Está en la página 1de 5

¿CUÁL FUE EL PRIMER BALÓN DE FÚTBOL?

El balón de fútbol es el elemento en torno al que gira dicho deporte. A lo


largo de los tiempos su forma y composición ha cambiado para lograr la
mayor esfericidad y aerodinámica posible y posibilitar un juego más
preciso. Nada tienen que ver las pelotas de ahora con las que se
empleaba hace décadas. El desarrollo de este esférico ha ido ligado a los
cambios que a la vez ha experimentado el fútbol. Una historia que se
puede percibir viendo los orígenes y evolución del balón con el paso de
los años en las copas del mundo, su torneo más representativo (e
importante).
En Showroom recopilamos la historia y origen del balón del fútbol para
comprender como ha cambiado para ser cada vez un elemento más
completo.
A lo largo de la historia ha habido diversas civilizaciones y pueblos que
emplearon pelotas para diferentes juegos o deportes. Por ejemplo, el
juego de pelota mesoamericano o pok ta’pok practicado por los
mayas hace más de 3.000 años ya hacía uso de un esférico elaborado
con savia del árbol hule. Y es que los balones eran parte del divertimento
de muchas culturas.
No obstante, en lo relativo al fútbol como tal, es en Reino Unido donde en
el siglo XIX comienza a popularizarse este deporte. La Asociación de
Fútbol Inglés establece que las pelotas debían tener tener una
circunferencia de 70 centímetros y pesar entre 350 y 400 gramos.
Un grupo de niños con un balón de Tiento en Argentina hacia el año 1940 apróximadamente /Creative
Commons
Los primeros balones de fútbol usados en esta época eran de cuero y
llamados de tiento a causa del cordón que cerraba las costuras por fuera.
En el interior había una vejiga de cerdo que se llenaba de heno, por
ejemplo. No eran completamente esféricos, no botaban de manera
uniforme, tenían una protuberancia en la zona del tiento que incluso
podía dañar a los jugadores. Y además, si se mojaban resultaban mucho
más pesados y difíciles de controlar.
Posteriormente, con el paso de las décadas, los balones evolucionarían y
dichos cambios se apreciarían en los que eran empleados en cada Copa
Mundial de Fútbol.

Ampliar

Balones de piel de vaca de RetroFootball


Inspirados en estas pelotas más antiguas y tradicionales,
en Retrofootball, por ejemplo, venden modelos de piel de vaca por 59
€ pensados para quienes quieren tener un diseño de colección con el fin
de exponerlo en casa o bien para jugar con él, aunque cuenta con los
gajos hexagonales que se inventaron en los tiempos más recientes.

HISTORIA DEL BALÓN DE FÚTBOL EN LOS MUNDIALES

El tiento, el primer protagonista

En el primer mundial de la historia del fútbol, el celebrado en 1930 en


Uruguay, se utilizaban los balones de tiento primigenios que tenían una
vejiga de cerdo en el interior. De hecho, en la final entre el país anfitrión y
Argentina, usaron uno elaborado en cada país para cada una de las
partes. Y es que en Ebay venden para coleccionistas desde 139
euros una de las pelotas empleadas en esta competición.
Balones de la final del mundial de 1930 /Flickr/Ben Sutherland
En los años venideros y en los posteriores mundiales, los balones
cambiaron. La vejiga del interior que les dotaba de consistencia
comienza a ser sustituida en el mundial de 1938 en Francia por
una válvula inflable que permitía hinchar el balón sin tener que
descoserlo. A su vez, aumentan los paneles con los que están realizados
y aparecen los modelos que empleaban los 18 paneles en el año 1954
en Suiza.
Ampliar

Balón de Retrofootball que recuerda a los de los años 40 y 50


Siguiendo el estilo de estas épocas ha habido marcas
como Retrofootball que han creado balones inspirados en la misma.
El modelo COPA Football que venden por 59,95 euros es una pelota de
corte retro para los apasionados del fútbol más vintage que quieren un
diseño clásico pero con la tecnología de hoy día.
Ampliar

Balón de Nike
Otro ejemplo es Nike, que vende un balón por 22,97 euros similar
para homenajear la fundación del F.C. Barcelona en 1899. Este también
continúa el diseño de las pelotas de cuero y tiento pero elaborado con
algodón y latex modernos y cosido a mano. Un detalle para seguidores
del fútbol y su historia.

La llegada de los hexágonos, el color blanco y el sintético

El balón crack del Mundial de Chile


Los gajos que conformaban el contorno y la forma del balón no permitían
hacer una bola demasiado esférica lo que reforzaba la irregularidad de la
misma. En el año 62, en la Copa del Mundo celebrada en Chile, el Crack,
el nombre de la pelota oficial de esta competición, cambió la forma de
sus paneles. Ampliaron y cambiaron al forma de los mismos para
tener 12 hexagonales y seis rectangulares lo que contribuyó a que
tuviera un aspecto más regular. Además incorporó la válvula de látex que
mantenía más tiempo el aire en su anterior. No obstante, los gajos
rectangulares volvieron al modelo tradicional en el año 66 en el que fuera
el primer balón creado por una marca comercial: Slazenger.
Balón Telstar de México 1970
La gran revolución llegó en el año 1970 en el campeonato de México.
Adidas se convirtió en la marca que crearía el balón para los mundiales y
presentó el famoso Telstar. Este trajo como novedad que, aun siendo de
cuero, contaba con 32 gajos poligonales y adoptó el color blanco y
negro que se establecería como el principal para facilitar el ser visto por
los espectadores.
Tango de 1978
Siguiendo este diseño, Adidas creó en Argentina 1978 otro balón que
marcó una época: el Tango de gajos hexagonales y que se utilizaría
durante 6 ediciones, aunque experimentaría variaciones. En el Mundial
de España de 1982, se combinó el cuero y el poliuretano para hacerlo
impermeable y conseguir que el agua y la humedad no lo hicieran más
pesado. El otro gran cambio llegó cuatro años más tarde, cuando se creó
el primer balón totalmente sintético que redujo más la absorción de agua
respecto a los vistos hasta la fecha. A día de hoy sigue siendo un balón
que se encuentra a la venta en Amazon desde 20,85 euros.
Mientras el Tango duró, se fueron creando modelos que mejoraron la
composición usando espuma de polietileno, mallas de fibra trenzadas,
micro burbujas de gas resistentes, poliuretano en el exterior… Todo ello
contribuyó a crear balones más manejables, resistentes y esféricos.

Fue en el año 2002 cuando el Tango dejó de usarse y llegó el Fevernova,


empleado en el Mundial de Corea y Japón y uno de los más recordados
en estas competiciones. Destacó por su diseño colorido que se inspiraba
en la cultura de ambos países. Incorporó un nuevo sistema de tres
capas tejidas para tener un vuelo más preciso y predecible.

Los balones contemporáneos

Es a partir de 2002 cuando comienzan a llegar las novedades más


rompedoras en los balones de fútbol. El Mundial de 2006 presentó una
pelota con menos gajos, el Teamgeist. Aunque es en 2010 cuando se
creó uno de los más revolucionarios: el Jabulani, protagonista de la Copa
del Mundo de Sudáfrica por lo complicado que resultaba de detener y los
extraños que parecía que hacía en el aire. Era el más esférico que nunca
se había creado. Y el empleado en la Final del Mundial, el Jo'bulani, con
el que España ganó su primer campeonato mundial con el mítico gol
de Andrés Iniesta es ya un balón de leyenda.
Balón Brazuca
En 2014 llegó el Brazuca que con seis paneles trataba de mantener el
mismo control, peso y redondez en todas las escenas
independientemente de la zona por la que se mejora.
El Telstar 2018
Y finalmente, en 2018, Adidas optó por volver al mítico Telstar en
el Mundial de Rusia en un homenaje a dicho balón que puedes comprarlo
desde 48 euros en Amazon. En esta ocasión con mejoras tecnológicas
nunca vistas anteriormente. No es que tuviera 6 paneles en lugar de los
32 originarios, es que incorporó un chip con el que se permitía saber si el
balón traspasaba la línea de gol.
Del cuero, el tiento y la vejiga de cerdo al poliuretano y los chips
tecnológicos. Todo un cambio en el balón, el gran protagonista del fútbol.
Para muestra de ello solo hay que ver la pelota La Liga Merlin de Nike,
desarrollada con los últimos avances que fué la oficial en la LFP en la
temporada 2018-2019 ó el nuevo La Liga 1 desarrollado por Puma, que
es el nuevo balón oficial de LaLiga a partir de la temporada 2019-2020.

También podría gustarte