Está en la página 1de 10

Adaptaciones curriculares

Autismo

Marcelo, Candela, Sofía, Iria, Iván, Alejandro, Gabriel, Jhoana, María


Índice
1. Definición
2. Cualidades del trastorno
3. Adaptaciones curriculares en el aula
4. Materiales
5. Espacios
6. Orientaciones didácticas en el aula
¿Qué es el Autismo?
El Trastorno del Espectro Autista o TEA, más conocido como autismo es definido
como un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los
primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital del
individuo.
Cualidades de los niños/as autistas
- Prefieren señalar sus necesidades por gestos.
- Unión muy intrínseca de objetos particulares (peluches, llaves, etc.).
- Risas y lloros sin razón aparente. (Cambios de estado de ánimo continuos).
- Actúan como sordos sin serlo.
- Se resisten a cualquier aprendizaje y a los cambios.
- No tienen sentido del miedo y el peligro o cosas inofensivas.
- Ritualistas en sus costumbres y actitudes.
- No miran a los ojos, ni siquiera a veces a la cara.
- Alteración de la comunicación: inversión pronominal, mala compresión, etc.
- No poseen una imagen mental de las cosas, lo que dificulta el aprendizaje.
Adaptaciones curriculares
Ajuste general de acomodación de las necesidades de cada estudiante mediante una respuesta
educativa. Son medidas de flexibilización de carácter global que afectan a temas como la organización
del centro o aula, espacios, materiales y en determinados casos la adaptación individual de algunos
estudiantes en la forma de enseñar, aprender, contenidos de las asignaturas o criterios de evaluación que
se llevarán a cabo.

- Capacidades intelectuales de los estudiantes que presenten algún tipo de TEA son muy variables.
- Responder a las preguntas qué (aspectos individuales) y cómo (generales) adaptar.
Materiales
- Adecuar la organización de los materiales del aula, es decir, mantener todo en su
lugar, rompiendo lo mínimo la rutina.
- Uso de pictogramas.
- El orden del material es uno de los aspectos que atraen más a estos alumnos/as,
pudiendo utilizarlo a nuestro favor, dándole autonomía para que recoja el material que
utiliza.
- Emplear aquellos objetos con los que el alumno en cuestión se sienta identificados
como guía en las dinámicas de clase.
Espacios
- Facilitar la localización de los diferentes espacios a través de pictogramas.
- Determinar antes de cada dinámica los espacios donde se va a realizar y cerciorarnos
de que el alumnado lo comprende y cumple.
Orientaciones didácticas para el/la docente
- Situar al alumno con autismo en los grupos en que mejor se adapte con sus
compañeros.
- Estructurar el temario en función de: objetivos pedagógicos que se persiguen,
estrategias metodológicas a emplear, actividades a realizar, acciones de apoyo
establecidas, etc.
- Utilizar pictogramas para basar las explicaciones de aula, con la intención de favorecer
la comunicación con el alumno.
- Con el fin de favorecer la construcción de imágenes y conceptos, se trabajará con el
alumnado a través de materiales gráficos y actividades sensoriales.
- Evitaremos estímulos e informaciones innecesarias para el desarrollo de las dinámicas
con el propósito de no desviar la atención del alumno/a .
- Realizaremos aprendizajes de forma gradual, iniciando el lo más fácil para alcanzar
posteriormente los conocimientos más difíciles.
Conclusiones
- Uso de metodologías que conduzcan al aprendizaje sin errores a través de tareas adaptadas al
nivel del alumno. Teniendo en cuenta sus gustos y guiandolos en las actividades para evitar que se
desvíe la atención.
- No obligar al alumno a seguir el ritmo del grupo, sino plantearle actividades individualizadas donde
se sienta más seguro.
- Respetar el ritmo de trabajo, no interrumpir sus actividades a pesar de que se exceda del tiempo
estimado.
- Realizar apoyo conductual positivo para reforzar la autoestima del niño
- Evaluación de forma continua y teniendo en cuenta diversos aspectos que deben estar
especificados en las guías de reflexión del centro.
GRACIAS POR VUESTRA
ATENCIÓN

También podría gustarte