Está en la página 1de 5

Protección Radiológica en Radiología e Imagenología

Durante más de un siglo la radiación X viene siendo un instrumento muy valioso para
visibilizar el interior del cuerpo humano. Esta capacidad de obtener imágenes se utiliza
ampliamente para detectar y diagnosticar enfermedades y lesiones, gestionar los cuidados
de los pacientes y conducir numerosas formas de tratamiento.

Dado que en todos los estudios con rayos X se imparte energía capaz de ionizar los átomos
de los tejidos, se deben tomar medidas específicas para reducir al mínimo los riesgos que
ello implica a los pacientes, evitando cualquier exposición a la radiación que no sea
imprescindible para obtener las imágenes que se necesitan para realizar el diagnóstico.

En todas las técnicas de imagen por rayos X (International Atomic Energy Agency,,
2014), el haz con el que irradia al paciente está controlado por el operador del equipo. Se
deben ajustar las características del haz de rayos X para optimizar, es decir, lograr el
equilibrio crítico entre la calidad de imagen y la exposición del paciente. Si bien existen
diversos ajustes que afectan a este equilibrio, dos de éstos son especialmente importantes:
el de la tensión eléctrica (o diferencia de potencial) aplicada al tubo de rayos X, que se
expresa en kilovoltios (kV), y el de la carga del mismo (también llamada “producto de la
intensidad de corriente por el tiempo de exposición”), que se expresa en mAs. La
optimización del proceso se basa en gran medida en el adecuado equilibrio entre kV y
mAs para cada exploración de rayos X.

Si bien existen algunos principios de protección que son comunes a todos los métodos de
imagen por rayos X, gran parte de las principales cuestiones y medidas de protección
dependen de los métodos y modalidades mencionados anteriormente.

Una de las alternativas se puede considerar a la radiología digital como el mayor avance
tecnológico en sistemas de imágenes de uso médico de la última década. En pocos años
la película fotográfica para rayos X podría caer completamente en desuso. Una analogía
apropiada y fácil de entender es la sustitución de las cámaras fotográficas tradicionales
por las cámaras digitales. Las imágenes se pueden obtener, borrar, modificar y se las
puede enviar a continuación a una red de computadores.

Los beneficios que aporta la radiología digital, (International Atomic Energy Agency,
2015) son enormes. Mediante esta técnica se puede llegar a prescindir completamente de
las películas en las instalaciones o departamentos radiológicos.
La protección radiológica, (Echanique, 2017) es el conjunto de medidas establecidas por
los organismos competentes para la utilización segura de las radiaciones ionizantes y
garantizar la protección de los individuos, de sus descendientes, de la población en su
conjunto, así como del medio ambiente, frente a los posibles riesgos que se deriven de la
exposición a las radiaciones ionizantes.
Las organizaciones relevantes en la protección radiológica, (Protección y seguridad
radiológicas, 2013) son 3: la ICRP (Comisión Internacional de Protección
Radiológica) que se encarga de hacer conocer las recomendaciones, el IAEA (Organismo
Internacional de Energía atómica) que establece los estándares de seguridad y se encarga
de su aplicación y el UNSCEAR (Comité Científico de Naciones Unidas sobre los efectos
de la Radiación Atómica) que estudia los efectos de la radiación atómica.

Tipos de exposición: Hay tres tipos de exposición: a) Exposición médica:


principalmente incluye la exposición de las personas (pacientes) como parte de un
diagnóstico o tratamiento. b) Exposición ocupacional: exposición relacionada con la
práctica profesional. c) Exposición pública: incluye el resto de las exposiciones y se
refiere a las personas que ocasionalmente están expuestas a la radiación; por ejemplo:
personal administrativo, de limpieza, de mantenimiento, etc. La exposición médica no
solo incluye a los pacientes sino también a los individuos como familiares y amigos que,
a sabiendas del riesgo y por voluntad propia, colaboran con el paciente en algún
procedimiento. También se incluye a voluntarios que forman parte de alguna
investigación.

La NOM-229-SSA1-2002 define al Personal Ocupacionalmente Expuesto (POE) como


“la persona que en ejercicio y con motivo de su ocupación está expuesta a la radiación
ionizante. Quedan excluidos los trabajadores que ocasionalmente en el curso de su trabajo
puedan estar expuestos a este tipo de radiación”. El POE debe ser mayor de 18 años. Para
el POE, en la norma NOM-229-SSA1-2002, basada en el Reglamento General de
Seguridad Radiológica publicado en el Diario Oficial del 15 de septiembre de 2006, se
establece para los efectos estocásticos un límite anual de dosis de 50 mSv.1,8,10Para el
público (personal que ocasionalmente puede estar expuesto a las radiaciones) se establece
para los efectos estocásticos un límite anual de dosis de 5 mSv. Basados en estos límites
se consideran límites de dosis semanales de 1.0 y 0.1 mSv, respectivamente, para POE y
público.
La protección radiológica tiene dos enfoques los cuales son: proteger a las personas y el
medio ambiente de los efectos nocivos de la radiación, pero sin limitar indebidamente las
prácticas que, dando lugar a exposición a las radiaciones, suponen un beneficio para la
sociedad o sus individuos.

Para conseguir cumplir el objetivo fundamental de la protección radiológica se establecen


tres principios básicos:

Justificación: Toda actividad que pueda incrementar la exposición a radiaciones


ionizantes debe producir el suficiente beneficio a los individuos expuestos o a la sociedad
como para compensar el perjuicio debido a la exposición a la radiación.

Optimización: Para cualquier fuente de radiación, las dosis individuales, el número de


personas expuestas, y la probabilidad de verse expuestas, deben mantenerse tan bajas
como sea razonablemente posible, teniendo en cuenta consideraciones sociales y
económicas

Limitación de dosis: La exposición individual al conjunto de las fuentes de radiación


susceptibles de control, ha de estar sujeta a límites en la dosis recibida y, en el caso de
exposiciones potenciales, a cierto control del riesgo. Estos límites son diferentes para el
público y para los trabajadores profesionalmente expuestos.

Es importante mencionar factores básicos, (Patient dose monitoring and the use of
diagnostic reference levels for the optimization of protection in medical imaging: current
status and challenges worldwide., 2017) de protección radiológica y tenemos tres factores
básicos de protección radiológica:

Tiempo: la dosis a la que las personas están expuestas dependen directamente del tiempo.
En otras palabras, mientras más placas usemos o mayor sea el tiempo de fluoroscopio
debemos esperar mayor dosis al paciente, al POE y al público.

Distancia: la dosis en relación con la distancia varía a razón inversa del cuadrado de la
distancia, a un metro recibimos una exposición de 1, a 2 metros se reducirá por un factor
de 22 = 4, a 5 metros se reducirá por u factor de 55 = 25.
Fórmula: I = 𝐼0 /𝑑 2

Barreras: ejemplos de barreras tenemos en la coraza del tubo, las paredes emplomadas o
baritadas de las salas de rayos X, los mandiles y guantes emplomados, etc. En rayos X es
rara la situación en la que se requiere de espesores superiores a 2 mm de plomo (Pb) en
las paredes para tener una protección adecuada, con fuentes radioactivas como el Co-60
se requiere de varios centímetros de plomo o de concreto. Las barreras pueden ser de dos
tipos:
 Barreras primarias: blindaje donde incide directamente el haz de radiación útil.
 Barrera secundaria: blindaje en el cual incide sólo la radiación de fuga y la
radiación dispersa.

Los niveles de exposición tanto para las personas consideradas especiales denominadas
trabajadores especialistas como para el público en general que resultan de aplicaciones
industriales y médicas de los rayos X están muy por debajo de los niveles que inducirían
o provoquen efectos tempranos. Sin embargo, es conocido que las dosis bajas recibidas
en operaciones normales pueden causar efectos dañinos a largo plazo (cáncer y
mutaciones genéticas). A esto se suma el cada vez mayor uso de métodos que utilizan
radiación ionizante como la tomografía computada y los procedimientos de intervención
radiológica que provocan lesiones cutáneas radio inducidas en los pacientes debido a las
altas dosis innecesariamente aplicadas, sobre todo en los procedimientos
intervencionistas. No olvidar que la exposición médica (para el paciente) no establece
ningún límite; sin embargo, se recomienda que la dosis recibida, (Total reference air
kerma can accurately predict isodose surface volumes in cervix cancer brachytherapy. A
multicenter study., 2017) por los pacientes sea tan baja como sea razonablemente posible.
No olvidar que los pacientes jóvenes son más vulnerables al riesgo de cáncer.
Lastimosamente, muchos profesionales médicos no cuentan con los conocimientos
suficientes respecto a la protección y seguridad radiológica, o simplemente no aplican los
factores básicos de protección radiológica ni el principio de limitación de dosis ALARA.

Referencias
Echanique, Roberto Estévez. 2017. DSpace. [En línea] 2017. [Citado el: 21 de 07 de
2019.] chrome-
extension://oemmndcbldboiebfnladdacbdfmadadm/http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstre
am/25000/14608/1/Protecci%C3%B3n%20radiol%C3%B3gica.pdf.
International Atomic Energy Agency. 2015. International Atomic Energy Agency,. [En
línea] 2015. [Citado el: 22 de 07 de 2019.] https://rpop.iaea.org/RPOP/RPoP/Content-
es/InformationFor/HealthProfessionals/1_Radiology/DigitalRadiography.htm.
International Atomic Energy Agency,. 2014. International Atomic Energy Agency,.
Radiologia. [En línea] 2014. [Citado el: 22 de 07 de 2019.]
https://rpop.iaea.org/RPOP/RPoP/Content-
es/InformationFor/HealthProfessionals/1_Radiology/index.htm.
Patient dose monitoring and the use of diagnostic reference levels for the optimization of
protection in medical imaging: current status and challenges worldwide. H., Järvinen.
2017. 3, 2017, Vol. 10.
Protección y seguridad radiológicas. Saravia-Rivera, Gustavo E. 2013. 2, México :
s.n., 2013, Vol. 12.
Total reference air kerma can accurately predict isodose surface volumes in cervix
cancer brachytherapy. A multicenter study. KS, Nkiwane. 2017. 3, 2017, Vol. 12.