Está en la página 1de 11

EL DESPLAZAMIENTO

1. EL LENGUAJE CORPORAL

Para comprender la importancia del desplazamiento, primero debemos tomar en


cuenta la importancia del lenguaje corporal.

“La comunicación no sólo se establece con palabras. En realidad, la palabra


representa apenas un 7% por ciento de la capacidad de influir en los demás”
(Ribeiro, 1999). Este postulado nace de investigaciones neurolingüísticas que
también afirman que el tono de voz y el lenguaje corporal representan un 38 %
y un 55 % de este poder.

El lenguaje corporal es un componente innato del ser humano en su capacidad


de comunicación, que se percibe a nivel inconsciente. Cuando observamos a un
orador, nos atrapa o nos aburre, nos gusta o nos cae antipático, pero no nos
detenemos a observar hacia dónde dirigió la mirada, cómo movió las manos o
de qué manera se desplazó.

Pensemos en un orador que está diciendo su discurso y observamos que se


para, se sienta, que mueve mucho un pie y hace ruido con los zapatos, que tiene
cara de terror, que mira todo el tiempo al piso y al final del discurso dice:

“Me sentí muy cómodo en esta charla”; es probable que la mayoría de las
personas del auditorio no le crea. Los componentes del lenguaje corporal son los
movimientos de manos y brazos, la postura corporal, el desplazamiento, la
mirada y las expresiones del rostro. Muchas veces, el orador es consciente de
todos los elementos que influyen en la capacidad de comunicación y, por lo tanto,
prepara y practica el discurso. Después de varias repeticiones, sale fabuloso,
pero a la hora de decirlo en público los nervios o el estrés lo invaden y todo lo
que preparó se desmorona. En una encuesta realizada en varios países acerca
de las situaciones que más temor le producen a la gente, la primera de la lista
fue “hablar en público”, situación altamente estresante.

Las reacciones físicas y psicológicas ante la circunstancia de hablar frente a un


auditorio se denomina miedo oratorio, una emoción totalmente normal que
funciona sin que podamos dominarla, salvo cuando estamos entrenados. Es un
llamado de atención o síntoma y está provocado por una relación de fuerzas
entre la percepción de amenazas y los recursos que uno tiene para superarlas.
En este texto se verá la importancia del lenguaje corporal y cada uno de sus
elementos en la oratoria. Además, se definirá el miedo oratorio, se describirán
soluciones fallidas y se propondrán algunas sugerencias para dominarlo.

2. EL DESPLAZAMIENTO

El orador descubre como moverse en el escenario, con el fin de brindar una


adecuada exposición y los desplazamientos forman parte de sus actitudes
personales llevando su impronta, su experiencia y su dedicación.

Expresarse a través del lenguaje oral como así también en el lenguaje gestual,
es una actitud muy subjetiva que siempre ha de realizarse con pasión, con
acción, con el objetivo de convencer y persuadir al auditorio de una propuesta
autentica y a la vez verídica. No descartemos que el manejo de la oratoria, la
habilidad en la comunicación y el carisma la persona puede defraudar o estafar
a las oyentes cuando su mensaje es engañoso. Estas situaciones terminan
descubriéndose con el tiempo y se pierde la credibilidad.

2.1. Conceptos

Para manejar bien al público debemos conocer el lenguaje corporal

a) Dominio

Poder que uno tiene de usar y disponer libremente de lo suyo

b) Escena

Sitio o parte donde se representa algo, parte de un acto, digno de atención

El escenario es el espacio destinado para la representación o presentación


de una escena de teatro, de otras artes escénicas (música, danza, canción,
etc.) o utilizado para otros acontecimientos (conferencias, congresos,
mítines). Es el espacio escénico para los actores o intérpretes y el punto focal
para el público. El espacio escénico es aquel espacio con el que contamos
para poner de manifiesto nuestro dominio en ese momento.

c) El dominio escénico:
Se puede definir el dominio escénico como el desenvolvimiento natural y
seguro del orador ante su auditorio. El dominio escénico de un lector se
evidencia a través de la serenidad, la vista y los ademanes.

2.2. Dominio Escénico en la Oratoria.

a) Desplázate con soltura y libertad, pero hazlo con intencionalidad


significativa.
b) Cada desplazamiento que ejecutas tiene un efecto directo (e
inconsciente) sobre tu audiencia, y ésta reaccionará ante ello.
c) Como precaución evita situarte tras escritorios, sillas o cualquier otro
mobiliario que impida la visión total de tu cuerpo.
d) Cuando te desplaces, hazlo evitando dejar fuera del arco de influencia a
alguno de los asistentes. Los movimientos sin sentido y monótonos
denotan nerviosismo y angustia, además de desconcentrar al auditorio. El
“moverse por moverse” no sirve de nada, sólo es una pésima señal.

Solo conociendo los tipos de escenario, los desplazamientos que pueden


realizarse en cada uno de ellos y el tipo de público con que nos enfrentarnos
podremos lograr el dominio escénico.

3. TIPOS DE ESCENARIOS
a) Rectangular
 Desplazamientos hacia adelante y atrás
 Desplazamientos laterales u horizontales.
 Desplazamiento en diagonal, se regresa retrocediendo.
 Caminar por los pasadizos y retornar normal

Ejemplo: El salón de clases, teatro lineal.

b) SEMICIRCULAR

 Mirando al frente se traza una línea imaginaria y se divide a los presentes


en dos partes para girar 90º a cada lado.
 Los desplazamientos laterales; fuera de la media luna.
 Desplazamiento hacia adelante, hacia atrás y diagonales dentro de la
media luna.

Ejemplos: La concha acústica Anfiteatros.

c) CIRCULAR
 Ubicar el placo preferencial
 Evitar dar la espalda al palco preferencial
 Los desplazamientos son iguales al escenario semicircular.

Ejemplos: Estadio Nacional

4. MOVIMIENTOS ESCÉNICOS DEL ORADOR

Los Movimiento Escénicos del Orador representan la actitud, las posturas, en


definitiva, el porte que mostrará ante el auditorio en la actuación. La forma de
permanecer y mantenerse ante los demás, no tiene una situación uniforme, sino
que está relacionado con el tipo de discurso, a quien va dirigido, la cantidad de
personas que concurren y el lugar donde se ubicará el orador.

No es lo mismo plantear una alocución ante una o dos personas por una venta
de un producto que dirigir unas palabras en un servicio fúnebre, ante los alumnos
de una clase, una conferencia sobre un tema específico o un discurso político.
Cada situación posee una energía distinta, el tema es encontrar la adecuada.
Por ejemplo, los indios hablan sentados en el piso pues entienden que de esa
manera reciben toda la energía de la Madre Tierra o Pachamama. Los oradores
griegos hablaban de pie generalmente en un nivel superior al público haciendo
valer su superioridad. Los senadores romanos también hablaban de pie ante sus
pares para demostrar que todos estaban en una situación de igualdad. Las
posibilidades esenciales para hablar ante el público son:

- Sentado,
- Parado con un atril o
- Parado con movimiento en el escenario.
1.1 Hablar sentado

Para este tipo de charlas, clases o conferencias comento algunas


sugerencias:
- Sentarse confortablemente de manera agradable y placentera.
- No recostarse sobre la mesa, ni apoyar los codos sobre ella, ni luego
sostener su cara en las manos.
- Mantener las manos sobre la mesa o apoyar los antebrazos sobre la
misma manteniendo semicerradas las manos ubicarlas en forma
paralela o colocar las manos en lo que se conoce como posición de
descanso. Una palma sobre la otra.
- No se meta los dedos en las orejas ni en la nariz y menos en la boca.
- No mascar chicle
- No se recueste en la silla o sillón tratando de desaparecer del lugar
- Muchas veces cuando estamos sentados ante una mesa a la vista de
los participantes no haga movimientos extraños con el pie distrae al
auditorio y trate de concurrir con medias de tipo largo para que cuándo
se encuentre sentado no se vea la capacidad pilosa de su pierna, es
terriblemente distractivo
- No se cruce brazos ni coloque sus manos detrás de la nuca.

1.2 Hablar parado con un atril


Ante este tipo de comunicación:
- No apoye en forma permanente y con fuerza las manos sobre el atril,
le aseguro que da una sensación de inseguridad.
- No golpee con puños el atril para dar fuerza a sus conceptos.
- Manténgase cómodo mirando a los puntos que al iniciar la charla se
ha fijado.
- Toque o apoye levemente sus manos sobre el atril, generalmente
como un descanso.
1.3 Hablar parado con movimiento en el escenario
Este es el espacio donde el orador se ha de lucir con mayor empeño ante
su auditorio se desplazará por el lugar escénico con libertad buscando
lugares o puntos de mejor ubicación.
Significa que el cuerpo está centrado, derecho; que el peso del cuerpo no
se fue hacia un costado u otro y que no está apoyado en una pierna. El
cuerpo en el eje da una sensación de seguridad, manejo del cuerpo y
autoridad.
Los oradores inexpertos se balancean, apoyándose alternativamente en
un pie y luego en el otro, en forma interminable y constante. También
suelen oscilar de atrás hacia delante, poniéndose en puntas de pie.
La postura que debe tener el orador es derecha, con la cabeza mirando
hacia delante y con el pecho orientado al público. Es preferible estar
inmóvil que empezar a desplazarse sin sentido por todo el escenario.
Tal como señala Ander Egg Y Aguilar (2006), “Hay que desplazarse en el
estrado, pero no hacerlo continuamente como un oso enjaulado de un
extremo a otro, esto distrae al público y hasta puede llegar a exasperarlo”.
Asimismo, una regla básica es la que indica que el orador nunca debe dar
la espalda cuando habla: si necesita desplazarse o tiene alguna ayuda
visual como presentación en PowerPoint o video, debe ponerse de
costado o, en el caso de utilizar un pizarrón al momento de escribir, no
debe hablar, ya que su voz se irá hacia la pared.
Podemos resumir la idea en palabras de Di Bartolo (2009), “todo el
auditorio lo observe y usted pueda observar a todos, no les dé la espalda”.
La mejor manera para mantenerse en pie ante una audiencia es apoyarse
sobre las dos piernas manteniéndolas ligeramente abiertas, con aplomo y
seguridad; hay que entender que esa actitud indica que el orador domina
el escenario y que se va a mover con facilidad igual que un actor en el
teatro. Debe moverse, gesticular, andar, cruzar el escenario sin demostrar
tener miedo al hacerlo. Es importante tomar en consideración las
siguientes reglas:
- El movimiento, junto con la expresión corporal, despierta
interés, no aburre, por el contrario, la posición estática necesita
un esfuerzo de atención por parte de la audiencia.
- No permanecer inmóvil cual estatua, hay que moverse con
naturalidad.
- No dar nunca la espalda al público mientras se habla, aunque
estemos escribiendo en la pizarra.
- En una conferencia, cuyo objetivo sea movilizar a la gente a
alguna acción, conviene hablar siempre de pie
- Controlar los movimientos del cuerpo, desplazarse de vez en
cuando.
5. TIPOS DE PÚBLICO

Tipo público Actitud del público ¿Qué hacer?

-Muestra su inconformidad con el -Integrarlo al grupo


silencio. -Hacer preguntas sencillas
-No participa y directas
Silencioso -Falta de seguridad -Motivarlo

-Público ideal -Podemos contar siempre


-Motivado e interesado por el tema con él.
-Participa -Puede ejercer
Participativo liderazgo en el grupo

-Conversa en voz baja y se escuchan


murmuraciones -Controlado con la mirada
-Distrae a los demás -Hacer intervenir
Ruidoso -Se mueve constantemente. -Acercarse

-Motivarlo
-Siente que está perdiendo el tiempo -Ser más dinámico
-No hay motivación -Pasar a otro tema o
Indiferente -Tema es simple o poco interesante contenido.

-Evitar caer en el diálogo


-Dirigir las preguntas para
-Constante participación que demuestre que él tiene
-Preguntas engañosas la razón (que él mismo las
Preguntón -Quiere prevalecer su punto de vista. conteste.

5.1. Reglas elementales del movimiento en el escenario

Todas estas reglas se rompen con mucha frecuencia, pero hay que
conocerlas y tener siempre buenas razones para romperlas.

 Un personaje no se debe mover mientras otro está hablando.


 Los movimientos deben ser limpios, realizados con sencillez,
precisión y completos.
 Los cruces se hacen por delante del otro actor. (Hay muchas
excepciones: Personajes muy secundarios, situaciones
especiales: huida, etc.).
 Los movimientos deben ser, con preferencia, ligeramente curvos.
Facilita controlar la posición del cuerpo al terminar el movimiento.
 Se debe iniciar el movimiento con el pie que está más cerca del
sitio al cual se dirige el actor.
 Un personaje que va a hacer mutis, debe tratar de decir sus últimas
líneas lo más cerca posible del lugar por donde se va.
 Dos personajes no deben moverse al mismo tiempo y mucho
menos si es en la misma dirección o en direcciones exactamente
opuestas.

-Sin embargo, esta regla se viola deliberadamente en la comedia para


conseguir efectos cómicos.
-Si dos personajes tienen que moverse al mismo tiempo, debe buscarse
la manera de que lleven caminos distintos y velocidades distintas.

5.2. Movimiento y Texto


- Por regla general, el movimiento debe hacerse simultáneamente con la
emisión del texto.
- Un texto puede convertirse en fuerte o débil según se le monte un
movimiento fuerte o débil. Ejemplo: ‘Sí, que guapa, estás.
- Con movimiento fuerte: el personaje dice la verdad.
- Con movimiento débil: Es mentira el texto. El personaje miente y opina
lo contrario.
La inversión de estás reglas es frecuente en la comedia y en la farsa para
conseguir efectos cómicos:
Ejemplo: ‘Te voy a romper la cabeza.’ (Texto fuerte, con movimiento débil
se contradice su fuerza y lo convierte en lo contrario.)

5.3. Muletillas corporales


Son movimientos de manos, de zapatos, de ojos, el tocarse la cara, el pelo o el
anillo, que no aportan nada al discurso; son de repetición y distraen la atención
del público.

“Cuidarse de los tics nerviosos musculares, que nos hacen prisioneros de hábitos
no siempre muy presentables. Dentro de estos tics están el comerse las uñas,
rascarse la cabeza, tocarse la cara, la oreja, la nariz, acomodarse la corbata”
(Ander Egg y Aguilar, 2006).

5.4. Tips de Desplazamiento

 Caminar lentamente en el escenario, ello nos ayudará a relajarnos,


a lograr mayor confianza y dominar visualmente al público.
 Caminar sin mirar al piso y con una postura erguida
 Evitar darle la espalda al auditorio en todo momento.
 Se debe ubicar el palco preferencial, de modo que servirá de
frontis, para ser atendido principalmente y así poder realizar el
desplazamiento respectivo.
 No está permitido realizar un giro completo de 360º
 Se debe realizar pasos hacia adelante y pasos hacia atrás, este
último se realizará retrocediendo.
 Los desplazamientos laterales u horizontales se realizan siempre
mirando al público.
 Los desplazamientos diagonales se realizan hacia adelante y se
regresará retrocediendo.

5.5. Importancia del desplazamiento

Hablar en público se convirtió hoy en día una herramienta fundamental


para el crecimiento del ser humano, día a día vamos creciendo,
desarrollando nuestro potencial para lograr más y más las metas trazadas
que como individuos tenemos, pero que pasa cuando no sabemos hablar
en público, simplemente es tan complicado ascender en la escalera del
éxito si no sabemos expresarnos de manera adecuada, y lo que es peor
no logramos dar a conocer nuestras ideas, nuestros puntos de vista, así
éstas sean las más brillantes y sobresalientes.

De tal forma quiero hacer hincapié en ello, una de las maneras de poder
llegar a las personas es nuestra presencia, ya en anteriores artículos
escribí sobre ello, y ello va relacionado a nuestra postura, la correcta
postura para pararse frente a un público que espera mucho de nosotros
es importante.

La buena postura no es más que el porte, la presencia, la firmeza que


demuestras al estar parado frente a un público, puedes estar sentado o
de pie, en ambos es importante mostrar una correcta postura, ya que la
postura dice mucho de ti. Es de esa forma como demostramos lo que
somos, como nos sentimos, si realmente mantenemos una actitud positiva
mediante ella.
CONCLUSIONES
1. El lenguaje corporal hoy en día se sabe la importancia que tiene. Tras
investigación nos damos cuenta que hablamos más con el cuerpo que con las
palabras, es por eso que muchos de los negocios, citas o cualquier otra forma
de comunicar depende mucho de la forma de transmitir el mensaje.
2. Muchas veces nuestro cuerpo delata como nos sentimos y expresamos
sentimientos o gestos que nos pueden ayudar o perjudicar a la hora de entablar
una comunicación.
3. El lenguaje es la forma más efectiva de comunicación entre individuos y que
su desarrollo, esto se debe a la intervención del aprendizaje y la maduración, es
entonces que encontramos tipos de lenguajes verbales y no verbales que utilizan
la humanidad en sus declaraciones diferentes situaciones cotidianas.
Gracias al lenguaje, el humano desde tiempos remotos podido evolucionar a lo
que es hoy, por la constante transmisión de nuestros sonidos, gestos,
movimientos y escrituras.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 Ander Egg, E. y Aguilar, M. (2006). Cómo aprender a hablar en público.


Buenos Aires, AR: Lumen.
 Di Bartolo, I., Bustamante, A., Henry, E. L., Llabrés, C. G., Malatesta, N.
O., Vilches, M. A., y Di Bartolo, I. (h). (2009). Para aprender a hablar en
público. Buenos Aires, AR: Corregidor.
 Ribeiro, L. (1999). La comunicación eficaz. Barcelona, ES: Urano

También podría gustarte