Está en la página 1de 3

La reforma energética de México

Por: Daniel Orjuela Calderón

Después de 76 años de monopolio estatal en petróleo, gas y electricidad se acaba de


promulgar una serie de leyes que terminan con esto. Ahora van a entrar a competir tanto
las industrias privadas así como la paraestatal Pemex (una paraestatal tiene personalidad
jurídica propia y autonomía frente a la administración pública centralizada). En esta
reforma energética se tocan dos temas fundamentales para la economía mexicana como
lo son los hidrocarburos y el abasto de la energía eléctrica; en este ensayo pretendo
tocar sólo el tema de los hidrocarburos. Hay tanto como opositores como gente a favor,
la mayoría de los opositores representan a la izquierda, pero en el consejo mexicano
predominan los de derecha encabezados por el presidente. Aunque ya se haya aprobado
la reforma se planea revocarla a través de una consulta popular, así que éste tema
todavía sigue abierto al debate.
Pemex nació en 1938 después de que el entonces presidente Lázaro Cárdenas decretara
la expropiación de las petroleras extranjeras. Desde entonces esa paraestatal se ha
convertido en una fuente importante de ingresos para el Estado mexicano, siendo una de
las 15 petroleras más grandes del mundo con 150 mil empleados. Según el
gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), entre el 35% y el
37% de los recursos fiscales provienen de Pemex, cuyo valor en el mercado equivale al
10% del Producto Interno Bruto del país (Salazar, 2014). También se puede añadir que
según el departamento de comercio de Estados Unidos en el primer semestre de este año
vendió USD$ 14.500 millones en hidrocarburos (Salazar, 2014). Por eso no sorprende
que este tema se haya quedado rezagado durante décadas o se convierta en un tabú, para
muchos presidentes fue un tema que no se toca debido a la enorme dependencia que
tiene el estado mexicano de Pemex.
En la reforma que se publicó el 20 de diciembre de 2013. Se cambia tanto la
explotación, extracción y venta de hidrocarburos, además del suministro de energía
eléctrica. La aclaración más grande que se debe hacer es que los hidrocarburos siguen
siendo propiedad del Estado. Mediante varios tipos de contratos o licencias los nuevos
competidores de Pemex podrán explorar yacimientos conocidos o que descubran
(anteriormente esto se hacía pero era muy pequeña la participación de extranjeros), y
quedarse con las ganancias tras pagar impuestos. Esto según la Secretaria de energía
sería cerca del 50% de sus ingresos. También se abre la puerta para la venta de gasolina,
que antes estaba reservada para Pemex y sus franquicias. La venta de gasolina al año
son USD$65.000 millones (Salazar, 2014).
Esto ha abierto un debate muy grande, a continuación voy a mostrar la posición de los
defensores de la reforma. Los dos grandes puntos que destacan son la modernización del
sector de los hidrocarburos y que atrae la inversión extranjera. La modernización del
sector es bastante importante debido a que así se puede llegar a mejorar la producción
como lo hizo Estados Unidos que llegó a producir más de lo que consume a través de
técnicas como el fracking y en este sentido puede ayudar a Pemex que tiene como meta
pasar de extraer 2,5 millones de barriles de petróleo al día, a de 3,5 millones de barriles
en 2025 (Nájar, 2014). El segundo punto que es la inversión extranjero, se puede decir
que al entrar más competidores al mercado los precios van a bajar y aumentará el
empleo en este sector; todos estos efectos sólo se podrán ver en un largo plazo, que
serían más o menos 5 años. Esto es beneficioso para Pemex por dos circunstancias; la
primera es que va a dejar de pagar tantos impuestos reduciéndose casi al 30% porque
antes pagaba muchos impuestos, a veces más de lo que ganaba y eso limitó la
renovación de las instalaciones y la exploración de nuevos pozos (Nájar, 2014). La
segunda es que a pesar de ser la empresa más grande de México y estar entre las
mejores compañías petroleras del mundo, está en una difícil situación su deuda según
Forbes es cercana a los USD$60.000 y se puede incluso doblar si se cuentan los pasivos
laborales, también cabe resaltar las enormes pérdidas debido al robo del petróleo por
parte de los carteles del narcotráfico (Salazar, 2014).
Los argumentos en contra se basan tanto en algo social como conceptos económicos.
Pemex es un baluarte de México, representa la soberanía de la nación sobre otras y que
ha alcanzado el estatus de ser una de las más grandes del mundo. "durante casi 70 años
los mexicanos aprendieron que la expropiación del petróleo decretada en 1938 por el
presidente Lázaro Cárdenas fue, después de la Revolución, la mayor gesta heroica del
siglo XX" (Nájar, 2014). Por otro lado un problema que es apoteósico es que no se van
a crear tantas empresas mexicanas, esto se puede concluir ya que si se crea una nueva
empresa que no tiene tanto capital, va a entrar a competir con grandes empresas como
Exxon, Shell, BP, PetroChina y hasta la con misma Pemex que tienen un alcance
muchísimo mayor que cualquier empresa incipiente. Por tanto esto no generará
significativamente empleos. (Saldaña, 2014)
También se puede mirar otros países que hicieron algún tipo de reforma energética,
como es el caso de Kazajistán. En este se puede evidenciar fuga de utilidades, debido a
que después de pagar impuestos las utilidades van a sus matrices en el extranjero y por
lo tanto no se quedan en el país de origen. Aumento de la pobreza, esto a raíz de lo
explicado en el párrafo anterior y que a medida que la productividad empiece a caer
porque el petróleo es limitado, el recaudo fiscal se va a reducir. Pérdida de control
gubernamental, debido a que entra en conflicto con la élite y partidos políticos que de
alguna u otra manera quieren parte de la tajada de los ingresos. Desmantelamiento de la
industria nacional, al estar manejada por las elites de Kazajistán y ser las únicas
competidoras en el mercado, no innovaron en infraestructura y al entrar las otras
industrias no tuvieron otra opción más que despedir trabajadores y cerrar fábricas
.Intervención extranjera, en el caso de Kazajistán al estar en una zona de alta influencia
como lo es Asia central; Rusia, China y la unión europea piden tener el control del
gaseoducto. (Campaner, 2008)
Conclusiones
La reforma energética es algo bastante bueno, citando los principios de economía que
serían útiles para el caso como lo son 7, que dice que el Estado puede mejorar a veces
los resultados del mercado, porque aunque sólo produzca el Estado existen mejores
formas de hacerlo que muy seguramente tienen los extranjeros que viven en una
competencia que los hace esforzarse por conseguir mayores dividendos y en este
proceso se crean nuevas tecnologías. El otro principio seria el 8, el nivel de vida de un
país depende de su capacidad de producción y el 6, que enuncia que el comercio puede
mejorar el bienestar del mundo; como lo dije en el punto anterior, al entrar nuevas
compañías al mercado que ayudaran a Pemex con la renovación de infraestructura, la
producción seguramente va aumentar y con ello el nivel de vida de todos los mexicanos.
Las críticas que se le hacen desde el punto de vista “nacionalista”, no tiene un
argumento fuerte. Incluso Hugo Chávez sabía que era necesario que las empresas
extranjeras extrajeran petróleo, y el sí amaba su país aunque tuviera varios errores en
otros asuntos. Por otro lado el gobierno ha repetido en varias ocasiones de Pemex no se
va privatizar y que se le van a asignar las reservas más grandes, para mi es más una
oportunidad para que Pemex se afiance y crezca aún más.
Las otras críticas están mejor fundamentadas pero se pueden contrarrestar creando
políticas de inclusión que ayuden a reducir la pobreza, así como fondos de ahorro para
mitigar el impacto que se pueda generar cuando las reservas de petróleo se acaben según
Forbes hay 14,000 millones de barriles en reservas probadas (Saldaña, 2014). También
se hace necesario crear un sector bancario nacional con la capacidad financiera
requerida para respaldar las inversiones que quieran hacer las empresas mexicanas,

Referencias

Nájar, A. (2014, Agosto 12). El multimillonario negocio que abre la reforma energética
en México. BBC Mundo. Recuperado de
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/08//noticias/2014/08/140812_mexico_nego
cio_reforma_energetica_an

Nájar, A. (2014, Julio 22). Los cuatro grandes temas de la reforma energética de
México. BBC Mundo. Recuperado de
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/07/140722_reforma_energetica_mexico_cla
ves_an

Nájar, A. (2013, Diciembre 11) La reforma de la que nadie quiere hablar en México.
BBC Mundo. Recuperado de
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/12/131210_reforma_energetica_en_mexico
_bd_an

Salazar, J.C. (2014, Agosto 11). México pone fin a más 70 años de monopolio
petrolero. BBC Mundo. Recuperado de
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/08/140808_mexico_reforma_enegetica_petr
oleo_jcps

Saldaña, J. (2014, Agosto 12). 10 consecuencias económicas de la reforma energética.


Forbes México. Recuperado de http://www.forbes.com.mx/10-consecuencias-
economicas-de-la-reforma-energetica/

Campaner, Nadia y Yenikeyef, Shamil (2008). The Kashagan Field: a test case for
Kazakhstan’s Governance of its Oil and Gas Sector. Gouvernance européenne et
géopolitique de l’énergie. París. 51 pp. ISBN 978-2-8659-2384-7.