Está en la página 1de 13

Fricandó de ternera con setas

El fricandó de ternera con


setas es una receta
tradicional de la cocina
catalana. Hay muchas otras
versiones de ternera
guisada y seguro que igual
de ricas. Esta receta se
suele preparar con setas
que se recogen en el
bosque, pero cuando no
están de temporada, bien
nos sirve prepararlo con
setas de cultivo o setas en
conserva.
La forma de cocinar un fricandó es con carne rebozada en harina y frita.
Luego con las verduras que se le añaden, el vino o coñac y un
acompañamiento de patatas, zanahoria o setas nos queda un plato riquísimo
y con una textura muy melosa. Es precisamente la harina la que se encarga
de espesar la salsa. es un plato muy sencillo de preparar y digno de la
mejor de las celebraciones.
Ingredientes

 600 g de ternera en filetes


 1 cebolla
 150 ml de vino blanco o rosado
 400 g de setas ostra u otra variedad
 5 ajos
 1 hoja de laurel
 sal
 pimienta
 aceite de oliva
 harina para rebozar
Fricandó de ternera con setas: preparación de la receta
1.-Corta los filetes de ternera en trozos como se indica en la imagen.
Deben quedar parecidos al tamaño de un filete de lomo de cerdo
aproximadamente.
2.-Prepara un plato con harina y cubre ligeramente con harina los filetes
de ternera uno a uno. No le añadas sal porque se añade después. Esto se
hace para que la ternera quede más jugosa.
3.-En una sartén con aceite de oliva, fríe a fuego vivo los filetes
enharinados. Sólo vuelta y vuelta dejando que la harina se dore un poco.
Cuidado que no se te queme. Resérvalos en un plato.
4.-En el mismo aceite de freír la carne, sofríe la cebolla picada con la
picadora. Puedes picarla a cuchillo, si lo prefieres. Añádele los ajos
enteros, sin pelar, y la hoja de laurel. Deja que se dore un poco la
cebolla.

Preparación del fricandó

5.-Cuando veas que el aceite chispea y la cebolla toma color, baja el


fuego y coloca toda la carne en la sartén. Añade también el jugo que queda
en el plato. Incorpora el vino, condimenta con la pimienta y la sal al
gusto. Deja que reduzca el vino a fuego medio. Cuando se haya bebido el
vino, añade un vaso de agua las veces que sea necesario y deja que se
cocine unos 30 minutos. Si pasado ese tiempo, la carne sigue estando dura,
déjala cociendo en su salsa el tiempo que sea necesario añadiendo agua
las veces que haga falta para que no se seque. Según la carne necesitarás
más o menos tiempo.
6.-En otra sartén, saltea las setas con la sal correspondiente hasta que
pierdan la mayor parte de su agua y empiecen a tomar un bonito color
dorado.
7.-Cuando la carne ya esté tierna, añádele las setas y deja que se cocine
todo junto cinco minutos más. Siempre con cuidado de que no se seque.
Pasados estos cinco minutos, ya tienes tu fricandó de ternera con
setas listo para servir.
Fricandó o ternera guisada
Fricandó o ternera guisada: presentación

El fricandó es un plato
tradicional de la cocina
catalana. Se trata de un guiso de
filetes de ternera que se
acompañan con la salsa que se
elabora con el mismo caldo de
cocción. Es un segundo plato muy
fácil de preparar y que se puede
cocinar el día anterior. Para
servir, sólo será necesario
calentar, lo que nos permite
disponer de tiempo para ultimar
otros detalles de nuestra comida.

Ingredientes

Para 4 a 6 personas

 500 g de ternera en filetes


 harina para rebozar
 1 copa de brandy o coñac
 1 cebolla mediana
 1 zanahoria
 2 dientes de ajo
 sal
 pimienta
 aceite de oliva virgen extra
 caldo de carne o media pastilla de caldo concentrado (avecrem)
Fricandó o ternera guisada: preparación de la receta
Cortar los filetes de ternera en trozos. Pasar los filetes por harina y
freír ligeramente, sin sal, con abundante aceite (la harina absorbe el
aceite y si no hay suficiente se nos puede quemar). Aunque no estén bien
hechos los filetes, no importa porque sólo pretendemos tostar un poco la
capa de harina que los cubre. Cuando los filetes están fritos y algo
dorados, los reservamos.

Preparación de la ternera para fricandó


En la misma sartén o cazuela donde hemos freído la carne para el fricandó,
hacemos el sofrito con la cebolla cortada, los ajos y la zanahoria. Cuando
esté dorado el sofrito, disponemos los filetes, añadimos pimienta, el
coñac, la pastilla de caldo concentrado y agua hasta cubrir la carne.
Cuando empiece a hervir, bajar el fuego al mínimo y tapar. Remover de vez
en cuando y dejar cocinando de 45 minutos a una hora. La harina hará que
vaya espesando el caldo. Para terminar, probar y rectificar de sal.
Una vez guisado el fricandó o ternera guisada podemos elegir si lo
presentamos tal cual o si trituramos la salsa. A mí me gusta más así, pero
quien lo prefiera puede pasar la salsa por la batidora. Este plato se
puede acompañar de unas setas salteadas con ajo y perejil
Estofado de ternera
La carne estofada es un guiso muy
sencillo y, además, muy económico.
Se trata de guisar la carne durante
un largo tiempo en un caldo
aderezado con verduras y que se
vuelva muy melosa. Es fácil de
preparar, pero las prisas no
impiden disfrutarla con frecuencia.
Esta vez, te propongo un guiso
tradicional, de los que se cocinan
a fuego lento, pero con la salvedad
de que voy a prepararlo, aprovechando que tenemos mucha tecnología en
nuestras cocinas, con la olla rápida. Lo prepararás en media hora y podrás
cocinarlo el día antes y estará más rico que recién hecho.

Cuando compres la carne, dile a tu carnicero que vas a preparar un estofado


y te dará partes muy melosas y baratas. Es importante no comprar piezas
caras porque el filete no se luce en el plato. Así que ya no hay excusa
para no prepararlo.

Ingredientes
 600 g de carne de ternera
 600 g de patatas
 150 g de guisantes
 1 vaso de vino blanco
 3 o 4 cucharadas de salsa de tomate
 1 cebolla
 1 ó 2 ajos
 sal
 pimienta
 aceite de oliva virgen extra
 maizena para espesar la salsa (opcional)
Estofado de ternera: preparación de la receta

1.- En una sartén con aceite de oliva, marcar la carne. Freír junto con
dos ajos hasta que se dore a fuego vivo. Agregar la cebolla y dejar que
se poche. Salpimentar. Añadir tres o cuatro cucharadas de salsa de tomate
y reducir.

2.-Añadir agua o caldo hasta cubrir la carne. Pasar el guiso a la olla a


presión y añadir el vaso de vino. Tapar y dejar que hierva durante 15 ó
20 minutos. Transcurrido ese tiempo, apartar del fuego.

3.-Mientras trabaja la olla, pelamos las patatas y las cortamos a dados.


Clavamos el cuchillo en la patata y tiramos de cada pedazo chascando de
forma que no quede un corte limpio.

4.- Abrir la olla, cuando la válvula de seguridad lo permita, y añadir


los guisantes y las patatas. Dejar hervir 5 minutos más. Rectificar de
sal. Si quieres espesar el caldo, pones en un vaso un poco de caldo y le
añades maizena. Cuando se disuelva, añade poco a poco este caldo al guiso
a través de un colador y deja al fuego uno o dos minutos más. Cuando se
ha espesado y tengas la textura que desees, ya lo puedes servir. También
puedes espesar el caldo del estofado de ternera machacando unas patatas y
mezclando este puré con el caldo.

Si preparas este guiso en cazuela tradicional, tendrás que dejar que


hierva alrededor de una hora y a mitad de cocción, añadir las patatas y
los guisantes.

Preparación del estofado


Pollo rustido con setas
Los guisos con pollo son uno de
los platos de carne que en más
hogares se cocinan. La carne
tiene un sabor y textura suaves
y gusta a los niños. Además, es
un plato económico y con un pollo
se puede poner un segundo plato
para toda la familia. Si además
le ponemos acompañamiento bien
completo, puede convertirse en
un excelente plato único.

Esta vez he elegido hacerlo a la cazuela porque requiere menos tiempo de


preparación y, cocinándolo troceado, conseguimos que la carne se impregne
de todos los sabores. Éste es un guiso de los de antes, que se comía lo
que había en las casas y que se cocinaba en el fogón de leña a fuego
lento. Los tiempos han cambiado y los fogones también, pero podemos seguir
cocinando esos ricos platos tan tradicionales con los medios de ahora y
recordar esos sabores de antaño.

Ingredientes

Para 4 a 6 personas

 1 pollo partido en octavos


 1 cebolla
 1 cabeza de ajos
 200 g de champiñones frescos
 200 g de níscalos en conserva
 400 g de patatas
 8 ciruelas pasas
 1 copa de coñac
 aceite de oliva
 pimienta negra
 sal

Pollo rustido con setas: preparación de la receta

1.- Lo primero es cortar el pollo en octavos o en el número de porciones


que tú prefieras. Sazona con sal y pimienta a tu gusto.

2.- Coloca en una cazuela o sartén grande con aceite de oliva, el pollo
junto con los ajos. Deja que se cocine hasta que se dore. Cuando tome
color, aunque siga crudo por dentro, añade la cebolla cortada en juliana
y deja que se poche.

3.- Vierte la copa de coñac y las ciruelas pasas y deja que reduzca. Una
vez reducido el coñac, añade un vaso de agua.

4.-Baja el fuego y tapa para que se cocine de 20 a 30 minutos a fuego


lento. Si ves que se seca, no dudes en añadir agua las veces que sea
necesario. En este punto se pretende que el pollo se cocine bien y, además
de ponerse muy tierno, se impregne de todo el sabor del rustido.

5.- Sazona las setas con sal correspondiente y saltéalas en una sartén
con aceite de oliva. Deja que pierdan agua y que se empiecen a dorar. El
aspecto y el olor te indicarán cuando están listas.

6.- Añade las setas a la cazuela y deja que se cocine todo junto durante
de dos a cinco minutos. Cuando la salsa ha espesado, ya puedes retirar la
cazuela del fuego.

7.- Fríe unas patatas a dados y, una vez fritas, se las añades a la
cazuela. Si te gusta que las patatas estén blanditas, añádelas junto con
las setas. Si las prefieres con la textura de patata frita, añádelas a la
cazuela justo antes de servir.

Preparación del pollo rustido con setas

Pollo rustido con setas


Pollo asado con miel y mostaza
El pollo asado con
miel y mostaza es
uno de esos platos
sencillos que
puedes cocinar
cuando tienes
invitados. Con un
poco de mostaza a
la antigua y miel,
conseguirás dar un
toque muy especial
al plato. La carne
queda muy tierna y
jugosa y con un
acompañamiento de patatas guisadas en el propio jugo, te quedará un
plato muy completo.

Ingredientes

Para 2 raciones

 2 cuartos traseros de pollo


 4 patatas pequeñas
 2 cucharadas de miel
 2 cucharadas de mostaza a la antigua
 sal
 pimienta negra

Pollo asado con miel y mostaza: preparación de la receta

1.- Limpia bien el pollo de los restos de plumas que pueda tener y
colócalo en una bandeja apta para el horno. Salpimienta el pollo y
coloca las patatas peladas cortadas por mitades.

2.- En un bol mezcla dos cucharadas de miel, dos cucharadas de mostaza y


una cucharada de hierbas provenzales (las hierbas provenzales son una
mezcla de romero, tomillo, albahaca, orégano y mejorana). Si no tienes
esta mezcla de hierbas aromáticas, usa las que tengas o las que más te
gusten.

3.- Reparte la mitad de la mezcla anterior por encima del pollo, tapando
toda la superficie y al resto le agregas medio vaso de agua, mezclas y
viertes la preparación encima de las patatas y el pollo.

4.- Introduce la bandeja en el horno a 185º C, con calor superior e


inferior. Colócala a media altura. En la imagen, puedes ver que lo he
cocinado en el segundo de los cinco niveles que tiene el horno. Recuerda
que cada horno tiene un valor de temperatura a pesar de lo que marque el
indicador, tiene que cocinarse despacio para que el color llegue hasta
el interior.

Pollo
Asado con miel y mostaza

5.- Riega con el jugo, de vez en cuando, las patatas y el pollo. No es


necesario que le dés vueltas, ni que lo muevas, solo ir regando la
superficie cuando veas que se seca. Si el caldo arrastra gran parte del
aliño, se repartirán mejor los sabores ¡no te preocupes por eso!

6.- Cuando veas el pollo bien doradito, es el momento de apagar el horno


y servir. A mí me ha costado cocinarlo una hora y cuarto. Si no lo vas a
servir enseguida, deja la bandeja dentro del horno apagado hasta el
momento de comer.
Pollo asado a la cerveza
Una vez más, he
decidido redactar
una receta de
pollo. Son tantas
las veces que
comemos pollo asado
los domingos y
tantas las formas
de condimentarlo,
que creo que a
alguien he de
aburrir. Seguro que
esta receta os
encanta porque es
facilísima y hará
las delicias de los paladares más exigentes.

Ingredientes

 1 pollo limpio entero 1,660 Kg aproximadamente


 medio limón con piel
 dos cabezas de ajos
 1 pastilla y media de caldo de pollo tipo avecrem
 pimienta negra molida
 hierbas provenzales
 1 lata de cerveza

Pollo asado a la cerveza: preparación de la receta

1.-Precalentar el horno a 190ºC con fuego superior e inferior.

2.-Limpiar bien los restos de plumas que pueda llevar el pollo. Esparcir
con las manos, por el exterior una pastilla de caldo concentrado desmigada
y por el interior la media pastilla. Espolvorear con pimienta y hierbas
provenzales el pollo por dentro y por fuera. Introducir el medio limón y
cuatro ajos dentro del pollo. Atar las patas con un hilo de algodón.
Colocarlo en una bandeja que pueda ir al horno y que sea un poco honda
para que no se desborde el jugo. Regar con la cerveza y añadir alrededor
los ajos restantes.

3.-Se lleva el pollo al horno a media altura (segundo de cinco niveles


que tiene el horno) y se hornea por espacio de una hora y media a dos
horas. El fuego del horno tiene que estar en posición de calor superior e
inferior. Se puede ir regando de vez en cuando con el jugo, pero no es
imprescindible. Una vez cocinado el pollo asado a la cerveza, se puede
dejar en el horno apagado para que se mantenga caliente hasta la hora de
servir.
Manzanas asadas con canela al microondas
Las manzanas asadas son un postre antiquísimo
y creo que uno de esos que jamás pasarán de
moda. Antes se aprovechaba el calor de las
cocinas económicas para asarlas, luego ya con
los hornos eléctricos lo tuvimos más fácil, y
ahora, con el microondas, ya somos muchos que
no tenemos la paciencia de esperar que se
hagan al horno.

Ingredientes

Para 7 manzanas

 1 kg de manzanas
 una copa de brandy
 tres cucharadas de azúcar
 media cucharadita de canela

Manzanas asadas con canela al microondas: preparación de la receta


Lavar las manzanas y quitar el rabillo y la piel de alrededor con un cuchillo.
Puedes también descorazonarlas con un descorazonador de manzanas. Mezclar el
azúcar y la canela y colocar en cada centro de las manzanas una cucharadita de
esta mezcla. Introducir al microondas a máxima potencia durante 10 minutos.
Si no las has descorazonado, pincha con un cuchillo el centro varias veces hasta
llegar a la base de la manzana. Llenar las manzanas de coñac o brandy. Añadir
otra cucharada de azúcar en cada manzana. Introducir de nuevo al microondas
durante cinco minutos. Pasado este tiempo, las manzanas ya están listas para
servir. Riégalas con el propio jugo, justo cuando las coloques en el plato.
Puedes decorar con un poquito más de azúcar, si lo deseas, o bien añadir una
guinda o un palito de canela en el centro. Se pueden servir calientes o frías.

Preparación de las manzanas asadas


Los tiempos son orientativos para un quilo de manzanas a una potencia de
microondas de 800 w. Cuanta menos cantidad de comida se introduce en el
microondas, antes se prepara. Si vas a hacer dos manzanas, el tiempo deberás
reducirlo. Prueba de dos en dos minutos hasta conseguir que las manzanas queden
blanditas porque, si te pasas, se te pueden deshacer.

También podría gustarte