dice Bogoliuk a D´Alessio.
Más tarde ese mismo día, D´Alessio –mientras le informaba a Bogoliuk

acerca de una comunicación mantenida con Daniel Santoro sobre un informe


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“en off” de la UIF respecto de Roberto Porcaro-, le señala: “Creo que seria un

golazo sentarlo mañana, se va de vacaciones mañana. Sería un golazo


sentarlo mañana con este tipo”. La referencia a Brusa Dovat sin nombrarlo es
clara, lo que da cuenta que Bogoliuk ya tenía conocimiento de los pormenores

de esta maniobra y que, muy posiblemente, se hubieran planificado los pasos

a seguir en la reunión mantenida de modo previo con “la gente”.

Al día siguiente, mientras se desarrollaba la entrevista con Daniel

Santoro en el restaurant Sarkis, D´Alessio envía extractos de la misma en

formato de video y es felicitado por Bogoliuk. Ante ello, D´Alessio le señala:

“Decile a Pablo q sólo quiero mi puta portación jaaaaaaaa”52. Bogoliuk le


responde: “Siiii me decía recién tengo una deuda tremenda con Marcelo”53.

Nuevamente, en este contexto de comunicaciones, es claro que Pablo se

trataba de Pablo Pinamonti.

El día 1º de febrero, D´Alessio le reporta a Bogoliuk acerca de la nueva

entrevista a la que llevaría a Brusa Dovat con el periodista Rodrigo Alegre,

ante lo cual Bogoliuk reitera que él lo reportaría –a su vez- a “estos

muchachos”: “excelente, qué hermoso quilombo. Jaja. Qué bueno, qué bueno.

Ehhh, la verdad que va a estar bárbaro. Bueno, gracias que me avisaste, así
los pongo en vivos a estos muchachos. Una vez que te juntes con el otro
hombre chiflame”54.
Las referencias a “Pablo” se reiteran el día 6 de febrero. D´Alessio le

pide un encuentro a Bogoliuk “para ver como avanzamos con Pablo ” y éste le

contesta que está “tratando de armar la reunión”. Luego, D´Alessio le pide:

52
De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio (owner); Marca de hora:
30/1/2019 4:23:31 p. m.(UTC+0); Aplicación de origen: WhatsApp.
53
De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk; Marca de hora: 30/1/2019 4:26:47 p.
m.(UTC+0); Aplicación de origen: WhatsApp.
54
De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk; Marca de hora: 1/2/2019 5:39:00 p.
m.(UTC+0); Aplicación de origen: WhatsApp; Adjuntos: #1: files\Audio\63c2e8a0-1946-4527-a6c1-
1943aa2fd6f4.opus.
139
“(…) Fíjáte si mañana nos podemos juntar en el NH o lo que sea y ver
si podemos realmente avanzar. Creo que hicimos una muy buena
muestra esta vez, creo que ya, que sé yo… y si no, vemos lo que sea.
A disposición (…)”. 55

En el contexto indicado, resulta una hipótesis por demás razonable que

la “buena muestra” de la que habla en este mensaje D´Alessio se tratase del

“operativo” vinculado a Gonzalo Brusa Dovat que había sido reportado a

Bogoliuk y luego posiblemente a Pablo Pinamonti, en el marco de las

reuniones y tratativas que ha señalado expresamente D´Alessio haber

mantenido con estas personas para obtener un cargo formal en la Agencia

Federal de Inteligencia, más allá de haber manifestado que estaba trabajando

de manera inorgánica para el organismo en este y otros operativos –por

ejemplo, el de Pedro Etchebest-.

Aduna la hipótesis de la vinculación de esta maniobra en particular con

la Agencia Federal de Inteligencia la novedosa circunstancia conocida en la

investigación acerca de que dicha agencia requirió informes sobre los

movimientos migratorios de Brusa Dovat tan sólo un día después de que éste

fuera a prestar declaración ante la fiscalía de Carlos Stornelli (fs. 303/305 del

Legajo Nº FMP 88/2019/29). Ante los requerimientos de información que se

formularon al respecto, desde la AFI se hizo saber que ello guardaba

vinculación con los deberes y funciones específicas de contraespionaje que

correspondían a esa dependencia, ante el expreso señalamiento que Brusa

Dovat había hecho en la prensa sobre haber sido perseguido por los servicios

de inteligencia venezolanos.

55
De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio (owner); Marca de hora:
6/2/2019 2:51:51 p. m.(UTC+0); Aplicación de origen: WhatsApp; Adjuntos: #1:
files\Audio\7673890c-9938-4cee-b640-a518c16e998e.opus.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Resulta llamativo que parte de esa investigación tuviera como uno de

sus ejes indagar acerca de los viajes al exterior de la propia víctima, máxime

cuando lo informado por la Agencia Federal de Inteligencia otorga otro tenor

al requerimiento de Ricardo Bogoliuk a Marcelo D´Alessio de que se debía

hacer hincapié en las entrevistas periodísticas acerca del rol de los servicios

de inteligencia venezolanos.

VII.a.17. Continuando con el relato de los hechos, el día 29 de enero

por la noche, D´Alessio le confirma a Bogoliuk acerca de la reunión que se

habría de desarrollar en el restaurant Sarkis y le informa de la intención de

llevar a declarar a la víctima el lunes 4 de febrero ante el fiscal Carlos

Stornelli. Le señala también que aguarda sus “instrucciones”.

De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio (owner)


Marca de hora: 30/1/2019 2:01:32 a. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Mañana logramos que decida colaborar el Dr. Gonzalo Burzoni. Ex


gerente de compras y suministros de PDVSA arg, y luego formó parte del
directorio desde el 2012 al 2014.
Conoce todos los ilícitos qué la compañía venezolana realizó en
Argentina para desviar fondos del gobierno Venezolano a Paraísos
Fiscales.
Mañana lo siento con Daniel Santoro. Una vez publicado en clarín, no tiene
vuelta atrás.
El encuentro es 12:30 en Sarkis.
Si te parece ya hablamos con Carlos ((Stornelli) q sigue en Pinamar, para q el
lunes le tome una Testimonial. Aguardo instrucciones
-----------------------------

De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk


Marca de hora: 30/1/2019 2:02:45 a. m.(UTC+0)

141
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Excelente!!

-----------------------------

De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk


Marca de hora: 30/1/2019 2:02:54 a. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Ya me encargo

-----------------------------

Bogoliuk, a la mañana siguiente, le señala mediante mensaje de voz de

WhatsApp lo ya citado: que estaba “pasado” el informe y que había sido bien
recibido y le pide a D´Alessio que vaya comunicando los distintos pormenores

de la operación para ver con “ellos” cómo manejarla paso a paso.

D´Alessio responde a este último mensaje:

“Copiado todo. Yendo en este momento para el lugar. Estoy saliendo de


casa. Así que 12.20 ya estoy en Sarkis”.

Estos últimos mensajes dan nuevamente cuenta no sólo de la

planificación previa y la coordinación de los distintos pasos de la operación,

sino además de la posible participación de terceras personas a quienes les

era reportada la información y por lo tanto también formaban parte de la

planificación y/o dirección de la maniobra –lo que, como se ha señalado,

podría tratarse de personal estatal de inteligencia-.

VII.a.18. En cuanto al encuentro en Sarkis con Daniel Santoro, Brusa

Dovat relató que al llegar al lugar ya se encontraban allí reunidos Santoro y

D´Alessio, luego de lo cual dijo que:


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“D´Alessio me presenta a Santoro, toma la palabra D´Alessio y lo


presenta como su amigo personal y compañero de investigaciones e
incluso me refiere la participación en un libro de Santoro. Luego toma
la palabra Santoro y me dice que íbamos a hacer una entrevista escrita
y una grabación de video con algunas preguntas, ante lo cual yo me
dirijo a D´Alessio y le digo que eso no era lo que habíamos hablado,
que veníamos a otra cosa, a lo que D´Alessio me responde siempre en
presencia de Santoro ´acordate de lo que hablamos el viernes´, en clara
referencia al armado de la causa en mi contra y me dice también ´esto
es parte del protocolo de la DEA, Santoro mañana se va de viaje, así
que la entrevista hay que hacerla hoy´. Ante lo cual quedo impactado
por lo que me dice y me vuelve a preguntar Santoro si estoy de
acuerdo en hacer la entrevista, y mi respuesta ante esa situación
obviamente es que sí”.

Ya hemos dicho que si bien Santoro dijo haberle preguntado dos veces

a Brusa Dovat acerca del consentimiento para efectuar la entrevista, ese

intento de explicación omitía señalar el conocimiento previo que Santoro tenía

de la maniobra coactiva, así como lo declarado por la víctima en cuanto a

que manifestó expresamente en un primer momento no querer hacer esa

entrevista56, lo que motivó que D´Alessio –siempre en presencia de Santoro-

continuara con su técnica de “ablande” para lograr finalmente el asentimiento.

Por otro lado, cabe recordar además que esa “técnica de convencimiento” –

como la denominó incluso D´Alessio- se la había anunciado en varias

oportunidades previa y expresamente a Daniel Santoro en sus intercambios de

comunicaciones, y también lo había invitado a “seguir ablandándolo” durante

la reunión en Sarkis, lo que como se observa, efectivamente ocurrió.

56
Brusa Dovat aclaró que: “yo no quería dar una nota y segundo que yo no tenía intenciones
de hablar de PDVSA Uruguay ni sabía que me iban a preguntar de eso, fue una pregunta que
me sorprendió, no sé si D´Alessio le dijo a Santoro que me la hiciera o qué”.
143
VII.a.19. Al respecto, cabe señalar que más allá de que la exposición de

Brusa Dovat ha sido sumamente descriptiva, existen numerosos elementos que

dan sustento a su versión de los hechos.

Así, por ejemplo, los mensajes de Brusa Dovat hacia D´Alessio con

posterioridad a la realización de dicha entrevista también son ilustrativos

acerca de que la víctima no accedió libremente a brindar dicha nota:

54911511***** (Gonzalo Bursoni)


30/01/2019 18:53:20

Marcelo mañana podes tomar un café conmigo?

54911511***** (Gonzalo Bursoni)


30/01/2019 18:54:29
A la mañana?

Marcelo D´Alessio: “Sí, sí, por supuesto. Mañana voy a estar en el bunker de

Santander. Te paso la dirección y te venís. Sí, obvio, obvio. Es lógico que


ahora te empiecen a surgir las dudas, esto y lo otro…” (mensaje de voz del
30/01/2019 a las 7:01 p.m. UTC+0)

(…)

54911511***** (Gonzalo Bursoni)


30/01/2019 19:12:09

Tenes q entenderme todo es nuevo tengo miedo, y voy a quedar expuesto.

54911511***** (Gonzalo Bursoni)


30/01/2019 19:12:26

Se q me das todas las seguridades pero bueno

También en otros mensajes que brindaría luego de la segunda

entrevista que le efectuó el periodista Rodrigo Alegre, Brusa Dovat vuelve a

hacer referencia a ello: Marce, cómo andás? Buen día… Un par de cositas.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Primero nada, comentarte que ayer… no sé cómo viste vos ayer el tema de la
entrevista. Me sentí mucho más relajado y tranquilo que en la primera. Tal vez
porque ahí con Santoro, ahí no me la esperaba…” (02/02/2019 17:13:55 hs.).

VII.a.20. Un nuevo intercambio de mensajes entre D´Alessio y Bogoliuk

sucedido mientras se desarrollaba la entrevista nuevamente concurre en

sostener esta postura de que Brusa Dovat no quería dar la entrevista y que

fue necesario “seguir ablandándolo”:

De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio (owner)


Marca de hora: 30/1/2019 4:16:41 p. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Empezó la entrevista. Lo contuve. Entró en pánico. Ya está hablando

-----------------------------

De: 5491162177141@s.whatsapp.net Ricardo Bogaliuk


Marca de hora: 30/1/2019 4:17:54 p. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Bieeen!!!

-----------------------------

También debe comprenderse lo dicho por la víctima en el contexto de

los mensajes posteriores a dicha reunión, en los que D´Alessio le señala a

Santoro que Brusa Dovat estaba “en pánico” o que quería “recular”:

De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio


145
(owner)
Marca de hora: 31/1/2019 11:57:44 p. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Hola Dany! Mañana veo al uruguayo. Además de estar en

pánico, creo puede aportar algo más! Sirve lo q tenés hasta ahora?

-----------------------------

De: *********@s.whatsapp.net Daniel Santoro


Marca de hora: 1/2/2019 12:56:28 a.m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:
Si sale el domingo

-----------------------------

A esta secuencia, le sucede un mensaje de voz de D´Alessio en el que

expresamente señala a Santoro: “Ok. Si le saco más información te aviso. Más

allá de que esté en pánico, que quiera recular y todo, no hay vuelta atrás. Ya
hablé con Stornelli. Lo llevo yo, lo presento yo el lunes a las 10 de la
mañana. Olvidate. Que ratifique todo. Que sea la justicia que investigue o se
queda pegado. Olvidate. No tiene vuelta atrás. Pero creo que tiene más
información. Ya me dijo quién es la empresa que… cómo sacan la plata a
través de una inmobiliaria que se llama Remax, en Uruguay. Después te cuento
bien. Mañana voy a tener toda la información” (1/2/2019, 12:59:37 a.m.
UTC+0).

La entrevista con Santoro fue la primera a las que fue expuesto el ex

directivo de PDVSA y, en consecuencia, aquella en la que finalmente logró

“quebrarse” su voluntad. Brusa Dovat no deseaba hacer pública su historia, ni

que su nombre saliera a la luz. Además, había sido parcialmente direccionado

en su testimonio. Es a partir de la entrevista grabada por Santoro, en

definitiva, que tal y como señala D´Alessio, “ya no había vuelta atrás”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Ya hemos concluido que la acción llevada adelante por Daniel Santoro

con conocimiento de las circunstancias que rodearon a aquel suceso

constituyó un aporte fundamental para la maniobra delictiva que se estaba

desplegando, ya que con su actividad aportó materialmente y de modo

decisivo a que el “operativo” respecto de Brusa Dovat fuera exitoso y pudiera

cumplir con los objetivos prefijados por la organización.

En el mensaje que se ha citado con anterioridad, se observa además

que ya estaba planificado llevar al “paquete” a declarar frente a Carlos

Stornelli y que ello había sido coordinado también con Santoro.

VII.a.21. Por lo demás, los intercambios de mensajes entre todos los

actores involucrados producidos luego de esta entrevista también coadyuvan a

sostener la hipótesis delictiva que se ha venido desarrollando. Por un lado,

existe un intercambio de mensajes vinculado al vehículo en el que Brusa Dovat

se retiró de Sarkis en el que se confirma el acceso a una base de datos

restringida para conocer su situación dominial o su historial policial.

Asimismo, se hace referencia al acceso e intercambio de más

información personal respecto de Brusa Dovat, así como expresas menciones

acerca de que la víctima era llevada contra su voluntad a las entrevistas

periodísticas y a prestar declaración testimonial. Veamos:

Ese mismo día, D´Alessio le envía vía WhatsApp a Bogoliuk algunos

videos de la entrevista y le pide que averigüe acerca de la procedencia del

vehículo en el que Brusa Dovat se retiró del lugar. Bogoliuk le brinda la

información solicitada y le responde: “tiré en la base de datos a ver si tenía

pedido de secuestro”-.
Las respuestas que Bogoliuk envía a D´Alessio mediante mensaje de voz

de WhatsApp son a su vez reenviadas a Daniel Santoro. Bogoliuk señala en

147
esos audios que en las bases de datos surgía que esa chapa patente

correspondía a un vehículo Renault Picasso que había sido utilizado por unos

“colombianos pincha-gomas” para cometer diversos ilícitos y más tarde se

rectifica.

Al reenviar estos mensajes de voz, D´Alessio le informa a Santoro: “Ahí

ya tiene toda la información mi Director de Operaciones (…) ahí tenés la


información del auto. Linda información del auto”. De este modo, se vislumbra
como los actores involucrados con esta maniobra estaban preocupados acerca

de las consecuencias de sus actos y el modo en que se desarrollarían los

mismos antes, durante y después de la entrevista.

VII.a.22. El vehículo al que hacen referencia todos estos interlocutores es

aquel perteneciente a un amigo de Brusa Dovat, Facundo Videla.

La intranquilidad acerca de la procedencia del automóvil al que se sube

Brusa Dovat al retirarse de la entrevista resulta incomprensible si no es en el

marco de una maniobra de inteligencia más compleja como la desarrollada y

se verifica a partir de las acciones que realizaron los “custodios de D´Alessio”

y la consulta a una base de datos que efectúa Bogoliuk. Ello es descripto de

esta manera por Brusa Dovat:

“Yo salgo totalmente desnorteado de esa reunión, totalmente


desorientado, al punto tal que no me ubicaba geográficamente, no
sabía para dónde agarrar. Así que llamé a un conocido, Facundo Videla,
que estaba por la zona para que me venga a buscar. Aparece a los
diez minutos, me subo al auto, hacemos dos cuadras y de repente se
pone al lado el Toyota Corolla que D´Alessio me había referido que eran
sus custodios en aquella primera reunión en la que lo conocí. No me
cruzan el auto, pero lo pegan, lo acercan del lado del conductor de un
modo intimidatorio. Ahí no sé quién de los que iban en el auto, yo no
veo quién de dentro del auto le pregunta a mi amigo si estaba todo
bien, Facundo contesta que sí y se adelantan con el auto. Yo no logro
ver quién era esa persona que hace esa pregunta pero mi amigo me
dijo que no era D´Alessio, era otra persona”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Similares descripciones acerca de esta situación con el vehículo y con

los “custodios” que se acercaron de modo sorpresivo e intimidatorio realizó

Facundo Videla. Este testigo también confirmó que la información que Bogoliuk

había reportado sobre su rodado era exacta, lo que confirma una vez más el

rápido acceso a una base de datos restringida para obtener esos datos por

parte de quien, supuestamente, no prestaba ninguna función pública (ver fs.

8281 y transcripción de fs. 8699/8707).

VII.a.23. Luego de la reunión, Daniel Santoro le envía vía WhatsApp a

D´Alessio un informe digital en formato de documento portátil (PDF) con datos

personales de Brusa Dovat obtenido desde la base de datos paga de NOSIS.

Esa acción que podría parecer insustancial, debe nuevamente

comprenderse y analizarse en el contexto fático hasta aquí descripto y en

conjunto con este otro mensaje que le envía D´Alessio a Santoro, a las pocas

horas de culminada la entrevista en Sarkis,

De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio


(owner) Marca de hora: 30/1/2019 10:41:43 p. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

Vamos a chequear migra, celulares, cruces. No lo vamos a

mencionar, pero quiero q el lunes se quiebre ante Stornelli. Ahí hay

plata para rescatar!!

Aquí se observa el interés en obtener nueva información personal y

restringida de una persona-objetivo de la organización y se señala

expresamente que se pretendía hacerlo “quebrar” ante el fiscal Stornelli en

oportunidad de prestar declaración y que había un interés en la “plata para

rescatar”.
149
Luego de ello, D´Alessio le refiere a Bogoliuk: “Ahí le tiró un NOSIS

Santoro y me pregunta y me pidió que pase este texto a ver si reconoce a


alguna de las personas que está ahí mencionando” y continúan hablando de
un estudio jurídico, una financiera y otros temas presuntamente vinculados con

actividades de PDVSA que eran de interés para la organización.

VII.b. Otros elementos de prueba vinculados al caso “Brusa Dovat-

PDVSA”

VII.b.1. El propio D´Alessio en diversas entrevistas periodísticas –las que

incluso han sido interceptadas a partir de la intervención de su teléfono

celular- refirió concretamente haber aplicado “técnicas de convencimiento”

respecto del “arrepentido de PDVSA” y da cuenta de los mismos mecanismos

de “blanqueo” de información que hemos definido como “bandeja de plata”.

Se transcriben a continuación algunos pasajes de las mismas:

“Tenembaum: ¿Y a Stornelli cuantas veces lo vio?


D´Alessio: (…) la segunda vez fue para entregar el arrepentido hace una
semana atrás, el PDVSA que también requirió una técnica de
convencimiento que uno también va jugando al límite…”
(08/02/2019 09:37:06; 00:16:59; B-11016- 2019-02-08-095406-11.wav).

“(…) para entregarle el arrepentido no sé si ustedes cubrieron la nota


que entregue el arrepentido de PDVSA, que por eso se bloquearon los
fondos de PDVSA, que fue hace una semana atrás, no sé si ustedes
cubrieron la nota esa o no (…) cuando yo entrego al arrepentido de
PDVSA, nadie se pregunta ni para quién trabajo y cómo hice para
convencerlo y nada por el estilo (…) porque si se lo doy a un
periodista, para que después lo levante un periodista, para que después
lo levante un juzgado de oficio o lo presento en un juzgado es un
tema mío, pero les aseguro que mis investigaciones los últimos quince
años no he fallado” (08/02/2019 12:50:56; 00:17:48; B-11016-2019-02-
08-130843-13.wav).

“(…) lo último que hice este día lunes antes de ser como escrachado y
cosas por el estilo fue entregar el arrepentido de PDVSA y con eso se
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

logró bloquear fondos de Maduro a nivel internacional (…)” (08/02/2019


17:07:05;
00:15:20; B-11016-2019-02-08-172225-6.wav).

“(…) el arrepentido de PDVSA que es otro operativo que se presentó


este lunes, justo el lunes y el viernes salió el artículo, (…) pero hay algo
que es súper concreto y es que él tuvo en tiempo real igual que todos
el tema de un operativo que sí hice que tiene que ver con un
arrepentido de PDVSA Uruguayo que decidió declarar toda la verdad de
lo que pasaba en PDVSA Argentina y a través de ahí se hizo un
bloqueo de siete mil millones de dólares (…)” (11/02/2019 17:17:06;
00:23:59; B-11016-2019-02-11-174105-10.wav).

Brusa Dovat aclaró respecto del mote de “arrepentido” que le había

asignado D´Alessio que más allá de que este imputado lo presentara de ese

modo, no era arrepentido de nada, que “lo que había dicho había sido

inducido por D´Alessio, que podían ser rumores que se decían en la empresa
pero de los que yo no tenía pruebas”. Agregó que durante la entrevista en
vivo que le fuera realizada en el canal A24 para el programa televisivo que

conduce el periodista Eduardo Feinmann, finalizando la nota, este periodista le

pregunta “si yo soy el Centeno del caso PDVSA a lo cual ante mi sorpresa

por la pregunta, hice como un gesto y digo que no, que no lo soy, ante lo
cual D´Alessio me interrumpe y él dice ´sí, es el Centeno de PDVSA y tiene
mucha información´”.
Respecto del denominado “bloqueo de fondos”, no debe olvidarse el

contexto en el que se realizaron estas maniobras pues precisamente por esos

días, estaba en plena discusión a nivel regional la posibilidad de disponer

medidas financieras respecto de los fondos de la petrolera venezolana.

Estados Unidos había ordenado bloquear unos 7 mil millones de dólares de la

compañía en ese país y el Ministro de Relaciones Exteriores de nuestro país

había anunciado públicamente que se estudiaría adoptar decisiones de similar

151
tenor en la Argentina y que se iniciaría una investigación por parte de la

Unidad de Información Financiera.57

VII.b.2. Otras personas también habían sido informadas por D´Alessio del

“operativo” en curso. A Mario Montoto, le señala el día de la entrevista con

Santoro lo siguiente -lo que guarda relación con los mensajes que enviaría

luego al fiscal Carlos Stornelli para coordinar la declaración judicial de Brusa

Dovat que se formalizaría el día lunes 4 de febrero-.

De: From: 5491150600111@s.whatsapp.net Marcelo D'Alessio


(owner)
Marca de hora: 30/1/2019 4:23:03 a. m.(UTC+0)
Aplicación de origen: WhatsApp
Contenido:

ESTIMADO AMIGO. DE MI VIAJE HE TRAÍDO INFORMACIÓN


VALIOSA RESPECTO A PDVSA EN ARGENTINA.
LA PROCESÉ Y YA MAÑANA TENGO A UN EX DIRECTOR DE LA
FILIAL ARGENTINA QUE SE QUE LOGRÉ SE QUIEBRE Y QUIERA
APORTAR TODOS LOS DETALLES DE LOS ILÍCITOS DE CHAVEZ Y
MADURO EN LA ARGENTINA.
MAÑANA LO SIENTO CON SANTORO Y EL LUNES CON
STORNELLI.
ES UN ESPALDARAZO PARA MACRI.
Y HARÉ Q ASÍ SEA.
QUERÍA Q SEAS EL Q PRIMERO LO SEPAS.
PD: SI, LE VOY A DEVOLVER A LA MAMÁ!!! SHHHHHH
-----------------------------

VII.b.3. Por lo demás, en otras resoluciones ya hemos señalado que el

mismo día de la entrevista, D´Alessio le anunciaba a Etchebest lo siguiente vía

WhatsApp, -registrado en el archivo denominado “AUDIO-2019-01-30-11-39-


15.opus”-:

57
https://www.clarin.com/politica/gobierno-analiza-fondos-petrolera-venezolana-pdvsa-argentina-
descarta-medidas-ee-uu_0_9jLH_OMQg.html
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“Hola Peter. Espero que estés bien. Yo estoy en este momento yendo a
hacer que hable un ex director de PDVSA que hace dos días que lo
hice entrar en razones. Un hermoso operativo. Así que ahora lo voy a
hacer sentar con Santoro y de ahí a sentarlo con Stornelli para el día
lunes que le estén tomando una testimonial y meter en cana todo lo
que es PDVSA y quedarnos con el dinero en la Argentina de PDVSA
Argentina. Así que bueno, estoy con ese… con ese tema. A disposición.
Yo después de las 14:30 me libero en Sarkis que voy a tener como 10
personas adentro de ese restaurante por el tema de filmar a este tipo
así que después si quieres nos hablamos y a disposición. Beso grande,
gordo”.

Lo peculiar de este mensaje es el anticipo de los distintos pasos que

anuncia D´Alessio que se traducirán luego en el plano de la realidad. Existen

diversos fragmentos del video de la entrevista que le realiza a Brusa Dovat el

periodista Daniel Santoro. Esos fragmentos fueron enviados a muchos de los

actores involucrados de algún modo en la maniobra: el propio Santoro, el

fiscal Stornelli, Ricardo Bogoliuk y Rolando Barreiro –entre otros-. A Pedro

Etchebest también le envió uno de estos fragmentos, señalándole –siempre en

el marco de las intimidaciones que se encontraba llevando adelante a su

respecto- que había logrado “quebrarlo” a Brusa Dovat.

153
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

La nota periodística vinculada a esa entrevista, que se publicó en el

diario Clarín del día domingo 3 de febrero, D´Alessio también la compartió con

Etchebest:

155
VII.c. Continuidad de la maniobra. La declaración en la sede de la

Fiscalía Federal Nº 4 de C.A.B.A.

VII.c.1. Sobre este punto, considero pertinente destacar nuevamente y en

particular la declaración de la víctima. Brusa Dovat relató respecto de la

continuidad de los hechos del siguiente modo:

“…hasta el día viernes 1º de febrero no sé más nada de D´Alessio que


recuerde. Ese día, cerca del mediodía él me pide una cita para
encontrarnos y nos encontramos en un Café Martínez del barrio de
Caballito… estábamos solos él y yo. Ese encuentro fue el más agresivo
porque además de hablarme del armado de la causa o precausa que
ya mencioné me indicó concretamente los términos de lo que yo debía
denunciar judicialmente, qué debía declarar y me pidió información más
detallada para su propio conocimiento de las operaciones de PDVSA en
Argentina, es decir, no para la denuncia sino para él. Luego ese mismo
día, a media tarde, me llama siempre por WhatsApp para decirme que
ese día a las 19 hs. había una entrevista con el periodista Rodrigo
Alegre… pasó con su camioneta Range Rover y nos fuimos al canal. Lo
extraño es que él se presentó ante el portero del estacionamiento del
canal como “D´Alessio de la DEA” y le abrieron el portón
inmediatamente… D´Alessio le dice a Rodrigo Alegre que el lunes me va
a llevar a lo de Stornelli a declarar. Ahí es donde yo caigo en la
cuenta que me iba a llevar a declarar a lo de Stornelli, sí me había
hecho referencias acerca de que había que hacer una denuncia judicial
por estas cosas, que tenía que ser público, siempre por las cuestiones
del protocolo de la DEA, por mi seguridad, pero nunca me había dicho
o al menos ahí yo caigo en la cuenta de que me iba a llevar a
declarar a Comodoro Py… el domingo 3 de febrero sale la nota impresa
en el diario Clarín y a la tarde D´Alessio se comunica conmigo y me
anuncia que el lunes 9.30 hs. me pasaría a buscar por mi domicilio
para ir a Comodoro Py a realizar la denuncia ante el Sr. Fiscal Stornelli.
El lunes 9.30 hs. pasa a buscarme siempre en la misma camioneta con
dos personas más que las presenta como de su equipo de la DEA, no
me refiere ningún nombre ni me mostraron ninguna identificación. Estas
dos personas eran altos, corpulentos, los dos caucásicos, uno castaño
claro con barba al ras creo que candado y el otro totalmente pelado,
personas de treinta y pico a 40 años, llevaban vestimenta informal –jean
y remera- y botas tipo borceguíes…. Llegamos a Comodoro Py…
subimos al quinto piso hasta la ventanilla de la mesa de entradas de la
Fiscalía de Stornelli. Ahí D´Alessio se anuncia y pregunta por el fiscal y
le dice a la secretaria que tenía pautada una reunión con él para hacer
una denuncia. Ahí se produce una espera de unas tres o cuatro horas
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

afuera… en el pasillo. D´Alessio me presenta a una persona como el Dr.


González, yo lo saludo a él y me retiro a una distancia de unos metros.
Ellos quedan hablando unos cinco o diez minutos, González me despide
amablemente de vuelta, me da la mano y luego de que González se va,
D´Alessio me refiere que es uno de los abogados de la Embajada de los
Estados Unidos. Algo importante que resaltar es que antes de ingresar
a declarar, en la espera del pasillo, D´Alessio en varias oportunidades
me recuerda y me induce respecto de los términos de lo que yo tenía
que declarar, diciéndome que tenía que ser en coincidencia con la nota
con Santoro… Ingresamos directamente al despacho del fiscal Stornelli,
me saluda dándome la mano y en el despacho yo me siento más
alejado de ellos dos, atrás. Se sienta D´Alessio y toma la iniciativa él. Le
comenta al fiscal que yo era Brusa Dovat, el ex de PDVSA y que venía
a denunciar lo que te comenté o lo hablado, algo así… Luego, Stornelli
levanta el teléfono interno, llama a una de sus secretarias, le pide que
venga a su despacho y le dice que me lleve a declarar o tomarme la
denuncia sin darle ninguna otra referencia. Voy con la secretaria a un
despacho contiguo y en el despacho de Stornelli, se quedan el fiscal y
D´Alessio. La secretaria va anotando lo que voy declarando por espacio
de veinte o treinta minutos y cuando termino la declaración me doy
cuenta que a mi derecha estaba D´Alessio sentado a quien no había
percibido hasta ese momento por lo que no sé en qué momento llegó
ahí… Nos vamos con D´Alessio aproximadamente a las dos de la tarde y
nos vamos de la misma manera en que llegamos, es decir, salimos por
la misma puerta por la que entramos, me suben a la camioneta en la
que todavía estaban estas dos personas que me habían sido
presentadas como de la DEA y me dejan cerca de mi domicilio. En el
trayecto de regreso, D´Alessio me informa que a la noche, a las 20 hs.
estaba pactada una entrevista en A24 en el programa del periodista
Feinmann, lo cual yo en un primer momento le pido no hacer porque
yo le dije que ya había hecho todo lo que me había pedido y que no
quería tener más exposición y me dice que ya lo tenía acordado y que
no se podía echar para atrás… Finalizando la nota, Feinmann me
pregunta si yo soy el Centeno del caso PDVSA a lo cual ante mi
sorpresa por la pregunta, hice como un gesto y digo que no, que no lo
soy, ante lo cual D´Alessio me interrumpe y él dice “sí, es el Centeno de
PDVSA… lo que recuerdo también es que uno de los tipos estos que se
presentó como de la DEA cuando fuimos a lo de Stornelli, no recuerdo
cuándo, pero se acercó a mi domicilio y dijo que trabajaba en la DEA
al servicio de D¨Alessio, esto era parte de lo que D¨Alessio me decía de
la protección que supuestamente me ofrecía… A exhibiciones de
157
conversaciones por mensajes de texto, señaló “Sí, todo esto hay que
leerlo en el contexto de que él supuestamente me estaba ofreciendo
protección de la DEA, como él decía, por eso las preguntas acerca de
si había recibido amenazas o la referencia a que iba a ir gente de la
PSA a lo de mi ex del día 5 de febrero, que esto lo relaciono con esto
que dije antes de que pasó uno de estos tipos que me presentaron
como de la DEA por ese domicilio. En el intercambio de mensajes del
30 de enero con Ricardo Bogoliuk se ve cómo él dice que yo entré en
pánico, eso fue durante la entrevista con Santoro justamente porque yo
no sabía que me iban a hacer una nota”.

Como lo declaró Brusa Dovat y lo confirmó el periodista Rodrigo Alegre,

el día 1º de febrero D´Alessio lo llevó a Canal 13 para que se prestase para

una nueva entrevista en un medio televisivo. Esa entrevista se publicó el lunes

4 de febrero en el programa “Telenoche”58, luego de que Brusa Dovat

declarase ante el fiscal Stornelli. Además de la difusión de la entrevista en los

medios de prensa, también se han recopilado las filmaciones que D´Alessio

captó con su propio celular –que también transmitió a otros actores

comprometidos en la maniobra-.

Resulta útil resaltar que Rodrigo Alegre también contó en autos que

D´Alessio “…mencionaba que trabajaba para organismos internacionales, que a

58
https://www.youtube.com/watch?v=Vu0_PqR5wWY, publicada el lunes 4 de febrero de 2019.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

veces decía DEA y a veces NSA” y que “…el primero de febrero de éste año,
cree que fue viernes, lo llamó por teléfono y le dijo que tenía a una persona
que trabajaba en la filial local de PDVSA y que denunciaba manejos irregulares
dentro de la empresa… [m]e contó más o menos qué era lo que había
declarado, lo que decía en la entrevista y [m]e mandó capturas”. También dijo
que fue a él a quien le reconoció que Brusa Dovat “… iba a declarar el lunes

en lo de Stornelli”.
Sobre esa entrevista, Alegre dijo que “…BRUSA DOVAT llegó con

D´ALESSIO… entraron a un salón que estaba ahí en el canal, hicieron la


entrevista que duro entre 15 y 20 minutos, y DOVAT contó lo que sabía de
los manejos irregulares de la empresa y se fue”. También declaró que, luego
de darse a la luz pública esta investigación, llamó a Brusa Dovat quien le

confirmó que había sido objeto de presiones por parte de D´Alessio.

Concretamente señaló que:

“… lo llamo después de que pasó todo esto… le pregunto si todo lo


que le había contado a cámara era mentira y él le dijo que lo que le
había contado a cámara era todo verdad pero que había sido
coaccionado, inducido por D´Alessio para decir ello”.

VII.c.2. Luego de esa entrevista, D´Alessio le contaba a Etchebest a

través de WhatsApp:

“Ya le hice la nota para que salga el lunes después de que este
hombre declare. Entonces ya tengo preparada la nota por Rodrigo
Alegre para TN central y Canal 13, en Telenoche. Así que bueno, ya
tengo cerrado el operativo del arrepentido, así que bueno, ahora me
voy a hacer un operativo de droga y bueno… así sigue mi semana…”
“… Me vas a ver en en TN en vivo en TN voy a salir en vivo y en y en
el noticiero del Trece entregando al arrepentido este venezolano con
cara de pánico al mediodía o a las 10:30 de la mañana. Lo voy a
entregar al juzgado de Bonadío… a lo de la Fiscalía de Stornelli…”.59

59
AUDIO-2019-02-01-21-10-08.opus.
159
VII.c.3. Para finalizar la recorrida, la misma noche luego de declarar

ante Stornelli y como parte del “protocolo de la D.E.A.”, D´Alessio lo llevó al

noticiero conducido por el periodista Eduardo Feinmann en el Canal A24 para

una nueva entrevista televisiva en vivo.

VII.c.4. Asimismo, de modo ilustrativo, se pueden mencionar algunos

otros mensajes de voz que D´Alessio le envió por la aplicación WhatsApp a

Bogoliuk que son ilustrativos acerca de cómo el Sr. Brusa Dovat era engañado

y manipulado. Ellos obran transcriptos a fs. 277vta./278 del Legajo nº 7:

D´Alessio (01/02/2019 5:36:09 pm): Gracias. Te cuento novedades, hoy a


las 19 hs lo graban para canal trece, Rodrigo Alegre. Ehhh no sé si si
Rodrigo Alegre y Geuna lo graban y lo largan una vez que nosotros lo
entregamos, que va a haber cámaras de televisión y todo esperándonos
el día lunes a la mañana, como el centeno de PDVSA lo van a..
entonces ahí al mediodía y a la noche lo ponen en Telenoche Central,
lo tienen embargada esa información, esperan que salga el domingo
con Dani y el lunes tiran la entrevista que le hizo hoy”.

Bogaliuk (01/02/2019 5:39:00 pm): excelente, que hermoso quilombo.


Jaja. Qué bueno, qué bueno. Ehhh la verdad que va a estar bárbaro.
Bueno gracias que me avisaste así los pongo en vivos a estos
muchachos. Una vez que te juntes con el otro hombre chiflame. (…)

D´Alessio (01/02/2019 5:45:49 pm): no, lo que yo estoy vendiendo es


que es el Centeno de PDVSA y el pibe me dice no bueno para después
del lunes quien me defiende, no bueno yo voy a entrar con vos de la
mano, vos quédate tranquilo con vos de la mano, lo que no le dije es
que le marco el quinto piso y le digo chau hasta luego (…)

Bogaliuk (01/02/2019 5:47:16 pm): pero nosotros sabemos que eso es


un detalle nada más, ya ahí no se va a perder. Vos indicándole el
quinto piso, hasta lo podes acompañar a que tome el ascensor, está
perfecto, ja. Sí, sí, listo, nosotros tenemos que hacer la nuestra, que
esperemos venga bien.

D´Alessio (01/02/2019 5:51:35 pm): sí, ahí le voy a pedir a Stornelli


para que el lunes me deje entrar con la camioneta y con el Toyota
con las balizas prendidas a la explanada y los periodistas lo van a
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

estar esperando. Eso es lo que no sabe él, que van a estar de América,
del Trece, del Once, de este y lo otro, a lo cual nosotros somos el
dueño del quilombito. Él me dijo que no le contó nada a su abogado,
le digo ´no, no deja así porque los abogados te van a filtrar´. El
quilombo en el que se va a meter el lunes este pibe”.

Ya el mismo lunes 4, antes de ir hacia la Fiscalía Federal de Stornelli,

D´Alessio le continúa reportando a Bogoliuk los distintos pasos a seguir. Le

informa que contrató al “Chispa” y al “Alemán” –Menchi y Díaz,

respectivamente- para que lo acompañaran vestidos de negro.

VII.c.5. Efectivamente, el día 4 de febrero, D´Alessio pasó a buscar a

Brusa Dovat junto con Menchi y Díaz –los “custodios”-, y lo trasladaron hasta

la Fiscalía nº 4 de C.A.B.A. para que prestase declaración ante el Dr. Stornelli.

Luego de esperarlo un tiempo en los pasillos -pues éste acababa de

llegar de sus vacaciones en Pinamar y, según dijo en su declaración, estaba

ocupado en coordinar con el abogado de Víctor Manzanares, Dr. Roberto


161
Herrera, la audiencia que al día siguiente iban a mantener con este imputado

de la causa 9608/2018 en los términos de la ley 27.304-, recibió a Brusa

Dovat y D´Alessio en su despacho personal donde mantuvieron una breve

charla, en la que pese a su duración, se dejó a entrever la relación previa

existente entre D´Alessio y Stornelli –hablaron de la salud de un amigo en

común- y de que el fiscal ya conocía las razones por las cuales la víctima

estaba allí –D´Alessio le dijo que el ex directivo de la petrolera venezolana

“venía a denunciar lo que te comenté o lo hablado”-.


Stornelli ya conocía entonces las razones por las cuales Brusa Dovat

había sido llevado allí y los detalles sustanciales de la maniobra que se había

llevado a cabo en su perjuicio, pues D´Alessio se había encargado de ponerlo

en conocimiento desde el día 23 de enero, en que había tenido su primera

entrevista con el ex directivo de PDVSA, enviándole videos de las entrevistas y

la nota salida en la prensa gráfica; por ello, el fiscal dio instrucciones a una

de sus secretarias para que le recibieran una denuncia.

Cuando Brusa Dovat se retiró para brindar su testimonio, D´Alessio

permaneció por unos minutos más conversando a solas con Stornelli y luego

se dirigió -en el contexto de relaciones con el fiscal, muy posiblemente con su

anuencia-, hacia el despacho en el que se estaba llevando adelante la

audiencia con la finalidad de poder presenciarla. En el marco fáctico previo

descripto, no es ilógico suponer que –tal y como en las restantes ocasiones

en las que permaneció junto a Brusa Dovat cuando daba declaraciones en los

medios de prensa- ello significaba una modalidad de control directo con la

finalidad de que aquello que se había “pactado” previamente que debía

declarar efectivamente así se declarase.

Incluso, según una de las empleadas de la Fiscalía Federal Nº 4 que

compartía el mismo espacio de trabajo en el que se estaba llevando adelante

la audiencia -quien declaró en el marco del expediente administrativo MPF

516/19 labrado en la Procuración General de la Nación y cuyo testimonio


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

trajo a colación Stornelli en su descargo escrito-, D´Alessio le señaló

expresamente a Brusa Dovat que no se olvidara de mencionar una

determinada circunstancia mientras se hallaba declarando, lo que nuevamente

resulta un indicio acerca del direccionamiento de sus dichos.60

D´Alessio se encargó de registrar parte del acto de declaración

grabándolo con su propio celular, y extrajo fotografías y vídeos que dan

cuenta de su presencia durante el desarrollo de ese acto judicial pese a que

ello no está legalmente permitido.

El video y la copia del acta relacionados con la declaración testimonial

que prestó Brusa Dovat en la fiscalía a cargo del Dr. Stornelli fueron enviados

por D´Alessio a Santoro y Bogoliuk, entre otros, a través de la aplicación

WhatsApp:

60
Los restantes empleados y funcionarios de la Fiscalía han sido contestes en señalar que a
Brusa Dovat no se lo observaba alterado y que todo transcurrió con normalidad. Esos
testimonios deben ser valorados en su justa medida por tratarse de personal que el fiscal
Stornelli tenía y aún tiene bajo su mando. Más allá de ello, a diferencia de Stornelli, ninguno de
ellos habría conocido los pormenores de la maniobra coactiva y de inteligencia previa que se
estaba desarrollando y, por otro lado, la supuesta calma de quien declaraba debe leerse como
la de quien ya se había “quebrado” y había sido previamente “ablandado” mediante engaños e
intimidaciones y creía estar siendo protegido por Marcelo D´Alessio y otros miembros de la
organización delictiva.
163
VII.c.6. En cuanto a las comunicaciones que se han certificado entre

D´Alessio y Stornelli por este caso puntual, sólo a través de WhatsApp se

observan numerosos registros. Veamos:

El primero es aquel producido el mismo día 23 de enero en que se

inició la maniobra. Allí le refiere D´Alessio al fiscal: “Mañana voy a hacer q se

arrepienta un actual director de una residual de PDVSA, q sigue operando en


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

el país. Si es lo q imagino, además del informe q tengo q armar para Maine y


enviarlo por valija diplomática, está el factor Argentino que seguro le vas a
sacar mucho provecho!!”.
Luego, las comunicaciones al respecto siguen y D´Alessio lo continúa

poniendo al tanto al fiscal de los distintos pasos de la maniobra, en particular

del contenido de la reunión con Santoro y de la nota que sobre el tema fue

publicada en el diario Clarín. Finalmente, coordinan el día y horario de la

declaración de Brusa Dovat del día 4 de febrero:

165
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

167
El archivo de voz puntual que se reseñó con anterioridad –enviado el

30/01/2019 a las 11:21 hs. UTC+0- guarda interés probatorio con este caso y

pudo ser también certificado. Allí D´Alessio le refiere a Stornelli:

“es que Dani se va de vacaciones, Dani de hecho se va el sábado y lo deja


embargado, el viernes ya lo deja todo encriptado y embargado. No va a
mencionar el estudio jurídico y el tema de Suiza, es decir esa parte no sale.
Hay 3 o 4 cositas que después te cuento personalmente que no van a salir,
para que vos le puedas apretar los huevos, por eso necesito juntarme con vos
personalmente el lunes, pero es un Centeno 2 eh, hay que hablar con Patricia
después para no mandarnos un moco ¿viste?”
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

169
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

171
VII.c.7. Las comunicaciones que se han citado entre Stornelli y D´Alessio

–que no constituyen prueba indiciaria ni meras especulaciones sino prueba

directa- dan cuenta que el imputado supo de las circunstancias que rodeaban

a aquel suceso y, sin embargo, tuvo una conducta contraria a la debida y

esperada, consolidando definitivamente el plan ilícito de la organización, y

llevando adelante las acciones que ésta, en el caso, le reclamaba para

exponer de ese modo al “Centeno de PDVSA”, una persona que sabía había

sido previamente coaccionada.

En efecto, a partir de los numerosos intercambios de mensajes pudimos

advertir con claridad que existen expresas y diversas manifestaciones por parte

de D´Alessio hacia Stornelli acerca de que Brusa Dovat se hallaba coaccionado.

Así por ejemplo, “siento a un director ´arrepentido´”, “juro q después del

lunes le devuelvo a su madre!!”, el “centeno de PDVSA”, “el lunes te lo siento


(antes q lo maten)”, “Hay 3 o 4 cositas que después te cuento personalmente
(…) para que vos le puedas apretar los huevos”, “el paquete”, “tiene un susto”,
son sólo algunas de las claras alusiones que no permiten dar lugar a ningun

margen de dudas.

Se advierte además el interés que podría significar el caso para el

fiscal, no sólo por aquello que pudiera volcarse en la denuncia, sino más bien

por aquella información con la que podría contar de manera informal –“quien

esconde la plata en Suiza”- y que, presuntamente y como en el caso de la

investigación sobre Fluvialba, se podría continuar profundizando de forma

paralela al expediente judicial61.

También indican el conocimiento de que participaba de una maniobra

ilícita, las investigaciones anteriores que le había puesto a su disposición

Marcelo D´Alessio, así como también de los recursos de los que disponía y del

61
El fiscal imputado ha negado haber recibido esa información pero la prueba directa de los
mensajes citados indicaría precisamente lo contrario. Las “3 o 4 cositas” que debía contarle
personalmente bien pudieron haberles sido transmitidas mientras se halló a solas en su
despacho junto con D´Alessio.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“equipo de trabajo” con el que contaba –recordemos además que al menos

Bogoliuk y Pinamonti eran personas de su conocimiento con las que había

trabajado con anterioridad-.

De lo expuesto, a lo largo de todo este capítulo, y lo señalado al

relatar los otros casos, está claro que Stornelli tuvo frente a sí aquel 4 de

febrero de 2019, dos días antes de que se pusiera fin a esta organización,

una persona que sabía se hallaba coaccionada, que le había sido llevaba por

una persona que realizaba actividades de inteligencia ilegales62 y sobre la que

que habían planificado y conversado acerca de cuál debía ser el mejor modo

de exponer la información en la prensa y en la justicia, entre otros detalles

puntuales de la operación ilegal que juntos desarrollaron.

En definitiva, está claro, al igual que en el resto de los casos

analizados, que el fiscal Carlos Stornelli participó de esta maniobra ilícita y

tuvo conocimiento de que con su aporte estaba contribuyendo al plan criminal

que se estaba desarrollando.

VII.c.8. La alegada defensa del fiscal de que sólo se limitó a llevar

adelante un acto propio de su oficio no resulta válida, pues la situación típica


que afectaba a Brusa Dovat le fue explícitamente informada y le resultó

plenamente cognoscible, mucho más teniendo en cuenta su vasta trayectoria

profesional y la relación de confianza, conocimiento y de mutuo intercambio

de favores que había generado con Marcelo D´Alessio.

Resulta más que evidente, señalar que su condición de funcionario

público le imponía actuar de otro modo, y que sea cual fuere la concepción

62
Stornelli señaló expresamente en entrevistas públicas y en su descargo formulado en la
Procuración General de la Nación que Santoro le presentó a D´Alessio como alguien vinculado a
la embajada de los Estados Unidos y a agencias de inteligencia de ese país y que poseía
buena información. Ver Expte. CUDAP: EXP-MPF: 0000516/2019, fs. 166vta./167 del Legajo de
Prueba Nro. FMP 88/2019/89.
173
de prohibición de regreso que se adopte, esta no puede alcanzar jamás el

quebrantamiento de la función que estaba llamado a cumplir.

En otras palabras, un fiscal federal no puede participar de una

operación de inteligencia o espionaje ilegal, ni recibirle declaración a una

persona que fue “puesta en pánico” y le era traída como un “paquete” por un

agente de inteligencia.

VII.c.9. En su descargo, el fiscal -además de intentar otorgarle a su

conducta un carácter estereotipado e inocuo y de intentar restarle entidad a

la atención que le prestó a la información que le era reportada por Marcelo

D´Alessio sobre la victima y esta operación-63, subsidiariamente, pretendió

indagar acerca de cuáles habrían sido las verdaderas intenciones de la víctima

al exponer su historia de ese modo frente al periodista Rolando Graña.

En este sentido, señaló que Brusa Dovat habría sido víctima de

amenazas de forma previa por parte de ex directivos de la firma PDVSA o del

servicio de inteligencia venezolano, y pretendió descalificarlo señalando que se

hallaba en búsqueda de alguna oportunidad laboral, lo que habría constituido

la “fuerza lo habría llevado (…) a contactar en un primer momento a Rolando

GRAÑA” –según expresó-.


De este modo, buscó responsabilizar a la propia víctima por el accionar

de la organización ilícita en su perjuicio. Es claro que esta postura debe ser

descartada de plano porque pretende justificar una conducta delicitiva a partir

de los antecedentes del denunciante, sin reparar en la ilegalidad de los

mecanismos intimidatorios utilizados por la organización que le fueron puestos

en conocimiento reiteradas veces al fiscal.

63
Lo que no se condice con el tenor de otras conversaciones en las que se observa un
intercambio entre personas con intereses mutuos, lo explícito de los mensajes y, en particular, el
interés personal que demostró el fiscal Stornelli en circunstancias que rodeaban la maniobra,
por ejemplo, sobre el “dinero en Suiza”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Si fue Brusa Dovat quien fue en búsqueda de protección o fue la

organización quien salió a la “caza de su objetivo” –como ocurrió, por

ejemplo, en los casos de Pedro Etchebest, Munín-Talevi o “Irán”, entre otros-

resulta un detalle insustancial para la resolución del caso y su utilización

como argumento lejos de resultar circunstancias desincriminantes, en todo

caso permiten comprender más acabadamente el estado de vulnerabilidad

previo en el que se encontraba y que sería luego utilizado y explotado en

beneficio de la asociación ilitica investigada para quebrantar su voluntad

mediante el engaño y los mecanismos intimidatorios que se han enumerado.

El plan pergeñado respecto de Brusa Dovat se construyó precisamente

sobre los cimientos de las dificultades y debilidades de la víctima, por lo que

tanto las presuntas amenazas previas como su situación personal y laboral

precarias, constituyen elementos a ser considerados para analizar el contexto

previo de los hechos delictivos y no para discernir el alegado ámbito de

responsabilidad de la víctima en orden a los hechos que lo perjudicaron -

como indirectamente pretende introducir Stornelli-.

Fue justamente el conocimiento de las preocupaciones, problemas y

debilidades de las víctimas una de las herramientas de acción psicológica que

comúnmente eran utilizadas por los miembros de la organización para llevar

adelante sus operaciones y lograr así las finalidades múltiples que eran

propias de su exclusivo interés: en el caso, exponer en el plano institucional y

publico información -real, falsa o parcialmente direccionada- obtenida por

medios coactivos y de inteligencia ilegal que le podían ser úties al fiscal

federal Carlos Stornelli para iniciar una investigación.

Si aquellos problemas y debilidades eran averiguados mediante

mecanismos de investigación ilegal –como ha sucedido en otros casos- o eran

puestos en conocimiento por la propia víctima; si aquellos problemas eran

175
reales y previos a la intromisión de la organización en la vida de la víctima o

eran “fabricados” o formaban parte de un relato ficcional para intimidarla aún

más, constituyen todas circunstancias que en nada justifican la conducta

atribuida y reprochada al fiscal.

Por lo demás, ningún comportamiento previo de Brusa Dovat –incluso

ilícito- puede justificar en definitiva los métodos ilegales que la organización

delictiva investigada desplegó con conocimiento de un fiscal de la Nación

sobre un ciudadano tendientes a lograr que preste una declaración testimonial

condicionada en su contenido, que tuvo además la finalidad de lograr un

impacto mediático en el marco de posibles sanciones patrimoniales sobre la

empresa petrolera venezolana PDVSA.

VII.c.10. No puede soslayarse tampoco que el día 6 de febrero, fecha en

que se produjo el allanamiento de la vivienda de D´Alessio, se puso fin al

curso causal de esta y otras operaciones, por lo que las explicaciones dadas

por el imputado acerca de lo ocurrido con posterioridad a esa fecha y su rol

funcional en aquel expediente penal –en el que curiosamente fue sorteado

para intervenir como Fiscal64-, deben ser tenidas en cuenta en este mismo

contexto.

VII.c.11. En otro orden de cosas, no puede obviarse que la presencia de

D´Alessio en el interior de la Fiscalía Federal Nro. 4, incluso filmando y

sacando fotos del acto de la declaración, y controlando de ese modo que el

plan se consumara del modo esperado, no resulta ser una simple desprolijidad

64
Causa Nº CFP 001280/2019, caratulada “DENUNCIADO: TARAZONA, MIGUEL Y OTRO
s/AMENAZAS DENUNCIANTE: BRUSA DOVAT, GONZALO”, del Juzgado Nacional en lo Criminal y
Correccional Federal Nº 6 de C.A.B.A., en la que se observa que incluso luego de expuestos
estos hechos ha continuado interviniendo y ha apelado el archivo dispuesto por el juez aun a
sabiendas de que guardaba relación con los hechos que se le imputaban en este expediente.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

o una falta formal menor, sino un permiso y una licencia que se le otorgaba

a D´Alessio que se hallaba materializando de modo principal el plan ilícito65.

De este modo su permaneciera al lado de quien había sido

coaccionado por él mismo, ratificaba frente a la propia víctima el hecho de

que Stornelli formaba parte de la maniobra, en la que se referían al

denunciante como “el Centeno de PDVSA”, anunciando las posibilidades que

los involucrados le asignaban de estar frente a una nueva mega-investigación

como la que dio inicio a la denominada causa “cuadernos”.

VII.c.12. Por lo demás, las propias referencias de Brusa Dovat en torno

al interés que poseía D´Alessio en que relatara ciertas cuestiones en sus

entrevistas periodísticas y en la declaración testimonial y que, paralelamente,

le brindara personalmente otra información –posiblemente- para realizar otro

tipo de investigación de inteligencia, aquellas anotaciones manuscritas que

Marcelo D´Alessio efectuó en un cuaderno –y que le relatara a Etchebest en un

encuentro con éste- y los diálogos mantenidos con Bogoliuk y Degastaldi, son

elementos objetivos suficientemente demostrativos acerca de la posible

planificación de una maniobra de espionaje ilegal mucho más amplia que

aquella operación psicológica y coactiva que involucrara lo que exclusivamente

pudiera exponer Gonzalo Brusa Dovat en los medios de comunicación o ante

65
Queda claro que a D´Alessio le habían brindado información de la que no puede disponer
sino un órgano jurisdiccional o una agencia estatal y que ha efectuado seguimientos y tareas
de inteligencia previas a su encuentro con aquel. Ha reconocido incluso haber tomado
fotografías de la vivienda del nombrado a Pedro Etchebest –como se ha visto- y ha indagado
acerca de su vida personal y relacional. Al respecto, cabe señalar que se han hallado también
durante el allanamiento de su vivienda anotaciones manuscritas con datos personales e íntimos
de Brusa Dovat que dan cuenta de ello.

177
la Fiscalía de Stornelli y podrían incluir intereses geopolíticos –aun cuando

ellos fueran o no logrados o posibles-66.

Por otra parte, de ser ciertas las afirmaciones de D´Alessio a Etchebest

en cuanto a que conocía cierta información acerca de que Brusa Dovat podría

haber tenido algún grado de responsabilidad en los hechos ilícitos que

pretendía que éste denuncie, lo que se deja entrever es aún más grave67,

porque lo que se buscaría es que formule una denuncia e involucre a otras

personas a cambio de su propia impunidad.

VII.c.13. Debe quedar en claro que no se pretende poner en duda la

necesidad incuestionable de investigar posibles delitos ni mucho menos. Lo

que se pretende poner de resalto son los mecanismos –coactivos y de

espionaje ilegal- mediante los cuales se logró promover una investigación y la

exposición de información que era de interés de la organización publicitar.

Los fines podrán ser considerados meritorios por quienes llevaron

adelante estas conductas -de hecho ello se observa de las declaraciones

públicas efectuadas por alguno de los imputados-; pero son los medios ilícitos

66
En el caso, además de los intereses sobre la empresa venezolana PDVSA, se observa el
interés en conocer más información acerca de Fluvialba, sus actividades, sus accionistas y sus
vínculos comerciales. Además, la investigación iniciada por la Agencia Federal de Inteligencia
sobre los servicios de inteligencia venezolanos y el señalamiento a Stornelli de algunos aspectos
de la información reunida que podrían resultar pertinentes posiblemente para iniciar una
investigación paralela –el destino del dinero en Suiza-, resultan demostrativos de estos objetivos.
En este orden de ideas, se vislumbra el posible objetivo de llevar adelante actividades de
inteligencia con el objetivo de influir en la situación institucional y política del país y en su
política exterior, así como en la opinión pública a través de los medios de comunicación. Este
tipo de objetivos estratégicos se encuentra prohibido incluso para los propios agentes
pertenecientes al Sistema de Inteligencia Nacional (cfr. art. 4 inc. 3º de la ley 25.520).
Ya hemos dicho además que uno de los ámbitos de actuación de la organización criminal era
el empresarial, lo que, a la luz de lo señalado previamente adquiere mayor relevancia. En este
caso puntual, se observa también cómo se correlacionan en perfecta coordinación con otros
actores de dos de los ámbitos de incumbencia en los que la organización operaba: el judicial y
los medios de prensa.

67
Lo vemos a D´Alessio así decidiendo una suerte de acuerdo sui generis de imputado
colaborador, exigiéndole a Brusa Dovat que aporte información y declare para –implícitamente-
no quedar él implicado. Lo peculiar en este caso es que Brusa Dovat declara finalmente en
sede de la fiscalía de Stornelli como mero denunciante y que el Fiscal estaba al tanto de toda
la situación.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

mediante los cuales se consigue la información y la absoluta objetivización de

una persona al servicio de esos fines –una víctima se transforma en un mero

instrumento, un “paquete”- los que transforman en ilícita esa actividad, y

coadyuvan al descrédito que ya posee la ciudadanía en el sistema de

administración de justicia.68

En la Argentina estos métodos ilegales de investigación fueron abolidos

explícitamente en la Constitución Nacional de 1853 e incluso antes, y no cabe

duda ninguna que la historia reciente, a partir de la recuperación de la

democracia en el año 1983, ha reafirmado el compromiso del Estado

Argentino y del Poder Judicial en particular en erradicar cualquier mecanismo

coactivo por el cual se pretendan obtener pruebas para llevar adelante una

investigación penal.

VIII. CASO TERRORISMO-IRÁN

VIII.a. Este caso es otro de los que se encuentra documentado en el

archivo “Sintesis de Investigaciones Actuales” y que se ha corroborado a partir

del hallazgo de múltiples elementos de prueba.

Puntualmente, se encuentra relacionado con las acciones identificadas

como “1. TERRORISMO” de aquel documento hallado en el domicilio de

D´Alessio, y también hay numerosas archivos de inteligencia en los que se

ponen de resalto los fines estratégicos de la operación, muchos de ellos

obrantes en la carpeta denominada “IRAN”.

68
Debe quedar en claro una vez más que aquí no se cuestiona la necesidad de investigar
cualquier ilícito que pudiera ser puesto en conocimiento de la justicia que posiblemente
pudieran tener cauces probatorios independientes y ser corroborados por otros medios distintos
a los obtenidos mediante el espionaje ilegal o mecanismos coactivos. La validez o no de los
elementos de prueba que pudieran aportarse utilizando mecanismos ilícitos y/o de los procesos
investigativos en sí mismos, podrá –en cualquier caso- ser valorada en cada causa en particular,
de acuerdo a sus particularidades y de conformidad con la decisión que pudieren adoptar los
magistrados que estén a cargo de las mismas y de las eventuales peticiones de las partes de
aquellos procesos.
179
De este documento y del resto de los documentos hallados vinculados

a esta maniobra, surgiría que lo que analizaba esta organización para-estatal

de inteligencia eran las actividades comerciales de un grupo de personas que

actuaban en la ciudad de Montevideo.

De la documentación surge que la organización investigada se dedicó a

realizar una operación de espionaje ilegal para detectar una delegación

comercial iraní clandestina con asiento en Montevideo, República Oriental del

Uruguay, la determinación de sus objetivos actuales a desarrollarse en la

Argentina en el corto y mediano plazo, la conformación del mapa financiero,

los nombres de colaboradores tanto en Uruguay como en la Argentina.

Para ello, en el mes de octubre de 2016, se realizaron filmaciones con

cámaras ocultas a un representante iraní en Argentina y a un grupo de

colombianos, se recolectaron correos electrónicos, se obtuvo un detalle de

entradas y salidas del país de las personas objetivos, entre otras actividades.

En enero de 2017, se intercambiaron mensajes vía WhatsApp con un

representante comercial iraní que también conformó parte de la tarea de

recopilación informativa. En esos documentos vinculados a estas operaciones

se indicaba que “las consecuencias de llegar a concretarse alguna operación

de esta magnitud, posiciona a la Argentina como país Colaborador en aras de


sortear su delicado bloqueo Financiero-Comercial imperante”.
Más allá del análisis puntual y de los que se podrían realizar a partir

del análisis de los 46 archivos digitales referentes a esta operación que fueron

agregados al legajo de prueba respectivo, lo cierto es que estos documentos

nos permiten señalar prima facie que estamos frente a acciones de espionaje

comercial y empresarial y no frente una investigación relacionada con el

terrorismo, aun cuando de todos modos, la organización investigada tampoco

estaría habilitada a llevar adelante tareas de inteligencia de este tipo.

También se advierte que el modo en que estaban sistematizados los

documentos, los programas utilizados en muchos casos -por ejemplo, Power


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Point- nos demuestran que estas investigaciones e incluso “la síntesis” de ellas
fueron puestas a disposición de una o varias personas, que se nutrían de la

información de inteligencia que producía esta organización; estas personas son

las que de algún modo podríamos llamar “usuarios”, que recibían, requerían y

asentían la realización de estas tareas de espionaje, entre los que se puede

observar puntualmente al fiscal Carlos Stornelli.

SÍNTESIS DE INVESTIGACIONES ACTUALES

1.TERRORISMO

Detección de una delegación comercial iraní clandestina con asiento en


Montevideo ROU.

Determinación de sus objetivos actuales a desarrollarse en la Argentina. Corto


y medio plazo.

Conformación del mapa financiero.

Nombres de colaboradores tanto en Uruguay, como en la Argentina.

Documentación Respaldatoria: Audios del representante comercial Iraní.


(Mensajes de audio de plataforma Whastupp Banda
Taherí -Irán-(01/2017)

Filmación entre Representante Iraní en Argentina y


grupo de Colombianos. (10/2016 CABA)

Mails entre partes. Propuestas. Descripción del ardid.

Detalle Migratorio de la parte local.

El documento fue creado el 25/02/2018 por el usuario “Marcelo

D´Alessio” (ruta U/U/D/P/INTERNAL/). Sobre este documento, la Comisión

Provincial por la Memoria señala que “contiene un racconto exhaustivo con

181
claras terminologías de inteligencia vinculados a supuestas investigaciones
realizadas por Marcelo D´Alessio”.

VIII.b. Este caso puntual, como anticipamos, involcura prácticas ilegales

de inteligencia ilegal a partir de la cual se recopiló información que podía ser

eventualmente utilizada para algún tipo de rédito político o judicial y que

pretendieron ser llevadas al plano institucional a través de Carlos Stornelli a

partir del ofrecimiento ilegal y concreto que le formuló Marcelo D’Alessio.

D´Alessio puso a disposición del fiscal imputado la investigación de “un

caso de terrorismo” que el mismo y la asociación ilícita a la que pertenecía


habían producido mediante actividades de espionaje prohibidas por la Ley

Nacional de Inteligencia, tales como cámaras ocultas, obtención de información

de acceso restringido -como listados migratorios de distintos ciudadanos-,

conversaciones concretas con las personas que pretendía imputar penalmente,

entre otras acciones.

Según se pudo demostrar, la investigación que D’Alessio produjo y

luego se ofreció al fiscal -bajo el paradigma ilegal de la ya mencionada

“bandeja de plata”-, también se relacionaba con diferentes intereses

económicos y empresariales que Marcelo D’Alessio y la organización criminal


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

mantenían, que incluían, entre otras cosas, transferencias internacionales

millonarias.

El caso, asimismo, involucra a la República Islámica de Irán y la

República Oriental del Uruguay, e incluye actividades de inteligencia ilegal

desarrolladas personalmente por Marcelo D’Alessio en territorio uruguayo,

como, por ejemplo, las cámaras ocultas realizadas al ciudadano uruguayo

Facundo Trías y al colombiano Manuel Londoño Hernández -entre otros- y que

fueron enviadas vía WhatsApp al fiscal Stornelli.

Las tareas de espionaje ilegales desplegadas por la organización

tuvieron lugar, principalmente, de acuerdo a las fechas de los documentos

hallados en la computadora de D’Alessio, a fines del año 2017 y a lo largo

del año 2018; y fueron puestas a disposición del fiscal federal Carlos Stornelli

a fin de dicho año. Luego, el tema volvió a ser tratado en la reunión que

mantuvieron en Pinamar el espía y el fiscal, el día 8 de enero.

Cabe señalar que la investigación producida por D’Alessio y ofrecida al

fiscal no tuvo oportunidad de ser formalizada ya que transcurrieron

únicamente tres días entre que Stornelli regresó de sus vacaciones y se

produjo el allanamiento en la vivienda de D’Alessio. En esos escasos días tuvo

lugar la maniobra desarrollada contra Gonzalo Brusa Dovat que ya hemos

desarrollado, además de la continuidad de otras maniobras investigadas y, por

supuesto, las otras actividades de cada uno de los participantes.

VIII.c. En lo que hace al desarrollo concreto del suceso, el día 28 de

diciembre, Marcelo D’Alessio le preguntó explícitamente a Carlos Stornelli si le

interesaba un caso de terrorismo. Ante la oferta, el fiscal contesto “me

interesa”, lo que derivó en que el asunto fuera expuesto y tratado en la

183
reunión que tendría lugar entre ambos unos días más tarde, en la localidad

balnearia de Pinamar.

La conversación sobre este asunto se desarrolló inmediatamente

después de conversar respecto de la planificación de una cámara oculta al

abogado José Manuel Ubeira –caso que será luego tratado-, y ante el interés

demostrado por el fiscal, D’Alessio le consultó: “…te lo doy a vos y lo

coordinamos con Santoro?”; luego le explicó que se trataba de “la embajada


paralela de Irán q está en Montevideo.” Le aclaró también que detrás de ello
podía existir un interés de “Macri o María Eugenia” ya que el caso podría

devenir en un perjuicio para el acuerdo de Argentina con el Fondo Monetario

Internacional. D’Alessio le aseguró: “Te vas a ganar más que un premio. Mucho

más!!”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Luego de ello, D’Alessio agrega “Lo de pedro yo me encargo


personalmente de avanzar con ese sujeto”, lo que podría resultar una alusión
a la maniobra que D’Alessio se encontraba desarrollando contra Pedro

Etchebest, como se desarrollará en profundidad en el capítulo respectivo.

Inmediatamente después, le envía dos videos a Stornelli: el primero de

la supuesta vivienda de Facundo Trías, una de las personas espiadas

ilegalmente; el segundo, correspondiente a la cámara oculta que D’Alessio le

había realizado personalmente al nombrado Trías.

185
En la computadora secuestrada a Marcelo D’Alessio, más precisamente

en una carpeta denominada “Irán”, como se adelantó, se hallaron diferentes

archivos que dan cuenta de que la vivienda que aparece en el video enviado

a Stornelli era identificada por el espía como la casa del empresario uruguayo

Facundo Trías.

También se hallaron documentos que indican que la cámara oculta que

D’Alessio le envió al fiscal Stornelli efectivamente había sido realizada en la

vivienda del nombrado Trías, ubicada en la República Oriental del Uruguay y

que el caso se vinculaba con cuestiones que podrían relacionarse con

transacciones internacionales (FX4). También se halla en dicha carpeta un

archivo sobre el enriquecimiento del uranio.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Después de ello, D’Alessio le aclara a Stornelli que fue él mismo quien

le realizó la cámara oculta a Facundo Trías, y que “se aviso” de ello a la

“Embajada Israelí”, y que “felicitaron el trabajo”. La enunciación de dicha frase


ya ponía en conocimiento al fiscal Stornelli de que la “investigación” había

sido desarrollada por una estructura de personas, y no por D’Alessio en

solitario.

Como puede verse del intercambio, tan solo 20 segundos después de

recibido el mensaje descripto, Stornelli le pide a D’Alessio un favor,

concretamente le dice: “dame una mano”.


187
Allí puede concluirse, a partir del registro desarrollado, que D’Alessio ya

sabía a qué se refería el fiscal, dado que le contesta “Obvio. Yo lo empomo

al abogado que te quiso girar. Ese es mi trabajo. Llego y lo hago!!”. Como


puede verse, se retoma el diálogo del que ambos hablaban -la cámara oculta

al abogado Ubeira- antes de introducir tal nueva cuestión. Sobre ello, habrá

de profundizarse en un siguiente acápite.

VIII.d. En definitiva, el día 28 de diciembre de 2018, Marcelo D’Alessio,

quien un mes antes había sido testigo ante Stornelli en el marco de la causa

GNL -aportando documentación que decía haber recibido de un “anónimo”-,

luego de conversar acerca de la realización de una cámara oculta a un

abogado, le ofrece al fiscal “darle” un caso de terrorismo.

A su vez D’Alessio, ya en ese entonces, le demuestra a Stornelli que su

investigación incluye cámaras ocultas e involucra países como Uruguay e Irán,

y que fue anoticiada la embajada de Israel; también le aclara que dicha

investigación le permitirá ganarse “un premio”, dado que sería de interés de

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Stornelli no sólo le aclara que le interesa el caso de terrorismo que

D’Alessio le está ofreciendo y que involucra cámaras ocultas realizadas por el

espía -que no era funcionario público ni tenía potestades investigativas,

recordemos-; sino que es el propio fiscal quien, inmediatamente después, le

pide al espía la realización de otra cámara oculta al abogado Ubeira -“dame

una mano”-. D’Alessio, en el intercambio, no necesita aclaración alguna y,


tranquilizándolo, le dice que se encargará personalmente de “empomar” al

abogado que lo quiso “girar”.

En ese limitado intercambio se denota sencillamente la variedad de

roles que desempeñaba D’Alessio para Stornelli; atestiguaba para él en la

causa GNL -y le aportaba carpetas recibidas “anónimamente”-, le ofrecía

investigaciones ilegales sobre “terrorismo” desarrolladas por el propio D’Alessio,


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

que incluían cámaras ocultas; y además el fiscal le pedía favores personales

que incluía la misma modalidad de filmación subrepticia en perjuidio de un

abogado que presuntamente le resultaba problemático.

Si bien ya en ese momento D’Alessio le había exhibido al fiscal

concretas actividades de espionaje ilegal, el suceso continuó desarrollándose

en el encuentro mantenido en el balneario CR de Pinamar.

VIII.f. Exposición del caso en Pinamar

VIII.f.1. Como ya se ha explicado, el día 8 de enero D’Alessio y Stornelli

mantuvieron un encuentro de más de tres horas en el Balneario CR de esa

ciudad.

Surge de las manifestaciones realizadas por Carlos Stornelli ante la

Procuración General de la Nación que en dicho encuentro D’Alessio, entre

otros asuntos abordados, le exhibió los documentos de su investigación

vinculada con el caso de “terrorismo” aludido. En concreto, Stornelli refirió que

Marcelo D’Alessio “abrió su computadora y me mostró los mismos videos que

me había mostrado la primera vez que lo vi, con supuestas fotos de


procedimientos…”.
Debe recordarse que el Fiscal también expuso que en su primer

encuentro con D’Alessio éste le habló “…de que estaba haciendo una

investigación sobre un terrorista de Hezbolla que estaría radicado en Uruguay


o Paraguay, aludiendo todo el tiempo a cuestiones relativas a investigaciones,
cámaras ocultas y demás…”.
Por otro lado, hasta ese momento los únicos videos de

“procedimientos” que D’Alessio había mostrado al fiscal –de los que se tiene

registro en los intercambios de comunicaciones con los que se cuenta-

189
resultaban ser los de la vivienda de Facundo Trías y la cámara oculta

realizada al nombrado.

Todo esto da cuenta de que la exposición del caso “Irán” continuó en

el la localidad balearia de Pinamar; más aún si se tiene en consideración que

se halló en la computadora de Marcelo D’Alessio una presentación de Power

Point vinculada a dicho caso, que precisamente se encuentra diseñada para


presentar y explicar su “investigación”.

En la introducción de dicha presentación se explica lo que D’Alessio le

había adelantado vía WhatsApp al fiscal Stornelli -y lo que surge del

intercambio entre el espía y Facundo Trías en la cámara oculta también

enviada al fiscal-: que empresas iraníes presuntamente intentarían comerciar en

Argentina evadiendo el bloqueo impuesto por Estados Unidos y que eso podría

perjudicar las relaciones entre nuestro país y aquél, lo que podría devenir

también en una afectación del acuerdo que el Poder Ejecutivo Nacional había

suscripto con el FMI hacía pocos meses.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En la investigación que presenta D’Alessio se señala que se detectaron

tres intentos concretos por parte de empresas iraníes de instalarse, comerciar

y explotar negocios dentro de la Argentina, y que los riesgos de dichas

operaciones podrían implicar una exclusión de los fondos del FMI y podrían

condicionar “la gobernabilidad del Sr. Presidente Macri” lo que también

concuerda con la información que le había anticipado a Stornelli vía WhatsApp.

191
Luego, en dicha presentación, D’Alessio señala las diferentes empresas

que se encontrarían involucradas, tales como Carboclor, Hormozgan y Jovein

Cement.

Más adelante, la presentación continúa exponiendo detalles vinculados a

la hipótesis de cómo se llevaría a cabo la maniobra que se pretendía obturar,

y se exhiben fotografías de quienes serían los protagonistas de la misma.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Debe señalarse que, en efecto, D’Alessio había desplegado actividades

de espionaje ilegal respecto de las personas a las que sindicaba como

partícipes de una actividad ilegal y que rotula como un caso de “terrorismo”.

En particular, además de la cámara oculta realizada respecto de

Facundo Trías y las tareas de espionaje desplegadas en su domicilio, también

se hallaron en poder de D’Alessio -más precisamente en la carpeta llamada

“Iran”-, listados de movimientos migratorios de Martín Ortíz en un archivo

denominado “Ortiz Migra.pdf”

En dicha carpeta también aparece un archivo llamado “vivian trias

agente” donde se reúne información respecto de Vivian Trías, quien sería el

padre de Facundo Trías, es decir, la persona a la que D’Alessio le había

realizado la cámara oculta que luego envió al fiscal Stornelli.

También se hallaron en esa misma carpeta diversas fotografías de los

“protagonistas” mencionados -e incluso de sus documentos-, algunas de las

cuales fueron utilizadas en la presentación que D’Alessio poseía en la

computadora que llevó al encuentro con Carlos Stornelli en Pinamar.

193
Incluso, se hallaron en el teléfono de Marcelo D’Alessio capturas de

pantalla que ilustraban conversaciones con Facundo Trías, y otras que le

enviaba una persona llamada “Roberto”, en las que se hacían alusiones

concretas a Manuel Londoño.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Aún más, se halló el registro de una conversación mantenida con el

contacto “Manuel Colombiano” -quien resultaría ser Manuel Londoño69- en la

que se habla de las empresas Fox Petrol y Carboclor (vinculada a la

“investigación” que D’Alessio le presenta a Stornelli).

También se halló en poder de D’Alessio un video con otra cámara

oculta realizada por el nombrado; allí se filma a Londoño, Ortiz y una persona

llamada “Roberto”, en una reunión en la que, entre otros temas, se conversa

acerca de la posible compra de la empresa Carboclor, la declaración del

predio en Campana como “zona franca” y la instalación de una refinería; todo

ello se piensa en relación con una posible triangulación con Paraguay.

Se detectó la realización de transferencias vinculadas a este tipo de

asuntos en capturas de pantalla de conversaciones, que también fueron

halladas en poder de Marcelo D’Alessio.

69
Cabe Señalar que Manuel Londoño era el representante de la empresa llamada “Alaska
Energy” que, según surge de la prueba hallada, pretendía adquirir la empresa Fox Petrol. Se
halló también un poder otorgado por parte de esta última empresa en favor de D’Alessio para
que gestione la compra de Fox, operación cuya concreción no se ha podido corroborar.
195
En definitiva, lo que resulta claro es que el material que Marcelo

D’Alessio puso a disposición del Fiscal Stornelli al ofrecerle “un caso de

terrorismo” –y con el que se ganaría “un premio” ante Mauricio Macri-, no se

trataba de una simple fabulación de D’Alessio sino que implicaba concretas

maniobras de espionaje ilegal desplegadas por la organización que habían sido

llevadas adelante en forma constante entre los años 2017 y 2018, tal como

se expone en la presentación de Power Point aludida.

VIII.e. Posibles vinculaciones del caso con maniobras de transferencias

millonarias de dinero

VIII.e.1. En la presentación de Power Point diseñada por Marcelo

D’Alessio, además de exponerse las actividades de espionaje ilegal desplegadas

por la organización, se exhiben documentos posiblemente relacionados con

diversas maniobras vinculadas a transferencias internacionales de dinero, que

también son mencionadas en una conversación que mantienen D’Alessio y

Trías en la cámara oculta que aquél le envía al fiscal Stornelli.

Concretamente, en dicha presentación se analiza la “estructura


financiera” necesaria “para sortear las trabas internacionales”, vinculadas con
el despliegue comercial que D’Alessio “investigaba”.

Ello se explica del siguiente modo:


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Se hallaron también, en poder de D’Alessio, documentos vinculados a la

empresa Top Modular, lo que, nuevamente, vuelve a dar entidad a las

cuestiones que D’Alessio le exhibió al fiscal Stornelli.

D’Alessio expone en su presentación que “con el fin de imposibilitar el

rastreo entre la cuenta del paraíso fiscal y el verdadero beneficiario del dinero
fruto de la operación uno de los métodos es el FX43 CASH. Es un sistema de
clearing de monedas diseñado hace un lustro por el Deutch Bank. Aquí
veremos que es la forma que pretenden utilizar los iraníes para las
operaciones Argentinas”
197
Este plan aparece también graficado y ampliado por D’Alessio en uno

de sus cuadernos, donde también se aprecia el desarrollo concreto del plan

ilícito.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En estas grafías manuscritas halladas en un cuaderno, que podrían

tratarse del boceto de la presentación ya analizada, se muestran los nombres

de Facundo Trías y Martín Ortiz, y la constitución de una garantía falsa en el

JP Morgan mediante transacciones FX43 y IP/ID vinculadas a la empresa Top


Modular.
En la página siguiente del cuaderno -que se exhibe a continuación- se

hace una concreta mención a una “isla africana” para producir un fondo de

inversión con “dinero sin posibilidad de introducir”. Se refiere también que el

alquiler de ese fondo como garantía produce una “utilidad” porcentual.

Aclarara, finalmente, que “ese % paga ganancias a un pay master q’

ingresa el dinero blanco al circuito”.

199
VIII.e.2. Debe recordarse que en el mes de julio de este año se dictó el

procesamiento de D’Alessio, Bogoliuk y Pablo Bloise por el delito de asociación

ilícita dedicada a efectuar de forma habitual, organizada, con división de roles

específicos y de manera estable en el tiempo, transferencias financieras

internacionales a sabiendas del origen ilícito de los fondos y con la finalidad

de simular dicho origen ilícito, dar apariencia de licitud a los mismos y

ponerlos en circulación en el mercado; ello en carácter de miembro.

Esas operaciones analizadas involucraban precisamente una entidad

bancaria de una “isla africana” -tal como se lee en el manuscrito anterior-

llamada Foreign Finance Bank, de Anjouan, Islas Comores.

Un informe de la Unidad Operacional del Control del Narcotráfico y

del Delito Complejo Central (UOCNYDCC- CEAC) indicó que dicho banco había

realizado una denuncia por la creación de un sitio web falseado, cuestión que

había sido expresamente planificada por D’Alessio, Bloise y Bogoliuk.

Por otro lado, se hallaron coincidencias entre los bancos aludidos en

las conversaciones mantenidas entre Facundo Trías y Marcelo D’Alessio en la

cámara oculta enviada a Stornelli, y los bancos involucrados en las


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

transferencias internacionales planificadas y/o llevadas a cabo por la

asociación ilícita.

Al respecto, en el minuto 01:45 de la cámara oculta se produce el

siguiente intercambio:

Facundo Trías (FT): “la estructura de financiamiento a mí me conviene


yo conseguírselas, yo ¿qué les estoy diciendo a los tipos?, ´ustedes
consigan garantías de bancos europeos, del Deutsche Bank, de bancos
chinos, que consiguen garantías´…
Marcelo D’Alessio (MD): …y el Deutsche ¿qué lo vas a hacer?…, ¿con
FX4 cash, FX43 cash?, ¿o algo así? ¿para que no pasen por Bruselas?…
Porque Irán no puede pasar por Bruselas, ésa es la cagada de Irán.
FT: Pero pueden presentar garantías de bancos alemanes, franceses,
chinos…
MD: No, sí… ¿pero vos seguís lo que te quiero decir?
FT: Sí, sí…
MD: Pero tienen que hacer un sistema de garantías…
FT: Ellos no pueden pasar por Estados Unidos, tienen que trabajar en
Euros.
MD: …y tampoco por Bruselas… ellos tiene que hacer un IP/ID, algo
parecido.

Luego, en el minuto 04:20, el intercambio continúa -en la misma

temática- del siguiente modo:

FT: Las empresas iraníes pueden venir acá y pueden conseguir garantías
del Deutsch Bank, del HSBC de China,
MD: De Shanghái.
FT: De Shanghái, claro…

En cuanto a ello, fueron halladas en poder de D’Alessio diversos

contratos de formación de fondos de inversión y/o vinculados a transferencias

internacionales que incluían a los bancos mencionados, como el Deutsche

Bank, el HSBC de China, etc.

201
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

203
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

También se hallaron en poder de D’Alessio capturas de pantallas que

ilustra el contenido de correos electrónicos entre Facundo Trías y otro usuario

en los que se hace concreta alusión al tipo de transacciones referidas en la

cámara oculta (FX4), e incluso se adjunta un archivo “Internet Banking via FX4

Procedure.pdf”.

Ese mismo archivo que se encuentra adjunto en el e-mail, también fue

hallado en poder de Marcelo D’Alessio, lo que podría dar cuenta de que el

nombrado habría sido parte del intercambio o, al menos, un conocido suyo

habría resultado parte de dicho intercambio.

205
Las posibles vinculaciones entre el caso “Irán” y el grupo que

conformaban al menos D’Alessio, Bogoliuk y Pablo Bloise destinado a planificar

y desarrollar transferencias internacionales para permitir la circulación de

dinero procedente de hechos ilícitos deberá ser profundizada a medida que

sean recibidas las respuestas a las numerosas solicitudes internacionales de

asistencia cursadas para recibir información de entidades bancarias y diversos

organismos internacionales.

VIII.f. En lo que aquí interesa, puede concluirse que existen diversos

indicios que dan cuenta de posibles vinculaciones objetivas entre las

maniobras ilícitas en las que intervino Marcelo D’Alessio y la conformación de

casos que eran presentados por el espía ante el fiscal.70

70
También se han hallado diversos documentos de los años 2017 y 2018 que vinculan a
Marcelo D’Alessio con las empresas Alaska Energy y Fox Petrol S.A., tales como contratos de
representación a favor de D’Alessio; dichos documentos también se encuentran archivados en la
mencionada carpeta “Irán”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En este caso, al igual que otros de los que han sido materia de

análisis en el presente resolutorio y en otras resoluciones, se observa un

modo de actuar en el que la organización criminal presenta ante la justicia o

ante la prensa un caso producido por la propia organización y dirigido contra

personas específicas.

Ya se observó con detalle, en el resolutorio de fecha 6 de agosto del

corriente cómo, por ejemplo, en el caso que damnificó a Gabriel Traficante y

Gabriel Garcés, aparecían en notas publicadas por Daniel Santoro datos de los

informes de inteligencia previamente producidos por Marcelo D’Alessio.

Los datos de los informes ilegales de D’Alessio también aparecían en

declaraciones de “arrepentidos” como Gladys Fernández: se pudo demostrar

que D’Alessio poseía en su computadora, previamente, borradores de las

declaraciones que la nombrada presentaría como imputada-arrepentida en la

causa conocida como “Mafia de la Aduana”.

También se consiguió demostrar que la organización logró introducir en

dicha causa información ilegalmente producida por Marcelo D’Alessio -por

intermedio de abogados afines- en las declaraciones indagatorias de Víctor

Palomino Zitta y Rodolfo Saturnino Costas.

En particular, se encontró un documento titulado “MOU 9”, que se trata de un memorándum de


entendimiento entre la firma Alaska Energy S.A. –con D´Alessio como apoderado- y Fox Petrol
S.A., con domicilio en la provincia de Neuquén, para la transferencia del paquete accionario de
Fox Petrol S.A. que poseería doce hectáreas propias en dicha provincia, una planta de destilado,
un centro de logística, laboratorio y oficinas propias, entre otras instalaciones. El precio de la
operación se establece en 9.450.000 dólares.
Otro dato importante es que, en la vivienda de Marcelo D´Alessio, también fue hallada una
carpeta documental –en papel- con diversa documentación relativa a las firmas Fox Petrol S.A.,
Alaska Energy, sus estados contables, documentación de AFIP, etc.
Debe recordarse, tal como se exhibió, que D’Alessio recibía capturas de pantalla de una persona
llamada “Roberto”, quien negociaba con otra llamada “Luis Fernando Alaska”, donde hablaban
explícitamente de Londoño y Facundo Trías, es decir, de las personas que D’Alessio investigó
con metodologías ilícitas relacionadas con el espionaje y que, en el caso, le presentó a Carlos
Stornelli, quien se mostró interesado en recibir esa información así colectada.
207
Tanto la información que aparecía publicada en la prensa como en las

causas judiciales se encontraba destinada a imputar penalmente a Gabriel

Traficante, quien había denunciado a Marcelo D’Alessio nueve meses antes por

el delito de extorsión –causa CCC 76091/2016-.

En el caso que damnificó a Gonzalo Brusa Dovat también D’Alessio

administró e influyó en la información que el nombrado debía decir ante el

fiscal Stornelli en declaración testimonial -incluso estuvo presente mientras

transcurría dicho acto, así como en las entrevistas periodísticas, para

supervisar y controlar lo que aquél decía-, circunstancia que ya ha sido

analizada en detalle.

Otro ejemplo es el caso que damnificó a Mario Víctor Cifuentes, en el

que también apareció publicada en notas de Daniel Santoro información

hallada en informes de inteligencia de D’Alessio confeccionados en forma

previa a dichas publicaciones.

Por lo demás, la utilización de la modalidad de espionaje de campo

con cámaras ocultas o filmaciones subrepticias también se ha advertido en el

caso de la banda “Los Monos” o en el de “Roberto Porcaro” –en este caso,

con filmaciones utilizando drones-, por citar tan sólo dos ejemplos.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En el documento “Síntesis de investigaciones actuales” ya indicado,

además de esta operación de inteligencia, se explicitan las actividades de

espionaje ilegales llevadas a cabo en la ciudad de Rosario, provincia de Santa

Fe, que guardan vinculación con esas filmaciones con cámaras ocultas que

hemos referido con anterioridad:

2.NARCOTRÁFICO ROSARIO

Descripción de la matriz delictiva en esa materia en Rosario (SF).

Financiación privada, Protección Policial, Líneas Comerciales, Cobertura Política local.

Redistribución de la ex Policía Judicial.

Nueva balanza comercial.

Rol sindical de al menos un puerto Santafesino vinculado a PNA y los exportadores de


Cocaína.

Nuevas alianzas con participantes de provincias vecinas.

Documentación Respaldatoria: Cámaras ocultas con uno de los principales actores locales.

Entrevistas con los carriles comerciales.

Detección de filtraciones de Inteligencia asignada a esa


localidad.

Detalle Migratorio de la parte local.

Detalle de celdas, y comunicaciones de integrantes de la


organización ya radicada en CABA.

Filmaciones aéreas y capturas fotográficas.

209
En la imagen anterior, se observa una vivienda captada mediante un

dron que la organización atribuía a Roberto Porcaro –el video fue hallado en

las computadoras de D´Alessio-, imagen que luego aparecería publicada en una

nota de prensa de Daniel Santoro. En el documento “Síntesis…” también se

dedica un apartado a este asunto:

5.OTROS TEMAS

Relación de ex Asesores Presidenciales de época K con el puerto de Quequén. Expo-Impo sin


scanners. Relación entre el consorcio y el empresario Britos.

En definitiva, la organización producía, mediante actividades de

espionaje ilegal, información respecto de una víctima-objetivo con el fin de

exponer la información a un funcionario público, a la prensa o, como se

observa en el caso “Irán”, a un fiscal federal de la Nación como Carlos

Stornelli.

Detrás de esas investigaciones, podían existir intereses personales,

empresariales, comerciales e incluso políticos de la organización.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

El Fiscal, en su calidad de funcionario público, no sólo había recibido a

una persona que le había señalado que pertenecía a algún organismo de

inteligencia internacional -lo que podría poner en juego cuestiones de

soberanía nacional e implicar una delegación indebida de jurisdicción- sino que

acepta el caso y muestra su interés.

Si aún existiera alguna duda acerca de si Carlos Stornelli conocía que

Marcelo D´Alessio realizaba actividades de espionaje, tales como las que en el

caso le ofreció, resulta de utilidad ilustrar aquí una imagen que D´Alessio le

envió al fiscal en este intercambio vía WhatsApp, en la que se observa al

propio D´Alessio disfrazado y listo para realizar sus actividades de forma

encubierta:

Fuente: Media/5491169158222@s.whatsapp.net/8/b/8b26db3a-675b-44f2-b4fd-818202851d11.jpg

211
Aún más, luego, el Fiscal le reclamará informalmente al espía que lo

ayude con cuestiones personales -como la realización de actividades de

espionaje respecto de Christian Castañón- o vinculadas a intereses suyos en

diversas causas -como la producción de cámaras ocultas a José Manuel

Ubeira-.

Es importante aclarar que no estamos frente a un fiscal que acepta una

una denuncia presentada por parte de un ciudadano -como podría ocurrirle a

cualquier fiscal-, vinculada a un caso de terrorismo; sino que Stornelli acepta

una investigación producida con métodos de espionaje por alguien que le

había sido presentado como un espía extranjero, con todas las consecuencias

y riesgos que ello implicaba.

La diferencia entre una denuncia que realiza un ciudadano, y una

investigación fabricada y producida bajo las hipótesis de los servicios de

inteligencia estatales o para-estales o incluso extranjeros, es que esta última

constituye una clara violación concreta a la Ley Nacional de Inteligencia Nº

25.520.

Debe recordarse que dicha norma establece concretamente, en su art. 4

inc. 1º que “ningún organismo de inteligencia” puede “cumplir funciones de

investigación criminal, salvo ante requerimiento específico y fundado realizado


por autoridad judicial competente en el marco de una causa concreta
sometida a su jurisdicción”. En otras palabras, debe existir una causa judicial y
una orden de autoridad judicial previa para que se inicien investigaciones

criminales por partes de un organismo de inteligencia.

Esto es así puesto que nuestro sistema procesal otorga únicamente a

los fiscales y a determinados funcionarios expresamente autorizados la

posibilidad de realizar investigaciones penales en el territorio nacional, entre

otras cosas, para evitar que las investigaciones sean direccionadas contra una

persona o grupo de personas, se afecten las relaciones internacionales, se

pongan en riesgo las garantías y derechos constitucionales, etc.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

El hecho de que un fiscal federal acepte una investigación producida

por otra persona -cuya vinculación con los servicios de inteligencia le había

sido puesta en conocimiento y se ha constatado en la causa- no sólo puede

implicar una delegación indebida de facultades, sino que implica un riesgo

concreto para los ciudadanos, ya que pueden ser víctimas de

direccionamientos de investigaciones, tales como los ya mencionados.

Es importante aclarar que la organización criminal que le fue

presentada y con la que se observa actuaba Stornelli, no sólo obtenía

ilegalmente información de acceso restringido, sino que producía

investigaciones, lo que conlleva un sesgo en la producción probatoria que

implica la construcción de una causa bajo las hipótesis y los intereses de los

propios servicios de inteligencia, para luego ser presentada en un Tribunal y/o

ante la prensa y ser sostenida con la prueba ilegalmente producida.

Esto surge en forma explícita de los documentos que D’Alessio tenía en

su computadora y que llevó a su encuentro con el fiscal en Pinamar, en los

que se explica literal y explícitamente las propias hipótesis de investigación, las

personas y empresas involucradas, y se describe la documentación

respaldatoria.

VIII.g. El descargo de Stornelli

En su declaración indagatoria, en relación con este suceso, el fiscal

imputado manifestó que, en su encuentro con D’Alessio el día 5 de noviembre,

213
éste “Habló bastante en ese momento de supuestos conocimientos sobre

narcotráfico y terrorismo. Abrió su computadora en mi despacho mostrando


unos videos parciales o fotografías, no recuerdo bien, a lo que no le presté
mayor importancia. Se retiró, dijo que tenía documentación o que podía
aportar documentación respaldatoria de sus dichos, cosa que hizo una semana
más tarde”.
Luego, agregó: “También recuerdo que hablaba sin mayores precisiones

de un terrorista de Hezbollá radicado en Paraguay o Uruguay y aludía todo el


tiempo a investigaciones, cámaras ocultas, ´operativos´ y demás. Simplemente lo
escuché”.
Debe recordarse que esta conversación se dio en el contexto de una

charla previa entre un “testigo” y un fiscal federal que estaba por recibirle

declaración testimonial en el marco de la causa GNL, a pedido de un

periodista amigo, y que toda esa maniobra había sido detallada meses antes

en un documento preparado bajo el título “síntesis de investigaciones”.

Según surge del propio descargo del fiscal, y de sus declaraciones

públicas en entrevistas ya citadas, D’Alessio se había presentado como un

agente de la DEA o un agente vinculado a la embajada de los Estados

Unidos, que hacía “investigaciones” por su cuenta -o las de sus agencias-.

En el marco de dichas declaraciones testimoniales, D’Alessio también le

presentaría al fiscal una valija con cuatro carpetas de documentación que,

según se haría constar en el acta, el espía manifestó haber recibido

“anónimamente”.

A su vez, estos documentos que D’Alessio le mostraría en noviembre,

luego los encuadraría como un caso de “terrorismo” que el fiscal aceptó

recibir. Es decir, su otrora testigo -que le presentaba carpetas recibidas

anónimamente en su rol de ex funcionario de ENARSA-, un mes después, le

propondría un caso de terrorismo a partir de la realización de cámaras


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

ocultas y otras prácticas de la inteligencia y espionaje ilegal. El Fiscal lo

aceptaría.

También D’Alessio le comunicó que el caso había sido puesto en

conocimiento de otra embajada extranjera y se había felicitado el trabajo; ello

luego de enviarle cámaras ocultas realizadas por él mismo.

El Fiscal Stonrelli minimizó en su descargo dicho intercambio:

“Él me habría contestado el mismo 28/12/18 (4:46:21 p.m. UTC+0) con


el chat que aparece hablando de una cámara oculta que ni le pedí, ni
le consentí, ni le contesté (obsérvese que en ese mensaje ni siquiera se
hace referencia a un abogado, con lo cual desconozco que alcance
podría tener la supuesta cámara oculta a la cual unilateralmente se
refería). Obviamente que no le requerí esa práctica ni tampoco la
hubiera consentido, motivo por el cual no le respondí nada puntal. En
todo caso, simplemente le indiqué, ante su pregunta, que sí me
interesaba un tema de terrorismo, lo que obedeció a un mensaje que
éste me enviara ese 28 de diciembre”.

Tal afirmación no concuerda con la prueba reunida en el caso, ya que

ha sido el propio fiscal quien insistió en reiteradas ocasiones a D’Alessio para

que le informara respecto de la realización de una cámara oculta al Dr.

Ubeira; también se corroboró la existencia de pedidos posteriores de parte de

Stornelli para que D’Alessio investigara a la ex pareja de su esposa, etc.

Además, como ya se vio, el tema continuó siendo tratado en la reunión

que tuvo lugar en Pinamar entre ambos el día 8 de enero; es decir que no se

trataba de un tema menor o que hubiera pasado inadvertido para Stornellli.

Tampoco es una situación habitual que un Fiscal de la Nación acepte

la presentación de un caso de “terrorismo internacional” por parte de una

persona a la que el mes anterior le había recibido dos declaraciones por

haber sido funcionario de ENARSA y que había denunciado a numerosos ex

funcionarios del gobierno anterior contribuyendo con una de las causas más

importantes en las que interviene el imputado como fiscal.


215
En tal sentido, dada la relación existente entre Marcelo D’Alessio y

Carlos Stornelli, no resulta adecuado sostener que se trata de una “respuesta

meramente convencional” de un fiscal, máxime cuando lo actuado demuestra

que el resultado de las actividades de inteligencia ilegal que eran planificadas

por la organización fueron efectivamente ingresadas al plano institucional a

través de la actuación del propio fiscal -casos GNL, Brusa Dovat, etc.-.

No puede considerarse como una respuesta “convencional” aquella que

no se enmarca en los términos de una relación convencional entre un testigo

y un fiscal, sino en una coyuntura donde el testigo se presenta como un

agente -incluso internacional- que desarrolla investigaciones por cuenta propia,

que luego mantiene una intensa relación con el funcionario -que incluso deriva

en encuentros personales, aun durante el período de vacaciones- y que realiza

investigaciones precisamente a pedido del fiscal.

En efecto, se pudo determinar que este caso se trató en el encuentro

en Pinamar, donde D’Alessio volvió a exhibirle a Stornelli el material que había

producido mediante actividades de espionaje ilegal.

El modo en que la maniobra pudo haberse desarrollado a posteriori,

como se ha dicho, se mantiene como una incógnita, ya que su devenir causal

fue interrumpido debido a la acción del Tribunal, a partir del allanamiento de

la vivienda de D’Alessio.

En suma, los elementos de descargo presentados por Stornelli no

mantienen ningún tipo de correlación con la prueba objetiva reunida en autos,

que impone considerar su participación dolosa en el hecho enunciado.

Como se verá en el apartado correspondiente a la calificación legal, si

bien el fiscal omite en el caso denunciar delitos que son puestos a su

conocimiento pese al deber legal que sobre él pesa (art. 177 del Código

Procesal Penal y 277 inc. 1º, aparado “d” del Código Penal), toda vez que la

valoración probatoria impone considerar a Stornelli como miembro de la

asociación ilícita investigada, no corresponde aplicar tal tipo penal de


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

encubrimiento en virtud de la relación de alternatividad que existe entre ese

delito y el encubierto.

Es por ello que el presente caso habrá de ser considerado como uno

más de los planes ilícitos, una más de aquellas investigaciones ilegales que

fueron puestas a disposición del Sr. Fiscal, en el ya referido esquema de

“bandeja de plata”, y que coloca, junto con el resto de los casos analizados,

al Fiscal Federal Carlos Stornelli como miembro de aquella organización, en

una situación que excede la del mero encubrimiento o incumplimiento de los

deberes legales de funcionario público.

IX. LA MANIOBRA CONTRA JOSÉ MANUEL UBEIRA

IX.a. En los autos de procesamiento dictados el 25 de febrero y el 12

de abril se ha dedicado un apartado especial a exponer los distintos

elementos de prueba obrantes en el expediente en torno a esta maniobra que

se habría empezado a planificar en el mes de diciembre de 2018 entre

D´Alessio y Stornelli y se habría terminado de diseñar en aquella reunión

mantenida entre ambos en la confitería del balneario CR de Pinamar el 8 de

enero de este año.

Sin perjuicio de ello, cabe reiterar aquí las constancias probatorias que

fueron allí reseñadas. Entre otros elementos, se indicó la existencia e

incautación de un cuaderno de color negro que D´Alessio había llevado a la

reunión, las anotaciones manuscritas obrantes en él vinculadas con los

distintos temas que se habrían desarrollado en la misma, el relato que sobre

estos temas le efectuó D´Alessio a Etchebest en el viaje de regreso desde

aquella ciudad balnearia luego del encuentro con el fiscal, entre otros

elementos.

217
También fueron expuestos los distintos intercambios de mensajes entre

ambos imputados –D´Alessio y Stornelli- en torno a esta operación en particular

que, en principio, tenía como norte captar con una cámara oculta a José

Manuel Ubeira –lo que de por sí resulta una afectación al derecho a la

intimidad- en una reunión que se habría de coordinar con él en algún recinto

público –que a su vez tuviera cámaras de algún tipo para de algún modo

servir de apoyo a la registración fílmica subrepticia-, y así a través de algún

engaño registrar alguna conversación que pudiera comprometerlo.

No puede obviarse que Ubeira ejerce la profesión liberal como abogado

defensor en algunas causas penales de gran relevancia, entre ellas, la de

Federico Elaskar en aquella denominada “ruta del dinero K” o de Oscar

Thomas, procesado en la causa “cuadernos”. Recordemos que en las

anotaciones efectuadas en aquel anotador llevado a la reunión con Stornelli,

D´Alessio concretamente efectuó referencias específicas a estos dos defendidos

del Dr. Ubeira, además de otros datos acerca de su vida profesional, lo que

resulta un dato que da cuenta que en aquella reunión se conversó acerca de

este letrado y de la operación de inteligencia que se estaba pergeñando en la

ocasión a su respecto.

De este modo, la maniobra de espionaje en su perjuicio no sólo habría

podido afectar el derecho al ejercicio de su profesión liberal sino además el

derecho a la defensa de sus pupilos procesales, lo que podría producir una

clara afectación al art. 18 de la Constitución Nacional.

Nos habremos de referir aquí a las probanzas reseñadas en aquellos

autos de mérito, tales como las imágenes del cuaderno incautado, las

anotaciones manuscritas referidas puntualmente a la actuación del Dr. Ubeira,

el registro de comunicaciones vía WhatsApp entre Marcelo D´Alessio y Carlos

Stornelli referidas a esta maniobra, las transcripciones de las conversaciones

mantenidas con Pedro Etchebest -particularmente aquella en la que le relata el

modo en que realizaría la operación encomendada por Stornelli-, las pruebas


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

sistematizadas por la Comisión Provincial por la Memoria en sus informes y la

declaración testimonial prestada por el propio Ubeira en la que dio cuenta de

las posibles razones por las cuales Stornelli buscaba perjudicarlo.

Por último, nos habremos de referir a las defensas intentadas por

Stornelli en torno a esta maniobra puntual.

IX.b. Existen en el expediente distintos elementos concordantes –además

de los diálogos entre Etchebest y D´Alessio- que dan cuenta de que

efectivamente en aquella reunión en Pinamar el Fiscal Stornelli y Marcelo

D´Alessio se conversó acerca de este abogado y de la realización de una

cámara oculta utilizando algún tipo de engaño y una metodología similar a la

del agente provocador –por así denominarlo- para vincularlo en una posible

maniobra delictiva.

Se detallarán seguidamente las constancias acerca de este episodio

puntual. Veamos.

En primer término, existe un intercambio de mensajes entre el fiscal

federal Carlos Stornelli y el imputado Marcelo D´Alessio. Este intercambio de

mensajes fue reenviado a modo de “captura de pantalla” por D´Alessio a

Etchebest. Lógicamente, debe leerse este reenvío –además- como parte del

plan de intimidación para generar temor efectivo a Etchebest, dando a

conocer a su víctima la existencia de un vínculo real con el fiscal e introducir

de ese modo la creencia acerca de la veracidad de la consecuencia que

conllevaba no acceder al pago del dinero exigido. Sobre ello se volverá en el

capítulo respectivo, al analizar en detalle y profundidad este caso.

Importa aquí analizar el contenido y contexto de ese intercambio de

mensajes entre Stornelli y D´Alessio. Se ilustran a continuación las capturas de

pantalla mencionadas sin perjuicio de referirse que este intercambio se

219
encuentra certificado a partir de los procesos técnicos (UFED) de extracción

del contenido de las comunicaciones a través de la aplicación WhatsApp del

aparato celular de D´Alessio. A partir de ese procedimiento forense, entonces,

se ha podido corroborar que ese intercambio se produjo efectivamente el día

28/12/2018.

Imagen capturada del video del historial de comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y
Etchebest certificado ante Escribano Público. Minuto 01:17

Como se observa, es el fiscal Stornelli quien –luego de iniciar la

conversación con D´Alessio- le indica “Conv[e]ncelo a Rodrigo”. La referencia es

hacia el Dr. Rodrigo González a quien D´Alessio presentaba como su socio.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

La respuesta de D´Alessio es: “Yo llego el 6 y le hago una cámara

oculta y la presento en tu fiscalía por un tercero! Sino Rodri tiene q


renunciarle a fariña y se me arma quilombete con Patricia B”.
Este intercambio de mensajes, ante la referencia expresa y sin mayores

preámbulos de D´Alessio sobre la realización de una camiobra con una cámara

oculta, en primer término, nos habla a las claras que desde antes de esa

comunicación ya se venía conversando acerca de este plan, posiblemente en

aquella reunión personal que ambos imputados mantuvieron a solas en el

despacho del fiscal en el mes de diciembre de 2018. Como se señalará, el

contenido de esta comunicación tiene perfecto correlato, además, con otros

elementos de prueba objetivos obrantes en el expediente.

El primero es la propia explicación que D´Alessio efectúa a Etchebest

acerca de este intercambio y esta operación. Esta explicación se produjo el

día 8 de enero de este año, mientras se hallaban en el viaje de regreso

desde Pinamar luego de que D´Alessio se reuniera con el fiscal Stornelli en el

balneario “CR” durante más de tres horas.

Corresponde aquí, para mayor ilustración, transcribir el pasaje

correspondiente, al que se adicionarán entre corchetes las observaciones y

conclusiones parciales del suscripto.

Archivo digital de audio denominado “Voz 015.m4a” (a partir del minuto 23:44

hasta el 26:55)

Interlocutores:

1: Pedro Etchebest

2: Marcelo D´Alessio

221
2: ¿Cuánto estuve? Tres horas?

1: Y… no, cuatro horas

[en referencia a la duración de la reunión con el Fiscal Stornelli] 71

2: ¿Sabés cuánto estuve hablando del tema de la cámara oculta? Cinco

minutos, cinco minutos.

1: ¿Qué cámara oculta?

2: Yo tengo que hacerle una cámara oculta a un abogado, que es el abogado

de Elaskar, de Thomas, por un tema de Yacyretá, que tengo que hacer que

Leo Fariña… por eso me quiere a mí, porque Leo Fariña habló con su

abogado, que sabe que es socio mío. No lo quiere meter a Rodrigo porque

sabe que (…) se va a cagar, que por favor que Leo termine diciendo…

[aquí se traen a colación los mismos elementos que formaban parte del
intercambio previo de mensajes con Stornelli otorgándole mayor verosimilitud y
comienza a descifrarse la trama: la cámara oculta, Leonardo Fariña, Rodrigo.
Ahora sabemos además a quién iría dirigida la cámara oculta: al abogado de
Thomas y Elaskar, en referencia al Dr. José Manuel Ubeira]

1: ¿Rodrigo quién es?

2: Rodrigo González

[aquí se devela quién es “Rodrigo”, aquel a quien Stornelli indicaba que había
que convencer]

(…)

2: (…) yo le hago una cámara oculta a éste, al abogado de Thomas, que es

el mismo abogado que Elaskar –no me acuerdo cómo mierda se llama-

diciendo ´che, si yo agarro [o largo, no se interpreta] al viejo no podemos

hacerle como una cama al hijo de puta de Stornelli, a ver´; ¿por qué?; porque

71
Para un análisis más profundo sobre la duración de esa reunión en Pinamar, corresponde
remitirse a las consideraciones volcadas en el acápite XII de la presente.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

él quiere, él quiere que se encuadre como, él quiere que se encuadre como

extorsión en grado de tentativa a un fiscal federal; me dice, ´ahí lo tenés que

encuadrar Marcelo´; ´listo, perfecto´, ¡se terminó la conversación! Entendí perfecto

lo que necesita; entiendo que hay un abogado que tiene que decir que está

haciendo un ardid para ver cómo puede el día de mañana extorsionar a un

fiscal; esa es la cámara oculta.

[aquí se devela de qué se trataba la cámara oculta que se había planificado]

1: ¿Qué? ¿es el tipo este que me decías vos?

2: Es el abogado de Elaskar y es el abogado de Thomas; yo no sabía el

abogado de quién era; Thomas se llama, que fue…

1: Thomas es el abogado.

2: No, no, Thomas fue el director de Yacyretá.

1: Ahhh y el abogado es ese tipo, que vos me dijiste, mirá vos…

2: Cinco minutos estuvo hablando del tema, nada; todo el resto fue sobre

aviones, sobre autos, volvía al tema; aviones, boludeces.

1: Por eso dibujaste un avión ahí.

2: Le dibujé un avión por el tema de… le dibujé un avión por el tema, le digo,

estoy muy preocupado por el tema, él es macrista a muerte… le digo estoy

muy preocupado (…)”

Más tarde continúa con la explicación acerca del dibujo del avión:

Archivo digital de audio denominado “Voz 017.m4a” (a partir del minuto 31:58

hasta el 38:54)

Interlocutores:

1: Pedro Etchebest

223
2: Marcelo D´Alessio

2: Hay toda una movida, que yo estaba tan atento a mi jugada que uno es

autista, es como el que te digo yo, vas fichando. Vos de afuera ves más

cosas que yo que estoy adentro. Expresiones, quién va, quién viene, cómo va,

cómo viene. Me acordé que habló con Fantino para descomprimir, ves que

tengo el mensaje de Fantino, lo saluda. Primero lo llama a Fantino. Le hablé

del tema Flybondi, por eso le hablé del avión. Ahí esta, le dibujé porque había

sido el problema. Ah, me dijo que le pase ahora el informe. Me dijo ´mirá, si

vos querés defenderlo al presidente, acordáte que vas a tener un quilombo

federal importante. Cualquier cosa que sea aéreo va a terminar en el juzgado

federal. Sí, bueno, Flybondi va a ser el próximo Lapa.´ ´No, pero ¿cómo me

decís eso?´, ´ya te estoy diciendo que va a ser el próximo Lapa. Porque rayó la

cola.´ Yo le dibujé el avión y le dibujé el alabe, alabe es una circunsferencia

así como si fuera una cosa así y ¿ves esto? Esto es como se carga un avión,

se carga desde el medio, una vez que se carga desde el medio pesa 6% para

delante 6% para atrás, así se carga un avión.

(…)

2: Le digo, así se carga. Entonces le digo mira… ehh… me dice ¿sabés lo que

pasó?, cuando salió del Palomar ya salió con un amortiguador reventado de

antes... la rueda. Cuando aterriza, ya lo aterriza flapeado y con el comando

para atrás, con todo, es el ABC, lo aterrizás sin apoyar el tren delantero y

cuando lo apoyás al tren delantero ya le metés todo el peso y le comprimís

los dos amortiguadores. Cuando lo va a despegar de Posadas ya sabe que

tiene un amortiguador reventado, supo ahí, ¿qué hizo? El alabe le dice

cargamelo más atrás, ¿qué hizo? Cargó directamente detrás del alabe. El que

despacha el avión lo despacha mal, pero por instrucción del comandante le

dice mándale todo y vamos. Como no tienen sindicatos, son los mismos

empleados, empleados de despachos, de rampas, como aerolíneas que tenés 8


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

sindicatos y tenés 8 agrupaciones. También sirven para joderle la vida a la

gente pero también sirven ¿para qué? ni en pedo le dice, yo te cargo mal un

avión, chúpame la **, no salgas, yo te despacho el avión como corresponde

porque el despachante es el responsable del peso del avión y si llega a tener

un accidente el avión porque estuvo mal cargado el avión, se puede ladear de

lado, se puede ir de nariz o se puede ir de cola, el avión tiene que tener un

balance, ¿soy claro? El piloto confía plenamente de cómo se cargó el

combustible, cómo se cargó el equipaje, cómo se cargan los grandes y los

chicos y cómo se asignan los asientos y después cómo se reasignan, puede

ser que haya mujeres, población de mujeres más atrás que adelante y tenés

un peso promedio de 60 kilos las mujeres y 80 kilos los hombres, en

Argentina. En Japón son 10 kilos menos para los 2 ¿Sabias?

1: Claro ¿y eso vino a colación de qué?

2: Que el amortiguador delantero estaba mal, entonces cuando despegaba si…

el avión podía irse para cualquier lado

1: Esa conversación la tuviste ahora con...

2: Claro, cuando la balanceas mal y cuando quiere despegar se rota el avión.

Vas a hacer el B1, se rota y se autorota, sigue rotando sin que vos se lo

pidas y se cayó de cola y quedó sacando chispas así y frena, todavía en B1

¿qué quiere decir? B1 quiere decir que vos podes frenar el avión y no te vas

a pasar de la pista abortando el despegue eso es B1. El B2 implica que si

pase lo que pase, o sabes que despegas o sabes que te vas a pasar de la

pista y vas a tener un accidente, evalúalo pero vas a tener un accidente.

Entonces le dije mira lo Flybondi pasó eso, se quedaron haciendo… ahí hacen

el B1, abortan y queda en la cabecera.

1: Eso se lo explicaste a este muchacho.

225
2: Después en Neuquén se quedaron sin fluido hidráulico en los flaps, ¿sabés

que pasó? En vez de bajar a 165 nudos que es la velocidad que tenés que

tocar con 737800 tierra, tocaron tierra con 195 nudos y en una pista como

Neuquén, de pedo hacia frío y había sustentabilidad, lo frenaron, lo mataron al

avión y llegaron a tocar el pasto casi con… entero y ahora hubo un incidente

en, por una rueda explotada, que salieron de no sé dónde y volvieron, ahora

te muestro la foto y lo sacaron a volar con la rueda explotada sin cantar la

emergencia. ¿Para qué? Porque si no el avión tiene que quedar parado. En

Posadas perdieron un avión y no tienen otro hasta que venga la gente de….

Porque una vez que le raspas toda la cola, le rompes toda la cola, la

estructura del avión tiene que ir desarmado a Estados Unidos o venir a

armarlo a acá a la Argentina, desarmarle toda la cola.

1: Un quilombo.

2: Son 4/5 millones de dólares. Y no lo va a pagar el seguro con este

quilombo.

Lo importante aquí no son las explicaciones de mecánica aeronáutica

de D´Alessio –quien dice ser piloto militar en otros pasajes de sus diálogos y

al menos parece tener algún conocimiento en la materia-, sino la concreta

referencia al dibujo del avión. Se verá luego por qué.

Pues bien, tenemos entonces hasta el momento dos elementos que

concuerdan perfectamente. El primero, un intercambio de mensajes entre

Stornelli y D´Alessio en el que el primero le indica al segundo que convenza a

“Rodrigo” y aquel responde que hará una cámara oculta con una tercera

persona para no involucrar a “Rodrigo” porque tendría problemas con la

defensa de Jorge Leonardo Fariña y le provocaría problemas con “Patricia B”.

Y luego, a partir de la conversación de voz registrada por Etchebest,

podemos tener más luz sobre el asunto. Rodrigo es –efectivamente- Rodrigo

González, y a quien D´Alessio indica que hará una cámara oculta es al


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

abogado defensor de Thomas –se trata de Oscar Thomas, procesado en la

causa “Cuadernos”- y también de Elaskar –se trata de Federico Elaskar quien

se encuentra ahora afrontando un juicio oral en la causa denominada “La

Rosadita” o la “ruta del dinero k”-. La referencia a que a Rodrigo González le

traería problemas formar parte de la maniobra es sencilla. Rodrigo González es

abogado defensor de Jorge Leonardo Fariña, coimputado en esta misma causa

señalada en último término.

La referencia al “quilombete con Patricia B” que D´Alessio efectúa a

Stornelli guarda relación con otros pasajes de audio correspondientes a

conversaciones entre D´Alessio y Etchebest en los que el primero refiere que

Patricia Bullrich le pagaba 200 mil pesos mensuales a Jorge Leonardo Fariña. 72

A partir de ello, al siguiente día hábil de que estos extractos salieran a la luz

pública en los medios de comunicación, tanto el referido Fariña como Rodrigo

González –quien en ese momento ejercía la defensa técnica del nombrado en

la causa conocida como la “ruta del dinero k”- concurrieron de manera

espontánea y declararon en los términos del art. 73 del C.P.P.N. –sin promesa

de decir verdad- y señalaron que esa versión era falsa.

Volviendo ya a las referencias sobre la cámara oculta, no se trata aquí

tan sólo de los dichos de D´Alessio a Etchebest sino de su correlación con un

elemento emanado de la prueba técnica que obre en el expediente, lo que

otorga a aquellos dichos suficiente verosimilitud.

Aun más. Las referencias acerca de la cámara oculta a Ubeira también

guardan correlato con las inscripciones manuscritas que D´Alessio había

efectuado en un anotador de color negro que había llevado a la reunión con

72
Archivos digitales de audio denominados “Voz 003.m4a” –creado el viernes 04 de enero de
2019, 10:16:43 p.m. (a partir del minuto 07:06 hasta el 8:38) y “Voz 004.m4a” –creado el
sábado, 05 de enero de 2019, 11:11:01 a.m. (a partir del minuto 1:00:56 hasta el 1:04:27).
227
Stornelli y que exhibe a Etchebest durante ese viaje de regreso desde Pinamar,

instantes previos al pasaje que hemos transcripto con anterioridad. Veamos:

Archivo digital de audio denominado “Voz 015.m4a” (a partir del minuto 19:30

hasta el minuto 22:47)

Interlocutores:

1: Pedro Etchebest

2: Marcelo D´Alessio

2: Me dice ´Marce, tengo que arreglar con Claudio, tengo que arreglar, algo le

voy a dar a Sebastián, tengo que arreglar con los muchachos de la PFA,

tengo que arreglar con los del Ministerio que nunca me llegó nada, no rompás

las pelotas Marcelo, así nomás me lo dijo. Le digo ´más de dos gambas no

tengo´. (cuatro); ´no, no, no, no las tiene´; se quedó así; bueno, listo, dale,

cambiemos de tema, no seas pelotudo. Y cambió de tema; pero cambió de

tema, ¿eh? Directamente cambió de tema el tipo. Después me anota en el

cuaderno; trescientos; en un cuaderno negro que tengo ahí; de puño y letra

de él, ¿eh? Ahora te lo muestro.

(…)

2: Agarrá el cuadernito negro que tengo ahí, ahí tengo un cuadernito negro,

¿dónde dejé un cuadernito negro?

1: Sí, yo lo vi…

2: No te disloques el brazo.

[pasan 10 segundos, en los que, en el contexto descripto, es razonable


suponer que Etchebest busca el cuaderno negro mencionado por D´Alessio en
el interior del vehículo]
1: ¿Él te hizo un avión?
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

2: No, yo hice el avión, le expliqué el ala, que esto que el otro, y él después

sobre esta página, anota esto.

1: Anotá eso.

2: Ya está, y ahí arrancó de cuatrocientos para arriba me dice, y de ahí sacá

vos. Y antes de terminar toda la reunión… chau, dale, ahora le voy a dar la

mano. Vino.

Al tratar el caso Etchebest en el capítulo correspondiente daremos

cuenta de que las referencias acerca de los 300 mil dólares cuyo pago le era

exigido a la víctima formaba parte de un método extorsivo de investigación y

que ese dinero resultaba el lucro indebido que D´Alessio y otros miembros de

la organización obtendrían de la operación de inteligencia ilegal. En ese

contexto es que se hace referencia a la inscripción manuscrita “300” en aquel

cuaderno como si hubiese sido escrita por Stornelli cuando en realidad había

sido escrita de puño y letra por el propio Marcelo D´Alessio. La exhibición de

ese número formaba parte también del engaño propio de la maniobra

extorsiva.

Más allá de todo ello, lo que sí se pretende poner de resalto es que

allí D´Alessio le exhibe ese cuaderno a Etchebest, en el que el imputado señala

una página en la que se hallaba un dibujo de un avión y el número “300”. Lo

mismo que surge del audio en este pasaje puntual, es relatado por Etchebest

en su declaración testimonial primigenia aunque confundiendo el color de ese

cuaderno: “Me mostró un anotador de color marrón, simil cuero, que tenía

dibujado un avión y abajo estaba el número ´300´. D´Alesio me dice que


Stornelli había escrito ese número, que ese era el número que él pedía y que
yo ya le había dado la mano y que eso significaba que había cerrado un
trato, que había cerrado un negocio, que no podía ir para atrás”.

229
Y luego de ello, prosigue el diálogo que se ha transcripto previamente,

en el que D´Alessio explica –teniendo a la vista el cuaderno- las otras grafías

que en esa misma página se habían escrito: las conversaciones acerca de

Flybondi y la planificación de la cámara oculta a Ubeira.

Archivo digital de audio denominado “Voz 015.m4a” (a partir del minuto 22:34

hasta el minuto 24:01)

Interlocutores:

1: Pedro Etchebest

2: Marcelo D´Alessio

2: Sí; matáme o queréme.

1: No, yo te creo a muerte.

2: No, no, matáme o queréme; mejor no pude haberlo hecho.

1: ¿Cómo no te voy a querer hermano?

2: No, no, mejor no lo pude haber hecho; me descolocó un poquito, cuando

el tipo me dice ´No´, pero este tipo estuvo así, vive en Le Park, tiene campos.

1: No estuve detenido, estuve demorado.

2: No importa, a ver, te entiendo lo que me decís. Me tira, como diciendo,

boludo, no es un pobre viejito que no tiene un porongo que ver, es una

máquina de hacer cagadas, no rompás las pelotas, ¡a mí no me vengas a

girar, así!, ni se ofendió el tipo, ¿eh? No es que yo le mentí, ni se ofendió,

¿eh?, no se inmutó. Me dijo ´está bien, háblalo con (no se interpreta)-, yo sé lo

que tengo que hacer´. ¿Qué le voy a decir?, ´no, mirá, no llega por cien mil

dólares´, ´¿qué? ¿los hijos no le pueden prestar cien mil dólares?´ Me cerró el

culo, ¿qué querés que te diga? ¿Querés que le diga que no? Lo llamo ahora y

le digo que no. Hice lo mejor que pude, a ver….

1: No, ya sé, como no, hiciste lo mejor de lo mejor.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

2: A ver, después de cuánto, cuatro horas, ¿cuánto estuve?, ¿tres horas?

1: Y no, cuatro horas.

2: ¿Sabés cuánto estuve hablando del tema de la cámara oculta? Cinco

minutos.

1: ¿Qué cámara oculta?

2: Una cámara oculta a un abogado, que es el abogado de Elaskar, de

Thomas (…)” [el diálogo sigue como fuera transcripto previamente]

Carlos Stornelli, a pesar de desconocer la planificación de esta

maniobra, ha reconocido en su descargo oral que, efectivamente, en esa

reunión en Pinamar con D´Alessio habían conversado acerca de los recientes

incidentes que se habían producido con aeronaves de la empresa Flybondi, lo

que de modo indirecto brinda mayor verosimilitud a las descripciones

brindadas por D´Alessio a Etchebest a la vuelta de ese viaje y confirman que

aquellas anotaciones en las que se consignó el dibujo de un avión y, además,

los datos muy precisos acerca del “letrado atrevido” –José Manuel Ubeira-

resultaba un fiel reflejo de aquellos temas que habían sido tratados en esa

reunión de más de tres horas.

Repasemos. Hasta aquí hemos dado cuenta de un intercambio de

mensajes entre Stornelli y D´Alessio pactando una posible cámara oculta, luego,

una explicación de D´Alessio a Etchebest acerca del monto que supuestamente

se había acordado a partir de la inserción del número “300” en la hoja de un

cuaderno e inmediatamente después, mientras miraban ese cuaderno en el

interior del vehículo, su explicación acerca de cuál era el objetivo de aquella

cámara oculta e incluso de las razones de por qué había dibujado un avión.

Ahora bien, adunado a la concordancia de los elementos antes

expuestos, lo particular de este caso es que dicho cuaderno fue hallado

231
durante el registro domiciliario de la vivienda de Marcelo D´Alessio. Se trata de

un cuaderno de color negro con la leyenda “Orígenes” con un elástico del

mismo color que sirve de señalador y que fue colocado en el sobre de

secuestro Nro. 36, cerrado, fajado y firmado por los testigos de actuación y

demás partícipes del acto.

Compulsadas sus páginas, fácil fue advertir la página en particular en la

que se hallaban las grafías de las que conversaron D´Alessio con Etchebest

aquel 8 de enero:
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

233
Como puede observarse, en esa página –foliada con el Nº 5- se

observa manuscrito –a simple vista- con la misma lapicera con tinta de color

negro, además del dibujo del avión y el número “300” –ya referenciados- las

siguientes inscripciones relacionadas entre sí mediante flechas: “M.M. no

punible”, “Abogado”, “Thomas – Yaciretá”, “Elaskar”, “Baez”, “Leo”, “Rodrigo”,

“Abogado”, “Ardid”, “Ver noticias aeronáuticas”, entre otras que no se

interpretan.

Estas inscripciones garabateadas y desprolijas, incluso

descontextualizadas del resto del plexo probatorio antes analizado, resultan

claras referencias concretas al Dr. José Manuel Ubeira.

Se trata de anotaciones rápidas y propias de quien toma apuntes

sencillos y sueltos acerca de los temas que son tratados en una conversación

de las características de la que aquí se trataba.

Adquieren total sentido a la luz de las demás probanzas que han sido

descriptas. Como se ha visto, a partir del intercambio de mensajes de

WhatsApp entre D´Alessio y Stornelli ocurrido el 28/12/2018 –del que ya se


advierte una previa conversación sobre estos asuntos ante el arranque abrupto

y sin preámbulos del fiscal indicando: “Convencelo a Rodri”- se da continuidad

al plan de realizar una cámara oculta al mencionado Ubeira.

Los detalles de la maniobra serán explicados de boca del propio

D´Alessio al salir de la reunión con el fiscal en las que se expresan las mismas

palabras manuscritas en el cuaderno: “2: (…) yo le hago una cámara oculta a

éste, al abogado de Thomas, que es el mismo abogado que Elaskar –no me

acuerdo cómo mierda se llama- diciendo ´che, si yo agarro [o largo, no se

interpreta] al viejo no podemos hacerle como una cama al hijo de puta de

Stornelli, a ver´; ¿por qué?; porque él quiere, él quiere que se encuadre como,

él quiere que se encuadre como extorsión en grado de tentativa a un fiscal

federal; me dice, ´ahí lo tenés que encuadrar Marcelo´; ´listo, perfecto´, se

terminó la conversación! Entendí perfecto lo que necesita; entiendo que hay un


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

abogado que tiene que decir que está haciendo un ardid para ver cómo

puede el día de mañana extorsionar a un fiscal; esa es la cámara oculta.”

Más allá de que del propio contenido y transcurrir de la conversación

entre Etchebest y D´Alessio se deduce de forma lógica que el primero busca el

cuaderno a requerimiento del primero, que éste lo encuentra a los pocos

segundos y que conversan acerca de las grafías insertas en el folio 5 –el

avión, el número 300 y la maniobra relativa a la cámara oculta-, existe

además otro elemento que no permite dudar acerca de que ese elemento

anotador se encontraba en esa reunión. Una fotografía aportada por el

denunciante –presuntamente captada por su hijo Matías Etchebest-:

235
Por lo demás, en ese mismo cuaderno, en el folio 11, nuevamente nos

encontramos con inscripciones efectuadas muy probablemente por el imputado

D´Alessio en las que se vuelve a referir a Ubeira, señalando además datos de

su propia vida profesional que son públicos y notorios, tales como la defensa

de Juan José Ribelli –en el juicio a los fiscales Müllen y Barbaccia por el

encubrimiento al atentado a la AMIA- o un antiguo cargo en la Administración

de Parques Nacionales, algunas peculiares referencias a un informe DEA del

año 2005 o al libro “A sangre f´ría” de Truman Capote, así como los nombres

–muy posiblemente- del juez Daniel Rafecas y del abogado Maximiliano Rusconi

–unido por las palabras “detención domiciliaria”-, entre otras.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Pueden distinguirse concretamente las siguientes palabras

interrelacionadas entre sí: “Ubeira. Abogado Rivelli”, “2005 - Informe DEA” “3

narcos serbios x Rafecas”, “Four Season”, “Ubeira. Rusconi. Detención

Domiciliaria”, “Ubeira. Rivelli. Haqueo”, “Director Asuntos Jurídicos Parques

Nacionales”, “Juicio Müllen y Barvaquia”.

Cuando le fueron exhibidas las anotaciones manuscritas en aquel

anotador de color negro y que parecían referir a su persona, el Dr. Ubeira

señaló en su declaración testimonial:

“todo lo que dice acá, es cierto. Considero una verdadera amenaza para la
seguridad mía y la de mi familia el que al pie de la libreta se haga mención
de ´A Sangre Fria´ de Truman Capote, porque en ese hecho (que fue real)
mataron a toda la familia. Todo lo que dice ahí es cierto, no sorprende que la
información haya sido brindada por la D.E.A. porque solamente un conocedor
profundo de la causa puede dar datos como por ejemplo la detención
domiciliaria de los que fueron defendidos mios. Que sí participamos como
defensores con el Dr. Rusconi. (…) Quiero agregar que mirando con mayor
detalle la página 11, recuerdo que en forma anónima me fueron alcanzados,
una serie de mails intercambiados entre el periodista Santoro y el Juez
Rafecas que hacían a la intimidad de la causa que tramitaba en ese juzgado
por los dos serbios que yo defendía, lo cual fue denunciado por mí y en un
trámite express, el Juez Montenegro (que en ese momento era Juez Federal)
declaró la inexistencia de delito y se abrió una investigación por la violación a
la intimidad. Así fue la primera vez que vi al periodista Santoro traficar
información entre juez, servicios y la DEA. Por lo tanto no me asombra ni de
lejos su participación en este tridente, Stornelli - D´Alessio - Santoro”.
(…) claramente se puede apreciar lo que acabo de relatar. Ahí aparezco como
abogado de Oscar Thomas que fue el director de Yacyretá, soy el abogado
237
de Federico Elaskar en la causa de Baéz en la que está imputado Leo Fariña
y Rodrigo González es su abogado. Sorprendentemente aparece “abogado
ardid”. Me inclino a pensar que el “M.M.” de las iniciales es Mario Montoto al
que le pone “no punible” (…)”.

Por último y no menos importante, es necesario destacar que en el

contenido del intercambio de mensajes entre el Fiscal Federal Carlos Stornelli

y Marcelo D´Alessio, se han podido hallar otros elementos objetivos de

fundamental relevancia en este punto.

El primer intercambio de mensajes relativo a la cámara oculta a Ubeira

se produce el día 28 de diciembre de 2018 pero se infiere que las

conversaciones sobre esta maniobra puntual vienen de antes, como se dijo.

D´Alessio le envía unos videos y le indica a Stornelli: “La cámara oculta la hice

yo. Se avisó a la embajaba israelí y felicitaron el trabajo. Por lo que respecta


a la Argentina estoy seguro es una pegada!!! El 6 vuelvo!!”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

239
Luego de que D´Alessio le contara acerca de la cámara oculta que llevó

a cabo, inmediatamente el fiscal Stornelli le pide: “Dame una mano”. Y

D´Alessio le contesta: “Obvio. Yo lo empomo al abogado que te quiso girar.

Ese es mi trabajo. Llego y lo hago!!”. Luego de continuar la conversación

sobre temas vinculados a la política, D´Alessio le dice: “(…) llego y nos vemos

afuera. Dejame que haga lo que te imagines sin que nadie se dé cuenta. Las
cosas lindas las hago sin que nadie se entere. Contá 100% conmigo. Mario un
día me dijo que te aprecia y para mí eso es más que una instrucción”.
Stornelli le contesta: “Es mi hermano” y D´Alessio finaliza: “No se habla más.

Lo q sea es ´lo que sea´”. El “Mario” al que ambos referencian es Mario


Montoto.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

241
El intercambio por la cámara oculta a José Manuel Ubeira prosigue en

días posteriores y allí se confirma una vez más que es en la localidad de

Pinamar donde termina de planificarse la maniobra:


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

243
Como se observa, en uno de estos mensajes, D´Alessio manifiesta

expresamente tener información sobre el “letrado atrevido” y que “Ya puse en

marcha el plan con la cámara loca para ese ganzo!!!!!” Luego, el fiscal
pregunta si existen novedades y D´Alessio responde “Está volviendo a Baires y

calculamos q el martes 5 va a hacer en una sala de reuniones de un hotel q


nos brinda todas las cámaras accesorias a las q usamos dentro del recinto”.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

La referencia a la cámara oculta y a la maniobra antes descripta es precisa y

suficiente.

IX.c. En torno a estos hechos, el propio José Manuel Ubeira se presentó

en el expediente como parte querellante y aportó su testimonio. En dicha

audiencia expuso las razones por las cuales Carlos Stornelli había planificado

una cámara oculta para perjudicarlo de algún modo y relató algunos episodios

vinculados con el ejercicio de la defensa de Oscar Thomas en el marco de la

causa 9608/2018. Así, manifestó:

“ejerzo la profesión de abogado en el área penal desde hace 40 años, en la


actualidad me desempeño como defensor del Sr Federico Elaskar ante el T.O.F.
nº 4 de C.A.B.A. y de Oscar Thomas en la causa que lleva como número de
registro 9608/2018 popularmente conocida como “la causa de los cuadernos”
donde oficia como Fiscal el Dr. Stornelli. Como consecuencia de mi actividad
como abogado en esta última y habiéndome hecho de la defensa del
arquitecto Thomas, debo decir que tuve dos conversaciones con el Dr.
Stornelli con el motivo de la libertad de Thomas. La primera, en el mes de
agosto de 2018, cuando me hice cargo y estaba en trámite una exención de
prisión en la cual el Dr. Stornelli, que transcurrió en su despacho de
Comodoro Py, me propuso que si el cliente se arrepentía y contaba cosas que
favorecieran la instrucción de ese proceso, vería la posibilidad de incorporarlo
al programa de imputados colaboradores. Textualmente me dijo “tenés que
apurarte porque ya quedan pocas sortijas”. La conversación terminó del peor
modo porque le dije que si el plan era que la gente se arrepintiera de este
modo que proponía, no hacía falta abogados sino un remís. La segunda vez
que lo vi fue en la oportundiad de plantear la excarcelación de mi defendido

245
Thomas y le pedí que prestara especial atención al delicado estado de salud
por el que atraviesa. Me dijo que se iba a fijar, dejé la excarcelación a las
11:30 hs y a las 14 hs. venía denegada por el Juez Bonadío. A partir de allí
no tuve más contacto.
En paralelo, en el juicio que se sustancia con respecto a Elaskar, tuve
oportunidad de entrar en contacto con el Dr. Rodrigo Gonzalez y Leonardo
Fariña. La relación entre Elakar y Fariña quedaron dañadas por las cuestiones
que fueron de público conocimiento y mutuamente entre abogados nos
pusimos de acuerdo para hacer una reunión en mi estudio a fin de limar
asperezas entre los dos clientes. Efectivamente comparecieron a mi estudio
por el mes de diciembre de 2018, Elaskar y Fariña se dieron explicaciones
mutuamente y se recriminaron, el Sr. Fariña contó de todas sus tribulaciones
mientras estuvo detenido y poca cosa más. Si hizo hincapié el Sr. Fariña de la
angustia que le generaba ser imputado colaborador y la incertidumbre que le
generaba su situación penal.
A partir de allí, se generó una relación cordial con el Dr. González con el que
he tomado un café en algunas oportunidades. (…)
Me dijo que sí Fariña tenía relación con el Dr. Stornelli, ya que es también
testigo protegido en la causa “de los cuadernos”. (…) Asumo que las
motivaciones para intentar realizarme una cámara oculta, radican en que es
de toda evidencia que como abogado defensor de Oscar Thomas y de
Federico Elaskar, no seguimos el guión o el libreto que funciona en la causa
“de los cuadernos”, no hay arrepentimientos y he denunciado al Dr. Bonadío
por privación ilegítima de la libertad y prevaricato en el caso de Oscar
Thomas ante el Juzgado del Dr. Sebastián Ramos y el Fiscal es el Dr.
Marijuán. Esa causa fue desestimada y apelada y está en trámite de concesión
del recurso. Quiero agregar que no conozco al Sr. Marcelo D´Alessio ni
tampoco al Sr. Pedro Etchebest. (…)
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Tengo información bajo secreto profesional que la embajada de los EE.UU


tiene interés directo en la causa de los cuadernos y que va en línea con las
manifestaciones de su embajador en cuanto venía a ayudar a la justicia
argentina y que la participación de este Sr. D´Alessio intentando hacer lo que
hizo conmigo y lo del arrepentido de PDVSA va en esa dirección. El plan es
someter a la totalidad del empresariado argentino a esta causa, reducir al
mínimo exponente el valor de sus activos con el fin de ser comprados a
precio de remate por las empresas transnacionales. Y una vez más, como en
la causa AMIA se utiliza lo útil a lo agradable. Lo útil, arrodillar al
empresariado y lo agradable es utilizando la excusa de la corrupción, acabar
con integrantes del partido de la oposición. Este plan, no puede ser llevado
adelante de otra manera que con una coordinación precisa entre el Fiscal y el
Juez. Por esa razón y no por otras, el Fiscal Stornelli no filmó ni una sola de
las declaraciones de los arrepentidos, las cuales fueron suplidas por actas y
convalidado por la Cámara Federal de C.A.B.A. Claramente todos aquellos que
hemos tenido un rol de oposición procesal, estamos en peligro. (…)
me ha llegado a mi conocimiento -y resulta verosimil- que a Eduardo
Eurnekian le quitaron una determinada cantidad de dinero asegurando un
resultado que después no fue, pero el que lo acercó en esa gestión fue
D´Alessio, me refiero que esto fue en la causa conocida como “los cuadernos”
que tramita el Dr. Bonadío”.

Por otro lado, la CPM dedicó un apartado concreto a este caso a partir

de la sistematización de las comunicaciones registradas en los aparatos

celulares de D´Alessio, el que resulta coincidente de aquel realizado por el

tribunal.73

73
Concretamente, este organismo señaló:
247
IX.d. En su descargo, Stornelli buscó, en primer lugar, señalar que existía

una confusión en la interpretación del tribunal acerca del contenido de los

mensajes intercambiados con Marcelo D´Alessio.74

“i.- Caso Ubeira.


Del análisis del material documental, constan registros de conversaciones entre el imputado
Marcelo D´Alessio y el usuario registrado como Carlos Stornelli donde se coordina conjuntamente
la realización de una cámara oculta a José Manuel Ubeira. El extracto de comunicaciones vía
Whatsapp analizados, tienen como fechas extremas los días 23 de diciembre de 2018 al 6 de
febrero de 2019. Específicamente la comunicación entre D’Alessio y el usuario Stornelli sobre el
caso en cuestión, es del día 28 de diciembre de 2018, cuando el usuario Stornelli solicita al
imputado de autos: “Convrncelo (sic) a rodrigo”. D´Alessio le responde que llega el 6 de enero
de 2019 de México y que él le hace una cámara oculta, refiriéndose a Ubeira, para presentarla
ante la fiscalía de Stornelli por un tercero. Asimismo, refiere que si Rodrigo interviene en la
operación: “tiene q renunciarle a fariña y se me arma un quilombete con Patricia B”.
Ese mismo día, dos horas más tarde, el usurario Stornelli vuelve a referirse al caso en cuestión.
Le dice a D´Alessio: “Dame una mano”, contestando este: “Obvio. Yo lo empomo al abogado q
te quiso girar. Ese es mi trabajo. Llego y lo hago!!”. A continuación el usuario Stornelli le envía
una noticia del diario Página 12 titulada “Jueces propios y vergüenza ajena”, escrita por el Dr.
Maximiliano Rusconi. A lo que D´Alessio le reponde: “Todo el texto tiene correcciones de puño
realizadas por la señora CFK”. Ante dichas afirmaciones el usuario Stornelli le responde
haciendo referencia a la operación que estaban planificando: “Si Pero lo que tenrmos(sic) es
una vacuna La sota mostro los pies”.
D´Alessio asevera el compromiso de su acción prometida al usuario Stornelli para el 6 de enero:
“Tal cual. Llego y nos vemos afuera. Dejame que haga lo que te imagines sin qué nadie se de
cuenta. Las cosas lindas las hago sin q nadie se entere. Contá 100% conmigo. Mario un día me
dijo q te aprecia y para mí eso es más q una instrucción”. Aquí, poniendo la conversación en el
contexto de todas las comunicaciones analizadas, se referirían al usuario registrado como Mario
Montoto. Luego Stornelli le responde: “Es mi hermano”. Por último, D´Alessio le dice: “No se
habla más. Lo q sea es "lo que sea".
A continuación el usuario Stornelli vuelve a referirse a la nota de Página que le había enviado,
asegurando: “El que escribe tuvo y no se si tiene relacion con algun servicio Locsl(sic) claro El
y dos o tres masestan tratando de hacer porquerias”. D´Alessio responde: “Lo conozco. Tenés
relación con Alejandro Patricio? Él y después Pocino le bajaban letra para cortar boleto. Ahora
averiguo si cobró como inorgánico. Ya averiguo por las mías. Son gente de mierda”. Stornelli
responde: “Si”.
El mismo 28 de diciembre a las 9:54 pm, el contacto registrado como Carlos Stornelli le cuenta
que al día siguiente se dirigiría a la ciudad de Pinamar, a lo que D´Alessio le consulta si el 6 de
enero iba a estar en la Ciudad o en la Costa y le ofrece que, en todo caso, podían reunirse en
la mencionada ciudad balnearia. Posteriormente, el día 5 de enero D´Alessio le pregunta por la
reunión que habían acordado para el día 6 de enero, refiriéndose a la cámara oculta de José
Manuel Ubeira: “Hola Carlos! El martes a que hora no te parece invasivo para la familia? Así
voy a verte a pina y organizamos lo del abogado hdp q te quiere girar? Yo me adapto!”.
El día 11 de enero le comenta D´Alessio: “Ya tengo los datos del letrado atrevido. Hice me
analizaran coincidencia de antenas... Jaime te suena, no?” Mañana te cuento. Igual, no hay
vuelta atrás”. A lo que Stornelli responde un “okkk”.

74
Dicho esto al pasar, de forma indirecta nuevamente el fiscal aquí convalida la validez de
dichos mensajes pues da cuenta de comunicaciones existentes en el plano de la realidad.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Señala así que la expresión “convencelo a Rodrigo”, si bien referida

efectivamente a Rodrigo González, guardaba relación con que D´Alessio –por su

relación con este letrado y su conocimiento con Fariña-, debía convencerlo de

que Fariña haga una denuncia acerca de un “extraño suceso durante el juicio

oral de la causa conocida como ´Ruta del Dinero K´”.


De por sí, resulta llamativo que un fiscal pretenda inmiscuirse en la

defensa de un imputado de otra causa o en lo que una persona desea o no

denunciar y se muestre interesado en aquel efecto que dicha denuncia podría

generar. Más allá de ello, en un descargo escrito presentado ante la

Procuración General de la Nación el 27/02/2019 señala que ese “suceso feo”

tenía que ver con un abogado.

En el contexto probatorio señalado y teniendo en cuenta que Fariña

efectivamente era co-imputado de un defendido del Dr. Ubeira en la causa

3017/2013 –“ruta del dinero k”-, no resulta ilógico suponer que aquel “extraño

suceso” efectivamente tuviera que ver con el mencionado Ubeira.

Es decir, la tesitura de la defensa de que el “convencelo a Rodrigo” no

tendría que ver con el Dr. Ubeira pierde sentido a la luz de las demás

probanzas colectadas. Incluso más, la tesis de la defensa no excluye la

posibilidad de la planificación de esa maniobra de espionaje. Antes bien, de

ser cierto lo relatado por Stornelli –y luego por Fariña ante la P.G.N.- de que

le había sucedido “algo extraño” con un abogado de la causa de la “ruta del

dinero k” y de que, finalmente, ni Fariña ni Rodrigo González habrían accedido

a declararlo formalmente ni denunciarlo, muy posiblemente Stornelli –como una

suerte de “plan B”- haya iniciado el plan de la cámara oculta con Marcelo

D´Alessio en contra de Ubeira.

En lo demás, las referencias acerca de que D´Alessio le había señalado

que había un abogado que lo “quería girar” pero nunca le había dado mayor

249
información, no sólo en sí mismo resulta un descargo pobre y poco razonable,

sino que se da de bruces con los elementos objetivos que hemos señalados

en los que en más de una oportunidad se le pone nombre y apellido al

“letrado atrevido” respecto de quien se había planificado una cámara oculta:

José Manuel Ubeira.

Por lo demás, el señalamiento de Stornelli acerca de que nada contestó

a los mensajes de D´Alessio sobre la cámara oculta o que no habían sido

tomados en serio, no se condice con las características de esos intercambios

de mensajes en los que se conversa acerca de esta maniobra. Es siempre

Stornelli quien muestra interés en su realización y quien inquiere y le reclama

a D´Alessio: “Dame una mano”, “Novedades?”.

La bilateralidad que se observa en otras conversaciones entre ambos,

en esta en la que hacen referencias a la cámara oculta a Ubeira, en

particular, es notorio el mayor interés de Stornelli en la realización de la

maniobra. Por lo demás, no se trata de una maniobra que esté en “agenda”

de D´Alessio, no se encuentra detallada en la “Síntesis de investigaciones

actuales” ni tampoco se observa cuál podría ser el interés particular de

D´Alessio en perjudicar a un abogado defensor de un imputado de la causa

“cuadernos” en que intervenía el fiscal, más que el de hacerle un favor a

Stornelli –como se lo señaló expresamente a Etchebest-.

Por último, utilizando nuevamente una argumentación “en cascada”,

subsidiriamente, Stornelli plantea que “aun de mantenerse esa arbitraria

interpretación, lo cierto es que ese supuesto y fantasioso plan (…) en todo


caso (…) No adquirió suceso ni tuvo principio de ejecución”.
Al respecto, cabe responder que es una hipótesis contrafáctica saber

que habría ocurrido si efectivamente dicha maniobra se hubiera culminado, si

bien el curso causal de esta operación se vio interrumpido por el accionar del

tribunal, a partir del allanamiento y detención de D´Alessio.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Además, los delitos previstos en la Ley Nacional de Inteligencia tienen

la característica de ser de mera actividad, sin necesidad de que se produzca

un resultado lesivo concreto. Ello se compadece con que las actividades de

inteligencia en sí mismas se inician a partir de los procesos de recolección y

análisis de información.

Teniendo en cuenta ello, el curso causal ya se había iniciado, no sólo

porque D´Alessio le indica expresamente Stornelli: “Ya puse en marcha el plan

con la cámara loca para ese ganzo!!!!”, sino porque ya había comenzado con
el proceso de recolección de información. Le había dado información acerca

de cuando “regresaba” Ubeira y del modo en que se iba a llevar adelante la

maniobra y hasta la posible fecha y lugar de realización –un hotel con

cámaras adicionales-. Por lo demás, desde la óptica del fiscal, él ya había

realizado todo lo necesario para que se concretara la cámara oculta por parte

de Marcelo D´Alessio, quien le había puesto en conocimiento otras cámaras

ocultas realizadas en la hermana República Oriental del Uruguay, demostrando

de ese modo su capacidad para realizar esas filmaciones subrepticias.

IX.e. Llegados a este punto, luego de efectuar este compendio del

cuadro probatorio con el que se cuenta –al menos por el momento- en torno

a la cámara oculta que se estaba pergeñando contra José Manuel Ubeira por

parte del Fiscal Federal Carlos Stornelli y Marcelo D´Alessio, cabe concluir que

se han recabado elementos objetivos, serios y concordantes cuyo análisis

mancomunado permite concluir de forma válida, lógica y razonable que, en

efecto, en aquella reunión entre D´Alessio y el fiscal Stornelli se había

planificado la maniobra de espionaje señalada en perjuicio de José Manuel

Ubeira. El descargo de la defensa, asimismo, no ha logrado controvertir

ninguno de esos elementos de prueba.

251
Entiendo que los elementos traídos a la luz y la gravedad del hecho

expuesto precedentemente, no sólo hablan por sí mismos acerca de las

características del vínculo existente entre el fiscal Stornelli y un espía con

“metodologías de investigación” coactivas y extorsivas, sino que además

ameritan el dictado del auto de procesamiento respecto del aquí imputado en

orden a la maniobra de inteligencia ilegal que se había planificado e iniciado

y que buscaba perjudicar a este letrado, sobre cuya calificación se volverá en

el capítulo respectivo.

La gravedad del caso no la configura únicamente la planificación de

una maniobra de espionaje con un agente de inteligencia inorgánico, sino

además, el hecho de que a quien buscaba el fiscal Stornelli generar un daño

con dicha maniobra era a un letrado defensor en una causa de enorme

relevancia en la que el propio imputado intervenía en su rol de fiscal. Se trata

entonces de una actividad ilegal que, de modo indirecto, perjudicaría el

derecho a la defensa y que estaba siendo dirigida y planificada por parte del

acusador en ese proceso y de quien, por mandato constitucional se espera

vele por la legalidad y el respeto por las garantías constitucionales.

X. EL CASO DE JORGE CHRISTIAN CASTANON DISTEFANO

X.a. Las circunstancias vinculadas a las investigaciones que se

reclamaron y desarrollaron sobre el Sr. Castanon Distefano fueron brevemente

analizadas en el marco de la resolución del 12 de abril de este año. Allí se

dijo que los sucesos que comprendían ese caso debían ser profundizados, más

allá de que los distintos elementos de prueba con los que se contaba en ese

tiempo permitían vislumbrar -inicialmente- la existencia de las maniobras

ilegales que tuvieron en miras Carlos Stornelli y Marcelo D´Alessio para

perjudicar a Castanon.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Lo cierto es que, en ese entonces, el Sr. Fiscal se encontraba en

estado de rebeldía y no se conocía su versión de los hechos, como tampoco

la de Castanon.

A esa fecha, sólo se contaba con las capturas de pantalla que había

aportado el Sr. Etchebest (que le habían sido enviadas por Marcelo D´Alessio) y

la certificación de su fiel contenido como consecuencia de los procedimientos

forenses sobre los teléfonos de este imputado, a partir de lo cual se pudo

corroborar el contenido de las conversaciones que habían mantenido D´Alessio

y Stornelli sobre la víctima (imágenes de extracción forense que se obtuvieron

de los registros de Whatsapp obrantes en el teléfono iPhone 10 Plus).

Con ese norte -y entre otras medidas de investigación- se le recibió

declaración testimonial al Sr. Castanon (fs. 5067/5071). Él relató las

circunstancias que lo vinculaban con esas conversaciones entre Stornelli y

D´Alessio, como así también con Florencia Antonini Modet (su ex pareja).

De ese modo, el testigo corroboró que la información que el fiscal le

había aportado a D´Alessio se refería a su persona y -a su vez- que la

información que el espía le transmitió a Stornelli sobre él era exacta. Además,

aportó algunos mensajes intercambiados por la aplicación WhatsApp con su ex

pareja vinculados a estos hechos.

X.b. El análisis conjunto de estos elementos, aunados a los que se

recolectaron durante la pesquisa y -en particular- los que obran en el legajo

nº 76, permiten sostener la hipótesis que se trazó en torno a las conductas

que se le atribuyen a Carlos Stornelli y Marcelo D´Alessio, las que estuvieron

orientadas principalmente hacia Christian Castanon Distefano.

Las explicaciones que brindó Stornelli en su acto de defensa no brindan

un panorama distinto. Lo cierto es que el imputado Stornelli no niega el hecho

253
en sí mismo (esto es, haberle pedido indebidamente a D´Alessio que realizara

actividades ilegales de inteligencia sobre otra persona), sino que sólo se limita

a desvirtuar el sentido del encargo o a exponer las razones por las que

habría formulado tal solicitud, sin aportar en definitiva una línea de

argumentación válida que pudiera permitir justificar su conducta.

Tampoco brinda una explicación precisa en torno a su actitud, frente a

las propuestas ilícitas que D´Alessio le formuló habría de llevar a cabo sobre

Castanon Distefano para perjudicarlo.

X.c. A los fines del análisis del caso, las maniobras pueden dividirse en

tres etapas: la solicitud, los resultados y la propuesta.

La primera se inicia cuando Stornelli le solicitó a D´Alessio que realizase

(a su favor) investigaciones para conocer mayores detalles sobre aspectos de

la vida personal de Castanon Distefano y le aportó los datos necesarios para

ello.

Lo dicho se desprende con claridad cuando se repasa el intercambio

de mensajes que tuvieron el 11 de enero del corriente año mediante la

aplicación Whatsapp. Ese día, luego de conversar sobre otros temas

(vinculados principalmente a las gestiones que D´´Alessio realizaba a favor de

Stornelli para conseguirle un vehículo), se observa que fue el propio Stornelli

quien -de modo abrupto- le envió los datos sobre el ex marido de su actual

pareja para que D`Alessio se ocupara del caso y formulara averiguaciones.

El contexto en el que se formuló el pedido permite dar cuenta que fue

Stornelli quien directamente inició la conversación sobre este asunto y quien

le transmitió el nombre, apellido, nacionalidad, oficios y lugares de trabajo de

la víctima-objetivo, y lo catalogó -de modo peyorativo- como “bagayero”75.

Inmediatamente y frente al pedido efectuado por el fiscal, D´Alessio le

contestó que se encargaría del asunto.

75
“Contrabandista”, según la acepción del Diccionario de la Real Academia Española
(https://dle.rae.es/bagayero).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

255
A partir de este intercambio de mensajes -además del pedido o

encargue de información que Stornelli realizó-, se vislumbra con claridad el

compromiso que asumió D´Alessio frente al pedido de aquél: “Ya me encargo”.

A razón de los elementos que se acaban de repasar, las

manifestaciones que formuló el imputado en su acto de defensa (quien señaló

que ya habían hablado del tema con D´Alessio por el mes de diciembre de

2018) y el modo en que comienza esta conversación (la inicia Stornelli que le
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

brinda los datos personales), es posible concluir que el asunto fue tratado en

una charla o encuentro previo.

No hay datos objetivos que permitan sostener que eso ocurrió en las

circunstancias que señala el fiscal en su descargo, aunque ello es indistinto,

pues lo importante a resaltar aquí es que D´Alessio y Stornelli -antes del 11 de

enero- ya habían conversado sobre qué hacer sobre Castanon, lo cual podría

haber ocurrido también en la reunión que habían mantenido tres días antes, el

8 de enero en Pinamar cuando -además- hablaron sobre otros “encargos” y

cámaras ocultas que realizó el espía en Uruguay y de otras que habría de

realizar sobre un “abogado molesto” –el Dr. Ubeira-.

La compulsa de los registros de comunicaciones permiten advertir

además el interés particular de Carlos Stornelli por el asunto, pues pasados

tan sólo tres días desde el envío de los datos de Castañón a D´Alessio, el

fiscal -con fecha 14 de enero- insiste por los resultados.

La respuesta de D´Alessio no se hizo esperar y le señaló que esperaba

“resolverlo” en esa semana.

257
Inmediatamente, y en el mismo intercambio se ocupa de hacerle saber

al fiscal los avances logrados en otra “investigación” que realizaba

paralelamente sobre otra de las víctimas de la organización la ex novia de

Talevi: Victoria Munin a quien –según surge del mensaje de texto- “le había

metido presión”.
En mensajes enviados con fecha 15 de enero, D´Alessio le dice a

Stornelli que ya había comenzado con el de “doble apellido”, en clara

referencia al Sr. Castanon Distefano.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

A partir de aquí puede indicarse que comienza la segunda etapa que se

desarrollaría en gran parte el día 16 de enero.

Durante este período se puede observar como Marcelo D´Alessio (sin ser

un funcionario estatal legalmente habilitado para ello ni encontrarse amparado


259
por alguna circunstancia legalmente prevista y quien no fue reconocido

oficialmente por ninguna fuerza de seguridad o agencia de investigación

nacional ni extranjera), efectivamente cumple con la petición que le efectuó el

fiscal y le brinda la información privada solicitada acerca del ex esposo de su

actual pareja.

Efectivamente, del intercambio de los mensajes que prosiguen, se

observa que ante las exigencias de Stornelli y a las pocas horas del reclamo -

sobre si averiguo algo “del peruano”- D´Alessio le envía la información

esperada.

Así, le indicó los lugares y cargos que Castanon Distefano tenía en la

empresa en la que se desempeñaba en ese entonces: “United Express” y que

sus ingresos migratorios a la Argentina no serían -según D´Alessio- por trabajo,

abonando de este modo la hipótesis que había indicado Stornelli en un

mensaje anterior indicando que aquél era un “bagayero”.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Del análisis de esa comunicación es posible señalar que D´Alessio le

remarca a Stornelli su labor, le puntualiza que cumplió con el pedido que le

hizo e incluso se “jacta” de ello -al punto de pedirle “algo más afectivo que

un “ok”-.

Minutos más tarde le envió otros mensajes en los que profundizó sobre

pormenores del trabajo de Castanon e incluso le comenzó a pedir

instrucciones a Stornelli sobre qué es lo que quería que hiciese con él.

261
El interés que ambos imputados compartían sobre la investigación hacia

Castanon, se representa también en los mensajes de audios que se enviaban.

Se observa que al hablar de otros temas de repente vuelven sobre la

investigación que estaban llevando a cabo sobre aquel objetivo.

A continuación se repasa el audio que D´Alessio le envió a Stornelli el

16 de enero a las 18:16 hs que da cuenta de ello:

“…Y ya averigüé todo, no tiene licencia, no, no, no puede hacer un

vuelo internacional, no puede hacer un vuelo fuera de su jurisdicción.

No, no, no tiene, no puede hacer un vuelo internacional. Nunca viaja

como, como piloto a la Argentina este hombre. ¿Eh? ¿Ok?”.

Es claro que se refiere allí al ex marido de su actual pareja, pues los

datos que aporta referidos a que no tiene licencia, que no puede hacer un

vuelo internacional o que no puede volar fuera de su jurisdicción, se refieren

precisamente a Castanon.

A partir de este momento comienza la tercera etapa en la que

empiezan a conversar acerca de cómo continuar la maniobra. D´Alessio incluso

remarca que es Stornelli quien tiene el poder de decisión sobre cómo avanzar

sobre Castanon.

Se observa que D´Alessio le propone “ideas” al representante del

Ministerio Público Fiscal sobre cómo involucrar a la víctima en un posible

hecho delictivo y perjudicarlo de ese modo.

En los intercambios de comunicaciones, D´Alessio le pregunta al fiscal

dónde “cortarlo”, “en USA o acá”, y le dice “hago lo que quieras”.

Luego de que D´Alessio le proporcionase la información sobre Castanon

Distefano, el fiscal Stornelli le pregunta ¿qué se puede hacer? y ante esa

pregunta D´Alessio le contesta que “eso” lo tienen que hablar personalmente.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Existen luego mensajes enviados por Stornelli eliminados por el

remitente –la circunstancia de haber sido borrados no nos permite formular

mayores conclusiones-. Las respuestas que D´Alessio brindó en la ocasión se

relacionan nuevamente con información sobre viajes y sobre el modo en que

Castanon podía conseguir pasajes a la Argentina.

263
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

La conversación llegó a tal punto que se mencionó la posibilidad de

involucrarlo en algún hecho delictivo. Ello se aprecia en el mensaje de voz que

remite D´Alessio (ese mismo 16 de enero) cuando le contesta al fiscal si es

que se podía “advertir” del “bagayo”. D´Alessio refiere que sí, para

inmediatamente aclarar: “yo le haría algo un poquito peor, por eso quiero

hablarlo personalmente con vos, no por acá. Le haría algo un poquitito peor.
Le pondría algo en la valija ¿viste? y ahí se deja de joder. Lo bloqueo allá,
acá o donde vos quieras”.
Es claro que esta expresión (“bloqueo”) debe ser analizada en el

contexto en el que se envía el mensaje, esto es, hacerle algo “peor” que

“advertir” del “bagayo”, como “ponerle” algo en la valija para que se deje “de

joder”. No cabe otra interpretación posible que ese algo se podría tratar de

algún elemento ilícito y que la propuesta era involucrarlo a Castanon Distefano

en un hecho delictivo.

X.d. Ahora bien, dijimos que se le recibió declaración testimonial al Sr.

Castanon Distefano y en esa audiencia confirmó que los datos que Marcelo

D´Alessio le transmitió a Stornelli eran exactos para la época en que se había

producido esa comunicación (mediados de enero de 2019).

En efecto, luego de exhibírsele las conversaciones recién mencionadas,

el testigo señaló lo siguiente: “todos los mensajes que veo en ese legajo

donde se refieren a mí, son verdaderos y se refieren a mi persona”. Señaló


que era piloto comercial y oficial de la marina de los Estados Unidos (en

actividad), que había nacido en la República del Perú y que hasta el 22 de

enero del corriente año (fecha en la que se había producido el intercambio de

mensajes entre Stornelli y D´Alessio) trabajó en la empresa United Airlines.

265
Castanon contó que conoció a Stornelli alrededor de los años 2005/06

por intermedio de un amigo y que se relacionaron hasta el 2015, fecha en

que se dejaron de ver.

En ese contexto, señaló que enterado de las comunicaciones entre

Stornelli y D´Alessio sobre su persona, sintió temor (tanto por él como por sus

hijas) y señaló que su ex pareja (la actual de Stornelli) le envió mensajes

relacionados con la investigación. Concretamente dijo:

“(…) me comenzó a enviar mensajes de whatsapp donde me dijo varias

cosas sobre esta causa, tales como que los mensajes que acabo de

leer en este intercambio de chat entre D´Alessio y Stornelli eran todas

mentiras, que eran versos, que estaban editados, también me dijo cosas

como que el juez era un delincuente, que estaba todo armado y que -

según ella- Stornelli habló con Mauricio sobre este tema y que -según

ella- lo iban a destituir el jueves. Yo no sé si todo lo que dice ella es

verdad o no, pero sí es lo que ella me mandó por mensajes y también

me lo dijo en alguna ocasión (…)”.

En esa oportunidad el testigo aportó además aquellos mensajes que

señaló, los cuales permiten darle verosimilitud a esos dichos.

A continuación sólo se expondrán aquellos mensajes o conversaciones

que resulten relevantes para la investigación y que no guarden relación con la

intimidad o privacidad que tanto el testigo como el imputado reclamaron en

sus respectivas declaraciones que debía resguardarse.

Entre las circunstancias que surgen de esas conversaciones y que se

encuentran asociadas a hechos que forman parte del objeto de investigación

en el proceso, se encuentran aquellas acompañadas por el testigo –víctima de

esta maniobra- del día 17 de marzo de este año:


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

267
Del examen de estos mensajes y en lo que aquí interesa, puede

observarse la insistencia de que Castanon se reúna con Stornelli (antes de


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

que el testigo concurriera a prestar declaración ante este tribunal) para que le

puedan brindar “explicaciones” en torno a los mensajes que trascendieron en

los medios públicos y que se habían ilustrado en resoluciones anteriores

dictadas por este Tribunal.76

En esos mensajes entre Castanon y su ex pareja, se alude también a

los mensajes que D´Alessio le envió a Stornelli el 16 de enero en los que le

decía “vos decidís si lo corto en USA o acá”.

De las conversaciones referidas –además de algunas alusiones a este

magistrado- confirman nuevamente la preocupación que generó en la víctima

las investigaciones sobre su persona encargadas por el fiscal a Marcelo

D´Alessio.

Lo dicho se robustece con el contenido de las conversaciones del día 4

de abril del corriente, en el que se produce el siguiente intercambio de

mensajes:

76
Vale señalar que para la fecha en que el testigo tuvo esta conversación ya eran públicas las
citaciones al fiscal Stornelli a prestar declaración indagatoria en estos actuados (de fechas
27/02, 07/03, 14/03; fs. 2043/2044, 2483/2492, 2773/2779), como así también el primer auto
de procesamiento de Marcelo D´Alessio en los que se hizo alusión a esos chats, aunque sin por
ese entonces, tener conocimiento acerca de la identidad de “el peruano” al que se hacía
referencia en los mismos.
269
En uno de los mensajes de voz que se ilustran en la imagen, el

testigo señala: “agradezco tu preocupación, agradezco tu preocupación y,

bueno, eso se lo dejo a mi abogado, yo no estudié abogacía, no soy


abogado. Lo que sí estoy, tengo temor por mi vida, por las cosas que esta
gente querían hacerme de mi persona. Igualmente que ya toda la Embajada lo
sabe, el agregado naval lo sabe también (…)”.77
En las comunicaciones que siguen de esa misma fecha, se le envían al

testigo mensajes de voz en los cuales, se aprecia que se intentaba persuadir

a Castanon para que no declarase, sobre la premisa de que esta causa

77
Aclaró el testigo que el mensaje con el símbolo de una nota musical, se correspondía
con aquel que le envió su letrado y luego le reenvió a su ex pareja. Ese mensaje que se
reprodujo durante la audiencia, explica que se había hecho una presentación ante este Tribunal
para ponerse a disposición a los fines de presentarse a declarar, para el caso de que el
Juzgado así lo entendiese pertinente, pues -según surge del propio mensaje- él tenía domicilio
en los Estados Unidos y existía la posibilidad de que el tribunal librara una orden de paradero
para convocarlo a prestar declaración. De este modo, con la presentación -señala el mensaje-
se pretendió evitar cualquier situación que pudiese presentarse en el Aeropuerto al arribo del
testigo a la Argentina.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

estaba “armada” o que era una operación similar a la que habría padecido

Mauricio Macri por “esa gente” –en posible referencia a aquella causa en la

que estuvo procesado por maniobras de espionaje ilegal-.

X.e. En suma, no interesa aquí indicar las circunstancias particulares que

habrían vinculado al testigo con su ex pareja, sólo señalar que es aquella

relación conflictiva la que se erige como un elemento objetivo más de

valoración que permite conocer las motivaciones por las cuales el fiscal

federal Carlos Stornelli le reclamó al espía Marcelo D´Alessio que realice

investigaciones sobre Castanon.

A la vez, estos mensajes permiten darle verosimilitud a la declaración

testimonial de la víctima, y explican el contexto en el que se formuló la

propuesta expresada por D´Alessio de “plantarle algo” o “cortarlo”.

Dijo Stornelli en su descargo que su pareja atravesaba una situación

personal en la que estaba involucrado Castanon Distefano y que eso lo

preocupaba. También dijo que todas las sugerencias que le hizo D´Alessio en

ese momento sobre cómo seguir adelante con la maniobra -una vez que ya le

había brindado la información que solicitó- corren por cuenta de este.

Lo cierto es que esa “justificación” que invoca el fiscal, no contempla

los elementos de contexto que se acaban de repasar en los que ambos, tanto

el espía como el fiscal, parecen estar preocupados y ocupados por atender la

situación personal que aquejaba a este último sin reparar demasiado en los

alcance de los reclamos, propuestas y mecanismos utilizados.

De todos modos, lo que aquí interesa y se encuentra probado es que

el fiscal solicitó indebidamente a Marcelo D´Alessio que realice una actividad

de investigación o inteligencia ilegal sobre Jorge Christian Castanon Distefano,

al que se referían como “el peruano” o el del “doble apellido” con el

271
propósito de conocer mayores circunstancias de su vida personal y -

eventualmente- utilizar esa información para perjudicarlo.

D´Alessio efectivamente realizó esas investigaciones de modo eficaz e

incluso ofreció a Stornelli involucrar a Castanon en algún hecho delictivo para

que “se deje de joder” –según sus propios términos-.

Las premisas indicadas superan cualquier tipo de consideración que

pueda haber hecho el imputado en el marco de su defensa, quien además de

no justificar debidamente las razones de su conducta, no aportó ningún

elemento de convicción para dar cuenta de alguna otra posible hipótesis de

investigación que permitan excusarlo de su responsabilidad en orden a la

conducta endilgada.

En definitiva, en esta etapa y con los elementos que se acaban de

repasar se da cuenta de la existencia del encargo indebido y de las

actividades de inteligencia ilegal.

La circunstancia de que al tiempo de que se sucedieron los hechos el

Dr. Stornelli se encontraba vacacionando en Pinamar no desautoriza la

imputación y el hecho de que le encargó a una persona dedicada a la

inteligencia que realice una actividad que sabía ilegal.

En lo que se refiere a las sugerencias de “cortarlo” cuándo él lo diga,

“hacer” lo que él quisiese o “bloquearlo” donde él indicase, y que para eso

era necesario hablarlo personalmente; la defensa del Fiscal sostuvo que

aquello “corre por cuenta de D´ALESSIO pues nada tiene que ver a lo

estrictamente preguntado”.
Sin embargo, estas propuestas se dieron en el marco de una relación

que hemos calificado como de confianza, de bilateralidad plena y de mutuo

interés, en la que se desarrollaron varias actividades ilegales.

Si las razones que motivaron a Stornelli son las que señala en su

descargo -esto es, averiguar la situación del ex marido de su pareja con fines
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

de ayudarla en una situación particular- es evidente que el medio válido no

era pedirle a un espía que realizara actividades ilegales de investigación.

Desconocemos cómo se desarrollaron las conversaciones que pudieron

haber tenido en privado sobre este tema –tal como lo sugería D´Alessio-, tanto

las que pudieron haber mantenido con anterioridad como con posterioridad,

pero sí esta comprobado que una persona que el fiscal imputado sabía

realizaba cámaras ocultas (vgr. Ubeira, Iran), “apretaba” testigos (Brusa Dovat),

por citar sólo unos ejemplos, le propone “vos decidís dónde lo corto, en USA

o aca”, “le pondría algo en la valija”, “lo tenemos que ver personalmente”,
“eso quiero hablarlo personalmente con vos”, “lo bloqueo allá, acá o donde
vos quieras” o “hago lo que quieras”.
Todos estos son datos relevantes también para comprender las

características de la relación entre el fiscal y D´Alessio a quien hacía poco le

había dado el tratamiento de “testigo espontáneo”, luego lo trata de

“charlatán”, pero al mismo tiempo le formula esta serie de encargos

personales.

Está claro que frente a unas propuestas tan explícitas lo que

corresponde es que inmediatamente se cercene esa posibilidad, más cuando

provienen de una persona a la que reconoce y describe el imputado Stornelli

con acceso información, dispositivos de filmación y demás elementos de

espionaje a su disposición.

No tienen asidero las manifestaciones que señala en su descargo el

imputado en torno a que la información que solicitó sobre Castanon son

“datos de acceso público o al menos no protegidos por ningún tipo de


secreto” o que “el mismo D´ALESSIO se ofreció a evacuarlos oficiosamente”.
En efecto, este tribunal ha efectuado diversos requerimientos a la

empresa United Airlines para constatar la precisión de la información que

273
D´Alessio había reportado a Stornelli sobre Castanon, obteniéndose como

primera respuesta que el secreto de esa información podía estar amparado

por las leyes de los Estados Unidos.

Entiendo que desde esta óptica poco importa -como lo señala el

acusado- si la propuesta de D´Alessio de “plantarle algo” debe ser analizada

como un simple acto preparatorio no punible, pues el hecho por el que se

habrá de procesar a Stornelli no es aquel que implicaba la posibilidad de que

D´Alessio le ponga “algo” a Castanon Distefano, sino el haber reclamado -y

recibido- tareas de inteligencia sobre una persona sin autorización legal.

Los fines últimos de la maniobra acerca de los que conversaban sólo

confirman la existencia de aquellas investigaciones ilegales que no sólo

tuvieron principio de ejecución –se trata de un delito de mera actividad- sino

que se concretaron, pues efectivamente D´Alessio le brindó la información que

Stornelli le pidió y, en base a ello, comenzaron las elucubraciones sobre cómo

continuar.

En cualquier caso, el curso de acción que podría haber tenido la

maniobra se vio interrumpido por el allanamiento y posterior detención de

Marcelo D´Alessio que éste inmediatamente puso en conocimiento de Stornelli

vía Telegram.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

275
En definitiva, como se observa, este y otros planes de la asociación

ilícita –incluso aquellos tratados en otras resoluciones- se vieron interrumpidos

por el allanamiento, posterior detención y desarticulación de esta organización

criminal que llevaba adelante desde hacía años numerosas actividades de

espionaje ilegal.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

XI. CASO DE PEDRO ETCHEBEST

XI.a. Introducción. Hipótesis de investigación

Este caso ha sido aquel que ha excitado primeramente la intervención

del tribunal y, por lo tanto, se trata de uno de aquellos respecto de los

cuales se ha recopilado un caudal probatorio frondoso, pues la actividad

investigativa ab initio se dirigió no sólo a la comprobación de los extremos

fácticos denunciados por Etchebest sino también a hacer cesar el iter

extorsivo en curso que lo tenía como víctima -que ya llevaba un mes de

desarrollo cuando fue puesto en conocimiento de este tribunal-.

XI.a.1 En el primer auto de procesamiento dictado el 25 de febrero de

este año respecto de Marcelo D´Alessio se dio tratamiento a este caso de

modo amplio78 y luego fue objeto de profundo análisis en el auto de mérito

dictado el día 12 de abril, al dictar el procesamiento como coautores de la

maniobra de Ricardo Oscar Bogoliuk y Anibal Degastaldi.79 También, fue

tratado en la resolución del 14 de mayo mediante la cual se dictó el

procesamiento de Juan Ignacio Bidone como partícipe necesario de la

maniobra80 y, finalmente, en aquella mediante la cual se adoptó idéntica

solución procesal en torno a Eduardo Ariel Menchi y Mariano Díaz Strunce –del

14/06/2019-81.

Con el transcurrir de la pesquisa, se han adunado nuevos elementos de

prueba y, además, se ha profundizado el conocimiento acerca de la comisión

de otros múltiples planes delictivos de similares características. Especialmente

la reiteración en el tiempo de análogas modalidades comisivas permite ahora

78
Concretamente, ver punto “V. La extorsión a Pedro Etchebest” de sus considerandos.
79
En particular, punto “VIII.k. Caso de Pedro Etchebest”.
80
En el punto VI.f.
81
Ver punto III.d. de los considerandos.
277
contar con mayores certezas acerca de las finalidades e intereses detrás de

esta operación de la organización delictiva en particular.

XI.a.2. En aquel primer auto de mérito ya habíamos señalado que no

parecía probable que Carlos Stornelli estuviera involucrado en la exigencia

ilegítima de dinero a Pedro Etchebest. No sólo su vasta trayectoria como fiscal

federal así lo indicaba, sino que tampoco había suficientes elementos de

prueba objetivos que lo corroboraran. Sólo se contaba con los dichos de

D´Alessio proferidos a Etchebest en el marco de la extorsión que se

encontraba desarrollando, dichos que –como se ha corroborado- en muchos

casos contenían exageraciones y falsedades para lograr intimidar a su víctima

de un modo más efectivo.

Como se ha dicho, la circunstancia prima facie comprobada en la

instrucción de que esta modalidad de exigencia dineraria se hubiera reiterado

a lo largo del tiempo en diversas otras operaciones –por ejemplo, en el caso

de Gabriel Traficante investigado en la causa CCC 76091/2016 en el fuero

federal penal porteño, o los de Pablo Erasmo Barreiro82 o Mario Víctor

Cifuentes, entre otros-, permite inducir que, también en el caso de Pedro

Etchebest, esa exigencia de dinero habría cumplido con una doble finalidad.

Por un lado, la exigencia de dinero constituía una de las fuentes de

ingresos espuria de la organización con la cual continuaba financiando sus

actividades ilegales, una suerte de “honorarios” autoasignados por D´Alessio y

sus colaboradores por la labor desarrollada.83

82
La analogía entre el caso de Pedro Etchebest y el de Pablo Barreiro se advierte a partir de
que tienen en común tres características esenciales: en ambos existió un reclamo ilegítimo de
una suma importante de dinero con métodos intimidatorios; también en ambos se esgrimió la
influencia que se podía ejercer sobre el fiscal Carlos Stornelli para obtener un beneficio
procesal en una investigación a su cargo; y, por último, en los dos casos la amenaza de
privación de libertad se vinculaba con la causa Nº 9608/2018, conocida como “cuadernos”.
83
Respecto de la finalidad de lucro de la maniobra sobre Pedro Etchebest en particular, resulta
de utilidad, evocar la conversación que mantuvo Marcelo D´Alessio con su esposa el
06/02/2019, horas antes de que se produjera el allanamiento de su vivienda:
(…) 1: Esposa; 2: Marcelo D´Alessio.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Por el otro, formaba parte de los métodos de investigación ilegales por

medios intimidatorios para obtener información de interés para la organización

que luego se pretendía insertar en el circuito legal formal a través de los

mecanismos de la “bandeja de plata” ya descriptos; paralelamente, se podría

buscar su publicación en los medios de prensa.

El propio Marcelo D´Alessio ha reconocido en sus diversas declaraciones

indagatorias en este y otros expedientes y en diversas entrevistas periodísticas

públicas que, en efecto, estas metodologías –como las exhibidas en el caso de

Pedro Etchebest- se trataban de mecanismos de investigación, entre otros,

sobre “la ruta del dinero k”.84

2.- No, no, pero bueno ya está (no se entiende) el tema ya está, el tipo hoy, yo estaba con
dos custodios para llevar esa documentación.
1.-. Sí.
2.- Y en el momento que yo estaba con los dos custodios para llevar esa documentación de
ahí de ese lugar y todo (no se entiende), no, no voy a ir porque no, tuvo un problema, me
dijeron que no llegó, que esto, que no llegaron los papeles, así que bueno, entre el diez y el
veinte, espero unos días más ¿eh? Te mando un abrazo… y apagó el celular.
1.- Bueno, apáguenlo ustedes por tiempo indeterminado.
2.- Y, así que bueno ahora me junto mañana con Ricardo con el alto ese viste que vino a casa.
1.- Sí.
2.- Me dice vos quédate tranquilo, quédate tranquilo Marcelito, vos, ahora déjalo en nuestras
manos, vos quédate tranquilo, listo, me dice, se quiere pasar de piola, se la quiere sacar a
alguien, ya lo conocemos ¿viste?, quédate tranquilo, pásame el audio. Lo escuchó tres veces,
(no se entiende) analizar, no, no, la va a poner pero, quédate tranquilo, pero, bueno, imagínate
como estoy, eeh. Ya lo llame a Adrián, que la semana que viene le llevo eso… más que quería
hacer lo de la reforma y quedarme tranquilo en casa pero, bueno. (…)
2.- (…) bueno y más allá de eso quería tener, nada, tengo los temas del mes ¿eh? como veinte
mil cosas, pero ya, ya, ya están entrando cosas.
84
“Esto es una investigación que comienzo a hacerla a fines de diciembre del año pasado, es
muy reciente es tremendamente reciente. Un hombre que se llama PEDRO ETCHEBEST,
obviamente alguien le menciona mi participación que es de público conocimiento respecto (no
se entiende) instrucción y respecto a todo lo que he aportado con los ilícitos de ENARSA, la
detención de DE VIDO, BARATTA, etc. Se comunica queriendo tener un encuentro con un
abogado penalista, bien, lo escucho, veo que me miente, veo que en realidad me es mucho
más jugoso investigarlo que defenderlo. De hecho, le dije que no podía en ese momento tener
capacidad para defenderlo, que la feria, que me iba de vacaciones, etc. Ahí empieza una
técnica que nosotros plasmamos que es la de generar una fuente de confianza.
(…)
yo tengo un grupo de personas que trabajan conmigo, que son periodistas que son abogados
somos personas que investigamos dentro de la Argentina ilícitos que se producen en la
Argentina y que tienen derivaciones internacionales, así como le he pasado a periodistas o a
279
legisladores, o a diferentes jueces información sensible vinculado al terrorismo vinculado al
tráfico. Ese es mi trabajo y lo hago con pasión.
(…)
nosotros en ese momento digamos, voy a hablar de mí, digamos… voy a hablar de mí. En ese
momento se esgrimen un conjunto de argumentos que obviamente pueden ser falacias o no
pero que tiene que ver con implicarle miedo a la persona para que empiece a confesar (…)
las técnicas que yo uso, para encontrar a donde está el dinero, cosa que he logrado con éxito
en misiones pasadas y a todo el mundo le consta, son técnicas mías, yo sé lo que tengo que
hacer y hasta dónde tengo que apretar” (08/02/2019 11:07:01; 00:08:26; B-11016-2019-02-08-
111527-2.wav).
“(…) he hecho muchísimas investigaciones en los últimos quince años que han llegado después
a Juzgados y se han judicializado con éxito, es la primera vez que nos pasa algo así.
(…) de hecho, gracias a pedirle una suma que entendíamos que era baja, pero que tenía que sí
molestarle, tenía que sí generar algún tipo de movimiento financiero, nos podía dar, mostrar la
luz a dónde tenía guardado el dinero que había ganado en forma obviamente mal habida.
(…) en este caso era un tema de lavado, y creo que mis investigaciones han llegado siempre a
buen puerto” (08/02/2019 12:50:56; 00:17:48; B-11016-2019-02-08-130843-13.wav).
“(…) los audios tienen que ver con una técnica, a ver, todo lo que usted escucha en los audios
tienen que ver con una técnica para que la persona vaya diciéndome, generar un puente de
confianza y que vaya diciéndome” (08/02/2019 12:50:56; 00:17:48; B-11016-2019-02-08-130843-
13.wav).
“(…) imagínate que tengo treinta y cinco investigaciones en curso en este momento, imagínate
que una persona, cuando, vamos a suponer, a un terrorista o a un narco se le pide “X” dinero
o se le pide un recurso o se le pide un esfuerzo o se le pide algo, lo que queremos ver es de
dónde surge ese recurso. Por ejemplo, si viene de una caja de seguridad, si viene de una
cuenta corriente o si viene de una cuenta de Estados Unidos (…) lo que hacemos es constatar
de dónde viene ese dinero y de esa manera se pudo hallar por ejemplo el camino de la ruta
del Hezbollah en Ciudad del Este… en Montevideo, temas vinculados a Itatí, temas vinculados a
Ciudad del Este, temas vinculados con droga y un sinnúmero de lugares.
(…) tiene que ver obviamente con estrategias nuestras, están vinculadas a obtener un puente
de confianza con la persona que va empezando a abrirse y empezando a declarar eso por un
lado y por otro lado.
(…) las investigaciones son privadas de alguna manera y después se presentan, o se las dan
obviamente, se las brindan a un periodista para que alguien las levante de oficio o si no se las
presenta en mesa de entrada como corresponde y esto ocurre hace veinte años (08/02/2019
17:07:05; 00:15:20; B-11016-2019-02-08-172225-6.wav).
“(…) le puedo decir cualquier cosa con tal de que la persona se vaya quebrando o nos vaya
dando los rasgos si está preocupado o no está preocupado (…) Estábamos protocolizando una
investigación, no voy a decir en nombre de quién, eso no importa, ustedes se imaginarán (…)
cuando se va a pedirle el dinero a una persona para dejar protocolizado que en realidad es un
ardid para saber la ruta inversa, cómo es que sacó el dinero. No es lo mismo que lo tenga en
una caja de seguridad, en una cuenta corriente, que lo tenga en blanco, que lo tenga en negro,
que lo tenga en Estados Unidos, que lo tenga en Suiza (…) hace 20 años que investigo (…)
imagínese que tuviese validez cada, cada ardid y cada cosa que le dice a un buche para que
le brinden información que sea obviamente necesaria para después para una Fiscalía, para un
Juzgado, para lo que sea, imagínese (…) yo investigue el tema del terrorismo en la Triple
Frontera y ahora es Montevideo y casi no me llamó nadie, digo, a ver, no son temas… los sacó
Lilita Carrió, le interesó a la Diputada Carrió” (09/02/2019 13:58:21; 00:21:38; B-11016-2019-02-
09-141959-9.wav).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

XI.a.3. Es sobre este último aspecto de la maniobra, más que sobre la

exigencia de dinero en sí misma, que se observan algunos elementos de

prueba objetivos y concordantes, además de un reconocimiento parcial e

indirecto por parte del propio Carlos Stornelli, que coadyuvan a incrementar el

grado de sospecha acerca de su participación responsable en el caso de

Pedro Etchebest.

Nos estamos refiriendo aquí, concretamente, tal y como le fuera

intimado en su declaración indagatoria, a la hipótesis de que Carlos Stornelli

hubiera planificado, coordinado y/o prestado su consentimiento para que

Marcelo D´Alessio y el resto de los integrantes de la organización delictiva, de

manera informal y paralela a las investigaciones judiciales a su cargo,

efectuaran una operación de inteligencia mediante mecanismos ilegales para

investigar la posible participación de Pedro Etchebest en maniobras ilícitas que

pudieran hallarse vinculadas con el imputado colaborador Juan Manuel

Campillo o con Julio de Vido o a los fines de encontrar información acerca

de la denominada “ruta inversa del dinero k”.

XI.a.4. Desde esta óptica del análisis de la maniobra, no puede obviarse

que el ardid central utilizado por D´Alessio fue señalarle a Etchebest que el

imputado colaborador Juan Manuel Campillo lo había implicado en sus

declaraciones en el marco de la causa 9608/2018 –“cuadernos”- en la que

Carlos Stornelli intervenía, lo que –al menos desde lo formal- se trataba de un

dato falso.

Sin embargo, Etchebest reconoció haber mantenido una relación con

Campillo y ello no es un detalle menor, pues no sólo aquél engaño tenía una

281
base fáctica real –lo que otorgaba verosimiltud al mismo engaño-85, sino que

también podría indicar el interés particular de la organización en presionar a

su víctima para obtener mayor información que pudiera implicar a Campillo o

incluso a Etchebest y también -como se verá- a De Vido, con quien Etchebest

habría tenido algún grado de vinculación.

A partir de los recursos de los que disponía D´Alessio y la organización

de la que formaba parte para acceder a información sensible o privilegiada,

no es ilógico suponer que ya conocía detalles acerca de la relación de

Etchebest con Campillo y De Vido y que ello, sumado al hecho de que se

estaba hablando en la prensa de un posible “arrepentimiento” de Campillo,

habría sido uno de los motivos principales por los cuales la organización lo

tuvo como víctima-objetivo.

En este sentido es el propio D´Allesio el que aclara en su primer

declaración indagatoria: “No es lo mismo un chanta que viene extorsionando

personas que uno que quiere determinar dónde viene la plata, un trabajo que
me dieron, me dijeron para poner en emergencia a este hombre para
determinar desde dónde viene la plata”.
Se pretendería así ahondar en el conocimiento acerca de las

características de esa relación Etchebest-Campillo o Etchebest-De Vido y la

posible implicación de la víctima en hechos de corrupción cometidos en el

pasado y una vez obtenida esa información a través del mecanismo ilegal

señalado, podría haber sido de interés presentar en “bandeja de plata” al

fiscal Stornelli, ávido de recibir esa información –como él mismo destacó en

su descargo oral- por parte de Marcelo D´Alessio, tal y como lo hizo en otras

oportunidades que se detallan en esta resolución, reiterando un mismo modus

85
Etchebest en varios pasajes de sus diálogos con D´Alessio se muestra preocupado, ansioso e
intranquilo por no entender las razones por las cuales Campillo lo habría implicado en su
declaración. Lógico es suponer que para “ponerlo en pánico”, D´Alessio contaba con el dato de
que, efectivamente, Campillo y Etchebest se conocían entre sí. De otro modo, ese engaño no
habría hecho el efecto deseado sobre la psiquis de la víctima.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

operandi en donde se exhibe una relación promiscua y de ida y vuelta con


este agente de inteligencia.

Claro es que el curso comisivo de este plan se vio interrumpido por el

accionar de este tribunal, a partir del momento en que se produjo el

allanamiento a la vivienda de Marcelo D´Alessio el día 6 de febrero. No es

posible conocer con certeza cuál era el destino final preciso que la

organización tenía previsto para la operación sobre Pedro Etchebest, pues se

hallaba en una primera etapa de producción y recolección de información, en

la que su máxima fuente directa era la propia víctima, a quien para ello

debían “poner en emergencia” y “ablandar” mediante los mecanismos

enunciados de acción psicológica.

Sin embargo, sí es posible deducir –como se ha dicho- algunos de

estos fines ilícitos de modo general, especialmente teniendo en cuenta la

repetición en el tiempo de los mismos mecanismos. En definitiva, no es tan

sólo una inferencia o una hipótesis sin sustento, sino que se trataría, ni más

ni menos y como se adelantó, que de la reiteración del mismo mecanismo

comisivo que se ha observado en otros casos.

XI.a.5. Respalda esta hipótesis la circunstancia de que ya desde la

primera audiencia indagatoria celebrada en el mes de febrero –e incluso,

antes, en el marco del hábeas corpus interpuesto en la justicia nacional

ordinaria-, Marcelo D´Alessio ha señalado en diversas oportunidades que Pedro

Etchebest tenía vínculos con Juan Manuel Campillo y Julio De Vido y que

participaba activamente en maniobras de corrupción, lo que, por supuesto, por

más grave que sea el delito que se pretenda investigar, no habilita a un fiscal,

ni al Poder Judicial, ni a la Agencia Federal de Inteligencia ni al Estado en

283
general a realizar investigaciones paralelas, fuera de todo marco legal y con

metodologías extorsivas como las descriptas.

Así, por ejemplo, D´Alessio dijo que Etchebest “[d]ecía cobrar en nombre

de la señora presidenta pero la señora presidenta no conoce a este señor


Etchebest, no conoce a la señora presidenta, no la conoce. Eso es mentira. Y
cobraba plata en nombre de la presidenta. Sí hay personas que lo tienen
registrado como ´Pedro De Vido´ porque iba al piso 11 o 12 del despacho del
Ingeniero y retiraba el dinero de los acuerdos que hacía. Sí después se fue al
ONCCA, se conocen desde el 2011 o 2012 con Campillo, también mencionaba
a la señora presidenta y la señora presidenta no tenía ni idea. Etchebest pedía
el 25% a los feedloteros por el 100% de los retornos discrecionales que
podía hacer el ONCCA. Aparentemente se quedó con plata de Campillo y no
se volvieron a ver hasta el 2017, lo odia. Desde el 2012 a 2014 o casi hasta
el 2015 trabajó con el número 2 de Ricardo Etchegaray que se llama Torinelli
o Toninelli (salvo que lo esté diciendo mal). Hay feedloteros que lo quisieron
denunciar, creo que hay uno que está en San Isidro, tiene una inmobiliaria en
San Isidro que lo puedo averiguar. Esa persona lo quería denunciar. Le
sacaron millones de pesos y lo desaparecieron. Una persona que tenía el
apellido Pereyra, también le robó no sé cuántos millones en nombre de la
presidenta y De Vido. Mentira, se lo quedó él. Es cierto que le pedí un remis
porque me dijo que le daba pudor el departamento que tenía en microcentro.
Después descubrí porque accedí al allanamiento por la causa de trata86, que

86
En efecto, Pedro Etchebest había sido investigado en una causa del Juzgado Federal Nº 3 de
Mar del Plata por el delito de trata de personas por explotación laboral en el que finalmente
habría sido sobreseído. Es evidente que la organización accedió de algún modo a la información
de ese expediente y, ello también constituyó una fuente que sirvió de sustento para realizar la
maniobra respecto de la víctima. En esa causa pero también en la causa N° 15911/2015,
caratulada “Burgos, Diego s/estafa en tentativa” -del Juzgado Nacional en lo Criminal y
Correccional Federal N° 11 de C.A.B.A., a cargo del Dr. Claudio Bonadío- se había procedido a
la captación de las comunicaciones producidas desde y hacia el abonado celular utilizado por
Etchebest. Sobre este punto, cabe recordar que tanto Bogoliuk como Degastaldi relataron en sus
respectivas declaraciones indagatorias que D´Alessio les comentó, como al pasar, que la víctima
tenía su teléfono intervenido, por lo que nuevamente, cabe deducir que podría haber tenido
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

vive en las torres de Le Parc, las mismas donde vivía Nisman, no sé si con un
supuesto alquiler o no. Y el que dice que es su hijo, Matías, en verdad sería
su nieto, pero no lo puedo asegurar. Tanto este como su hijo de Estados
Unidos son administradores de todos sus bienes. Tienen sociedades espejo en
Estados Unidos, pasan dinero a través de una fundación. Tiene 8 sociedades,
todas activas”.
La información así vertida por D´Alessio en su descargo, de ser cierta,

indicaría varias cosas: la primera, en efecto, es que implica un reconocimiento

expreso por parte de D´Alessio de que se hallaba investigando a Pedro

Etchebest; la segunda y relacionada con la primera, es que se encontraba

realizando tareas de inteligencia criminal sobre presuntas maniobras de

corrupción de manera paralela a las causas penales, sin ningún marco formal,

sin orden de autoridad competente y sin contar con funciones públicas o

atribuciones legales habilitantes para ello; la tercera cuestión que parece

desprenderse es el interés político en la maniobra; y, por último, la vinculación

que se pretendía encontrar entre las actividades de Pedro Etchebest con

aquellas maniobras ilícitas que se investigan en la mencionada causa Nº

9608/2018, esto es, con una investigación en la que intervenía directamente

Carlos Stornelli, y sobre la cual conversaba con el propio D´Alessio –por

ejemplo, en relación a la situación de Eduardo Eurnekián-.

También aportan a sostener esta hipótesis aquellos dichos espontáneos

de D´Alessio proferidos durante el allanamiento de su vivienda, en el instante

preciso en que se había hallado documentación vinculada con Pedro Etchebest

–en idioma inglés- en una habitación utilizada por el imputado como oficina.

“Esa es la investigación que tiene en este momento Stornelli… lo de Campillo.

Lo pueden llamar a Carlos ahora y preguntarle… Lo fui a ver a Pinamar para

acceso a información acerca de esta circunstancia o, incluso, de la información que dimanaba


de las comunicaciones captadas a partir de esas intervenciones telefónicas.
285
darle información… ¿Lo quiere llamar Dr., a Stornelli, para preguntar si

efectivamente le aporté eso? Lo llamo a Carlos de un teléfono…”, dijo D´Alessio

en esa ocasión.

XI.a.6. Llegados a este punto del análisis, no puede soslayarse –una vez

más- la posible intervención de la Agencia Federal de Inteligencia en este plan

ilegal –intervención anunciada repetidamente por el propio D´Alessio en sus

declaraciones a partir de una cadena de mando en la que intervendría al

menos Ricardo Bogoliuk y Pablo Pinamonti, y una tesis coincidente con

diversos elementos objetivos del expediente-.87

Así expuesta, la maniobra podría haber consistido en la realización de

labores de inteligencia criminal por fuera de cualquier marco formal y/o

implicado el ejercicio de influencias indebidas sobre el curso y resultados de

una causa penal de enorme relevancia institucional, con el objetivo de afectar

la situación política o institucional del país. En cualquier caso, las actividades

ilegales en perjuicio de Pedro Etchebest podrían implicar, subsidiariamente, una

acción de inteligencia para influir sobre la vida de una persona de un modo

prohibido por la ley (cfr. art. 4º de la ley 25.520).

87
“(…) quien me encargó la investigación, es un alto directivo de la AFI, (…) de nombre
Bogoliuk, ex director de la DDI de La Matanza, estuvo como director de la DDI de Mar del
Plata, fue fundador junto con Marcelo Saín de la PSA –luego se peleó-, estuvo con Stornelli
trabajando en La Plata como coordinador general de la policía bonaerense o algo así. Igual
Stornelli no se acordaba de él, él sí se acordaba de Stornelli. (…) me pasaron el perfil
psicológico de la persona, tiras de migraciones, (…) Me dijeron que si hacía bien este trabajo
supuestamente iba ser Director de Asuntos Complejos de la AFI (…) Bogoliuk y De Gastaldi iban
a ir ellos a buscar el supuesto dinero a Mar del Plata. (...)” , fueron algunas de las
manifestaciones al respecto vertidas por Marcelo D´Alessio en su primera declaración indagatoria.
De forma coincidente, Rolando Barreiro también se refirió a ellos del siguiente modo: “En
distintas charlas con D´Alessio o encuentros, él siempre me nombraba que trabajaba con
Bogoliuk y Degastaldi, que el nexo –digamos- o figura de autoridad de ellos era Pablo Piamonti
o Pinamonti, no recuerdo bien el apellido pero era algo así. Esa persona era la que reportaba
directamente a lo más alto de la AFI, en escalas, arriba de Bogoliuk y Degastaldi, pero debajo
de los Directores y Asesores. Ese Pablo era un intermedio de Directores y Asesores, entre los
Asesores hay uno que se llama Darío Biorsi, con esto no rompo ningún secreto porque ya es
de público conocimiento. Pablo era la persona con la que se reunían ellos tres: D´Alessio,
Degastaldi y Bogoliuk, y según me decía D´Alessio era el que le estaba por autorizar a él crear
una dirección de delitos complejos dentro de la AFI la cual iba a manejar él (…)” (fs.
3541/3566 y 3569/3585).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“Le estoy mostrando un entramado con la AFI, le puedo mostrar en mi


computadora los trabajos que me encargaron antes. Yo estaba trabajando
para ellos, supuestamente tenía que averiguar cuál era la ruta inversa del
dinero K”, manifestó D´Alessio en su propio descargo, quien no prestaba
funciones de modo formal en dicha agencia de inteligencia, sino que se

hallaría trabajando para la misma como agente “inorgánico”, lo que podría

haber consistido en una estrategia para tercerizar labores de inteligencia y

evadir así las responsabilidades que lleva ínsitas el ejercicio de la función

pública.

En este marco descriptivo, tampoco resulta ser un dato menor que otro

miembro de la organización delictiva –Carlos Alberto Liñani- tuviera agendado

a Etchebest como “Pedro De Vido”88, lo que parecería coadyuvar también a la

hipótesis que se señala acerca de la existencia de tareas de inteligencia de

forma paralela a las investigaciones judiciales.

88
El contenido de las comunicaciones ilustradas mediante esas dos primeras capturas de
pantalla coincide con aquellos mensajes aportados –primero vía correo electrónico y luego a
través de un pendrive- por al inicio de la instrucción por el propio Pedro Etchebest, dando
cuenta del contacto que con él había intentado realizar Carlos Liñani, lo que señaló que le
parecía sospechoso ya que se trataba de alguien allegado a Marcelo D´Alessio.
287
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Esta última captura de pantalla se ha hallado en el historial de

comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y Liñani (agendado como


“Carlitos Legnani X”) producidas en el teléfono Iphone 5, es decir, el último

que utilizó el primero de ellos antes de ser detenido. Fue enviada por Liñani a

D´Alessio el día 11 de febrero de este año.89

Relacionado con ello, tampoco aparece descontextualizado evocar que

la organización se hallaba investigando a Julio De Vido, al menos, desde el

mes de febrero del año 2018, pues así se anuncia expresamente en el

documento titulado “Síntesis de investigaciones actuales”90. Además, en el

marco de esas investigaciones, se produjeron dos informes, uno titulado

“Informe Dr. Bonadio” y otro que aquí interesa en particular denominado

“Informe Dr. Stornelli”, lo que confirma que la organización ilícita estaba

interesada en “aportar” y “colaborar” con las investigaciones del fiscal.

89
Ruta: Media/5491132446626@s.whatsapp.net/f/1/f1d5e9c6-93cf-475f-9d20-b41d1da8e57c.jpg.
Apple iPhone5,1 Rápido Image.zip\7c\7c7fba66680ef796b916b067077cc246adacf01d.
90
En ese documento, bajo el título: “4. De Vido, Baratta, Moyano y D’Elía”, se afirma lo
siguiente: “Tras avanzar sobre los dos ex funcionarios del Minplan sobre tema GNL, ahora nos
encontramos realizando un libro de pronta publicación de editorial Planeta donde se describirán
las maniobras relacionadas con la importación y distribución de Gas OIL 500ppm realizada por
ENARSA. A partir de la publicación, entendemos que un Juzgado Federal deberá citar al autor y
sus fuentes que colaboraron en “ON” para avanzar en una investigación sobre el mayor defalco
de la historia Argentina. El gas oil que no era quemado por las 64 generadoras del plan PET y
GENREN y cómo se revendía para beneficio de funcionarios y empresas vinculadas a
sindicalistas. Análisis de costos de agenciamiento marítimo. Análisis de modus operandi de cada
armador ante la elección de proveedores locales. Giro al exterior de divisas de ENARSA a
Través de Financial Net, Macro para armadores. Detección de negocios del actual Auditor
General de la Nación J.I. Forlón. Sus migraciones y utilización de una aeronave ya detectada.
Rol de empresa Chenyi (Moyano) y Atalaya (D´Elia). Ciudadanía express del responsable de Gas
Oil de ENARSA en Uruguay. Su rol con el entonces Lescano. Rol de Banco Nación y Nación
Seguros. Detección de sustracción de la geolocalización de todos los pozos de inspección
gasíferos y petroleros del país. Inconsistencias jurídico administrativas de Ministro de Energía
Actual en concordancia con Presidente de Enarsa. Documentación respaldatoria: Un año y medio
infiltrado entre los diferentes Directores de Enarsa. Contratos, tablas de consumo de
generadoras, importaciones, detalle de seguros, entrevista con otros participantes del mercado
cotejando diferencias de precios insostenibles. Testimonio de arrepentidos. Material informático
de la empresa”.
289
XI.a.7. Continuando en la misma línea argumentativa, debe traerse a

colación que el propio Carlos Stornelli ha reconocido en su descargo –en el

capítulo dedicado al caso de Etchebest- que, a fines del mes de diciembre de

2018, Marcelo D´Alessio se comunicó con él relatándole que tenía información

que le quería aportar, precisamente, de la ya mencionada “ruta del dinero”, es

decir, sobre aspectos que el propio D´Alessio señaló en su descargo que

guardaban relación con las tareas de inteligencia ilegales perpetradas sobre

Pedro Etchebest.

Es en todo este contexto -en el que se observa la participación del

fiscal en diferentes operaciones y su vinculación con documentos y

conversaciones con D´Alessio relacionadas a la causas que llevaba adelante el

fiscal-, en el que debe leerse e interpretarse, entonces, aquel mensaje de texto

enviado a través de WhatsApp en el que D´Alessio le indica a Stornelli “lo de

pedro yo me encargo personalmente de avanzar con ese sujeto” –enviado el


28/12/2018, el mismo día en que se inició la maniobra sobre Etchebest aquí

en análisis-.91

91
Stornelli señaló en su descargo escrito que dicho mensaje puntual no había existido o que,
de haber existido, no lo había leído o prestado atención y que, en cualquier caso, había sido
enviado deliberadamente por D´Alessio para, luego, ser reenviado a modo de captura de pantalla
a Pedro Etchebest para “preconstituir” prueba que pudiera incriminar al fiscal.
También ha referido que ese mensaje fue enviado en el medio de otros, lo que tampoco resulta
acertado ya que el siguiente mensaje que envía D´Alessio lo es recién a la media hora.
En primer lugar, llama la atención que el imputado ha desconocido la existencia de algunos
mensajes enviados a través de WhatsApp –precisamente aquellos más comprometedores- pero, a
lo largo de toda su deposición oral, ha reconocido expresamente otros que se le exhibieron
puntualmente en la ocasión o ha recordado el contexto de los temas conversados –vgr. la
conversación sobre el ex juez Di Mateo o sobre la situación de Eduardo Eurnekián en la causa
9608/2018-.
Sobre el tópico vinculado con la autenticidad del contenido de las comunicaciones vía
WhatsApp entre D´Alessio y Stornelli, que ha sido puesta en crisis de modo genérico y sin
basamentos técnicos ni probatorios, sólo cabe remitirse al capítulo XIV de la presente
resolución, en el que se han descripto los procedimientos de extracción de prueba digital y el
tratamiento dado a esta prueba en el expediente, lo que garantiza –sin ningún tipo de
hesitación- que los mensajes que han enviado y recibido los intervinientes en el plano de la
realidad son aquellos que han sido recopilados y forman parte del plexo probatorio de la
causa.
Por otro lado, si bien el imputado desconoce la autenticidad de algunos mensajes que
conforman la prueba de cargo, no ha brindado ningún material digital de cotejo en ningún
momento del proceso y, por lo tanto, no ha aportado prueba válida desde el punto de vista
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

La referencia a “Pedro” –así a secas- podría guardar relación con

aquello mencionado por D´Alessio en su primera declaración indagatoria acerca

de que “Etchebest se hacía llamar ´el Sr. Pedro´, nadie sabía su apellido”.

Con este cuadro probatorio, es razonable deducir que en aquellas

comunicaciones ocurridas a fines del año 2018 –anteriores a este anuncio de

D´Alessio- o, incluso, en aquella reunión ocurrida por esos mismos días en el

despacho del fiscal Stornelli, Marcelo D´Alessio le hubiera presentado el caso

del “Sr. Pedro” como uno que podría resultar de interés para avanzar en

alguna línea de investigación acerca de la denominada “ruta del dinero k” y

que, en el marco de la relación de confianza existente entre ambos, Stornelli

hubiese aceptado la propuesta o dado su asentimiento al inicio de la

maniobra.

Como dijéramos, es poco probable que Stornelli estuviera involucrado

en la exigencia de dinero –y no hay elementos que así lo indiquen-. Incluso es

dable suponer que ni siquiera habría conocido el detalle preciso de la

maniobra de inteligencia, ni que este reclamo dinerario formaría parte de las

“técnicas de investigación” que luego desplegó la organización. Pero sí conocía

–pues le había sido presentado como un agente de inteligencia y otras

“investigaciones” ya le habían sido exhibidas y otras ya le habían sido

reclamadas- que D´Alessio contaba con los recursos, conocía y actuaba con

los mecanismos propios del espionaje y de un agente de inteligencia para

avanzar en esa pesquisa paralela y que no tenía facultades legales ni actuaba

en el ejercicio de ninguna función pública habilitante para efectuar ninguna

investigación de ese tipo.

técnico que pudiera abonar su postura, más allá de sus propios dichos. Aún más, el imputado
ha reconocido haber cambiado de aparato celular y haber borrado el historial de mensajes de
la aplicación WhatsApp, pretendiendo desconocer incluso que desde este Tribunal se le habían
requiriendo esos mensajes precisamente como material de cotejo, en el marco de la causa
1406/2019 del Juzgado Federal Nº 10 de C.A.B.A., expediente al que Stornelli tenía acceso por
resultar parte querellante en el mismo.
291
XI.a.8. Esta es, entre las diversas hipótesis que fueron planteadas desde

el inicio de la investigación, la que cuenta con mayores elementos objetivos y

se condice con el modus operandi observado en otras operaciones llevadas

adelante por la organización (vgr. casos Cifuentes o Traficante) que permiten

sostenerla como la más probable.92

XI.a.9. La que hemos destacado se trata de una hipótesis que surge

planteada parcialmente por el denunciante inicial, Pedro Etchebest, pero que

también ha sido reconocida –también parcialmente- por Marcelo D´Alessio y

que ahora se refuerza con el descargo efectuado por Carlos Stornelli.

Además, encuentra en el expediente elementos objetivos, concordantes y

obtenidos a través de fuentes probatorias distintas e independientes y, por

último, guarda correspondencia y una relación de analogía con las prácticas

92
En concreto, en la resolución dictada el 25/02/2019 se indicó que se habían planteado dos
principales hipótesis, las que por su parte tenían algunas variantes posibles. La primera, la
denunciada por Pedro Etchebest, acerca de haber sido víctima de una extorsión por parte de
Marcelo D´Alessio quien, en nombre del Fiscal Carlos Stornelli y con su posible conocimiento y
consentimiento, durante más de un mes efectuó una serie de intimidaciones vinculadas con la
“negociación” de la desvinculación del denunciante de la causa denominada “cuadernos” -cuya
investigación el fiscal se encuentra llevando adelante- a cambio de una suma que terminó
establecida luego de aquella reunión con Stornelli del 8 de enero en la ciudad de Pinamar en
300.000 dólares.
Desde el otro lado, la hipótesis planteada por la defensa y por el propio D´Alessio es aquella
que indica que él se encontraba realizando a la orden de agentes de inteligencia o con
vínculos con agencias de inteligencia –Ricardo Bogoliuk y Anibal De Gastaldi- una investigación
de forma paralela a las causas judiciales de la “ruta inversa del dinero K” y que la operación
de inteligencia de “puesta en emergencia” –es decir, la exigencia de una suma de dinero
considerable y las intimidaciones- que utilizó D´Alessio- lo era con la finalidad de que Pedro
Etchebest mostrara el camino de la ruta del dinero presuntamente mal habido, pues
necesariamente lo iba a conminar a utilizar alguna mecánica financiera compleja para traer
dinero desde los Estados Unidos donde presumía que se hallaban los fondos.
Se indicó también que las variantes acerca de estas dos hipótesis surgen de su propia
combinación. Una de ellas sería que D´Alessio hubiese efectuado una maniobra extorsiva en
complicidad con estas personas vinculadas con agencias de inteligencia utilizando para ello su
relación con el fiscal Stornelli -e incluso la que poseía con el propio Etchebest- y demás
vínculos de poder, con la única finalidad de obtener un rédito económico, o que lo hubiese
hecho con la alegada finalidad de lograr un avance en la investigación de la “ruta inversa del
dinero K” –con o sin conocimiento del fiscal o incluso a su requerimiento- o que, además de
esta finalidad, paralelamente tuviese la posibilidad de obtener un rédito económico indebido.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

operativas que desplegó la organización delictiva en otras maniobras de

similares características.

XI.a.10. Así las cosas, el plan delictivo –además de constituir una

extorsión en perjuicio de Pedro Etchebest, delito por el que ya fueron

procesados D´Alessio, Bogoliuk y Degastaldi- debe entenderse como uno más

de los múltiples planes ilícitos de la organización criminal investigada dedicada

a las actividades de inteligencia y espionaje ilegales, a partir de la aplicación

de mecanismos extorsivos con fines investigativos prohibidos.

Asimismo, de corroborarse la participación y anuencia por parte del

fiscal Carlos Stornelli en la realización de estas actividades ilícitas con la

finalidad de serles presentados los resultados de la “investigación” así lograda

por estos mecanismos ilegales en “bandeja de plata”, nos hallaríamos frente a

hechos aún más graves. Implicaría que aquel funcionario público en cuya

cabeza la Constitución Nacional coloca la custodia de la legalidad de los

procesos penales (art. 120 C.N.), estaría participando y aceptando

metodologías ilegales de investigación en clara contravención a la ley y a los

principios y garantías más elementales establecidos en la propia Carta Magna.

Los fiscales tienen el deber de avanzar en sus investigaciones en el

marco de todo proceso penal para procurar arribar a la verdad, identificar a

los responsables de los delitos que se investigan y, con su acusación, que

éstos sean juzgados y eventualmente sancionados por los tribunales. Existen

mandatos legales y constitucionales que a ello los obligan. Pero también

existen preceptos de la misma jerarquía constitucional y convencional que

imponen límites a esos mandatos. Las investigaciones siempre deben

desarrollarse en el marco acotado que impone la ley y respetando las

garantías establecidas en nuestro bloque constitucional federal.

293
Ningún fin por más loable que pudiera aparecer a los ojos de cualquier

ciudadano justifica los medios ilícitos empleados que aquí se han descripto,

que han vulnerado derechos básicos de numerosos ciudadanos y que han

colaborado en el proceso de desgaste de la ya erosionada confianza pública

depositada en el buen funcionamiento de las instituciones de nuestra

República. Es ese el mayor riesgo que se observa en estas actividades: el de

la pérdida de confianza por parte de la ciudadanía en el sistema de

administración de justicia.

XI.a.11. Los elementos de prueba antes enunciados, si bien no permiten

alcanzar la certeza, admiten arribar a un juicio de probabilidad positivo como

el que se exige en esta primigenia etapa del proceso -caracterizada por la

recolección de pruebas suficientes para servir de base fáctica al posterior

juicio oral y público- para el dictado de un auto de procesamiento respecto

de Carlos Stornelli por la maniobra en perjuicio de Pedro Etchebest vinculada

con la realización de actividades de inteligencia prohibidas. Ello sin perjuicio,

claro está, de la continuidad y profundización del proceso con relación a la

participación del imputado en los hechos materia de investigación y del

carácter provisorio de esta resolución de mérito, siempre revisable, aún de

oficio, durante el transcurrir de la pesquisa.

También permiten en lo que respecta únicamente a la exigencia

indebida de dinero a la víctima, descartar que el fiscal hubiera tenido

conocimiento que la operación de inteligencia o investigación “paralela”

hubiese incluido necesariamente esa exigencia dineraria y que él tuviera

intención de apropiarse indebidamente de las sumas que le eran exigidas a

Etchebest como parte de la extorsión.

En otras palabras, aun cuando estas exigencias de dinero formaran

parte de los mecanismos ilícitos de investigación llevados adelante por la

asociación ilícita -como lo reconoce el propio D´Alessio- no es posible tener


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

por acreditado el conocimiento específico por parte de Stornelli de aquella

parte del iter criminis, ni de los provechos que otros miembros de la

organización pudieran obtener de manera paralela a las investigaciones que

realizaban con la aquiescencia del fiscal.

No se vislumbra tampoco la existencia de ninguna otra medida de

prueba útil que pudiera permitir arrimar a la instrucción datos objetivos que

pudieren brindar mayores certezas sobre este punto –a excepción de lo que

pudiera decir eventualmente uno u otro imputado, lo que de forma aislada

también aparece como insuficiente-, por lo que corresponde aclarar esa

situación que pone fin a aquel señalamiento de la acusación privada en

particular, vinculada puntualmente a la exigencia de dinero; sin perjuicio de la

vinculación del fiscal con esta maniobra y con el resto de las maniobras por

las que habrá de ser procesado.

Ahora bien, llegados a este punto y más allá de todo lo ya dicho, y

aún a pesar de resultar reiterativo respecto de lo ya analizado en otros autos

de mérito, para garantizar la autosuficiencia de esta resolución y también,

eventualmente, la posibilidad más amplia de revisión por parte de los

tribunales superiores, entiendo corresponde repasar a continuación el modo en

que se inició la causa a partir de la denuncia de Pedro Etchebest, las

medidas de prueba producidas en esos primeros momentos del proceso y los

distintos elementos de prueba relacionados con este caso.

XI.b. La denuncia inicial. Su trámite posterior

XI.b.1. El día 28 de enero del año en curso a las 11.30 hs. se presentó

ante este Juzgado Federal de Dolores el Sr. Pedro Etchebest y formuló

denuncia contra los Sres. “Marcelo D´allesio, Carlos Stornelli y Claudio Bonadio

y otros que se pudiesen identificar conforme surja de la investigación” a fin de

295
que se investigue la probable comisión de delitos de acción pública, los que

calificó en los términos de los artículos 168, 256 y 257 del Código Penal y/u

otros posibles actos delictivos en orden a los hechos expuestos.

Dicho escrito fue acompañado de una serie de pruebas documentales y

archivos digitales que se encuentran detallados en el punto III de aquel libelo

(ver fs. 1/10).

Tratándose de una presentación en la que se daba cuenta de un delito

en pleno desarrollo y se exponían los riesgos que podría generar la demora

en la tramitación del expediente, la recolección de la prueba e incluso la

integridad física del denunciante o su familia, se dispuso habilitar la feria

judicial (cfr. art. 12 párrafo 3ro. del R.C.F.A.M.d.P.), se ordenó correr vista al

Ministerio Público Fiscal en los términos del art. 180 del C.P.P.N. y, ante la

expresa solicitud del denunciante de ratificar y ampliar su presentación, se le

recibió declaración testimonial.

En esa audiencia, en la que participó también la Fiscal Federal actuante

durante la feria judicial, Dra. Natalia Corbetta, el nombrado Etchebest ratificó

los términos de su denuncia y fue interrogado acerca de los distintos

extremos fácticos expuestos en su presentación (ver fs. 11, 12 y 14/23).

Cabe indicar que con la denuncia inicial, además de los videos,

fotografías y archivos de audio correspondientes a mensajes de voz

transmitidos a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, se

acompañó un pendrive con 24 archivos digitales de audio correspondientes a

grabaciones de conversaciones mantenidas de forma telefónica y personal

entre ambos –D´Alessio y Etchebest- con una duración total aproximada de 843

minutos, haciendo un total de 87 archivos digitales presentados en esa

primera oportunidad, que se encuentran ilustrados mediante captura de

pantalla impresa a fs. 17, la que se reproduce a continuación:


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Asimismo, cabe poner de resalto también que se cuenta con una

certificación ante Escribano Público del contenido –texto, audios y videos- del

historial de conversaciones entre los dos nombrados mantenidas a través de

WhatsApp desde el 28 de diciembre de 2018 hasta el 22 de enero de este


año, fecha en que se confeccionó dicha actuación notarial. En aquel acto, fue

certificado a través de un video con audio todo ese historial de

comunicaciones y resguardado en un pendrive que fue colocado en un sobre

lacrado. Dicho sobre fue luego abierto durante la primera declaración

testimonial recibida al denunciante en presencia de la representante del

Ministerio Público Fiscal (ver fs. 16 in fine y 17).

Es necesario destacar también que durante la audiencia testimonial que

se le recibió al denunciante fue certificado a través de tomas fotográficas el

contenido de los mensajes mantenidos entre ambas personas con

posterioridad a la actuación notarial y hasta esa fecha. Luego, en los días

sucesivos, el denunciante continuó adelantando a través de correo electrónico

297
numerosos archivos de audio y capturas de pantalla ilustrando la continuidad

del intercambio de mensajes producido. Esos archivos, además de haber sido

impresos y agregados al expediente, fueron resguardados por el tribunal y

después acompañados por Etchebest a través de nuevos pendrives.

Por lo demás, durante la nueva audiencia testimonial celebrada el 29

de enero de este año, se procedió al copiado de los archivos de audio

crudos y originales que obraban registrados en uno de los dos aparatos

celulares utilizados para registrar sus conversaciones con Marcelo D´Alessio –

marca Samsung-. Entre esos audios, existen dos archivos novedosos que no

habían sido acompañados en la denuncia inicial: Voz009.m4a –duración 13:20

minutos- y Voz029.m4a –duración 14:12 minutos-.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

XI.b.2. En el escrito inicial, el Sr. Pedro Etchebest refirió que:

“[c]on fecha 28 de diciembre de 2018, siendo las 13:59 hs, recibo vía el
servicio de mensajería WhatsApp cuatro mensajes consecutivos del
abonado telefónico +5491150600111, el cual tenía registrado bajo el
nombre de Marcelo Alessio.
Dichos mensajes consignaban lo siguiente: “Buen año querido Pedro
(13:59 hs)…Dios existe (14:00 hs)… Cuando quieras llamarme!!! (14:00
hs)...Tema Campillo. De pedo estoy en el lugar indicado!!.(14:00 hs) (Los
cuales fueron leídos y contestados a las 14:01 hs).
(…)
De esta manera se inicia un diálogo con quien resultaba ser el Dr.
Marcelo D`Alessio, quien conocí en el año 2013 cuando el mencionado
prestaba tareas en la empresa ENARSA. En el año 2014 vuelvo a
reencontrarlo al ser vecino de una oficina que alquilaba en la calle
Alicia Moreau de Justo al 1150, Capital Federal. En dicho edificio, la
oficina del letrado se encontraba en el segundo piso y era compartida
con 4 personas más.
Es en este contexto que comencé a tener una relación social con
D'alessio debido a la cotidianeidad de trato que se generaba,
resaltando que la misma fue cordial y respetuosa, suspendiéndose
nuestro trato a fines del año 2015 aproximadamente al mudarme de
oficina.
Luego de un intercambio de mensajes saludándonos luego de largo
tiempo de no vernos y ante la pregunta mía ¿podes hablar? (14.03 hs)
mantenemos una conversación de audio vía WhatsApp en la cual me
manifiesta que hay un problema muy grave conmigo en la cual me ha
involucrado el Sr. Juan Manuel Campillo en la causa conocida
públicamente como "Causa Cuadernos", quien, según me informara
D`alessio, en su declaración como "arrepentido" declara que yo había
sido una especie de cajero de él. Todo lo cual me genera asombro ya
que yo no conocía al Sr. Campillo en el tiempo que él prestaba tareas
como funcionario público nacional”.

Continúa relatando el denunciante que una vez culminada esa primera

conversación telefónica con Marcelo D´Alessio a través de la aplicación

WhatsApp, éste le envió por esa misma vía capturas de pantalla de

299
comunicaciones que habría mantenido con Carlos Stornelli93, brindándole

además el “contacto”, en el que constaba el número de abonado celular que

correspondía al mencionado fiscal.

Al respecto Etchebest refiere que:

“[a]l leer el contenido de estos, me genera sorpresa y una enorme


preocupación, especialmente al ver que en las capturas de pantalla de
supuestas conversaciones entre D´Alessio y Carlos Stornelli, fiscal de la
causa "Cuadernos", se hacía referencia a mi persona.
En la cuarta captura de pantalla que me envía D´Alessio consigna a
Stornelli: “lo de Pedro yo me encargo personalmente de avanzar con
ese sujeto”.
Luego de exhibirme esas capturas D´Alessio me manifiesta “Tengo el ok.
Descansa y a pensar en positivo”. (ver imagen mensaje 14.47 hs).”

Etchebest señala en su denuncia que, luego de ello, D´Alessio continuó

enviándole nuevas capturas de pantalla de sus propios intercambios de

mensajes de texto vía WhatsApp con Stornelli. En ellas se observa que este

último le manifiesta que se iba a Pinamar “a cargar pilas”, y que D´Alessio le

pregunta si va a estar el 6 de enero en dicha localidad94 y que lo iba a ir a

ver “agregando a tono jocoso ´yo hasta dos cafés te invito jaaaaaaa´. Stornelli

según consigna dicha captura enviada por D´Alessio habría contestado ´jaja!
Tranquilo. Sos mi invitado ahí! Soy local. Jajaja!´”

Continúa el denunciante refiriendo que:

“[l]uego de este intercambio de mensajes y envío de pantallas a su vez


me reenvía una nota que hace referencia a infobae.com sobre Campillo
y destaco en ese intercambio posterior de mensajes que a las 19.30 me
reitera: ´No hice nada aun! Me robe el caso y ahora veo como lo
relleno para que lo apruebe el jefe!!!!´”

Etchebest señaló que con posterioridad a ese intercambio de mensajes

y a la primera conversación mantenida entre ambos:

93
Registrado en el celular de D´Alessio –en efecto- como “Carlos Stornelli”.
94
Respecto de esa fecha, Etchebest aclaró que D´Alessio le había manifestado que hasta ese día
estaría vacacionando en la ciudad de Tulúm, México.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“ante la intranquilidad que me ocasionaba toda la situación, opté por


grabar las posteriores conversaciones de audio que sostenía con
D`alessio, a los fines de resguardar a mi familia y mi integridad. Lo que
me había dicho D`alessio me provocó una profunda preocupación, a la
luz de las informaciones que transmitían los diarios y medios de
comunicación sobre la causa "Cuadernos".”

De este modo, el denunciante puso en conocimiento que la primera

conversación telefónica entre ambos que procedió a grabar fue la que se

produjo el 31 de diciembre de 2018, es decir, la segunda que habían

mantenido. La primera se produjo el 28 de ese mismo mes, como se dijo.

El modo en que grababa dichas conversaciones fue explicitado en la

declaración testimonial de fs. 14/23. Conversaba a través un teléfono marca

Iphone y lo grababa desde otro aparato telefónico celular marca Samsung


utilizando una sencilla aplicación. Las conversaciones que mantenía, cara a

cara, las grababa a través del primero de esos celulares (Iphone).95

Sobre esa primera conversación, el denunciante aclara que D´Alessio le

manifestó en la ocasión que:

“´El tipo tiene un encono personal contigo. Este Campillo... (...) tiene un
encono personal, al cual no sé por qué. En realidad Bonadío le pidió
una persona más y te incluyó en ese listado, cuando tiene dos
personas mucho más complicadas....´ y que: “Luego me detalla una serie
de medidas que Bonadio, juez de la causa "Cuadernos", le habría

95
Durante la primera audiencia testimonial se procedió a certificar todos los datos
identificatorios de esos teléfonos (ver fs. 16). Así también, al día siguiente -29/01/2019-,
durante la segunda declaración testimonial recibida a Etchebest, en sede del tribunal, se
lograron extraer y resguardar –como se adelantara- los archivos digitales de audio originales
obtenidos desde su teléfono Samsung, pero por razones técnicas –y las propias características
del celular Iphone que impedían exportar documentos a una computadora de escritorio- no fue
posible exportar los archivos digitales registrados en ese aparato, como tampoco –a pesar de la
certificación notarial que ya se había acompañado- el historial de conversaciones -ni
documentos multimedia adjuntos- mantenidos con D´Alessio a través de WhatsApp. Sin perjuicio
de ello, en las dos ocasiones se le impuso a Etchebest la carga de mantener a resguardo los
documentos digitales originales, así como los dos aparatos celulares desde los cuales se habían
producido las comunicaciones y las grabaciones. Asimismo, con posterioridad a efectuar las
medidas urgentes y necesarias para poner fin al curso del delito en desarrollo, se intimó a que
los acompañara a este tribunal y, de ese modo, fue que se los logró resguardar por Secretaría.
301
solicitado al Fiscal Stornelli, para que éste requiera, todas relativas a mi
persona. Una vez que las detalla, agrega D´alessio: ´Todo eso va a llegar
a mis manos ¿está claro? ¿te quedó clarito? Y yo el día 8 tengo que ir
a Pinamar con todo eso a verlo a Stornelli para ver cómo lo
arreglamos. ¿Listo? ¿Te quedó clarito? (...) Cuando lo tenga en mis
manos te lo voy pasando. (...) Los oficios los sacó Stornelli sabiendo
que todo esto me va a llegar a mí. Obviamente Stornelli quiere... va a
querer una atención.´

De dicho audio quiero destacar una serie de manifestaciones que me


causaron aún más temor y preocupación ya que describían un sistema
perverso de seguimiento hacia mi persona.
En primer lugar, D`alessio demostró gran conocimiento sobre datos
personales tanto míos como de mi familia, tanto en el exterior del país
(USA) como de la República Argentina.
En segundo lugar y en el minuto 2.43 de dicho audio destaca que con
toda esa información tiene que ir a la ciudad balnearia de Pinamar a
verlo a Stornelli para ver cómo lo arreglamos. Destacando la
confidencialidad del caso y que Stornelli ´va a querer una atención´.

Resaltó D´Alessio que estas cosas pasan debido o a un encono personal


del arrepentido o como lo denomina en su charla “la gran Fariña”
cuando terceros le pagan al arrepentido para involucrar a terceras
personas a cambio de un precio o remuneración para generar un daño
(Minuto 4:22).
Seguidamente insistió que las 17 medidas que se pidieron sobre mi
persona, iban a ser manejadas por él. Así me manifestó D`alessio que:
´Esas 17 medidas las tengo que llevar a Pinamar en mi Range Rover a
Pinamar donde me está esperando el Sr. Stornelli, donde dice y asegura
que me va a regalar dos pastillas de nespresso, porque es un hijo de
puta más ruso que yo, que dice q nunca tiene nespresso el hijo de
puta. Le tiro todo arriba de la mesa, yo no le miento, ya le dije que es
mío, le digo, qué vale y qué tengo que escribir, son dos preguntas
cuanto me tengo que quedar me quedo en Pinamar acá escribiendo, te
devuelvo todo, se tira todo y se te devuelve todo con lo que escribe el
doctor´ (Minuto 7.40).”

Agrega:

´... no va a generar ningún daño salvo económico porque Stornelli no es


bueno, es un hombre que te va a cortar boleto tampoco nadie es tan
bueno (Minuto 8.51) pero esto te pudo haber costado haber terminado
la vida por la puerta de atrás.´
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

También dice D`alessio ´Yo con todo lo que tenga tengo que ir el día 8
a Pinamar, es más me podes acompañar, te quedas en otra mesa´ y me
aclara por el fiscal Stornelli: ´No estoy negociando con un santo´.
Además D`alessio me realiza un ofrecimiento para realizar una operación
contra Campillo utilizando un tercero que le impute nuevos delitos para
hacerle caer el posible arrepentimiento y participar en ese negocio
extorsivo que me generaría una ganancia económica.
Mi mayor preocupación se produce a su vez que ante mi insistencia
sobre la ajenidad absoluta con cualquier hecho relacionado con la
imputación al Sr. Campillo me manifiesta que acá no importa la realidad
sino la percepción de ésta y que mi panorama es sombrío si se
acreditan prima facie datos que aportaría Campillo.
La situación se agrava con el devenir de sus conversaciones cuando
sus anécdotas terminan pasando el umbral del rumor y de manera
escalofriante tienen un correlato en los acontecimientos.”

Continúa su relato diciendo que luego, el día 2 de enero:

“mantenemos la segunda conversación grabada en la cual lee un


documento donde consta información que aportaría Campillo contra mi
persona.
Advierta V.S. que en dicha conversación el Dr. D´Alessio lee de manera
textual mi registro de salidas y entradas al país, por lo que la
información que allí refleja nos pone ante datos que superan el umbral
del vendedor de humo para alcanzar una categoría y entidad suficiente
para manejar información sensible que supone la posible comisión de
los delitos que denuncia. (Ver Minuto 39 de la grabación Nro. 2).
Quiero destacar que según se consigna en dicha grabación todos estos
datos se encuentran en la computadora personal y en el mail personal.
(…)”.

En el escrito inicial, prosiguió sosteniendo que el 4 de enero se

produce una nueva comunicación telefónica que fue grabada, en la que:

“D`alessio me dice que el secretario de la fiscalía, al que identifica con


el nombre de "Sebastián", estaba recibiendo más información sobre el
tema y manifiesta cuál es la estrategia que tiene pensada para hablar
con el fiscal Carlos Stornelli.
En la grabación Nro. 4 de fecha 5 de enero de 2019 D´Alessio
manifiesta su participación o intervención en el armado de causas
judiciales -Causa GLN y Ruta del dinero K- trabajando a la par con
303
periodistas que menciona en las grabaciones y junto al Ministerio de
Seguridad de la Nación, lo que me generó un temor aún mayor al
exhibir un gran manejo de contactos políticos, mediáticos y judiciales
percibiendo enormes sumas dinerarias por esos trabajos (minuto 8:00).
A esto debe sumársele que en conversación identificada como Nº 4
D´alessio detalla con precisión información relativa a sociedades de mis
hijos en los Estados Unidos de Norteamérica donde residen.
Expresa D' alessio en la conversación identificada como Nº 4:
"...cuando se fue el gobierno, ahi yo empiezo a trabajar codo a codo
con Stornelli y con Bonadio... y las primeras reuniones eran en una
habitación del "Four Season"... Mira, esto no lo sabe nadie... En el Four
Season, ahí el de Posadas ¿ubicas? El de Posadas... a media cuadra de
la Recova... Alquiló Bonadío una habitación a nombre de un míster nadie
y usábamos una habitación, una suite chiquita, porque sabíamos que no
teníamos cámaras, no teníamos nada, para empezar a hacer la causa
para meter en cana a De Vido (....) Yo hice la detención de De Vido y
la detención de Baratta. (...) Y ahí arman el libro este, me contacta
Santoro, empiezo a tener otra vinculación con los medios, esto, lo otro
(....) El primero de diciembre estuve en la casa con un gorro militar
ruso... él era agente de la KGB. (....) Me hice muy amigo de Daniel (...)”.
Agrega D`alessio también información relativa a la supuesta relación de
que tendría D`alessio con Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad de la
Nación. Señala D`alessio:
´Yo soy el abogado actual, [de Fariña] junto con Rodrigo Gonzales, que
es mi socio (...) A él lo agarré.... yo a Fariña lo tengo hace un año y
dos meses... ya cuando fariña ya no habló más. Yo a Fariña lo que le
hice fue negociar sacarlo (...) me llamó Patricia... me dice ¿qué hiciste
Marcelo, me los sacaste a Fariña? (....) ¿Cuánto más querés sacarle
Pato? Si no tiene más nada (....) Ya le está mintiendo a todo el mundo
(...) entonces Patricia me dice ¿lo vas a representar? Sí. ¿Me mantenes
informada? Por supuesto, pero yo lo voy a defender (....) si, está bien,
pero entrégame a Báez y entrégame la plata. Bueno, listo. El negocio
fue ese (....) De hecho el primero que se enteró que me contrató
Patricia, fue él (...) Mintió en el juicio (...) Cumplimos con Patricia.
Imagínate que Patricia paga cerca de 200 mil pesos por mes... no paga
una mierda por defender a este zorete...´.

Con posterioridad a estas primeras conversaciones, Etchebest señala

que cuando D´Alessio regresó al país luego de sus vacaciones en México –el 6

de enero-, coordinaron para viajar el día 8 de ese mes hacia la ciudad

balnearia de Pinamar –tal y como ya le había ofrecido D´Alessio con

anterioridad-, en la que el fiscal Stornelli los recibiría en el Balneario “CR”.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Para dar cuenta del acuerdo que existía con el fiscal respecto de este

encuentro, D´Alessio envió –siempre a través de WhatsApp- capturas de pantalla

de las conversaciones que estaba manteniendo con aquél arreglando

encontrarse ese día y en ese lugar, a las 11 hs.

Imagen capturada del video del historial de comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y Etchebest
certificado ante Escribano Público. Minuto 2:54 del archivo “t_file5062435345719623737.mp4” (fecha creación:
22/01/2019 a las 16:50 hs., tamaño: 238.281.533 bytes).

305
Imagen capturada del video del historial de comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y Etchebest
certificado ante Escribano Público. Minuto 3:08

Imagen capturada del video del historial de comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y Etchebest
certificado ante Escribano Público. Minuto 11:47
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Imagen capturada del video del historial de comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y Etchebest
certificado ante Escribano Público. Minuto 9:19

En la denuncia se señala que el día 8 de enero, por la mañana

temprano, previa coordinación con la secretaria de D´Alessio de nombre

“Julieta” –luego identificada como Julieta Ciarmello, quien también prestó

declaración en autos y confirmó esta circunstancia-, Etchebest fue llevado en

un auto de alquiler –pagado por aquél- hacia la vivienda del imputado ubicada

en el Barrio Saint Thomas Este de la localidad de Canning. Desde allí se

dirigieron en una camioneta Range Rover –identificada después durante el

allanamiento de su vivienda- que condujo D´Alessio hacia la ciudad balnearia.

Durante todo el trayecto de ese viaje, Etchebest volvió a grabar la

conversación de cerca de tres horas de duración que mantuvo con D´Alessio y

sobre este asunto dijo en la denuncia que:

“[s]obre esa conversación quiero destacar que en la conversación


identificada como Nº. 10, en la cual D´alessio me hizo saber el manejo
que detenta de jueces federales y del armado de operativos de drogas
para el Ministerio de Seguridad (según él mismo refiere). En el minuto
53.30 explica cómo ante la imposibilidad de dar con una cocina de

307
drogas que el allanamiento dio negativo “agarré y empapelé a 5
perejiles”. Asimismo, se jacta de sus relaciones con servicios de
inteligencia extranjeros y de su cargo en la DEA, todos elementos para
intimidarme y generar miedo.
En el minuto 2:50 de la grabación nro. 11 expresamente manifiesta que
su cargo es el de Director Regional de la DEA.”

Etchebest explica sobre ese trayecto que:

“[e]l viaje a Pinamar es la oportunidad en la cual D´alessio me plantea


con toda claridad que sólo el pago de una suma de dinero sería la
única posibilidad de sortear una imputación maliciosa y mendaz.” Y que
“ en la reunion que se celebró, me mantuvieron sentado durante cuatro
horas a metros de D`alessio, Stornelli y un tercer hombre que me sería
identificado como Gustavo Sanz, intendente de la Ciudad de Salta.
Debo decir que dicha escena terminó de confirmar que D`alessio tenía
un amplio manejo y familiaridad con Stornelli y me resultó muy
intimidante (…)”.

Sobre este encuentro, cabe señalar además que se han acompañado

fotografías y videos tomados por el hijo del denunciante, Matías Albano

Etchebest, y que en declaración testimonial el denunciante amplió sus dichos

indicando que:

“(…) [y]o hasta ese momento no le creía nada, estaba escéptico. Pero
cuando llegamos a Pinamar y veo que se sienta con el fiscal Stornelli,
se me dio vuelta la cabeza y empecé a creerle.
(…)

Llegamos a Pinamar a las 11 de la mañana, la llamo a mi mujer.


Directamente fuimos al balneario CR, nos bajamos, entramos a la
confitería. Me dice, ´sentáte por acá, sentáte en esta mesa que yo me
voy a sentar allá que ya viene el fiscal.´ Quiero aclarar que el día
anterior le aviso a mi hijo Matías para que vaya a Pinamar y le pueda
sacar fotos, entonces Matías viene a Pinamar y saca fotos en el lugar
con su celular personal. Él se sentó aparte, en otra mesa, como una
especie de agente encubierto porque D´Alessio no lo conocía. Me dejó
tranquilo no estar solo y que se pudiera grabar todo. El fiscal viene, se
abrazan, un saludo efusivo como de amistad y, en ese interín, atrás mío
había estado sentado un señor que se ve que lo estaba esperando a
Stornelli. En un determinado momento, Stornelli pasa, lo va a buscar a
este hombre y se sienta en la mesa junto con el fiscal y D´Alessio.
Después me entero que era un tal Sanz, intendente de Salta. Pasó
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

mucho tiempo, hacía mucho calor, así que me retiré a un lugar más
fresco, a unos diez metros de ellos. Nunca pude escuchar nada de lo
que ellos conversaban.
(…)

Después de un rato, a la hora y media más o menos, D´Alessio me


manda mensaje por WhatsApp y me pregunta si había estado detenido
porque me dice que Stornelli le dice que yo había tenido un
allanamiento y que me habían detenido. Pero eso no era cierto, le dije
que yo estuve demorado y me largaron. Después me dice que donde yo
le había dicho que vivía, en el microcentro, era mentira, que yo vivía en
Puerto Madero. Me dice que ahora hay que arreglar sí o sí, no hay
tiempo, está muy dura la mano. Ya en el camino hacia Pinamar, él ya
me venía diciendo que había que arreglar y que eran como 600.000
dólares. Me decía un montón de cosas que están todas grabadas en el
intercambio de mensajes, que había que arreglar, que Stornelli no era
bueno, que si no, no tenía escapatoria. Esos mensajes ocurrieron cerca
del mediodía, están los horarios registrados.
Luego de un rato largo, Stornelli se levanta con D´Alessio y se suben a
la Land Rover y la maneja Stornelli, salen y vuelven en media hora.
Cuando salen, D´Alessio que estaba junto con Stornelli, me saluda ´Pedro,
ahí vengo´. Dan una vuelta por ahí y cuando regresan, los filmo con mi
celular, ya fuera de la camioneta. Después se queda otro rato más, un
buen rato más, me quedó ahí esperando para ver qué es lo que
D´Alessio había arreglado con este hombre. A esa altura, yo estaba
convencido de dar todo lo que yo tenía para que me saquen ese
problema. Porque nadie le va a dispensar cuatro horas a una persona
que no conoce.
Luego viene D´Alessio y me dice ´quedáte tranquilo, está todo arreglado,
vamos´. Le digo de ir al baño, así podía activar la grabación del teléfono
y cuando salgo del baño, estaba Stornelli con él y ahí me lo presenta
como ´el señor Pedro´, me da la mano y me dice ´mucho gusto, un
placer´. Está todo grabado eso. Y luego me voy, no era una situación
para quedarme hablando. Me voy con D´Alessio y continúa diciéndome
que estaba todo arreglado, que había que pagar 300.000 dólares, le
digo que esa plata no la tengo. Me dice que le diga a mis hijos, que le
pida plata a ellos, que vendan sus propiedades. Entonces, todo el
camino de vuelta, D´Alessio estuvo hablando casi todo el viaje del tema
de la plata. Me mostró un anotador de color marrón, simil cuero, que
tenía dibujado un avión y abajo estaba el número ´300´. D´Alesio me dice
que Stornelli había escrito ese número, que ese era el número que él

309
pedía y que yo ya le había dado la mano y que eso significaba que
había cerrado un trato, que había cerrado un negocio, que no podía ir
para atrás”.

En la denuncia, señala que:

“[c]omo puede escucharse dicha conversación fue en términos mucho


más duros e intimidantes que las anteriores conversaciones y D´alessio
me hace saber que en caso de no abonar lo requerido por Stornelli,
debería enfrentar con un incierto proceso judicial una larga prisión
preventiva.
Fue en la salida del Balnerario CR en Pinamar, donde D´alessio me pidió
el dinero, según manifestó, conforme lo acordado con Stornelli y me
señaló con toda crudeza las consecuencias que para mi tendría no
abonar dicha suma.
Yo le señalo que no cuento con esa suma de dinero y D´alessio me
hace saber que es imposible reducir el monto solicitado porque una
parte le corresponde al juez de la causa, Claudio Bonadio.
Señala la conversación identificada como Nº 15 que Stornelli le dijo a
D`alessio "Marcelo, tengo que arreglar con Claudio, algo le tengo que
dar a Sebastián (...) no me rompas las pelotas”.

De este modo, relata Etchebest que se pactó el pago de unos primeros

100 mil dólares para el día 17 de enero de 2019 a las 11 horas y que:

“Según me dijo D´alessio, él iba a adelantar ese primer dinero a


Stornelli, para lo cual recurriría a los fondos existentes en su caja de
seguridad (…) Finalmente, con fecha 17 de enero de 2019 y ante el
incumplimiento del pago de los cien mil dólares exigidos se produjo una
serie de amenazas y presiones que se cumplirían de no cumplir con el
pago. Este amedrentamiento puede verse con claridad de la
reproducción del audio descripto como amenaza, el cual fue grabado
en la camioneta Mercedes Benz propiedad de la mujer de D´alessio,
según me hizo saber el propio D´alessio (…) asegurándome que la
consecuencia inmediata sería que Stornelli me prohibiría salir de país,
como primer medida.”

En su declaración testimonial, Etchebest explica la continuidad del raid

extorsivo señalando que:

“[a]nte la desesperación, le dije a D´Alessio que tenía un plazo fijo que


se vencía el día 17, lo invento para ganar días para poder juntar la
plata. En todo ese interín yo salí a buscar el dinero, me empecé a
movilizar por Buenos Aires. Y yo conozco a dos o tres muchachos que
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

tienen casa de cambio y podía ser, pero ninguno disponía para


aportarme ese dinero. Había gente que me prestaba 3000 dólares, 5000,
pero nadie me prestaba 100.000, es la verdad. Pero tenía tanto terror
que quería pagar. Una cosa importante que olvidaba, es que D´Alessio
en el regreso desde Pinamar el día 8, después de exigirme y
presionarme, me dijo que si yo no tenía la plata, los primeros 100 mil
los ponía él. Me dijo, mañana voy a ir con mi señora al Banco Galicia,
la tengo que convencer a mi mujer para sacar de mi caja de seguridad
esa plata, para entregarle a este hombre de barba, que era el cajero
de Stornelli. Entonces, supuestamente él había pagado 100 mil dólares
en mi nombre. Llegó el día 17 y yo no había juntado la plata, entonces
me manda mensajes, me presiona, me presiona de manera inhumana.
Para ganar tiempo, le dije que me había equivocado, que el plazo fijo
vencía el 17 de marzo, no de enero, se enojó mucho, me dice que
tenía que ir a Pinamar a entregar el dinero a Stornelli. La presión fue
tan grande que yo salí corriendo a Mar del Plata y ahí es donde el día
17 viajo y vuelvo al otro día. Lo voy a ver a Diego Giménez –de quien
deseo aportar su tarjeta comercial y también aporté con la denuncia
las constancias de pago de los peajes correspondientes a esos viajes-.
Cuando fui a hablar con él, le dije que si llamaba D´Alessio, porque yo
le iba a dar su tarjeta a este abogado para que si llamaba le dijera
que para el día 10 de febrero iba a poder prestarme la plata, para
ganar más tiempo. Diego [Gimenez] me dijo que me quedara tranquilo y
que él iba a decir que el día 10 de febrero iba a tener el dinero.
D´Alessio al yo no cumplirle ese día con el pago, el día 18 me esperaba
que me cruzara en Dolores con él para que él los llevara a pagar a
Pinamar. Directamente apago el teléfono para no estar en contacto con
él porque estaba muy mal físicamente, eso fue el día 18. El día 19 me
manda un WhatsApp y me dice que tengo que juntar 9700 dólares para
pagarle la multa que le había ocasionado el no haber tenido el dinero
para que Stornelli pudiera pagar una casa en Pinamar. Era una multa
por no haber pagado a tiempo. A esa suma accedo a pagarla porque
yo tenía esa plata y así podía parar el problema. Me dice cuál es la
casa que va a comprar Stornelli, a quien se la compra, el empresario
Colella frente al balneario CR, una casa de techo azul, todo eso está
grabado”.

Luego de ello, Etchebest relata en su denuncia que finalmente se pactó

el pago de esa primera suma –9.700 dólares- en el Hotel Alvear Icon en el

barrio de Puerto Madero de C.A.B.A. en un encuentro con D´Alessio ocurrido el


311
día 23 de enero entre las 11.15 a 12.15 hs. aproximadamente, en la confitería

de la planta baja. Indicó además que, al día siguiente, se produjo un segundo

pago parcial –de 5.000 dólares- en la confitería Selquet ubicada en Av.

Figueroa Alcorta y Pampa de aquella ciudad, “que D´alessio me reclamó [por]

el pago de los gastos en los que había incurrido por las gestiones realizadas”.
Etchebest culmina el relato de los hechos denunciados señalando que

“[a] la fecha de esta denuncia [28 de enero de 2019] he abonado D´alessio la


suma de 14.700 dolares y D´alessio se encuentra esperando que el día 5 de
febrero, le entregue la suma de 200 mil dólares, cuyo destinatario final sería
el fiscal Carlos Stornelli”.
Como acápite último, en sus consideraciones finales, Etchebest señala:

“que me encuentro sometido a una situación por demás agobiante, sin


ser culpable de delito alguno y ello me hace requerir vuestra
intervención para que cese esta espantosa situación de la que soy
víctima y que se investigue la comisión de los delitos de acción
pública que he denunciado y cuya prueba aporto en este acto, a los
fines de que el Poder Judicial ponga fin a esta verdadera tortura que
ya lleva más de un mes sobre mi persona, mi familia (…)
Señalo que la extorsión, conforme acredito mediante los elementos que
aporto, fue cometida en la ciudad de Pinamar, localidad sobre la cual
vuestro Juzgado es competente. A ello debo sumar mi legítimo temor
que de realizar la denuncia ante los tribunales federales de Comodoro
Py, se desate una verdadera persecución contra mi familia y contra mí
mismo y además, los involucrados procedan a destruir la prueba que
obre en su poder.
En ese marco, resulta urgente y decisiva la celeridad del órgano
jurisdiccional para investigar la presente denuncia, preservar la prueba y
poner fin a este largo padecimiento de más de un mes. Y luego juzgar
y condenar a los culpables, deslindar las responsabilidades entre los
funcionarios judiciales y restablecer el Estado de Derecho”.

Como se ha dicho, ese mismo día, se le recibió declaración testimonial

al denunciante y, además de las referencias que ya se han efectuado,

manifestó en ese acto: “Yo tengo mi temor que este hombre D´Alessio, con

todo lo que escribe, estando detenido, le diga a Campillo, involucrálo a este


hombre, por mí. Él no podría inventar nada que no es, pero mi temor es que
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

le obliguen a decir algo. Después el otro temor que tengo es que me quieran
poner alguna cosa en mi casa, droga o algo. Porque D´Alessio refiere que él
se dedica a eso, con gente que se dedica a eso, que ha plantado droga.
Quiero dejar constancia de eso por si alguna vez me pasa algo. Me dan
ganas de irme del país porque tengo miedo de que me pase algo, no sé qué
hacer. No sé qué hacer para resguardar a mi familia, a ver si les pasa algo. Si
a mí me pasa algo, él es el responsable, D´Alessio. (…)”.
Asimismo, aportó sus impresiones personales acerca de Marcelo

D´Alessio y refirió:

“(…) Tiene una personalidad muy especial, muy engañosa, te muestra


algo y juega con el temor que te produce. Otra de las cosas que dice
en ese viaje es que tenía relación con los servicios de inteligencia de
Argentina y que él manejaba todos los procedimientos de narcotráfico
del país. (…) Yo hasta ese momento no le creía nada, estaba escéptico.
Pero cuando llegamos a Pinamar y veo que se sienta con el fiscal
Stornelli, se me dio vuelta la cabeza y empecé a creerle. Aunque no sé
si será todo verdad porque es una persona enferma, manipulador, con
mucha capacidad, no es alguien que te va a extorsionar de una manera
simple, sino con elucubraciones. Cuando usted escucha los audios, no
lo puede creer, porque hay una incontinencia verbal que no puede ser
porque conmigo no había una amistad. Y da datos que realmente son
asombrosos. (…) Me da miedo porque no sé cuál es el poder real que
tiene, no sé hasta dónde puede llegar. (…) yo a partir de esto me vi
todos sus programas, antes no lo había visto. Se vende muy bien, lo
presentan como un especialista en drogas, los periodistas lo ven con
admiración. Él usa esa figura para vender y con esa fachada lo utiliza
para la extorsión. No es una mente común, yo nunca lo había visto,
nunca vi a nadie que trabajara de esa manera, con esa capacidad de
impacto psicológico”.

XI.b.3. Al día siguiente de presentada la denuncia y efectuada la

correspondiente ratificación, la Fiscal Federal Subrogante Dra. Natalia Corbetta

formuló el correspondiente requerimiento de instrucción en el que identificó

como imputado a Marcelo Sebastián D´Alessio “sin perjuicio que, con el devenir

313
de la investigación y en el marco de lo prescripto en el art. 193, inc. 3º del
Código Procesal Penal de la Nación, se evaluará si las restantes personas
sindicadas por el denunciante (quienes cumplen funciones en el ámbito de la
justicia federal del ejido capitalino, como así también del Poder Ejecutivo
provincial) forman parte también de la maniobra ventilada”.
En dicho dictamen, efectuó un relato de los hechos denunciados tanto

en el escrito inicial como en la declaración testimonial prestada por Pedro

Etchebest –lo que ha sido pormenorizadamente transcripto precedentemente-.

Respecto de la calificación legal de los hechos, la fiscal señaló que:

“(…) de conformidad a las circunstancias detalladas y atento al estado larval


de la presente, los hechos denunciados podrían constituir delito, tal como el
previsto en el art. 168 del Código Penal; ello así, más allá de la calificación
legal que en definitiva se adopte con el avance de la investigación (…)”.
Por último, reclamó una serie de medidas de interés vinculadas con el

abonado telefónico de D´Alessio, la recepción de declaraciones testimoniales, la

obtención de los registros fílmicos, etc.

Junto con el dictamen fiscal se acompañaron una serie de constancias

documentales referidas a Marcelo D´Alessio obtenidas a través de NOSIS, el

Registro Nacional de las Personas y la Dirección Nacional de los Registros de

la Propiedad Automotor (ver fs. 24/37).

XI.b.4. Al día siguiente, 29 de enero de 2019, compareció nuevamente el

denunciante Pedro Etchebest –quien arribó en compañía de su hijo Matías

Albano- y presentó un escrito solicitando ser tenido como parte querellante

con el patrocinio letrado del Dr. Edgardo José Nigro, a lo que se hizo lugar

(cfr. fs. 38/52).

Asimismo, ante su expresa solicitud y como fuera adelantado, se le

recibió una nueva declaración testimonial. En esa audiencia, señaló que:

“(…) en el día de mañana voy a ausentarme por un tema de seguridad


física hasta que esto se resuelva y que yo tenga la seguridad de que
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

pueda volver a casa. Yo pienso que las situaciones que se me puede


presentar de riesgo, puede ser física o que me puedan producir algún
daño, inventándome alguna causa o alguna situación que me pueda
perjudicar. D´Alessio seguramente va a empezar a llamarme a partir del
1º del próximo mes para cobrar. Más allá de que me voy a ausentar y
de que no quiero decir dónde voy a estar por una cuestión de
seguridad pues quiero resguardarme, voy a mantener informado al
tribunal a través de mi abogado (…)” (ver fs. 71/72¨).

Por otra parte y conforme lo había requerido el Ministerio Público Fiscal,

se dispuso recibirle declaración testimonial a Matías Albano Etchebest. En esa

oportunidad, y en relación a los hechos denunciados por su padre relató:

“al comienzo de este mes de enero de 2019, mi padre me comenta de


una situación que estaba teniendo con un hombre llamado Marcelo
D´Alessio, quien le dice a mi padre que tenía cierta información
comprometedora y cuando mi padre me comenta sobre lo que le
estaba diciendo, le dije que era toda falsa esa información y que
seguramente le estaba vendiendo humo. Igualmente, noté que mi padre
estaba preocupado y me comentó un poco más, me habló de que esta
persona, en teoría, tenía una posición de poder importante y que
estaba trabajando en diferentes oficinas gubernamentales, que era
director de la DEA, que trabajaba en conjunto con el fiscal Stornelli y
con el juez Bonadío y esto hizo que mi padre tuviese un temor mayor.
Ahí es cuando me dice que por favor lo acompañe el día 8 de enero,
porque iban a tener una cita en Pinamar. Mi padre iba a ir con este
señor Marcelo D´Alessio y se iban a juntar con el señor fiscal Stornelli
para, entre comillas, solucionar la situación de mi padre, para eso se
iban a juntar, para ver qué monto tenía que pagar para que no le
ocurriese nada”.

Respecto del encuentro del día 8 de enero del corriente en la ciudad

de Pinamar, Matías Etchebest narró que:

“salgo a la mañana desde mi domicilio (…) le aviso a mi señora que iba


a ir a Pinamar al balneario CR, si mal no recuerdo el nombre. Salgo
para la ruta, llego al balneario a eso de las 10.20 hs. aproximadamente,
a la confitería, cuando aún no habían llegado ni mi padre ni el Sr.
Marcelo. Veo cómo están distribuidas las mesas para ubicarme en una

315
donde tuviera una visión panorámica de todas las mesas del local.
Incluso le envío una foto del lugar en el que estaba posicionado a mi
mujer.”96. Y “cuando llego había únicamente dos personas en el lugar.
Una se retira apenas llego, que tendría alrededor de 50 años, pelo
castaño oscuro, aproximadamente de 1,70 de altura, con barba
candado, pero luego regresa como a la media hora aproximadamente.
Lo referencio porque es quien, cuando ya se encuentran este señor
Marcelo con Stornelli se incorpora a su mesa. Sobre él extraje fotos
igualmente. Me pido un agua con gas para esperar y escucho al tiempo
la voz de mi padre, miro hacia el vidrio para poder mirar a través del
reflejo, para de este modo hallarme de espaldas y que no me puedan
ver a mí. De ese modo es que a través del reflejo logro ver el ingreso
de mi padre a la confitería junto con este hombre Marcelo, a quien yo
no conocía de antes. Se sientan inicialmente en una misma mesa, a
unas dos mesas aproximadamente adelante mío, mi padre de espaldas
a mí. A los pocos minutos, este señor Marcelo se retira de esa mesa y
se dirige a otra mesa alejada a unos 5 a 7 metros de distancia de
donde se encontraba mi padre. Marcelo abre una computadora portátil,
se pone a escribir en la computadora mientras habla por teléfono y
toma un jugo de frutas. Al rato aparece una persona de contextura
grande, con una gorra y anteojos de sol y lo saluda a este señor
Marcelo, se abrazan, se sientan en la misma mesa brevemente cinco
segundos, se levantan nuevamente y se retiran fuera del bar, mirando
hacia la calle. Luego vuelven a la misma mesa, este hombre de
contextura grande se saca la gorra y los anteojos y lo reconozco, por
haberlo visto en los medios televisivos, que se trata del señor Stornelli.
Ahí es donde a mí se me hace un nudo en la garganta porque el humo
pasó a ser realidad. Ahí empiezan a mirar varios relojes de pulsera que
los tenían el señor Stornelli y el señor Marcelo, durante varios minutos
se quedan mirando los relojes. Al tiempo aparece esta persona que
mencioné con anterioridad, de barba candado, se vuelve a sentar en la
misma silla, durante unos cinco minutos hasta que ellos lo llaman –creo
que el señor Stornelli- con un gesto para que se acerque a la mesa y
esta persona se levanta, y se sienta en la misma mesa previo a
saludarse de manera muy amistosa. Para ese momento, ya me pedí
otra agua con gas con un tostado y ya me lo había acabado de comer
y tomar eso, y ya a las 11.40 hs., que hacía cerca de una hora y
media que estaba ahí, ya había sacado fotos y filmado todo, a mi
padre y a esta gente, entonces decido irme para no levantar sospechas
porque esta gente miraba para todos lados y éramos pocos los que
nos hallábamos dentro de la confitería. No tengo el ticket pero
recuerdo haber pagado $270 por lo que consumí, lo aclaro por si hace

96
Dicha fotografía fue certificada durante la audiencia.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

falta. Para más referencias, justo atrás nuestro, se hallaban haciendo


una clase de gimnasia donde había mucha gente que había empezado
a las 11 hs. y había un disc jockey que pasaba música. También
recuerdo que cuando me retiro lo hago por la zona del baño para no
ser visto por estas personas, y cuando llego a la calle, veo que
también sale esta persona de barba candado y se sube a un vehículo
tipo ATV o UTV de color rojo, blanco y negro del que no observé su
chapa patente o si tenía colocada una”.

En lo que respecta a las imágenes y videos originales obtenidos en

aquella ocasión, el testigo señaló que los había resguardado en una

computadora y que los tenía disponibles, pero que “las borré de mi celular

por seguridad. Porque a partir de ese momento, nos agarró una gran angustia,
una gran ansiedad”. En ese acto, se procedió a identificar el aparato celular

desde el que señaló haber tomado fotografías y videos del encuentro, el que

también puso a disposición del Tribunal. Esos archivos fueron luego

acompañados.

Culminó su relato señalando que:

“[e]se fue el comienzo, luego este señor Marcelo le mandaba a mi


padre mensajes, imágenes de gente acribillada, que la habían matado o
que le habían puesto drogas. Mi padre tuvo hace poco un pequeño ACV
y empezamos realmente a preocuparnos de este tipo de coacción. La
verdad que quiero dejar asentado que tengo temor por mis padres,
también por mi familia y por mí, porque somos mencionados por esta
persona Marcelo a través de los mensajes y las cosas que mi padre me
comentó que habló con él. Me comentó que hablaba de mí, de mi
señora, de mis hijos, de mi hermano. Estamos obviamente sumamente
intranquilos y por eso buscamos justicia para que no nos pase nada. En
verdad, mi padre me pidió que lo acompañe a Pinamar para que lo
cuide, pero cuando ví todo, empecé a filmar, para que no fuera
solamente mi palabra”.

Por último, realizó un croquis a mano alzada de la confitería del

balneario “CR” y del lugar en el que estaban ubicadas cada una de las

personas que mencionó en su relato (ver fs. 67/70).


317
XI.b.5. Ese mismo 29 de enero, se dispusieron una serie de medidas de

forma urgente, relacionadas con averiguar la titularidad de los abonados

telefónicos atribuidos a D´Alessio y Stornelli y obtener los registros de llamadas

entrantes y salientes con informes de antenas de impacto de todos los

abonados involucrados.

Asimismo, se convocó a prestar declaración testimonial a Diego

Giménez, se encomendaron tareas investigativas de campo para identificar los

posibles domicilios pertenecientes a D´Alessio, se ordenó la intervención

telefónica de su abonado celular, se dispuso –vía exhorto- el libramiento de

órdenes de presentación al Hotel Alvear Icon y la confitería Selquet para

obtener los registros fílmicos de las cámaras de seguridad correspondientes a

los días y horarios en que –de acuerdo al relato de Etchebest- se habían

producido los pagos parciales del dinero en moneda estadounidense que se le

había exigido, además de otras medidas de tipo informativas (fs. 54/57).

El día 30 de enero, además de tener una entrevista personal con el

Prefecto a cargo de la Prefectura General Lavalle que habría de coordinar las

tareas de investigación encomendadas, se le recibió declaración testimonial al

nombrado Diego Giménez, quien ratificó que el día 17 de enero había recibido

una llamada de Pedro Etchebest, quien había viajado ese día personalmente a

la ciudad de Mar del Plata para pedirle prestados 300.000 dólares.

Giménez señaló que Etchebest no le dio las razones específicas por las

cuáles requería el dinero pero sí señaló que lo notó un poco alterado;

además, señaló que por la relación de confianza que existía entre ambos -por

conocerse desde hacía 20 años- decidió brindarle ayuda, y le dio el

compromiso de palabra que para la primera semana de febrero podría contar

con ese dinero. En ese mismo acto, se certificó mediante tomas fotográficas el

historial de comunicaciones entre ambos registradas en el celular del testigo,

lo que coincidía con su relato (ver fs. 93/94).


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Paralelamente, el denunciante enviaba de forma permanente a través de

correo electrónico capturas de pantalla correspondientes a las nuevas

comunicaciones que vía WhatsApp mantenía con Marcelo D´Alessio (fs. 95/112).

Asimismo y sin perjuicio de que había acompañado una certificación

notarial con la denuncia inicial, envió un archivo conteniendo todo el historial

de conversaciones mantenidas con el imputado desde el 28/12/2018 al

27/01/2019 a través de WhatsApp junto con los archivos multimedia –

mensajes de voz, imágenes y videos-, el que se procedió a certificar y

resguardar –un total de 65 archivos identificados e ilustrados con fotografías

en la nota del Actuario fs. 121/122- y que a continuación se reproduce:

319
A fs. 113/120, por otro lado, se procedió a agregar una impresión de

los mensajes de texto de WhatsApp que contenía el archivo digital

denominado “_chat.txt” (40,8 KB).

Al día siguiente, comenzaron a recibirse los primeros informes

requeridos. Así se pudo certificar que el abonado telefónico que D´Alessio le

había informado a Etchebest como perteneciente a Carlos Stornelli

efectivamente resultaba ser de titularidad del mencionado fiscal. Así también

se corroboró que desde dicho abonado el día 8 de enero se habían

producido llamadas telefónicas con impacto en antenas ubicadas en localidad

de Pinamar (fs. 124/126).

El día 1º de febrero se dispuso librar orden de presentación al

balneario “CR” a fin de que se hiciera entrega de los registros de las cámaras

de seguridad, así como otras medidas de carácter informativas. En lo

sustancial, se dispuso la continuidad de la intervención telefónica del abonado

utilizado por D´Alessio bajo la modalidad de escucha directa con información

de las antenas de impacto a los fines de conocer su ubicación geográfica de

modo más preciso y en tiempo real (fs. 127/129).

A fs. 135/172 se dispuso agregar copias certificadas de la

documentación acompañada por el denunciante Etchebest en su denuncia –

entre ella, copias de los billetes de 100 dólares que el denunciante dijo haber

entregado a D´Alessio-.

A fs. 178/235 lucen agregadas las actuaciones labradas por personal

de la Delegación Inteligencia Criminal e Investigaciones de la Prefectura Zona

Río de la Plata, a partir de las cuales, entre otras diligencias se logró

constatar un domicilio vinculado con Marcelo D´Alessio y se lograron obtener

los registros fílmicos requeridos al Hotel Alvear Icon y la confitería Selquet.

XI.b.6. El día 5 de febrero, el Sr. Fiscal Federal de Dolores, Dr. Juan

Pablo Curi, solicitó formalmente que se libraran órdenes de allanamiento,


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

secuestro, requisa personal y vehicular y de presentación por entender que

resultaban de extrema necesidad. Asimismo, solicitó el dictado de medidas

cautelares de tipo patrimonial y reclamó el secreto de sumario, además de

ampliar la sugerencia de las medidas de posible interés investigativo.

Para fundar las medidas reclamadas, el representante del Ministerio

Público Fiscal indicó que se habían reunido elementos probatorios suficientes

que sustentaban la versión de los hechos proporcionada por el denunciante

en el sentido de que habría sido víctima de hechos extorsivos en los que se

encontraría involucrado el imputado D´Alessio, sin perjuicio de la participación

de otras personas.

Entre otras constancias reunidas en el expediente, Curi puso de resalto

los últimos intercambios de mensajes de voz a través de WhatsApp y diversos

pasajes de los registros fílmicos del Hotel Alvear Icon y confitería Selquet que

permitieron confirmar los ingresos y egresos de dichos lugares tanto del

denunciante como del imputado D´Alessio, así como que las ropas que este

último vestía en la ocasión coincidían con los videos aportados oportunamente

por Etchebest.

Al respecto, cabe consignar que a fs. 292/318 se han glosado capturas

de algunos fragmentos puntuales de aquellas filmaciones en las que se

observa la detención de un vehículo Range Rover -con una baliza azul

instalada en el parabrisas- frente a la puerta del Hotel Alvear Icon y el

descenso de la misma del imputado D´Alessio. Del mismo modo y tal como lo

señalado por el Sr. Fiscal, se ha registrado tanto el ingreso como el egreso

del nombrado y de Etchebest de dicho hotel y de la confitería Selquet en las

fechas y horarios aproximados señalados por el denunciante.

Se reproducirán aquí sólo algunas de esas capturas en las que se

observa al imputado y su vehículo:

321
La camioneta Range Rover con una luz de balizas –luego hallada en el allanamiento de la
vivienda de D´Alessio- se estaciona frente al Hotel Alvear Icon, aproximadamente a las 10:54 hs.
del 23/01/2019 (Archivo “DOMO EXT (1.15) 2019-01-23 10-31-29_316” obrante en el CD “23-
01-2019 EXT” correspondiente a los registros fílmicos aportados por ese hotel)

En la imagen se ilustra la salida de Marcelo D´Alessio del hotel aproximadamente a las 12:06 hs.
Archivo “ENTRADA (1.7) 2019-01-23 10-31-28_082” obrante en el CD “23-01-2019 EXT”
correspondiente a los registros fílmicos aportados por el Hotel Alvear Icon.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Se observa la llegada del imputado a la confitería Selquet a las 16:14 hs. del día 24/01/2019.
(Archivo “video 1” obrante en el CD Nro. 1 correspondiente a los registros fílmicos aportados
por dicha confitería)

Imagen correspondiente al momento del pago de 5000 dólares el día 24/01/2019 en la


confitería Selquet. Archivo “pago.mp4” aportado por el denunciante en su presentación inicial.

323
Con ese marco probatorio, el Dr. Curi reclamó el allanamiento y registro

domiciliario de la vivienda de D´Alessio ubicada en el Barrio Saint Thomas Este

de la localidad de Canning, así como la requisa de los vehículos y el

secuestro de documentos y/o registros informáticos de los que pudieran surgir

las referencias que dieran cuenta sobre el objeto procesal de la presente, de

equipos telefónicos, computadoras, dispositivos de almacenamiento de

información digital (tales como computadoras portátiles, dispositivos USB y/o

con tecnología con posibilidad de captar imágenes), así como anotaciones

manuscritas que pudiera tener D´Alessio en su poder o en su esfera de

custodia. etc. Asimismo, requirió el secuestro del producido de las maniobras

investigadas –tal como la moneda extranjera identificada por el denunciante- y

de correos electrónicos y/o correspondencia postal.

El Fiscal Federal de Dolores señaló que los procedimientos debían

realizarse de forma conjunta el día 6 del mes en curso y que debía

procederse así en virtud de que esa fecha había sido pactada para realizar

una reunión en la que conforme los últimos intercambios de mensajes que

había mantenido D´Alessio con Etchebest debían ocuparse de “la parte fenicia”,

lo que -de acuerdo al Fiscal- podía referirse a cuestiones relacionadas a la

exigencia monetaria. El lugar de encuentro sería el restaurant “Viento en Popa”

en la ciudad de Mar del Plata. Asimismo, el Fiscal señaló el interés del Estado

en hacer cesar el delito investigado que se hallaba en curso desde hacía más

de un mes.

En cuanto al secreto de sumario, señaló Curi: “[E]ntiendo prudente que

se proceda en ese sentido a efectos de no frustrar el resultado de las


medidas investigativas –de carácter irreproducible- que se dispongan en autos,
pues el acceso de las partes al legajo en este estadío procesal podría
perjudicar sensiblemente el éxito de la misma”. Incluso, estimó prudente no
registrar en el sistema informático Lex100 su dictamen o las resoluciones que

se pudieren dictar en consecuencia (ver dictamen de fs. 237/242).


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

XI.b.7. A pesar de la información que se poseía sobre el día y lugar de

posible encuentro para realizar el pago del dinero exigido, la propia dinámica

de la investigación, y particularmente de la maniobra extorsiva, hizo variar

tanto el día como el lugar de la eventual reunión. A partir de la certificación

de una nueva comunicación acompañada por el denunciante se pudo

establecer que D´Alessio le mencionó a Etchebest “que el de la escribanía viajó

a Buenos Aires”, conminando a este: “Buscala acá” –en posible referencia al


dinero que era exigido –ver certificación de fs. 273/275-.

Fue así que ante las solicitudes efectuadas por el Sr. Agente Fiscal y la

mutabilidad que estaba adquiriendo la investigación, el mismo día 6 de

febrero, se dispusieron las medidas reclamadas por el representante del

Ministerio Público Fiscal y la parte querellante (fs. 276/283); ello teniendo en

consideración que se habían recabado indicios objetivos serios, concordantes y

suficientes acerca de la posible comisión de un delito de acción pública por

parte del imputado Marcelo Sebastián D´Alessio, habiéndose constatado

fehacientemente su domicilio particular en la localidad de Canning (ver fs. 229

y 232). Por ello, se dispuso el registro de dicho domicilio y una serie de

medidas cautelares y de prueba, todo ello de acuerdo a los estándares de

sospecha exigidos por nuestro Código de rito.

Se puso de resalto que en el caso debía actuarse con la premura y

coordinación de medidas, fuerzas y recursos necesarios a los fines de no

frustrar los fines del proceso, lograr un avance investigativo, reunir elementos

de prueba respecto de la participación responsable de D´Alessio en las

conductas que se investigan y, por otra parte, otros que pudieran permitir

conocer la existencia de otros partícipes, cómplices y/o encubridores de las

maniobras. Se entendió oportuno el dictado de esas medidas teniendo en

cuenta que en esa fecha se habría de producir un posible encuentro de

325
entrega de dinero en el marco de un iter extorsivo que llevaría más de un

mes de desarrollo y que resultaba necesario, como sostenía el representante

del Ministerio Público Fiscal, disponer lo necesario para hacer cesar la

comisión del mismo.

En primer lugar, se dispuso que las fuerzas de seguridad actuantes

pudieran obtener de forma inmediata el registro de llamadas entrantes y

salientes y, en particular, el detalle de celdas activadas. Ello a fin de conocer

sin demoras los movimientos que podría estar realizando el aquí imputado y

su ubicación geográfica aproximada.

Por otro lado, a través de exhorto que se dirigió al Dr. Federico Villena,

a cargo del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nro. 2 de Lomas

de Zamora, se solicitó el libramiento de dos órdenes: la primera, para

proceder al allanamiento del domicilio de Marcelo D´Alessio ubicado en el

Barrio Saint Thomas Este de la localidad de Canning, partido de Esteban

Echeverría de la provincia de Buenos Aires. La segunda, para proceder a la

requisa personal del nombrado y del vehículo en que pudiera conducirse, ante

la eventualidad de que no se hallare en el domicilio al momento del primer

procedimiento.

Todo ello a fin de proceder a secuestrar todos los aparatos de

telefonía celular, computadoras portátiles, aparatos de almacenamiento de

información digital –pendrives, discos rígidos externos, tarjetas de memoria,

chips, etc.-, documentación en soporte papel, agendas y anotadores que

pudieran guardar relación con el objeto de investigación, correspondencia

postal -con la salvedad de lo establecido en el art. 237 del C.P.P.N.-, armas de

fuego y dinero en efectivo en moneda estadounidense (cfr. art. 224, 225, 231,

235 y ccdtes. del C.P.P.N.).

Para el caso de producirse el secuestro de dispositivos tecnológicos –

aparatos de telefonía celular, computadoras portátiles, dispositivos de

almacenamiento, etc.- se fijó como indispensable que se contemple lo


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

dispuesto en la “Guía de obtención, preservación y tratamiento de evidencia

digital”, conforme las características advertidas por la Organización de las

Naciones Unidas –Resolución PGN 756-16-, a fin de preservar correctamente la

prueba hallada, por lo cual también se solicitó la colaboración de personal

idóneo de la fuerza de seguridad actuante.

En particular y principalmente, debía cumplirse con los siguientes pasos:

(i) al llegar a la escena donde se iría a obtener evidencia digital, lo primero

que debía hacerse sería evitar su contaminación, retirando del lugar a toda

persona ajena al procedimiento que se está llevando a cabo; (ii) en segundo

lugar, ninguna acción de las fuerzas de seguridad o de sus agentes debía

alterar los datos contenidos en las computadoras o dispositivos de

almacenamiento informático que luego serían utilizados como elementos de

prueba; (iii) no encender los dispositivos que se hallaren apagados y apagar

aquellos que se encontraren encendidos, removiendo los cables de

alimentación y baterías de forma inmediata –a excepción de que a simple vista

se observare en la respectiva pantalla información que pudiera ser de valor

probatorio para la investigación, en cuyo caso debía documentarse mediante

fotografías-; (iv) encintar todas las entradas de puertos, cables de alimentación

y otros, lectoras de CD y DVD, entradas de memorias, etc. a fin de asegurar

que las mismas no fueran utilizadas, y por ende, se alterase la información

contenida en los dispositivos; (v) registrar la marca, modelo y números de

serie como así también cualquier otro tipo de identificación del dispositivo; (vi)

embalar toda la evidencia digital en paquetes, envoltorios o bolsas

antiestáticas o en su defecto, de papel madera o cartón; evitando el uso de

elementos plásticos; los cuales debían ser cerrados, franjados y firmados por

los testigos y demás partícipes del procedimiento.

327
Se dispuso que se tomaran fotografías de los lugares y elementos

incautados durante todo el transcurso del procedimiento y realizar un plano a

escala en el que se dejara constancia de los lugares precisos en los que se

pudieren hallar esos elementos incautados, así como todo otro dato de interés

para la investigación.

Por último, se requirió el libramiento de orden de presentación dirigida

al Sr. Gerente y/o Encargado y/o Apoderado y/o Representante del Barrio

Saint Thomas Este y/o representante de la agencia de seguridad privada que


correspondiera, a fin de que se hiciera entrega inmediata del registro de

visitantes con constancia al menos de los siguientes datos: nombres y

apellidos y dominios de los vehículos utilizados, desde el 1º de diciembre al

día en que se produjeran los procedimientos; y de los registros fílmicos que

pudieren haber captado el ingreso y egreso de personas a dicho barrio

cerrado en ese período de tiempo, como así también que pudieran haber

captado las cámaras de seguridad ubicadas en las cercanías de la vivienda

perteneciente a D´Alessio o en el camino existente entre esa vivienda y los

respectivos puntos de acceso al barrio privado en cuestión. Por último en

torno a la orden de presentación, para que se hiciera entrega de toda la

información con datos personales de los integrantes de la vivienda a ser

allanada –nombres y apellidos, Nro. de DNI, domicilios alternativos, teléfonos

de contacto, etc.- (art. 232 y ccdtes. del C.P.P.N.).

Teniendo en consideración el señalado cambio permanente en el

desarrollo de los hechos, se requirió al juez exhortado que se autorizara la

realización de esos procedimientos de forma simultánea entre sí, durante ese

mismo día en horario que se hallaba indeterminado –por lo que se requirió

habilitación de horario nocturno- o durante los días 7 u 8 de este mes. Es

que, si bien -hasta ese momento- se había pactado un posible encuentro para

el día 6 de febrero entre el denunciante y el investigado, la fijación del día y

horario precisos para realizar los procedimientos se establecería con el


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

transcurrir de la investigación, en particular a partir de la información que

pudiere surgir de las escuchas en forma directa de las comunicaciones

mantenidas a través del abonado celular que utilizaba el investigado D´Alessio.

A los efectos de mantener la reserva de esos procedimientos, se

encomendó a personal encargado de la custodia que personalmente

procediera al diligenciamiento de la rogatoria y al retiro del juzgado exhortado

de las órdenes respectivas, las que debía entregar a las fuerzas actuantes –la

Delegación Inteligencia Criminal e Investigaciones de la Prefectura de Zona Río

de la Plata- previa comunicación de este Juzgado de que se diera inicio a los

procedimientos dispuestos. Antes de ello, debía mantener las órdenes en

absoluta reserva. Asimismo, se solicitó al juez de Lomas de Zamora que se

autorizara la participación eventual tanto del suscripto como de funcionarios y

personal de este Juzgado Federal de Dolores y/o de la Fiscalía Federal de

Dolores.

Por otra parte, se dispusieron una serie de medidas de carácter

informativo, así como la prohibición de salida del país y la inhibición general

de bienes en relación con el imputado D´Alessio –órdenes que debían ser

diligenciadas una vez producidos aquellos procedimientos-. Además, ante la

eventualidad de que ocurriera el encuentro pactado en la ciudad de Mar del

Plata, se requirió vía rogatoria al Sr. Juez Federal de aquella ciudad que por

turno correspondiera la orden de requisa personal y vehicular reclamada por

el Fiscal Federal de Dolores. Por último, a fin de no frustrar el éxito de la

pesquisa y de las medidas dispuestas, conforme lo solicitado por el Sr. Fiscal

Federal, se dispuso el secreto de sumario (cfr. art. 204 del C.P.P.N.).

En ese marco, se presentó nuevamente el Sr. Pedro Etchebest a fin de

aportar los últimos intercambios de mensajes a través de WhatsApp con

D´Alessio y puso en conocimiento que se había pactado un lugar y horario de

329
encuentro para ese mismo día a las 13.30 hs. en la Galería Armenia de

C.A.B.A. (fs. 364/365). En consecuencia, se dejó sin efecto el exhorto librado a

la jurisdicción de Mar del Plata y se libró nueva rogatoria requiriendo

libramiento de orden de presentación para solicitar la entrega de los registros

fílmicos de las cámaras de seguridad de dicha Galería y su estacionamiento.

Por otro lado, más allá de la negativa del denunciante a aceptar alguna

medida de protección, se le hizo saber nuevamente que podía requerir

medidas en tal sentido en cualquier momento (fs. 366).

No sólo se contaba con esta novedad de último momento. Luego de

ello, pero durante el mismo día 6, se recibió llamado telefónico por parte del

Prefecto Héctor Oscar Oliva de la Prefectura General Lavalle quien hizo saber

que había mantenido comunicación con personal a cargo de la escucha

directa del abonado celular utilizado por Marcelo D´Alessio, el que había

auscultado una reciente comunicación entre el imputado y quien sería su

mujer, en la que ésta le preguntó en un comienzo si la línea “era segura” –o

similar- a lo que D´Alessio respondió que no importaba –o similar-; que luego

de ello éste contó que se encontraba con “dos custodios”, que la reunión del

mediodía se había suspendido para el día 10 o 20 y que con quien iba a

reunirse había apagado su teléfono, a lo que su mujer le sugirió que él debía

hacer lo mismo por tiempo indefinido.97

Así, el Prefecto Oliva indicó que, de acuerdo a su experiencia en este

tipo de investigaciones, presumía que D´Alessio podía tener algún tipo de

conocimiento de que estaba siendo investigado o que su teléfono se hallaba

intervenido. Ante ello, le fue requerido a Oliva que remitiera por vía electrónica

el archivo de audio digital correspondiente a dicha conversación, a lo que

97
Días más tarde, se certificó con precisión que ese diálogo se había desarrollado de este
modo:
- D´Alessio: Y en el momento que yo estaba con los dos custodios para llevar esa
documentación de ahí de ese lugar y todo (no se entiende), ´ no, no voy a ir´ porque no, tuvo un
problema, me dijeron que no llego, que esto, que no llegaron los papeles. Así que, bueno, entre
el diez y el veinte, espero unos días más, ¿eh? te mando un abrazo. Y apago el celular.
- Esposa de D´Alessio: Bueno, apáguenlo ustedes por tiempo indeterminado.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

contestó tiempo después que la DAJUDECO requería para ello de un oficio por

parte del tribunal a pesar de haberse autorizado la escucha directa (ver nota

de fs. 372).

Fue así que, ante la permanente variabilidad de los sucesos extorsivos,

el riesgo de que se frustraran los fines de la pesquisa, de que el imputado

tuviera algún tipo de información acerca de la misma y con el objetivo

asimismo de garantizar en todo momento la legalidad y el éxito de los

procedimientos, adopté la decisión de concurrir personalmente junto con

funcionarios de este Juzgado Federal de Dolores ese mismo día hacia la

localidad de Canning.

Dispuestos en el lugar de encuentro junto con el personal de las

fuerzas de seguridad actuante –la Delegación de Investigaciones e Inteligencia

Criminal Zona Río de la Plata de la Prefectura Naval Argentina- y las órdenes

emanadas por el Juez Federal Villena, se aguardó el tiempo necesario hasta

tener la seguridad de que el imputado D´Alessio se hallaba en su domicilio –lo

que surgió a partir de la información de las celdas telefónicas que se

activaban por el tráfico de datos de su aparato celular-. Fue así que,

alrededor de las 18.30 hs. procedimos a ingresar al domicilio de D´Alessio, el

suscripto, funcionarios del Juzgado, una comisión de las fuerzas de seguridad

y los testigos de actuación.

Al respecto, cabe señalar que, en el inicio del procedimiento, el

imputado se mostró nervioso y comenzó a proferir distintas manifestaciones

de forma aireada. Mientras se movilizaba hacia un lado y hacia el otro del

domicilio y reclamaba que quería hablar en forma privada con este juez –a

quien confundía en ese primer momento con el Juez Federal Villena-, continuó

realizando similares manifestaciones alegando vínculos con funcionarios y

razones de Seguridad Nacional por las cuales no debía llevarse adelante el

331
allanamiento, circunstancias que se han detallado a fs. 1 del legajo de

investigación Nº 1.

Puntualmente, expresó que la información que pudiera incautarse podía

poner en riesgo la seguridad nacional y ser violatoria de la Ley de Inteligencia

Nacional o de Seguridad Nacional. En ese contexto, el suscripto le refirió en

presencia de todos los concurrentes al acto que tenía derecho a permanecer

callado, que el procedimiento iba a efectuarse de todas formas, que habría de

garantizarse la debida cadena de custodia de los documentos y dispositivos

electrónicos que pudieran hallarse y que no podía realizar ninguna llamada

telefónica ni apartarse del lugar hasta que no culminara el procedimiento, ante

lo cual D´Alessio continuó en estado de nerviosismo efectuando las mismas

manifestaciones. Sin perjuicio de ello, se permitió que su familia abandonara la

vivienda.

En concreto, en aquel procedimiento, se produjeron algunas de estas

manifestaciones espontáneas de D´Alessio:

Interlocutores:
- Marcelo Sebastián D´Alessio, identificado como interlocutor nº 1.
- Personal de la Prefectura Naval Argentina, identificado como
interlocutores nº 2 y nº 3.
- El suscripto, identificado como interlocutor nº 4.

1: No me toque, no me vuelva a tocar.


2: No, usted se me vino encima.
3: Estamos trabajando, caballero.
2: Yo lo que quiero saber es un tema procesal, si el Dr. Villena tiene o no
tiene que saber una información que tiene que ver con…
2: Ese no es un tema mío señor, no me compete saberlo.
4: Yo lo que le voy a pedir, por favor, porque no quiero…
1: ¿Usted puede ver algo de terrorismo Villena? ¿Usted puede ver algo
vinculado al terrorismo... de donde yo trabajo? Y ustedes me ven en televisión
de lo que yo trabajo de eso. ¿Usted puede verlo? ¿Ustedes se lo puede
quedar a su juzgado? ¿Usted tiene la cadena de custodia para vincular eso?
Porque es mi vida. ¿Me entiende lo que le quiero decir Dr.?
4: Sí, le entiendo perfectamente.
1: ¿Usted trabaja con el Hezbollah, doctor? no, ¿no?
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

4: Está bien, yo no voy a debatir con Ud. así que si Ud. quiere decir algo…
1: Yo quiero hablar con la Ministro, nada más. Si Ud. me lo niega, yo quiero
hablar o con Arribas o con la Ministro o con el señor Presidente para que me
diga a ver usted qué puede hacer.
4: En este momento ud. no puede hablar con nadie.
1: Espero que usted sepa lo que está haciendo.
4: Muy bien.
(Archivo digital de audio denominado “Voz 001.m4a” –creado el 06/02/2019 a
las 18:47 hs., tamaño 1MB, duración de un minuto y dos segundos-).

Minutos más tarde, D´Alessio continuó profiriendo algunas

manifestaciones mientras se comenzaba con la requisa de una habitación de

la planta alta de su vivienda que él mismo identificó como su oficina.

Interlocutores:
- Marcelo Sebastián D´Alessio, identificado como interlocutor nº 1.
- El suscripto, identificado como interlocutor nº 2.
- Personal de la Prefectura Naval Argentina, identificado como interlocutor
nº 3.

1: ¿Qué pasa con la documentación que tiene que ver con causas que no
están investigando? (no se interpreta lo que dice)
2: Hay algo que... Ahora sale el testigo, que quiere mostrar algo en la
computadora. Pase Ud…. ¿qué riesgo hay que se borre algo? ¿Ud. puede
controlar que no borre nada en la computadora? Mientras él me muestra.
3: Sí.
2: Me quiere mostrar algo, pero se va a quedar él y el Secretario así me
muestra lo que me tiene que mostrar.
1: Esto es para Ud., no es un ardid.
2: No, no, está bien.
1: Si no sería un…
2: Pero yo tengo que tener el cuidado ese.
1: Todo lo que dice “Procedimiento” es un tema de Estado…. Aduana, que es
porque le llegó esa carta a Ud., otra investigación de Aduana actual, otra
investigación, otra investigación de lavado de (…).
2: Muy bien, ya entendí el concepto pero ¿Ud. qué quiere ahora? ¿Hablar
conmigo ahora?

333
1: Yo necesito hablar con Ud. en privado porque hay cosas que tienen que
ver con seguridad nacional que las tienen que evaluar el Dr. Yo obviamente de
acá no voy a tocar nada, que venga el informático, que vea que no voy a
tocar nada.
2: Estas cosas. Arranca, yo voy a hablar un segundo con él, el señor. Ud. Dr.
venga conmigo.
1: Esto empezó con el tema (…), cuando empecé yo a investigar a la mafia
que hoy están detenidos en... Cuando a Ud. le llegó el anónimo.
2: A mí no me llegó ningún anónimo.
1: Sí, sí, llegó un anónimo porque yo la causa, el primer día. Perdón, así
empezó la causa de averiguación de ilícito porque alguien le mandó un
anónimo a la mañana y... (no se interpreta lo que dice). Hay cosas que no
entiendo si las pueden ver. Entonces quiero llamar al Presidente o quiero
llamar a Patricia o Arribas.
2: Entendí perfectamente.
1: Pero hay cosas que no las pueden ver. No es un tema que…
2: Yo voy a secuestrar y apagar la computadora y la voy a tener ahí en
reserva.
1: Hay cosas para hacer mañana que tienen que ver con defensa nacional. (…)
Es un tema que…
2:.. Tengo toda la cordialidad de explicárselo. Vamos a secuestrarlo y voy a
tener el cuidado... (no se interpreta).
2: Si quiere el señor que lo presencie y la fajamos y…
1: No voy a borrar nada Dr. (no se interpreta)
3:…. Ud. en el acta, lo que está prendido, está prendido, y lo que está
apagado, está apagado. ¿Ud. quiere presenciar el fajado de la computadora?
1: Ustedes tienen un pendrive o un disco rígido? (no se interpreta)
2: Ya le dije, haga lo que tenga que hacer.
1: Hágalo, hágalo (no se interpreta).
1: ¿Quedó asentado lo que yo le expliqué al Dr. que hay cosas de interés
nacional?
(no se interpreta lo que dicen por varios minutos)
1: Esa es la investigación que tiene en este momento Stornelli… lo de
Campillo. Lo pueden llamar a Carlos ahora y preguntarle… (no se interpreta lo
que dice). Lo fui a ver a Pinamar para darle información (no se interpreta lo
que dice). Me traigo los lentes para ver. ¿Alguien me sigue para ver los lentes?
(no se interpreta lo que dicen).
1: ¿Lo quiere llamar Dr. a Stornelli para preguntar si efectivamente le aporté
eso? Lo llamo a Carlos de un teléfono (no se interpreta lo que dice)… Estoy
haciendo un libro con Santoro, que está ahí arriba, “El Mecanismo”… ¿También
lo quiere hablar con él, lo que está llevando las investigaciones estas? (no se
interpreta).
2: La voy a llevar.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

(Archivo digital de audio identificado como “Voz003.m4a” –creado el


06/02/2019 a las 19:17 hs, tamaño 11.4 MB, duración de doce minutos y
once segundos-).

A poco de iniciado el procedimiento, se presentaron dos letrados –Dres.

Rodrigo González y Gustavo González- a quienes se les permitió presenciar

todo lo actuado y entrevistarse en forma privada con el imputado D´Alessio. En

ese contexto, D´Alessio, con el asesoramiento de sus abogados decidió no

formular ninguna otra manifestación.

Sin perjuicio de ello, se dispuso luego la formación del Legajo Nº 1 –en

ese momento reservado- a fin de resguardar las grabaciones de aquellas

manifestaciones hasta tanto se pudiera conocer con certeza si la información

que se había secuestrado en el domicilio podría resultar secreta y

necesariamente resguardada por las previsiones de la Ley Nacional de

Inteligencia –lo que luego se corroboró que no era así-.

Durante aquel procedimiento, además de constatarse la presencia del

vehículo Range Rover con el cual había viajado hacia la ciudad de Pinamar

aquel 8 de enero junto con Pedro Etchebest, se secuestró numerosa

documentación de interés para la investigación, y en particular aquella

referenciada puntualmente por el denunciante que había sido utilizada como

un medio para lograr su intimidación en el marco del proceso extorsivo, así

como otra que permitió dar cuenta de sus actividades y/o vínculos con

aquellos denunciados, partícipes, cómplices y/o encubridores.

Además, se incautaron aparatos de telefonía celular, computadoras de

escritorio y portátiles, dispositivos de almacenamiento de información digital,

municiones y diversas armas de fuego –algunas sofisticadas y que resultaron

llamativas incluso para el personal de las fuerzas de seguridad-, un dispositivo

con cámara oculta, un chaleco antibalas perteneciente a la Prefectura Naval

335
Argentina, una placa de la Drug Enforcement Administration (DEA), entre otros

muchos elementos. Todos ellos fueron debidamente resguardados en 47 cajas,

bolsas y envoltorios, cerrados, franjados y firmados por los testigos del

procedimiento y los concurrentes al acto.

Además, en presencia de uno de sus letrados defensores, se lo notificó

a D´Alessio de sus derechos como imputado y se le fijaron una serie de reglas

de conducta a los fines de garantizar los fines del proceso. Las armas y

municiones fueron puestas a resguardo y en depósito de la dependencia

actuante de la Prefectura Naval Argentina; y teniendo en consideración los

reclamos vinculados a la posible afectación a la Ley de Inteligencia Nacional y

a la Seguridad Nacional, se lo notificó de que el día viernes 8 del corriente

mes se habría de proceder a la desintervención y certificación del contenido

de lo secuestrado en sede del Juzgado Federal de Dolores, invitando a las

partes a presenciar el acto; a ese acto concurrieron el Ministerio Público

Fiscal, el imputado y su letrado defensor (ver fs. 373/404).

XI.b.8. A fs. 472/475 se encuentra glosada el acta de desintervención

de los elementos secuestrados realizada ante esta sede judicial el 8 de

febrero con la presencia del imputado, uno de sus hasta ese entonces

letrados defensores, el Fiscal Federal de Dolores, personal del Ministerio

Público Fiscal y funcionarios de este tribunal. Vale destacar que luego de

efectuada la apertura de numerosos sobres en dicho acto, las partes –el

Ministerio Público Fiscal y la defensa-, consintieron en que se continuara con

la apertura por Secretaría, toda vez que el modo en que fue llevado adelante

el allanamiento les quitaba cualquier duda acerca de su contenido.

Cabe consignar que para ese mismo día se citó al personal del

Departamento Cibercrimen de la Superintendencia de Investigaciones de la

Prefectura Naval Argentina, quienes prestaron declaración testimonial de

manera previa y dieron precisiones acerca de los protocolos de seguridad


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

previstos para la extracción de información digital de los dispositivos

electrónicos y aparatos de telefonía celular, por lo que se dispuso –con la

anuencia de las partes- no proceder a la extracción de esa información en

sede judicial, y que la misma fuera llevada a cabo por expertos de acuerdo al

protocolo correspondiente y en el lugar y con el equipamiento adecuados para

tal fin –tales como la bolsa “Faraday” y/o el equipo “DITTO forense”, entre

otros-, así como la participación de un perito sorteado a través del sistema

informático en carácter de veedor de todo el procedimiento (fs. 468/475,

528/531 y 538).

Ese procedimiento se inició finalmente el día 21 de este mes en sede

de la Sección Pericias de la Prefectura Naval Argentina con presencia del

Fiscal Federal de Dolores, el suscripto, funcionarios de este juzgado, los

peritos de parte, el perito veedor y los expertos de la oficina pericial referida.

En dicho acto, D´Alessio aportó voluntariamente las claves de acceso a los

aparatos celulares incautados.

XI.b.9. A fs. 528/531 se dispuso una nueva orden de allanamiento y

secuestro en relación a la vivienda de Marcelo D´Alessio, como así también la

requisa de vehículos y teléfonos del encartado y se le dio intervención al

Tribunal de Tasación de la Nación.

A fs. 799/877 lucen las actuaciones labradas como consecuencia del

segundo allanamiento realizado en el domicilio del encartado, en donde se

secuestraron chips telefónicos, tarjetas de memoria telefónicas, un teléfono

Samsung SM y otro Iphone A1428 y una baliza de luces –similar a las


utilizadas por organismos oficiales- que se hallaba en el baúl de uno de los

vehículos, sin perjuicio de hallarse otra instalada en el parabrisas de otro

rodado el que no fue posible incautar en virtud de que debía procederse al

337
desarmado del motor para ello. El procedimiento permitió además la labor de

profesionales del Tribunal de Tasación Penal a los fines de la tasación del

inmueble y los bienes registrables. Además se halló una gran colección de

relojes –los que según manifestaciones espontáneas de D´Alessio se trataban

de réplicas-.

XI.b.10. A fs. 759, en atención a todas las nuevas probanzas colectadas

y la posibilidad de la existencia de novedosos planes delictivos que no

contaban con el debido impulso del representante del Ministerio Público Fiscal,

se dispuso correrle nueva vista en los términos del art. 180 del C.P.P.N. A fs.

1047/1055 obra el dictamen respectivo del Ministerio Público Fiscal mediante

el cual impulsó una vez más y formalmente la acción penal en orden al delito

de asociación ilícita (art. 210 del C.P.).

XI.b.11. El día 15 de febrero y luego de efectuadas numerosas medidas

de prueba en orden a los hechos que fueron motivo de denuncia e impulso

inicial y posterior por parte del Ministerio Público Fiscal, se puso de resalto

que existían motivos sobrados para recibirle declaración indagatoria al

imputado Marcelo Sebastián D´Alessio (cfr. art. 294 del C.P.P.N.).

Se tuvo en cuenta además que por el delito que se le imputaba no

resulta procedente una eventual pena de ejecución condicional, así como

también que con posterioridad al allanamiento producido en su vivienda el día

6 de ese mes se habían adunado elementos objetivos que daban cuenta de la

existencia de peligros procesales de fuga y/o entorpecimiento de la

investigación (cfr. art. 280, 319 y ccdtes. del C.P.P.N.). Por esas razones, se

ordenó su inmediata detención (cfr. arts. 282 a contrario sensu y 283 del

C.P.P.N.) a los fines de ser trasladado a esta sede para recibirle audiencia en

los términos del referido art. 294 del C.P.P.N.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En este sentido, se dio cuenta de que no sólo se había logrado

verificar que D´Alessio poseería vínculos con funcionarios policiales y judiciales,

sino que además –a partir de la lectura de las transcripciones de escuchas

telefónicas arribadas por esos días- que poseía los medios suficientes como

para lograr frustrar los fines del proceso.

Entre estas comunicaciones, pueden citarse algunos pasajes:

Interlocutores: 1: Marcelo D´Alessio; 2: N.N. masculino (30/01/2019 17:23:09;


00:12:46; B-11016-2019-01-30-173555-2.wav).
1. Y si, y una forma piola no es joda es recorrer todo con el dron, es decir
ver todo con el dron y decir bueno me gusto esto, “BUENO EMPECEMOS A
VER LA PLANCHETA, DE QUIEN CARAJO ES, NO ES DE NADIE, LO USURPAMOS
HACEMOS UN USUCAPIÓN, HACEMOS UN JUICIO DE ESCRITURACIÓN, PORQUE
OJO EN UNA DE ESAS NOS MANOTEAMOS A VER NOS MANOTEAMOS CUATRO
HECTÁREAS Y QUE SE VAYAN TODOS A LA REPUTA MADRE QUE LOS RE MIL
PARIO”.
2. Y bueno, eso sería ideal.
1. Porque ojo, ojo, negro, porque haces tres kilómetros más y yo te aseguro
que tres kilómetros en un camino de tierra entoscado y todo, no nos puede
costar más de cuatrocientos mil pesos, un millón de pesos, veinticinco mil
dólares para hacer tres kilómetros.
2. Sí, exactamente.
1. Veinticinco mil dólares, listo, listo, por veinticinco mil dólares nos vamos a
tres kilómetros más con una tranquera nuestra y nos vamos al culo del
mundo a un lugar que no es de nadie.
2. Sí, bueno esa es la idea.
1. “DIGO UNA VEZ QUE INSTALAMOS A LOS MOROCHOS ADENTRO, PONEMOS
UNA MINA EMBARAZADA HABLAMOS CON ALGUIEN, QUE SE VAYAN TODOS,
QUE LA CHUPEN”.

Interlocutores: 1: N.N. masculino; 2: Marcelo D´Alessio (01/02/2019 11:33:33;


00:05:33; B-11016-2019-02-01-113906-10.wav)
(…)
2. No vayas solo porque vas a ir con un fierro, vas a terminar con treinta
años de prisión al recontra pedo. Yo ya lo estoy manejando con el jefe de la
distrital para que le rompan el culo al COMISARIO, y que aparezcan las cosas,
¿me entendiste?.

339
1. Bueno, escúchame, yo no los quiero meter en cana a los chabones yo los
quiero hacer desaparecer ¿sí?.
2. No, no, yo ya entendí perfectamente, esto ya es personal, ta bien, vos me
entendiste, listo.
1. Sí, sí.
2. Yo me dedico, escúchame bien lo que te digo, yo me dedico a estas cosas,
¿me entendiste?, ¿vos me entendés lo que te estoy diciendo?, yo me dedico a
esto.
1. Sí, sí, te estoy entendiendo, cuento con vos entonces.
2. Entonces, entonces, ahora vamos a hablar con la Distrital, ¿ta bien? ahí el
jefe yo estoy hablando con el Ministro en este momento, van a hablar con la
distrital y van a hacer que aparezcan las cosas, porque sino le cuesta el
puesto al COMISARIO, y nadie quiere eso entonces que primero que aparezcan
las cosas (…)
2. ¿Está bien?, bien. Lo primero que se hace cuando vos querés pasar un
mensaje es esperar una semana o diez días y te explico por qué. Como le
van a cagar la vida a otra persona hoy y mañana a otra y pasado a otra,
entonces no van a pensar que sos vos, van a tener seiscientos damnificados,
ahora si vas solo…
1. Sí, sí, ellos tienen mucha bronca porque le roban a todo el mundo.
2. ¿Vos me seguís lo que te quiero decir?
1. Sí, te escucho.
2. Lo primero que tenés que hacer es saber jugar al ajedrez y cuando nadie
piense, ahí vas a caer vos, si querés caer vos en persona ningún problema,
listo ¿me entendiste lo que te digo? Lo primero que hay que hacer es saber
contar hasta diez y manejar los tiempos, es lo primero, lo segundo tenerlo en
el radar, ver que no se vaya del barrio, seguir teniéndolo en el radar ¿soy
claro?.
1. Sí, sí.
(…)
2. Y DESPUÉS YO LES PONGO TRES KILOS DE MERCA A LO CUAL TIENE
NUEVE AÑOS DE PRISIÓN Y DESPUÉS YO LES VOY A EXPLICAR A TODOS LOS
FAMILIARES QUE CON USTEDES NO SE JODE. Listo, ahí yo ya hablé con
Salazar, para que mande un móvil para allá para tu casa.
1. Dale, igual yo ahora me voy a la Fiscalía a hablar con el fiscal. Nada, si
vos podés a las cinco o seis nos juntamos y hablamos bien, dale.
2. Sí, yo a las seis voy a estar en Narcotráfico de Azopardo término de ahí
me voy para verte.
1. Bueno, dale, pegáme un llamado y nos juntamos y hablamos bien, dale.
2. Dale, chau, chau.

Interlocutores: 1: Marcelo D´Alessio; 2: NN masculino (01/02/2019 20:55:45;


00:10:06; B-11016-2019-02-01-210550-5.wav)
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

1. Ya la tienen marcada que mueve que mueven guita y TOTO LE DIJO A


ALGUIEN QUE YO MUEVO GUITA ¿ME ENTENDÉS?.
2. Pero es un pelotudo, Marcelo.
1. ¿Me entendés? Cuando la tiraron a ella de la moto porque no se llevaron
la moto porque se llevaron un bolsito de mierda.
2. No buscaban lastimarla a ella, buscaban la plata.
(…)
2. Hoy le iba a decir eso cuando me tuve ir y después pasó esto, digo
lamentablemente, negro, LE TUVE QUE DAR DIEZ LUCAS AL COMISARIO.

Interlocutores: 1: NN masculino; 2: Marcelo D´Alessio (04/02/2019 22:19:34;


00:05:06; B-11016-2019-02-04-222440-6.wav).
(…)
2. Eh, te lo digo después personalmente ¿está bien?.
1. Dale, dale.
2. Pero, clarito, es un buche muy importante nuestro.
1. Sí.
2. Hay un chiquito que tiene más plata que cultura.
1. Subordinación y valor.
2. Eh, ok ¿me entendiste? tiene mucha más plata que cultura, que tiene un
perro que no esta permitido, no sé qué poronga.
1. Sí.
(…)
2. Es el que maneja en Soldati, nos maneja la uno once catorce a nosotros.

Interlocutores: 1: NN masculino; 2: Marcelo D´Alessio (05/02/2019 15:10:50;


00:01:41; B-11016-2019-02-05-151231-3.wav)
(…)
2. Fíjate algún amigo tuyo que se quiera ganar CINCO LUCAS, que necesito
que vaya a una Escribanía.
1. Decime nomás, sí, sí, te escucho.
2. Que necesito un amigo tuyo, que me pases el DNI de algún amigo tuyo de
confianza ¿sí?, que me pase el DNI de los dos lados, ¿tá bien?.
1. Sí.
2. Para que se gane CINCO LUCAS, para ir a una escribanía, que necesita salir
un VICEPRESIDENTE de una SOCIEDAD de mierda que lo van a mandar a la
muerte, pero como no quiere entrar en sucesión, necesito alguien que firme,
DALE, CINCO LUCAS U OFRECELE TRES Y QUEDATE CON DOS VOS.
1. Dale, ¿qué tiene que hacer?, ¿tiene que FIRMAR NOMÁS UN PAPEL?.
2. Sí, en una escribanía.
1. Dale.
341
Interlocutores: 1: Rodrigo González; 2: Marcelo D´Alessio (05/02/2019 18:25:16;
00:07:03; B-11016-2019-02-05-183219-2.wav)
(…)
2. el tema que, en todo momento, a mí Santoro lo vio en su momento y
STORNELLI que lo vio, no le creen, es decir, no le creen. Es decir, de hecho
mirá, de hecho, él intento mentir al FBI obviamente el FBI (no se entiende)
cosas y le pegó una patada en el orto, (…) A mí cuando estaba hablando con
Stornelli me dijo ´yo no le creó un porongo pero nada´, el tipo este ¿cómo se
llama? el que fuiste a ver vos ayer, que yo lo voy a ir a ver el heee mañana,
pasado mañana, yo me voy a poner el traje para ir a ver especialmente e
invitarlo (no se entiende) heee lo que me dijiste hee que tengo que ir a ver a
Claudio, okey, heee (no se entiende) son cinco italianos por cada Patricia.
1. Sí, sí.
2.- Heee, vamos a hacer así de fácil, bien, llegado este punto, Stornelli me
dijo lo mismo y CLAUDIO me dijo lo mismo, nadie le cree nada y esta
flojísimo de papeles y cuando, está ahí, no no, repitió.
(…)

De la simple lectura de estas comunicaciones, no sólo se vislumbraba –

ya en ese entonces y sin tener en consideración el contenido de la prueba

documental y digital secuestrada en su domicilio- la posible comisión y

planificación junto con terceras personas de una diversidad de hechos

delictivos indeterminados –tales como la usurpación de una fracción de

terreno, la falsedad ideológica de documentos públicos, el cohecho o el

fraguado de una causa penal por infracción a la ley 23.737, entre otros-, sino

además el nivel de relaciones con funcionarios públicos de alto rango de los

que dispondría D´Alessio.

Por lo demás, más allá del contenido de estas comunicaciones

telefónicas interceptadas, se puso de resalto al momento de disponer la

detención de D´Alessio que, de la atenta lectura y análisis de la

documentación hallada e incautada en oportunidad del registro domiciliario, se

había constatado la presencia de posibles legajos vinculados a posibles

actividades de inteligencia y otra documentación que daría cuenta además de


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

la vinculación del nombrado con organismos de inteligencia y distintos

funcionarios públicos.

XI.b.12. A fs. 1033/1038 y fs. 1153/1159 se le recibió declaración

testimonial a la esposa de Pedro Etchebest. En lo sustancial reiteró el relato

de su marido, señaló que el inicio de las conversaciones con D´Alessio ocurrió

el viernes 28 de diciembre mientras estaban en su casa y que cuando lo

recibió Etchebest le dijo algo así como: “¿y éste?, qué raro”, pues se trataba

de una persona que con la que hacía mucho tiempo que no tenía relación.

Luego, siguió relatando sobre las distintas intimidaciones de las que ya

hemos dado sobrada cuenta, tales como que Campillo tenía un encono

personal con su marido, que había declarado en la causa y que D´Alessio le

leía actas y que “el hombre está preso y quiere salir libre”, entre muchas

otras.

Miglietta señaló que en esos días o ese mismo día, Pedro Etchebest

consultó con su abogado Dr. Nigro quien le sugirió que grabara todos los

diálogos, pues le dijo que estaba siendo víctima de una extorsión. Contó que

su marido le decía a D´Alessio todo que sí para entrar en confianza y ver qué

datos tenía, mientras el imputado brindaba todo tipo de información personal.

Continuó relatando todos y cada uno de los episodios vinculados con

el lapso extorsivo pergeñado por D´Alessio y señaló que ella le recomendaba a

Etchebest que vendieran el departamento de Mar del Plata, porque el campo

estaba embargado y que por toda la situación se hallaba muy preocupada por

la salud de su marido, quien había sufrido recientemente un ACV.

Además, recordó que Carlos Liñani le había mandado un mensaje a su

marido el día 5 de febrero diciéndole que quería ayudarlo y que ello le había

parecido sospechoso. Por último, relató que su hijo Matías había recibido una

343
intrusión en su casa de parte de un hombre, que un vecino lo observó y

cuando le preguntó qué necesitaba se subió a una camioneta Kangoo y se

fue raudamente.

A fs. 1072/1086 lucen las actuaciones referentes al allanamiento y

detención del imputado Marcelo D´ALESSIO.

A fs. 1087/1089 luce agregada el acta de desintervención de elementos

incautados durante el segundo allanamiento. De la misma surge que “(…)

previo a comenzar con el mismo, en atención a los dichos del imputado


durante el primer allanamiento en su domicilio (…) y más allá de las
cuestiones vinculadas a la valoración de la prueba que fueron expuestas en
dicho auto, se le consulta al Sr. Marcelo D´Alessio y a su letrado, Dr. Fogar, si
mantienen los planteos vinculados con la Ley de Inteligencia Nacional y
respecto a que la documentación hallada y objeto de la desintervención
realizada el día 8 del mes en curso, podría poner en riesgo la seguridad
nacional, a lo que –previa consulta del imputado con su abogado- MANIFESTÓ:
“sí, mantengo esos planteos porque la documentación y las filmaciones
de cámaras ocultas que posee pueden afectar la seguridad nacional y
la ley de inteligencia nacional. Estoy dispuesto a aportar las claves de
las computadoras halladas en el primer allanamiento para que vean que
allí hay cámaras ocultas y demás cuestiones que las podrán observar
que pueden afectar la seguridad nacional. Temo por mi vida, dentro o
fuera de la cárcel, hice un hábeas corpus que se filtró en Infobae y ahí
filtré el nombre de quien me encargó el trabajo por el que estoy aquí
[en referencia a Ricardo Bogoliuk], por lo que corre riesgo mi vida. Yo
quiero declarar y contar toda la verdad acá pero tengo miedo que se
siga filtrando a la prensa cosas que estoy diciendo”.

XI.b.13. Conforme se ilustra a fs. 1091/1105, el día 16 de enero se

llevó adelante la audiencia indagatoria del imputado D´Alessio en la que se le

imputó el delito de extorsión en perjuicio de Pedro Etchebest y el de formar

parte de una asociación ilícita para llevar adelante operaciones ilegales de

inteligencia a los fines de coaccionar, intimidar y extorsionar a personas para


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

obtener réditos económicos indebidos u otra clase de prestaciones o

beneficios. Además, se le imputó la tenencia ilegítima de una de las armas

halladas en su domicilio, de un chaleco antibalas y la recepción con

conocimiento de su origen ilícito de un motovehículo allí incautado.

Sin perjuicio de que el imputado empezó diciendo que sólo iba a

declarar cuando su letrado defensor pudiera analizar toda la prueba,

inmediatamente después comenzó a realizar algunas manifestaciones señalando

expresamente que Ricardo Bogoliuk le había encargado el “trabajo” de

investigar a Pedro Etchebest a fin de hallar información de interés sobre la

denominada “ruta del dinero k”, que le habían pasado su “perfil psicológico”,

que estas labores se realizaron para la Agencia Federal de Inteligencia y que

le habían prometido ingresar formalmente a dicha agencia estatal de

inteligencia en un cargo directivo de importancia. Sin embargo, también indicó

que luego se dio cuenta que todo se trataba de un “complot” en su contra y

del fiscal Carlos Stornelli, entre otras personas.

En este punto, es importante resaltar que en sus diversas declaraciones

indagatorias Marcelo D´Alessio, más allá de algunos detalles, se mantuvo

coherente en sostener esta tesis y, en particular, acerca de que las labores de

inteligencia en perjuicio de Pedro Etchebest se estaban desarrollando a la

orden de la Agencia Federal de Inteligencia.

Así, por ejemplo, en el marco de la causa Nº 1406/2019 –del Juzgado

Federal Nº 10 de C.A.B.A.- (fs. 722/734 del Legajo de Prueba Nº FMP

88/2019/127), sostuvo que el:

“(…) 27/12/2018, estando en Tulum, recibió una llamada cerca de las


12.30 horas de México de parte de Ricardo Bogoliuk, ante lo cual refirió ´ está
lo de tu nombramiento como director de investigaciones complejas de la AFI,
pero piden antes que hagas un trabajo ad refferendum de tu nombramiento´, le

345
preguntó si se acordaba del famoso ´Sr. Pedro´ de Puerto Madero. Refiere que
ello fue retórico, pues el dicente lo recordaba (…)
Manifiesta que Bogoliuk le dijo ´tengo el apellido y DNI de Pedro. Tu
primer paso es que en tiempo record consigas toda la información que tengas
relevante de él dentro de los Estados Unidos´, le refirió que es el ´tipo ideal
para ese operativo´, ya que Pedro se acordaba muy bien del dicente y lo tenía
muy bien conceptuado. Agrega que le dijo ´vos vas a tener que lograr
determinadas conductas por parte de él para que nos lleve hasta la mesa –
financiera, cueva o banco clandestino- que usó para exportar el dinero que
hizo haciendo de cajero… mirá que ya está el ok de Pablo´. Aclara que Pablo
se refiere a Pablo [Pinamonti], quien sería un director de la AFI, a quien le
había mostrado investigaciones (….) y quien había estado muy conforme con
ellas. También Bogoliuk le dijo ´ya tenés el respaldo de la Casa´ y le impartió
las normativas que debía cumplir a ´título de tutor´ en su primer trabajo en AFI,
al tiempo que le mencionó que ´cada vez que te comunicás con Pedro, me
avisás y te reportás. Cada vez que querés contestar o enviarle algo a Pedro,
me lo mandás primero para que lo evalúe. Te tenés que adaptar a las nuevas
pautas de trabajo´ (…)
Hace saber que el día 28/12/1[8] llamó a Pedro Etchebest con el texto
que decía ´Hola Pedro, Dios existe, cómo estás? Soy Marcelo D´Alessio´. A lo
que Etchebest le devuelve el mensaje llamándolo por WhatsApp (…)
refiere que el lunes 7/1/19, un día antes de viajar a Pinamar, Bogoliuk
le indica que le diga a Etchebest lo que fuera necesario para que él le
indicara la financiera que usaba para girar los fondos frutos de sus ilícitos. (…)
[Bogoliuk] le recordó que no se olvidara que Pablo [Pinamonti] –jefe del
mismo- le refería que era director de la AFI, y tenía acabado trato directo y
diario con Arribas y Majdalani (…)
Aclara que a Pablo [Pinamonti] lo vio como mínimo 4 veces desde el 1º
de enero hasta el 11 de noviembre de 2018, a las 10.30 horas en el Hotel
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

NH, de la calle Bolívar de esta ciudad, oportunidad en la que le pidió que le


presentara a un candidato para trabajar en forma orgánica o inorgánica en el
sector que el dicente iba a dirigir. Por otro lado, menciona que Bogoliuk
también le mostró su credencial nueva de la AFI que tiene código QR. Que le
refirió a Bogoliuk que Pedro no habla ni niega todo lo relacionado a su
actividad ´K´ (refiere que los días luego del allanamiento, investigó a Etchebest,
logró averiguar que aquél fue cajero de De Vido, de Campillo y que terminó
siendo cajero y haciendo negocios con Toninelli (padre), el número 2 de
Echegaray en AFIP). (…)
Aclara que Rolando Barreiro es un ex servicio de inteligencia, según lo
que el dicente había averiguado, había estado desde el 2002 al 2016,
prestando servicios, quien le pidió trabajo, ante lo cual el dicente lo contrató
como chofer y custodio, y además le acercaba información imposible para el
dicente de acceder, a fin de cotejar hipótesis de sus investigaciones (…)
Refiere que en Dolores fueron a declarar personas que el dicente había
investigado (…), entre los que menciona, a Mario Cifuentes –dueño de OPS-, el
hermano de Pablo Barreiro hijo del jardinero de la ex presidenta Cristina
Fernández (…), dos personas de la aduana paralela, Rolando Graña y el
arrepentido Dovat (…) A fines del 2016, Barreiro le pregunta ´¿te acordás del
Polaco?´ - en referencia a Bogoliuk- y le refiere que los de la SIDE estaban
queriendo abrir un ´Programa AMBA` que estaban buscando poner las oficinas
en Las Toscas, Canning, que querían alquilar todo el 4º piso. Ante ello, el
dicente lo llama a Bogoliuk a partir de lo cual retoman la relación. (…) A
partir de ese encuentro, comenzaron a frecuentarse y el dicente le comenzó a
mostrar sus investigaciones (…) y ellos se mostraban interesados y lo llevaron
a Pablo [Pinamonti], en 4 oportunidades a ver esas investigaciones”.

347
En orden a estos mismos asuntos y abonando la hipótesis de la

realización respecto de Pedro Etchebest de investigaciones con métodos

ilícitos, de manera informal y paralela a las causas judiciales y sin orden de

autoridad competente ni ejercicio de función pública habilitante, cabe indicar

que Marcelo D´Alessio efectuó diversas entrevistas periodísticas en las que

efectuó concretas y expresas manifestaciones reconociendo la realización de

estas investigaciones. Además de remitirnos a lo ya citado en la respectiva

nota al pie, habremos de citar aquí únicamente algunos pasajes de aquella

brindada a los periodistas Ernesto Tenembaum y Gustavo Grabia98:

Interlocutores:
1. Marcelo D´Alessio.
2. Ernesto Tenembaum.
3. Gustavo Grabia.

1: Quiero aclarar lo siguiente, el señor Etchebest, me localiza a mí digamos


porque sabía el conocimiento que yo tenía por la causa GNL, lo que yo había
aportado con la causa GNL, sobre todo con Bonadío y Stornelli porque yo
estuve un año y pico investigando cómo se iba el dinero de ENARSA y, de
hecho, está en varios libros y documentaciones y, de hecho, creo que fue
crucial para la causa. En segundo lugar…
2: Perdón ¿qué es GNL?
1: Gas Nacional Licuado, la causa donde fue detenido Baratta y De Vido.
2: ¿Y qué es lo que tenía que ver Etchebest con esto?
1: No, Etchebest, evidentemente cuando lo llevan a Campillo detenido se pone
muy nervioso. Él era un operador de Campillo, que Campillo evidentemente se
olvida de declarar en el Juzgado, era un operador, que iba y cobraba un 25%
sobre una suerte de retorno de los impuestos o una cosa por el estilo. Se
pone muy nervioso (…) lo que se filtra ahí son todos ardid que tienen que ver
con mi trabajo que es hallar la verdad. Por ejemplo, cuando se le pide dinero
a una persona no es para tomarle 300 mil, 200 mil, 100 mil o lo que mongo
sea, por el amor de Dios, sino para ver de dónde sale. No es lo mismo que
diga lo tengo en una caja de seguridad en Buenos Aires que diga lo tengo
que traer de Estados Unidos, lo tengo que traer de una mesa, lo tengo que
traer de tal lugar. Es parte de una investigación que obviamente interrumpe

98
Link: https://youtu.be/l0O2hMW__pzk.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

este hombre Etchebest a través de un Juzgado donde yo voy a estar ahora


dejando un documento.
2: A ver, yo voy a traducir lo que Ud. dice para que la gente entienda algo.
Ud. está diciendo que le estaba tendiendo una trampa a este hombre.
1: No una trampa, es una técnica que tiene que ver con hallar la verdad.
2: Perfecto, que Ud. aparece pidiendo dinero no para hacerlo zafar de una
causa sino para tenderle una trampa o para investigar si tiene ese dinero y
de dónde lo tiene, etc., etc.
1: Exactamente. El canal del dinero es fundamental. Mirá, Ernesto si algo es
importante es ver a dónde está el dinero que está faltando y yo estoy
obsesionado con eso. (…)
3: Perdóneme, D´Alessio, Gustavo Grabia lo saluda. Sólo una consulta ¿para
intentar desentrañar un ilícito se puede cometer otro ilícito que..?
1: No, primero que el ilícito no se perfeccionó porque incluso él quiso dar un
dinero que después fue devuelto como corresponde. El ilícito primero que no
se perfecciona, número 1. Después, para hacer investigaciones se juega
tremendamente finito. Mirá, Gustavo, se juega muy muy finito. Yo he hecho
cámaras ocultas simulando ser un comprador de cemento corrupto para
determinar cómo estaba trabajando (…) por ejemplo. Informes que tiene una
confiada diputada, no importa. Sí, se juega muy fino para saber la verdad.
(…)
2: Hay algo que no entiendo, ¿qué tiene que ver Ud. con todo esto? Si su jefe
no es Stornelli, ¿qué tiene que ver Ud. con la causa de los cuadernos?
(…)
1: Evidentemente le dieron el dato que yo conocía o tenía más conocimiento
que el que tengo realmente con el señor Stornelli o con Bonadío, que lo vi
una sola vez en mi vida que le di solamente un escrito.
(..)
2: Yo lo que no entiendo Marcelo es ¿en función de qué? Si Ud... de repente
a Ud. lo contactan porque parece que habló dos veces con Stornelli para
tratar de zafar de una causa, después Ud. aporta no sé qué del Gas Licuado,
después… ¿Es Fiscal? No es Fiscal. ¿Es de la Policía? No es de la Policía.
1: A ver... mi pasión es investigar.
2: Está bien, ¿pero hay alguien que lo banca para investigar? Es una especie
de Sherlock Holmes… un tipo que tiene una oficina y le pagan para investigar.
1: Por ejemplo, Ernesto, sería una buena definición, pero sí, no sólo investigo
sino que le he dado a periodistas hallazgos, hay cosas que las trabajo….
2: A ver, Ud. es lo que vulgarmente se llama un servicio.
1: Me parece peyorativo.
2: Un hombre del mundo de la inteligencia. Gustavo decía la DEA.
(…)
349
1: Pero sí voy a seguir investigando pese a que haya venido el Juez, que
estuvo muy correcto, el Juez de Dolores. Vino a mi casa a buscar información
y se la he dado. Le expliqué la sensibilidad que tienen las computadores, que
hay información que tiene que ver con terrorismo, con narcotráfico, con
investigaciones que estaban en curso. Pero, bueno, él prometió que iba a
tener el cuidado correspondiente en la cadena de custodia, así que yo confío
en él.
(…) uno a veces en este juego finito, uno va usando que conoce al Papa, que
habló con el Papa, que conoce a este, tiene que ver con un puente de
confianza que uno va a haciendo.

XI.c. La maniobra extorsiva

XI.c.1. Ya hemos dado cuenta de los diversos elementos de prueba

concordantes y objetivos que permiten corroborar prima facie la existencia de

una actividad de espionaje ilegal que se pergeñó respecto de Etchebest en la

que –al menos- el fiscal Carlos Stornelli prestó su asentimiento, pues los

resultados de dichas labores de inteligencia –realizada mediante mecanismos

ilegales y de forma paralela a las causas formales- le podrían resultar de

utilidad para las investigaciones a su cargo, en su rol de fiscal federal.

Se pusieron de resalto la reunión de información de posibles fuentes

públicas extranjeras –como aquella información en idioma inglés vinculada con

los datos personales, laborales e íntimos de su familia radicada en Estados

Unidos- y de datos obtenidos de forma indebida a partir de bases de acceso

restringido –los registros migratorios y de comunicaciones telefónicas que

habían sido aportados a D´Alessio por el fiscal provincial Juan Ignacio Bidone

de forma paralela a las investigaciones formales a su cargo-, su posterior

análisis y la labor de campo frente a la propia víctima utilizando todo tipo de

artilugios, intimidaciones, engaños y amenazas para vulnerar su voluntad y, de

ese modo, lograr por un lado, la erogación indebida de una importante suma

de dinero en dólares estadounidenses y, por el otro, obtener información de

relevancia acerca de la denominada “ruta del dinero k” que podría ser de

interés para el fiscal Carlos Stornelli –la ya referida técnica de la “bandeja de

plata”-.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Reiteraremos aquí el análisis oportunamente efectuado en el primer auto

de mérito dictado respecto de Marcelo D´Alessio –dictado el 25/02/2019-,

exclusivamente, en relación con los distintos eventos de relevancia en el

marco del curso causal, sin perjuicio de aclararse nuevamente que no existen

elementos de prueba acerca de la responsabilidad de Stornelli respecto de –en

particular- la exigencia que culminó en un desapoderamiento patrimonial

indebido en perjuicio de Etchebest, aunque sí –como se dijera- en torno a la

restante finalidad prevista para la maniobra –vinculada con la anterior-: las

actividades de inteligencia ilegal para obtener información que pudiera resultar

útil para sus investigaciones.

XI.c.2. Ya se ha referenciado que entre otros mecanismos intimidatorios,

además de recibir su “perfil psicológico” de parte de Bogoliuk y Degastaldi –

según reconoció D´Alessio-, éste le exhibió a Etchebest documentos –que

fueron hallados y secuestrados- vinculados con su historial financiero,

migratorio, laboral y económico y de miembros de su familia.99

Además, le exhibió otro documento con logos del Ministerio Público

Fiscal en el que se dejaban sentadas las supuestas palabras incriminatorias de

Campillo hacia Etchebest –sin firmas ni sellos y evidentemente ficticio-.100

Este último documento, que no contenía firmas ni sellos y que resultaba

ficticio, era parte del engaño propio de la maniobra que, en aditamento a la

demás información sensible a la que D´Alessio había accedido sobre Etchebest

99
Resguardado en el acta de allanamiento producido el 06/02/2019 en el envoltorio
identificado con el Nº 8.
100
No sólo el documento con logos del Ministerio Público que le exhibió era ficticio, sino que
también se comprobó que el día domingo 20 de enero, cuando D´Alessio señaló a Etchebest que
volvería a Pinamar a “renegociar” con el fiscal las cuestiones vinculadas a las fechas de pago
de las cuotas del dinero exigido, nunca habría salido de la localidad de Canning –cfr. surge de
las antenas telefónicas en las que impactó el tráfico de datos de su teléfono celular-, entre
otras inconsistencias vinculadas a la maniobra extorsiva en sí misma.
351
y su familia –que sí era verdadera-, a los registros migratorios y de

comunicaciones telefónicas que le había facilitado de forma indebida Juan

Ignacio Bidone y al hecho de que Etchebest efectivamente había conocido a

Campillo –lo que posiblemente D´Alessio conocía desde un inicio-, funcionaron

perfectamente como medios efectivos para concretar la operación de acción

psicológica que se estaba llevando adelante sobre la víctima, creando en su

psiquis el temor verosímil de una inminente pérdida de la libertad –tal y como

ha sucedido en otros casos, como los de Traficante o Pablo Barreiro-.

Más allá de estos engaños, debe ponerse nuevamente de resalto que se

ha corroborado que la organización delictiva, con la posible connivencia de

funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia, se hallaba realizando una

investigación paralela a las judiciales.

Incluso para el supuesto de que Pedro Etchebest pudiera haber tenido

alguna vinculación con maniobras ilícitas cometidas en el pasado (vinculados

con Campillo o con Julio de Vido o con la alegada “ruta del dinero K”, lo que

el denunciante rechazó enfáticamente), fue víctima de una maniobra de

espionaje ilegal con mecanismos extorsivos e intimidatorios de todo tipo.

Incluso más, en caso de haber participado Etchebest en algún delito,

posiblemente esa misma situación fue la que lo habría colocado frente al

imputado en una mayor situación de vulnerabilidad, máxime si tenemos en

cuenta la efectividad de las técnicas de acción psicológica utilizadas por él

que ya se han descripto.

XI.c.3. Ahora bien, antes de ingresar en el análisis de la prueba,

entiendo oportuno realizar un breve paréntesis para reiterar lo ya dicho en

diversas ocasiones en lo que respecta a la metodología de valoración de la

prueba en estos actuados, en particular, acerca de la falsedad o veracidad de

los dichos proferidos por Marcelo D´Alessio a sus víctimas.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Se ha dado cuenta de su corroborada actividad como agente de

inteligencia -posiblemente “inorgánico” y actuando para la Agencia Federal de

Inteligencia-, así como de sus vinculaciones con agentes y ex agentes de

dicha agencia, y de sus técnicas de engaño -que ya se han descripto

sobradamente-.

Se señaló también que en los diálogos entre D´Alessio y Etchebest se

habían percibido exageraciones, descripciones grandilocuentes, inexactitudes y

falsedades por parte del imputado.

Por todo ello, para llevar adelante el examen probatorio en estos

actuados, resultaba necesario deslindar -con toda rigurosidad analítica y

crítica- mentira de verdad en cada una de las múltiples referencias que

efectuó D´Alessio a sus víctimas, pues –en muchos casos- esas referencias

formaban parte del engaño propio de quien pretende intimidar a la persona-

objetivo.

Debe entonces realizarse una valoración cuidadosa de la prueba

recogida identificando en todos los casos la fuente de información y el modo

en que se obtuvo la misma, y en especial que las referencias que D´Alessio

efectuaba de forma sistemática a Etchebest sean contrastadas en cada caso

de manera prudente, reflexiva, puntillosa y analítica en conjunto con las demás

constancias del expediente, con las que pudieran arribar luego y con las que

pudieran obrar en otras investigaciones judiciales.

El método que se aplicó fue el de cotejar y analizar de modo

conglobante los dichos de D´Alessio a Etchebest con el resto del plexo

probatorio reunido en el expediente para, en cada caso, verificar si existía una

multiplicidad de fuentes probatorias concordantes entre sí –distintas e

independientes de la sola palabra del imputado-, lo que –en ese caso-

otorgaría un grado de verosimilitud mayor.

353
Por otro lado, se puso de resalto que, teniendo en cuenta las

características de la investigación y los actores involucrados, en esa labor de

valoración probatoria debía otorgarse mayor preponderancia y peso a los

elementos de prueba “no contaminados”, es decir, aquellos obtenidos hasta el

primer allanamiento de la vivienda de D´Alessio –el que el imputado no

esperaba y en el que hasta confundió a este magistrado con el Dr. Federico

Villena-.

Las pruebas obtenidas a partir de la difusión pública del expediente,

luego de realizado el allanamiento y levantado el secreto de sumario, deben

ser objeto de un análisis más prudente ya que algunas podrían estar

orientadas para preconstituir prueba, seguir pistas falsas, confundir a los

investigadores o simplemente entorpecer la investigación.

Dicho ello, cabe referir también que a pesar de las exageraciones e

inexactitudes proferidas por D´Alessio a Etchebest, también se ha corroborado

que muchas de sus manifestaciones resultaban coincidentes con información

que se obtuvo a partir de prueba técnica “dura”, y que ello resultó de enorme

relevancia para la profundización de la investigación no sólo en lo que

respecta al caso de Pedro Etchebest sino ya en torno a los otros múltiples

planes delictivos vinculados con el espionaje y la inteligencia ilegales.

XI.c.4. Efectuadas estas aclaraciones, pasaremos seguidamente al detalle

de la cuantiosa prueba recogida en torno a estos sucesos en particular. Se

habrá de exhibir sólo un muestreo de las probanzas con las que se cuenta y

que será suficiente a los fines expositivos, pues el caudal probatorio de este

plan delictivo es ciertamente importante.

Además, para ordenar este relato, entiendo necesario señalar que

existieron eventos y fechas puntuales de mayor relevancia que otras en el

desarrollo del proceso extorsivo. Estos son: el inicio de las conversaciones

(situado el 28/12/2018), la primera conversación registrada (el 31/12/2018),


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

la reunión en el balneario “CR” de Pinamar junto al fiscal Carlos Stornelli

(ocurrida el día 08/01/2019), la frustración del primer pago de 100.000

dólares (ocurrida el 17/01/2019), el pago de 9700 dólares (ocurrido el

23/01/2019), el pago de otros 5000 dólares (ocurrido el 24/01/2019) y la

fracasada reunión por el pago de otros 200.000 dólares (ocurrida el día

06/02/2019).

Pues bien, como ya fuera dicho al describir los términos de la denuncia

y las declaraciones testimoniales brindadas por Etchebest, su hijo y su esposa,

las conversaciones con D´Alessio se reiniciaron –después de un tiempo largo- el

día 28 de diciembre de 2018 a las 13.59 hs. cuando Marcelo D´Alessio envió

cuatro mensajes vía WhatsApp que decían: “Buen año querido Pedro!!!”; “Dios

existe...”; “Cuando quieras llamame!!!”; “Tema campillo. De pedo estoy en el


lugar indicado!!” (ver fs. 113).
Allí, Etchebest respondió “Querido Hno. Marcelito!!!”; “Q bueno saber de

vos!!!”, y D´Alessio le señaló: “Hola!! Viste q no me olvido de las personas que


me marcaron positivamente?”.
Al respecto, cabe referir que D´Alessio en algún punto de sus

declaraciones indagatorias –y en la prensa- dio a entender que había sido

Etchebest quien lo había contactado a él en primer lugar, lo que se contradice

con lo que emerge de los elementos de prueba técnicos recolectados. De los

términos de este último mensaje citado, en el que el imputado indica que no

se había olvidado de Etchebest, se infiere que hacía largo tiempo que no

conversaban. Además, en una conversación cara a cara producida el

17/01/2019, Etchebest le dice a D´Alessio “yo no te fui a buscar a vos,

Marcelo, yo no te fui a buscar a vos” y D´Alessio le contesta: “Pero te

hubieran ido a buscar a vos directamente”, lo que nuevamente abona esta

tesitura.

355
Por lo demás, en la declaración prestada en la causa 1406/2019 del

juez Ercolini, reconoció expresamente haber sido él quien contactó en primer

término a Pedro Etchebest y no al revés, lo que permite clarificar de forma

definitiva este asunto en particular y resta poder convictivo a la hipótesis

planteada por D´Alessio de una “cama” en su contra y de Stornelli pergeñada

por Etchebest y Bogoliuk en connivencia entre sí.

Minutos más tarde, D´Alessio envió a Etchebest capturas de pantalla de

sus intercambios de conversaciones con el fiscal federal Carlos Stornelli y

hasta envió el contacto con su número de abonado telefónico. Ese número

pertenecía efectivamente a una línea telefónica asignada a Stornelli y además

se ha corroborado la fidelidad del contenido del intercambio de

comunicaciones efectuado entre Stornelli y D´Alessio a partir de los

procedimientos técnicos de extracción de información digital de los aparatos

de telefonía celular de este último (UFED).101

Por otro lado, a partir de ese procedimiento técnico logró verificarse la

existencia de intercambios de mensajes a través de WhatsApp a partir del día

20/01/2019 con Pedro Etchebest –los anteriores habrían sido borrados por

D´Alessio-, los que coinciden plenamente con aquellos que acompañó el

denunciante mediante certificación notarial.

Por lo demás, en varios pasajes de las conversaciones entre ambos,

hablan acerca de personas en común que tuvieron mientras tenían oficinas

vecinas durante los años 2014 y 2015 en el edificio situada en Alicia Moreau

de Justo 1150 de Puerto Madero –Madero Business Center- -lo que luego fue

corroborado documentalmente-, de las que surge de manera directa que

Etchebest en algún momento le habría realizado algún tipo de favor al

imputado vinculado con los negocios de éste. Ese favor es el que habría dado

101
Para profundizar sobre este punto, resulta de utilidad remitirnos al punto XIV de la presente
resolución.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

pie, en el discurso de D´Alessio, a ofrecer su ayuda de manera “desinteresada”

para devolver el favor.102

102
Archivo de audio “Voz002.m4a” (desde el minuto 1:15:38)
Interlocutores: 1) Marcelo D´Alessio; 2) Pedro Etchebest
2. Estoy de acuerdo, hermano, si lo que vos me decís es palabra santa, en este momento… yo
te tengo confianza a vos, siempre te tuve confianza, Marcelito querido, vos acordate, nosotros,
yo siempre en cierta manera te valoré cuando estaban todos estos impresentables, acordate,
vos te acordás el que te ponía el hombro era yo, y cuando vos tuviste un problema yo corrí
por vos y estuve al lado tuyo y te solucioné un problema que en su momento era muy jodido,
¿te acuerdas?.
1. Perfectamente.
2. Entonces, yo a lo que voy, si yo sé que si vos en este momento me decís, me ponés el
hombro y me estás ayudando, vos sos la persona para mí, la única persona en que yo puedo
confiar, yo no confío en cualquier otro, ¿entendés?
1. Yo lo único que quiero es que si tengo que ir a arreglar algo a Pinamar allá, si me querés
acompañar o lo que mongo sea es para que veas que no me quedo con nada. (…)
1. No, no, no… entendeme, vos estuviste muy bien conmigo en un momento de mucha debilidad
mía porque me agarró este hijo de puta de Marcos y que decía que tenía protección de Aníbal,
de Ricardo no importa, de Di Mateo, vos sabés toda la historia bien y yo hice un cagadón,
perdí fortuna, me robaron treinta palos de un feedlot que nunca existió.
2. El otro quilombo ¿te acordás? que te metió en lo tuyo, el quilombo ese que no lo conocía a
ese gordo que por eso yo te ayudé y te saqué de esa situación, ¿te acordás?
1. No me acuerdo si era el de Gago, el de, sí, sí, sí, delincuentes hijos de puta.
2. Pero era una fortuna, era, y bueno, sin embargo, bueno, ahí estuvimos, puse el hombro en la
amistad y en la confianza viste, porque uno… y en este momento vos me estás ayudando.

Archivo de audio “Voz004.m4a” (desde el minuto 1:15:38)


Interlocutores: 1) Pedro Etchebest; 2) Marcelo D´Alessio
1: ¿Te acordás, te acordás? y si venías a hablar conmigo cuando tenías, cuando estabas
sufriéndola que te había mandado al frente con los cheques, ¿te acordás? como no, pero lo vi
yo a eso con vos.
2: Negro, yo tuve que traer de EE.UU. tres millones y medio de dólares para levantar todos los
cheques.
1: Por eso, me acuerdo que viajabas, ibas no sé a qué parte para parar bronca, ¿te acordás?
que había comprado este loco animales, no sé el quilombo que había hecho.
2: No, no, pero a mí, a ver… Marcos me costó casi 4 millones de dólares.
1: ¡Qué locura!
2: Pero, bueno, a ver… abogado que se defiende a sí mismo tiene un tonto de cliente
1: (risas) sí, claro.
2: El que me hizo entrar ahí fue Di Mateo, en la confianza, pero a ese le voy a pegar un
vuelto, pero tengo que esperar el tiempo, hay que saber jugar al ajedrez.
1: Claro.
2: De acá a tres años, cinco años, no sé, en algún momento, pero Di Mateo fue el que me
llevó, no Marcos ¿ves?

357
Volviendo al relato del intervalo extorsivo, el día 31 de diciembre de

2018 a las 14:10 hs. se produce la primera conversación cuyo audio Etchebest

registra –archivo digital “Voz001.m4a”-.

Allí, D´Alessio le cuenta que tiene más información que la primera vez

que conversaron –esa que Etchebest dijo no haber grabado y la que generó

en él el temor suficiente para grabar las siguientes- y que “[e]l tipo tiene un

encono personal contigo, este Campillo, lo podemos hablar bien por WhatsApp
tranquilos porque me acabo de (…) el teléfono, después te voy a contar bien,
(…) en realidad Bonadío le pidió una persona más y te incluyó en ese listado,
cuando tiene a dos personas mucho más complicadas…”.
Le relató además una sucesión de medidas que el juez Bonadío “le

pide a la Fiscalía” -que, en el marco descripto, formaba parte del engaño- y le


brindó una serie de datos –que, en algunos casos, ya había recibido de parte

de Juan Ignacio Bidone- acerca de sus movimientos migratorios, sus

comunicaciones telefónicas, su familia, las empresas de sus hijos radicadas en

Estados Unidos, etc. –datos que Etchebest señaló que eran exactos-, a lo que

el imputado refirió expresamente “eso ya se pidió, todo eso va a llegar a mis

manos, ¿está claro? ¿quedó clarito?”.


La documentación que D´Alessio le leyó a Etchebest en esa conversación

telefónica y que luego le exhibiera de forma personal una vez arribado el

imputado al país fue hallada durante el allanamiento de su domicilio y parece

provenir de fuentes públicas estatales de los Estados Unidos, pues no sólo se

halla en idioma inglés y posee información diversa y personal sobre diferentes

cuestiones y circunstancias relacionadas con familiares de Etchebest en ese

país, sino que además está encabezado por la siguiente leyenda:

“GOVERNMENT WATCH LIST NOTICE”.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Luego de leer parcialmente esta información, el imputado le indicó a su

víctima que:

“me lo tienen que mandar, los oficios los sacó Stornelli sabiendo que
todo esto me va a llegar a mí. Obviamente Stornelli quiere, va a querer
una atención, pero es un problema de Stornelli después, tuyo y de
Stornelli, que sé yo, yo no… nada, ¿te quedó claro?”.

Esta es la primera referencia concreta a que la situación debía

arreglarse con dinero. Mientras tanto, Etchebest sigue diciendo que no

comprende por qué Campillo lo había involucrado, a lo que D´Alessio le explica:

“O es un vuelto de alguien gordo, a veces un vuelto de alguien y los


hacen hablar a estos tipos, viste como son estos tipos, este tipo tiene
letra fina, lo único que te digo es que tiene letra muy finita, después te
explico bien lo que te estoy diciendo, vos me entendés. No está
tocando de oído el pelotudo (…) al tipo le dieron información, si no la
tiene él, es como el gran Fariña: alguien le pagó una fortuna, ¿eh? para

359
que vayas adentro, con las manitos atadas. A ver, no quiero saber si
hiciste negocios o no, no quiero saber si lo conocías, si eran amigos, si
salían juntos o si en realidad simuló ser un mormón y era un espía, no
quiero saberlo, cuanto menos información tenga yo, más subjetivo voy a
ser con los datos que me van a dar... ¿me seguís con lo que te quiero
decir?”.

Y le ofrece a Etchebest una suerte de posterior venganza, una vez que

pudiera resolver su propia situación personal, mensaje en el que se deja

entrever la necesidad de buscar información que pudiera incriminarlo a

Campillo:

“Entonces, vamos a resolverlo de la mejor manera, pero una vez que lo


resolvamos, tenemos que darnos vuelta, ¿ok? Esto es una cagada, sí,
¿lo resolvimos? sí, bueno tenemos algún tipo de… ahora, no, bueno…
ahí sí, ver cómo nos damos vuelta y sacás el doble, y ahí sí te digo,
me das el 20% de lo que recuperemos (…) Quedáte tranquilo.
Escucháme, ahora pensá como la recuperamos y por dónde, yo lo que
necesito es que juntes información de mierda de este tipo, ¿soy clarito?.
Rompió él los códigos, no los rompiste vos”.

El día 2 de enero, D´Alessio le anuncia a Etchebest que le llegó más

información desde la Fiscalía y le adjunta dos imágenes correspondiente a las

tomas fotográficas de lo que parecería ser una pantalla de computadora –

archivos “00000090-PHOTO-2019-01-02-19-47-00.jpg” y “00000091-PHOTO-

2019-01-02-19-47-01.jpg”- (fs. 114).


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Como se ha dicho, es claro que las imágenes no ilustran un acta

formal de una declaración realizada en una causa judicial –además de tener

errores ortográficos-. Tampoco el logotipo del Ministerio Público Fiscal es el

que se utiliza actualmente en los escritos y dictámenes de sus organismos

dependientes. Ya se ha dicho: era parte del engaño para lograr la necesaria

intimidación.

361
En una segunda conversación registrada –producida el día 2 de enero

a las 22.25 hs., archivo digital “Voz002.m4a”- D´Alessio continúa con su

intimidación de este modo:

“Ya estás adentro de un programa que se llama testigo colaborador


protegido, lo que se llama en la jerga, la ley del arrepentido, ¿está
bien? Pero hay una diferencia entre lo que es la jerga y lo que es la
realidad jurídica. Yo siempre le explico a la gente porque me dicen, y,
tiene 72 años, total no va en cana. Pará, pará, pará, ¿querés que te
cuente que no es así? A ver, es un argumento que se usa porque se
infiere que a los 72…. La gente de derecho opina como si fuera de
arquitectura, ¿viste que cada uno agarra una hoja cuadriculada y decide
hacer el plano de la casa que quiere?, después no abren las puertas
pero, uno hace el plano, como una… el derecho yo siento que es una
ciencia opinable, que si yo fuese médico cardiovascular nadie opinaría
(…), pero como que en derecho todo el mundo dice ´Marce, por este
lado, la verdad que no es así´, me demuestran tres pelotudeces que dijo
este forro y el que explica, se complica, se me complica, ¿me seguís lo
que quiero decir?”.

En otra conversación producida el 4 de enero –mientras D´Alessio

continuaba veraneando en Tulum- le indica a Etchebest “calculále que en una

hora, Sebas, el Secretario de Stornelli, se está yendo a Ezeiza a buscar lo que


sería la valija diplomática, la abre, ya le adelantaron que son como 600/700
paginas, no sé cuántas fojas son” (archivo digital “Voz003.m4a”). Al día
siguiente, le confirma a Etchebest la recepción de esa información: “Sí,

efectivamente, son 700 y pico de páginas, el tema es así, ehhh, a ver empieza
porque está ordenado por personas, y está ordenado por empresas” y le
brinda durante más de una hora algunos detalles de la misma (archivo digital

de audio “Voz004.m4a”). Toda esa información era exacta -según Etchebest- y

fue incrementando en su psiquis el temor y el convencimiento necesario para

poder llevar a buen puerto la operación que pergeñaba D´Alessio junto con

otras personas.

Una vez que D´Alessio regresa al país, se produce una reunión personal

entre ambos en la que el imputado le exhibe la documentación en idioma


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

inglés que obraba en su poder, aquella misma que fuera hallada durante el

allanamiento de su vivienda de la que –como dijéramos- surgía información

personal y financiera de su familia en los Estados Unidos. La descripción del

contenido de esa documentación duró otros 45 minutos (archivo de audio

“Voz005.m4a”).

En otra conversación le explica a Etchebest:

“Yo tengo tres temas acá, primero hay que ver si Stornelli quiere
agarrar la guita, clarito sin dar vuelta si no hay cámara oculta. Si
agarra guita es el mejor de los mundos, me quedo tranquilo que me
hace un favor. Si Stornelli me dice ´déjame ver qué puedo hacer´, estoy
en el peor de los mundos porque no me quedo tranquilo y no me va a
cerrar un porongo. Y después ver si Stornelli va a hablar con Claudio
para ver cómo mierda te tiene que resolver (no se descifra lo que dice).
Le tenés que dar un menú de soluciones, si yo te saco a vos tienen
que reemplazarlo por alguien (no se descifra lo que dice). El tipo no
coincidía en nada de lo que dijo ¿viste que está a fs. reservadas? A fs.
reservadas figuraba esto, ¿te acordás? Punto, dio negativo. Es potestad
de la Fiscalía decidir. Hoy la firma de este tipo no vale para él menos
de 4 gambas, 400/500 mil dólares, para mí.”

En el marco de ese lapso extorsivo, se cuenta también documentado y

corroborado en el expediente un encuentro –reconocido por todos los allí

participantes- ocurrido el día 8 de enero del año en curso en el balneario

“CR” de Pinamar. En aquella reunión, que habría durado más de tres horas103,

D´Alessio y Stornelli se habrían saludado de forma amistosa y habrían tenido

gestos mutuos de personas cercanas –tales como que Stornelli manejara la

camioneta Range Rover que conducía D´Alessio, con la que viajó junto a

Etchebest hacia esa ciudad de la costa atlántica y luego fuera hallada en el

allanamiento de su vivienda, entre otros-. Esta circunstancia puntual también

fue detallada por todos quienes concurrieron o presenciaron la reunión.

103
Respecto de la duración de la reunión, lo que ha sido controvertido por la defensa,
corresponde remitirse al punto XII de los considerandos de la presente.
363
Imagen capturada del video del historial de comunicaciones vía WhatsApp entre D´Alessio y
Etchebest certificado ante Escribano Público. Minuto 13:21

Ese encuentro no fue casual sino que había sido pactado previamente.

Tampoco surge de la prueba técnica recabada que haya sido D´Alessio quien

insistiera con ir a Pinamar, como señala Stornelli en su descargo, sino que se

trató de un acuerdo mutuo entre ambos posiblemente estipulado antes del

28/12/2018, cuando se inició la maniobra sobre Etchebest. Además, los

mensajes enviados entre ambos imputados vía la aplicación de mensajería

instantánea WhatsApp y que D´Alessio le reenviaba a Etchebest dan cuenta de

ello.104

104
Al respecto, cabe señalar que, sin perjuicio de que el imputado D´Alessio ha señalado en su
descargo, de forma genérica, que las capturas de pantalla estarían editadas por parte de
agentes de inteligencia de la AFI que identifica, en primer lugar, no puede soslayarse que se
cuenta con un video que ilustra el contenido del historial de mensajes a través de WhatsApp
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

En algunas declaraciones a medios periodísticos y en su declaración

indagatoria, D´Alessio señaló que fue el propio Etchebest el que le pidió

concurrir a Pinamar a presenciar la reunión. Sin embargo, en la primera

conversación registrada por Etchebest, producida el día 31 de diciembre de

2018, es D´Alessio quien lo invita: “Todo eso va a llegar a mis manos ¿está

claro? ¿te quedó clarito? Y yo el día 8 tengo que ir a Pinamar con todo eso
a verlo a Stornelli para ver cómo lo arreglamos. ¿Listo? ¿Te quedó clarito? (…)
Yo con todo lo que tenga voy a tener que ir el día 8 a Pinamar, es más, me
podes acompañar, te quedas en otro lugar…” (archivo de audio “Voz001.m4a”).
La existencia del encuentro y su duración –además de haber sido

reconocidos por todos los allí presentes- no surge sólo de la denuncia inicial,

las declaraciones de Pedro Etchebest y su hijo Matías Albano y los

intercambios de mensajes antes ilustrados sino también de las fotografías

tomadas en esa oportunidad y del registro de las antenas telefónicas

activadas en esa fecha desde los abonados telefónicos pertenecientes a

D´Alessio, Etchebest y Stornelli, entre otros elementos -ver vgr. fs. 1/10, 14/23,

67/70 y 157, entre otras y fs. 113 y 262 del Legajo de Prueba Nro. FMP

88/2019/3-.

entre D´Alessio y Etchebest -del que se obtuvieron estas capturas de pantalla que correspondían,
por su parte, con el intercambio entre el imputado y Stornelli-, cuyo contenido fuera certificado
por Escribano Público y resguardado en un pendrive -el que, como se dijera, se colocó en un
sobre lacrado e identificado con sello perteneciente a ese notario y luego fue abierto en
audiencia testimonial en presencia de la representante del Ministerio Público Fiscal-. Más allá de
ello y más importante aún, como se ha dicho, se ha constatado la fidelidad de estas
comunicaciones a partir de los procedimientos de extracción forense (UFED) que constituyen
prueba irrefutable.
365
En relación a Gustavo Sáenz y su presencia en dicha reunión, cabe

reiterar que su situación ha sido aclarada en el expediente desde su primera

presentación escrita de forma espontánea.105 Los dichos de D´Alessio en los

que lo señalaba como el “cajero” del fiscal formaban parte del ardid propio

de la maniobra que se hallaba llevando adelante, que posiblemente D´Alessio

tuvo que improvisar en la ocasión porque no esperaba su presencia en el

105
En efecto, el letrado apoderado de Gustavo Sáenz acompañó un descargo espontáneo del
nombrado en el que señala que se encontraba en Pinamar en viaje vacacional junto a su
familia y que en ese corto período de tiempo conoció casualmente a Stornelli, que ese vínculo
nunca superó “la instancia formal de la cortesía” y que, con posterioridad, lo cruzó “en un par
de ocasiones”. Continuó explicando que el día “8 de enero de 2019 ingresé cerca de las 11 de
la mañana a la confitería del Balneario CR, y advertí la presencia de Stornelli que se
encontraba con una persona que yo no conocía. Cuando lo saludé me invitó amablemente a
compartir un café. Allí conocía a D´Alessio y desconozco el tenor de la charla previa que éste
sostuvo con Stornelli. Nuestra conversación transitó por temas banales propios de quienes
apenas se conocen y nos cruzamos los números de teléfono celular luego de que los invitara a
conocer la ciudad de Salta”.
A dicho descargo escrito se acompañó además –de modo similar a lo realizado por Etchebest-
un acta notarial en la que se certificó el contenido de los mensajes vía WhatsApp registrados
en el aparato celular de Sáenz que intercambió con Carlos Stornelli y con Marcelo D´Alessio. De
su lectura se observa que ellos se iniciaron el mismo día 8 de enero y tienen las características
típicas de aquellos enviados por quien da a conocer su nombre para que su número de
abonado celular pueda ser identificado y registrado en el celular del receptor del mensaje (ver
fs. 591/605).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

lugar, pues se trató –como relató Sáenz- de un encuentro casual, ya que

habitaba una casa de veraneo cercana al balneario CR.

Luego de esa reunión con Stornelli –sobre cuyos pormenores se ha

ahondado en otros acápites de esta resolución-, alrededor de las 14:17 hs.,

Etchebest y D´Alessio emprendieron su viaje de regreso. Allí es donde

definitivamente el imputado le señala que debe abonar 300.000 dólares para

salvar su situación en la causa y le refiere que al haberle dado la mano al

fiscal se había sellado el pacto. Luego le exhibe un cuaderno con el número

“300” inscripto en una de sus hojas y le señala que es el número que había

puesto Stornelli. Las imágenes de ese cuaderno y esas grafías ya han sido

expuestas al detallar el caso de José Manuel Ubeira por lo que, a ese acápite

cabe remitirse.

No se pretende volver aquí sobre lo ya descripto en torno a los

medios intimidatorios en el marco de la extorsión. D´Alessio posiblemente tuvo

la capacidad de, en el marco de su historia de engaños, insertar de modo

repentino en su discurso extorsivo las piezas reales que acababa de presenciar

y vivir Etchebest –tales como el apretón de manos- para que encajaran a la

perfección.

Sólo cabe reiterar en esta ocasión relación a la inscripción manuscrita

“300”, que partir del simple cotejo con otras inscripciones manuscritas de

D´Alessio que han sido halladas con motivo del allanamiento, resulta más que

probable que haya sido escrito de puño y letra por el propio Marcelo D´Alessio.

De este modo, es posible considerar que la exhibición de ese número formaba

parte también del engaño propio de la maniobra extorsiva en la que –en este

aspecto puntual de la maniobra- no existen elementos que indiquen una

participación o conocimiento por parte de Carlos Stornelli. Era otra manera de

darle credibilidad a la exigencia de 300.000 dólares a Pedro Etchebest, dinero

367
que era el provecho indebido de algunos miembros de la organización y

exigencia que formaba parte de las “técnicas de investigación”.

El denunciante observa una reunión entre D´Alessio y el fiscal que dura

más de tres horas en la que supuestamente iban a “negociar” su caso –su

vinculación o no a la causa “cuadernos”- en el que D´Alessio tenía el supuesto

difícil rol de salvar a su “amigo”. Luego, en el viaje de regreso desde Pinamar,

D´Alessio extrae una agenda que él llevó consigo a esa reunión y le indica que

el número “300” que figura en una de sus páginas lo había escrito el propio

Stornelli: era el precio para salvarlo. Pues bien, cabe reiterar que ello era un

elemento más del ardid necesario en el iter extorsivo.

Luego del encuentro en Pinamar, el día 17 de enero fue la fecha

establecida para el primer pago de 100.000 dólares. Esa suma, según decía

D´Alessio en su relato engañoso a su víctima, él ya la había adelantado al

fiscal y ahora Etchebest debía devolvérsela. Ese día se encuentran en el

interior del vehículo de Marcelo D´Alessio y se produce un diálogo cargado de

tensión en el que Etchebest intenta posponer nuevamente el pago –archivo

digital de audio “amenazas camioneta.ogg”:

Interlocutores: 1- Pedro Etchebest; 2- Marcelo D´Alessio.


1: ¿Qué haces Marcelo?
2: Hoy hable con los tipos yo.
1: Escúchame una cosa, me estoy por desmayar hermano.
2: ¿Qué pasó, por qué?
1: Porque me bajo la presión, escúchame una cosa, tengo una muy mala
noticia, muy mala, me quiero morir. El vencimiento en vez de ser enero, es
marzo, el 17 de marzo, ¿me entendés? Me quiero matar, me quiero matar.
2: Pero ¿cómo de enero?
1: El 17 de enero, no es 17 de enero, es 17 de marzo, mi mujer renovó, 5
meses renovó.
2: ¿Y ahora?
1: ¡Y ahora estoy hasta las manos! ¡Me quiero morir! Voy a salir volando a
Mar del Plata, a apretar los tipos allá, para que me den toda la plata que
tengan.
2: ¿Vos recién te acordás que no tenés la plata?
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

1: No, ¡tengo la plata! ¿Me queres matar? ¡Matáme! ¡Estoy desesperado! ¿Me
escuchas lo que te estoy diciendo? ¡Estoy desesperado Marcelo!
2: Pero igual lo podés sacar al plazo fijo, perdonáme.
1: No, no, no, ya fue mi mujer.
2: Sí lo podés sacar, perdés los intereses.
1: Sí, fue, pero no se lo dan, no se lo dan, no, no.
2: Vamos juntos al banco, vamos juntos al banco, te lo tienen que dar.
1: ¡Te digo que no! Ya fue mi mujer, fue mi mujer esta mañana.
2: Vamos ahora, vamos ahora, hacéme caso lo que te digo.
1: No te voy a hacer caso.
2: Tengo que llevar ya 100.000 dólares, no, no, no, necesito ahora
1: Bueno, matáme, hermano.
2: No, no, no.
1: ¡Matame! ¡Matame!
2: ¿Cómo te voy a matar?
1: ¡Matame! Matame! ¿Querés matarme?
2: Pero yo me quie…
1: Yo me voy a juntar los 100.000 dólares y te los voy a dar, pero no me
vuelvas loco! Yo te voy a dar los 100.000 dólares.
2: No me grités.
1: Bueno, no te grito, yo te digo a vos, me voy a morir.
2: Pará, pará, pará, si no estamos perdiendo la primer cuota.
1: Yo te voy a pagar, yo me voy a Mar del Plata ya, me voy a instalar allá a
juntar la plata.
2: No, no, no.
1: ¡Marcelo! Me voy a instalar a juntar la plata, yo te di la palabra, y voy a
cumplir.
2: Pero me entero a las 11 de la mañana…
1: Bueno, ¡pero recién me dicen!
2: Bueno, vamos al banco…
1: ¡No voy al banco! No me la van a dar.
2: Cerrá la puerta, cerrá la puerta, vení, ¡cerrá la puerta!
1: No, no, no voy, ¡no voy! (ruido de puerta) ¡déjame organizarme! ¡dejáme
organizar! ¡dejáme organizar, que yo te junto la plata! Son horas, déjame, yo
te junto la plata, pero no me mates! ¡No me vuelvas loco, Marcelo! Yo te voy
a cumplir, tengo quilombos por todos lados, con mi señora, con… vos no
sabés el quilombo que tengo, vos no sabés la interna que yo tengo.
2: No, no, no, pero pará; yo por esos 100.000 dólares es que vine acá. Al
banco Galicia…
1: Sí, yo te lo voy a dar, vos me tenés que esperar, esperáme horas; yo te lo
voy a dar.
369
2: ¿Vos decís que hoy lo tenés?
1: Salgo ya a Mar del Plata a buscarla.
2: Pero si la tenés en Mar del Plata, te llevo a Mar del Plata.
1: No, no es que no la tengo, tengo que ir, instalarme con el tipo, que ya fui,
para que el tipo me empiece a rescatar la plata, y te la doy, los 100, si el
tipo… la que me junte, yo te la doy, Marcelo.
2: No, no, a ver, vamos ahora a Mar del Plata, sacamos las 100 y vamos a
Pinamar, y se la damos.
1: ¡Es que yo no sé si me la junta en un día, en dos días, en tres días!
2: ¡Y bueno, espero! Te espero allá, te tengo que esperar, no voy a quedar
mal con Claudio.
1: No vas a quedar mal.
2: Bueno, ya… entonces, pará, pará, pará; lo que había que esperar era el
tercer pago; si el primer pago, que no, que mi mujer, que esto, que el otro,
¡somos grandes!
1: Marcelo, me tenés que hacer la segunda, y yo te voy a cumplir, ¡creéme!
2: ¡Pero yo creía en vos! ¡Puse 100.000 dólares por vos!
1: Bueno, ¡yo te la voy a dar! Pero confiá en mi, ¡yo te lo doy!
2: Pero la confianza se hace mierda cuando voy al banco, decís, ´che, voy al
banco, listo; no, mi mujer que esto´… no sé, a ver…
1: Vos tenés que confiar en mí; hay dos alternativas, confiá, o matáme.
2: No, matar no te voy a matar, de última te revierto los coso… o te revierto.
1: Bueno, hacé lo que vos quieras.
2: Dale, ehhh.
1: ¿Qué querés que haga?, yo te lo voy a pagar.
2: Ehhh….
1: Yo te lo pago Marcelo.
2: Dejáme, dejáme hablar con Claudio que él va a decidir; no, no, no lo voy a
decidir yo.
1: ¿Cómo?
2: Déjame hablar con Claudio, yo le voy a decir la verdad, le voy a decir que
no, no, no.
1: Aguantáme un día.
2: No va a ser un día.
1: Marcelo, yo te doy los 100.000, te los junto, dame la posibilidad de
juntártelo, no me metás en un quilombo.
2: ¿Cómo no me metás en un quilombo? Vos me estás metiendo en un
quilombo a mí.
1: No, lo que vos me estás diciendo, yo te lo voy a cumplir.
2: Vos mañana no vas a tener los 100.000 dólares.
1: Bueno, dame una oportunidad, dame la oportunidad, te pido por favor,
dame la oportunidad, ¿tamos?
2: Voy a hablar con Claudio.
1: Yo te los doy.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

2: Si no te pido, devolveme la plata mía y yo hablo con Claudio, que haga lo


que tiene que hacer, ya está, yo… perdí un viaje, devolvémela a mí, y ya está,
agregamos eso y yo, y yo…
1: ¿Cómo agregar?
2: Devolvéme mis cien mil dólares y yo.
1: No, ¡todo! Yo te voy a pagar todo.
2: No, no, pará, pará, yo no voy a matar a nadie no… quedáte tranquilo, eh…
dónde está Stornelli… yo te digo que en el banco, los plazos fijos, vos
dejáme, no, no, los plazos fijos en los bancos, vos venís y decís lo retiro, para
eso sin intereses y te lo dan; y alguien, o tu mujer o alguien no me está
diciendo la verdad, y yo soy grandecito; entonces quiero saber quién no está
diciendo la verdad en el banco. Porque si renovó un plazo fijo y vos decís
dámelo ya, se lo tienen que dar ya.
1: No se lo dieron, no se lo dan, hasta el mes de marzo.
2: ¿Qué banco es?
1: Banco Francés.
2: Tenés que hablar con el presidente del banco Francés; ¿necesitás eso?,
¿que hable con el presidente del banco Francés?
1: Dejáme, dejáme que yo hablo con mi señora.
2: No, no, no, yo hablo con el presidente del Banco Francés, es amigo de mi
viejo, se llama Pepe Zucchelli, es amigo de mi viejo, va a navegar con mi
viejo; pero no me mientas porque voy a hablar con el presidente del banco.
1: ¿Me dejás a mí? dejáme mi familia, que yo me ocupo, y yo te doy los
100.000 dólares ¿Me dejás a mí?, ¿me dejás trabajarlo?, yo te pido Marcelo, lo
único que te estoy pidiendo son horas.
2: Pero me estoy yendo ahora a hablar con el presidente.
1: Pero haceme el favor, Marcelo.
2: ¡Yo te hago el favor!
1: Haceme el favor, yo te doy, te lo juro, mirá, por lo que yo más quiero, yo
te lo doy.
2: Pero lo del banco es mentira, te está mintiendo tu señora, ¡no me mientas!
Me bajo ya y voy al banco Francés, vamos a hablar con el presidente del
banco.
1: ¿Me dejás? Yo te voy a dar los 100.000 dólares.
2: ¿Me estás mintiendo?
1: No te estoy mintiendo, es mi mujer la que maneja todo, dejáme acá
hermano, dejáme acá, lo único que te pido, 24 horas; te pido 24 horas,
Marcelo.
2: ¿Cómo le digo a mi mujer que (se superponen)
1: Marcelo, por favor te lo pido.

371
2: No, no, vos ponete en mi posición; cómo le digo a mi mujer que el primer
pago de los tres, pero no, pero no, pero vas a ver y todo, no, hoy no voy a
Pinamar.
1: Bueno, pero yo te lo doy, aguántame 24 horas, no te cambia nada la vida,
es un favor que te pido.
2: ¿Vos decís que mañana lo tenés para que yo vaya a Pinamar?
1: Yo mañana te junto la plata, 24 horas quiero, te pido por favor, 24 horas.
2: Esperá, que voy a hablar con Claudio.
Una tercera persona: ¿cómo estás Marcelo?
2: Decime vos qué le digo, lo tengo en línea, decime vos qué le digo, yo
matar no te voy a matar, prefiero decirle mirá, se cayó, que vuelvan a poner
todo.
1: Es que me matás a mí.
2: Pero me estás matando a mí.
1: Yo te doy la plata, 24 hs. te estoy pidiendo.
2: Mañana a las once y media nos juntamos acá, dale.
1: ¿Te parece bien?
2: Once y media.
1: Ya me voy hasta allá y hago lo mío, y yo te junto los 100.000.
2: Mañana, 11 y media nos juntamos acá y le voy a decir a Carlos que me
voy, que me voy mañana, no sé.
1: Avisale, yo mañana Marcelo, tenés que creer en mí lo que te digo; yo
mañana te junto la plata.
2: Si vos me decís ayer, yo lo puedo manejar.
1: Pero es que recién ahora, en este momento me dicen, por eso te llamaba,
y no me dabas bolilla vos.
2: Si es un tema del banco yo…
1: Es un tema de mi familia, de mi mujer ¿entendés?, es un tema de todos,
que el plazo fijo lo tiene para junio, y yo tengo quilombo, tengo quilombo con
ella, tengo quilombo con todos, Marcelo, entonces vos me tenés que hacer la
segunda, si yo la plata te la doy, mañana te la doy la plata.
2: Mañana nos juntamos.
1: ¿Querés avisarle al hombre?
2: No.
1: ¿Eh?
2: Voy a quedar como un boludo con Carlos.
1: Yo mañana te la doy, Marcelo, te pido por favor.
2: ¡Para qué mierda me metí en esto!
1: Bueno, pero yo te voy a recompensar.
2: ¡Para qué mierda me metí en esto!
1: Yo te voy a recompensar Marcelo, yo te voy a recompensar, no te voy a
dejar en banda, mañana tenés la plata, yo arranco ya, la saco de cualquier
lado y te la traigo acá; qué te cambia, ¿24 horas te cambia?
2: No, que van a ser 24 horas.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

1: Te digo que sí.


2: ¿Sí? Bueno, dale.
1: Yo voy y me instalo allá hasta que agarre toda la plata, yo pienso que
mañana ya me la traigo; yo tengo con vos, escucháme una cosa, Marcelo, una
deuda de 200.000 dólares, los otros cien vos me tenés que ayudar a
pagarlos.
2: No, yo te tengo que ayudar a pagarlos, vos me pediste tiempo, que eso es
otra cosa.
1: Bueno, vos me vas a dar tiempo.
2: Yo entrego los primeros 100.000 dólares y ahora voy a poner los segundos
y no podés poner los primeros, gordo.
1: Marcelo, yo te estoy pidiendo un favor, vos cuando tuviste un quilombo, yo
corrí con vos, o no corrí con vos.
2: No, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra.
1: Tiene que ver, hermano, ahora no me das una fracción así.
2: ¡Te estoy dando! Te puse 100.000 dólares, hablé con el fiscal, te arreglé
todo el quilombo y te puse 100.000 dólares, ¿cuánto más querés de mí? y no
gano un porongo, ¡un porongo!
1: Bueno pero, estás haciendo un favor, Marcelo.
2: Bueno, por eso, el favor está bien; el favor es la gestión, además tuve que
poner 100.000 dólares con mi mujer, y ahora.
1: No, no vas a poner 100.000 dólares.
2: ¡Ya los puse!
1: Pero yo te los doy.
2: Pero y, ahora estás, que quilombo con tu mujer, que esto, que el banco, el
banco… (habla con otra persona, ´ya lo corro, perdóneme´).
1: Mañana nos juntamos, Marcelo, ¿adónde nos juntamos?.
2: Y, acá.
1: Bueno, pero no me hagás sentir mal.
2: ¿Cómo no te vas a sentir mal?, te tenés que sentir como el orto, igual que
como me siento yo. Somos dos tipos grandes, me tengo que sentir como el
orto, sí, me siento como el orto, y vos te tenés que… está bien que te sientas
como el orto, yo también me siento como el orto cuando no cumplo, vos
también te tenés que sentir como el orto.
1: Es que yo no puedo dejar de cumplir, hermano, ¿escuchás lo que te pido?
2: Yo ahora tranquilo, voy a hablar con Carlos, y le voy a contar exactamente
cómo es la situación, tranquilo, Carlos toma la decisión; no la voy a tomar yo,
entonces, voy a hacer algo, déjame tranquilo, yo voy a hablar con Carlos,
viste cómo es Carlos… le chupa un huevo, el tema es que yo quiero recuperar
lo mío, nada más. Si Carlos me dice, sabés qué, esto termina mal, o lo que
mongo sea, eh…
373
1: Me matás a mí.
2: No, no.
1: ¡Me matás a mí! me metés en un quilombo, cuando yo te quiero…
2: Pero yo no te fui a buscar a vos, Marcelo, yo no te fui a buscar a vos.
1: Pero te hubieran ido a buscar a vos directamente.
2: Bueno, hermano, pero ¿qué querés que haga yo, querés que me mate?,
¿querés que me mate? Si yo te quiero pagar, hermano, yo voy ahora y me
pego un cohetazo, me pego un cohetazo, lo voy a hacer.
1: A ver, primero págame los 100.000 dólares que yo puse.
2: ¿Me dejás que te lo pague?
1: Dale, mañana te vengo a buscar a esta hora.
(el diálogo prosigue varios minutos más con el mismo tenor)

Durante todo ese día D´Alessio envió mensajes con imágenes y videos

intimidatorios a Etchebest demostrando que podía hacerle daño. Etchebest, al

día siguiente le comunicó que iba a mantener reuniones para pedir prestado el

dinero exigido. D´Alessio le envió una fotografía de una estación de servicios

de esta ciudad de Dolores diciéndole que lo esperaría allí para su vuelta

porque –supuestamente- él debía ir a Pinamar a llevar el dinero –lo que

explica en el audio “Voz025.m4a”-. Etchebest apagó su teléfono.

El día 19 de enero, finalmente Etchebest le comentó a D´Alessio que ya

había conseguido los 200.000 dólares, pero que necesitaba unos días más

para poder pagarlos. Discusión mediante, le explica que los primeros días de

febrero iba a tener disponible ese dinero. D´Alessio le explica de forma

intimidatoria que lo había investigado y que había detectado mentiras: "Pero si

no estaban ni en plazo fijo, gordo. Vos manejás a tu mujer, que ella no te


maneje a vos, pero vos creés que yo no conozco cómo es la realidad de
cada familia, de cada cosa. Me estas subestimando a mí, por favor. Me dijiste
que no te hablabas con tus hijos, tengo 50 mil llamadas de ida y vuelta con
tus hijos, a ver, Pedro, dejémoslo acá, dale" –archivo de audio “Voz026.m4a”-.
En este pasaje se detecta nuevamente el acceso por parte de D´Alessio a

información sensible y de acceso restringido perteneciente a Etchebest.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Luego ese mismo día, D´Alessio anuncia a Etchebest que había hablado

con Stornelli y continúa la maniobra extorsiva pidiéndole precisiones sobre

cuándo iba a estar el dinero disponible –archivo de audio “Voz0027.m4a”-.

Interlocutores: 1- Pedro Etchebest; 2- Marcelo D´Alessio


2: Tranquilo, ahí hablé con el jefe y me dijo que vaya mañana a hablarle, que
interrumpa comunicación, que no te diga más nada, y que hable con él.
1: Está bien, está bien.
2: Ok, que no te llame. Yo no debería estar llamándote en este momento, que
en teoría vaya yo a hablar con él y que en base a ello, te voy a llamar, así
que quedate tranquilo ¿eh?. Yo voy a ir igual.
1: Bue.
2: Te cuento, es que tenía que hacer una escritura, él me contó porque
estaba apurado, bueno, eh, se calentó... bueno se calentó, me dijo interrumpí
comunicación, pero mirá que es amigo, bueno veníme a ver...
1: ¿Vos necesitas que yo vaya para explicarle al hombre?
2: No, ¿explicarle qué? Yo soy el responsable, el responsable soy yo, yo soy el
que lo está cagando. Pero tranquilo, me dijo así, interrumpí comunicación,
porque no tiene sentido, y veníme a ver, mañana, voy a las 6/7 de la mañana
para no agarrar domingueros pelotudos, viste en la ruta...
1: Si necesita el hombre, el nombre de la persona, que le va a prestar la
plata, yo le doy el nombre, el teléfono, todo, no tengo ningún problema.
2: Concretamente ¿cuándo va a estar?, porque yo voy a tener que hablar con
él.
1: Clarito Marcelo, lo que te dije hoy.
2: ¿El 3 de febrero?
1: Los primeros días de febrero él descalza la plata, y a partir del 1º ponele,
el 2, 3, 4, 5, él la plata está, él me avisa y yo he operado con él, me ha
prestado plata, es un hombre, más de 20 años amigos con él.
2: ¿Es sólido el tipo?
1: Y te explico cómo es. Te explico Marcelo, te explico para que vos te
quedes tranquilo y puedas transmitirle al amigo, viste.
2: Claro, eso es lo que yo necesito. Yo vuelvo a hacer 800 km., pero no, no,
¿vos me entendés lo que yo te digo? Yo voy a ser tu mejor operador, eso es
lo que yo necesito transmitirte, vos entendes que yo estoy 100 abajo... y que
encima no te enojes conmigo.
1: ¿Cómo me voy a enojar con vos?, si yo sé que vos me estas ayudando...
Te explico, el hombre es el dueño...

375
2: Escucháme, el tipo me dio la instrucción que corte comunicación, yo tengo
que mañana revertir eso, porque yo sé lo que eso implica, ¿me entendés?, lo
peor que te puedo hacer es decirte ´no, no está todo bien´ (...) porque el tipo
es así, te va a romper el orto en veintemil pedazos, yo te tengo que decir (no
se entiende bien ya que hablan los dos interlocutores a la vez).

Si bien aquí y en sus mensajes siguientes D´Alessio anuncia que va a

viajar a Pinamar a reunirse con Stornelli al día siguiente, se ha certificado a

través de las antenas de impacto de su abonado celular que el 20 de enero

nunca abandonó la localidad de Canning en donde residía (ver fs. 26/28 del

Legajo de Prueba Nro. FMP 88/2019/3), lo que da cuenta que ello también

formaría parte de los engaños que estaba profiriendo para atemorizar a

Etchebest.

Por la tarde de ese día, D´Alessio le dice a Etchebest: “Estoy acá aun.

Desbloquié para q te quedes tranquilo q me dió instrucciones. Todo ok. Ni


bien salgo de este parador, te llamo. Juntá para el martes 9700 después te
explico!!” (ver fs. 119).
Así le revelaría después que esa suma se correspondía con una

supuesta multa que debía abonar el fiscal Stornelli como consecuencia de una

demora en la escrituración de una casa en Pinamar –audio “Voz028.m4a”-.

Nuevamente, ello era parte del engaño: D´Alessio no había vuelto a Pinamar.

El día 23 de enero se produjo el pago de la suma antes indicada y el

día 24 otro de 5000 dólares –el precio de un reloj que D´Alessio había pedido

por su “gestión”-. Ya hemos dado cuenta con anterioridad que se ha

certificado la existencia de esos dos encuentros por lo que cabe remitirse a lo

allí dicho.

Con posterioridad, el día 6 de febrero se estableció para el pago de

200.000 dólares, lo que Etchebest finalmente postergó.

Antes de ello, y más allá de que con anterioridad D´Alessio le había

hecho referencias a su víctima acerca de la presencia de custodios o guardias

o agentes de seguridad, le señaló que iría asistido al encuentro con personal


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

de seguridad de Carlos Stornelli, a quien D´Alessio indicaba como “el jefe” de

quien recibía “instrucciones”.

Aquí se puede destacar que la mención constante a los “custodios”

habría sido una más de las herramientas que utilizó D´Alessio para intimidar a

Etchebest. En este marco, el rol de “custodios” asignados en el discurso de

D´Alessio fue otorgado a los imputados Eduardo Ariel Menchi y Mariano Díaz,

lo que resultaba también de relevancia para otorgar mayor verosimilitud al

plan intimidatorio que la organización empleó sobre la víctima.

Fue así que ese día, en horas del mediodía y luego de que Etchebest le

envió un audio cancelando la reunión para el pago, se produjo un diálogo

entre el imputado y su mujer que fue captado en el marco de la intervención

de su abonado telefónico que ya hemos citado en la nota al pie Nº 97.

Resulta relevante pues allí se pone de manifiesto no sólo la intervención de

Ricardo Bogoliuk en la maniobra extorsiva sino además, de la finalidad de

lucro indebida que poseía -al menos- D´Alessio, lo que se condice –como se

dijo- con la hipótesis planteada al comienzo de esta capítulo en torno a que

estaban realizando labores de inteligencia paralelas e ilegales vinculadas a la

“ruta inversa del dinero K” y que, por esa labor, la organización se había

autoasignado la suma de dinero que se le reclamaba a Etchebest.

Sobre este aspecto puntual, tanto Rodrigo González como Jorge

Leonardo Fariña fueron coincidentes en señalar, en su primera declaración

prestada en los términos del art. 73 del C.P.P.N., que D´Alessio les había dicho

–el día 11 de febrero a la medianoche, en el interior del estudio de González

y luego de volver desde este Juzgado hacia Buenos Aires- que el plan

consistía en quedarse con el 33% del dinero exigido a Etchebest en

connivencia y dividiendo en partes iguales la ganancia espuria con otros dos

presuntos agentes de la AFI –Ricardo Bogoliuk y Aníbal De Gastaldi-.

377
Concretamente sobre el tema el Sr. Fariña dijo lo siguiente:

“…Nos fuimos al Estudio Jurídico de Rodrigo, y abrió la puerta Gustavo


González. D´Alessio nos pide disculpas prácticamente llorando (con cierta
parafernalia) y nos cuenta una historia, no sé si es verosímil. Nos dijo
que a él (D´Alessio) lo contrataron dos personas, él decía que uno que
era orgánico de la AFI y otro que dijo que era ex policía exonerado por
un secuestro extorsivo, no sé. El de la AFI dijo que era Ricardo
Vouvalliuk (o algo asi) y el otro Aníbal de Gastaldi. Dijo que ellos se
contactaron con él para darle los datos de Etchebest…” Agregó más
adelante lo siguiente: “…dijo que como estos tipos eran “pesados” yo
podía estar en riesgo, que él (por D´Alessio) tenía miedo, por lo que le
dije que si era así como él decía que lo denuncie porque me podía
generar un perjuicio enorme…”.

Por su parte, el Dr. González, señaló que “…todo lo que dijo Leonardo

Fariña previo a mi declaración es fidedigno…”.


Hay que tener en cuenta que, a partir del frondoso caudal probatorio

recopilado, se ha acreditado que –en lo que respecta exclusivamente a la

exigencia de dinero- los imputados buscaron procurarse indebidamente una

ventaja patrimonial, en perjuicio de otro, colocando a su víctima ante un

dilema, uno de cuyos términos es el perjuicio patrimonial que habría de sufrir,

y el otro, el daño, que en caso contrario, a ella habría de depararle.

La idoneidad de la intimidación, entonces, debe ser analizada desde la

óptica de los protagonistas, y con prescindencia de la desproporción de los

medios utilizados para lograrlo. La disposición y el ejercicio de resortes para

repeler la agresión –así, la denuncia que dio inicio a esta causa- no sugiere

indiferencia a la intimidación o desprecio por su entidad ni mucho menos una

supuesta “confabulación” –como ha indicado Stornelli-; antes bien, revela

objetivamente un indicio cierto de su credibilidad en la potencialidad del

riesgo.106

No puede obviarse que, a diferencia de otro tipo de intimidaciones o

amenazas en las que el sujeto pasivo no puede denunciar, en la extorsión el

106
Del voto del Dr. Rodríguez Basavilbaso; adhiere el Dr. Bisordi; doctora Catucci, en disidencia
(CNCP, Sala I, 20/12/04, “Rachi, Alberto S. y otros s/Recurso de casación, c5351, reg. 7315).
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

sujeto que ha sido intimidado, queda librado a cierta libertad de disposición. Y

de hecho, es lo que muchas veces ocurre, como es este caso. Este goce de

oportunidad de defensa (pedir consejo a un amigo o familiar, acudir a un

abogado, hacer la denuncia o simplemente meditar acerca de lo que deba

hacerse) lo da el intervalo existente entre las amenazas y el provecho, lo que

es una característica de la extorsión -la voluntad está viciada, pero no

suprimida- (tamen coacta voluit).

Lo antes dicho viene a colación de lo señalado por Stornelli en su

declaración indagatoria en cuanto a que le parecía extraño que

“extorsionador” y “extorsionado” fueran juntos a Pinamar o que se hubieran

conocido con anterioridad, así como la exagerada curiosidad de Etchebest al

conversar con D´Alessio.

Ya hemos dado respuesta a muchos de estos planteos genéricos con

anterioridad: lejos de resultar poco común, se ha corroborado en el

expediente que Marcelo D´Alessio había realizado acciones de similares

características con anterioridad y de forma reiterada, que sus víctimas –en

gran parte- eran personas que eran conocidos de él –lo que facilitaba el

acceso más directo a su víctima, la construcción del “puente de confianza” y

la efectividad de las operaciones de acción psicológica- y que Etchebest

estaba grabando sus conversaciones porque sospechaba que podría estar

siendo víctima de algún delito, por lo que su pasividad, curiosidad e

indulgencia deben ser interpretadas desde la lógica de quien se hallaba

colectando pruebas mientras buscaba un abogado para realizar la

correspondiente denuncia penal.

Sobre estos asuntos, corresponde remitirse también al capítulo XIII de la

presente en el que se ahonda en mayores explicaciones y descripciones sobre

los distintos casos con similares características.

379
XI.c.5. A colación con lo antes mencionado en relación a los dichos de

Fariña y González, corresponde reeditar las consideraciones ya puestas de

resalto en el auto de mérito dictado el día 12 de abril del corriente, en

relación a la participación de Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi en el caso

de Pedro Etchebest. Al respecto, además de lo ya dicho, resulta gráfico relatar

el intercambio de mensajes con D´Alessio, de los que se vislumbra el reporte

de información que éste le efectuaba a Bogoliuk –tal y como reconociera

D´Alessio en su descargo- y la intervención directa de Bogoliuk en el caso.

D´Alessio le re-enviaba puntualmente los mensajes de voz que Etchebest

le enviaba a él. En particular, en una ocasión, Bogoliuk le señala a D´Alessio:

D´Alessio luego le comenta a Bogoliuk mediante mensaje de voz:

“Dale, si te parece decíle. Si querés, ehh… me voy a mi casa porque


estoy de un mal humor y voy a decir pelotudeces, pensar pelotudeces y
no voy a estar creativo… ehhh… me saca el viejo este, te juro que me
saca, me imagino que a vos también… ehhh, fíjate si querés si mañana
nos podemos juntar en el NH o lo que sea, a ver si podemos
realmente avanzar. Bah, creo que hicimos una muy buena muestra esta
vez, que se yo. Si no vemos, lo que sea, a disposición. Te mando
abrazo grandote grandote y nos hablamos a la tarde. Avisame si
también querés que vaya con el Chispa. Creo que tenía algo interesante
para empezar con algo muy importante. La verdad que bien.”
(06/02/2019, 2:51:51 p.m.).

Y luego Bogoliuk amplía también mediante mensaje de voz:


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

“Dale, dale. No te des manija, porque ya lo escuché tres veces el audio.


Es el viejo. Lo que tiene que entender ahora cuando hablés con él es
que está jugando con tu credibilidad. Metéle la culpa por ese lado, más
que de la plata. Va a cumplir, va a cumplir. Es un chanta, no cambia
más este, pasan los años y cada vez peor es. Pero va a andar (…)”
(06/02/2019 2:54:06 p.m. UTC+0).

Este intercambio de mensajes ocurrió puntualmente el mismo día en que

Etchebest le canceló a D´Alessio aquel encuentro que se había pactado ese

mismo día a las 13.30 hs. en la Galería Armenia de C.A.B.A. para efectuar un

nuevo pago parcial del dinero exigido por éste último en el marco de su plan

extorsivo.

El tenor de estos mensajes de voz y en particular la pérdida de

tranquilidad exhibida por D´Alessio –así como también lo demuestra en aquella

comunicación mantenida con su esposa- nuevamente aleja la posibilidad de

una suerte de “complot” en contra del fiscal Stornelli.

Por otro lado, la participación de Bogoliuk en esta maniobra puntual no

resulta controvertible. D´Alessio reportaba las novedades de la operación y

recibía instrucción de aquél. Se observa aquí, entonces, el modo en que

D´Alessio reporta información a una superioridad, mientras él se hallaba

efectuando la maniobra con doble la finalidad de exigir dinero y como método

de investigación ilícito con el objetivo de obtener información de interés en el

marco de labores de espionaje, posiblemente para brindárselas en “bandeja de

plata” al fiscal Stornelli.

Recordemos además que mientras se desarrollaba el allanamiento de su

domicilio –el día 6 de febrero- y se producía el secuestro un legajo

documental vinculado a Pedro Etchebest y su familia en los Estados Unidos,

de modo espontáneo, D´Alessio señaló que se hallaba realizando una

investigación relacionada con el imputado colaborador Juan Manuel Campillo

381
para el fiscal Carlos Stornelli –ver transcripción del archivo digital de audio

“Voz003.mp4” que ya hemos transcripto-.

Esta información debe ser correlacionada con aquella brindada en la

propia audiencia indagatoria por D´Alessio en la que, más allá de aclarar que

Stornelli nada sabía de esta investigación, reconoció que se hallaba

investigando la relación entre Etchebest y Campillo y que la maniobra extorsiva

era un método que utilizaba para poner “en emergencia” a aquel y obligarlo a

efectuar maniobras financieras que pudieran permitir detectar el origen de los

fondos.

Incluso debe ser correlacionado con aquella información que ha

brindado D´Alessio públicamente en múltiples entrevistas en orden a la

operación en perjuicio de Etchebest que también ya hemos citado.

XI.c.6. Llegados a este punto del relato de la prueba colectada en torno

a este hecho en particular –la que resulta sólo una muestra, se insiste-

corresponde reiterar que el análisis de estos elementos probatorios que fueran

reseñados, permiten acreditar no sólo la exigencia dineraria ilegítima realizada

a Etchebest por parte de D´Alessio, Bogoliuk y Degastaldi -conducta que

encuadra dentro en el delito de extorsión previsto en el art. 168 del Código

Penal, por el que ya fueron procesados los antes nombrados y la Alzada

confirmara la decisión-.

Da cuenta además de una actividad de espionaje ilegal con métodos

extorsivos e intimidatorios que se pergeñó respecto de Etchebest con la

aquiescencia del fiscal federal Carlos Stornelli -y también con la posible

participación de funcionarios de la AFI- con la finalidad de obtener información

o prueba de relevancia para las investigaciones a su cargo o incluso de

obligar a Etchebest a declarar judicialmente en determinado sentido –tal y

como se pretendió, por ejemplo, en los casos de Brusa Dovat, Gladys


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

Fernández, Palomino Zitta o Saturnino Costas, que se han desarrollado en

otras resoluciones-.

XII. LA TEORÍA DEL “COMPLOT” SOSTENIDA POR LA DEFENSA. LA DURACIÓN DE LA

REUNIÓN EN EL BALNEARIO CR DE PINAMAR

XII.a. Uno de los ejes centrales de la defensa intentada por Carlos

Stornelli lo constituye el señalamiento de que, para dar inicio a estas

actuaciones, habría sucedido una especie de “complot” o “confabulación” entre

–al menos- Marcelo Sebastián D´Alessio y Pedro Etchebest, imputado y

denunciante inicial, respectivamente.

Para construir esta teoría del caso –por así llamarle-, la defensa, entre

otras cuestiones, sostiene que la reunión que mantuvieron ambos imputados –

D´Alessio y Stornelli- en el balneario “CR” de la localidad de Pinamar no habría

durado el tiempo que se indicó en la denuncia inicial.

En efecto, sostiene el imputado Stornelli que esa reunión no se

prolongó durante cuatro horas, como manifestaron D´Alessio y Etchebest en

sus respectivas declaraciones a lo largo de todo el proceso –y también en la

causa 1406/2019 del Juzgado Federal Nº 10 de C.A.B.A.-, sino tan sólo unos

50 minutos o, como mucho, una hora.

Lo que se pretende es, por un lado, restarle entidad a dicho encuentro

pues, con esa duración acotada, bien podría haberse tratado de un simple

“café” informal en un lugar de veraneo, en el que se habrían conversado

temas banales e insustanciales –de relojes, de autos, de anécdotas de la vida,

de política, etc.-.

Pero además y lo que es esencial en la hipótesis defensista, se

pretende sostener que D´Alessio y Etchebest habrían mantenido un diálogo

ficticio a través de WhatsApp a los fines de “preconstituir” pruebas en contra

383
de Stornelli. Ello pues, desde las 12:16 hs. hasta las 13:56 hs. del día

08/01/2019 –fecha en la que se produjo este encuentro en Pinamar- ambos

se intercambiaron una serie de mensajes de texto que, si fuera cierto que la

reunión con Stornelli ya había terminado, no tendrían ninguna razón de ser.

En esas comunicaciones, D´Alessio le va informando a Etchebest, de

forma intimidatoria y en el marco de la extorsión que estaba llevando

adelante, acerca de algunas situaciones que estaban ocurriendo en la mesa

en la que –supuestamente- se encontraba el primero junto con Stornelli. Por

ejemplo, le pregunta si alguna vez estuvo detenido, le señala que Stornelli

sabe que Etchebest vive en las torres Le Parc del barrio de Puerto Madero de

C.A.B.A. y no en el microcentro, que tiene que “arreglar”, etc.

Si la reunión con Stornelli ya había finalizado –como sostiene la

defensa-, lógicamente, este intercambio de mensajes estaría basado en una

mentira107 que Etchebest conocería –pues estaba en una mesa cercana- y la

teoría del “complot” entre D´Alessio y Etchebest en contra de Stornelli

obtendría mayor peso y relevancia.

XII.b. Sin embargo, esta postura defensista resulta insostenible por varias

razones. Algunas vinculadas con las reglas de la lógica, la experiencia y el

107
No nos estamos refiriendo aquí al contenido de las conversaciones y mensajes en los que
se observa en muchas ocasiones manifestaciones engañosas e intimidatoria proferidas por
D´Alessio -como parte del plan extorsivo-. En este punto, no es tan importante si efectivamente
Stornelli manifestó tal o cual cosa frente a D´Alessio –lo que Etchebest no podía escuchar-, sino
si efectivamente Stornelli estaba allí -lo que, en principio, Etchebest no podría no ver, salvo que
hubiera abandonado el lugar momentáneamente, como surge de la declaración que prestó
D´Alessio frente al juez Ercolini en la causa Nº 1406/2019-. En este mismo sentido, lo que
Stornelli cataloga como contradicciones que abonan la teoría del “complot”, tales como la
referencia de D´Alessio a Etchebest de que desde la Fiscalía a su cargo se habían dictado 17
medidas de prueba respecto de la víctima o acerca de que D´Alessio le había salvado la vida al
hijo del fiscal –habría sido Arturo Lemseyan- resultan cuestiones intrascendentes en la hipótesis
planteada al inicio de este capítulo. Esas falsedades –al igual que otras tantas que profirió
D´Alessio- eran aquellas de las que se valía este imputado para engañar e intimidar a su víctima
Pedro Etchebest y lograr los objetivos prefijados: obtener dinero e información o, inclusive,
quebrar su voluntad para que se prestase un testimonio en algún determinado sentido.
Nuevamente, no se trata de una inferencia sino que ello se corrobora a partir de que ese
mismo modus operandi se ha constatado en otras tantas maniobras de características similares,
tales como aquellas en perjuicio de Gabriel Traficante o de Pablo Erasmo Barreiro, entre otros.
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

sentido común y otras –más sustanciales- relacionadas con la prueba técnica

recabada en este y otros procesos.

Desarrollaremos seguidamente las distintas aristas analíticas que

necesariamente se proyectan a partir de la teoría traída a este proceso por

Stornelli.

Desde esta postura defensista, además de Etchebest y D´Alessio

concertados para perjudicarlo, deberíamos pensar en un Marcelo D´Alessio

planificando este “complot” y llevando adelante operaciones de inteligencia

desde el año 2016 –al menos- pues muchas de sus “investigaciones” datan de

aquella época. Deberíamos, representarnos la idea de Marcelo D´Alessio

produciendo prueba para la causa “G.N.L.” con intervención de la Fiscalía

Federal nro. 4 de Capital Federal e ideando la manera de aportárselas al

propio fiscal, al menos desde principios de 2018. Tal nivel de previsión y

anticipación no parece razonable desde la lógica, la prueba colectada y la

experiencia; y alcanza para desechar los forzados argumentos que trae la

defensa.

Aun así, continuemos con el análisis. Desde esta tesis, Marcelo D´Alessio

debería haber confluido en la realización de planes ilícitos indeterminados con

una decena de personas ya desde 2016 y los habría continuado de manera

constante a lo largo del tiempo. En ese plazo, habría actuado siempre con

similares modus operandi que la extorsión que aquí se investiga y que, según

la defensa, se habría simulado.

Además, no se explica para qué D´Alessio habría confeccionado y

recopilado de forma deliberada documentación que pudiera incriminar en la

realización de todos esos planes, no ya sólo a Carlos Stornelli, sino a él

mismo. Nuevamente, la hipótesis no parece razonable ni encuentra sustento en

los elementos de prueba recabados.

385
Siempre según esta teoría de la defensa, luego de haber llevado a cabo

varios de estos planes delictivos vinculados con la inteligencia ilegal y otros

múltiples delitos, debería incluirse -además- en la maniobra para perjudicar al

fiscal al periodista Daniel Santoro, no tan sólo por el hecho de que presentó

a D´Alessio ante el fiscal como una fuente confiable o una persona vinculada a

una agencia de inteligencia que podía colaborar con la investigación de la

causa G.N.L., sino porque también aparece participando de una de las

maniobras por las cuales Stornelli habrá de ser procesado -como es el caso

de Brusa Dovat-PDVSA-, en el que también concurren en su causación, por

ejemplo, Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi y se desarrolló allí una

modalidad que los miembros de la asociación denominaban “2x1”, en alusión

a que la información primero se publicaba en la prensa y, luego, se volcaba

formalmente ante Stornelli.

Así planteadas las cosas, los encuentros entre D´Alessio y Stornelli, las

declaraciones en su Fiscalía para aportar prueba para una importante causa

en la que el fiscal intervenía –G.N.L.-, las reuniones en su despacho, la ayuda

ofrecida, brindada y reclamada en diversos temas que preocupan al fiscal,

nuevamente serían todas acciones simuladas para llevarlo a lograr un

encuentro en Pinamar que habría de ser documentado por un supuesto

extorsionado para perjudicar al fiscal. La irracionalidad de los planteos de la

defensa impone desechar estas hipótesis.

Según la hipótesis de la defensa, Etchebest y D´Alessio tendrían que

haber grabado durante más de 14 horas todas sus conversaciones para

“preconstituir” un caudal probatorio suficiente y robusto. En esas

comunicaciones aludirían deliberada y recurrentemente a Stornelli, pero

también a otros planes delictivos, personas y funcionarios que incriminan a

D´Alessio. Se trataría, según la defensa, de una gran obra de teatro en la que

ambos tenían un libreto prefabricado acerca de lo que debían decir.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO FEDERAL DE DOLORES
FMP 88/2019

De ese modo, D´Alessio habría insistido al fiscal en ir a verlo a Pinamar

mientras éste se hallaba veraneando y no habría existido invitación alguna de

su parte. Siguiendo con las derivaciones lógicas de la línea argumental de la

defensa, deberíamos teorizar que una vez que finalizó la reunión, Etchebest y

D´Alessio se intercambiarían mensajes a través de WhatsApp simulando que la

reunión continuaba. Luego las conversaciones entre D´Alessio y Etchebest

debían proseguir con similares modos y debían continuar grabándose, debían

producirse encuentros agresivos entre los supuestos extorsionador y víctima en

los que se planteasen dificultades en conseguir el dinero a pagar pero,

finalmente, algún pago debía producirse, aunque lógicamente y siempre desde

la mirada de la teoría de la defensa, tales pagos no habrían ocurrido en el

plano de la realidad. Finalmente, Etchebest, con toda la prueba reunida de

este modo simulado, habría presentado su denuncia en sede judicial pero no

sólo incriminando al fiscal, sino también –y para no despertar sospechas- a su

complice Marcelo D´Alessio.

En definitiva, desde la postura planteada por Stornelli en su descargo,

D´Alessio habría actuado poniendo en juego su propia libertad ambulatoria para

poder incriminar al fiscal, habría aceptado ser denunciado e investigado y

encarcelado, además de que sus comunicaciones telefónicas sean captadas y

que su domicilio sea allanado.

Según el fiscal D´Alessio estaría al tanto de todo y habría estado

esperando ese registro domiciliario para que toda la prueba reunida –incluso

en su contra y que lo habría de llevar a prisi