Está en la página 1de 216

El Concepto Calvinista De La Cultura

Henry R. Van Til

Traducción: Donald Herrera Terán


Contenido

Parte 1 Definiendo el Tema

1. Introducción: El Problema Planteado.


2. El Concepto de Cultura.
3. La Relación entre Religión y Cultura.
4. El Calvinismo Definido.
5. La Concepción Calvinista del Pecado y sus Efectos en la Cultura.

Parte 2 Orientación Histórica

6. Agustín: el Filósofo de la Antítesis Espiritual y de la Transformación Cultural.


7. Juan Calvino: el Teólogo Cultural y Reformador de la Vida Total.
8. Abraham Kuyper: el Teólogo de la Gracia Común y del Reinado de Cristo.
9. Schilder: Cristo, la Llave de la Cultura.

Parte 3 Consideraciones Básicas para una Definición

10. La Autoridad de la Escritura en la Cultura Calvinista.


11. La Motivación de la Fe en la Cultura Calvinista.
12. La Cultura Calvinista y la Antítesis.
13. El Calvinista y el Mundo.
14. La Cultura Calvinista y el Reinado Mediador de Cristo.
15. La Cultura Calvinista y el Llamado Cristiano.
16. La Cultura Calvinista y la Gracia Común.
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

PREFACIO (1959)

El término “cultura” ha significado gas de él memoria? ... Le has hecho poco


muchas cosas para mucha gente. En este menor que los ángeles, y lo coronaste de
libro uso el término para designar aquella gloria y honra ... Todo lo pusiste debajo de
actividad del hombre, el portador de la ima- sus pies.”
gen de Dios, por la cual cumple el mandato
de la creación de cultivar la tierra, de tener Decir que la cultura es el llamado del
dominio sobre ella y de sojuzgarla. El tér- hombre en el pacto es solamente otra
mino también se aplica al resultado de tal manera de decir que la cultura está determi-
actividad, a saber, el entorno secundario nada religiosamente. Este hecho ha sido
que ha sido sobrepuesto en la naturaleza reconocido de manera bastante general por
por el esfuerzo creativo del hombre. La cul- filósofos culturales tan eminentes como
tura, entonces, no es un asunto periférico, Brunner, Tillich y Kroner. La obra de
sino que está asociada a la esencia misma Tillich, Teología de la Cultura, no apareció
de la vida. Es una expresión del ser esencial sino hasta que el manuscrito de este libro
del hombre como ser creado a la imagen de hubo llegado a los publicadores, de manera
Dios, y puesto que el hombre es esencial- que no tuve la oportunidad de reaccionar a
mente un ser religioso, es algo que expresa él. Sin embargo, aunque mi propósito no
su relación con Dios, esto es, de su religión. fue principalmente polémico sino histórico,
esto es, trazar las raíces de lo que escogí en
El hecho que el hombre como criatura llamar el concepto Calvinista de la cultura,
pactal es llamado a la cultura no puede puedo decir que aunque concuerdo con los
enfatizarse demasiado. Pues el Señor Dios, teólogos Existencialistas (Tillich, c.s.), que
que lo llamó a la existencia, también le dio la religión es de interés último y que yace
el mandato cultural de poblar la tierra y de en el corazón de la cultura, mi teología está
tener dominio sobre ella. David estaba tan tremendamente separada de la de ellos. Un
lleno de éxtasis frente a esta vocación llena análisis crítico del concepto existencial de
de gloria que exclamó con reverencia y Tillich del Cristo de la cultura amerita un
asombro: “¿Qué es el hombre, para que ten- tratamiento separado y es, personalmente,

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

algo muy atrayente.

Mi tesis, entonces, es que el Calvi-


nismo nos provee con la única teología de la
cultura que es verdaderamente relevante
para el mundo en el que vivimos, debido a
que es la verdadera teología de la Palabra.
Sin embargo, que nadie concluya a partir de
las afirmaciones de ciertas proposiciones
algunas veces apasionadas que hago que
considero definitiva o conclusiva mi defini-
ción de cultura Calvinista. Más bien, el
autor busca por medio de una declaración
tentativa el obtener mayor explicación y
análisis crítico, para que la comunidad Cal-
vinista se pueda volver más y más articu-
lada con respecto a la cultura y sus raíces
religiosas. En ese sentido mis esfuerzos
pueden ser interpretados como contribu-
yendo hacia una definición de la cultura
Calvinista.

Henry R. Van Til

4
Parte 1

Definiendo el Tema
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN:
EL PROBLEMA PLANTEADO

El Cristiano está en el mundo, pero no del Cristianismo para con la cultura se com-
es del mundo. Esto constituye la base del plica aún más por las aseveraciones católi-
perenne problema involucrado en la discu- cas [universales] de la iglesia. Como
sión de la cultura Cristiana. Debido a que resultado, aparece una segunda área de
los creyentes no son del mundo, siempre ha conflicto, la iglesia versus el mundo. El pue-
habido muchos Cristianos que han asumido blo de Dios siempre ha confesado, sobre la
una actitud negativa hacia la cultura. Ellos base de la proclamación de la Palabra, la
entienden que el llamado Cristiano consiste catolicidad de la iglesia y del reino, a decir,
exclusivamente en proclamar la salvación las afirmaciones universales del Evangelio
por medio de Cristo a los hombres perdidos y su finalidad para todos los hombres como
en un mundo moribundo. Únicamente criaturas de Dios. Pero, frente a esto, surge
miran ese mundo agonizante como el hecho de que “el mundo entero está bajo
yaciendo bajo la sentencia de muerte y de el maligno” (I Juan 5:19) y está sujeto al
juicio final. Otros, habiendo aceptado con príncipe de este mundo, Satanás (Juan
entusiasmo la declaración Paulina, “todo es 14:30; 16:11), quien es el “dios de este
vuestro,” enfatizan el hecho que los creyen- siglo” (II Cor. 4:4). Y el mundo no conoce a
tes tienen un llamado cultural aquí y ahora Dios, ni a los hijos de Dios (I Cor. 1:21;
para sojuzgar la tierra como miembros de la Juan 17:25; I Juan 3:1, 13) sino que odia a
raza humana. También se regocijan en el los hijos de Dios (Juan 15:18-19; 17:14).
hecho de que tienen tanto en común con Por lo tanto, el mundo debe ser resistido y
todos los hombres, culturalmente hablando, vencido en fe por los seguidores de Cristo (I
de manera que pueden juntos disfrutar las Juan 2:15-17; 5:4).
cosas que son hermosas y van tras aquello
que es bueno. Así, y primero que todo, hay Lo que es más, el Cristianismo es defi-
un conflicto entre los Cristianos con res- nitivamente la religión de llevar la cruz y de
pecto a su actitud hacia la cultura. esta forma, está nuevamente en oposición
con el mundo. Pablo incluso habla del
El problema de la relación apropiada mundo como habiendo sido crucificado a él

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

y él mismo siendo crucificado al mundo a cuerpo y en consecuencia, una apreciación


través de Jesucristo (Gál. 6:14). Jesús llamó del significado de sus pecados presentes. Es
a los pecadores al arrepentimiento, convo- más, en contraste con el ideal aristocrático
cando especialmente a los pobres y necesi- Griego, los apóstoles requerían el trabajo
tados, publicanos y pródigos. Y sus palabras honesto por parte de todos de manera que
de advertencia son proferidas contra aque- la caridad pudiese ser extendida a todos los
llos que confían en las riquezas o en cual- hombres, pero especialmente para que los
quier otro logro cultural. El apóstol Juan de la casa de la fe no sufriesen necesidad.
advierte contra las seducciones de este De esta forma, la dignidad y la seriedad
mundo presente, la codicia de los ojos, la eran nuevamente extendidas al mundo
lujuria de la carne y el orgullo de la vida, material que el pensamiento Griego consi-
pues aquel que ame así al mundo, el amor deraba de manera superficial y amoral.
del Padre no está en él (I Juan 2:15-17).
Santiago designa a aquellos que son amigos Sin embargo, también había otro lado
de este mundo como adúlteros. “Cual- del cuadro presentado por el Cristianismo
quiera, pues, que quiera ser amigo del mismo, y uno que es prominente en las
mundo, se constituye enemigo de Dios.” Sagradas Escrituras. El mundo, estando
(Santiago 4:4). El mundo, contra el cual el bajo el maligno, es el objeto de la gracia de
Nuevo Testamento advirtió a la iglesia pri- Dios y como su creación es salvable. Dios
mitiva, estaba por siempre afectando la envió a su Hijo al mundo no para condenar
conciencia del Cristiano. El Cristiano no al mundo, sino para que el mundo pudiera
podía cerrar sus ojos y su mente a la cultura ser salvado a través de Él. El cosmos, como
Greco-Romana de su día, con sus anfitea- la gloriosa obra manual del creador, quien
tros y arenas, su Panteón y su Partenón, es Señor del cielo y de la tierra, es redimi-
sus foros y templos, su Estoicismo y Epicu- ble. “Dios estaba en Cristo reconciliando
reanismo. Considere el testimonio de Pablo consigo al mundo” (II Cor. 5:19). Cristo,
en Listra y especialmente su discurso en la quien es la luz del mundo (Juan 1:12), es
Colina de Marte. Entre los Griegos existía también su Salvador (Juan 4:14), el cordero
la apreciación estética por el hermoso cos- de Dios que quita el pecado del mundo
mos. El suyo era un amor puramente (Juan 1:29). Pues Él fue hecho “la propicia-
pagano del cuerpo y la defensa de sus luju- ción por nuestros pecados; y no solamente
rias era vista como legítima. Además, exis- por los nuestros, sino también por los de
tía también la glorificación de la mente todo el mundo” (I Juan 2:2). Por medio de
como divina (Platón), expresada de manera Cristo todas las cosas son reconciliadas con
idealista en el ideal de un alma bella en un el Padre (Col. 1:20) de manera que final-
cuerpo bello. Sin embargo, había una depre- mente los reinos de este mundo se convier-
ciación última de la materia y del cuerpo, y ten en los reinos de nuestro Dios y de Su
de los pecados de ellos, debido a la priori- Cristo (Apoc. 11:15). Pues habrá un nuevo
dad de la Idea. Así, la cultura Helenista se cielo y una nueva tierra en los que morará
alzaba en fuerte contraste y oposición a los la justicia (II Pedro 3:13), y el tabernáculo
estándares del Evangelio, que demandaba de Dios estará con los hombres, “y él
la sujeción del cuerpo, la crucifixión de la morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y
carne, junto a la resurrección última del Dios mismo estará con ellos como su Dios.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de “Ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha
ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más manifestado lo que hemos de ser; pero
llanto, ni clamor, ni dolor; porque las pri- sabemos que cuando él se manifieste,
meras cosas pasaron” (Apoc. 21:3-5). seremos semejantes a él, porque le veremos
tal como él es” (I Juan 3:2). Entonces
Tal es el lenguaje hermoso, poético y descenderá la Nueva Jerusalén, aquella
exaltado con el cual la catolicidad del Cris- perfección de arte arquitectónico y
tianismo se expresa en la Escritura.1 Aun- excelencia moral (nadie entrará que haga o
que el pecado es reconocido como ame la mentira) entre los hombres, y todas
universal, y la muerte pasó de Adán “a las canciones de los redimidos serán
todos los hombres, por cuanto todos peca- sinfonías.
ron” (Rom. 5:12) la gracia de Dios es más
abundante, “porque si por la transgresión Pero este no es el cuadro total de la
de aquel uno murieron los muchos, abun- redención. La expectativa de la gloria
daron mucho más para los muchos la gracia futura y el gozo de la redención completa
y el don de Dios por la gracia de un hom- tiene su contraparte aquí y ahora en sus
bre, Jesucristo” (Rom. 5:15). Y, “mas implicaciones para la vida presente del cre-
cuando el pecado abundó, sobreabundó la yente. Pues Juan añade que los hijos de
gracia” (v. 20). Esto no debe interpretarse a Dios que tienen la esperanza de ver a su
la manera del universalismo, como si ahora Señor se purifican a sí mismos así como él
todos serán salvados quieran o no por es puro (I Juan 3:3). Los Cristianos son lla-
medio de la abundante gracia de Dios a tra- mados a la santidad y han de estar involu-
vés de Cristo.2 Sin embargo, la gracia de crados activamente en la auto-purificación.
Dios restaura a los hombres, a decir, Ellos han de caminar en buenas obras, las
aquellos que se vuelven participantes de cuales han sido preparadas de antemano, a
Cristo por medio de la fe, a su prístino lo cual han sido llamados (Efe. 2:10). ¿Pero
oficio de profeta, sacerdote y rey, hacia la cómo es posible visualizar esta actividad de
gloriosa libertad de los hijos de Dios. Pues los creyentes fuera de su cultura? ¿Está la
la sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios, nos santidad quizás restringida a la vida del
limpió de todo pecado. Pero el Evangelio no alma? ¿O son la santidad y la purificación
solo promete un alma purificada. El cuerpo
también será resucitado y restaurado, pues 2. Cf. H. Richard Niebuhr, Cristo y Cultura
Cristo tomará nuestros cuerpos viles y lo (New York, 1951), p. 208, quien deplora
hará como su cuerpo glorioso por aquel la insistencia de Agustín sobre la predes-
tinación como si esta fuese una retirada
poder por el cual Él es capaz de sujetar de la doctrina que dice que Cristo es el
todas las cosas a Sí mismo (Fil. 3:21). transformador de la cultura. También la
doctrina de la predestinación de K. Barth
1. Por esta sección completa de la catolici- en la que todos son reprobados y también
dad de la iglesia estoy en deuda con el elegidos (cf. Kirchliche Dogmatik, II, 2,
brillante discurso rectoral del Dr. H. Zollikon-Zurich, 1942), en la que la
Bavinck, pronunciado en la Escuela Teo- reprobación nunca es final, pues la ira de
lógica de las Iglesias Reformadas de los Dios ha caído sobre Jesucristo, de allí que
Países Bajos en Kampen, 1888: De los hombres no puedan llegar al extremo
Katholiciteit van Christendom en Kerk de la separación final de Dios (II, 2, pp.
(Kampen, 1888). 381-85).

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

un asunto meramente del culto? Plantear y unidad. Sin embargo, otorgó, por vía de
tales preguntas es contestarlas, puesto que concesión, el derecho de existencia al asce-
los Evangelios y las Epístolas insisten en tismo y al monasticismo dentro de sus pare-
todas partes que los hombres serán conoci- des, con la condición que los separatistas no
dos por sus frutos, que la fe sin obras es reclamaran ser la única iglesia verdadera.
muerta, que la calidad de la conversión de El resultado fue que la antítesis cualitativa
un hombre puede ser probada solamente entre la iglesia y el mundo, lo santo y lo no
por la pureza de su vida. santo, desapareció y se cambió en un rasgo
cuantitativo de Cristianismo bueno y Cris-
En la temprana iglesia post-apostólica tianismo mejor. En consecuencia, el
estos dos lados de la verdad no siempre fue- “mundo” perdió la connotación ética que
ron mantenidos en balance. La iglesia era, conlleva en la Escritura, a decir, su rebelión
en realidad, pequeña y sin fuerza, despre- y separación de Dios, y se convirtió simple-
ciada por un mundo hostil. Debido a la mente en la esfera secular por fuera de la
fuerte persecución y a la expectativa del iglesia.
pronto retorno de Cristo para redimirles del
poder de sus enemigos, estaban profunda- El mundo en esta perspectiva no es
mente conscientes de la antítesis con el corrupto debido a la caída de Adán, sino
mundo. La cultura pagana era vista como que simplemente ha perdido la donum supe-
una obra del diablo, de manera que los cre- radditum, el don sobrenatural de la gracia
yentes, en la batalla desigual por permane- de Dios, ahora suplido por la iglesia, en
cer puros en una sociedad impura, cuya custodia se hallan los canales de la
rechazaron no solamente el circo y la arena, gracia. La naturaleza como creación no está
sino también la ciencia y la filosofía. Aun- caída ni es malvada sino solamente es la
que el matrimonio no era condenado, el segunda mejor. El Cristianismo es algo aña-
estado de no casado era considerado prefe- dido piramidalmente a lo natural, pero no
rible, y la tendencia hacia el ascetismo era entra en la vida como la levadura para
inconfundible. Esto vino a expresarse de transformarlo. La teología natural nos
forma marcada cuando Constantino pro- enseña acerca de Dios el Creador, el Pro-
clamó la Cristianización del imperio, lo que veedor y el Juez (ciertamente Platón y Aris-
hizo mundial a la iglesia, pero por causa de tóteles llegan hasta aquí) pero la Escritura
lo cual muchos creyentes de mente seria se es necesaria para conocer a Dios en la faz
retiraron del mundo. Movimientos tales de Jesucristo. De esta forma Roma, que
como los Montanistas, los Novacionistas y reclama para sí misma el apelativo de
los Donatistas testificaban contra la cre- “Católica,” ha cambiado la catolicidad del
ciente ola de mundanalidad, pero no se les Nuevo Testamento, que purifica y santifica
prestó atención. Esto era debido, en parte, a el todo de la vida como su dominio propio,
su énfasis de un solo lado pero también a la y ha colocado en su lugar un dualismo, que
creciente mundanalidad de la iglesia. La separa lo sobrenatural de lo natural. La sal-
iglesia tuvo éxito en convertirse en una vación permanece siempre al lado de o por
iglesia mundial, contestando así superficial- encima de lo natural, pero no entra en ello
mente, al menos, a sus afirmaciones católi- para transformarlo; la creación y la re-crea-
cas, pero en el proceso se perdió su santidad ción permanecen como dos entidades sepa-

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

radas. De esta forma se alcanza un del Padre en la creación era considerada de


compromiso entre lo natural y lo sobrena- igual significado como la del Hijo en la
tural, entre el cuerpo y el alma, el mundo y redención. Cristo era para ellos un Reden-
la iglesia, el saber y el creer, la mortalidad y tor cósmico, aquel a través de quien todas
la religión. El Catolicismo Romano es el las cosas son restauradas para con el Padre.
gran sistema de complementación, que pro- Pues Dios amó tanto al mundo, este cosmos
vee el marco para este compromiso. La ima- creado, que dio a su único Hijo (Juan 3:16).
gen de Dios complementa a una naturaleza Los Reformadores eran partidarios de un
neutral (algo como la idea pagana del Cristianismo sensato, saludable y robusto;
anima rationale, el alma racional); las no eran ellos ni excéntricos ni seres extra-
exhortaciones evangélicas complementan ños, ni les era extraña alguna cosa humana.
los preceptos morales comunes a toda la En realidad, tomaban el pecado más seria-
humanidad; la tradición complementa a la mente que la iglesia medieval, creyendo que
Escritura. La iglesia es la esfera de la reli- todo el hombre había sido corrompido por
gión, el mundo es el área de lo profano. la Caída y que el mundo estaba bajo maldi-
Puesto que los miembros de la iglesia no ción por causa del pecado. Sin embargo, no
pueden vivir en este mundo sin moverse en cometieron el error de condenar las cosas
la esfera secular, se hace un intento para naturales como si fuesen impuras; creían
traer todo lo secular bajo el paraguas de la en la restauración, la purificación y la con-
gracia manejado por la iglesia, para asegu- sagración de lo natural, no en su negación o
rar la salvación de sus miembros desde el castigo. Por medio de la Reforma la relación
vientre hasta la tumba, por el bautismo, la mecánica de la naturaleza y la gracia fue
confirmación, la eucaristía, la penitencia, suplantada por una relación ética, de
las órdenes, el matrimonio y la extremaun- manera que la restauración de la ley de
ción. Dios en todas las esferas de la vida se con-
virtió en el punto de interés del creyente.
La Reforma Protestante no buscó
meramente limpiar la iglesia y liberarla de Trágicamente, la Reforma no estaba
los errores doctrinales, sino que también unida en todos estos asuntos relacionados
buscó la restauración del todo de la vida. con la cultura, sino que se hizo aparente
Esto conllevaba liberar la vida natural del una grave inconexión. Por un lado, los
hombre y las varias esferas en la sociedad Anabaptistas, en su búsqueda de salvación
del señorío de la iglesia. Mientras el Huma- personal y de inmunización contra el mal
nismo era un intento por proclamar la se mostraron apasionados por erigir un
libertad del hombre de Dios y de toda auto- reino de Dios sobre la tierra totalmente
ridad, enfatizando la autonomía versus la separado del mundo. Por otro lado, Lutero
heteronomía, los Reformadores estaban les dijo a sus discípulos que Cristo no había
unidos en su pasión por la libertad para el venido a cambiar alguna cosa externamente
hombre Cristiano, lo que significaba servi- sino solamente a cambiar los corazones de
cio sujeto a la Palabra del Señor. Solamente los hombres. Para él, el Evangelio no tenía
Cristo era considerado Señor de la concien- nada que ver con asuntos mundanos y el
cia. Para los Reformadores lo natural era creyente no necesita el Espíritu Santo para
santo lo mismo que lo espiritual, y la obra cosas tan naturales como los negocios.3 De

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

esta forma Lutero pone límites al poder del Escritura era la norma para toda la
Evangelio y minimizó la gracia de Dios. La existencia.
re-creación permanece al lado de la
creación, puesto que solamente la vida No es necesario presentar una historia
interior del hombre es cambiada por el de la batalla del Cristianismo versus la cul-
Evangelio. Este típico dualismo Luterano tura o de la relación entre el Cristianismo y
ha continuado en Alemania hasta el día la cultura tal y como es concebida por los
actual, siendo Barth y Brunner sus más grandes pensadores dentro de la iglesia.5 El
elocuentes representantes. objetivo de este libro está más bien
restringido a la consideración de la crisis
Calvino, sin embargo, vio más clara- cultural contemporánea a la luz de la
mente que la religión y la cultura no pue- vocación del Cristiano de amar a Dios con
den ser separadas sin sufrir pérdida. Para todo su corazón, alma, mente y fuerzas. Las
Calvino, la gracia no era una complementa- crisis culturales registradas en las Santas
ción de la naturaleza como en el Catoli- Escrituras fueron siempre el resultado de la
cismo, no meramente un poder espiritual al apostasía. Vea el tiempo de los jueces,
lado de la naturaleza dejando a esta última cuando no había rey en la tierra y cada
intacta, sino que para él la salvación era la hombre hacía lo que consideraba bueno en
renovación del todo del hombre y la restau- su propia opinión. Israel fue tan reducido
ración de todas las obras de Dios. Al mismo que no tenía armas de guerra; no había
tiempo, nadie podía acusar a Calvino de espíritu para pelear por la libertad. Pero la
optimismo cultural, pues las virtudes nega- verdadera causa de esta degradación
tivas de llevar la cruz y la auto-negación cultural fue el alejamiento del servicio a
reciben en verdad amplio énfasis en su Dios (cf. Jueces 17-21; I Sam. 2:12-36). Una
exposición de la responsabilidad del Cris- referencia a la cautividad Babilónica en
tiano en este mundo.4 Pero mientras la realidad está de más, y la decadencia
Reforma Alemana fue principalmente una cultural en los tiempos de Cristo estuvo
restauración de la verdadera adoración y asociada con el Fariseísmo y el legalismo.
del oficio del ministro, Calvino buscaba la Que la nuestra es una religión de crisis, lo
restauración de toda la vida, en el hogar, la
escuela, el estado y la sociedad. Para Lutero 5. Cf. Niebuhr, op. cit., quien provee una
la Biblia era en verdad la fuente de la excelente reseña de la relación del Cris-
verdad de la salvación, pero para Calvino la tianismo con la cultura en la historia de
la iglesia. También el análisis filosófico
de Emil Brunner de un gran número de
3. H. Bavinck, op. cit., p. 30, quien cita a aspectos culturales desde el punto de
Lutero, “Christus ist nicht gekommen, vista de su relación con el Cristianismo
das er ausserlich etwas andere, sondern en su obra Cristianismo y Civilización
dass der Mensch inwendig in Herzen (New York, 1948), 2 vols. También
anderswerde. Mit weltlichen Sachen hats existe una magnífica obra en cinco volú-
(das Evengelium) nichts zu thun… menes sobre la historia cultural del Cris-
Christus will jederman bleiben lassen; tianismo producida por los esfuerzos
allein wer vorhin dem Teufel gedienet combinados de eruditos Holandeses,
hat, der soll forthin ihm dienen.” tanto Protestantes como Católicos: Cul-
4. La Institución de la Religión Cristiana, tuur Geschiedenis van het Christendom
III, Caps. 6-10. (Amsterdan & Bruselas, 1950).

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

mismo que una religión cultural, ha sido último término ha perdido bastante
brillantemente presentado por Emil significado en nuestro día. Si el Neo-
Brunner en las Conferencias Gifford de naturalismo de la Escuela de Divinidad de
1947 en la Universidad St. Andrews, Chicago pasa por Cristiano, o si el credo del
publicadas bajo el título: Cristianismo y Dr. Littlefair de la Iglesia Bautista de la
Civilización. Calle Fountain en Grand Rapids, Michigan,
puede llamarse Cristiano, entonces el
Es la presuposición del presente autor término ha perdido toda connotación
de que lo que fue bueno en la cultura histórica y uno tendrá, preferiblemente,
Greco-Romana fue salvado por el Cristia- que identificarse en el principio. De más
nismo en un punto cuando esto bueno está decir, además, que el adjetivo no es un
estaba amenazado con la decadencia y la genitivo, no indica la fuente de una cultura
disolución en la plenitud del tiempo. Cristo dada, sino que es cualitativo, indicando
salvó verdaderamente al mundo, inclu- aquí la naturaleza de la cultura bajo
yendo la cultura humana. Él inyectó nueva discusión.
vida, nueva sangre, nueva vitalidad en la
corriente de vida de la humanidad. Cristo Es imposible en una obra como esta
hizo completo al hombre, redimió los agen- presentar una metafísica y una apologética
tes culturales, transformando también así completas del Calvinismo como sistema de
la cultura. Es más, la Reforma Protestante pensamiento. Estas son asumidas como
fue la más grande revolución en la historia opciones vivas para la mente contemporá-
humana desde la introducción del Cristia- nea Occidental: El postulado imposible del
nismo. Este también llegó en un tiempo Positivismo, a decir, una neutralidad meta-
cuando la cultura estaba en crisis, y le dio a física, es aquí rechazado, puesto que la neu-
Europa un nuevo vigor. Y fue el Calvi- tralidad es en sí misma una “especie de
nismo el que salvó a la Reforma, el que la metafísica escéptica” (cf. Brunner, op. cit.,
hizo efectiva en Europa Occidental y en Vol. II, p. 24). Ningún hombre, científico o
América. El Calvinismo tuvo el coraje, en cualquier otro, puede operar sin presuposi-
contraste con el Arminianismo y el Catoli- ciones (Es gibt Kein Voraussetzunglosigkeit)
cismo, para mantener el consistente carác- y las presuposiciones del presente autor son
ter sobrenatural de las Escrituras expresadas en la cosmovisión Calvinista. Lo
Cristianas, es decir, de confesar el Cristia- que se entiende por el término “Calvi-
nismo en su forma más pura, sin compro- nismo” será presentado en la Parte Uno
miso.6 Al hablar de cultura, la forma junto con una definición tentativa de cul-
adjetival del término “Calvinismo” se usa tura. La primera sección del libro cierra con
con el propósito de dirigir la atención del una discusión de la relación entre la reli-
lector desde el principio a una formulación gión y la cultura y los efectos de la Caída.
específica del Cristianismo, puesto que este
La segunda parte de este libro presenta
6. B. B. Warfield, El Plan de Salvación una orientación histórica de la concepción
(Grand Rapids, 1925); también, H. Calvinista de la cultura tal y como es pre-
Bavinck, “Openbaring en Cultuur,” en sentada por Agustín, Calvino, Kuyper y
Wijsbegeerte der Openbaring (Kampen,
1908), pp. 207-32. Schilder, sobre la base de su entendimiento

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

de la Escritura. Los últimos dos son ambos de ser asumida su tarea como un privilegio?
representantes del Calvinismo Holandés, y ¿No cumple el amor la ley y libera así al
por tanto tienen particular relevancia para hombre para disfrutar la libertad de los
la comunidad Reformada. Pero debido a su hijos de Dios?
pensamiento germinal sobre el problema de
la cultura, puede ser de verdadero valor Otro mal que está amenazando a la
una introducción de su pensamiento al iglesia es simplemente una repetición de la
estudiante promedio Americano y al laico gran tragedia histórica que siguió a la pro-
interesado, puesto que la barrera del idioma clamación de Constantino (vide supra).
es más bien desalentadora lo mismo que Están aquellos que meterían el mundo den-
lamentable. tro de la iglesia y otros que meterían la igle-
sia en el mundo. Por un lado, se derriban
Finalmente, la tercera sección del libro las barras y no se mantiene el reinado abso-
busca alcanzar algunas conclusiones, sobre luto de Cristo. Las personas que no renun-
la base del estudio histórico y de la informa- ciarían con juramento a cualquier otra
ción de la Escritura, con respecto a la res- alianza son, sin embargo, recomendados
ponsabilidad cultural de los creyentes sobre para la membresía en la iglesia. Pero Juan el
la base de su relación pactal con Dios en apóstol hace pública una severa advertencia
Jesucristo. El autor está grandemente pre- contra aquellos que niegan que Jesucristo
ocupado por el surgimiento alarmante, ha venido en la carne, como es el caso con
incluso en círculos Reformados de hoy, de los Masones y otros Modernistas, diciendo
la retirada pietista del mundo y por la nega- que pertenecen al anticristo. Hay una ten-
ción Anabaptista del llamado cultural Cris- dencia en boga por reducir los requerimien-
tiano. Dada que el mandato misionero de la tos para la membresía de la iglesia a aceptar
iglesia, dado en la gran comisión, debiese a Cristo aparte de la cultura Cristiana. Por
ser su principal interés, ¿cómo se muestra otro lado, el optimismo cultural resulta en
el creyente como un recluta de Jesucristo pretensiones extravagantes por las bendi-
en su vocación diaria? ¿Tiene el discípulo ciones de la gracia común que se supone
del siglo veinte el derecho a descartar el han de ser disfrutadas promiscuamente y
mandato cultural, dado dos veces a la raza sin diferencia con el mundo. En esta
humana por Jehová mismo? ¿Estamos justi- escuela de pensamiento es ensalzada la vir-
ficados de entregar el mundo y la cultura en tud de la razón y su cualidad de producir
las manos de los enemigos de Dios? ¿Qué es cultura. Se nos dice que es la razón, lo que
el mundo? ¿Cómo se ajusta la gracia común distingue al hombre del animal, la que pro-
dentro del cuadro? ¿Cómo debemos pensar duce cultura, lo que vincula al hombre con
de la antítesis en conexión con la cultura? lo divino.
¿Qué tan lejos se extiende el Reinado de
Cristo? ¿Es el evangelio adverso a la cul- La escuela Idealista pone su fe en la
tura, o define éste el verdadero fin del hom- actividad espiritual del hombre. Cree que la
bre? Si es así, entonces el hombre completo razón como tal eleva al hombre y le da una
debe buscar el bien, definido como tal por la afinidad divina con los hombres de mentali-
voluntad de Dios. ¿No debiese la obligación dad amplia quienes producen nuestro arte y
del hombre convertirse en su gozo? ¿No ha nuestra ciencia. Es también culpable de la

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

ilusión de que la razón como tal producirá rifique a Dios o una cultura que le desafíe.
la verdad y la bondad y le dará al hombre La tesis de este libro es que si confesamos
dignidad y libertad. Olvida que la actividad conocer a Dios en la faz de Jesucristo, si por
espiritual como tal, y también la razón, pue- gracia hemos dicho, “en tu luz veremos la
den ser empleadas tanto para fines diabóli- luz,” entonces no podemos tener verdadera
cos como para fines piadosos. “El principio comunión con la cultura impía y apóstata
del humano verdaderamente bueno, de la de nuestro día, aunque debemos asociarnos
bondad y la verdad es más alto que la razón. con los hombres del mundo. Ciertamente,
No yace dentro de la esfera de lo formal, no estamos en el mundo pero no somos del
en un aquello, sino en un qué, no en la pose- mundo.
sión y uso de poderes espirituales, sino en
el uso correcto, en la relación correcta, en
la decisión correcta, en aquella auto-deter-
minación que es acorde con la voluntad de
Dios.”7

La cultura, entonces, no es el criterio


de nuestra humanidad, y los logros cultura-
les no restauran al hombre a su verdadero
fin, vea a los hijos de Lamec supliéndole a
su padre de los instrumentos para la auto-
glorificación. Los hombres han de volverse
nuevas criaturas a través de Cristo (II Cor.
5:21) con el propósito de recobrar la verda-
dera perspectiva humana, de aquello que es
verdadero, bueno y bello. La cultura, enton-
ces, puede ser o impía o piadosa, depen-
diendo del espíritu que la anima. El pecado
no ha destruido la relación que como cria-
tura el hombre tiene con su Hacedor, quien
le hizo una criatura cultural con el mandato
de poblar y sojuzgar la tierra. El pecado no
ha destruido el impulso cultural en el hom-
bre para regir, puesto que el hombre es un
portador de la imagen del Soberano de cie-
los y tierra. Tampoco el pecado ha des-
truido el cosmos, el cual es el taller y el
patio de recreo del hombre. Así pues, la cul-
tura es un deber para los portadores de la
imagen de Dios, pero será o una demostra-
ción de fe o una de apostasía, o una que glo-

7. E. Brunner, op. cit., I, p. 69.

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO II

EL CONCEPTO DE CULTURA

La cultura es a menudo concebida con halla completamente madura en todos los


demasiada estrechez. De esta forma, a la aspectos de su vida, de manera que es capaz
definición resultante le falta tanto alcance de cumplir el propósito de su creación.”2
como percepción, amplitud y profundidad. Esto es en alguna manera reminiscencia de
Hay gente, por ejemplo, que identifica la la famosa idea de Matthew Arnold de que
cultura con el refinamiento de los modales, la cultura es la “búsqueda de nuestra per-
la cortesía social y la urbanidad, con el bar- fección total por medio de escudriñar para
niz de la sociedad formal. Para otros, es conocer, sobre todos los asuntos que más
sinónimo de buen gusto en el decorado nos interesan, lo mejor que ha sido pensado
interior, la pintura, la música y la litera- y dicho al respecto en el mundo.”3 La
tura. Pero tal cultura individual no es con- cultura recomendada por Arnold es, por
cebible sin la cultura de la sociedad como encima de todo, una operación interior,
un todo, pues la persona completamente “buscando desinteresadamente en su meta
culturizada es un fantasma, como nos lo hacia la perfección ver las cosas como
recuerda T. S. Eliot.1 realmente son” (Ibid., p. 37). La cultura,
para Arnold, es un estudio de la perfección,
Sin embargo, la idea de que el desarro- para hacer que prevalezcan la razón y la
llo del aspecto artístico, científico o social voluntad de Dios. Pero mientras la religión
de la naturaleza del hombre constituye la y la cultura dicen que la perfección humana
cultura es totalmente demasiado estrecha. es interna, la cultura va más allá de la
El hombre completo debe estar involu- religión al buscar el desarrollo armónico de
crado, y todos los aspectos de la vida todos los poderes que conforman la belleza
humana tienen relación con el asunto. Por y que es digno de la naturaleza humana
lo tanto, William T. Herridge está en lo
correcto cuando dice que “Una persona 2. “Cultura,” La Reseña Presbiteriana, IX,
totalmente culturizada es una quien se p. 389, citado por H. H. Meeter en Calvi-
nismo (Grand Rapids, 1939), p. 80.
3. “Un Ensayo sobre Cultura Política y
1. Notas para una Definición de la Cultura Social” en Cultura y Anarquía (New
(New York, 1949), p. 21. York, 1897), p. XI.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

(Ibid., pp. 8-10). no puede ser humano. “Entonces, la civili-


zación y la cultura, no son en sí mismas lo
Arnold, como incluso los liberales opuesto al mal y a la depravación. Se pue-
admitirán hoy, yerra en dos direcciones, a den convertir en los mismos instrumentos
decir, concibe con demasiada estrechez del mal y en fuerzas negativas, como en
tanto a la religión como a la cultura. Para él cierta medida siempre lo han sido... en sí
la idea dominante de religión es aquella de mismas no garantizan el carácter verdade-
conquistar las faltas obvias de nuestra natu- ramente humano de la vida.”4
raleza animal y de la naturaleza humana
sobre el lado moral (Ibid., p. 19). Sin Otro serio defecto en la concepción de
embargo, la religión, como se demostrará Arnold es su restricción de la cultura al
en el siguiente capítulo, es un asunto de mejoramiento y perfección del hombre en
mucha “mayor profundidad y un proceso sí. Es totalmente humanista, centrado en el
más complejo” de lo que Arnold supone. hombre. No hay apreciación en esta con-
cepción del llamado del hombre a sojuzgar
Con respecto a la cultura, la cual en el universo y a regir sobre él en el Nombre
verdad busca la perfección en el sentido de de Dios. Arnold deploraba el hecho que la
realización, Arnold es demasiado ingenuo universidad produjera ingenieros, mine-
cuando habla de ella como dulce y llena de ros, arquitectos y fallara en producir dul-
luz. Pues la cultura no es lo opuesto a la zura y luz. Él es, en este respecto, de la
depravación. Una sociedad caracterizada misma opinión con Newman quien mira
por la reflexión, sensibilidad a la belleza, como la meta de una educación liberal la
inteligente y viva, no necesariamente llena producción de caballeros, de eruditos y del
el estándar divino (cf. Pablo, Romanos refinamiento en general. Pero esto no
1:21ss.; 3:10ss.). La fe de Arnold en la cul- alcanza la misma meta de la cual hablan
tura Helénica como una cura para el anar- estos eruditos en términos tan entusiastas,
quismo de la libertad por la libertad misma a decir, de ver la vida completa, de alcanzar
es patética. Lo que Arnold, como un Hele- la integración y la unidad del carácter. Pues
nista e intelectual liberal no comprendió, es la cultura concierne al ambiente del hom-
el hecho de que la contemplación intelec- bre lo mismo que al hombre mismo. No es
tual y la razón no determinan el curso de la meramente aquello que hace a la vida digna
vida del hombre, que no son la fuente prin- de vivirse, sino que incluye todas las activi-
cipal de la acción. Él fracasó en aceptar la dades características de un pueblo.5
doctrina bíblica de que los asuntos de la
vida brotan del corazón (Prov. 4:23). En Lo que es más, la cultura, en el sentido
consecuencia, él es básicamente sub-Cris- de este libro, no es solo el logro de nuestro
tiano en su pensamiento. mundo Occidental contemporáneo. Los
antropólogos culturales nos han enseñado
Arnold falló en ver aquello que Emil que aún cuando la civilización Occidental
Brunner vio y estableció con claridad, que no había penetrado en un área dada, todo
la cultura como tal no puede salvarnos. La
cultura como tal no humaniza al hombre, 4. Cristianismo y Civilización, Vol. II (New
York, 1949), p. 129.
aunque es cierto que sin cultura un hombre 5. T. S. Eliot, op. cit., pp. 26, 30.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

pueblo primitivo tiene su propia cultura solamente apariencia, pues el hombre es un


peculiar.6 En la medida en que el hombre ser espiritual destinado para la eternidad,
resuelve sus problemas nutricionales, exhaustivamente responsable para con su
reproductivos e higiénicos al producir un Creador-Señor. Todo lo que hace está invo-
ambiente secundario y lo transmite a la lucrado en el todo de su naturaleza como
siguiente generación, en esa medida tiene hombre. Ciertamente esto parece como si la
una cultura. También están la costumbre, búsqueda de valor estuviese dominado por
la tradición, el orden y la ley – todas estas el geocentrismo del hombre, el cual es pura-
son formas de sancionar la conducta mente antropocéntrico, sin embargo hay
humana. Además, puesto que el sustrato una dimensión más profunda del ser del
material ha de ser mantenido, toda cultura hombre, la cual está vitalmente involucrada
tiene también algún tipo de organización en su actividad como criatura cultural. Esta
económica.7 La cultura, entonces, no cuestión es digna de un tratamiento sepa-
pertenece exclusivamente a las así llamadas rado.8 Podría preguntarse, dice Eliot, si la
naciones civilizadas, sino que es la cultura no es la encarnación de la religión
actividad del hombre como portador de la de un pueblo (Op. cit., p. 26).
imagen de su Creador al formar la
naturaleza para sus propósitos. El hombre La cultura, sin embargo, no incluye a
es una criatura cultural, y la civilización es la religión. La noción de que lo hace es el
meramente el lado externo de la cultura. error básico de prácticamente todos nues-
tros antropólogos culturales, cuyo hecho
Sin embargo, nuestra delineación puede ser averiguado estudiando cuidado-
negativa todavía no está completa. La cul- samente cualquier otro estándar de antro-
tura no es algo neutral, sin connotación pología por autores tales como Vander
ética o religiosa. El logro humano no ocurre Leeuw, Malinowsky y otros.9 También,
sin propósito sino que busca alcanzar cier- Matthew Arnold da la impresión que la cul-
tos fines, los cuales son buenos o malos. tura es más inclusiva que la religión. Pero
Puesto que el hombre es un ser moral, su la noción básica que subyace en esta posi-
cultura no puede ser amoral. Debido a que ción niega el Cristianismo y es completa-
el hombre es un ser religioso, su cultura mente naturalista. Pues la posición del
también debe ser orientada religiosamente. antropólogo cultural es que la religión es
No hay cultura pura en el sentido de ser simplemente una proyección del espíritu
religiosamente neutral, o sin valor ético humano, un intento por manipular lo
positivo o negativo. Aunque la realización oculto por medio de la magia, o, en cual-
de los valores en una cultura puede parecer,
en la superficie, estar interesada mera- 8. Véase el siguiente capítulo y la tercera
mente con lo temporal y lo material, esto es parte de este libro en el cual esta presu-
posición básica será más ampliamente
explicada y motivada.
6. E. B. Tylor, Cultura Primitiva (Londres, 9. Cf. John A. Hutchinson, Fe, Razón y
1891). Existencia (New York, 1956), p. 207,
7. Bronislaw Malinowski, Una Teoría donde el autor sostiene que la cultura
Científica de la Cultura y Otros Ensayos puede ser “diseccionada en partes signifi-
(Imprenta de la Universidad de Carolina cativas – ley, gobierno, religión, tecnolo-
del Norte, 1944), pp. 36-40. gía... “

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

quier caso, que el hombre crea a los dioses a cual es patente a cualquiera que esté al
su propia imagen, convirtiéndola así en un corriente con las variadas formas de
logro cultural. Esta es también la actitud adoración entre los Protestantes de
general del religioso liberal, quien usa la diferentes países, y las muchas expresiones
religión para alcanzar las metas ideales del de religión en el paganismo. La religión ha
hombre tales como la paz del mundo, un desarrollado sus propias instituciones
mundo sin temor, un mundo sin necesida- peculiares las cuales son formadas
des, una sociedad bendecida de un tipo u culturalmente, sus hábitos y costumbres,
otro en la cual todos los hombres son feli- normas, dogmas de conducta, disciplina y
ces. “De esta manera la religión se ha con- lugares de adoración. Ha usado varias artes
vertido en una mera función de la en la adoración como la música, la danza, la
comunidad o del estado... la religión está escultura y la arquitectura. Todo esto
siendo considerada más y más como un simplemente indica la relación cercana
mero medio hacia un fin más alto.”10 entre las dos, pero no da pie para clasificar
la religión bajo la cultura.
La razón por la cual la religión no
puede ser resumida bajo la cultura es el Se torna ahora imperativo definir la
hecho que mientras el hombre como un ser cultura más positivamente. Brunner en sus
religioso trasciende todas sus actividades conferencias Gifford usa los términos cul-
bajo el sol, la cultura no es sino un aspecto tura y civilización de manera intercambia-
de la suma total de estas actividades y sus ble, y en el lenguaje ordinario esta es una
resultados al formar la historia. Aunque utilización aceptada. Sin embargo, civiliza-
una cultura dada sí forma al hombre indivi- ción puede usarse en un sentido más estre-
dual, no obstante el hombre, como ser cul- cho cuando se utiliza para designar las
tural, precede a su cultura y es el creador de “formas de vida social más avanzadas, qui-
cultura. Pero la fe religiosa es necesaria zás más urbanas, técnicas e incluso más
para entender el destino humano. Y el hom- antiguas.”12 Sin embargo, es preferible
bre en su fe está pactalmente relacionado hablar de cultura, distinguiéndola de
con un Ser que es trascendente, y, debido a civilización, la cual señala a un grado de
esta relación pactal, la que constituye la
verdadera religión, el hombre tiene un des- 11. Emil Brunner, op. cit., Vol. II, pp. 132,
tino eterno, que trasciende la cultura. El 133; cf. también B. E. Meland, Fe y Cul-
significado de la vida no yace en la cultura tura (New York, 1953), p. 47.
como tal, sino que la cultura deriva su sig- Nota: El hecho que yo cite de las obras de
estos teólogos, los cuales ambos, entre
nificado de la fe del hombre en Dios; nunca muchos otros a los que se refiere este
es un fin en sí misma, sino siempre un libro, niegan la fe Cristiana ortodoxa, no
medio de expresar la fe religiosa de uno.11 implica mi aprobación de su teología,
Por supuesto, debiese entenderse pero en esta materia formal del lugar de
la cultura y la religión ellos están, a mi
claramente que esta posición no niega la juicio, en lo correcto. Y hay muchas
influencia de la cultura sobre la religión, la declaraciones de Brunner y Niebuhr et
al., con las cuales uno puede estar de
10. J. Gresham Machen, Cristianismo y acuerdo, hasta cierto punto, aunque uno
Liberalismo (Grand Rapids, 1946), pp. rechace sus presuposiciones filosóficas y
150, 151. sus sistemas teológicos.

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

desarrollo cultural, como el esfuerzo imagen de Dios, quien ha recibido el don


humano total por sojuzgar la tierra junto del habla junto con su condición de
con sus logros totales en cumplir la criatura. Sin embargo, esto no significa que
voluntad creativa de Dios. Cuando el gran el lenguaje no esté sujeto a formar
Creador al final de su semana de labores culturales o que no haya espacio para el
declaró buenas todas las cosas, no las había mejoramiento o el desarrollo, por ejemplo,
producido hasta el punto de su realización en el arte de la oratoria y la persuasión.
perfecta. Sino que hizo al hombre su
colaborador y Dios le bendijo y dijo: Originalmente el término “cultura” no
“Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, tenía la connotación amplia que hoy con-
y sojuzgadla, y señoread en los peces del lleva. Es un término derivado del latín
mar, en las aves de los cielos, y en todas las “colere,” el cual significa simplemente la
bestias que se mueven sobre la tierra.” labranza o cultivo del suelo. Esta es la idea
(Gén. 1:28) Además, Dios le dio al hombre de la Escritura cuando leemos que Dios
el poder y uso de todas las plantas, árboles, colocó a Adán en el Huerto para que lo
animales y de toda cosa viviente. Y cuando “labrara.” Denota la labor otorgada sobre la
Adán fue colocado en el Paraíso se le dio el tierra para prepararla para la siembra (Gén.
mandamiento de arreglar (cultivar y labrar) 2:15). El hombre iba a trabajar persistente-
y guardar el jardín de Edén. Después del mente la buena tierra de manera que bajo la
diluvio, cuando Dios hizo su pacto con Noé bendición de Dios pudiera producir su
y en él con toda la raza humana, leemos: fruto. A esto le llamamos agricultura. Tam-
“Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: bién hablamos del cuido de abejas como
Fructificad y multiplicaos, y llenad la api-cultura, el de las aves como avi-cultura
tierra.” (Gén. 9:1) Además Dios hizo al y el de los caballos, equi-cultura. Esta lista
mundo animal para que sirviera al hombre, podría extenderse indefinidamente, en la
y le dio la prerrogativa de usarlo todo para medida en que el hombre ha traído el
el bien, restringiéndole solo en el asunto de mundo de las cosas creadas bajo el cultivo y
comer alimento animal con la sangre. Y, al la explotación. Hoy usamos la palabra “cul-
mismo tiempo, Dios instituyó una tura” con respecto a cualquier labor
autoridad central para ejecutar a los humana realizada sobre la creación de Dios
asesinos de entre los hombres (Gén. 9:6). en su sentido más amplio, incluyendo al
La Biblia también nos cuenta sobre el hombre mismo (la cultura de la voz, el
desarrollo cultural temprano en la familia físico culturismo, etc.), por lo cual recibe
de Caín, a decir, la edificación de una formas históricas y es refinada a un nivel
ciudad, la invención de instrumentos superior de productividad para el disfrute
musicales, la espada, la vivienda movible. del hombre. La cultura, pues, es cualquier y
Naturalmente, la capacidad del habla no es todo esfuerzo y labor humanas gastados
el resultado de la cultura, pues la Biblia sobre el cosmos, para desenterrar sus teso-
presenta al hombre como portador de la ros y sus riquezas y traerlas al servicio del
hombre para el enriquecimiento de la exis-
12. H. Richard Niebuhr, Cristo y Cultura tencia humana y para la gloria de Dios.
(New York, 1951), p. 32; también
Christopher Dawson, Religión y Cultura
(New York, 1947), p. 47. Como tal, la cultura es siempre una

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

empresa humana. El animal no es una cria- esta no es una forma de pensamiento, o de


tura cultural. Los animales no viven por expresión sobre uno mismo, escritural, y
ninguna otra ley que aquella del instinto, y ninguna cantidad de presión científica
esos instintos producen los mismos resulta- debiese llevar al hijo de Dios a este punto
dos perennemente y por siempre. Una ciu- de humillarse ante el mundo. Esto no es
dad es el producto de la cultura, pero una meramente un asunto de hechos y observa-
colmena y un hormiguero no son producto ción, sino de verdadera interpretación lo
de la cultura. “Cualesquiera que sean las cual es un asunto de fe.
sorprendentes analogías con la cultura
humana que puedan encontrarse en la vida Más bien uno deberían comenzar
de los animales – el embalse de los castores, desde el otro extremo. El hombre es un ser
el estado de las hormigas, el así llamado len- espiritual, tanto está él constituido de esta
guaje y juegos de los animales – ellas son manera que vive en relación pactal con el
meras analogías y no comienzos de cultura Creador. Él fue creado a la imagen de Dios.
y de vida civilizada. Ellas están todas vincu- Como tal, es moralmente responsable por
ladas a las necesidades biológicas, como el sus acciones y obligado por responsabilidad
alimento, la procreación y el abrigo. Solo el a buscar el bien; él es también racional-
hombre puede trascender estas necesida- mente capaz de comprender el significado
des por medio de su imaginación creativa, y de la vida y obligado por responsabilidad a
por la idea de algo que todavía no es pero funcionar en el ámbito de la verdad; es una
debiera ser: por las ideas del bien, de la jus- criatura cultural, uno que es capaz y lla-
ticia, la belleza, la perfección, la santidad y mado a re-crear, a re-producir, a formar
la infinitud.”13 artísticamente y a moldear la creación a su
voluntad, obligado con responsabilidad a
Debiésemos ser muy claros sobre esta funcionar en el ámbito del poder, a buscar
distinción entre el hombre y el animal, la armonía y la belleza y a tener dominio
especialmente por el hecho que se está vol- sobre la tierra. Esta criatura magnífica es
viendo muy común hablar del hombre una réplica, un análogo de la bendita Trini-
como si este perteneciese al reino animal. dad que le hizo. Así, el hombre como cria-
No hay justificación para esto desde el tura racional refleja al Hijo eterno, quien es
punto de vista Cristiano y bíblico. Es cierto, la Verdad, la Sabiduría y el Revelador de
claro, que los Padres Latinos hablaron del Dios. Como criatura moral, funcionando en
animal rationale (alma racional) y que la el ámbito de lo santo, el hombre es un
Biblia habla del hombre como un ser reflejo del Espíritu de santidad y de santifi-
viviente igual como se refiere a los animales cación, por medio de quien todas las cosas
como seres vivientes, pero esto dista mucho son inspiradas y vigorizadas. Y como cria-
de la forma de pensar naturalista y evolu- tura cultural el hombre es análogo al Padre,
cionista en el que el hombre es considerado quien es Rey para siempre, quien creó el
como una especie separada en el mundo mundo por medio de su poder. Sin
animal, sobre la base de su similitud anató- embargo, el hombre funciona en estas
mica, fisiológica y biológica. Ciertamente varias esferas en la unidad de su oficio,
como representante de Dios. Así, el hombre
13. E. Brunner, op. cit., II, p. 127. fue colocado en este mundo creado para

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

tener dominio en el nombre de Dios, para cultura.


traer a su realización y plenitud este glo-
rioso cosmos, para regir sobre todo a favor Uno debiese también observar la dife-
de la causa de Dios. Este era su oficio, su rencia entre los actos instintivos de un ani-
depósito, su obligación. Este oficio tiene mal y los actos culturales del hombre. El
tres facetas: profeta, sacerdote y rey, las que primero permanece sin cambios de genera-
nunca pueden funcionar separadamente ción en generación, pero el hombre como
sino solo en unidad y concierto. Pues es el criatura, haciendo historia, desarrolla su
hombre como profeta quien conoce la ver- obra y a sí mismo en esa obra. Aunque
dad y como sacerdote quien ama a su Dios, puede haber alguna similitud externa entre
quien es llamado como rey a sojuzgar el el hombre y el animal, entre el esfuerzo cul-
universo y a tener dominio sobre él. tural de uno y las labores instintivas del
otro, son básicamente totalmente diferen-
Científicamente cuán patéticamente tes. El hombre es libre. El animal está limi-
inadecuado, y religiosamente irresponsable, tado, está restringido por la ley del instinto.
es llamar a esta gloriosa criatura, quien es Una avispa, por ejemplo, ha estado picando
un poco inferior a Dios (Sal. 8:5), y para a sus víctimas las orugas a lo largo de los
quien los ángeles son espíritus ministrado- siglos de la misma manera, pero un ciru-
res (Heb. 1:14), un animal. Y simplemente jano mejora sus métodos y sus herramien-
es una defensa poco convincente decir, tas con el tiempo; además él tiene la opción
“bueno, hablando en términos de la zoolo- de ser aquel cirujano o un granjero, o cual-
gía el hombre es un animal.” Esto es pura quier cosa que él escoja. Las aves constru-
redundancia y, de cualquier forma, no tiene yen sus nidos de acuerdo a un patrón que
significado definitorio. El hombre puede es instintivo, pero el hombre ha desarro-
tener un cuerpo similar al de un animal, llado sus métodos de construcción desde el
puede tener funciones como las de los ani- refugio primitivo hasta las maravillas de la
males, pero hay un gran abismo entre el arquitectura que se encuentran a través del
hombre y el animal y no puede trazarse un mundo. Y, como fue explicado arriba, los
puente entre ellos. Brunner nos recuerda animales no tienen otra meta reconocible
que “incluso donde el hombre está vincu- que satisfacer la necesidad biológica; pero el
lado a las necesidades biológicas actúa en hombre tiene un propósito espiritual, él
una manera que trasciende la mera utilidad tiene un ideal cultural trascendente, y su
y le otorga a su accionar un sello humano. misma cultura le revela como un ser que
Él no se “alimenta” como los animales, él trasciende la naturaleza y lo temporal. Por
come; ornamenta sus vasijas, sus instru- lo tanto, es inconcebible que alguna parte
mentos, su casa, establece y observa cos- de su cultura, a decir la ciencia en este caso,
tumbres, explora la verdad indistintamente pueda definir al hombre en su esencia o su
de la utilidad, crea cosas hermosas por el totalidad; pues la misma ciencia es una
puro gozo de la belleza” (Ibid., Vol. II, pp. expresión del hombre, un aspecto de la
127, 128). El hombre vive por ideas e idea- transformación cultural que realiza a la
les; es una criatura de fe. Su espíritu tras- naturaleza. El hombre como ser cultural
ciende lo físico y la necesidad biológica, y crea la ciencia, pero la ciencia, en una de
este espíritu es la fuerza formativa que crea sus facetas, en este caso la biología, no

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

puede definir al hombre. gobierno.

La cultura, debería observarse, es una La cultura ha sido definida como


empresa social; no es realizada en aisla- humana y social. Un río es naturaleza, pero
miento, sino a través de la interacción y un canal es cultura; la capacidad del habla
cooperación de los hombres en comunión. es naturaleza, pero un drama de Shakes-
Claro, es posible para algunos Robinson peare es cultura; un caballo es naturaleza,
Crusoes solitarios formar cosas y tener una pero un experto trotador es cultura; un
forma de vida civilizada, pero fue capaz de cerdo es naturaleza, pero un berraco Duroc
erigir una tienda debido a su pasado entre- Jersey pura sangre que gana el listón azul
namiento cultural y a los muchos objetos en una feria es cultura; y así uno podría
culturales rescatados del naufragio. La continuar. Sin embargo, como individuos
familia es la unidad más pequeña y simple que se encuentran a sí mismos dentro de la
de la sociedad, y la fuente real de cultura. Si corriente cultural, somos formados por ella.
esta fuente permanece pura, la cultura del La cultura es el ambiente secundario por el
hombre es prometedora; pero si se conta- cual somos formados, y es ineludible. Esto
mina, todo el resto se volverá polvo y ceni- está involucrado en el hecho que la cultura
zas, puesto que el hogar es el fundamento y la existencia social son inseparables. La
de la estructura social entera. “Por lo tanto, cultura influencia al individuo a través de
no es la actividad espiritual impersonal,” la costumbre, que es el aspecto social del
dice Brunner, “no es la creación espiritual hábito. Mientras más primitiva la cultura,
como tal, sino que es la formación de verda- más absoluta la autoridad de la costumbre.
deras relaciones sociales personales, lo que Sin embargo, ningún hombre es totalmente
es la base de la verdadera cultura. Hay más determinado por la costumbre en su cul-
cultura real en una vida familiar verdadera- tura, puesto que él mismo es un agente
mente humana sin arte ni ciencia que en moral, capaz de actuar y de formar cultura,
los logros más altos del arte y de la ciencia de impregnarla con nuevas ideas e ideales,
sobre la base de la vida familiar abando- y de revigorizar su lánguido espíritu. Ade-
nada y las relaciones sexuales degeneradas” más, la variedad de patrones culturales no
(Ibid., II, p. 133).14 La cultura, entonces, es meramente un reflejo de los variados
abarca a todo el hombre, no meramente tiempos y climas sino también un reflejo de
como un individuo, sino como miembro del la libertad del hombre como agente y como
organismo humano, y por tanto, en sus sujeto cultural.
varias relaciones para con otros hombres, y
en las diferentes instituciones que son así Ya se ha mencionado, en nuestro
creadas, la institución del hogar, de la esbozo negativo, que la cultura nunca es
sociedad, con sus relaciones entre neutral, que debe ser patente a todos que la
empleador y empleado, el capital y el cultura está interesada en los fines. A la
trabajo, el comercio y la industria, la cultura le atañe el mundo de los valores y
educación y la ciencia, la política y el todas las “Culturas están irreductible-
mente orientadas hacia los valores.”15 Pues
no entendemos por cultura meramente la
14. Cf. K. Schilder, Christus en Cultuur (Fra-
neker, 1953), p. 73. acción histórica del hombre y su poder

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

modelador al sojuzgar la tierra y traerla al por las cosas del espíritu. Sin embargo, en
punto de su fructificación plena, sino que la su condición apóstata, las demandas de
cultura también se llega a expresar en vida y la tendencia pragmática de hacer
patrones definitivos de vida los cuales todo para su propio placer son tan grandes
representan ciertos ideales. Claro, los que la cultura tiende a convertirse en un
Griegos nos proporcionan un excelente asunto totalmente centrado en este mundo.
ejemplo de cultura en este sentido. Ellos De allí que podamos decir que la cultura
hablaban del alma bella en el cuerpo bello apóstata en todas sus formas esté intere-
como el propósito más alto de la cultura sada con lo temporal y la realización mate-
humana. Eran Humanistas y paganos, rial de valores. El hombre busca realizar en
totalmente orientados a este mundo en sus este mundo aquello que es bueno para sí
aspiraciones culturales. Así también, el mismo como un ser en el tiempo. Él trans-
hombre moderno, ya sea consciente o forma la naturaleza, usa los animales y los
inconscientemente, está buscando el objetos culturales no meramente para satis-
hombre perfecto en la sociedad perfecta, y facer sus necesidades básicas, sino también
al final, esta sociedad debe tener como para estampar su idea e ideales sobre la
hábitat un mundo perfecto, el cual está materia. Él tiene un anhelo por la verdad, la
siendo preparado por la ciencia moderna. belleza y la bondad y expresa este deseo en
Los fines que el hombre visiona en su la música, la poesía, la pintura, y da expre-
esfuerzo cultural trascienden lo biológico, sión a sus aspiraciones culturales edifi-
lo económico y lo puramente social, en cando catedrales, mezquitas o pagodas.
vista del hecho que el hombre es un ser Tiene visiones de orden y justicia y las
moral y espiritual. expresa en leyes escritas, gobiernos organi-
zados y un vivir diario ordenado. Sin
En este sentido la cultura tiene una embargo, el impulso cultural en el hombre
perspectiva que trasciende al hombre, una no se satisface con suplir de comodidades
zona que se extiende hacia lo divino.16 modernas a la existencia humana, de pro-
Niebuhr dice que no solamente concebible porcionarle entretenimiento y diversión al
sino también evidente que los hombres en hombre. Como se dio a entender arriba, el
su cultura laboran y producen por motivos hombre se afana por ser el amo del mundo,
que trascienden la existencia humana (Op. el soberano de todo lo que examina, el rey
cit., p. 35). Es especialmente cierto de los del universo; él quisiera ser señor y sobe-
primitivos que la cultura para ellos es una rano sobre todo lo que existe bajo el sol.
actividad sagrada, un ejercicio en la esfera
de la religión. Ahora debería ser claro que la res-
puesta bíblica es la única que explica este
Hay en realidad una sensibilidad en el impulso y este sentido de llamado en el
esfuerzo cultural del hombre natural, un hombre moderno. Pues la cultura es el cum-
sentido de deidad, incluso una añoranza plimiento del proceso de modelado con pro-
pósito de la naturaleza en ejecución de la
15. John A. Hutchison, Fe, Razón y Existen- voluntad creativa de Dios.17 El hombre
cia (New York, 1956), p. 209. como criatura cultural es un análogo del
16. C. A. Van Peursem, Cultuur en Christe-
lyk Geloof (Kampen, 1953), p. 48. gran Arquitecto y Artista del universo. Por

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

lo tanto, el hombre como criatura es un co- que deberían conocer las Escrituras, no es
obrero con Dios en el proceso de traer la sabiduría sino locura y confusión. Pues el
creación a su plena realización. Claro, él no poder pertenece al hombre en virtud de su
es un cooperante, ni tampoco es un tonto creación como una criatura cultural. Él fue
ciego. El hombre es un instrumento quien hecho para funcionar en el ámbito del
es consciente de lo que está haciendo. Pero poder y para desarrollar su poder a su más
debido a la caída del hombre en el pecado, alto potencial – ¡para Dios, claro! ¡Y allí
no está más dispuesto a admitir las está la fricción! Los hombres olvidan
demandas de su creador o a servir a Dios. continuamente el original divino en el
Sin embargo, los resultados del pecado Paraíso y dan por sentada la condición del
deben esperar para una posterior discusión, Paraíso perdido como normativa.
pero es debido a la caída del hombre que su
cultura es apóstata y se halla en un estado Sin embargo, si uno va a apreciar ver-
de crisis continua. Pero, la cultura como tal, daderamente el significado de la cultura y
es un don de Dios al hombre lo mismo que su importancia suprema para la raza
una obligación. Los Alemanes tienen una humana, uno no debe olvidar que el ins-
frase para ello, Gabe und Aufgabe. Así, el tinto y llamado cultural del hombre no pue-
hombre fue de una vez siervo e hijo. El den nunca ser divorciados de su relación de
hombre permaneció en esa relación para pacto con el Creador. Pues en aquel pacto,
con su Hacedor, en la cual conocía a Dios el cual llamamos religión, el hombre fue lla-
como su amigo, y le amaba como su Padre. mado a amar al Señor con todo su corazón,
Al mismo tiempo había recibido dominio alma, mente y fuerzas. Pues el hombre, la
sobre todo el mundo creado de Dios, para criatura cultural, es también el profeta de
ser señor y amo en nombre de su Dios. Para Dios, quien debe hablar la verdad concer-
este fin él había de poblar la tierra con su niente a la realidad y proclamar la gloria de
especie y cultivarla. Este no era un asunto su Hacedor. Él también era un sacerdote
de preferencia sino de precepto divino y para su Dios, llamado a vocalizar la ala-
penetró en la misma constitución del banza de su creador y decir a toda la crea-
hombre, de manera que el hombre es ción, inanimada y animada: “¡Mi Dios,
esencialmente un ser cultural. El impulso cuán maravilloso eres Tú!” Es decir, el
cultural, la voluntad de regir y de tener desarrollo del hombre, tanto de la natura-
poder es increado. Este no es demoníaco, o leza como de sí mismo, no era para él
satánico, sino divino en su origen. Cierto es mismo sino para Dios, y para su gloria.
que los hombres pueden hacer mal uso y “Porque de él, y por él, y para él, son todas
abusar del poder después de la entrada del las cosas. A él sea la gloria por los siglos.”
pecado en el mundo, pero decir con Lord (Rom. 11:36)
Acton que todo el poder corrompe y que el
poder absoluto corrompe absolutamente, lo Sin anticipar un punto que ha de desa-
cual se cita promiscuamente por hombres rrollarse en el Capítulo Cinco, puede obser-
varse que, cuando las obras del hombre
17. Leon G. Wencelius, “La Palabra de Dios pierden su meta final, ellas no pierden su
y la Cultura” en El Mundo de Dios y la Fe carácter cultural, sino que pueden ser
Reformada (Grand Rapids, 1942), p.
160. designadas como cultura apóstata, puesto

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

que se ha perdido la verdadera dirección de


la labor del hombre bajo el sol. Entonces, en
el estado de rectitud, el hombre tiene el
impulso (voluntad), el llamado (deber), el
privilegio (oportunidad), pero también el
poder (capacidad) para ejecutar el mandato
creativo de Dios. El hombre era motivado
por el amor para ejecutar la voluntad crea-
tiva de Dios. Por el pecado él ha perdido esa
motivación y en consecuencia la meta de su
cultura se pervirtió. En lugar de servir a
Dios ahora él se sirve a sí mismo. ¡Esto es
idolatría y rebelión! En todo lo que hace él
vive en pecado, de manera que hasta el tra-
bajo de labranza del impío es pecado (cf.
Prov. 21:4, Versión King James). Pues él
vive en enemistad contra su Hacedor, es un
rebelde en el ejército real, un furtivo en el
bosque real; pues no está dispuesto a dar lo
que es debido al Creador, por tanto la suya
es una cultura apóstata. Pero en Cristo
todas las cosas son reconciliadas con el
Padre (Col. 1:14), incluyendo la cultura.
Cristo es el gran renovador de la vida; él
restaura la verdadera religión. La cultura,
en palabras de T. S. Eliot (Op. cit., p. 30), la
cual “religión vivida” es también restau-
rada puesto que es la forma que la religión
toma en las vidas de los hombres.18

18. Paul Tillich, La Era Protestante (Chi-


cago, 1948), p. 57.

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO III

LA RELACIÓN ENTRE RELIGIÓN Y CULTURA

La religión es la ineludible relación de lo más profundo de su ser, es religioso; él


pacto entre Dios como Señor y el portador está determinado por su relación para con
de su imagen, el hombre. Esta relación Dios. La religión, para parafrasear la frase
resulta de aquella otra relación básica entre expresiva del poeta, no es una cosa aparte
Creador y criatura, y descansa sobre la fide- de la vida, es toda la existencia del hombre.
lidad de Dios al pacto el cual ordenó para En realidad Hutchison llega a la misma
constituir la relación religiosa. Esta rela- conclusión cuando dice, “Pues la religión
ción se extiende a toda la vida; lo penetra no es un aspecto o departamento de la vida
todo; irradia desde su centro en el corazón al lado de las otras, como el moderno pensa-
hacia toda área de la periferia de la existen- miento secular gusta de creer; consiste más
cia del hombre. Y la religión es un fenó- bien en la orientación de toda la vida
meno universal; nunca se ha encontrado humana a lo absoluto” (Ibid., p. 211).
jamás un pueblo sin religión.1 Por medio Tillich ha captado la idea en una línea inci-
del pecado el hombre se alejó de Dios y su siva, “La religión es la sustancia de la cul-
religión se tornó apóstata, pero a través de tura y la cultura, la forma de la religión.”3
Cristo el hombre es restaurado a la
verdadera religión. El Catecismo Menor de Westminster
sostiene al inicio que el fin principal del
Por lo tanto, es más correcto preguntar hombre es glorificar a Dios y disfrutar de Él
cuál es el rol de la cultura en la religión que para siempre. Sin embargo, a pesar de cuán
hacer la pregunta totalmente al revés, cómo de otro mundo esto podría sonarle a algu-
lo hace Hutchison, “¿Cuál es el rol de la nos, los Presbiterianos han interpretado
religión en la cultura?”2 Pues el hombre, en esto bíblicamente como queriendo decir
que el hombre ha de servir a Dios en su lla-
mado diario, lo cual es el contenido de la
1. William Howells, Los Paganos – El Hom- religión. Este servicio no puede ser expre-
bre Primitivo y Sus Religiones (Garden
City, N. Y., 1948), p. 11.
2. John A. Hutchison, Fe, Razón y Existen- 3. Paul Tillich, La Era Protestante (Chi-
cia (New York, 1956), p. 210. cago, 1948), p. 57.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

sado excepto a través de la actividad cultu- religiosa no es terminada por la muerte,


ral del hombre, la cual expresa su fe como en la relación marital, en la que los
religiosa. Ahora, la fe es la función del cora- cónyuges prometen su fidelidad “hasta que
zón, y del corazón manan los asuntos vita- la muerte nos separe.” En su presencia hay
les de la vida (Prov. 4:23). Este es el primer plenitud de gozo; esta es la bendita promesa
principio de una psicología bíblicamente del Cristianismo. Mientras que la muerte
orientada. pone fin a todas nuestras obras y relaciones
debajo el sol, es al mismo tiempo la transi-
Ningún hombre puede escapar de esta ción hacia el estado de comunión realizada
determinación religiosa de su vida, puesto del cual David testifica, “En cuanto a mí,
que Dios es el hecho ineludible, siempre pre- veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho
sente, de la existencia del hombre. Dios cuando despierte a tu semejanza.” (Sal.
puede ser amado u odiado, adorado o degra- 17:15), “Y en la casa de Jehová moraré por
dado, pero no puede ser ignorado. El sen- largos días.” (Sal. 23:6). Pablo testifica que
tido de Dios (sensus deitatis) es aún la para él el vivir es Cristo, y el morir es
semilla de la religión (semen religionis). El ganancia. (Fil. 1:21).
todo de las religiones primitivas es una
corroboración del clamor del Salmista, “¿A Claro, es bastante cierto que uno puede
dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde abstraer un aspecto del hombre como un
huiré de tu presencia?” (Salmo 139:7). Gegenständ (objeto) para propósitos cientí-
ficos y hablar de las funciones biológicas,
Desde el punto de vista secularista, el psicológicas, sociales, históricas, jurídicas,
interés religioso del hombre, aunque se económicas, estéticas, morales o písticas
concede que es importante, es meramente (del Griego pistis – fe) del hombre. Sin
uno de los intereses en la vida. Por lo tanto, embargo, ninguna de éstas define apropia-
desde este punto de vista, es arbitrario defi- damente al hombre. Él es más que cual-
nir al hombre en términos de esta relación. quiera de ellas y más que todas ellas
Pues, aunque el hombre está innegable- combinadas, pues por debajo y dentro de
mente interesado en Dios (la esfera de lo estos aspectos está el principio de unidad
sobrenatural), también está relacionado que integra todo el ser como personal. Ese
con la naturaleza y con el mundo total del núcleo del ser del hombre, ese centro irre-
espíritu. La respuesta a esta perspectiva es ducible, ese punto de concentración de
que el hombre en todas sus otras relaciones todas las funciones del hombre, el cual tras-
está engranado dentro del cosmos; para ciende el tiempo, es llamado el “corazón”
usar la reveladora frase de Salomón, el según la Escritura (Prov. 4:23; 23:26). El
hombre está ocupado en su cultura debajo corazón, en esta usanza bíblica, es la raíz
del sol (Ecl. 1:4). Pero la relación del hom- religiosa de la existencia del hombre, es la
bre con Dios, según la Escritura, es trans- plenitud de la personalidad de uno. El pen-
cósmica y supra-temporal. Pues Dios no es sar es meramente una de las muchas expre-
solamente inmanente al mundo, Él también siones de la naturaleza humana; es uno de
trasciende a la creación y al tiempo, dán- los asuntos de la vida, de los que la Escri-
dole al hombre la promesa de compañe- tura dice que manan del corazón; de allí
rismo con él por la eternidad. La relación que el corazón ha de ser guardado por

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

encima de todas las cosas que han de guar- pero el punto de esta discusión es que
darse. El Dr. Kuyper llama al corazón la cuando la Escritura habla con respecto a la
raíz mística de nuestra existencia, aquel relación religiosa básica del hombre con
punto de conciencia en el que la vida per- Dios, tanto en el pecado como en la salva-
manece aún de una pieza.4 ción, enfatiza que la unidad no dividida, el
centro de la existencia del hombre, puede
El testimonio de la Escritura sobre este hallarse solamente en su corazón.
punto es abundante. Cuando el Señor, a tra-
vés del profeta Joel, llama a su pueblo al Puesto que la religión está enraizada
arrepentimiento, él dice, “Rasgad vuestro en el corazón, es por lo tanto totalitaria por
corazón, y no vuestros vestidos, y conver- naturaleza. No es tanto que lleve la cultura
tíos a Jehová vuestro Dios” (2:13); cuando a su consumación sino que da a la cultura
David ora por la renovación de todo su ser, su fundamento, y sirve como la presuposi-
para que sea removida la grave herida del ción de toda cultura. Aún cuando la fe y su
pecado, él clama en angustia de alma, “Crea raíz religiosa sean abiertamente negadas,
en mí, oh Dios, un corazón limpio, y sin embargo se encuentra tácitamente ope-
renueva un espíritu recto dentro de mí.” rativas como en el Comunismo ateo. Nunca
(Sal. 51:10). En el Nuevo Testamento, se ha encontrado una cultura verdadera-
cuando nuestro Señor quiso indicar la ple- mente secular y es dudoso que el Materia-
nitud de la corrupción del hombre, les dice lismo Americano pueda ser llamado
a sus discípulos que los males de la fornica- secular. Incluso el Comunismo, como el
ción, el asesinato, robos, etc., salen del cora- Nazismo, tiene sus dioses y demonios, su
zón (Mar. 7:20-23). Pablo nos asegura que pecado y salvación, sus sacerdotes y sus
un hombre cree con el corazón para justicia liturgias, su paraíso en la sociedad sin
(Rom. 10:10). El escritor de la carta a los estado del futuro. Pues la fe religiosa siem-
Hebreos nos advierte contra el mal de la pre trasciende la cultura y es el principio y
apostasía, el cual es, una vez más, un pro- poder integrador del esfuerzo cultural del
blema del corazón, “Mirad, hermanos, que hombre. Krones enfatiza el lado subjetivo
no haya en ninguno de vosotros corazón de la religión cuando dice, “Puesto que la fe
malo de incredulidad para apartarse del es el poder último y todo abarcador en el
Dios vivo.” (Heb. 3:12). Se puede dar por alma humana, nada en absoluto puede per-
sentado, sin mucha argumentación, que la manecer ileso a su contacto. El todo de la
Biblia usa el corazón de muchas maneras, personalidad es, por así decir, informado
por la fe de uno.”5 Por lo tanto, la religión
4. K. J. Popma, “Het Uitgangspunt van de tiene el poder de integrar la cultura del
Wijsbegeerte der Wetsidee” en De Refor- hombre a través de su fe, porque se levanta
matie in Het Calvinistisch Denken (S’Gra- por encima de toda cultura, no siendo parte
venhage, 1939), p. 21; J. M. Spier, Una de la cultura como tal, sino la experiencia
Introducción a la Filosofía Cristiana (Fila-
delfia, 1954), pp. 54, 55; F. H. Van Mey- mística de percibir a Dios en la relación del
enfeldt, Het Hart (Leb, Lebab) In Het pacto.6
Oude Testament (Con Sumario en Inglés-
Leiden, 1950). La disertación completa
trata con el significado del término 5. Richard Kroner, Cultura y Fe (Chicago,
“Corazón” en la Escritura. 1951), pp. 209, 210.

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Entonces, la religión ha de ser distin- cielo. Decir que Dios, el Señor, no demanda
guida de la cultura, pero no separada de adoración de parte de sus criaturas, sino
ella. Es así también con el culto, en el que solamente servicio es del todo contrario a
las aspiraciones religiosas del hombre se las Escrituras y al espíritu de la religión.
expresan en actos de adoración, oración y Entonces, la religión tiene en realidad estos
alabanza. La cultura y el culto son dos dos aspectos no en exclusión mutua en
corrientes que proceden de la experiencia tanto que uno bien puede orar y cantar
religiosa del hombre; juntas constituyen su mientras trabaja con sus manos. Sin
actividad debajo del sol. La designación embargo, hay dos actividades distinguibles
común de nuestros actos de devoción es lla- enraizadas en la religión: el culto y la cul-
mada adoración, pero los antropólogos tura, la adoración y el trabajo, ora et labora,
usualmente emplean el término más téc- aspiración y transpiración. Y no solamente
nico, “culto.” Para propósitos de parale- nuestra aspiración ha de estar bajo la inspi-
lismo y simetría se emplea aquí el término ración del Espíritu, sino también nuestra
como la contraparte de cultura. Nuestros transpiración; cada onza de energía gas-
Padres Reformados, quienes emplearon el tada, ya sea física o mental, debe ser en el
Latín, convirtieron en su slogan la frase, servicio de Dios, y por tanto, inspirada.
ora et labora (ora y trabaja), mientras que Esta es la esencia de la verdadera religión;
nosotros usualmente hablamos de adora- la fe debe informar a todo el ser de uno.
ción y trabajo, para dividir las actividades Restringir la adoración ya sea a actos de
de la vida. El domingo es apartado para la adoración, o a hechos de servicio, es sepa-
adoración, tanto individual como colectiva- rar lo que Dios ha unido; pues Dios, el
mente; pero “¡en seis días trabajarás y Señor, demanda ambas: adoración y tra-
harás toda tu obra!” Los Liberales del bajo; la religión consiste de culto y cultura.
pasado profirieron bastantes disparates
superficiales cuando, sobre la base de la La relación religiosa, que es trans-cós-
idea de Carlyle, “el trabajo es adoración,” mica y trasciende así el tiempo, mientras
concluyeron en que la adoración es super- incluye toda la existencia histórica del
flua en la verdadera religión, que era sim- hombre, se halla más allá del análisis lógico.
plemente una imposición del legalismo Es la presuposición fundamental de todo el
sacerdotal. Claro, nadie negaría que la razonamiento del hombre, pero se halla, en
manera en que uno trabaja revela su reli- sí misma, más allá de la comprensión lógica
gión, quizás más verdaderamente que la puesto que nuestra existencia en el pacto
manera en que habla sobre ella. Pero la con Dios es insondable como tal y es un
Escritura no da pie a la idea de que la ado- asunto del ser, no de función. Por lo tanto,
ración no sea agradable al Señor. Está de el fundamento religioso de la vida hace
más citar la Biblia sobre ese punto. posible la filosofía y no es, en sí mismo, una
Recuerde el lector los Salmos de David, las cuestión filosófica, pues se halla más allá de
devociones de Jesús y sus apóstoles, y por la frontera de la investigación filosófica. Es
último, la adoración de los redimidos en el solamente en su religión, por medio de la
fe, que el hombre se conoce a sí mismo y a
6. Cf. el capítulo once para una discusión su llamado en relación con Dios. La auto-
más amplia sobre el rol de la fe en la cul-
tura. conciencia presupone la conciencia de

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Dios. tales y enseñar la distinción entre la


relación espiritual la cual es la verdadera
La religión apóstata es el resultado del religión y la práctica cultual, la cual es una
temor (ansiedad), el que caracteriza la vida manifestación externa de la religión. La
del hombre apóstata. Esto se ve claramente iglesia medieval ejerció tal control sobre la
en el caso de Caín después que hubo asesi- vida completa de sus miembros a través del
nado a su hermano Abel. La humanidad sacerdocio, y le correspondió a la Reforma
apóstata, con su seudo-religión, trata de Protestante quebrar el dominio completo de
desviar el mal y salvaguardar la vida por la jerarquía en el mundo Occidental.
medio de muchas ceremonias sagradas. De
esta forma, todo el ámbito de lo sagrado Por otro lado, el peligro del secula-
llega a ser funcional y es traído bajo la cate- rismo, la negación de que la religión es sig-
goría de lo relativo al culto, bajo la jurisdic- nificativa para la vida total, separando
ción sacerdotal. De esta forma, se eclipsa la ciertas áreas a las cuales la religión no tiene
distinción entre religión y cultura, puesto acceso, es igualmente falso y nocivo. Cons-
que toda actividad de la vida asume propor- tituye una amenaza a la cultura moderna y
ciones y significado cultual.7 De allí la pre- es esencialmente una religión falsa. Este es
sencia del médico brujo, y las supersticiosas el defecto de aquellos que rasgan la toda
ceremonias de un Católico contemporáneo sagrada de la vida dividiéndola en sagrada y
realizando un cierto ritual para bendecir el profana, y luego proceden a excluir a Dios y
nuevo Hotel Riviera de doce millones de sus demandas de la última división. Este es
dólares (en La Habana, Cuba) en su noche el pecado de Esaú, de quién leemos que era
de inauguración, con un centenar de visi- una persona profana (Heb. 12:16), puesto
tantes, quienes han sido identificados por la que vendió su primogenitura por una por-
policía como conocidos gángsteres y aposta- ción de sopa; no consideró a Dios en todos
dores, procedentes de grandes ciudades sus caminos. El Calvinismo siempre ha sos-
Americanas.8 tenido que Dios tiene el derecho sobre todo
el ser del hombre. La religión, para el Calvi-
Puesto que la iglesia, o alguna forma de nista, es una empresa radical puesto que
religión organizada, usualmente está a controla la raíz de la existencia del hombre
cargo de todas las prácticas cúlticas, el y desde allí satura todo su mundo funcio-
resultado calamitoso en la historia ha sido nal. La religión como tal es pre-funcional, y
que la vida completa queda bajo la tutela el culto del hombre no es sino una función
jerárquica. Cuando, en la providencia de de aquella religión, bajo la administración
Dios, el Evangelio es predicado en una cul- de la iglesia.
tura primitiva en la que predomina este
totalitarismo cultual, es aún más difícil libe- El carácter radical y totalitario de la reli-
rar a tal cultura de las influencias sacerdo- gión es tal, que determina tanto el culto como la
cultura del hombre. Es decir, la relación cons-
7. K. J. Popma, Inleiding in de Wijsbegeerte ciente o inconsciente con Dios en el corazón del
(Kampen, 1956), p. 96. hombre determina sus actividades completas,
8. Citado del Washington Star (Dic. 11, sean estas teóricas o prácticas. Esto es cierto
1957) en Christian Heritage (Abril,
1958). con respecto a la filosofía, la cual se basa en una

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

presuposición religiosa no teórica. Así, la mora- idolatría, sino también a la acompañante


lidad y el aspecto económico del hombre, su promiscuidad sexual, la fornicación, la
jurisprudencia y estética, son todas orientadas juerga y la borrachera. Rechazaron todos
y determinadas religiosamente. Esta es la razón los deportes populares de la arena, eviden-
por la cual la apostasía produce, no solo una cia de la decadente cultura Romana. Sor-
falsa religión, sino también una falsa cultura, es prende poco que la cultura erótica del
decir, una cultura que no busca a Dios ni le paganismo, en la cual la prostitución y la
sirve como el bien más alto. Esta cultura após- homosexualidad eran representadas con
tata tuvo su florecimiento en los días de los encanto por poetas y filósofos (cf. Ovidio,
hijos de Lamec, quienes inventaron instrumen- Platón), fue identificada con el paganismo
tos musicales, tiendas móviles e instrumentos mismo. La preocupación pagana con el
de guerra. Escuche la canción de combate de la ritual cultual había contaminado también
cultura apóstata, el hombre glorificándose a sí ciertas formas y costumbres culturales, de
mismo y buscando su propia gratificación y manera que los Cristianos se abstenían
venganza (Gén. 4:16-24). Este espíritu también completamente, como en la carne sacrifi-
motivó a los constructores de la torre de Babel, cada a los ídolos. Incluso A. Kuyper, aquel
cuando los hombres rehusaron cumplir el man- genial partidario de la cultura, admite, “De
dato cultural de propagar la raza y sojuzgar la manera que, en tanto que la batalla con el
tierra. Esta cultura apóstata alcanzó su apoteo- Paganismo siguiera siendo una batalla de
sis en los tiempos antiguos con Nabucodonosor, vida o muerte, la relación del Cristianismo
quien orgullosamente hizo alarde con la magní- con el arte no podía ser sino una batalla
fica Babilonia que había edificado y desafió al hostil.”9
Dios del cielo. Por esto fue arrojado de su alta
posición para aprender humildad, alimentán- Sin embargo, existe una tensión con la
dose de hierba con los animales por siete largos cultura no-Cristiana, no solo sobre la base
años hasta que aprendió a bendecir al Altísimo, de su decadencia y degradación moral, sino
y a alabar y honrar al que vive para siempre, también en sus más exaltadas expresiones,
hasta reconocer que “todas sus obras son verda- como en ciertas formas de arte, donde el
deras, y sus caminos justos; y él puede humillar sujeto es cautivado y gradualmente sepa-
a los que andan con soberbia.” (Dan. 4:37). rado del dominio de Cristo a alguna forma
de esteticismo. Aunque la Biblia llama al
No puede haber duda que el antago- hombre un rebelde en su estado de aposta-
nismo histórico del Cristianismo con la cul- sía, esta rebelión puede ser camuflada en
tura pagana fue debido, en gran medida, formas elevadas, pensamiento profundo, el
por el carácter apóstata de esta última. Los éxtasis artístico o alguna proyección idea-
Cristianos no solo rechazaron la idolatría lista de la mente. T. S. Eliot sostiene que la
con sus prácticas cúlticas, sino que también diferencia entre una sociedad neutral y una
los Cristianos rechazaron el teatro, el servi- sociedad pagana es de menor importancia
cio militar (debido al impacto de la religión puesto que ambas niegan al Cristianismo.10
apóstata que requería la adoración al empe-
rador) y muchas prácticas sociales que eran 9. Calvinismo (Grand Rapids, 1943), p.
pecaminosas. Los creyentes no solo se opu- 157.
10. La Idea de una Sociedad Cristiana (New
sieron a la adoración de Venus y Baco como York, 1940), pp. 4, 5.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Sin embargo, la negativa neutral científica los ídolos de Micaía en Jueces 17 – 18) han
de un Liberalismo estéril que propone fracasado, ¿y qué más es lo que queda? Este
medicina de curanderos para la sanidad de es el clamor trágico no solo de los filósofos,
las naciones no hace juego con el estridente poetas y dramaturgos Existencialistas, sino
paganismo de nuestro día. El problema de también del hombre común de nuestros
vivir una vida Cristiana en una sociedad días.
no-Cristiana es crítico, puesto que la
mayoría de nuestras instituciones sociales Ciertamente es locura que el pueblo de
son no-Cristianas, advirtiendo además que Dios piense que puede vivir en dos mundos
se hallan en manos paganas. La familia separados, uno para su vida religiosa y sus
permanece como el único transmisor ejercicios devocionales, y el otro usurpando
confiable de la cultura Cristiana (Ibid., pp. todo el resto del tiempo, la energía y el
20, 22). Eliot le pega al punto cuando dice, dinero – un área a la que aspiran los sacer-
“No importa cuán intolerante pueda sonar dotes del Secularismo. Uno no puede man-
el anuncio, el Cristiano no puede tenerse evangelizando al mundo sin
satisfacerse con nada menos que una interferir con la cultura del mundo. Por lo
organización Cristiana de la sociedad... lo tanto, le corresponde al pueblo de Dios el
cual no equivale a una sociedad que batallar por una “condición de la sociedad
consista exclusivamente de Cristianos que nos de el máximo de oportunidades
devotos” (Ibid., p. 33). Pero los Cristianos para llevar vidas totalmente Cristianas [itá-
deberían insistir en un código social licas añadidas] y el máximo de oportunida-
religioso unificado de conducta y la des para que otros se vuelvan Cristianos”
educación sería Cristiana en el sentido que (Ibid., p. 97). Dividir la vida en áreas
“tiene como propósito el ser dirigida por sagrada y secular, dejando que nuestras
una filosofía Cristiana de la vida” (Ibid., p. devociones se hagan cargo de la primera
37). mientras nos volvemos reformadores secu-
lares durante la semana, es fallar en enten-
Entonces, este es el problema para el der el verdadero fin del hombre.
pueblo de Dios en nuestro día. Toda reli-
gión pagana tiene su propia expresión cul- Aquellos que notan el gran peligro de
tural; el Cristianismo medieval desarrolló una religión diluida en la apariencia
su propia cultura, aunque controlada por la externa de una sociedad Cristiana señalan
iglesia bajo la tutela sacerdotal. Desde el un punto crítico. Tal sociedad constituye
advenimiento del pensamiento de Copér- un obstáculo a la conversión, como más de
nico, del Darwinismo y las revoluciones un predicador puede testificar, “tendiendo
Kantianas, el Humanismo ha introducido así a inmunizar a los hombres con una
un nuevo paganismo, de manera que el forma ligera de religiosidad Cristiana, otor-
Cristianismo ya no controla los medios de gándoles inmunidad contra la gran infec-
la cultura, y no es más el poder motivador ción.”11 El si un Cristianismo difuso es una
en el impulso cultural de Occidente. Hoy desventaja o una ventaja es, en verdad, un
Occidente enfrenta una crisis cultural de
primera magnitud. Y los dioses que los
11. John Baillie, Qué es una Civilización
hombres han hecho para sí mismos (como Cristiana (Londres, 1948), p. 37.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

punto discutible. antítesis entre Dios y el hombre, entre la


eternidad y el tiempo, no es escritural sino
En consecuencia, están aquellos que se que pertenece al marco de referencia
vuelven a alguna forma de separatismo existencialista de Kierkegaard.
Anabaptista, con las palabras de Pablo
como slogan, “Por lo cual, salid de en medio Para concluir, religión y cultura son
de ellos, y apartaos, dice el Señor” (II Cor. inseparables. Toda cultura es animada por
6:17), mientras otros sostienen que el con- la religión. Una religión restringida al
cepto de una cultura Cristiana ha sido siem- claustro de oración es, a la luz de la defini-
pre una trampa y una ilusión, un sueño ción anterior, una monstruosidad e históri-
irrealizable bajo condiciones terrestres. Los camente ha probado ser infructuosa. La
Barthianos han repudiado especialmente la verdadera religión cubre todo el rango de la
idea de una cultura Cristiana en nuestro existencia del hombre. La relación pactal
día. Para ellos no hay una forma social, básica en la cual el hombre permanece para
política y económica que esté más en el con Dios llega a expresarse tanto en su
espíritu del Evangelio que otra (Op. cit., p. culto como en su cultura. De allí que la cul-
86). Barth mismo se ha mofado de la idea tura nunca sea algo casual, el color añadido
de un partido político Cristiano o sindicatos como en el caso de las naranjas y la
Cristianos.12 Sin embargo, la miseria de oleomargarina, para satisfacer al ojo. La
esta escatología parcial de Barth, aparte de sugerencia de Kroner que la historia de la
cualquier crítica teológica adversa que uno caída pertenece a una categoría igual a la de
pudiera tener, es que no deja espacio para Prometeo, quien robó el fuego divino y
que el poder de la gracia cambie a los comenzó así los logros culturales del hom-
hombres y a la sociedad aquí y ahora. Para bre, por lo cual fue castigado, es errónea.
Barth no es el hombre como pecador quien Esto haría de los esfuerzos culturales del
yace bajo el juicio de Dios, sino el hombre hombre una adición dudosa a la intención
como “criatura”, con toda su cultura, es divina (Op. cit., p. 67). Esta es, con seguri-
quien se encuentra bajo juicio. Esta falsa dad, una mala interpretación flagrante de la
narrativa bíblica, la cual presenta al hom-
bre como criatura y como colaborador con
12. El autor participó de una mesa redonda
en una conferencia de estudiantes en Dios para cumplir su voluntad creativa
Ámsterdam en 1939, junto con otros de desde el principio. El primer pecado del
la Universidad Libre y de la Universidad hombre consistió en un acto de deslealtad
de la Ciudad, en la cual Barth expresó sus al aceptar la interpretación de Satanás con
opiniones relativas a los esfuerzos cultu-
rales Cristianos. Véase Brunner, El Impe- respecto al cosmos y al lugar del hombre en
rativo Divino (Filadelfia, 1947), p. 432ss. él, en lugar de vivir por la palabra de revela-
También K. Barth, Der Christ in der Gese- ción de Dios. Kroner está en lo correcto al
llschaft (Münschen, 1920), S. 36, y la sostener que el hombre nunca recobra el
obra de Barth, Römerbrief, 2 Aufl. S.
XIII, “Christentum das nicht ganz under paraíso por sus propios esfuerzos, pero está
gar und restlos Eschatologie ist, hat mit con toda certeza errado al sostener que se le
Christus ganz und gar und restlos nicht debe echar la culpa a la cultura como tal por
zu tun.” ¡Esta es la más radical forma de el fiasco trágico del hombre. En el análisis
doctrina Anabaptista que la iglesia con-
temporánea ha visto! final Kroner no puede alcanzar una inte-

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

gración de cultura y fe porque mira la antí-


tesis entre Dios y Satanás como una
tensión inmanente en la “creación” desde
el principio (Ibid., p. 255). Esto no es solo
teológicamente censurable, puesto que cam-
bia la reconciliación de una transacción
ética centrada en la expiación vicaria de
Cristo en el Calvario a una de carácter onto-
lógico (aquello que está relacionado con el
ser), trastocando de ese modo el mensaje
central del Evangelio a la “encarnación.”13
Pero sobre esta base, no es posible ninguna
cultura Cristiana, puesto que entonces
todas las obras del hombre están bajo el
juicio de Dios sobre la base de su condición
de ser criatura. Sin embargo, en Cristo el
hombre es restaurado para con Dios como
criatura cultural para servir a su Hacedor
en el mundo y como gobernante sobre el
mundo en nombre de Dios.

13. He puesto las palabras “creación” y


“encarnación” entre comillas en esta
última sección para indicar que ni Barth
ni Kroner las usan en su sentido Cris-
tiano histórico aceptado.

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO IV

EL CALVINISMO DEFINIDO

Este libro no está escrito para hablar Genéticamente, y en su sentido más


en términos generales sobre la religión y la estrecho, el Calvinismo es aplicado simple-
cultura, sino que busca definir un concepto mente a las enseñanzas del Genio de Gine-
específico de cultura usando el adjetivo bra. Sin embargo, el término ha sido usado
“Calvinista.” Entre las muchas variedades históricamente para designar aquellas
de Protestantismo, el Calvinismo se destaca denominaciones del Protestantismo que
por tener un significado determinado, bien han subscrito los Credos Reformados
definido, en la historia. Kuyper y Warfield, haciendo una distinción con las interpreta-
dos de los intérpretes modernos de Calvino, ciones Luteranas, Anabaptistas o Socinia-
presentan al Calvinismo como la forma más nas. Algunas veces, en realidad, todos
pura del Cristianismo bíblico. Para ellos aquellos que se han subscrito a la doctrina
simplemente es la interpretación más bíblica de la predestinación han sido llama-
auténtica, y más amplia de la Palabra de dos “Calvinistas.” A. Kuyper nos recuerda
Dios puesta por escrito, la Biblia. A esto le que el término era usado por la mayoría
da un cordial asentimiento el creyente en la Católica en países como Francia y Hungría
Biblia ordinario y subscriptor orientado para difamar a la minoría Protestante.1
históricamente de la Fe Reformada.
Sin embargo, ninguna de estas designa-
Sin embargo, es necesario un poco más ciones servirá plenamente a nuestro propó-
de esclarecimiento, puesto que el término sito en este estudio. Kuyper habla todavía
“Calvinista” no conlleva un significado uni- de otro sentido en el que uno puede
tario en las mentes de todos los que lo usan emplear el término “Calvinismo” como un
y no existe una connotación disponible que nombre científico, que tiene tonos históri-
provea un solo significado. La mayoría de cos, filosóficos y políticos (Ibid., p. 14).
estudiosos estaría de acuerdo en que es Warfield en su estilo inimitable habla del
imperativa una definición clara para un Calvinismo como “el cuerpo completo de
entendimiento apropiado en una situación
dada. 1. Calvinismo (Grand Rapids, 1943), pp.
12, 13.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

concepciones teológicas, éticas, filosóficas, “De oídas te había oído;


sociales y políticas, que, bajo la influencia mas ahora mis ojos te ven.
de la mente maestra de Juan Calvino, se ele- Por tanto me aborrezco,
varon a sí mismas al grado de alcanzar y me arrepiento en polvo y ceniza.”
dominio en las tierras Protestantes en la era (Job 42:5-6).
de la Post-Reforma, y que ha dejado una
marca permanente no solo sobre el pensa- El Calvinismo, como sistema bíblico de
miento de la humanidad, sino sobre la vida pensamiento, no difiere en género de otras
de la historia de los hombres, el orden formas de interpretación teísta y evangélica
social de los pueblos civilizados, e incluso de la revelación especial de Dios, sino que
las organizaciones políticas de los esta- la diferencia es una de grado y de énfasis.
dos.”2 El Calvinismo profesa estar más orientado,
minuciosa y consistentemente, a la revela-
En realidad el núcleo del Calvinismo ción especial de Dios. También toma con
como sistema teológico, como entendi- mayor seriedad los efectos noéticos del
miento de la revelación especial de Dios en pecado; tiene serias dudas acerca de la
Cristo, se remonta a Agustín. Las ideas, razón del hombre como un instrumento
claro, son las de Pablo y Cristo, de Isaías y válido y efectivo para alcanzar la verdad
Moisés, que es otra forma de decir que el aparte de la iluminación del espíritu y de la
Calvinismo está orientado a la Escritura. revelación en Jesucristo.
Sin embargo, Calvino es reconocido por sus
seguidores como el más grande exponente y El Calvinismo no solamente desea, con
organizador sistemático de este complejo de Agustín, pensar a la manera de Dios, sino
pensamiento. que también busca traer cautivo todo pen-
samiento a la obediencia a Cristo (II Cor.
Pero, detrás del sistema teológico hay 10:5). Esto da especificidad a la concepción
una profunda conciencia religiosa, que per- de uno con respecto al Cristianismo y su
manece en temor reverencial ante la majes- relación con la cultura. Al mismo tiempo
tad de Dios. A través de todo el sistema nos separa de aquellos que retendrían el
Calvino es caracterizado por la conmove- nombre de “Calvinismo” y algunas de sus
dora comprensión de Agar, quien clamó, mayores ideas pero que harían a un lado la
“Tú eres Dios que ve,” y el temor santo de doctrina de una Escritura inerrante, la
un Isaías quien clamó, “¡Ay de mí! Que soy doble predestinación, y cualquier trata-
muerto; porque siendo hombre inmundo de miento específico de los decretos divinos tal
labios... han visto mis ojos al Rey, Jehová y como fueron propuestos por John T.
de los ejércitos.” (Isa. 6:5). Un Calvinista es McNeill.3
un hombre que ha visto a Dios en su santi-
dad y está listo para clamar junto Job, desde Está más allá del foco de esta obra el
la antigüedad, reproducir las ideas teológicas, o el sistema
de doctrina, que se conoce como Calvi-
nismo. Este sistema es el mismo que noso-
tros llamamos la Fe Reformada y puede ser
2. B. B. Warfield, Calvino y el Calvinismo
(New York, 1931), p. 353. estudiado en la Institución de la Religión

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Cristiana de Calvino, o en cualquiera de sus con el Salmista, “En tu luz veremos la luz”
mejores expositores modernos. Entre ellos (Sal. 36:9). Algunas de las implicaciones de
se puede mencionar a A. Kuyper, H. este principio Calvinista de la relevancia de
Bavinck y K. Schilder en los Países Bajos, y, la Escritura para la cultura serán más
en los Estados Unidos, los Hodges del anti- ampliamente desarrolladas en el capítulo
guo Princeton, B. B. Warfield, G. Vos, J. diez.
Gresham Machen, John Murray, et al. En
un solo volumen, la obra Dogmática Refor- Hoy están aquellos que niegan que la
mada de L. Berkhof prestará un excelente Escritura presenta un sistema de doctrina o
servicio, pero la reciente traducción de la verdad sino que sostienen que consiste
obra de Herman Bavinck, Magnalia Dei, meramente de las palabras de Dios en situa-
bajo el título de Nuestra Fe Razonable, es ciones existenciales. Según esta opinión,
quizás la más brillante expresión compen- nunca le podemos colocar a la verdad una
diada para el lector ordinario. Lo que aquí camisa de fuerza; nunca podemos confor-
sigue es un intento por subrayar algunas de mar la revelación a nuestra lógica y a nues-
las perspectivas de Calvino y los Calvinistas tra sed de sistematización y orden. Sin
que le han dado su distintivo característico embargo, Calvino no estaba afligido con
a esta particular interpretación Protestante. esta fobia moderna. La mente lógica de Cal-
vino vio un orden y una unidad hermosas
El primer principio del Calvinismo es en la auto-revelación de Dios, aunque abo-
el reconocimiento de la Escritura como la rrecía toda especulación. Fue su noble
Palabra de Dios. Este fue el principio for- ambición y más serio deseo el ver la verdad
mal de la Reforma Protestante establecida de Dios como un todo, no en pedacitos frag-
en todos los credos Calvinistas y el fin de mentados y aislados. Miró en ella una gran-
toda contradicción en todos los escritos diosa revelación de la voluntad preceptiva
propios de Calvino. La Escritura no era de Dios para la instrucción del hombre en
solamente la guía autoritativa para el su peregrinaje terrenal. Al mismo tiempo,
camino de la salvación, sino que dotaba al la voluntad de Dios – con fuerza de decreto
hombre con una interpretación autoritativa – era para Calvino la fuente de toda la exis-
de la realidad como un todo, y, más particu- tencia; no reduce su interés a la iglesia y a
larmente, de la existencia del hombre la salvación del alma, sino con el todo de la
debajo del sol. Pues el Calvinista busca vida, la esfera social, política, científica,
mirar todas las cosas a la luz de la eternidad jurídica, estética y moral, lo mismo que la
(sub species aeternitatis) puesto que confiesa espiritual. Por esta razón, el Calvinismo ha
sido designado como una cosmovisión
3. La Historia y Carácter del Calvinismo (Weltanschauung), puesto que habla signifi-
(New York, 1954), p. 433; cf. M. Eugene cativamente de la relación del hombre para
Osterhaven, quien coloca a McNeill en la con Dios, con el hombre y con el cosmos.
categoría de Calvinistas amplios, quien
busca un avivamiento del espíritu Calvi- A. Kuyper en sus Conferencias Stone coloca
nista, que para él es una combinación de al Calvinismo al lado de el Paganismo, el
conciencia de Dios y un urgente sentido Islamismo, el Romanismo y el Modernismo
de misión. En Calvinismo Americano, ed. como uno de los cinco sistemas principales
por J. Hoogstra (Grand Rapids, 1957), p.
125. de pensamiento en la historia de la civiliza-

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

ción (Ibid., p. 32). Y H. C. Minton nos ria de Dios como el principal elemento en el
recuerda que el nombre de Calvino “no está pensamiento Calvinista.
vinculado, como el de Lutero, con alguna
gran rama de la Iglesia Cristiana; está aso- Debiese darse por hecho, del cual no
ciado más apropiadamente con un gran sis- puede haber duda razonable, que la doc-
tema de pensamiento, y ese sistema es tan trina de la predestinación fue una de las
extenso, tan penetrante, y tan poligonal causas móviles de la Reforma Protestante.
que, desde un punto de vista, es un cuerpo Esta no fue meramente una doctrina afir-
sólido de doctrina abarcando todas las gran- mada por los teólogos, aunque sí recibió
des verdades de la religión y la vida.”4 especial atención en el Sínodo ecuménico
Reformado de Dort y fue confesada fer-
El Calvinismo, entonces, no es mera- vientemente por los teólogos Calvinistas
mente una colección de ideas desconecta- que redactaron la Confesión de Fe de West-
das, como la tumba de Absalón a la cual minster. Pero incluso la gente común
todo Israelita traía una piedra, sino que se entendió y fue movida por la consideración
presenta como una unidad, un organismo de que su salvación había sido determinada
vital de pensamiento que emerge de una por Dios desde antes de la fundación del
concepción dominante de Dios y sus mundo. Y sin embargo, esta doctrina no
demandas sobre el hombre. Así irrumpe un puede ser llamada el principio formativo
principio formativo, un concepto germinal del Calvinismo. No es la idea raíz, sino más
con el cual está relacionado todo lo demás y bien una de las consecuencias lógicas de su
por el cual todo es dominado. elevado teísmo. Tampoco la doctrina de la
predestinación es peculiar al Calvinismo,
Sin embargo, la formulación exacta de sino que fue parte de aquel gran aviva-
ese principio formativo no ha sido un miento del Agustinianismo que caracterizó
asunto fácil. El Dr. Warfield asegura que ha a la Reforma completa en todas sus ramas.
puesto a prueba la perspicacia de una larga No había disputa entre los Reformadores
serie de pensadores en los últimos cien sobre este punto, todos ellos se suscribieron
años (Op. cit., p. 353, 369). En su monogra- a esta doctrina escritural cordialmente (ex
fía, Los Principios Fundamentales del Calvi- animo). Warfield testifica que, “Lutero y
nismo, publicada en 1930, el Dr. H. H. Melanchton, e incluso Butzer – quien lle-
Meeter presenta una reseña de la historia gaba a hacer concesiones poco honorables –
de esta búsqueda, pero un reporte detallado no eran menos celosos de la predestinación
de la materia no serviría al propósito de absoluta que Zwinglio y Calvino. Incluso
este estudio. Baste decir que F. W. Kamps- Zwinglio no pudo superar a Lutero en la
chulte, un Católico Romano, quien escribió aguda e incondicional afirmación que hacía
una obra sobre la vida de Calvino en dos de ella; y no fue Calvino sino Melanchton
volúmenes, sostuvo que doctrina de la pre- quien le dio su lugar formal en su declara-
destinación era el pensamiento central de ción científica primaria de los elementos de
Calvino, mientras A. Schweitzer vio la glo- la fe Protestante” (Op. cit., pp. 357, 358).
Por otro lado, debería afirmarse en
conexión con esto, que la doctrina de la jus-
4. Calvin Memorial Addresses (Savannah,
1909), p. 37. tificación por la fe no es posesión exclusiva

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

de los Luteranos. Desde el mismo principio que no coloca al hombre o su salvación en


formó parte substancial de la fe Reformada, el centro sino que busca en todas las cosas
y, en realidad, ha sido conservada en el Cal- ver la realidad a la luz del ser y de la gloria
vinismo en su pureza original, de manera de Dios.
que la fe no se convierte en sí misma en el
motivo de la justificación.5 Ahora, el consenso de los modernos
estudiosos Calvinistas como Doumergue,
Además es digno de notarse que Cal- Kuyper, Bavinck, Warfield, Fabius y otros,
vino no incluyó un tratamiento sobre la es que el principio primario del sistema de
predestinación en su primera edición de La pensamiento Calvinista es la soberanía
Institución, 1536. No fue sino hasta des- directa y absoluta de Dios sobre todas las
pués, cuando herejes como Costellio, Bol- cosas. Sin embargo, tal soberanía no es uno
sec, y otros negaron esta importante entre los muchos atributos de Dios, sino
doctrina de la Escritura que Calvino que llega a expresarse en todos sus atribu-
comenzó a darle un lugar prominente. Pero tos. Él es soberano en su poder pero tam-
aún así no se halla bajo la rúbrica de los bién en su amor; en su justicia, pero
decretos, sino más bien en el tercer libro también en su gracia. Entonces, la sobera-
que trata con la aplicación de la redención nía no es una propiedad de la naturaleza
al corazón del hombre. Es solo después que divina, sino una prerrogativa del ser divino
Calvino ha tratado la justificación y su que surge de sus perfecciones.6
apéndice, la libertad Cristiana; después que
ha discursado extensamente sobre “La Ora- Por soberanía el Calvinista entiende el
ción, el Principal Ejercicio de la Fe, y el absoluto derecho de Dios en gobernar el
Medio de nuestra Diaria Recepción de las mundo y a hacer lo que le plazca puesto que
Bendiciones Divinas,” que por fin consi- Él es el creador, “Pues de Él y por medio de
dera la engorrosa cuestión de porqué el Él y para Él son todas las cosas.”7 Sin
pacto de vida no es predicado igualmente a embargo, no hay injusticia o arbitrariedad
todos y porqué no encuentra la misma en la soberanía de Dios, pues es definida y
recepción entre aquellos a quienes les es predicada basada en su sabiduría, justicia y
predicado. La respuesta para Calvino se santidad.8 La voluntad soberana de Dios es
encuentra en la consideración de la doc- la causa final de toda la realidad creada, y el
trina de la elección eterna, o la predestina- hombre no puede inquirir más allá o detrás
ción de Dios de algunos para salvación y de de esa voluntad. Tal investigación sería
otros para destrucción. Por lo tanto, debiese impía, pues “¿quién eres tú, para que
ser claro que no importa cuán importante alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro
pueda ser esta doctrina y cuán frecuente y al que lo formó: ¿Por qué me has hecho
extensamente se muestre en las confesiones
Calvinistas, no podría ser elevada al rango
6. Cf. H. H. Meeter, op. cit., pp. 71ss.
de principio formativo, o de punto de par- 7. Juan Calvino, Institución (Libro I, Cap.
tida del pensamiento Calvinista. Entraría 16, pár. 1-9; Libro III, Cap. 21, 22, 23).
en conflicto con el espíritu del Calvinismo, 8. A. Lecerf, “La Soberanía de Dios tal y
como era entendida por Calvino,” en La
Segunda Conferencia de los Calvinistas (‘S
5. B. B. Warfield, op. cit., p. 358. Gravenhage, 1935), p. 31.

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

así?” (Rom. 9:20). El Calvinista cree que la


voluntad soberana de Dios es última sobre Ha habido aquellos que han sostenido
la base de la Escritura, que da su testimonio que el principio de la soberanía de Dios es
unánime a este efecto: “Señor, digno eres el fundamento lógico del cual todo lo demás
de recibir la gloria y la honra y el poder; se deduce.12 Pero esto reduciría el
porque tú creaste todas las cosas, y por tu Calvinismo a un sistema especulativo de
voluntad existen y fueron creadas.” (Apoc. pensamiento, lo cual no es. Pues una cosa
4:11). que distinguió a Calvino y a aquellos que
buscaron seguirle es su fidelidad a la
Dios es soberano en su ser, en el sen- Palabra de Dios. Calvino era el enemigo
tido que solo Él tiene existencia en sí declarado de toda construcción filosófica
mismo, lo cual implica un repudio de todo con respecto a la naturaleza de Dios y sus
panteísmo evolucionista y monista. Dios es relaciones para con los hombres. No se le
soberano en su conocimiento, de manera ocurrió a Calvino sacrificar algún elemento
que decimos, junto con Agustín, que las de la verdad en aras de otro.
cosas son como son porque Dios las cono-
ció y las determinó en su consejo. Dios Esta puede ser la razón por la cual
soberanamente también determina lo que algunos estudiosos modernos, como testi-
es bueno, y lo bueno depende de la volun- fica P. Barth, niegan que alguna doctrina
tad soberana de Dios. Dios no se encuentra sea básica en la teología de Calvino, pues
bajo ninguna ley, sino que es el dador de la Calvino no vacila en dejar paradojas sin
ley y el sustentador de la verdad y la justi- resolver, como por ejemplo, la doctrina de
cia.9 Para ponerlo aún de otra manera, la predestinación divina y la responsabili-
podemos decir que la soberanía de Dios se dad humana, o la de una creación buena y
halla enraizada en su auto-suficiencia, pues el origen del mal. John T. McNeill, quien ha
“él es antes que todas las cosas...,” “en él escrito una muy excelente obra sobre la his-
todas las cosas fueron creadas...,” “y todas toria del Calvinismo, pero que tiende a
las cosas en Él subsisten” (Col. 1:16, 17).10 interpretar el carácter del Calvinismo con-
forme a sus nociones modernistas, habla
La religión basada en la soberanía de del “carácter dialéctico” del pensamiento de
Dios es la religión cuyo propósito e interés Calvino. Claro, él está repitiendo la inter-
se centra en Dios.11 Tal religión es directa, pretación de P. Barth, Niesel, etc., toda una
coloca al hombre en una relación inmediata escuela de intérpretes modernos de Calvino
con Dios. Es todo abarcadora, que se (Op. cit., p. 202). Sin embargo, debemos
extiende a todas las facetas de la vida tener cuidado con el término “dialéctico.”
humana, no meramente a la adoración Para Calvino no había paradoja última; la
externa y a la piedad personal.
12. E. G. A. Schweitzer en Alemania y
9. Le Cerf, ibid., p. 32. Scholten en Holanda. Meeter también
10. C. Breed, “La Soberanía Divina y la cita a Bavinck a este efecto, que del prin-
Vida Religiosa” en la Segunda Conferen- cipio raíz de la soberanía “puede deri-
cia Internacional de Calvinistas, p. 143. varse y explicarse todo lo que es
11. Cf. A. Kuyper, “El Calvinismo y la Reli- específicamente Reformado” op. cit., p.
gión” en Calvinismo, pp. 41-77. 82.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

verdad era una en Dios, en quien están voluntad.13 La salvación es del Señor, y por
resueltas todas las aparentes contradiccio- lo tanto, ¡gloria a su nombre!
nes lógicas. Calvino reconocía que la mente
finita no es capaz de comprender los cami- Debido a su profunda convicción de la
nos de Dios, puesto que están más allá de soberanía de Dios, la Palabra de Dios era
todo escrutinio, y sus juicios son insonda- tomada muy seriamente por los Calvinistas.
bles. Esto dista mucho de la paradoja Bar- Se convirtió en la norma incondicional
thiana, la cual es constitutiva de la realidad para la fe y la vida del creyente. La divina
como tal. Además, la objeción de McNeill interdicción de no añadir o quitar ha sido
de que el principio de soberanía crea anti- escrupulosamente observada por el Calvi-
nomias insolubles con respecto al pecado y nismo. De esta forma se desarrolló una
al mal, la predestinación y la condenación, ética Calvinista, con sus altos requerimien-
no se sustenta. Por el contrario, para Cal- tos morales que se corresponden al elevado
vino la soberanía de Dios era la única res- teísmo del Calvinismo. Debido a que se sos-
puesta a estas paradojas. Por otra parte, el tenía que Dios era el soberano absoluto
que el principio de soberanía mismo no para la vida del hombre, se convirtió en un
obvie todos los problemas no es razón para asunto de determinar la voluntad de Dios a
rechazarlo como constitutivo en la teología partir de su Palabra. John Knox testificó
de Calvino. Sin embargo, la irresistible y que nunca había visto algún otro lugar
repetida impresión que la Palabra hizo donde la voluntad de Dios fuese obedecida
sobre el alma sensible de Calvino fue aque- tan fielmente como en Ginebra.14
lla de que Dios era el alfa y la omega, de
quién y por quién y para quién existían James Froude, historiador Inglés y en
todas las cosas. Así pues, este principio de algún momento Rector de Saint Andrews,
soberanía no es tanto el fundamento lógico llega hasta a decir que “el Calvinismo, tal y
de un sistema de pensamiento, sino una como existió en Ginebra, y como procuró
convicción religiosa de primera magnitud ser donde quiera que echó raíces por un
espiritual, el factor fundamental en la con- siglo y medio después de él, no era un sis-
ciencia religiosa del cual habló Warfield tema de opinión, sino el intento por hacer
(Op. cit., p. 354). de la voluntad de Dios, tal y como era reve-
lada en la Biblia, la guía autoritativa para la
La soberanía de Dios es la atmósfera dirección social lo mismo que en lo perso-
en la que el Calvinista vive, el entorno en el nal” (Op. cit., p. 43). Y al hablar de la con-
cual actúa como un ser cultural. Esto signi- ciencia de Dios de los Calvinistas, lo que les
fica que la religión no es una cosa separada hizo sufrir el reproche, y que añadió a sus
de la vida, sino la parte central e impor-
tante de la vida del hombre bajo el sol. La 13. B. B. Warfield, El Plan de Salvación
religión es para Dios, por quien existen (Grand Rapids, 1935), quien protesta
fuertemente contra toda forma de auto-
todas las cosas. Mientras que todas las for- soterismo, sacerdotalismo y universa-
mas de Cristianismo Arminiano convierten lismo, porque privan a Dios de su sobera-
al hombre en el árbitro final de su propia nía y porque son algo menos que un
salvación, en el Calvinismo Dios salva sobe- sobrenaturalismo consistente.
14. Citado por J. A. Froude, El Calvinismo
ranamente, inmediatamente a quien sea su (New York, 1871), p. 43.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

filas en la Europa Occidental casi a todo degradaría al Calvinismo a un tipo de teolo-


hombre que aborrecía la mentira, añade, gía relacional, lo cual condena tanto en
“Cualquier rastro de conciencia de temor Schleiermacher y en aquellos que en repu-
de hacer el mal que exista en este momento dio a Schleiermacher hablan de la distancia
en Inglaterra y Escocia, es el remanente de infinita entre Dios y el hombre. Para Hepp
las convicciones que fueron impresas de la implicación de una teología estricta-
manera indeleble por los Calvinistas en los mente centrada en Dios es que no pregun-
corazones de la gente” (Ibid., p. 44). Claro, tamos quién es Dios en relación con el
uno no necesita aprobar el idealismo pan- mundo, sino “quién es Él en sí mismo.”15
teísta de Froude al citarle, pero la evidencia Hepp es de la opinión que la existencia
de pureza moral y energía espiritual a la ontológica (quien es Dios en sí mismo)
cual alude es inconfundiblemente un debería ocupar el lugar más importante en
subproducto del sentido de la soberanía cualquier teología. Según Hepp, puesto que
divina del Calvinismo, por el cual es derro- la soberanía presupone la elevación por
cada la maldad espiritual en los lugares encima de algo o de alguien, esta doctrina
altos y los reyes son arrojados de sus tro- no yace en el centro del Calvinismo (Op.
nos. cit., p. 20). Sin embargo, reconocer sobre la
base de los textos citados por el Dr. Hepp
Esto nos trae naturalmente a la cues- que Dios existe antes del mundo y que es
tión de la soberanía de Dios y el impacto del trascendente en su ser no requiere hacer de
Calvinismo sobre la política. Aquí también este el principio primario de la teología de
probó ser un potente principio. Por un uno. Todos los Calvinistas se opondrían
lado, la conciencia de que Dios es soberano aquí al énfasis Barthiano de que Dios es lo
es la muerte de todo absolutismo, sea de que él es en Jesucristo en relación con el
reyes o estados; pero, por otro lado, los mundo. Tal concepto activista de la revela-
hombres son súbditos dispuestos a la auto- ción es inaceptable para el heredero espiri-
ridad legítima porque están obligados a obe- tual de Calvino.16 Sin embargo, no resulta
decer por causa de la conciencia, puesto que debiésemos darle a la existencia de
que toda autoridad es dada por Dios (cf. Dios en sí mismo un lugar más importante
Rom. 13:1-6; I Ped. 2:13, 14; Tito 3:1; etc.). como el principio determinante en el
Calvinismo que las obras de Dios en el
No hay necesidad de rastrear las impli- tiempo y su relación para con el hombre
caciones totales del principio de la sobera- caído en y por medio de Jesucristo. Tal
nía de Dios en este momento, puesto que especulación ontológica pura fue
esto se hará con más detalle en la parte tres. condenada como poco provechosa y
Sin embargo, se debe mencionar en este nuestro “conocimiento de Dios debiese más
punto que algunos hombres, también de bien tender, primero, a enseñarnos temor y
persuasión Reformada, de quienes el Dr. V. reverencia; y, en segundo lugar, a
Hepp puede ser tomado como represen-
tante, se ofenden ante la idea de que la 15. V. Hepp, “La Soberanía de Dios,” en la
soberanía de Dios exprese en alguna Segunda Conferencia Internacional de Cal-
manera la esencia o que sea el principio vinistas., p. 20.
16. C. Van Til, El Nuevo Modernismo (Fila-
básico del Calvinismo. A su parecer esto delfia, 1947), Prefacio, VIII, IX.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

instruirnos para implorar todo bien de su tiene su uso apropiado. Bela Vasady ha
mano, y a rendirle la alabanza por todo lo hablado de la Creencia Totalitaria del Calvi-
que recibimos. Pues, ¿cómo podemos nismo y dirige nuestra atención “a través
abrigar un pensamiento de Dios sin del espejo de la teología de Calvino, al
reflexionar inmediatamente en que, siendo hecho de que el elemento totalitario es un
criaturas formadas por Él, deberíamos, por rasgo distintivo de una fe Cristiana
derecho de creación, estar sujetos a su genuina. Lo que queremos decir es que... en
autoridad? ¿Que estamos en deuda con Él todo lo que hacemos, debemos hacer plena-
por nuestra vida, y que todas nuestras mente evidente, en todas las direcciones, la
acciones deberían ser hechas con referencia total dependencia del todo del hombre y de
a Él?” (Institución, Libro I, Cap. 2, par. 2). todo el mundo en el todo Dios, y que en
Este párrafo no solamente refuta esta total dependencia toda la existencia del
completamente el esquema ontológico hombre es resuelta en el ser ‘de Dios, por
especulativo de Hepp, c.s., sino que al medio de Dios y para Dios.’”17
mismo tiempo es la mejor ilustración
posible del argumento de que la doctrina de En esta fe en la que el todo del hombre
la soberanía de Dios era una especie de con todo el cosmos deben ser traídos bajo el
aura, o atmósfera, que envolvía todo el dominio de Dios, los Calvinistas han produ-
pensamiento de Calvino. No fue nunca cido recientemente una filosofía que reco-
interpretada por él o por sus seguidores noce a la revelación de Dios como la
meramente como un principio abstracto o autoridad última y suprema en lugar de la
dogma, sino que era la fe viviente de mente autónoma del hombre.18 Una filoso-
corazones encendidos con el sentido de la fía bíblicamente orientada no solamente
ineludible presencia de Dios y una produce su propia metafísica, sino que debe
profunda conciencia de sus santas producir también su propia metodología.19
demandas sobre ellos. Este es simplemente un reconocimiento del
hecho de que el pensamiento del hombre
La confesión de la directa y absoluta forma una unidad, es decir, que es todo de
soberanía de Dios le da al Calvinismo tanto una sola pieza. La lógica de Aristóteles
profundidad como amplitud, profundidad pertenece a su metafísica; las dos no
en que todas las cosas son de, por medio de
y para Dios, amplitud en que este Dios 17. Bela Vasady, Los Rasgos Principales de la
omnipotente y trascendente tiene deman- Teología de Calvino (Grand Rapids,
das universales, que Él es el legislador para 1951), pp. 23, 24.
18. Cf. H. Dooyeweerd, Una Nueva Crítica
toda la realidad creada, y que su dominio es del Pensamiento Teórico (Filadelfia,
totalitario. 1953), 4 vols; también, D. H. Th. Vollen-
hoven, Het Calvinisme en de Reformatie
Debe observarse que, aunque este tér- van de Wijsbegeerte (Ámsterdam, 1933).
19. Cf. D. H. Th. Vollenhoven, De Nood-
mino totalitario ha caído en descrédito zakelykheid Ener Christelijke Logica
debido a la usurpación del poder por parte (Amsterdam, 1932); también C. Van Til,
de meros hombres, quien reclaman para sí “Arminianisme in de Logica,” en De
mismos el poder de regir la totalidad del Reformatie Van Het Calvinistisch
Denken, (‘S Gravenhage, 1939), pp. 82-
mundo del hombre, básicamente el término 120.

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

pueden ser divorciadas. Así también los Ellos han subido a bordo de la nave de su
Positivistas Lógicos tienen una lógica que vida a un nuevo Piloto, a Jesucristo como
involucra una metafísica de su propia Señor, quien está conduciendo su curso por
invención. Que nadie interponga aquí la la Estrella del Norte de la Palabra de Dios,
idea de que los filósofos Calvinistas niegan para la alabanza de la gloria de su gracia.
que la estructura de la mente y las leyes del Esto hace toda la diferencia en el mundo
pensamiento son comunes para todos. Pues para la situación cultural. En la tercera
la ley de la contradicción es algo parte de este libro se hará un intento por
completamente diferente en sus explicar explícitamente las implicaciones
implicaciones últimas para un Cristiano del principio de soberanía.
que para un filósofo pagano. Las leyes,
según la auto-revelación de Dios, son
entidades creadas, que sirven al Creador y
traen orden a la realidad creada. Estas leyes
nunca son impersonales, pues detrás de la
ley está el legislador.

Esta filosofía Calvinista contemporá-


nea es el fruto de un clamor de Calvino por
una Filosofía Cristiana y los esfuerzos de
Kuyper y Bavinck en el siglo diecinueve
por establecerla.20 Estos hombres señala-
ron las implicaciones de la presuposición de
la fe y la resultante antítesis radical en el
campo de la ciencia, el arte, la política, y de
hecho, en todas las esferas de la existencia
del hombre. En resumen, una metafísica
bíblica implica una teoría bíblica del cono-
cimiento y una ética bíblica.21 Pero uno no
se puede detener allí, como lo señaló Kuy-
per en sus Conferencias Stone.22 La
demanda que Dios coloca sobre su pueblo le
hace peculiar a la vista del mundo, pues la
soberanía de Dios es el gobierno de su
voluntad en sus corazones, de manera que
son motivados por un poder invisible y
radicalmente reorientado en su ser total.

20. A. Kuyper, Principio de Sagrada Teolo-


gía (Grand Rapids, 1954); Calvinismo
(Grand Rapids, 1943), pp. 131ss.
21. Cf. C. Van Til, La Defensa de la Fe (Fila-
delfia, 1955), pp. 1-81.
22. Calvinismo.

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO V

LA CONCEPCIÓN CALVINISTA DEL PECADO


Y SUS EFECTOS EN LA CULTURA

Para una evaluación apropiada de la torció su relación con Dios y, de hecho, se


cultura moderna, es de suprema importan- convirtió en una relación de enemistad, y
cia la cuestión del pecado y sus efectos en consecuencia, el hombre se convirtió en
sobre el hombre y su mundo. Sería total- un extraño para sí mismo, para sus
mente irreal decir que todo eso está bien semejantes y en un vagabundo en la tierra,
como lo hacen los Normalistas de quienes puesto que fue exiliado de su verdadero
A. Kuyper hace mención. Pues como están hogar, el paraíso de Dios.
comprometidos con un naturalismo evolu-
cionista, se rehúsan a considerar cualquier Con esto como una declaración preli-
otro dato que no sea natural.1 Por otro lado, minar, consideremos ahora con más detalle,
debido a su caída en el pecado, el hombre tanto negativa como positivamente, cuáles
no se transformó en algo menos que han sido los resultados del pecado.
hombre; no, él no perdió su humanidad. El
hombre no se convirtió en un animal o en Debe ser inequívocamente claro que el
un demonio cuando transgredió el pacto de pecado no invalidó el mandato cultural ni
su Dios. Ciertamente, sí se volvió excusa al hombre de cumplir su tarea cultu-
éticamente alienado y moralmente ral. El hecho que el hombre ha quebrantado
depravado, pero retuvo su naturaleza (transgredido) la ley de Dios no implica que
religiosa y su sensus deitatis (conciencia de la ley de Dios ha sido abolida, que ha per-
Dios). Esencialmente, en la estructura de dido su fuerza para la vida del hombre
su condición de criatura, el hombre como criatura de Dios. Esa ley es inaltera-
permaneció igual, pero funcionalmente se ble, puesto que es una expresión del ser de
alejó de su rectitud original. Se cambió la Dios, quien es inmutable. El hombre no ha
dirección de su vida; se descarriló de su hecho naufragar los planes de Dios, pues,
verdadera meta en la vida; ya no continuó dice Isaías, su consejo permanecerá y hará
buscando a Dios como su máximo gozo. Se lo que le plazca (46:10; cf. Prov. 19:21 y Sal.
33:11); todas las cosas ocurren según el
1. A. Kuyper, Calvinismo (Grand Rapids, consejo de su voluntad (Efe. 1:11). El hom-
1943), p. 132.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

bre realmente se convirtió en un quebran- desarrolla varios especimenes de animales


tador del pacto, pero no obstante Dios le domesticados para su servicio; alimenta a
tiene por responsable, igual como tenemos sus descendientes, vuela a través del espa-
al hombre como responsable de sus obliga- cio y mide las estrellas, y sondea las profun-
ciones para con la ley. La idea Pelagiana de didades de los mares, y asombra a sus
que la responsabilidad es meramente coin- semejantes con los descubrimientos de la
cidente con la habilidad no halla respaldo ciencia moderna, con la promesa de que el
en la Escritura. En lugar de ello, se le dice a mañana será como hoy, solo que mucho
Adán que continúe de allí en adelante en su más abundante. Todas estas son produccio-
labor con el sudor de su frente, y a su nes culturales: ellas constituyen el
esposa se le dice que dé a luz hijos (multi- ambiente secundario del hombre, hacen
plicaos y fructificad) con pena y dolor. Aun- fructificar la naturaleza, establecen el domi-
que el hombre rehúse funcionar como nio del hombre sobre el universo. Como
titular y vice-regente de Dios, Dios no tales no han de ser desaprobadas ni ha de
suprime, por esa causa, ni el pacto ni las negárseles su posición cultural. No hay
demandas de su mandato cultural. Tam- antítesis entre la naturaleza y la gracia, y
poco el pecado destruye completamente la no hay razón para negarle a estas obras del
imagen de Dios en el hombre, pues el hom- hombre un status cultural. En este sentido
bre todavía funciona en este mundo como parecería que la única y apropiada forma de
una criatura racional, moral y cultural. En proceder es seguir la terminología y la
verdad, la naturaleza del hombre es ahora usanza bíblicas, que no niega el conoci-
una deformación (malformación),2 pues ya miento al hombre natural, sino que distin-
no tiene conocimiento de la verdad, ya no gue el conocimiento correcto y la santidad
ama aquello que es santo, y ha perdido la de la verdad por medio de la regeneración
verdadera meta de sus esfuerzos culturales. del conocimiento carnal y de la sabiduría
del mundo.3 Pablo no vacila en hablar de la
Pero el hombre no ha perdido su sabiduría de este mundo, aún cuando la
impulso cultural, su instinto de gobernar, designa como necedad a la vista de Dios. De
su amor por el poder, su habilidad para for- la misma manera, es válido denominar a los
mar y moldear la materia según su volun- esfuerzos que la humanidad hace en la
tad. Continúa multiplicándose, llenando la naturaleza, por los cuales esta última da sus
tierra con su especie; ama el trabajar y el frutos para el sostenimiento y disfrute del
ejercer dominio sobre las obras de Dios. hombre, como cultura. No resulta, que,
Usa la luz de la razón para descubrir las como el verdadero fin del hombre, conocer
leyes del universo con el propósito de cap- a Dios y disfrutar de Él para siempre, no se
turar el poder de los rayos del sol y la luz alcanza por el esfuerzo cultural del hombre,
para su uso, y trabaja persistentemente la por lo tanto no podamos y no debamos
tierra con la maquinaria que su ingeniosi- hablar de los esfuerzos terrenales del hom-
dad técnica ha forjado. Edifica casas, com- bre como culturales. Es mejor decir que
pone música, labra y cosecha la tierra, y ahora el hombre está produciendo una cul-

2. L. Van Der Zanden, De Mens Als Beeld 3. C. Van Til, La Defensa de la Fe (Filadel-
Gods (Kampen, n.d.), pp. 81-103. fia, 1955), pp. 92, 93.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

tura impía, que ha apostatado en su bién el tiempo como la atmósfera envol-


empeño cultural. Decir que ahora la cultura vente en la que se hace la historia,
es imposible en un mundo enfermo por el permanece para el hombre como criatura.
pecado es tratar deshonestamente a Dios, Cierto es que la naturaleza tiene ahora
quien como Gobernante de cielos y tierra y enrojecidas sus dientes y sus garras y se ha
como el Determinante del destino del hom- convertido en una enemiga del hombre, de
bre está haciendo que sus propósitos sean manera que el huracán le destruye y la ser-
cumplidos incluso por medio de la rebelión piente le envenena. Dios ha maldecido la
del hombre, de manera que la ira del hom- tierra por causa del hombre de manera que
bre está alabando a Dios (Sal. 76:10). Claro, produce espinas y cardos y le es necesario
es cierto que el hombre en su empeño cultu- trabajar con el sudor de la frente para pro-
ral no alcanzará la meta del hombre per- ducir una existencia hasta que vuelva al
fecto en un mundo perfecto mientras exista polvo de donde fue tomado. Sin embargo, la
en el estado del pecado. Esto sería uto- tierra todavía produce sus frutos y produce
pismo, de lo cual el hombre ha sido culpable lo que el hombre necesita para sostenerle
en repetidas ocasiones. La historia nos como una criatura del tiempo y del espacio.
brinda un largo registro de esto, como pode- La estratagema de Satanás no destruyó el
mos ver por la República de Platón, la Uto- plan de Dios; no cambió la estructura
pía de More, la Nueva Atlantis de Bacon, el básica de la realidad. La tierra permanece
retorno de Rousseau a la naturaleza, el como el material bruto para el empeño cul-
Cristianismo social de Saint Simon, la tural del hombre; el hombre también conti-
sociedad de clases de Marx, y, para no men- núa siendo el portador de la imagen de Dios
cionar más, el Nuevo Mundo Valiente de y la estructura de su ser, racional, moral, y
Huxley y 1984 de Orwell.4 El hombre no como criatura cultural, no fue destruida por
puede reconstruir el mundo perfecto del el pecado. Y la ley para el ser del hombre, a
Paraíso, en el que no se conocía el pecado. decir, el ser fructífero, de sojuzgar y culti-
Y el reino de Dios no se establece por el var la tierra con el propósito de tener domi-
esfuerzo cultural del hombre, simplemente nio sobre la tierra, esa ley no fue revocada
por sojuzgar la tierra y liberar a la ni abrogada. Pero la creación completa fue
humanidad de la pobreza, puesto que la sujeta a vanidad y ahora está esperando el
cultura no es lo opuesto de la depravación ser liberada de la esclavitud de la corrup-
(cf. Cap. III). ción (cf. Rom. 8:18ss).

No solo el pecado no abolió la respon- Sin embargo, el hombre como pecador


sabilidad ni destruyó el impulso de la activi- fue éticamente alienado de su creador,
dad cultural, sino que también permanece quien es su Señor. Es aún cierto que en Él
el entorno cultural. La buena tierra a la vivimos y nos movemos y somos (Hch.
cual el hombre se adapta por diseño crea- 17:28) y aunque “en el Seol hiciere mi
tivo, es aún la habitación y el taller del estrado” Dios estará allí para sustentar mi
hombre. No solo la tierra física, sino tam- ser (relación metafísica) (Sal. 139:8); pero,
no obstante, es cierto que la relación ética
4. H. Van Riesen, La Sociedad del Futuro, básica del hombre con Dios fue fundamen-
Tr. D. H. Freeman, (Filadelfia, 1957),
pp. 38-64. talmente alterada. Por la desobediencia el

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

hombre se convirtió en el objeto de la ira de belleza verdadera. El diablo distorsiona


Dios, de manera que murió la muerte de la nuestra visión e incita a los pecadores a
separación espiritual de la fuente de su ser deformarla de tal manera que ya no
(Gén. 17; Rom. 5:12ss.; I Cor. 15:22). Como podamos ver la belleza como una realidad
resultado, la luz de la existencia del hombre sensible” (Ibid., p. 164). Así pues, la
se extinguió y ahora vaga en la oscuridad; cultura, en el estado de pecado, puede
su existencia perdió su principio unificador compararse a la rama de un árbol
y se tornó quebrantada y desintegrada, y la floreciente que ha sido arrancada de su
cultura perdió su verdadero fin, el amor y el tronco. Hay aún mucha belleza y exquisitez
servicio al Dios de los cielos. Así pues la en el mundo, pero no tiene vitalidad
religión y la cultura fueron divorciadas, o perdurable; está separada de la fuente de su
más bien, la cultura se convirtió en el fin en vida y se marchitará y decaerá como lo
lugar de ser medio, y el hombre buscó hicieron todas las culturas de la civilización
encontrar su principal delicia en sus pro- antigua. El Espíritu del Señor sopló sobre
pias creaciones, las obras de sus manos. ella, toda carne es hierba y la impiedad de
Pero el hombre era un rebelde y su orgu- ella como la flor del campo (Is. 40:6-8).
lloso corazón se endureció. Se convirtió en
un enemigo de Dios, y su santidad se trans- Como resultado de esta perversión del
formó en impureza, infectando así todas verdadero fin del hombre, encontramos en
sus obras con el pecado. En su separación el campo de las artes clichés impíos como
de Dios, en cuya única luz el hombre puede “arte por amor al arte.” El amor por la
ver la verdad, el hombre perdió su espíritu belleza se transforma en lo central y más
universal – ya no fue capaz de ver la vida importante de todo para los esfuerzos del
con significado y de forma total, sino que su artista, si es que en realidad no se degenera
cultura se fragmentó. Por su especializa- en aquella glorificación del cuerpo en el
ción el hombre ve solo parte de la realidad, cual un ideal pervertido del sexo, el cual
pero no ve su relación con el todo, ni tam- provee para la gratificación de la carne por
poco asciende desde su condición de cria- motivo de ganancia, se transforma en la
tura hasta el creador. En su apostasía el característica dominante.6 El hecho triste
hombre se ha enamorado del cosmos o de es que los hombres ya no ven la función
algún aspecto de la realidad, y adora a la apropiada del arte como “una elevación
criatura en lugar de al creador. El pecador imaginaria de la vida en dirección de lo per-
ya no ve a Dios en su divina auto-revela-
ción, pero toma la apariencia de la realidad 5. Leon G. Wencelius, “El Mundo de Dios
y la Cultura,” en La Palabra de Dios y la
haciendo de este mundo lo central y más Fe Reformada (Grand Rapids, 1943), pp.
importante de todo. “Lo que una vez fue el 163, 164).
espejo de la belleza divina ha sido hecho 6. A. Kuyper, Pro Rege (Kampen, 1912),
añicos por el pecado y convertido en Vol. III, pp. 526ss., donde Kuyper pro-
fesa su gran aprecio por el arte, pero
muchos fragmentos, y el hombre, tomando advierte contra tres grandes peligros: la
uno de ellos, podía ahora ver solamente su idolatría del arte, el orgullo pecaminoso
propio reflejo en el cristal.”5 Wencelius en el artista y la adoración de sus talen-
continúa diciendo que, “El pecador ya no es tos; y, el abuso del arte por la ganancia
económica al complacer los más bajos
capaz de distinguir entre la belleza falsa y la instintos de las masas.

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

fecto,”7 sino que se considera al arte como pal, como en el caso de mucho de la inven-
aquella cosa en la vida que le da a los ción y producción modernas. En el último
hombres gozo verdadero y provee un medio caso la cultura en sí misma se transforma
de separación de la miseria. Sin embargo, en el fin del empeño del hombre. El Profe-
esto es una ilusión. No puede cambiar la sor Schilder dice que el hombre se ha ena-
realidad del pecado y la miseria, el dolor del morado de las herramientas y ha perdido el
trabajo y la pena; no es sino imaginario. Y ideal de hacer el trabajo que está a la mano
el peligro consiste en confundir la – a decir, finalizar la tarea de ser colabora-
perfección imaginaria con la perfección dores de Dios para la gloria de Dios.8
real, de confundir las creaciones irreales del
arte con el mundo real en el cual vivimos. Además, la verdadera cultura es cons-
Solo Dios crea la realidad, solo Él tiene el tructiva, pero el pecado es destructivo. El
poder de hacer algo nuevo de la nada; pero pecado crea caos mientras que la verdadera
somos imitadores de Dios, podemos crear cultura busca la armonía. Piense, por ejem-
una especie de cosmos en la arquitectura; plo, en los estragos que fueron producidos
podemos embellecer con formas de la en el mundo antiguo por el orgulloso Nabu-
naturaleza nuestra escultura y crear la codonosor, quien también era, consciente-
ilusión de vida real por medio de líneas y mente, un edificador de cultura, y por su
tintes en nuestras pinturas, y sondear el réplica moderna, Hitler, quien destruyó la
misterio del sonido y el sentimiento en la vida y los valores humanos a gran escala
música y la poesía. Pero cuando con el propósito de alcanzar un falso ideal
sustituimos este mundo imaginario con la de supremacía Aria. Millones fueron liqui-
perfección real que solo Dios revela y dados, otros millones sirvieron como escla-
requiere de nosotros en nuestra relación vos, y los pocos favorecidos que ejercieron
con él, entonces caemos en el esteticismo. el poder usaron aquel privilegio para la
Esta es la sustitución del arte por la religión auto-glorificación y la auto-gratificación.
(Op. cit., pp. 75, 76). Pero el juicio de Dios ha sido revelado
desde el cielo contra el todo de tal cultura
En el campo de la ciencia los estragos apóstata, de manera que Babilonia se con-
del pecado son también aparentes, pues el virtió en una habitación para los chacales y
hombre desarrolla su poder sobre la natura- el hombre moderno vive en temor y tem-
leza y hace al mundo sujeto de cultivo, no blor no vaya a ser que su poder actual para
por causa de Dios y de su servicio, sino desatar la energía reprimida del átomo se
para su propia gratificación, para satisfacer vuelva contra sí mismo como un Frankens-
su codicia. En todos sus empeños o el hom- tein. Podría esto ser un cumplimiento de las
bre se busca a sí mismo, como lo hicieron palabras de nuestro Señor, al decir, que en
los titanes pre-diluvianos, los constructores los últimos días los corazones de los hom-
de la Torre de Babel, y Nabucodonosor, o bres desfallecerían por el temor. Mientras
por otro lado, el producto cultural en sí tanto, toda la plática valentona de nuestros
mismo se puede convertir en el fin princi- líderes seculares (e.g. Roosevelt y Chur-

7. E. Brunner, Cristianismo y Civilización, 8. K. Schilder, Christuus en Kultuur (Fra-


Vol. II (New York, 1949), p. 75. neker, 1953), p. 83.

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

chill) sobre hacer del mundo un sitio libre plo principal del fracaso cultural del hom-
del temor no es sino un silbido en la oscuri- bre debido a los malos entendidos, pero la
dad, o peor aún, una desafiante rebelión labor constructiva a la cual el hombre fue
contra el Hijo (cf. Sal. 2). llamado por su creador en el mandato cul-
tural ha sido estorbado por guerras y rumo-
El hombre en el estado de pecado no es res de guerras a lo largo de toda la historia
solamente impío, en el sentido antes men- humana. Más de la mitad del presupuesto
cionado del término de ignorar a Dios y glo- de las naciones modernas está siendo gas-
rificarse a sí mismo; sino que se halla tado en guerras, pasadas, presentes y futu-
también lleno de odio e impurezas, se ras, inmovilizando así a la mitad del poder
encuentra éticamente corrupto. No sola- humano de las naciones que debería estar
mente ha perdido el verdadero conoci- esforzándose en alcanzar logros constructi-
miento de Dios, sino que ya no conoce la vos. Añada a esto el costo del crimen en
verdad acerca de la realidad creada excepto países como los Estados Unidos, el costo de
en un sentido muy atenuado y aproximado, la industria del licor y la degradación social
como señala Calvino. Él no solamente es un y la depravación cultural del alcoholismo,
falso profeta proclamando las mentiras del la adicción a narcóticos, las enfermedades
diablo, sino que también es un sacerdote venéreas, el dinero gastado en apuestas,
falsificado, quien adora a la criatura y ama pornografía, y otras formas de degradación
la mentira. Wencelius (Op. cit., p. 165) nos y nihilismo cultural. Además, la cultura
recuerda que el hombre también perdió la Americana es materialista, mammonista.
verdadera justicia, su sentido de armonía, Es una cultura de desarrollar, producir y
de la proporción y de la belleza. El hombre usar las cosas técnicas. Es una civilización
ha sido cegado a la belleza, y su sentido de de apretar botones en la que los poetas y
llamado como rey sobre el universo de Dios profetas lamentan la falta de discerni-
ha sido entorpecido. El pecado ha separado miento y aprecio espiritual. De hecho, la
al hombre de su Dios, quien es la fuente de literatura y el drama abundan con obras en
la belleza creada y quien determina la ver- las que representan la falta de significado
dad por medio de su ley y de su interpreta- de la vida, como Tillich nos lo recuerda vez
ción, y, por lo tanto, el hombre en pecado tras vez.9 Vanidad de vanidades, dijo el
no puede alcanzar la armonía del paraíso Predicador, todo es vanidad y un perseguir
perfecto en sus creaciones de arte; sola- al viento (Ecl. 1:2). El hombre como
mente puede reflejar aquello que es criatura cultural en el estado de pecado es
mediado por su conciencia corrompida por como un caballo en una banda rotatoria;
el pecado. nunca llega al fin del camino, nunca
termina. Los hombres de visión entienden
Pero, más que eso, el hombre no solo que el progreso es también un ideal vano, y
se halla fuera de contacto con Dios y con su un perseguir al viento. El hombre ya no
mundo, él también es un extraño para la aguanta más. Necesita un rejuvenecimiento
humanidad; es decir, hay un abismo de espiritual. Vive condenado a muerte, pero
malos entendidos y odios que separaron al
hombre de su prójimo. Culturalmente esto
9. Paul Tillich, El Valor de Ser (New
tiene un efecto perjudicial. Babel es el ejem- Haven, 1955), p. 143.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

incluso un indulto no puede darle


esperanza, porque está sin Cristo, y por
tanto, sin esperanza en el mundo. Su
principal deleite se encuentra en los deseos
de los ojos, los deseos de la carne y la
vanagloria de la vida (I Juan 2:16), pero
estas pasarán con las modas de este mundo.
El hombre moderno se destruye a sí mismo,
no solamente con guerras, crímenes y
alcohol, sino que destruye la familia,
aquella unidad perfecta de la bondad
creativa de Dios, y trastorna así a la
sociedad toda, desarraigando estados y
naciones con el solvente del pecado. El
hombre perfecto es aún un frívolo sueño y
la sociedad perfecta es una ilusión utópica
del hombre en su alienación de la fuente del
gozo y la paz verdaderos. Y la parte triste de
esto es que el moderno religioso liberal
niega la realidad del pecado y su potencia
destructiva mientras parlotea piadosamente
sobre el establecimiento del reino de Dios
por medio de los esfuerzos culturales del
hombre. Esto es peor que la ceguera
espiritual: ¡es blasfemia!

Como resultado del pecado en este


mundo hay ahora una división en la raza,
lo que conduce a una antítesis cultural,
basada en la bifurcación espiritual estable-
cida por el Dios de los cielos. Este hecho
será discutido con más detalle en la parte
tres.

7
Parte 2

Orientación Histórica
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO VI

AGUSTÍN: EL FILÓSOFO DE LA ANTÍTESIS


ESPIRITUAL Y DE LA TRANSFORMACIÓN
CULTURAL

Aurelio Agustín (354 – 430 D.C.), Agustín Cristo es ciertamente el transfor-


Obispo de Hipona, quien por medio de la mador de la cultura, lo mismo que de la
conversión fue cambiado de un maestro vida total, pero su transformación no des-
Romano de la retórica a un presbítero y vía el juicio de Dios contra las culturas
predicador Cristiano, es en sí mismo el corruptas y apóstatas de este mundo pre-
ejemplo clásico de transformación cultural sente. Agustín no niega la antítesis espiri-
a través del poder del Evangelio de Cristo.1 tual que Dios mismo creó al poner
Dios dotó a este santo y le colocó de tal enemistad entre la simiente de la serpiente
forma en el curso de la historia que debido y la simiente de la mujer. La historia no da
a él podemos hablar con buena razón de lugar a un milenio sin pasar a través del
una regeneración de la sociedad, una trans- fuego del juicio en el que las ovejas serán
formación de la cultura centrada en el separadas de las cabras. Agustín no conoce
César de la Roma imperial a la cultura cen- de ninguna salvación universal, pero esa no
trada en la iglesia de la Edad Media.2 Para es razón para negarle consistencia como un
partidario de Cristo como el transformador
1. Debido a la naturaleza de este estudio no de la cultura.3 Pues Agustín era un filósofo
se hace aquí un intento por resumir la escritural, alguien cuya razón estaba sujeta
vida de Agustín o de presentar una a la autoridad de la revelación. Cristo
visión de conjunto de todas sus obras en
detalle. Tales sumarios están disponibles transforma a los hombres y su cultura, pero
en cualquier biblioteca de alguna buena en la historia la cultura Cristiana (civitas
universidad. Para un tratamiento dei) existe siempre dentro del marco de este
reciente tanto de la vida como de las presente mundo malo, que yace en
obras de Agustín refiero al lector a Un
Manual para el Estudio de San Agustín, tinieblas.
ed. Roy W. Battenhouse, (N. Y.: Oxford
University Press, 1955); y, Augustine: En pocas palabras, Agustín no es un
Leven Werken por el Dr. A. Sizoo, (J. H. optimista cultural, quien cree que la cultura
Kok N. V.: Kampen, 1957).
2. W. Richard Niebuhr, “Cristo el Trans- como tal redime al hombre y a la sociedad.
formador de la Cultura,” Cristo y Cultura
(New York, 1951), p. 208. 3. Idem. pp. 216-17.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Tampoco es él un pesimista cultural en el gelio a todos los hombres.5 Pues todos han
sentido Tertuliano de condenar toda forma pecado y han sido destituidos de la gloria de
de cultura simplemente por causa de su ori- Dios (Rom. 3:23). Pero el Evangelio no
gen y asociación paganos. Agustín cree que solamente hacía una apelación a todos,
los logros del empeño cultural del hombre también demandaba el todo del hombre.
deben estar saturados y transformados por Era totalitario en sus demandas. Tenía la
principios Cristianos para que desarrolle- audacia de reclamar, para su mensaje, el
mos una verdadera cultura, que tema y glo- status de último. Desarrollaba una ofensiva
rifique a Dios en lugar de la cultura del contra el mundo en todos los frentes.
mundo, que es corrupta y desafía a Dios
(civitas terrena). Para el Romano aristócrata la cuestión
de la verdad no era tan importante como el
El Impacto del Cristianismo antes del cuido y la gloria del estado. Su vida total
tiempo de Agustín estaba concentrada con el culto y servicio
de los dioses del estado. Debemos notar el
Inicialmente la diseminación del Cris- hecho que la relación cercana entre culto y
tianismo había sido como el de la levadura, cultura era característica del paganismo lo
llegando de manera imperceptible como el mismo que del Cristianismo. A Sócrates se
reino en la parábola, sin vigilancia (Lucas le hizo beber de la copa envenenada porque
17:20). Pero, durante el segundo siglo, el se rehusó a hacer reverencia a las deidades
Cristianismo había confrontado abierta- de la ciudad (se recordará que fue conde-
mente a la cultura pagana. La edad dorada nado como un ateo, y el ateísmo era el gran
de Augusto ha sido celebrada por poetas y pecado de la cultura Greco-Romana) y
retóricos. Sin embargo, los mensajeros de Pablo en su día había observado que la
Cristo, como su maestro, vinieron no con gente de Atenas era muy religiosa. La devo-
pompa ni esplendor, sino en forma de sier- ción a los dioses continuó siendo la caracte-
vos sin excelencia de palabras (cf. I Cor. rística del imperio en su apogeo, tanto así
2:1-4). La cultura contemporánea de la que el saqueo de Roma por Alarico en el
Roma pagana era para la elite. Las masas año 410 fue atribuido por los apologistas
eran excluidas de ella, y se odiaba al vulgar paganos al hecho que los antiguos sacrifi-
populacho.4 Esta oposición del hombre cios habían sido abolidos por los Cristianos.
sabio al hombre de la masa indica cuán
profundamente se hallaban engranadas las El hecho que el culto y la cultura son
mentes de Platón y de Aristóteles en la aspectos inseparables de la existencia del
cultura contemporánea. hombre bajo el sol y enraizados en su reli-
gión fue también entendido claramente por
El Cristianismo estaba destinado a des-
truir el abismo creado por el clasicismo, con 5. Cf. la exégesis de Agustín de I Tim. 2:1-
4, donde “todos los hombres” no es
su cultura para la elite, al predicar el evan- entendido en el sentido universalista de
la restauración de todos por medio de
4. Cf. N. J. Hommes, Cultuurgeschiedenis Cristo, sino que se refiere a todas las cla-
Van Het Christendom, Vol. II, p. 5, quien ses de hombres, reyes lo mismo que
cita la reveladora frase de Horacio, Odi esclavos, gobernadores lo mismo que
profanum vulgus et arceo. artesanos.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

los Apologistas del tercer siglo, Cipriano y de Tertuliano, y ciertamente que él fue cul-
Tertuliano. Ellos pelearon una dura batalla pable de herejías Montanistas, aquí le
para desarraigar las costumbres y tradicio- vemos como un caballero en su armadura,
nes del paganismo por mucho tiempo acep- como el campeón de la causa de Cristo en
tadas. Testificaron contra los pasatiempos un mundo hostil. Pues, en el enfrenta-
mundanos tales como la arena y el teatro, el miento del Cristianismo con la cultura anti-
circo y los juegos. Fueron proscritas la divi- gua, dos mundos estaban en oposición,
nización del emperador y las muchas for- entre los cuales no era posible ningún tipo
mas de toma de juramentos y otras de arreglo intermedio. Este arreglo estaba
ceremonias conectadas con la religión del excluido simplemente porque estos mundos
estado. Aunque se reconocía que sería estaban condicionados religiosamente. En
imposible el eludir por siempre la termino- el análisis final, este era un conflicto entre
logía en boga de la idolatría, no obstante era la religión verdadera y la religión falsa, en
considerado un pecado el jurar por dioses a la que no se daba cuartel. Era un asunto de
quienes uno había repudiado. En su tratado vida o muerte, de vencer o ser vencido. De
Sobre la Idolatría, Tertuliano mantuvo que allí el odio y el vituperio en contra de los
la seguridad podía hallarse solo si, “la Fe, confesores de Cristo. Fueron acusados de
con sus velas llenas del Espíritu de Dios, traición al estado. El Cristianismo era con-
navega; segura si es cautelosa, firme si se siderado una amenaza a la comunidad cul-
está atento diligentemente.”6 tural Greco-Romana. Introdujo un nuevo
tipo de vida entre sus miembros. Eran
En contra de la acusación que la absti- impelidos por el amor de Dios y no por el
nencia Cristiana reducía los ingresos del amor a sí mismos (Ibid., p. 46).
estado por impuestos al lujo, Tertuliano
contestó que el estado no sufría pérdida El Conflicto entre el Cristianismo y el
puesto que los Cristianos eran mucho más Paganismo
honestos en pagar lo que debían que sus
vecinos paganos, quienes declaraban falsos Aún antes que Agustín apareciera en
ingresos. Cuando los Cristianos fueron con- escena, el conflicto no estaba restringido a
siderados inútiles a la sociedad, Tertuliano cuestiones de moralidad y a la adoración,
contestó con pasión que ellos no estaban sino que había habido una intensa batalla
ajenos a la sociedad y que hacían uso del de intelectos entre el Cristianismo y el
foro, el mercado, los baños, las tiendas, los paganismo. Todas las armas que la dialéc-
talleres de arte, las casas de huéspedes y se tica y la filosofía fueron capaces de ordenar
ocupaban de los negocios. “Nosotros, junto fueron reunidas, y todas las habilidades del
con vosotros, apoyamos el embarque, el ser- arte literario fueron utilizadas contra el
vicio militar y la agricultura...” (Ibid., p. intruso que reclamaba rendir homenaje
48). universal a la verdad de Dios.

Cualesquiera que hayan sido las faltas Celso (ca. 180 D.C.) estaba, con razón,
preocupado por la decadencia del estado
Romano. Él era una mezcla curiosa de sabi-
6. Los Padres Ante-Nicenos, Vol. III, (Grand
Rapids, 1957), Capítulo XXIV, p. 59. duría Platónica y Estoica con una pizca de

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Agnosticismo.7 Aunque Celso era cínico a Pilatos, ni al Senado Romano – que era el
con respecto a la religión, la consideraba un Hijo de Dios. Las ideas de la encarnación y
arma adecuada para mantener al pueblo en la resurrección eran absurdas. El
la opinión correcta; de allí que se volviera Cristianismo era censurable tanto
con tanta furia contra los confesores de intelectual como moralmente y como tal
Cristo. No entendía su manía por la segre- constituía una amenaza barbárica a la
gación y censuraba el temor insano de la cultura y a la civilización Griega.
adoración al emperador. Sin embargo, per-
mitiría a los Cristianos el derecho a soste- Juliano, el Apóstata, el último defensor
ner sus propias opiniones, pero suplicaría apasionado del paganismo, no tenía nada
por la unidad con el propósito de resistir la nuevo que ofrecer. Pero estaba grande-
amenaza de los bárbaros de Occidente. mente impresionado por la preocupación
Puesto que es un político y la verdad no es de la iglesia por los enfermos, los pobres, y
de su incumbencia, ofrece la palma de la aquellos en la miseria, y abogaba por una
paz después de fieras denuncias y brutales imitación de estas virtudes en un intento
amenazas.8 por restaurar la adoración de las deidades
del Olimpo. Felizmente el reinado de
Casi un siglo más tarde, Porfirio, un Juliano fue interrumpido en su tercer año y
Neoplatonista, quien también influyó en sus esfuerzos fueron reducidos a la nada.
Agustín, continuó con el ataque. Harnack Incluso sus obras fueron destruidas,
llama a su obra contra los Cristianos El Tes- excepto por los fragmentos rescatados en
tamento del Helenismo. Aquí la gran con- las réplicas de los apologistas Cristianos, y
tienda entre el Clasicismo y el Cristianismo sus delirios fueron simplemente los esterto-
se presenta como la oposición entre revela- res de muerte de la decadente cultura
ción y razón.9 Porfirio ha sido llamado el Greco-Romana.
primer crítico racionalista de la Biblia. Él
quería defender a los dioses del Olimpo y El Impacto de la Cultura Pagana en el
restaurar la sabiduría y la cultura antiguas. Cristianismo
Pero la reacción en su contra fue tan fiera
que todas sus obras fueron destruidas, y lo A pesar de esta antítesis religiosa e
que sabemos de él lo debemos a fragmentos intelectual, la cultura pagana hizo un
de Eusebio y Jerónimo. A partir de ellos impacto positivo sobre su oponente. Esto
queda claro que no aceptaba los Evangelios simplemente demuestra el bien conocido
como historia sino como mitos y mentiras. hecho de que uno es influenciado por aque-
Para él Cristo era una figura patética puesto llo a lo que se opone. Tertuliano mismo era
que no le probó a Satanás – ni a Herodes, ni un ejemplo de los muchos Cristianos que
habían sido formados y entrenados por
7. Dr. Hommes, op. cit., p. 33. retóricos paganos, quienes les capacitaron
8. Ibid.
9. Dr. Hommes, op. cit., p. 32. Cf. también para defender la fe. Tertuliano, de hecho,
Charles Norris Cochrane, El Cristia- había desarrollado el Latín como un idioma
nismo y la Cultura Clásica: Un Estudio del teológico y sobrepasó a Agustín en el poder
Pensamiento y la Acción desde Augusto de expresión. Pero mientras los Padres
hasta Agustín (New York, 1944), pp.
399, 412, 419, etc. Latinos, Cipriano y Tertuliano, eran extre-

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

madamente críticos de la cultura clásica y la iglesia. Y después que Constantino hizo


concederían solamente un valor formal al oficial la nueva religión en el reino, gran
aprendizaje pagano – algo en lo que Agus- cantidad de personas se colocaron bajo su
tín siguió su ejemplo – los Padres Griegos, protección. Ocurrió un tremendo desarro-
Orígenes y Clemente de Alejandría, fueron llo de la construcción, en el que Constan-
influenciados e impulsados por su entu- tino jugó una parte destacada con el
siasmo por la cultura clásica. El primero propósito de darle a la iglesia permanencia
sentía una piedad filial por Platón, a quien y honor en el reino.
exaltaba por haber visto el verdadero sum-
mum, bonum desde lejos, mientras el Así, se hace obvio que la antítesis entre
segundo vio en Platón a un profeta del el Clasicismo y el Cristianismo, que es abso-
reino de Cristo. luta en la esfera religiosa, fue gradualmente
aminorada en el campo de las artes y la filo-
Además de esta influencia en Retórica sofía, de manera que surgió una síntesis. A
y Filosofía, encontramos que el arte pagano partir de la cultura Romana, en la que el
hizo un impacto sobre la primera iglesia. estado era supremo y la religión servía al
De la práctica de honrar a los muertos con estado, hubo un cambio gradual a la cultura
festividades anuales se desarrolló el arte de medieval, en la que la iglesia era suprema y
decorar las tumbas, lo cual a su vez dio un el estado se convirtió en sirviente.
estimulo a la pintura y a la producción de
mosaicos. Hay una mezcla de motivos paga- Agustín: Designado por Dios como
nos y Cristianos discernibles en estas pro- Defensor de la Fe
ducciones, aunque los dioses paganos y las
escenas eróticas fueron proscritas como Dios en su providencia llamó a Agus-
inaceptables. Muchos de los frescos repre- tín del paganismo para defender la fe en
sentan el amor por lo bello unido con la esta coyuntura crítica de la historia. El
verdadera piedad. Hablan de fe, esperanza mundo antiguo se estaba rasgando por las
y amor en anticipación del gozo del Paraíso. costuras, el orden antiguo estaba pasando,
Ellos crearon en las catacumbas, debajo de pero el nuevo estaba esperando por el cora-
la ciudad eterna de Roma, un testimonio de zón consagrado y espíritu genial de este
los cielos. La figura de Cristo también es gigante intelectual.
presentada, como el más glorioso de los
hijos de los hombres, el primogénito del La estructura política se estaba desmo-
Padre, el resplandor de su gloria. La figura ronando bajo los golpes de martillo de los
del Siervo Sufriente, sin forma o atractivo, bárbaros, mientras la desintegración moral
no es representada. Esto es debido parcial- le seguía con prisa. En la filosofía los gran-
mente, sin duda, al desprecio y al ridículo des sistemas habían pasado sus días de apo-
vertidos por Celso y Juliano contra tal Sal- geo, y el eclecticismo y el escepticismo
vador, y a la ofensa Griega de la locura de la estaban en boga. Aunque Agustín había
cruz. La influencia de la cultura antigua es sido entrenado como retórico y dialéctico,
también muy prominente en la arquitec- inició como aficionado del Maniqueísmo,
tura. La basílica, con su espacioso recinto e del Escepticismo, y finalmente desembarcó
imponentes pilares, fue adaptada del foro a en el Neoplatonismo del cual se convirtió

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

en el año 386 a la edad de treinta y tres de dos mundos, como lo ha expresado War-
años. A diferencia completamente de Cal- field. Era el mediador por el cual la cultura
vino, quien testifica que fue convertido de de uno era transferida al otro. Sin embargo,
repente de la espiral de la superstición en y a través de él fue transformada de la
Romana, le llevó un largo tiempo a Agustín cultura clásica a una cultura Cristiana. Y
el ver los errores de la superstición, del aquí yace la urgencia de su empresa intelec-
paganismo y la herejía. De hecho, nunca tual. Alguien ha dicho que toda su vida fue
escapó completamente de las espirales de la una búsqueda de la verdad. Pero esto debe
filosofía pagana, y le llevó un largo tiempo restringirse. Después que Agustín hubo
mirar las plenas implicaciones de su fe en la encontrado la Verdad, a decir, el Hijo de
gracia de Dios. En consecuencia, muchos Dios quien es la Verdad, el Camino y la
movimientos en la Edad Media y en tiem- Vida, su búsqueda en el sentido primario
pos modernos han buscado su respaldo en terminó. Pero todo el resto de su vida buscó
los escritos de Agustín y confesar alguna la implicación más profunda de la Verdad,
afinidad de espíritu con él. Harnack le ve y fue especialmente su fe en que el Cristia-
como el profeta de la interioridad. Otros nismo era intelectual y moralmente respe-
dicen que Agustín fue el primero en descu- table y responsable lo que le mantuvo
brir la personalidad. Los Católicos, por su ocupado.
parte, toman su posición en la doctrina de
la iglesia de Agustín, los Protestantes man- Agustín como Pensador y Filósofo
tienen su doctrina de la predestinación,
mientras que a los Racionalistas en la reli- Este estudio no se concentra en las
gión les gusta verlo como el precursor de la disertaciones filosóficas elaboradas por
perspectiva de Descartes, cogito, ergo sum Agustín y sus amigos inmediatamente des-
(Pienso, luego existo). pués de su conversión. Esto es de interés
solo en su pensamiento más maduro tal y
No se halla dentro del foco de este como se reflexiona en ello en obras tales
libro el evaluar esta variedad de afirmacio- como: Sobre la Doctrina Cristiana (396 y
nes o de entrar en ellas en detalle. Esta no 426 D.C.), Sobre la Trinidad (400-428
es una monografía sobre Agustín, pero es D.C.), La Ciudad de Dios (413-426 D.C.),
seguro decir que Agustín era un filósofo los tratados morales y las Retractaciones,
cultural de primera categoría. Él busca que fue terminada cuatro años antes de su
brindar un informe, a sí mismo y a sus con- muerte. Debe observarse que las Retracta-
temporáneos, de la relación de la iglesia ciones deben ser tomadas paralelas a las
para con el mundo de la cultura. No era un Confesiones, pues son una especie de recon-
snob cultural, despreciando a sus compañe- sideración con respecto a sus primeras posi-
ros creyentes que no tenían la misma apre- ciones. Pues en ellas Agustín examina su
ciación de los poderosos productos del propia emancipación progresiva del pensa-
espíritu humano; ni tampoco era un Cris- miento pagano y sus ocasionales deslices en
tiano con mentalidad de ghetto, buscando la los esquemas del pensamiento clásico con
segregación física del mundo. desinteresado desafecto. Warfield incluso
sugiere que, con suficiente tiempo, Agustín
Agustín se hallaba en el punto crítico hubiera erradicado todos los elementos que

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

eran ajenos a la doctrina de la gracia, que La cuestión no es si pueden usarse elemen-


fue la piedra angular de su sistema.10 tos extraviados de la verdad que se encuen-
tran en los Platonistas. Agustín creía que la
Agustín repudió la noción de que el verdad pertenecía a los santos y que los
Neoplatonismo y el Cristianismo son com- paganos son nada más poseedores ilegíti-
patibles, y urgió a este último a defenderse mos, quienes habían de ser desposeídos, de
en contra del primero. Aunque Agustín en la misma forma como a los Egipcios se les
sus primeros escritos sostiene que hay dos quitó el oro y la plata. Tampoco es cuestión
maneras de encontrar la verdad, a saber a de si Agustín fue capaz de liberarse a sí
través de la razón y a través de la revela- mismo de las espirales de la mente Clásica,
ción, llegó más y más a la convicción que la pues encontramos una buena cantidad de
razón natural del hombre está corrupta por síntesis. Pero cuando usamos el término,
el pecado y la rechazó como una fuente de Platonismo Cristiano, estamos colocando al
conocimiento o un camino para encontrar Cristianismo en una posición adjetivada.
la verdad. Él no sujetó la revelación a la Según esta opinión, Agustín en ocasiones
razón puesto que “Las mentes de los hom- subordinó “el principio distintivo Cristiano
bres están enceguecidas por las contamina- de la fe al de una filosofía extraña.”15 Esto
ciones del pecado y la lujuria de la se apoya por la acusación de que su filosofía
carne.”11 De allí que considerara a la filoso- es abierta, idealista y personalista.
fía pagana como una mezcla de dispara-
tes.12 Claro, es verdad que en su evaluación Desde el principio recordémonos a
de los Neoplatonistas los encontró muy nosotros mismos que Agustín resolvió
superiores a todos los otros buscadores de nunca desviarse en absoluto de la autoridad
la verdad, no obstante les halló inadecuados de Cristo (Contra Academicos, III, 20, 43).
y despistados; en consecuencia repudió de Consideraba erróneo colocar la razón por
manera concluyente el Platonismo.13 encima de la Escritura como fuente de
autoridad; de hecho, para Agustín las Escri-
Sin embargo, hay aquellos que sostie- turas canónicas eran “la venerada pluma de
nen que “en general [Agustín] se identificó Su Espíritu” (Confesiones, VII, 27). Agustín
a sí mismo con su humor y perspectiva creía en la inspiración verbal y aceptaba
[neo-Platónica]. En la mano de Agustín el como corolario la inerrancia, la autoridad y
Cristianismo asumió una Forma neo-Plató- la incomprensibilidad [en el sentido de no
nica, cuando el Cristianismo es considerado ser limitadas ni capaces de ser limitadas] de
con razón como Platonismo Cristiano.”14 la Escritura. De allí su famosa frase, “cree
para que puedas entender” (crede ut intelle-
10. B. B. Warfield, Estudios en Tertuliano y gas).16
Agustín (New York, 1930), pp. 275-85.
11. “Epístolas” 118 (a Dióscoro), 5, 32-33 14. Henry Stob, Conferencia sobre el Pensa-
tal como es citada por Warfield, p. 168, miento Augustiniano (reporte mimeogra-
op. cit. fiado), p. 34.
12. De Civita Dei, XVIII-41. Cf. Warfield, 15. Ibid., citado por H. Stob de Alan
op. cit., p. 160. Cf. Civ. Dei, Libro VIII, Richardson, Apologética Cristiana, p. 37.
Cap. 1-13. 16. David Kerr, Inspiración e Interpretación,
13. Ibid., Libro VIII, Cap. 1-13; Libro X, ed. John W. Walvoord, (Wm. B. Eerd-
Cap. 1-4; Retract. 1. mans, Grand Rapids, 1957), pp. 72, 74.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Dios entra al nivel de la conciencia del ser.


El hombre y el universo pueden ser El límite radical entre el creador y la cria-
entendidos solo por fe, que para Agustín es tura, que es el primer principio de una filo-
la respuesta a la revelación divina. Era sofía verdaderamente bíblica, no puede ser
básico a su pensamiento la necesidad de obviada por la razón. El hombre está sujeto,
autoridad con el propósito de obtener cono- está bajo ley, y en esta sujeción radica su
cimiento. Entendió el error fatal de la auto- felicidad. Cochrane está en lo correcto al
nomía humana en la razón, de convertir al mantener que la sublevación de Agustín no
yo contingente en una realidad indepen- fue contra la naturaleza (nunca se cansó de
diente y en punto de referencia final en el alabar la bondad de la creación de Dios)
proceso interpretativo. Se dio plenamente sino en que rechazó la interpretación clá-
cuenta de la posición revolucionaria que sica de la naturaleza, su cosmología y antro-
proponía y la consideró la única filosofía pología, construidas en términos de forma y
verdadera. Así, dice Cochrane, escapó de materia (Op. cit., p. 410).
los engaños del materialismo y del idea-
lismo, porque miró que forma y materia no Platón había comenzado con la razón
eran sino productos de la mente humana y, cuando aquella fracasó, se volvió a los
(Op. cit. pp. 394ss). mitos de los poetas, lo que es totalmente
opuesto a Agustín, quien comenzó con la fe
No hay antítesis entre la fe y la razón en la revelación y sobre su base desarrolla
en Agustín, sino que la razón es el instru- una filosofía Cristiana, un entendimiento
mento santificado y la sierva de la fe, nunca inteligible del universo creado. Tertuliano
es una entidad autónoma usurpando la realmente había entendido que el hombre,
autoridad de la Escritura. Así Agustín desa- envuelto en el flujo del tiempo y del espa-
fió a la tradición clásica de que la razón es cio, necesita una posición ventajosa desde
objetiva y capaz de captar la verdad sepa- la cual ganar influencia, desde la cual pueda
rada de la fe. Agustín no aceptó la autono- tener una vista del todo; por esto debió
mía de la razón humana, sino que el motivo haber esperado Platón hasta que muriera
central y creativo de su pensamiento fue el antes de filosofar (nondum moru philoso-
motivo bíblico radical de la creación, caída phabatur, Cochrane, p. 414).
y restauración por medio de Jesucristo.
Decir que Agustín estaba en la tradi-
Además, para Agustín el universo ción idealista de Platón es pasar por alto el
nunca es último como en Platón, y tampoco hecho de que Agustín en realidad invirtió el
la mente del hombre es última en cuanto a arche de Platón, pues su principio de inter-
alcanzar conocimiento. El hombre como pretación es abstracto pero personal, el
criatura es derivado en su ser, y en su cono- Dios trino de la revelación. Así, no solo la
cimiento. Cierto, en su respuesta a los razón del hombre es salvada, sino toda su
escépticos, Agustín argumenta que la con- personalidad.17 El punto es que el
ciencia involucra la existencia, el conoci-
miento y la voluntad; pero también añade 17. Cochrane, op. cit., p. 384 esp. pp. 412ss.
que la limitación está envuelta en esta con- para las implicaciones de la fórmula Tri-
nitaria para la búsqueda del conoci-
ciencia de manera que la conciencia de miento.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

conocimiento humano no era ni original ni mos decir es que no llegó a alcanzar la


no derivado, como para Platón, sino unidad y la integridad perfectas, y que hay
analógico y derivado puesto que el hombre contradicciones aquí y allá. Él hubiese sido
es la criatura de Dios. “Nuestra confianza el primero en admitir esto, puesto que
en Dios se vuelve el terreno último de nadie tiene la verdad completa. Pero su sis-
nuestra certidumbre. En el análisis último, tema no era abierto en el sentido que le fal-
Dios es nuestro garante para la validez del tara determinación de estilo. La doctrina
conocimiento; y eso no meramente en del consejo de Dios, de la trinidad, la crea-
forma remota, como el autor de nuestras ción, la caída y la redención determinan
facultades de conocimiento, sino también completamente su filosofía. De la misma
inmediatamente como el autor de nuestro forma no podemos llamar a Agustín un
acto mismo de saber, y de la verdad que es Idealista o un Personalista en el sentido
conocida” (Warfield, Op. cit., p. 149). Para corriente sin violentar sus presuposiciones
Agustín todo conocimiento, tanto el de los básicas. El dios de Platón es finito, y en su
mundos sensibles como inteligentes, es por sistema el hombre es el intérprete último de
revelación por medio de Cristo, la Palabra. la realidad, la referencia final para la inter-
Y puesto que el alma es simple, el pretación. Pero para Agustín el hombre es
conocimiento no solamente involucra al el portador de una imagen quien debe
intelecto sino al hombre total (Idem, p. aprender a pensar los pensamientos de
151). Agustín tomó muy en serio la Dios a la manera de Él, pensamientos que
doctrina de la creación. El hombre es finito Dios ha impreso sobre el mundo y para el
y el misterio yace en el corazón del cual el intelecto del hombre se halla apto.
conocimiento. El hombre madura Pero, en el sistema de verdad de Agustín, la
lentamente; por tanto su avance es personalidad no participa en la divinidad.
limitado. El hombre es un pecador, cuya
mente está entenebrecida. En este estado Claro, nadie debiera preocuparse por
mortal la autoridad es la pedagoga sostener que hay elementos sin resolver en
necesaria, la revelación es un paliativo, Agustín, o negar que hay una buena por-
pero la gracia es la cura. Pero, puesto que la ción de síntesis con pensamientos paganos.
fe no es un sustituto de la razón, no Sin embargo, el asunto importante, es
sustituimos a la ciencia por la superstición observar la gran antítesis que colocó entre
cuando aceptamos la solución Cristiana, el pensamiento pagano antiguo y el pensa-
sino que escogemos una fe saludable en miento Cristiano. Esta disyuntiva es seña-
lugar de una destructiva. Esto indica que lada como una oposición entre revelación y
Agustín sabía en su día que la orientación razón, y entre gracia y el mérito humano.
de la mente del hombre está determinada
por la alianza de su corazón. Se opuso al La Religión como Decisiva para la Vida
cientificismo del Clasicismo que reclamaba del Hombre como un todo
el derecho de legislar para toda la existencia
del hombre bajo el sol. Como filósofo cultural Agustín hizo de
la religión el elemento decisivo para toda la
No es despreciativo decir que el sis- existencia del hombre, no como una cosa
tema de Agustín es abierto, si lo que quere- aparte. Él creía, junto con Pablo, que en

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Cristo todas las cosas debían ser reconcilia- representaciones escénicas debido a su fal-
das con el Padre. sedad básica. Por otro lado, en los espectá-
culos de gladiadores la tragedia era lo
La Verdadera Educación busca entender suficientemente real, pero en lugar de la
las Santas Escrituras catarsis que se suponía que lograban, ser-
vían como un agente irritante para calentar
Entre las cosas más importantes en las pasiones del populacho.
cualquier cultura está el entendimiento de
los símbolos. Las palabras son señales de Agustín coincidía con Cicerón en que
cosas (cf. Con Respecto al Maestro), pero la sabiduría era el fundamento de la exce-
uno debe asegurarse que lee correctamente lencia retórica. Sin embargo, la sabiduría de
las palabras. Agustín escribió su obra Sobre la cultura pagana, evidenciada alrededor de
la Enseñanza Cristiana (cuatro libros) para él en las cortes legales y en el Senado,
mostrar cómo puede uno leer la Escritura donde el orador era un símbolo del orgullo
correctamente y como lo que se ha leído y la vanagloria del hombre no regenerado,
puede ser comunicado de la mejor manera, estaba intoxicada con el vino del error. Por
haciendo así de éste un manual de exégesis medio de tal entrenamiento el estudiante
y también sobre el arte de predicar. absorbía los ideales falsos de la civilización
clásica, en la que se consideraba un crimen
La ciencia, en el libro recién mencio- mayor asesinar la palabra “ser humano”
nado, se refiere solamente al estudio y la que asesinar a un ser humano (Cochrane,
proclamación de las Santas Escrituras. p. 393). Pero, al final, todo esto era una pér-
Sobre esa luz Agustín juzga las ciencias de dida de preciosa energía, puesto que el
su tiempo. ¿Contribuyen ellas al correcto movimiento separado de una meta inteligi-
entendimiento de la Palabra de Dios? Para ble y digna es vanidad. El conocimiento que
esto debemos estudiar lenguaje y retórica, se suponía produciría libertad de las cade-
lenguaje figurado y lenguas extranjeras. nas de la sensación y de la concupiscencia
de la carne era vanidad; “la educación secu-
Agustín era más bien un crítico de la lar era peor que inútil; en sí misma era
educación liberal de su día sobre la base de como agua salada, que lejos de mitigar,
que no educaba, que no producía un cono- agrava la sed” (Cochrane, p. 394). En su
cimiento de la verdad, el cual se halla en propio caso, dice Agustín, su educación le
Dios. Aunque tal educación anunciaba la había enseñado a decir mentiras en las que
admisión a la comunidad de la cultura, sin era aplaudido por aquellos que sabían que
embargo multiplicaba el dolor y el trabajo estaba mintiendo.
duro a los hijos de Adán (Confesiones, I, 9,
14). Agustín censuraba la tendencia de Agustín no tiene la intención de suge-
estudiar temas muertos e ideas muertas, rir con este juicio adverso que su entrena-
junto con la administración de la disciplina miento estaba totalmente desprovisto de
a la manera tradicional con la vara del mérito, puesto que había adquirido hábitos
maestro, con la que se sofocaba toda espon- de obediencia y aplicación con la ayuda de
taneidad. Se quejaba de la irrealidad de los la vara del maestro. La ventaja en general
maestros de la antigüedad y deploraba las fue intelectual, puesto que desarrolló en él

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

una actitud de conciencia crítica hacia falta estilo y belleza han errado en gran
mucho del sin sentido pretencioso de su manera. Puesto que el mensaje es de impor-
tiempo y particularmente contra las falacias tancia primordial, la forma ha de ser la sir-
de la superstición Maniqueísta. Más que viente del profeta y del apóstol. Puesto que
todo, le equipó con un “sólido fundamento las palabras no son fines en sí mismas, no
lingüístico indispensable para un estudio encontramos una prolijidad excesiva. De
inteligente de la verdad en donde ésta allí que miremos a la cultura Cristiana ale-
pudiera ser realmente encontrada” (Idem, jarse del estilo pesado e irrealista de los ora-
p. 394). dores paganos y dirigirse hacia la franqueza
y simplicidad de expresión.
El conocimiento de las ciencias de la
historia, la zoología y la astronomía, y de Agustín mismo buscó ejemplarizar
los campos de la industria, la agricultura, la esta simplicidad en sus sermones, y algunos
navegación y la medicina, aunque inciden- de sus tratados más cortos dirigidos al hom-
tal, es inútil, a menos, claro está, que uno bre común. De esta manera se presentan
tuviese su llamado en tales campos. La dia- los principios de nuestra batalla espiritual
léctica y las matemáticas son materias úti- contra Satanás y las implicaciones del
les porque enseñan la conexión lógica de credo.19
las proposiciones y las leyes incambiables
de Dios, las que el hombre ha descubierto. La Ética de Agustín versus la Estética
Pero aquello que puede ser conocido y el Pagana
conocedor se encuentran ambos sujetos a
las leyes de Dios y su conexión provechosa Al considerar los tratados éticos de
es debida a la actividad creativa y providen- Agustín, se debiera señalar el juicio de H.
cial de Dios. Bavinck de que ningún otro Padre de la
Iglesia permanece tan cercano a la tradición
Con respecto a la filosofía, Agustín sos- Reformada. Pues Agustín sustituyó la Wel-
tenía que hemos de desposeer a los paganos tanschauung (cosmovisión) estética de los
si estos han descubierto cualquier verdad, Griegos por la ética, lo Cristiano por lo Clá-
igual como los Israelitas les quitaron a los sico. Por ejemplo, Agustín escribió dos tra-
Egipcios el oro y la plata reivindicándolos tados en su obra Mentiras (395, 420 D.C.)
para el servicio del tabernáculo. Lo que fue en los que discute ocho tipos de mentiras,
antes usado indignamente por los paganos los que son todos condenados. No encon-
debe ser reclamado para Cristo en la procla- tramos ningún relativismo aquí, mucho
mación de la verdad.18 menos las falsedades estudiadas de la vida
pagana. Una vez más, Agustín se opone a la
Con respecto a la aparente falta de desaprobación Platónica-Aristotélica del
forma cultural en la Biblia, Agustín afirma trabajo, la porción de los esclavos, indigno
que aquellos que dicen que a la Biblia le de los hombres libres. De la Obra de los
Monjes es su tratado especial dirigido con-
18. Sobre la Doctrina Cristiana, II, 40:60.
Sin embargo, esta idea no era original de
Agustín puesto que Orígenes ya había 19. Vide, La Batalla del Cristo (395 D.C.), y
propuesto esta misma solución. El Espejo (427 D.C.).

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

tra los excesos del movimiento monástico, nicación y el adulterio por motivo del bien
señalando la doctrina escritural del trabajo natural que nace de ellos.”22
y su énfasis en las “formas inferiores” de la Agustín repite su alabanza del matri-
cultura, tales como la agricultura y la labor monio como un bien natural dado por Dios
manual. Puesto que ningún hombre puede para procrear la simiente para regenera-
orar todo el tiempo, dice Agustín, los mon- ción. Se opone a la doctrina Maniquea de
jes deberían orar y trabajar (ora et labora); que la procreación corrompe la pureza del
uno puede cantar y orar mientras trabaja. alma, pero mantiene que el pecado original
El seguir el interdicto de Cristo: “No os afa- se transmite por la lujuria de la concupis-
néis por el mañana,” no invalida la pres- cencia en el acto de la procreación. Para él
cripción Paulina de que ningún hombre el deseo sexual natural (hambre) es lujuria;
debiera comer a menos que trabaje. Incluso por lo tanto satisfacerlo, excepto para pro-
Pablo, el apóstol, aunque tenía el derecho pagar la raza, es pecado. Esto explica, sin
de vivir del evangelio, trabajaba con sus duda, la alabanza de Agustín de la virgini-
manos.20 dad, el celibato, la viudez y la castidad (con-
tinencia) en el matrimonio. Pero si tal
“El primer lazo natural de la sociedad castidad se encontrara entre los paganos,
humana es el del hombre y la mujer,” el que no es verdaderamente una virtud, pues
permanece intacto después que la procrea- “todo lo que no proviene de fe, es pecado.”
ción ha cesado. El matrimonio es un bien (Rom. 14:23). El pecado de incontinencia,
dado en la creación mediante el cual la en este caso, es simplemente vencido por
incontinencia juvenil es puesta en buen uso otro pecado como el orgullo o el egoísmo,
en la procreación de hijos, “con el propósito así que la aparente virtud se convierte en
de que del mal de la lujuria la unión matri- un espléndido vicio (Ibid. I, 4). Sin
monial pueda llegar a producir algún embargo, la censura de la lujuria nunca
bien.”21 El matrimonio es un medio hacia debe ser interpretada como una condena
un fin, a decir, la propagación de los hijos, del matrimonio (Ibid. I, 6). La concupiscen-
pero, si no es usada para este fin, la relación cia vergonzosa vino con la caída; sin
sexual se torna pecaminosa, aunque venial. embargo, el mandamiento divino de llenar
En el 419 Agustín vuelve a tratar el mismo la tierra era válido desde la caída hasta
tema porque los Pelagianos habían dicho Cristo con el propósito de levantar la
que su doctrina del pecado original conde- Simiente prometida y un pueblo para Dios.
naba el matrimonio. Su contestación es que Desde la venida de Cristo, aunque el matri-
“el matrimonio no es más denunciable por monio todavía está allí para aquellos que no
motivo del pecado original, el cual se deriva pueden contenerse, la procreación ya no es
de él, de lo que es excusable el mal de la for- un mandamiento divino, puesto que la igle-
sia es universal y Dios tiene muchos hijos a
través de la predicación del Evangelio. De
20. Cf. D. H. Th. Vollenhoven, Het Calvi-
nisme en de Reformatie Van de Vijsbe- allí que el matrimonio se convierte en un
geerte (Ámsterdam, 1933), p. 137; A. bien menor en comparación con el celibato,
Zijlstra, Tenzij-Scriftuurlijke Beginselen
voor het Staatsleven, (Ámsterdam, 1950),
pp. 235, 239. 22. Sobre el Matrimonio y la Concupiscencia,
21. Sobre el Buen Matrimonio, (I, 1, 3). (I, 1).

12
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

la viudez y la virginidad.23 el poder del Evangelio que cambió al mismo


Agustín y que inició la cultura medieval.
La ética sexual de Agustín revela, en Dado lo anterior debiera ser claro que
mi opinión, muchas influencias. Hay restos Agustín no simpatizaba con las afirmacio-
de Maniqueísmo con su depreciación del nes anti-culturales de Cristianos exclusivis-
cuerpo y del matrimonio. No falta el misti- tas quienes abogaban por una retirada
cismo del Neoplatonismo, según el cual el completa del mundo, como hicieron los
alma debe ser liberada de la contaminación Donatistas. Tampoco podría secundar el
del cuerpo. Además, puede haber aquí una extravagante lenguaje de Tertuliano: “¿Qué
reacción a la propia lucha de Agustín con- tiene que ver Atenas con Jerusalén? ¿Qué
tra la carne. Por último, pero no lo menos, concordia hay entre la Academia y la Igle-
esto refleja la lucha de la iglesia contra la sia? ... ¡No queremos ninguna disputa
perversión del sexo en la sociedad Romana curiosa después de poseer a Cristo Jesús, ni
como un todo. Sin embargo, creo que pode- inquisición después de disfrutar del Evan-
mos decir con confianza que Agustín no gelio!”25 Sin embargo, no debiéramos, por
sacrificó su principio de autoridad escritu- ese motivo, colocar a Agustín en la clase de
ral con sus doctrinas de la creación, la caída optimistas culturales, quienes buscan
y la redención. Podemos no estar de acomodar su fe a las demandas de las
acuerdo con su interpretación de la Escri- prevalecientes normas e ideales culturales.
tura sobre el fin único del sexo en el matri- Más bien él buscó transformar la cultura
monio o incluso de la conveniencia de contemporánea de pagana a Cristiana, de
optar por el estado de soltería por la causa un empeño humano que niega a Dios a uno
del servicio de Cristo, pero su objetivo de que le glorifica.
reemplazar el ideal Clásico con el ideal Cris-
tiano es muy evidente. El peregrinaje de El Concepto Agustiniano de la Antítesis
Agustín podría mostrar demasiado despre-
cio por el mundo (contemptus mundi) y Finalmente, demos una mirada a La
puede ser demasiado ascético en su prác- Ciudad de Dios (De Civitate Dei, 413-426
tica; pero, cuando consideramos a este D.C.) la cual, junto con las Confesiones, es la
peregrino en comparación con el Griego más famosa de las obras de Agustín.
mundano, “quién buscaba la religión en la Cuando Roma cayó en el año 410 los paga-
adoración de Venus, o Bacus, y que se adu- nos dijeron que se debió al hecho que los
laba a sí mismo en la adoración al héroe, antiguos sacrificios habían sido proscritos
que degradaba su honor como hombre en la por los Cristianos. Esto despertó el celo de
veneración a las prostitutas, y que por Agustín por la casa de Dios. Aunque el cui-
último se hundía más bajo que las bestias dado de todas las iglesias en su diócesis
en la pederastia,”24 agradecemos a Dios por pesaba grandemente sobre él, y de tiempo
en tiempo su atención era desviada por la
23. Sobre la Santa Virginidad, Sobre el Bien necesidad de escribir tratados menos apolo-
de la Viudez, Sobre el Matrimonio y la géticos, por fin terminó veintidós libros a la
Concupiscencia.
24. Abraham Kuyper, Calvinismo: Seis Con-
ferencias de la Fundación Stone. (Grand 25. Sobre la Prescripción contra los Herejes.
Rapids, 1943), p. 117. VII.

13
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

edad de setenta y dos años y los llamó La nión de los santos. Babilonia, por otra
Ciudad de Dios. Tomó el nombre del Salmo parte, significa la comunión de los impíos,
87:3: “¡Cosas gloriosas se han dicho de ti, pues Babilonia significa confusión. Estos
Ciudad de Dios.” dos reinos se encuentran en la raza
humana desde su principio, entremezclán-
En los primeros cinco libros Agustín dose mutuamente a través de los cambios
refuta el argumento de que la felicidad del tiempo, hasta el juicio final (31, 36, 37).
humana depende de la adoración de deida-
des paganas y que descuidar este culto trae Es claro como el cristal que el propó-
desastres. Segundo, se dirigen cinco libros sito principal de Agustín no es simplemente
contra aquellos que admiten que las adver- contestar el virulento ataque de los paganos
sidades han aparecido en la historia antes en contra de la iglesia después del saqueo
de esto, pero que la adoración es impor- de Roma, sino que más bien es mostrar la
tante para la vida por venir. Con esta apolo- naturaleza radical de la antítesis básica bajo
gética negativa terminada Agustín presenta la figura de dos ciudades. La naturaleza de
una defensa positiva del Cristianismo en estas ciudades es presentada de esta
los restantes doce libros. Cuatro tratan con manera: “En consecuencia, dos ciudades
el origen de los dos reinos, cuatro con sus han sido formadas por dos amores: la terre-
respectivos desarrollos, y cuatro presentan nal por el amor al yo, incluso sobre el des-
el fin señalado de estos reinos. precio a Dios; la celestial por el amor de
Dios, incluso sobre el desprecio al yo. La
En realidad las dos ciudades son dos primera, en una palabra, se gloría en sí
entidades metafísicas; es decir, uno no misma, la última, en el Señor. Pues la una
puede encontrarlas en la tierra o en el mar busca gloria de los hombres; pero Dios es la
en cosas concretas. Tienen una existencia más grande gloria de la otra, el testimonio
espiritual, son fuerzas espirituales en oposi- de la conciencia. La una levanta su cabeza
ción. en su propia gloria; la otra dice a su Dios,
“Mas tú, Jehová, eres... mi gloria, y el que
En su Comentario sobre el Génesis (394 levanta mi cabeza” (Sal. 3:3) ... La una se
D.C.), Agustín había presentado los dos deleita en su propia fuerza, representada en
amores (amores) los cuales son el origen de las personas de sus gobernantes; la otra dice
la oposición (XI, 20). Por lo tanto, los dos a su Dios, “Te amo, oh Jehová, fortaleza
estados están basados en una antítesis, la mía.” (Sal. 18:1). Y por lo tanto, los hom-
cual es radical (que desciende hasta la raíz). bres sabios de una ciudad, viviendo según
el hombre, han buscado ganancia para sus
Pronto después de esto, en su tratado propios cuerpos o almas, o ambos, y aque-
Sobre Catequizar a los no Instruidos (400 llos que han conocido a Dios ‘no le glorifi-
D.C.), Agustín nombra los dos reinos alegó- caron como Dios, ni le dieron gracias, sino
ricamente, Jerusalén y Babilonia. En el pri- que se envanecieron en sus razonamientos,
mero los ciudadanos son todas las personas y su necio corazón fue entenebrecido; pro-
santificadas que han sido, las que son ahora fesando ellos mismos ser sabios,’ – es decir,
y las que serán, de las cuales nuestro Señor gloriándose en su propia sabiduría y siendo
Jesús es Rey. Jerusalén significa la comu- poseídos por el orgullo – ‘se hicieron

14
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

necios, y cambiaron la gloria del Dios inco- es el semillero de la ciudad, la cual a su vez
rruptible en semejanza de imagen de hom- desarrolla al estado imperial. El común
bre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y denominador entre estos tres es el hecho
de reptiles’. Pues eran líderes o seguidores que dependen para su existencia de la
de la gente en adorar imágenes, ‘honrando voluntad del hombre, y de un interés
y dando culto a las criaturas antes que al común en algún bien, como por ejemplo, la
Creador, el cual es bendito por los siglos’ justicia.
(Rom. 1:21-25). Pero en la otra ciudad no
hay sabiduría humana, sino solamente san- Es claro que Agustín no tiene la inten-
tidad, la cual ofrece la adoración debida al ción de implicar que el estado secular busca
verdadero Dios, y busca su recompensa en solo las cosas materiales; está más bien inte-
la sociedad de los santos, la de los santos resado con aquello que es temporal, lo que
ángeles lo mismo que de los hombres san- está relacionado con la vida mortal. La acti-
tos, ‘para que Dios sea todo en todos’ (I tud de posesión en lugar de la de mayordo-
Cor. 15:28)” (Libro XIC, Cap. 28). mía presagia la explotación, la que lleva a
luchas y guerras internas. Así el corazón
Este es verdaderamente el cuadro del gobierna los corazones de los hombres. Las
reino en el cual Cristo es soberano. Origi- naciones más grandes simplemente han
nalmente no había sino solo un reino sido bandoleras a gran escala (IV, 6). El
donde Dios era reconocido y adorado en conflicto es el acompañamiento inevitable
perfección sin pecado por los ángeles. de la sociedad secular organizada; de allí
Entonces vino la traición en los cielos, que los logros se vuelvan ilusorios y transi-
luego la traición del hombre sobre la tierra, torios (XV, 4, 5). Desde el principio los edi-
de manera que ahora la simiente de la ficadores de la ciudad mundana han sido
mujer y la simiente de la serpiente están fratricidas, como se puede ver en Caín, y,
viviendo en yuxtaposición en este mundo. según la leyenda Romana, Rómulo, el fun-
Una busca caminar en el espíritu, la otra dador de Roma, también mató a su her-
vive por la carne (XIV, 1, 4; XV, 1). mano.

En el reino de este mundo (civitas La creación del Panteón, que represen-


terrena), el principio de orden se encuentra taba al politeísmo pagano, no fue sino un
en el amor al yo (amor sui), que busca satis- intento de racionalizar y justificar el orden
facción de las necesidades físicas, la preser- de temor y explotación, presentando una
vación del individuo y de la raza. La actitud especie de ideología del poder (cf.
y marca distintivas del reino mundano es la Cochrane, p. 497). Pero la seguridad era
codicia de la posesión, la que en su desarro- una ilusión; la superstición de hoy se trans-
llo natural corrompe la personalidad, la formó en el culto de mañana, mientras el
familia y los estados. Sin embargo, la mente uso de la religión como instrumento de la
secular valora un cierto orden mecánico disciplina social fue su destrucción. Los
que llega a expresarse en la paz de la fami- dioses paganos eran incapaces de propor-
lia, de la ciudad y del estado (pax domestica, cionar normas válidas para la moralidad,
pax civica, Pax Romana). La familia, que puesto que sus ritos sagrados eran de lo
depende de la unión del hombre y la mujer más descarados (De Civ. Dei, II, 4, 5, 6, et

15
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

passim). Los dioses siempre son simple- en este tema, no obstante en el cuadro total
mente usados, puestos al servicio de un podemos decir que la iglesia no puede ser
conocimiento que es carnal (scientia) el identificada con el reino de Dios. La iglesia
cual, en lugar de revelar la verdad (sapien- y el estado no pueden ser equivalentes por-
tia) simplemente disimula la ignorancia que hay muchos hipócritas en la primera,
(op. cit. p. 500). miembros de la civita terrena. Sin embargo,
aunque los dos no pueden ser idénticos, en
Por otro lado, el orden en la Ciudad de la iglesia está concentrada la apariencia del
Dios es el orden del amor. Aquí el amor por reino. De igual manera, el reino de este
el poder se convierte en el poder del amor. mundo (civitas terrena) se revela en los
Este es un don de gracia y encuentra su estados políticos, pero no puede ser identi-
expresión en pensar los pensamientos de ficado con ellos. Es incluso concebible que
Dios a la manera de Él, imitando la encar- pudiese llegar a haber un estado confor-
nación, como Warfield lo expresara una mado exclusivamente de ciudadanos de la
vez. La justificación por la fe significa la civitas dei.
regeneración del individuo e implica la
reforma social (Idem, p. 501). En resumen, la filosofía política de
Agustín era un desarrollo natural de su
Relación entre la Iglesia y el Estado conversión y de su penetrante visión men-
tal obtenida de la revelación. Puesto que el
Aunque, como se señaló antes, los dos hombre y su mundo son derivados y depen-
reinos no llegan a expresarse en realidades dientes del creador sus significados tam-
concretas en la historia, ellos sí tienen sus bién son definidos por Dios. La historia no
exponentes aquí en la tierra. La Civitas Dei es un ciclo o una rueda giratoria sin fin
es revelada en el Israel del Antiguo Testa- sino un orden de eventos que involucra
mento y en la iglesia del Nuevo Testa- progreso hacia su propósito señalado por
mento, Cristo en promesa y cumplimiento. Dios, a decir, la realización del reino de
La Civitas Terrena halló su cristalización en Dios. Esto se expresa en el reinado de
Asiria en el Este y en Roma en el Oeste. Cristo sobre los ciudadanos de la civitas dei,
Antes de Cristo no se hallaba ningún ciuda- pero también en su gobierno presente sobre
dano del reino de Dios en el reino terrenal; todos los reinos de esta tierra, los que el
ahora están mezclados, aunque los munda- Padre ha entregado al Hijo.
nos predominan en los estados políticos.
Esto no ha impedido el bien en los estados Un Concepto Cristiano del Estado
terrenales, pues Dios ha manifestado en el
glorioso imperio de Roma lo que puede Aunque Agustín no negó formalmente
alcanzarse como virtudes civiles incluso a Platón y Cicerón, sin embargo podemos
aparte de la verdadera religión para que, llamar al suyo un concepto Cristiano del
cuando ésta llegase, los hombres pudieran estado. Rechaza la idea que el estado es un
hacerse ciudadanos de aquel otro estado, fenómeno puramente natural que surge de
cuyo Rey es la verdad, cuya ley es el amor,
y cuya duración es para siempre.26
26. Ep. 133; 3, 17 como se cita en Sizoo, p.
Aunque Agustín no es siempre claro 316.

16
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

los instintos gregarios del hombre, o una estado terrenal (Ibid. XIX, 21, 17, 24). Esto
creación racional debido al temor. Él estará puede probarse basado en la misma defini-
de acuerdo en que no hay nada más ción pagana. Justicia es dar a cada uno lo
humano que la sociabilidad, pero por otro que le es debido. Pero Dios nunca recibió lo
lado, que no hay nada tan universal como el que le es debido, a decir, la adoración de sus
pecado. El estado es la criatura de Dios para criaturas. De allí que no haya justicia. Ade-
mantener restringido al pecado, para salvar más, el control adecuado sobre el cuerpo
a la sociedad del caos. solo puede alcanzarse cuando el alma le
sirve a Dios. Por lo tanto, solo los redimidos
“La sociología Clásica, siguiendo su saben lo que es la justicia, y se halla solo en
metodología científica, siempre ha conce- la república cuyo fundador y gobernante es
bido la sociedad como un principio fijo de Cristo. No obstante, aunque Agustín limita
la vida humana apoyado por la fuerza natu- las pretensiones del estado al negarle sus
ral de la propagación humana o la fuerza prerrogativas totalitarias, él no dice que
racional de la satisfacción eficiente de las algo de justicia relativa no pueda alcan-
necesidades humanas tales como los medios zarse. Es también posible alcanzar objetivos
para el sustento, el abrigo, la educación o la prácticos como la paz y la armonía en la
protección.”27 Pero Agustín sostiene que vida civil. Estos objetivos limitados se
estos temas son meramente externos y hallan dentro de la competencia del estado
rechaza la idea de que el estado debiese como un instrumento ordenado por Dios;
abarcar la totalidad de la existencia del de allí que le debamos obediencia, honor y
hombre y que éste provea la buena vida. El servicio. El estado también controla la pro-
estado no hace al hombre, como en piedad y tiene el derecho de financiar la
Aristóteles, sino que al hombre como guerra (Ibid., XIX, 15, 17). Pero esta obe-
criatura de Dios en su condición caída le diencia que le debemos es obligatoria solo
fue dada protección bajo los ministros de en tanto el estado persiga los fines relativos
Dios, quienes no llevan en vano la espada a nuestra sociedad temporal. El poder polí-
(Civitas Dei, V, 24). tico encuentra su restricción en el derecho
del ciudadano a adorar. Puesto que el poder
Para Agustín tampoco la fuente de del estado se halla limitado por la voluntad
autoridad se halla por encima de Dios y de de Dios, este poder pierde su validez y lega-
los hombres, sino que viene directamente lidad cuando se hace caso omiso de la
de Dios, cuya ley moral es el fundamento voluntad de Dios.
eterno de todas las leyes temporales y del
orden de justicia en el mundo. ¿Pero qué de Agustín rechaza la idea de que una ley
la justicia de la que hicieron alarde Platón y universal de la naturaleza, la que es obliga-
Cicerón? La respuesta de Agustín es que la toria para todos los seres inteligentes, sea la
justicia nunca ha sido alcanzada en ningún base del gobierno constitucional. Puesto
que el hombre es un pecador, la verdadera
27. S. Richey Kamm, Conferencia sobre el base del estado es el carácter de sus ciuda-
Pensamiento Agustiniano, Informe danos como hijos regenerados de Dios,
mimeografiado por el Departamento de quienes abrazan la soberanía de Dios sobre
Biblia y Filosofía, Wheaton College, p.
54. su ser, mediante la cual son hechos siervos

17
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

dispuestos para la realización externa de su del estado, debido a que temía la infiltra-
voluntad, al obedecer a los gobiernos. En ción gradual de su poder. Mientras Ambro-
consecuencia, los portadores de la autori- sio estaba feliz de hacer que la iglesia
dad deben verse ellos mismos como sujetos sirviera en casos de litigios, Agustín no lo
y limitados por la ley de Dios, y el ideal es aprobaba. Pero como un asunto de necesi-
que ellos mismos debiesen ser Cristianos dad práctica a menudo fue llamado para
piadosos. “Es aquí donde reside la seguri- decidir sobre casos y fue a corte para ver
dad de un estado admirable; pues una socie- que sus miembros recibieran lo que les
dad no puede estar fundamentada ni correspondía. Dado que el estado Romano
mantenida idealmente a menos que sea estaba colapsando y reinaba la confusión, la
sobre la base y vínculo de la fe y la fuerte iglesia a menudo se colocaba en la brecha
concordia, cuando el objeto del amor es el para salvar a la sociedad del caos.
bien universal el cual, en su más alto y ver-
dadero carácter, es Dios mismo, y cuando Evaluación Final
los hombres se aman los unos a los otros
con completa sinceridad en Él, y el funda- En esta crisis de la historia fue la igle-
mento de su amor mutuo es el amor de Él sia la que salvó a la cultura, y fue en la pro-
de cuyos ojos no pueden ocultar el espíritu videncia de Dios que Agustín se convirtió
de su amor mutuo.”28 en el hombre de la hora. Sus prodigiosas
obras estuvieron caracterizadas por su
Debe notarse que Agustín coloca a la encendido corazón de amor, su lealtad a la
iglesia paralela al estado, autónoma en su Escritura, su brillantez de intelecto, y su
propia esfera, lo que constituye un cambio celo consumidor por la casa de Dios. Estaba
total comparado con Cicerón y Platón. El plenamente consciente del hecho que la
estado tiene un propósito temporal, pero la batalla de la iglesia no es contra carne ni
iglesia tiene uno eterno; por lo tanto es sangre, sino contra huestes espirituales de
superior al estado. Sin embargo, en las maldad en las regiones celestes (Efe. 6:12).
cosas temporales la iglesia debe obedecer al Las armas de su milicia no eran carnales
estado, mientras que el estado está sujeto a sino poderosas en Dios para la destrucción
la iglesia en las cosas eternas. Mientras la de fortalezas (II Cor. 10:4).
iglesia mantiene la autoridad del estado
sobre sus asuntos, este último debe procu- En nuestra evaluación de Agustín
rar el bienestar de la primera. Aunque ini- como filósofo cultural par excellence, debe-
cialmente Agustín se había opuesto al uso mos recordar que luchó toda su vida para
del poder de la espada para el castigo de los escapar de las espirales de la cultura
herejes, cambió su opinión cuando vio los pagana. No hay duda que miró, cada vez
efectos prácticos al subyugar a los Donatis- más y más, las implicaciones de la revela-
tas. Racionalizó su opinión sobre la base de ción de Dios en la Escritura. Sin embargo,
la admonición de Cristo de que debías obli- indudablemente no venció el peligro de la
garles a entrar al reino. Sin embargo, no síntesis con el pensamiento pagano. Hay
estaba a favor de tomar ayuda financiera una cierta cantidad de misticismo pagano
en su idea de que el estado es el cuerpo y la
28. Ep. 137; 17 ad Volusianum. iglesia es el alma. Hay también un dualismo

18
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

antinatural en la idea de que el estado cuida sia, y el estado Cristiano debe servir a la
de las necesidades naturales del hombre y iglesia.
que la iglesia vela por las necesidades espi-
rituales. La minimización del cuerpo tam- Un tercer ejemplo de esta tendencia
bién se encuentra en la alabanza de Agustín hacia la síntesis puede encontrarse en su
de la virginidad, el celibato y la viudez en ética. Agustín no va a la ley moral a desa-
comparación con el matrimonio. Aunque rrollarla, cuando habla de la virtud Cris-
Agustín alaba la creación como buena, no tiana, sino que simplemente toma las
apreció plenamente la naturaleza cultural virtudes clásicas de Aristóteles y de Platón
del matrimonio como un compañerismo de y las reinterpreta sobre el principio del
amor entre el hombre y su esposa, incluso amor; “la temperancia es el amor guardán-
aparte de la procreación de los hijos. Pues dose a sí mismo entero e incorruptible para
en la complementación de hombre y mujer, Dios; la fortaleza es soportar todo con gran
como Dios trajo a Eva frente a Adán esta- disposición por la causa de Dios; justicia es
bleciendo así el matrimonio, está involu- servir solo a Dios, y por lo tanto gobernar
crado el desarrollo de ambas personalidades bien todo lo demás como sujeto al hombre;
en el cumplimiento de la más amplia tarea la prudencia es el amor haciendo una dis-
cultural. La inspiración del amor, dirigida tinción correcta entre lo que lleva hacia
hacia el logro cultural, y la subyugación de Dios y lo que podría ser un estorbo.”29
la naturaleza no necesitan estar en compe-
tencia ni restarle valor a la obediencia del Sin embargo, esta misma síntesis, la
mandato cultural. Agustín se dio cuenta de combinación de una cultura con otra, es,
esto cuando habló de poseer las cosas de por un lado, también una evidencia del
este mundo (las esposas incluidas) y no ser énfasis principal de Agustín, a decir, la
poseídos por ellas; no obstante, continuó transformación. Las virtudes paganas son
estableciendo una falsa antítesis entre transformadas por el amor Cristiano. La
nuestro amor a Dios y el amor de nuestra cultura perversa producida por la natura-
vida sentimental en el matrimonio. leza corrupta del hombre en apostasía para
con Dios debe ahora ser penetrada por el
Segundo, hallamos una cierta incerti- amor de Dios (amor Dei) para que la crea-
dumbre en el concepto de Agustín de la ción, que es buena, pueda una vez más ser-
iglesia. Algunas veces identifica a la iglesia vir al propósito del creador. Cuando la
con el reino de Dios, y ella consiste de los relación fundamental del alma con Dios ha
elegidos como una elite espiritual en la sido restaurada, todas las otras relaciones
organización eterna, la cual a su vez sirve al son traídas de regreso a su enfoque. Agus-
estado. Por otro lado, el reino de Dios (civi- tín creía que la paz con Dios precede a la
tas Dei) es algunas veces, para todos los paz en el hogar, en la sociedad y en el
propósitos prácticos, idéntico con la iglesia estado. El estado terrenal también debe ser
como organización jerárquica, que busca convertido, transformado en un estado
salvar al estado y traerlo al punto de su Cristiano por la penetración del reino de
plena realización. Sin embargo, en su pen- Dios en él, puesto que la justicia verdadera
samiento más maduro el estado no es la
entidad más alta en la sociedad sino la igle- 29. Sobre la Moral de la Iglesia Católica, XV.

19
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

solamente puede ocurrir bajo el reinado de cal del individuo por la redención de
Cristo. manera que su vida total es transformada,
lo mismo como un ser cultural. No puedo
No solo en el ámbito de la ética y de la estar de acuerdo en que Agustín renuncia a
política debe ocurrir la conversión, pues la su “esperanza de la conversión de la cul-
verdadera amistad y todas las virtudes no tura” cuando se dedica a defender la cul-
son sino vicios espléndidos, viciados por el tura Cristiana (Idem, p. 216). En Agustín
egoísmo y los fines idolátricos, y esto tam- nunca encontramos un antagonismo con la
bién es válido para el conocimiento y la cultura como tal, pero toma la ofensiva
ciencia. Separada de Cristo la sabiduría del cuando es confrontado por una cultura
hombre no es sino locura, porque comienza antagonista cuyo triunfo implica la liquida-
con fe en sí misma y proclama la autonomía ción del Cristianismo. Por lo tanto no estoy
del hombre. Por otro lado, el hombre redi- de acuerdo con Emile Cailliet al designar a
mido comienza con la fe y la razón en suje- Agustín como el Idealista de la “Sabiduría
ción a las leyes colocadas en este universo Enclaustrada”, quien abandona “la realidad
por Dios: él aprende a pensar los pensa- de la experiencia sensual.”31 Para hacer
mientos de Dios a la manera de Él. Toda la posible esta interpretación del primer gran
ciencia, el arte hermoso y la tecnología, las filósofo de la historia en la iglesia, Cailliet
convenciones en el vestir y los rangos, el se limita a sí mismo a las cuatro obras
acuñamiento de monedas, las medidas y escritas inmediatamente después de la
cosas parecidas, todas estas están al servicio conversión de Agustín y a la obra Sobre la
del hombre redimido para transformarlas Inmortalidad del Alma. Luego prosigue a
para el servicio de su Dios. contarnos que el obispo de Hipona, quien
amaba la verdad y nos cuenta en detalle
Por lo tanto, he denominado a Agus- cómo buscó la verdad en todo, nos ha dado
tín el filósofo de la transformación cultural. una falsa presentación de su conversión.
Pero al mismo tiempo mantiene la antítesis. Además, Agustín, quien fue uno de los más
En mi opinión esto no expresa una contra- grandes observadores psicológicos y quien
dicción como lo interpretaría H. Richard tuvo éxito en dar a la posteridad la visión
Niebuhr.30 Niebuhr piensa en términos de más íntima de su experiencia espiritual, es
un posmilenialismo liberal, en el que la sal- ahora psicoanalizado y se nos dice que
vación universal es homóloga del reinado Agustín no fue convertido al Cristianismo
universal de Cristo. Agustín es mucho más sino al Neoplatonismo (Idem, p. 145). El
bíblico, cuando sostiene que un gran seg- Dr. Warfield se enfrentó con estos
mento de la raza humana no será conver- argumentos, que son ahora refritos
tido, de manera que prevé una antítesis tomándolos de Boissier y Harnack, en su
extendiéndose hasta el juicio final. Lo que día (Op. cit., p. 235ss).
él quiere decir por conversión de la cultura
no es la erradicación del mal y del pecado Para concluir, Agustín, el filósofo de la
de esta tierra, sino la transformación radi- antítesis y la regeneración cultural creía en

30. Cristo y la Cultura, (New York, 1951), 31. La Evaluación Cristiana de la Cultura,
pp. 216, 217. (New York, 1953), p. 144.

20
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

la restauración del hombre total en Cristo, a


quien se le ha entregado todo el mundo bajo
Cristo. Fue su meta solemne el traer todo
pensamiento cautivo a la obediencia a
Cristo, pues creía con pasión que, “todas las
cosas son vuestras, ... y vosotros sois de
Cristo; y Cristo de Dios” (I Cor. 3:21, 23).

21
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO VII

JUAN CALVINO: EL TEÓLOGO CULTURAL


Y REFORMADOR DE LA VIDA TOTAL

Juan Calvino (1509–64) fue un Refor- endurecida en tales temas de lo que podría
mador de segunda generación, edificando haberse esperado de alguien en mi tem-
sobre el fundamento establecido por Lutero prano período de vida.”2
y Zwinglio. Este hecho de ninguna manera
significa que era meramente un reproduc- A través de esta experiencia, como
tor y copista.1 Calvino no solamente hizo Agustín antes que él, Calvino fue transfor-
una contribución original a la teología, sino mado en una nueva criatura (II Cor. 5:17).
también al ámbito de la cultura. De hecho, De un buscador de sí mismo se convirtió en
podría ser llamado el teólogo de la cultura un buscador del honor de Dios y de la edifi-
par excellence. cación de la iglesia (ibid., pp. XLI-XLIX).
Pronto Calvino se volvió profundamente
A la edad de veintidós años Calvino se consciente de un llamado dual, a decir, al
estableció en París como un prometedor ministerio del Evangelio y al rol de refor-
erudito humanista. Había hecho su debut mador. Inmediatamente después de su con-
en el mundo de las letras con su comentario versión, nos cuenta él, muchos acudieron a
sobre Séneca Tratado sobre la clemencia él por instrucción y miraron a él en busca
(1532). Un año después experimentó una de liderazgo. Aunque era extremadamente
súbita conversión. Según el propio testimo- tímido y esquivo por naturaleza, ahora se
nio de Calvino ya estaba “obstinadamente hallaba repentinamente lanzado al centro
demasiado dedicado a las supersticiones del de atención. Verdaderamente que el lide-
papado como para ser liberado fácilmente razgo fue impulsado sobre él. Esto fue par-
de ese abismo de fango tan profundo.” Sin cialmente logrado por las urgentes
embargo, “Dios, por medio de una conver- imprecaciones de Farel, quien en 1536
sión repentina, trajo mi mente a un marco retuvo a Calvino en Ginebra para la obra de
de referencia enseñable, la que estaba más la Reforma. Posteriormente, los magníficos

1. Doumergue, “Calvino: ¿Imitador o Crea- 2. Prefacio, Comentario sobre el Libro de los


dor?”, Calvino y la Reforma (New York, Salmos (Grand Rapids, Michigan, 1949),
1909), pp. 1-55. p. XL.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

talentos y el excelente entrenamiento de Calvino rechazó la autoridad del papa y de


Calvino se impusieron de manera natural la jerarquía en asuntos religiosos. Pero es
de manera que sus colegas le aceptaron igualmente claro su rechazo de la autono-
como el primus inter pares y con mucho mía de la razón del hombre como el punto
gusto aceptaron su liderazgo.3 de referencia final en el conocimiento. Por
tanto es un abuso de lenguaje, si no es que
Mientras estaba viviendo en el exilio un error atroz, decir que Calvino permane-
bajo un nombre ficticio en Basilea, Calvino ció siendo un Humanista toda su vida.
publicó la primera edición (1536) de la que Claro, nadie negaría que Calvino se había
iba a convertirse en la obra de su vida, y la desarrollado en la atmósfera del saber
más grande obra maestra teológica Protes- Humanista en París y que había experimen-
tante en un solo volumen de todos los tiem- tado su fascinante influencia. El Huma-
pos, La Institución de la Religión Cristiana.4 nismo era hijo del Renacimiento. Sustituyó
En esta su primera gran aventura literaria la meta medieval de la visión de Dios por el
para la Reforma, Calvino defendió a sus ideal pagano del alma hermosa en un
compatriotas en Francia de las calumnias cuerpo hermoso, con su énfasis en la vida
de Francis I. Este astuto monarca, al tratar del hombre bajo el sol. Fue más un movi-
de conciliar a los príncipes Germanos, miento estético-filológico que uno filosó-
buscaba justificar sus persecuciones hacia fico. Sin embargo, el hombre era la medida
los Protestantes Franceses llamándolos de todas las cosas. La forma fue glorificada
anarquistas. Calvino repudió esto en contraste con la esencia o contenido. El
mostrando que los ciudadanos Reformados Humanismo también carecía de seriedad
de Francia dispuestos a sujetarse a la ética. Esto se hizo evidente en su represen-
autoridad constituida por Dios, pero que tante más grande, Erasmo de Rótterdam,
ellos habían abjurado de su alianza con el que fue irrevocablemente separado de la
papado. Pero Calvino produjo algo más que causa de la Reforma por el tratado de
una apología. Su obra se convirtió en un Lutero sobre la esclavitud del alma. Aun-
manifiesto al mundo de la fe Protestante. que todos admitirán que Calvino usó las
Por un lado, sirvió también como una herramientas de su aprendizaje y entrena-
declaración doctrinal para unir a las iglesias miento Humanistas y que apreciaba sus téc-
Protestantes de Francia duramente nicas, fue igual de resuelto en rechazar el
presionadas y al continente en contra de espíritu del Humanismo como Lutero lo
Roma, y contra los Anabaptistas y había estado antes de él.5
Humanistas por el otro.
Calvino como Teólogo de la Palabra
Está abundantemente atestiguado que
La Reforma Protestante, dice Warfield,
3. Ibid., pp. XLI, XLII, XLIII; cf. Carta a “fue la revolución más grande del pensa-
Sadoleto; Phil. Fritz Büsser, Calvins
Urteil Ubre sich selbst (Zurich, 1950), p. miento que el espíritu humano haya for-
93s. jado desde la introducción del
4. En español se citará para referencia la
Institución producida por la Fundación
Editorial de Literatura Reformada, 5. Institución, Libro III, Cap. 19, “Sobre la
Felire, 1994. Libertad Cristiana”; Libro II, Cap. 2.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Cristianismo.”6 Los contemporáneos de pensar, tan grande, tan cargado de


Calvino le consideraban “El Teólogo” por beneficio para la Iglesia como para
vía de eminencia, y fue Melanchton, el asignarle con justicia un lugar al lado de
amigo íntimo de Lutero, quien le dio este Agustín y Anselmo, y Lutero, como el
título. Aunque Lutero, el héroe de Witten- Teólogo del Espíritu Santo, siendo ellos
burg, creó el Protestantismo, fue Calvino, respectivamente el Teólogo de la Gracia, de
como el genio de Ginebra quien lo salvó.7 la Expiación y de la Justificación” (Op. cit.,
Calvino ha sido reconocido por la inmensa p. 21).
mayoría como el organizador sistemático de
la teología Protestante. Sin embargo, no Aunque este juicio es verdadero, no
siempre se ha apreciado que era también un obstante uno no necesita negar que Calvino
estudiante original de la Escritura, quien derivó la mayor parte de su teología de
hizo algunas contribuciones como Lutero a través de Bucer, y que ésta no fue
dogmático. El Dr. B. B. Warfield, quien ha sino avivada doctrina Agustiniana de la
hecho tanto como cualquiera en los tiempos gracia de Dios. Aunque Calvino es crítico
modernos para entender la teología de de la prolijidad de Agustín, le cita con apro-
Calvino y para darle prominencia, dice, “él bación más a menudo que todos los otros
marcó una época en la historia de la Padres de la Iglesia juntos. Pero Calvino fue
doctrina de la Trinidad por su insistencia más allá que los otros Reformadores en su
en la auto-existencia como un atributo adherencia incondicional a la Palabra, en la
propio del Hijo y del Espíritu, lo mismo que claridad y lo incisivo de su pensamiento, en
del Padre, hizo a un lado los persistentes sus aplicaciones prácticas para la vida total
elementos del subordinacionismo, y y el fervor y afecto de sus admoniciones.
aseguró para la Iglesia una conciencia más Ha sido bien llamado el teólogo del corazón
profunda de la co-igualdad de las Personas (Warfield, Op. cit., p. 23).
divinas. Introdujo la presentación de la
obra de Cristo bajo la rúbrica del oficio Esta gran reverencia de Calvino a la
triple como Profeta, Sacerdote y Rey. Creó Palabra de Dios como la autoridad final,
la disciplina total de la ética Cristiana. Pero, inspirada e infalible para el pensamiento y
por sobre todo, le dio a la Iglesia la doctrina la acción, llega a expresarse en sus sermo-
completa de la Obra del Espíritu Santo, nes, comentarios y escritos controversia-
concebida profundamente y elaborada con les. Puede citarse una ilustración notable de
todo detalle, con sus provechosas La Institución para ilustrar que Calvino no
distinciones de gracia común y gracia enseña la predestinación debido a las
eficaz, de los efectos noéticos, estéticos y demandas de un sistema lógico de pensa-
telemáticos, un don, nos aventuramos a miento. Pues Calvino sostiene que es la
simple enseñanza de la Escritura. Y todavía
6. B. B. Warfield, Calvino y el Calvinismo no ha aparecido nadie para probar que Cal-
(New York, 1931), p. 10.
7. Doumergue, op. cit., p. 31, donde repro- vino estaba equivocado en esto.
duce la opinión de Max Weber en “Die
protestantische Ethik und der Geist des Calvino le responde a aquellos que
Kapitalismus,” Archiv für social Wissens- sepultarían toda mención de la predestina-
chaft und social Politik, Vol. XX, (1904),
y Vol. XXI, (1905). ción que “la Escritura es la escuela del Espí-

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

ritu Santo en la cual ni se ha dejado de Sin embargo, los peligros y temores


poner cosa alguna necesaria y útil de cono- involucrados de la sobre-cautela no debie-
cer, ni tampoco se enseña más que lo que es sen hacer que “la Palabra de Dios fuese del
preciso saber. Debemos, pues, guardarnos todo sepultada y jamás se hablase de ella
mucho de impedir que los fieles quieran para no perturbar a los corazones tímidos”
saber todo cuanto en la Palabra de Dios está pues, “¿bajo qué pretexto, pregunto yo,
consignado referente a la predestinación, a pueden ocultar su arrogancia cuando indi-
fin de que no parezca que queremos defrau- rectamente tachan a Dios de loca inconsi-
darlos o privarles del bien y del beneficio deración, como si no hubiera visto antes el
que Dios ha querido comunicarles, o acusar peligro, que ellos con su prudencia creen
al Espíritu Santo de haber manifestado que van a evitar? (Ibid., III, 21, 4).
cosas que hubiera sido preferible mantener
secretas. Permitamos, pues, al cristiano que Fue en sumisión a la sagrada Escritura
abra sus oídos y su entendimiento a todo que Calvino enseñó la justa voluntad de
razonamiento y a las palabras que Dios ha Dios como la causa de todas las cosas que
querido decirle, con tal que el cristiano use llegan a suceder. Y aún cuando a veces
tal templanza y sobriedad, que tan pronto nuestras mentes finitas se inquietan por el
como vea que el Señor ha cerrado su boca hecho de la condenación, constituiría
sagrada, cese él también y no lleve adelante extrema presunción por parte de la criatura
su curiosidad haciendo nuevas preguntas. el inquirir en las causas de la voluntad
Tal es el límite de la sobriedad que hemos divina, que es la más alta regla de justicia.
de guardar: que al aprender, sigamos a El Dios de Calvino no es un Dios que no se
Dios, dejándole hablar primero; y si el conforme a ley alguna (ex lex) y no le pode-
Señor deja de hablar, tampoco nosotros mos atribuir capricho pues Él es ley en sí
queramos saber más, ni pasar más ade- mismo. Y suponer que existe cualquier cosa
lante.” (III, 21, 3). Esta cita contradice de antecedente a la voluntad divina es clara-
una vez el argumento de que Calvino era mente impío, pues eso involucra una nega-
un teólogo especulativo y comprueba su ción de la perfección e infinidad de Dios
profundo interés en escuchar la voz de Dios (cf. Inst. III, 23, 2).
hablando en las Escrituras.
Debido a que Calvino tenía un sentido
El mismo pensamiento es poderosa- tan profundo de Dios en su majestad y se
mente expresado por Calvino al advertir al entregó a sí mismo incondicionalmente a
demasiado curioso, quien no dejaría nin- vivir ante la presencia de Dios, puede ser
guno de los “secretos Divinos sin escudri- verdaderamente llamado un hombre intoxi-
ñar o sin explorar.” A estos amonesta a no cado de Dios. Pues con Calvino la doctrina
exceder los límites de la Palabra, no vaya a de la predestinación nunca permaneció
ser que por curiosidad humana vayan a sola, sino que junto con ella enfatizó la res-
entrar en un laberinto prohibido, del cual ponsabilidad humana en toda su predica-
es imposible escapar. “Y no nos avergonce- ción. Creía firmemente que la fe de un
mos de ignorar algo, si en ello hay una igno- hombre se hace evidente en sus obras. Cal-
rancia docta” (Ibid., III, 21, 2). vino se regocijaba en la bendita seguridad
de que Dios le había predestinado personal-

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

mente, y este conocimiento le apasionaba grupo de colonizadores. Tampoco restrin-


para hacer la voluntad de Dios. gió Calvino su ministración espiritual a los
Ginebrinos y a los Franceses, sino que todo
Calvino estaba seguro que Dios le el mundo era su parroquia. Cuando sus
había llamado para la tarea de reformar la enemigos se mofaron de Calvino y le echa-
iglesia en aquellos oscuros días. Su primera ron la muerte de su hijo en su cara, Calvino
respuesta a ese llamado fue dedicar a la respondió, “Hijos, los tengo por toda la tie-
obra su formidable saber y prodigiosa rra, miríadas de ellos.” En 1552 Calvino
pluma. Más tarde miró claramente que escribió una carta a Cranmer en Inglaterra
Dios le quería en Ginebra, aunque su espí- en la que dijo, “En lo que a mí respecta, si
ritu deseaba la soledad y el reposo. Después puedo brindar algún servicio no voy a
de su regreso del exilio en Estrasburgo, dudar en cruzar diez mares, si fuese necesa-
donde su alma se llenó de consternación rio, con tal motivo. Si el brindar una mano
frente a la posibilidad de asumir el yugo, de ayuda al reino de Inglaterra fuese el
que era su cruz, consintió con el juicio de único punto en discusión, ese sería un
sus amigos y concluyó, “¡Es la voluntad de motivo suficiente en sí mismo para mí.
Dios!”8 Como David en la antigüedad Pero ahora, cuando lo que se busca es un
Calvino pudo decir, “A Jehová he puesto acuerdo de hombres educados, considerado
siempre delante de mí; porque está a mi con mucha seriedad y bien estructurado de
diestra, no seré conmovido.” (Sal. 16:8) y, acuerdo al estándar de la Escritura, por el
“Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién cual las iglesias que de otra manera estarían
temeré?” (Sal. 27:1). Como resultado muy separadas las unas de las otras puedan
Calvino fue capaz de vencer todo oposición unirse; no considero correcto para mí el
como representante de Dios. ¡Qué podía evadir cualquier trabajo o dificultad.”9
hacerle la oposición, el tumulto o la
revolución a un hombre tal! Sin duda esto Este no es sino uno de los más notables
explica el hecho que él, como Pablo y Silas ejemplos de su espíritu ecuménico, pero
antes de él, fue capaz de trastornar al hay muchas evidencias de que Calvino abo-
mundo (Hch. 17:6). Este fue el secreto de minaba los cismas. Calvino también traba-
su éxito y la motivación de su infatigable jaba con celo por la unidad de las iglesias
energía. Estaba seguro en su alma de que Suizas y elaboró el Consensus Tigurinus
estaba haciendo la obra del Señor en (1549)10 con Bullinger, con el cual evitó
Ginebra. una división en segmentos Zwingliano y
Calvinista de la Reforma Suiza.
Calvino nunca fue un Reformador
rígido, nacionalista o sectario; creía que Pero Calvino fue más allá de eso.
debíamos acercar a todos los hombres a
Dios para que todos pudieran adorarlo y 9. “Cartas Originales” (1537-1558, II., p.
713), citado en Retratos de la Vida de
servirle. Con este fin envió a dos misione- Juan Calvino; para Jóvenes y Adultos,
ros Protestantes en 1556 a Brazil, con un James Good y W. Richards, (Filadelfia,
1909), p. 32.
8. Doumergue, Calvijn als Mensch en Her- 10. W. Stanford Reid, “Ecumenismo de
vormer, Trad. Helena C. Pos, (Ámster- Lutero,” Westminster Theological Jour-
dam, 1931), pp. 10-15. nal, XI, 1 (Nov. 1948).

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Buscó nada menos que la unificación de dirigido y concentrado en el cual era


todas las iglesias evangélicas del Protestan- consumido por la causa de Dios. Fue su
tismo. Las cartas de Calvino nos dan una doctrina y ejemplo inmortal lo que puso
rica percepción de esta celosa lucha por la coraje en el corazón de los Hugonotes
unidad. Convoca a Melanchton y a Bullin- templando sus nervios hasta la muerte. Fue
ger para disuadir la apasionada propaganda él quien inspiró a Knox en su resistencia a
de Lutero en lo concerniente a la Cena del la tiranía y en su batalla por ganar Escocia
Señor, y pacientemente cargó con toda la para la Reforma. Y fue la teología y ejemplo
amarga oposición que experimentó del lado de Calvino lo que produjo una cultura
de Lutero. Se regocijó como un niño al reci- Calvinista en Holanda, Inglaterra, Escocia
bir un saludo de parte de Lutero y dijo, y aún, en alguna medida, en América, pues
“Aún si me vilipendiase y me llamara un nuestros padres Peregrinos y Puritanos
demonio no obstante le consideraría uno de estaban inspirados con un sentido de
los destacados siervos de Dios.” Calvino le misión y vocación, los cuales habían
escribió una carta a Lutero solicitándole heredado de la tradición Calvinista.
una conferencia, pero Melanchton no tuvo
el valor de entregarla. Después de la muerte El Impacto Político de Calvino
de Lutero (1546), Calvino continuó sus
esfuerzos por la unidad con Bucer y Melan- La Reforma, en su esencia, no era un
chton, pero nada surgió de ello.11 Pero hay asunto de lo periférico, sino del corazón,
una cosa con la que debemos tener cuidado, del cual brotan los asuntos de la vida. Se
el confundir el celo de Calvino por la uni- dirigía a la cuestión de la relación del hom-
dad de la Iglesia con el ecumenismo bre con Dios, la que es determinante para
moderno, que no está basado en la Palabra. todas las otras relaciones de la vida. En este
Sería difícil imaginarse a Calvino, como sentido era católica y universal en su
McNeill le representa, teniendo un rol des- impacto sobre la vida total de la sociedad.
tacado en el avivamiento ecuménico de Aunque la restauración de la verdadera
nuestro día.12 Para Calvino la unidad de la iglesia era la meta principal, la divina gloria
iglesia era una cuestión de obediencia a la de la obra de Dios en Cristo arrojó su luz
verdad, pero él no quería una súper iglesia con amplitud hacia toda esfera de la vida.
que estuviese doctrinalmente dividida (Inst.
IV, 182). Con esta referencia a su fe El impacto de las ideas de Calvino en la
personal y a su actividad eclesiástica esfera política inauguró una nueva era,
debemos concluir nuestros comentarios dándole un carácter y una dirección nuevas
sobre Calvino como teólogo de la Palabra. a la existencia nacional en muchas tierras.
La prueba de su teología ha de encontrarse El estado Griego había sido totalitario, en el
en su vida. Calvino era un fanático de que la religión servía como un medio para
Cristo, pero el suyo era un entusiasmo bien un fin, a decir, la glorificación del estado.
En la Edad Media los roles fueron reverti-
11. H. Koffijberg, De Internationale Strek- dos de manera que nos encontramos con
king van het Calvinisme, (Amsterdam, una iglesia-estado, con la suprema autori-
1916), pp. 15-21. dad conferida al papa, quien prestaba el
12. John T. McNeill, La Historia y Carácter
de Calvino, (New York, 1954), p. 234. poder temporal al gobernante terrenal para

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

el servicio de la iglesia. Calvino miró a la santo, que ha de ejercerse en el nombre de


iglesia y al estado como dos entidades inter- Dios y para su gloria. Los magistrados son
dependientes cada una habiendo recibido los representantes de Dios; si llamado no es
su propia autoridad del Dios soberano. En solamente legítimo “sino en mucho el más
esta concepción el estado nunca es secular, sagrado y honorable de la vida humana”
ni están el estado y la iglesia separados en el (Inst., IV, 20, 1), y les debemos obediencia
sentido moderno de la palabra. La democra- por causa de la conciencia. Así, la vida com-
cia atea y la soberanía popular no pueden pleta, para Calvino, es librada de la prohibi-
decir que Calvino es su padre. ción de la inferioridad profana. La libertad
espiritual del Cristiano no suprime los tri-
Según Calvino, la iglesia y el estado bunales, las leyes o los gobernadores, y es
deben vivir en paz y deben cooperar juntos perfectamente consonante con el servicio
en sujeción a la Palabra de Dios. Cada una civil (Ibid., IV, 20, 1).
ha de tener su propia jurisdicción. El estado
tiene autoridad en los asuntos puramente Los gobernantes no tienen derecho de
civiles y temporales; la iglesia, en los asun- hacer leyes con respecto a la adoración a
tos espirituales. Calvino abolió la cláusula Dios y a la religión; sin embargo, sus res-
de la ley canónica del beneficio del clero, ponsabilidades se extienden hacia ambas
colocándose a sí mismo y a sus asociados tablas de la ley. Esto es claro por las Escri-
ministeriales en obediencia a los magistra- turas y por la práctica de los paganos, entre
dos en todos los asuntos civiles. Los magis- quienes los filósofos hacían de la religión su
trados, por su parte, habían de estar bajo la primera preocupación. Por tanto, sería
jurisdicción del consistorio en las cosas absurdo para los magistrados Cristianos
espirituales. Es claro por esto que Calvino abandonar las demandas de Dios por los
pensaba del estado como constituido por intereses de los hombres (Ibid., IV, 20, 9).
ciudadanos Cristianos, pues, así como no Calvino deseaba que el gobierno mantu-
hubiera sido posible, la vida individual viera formas públicas de religión entre los
próspera sin moralidad basada en la verda- Cristianos y de humanidad entre los hom-
dera religión, así también, sostenía Calvino, bres. Las autoridades civiles, siendo ellas
la vida social y política sin verdadera mora- mismas Cristianas, deben guardar la verda-
lidad, la que a su vez está basada en la ver- dera religión contenida en la ley de Dios de
dadera religión, a decir, la Cristiana, es ser violada y contaminada por la blasfemia
imposible. pública (Ibid., IV, 20, 3).

Según la iglesia medieval el estado era En sus ideas acerca del orden político,
su sirviente. Los Anabaptistas considera- es determinativo el principio básico de Cal-
ban al estado como un siervo de Satanás. vino de la soberanía de Dios. Pues estaba
Pero Calvino sostenía que el estado es fuertemente opuesto a toda forma de abso-
siervo de Dios, puesto que la política civil lutismo estatal, autocracia y monarquía
hace posible la vida entre los hombres al absoluta. Los reyes y los presidentes debían
restringir al malvado de manera que no tener su poder limitado por legisladores y
puedan perpetrar sus crímenes con impuni- por la ley constitucional. Calvino cita en las
dad. De allí que el servicio del estado sea Escrituras el caso concreto de Samuel quien

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

registra los derechos del pueblo en un libro recurso en tales casos es la oración, para
para referencia futura entre ellos y el rey. que Dios juzgue entre las naciones y de su
Esto difiere in toto de la idea del contrato retribución a aquellos que quitan el derecho
social de Rousseau, en el que la voluntad de la viuda y del pobre (Ibid., IV, 20, 17-
colectiva del pueblo es la norma más alta. 32). Aquí se evidencia otra vez el pleno
Para Calvino el Dios soberano es legislador impacto de la idea de la soberanía de Dios.
de las naciones hoy lo mismo que en los No solamente el gobernante está bajo res-
días de Samuel, y la soberanía popular es tricción, sino también el ciudadano, quien
un producto de la imaginación engañada está obligado a cumplir su responsabilidad
del hombre caído. y a cumplir su obligación divina, por causa
de Dios. Es verdad que al fin Calvino con-
El estado es también electivo en el sen- cede que Dios también levanta individuos
tido que se requiere la aprobación del pue- para poner fin a la tiranía, o puede enviar a
blo para la autoridad legal. Calvino señala otros gobernantes para vencer a los tiranos,
al ejemplo de David, quien no asumió su pero esto implica un llamado especial del
prerrogativa de gobernar ya sea en Hebrón Señor. El procedimiento normal es que los
o en Jerusalén, aunque Dios le había esco- magistrados inferiores (i.e., aquellos que
gido para el sagrado oficio, hasta que los representan al pueblo y que son elegidos
ancianos del pueblo vinieran y le solicita- por voto popular) debiesen remover a los
ran gobernar sobre ellos. El votar, para Cal- gobernantes que tiranizan a su pueblo y
vino, es un asunto serio y sagrado por el violan la constitución. Esto ha sido llamado
cual los magistrados son escogidos popular- por los eruditos Calvinistas, “el santo dere-
mente con el propósito de refrenar la tira- cho de la rebelión.”13
nía de los reyes. Esto no es meramente su
derecho en virtud de su oficio, sino también Albert Hyma afirma que fue especial-
su sagrada responsabilidad. De esta manera mente la transferencia del sistema de elec-
el gobierno hereditario es eliminado. Los ción usado en la escogencia de ancianos y
ciudadanos privados pueden, en verdad, diáconos en la iglesia Ginebrina hacia la
rehusar obediencia al gobernante cuando arena política lo que hizo posible un
manda cualquier cosa contraria a la Palabra impacto tan tremendo dondequiera que iba
de Dios, pues debemos obedecer a Dios el Calvinismo (República Holandesa, Ingla-
antes que al hombre. Pero un ciudadano terra y Escocia, y América).14 El fallecido
que no tiene oficio no puede rebelarse o Williston Walker de la Universidad de Yale
levantarse contra la autoridad legalmente
constituida. 13. Sin embargo, cf. A. A. Van Schelven,
Het Heilig Recht Van Opstand, (Kampen,
Al gobierno los ciudadanos deben cf. 1919), quien argumenta que la situa-
honor, obediencia, servicio militar y de ción histórica ha cambiado tanto que los
monarcas constitucionales no tienen
otros servicios, pago de impuestos y oracio- oportunidad de tiranizar y que la divi-
nes por el bienestar de los gobernantes. Y sión entre gobernante y magistrado infe-
mientras gobernantes injustos sean levan- rior ya no logra nada. Sin embargo, este
tados por Dios para castigar las iniquidades pequeño tratado es muy valioso, al ubi-
car las fuentes en una larga historia de
del pueblo, deben ser obedecidos. El único una cuestión muy debatida.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

escribió, “La influencia del Calvinismo, por Es discutible si alguien quisiese argu-
más de un siglo después de la muerte del mentar que Calvino habló la palabra libera-
Reformador de Ginebra, fue la fuerza más dora, o la última palabra, sobre la relación
potente en Europa en el desarrollo de la entre la iglesia y el estado. Por ejemplo,
libertad civil. Lo que el mundo moderno le creía que el estado debía proveer para las
debe es casi incalculable.”15 Un reciente necesidades físicas de los ministros, que se
autor Inglés, al contar la historia de cuál es requería que cuidara de los pobres y prove-
el logro del Calvinismo en América, dice, yera educación para los jóvenes ciudada-
“Lo hemos visto modificando las constitu- nos. Aún cuando concedamos que Calvino
ciones y formas de vida de países antigua- preveía un gobierno Cristiano, no obstante
mente establecidos en Suiza, Holanda y colocó un arma aguda en las manos del
Gran Bretaña, pero aquí lo tenemos ope- gobierno, mediante la cual se vuelve bas-
rando como un factor principal en crear un tante simple para un gobierno hostil forzar
nuevo estado. La influencia de los Estados a la iglesia a obedecer sus mandatos.
Unidos en el mundo de hoy hace de sus orí-
genes un asunto de gran interés. Esos oríge- Además, bien podemos cuestionar la
nes revelan uno de los triunfos más posición de Hyma (Doumergue también
especiales del Calvinismo.”16 Esto también tiene esta opinión) de que una iglesia demo-
es enfatizado por el Sr. Davies (cf. pie de crática hizo surgir un estado democrático.
página 14) quien afirma que el estado men- En realidad, la iglesia que Calvino organizó
tal de los colonizadores Americanos había no era democrática en este sentido
sido formado antes que la influencia de moderno, pues el poder y la autoridad últi-
Locke llegara a expresarse en nuestro lado mos estaban conferidos a los ancianos,
del océano a través de Jefferson, mientras siendo estos delegados a ellos por Cristo.
que Dakin estima que alrededor de dos de
los tres millones de habitantes en América Sin embargo, aunque la separación de
al momento de la guerra Revolucionaria la iglesia y el estado no se realizó en Gine-
pertenecían a las filas Calvinistas.17 bra durante la vida de Calvino, podemos
decir que se convirtió en una realidad histó-
14. La Vida de Juan Calvino, (Grand rica debido a sus labores al instituir la disci-
Rapids, Michigan, 1943). Cf. Cap.
“Camino a la Democracia,” pp. 92-102; plina espiritual en la iglesia. La batalla por
Véase también A. Mervyn Davies, El la jurisdicción espiritual del consistorio,
Fundamento de la Libertad Americana, con el derecho a excomulgar, era el punto
(New York, 1955), quien sostiene que, focal de disputa en la larga batalla, dura y a
“Al vencer a la ola emergente de absolu-
tismo cuando ésta amenazaba devorar veces amarga, que Calvino peleó con el con-
toda Europa, éste (i.e., el Calvinismo) cilio de Ginebra. Esto, dice Warfield, fue la
hizo posible el surgimiento de una man- cuña de entrada, “clavada entre la Iglesia y
comunidad del hombre bajo la soberanía el Estado que tenía el propósito de separar
de Dios. Así pues, fue eso lo que colocó
los fundamentos de nuestra libertad,” p. al uno del otro” (Op. cit., p. 18). Y aunque
24. todos los hijos espirituales de Calvino no
15. Citado por Hyma, sin ref. op. cit., pp. 96,
97. 17. Op. cit., p. 159 donde Dakin acepta el
16. A. Dakin, Calvinismo (Filadelfia, 1946), estimado de L. S. Mudge, Enc. Brit. Ed.
p. 162. XIV, Vol. XVIII, p. 447.

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

apreciaron esto suficientemente, él quería iglesia y al estado un tercer ámbito, un área


una iglesia autónoma en su propia esfera de la vida que tiene existencia y jurisdic-
espiritual. Es debido a esta victoria, a saber, ción separada. Es llamada la esfera de la
la exitosa introducción y mantenimiento de adiaphora, las cosas promedio. Este es el
la disciplina espiritual, dice Warfield, que tribunal de la conciencia. Ningún papa o
“toda Iglesia en la Cristiandad Protestante rey puede dominar en este ámbito.
que disfruta hoy de cualquier libertad, cual-
quiera que ésta sea, al realizar sus funcio- Esta área no está restringida a unos
nes como una Iglesia de Jesucristo, lo debe pocos asuntos insignificantes de gusto y
todo a Juan Calvino” (Ibid., p. 19). opinión entre individuos, sino que incluye
la música, la arquitectura, el aprendizaje
El Impacto de Calvino en la Cultura técnico, la ciencia, las festividades sociales,
y la cuestión de todos los días, “¿Qué come-
Este juicio de Warfield se confirma por remos y qué beberemos o con qué vamos a
el hecho de que Calvino también liberó a vestirnos?” Ahora Calvino proclama la
toda la esfera de la cultura de la tutela de la libertad, tanto de la iglesia como del estado,
iglesia. Calvino rechazó el esquema de para esta área grande y completa de la vida
naturaleza y gracia de Aquino, en el que el en su doctrina de la libertad Cristiana,
mundo está dividido en mitades superior e haciendo al hombre responsable de dar
inferior, dadas respectivamente al dominio cuentas solo a Dios en su conciencia. Por lo
de la fe y la razón. En esta visión la gracia tanto, esta doctrina de la libertad Cristiana
incluye la religión, la ética, la teología y la es una de las piedras fundamentales de la
iglesia; pero la naturaleza es el ámbito de la filosofía cultural de Calvino.
cultura, incluyendo todas las actividades
naturales del hombre. Dándose cuenta de lo La Libertad Cristiana como la Base de
inadecuado del ámbito inferior, en y por sí la Vocación Cristiana
mismo, Aquino y la iglesia en pos de él
colocan toda la esfera de la cultura bajo la La doctrina de la Libertad Cristiana
tutela de la iglesia, y ésta se convierte en (Inst. III, 19) forma el apéndice de la justifi-
sirvienta de la teología. cación, y sin ella no puede haber el
“correcto conocimiento de Cristo, o de la
Guillermo de Occam, el filósofo nomi- verdad evangélica, o de la paz interna de la
nalista, oponiéndose a este señorío, mente.” Pero cuando se menciona esta doc-
enfrenta antitéticamente a los dos ámbitos trina hay dos reacciones violentas: algunos
el uno contra el otro. Él, en verdad, libera- “bajo el pretexto de la libertad, abandonan
ría al arte y a la agricultura, al comercio y a toda obediencia Dios, y se precipitan en el
la industria del poder del papa, pero las más desenfrenado libertinaje; y algunos la
transfiere a las manos de duques y reyes. desprecian, suponiéndola subversiva de
De esta forma se convirtió en el padre de toda moderación, orden y distinciones
una cultura controlada por el estado, el pri- morales” (par. 1). Estas son las reacciones
mer filósofo moderno del totalitarismo. del mundano y del asceta. Calvino se opone
igualmente a estos dos males, la mundanali-
Ahora Calvino proclamó junto a la dad y el escape del mundo. Sin embargo,

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

esto no le convierte en un neutralista en el el uso de su libertad, para que su prójimo


sentido de uno que quiere su pastel mien- pueda ser edificado. Pero puesto que las
tras se lo come. Calvino no aparentaba estar cosas de este mundo no son pecaminosas en
a favor de ambos extremos, sino que su sí mismas puede poseerlas, sino que debe,
balance es escritural, y va tan lejos como va en el proceso, guardarse de ser poseído por
la Palabra. ellas. La búsqueda de logros culturales y la
obtención de riquezas no son malas en sí
Claro, en su esencia la libertad Cris- mismas; el disfrute de la comida, la bebida y
tiana es espiritual. Consiste de la libertad de el lujo no ha de ser despreciado o conde-
la esclavitud de la ley y restauración a la nado, pero las maldiciones de Dios caen
obediencia voluntaria a la voluntad de sobre los ricos porque están inmersos en los
Dios. Puesto que estamos libres de la ley deleites sensuales y sus corazones están
como instrumento para salvación, respon- embriagados con los placeres presentes
demos como hijos al servicio de Dios con mientras buscan perpetuamente asir otros
gozo y prontitud. La libertad es disfrutada nuevos (Inst. III, 19, 9 & III, 6-10). En su
en el camino de la fe y debe animarnos a la meditación acerca de la vida futura Calvino
virtud, pero las mentes serviles, quienes la dice que debemos aprender a despreciar
usarían para cumplir las lujurias de la este mundo presente porque nos aparte de
carne, no tienen parte en ella. nuestro llamado. En ese sentido las buenas
cosas en sí mismas se transforman en males
Puesto que Pablo pone todas las cosas para nosotros; por tanto debemos aprender
externas sujetas a nuestra libertad (Rom. a mirar por encima de todas las cosas a la
14:4), no hay nada impuro en sí mismo, luz de la eternidad.
con tal que usemos nuestra libertad ante
Dios y no ante los hombres. Se abusa de los He aquí el punto crítico del asunto.
buenos dones de Dios si son codiciados con ¡Este es el asunto decisivo! Para Calvino el
demasiado ardor, cuando se alardea de ellos esfuerzo cultural de uno es bueno o malo,
con orgullo, o cuando se colman con lujos. dependiendo de la fe de uno. Todo lo que
Sin embargo, para el puro todas las cosas no es de fe es pecado. Toda cultura apóstata
son puras, pero todo lo que no es de fe es es egoísta en la que el hombre se salva a sí
pecado, y “para los corrompidos e incrédu- mismo por sus obras y exalta su propia glo-
los nada les es puro; pues hasta su mente y ria. Pero la doctrina de la justificación por
su conciencia están corrompidas.” (Tito la fe con su apéndice de la libertad Cris-
1:15). tiana hace al hombre libre para servir a
Dios en su llamado cultural. Abraham Kuy-
El Cristiano, quien es el liberto de per, en sus Conferencias Stone, señala este
Dios, usa este mundo en fe, es decir, en punto cuando nos recuerda que fue esta
obediencia a los mandamientos de Dios liberación del hombre medieval de la carga
para su gloria. Debe observar moderación de tener que ganar la salvación por las
para no llegar a abusar de los buenos dones obras la que liberó la energía e interés que
de Dios; debe ser paciente y sumiso cuando produjeron nuestro mundo moderno con
se ve privado de bendiciones terrenales. Es su ciencia, industria e inventos. Pues, por el
llamado a ejercitar el amor y la paciencia en énfasis de Calvino sobre el uso apropiado

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

de este mundo, la mirada del creyente fue de Calvino, a decir, la cuestión de la renta,
dirigida a este hermoso cosmos en el que el concepto de llamado y la idea de comu-
Dios nos llama a ser sus agentes culturales, nismo.
y a tener dominio sobre la tierra, a poblarla,
y a cultivar el suelo.18 La prohibición contra el tomar renta
fue uno de los factores más importantes en
Y mientras Agustín había dicho que la vida económica de la edad media (Op.
“el trabajo, aunque útil, es en sí mismo un cit., pp. 30, 31). Esta prohibición estaba
castigo” (De civ. Dei, XXII, 22), Calvino sos- sustentada por la Escritura (Lucas 6:35;
tiene que la vocación de todo hombre le es Deut. 23:19; Salmo 15, etc.) y Aristóteles,
concedida por Dios, de la cual se deriva una cuya máxima de que el dinero es estéril se
consolación peculiar, es decir, que “no hay repetía automática y universalmente. Aún
obra alguna tan humilde y tan baja, que no en el siglo dieciséis esta era la communis
resplandezca ante Dios, y sea muy preciosa opinio, de la que no se desviaron ni Refor-
en su presencia” (Inst. III, 10, 6). Con esto madores ni Humanistas.
en mente consideremos ahora algunas de
las contribuciones de Calvino en el campo Sin embargo, Calvino se volvió la
de la economía. excepción a la regla. Aunque se dio plena
cuenta de los peligros de la usura y de la ile-
Calvino y el Mundo de la Economía galidad económica, el prohibir el interés
bajo toda circunstancia es atar la concien-
Se llama la ciencia de la economía a la cia más allá de la Palabra. ¡Este era el
satisfacción de las necesidades físicas y al asunto principal! ¡La autoridad de la Pala-
avance del bienestar material del hombre, bra y la libertad Cristiana! Los Escolásticos
tanto como individuo y como sociedad. Cal- dispusieron que la usura era un pecado
vino tiene mucho que decir en todos su mortal, y esta incluía el interés de todos los
comentarios sobre este amplio tema, mien- tipos. Aquí es donde confluye el asunto.
tras que sus sermones están también reple- Calvino toma los varios textos aducidos y
tos de referencias a las necesidades físicas muestra que han sido malinterpretados.
del hombre. Lo notable acerca de la predica-
ción de Calvino es su carácter existencial. Considere Lucas 6:35, el locus classicus,
Está dirigida a la situación concreta. Cal- de los teólogos escolásticos. Aquí la Palabra
vino, por ejemplo, no solo condena la men- nos dirige a alimentar a los pobres y a tra-
dicidad, sino que también urge a los tarles con consideración y amor. Sin
creyentes a tratar a los sirvientes amorosa y embargo, aplicar las leyes civiles de los
bondadosamente (Sermones, Deut. 15:11-
12; 26:16).19 19. P. A. Diepenhorst, Calvijn en de Econo-
mie, (Wageningen, 1904). Lo que sigue
en el texto es un extracto de esta diserta-
Tres temas llaman nuestra atención si ción del Dr. Diepenhorst, quien ha con-
es que vamos a medir el impacto económico sultado las obras de Calvino en el Corpus
Reformatorum. Aparte de las referencias
en sermones y comentarios la teoría de
18. Calvinism: Six Stone Foundation Lectu- Calvino sobre el interés es presentada en
res, (Grand Rapids, 1943), pp. 117-30. su Consilium.

12
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Judíos (cf. Deut. 23:19) a los creyentes del haber dado ímpetu al surgimiento del capi-
Nuevo Testamento no es válido, dice Cal- talismo.22 No hay razón para negar o
vino. Una apelación a la conexión fraternal depreciar esta conexión en tanto que recor-
tal y como esta existía entre los Judíos y demos lo que se quería decir por el espíritu
que ahora existe entre los Cristianos, no es del capitalismo y no consideremos a Cal-
normativa para las transacciones de nego- vino, con su alto sentido ético y su cautela
cios.20 Es sobre pronunciamientos como contra el abuso de la libertad, responsable
estos que A. Kuyper y sus seguidores han por los excesos del duro individualismo del
basado su doctrina de las esferas de siglo diecinueve. Pues, como Doumergue
soberanía. Hay una distinción entre las nos recuerda, aunque Calvino glorificaba lo
normas de la moral y el ámbito económico, individual, fue siempre en relación con
igual como hay normas para lo jurídico y Dios y la comunidad de los santos. Nada
para las modalidades analíticas de la vida. era más social que la comunidad Calvinista.
Con respecto a las otras pruebas Aunque Calvino era un gran individualista
escriturales aducidas de los Salmos y de los en el sentido de apreciar y desarrollar la
Profetas, Calvino simplemente las declara personalidad, nadie habló menos del yo e
irrelevantes puesto que protestan contra el hizo más por la comunidad, la iglesia y el
pecado de la usura, el cual Calvino mismo estado, que él.23 Es más, Weber usa a los
también abominaba. La conclusión del escritores Puritanos como su fuente, pero la
asunto es que la Biblia no contiene ninguna idea de ellos de obtener seguridad de la
prohibición contra el tomar interés sobre el salvación por medio de las buenas obras no
dinero por aventuras de negocios (Cf. se encuentra en Calvino. Y los ministros de
Armonía del Evangelio, Mat. 8:42). Ginebra inequívocamente se opusieron a la
proposición de los mercaderes en 1580 de
Lo que es aún más significativo es el establecer un banco, sobre la base que
hecho de que Calvino sostiene la producti- Ginebra sería más fuerte si permanecía
vidad del dinero. Se ríe de la idea de Aristó- pobre.
teles de que el dinero es improductivo y
señala su poder productivo en la industria. En segundo lugar, consideremos el
Pero al pobre debemos prestarle sin esperar concepto Calvinista del llamado y del
devolución (Comentarios, sobre Éxodo comercio en particular. Los comerciantes,
22:25; Lev. 25:25-28; Deut. 23:19, 20). En durante la Edad Media, eran considerados
resumen, Calvino distingue entre la caridad una clase estéril, mientras que la agricul-
Cristiana y los negocios, lo que abrió las tura era exaltada hasta los cielos. Calvino
puertas para grandes aventuras en el no estima en demasía una a expensas de la
comercio y la industria. Por esto Calvino ha otra (Cf. Coments. Sobre Oseas 12:8; Gén.
recibido su porción de alabanza de parte de
muchos economistas.21 Max Weber,
22. La Ética Protestante y el Espíritu del
seguido por R. H. Tawney, le da crédito por Capitalismo (New York, 1931) 2 vols. La
Religión y el Surgimiento del Capita-
20. Cf. “Sobre las Similitudes y Diferencias lismo, Holland Memorial Lectures, 1922,
Entre los Dos Testamentos,” Inst. II, (Penguin Books, Inc. New York).
Cap. 10, 11. 23. Calvijn Als Mensch En Hervormer, pp.
21. Diepenhorst, op. cit., pp. 139, 153-71. 122-25.

13
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

47:19-23; Juan 2:16b; Isa. 23:2). El comer- demolió. Tomás tenía algunas ideas muy
cio, dice Calvino, no condujo a la caída de mórbidas acerca de la cultura, despreciando
Tiro, sino el deleite excesivo en las cosas la filosofía, el aprendizaje y el arte. Para él
mundanas. Babilonia no fue condenada por todos los placeres sensuales y mentales
la prosperidad y lujo producidos por el eran peligrosos porque ponían en peligro el
comercio, sino por la arrogancia y el orgullo gozo espiritual. Su santidad llega a expre-
(Coments. sobre Isa. 47). sarse al retirarse con un libro en un rincón
solitario (cum libello in angello).24
Indudablemente que las ideas de Cal-
vino con respecto a la rente se reflejaron en Calvino rechazaba todos los votos
su evaluación del comerciante, pero fue monásticos, puesto que están basados sobre
especialmente su fuerte sentido de que todo la noción de que hay una regla de vida más
llamado es honorable ante Dios el que yace perfecta que aquella que Dios le ha dado a
en el fundamento de su apreciación. Desde la Iglesia como un todo (Op. cit., IV, 10). La
que la iglesia hubo glorificado el martirio y jerarquía Romana, decía él, hace una sepa-
puesto su mirada en los cielos, el trabajo ración antinatural entre lo celestial y lo
había sido depreciado como teniendo una terrenal, pero Dios requiere la perfección
naturaleza inferior, mundana. Como hemos de todos sus hijos, y más allá de eso no
visto, Agustín advirtió contra los males de podemos erigir reglas (Cf. Coments. sobre
la holgazanería y prescribió el trabajo para Fil. 3:15; I Juan 3:12). Por lo tanto la per-
los monjes, pero solo como un mal necesa- fección Cristiana ha de buscarse dentro del
rio, puesto que el trabajo era castigo. Cal- llamado Cristiano y no fuera de él. Calvino
vino, por otro lado, miró el monasticismo no rechaza del todo el ayuno, pero señala
como un mal que llevaba al orgullo, la envi- que éste degenera fácilmente en la supersti-
dia y la disensión. Estaba produciendo ción. Esto ocurre cuando lo hacemos una
pereza, libertinaje y un insano dualismo obra necesaria para la salvación.
entre la santidad, adquirida en la lucha con-
tra el mundo, y las condiciones del laicado Calvino también lanza invectivas con-
como encasilladas en la mundanalidad y la tra la prohibición papal en contra del matri-
concupiscencia. El sacramento de las órde- monio de los sacerdotes (Inst. IV, 12, 23-
nes glorificaba este dualismo, con algunos 28) que resulta en un celibato contaminado
que escogían el alto camino de la renuncia en el que la fornicación se propaga con
de la carne y del mundo, mientras otros se impunidad. Dios ha dejado a los hombres
mantenían caminando con paso pesado por libres, y no podemos violar su libertad
el camino inferior del matrimonio y la ocu- (Comm. sobre I Tim. 3:2; y Tito 1:6). Ade-
pación terrenal. Se desarrolló una morali- más, es una señal de apostasía y una prueba
dad dual, una para los monjes (vita angelica de que los impostores han tomado control
et panes angelicus), la otra para los pecado- de la iglesia, puesto que Cristo compara lo
res ordinarios, el laicado. A esto Calvino santo del matrimonio a la unión de sí
fue la excepción indignante y vehemente mismo con la iglesia (Comm. II Tim. 4:3). A
(Inst. IV, 13). Mientras que Tomás de Kem-
pis había glorificado este dualismo en su 24. Henry J. Van Andel, “El Cristiano y la
Cultura,” The Presbyterian Guardian,
Imitación de Cristo, Calvino apareció y lo (Ene. 1944), p. 17ss.

14
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

pesar de estos ataques sobre el monasti- Inst. III, 19, 9, 10; III, 10). Sobre el uso del
cismo, muchos de los críticos de Calvino le vestuario, Calvino nos recuerda que debe-
han acusado de ser un ascético. Se dice de él mos tener en mente el propósito por el cual
que ha negado el uso de las cosas de este fue dado y nos advierte contra la extrava-
mundo más allá de la necesidad de comer y gancia y los cambios excesivos en el estilo,
beber. Si alguien que todavía viva cree en el pavonearse y el hacer alarde. Aquí tam-
tal leyenda, que lea el Comentario de Cal- bién la simplicidad y la moderación son la
vino de Amós 6, los sermones de Calvino, y clave para el uso correcto de los dones de
especialmente, la exposición sobre el uso Dios, los cuales no debemos dejar sin usar,
apropiado de esta vida presente (Inst. III, 6- no sea que seamos culpables de ingratitud.
10).
Para hacer justicia a sus críticos, se
Posteriormente Calvino discute el debiera añadir que le conceden al Calvi-
deber y la belleza, la vocación y el pasa- nismo una influencia social más alta que al
tiempo (da espacio para recreaciones tales Luteranismo. Troeltsch caracteriza al asce-
como el golf y el deporte en general), las tismo Calvinista como “activo, agresivo;
armas o equipo del peregrino y la armadura éste transformaría al mundo para la honra
del soldado. Aquí Calvino provee una de Dios... Para alcanzar este fin, racionaliza
defensa de la cultura en su sentido más y disciplina la vida total por medio de sus
amplio, extendiéndose desde la agricultura teorías éticas y sus disciplinas eclesiásti-
y el comercio a las cosas relacionadas con la cas... Este ve en el mero sentimiento
belleza y los lujos de la vida. Calvino provee (Gefühligkeit und Stimmung) solo inercia y
una vigorosa defensa del lujo y enuncia falta de seriedad; está lleno de un senti-
ciertos principios básicos, los cuales pueden miento fundamental: ¡trabaja para Dios,
todavía servirnos de guía hoy. Calvino por el honor de la Iglesia! De esta manera la
rechazó la cruel e inhumana filosofía de los ética Calvinista produce una viva actividad,
Estoicos, que despreciaba los placeres sen- una severa disciplina, un plan completo, un
suales y mentales ordinarios de la vida. objetivo social Cristiano.”25 Se concede que
Para él el pecado no residía en la materia, este ascetismo es del tipo del mundo
sino que tiene su asiento en el corazón. El interior (inner-weltliche askese), ajustado
mal no está en el mundo del color, del para operar dentro de la sociedad. Pero esto
sonido, de la comida, la bebida y el vestido, es jugar con las palabras y con los
sino que consiste del abuso de los buenos de significados históricos, y uno podría
Dios en exceso, en el desenfreno y la borra- conceder cualquier cosa a lo opuesto por
chera, la juerga y el libertinaje. La santidad medio de este método. Pues este ascetismo
no se alcanza por evitar ciertas funciones Calvinista, según sus autores, no hace que
físicas y por rechazar los buenos dones de uno huya de este mundo, sino que participe
Dios, sino por aceptarlos en fe y usarlos en él con entusiasmo y con deseos de
para su gloria y la edificación de la iglesia
(Cf. Sermones sobre Deut. 11:15; 12:15; 25. Ernst Troeltsch, Die Bedeutung des Pro-
22:5; también cf. Comm. sobre I Sam. testantismus für die Entstehung der
25:26-43; Amós 6:4; Santiago 5:5; Isa. 3:16; modernen Welt, (1906), p. 27, citado por
E. Doumergue, Calvino y la Reforma, pp.
y mucho más sobre el mismo tema en la 16, 17.

15
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

adquirir sus bienes con celo para la gloria escribió un tratado contra los Libertos en la
de Dios. Uno podría bien preguntarse con que proveyó una refutación escritural a
Doumergue si el sustantivo no es de esta esta práctica.26 Comienza por señalar la
manera consumido por el adjetivo. Hablar relación de este error con la “pasión brutal”
de ascetismo Calvinista es ridículo. Y de compartir esposas y denuncia la
Calvino hubiera dicho, “Prescindamos, búsqueda de riquezas en la que a los
pues, de aquella inhumana filosofía que no hombres no les importan sus congéneres.
concede al hombre más uso de las criaturas Inmediatamente presenta la enseñanza
de Dios que el estrictamente necesario, y bíblica positiva con respecto a los bienes
nos priva sin razón del lícito fruto de la terrenales bajo tres encabezados.
liberalidad divina, y que solamente puede
tener aplicación despojando al hombre de Primero, no podemos lanzarnos a la
sus sentidos y reduciéndolo a un pedazo de búsqueda de riquezas con una pasión dema-
madera.” (Inst. III, 10, 3). siado grande sino que debiésemos estar
satisfechos con poco, siempre listos para
Finalmente, es apropiada una palabra renunciar a lo que tenemos. Segundo, debe-
con respecto a la actitud de Calvino concer- mos trabajar honestamente para ganar
niente al comunismo. Naturalmente que no nuestro pan necesario y hacer a un lado
podemos leer ni introducir en este término todas las prácticas malvadas. Finalmente,
todo la concepción desarrollada por parte aquel que tenga poco no debe descuidar el
de los teóricos socialistas y comunistas del agradecer a Dios y comer su pan con con-
siglo diecinueve. En los días de Calvino tentamiento; y el que tiene mucho no debe
encontramos una comunidad de bienes entregarse a la excesiva indulgencia.
apoyada por algunos Anabaptistas y por los
Libertos. Los primeros negaban la gracia Después, Calvino interpreta los textos
común y la autoridad final de la Palabra. de la Biblia a los cuales apelaban los comu-
Los Libertos eran una secta panteísta, que nistas de su día. En el caso del joven prín-
sin embargo no ha de identificarse con los cipe rico (Mat. 19:21), no podemos concluir
enemigos políticos de Calvino en Ginebra. a partir de un caso particular en un princi-
Vivían una vida completamente licenciosa, pio universal. Puesto que el joven había
repudiando la Palabra y viviendo según la hecho alarde de haber guardado todos los
inclinación del viejo Adán, lo que fue con- mandamientos, el Señor expone su hipocre-
vertido en un llamado divino. Bajo el nom- sía por esta prueba de ácido a su amor. Esto
bre de “matrimonio espiritual” simplemente nos enseña que siempre debe-
introdujeron una “pollution brutalle” (con- mos estar listos a dejar todo por Cristo.
taminación brutal) y una comunidad de Especialmente en el caso de los discípulos,
bienes acompañaba a esta degeneración de quienes tenían todas las cosas en común
las normas morales. (Hch. 4:32), Calvino muestra que esto no es
una recomendación al comunismo. El sen-
Calvino no se ocupó de la cuestión de tido del texto no es que todos los creyentes
la comunidad de bienes en su tratado con- en Jerusalén se deshicieron de sus bienes,
tra los Anabaptistas, puesto que no todos
ellos se suscribieron a ella; pero en 1545 26. Cf. Diepenhorst, op. cit., pp. 250-306.

16
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

lo que simplemente no era cierto, sino sim- fue reavivada la industria de la tejedu-
plemente que en el amor fraternal que les ría.”27 Doumergue añade, “al rehabilitar el
animaba no toleraban que ninguno pasara trabajo artesanal y al prescribir la
necesidad. educación para todos, Calvino borra, en
gran medida, las distinciones de clase en la
Esta condena general de las tendencias sociedad” (Ibid., p. 142). Sin embargo,
comunistas de su día no está aislada y res- aunque podemos reconocer que Calvino no
tringida al tratado en discusión, sino que estaba opuesto a la legislación social, sería
uno puede encontrar las mismas opiniones un abuso de palabras hablar de sus
expresadas en los comentarios que tratan esfuerzos para estimular la empresa y la
con estos pasajes de la Escritura (Mat. iniciativa privadas como socialismo.
19:20; Hch. 4:23). En un sermón (Lucas Calvino no era un colectivista en ningún
3:11) Calvino sostiene que Juan el Bautista sentido de la palabra.
no condenó la propiedad personal sino que
exhortó a los hombres a dar de su abundan- Los Principios Estéticos de Calvino
cia a aquellos que están en necesidad,
puesto que Dios es el dueño absoluto, y “Quizás en nada Calvino ha sido más
nosotros no somos sino mayordomos de mal juzgado que en la opinión de algunos
nuestras posesiones. Calvino mismo daba de que carecía de algún sentido estético. Tal
un digno ejemplo al gastar todo su salario, declaración no debiera hacerse de un escri-
más allá de su propia necesidad, para los tor tan bueno como él. Los críticos de dife-
pobres y para la provisión hospitalaria de rentes preferencias religiosas han
los forasteros. Rehusó aceptar un incre- concordado en admiración a su estilo, tanto
mento en el salario cuando le fue ofrecido en Latín como en Francés. Mientras sus
por el concilio sino que les protestó acerca pensamientos fluyen, las palabras con las
de los bajos salarios de sus compañeros pre- que las viste son escogidas y analizadas cui-
dicadores, algunos de los cuales tenían dadosamente con un entrenado sentido de
hijos pequeños. la eficacia artística. Vemos en sus escritos
tanto una simplicidad escritural como una
Para concluir estos comentarios acerca elocuencia digna de Cicerón. Hace un gran
de la influencia cultural de Calvino en el alarde de su ‘rudeza’ y ‘brevedad’: estas no
campo de la economía, debiese observarse son practicadas a expensas de la elegancia,
que Calvino estaba profundamente intere- y tampoco impiden el uso efectivo de la
sado en la justicia social. Se ha sugerido que imaginería... Le gusta alabar una expresión
él introdujo el socialismo en Ginebra, apta, usando palabras tales como ‘hermoso,’
puesto que “prestó el talento de su mente y ‘elegante,’ ‘espléndido’... las referencias a
entrenamiento legal para una codificación los poetas Latinos y Griegos son bastante
de las leyes de la ciudad, y para el mejor abundantes en sus obras, y ama los Salmos
ajuste de sus impuestos... La salud de la ciu- como poesía... Hay en las obras de Calvino
dad era la mejor por su ayuda en la cons- numerosos pasajes de notable belleza en
trucción de alcantarillas y hospitales. Se
interesó en los métodos de calefacción y de 27. Henry Osborn Taylor, Pensamiento y
Expresión en el Siglo Dieciséis, (New
protección contra los incendios; gracias a él York, 1920), I, pp. 423, 424.

17
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

aprecio a las formas de la naturaleza.”28 Para apreciar la doctrina de Calvino


con respecto a la belleza, debemos recordar
Esta estimación más bien reciente por que él no era un esclavo fanático de la letra,
parte de un profesor Americano de historia el sirviente de un dios de papel llamado La
es un clamor que está lejano del consenso Biblia. Pero Calvino había visto al Dios
de los Jesuitas, Voltarianos y Protestantes viviente y caminaba ante su presencia con
de los días de Doumergue. Para ellos Cal- temor infantil. Las ideas de Calvino acerca
vino aparecía como la personificación de de la música y la escultura, el lenguaje y la
todo lo que era anti-liberal, anti-artístico y forma están siempre determinadas por una
anti-humano.29 Ha sido especialmente a conciencia que se sobrecoge ante el hecho
través de las investigaciones de hombres de que nos estamos relacionando con aquel
como Doumergue, y, más recientemente el que está sentado sobre el círculo de la tierra
Prof. Leon Wencelius del Swarthmore (Isa. 40:22), magnífico en santidad, terrible
College, que han demostrado que estas en maravillosas hazañas, hacedor de prodi-
representaciones preenjuiciadas son fal- gios (Ex. 15:11).
sas.30 Este último tiene la distinción de
haber producido el estudio más completo Para Calvino la belleza no es sino el
hasta la fecha sobre los principios estéticos resplandor de la majestad y gloria de este
de Calvino.31 Estos principios han sido Dios. Por lo tanto, divorciar la belleza de
aplicados críticamente a la literatura Calvi- Dios es idolatría. Este fue en realidad el
nista contemporánea en los Países Bajos resultado de la caída del hombre, por el cual
por C. Rijnsdorp,32 quien hace un uso la creación perdió su contacto ético con
extenso de Wencelius. Dios; esto es, el hombre ya no ama ni
conoce a Dios sino que se ha alienado del
corazón del Padre. En este estado miserable
28. John T. McNeill, op. cit., pp. 231, 232.
el hombre es ciego y ha perdido el sentido
29. Doumergue, Kunst en Genoel in het Werk de orden y medida apropiados y encuentra
van Calvijn, 3 conferencias. Trad. D. F. solamente la belleza aparente (beauté appa-
A. Winckel, (Wageningen, 1904), p. 9. rente). El contemplar simplemente la
30. y 31. l’Esthetique de Calvin, (Raspail, belleza en este mundo no nos conduce a
1937) debo confesar que no he sido
capaz de desarrollar en este estudio de una relación personal con Dios, aunque la
500 páginas acerca de la Estética de Cal- belleza es todavía la primera guía hacia
vino en su versión original pero he leído Dios. Pues la belleza revela sus atributos de
la reproducción de A. Anema en Holan- bondad, sabiduría, omnipotencia, justicia y
dés, y la conferencia de Wencelius sobre
“La Palabra de Dios y la Cultura” en el su cuidado providencial. Por lo tanto, los
que trata con las ideas de Calvino refe- no creyentes están sin excusa, puesto que
rentes al arte. esta belleza de Dios es manifestada univer-
31. Idem. salmente.
32. In Drie Ecappen (Baarn, 1951), p. 17-34.
Me he apropiado de los materiales dados
aquí por Wencelius, puesto que Rijns- Calvino piensa de la historia del hom-
dorp también ha producido un concepto bre sobre la tierra como un drama cósmico,
reducido de los principios estéticos de del cual Dios es al mismo tiempo autor y
Calvino a través de los ojos de Wence-
lius. espectador. La belleza es el brillo divino de

18
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

la gloria reflejado desde el pensamiento y contemplación de la belleza, en vista del


obra de Dios. Siempre consiste de claridad, talento natural del hombre, le seduce hacia
medida y perfección. la producción y comunicación de éste
talento en el arte. Esto cumple el propósito
Hay tres actos en este drama: antes de de Dios tal y como se expresa en la creación
la caída, en la armonía perfecta del cielo y del hombre a su imagen, que no ha sido des-
el paraíso; entre la caída y la redención, en truida por el pecado. Sin embargo, el
el que la belleza es simbólica – observe el pecado ha cambiado la alianza del hombre
templo de Salomón – y la preparación y de manera que ahora busca a la criatura
expectación por el Mesías es el tema cen- antes que al creador, en las cosas creadas.
tral; finalmente, en el tercer período, la glo- El hombre como pecador “Acepta la apa-
ria del Señor se vuelve carne en el Hijo. Y riencia de la realidad, e incluso hace de ella
aunque no hay en él parecer, ni hermosura; un absoluto el cual adora.”34 El pecador
le veremos, mas sin atractivo para que le busca una belleza agradable al ojo pero
deseemos (Isa. 53:2), sin embargo resplan- engañosa, que engendra deseo y es
decía en él una belleza espiritual de manera acompañada por un gozo falso y conduce
que “el que me ha visto a mí, ha visto al hacia la tentación sensual. Esto es vanidad
Padre” (Juan 14:9), y “y vimos su gloria, y un indicativo de la vacuidad de la vida sin
gloria como del unigénito del Padre” (Juan Dios.
1:14).
Sin embargo, el arte es un don natural,
Calvino sostiene que debemos ser cola- completa y simplemente humano.35 El
boradores y co-espectadores con Dios en artista es el re-creador; él hace su trabajo
este drama. Si nos distraemos durante la como Dios hizo el universo. Como tal per-
obra, la que tiene en juego nuestra meta manece por encima de su objeto como
eterna, sería un craso descuido de nuestra poseedor del don para ver la belleza de la
parte. En el centro de este drama cósmico creación mejor que sus semejantes los
está la iglesia, la que opera en contra del
escenario de fondo conformado por la acti- 33. Para un tratamiento más detallado del
vidad mundana y la historia del mundo. Sin tema de la gracia común y la cultura, cf.
H. Bavinck, “Calvino y la Gracia
embargo, en la gracia común de Dios todos Común,” Calvino y la Reforma, pp. 117-
los hombres tienen un llamado sin conside- 30, donde Bavinck sostiene que Calvino,
ración a la predestinación. Pues todos han a pesar de “su convicción de la majestad
retenido algún aprecio por la belleza y una y carácter espiritual de la ley moral,” es
más generoso en su reconocimiento de lo
habilidad limitada de producir artes. Esto que es verdadero y bueno, dondequiera
se debe a la beneficencia del creador (Inst. que se encuentre, que cualquier otro
II, 2, 15, 16, 17; II, 3).33 Reformador” p. 120.
34. Leon G. Wencelius, “La Palabra de Dios
y la Cultura,” La Palabra de Dios y la Fe
Ahora, la belleza no es un principio Reformada, (Grand Rapids, Michigan,
impersonal auto-existente, como en Platón, 1942), p. 164.
del cual el artista se vuelve un devoto. Es 35. Wencelius, l’Esthetique de Calvin, p.
más bien la luz de una sabiduría siempre 104, “une activité terrienne, tuit simple-
ment Humaine,” citado por Rijnsdorp, p.
activa y una voluntad siempre creadora. La 30.

19
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

observadores. Por otro lado, el artista debe reglas artísticas, sino que el hombre descu-
estar por debajo de su objeto, como un bra éstas por sí mismo. Sin embargo, hay –
observador de la criatura de Dios. Debe dice Calvino – un principio mayor que ha
desarrollar un sentido del objeto, y la fideli- de observarse, a decir, el arte mismo debe
dad al objeto se vuelve una pasión con Cal- someterse en el artista a la Palabra y al
vino. Sin duda que esto puede trazarse, en Espíritu. Este es un principio absoluto en la
alguna medida, a su entrenamiento Huma- estética de Calvino.
nista, en el que el retorno a las fuentes del
aprendizaje era una pasión. Esto llegó a Puesto que la naturaleza nos ha sido
expresarse en el estudio de Calvino de la dada por Dios para nuestra instrucción
Escritura en los lenguajes originales y su debemos estar dispuestos a aprender de ella
deseo de hacer accesible el Evangelio a sus pero no a seguirla servilmente. Sin
compatriotas en su propio idioma. embargo, nuestra labor debe ser en el espí-
ritu y siguiendo el significado de la crea-
El objeto en sí mismo debe estar sujeto ción. Tampoco puede el arte buscarse a sí
a las reglas de la simplicidad, sobriedad y mismo, que fue la falta de los Griegos, por
medida. Con respecto al artista Calvino sos- lo cual se convirtió en idolatría. Sin
tiene que ha de ser humilde, tomar mucho embargo, el arte debiese proveer placer o
tiempo en la preparación y no ha de apresu- servir a un propósito pedagógico dentro de
rarse en la ejecución, expresándose a sí la meta común para toda la humanidad
mismo con claridad y pureza. El arte se redimida, es decir, la confirmación del
vuelve creativo cuando la actividad reino de Dios sobre la tierra.
humana se dirige a la actividad creativa de
Dios. La belleza es el brillo que acompaña a El arte, como tal, puede ser dividido en
tal actividad creativa. dos clases, el mecánico y el libre. El primero
está limitado a los materiales con los cuales
Solo el creyente puede legítimamente es producido, tales como la arquitectura y
cumplir su rol en el drama del mundo, que las artes plásticas; el segundo, la música, la
debe estar centrado en el principio religioso pintura y la literatura no se hallan limita-
de buscar la gloria de Dios en la actividad das de esta manera. Ningún arte puede ser
universal dentro del marco del universo condenado simplemente porque provee pla-
creado. Esto es así debido a que la vida del cer más que utilidad. Sin embargo, su gozo
creyente ha sido corregida en principio. Ha nunca puede estar divorciado del servicio a
experimentado un cambio de mente en su la humanidad y al temor del Señor. Así
conversión. pues, dentro de los límites dados por Dios,
el arte puede tener su legítimo placer y gozo
Dios ha concedido gran libertad y res- saludable, pero si infringe esos límites echa
ponsabilidad en los hombros del portador a perder el orden de las cosas. Tal arte
de su imagen para que pueda regir sobre la irreal, habiendo perdido toda medida, favo-
creación en una manera análoga a la forma rece las pasiones más bajas.
en que Dios mismo conduce los asuntos de
los hombres. De allí que Dios no le haya Con respecto a la arquitectura Calvino
dado al hombre un conjunto de normas y dice que los paganos sucumbieron a la ten-

20
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

tación de exagerar la belleza externa de sus tros cantos para Dios. Y, aunque Calvino
templos. Sin embargo, la belleza religiosa no rechaza el uso de himnos, prefiere usar
no es tanto asunto de paredes sino de la los Salmos de David en la adoración
unidad espiritual de los creyentes. Por lo pública. El canto es un embalse ilimitado de
tanto es orgullo y vanidad por parte de poder, puesto que mueve nuestros corazo-
Roma edificar hermosas iglesias mientras nes a invocar el nombre de Dios más for-
adora lo contrario a lo prescrito por los malmente. Por él somos fuertes en la
mandamientos de Dios. tentación y cuando enfrentamos la persecu-
ción (mire a los Hugonotes y a muchos
No hay prohibición contra las artes mártires que fueron cantando a la
plásticas, pero el artista debe hallar su ins- hoguera), y renueva el alma. Al cantar la
piración en la naturaleza y someterse a sus iglesia es edificada y sus miembros son uni-
leyes. Transformar estas leyes para la cria- dos en el santo vínculo del amor. Calvino
tura y darle una especie de divinidad es ido- no condenó la música secular, es decir,
latría. Sin embargo, no se debe permitir que aquella que tenía la creación de Dios como
estas artes se entrometan en la adoración, su objeto, fuera de lugar. Pero lo secular
puesto que tienen un carácter exclusiva- puede no ser impío; debe servir para glorifi-
mente terrenal y no pueden representar las car a Dios indirectamente a través de nues-
cosas no creadas. tro gozo y elevación. Por lo tanto, la música
que degrada, que corrompe los buenos
Aunque Calvino insistía en la santidad modales, que adula a la carne, debe ser
de la belleza, tenía un interés más directo rechazada. Pues la música tiene un poder
con la belleza de la santidad. La belleza de secreto e increíble para mover los corazo-
la adoración se halla en su espíritu y en ver- nes. Cuando palabras malvadas son acom-
dad. El culto debe reflejar la gloria divina, pañadas con música, ellas penetran más
como hace el mundo creado, puesto que profundamente y el veneno entra como el
Dios es central a ambos. La adoración a vino a través de un embudo en la tinaja.36
Dios debiera ser simple, puesto que Dios es
uno; pura, porque él es santo; armoniosa, Es exactamente en este punto, dice
puesto que es él quien ha establecido la Doumergue, que Calvino hizo una transfor-
medida para todo. mación revolucionaria de la cultura por la
introducción de los Salmos en el servicio de
La música es la principal de las artes adoración. Pues el abuso y mal uso de la
en su adaptabilidad a la adoración. El música en la iglesia Católico Romana era
objeto de la música es Dios y su creación. grotesco y no puede entenderse aparte del
La gloria de Dios y la elevación del hombre cuadro total de extravagancia imprudente
son su meta, y los Salmos inspirados son de la época, tal y como es descrita por
sus medios. Puesto que es la bondad de Zwinglio, Lutero y Calvino cuando deplo-
Dios emanando a través del universo lo que ran la moralidad de la iglesia. Doumergue
hace a los hombres cantar, Dios debe ser el
centro de los pensamientos y sentimientos 36. Calvino, Pensamientos sobre el Salterio,
del hombre cuando canta. La seriedad, la citado por S. Anema, Wat Bracht Ons
Wencelius, “l’Esthetique de Calvin,”, pp.
armonía y el gozo deben caracterizar nues- 51, 52.

21
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

cita el hecho de que en un servicio Católico Salmo Protestante de batalla. Como resul-
Romano el líder de canto comenzaría con tado del trabajo original y osado de Calvino
un Sanctus, mientras que otros, seguidos en esta fase de la cultura Cristiana, los
por la multitud, cantaban las palabras, maestros Protestantes han cultivado el
Robin m’aime, Trop M’a amour assaillie ritmo, el acento y la melodía en los Salmos.
(Petirrojo, ámame; estoy demasiado enamo- De esta forma el sacerdocio de los creyentes
rado de él). Hasta los trabajos de Palestrina llegó a expresarse en los servicios Calvinis-
contra esta música lasciva e impura fueron tas. El tono principal de los Salmos es un
en vano, por dos siglos después de la gozo serio (Joie grave), pero también habla
Reforma las melodías prescritas para el de poder y majestad. Fue llamado la Sirena
Credo, el Pater Noster y el Ave Maria eran del Calvinismo, y se convirtió en el rival
tomadas de las canciones contemporáneas invencible de los enemigos de la cruz de
de amor.37 Calvino ha sido llamado el padre Cristo mientras le daba un arte universal a
del Salterio. Antes de él las iglesias todas las iglesias Protestantes. Las ideas de
Reformadas Francesas no conocían el canto Calvino, que pueden encontrarse en el Pre-
congregacional. En 1537 Calvino ya había facio del Salterio Ginebrino, hicieron el más
propuesto la introducción del canto grande impacto en la música sagrada del
congregacional en Ginebra, con el siglo y forman la quintaesencia de la esté-
propósito de avivar los corazones fríos tica musical de la Reforma.
hacia la corazón y moverles a la alabanza.
Sin embargo, la primera edición del Salterio El escribir también era un arte elevado
apareció en Estrasburgo en 1539, donde para Calvino, y su alto respeto por la Biblia
Calvino se encontraba en el exilio. no apagó su entusiasmo por la literatura
Contenía su propia versión métrica de los profana, la cual tiene un llamado en el
Salmos de David con doce armonizados ámbito de la gracia común. En lugar de alu-
más de Marot, que Calvino encontró en dir a sus “espléndidos vicios” (Agustín),
Estrasburgo. Más tarde Calvino eliminó su Calvino sostiene que Dios ha adornado a
propia poesía y tomó la versión de Marot de los paganos con talentos de agudeza y pers-
los Salmos, mientras que las melodías picacia al investigar las cosas terrenales
fueron compuestas o arregladas por (Inst. II, 2, 15). Es el mismo Espíritu que
Bourgeois y publicadas en 1562. Esta habita solamente en el fiel, quien “suple,
versión del Salterio gozó de veinticinco actúa y revive a todas las criaturas” (Ibid.,
ediciones el año de su publicación y un par. 16). Por lo tanto, “Si, pues, Dios ha
total de 1400 ediciones (Ibid., p. 20). querido que los infieles nos sirviesen para
entender la física, la dialéctica, las matemá-
Calvino mismo había descubierto la ticas y otras ciencias, sirvámonos de ellos
famosa melodía de Greiter, quien era el en esto, temiendo que nuestra negligencia
líder de canto en la catedral de Estrasburgo, sea castigada si despreciamos los dones de
y la adaptó a su versión del Salmo 36. Más Dios doquiera nos fueren ofrecidos” (Ibid.).
tarde Beza tomó esta melodía para su ver-
sión del Salmo 68, que ha sido llamado el Sin embargo, Calvino está siempre
conciente del hecho de que los dones natu-
37. Op. cit., pp. 11, 12. rales que quedaron después de la caída han

22
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

sido corrompidos y producen solamente un Ya hemos notado la publicación de la


conocimiento transitorio (Ibid., II, 2, 16). Institución como un evento histórico, pero
El Señor realmente les ha permitido “un también fue un evento literario de primera
cierto sentido de Su divinidad, a fin de que magnitud. Brunetiére, crítico literario
no pretendiesen ignorancia para excusar su Francés y contemporáneo de Doumergue,
impiedad”; sin embargo, “pero las vieron de dice que no hay “monumento literario
tal manera, que no pudieron encaminarse a anterior en Francia que pueda comparár-
la verdad, ¡y cuánto menos alcanzarla!” sele.” Naturalmente critica la falta de
(Ibid., II, 2, 18). Esto hace eco de la alegoría reserva y buen gusto en cuanto a la referen-
de Platón de un grupo de hombres sentados cia de las personas como burros, pero
en una caverna, con sus espaldas contra la añade, “Más bien alabemos la concatena-
luz, de manera que no ven sino las sombras ción de sus ideas. Es de tal tipo, tan fuerte,
de las imágenes. Aquí la evaluación de Pla- y tan compacta que no importa de qué
tón por parte de Calvino es a propósito, pasaje tratemos de extraer la doctrina que
quien, aunque el más religioso y juicioso de encontremos, siempre es la misma
todos los filósofos, aún así “también erró conexión, la misma lógica, y la misma
con su esfera, haciendo de ella su primera dependencia y subordinación de las par-
idea” (Ibid., I, 5, 12). Sobre las pocas verda- tes... indudablemente no tenemos en nues-
des que “fortuitamente salpican los libros tro lenguaje mejores modelos de aquella
de los paganos, están manchadas con vivacidad de razonamiento, o más bien de
numerosas y monstruosas falsedades” argumentación, o de esa precisión y esa
(Ibid.). propiedad en el uso de los términos, o de
esa sucinta y reveladora brevedad. Ya no
Sin embargo, para Calvino no era sufi- contamos con ese arte de seguir el pensa-
ciente el pensar bien y saber la verdad; uno miento y explicarlo todo o parafrasearlo sin
también debe escribir bien y diseminar la perder el punto de vista. La paráfrasis de
verdad. Afortunadamente no necesitamos Calvino del Decálogo es una de las cosas
satisfacernos en este punto con teoría, pues más bellas en el lenguaje Francés.” Brune-
el genio de Ginebra nos ha dejado una rica tiére concluye diciendo que la Institución
herencia de excelencia literaria, pues por fue el primer libro del cual podemos decir
predilección Calvino era un hombre de que fue un clásico. “Es igualmente así... por
letras. La conversión y el llamado no le qui- razón de la dignidad del plan, y la manera
taron su entrenamiento y predilección más como la concepción del todo determina la
de lo que le hayan quitado su condición de naturaleza y elección de los detalles. Es así
hombre. Si hay algún punto sobre el cual por razón del propósito de convencer o con-
los críticos de Calvino concuerdan, es en su mover el cual, puesto que es su causa, pro-
espléndido estilo como escritor. Aplique- duce su progreso interno, y el espíritu de su
mos aquí un adagio Francés al creador del atractivo y gracia retórica.”39 Esta es una
lenguaje teológico Francés — el estilo es el
hombre (Le Style c’est L’homme!). Doumer- 38. Calvijn Als Mens En Hervormer, pp. 33-
gue nos cuenta que el estilo de Calvino era 53.
común, animado, alegre, simpático y 39. “La Obra Literaria de Calvino,” The
Presbyterian and Reformed Review, XII,
noble.38 (1901), pp. 392-414.

23
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

elevada alabanza por parte de un hombre elevada ira, impaciencia, falla en dejar que
que sostenía que Calvino no tenía las plenas implicaciones para todo hombre
apreciación artística. de la libertad espiritual le llevaran a esco-
ger, o a ir en contra, de Dios – pero, es un
El espacio no me permite hablar parti- vilipendio infame decir que Calvino era
cularmente de los treinta volúmenes de duro, amargado o que no tuviera amor.41
comentarios de Calvino, que se distinguen
por la agudeza filológica y un sentido infali- La Contribución de Calvino en el Campo
ble del lenguaje. También paso por alto los de la Educación
escritos controversiales, que están en una
categoría por sí mismos y han contribuido a De lo anterior es claro que Calvino
un género especial en las letras Francesas, a estaba dispuesto a aceptar los dones de la
saber, la sátira Calvinista. Warfield afirma gracia común de Dios en el campo de la cul-
que ningún polemicista tan efectivo había tura humana y aún admitió que los no cre-
antes escrito, y cita la Carta a Sadoleto yentes fuesen nuestros maestros en asuntos
como el mejor espécimen de aquel precepto de técnica y de formas artísticas. Sin
más excelente para todos los escritores con- embargo, nunca pierde vista la antítesis en
troversiales: Suaviter in mode; fortiter in re la cultura, la oposición entre Cristo y Sata-
(¡Dulce en la manera, fuerte en la mate- nás. Esto se torna muy evidente en la
ria!).40 máxima obra de Calvino, el establecimiento
de la Academia en Ginebra. Esta ha sido
Calvino también escribió catecismos, llamada el seminario de la reforma eclesiás-
credos, formularios para la adoración, tra- tica.
tados populares para la instrucción, y por
último, pero no menos importante, cientos Es imposible hacer justicia a los deta-
de cartas. Por medio de éstas llevó adelante lles técnicos e históricos de la fundación de
sus labores pastorales entre todas las igle- la Academia en este breve resumen.42 Sin
sias Reformadas de Europa Occidental. En embargo, notemos que Calvino hizo de la
ellas instruye a los hombres de estado, educación de los jóvenes una de sus
reprende a los gobernantes, conforta a los primeras preocupaciones a su llegada a
enfermos y a los desahuciados, anima a los Ginebra en 1536. También expresó la
santos – en resumen, aparece como un necesidad de una institución de educación
auténtico pastor de almas. Las cartas de superior en 1537 y 1541. Pero no fue sino
Calvino, aparte de su valor literario, reve- hasta que Calvino hubo descansado de sus
lan su rica vida religiosa, su propósito pro- enemigos (alrededor de 1555), que Calvino
fundo y noble y su infatigable búsqueda fue capaz de darle a este asunto la atención
hacia el alcance de su propósito y, sobre
todo, su profunda simpatía humana. Aquí
41. Paul Woolley, “Zwinglio y Calvino,”
vemos a Calvino apoyándose en sus amigos The Presbyterian Guardian, (Nov. 1941),
lo mismo que dándose a sí mismo a ellos de p. 122.
todo corazón. Ciertamente tenía sus fallas – 42. Cf. el excelente artículo de W. Stanford
Reid, “Calvino y la Fundación de la Aca-
demia de Ginebra,” Westminster Theol.
40. Warfield, Calvino y el Calvinismo., p. 10. Jour., XVIII (1955), pp. 1-35.

24
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

que merecía. El año siguiente propuso la claro que el objetivo básico de la educación
reorganización del sistema escolar al era el conocimiento de Dios y de su crea-
concilio, pero ese cuerpo no tomó una ción para el servicio de Dios. Tal conoci-
acción definitiva hasta 1558, cuando miento podía obtenerse por el estudio de la
aprobó un lote de terreno, que Calvino historia, como se presentaba en los clásicos,
había escogido por su belleza y utilidad, y y de la naturaleza, como se presentaba en
aceptó los planes definitivos. Para financiar las ciencias naturales. Sin embargo, debido
este proyecto el mismo Calvino salió a a la caída, el hombre natural no puede lle-
solicitar donaciones, se aceptaron gar al verdadero conocimiento de Dios o de
colecciones, se animó a los testadores a su mundo sin la regeneración. Solo ella
hacer donaciones en sus testamentos, de hace posible el captar el significado de la
manera que por pura determinación y revelación de Dios en la Escritura, y res-
entusiasmo la gente superó las limitaciones taura al hombre a la perspectiva apropiada
de su pobreza. (Reid, op. cit., p. 21).

Aunque el edificio no fue terminado Esta posición concuerda con la ense-


hasta 1563, fue dedicado y puesto en uso en ñanza de Calvino en su Comentario sobre
1559. El siempre difícil problema de conse- Primera de Corintios, en la que trata del
guir instructores fue resuelto por la rebe- lugar e importancia de la cultura pagana.
lión del equipo de trabajo de la Academia Calvino rescataría cualquier aprendizaje
de Lausana, que renunció en protesta con- sólido, libre de superstición, al trasplan-
tra la atribución arrogante de Bern de acep- tarlo al marco de una filosofía Cristiana.
tar la autoridad secular en casos de Pues a menos que veamos la sabiduría y
disciplina espiritual. El 5 de Junio de 1559, cultura del hombre a la luz de Cristo ellas
en la Iglesia Catedral, Beza, quien había son como humo, convertidas en necedad
sido elegido como rector, pronunció un por Dios. Pues, “el hombre, con toda su
notable discurso inaugural, en el que feli- agudeza, es tan estúpido por obtener por sí
citó a Ginebra por haber fundado una mismo un conocimiento de los misterios de
escuela para estudios liberales, libre de la Dios, lo mismo que un asno está calificado
superstición. Los estatutos de la escuela, para entender las armonías musicales”
preparados por Calvino, fueron leídos por (I:20). El estudio de las artes y las ciencias
el secretario, un Sr. Roset. Calvino simple- no es para la alabanza del ingenio humano,
mente hizo unos pocos comentarios de cie- o para el deleite de una minoría elitista,
rre y ofreció una oración. El desinterés de sino para la mayor gloria de Dios.
Calvino junto con la verdadera estimación
de sus talentos debiesen observarse en el El aprendizaje no es un asunto indivi-
hecho de que nombró rector a Beza en lugar dual, sino para la enseñanza de otros, y
de a sí mismo. ambos procesos han de estar al servicio de
Dios y de su reino. De hecho, una educa-
Consideremos también cómo concebía ción liberal no puede estar divorciada de la
Calvino el rol de la educación en la reforma meta del hombre en la vida, a saber, enten-
de la iglesia y en la renovación de la cul- der las Escrituras con el propósito de hacer
tura. De su Ordre du College de Geneve es la voluntad de Dios. Los artes y las ciencias

25
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

liberales no nos dan el verdadero conoci- Al tratar con el impacto de las ideas de
miento de Dios, a menos que nuestros ojos Calvino sobre la política, la economía, el
hayan sido primero abiertos por medio del arte y la educación, me he limitado a mí
Espíritu. Y el estudio de “la filosofía, la mismo por causa de la brevedad. Sin
ciencia y la elocuencia tenían como su pro- embargo, las amplias implicaciones cultura-
pósito último la comprensión más profunda les son claramente evidentes.
del hombre de aquello que Dios dice por
medio de las Escrituras” (Reid, op. cit., pp. Conclusión
19, 20).
En resumen, se debe recordar que Cal-
La Academia de Calvino comenzó con vino como el teólogo de la cultura estaba
162 muchachos como asistencia, la mayoría interesado en traerla a la obediencia a
de Francia, pero cinco años más tarde, a la Cristo por medio de su Palabra. En el área
muerte de Calvino, la escuela elemental de la cultura el hombre es libre bajo Dios de
tenía 1200 estudiantes y la Academia pro- la iglesia y del estado. Pero no es la libertad
piamente dicha, schola publica, 300. De esta de la licencia o la libertad de renunciar al
forma, dice Charles Borgeaud, el historia- mundo como malo. El hombre es justifi-
dor de la Academia, Calvino realizó su cado por fe y por regeneración es renovado
tarea: había asegurado el futuro de Gine- a la imagen de Cristo; por tanto, la influen-
bra... haciéndola a la vez una iglesia, una cia santificadora de la Palabra debe exten-
escuela y una fortaleza. Fue la primera for- derse a toda la existencia del hombre bajo el
taleza de la libertad de los tiempos moder- sol. Todo hombre tiene un llamado divino
nos.43 para cumplir el mandato cultural, pues
todas las cosas son nuestras, y nosotros de
Calvino, es cierto, se había convertido Cristo. Sin embargo, debemos ejercer mode-
en una figura ecuménica antes del estable- ración, paciencia y fidelidad en nuestra
cimiento de la Academia por medio de sus vocación diaria, trabajando como para el
cartas, comentarios, la influencia de la Ins- Señor ante la mirada de Dios (Coram Deo).
titución, y su posición heroica contra el
papa y la jerarquía en cada recodo del La concepción de Calvino de la cultura
camino; sin embargo, la Academia fue su también es radicalmente escatológica. Pues
máximo logro. De ella emanó una corriente la vida total es una meditación de la vida
de hombres jóvenes, entrenados para el por venir, y todo debe verse a la luz de la
ministerio del Evangelio, para todas las tie- eternidad. Por lo tanto, debemos aprender a
rras de Europa Occidental. Además de teo- poseer y no a ser poseídos por las cosas de
logía, artes y ciencias, también se este mundo, pues el mundo pasa. Para Cal-
enseñaban en Ginebra leyes y medicina. La vino la cultura nunca es un fin en sí mismo.
influencia cultural del sistema educativo Toda la erudición, todo el arte y el aprendi-
centrado en Dios de Calvino es casi incalcu- zaje, lo mismo que las formas más humildes
lable. de la cultura, han de usarse para el servicio
de Dios y ejercidos para la gloria de Dios.
De allí que se encuentre una dualidad que
43. Citado por McNeill, op. cit., p. 196. existe en la cultura humana, pues la activi-

26
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

dad del hombre que no está dirigida al ser-


vicio y la gloria de Dios es auto-frustrante,
es vana y sin significado. ¡Soli Deo Gloria!
¡Solo a Dios la Gloria! Ese era el lema de la
vida de Calvino, no solo en la obra de Cristo
para salvación, sino también para el
esfuerzo cultural del hombre.

27
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO VIII
ABRAHAM KUYPER: EL TEÓLOGO DE LA GRACIA
COMÚN Y DEL REINADO DE CRISTO

Abraham Kuyper (1837 – 1920), el simplemente un copista de Calvino. Tenía


genio versátil del Calvinismo Holandés, ha la intención de seguir a Calvino en total
hecho más que cualquier otro hombre para fidelidad a la Palabra y en la confesión de la
definir el concepto Calvinista de la cultura. soberanía de Dios como es expresada en el
Kuyper no solamente buscó dar contenido reinado del Cristo glorificado. En su confe-
a la definición de cultura sobre un funda- rencia inaugural del establecimiento de la
mento Calvinista, sino que su vida total fue Universidad Libre de Ámsterdam en 1880,
una gran demostración de la idea. Entró Kuyper lanzó este desafío al mundo: “No
con celo en la contienda por afirmar los existe una pulgada en toda el área de la
derechos reales de Cristo como Señor. Él existencia humana sobre la cual Cristo, el
fue no solamente un dogmático sino tam- soberano de todos no clame, ‘Es mía.’”2
bién un hombre de estado; era profesor de
teología y primer ministro de la reina; El que las opiniones de Kuyper hayan
impartió conferencias eruditas pero tam- sido llamadas Neo-Calvinismo,3 a pesar de
bién despertó a los hombres para que asu- su propia afirmación de fidelidad al maes-
mieran sus obligaciones políticas y sociales; tro, se debe al hecho de que Kuyper no era
Kuyper fue educador, periodista, autor de un copista servil sino que trabajaba basán-
muchos libros, orador de gran estatura, dose en el espíritu de Calvino. Por tanto no
amante del arte y viajero por el mundo.
1. Cf. S. J. Ridderbos, De Theologische Cul-
Es totalmente imposible tratar adecua- tuur Beschouwing Van Abraham Kuyper
damente con la teología de Kuyper en un (Kampen, 1947); A. A. Van Ruler, Kuy-
per’s Idee Eener Christelijke Cultuur
capítulo. Por lo tanto se omite excepto en (Nijkerk, n.d.); Th. L. Haitjema, De Cul-
tanto que se necesite una declaración resu- tuur-waardeering van het Nieuw-Calvi-
mida de ciertos elementos para entender su nisme (1919).
concepto de cultura, sobre lo cual se han 2. Souvereiniteit in Eigen Kring, 3ª ed.,
(Kampen, 1930), p. 32, (traducción del
escrito numerosos volúmenes separados.1 autor).
Kuyper, según su propia convicción, era 3. Cf. C. B. Hylkema, Oud En Nieuw Calvi-
nisme (Haarlem, 1911).

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

debemos buscar una copia total pura y sim- en mente, examinemos, en este capítulo, la
ple, ni una admiración por Calvino carente concepción teológica de Kuyper de la cul-
de crítica por parte de su gran discípulo. tura y tomemos nota de sus principales con-
tribuciones a la cultura Calvinista de su
Kuyper trabajó en el espíritu de Cal- propio país, los Países Bajos.
vino. Cuando estaba dispuesto a hacer a un
lado cualquier parte de la herencia Calvi- * * *
nista, como en el caso de un cambio que
propuso con respecto al artículo treinta y Kuyper concordaría en que la cultura
seis de la Confesión Belga, era porque incluye todo el trabajo del hombre para el
estaba convencido que este artículo era en desarrollo y mantenimiento del cosmos, y
realidad contrario al espíritu del Calvi- los resultados de ese trabajo, tanto en la
nismo. Si Kuyper añadió algo a Calvino, fue naturaleza como en el hombre. Pero, sin la
con el entendimiento de que estaba gracia común de Dios, no hubiese surgido
haciendo patente lo que había estado ninguna cultura. El mundo, debido al
latente, o exponiendo explícitamente lo que pecado, hubiese sido destruido si la gracia
ya estaba implicado. Esto no significa que común de Dios no hubiera intervenido
uno está obligado a tomar a Kuyper así (GG, I, 213, 220). Como tal, la gracia
nada más, sin críticas. No hay duda que fue común es el fundamento de la cultura,
uno de los más grandes exponentes moder- puesto que el gran plan de Dios para la
nos del Calvinismo, pero esto no implica creación es alcanzado por medio de la gra-
que uno deba aceptar los remanentes de cia común (GG, II, 28, 630-31). La gracia
una síntesis filosófica o el dualismo polar común no es espiritual ni recreativa, sino
que yace en el corazón de su visión de la temporal y material (I, 86, 92, 296; III, 107-
gracia. Pero más de esto lo veremos más 10; 331). Está basada y fluye de la confe-
adelante. sión de la soberanía absoluta de Dios, pues,
dice Kuyper, no solamente la iglesia sino el
Por el momento baste decir que mundo entero debe dar honor a Dios; por
Kuyper colocó la auto-glorificación de tanto el mundo recibió la gracia común con
Dios4 en el centro de su teología, igual el propósito de honrarle por medio de ella.5
como hizo Calvino. Pero mientras Calvino De esta manera Kuyper sostiene la
luchó contra la teología de los Católicos, afirmación católica [universal] del
Anabaptistas y Humanistas, Kuyper, como Cristianismo y urge su validez para todos
apologista del Calvinismo, estuvo principal- los hombres. La gracia común, aunque es
mente ocupado en establecer las demandas no-salvadora y está restringida a esta vida
de Cristo para el campo total de la cultura y (I, 220, 497; II, 277, 679), tiene su fuente
en mantener a su parentela espiritual libre en Cristo como el mediador de la creación
de su aislacionismo Anabaptista. Con esto (II, 645) puesto que todas las cosas existen
por medio de la Palabra eterna. Por tanto, el
4. Gemeene Gratie (Kampen, 4ª ed. n.d.) punto de partida para la gracia común es la
II, p. 199 (Nota: Para el resto de este
capítulo esta obra será abreviada G.G. y
las referencias serán incluidas en el texto 5. Het Calvinisme en de Kunst (Ámsterdam,
entre corchetes). 1888), p. 76, pie de página 77.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

creación y la esfera de lo natural. Pero distinción filosófica entre la base esencial


puede también ser llamada sobrenatural, de la gracia especial, presentada como
porque es la longanimidad y misericordia sobrenatural y perteneciendo al ámbito de
de Dios a las cuales el hombre como tal no la gloria mientras que la gracia común está
tiene derecho. Como tal es una luz tenue en restringida al ámbito de la criatura. Esto
medio de la oscuridad (I, 243). fue interpretado por Van Ruler como una
concepción dualista, espiritualista y
Kuyper le da a la gracia común el rol escatológica en la que la unidad de la vida
independiente de desarrollar la creación y Cristiana sería rota, de manera que su
hacer posible la historia y la cultura (II, salvación sobrenatural en realidad nunca se
118, 635; III, 302). Esta no es una negación hizo efectiva en el mundo de las cosas
de la depravación total sino que asume su creadas.
realidad como un poder nefasto en la vida
del hombre, el cual está, sin embargo, bajo Sin embargo, esta no es la única opi-
el control de Dios. Pues a través de la nión presentada por Kuyper. Aunque su
acción de la gracia común de Dios el poder nostalgia por el cielo puede a veces haberle
del pecado y sus venenosos resultados son delatado a hablar de la gracia particular
frenados y restringidos (I, 246; II, 506). como algo fuera de esta vida, por otro lado,
Esta es la acción constante de la gracia se mantiene recordándole al peregrino que
común, la cual es siempre la misma (II, debe viajar a través de este mundo, y que
604) y opera sin tener en cuenta la acción y debe vivir una vida de gratitud por su salva-
la reacción humanas. Por ella la maldición ción, sujeto a las ordenanzas de la creación
es pospuesta (I, 222, 254, 263); sin establecidas por Dios (III, 307-8). Y aunque
embargo, la prolongación de la historia se dice que la gracia común reduce el
también prepara al infierno (III, 107ss.; pecado al mínimo (II, 613-14), y Kuyper
215-16; II, 224). cae en este punto en el optimismo cultural,
oscureciendo así su anticipación escatoló-
Debiese observarse de una vez que gica, no obstante sostiene que la creación
Kuyper no fue siempre consistente en man- original triunfa en la recreación (I, 489) y
tenerse asido al propósito independiente y que la gracia común no tendría propósito
auto-suficiente de la gracia común. Aunque fuera de la gracia particular (I, 220, 224,
Kuyper sostiene que sin la continuación de 449). De esta manera nuestra vida en este
la raza la gracia especial hubiese sido impo- mundo no es algo que va paralelo a nuestra
sible (I, 222, 254, 263), también dice que religión, pues todo en este mundo perte-
sin la gracia especial la gracia común no nece a Cristo y es reclamado por él (I, 226,
hubiese tenido propósito (I, 400; 224, 220). 228). Además, Van Ruler no ha dado el cré-
Fue sobre la base de esta discrepancia que dito apropiado a la solución de Kuyper de la
Van Ruler dice que Kuyper nunca puede tensión polar entre la gracia común y la
realmente introducir a la gracia especial en gracia particular, que se resuelve en la doc-
el cuadro.6 Debe concederse que Kuyper trina de esta última. En su doctrina de la
dio ocasión para esta crítica por su gracia especial, la regeneración no es un
cambio del ser sino un cambio profunda-
6. Op. cit., p. 68. mente religioso de la mente, o corazón, que

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

es el pivote interior sobre el cual gira todo progreso no pueden ser atribuidos a Sata-
el ser del hombre (II, 298). Así la recrea- nás sino que proceden de Dios (II, 607), de
ción restaura a la creación en su raíz (II, manera que podemos hablar de un desarro-
183). llo continuo de la raza humana (I, 253) por
el cual esta exhibe colectivamente la ima-
Así pues la gracia común tiene una gen de Dios.
influencia constante y negativa en restrin-
gir el pecado y tiene sus efectos tanto en el Así pues, la cultura es un don de la gra-
hombre como en el universo; pero también cia común, enraizada en la naturaleza. Esta
tiene una acción positiva que es progresiva. gracia es común al creyente y al no cre-
Funciona como un poder activador y for- yente, y su abuso no cambia su carácter de
mador de cultura en la historia, en la que el gracia, a saber, una misericordia inmere-
hombre es tanto el instrumento como un cida y sin derecho por parte de Dios. Es
colaborador con Dios (II, 606; 507-9; III, debido a esta gracia común que el sujeto
124). Mientras el primer volumen del tra- cultural ha retenido un sentido de Dios y de
bajo épico de Kuyper sobre la gracia común la moralidad. Sin embargo, Kuyper cree
presenta la esencia de la gracia común sobre la base de Romanos 1 que el conoci-
como la contención del pecado, el segundo miento natural de Dios y el sentido moral
volumen presenta los aspectos progresivos por parte del hombre disminuirán más y
de la gracia común (II, 600, 605, 609, etc.). más debido a la retirada de la gracia común
Fue en su gracia común para toda la huma- (I, 415-46). Pero, aunque el hombre natural
nidad que Dios, como el supremo arqui- es incapaz de hacer algún bien espiritual,
tecto del mundo, produjo el progreso en su no obstante es capaz, debido a la gracia
providencia, la cual es la fuente de la histo- común, de realizar justicia civil. Él puede
ria humana (II, 609). La historia humana, hacer bien moral (I, 252-53; II, 200-1; 303-
según el decreto eterno de Dios, iba a seguir 11; 416-17). Estos a su vez son los medios
su curso para la auto-glorificación de Dios por los cuales Dios muestra su gracia al
(II, 611); por tanto la gracia común tam- hombre caído. Pues, a través de las ciencias
bién debe haber sido incluida en ese decreto de la medicina y la jurisprudencia, ha sido
eterno. Sin esto, el curso de la historia sería alcanzado el bien moral y natural (GG,
totalmente ininteligible. En cuanto a la gra- Apéndice, 42, 43). Aquí el hombre aparece
cia particular, que nos salva para vida como el colaborador con Dios lo mismo que
eterna, esta debe tener una base de opera- como instrumento de Dios (II, 606).
ciones. No puede funcionar en el vacío. El Debido a la caída del hombre, la simiente de
mundo debe continuar, los hombres deben Adán perdió su reinado sobre la naturaleza
nacer, el curso de la historia debe mostrar sobre la cual la cultura es básicamente
progreso; para que todas estas cosas ocu- depositada, dice Kuyper; pero a través de la
rran es necesaria la gracia común, mediante gracia común este poder sobre la naturaleza
la cual los poderes originales latentes en la es restaurado en los avances de la ciencia,
creación pueden llegar a fructificar y mediante el cual son disminuidos los efec-
encontrar su más alto desarrollo para la glo- tos de la maldición. De esta manera es exhi-
ria de Dios (II, 118; III, 435). La civiliza- bida la gloria de la imagen de Dios en la
ción, la iluminación, el desarrollo y el humanidad, cuyos frutos entrarán al reino

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

eterno (I, 458). lazado con el pecado perecerá, pero que el


germen, la sustancia y el significado básico,
Kuyper no dice que los objetos cultura- continuarán en la nueva tierra.
les verdaderos o que los productos de la cul-
tura vayan a sobrevivir y a expresarse a sí Uno de los servicios de la gracia común
mismos en formas culturales más elevadas es que le da a la gracia particular una base
de lo que lo hicieron en la tierra, pues la de operación. Esto es evidente en la restric-
forma de esta tierra pasa. Sobre la base de ción del pecado en el individuo y en la
Apocalipsis 21:26, “Y llevarán la gloria y la sociedad y en la detención de la maldición
honra de las naciones a ella,” a saber, a la sobre la naturaleza. Pero también aparece
nueva Jerusalén, Kuyper cree que el desa- en el sentido positivo de producir la cultura
rrollo humano universal en cada campo de de la plenitud del tiempo para la encarna-
la cultura seguramente sobrevivirá y ción del Hijo de Dios. Fue mediante la gra-
entrará a la eternidad, menos las funestas cia común que el mundo permaneció, pero
influencias del pecado, claro. Pues los man- había gente en él que iba a ser renacida por
sos heredarán la tierra, pero esto segura- el Espíritu. Pero la gracia común también
mente no significa la tierra desnuda, produjo las condiciones necesarias para que
trasquilada de todos los logros de la cultura el Espíritu pudiera ser derramado sobre
humana. El tal no sería un patrimonio res- toda carne y la iglesia pudiera emprender
petable, pero la tierra, con todo el botín de su desafío misionero. De esta forma el
riquezas de siglos de cultura, pertenecerá al mundo pagano y el mundo no creyente en
pobre de espíritu, pues “todo es vuestro” (I general rinden un servicio indirecto a la
Cor. 3:21), (GG, I. 462-66). Además, cual- iglesia en su esfuerzo cultural. De hecho, la
quier cosa que hayamos alcanzado perso- iglesia necesita una forma de gobierno y
nalmente en la forma de desarrollo cultural gobernantes que le permitan morar en paz
será nuestro y no se pierde en la nueva tie- y sin desorden para realizar su tarea de pre-
rra (GG, I, 466) pues está escrito, “porque dicación. La misma posibilidad de antítesis
sus obras con ellos siguen” (Apoc. 14:13). entre el reino de Cristo y el de Satanás
Nuestras obras son el resultado de nuestras como se expresa en este mundo es debida a
labores, tanto de la gracia común como de la gracia común de Dios.
la gracia particular (GG, I. 466-74). La
parábola de los talentos nos enseña que lo Aunque en general la gracia común
que ganemos aquí será una ganancia para la debe hacer avanzar la causa de la gracia
eternidad (GG, I. 481-82). particular, Kuyper tiene demasiado de rea-
lista como para no saber que la cultura
Todo esto está además fundamentado puede ser, y a menudo es, una desventaja y
en la suposición de que la creación entera un enemigo de la fe (II, 182). Pues no solo
no será destruida sino que será glorificada. puede la cultura volverse un obstáculo a la
La forma de este mundo puede pasar, pero fe, sino que también hace avanzar la impie-
la sustancia permanece (GG, I, 465, 583- dad (PR, I, 43-46).7 Pero esto es
89). La conclusión general de Kuyper es esencialmente un abuso de la cultura (GG,
que la cultura tiene un futuro eterno, con la I, 452; II, 517; PR, III, 21, 22, 480, 522).
restricción de que todo lo que estuvo entre- Por lo tanto, a medida que la historia

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

progresa, aparecerá una oposición más y común, uno no debe pensar de ellas como
más conciente al reino de Cristo, que idénticas. Kuyper, en este punto, está gran-
constituye un abuso de la gracia común por demente interesado en mantener secular a
parte de quienes aborrecen a Dios (I, 452). la cultura, con lo que quiere decir, simple-
mente, libre de la dominación de la iglesia.
* * * No había deseo de su parte de regresar a la
estructura medieval socio-religiosa del Cor-
En este punto debemos considerar la pus Christianum, una sociedad dominada
doctrina de la gracia especial, su impacto por la iglesia.8 Y la cuestión de cómo afecta
sobre la cultura como un todo y su signifi- la gracia particular a la gracia común
cado para una cultura distintivamente Cris- presupone para él la meta independiente de
tiana. la gracia común de desarrollar la cultura al
cultivar y preservar la creación de Dios (II,
La gracia particular es esa inclinación 275-78; 507-9; III, 124, etc.). Sin embargo,
de Dios llena de gracia hacia los pecadores hay una doble influencia de la gracia
elegidos, con quienes se ha reconciliado a sí particular sobre la gracia común, es decir,
mismo por causa de la expiación vicaria de una indirecta y otra directa.
Cristo en el Calvario. Como resultado,
Cristo es conferido con todos sus beneficios Indirectamente la fe Cristiana ha cau-
en estos pecadores elegidos, desde la libre sado que la vida florezca. La aparición de la
gracia soberana. Este plan y este proceso Palabra y de la iglesia fortalece, enriquece y
redentor son efectuados en las vidas del eleva la vida en general (II, 246, 260, 275;
pueblo de Dios a través de su Espíritu, por III, 144). La iglesia con su influencia ha
la regeneración, santificación y preserva- hecho la historia universalmente humana;
ción. Por esta operación de la gracia espe- ha universalizado el espíritu humano.
cial los pecadores son renovados en el Tanto los no creyentes como los creyentes
centro de su ser a través del Espíritu y son recogen los frutos. Kuyper cita la cultura
injertados en el cuerpo espiritual de Cristo, Europeo-Americana con su autoridad polí-
de manera que son hechos súbditos de él tica por la cual las colonias participan de los
como Señor y Rey y son dominados por el beneficios de la gracia particular (GG, II,
poder expulsivo de un nuevo afecto. La 670-71, 668ss.; PR, III, 311-16). La iglesia
nueva creación así formada pertenece a se torna la ciudad sobre un monte, a la cual
Cristo (GG, II, 672; PR, II, 130-31). miran todos los hombres, de manera que la
gracia particular bautiza a la gracia común,
Aunque la iglesia es el instrumento de por así decir, con sus bendiciones, cristiani-
la gracia particular en el ámbito de la gracia zando su ámbito (GG, 672-74). Kuyper
llega más lejos hasta decir que solo una civi-
lización que tenga sus raíces en la religión
7. P.R. es la abreviatura para Pro Rege. Het
Koningschap van Christus (Kampen, Cristiana es una verdadera civilización (III,
1911), una obra monumental de tres
volúmenes en la que Kuyper desarrolla la 8. Cf. S. U. Zuidema, “Gemene Gratie en
concepción de una cultura Cristiana Pro Rege por el Dr. Abraham Kuyper,”
como el servicio que los Cristianos deben en Anti-Revolutionare Staatkunde, XXIV,
a Cristo, el Rey. 12, 1954, p. 7.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

405). Es la fe Cristiana la que finalmente da medio de una evolución eterna desde sus
libertad a los poderes de la gracia común y potencialidades hacia su ideal.” Por otro
los libera de los lazos del pecado, del diablo lado, los Anormalistas sostienen que un
y de la esclavitud a la naturaleza. En este trastorno ha sucedido en el pasado y que
punto Kuyper es un apologista del Cristia- “solamente un poder regenerador puede
nismo, sosteniendo que la historia mundial garantizar el logro final de su meta. Esta y
comprueba su valía y utilidad por la cultura no otra es la antítesis principal que separa a
(III, 105; I, 457). Como ejemplo negativo las mentes pensantes en el ámbito de la
Kuyper señala a Borneo, que no ha experi- Ciencia en dos campos opuestos de bata-
mentado las ennoblecedoras influencias de lla.”10
la cultura Cristiana.
La cita anterior de las Conferencias
Esta cultura universalmente humana Stone, dadas en Princeton en 1898, nos
que encontramos en las naciones Cristianas pone cara a cara con el carácter penetrante
Kuyper la designa como “Cristiana” en el y radical (que llega hasta la raíz) de la filo-
sentido amplio del término. De esta manera sofía Kuyperiana de la cultura Calvinista.
podemos hablar de una familia Cristiana, Es tanto positiva como negativa. Contiende
de una sociedad e incluso un estado Cristia- por la fe y en contra de la incredulidad en el
nos, cuando el ámbito de la gracia común ámbito de la cultura, y basa esta antítesis
ha experimentado esta influencia Cristiani- cultural en la disyunción en el mundo espi-
zadora de la gracia particular. Sin embargo, ritual del cual habló Agustín cuando distin-
cuando sus oponentes políticos hablan de guió entre el reino de Dios y el de este
las escuelas públicas de la nación como mundo, entre la nueva humanidad y aque-
Cristianas porque han experimentado este lla que todavía vive en enemistad con Dios
amplia influencia Cristianizadora, Kuyper y que conduce al juicio (GG, II, 23; Enc, II,
repudia su propio uso anterior.9 96s.).11

Además de esta influencia indirecta de Esta nueva humanidad es, para


la gracia particular en el ámbito de la gracia
común, está la influencia directa a través
10. Calvinismo, (Grand Rapids, 1943), p.
del sujeto cultural, el hombre regenerado, 132.
cuya naturaleza espiritual-ética ha sido 11. Enc. es la abreviatura para Encyclopae-
cambiada por la regeneración, de manera die der Heilege Godgeleerdheid (Ámster-
que se convierte en una nueva criatura. Así dam, 1894). Esta es una obra de tres
volúmenes en la que Kuyper discute el
pues hay básicamente dos tipos de personas alcance total de la ciencia humana con el
en el mundo. Kuyper los llama los Norma- propósito de llegar a un entendimiento
listas y los Anormalistas, que se correspon- adecuado del lugar de la teología. El
den a los nacidos una vez y los nacidos dos segundo volumen es el único que ha sido
consultado en este estudio, puesto que
veces de William James. Los primeros pien- trata más especialmente con el efecto de
san con respecto al cosmos en que es nor- la regeneración sobre la empresa cientí-
mal hoy, de manera que “se mueve por fica. Este volumen fue traducido por J.
Hendrik De Vries en 1895 y republicado
por Eerdmans bajo el título: Principios de
9. Cf. Ridderbos, op. cit., p. 160. Sagrada Teología en 1954.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Kuyper, la iglesia como un organismo,12 un hombre natural y un hombre espiritual


impulsada por el Espíritu y obediente a no cuenta cuando están ocupados en activi-
Cristo, funcionando en el área de la gracia dades simples tales como pesar, medir, con-
común para cumplir la voluntad creativa de tar, etc. Se dice que la observación no es
Dios. La gracia particular, aunque dirigida científica en la naturaleza, y Kuyper sos-
en origen y meta hacia lo espiritual, penetra tiene que mirar a través de un microscopio
el ser completo de uno. No solamente el o de un telescopio son formas de observa-
núcleo, a decir, el corazón, sino toda la vida ción. La lógica también es neutral. Pero
del creyente, incluyendo sus actividades en cuando se hace un intento para interpretar
la política, la educación, el matrimonio, la los hechos reunidos empíricamente, y se
industria y toda la gama de relaciones socia- trata de llegar al “pensamiento que
les es así afectada (GG, II, 350; I, 644, 684). gobierna la constelación completa de fenó-
De esta forma el reino de los cielos aparece menos,” entonces podemos hablar verdade-
no solo escatológicamente en la conclusión ramente de que la ciencia está emergiendo.
de la historia, sino también aquí y ahora Y en este campo de la interpretación el
(GG, II, 672). Es la tarea de la iglesia como impacto de la gracia particular es muy
un organismo, ya sea personalmente o en grande.13
unidad organizada, en el ámbito de la gracia
común, cumplir el común mandato cultural Esto es así debido a que la ciencia no
por la causa del rey (Pro Rege). Esto consti- está viciada por la subjetividad sino por el
tuye la batalla del Cristiano en este mundo pecado, de donde nace toda la antítesis
en distinción de la actividad de la iglesia en entre la verdad y la falsedad.14 Los
la predicación de la Palabra y la evangeliza- Normalistas, dice Kuyper, no reconocerán
ción (PR, I, 370, 526, 567; III, 149, 570-71, el hecho del pecado y sus injuriosos efectos
582). sobre la capacidad del hombre para adquirir
la verdad, en tanto que los Anormalistas
En el campo cultural más amplio hay aceptan el veredicto de la palabra de Dios
ciertas actividades que no son afectadas por con respecto a la total inhabilidad del
la gracia particular, tales como la arquitec- hombre, y su odio, para con la verdad de
tura y la odontología. La gracia particular Dios.
no le da al hombre un mejor entendimiento
de tales asuntos técnicos, ni da algún cono- Este conflicto que aquí emerge no es
cimiento adicional o habilidad manual en un asunto de la fe en riña con la ciencia,
alguna de las artes (GG, III, 144-45, 413). pues la fe es la presuposición de toda cien-
En ciencia, por ejemplo, la diferencia entre cia. La fe es “aquella función formal de la
vida de nuestra alma que es fundamental a
12. Kuyper distingue el organismo, com- todo hecho en nuestra conciencia humana”
puesto de los miembros vivientes del (Ibid., p. 125). Sin creer en uno mismo uno
cuerpo de Cristo y que hacen un impacto,
tanto individual como colectivamente, no puede tomar el primer paso en la bús-
por su testimonio y programa de acción queda de la ciencia; es el punto de partida
en este mundo; y, la iglesia como institu-
ción, apareciendo en la organización visi-
ble con oficiales, medios de gracia, 13. Calvinismo, pp. 112, 113.
disciplina, etc. 14. Principios de Sagrada Teología, p. 118.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

de la conducta para el cual no hay prueba dice que no hay conflicto entre fe y ciencia,
empírica o demostrativa. Toda demostra- “sino que dos sistemas científicos, o si pre-
ción racional procede de axiomas no com- fiere, dos formulaciones científicas, están
probados, aceptados por fe. De hecho, toda opuestas la una a la otra, teniendo cada una
la vida procede de la fe. “En toda expresión de ellas su propia fe. Ni se puede decir que
de su personalidad, lo mismo que en la aquí esté la ciencia que se opone a la teolo-
adquisición de convicción científica, todo gía, pues tenemos que vérnoslas con dos
hombre parte de la fe” (Ibid., p. 143). “En formas absolutas de ciencia, afirmando
tanto que el mundo material sea el objeto ambas el dominio total del conocimiento
de nuestra investigación científica la fe humano, y teniendo ambas su propia pro-
rinde el servicio exclusivamente formal de posición acerca del Ser supremo como el
hacernos creer en nuestros sentidos, en la punto de partida para su cosmovisión. El
realidad del fenómeno, y en los axiomas y Panteísmo, lo mismo que el Deísmo, es un
leyes de la Lógica por las cuales demostra- sistema acerca de Dios, y francamente toda
mos” (Ibid., p. 145, 146). Pero en las cien- la teología moderna encuentra su hogar en
cias espirituales “todos los datos por los la ciencia de los Normalistas. Y finalmente,
cuales trabajo... pierden su poder de apoyo estos dos sistemas científicos, el de los Nor-
apenas consigno la fe a la no-actividad” malistas y el de los Anormalistas, no son
(Ibid., p. 146). oponentes relativos, caminando juntos
medio camino, y luego, de allí en adelante,
Ahora, Kuyper sostiene que puesto se soportan pacíficamente el uno al otro
que hay dos tipos de gente in el mundo para tomar senderos diferentes, sino que se
debido al hecho de la regeneración (palinge- disputan seriamente, el uno contra el uno,
nesis), por lo cual la unidad de la conciencia el total dominio de la vida, y no pueden
humana ha sido rota, debe haber, por desistir del esfuerzo constante para derri-
fuerza de las circunstancias, dos tipos de bar hasta el piso el edificio total de sus res-
ciencia, de las cuales solo una puede ser pectivas aseveraciones controvertidas,
esencialmente verdadera. Por esta razón “la incluyendo todos los medios de apoyo,
idea de la unidad de la ciencia, tomada en su sobre los cuales descansan sus aseveracio-
sentido absoluto, implica la negación del nes. Si no hicieran esto mostrarían de este
hecho de la palingenesis, y por lo tanto, en modo y a ambos bandos que no creían
principio, conduce al rechazo de la religión honestamente en su punto de partida, que
Cristiana” (Ibid., p. 154). Sin embargo, for- no eran combatientes serios, y que no
malmente ambos tipos de hombres están entendían las demandas primordiales de la
envueltos en la empresa científica, y reco- ciencia, la cual, por supuesto, afirma la uni-
nocen las labores científicas de cada uno de dad de concepción” (Calvinismo, p. 133).
la misma manera en que dos ejércitos
opuestos son mutuamente capaces de apre- Debemos notar que Kuyper no tendrá
ciar el valor y el honor militar. nada que ver con una teoría de la verdad en
dos niveles, que divide la esfera ético-reli-
Con respecto a esta antítesis que carac- giosa de la esfera científica. Lo que es ver-
teriza al mundo en que vivimos y que se dad religiosamente debe serlo también
extiende a la empresa científica, Kuyper científicamente. El manto sin costuras de la

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

verdad no puede ser desgarrado en pedazos, nada por los Normalistas, los hijos de la
como hacen los Modernistas despreocupa- palingensis son incapaces de obtener nin-
damente cuando afirman la resurrección de guna de las cátedras del aprendizaje en las
Jesucristo como un hecho religioso pero grandes universidades Europeas. Kuyper
niegan su posición científica como algo que argumenta que fue solo desde el Renaci-
no puede ser históricamente verificado. miento que los Humanistas y los Naturalis-
Kuyper demandaba unidad en su interpre- tas se volvieron totalmente conscientes de
tación del universo y de Dios. El esquema sus propias presuposiciones, de manera que
debe ser uno. ¡De allí la antítesis absoluta! la batalla en contra de la doctrina de la
¡No somos oponentes relativos! Nuestra revelación se tornó más determinada.
disputa tiene que ver con todo el dominio de Como resultado de este claro antagonismo
la vida, y buscamos destruir el edificio entre las fuerzas de dios y las fuerzas de
entero de nuestros enemigos, y no descan- Satanás en el campo del conocimiento,
samos hasta que todos los soportes de su Kuyper hizo un llamado a sus compañeros
sistema sean demolidos. De hecho, cual- creyentes a edificar sus propios laborato-
quier clase de apologética que trate solo con rios científicos y a llevar adelante la
los detalles es inútil. No tiene ninguna empresa científica sobre la base de presupo-
importancia disputar acerca de hechos siciones conscientemente elaboradas. Esto
observables, o “el lado somático de las cien- se alcanzó en la fundación de la Universi-
cias físicas, o, finalmente, sobre un defecto dad Libre de Ámsterdam en 1880, la única
lógico en la argumentación” (Princ.. de S. T., universidad de su clase en el mundo.
p. 160).
Para el no iniciado esta posición de
Pero la razón de que la antítesis no sea Kuyper puede sonar como la más alta into-
más aparente es que tenemos los hechos en lerancia, pero Kuyper rechaza esta acusa-
común, una lógica común y una metodolo- ción y provocó más bien un revés contra
gía común para conseguir los hechos, y un sus oponentes. De hecho, los Normalistas
lenguaje común para expresarnos. Además, son realmente intolerantes y enemigos de la
la transformación de la conciencia, reali- ciencia libre, puesto que no permitirán que
zada por la regeneración, no se completa de exista ninguna diferencia en la conciencia
una vez, de que manera que los Anormalis- humana fundamental. Puesto que los Nor-
tas no siempre proceden a vivir de acuerdo malistas no tienen conciencia del pecado, ni
a este nuevo principio de vida en su ser la certeza de la fe ni el testimonio del Espí-
total sino que llega a expresarse con el ritu Santo, no permitirán que tal evidencia
tiempo. Además, “Hay una adoración y un permanezca en el tribunal de la teoría del
auto-rebajamiento ante Dios, un amor y conocimiento del hombre. Los Normalistas
una auto-negación ante nuestros semejan- forzarían su conciencia sobre todos como si
tes, un crecimiento en lo que es puro y fuera la mente humana autoritativa. Claro,
heroico y formativo del carácter, lo que desde su punto de vista no podría esperarse
supera en mucho toda la belleza de la cien- nada más, y, si concedieran la posibilidad
cia” (Ibid., p. 165). Debido a esto, muchos de la verdad de nuestras afirmaciones,
hombres nacidos dos veces entran al servi- hubiesen admitido de ese modo nuestras
cio de la iglesia y, como la ciencia es domi- declaraciones básicas con respecto a la

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

anormalidad de la constitución de las cosas. Una vez más, fue el Calvinismo el que
Por otro lado, es el mérito de Kuyper haber le devolvió a la ciencia su libertad indispen-
visto claramente que si permitimos a los sable, esto es, no la libertad de licencia de
Normalistas hacer que su conciencia sea la negar a Dios y buscar la gloria del hombre,
base de la verdad, entonces estamos perdi- sino la libertad de la tutela de la iglesia, bajo
dos. La batalla debe ser peleada en el nivel la cual estuvo gimiendo durante la Edad
de la conciencia humana, y no en el campo Media. Esta libertad es indispensable para
de los hechos científicos como tales. Pues si que la ciencia se pueda desarrollar según las
“la propia conciencia del hombre es su pri- leyes de su propio ser en el ámbito de la gra-
mun-verum, y debe por tanto ser también el cia común. El Calvinismo no solo forzó a la
punto de partida para todo científico, la iglesia a ir de regreso al ámbito de la gracia
conclusión lógica es que es una imposibili- particular, sino que los países Calvinistas
dad el que ambos concuerden, y que cada fueron refugios de libertad para los hom-
empresa en que concuerden debe estar con- bres de ciencia. Es más, Kuyper añade el
denada al fracaso” (Calvinismo, p. 138). hecho de que tenía que crearse una
demanda por la ciencia. Esto fue logrado
Además, es la aseveración de Kuyper por el Calvinismo cuando cortó de raíz la
que el Calvinismo, como la expresión más idea de que la felicidad del cielo se ganaba
pura de la fe Cristiana, ha hecho una gran con esfuerzo humano, liberando así las
contribución a la ciencia. Tanto como energías de los hombres para sojuzgar la
hecho histórico, véase la fundación de la tierra y poner su atención en el cumpli-
Universidad de Leiden por William de miento del mandato cultural (Calvinismo,
Orange, y como resultado de su principio pp. 126, 130).
de predestinación el Calvinismo ha acti-
vado la investigación científica y ha fomen- Kuyper también reclama la esfera de
tado un amor por la ciencia. Pues la ciencia las artes para el Rey. En una de sus Confe-
busca la unidad de comprensión, el uno rencias Stone, “El Calvinismo y el Arte,”
entre los muchos, la armonía, el plan, la sostiene que el arte es resultado de los
estabilidad y el orden. Esto es provisto por dones de Dios a la humanidad. Es una
la doctrina Calvinista de la preordenación, reflexión, en el orden creado, de los porta-
¡según la cual todas las cosas llegan a ocu- dores de la imagen de Dios de la gloria y
rrir según el consejo de Dios! (Ibid., pp. poder del creador. Dios mismo crea la reali-
112-17). dad, nosotros creamos las creaciones irrea-
les del arte, esto es, imitamos a Dios cuando
Es más, el Calvinismo devolvió a la reproducimos en una manera finita algún
ciencia su dominio legítimo al animar a los aspecto de la realidad en forma sensual.
hombres a moverse de la cruz hacia la crea- “Creamos una especie de cosmos, en nues-
ción y predicar a Cristo como el redentor tros monumentos Arquitectónicos; embe-
cósmico. Pues todas las cosas fueron hechas llecemos las formas de la naturaleza, en la
por él y todas las cosas esperan por él; aún Escultura; para reproducir vida, animada
la creación inanimada gime y tiene dolores, por líneas y tintes, en nuestra Pintura; para
esperando la adopción de los hijos de Dios, trascender las esferas místicas en nuestra
para participar de su gloria. Música y Poesía” (Calvinismo, p. 156). Esto

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

es posible debido a que la belleza no es una nante que le fuera propio al carácter espiri-
cualidad subjetiva de la mente humana, tual de la religión Calvinista que no
sino que es una expresión de perfección permitió la “boda de la adoración inspirada
divina impresa sobre la creación. Por tanto por el arte, con el arte inspirado por la ado-
el arte nos ofrece una realidad superior de ración” (Ibid., p. 146).
la que se ofrece en este mundo pecaminoso
(Ibid., p. 154). Por lo tanto, la imitación de Kuyper sostiene con bastante razón
la naturaleza, el ideal de los Griegos, es que los grandes monumentos arquitectóni-
indigna del arte superior. Claro, hay espa- cos de la antigüedad como el Panteón, el
cio para un realismo sano en el arte de Partenón, Santa Sofía e incluso la catedral
manera que las formas y las relaciones de la de San Pedro en Roma durante la Edad
naturaleza no pueden ser descartadas. Media fueron el resultado de la imposición
Debemos tener cuidado de no caer en la de la misma forma de religión sobre todo el
zanja del otro extremo, a saber, la del pueblo por parte del príncipe y el sacerdote,
Romanticismo y la del Impresionismo. El de manera que el arte fue dominado por las
arte, sin embargo, “tiene la tarea mística de demandas de la adoración en las etapas
recordarnos en sus producciones la belleza inferiores del desarrollo de la religión. Pero
que fue perdida y de anticipar su futuro bri- la Reforma, con su principio evangélico de
llo perfecto” (Ibid., p. 155). acceso directo a Dios, se libró de este yugo,
haciendo a la iglesia espiritual y dándole al
El Calvinismo proveyó el ímpetu final arte el rango de lo secular. Por secular Kuy-
para la liberación del arte de la tutela de la per nunca quiere dar a entender aquello
iglesia. Esto no había sido logrado por el que es profano en el sentido de impiedad,
Renacimiento, que simplemente volvió al sino aquello que yace por fuera de la hege-
paganismo pero no se deshizo del yugo del monía del sacerdocio. Con esta recién
clericalismo. Fue el gran servicio del Calvi- encontrada libertad, el Calvinismo volvió
nismo el oponerse tanto a la mente pagana su atención al hombre individual y a cada
como al Esteticismo humanista, las cuales aspecto de la vida social. El arte se volvió
adoran la belleza en la criatura, en lugar de verdaderamente democrático, no se restrin-
al creador. Y, “Debido a que el Calvinismo gió al sacerdote y al príncipe. También
prefirió una adoración de Dios en espíritu y tomó dentro de su rango de operaciones al
en verdad, en lugar de la riqueza sacerdotal, cuerpo, no en el sentido pagano de la vitali-
ha sido acusado por Roma de haber degra- dad animal y lujuria, sino como instru-
dado la apreciación del arte, y debido a que mento del alma, puesto que los Calvinistas
desaprobó la degradación de la mujer como confiesan pertenecer a su fiel Salvador en
modelo para un artista o desechando su cuerpo y alma. Incluso la doctrina de la
honor en el ballet, su seriedad moral ha elección, dice Kuyper, tiene el efecto prác-
colisionado con el sensualismo de aquellos tico de llamar la atención a lo pequeño, lo
que no consideraban ningún sacrificio insignificante y lo humilde, pues no hay
demasiado sagrado para la Diosa del arte” nada que sea inútil y sin valor, puesto que
(Ibid., p. 145). Por lo tanto, Kuyper atri- los mismos cabellos de nuestra cabeza están
buye el hecho de que el Calvinismo no haya todos contados. Pero, por otro lado, Dios no
desarrollado ningún estilo artístico domi- hace acepción de personas. El arte ya no

12
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

dirigió más su atención hacia los semidioses principalmente en aquel arte que niega el
Griegos, a héroes y santos, sino que el hom- paganismo en su materia de contenido y
bre común llegó a ser prominente y la per- que sirve a la iglesia, como lo encontramos
sonalidad humana como tal ocupó el centro en parte del arte medieval. Sino que el arte
del escenario. Pero también la miseria y el Cristiano niega la concepción Griega
sufrimiento humano, como parte de la pro- pagana del hombre y de la naturaleza y per-
videncia totalmente sabia de Dios, son mite que su visión de la vida esté determi-
representados con simpatía, y los tonos y nada por la encarnación y muerte de
tintes sombríos forman un fuerte contraste Jesucristo. Recibe su más alta inspiración
con la luz central.15 de las perspectivas que son abiertas por la
resurrección y la ascensión.17 Kuyper habla
Aunque Kuyper no expresa el princi- en esta coyuntura de la catarsis del Gólgota,
pio de antítesis tan conmovedoramente en que debiese reemplazar al concepto clásico
su exposición del arte como en el de la cien- pagano de la limpieza del alma. El arte
cia, sí mantiene la dislocación básica entre Cristiano debiera hacernos sentir y pensar
el regenerado y el no-regenerado. Existe en y desear al mundo en un sentido diferente
el arte una esfera de lo puramente técnico, que hicieron los antiguos. Entonces, si el
igual que en la ciencia con lo cual nos Cristiano tiene una comunión totalmente
movemos en terreno común, pero el artista diferente con el mundo no-sensual
es inspirado o por el Espíritu de Dios o por (onzinnelyke), toda manifestación de arte
el espíritu del anticristo.16 Es verdad que la que esté a oposición a y que niegue el
inspiración del artista no puede expresarse propósito de la venida de Cristo al mundo
con el mismo efecto en todas las artes, pero es, por ese hecho, anticristiano (Ibid., p.
aún en la arquitectura superior 81). En mi opinión esta es la más alta
encontramos la expresión de autoridad, expresión cultural del principio bíblico de
imperio, libertad, la idea de lo celestial. Esto que todo espíritu que no confiese que
es acentuado en la pintura y la escultura en Jesucristo ha venido al mundo es del
concordancia con los objetos escogidos y la anticristo (I Juan 4:3). Por lo tanto, el arte
manera de ejecución. Sin embargo, el Calvinista, en tanto que este expresa el
carácter espiritual del artista llega a significado de la venida de Cristo al mundo,
expresarse con más fuerza en el canto y la permanece como superior a cualquier otro
música (toonkunst) (GG, Apénd. 85, 86; PR, en el libro de Kuyper (PR, III, 557, 579).
III, 557). Pero el arte sigue siendo arte aún
cuando se torne demoníaco (PR, III, 579) El hombre regenerado debe vivir Pro
en cuyo caso debe ser abominado por todos Rege, para el Rey, en toda actividad cultu-
los que confiesan que de él, y por medio de ral, en toda relación social y en toda organi-
él y para él, son todas las cosas, a quien sea zación comunal. El matrimonio, la familia,
la gloria para siempre (Rom. 11:36). las instituciones educacionales, el estado, y
la sociedad como un todo deben estar orga-
Para Kuyper el arte Cristiano se halla nizados a partir de principios Cristianos.

15. Het Calvinisme en de Kunst, pp. 20-27.


16. Apéndice a Gemeene Gratie, pp. 89, 90; 17. Het Calvinisme en de Kunst, pp. 29, 80,
Alles is Het Uwe, pp. 5-10. pie de página 92.

13
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Esto no significa que se niegue la creación, 188-89).


pero debe ser restaurada para servir al gran
propósito original de Dios para su gloria Para Kuyper esto también es un
(GG, II, 341, 355, 372). Pero esto hace sur- recurso práctico, puesto que el entorno
gir la antítesis. La oposición espiritual al mundano está organizado sobre una base
reino de Dios llega a expresarse en la esfera no Cristiana de anarquismo y socialismo.
de la gracia común, lo mismo que en la igle- Sin embargo, aunque profesan neutralidad,
sia. Kuyper estaba convencido de que el los hombres que controlan las tales organi-
reino terrenal usa los dones de la gracia zaciones así llamadas neutrales expresan su
común para oponerse al celestial con cada aborrecimiento de los principios Cristianos.
vez más fuerza y furia (PR, III, 225). Kuy- Además, la regla expresada por Pablo, que
per concluye, por lo tanto, que si vamos a las comunicaciones malvadas corrompen
pelear la buena batalla de la fe, debemos las buenas costumbres, también se aplica.
enfrentar al mundo como una fuerza orga- Los Cristianos se contaminan por medio del
nizada. Dentro de la familia y la nación, compañerismo con hombres impíos cuya
claro está, es imposible escapar del compa- meta total es temporal y material. Final-
ñerismo con los no creyentes, pues en estas mente, Kuyper hace una apelación a la
unidades sociales somos miembros sea que experiencia cuando dice que las organiza-
lo queramos o no. Pero, en las organizacio- ciones neutrales fueron probadas pero que
nes libres dentro de la sociedad, los Calvi- el contraste con los no creyentes era tan
nistas debiesen organizar su propia grande que la vida misma forzó a los Calvi-
oposición al espíritu del anticristo en esfe- nistas a la separación; es un asunto de auto-
ras tales como las del trabajo y la industria, preservación en el mundo (PR, III, 193-94).
la educación y la ciencia, el arte y la polí-
tica. Esto ha sido llamado la antítesis orga- Kuyper hubiese repudiado el pensa-
nizacional. Kuyper estaba convencido de miento de que tales organizaciones separa-
que no había otra manera para que el Cris- das constituyen un salirse del mundo, pues
tiano trabajara y testificara exitosamente estaba siempre conciente de la doble rela-
en la sociedad que a través de organizacio- ción, en el mundo pero no del mundo. El
nes separadas. Va tan lejos como para lla- Cristiano tiene un triple llamado dentro de
mar a este el tercer instrumento, junto a la la sociedad: vivir en el mundo como un
iglesia y a la escuela, por el cual Cristo man- miembro de la iglesia organizada de Jesu-
tiene su hegemonía en la sociedad. Él justi- cristo; vivir en la sociedad como un miem-
fica tal organización en principio sobre la bro del cuerpo de Cristo, esto es, estar
base de la advertencia de Pablo a los Cristia- organizado junto con otros Cristianos en
nos Corintios de no recurrir a la justicia en oposición al mundo y para el rey; el jun-
contra de un hermano (I Cor. 6:4) y en la tarse con los no creyentes en la sociedad
prohibición de colocarnos en un yugo des- como un todo para buscar el bienestar del
igual con un no creyente (II Cor. 6:14). todo. Con respecto a lo último Kuyper
Este último texto nos provee del pleno estaba a favor de juntarse a los no creyentes
mandato para separar a las organizaciones sobre la base de nuestra común humanidad
Cristianas dentro de la mancomunidad, en cosas tales como los deportes (aparte de
dentro del tejido de la sociedad (PR, III, la cuestión de guardar el santo día del

14
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Señor), la defensa civil, el ajedrez, cantar, debido al dinero involucrado. Los jugadores
lecciones de cocina, obras de misericordia y no lo harán excepto por grandes sumas de
apoyo al pobre. Tampoco podemos decir, a dinero. El jugar naipes en sí mismo no es
pesar del hecho que el pecado ha corrom- inmoral, pero se convierte en inmoral
pido toda la vida humana en una medida, debido al dinero. La inmoralidad en el tea-
que el abuso hace perder el uso legítimo de tro también se debe en gran medida al
los buenos dones de Dios. De allí que la dinero que se paga para producir lo obsceno
producción, desarrollo y distribución de e inmoral. Kuyper quisiese que los Cristia-
bienes terrenales no sea una ocupación ilí- nos se abstuvieran de cualquier juego en el
cita para los Cristianos. El trabajo no es un que el dinero es el fin o en el que la fortuna
resultado del pecado, sino un decreto de la es la cuestión decisiva. Para contrarrestar
creación, no obstante el hecho de que al mundo en este campo son necesarias las
debido al pecado la mayoría de los habitan- organizaciones de gente joven para salvar-
tes de la tierra se ganan la vida a duras les de las corruptoras influencias del
penas. Kuyper tiene la idea más bien mundo (PR, III, pp. 125-35).
extraña de que el hombre fue llamado en el
Paraíso a la labor espiritual y que el pecado Kuyper, al igual que Calvino, tenía una
produjo la labor física, para lo cual no hay conciencia social muy fuerte. Creía en la
justificación bíblica, puesto que parte de la iniciativa individual como una bendición
comisión de Adán era labrar la tierra. de Dios y como resultado del desarrollo de
la sociedad desde su condición primitiva.
Tiene sentido aquí n breve comentario Pero el mayor peligro del “duro individua-
de la evaluación cultural de Kuyper del lismo” no ha de ser considerado como ima-
juego. El juego es dado con la creación, para ginario. Este peligro era ya inherente en el
expresar el espíritu libre del hombre y éste derecho absoluto de propiedad entre los
refleja la imagen divina. De la segunda per- Romanos, y recibió su más alta expresión
sona de la bendita Trinidad, leemos en la en el individualismo de la Revolución Fran-
Escritura que era diariamente la delicia del cesa. Este es el punto de partida para todas
Padre, “Con él estaba yo ordenándolo todo, las formas moderadas de Liberalismo (PR,
y era su delicia de día en día, teniendo solaz III, p. 150). Por otra parte, en medio de
delante de él en todo tiempo. Me regocijo Israel encontramos muchas leyes que limi-
(jugar, divertirse en la traducción Holan- tan el concepto de la absoluta disposición
desa) en la parte habitable de su tierra” libre de la propiedad por parte de los pro-
(Prov. 8:30, 31). Un niño juega instintiva- pietarios. Bajo el lema de la libertad y la
mente, pero los hombres maduros deben independencia no podemos resistir las
jugar para liberarse del fastidio. Nos ordenanzas del gobierno para la restricción
informa Kuyper que durante el período del de los fuertes. Pues a menudo ejercen el
florecimiento del Calvinismo en los Países poder del dinero para convertir en esclavos
Bajos, el juego en grupos era un factor a los trabajadores, de manera que la liber-
importante en la vida nacional; pero, tad del trabajador se transforma solamente
cuando el seudo-Calvinismo tomó el con- en libertad para pasar hambre (GG, III,
trol, el juego se convirtió en tabú. Es más, el 444). La Escritura garantiza los derechos de
juego en nuestros días se ha degenerado propiedad, pero el gobierno puede, en oca-

15
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

siones, y para el bien común, tener que res- presentar una filosofía de la cultura en con-
tringir o incluso abolir temporalmente tales tra del idealismo monista de Hegel y del
derechos (PR, III, 157). Hay necesidad de materialismo evolucionista de los Natura-
que se promulguen leyes económicas lo listas. Es la gracia común la que hace posi-
mismo que leyes comerciales, de manera ble la historia y la que explica los productos
que el empleador pueda ser restringido. culturales de la humanidad. Al mismo
Kuyper mismo abogó por tales leyes ya en tiempo, la gracia común es la presuposición
1875. El derecho del gobierno para interve- de la gracia especial y la propia atmósfera y
nir en la vida de la sociedad se basa, para entorno en la cual debe desarrollarse una
Kuyper, en el artículo treinta y seis de la cultura distintivamente Calvinista. El cora-
Confesión Belga, que dice que Dios ordenó zón de Kuyper late en la doctrina de la gra-
a los gobiernos no solo con el propósito de cia particular, y finalmente rige la gracia
refrenar a los hombres malvados sino tam- común. No puede abusarse de la doctrina
bién para que todo pueda hacerse en buen de la gracia común de Kuyper al hacerla el
orden. Esta es la responsabilidad del fundamento de una apreciación carente de
gobierno, dado que la sociedad misma no sentido crítico de la cultura neutral de los
tiene una cabeza; tiene una organización no creyentes. Pues Kuyper siempre coloca
independiente que le es propia para decidir la gracia común bajo la influencia del rei-
sobre asuntos de justicia social. Por tanto nado de Cristo. Para él es el entorno para la
necesitamos un código de leyes civiles y actividad cultural en la que participan los
económicas lo mismo que un código proce- regenerados, Pro Rege. Pues la iglesia como
sal penal. el cuerpo de Cristo ostenta el centro del
escenario de la historia, de la cual Cristo es
Kuyper abogaba por el trabajo organi- el Redentor, no solo escatológicamente sino
zado, pero puesto que la Social Democracia también de manera presente. En pocas
tiene metas revolucionarias, el gobierno no palabras, la realeza de Cristo es una reali-
puede darle el derecho de organización sin dad presente (GG, II, 341, 348, 355; III,
minar su propia existencia (GG, III, 445). 515, 516, 523).
Kuyper también favorecía el subsidiar seg-
mentos de la sociedad que fueran incapaces En mi opinión el énfasis constante de
de sobrellevar un trastorno económico o un Kuyper sobre la conciencia regenerada que
desastre natural; abogó por las pensiones a determina las actividades culturales del
los ancianos, seguro de salud, seguro por hombre no constituye una negación de la
accidente, etc. (Ibid., 446). hegemonía de Cristo. Sin embargo, se pro-
duce una tensión a partir de la definición
* * * de Kuyper de la gracia particular como
extra-temporal, que en esencia llega a fruc-
Habiendo presentado los puntos esen- tificar en la salvación eterna, y, la idea de
ciales de la filosofía cultural de Kuyper, que la acción cultural emana de la gracia
procedamos ahora a resumir y evaluar su común. Pero debiese observarse que Kuy-
contribución característica. per nunca asume una antítesis entre el
alma salvada y el mundo perdido como los
Parece ser que Kuyper está tratando de antiguos Gnósticos y los Barthianos de

16
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

nuestros días. Sin embargo, hay una especie plan de Dios, no obstante interpreta de tal
de dualismo polar entre el terreno de la gra- forma Génesis 2 que sin la intervención de
cia particular, que es espiritual, y el de la la gracia común el hombre hubiera perecido
gracia común, que es temporal y visible. bajo la ira de Dios inmediatamente. Esto es
Debido a esta polaridad, Kuyper piensa de especulación peligrosa. ¡Decir que la gracia
la gracia común como originándose en el común mantuvo al mundo andando en este
Cristo como el mediador de la creación, punto es pura fantasía! ¿Cómo podemos
mientras que la gracia particular debe adju- distinguir la gracia en Dios? ¿No nos
dicarse a Cristo como mediador de la reden- enseña la Biblia a lo largo de su contenido
ción. De una vez, con el interés de evitar que el plan de Dios en Cristo, como el
tanto los peligros del Anabaptismo y el mismo Kuyper admite, determina el curso
estado-iglesia de Roma, Kuyper práctica- de la historia? Hay aquí en realidad un ves-
mente hace a la gracia común indepen- tigio de Gnosticismo, de separar lo natural
diente de la gracia particular, pero, al final, de lo espiritual. Por ello eruditos como
muestra su mutua interacción y coopera- Schilder, S. J. Popma y I. A. Diepenhorst se
ción (GG, I, 321; II, 680-84). En el análisis oponen todos a esta interpretación del
final, hay nada más una diferencia de genial maestro (cf. Zuidema, op. cit., p. 51).
acento entre Gemeene Gratie y Pro Rege,
con respecto al valor relativo de los dos El dualismo polar de Kuyper entre sus
tipos de gracia. Las tendencias peligrosas de dos tipos de gracias está enraizado, según
la gracia común son circunscritas por la W. H. Velema,18 en la doctrina de Kuyper
doctrina de la antítesis organizacional, que con respecto a la creación. Aquí están las
pierde su carácter puramente práctico y dos líneas de la essentia de las cosas, la que
asume un carácter más principal (cf. Zui- es eterna en el Logos, y, la existencia en la
dema, op. cit., p. 17). Kuyper nunca se pasó materia, producida por la creación. En su
de la raya en la prosecución del das Diessei- antropología Kuyper completa esto al pro-
tige (el aquí y ahora). La gracia común era poner una relación de carácter real más
“simplemente” gracia común. Para él lo bien que fenomenal, una analogía con Dios
realmente necesario era la gracia particular. en el ámbito del ser, que permanece
indemne del pecado, y una relación en la
Sin embargo, pareciera ser que Kuyper esfera ética que requiere conformidad a la
está poniendo más peso sobre la doctrina de voluntad de Dios. Esta dualidad en el hom-
la gracia común de la que soporta de bre de ser y naturaleza se corresponde a la
acuerdo a la evidencia de la Escritura, esencia y existencia en la doctrina de la crea-
cuando sostiene que sin ella el mundo ción y requiere la doctrina de los dos tipos
hubiese retornado al vacío debido a la ira de de gracia. Esta distinción corresponde a la
Dios, y el hombre hubiera muerto física- antigua diferenciación de naturaleza y gra-
mente lo mismo que espiritualmente el día cia. Kuyper busca evitar el dualismo del
de su transgresión. Aunque Kuyper admite Tomismo al formular su doctrina del
que la existencia del hombre incluso des- Mediador de la creación, una doctrina que
pués de la caída en el pecado no fue amena-
zada, puesto que todo el consejo de Dios es 18. De Leer van de Heilige Geest por Abra-
ham Kuyper (s’Gravenhage, 1957), pp.
seguro y Satanás no podía echar a perder el 225ss.

17
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

ha sido rechazada por Herman Ridderbos puede ser parte de la cruz de Cristo (Op.
sobre fundamento exegético,19 y por K. cit., p. 297). Pero el Dr. Velema piensa que
Schilder sobre fundamento tanto dogmático la distinción entre el fundamento jurídico y
como filológico.20 la fuente es ambigua; de allí la protesta
contra la doctrina de la gracia común de
En consecuencia, se han propuesto Kuyper sobre la base de que esta surge con
varias correcciones a Kuyper. Aparte del demasiada exclusividad de la santificación.
hecho que los Hodges, padre e hijo, lo Al mismo tiempo, rehusarse a buscar su
mismo que McCandlish,21 han sostenido justificación en la cruz de Cristo es
que toda la gracia tiene su raíz en Cristo, contradictorio (Op. cit., p. 235).
ciertos discípulos de Kuyper, como De
Graaf y Dooyeweerd, han estado pugnando De todo esto, parece que la última pala-
por algún tiempo de que la gracia común es bra sobre la doctrina de la gracia común de
un retoño del amor lleno de gracia de Dios Kuyper aún no ha sido dicha. Por lo tanto
en Cristo hacia el mundo perdido.22 Incluso me parecería demasiado ingenuo que
S. J. Ribberbos, quien como discípulo fiel alguien confundiera la argumentación teo-
asume todas las críticas y desea mantener la lógica de Kuyper con las palabras de la
plena herencia de Kuyper (Op. cit., pp. 86, Escritura, como si estas fuesen idénticas.
87), es forzado a hacer correcciones. Va a Tal aproximación carente de sentido crítico
enfatizar la expiación y hará que la cultura es contraria al espíritu del Calvinismo, el
Cristiano se desarrolle de la justificación cual no es reaccionario sino progresivo al
más bien que de la santificación. Cristo es dejar que la Palabra hable sobre los temas
la fuente de la gracia común en un sentido de actualidad.
mediato. Pero el fundamento jurídico de la
gracia común debe distinguirse de su Una mayor evaluación de la concep-
fuente, dice Ridderbos, y el primero no ción teológica de la cultura de Kuyper apa-
recerá en la tercera sección del libro que
19. Paulus en Jesús (Kampen, 1952), p. 127. presenta algunas conclusiones tentativas
20. Heidelbergsche Catechismus (Goes, sobre el concepto Calvinista de la cultura.
1947), II, pp. 83-103. Cualesquiera que sean las críticas que uno
21. Cf. A. A. Hodge, Expiación (Filadelfia,
1907), p. 358, donde cita a McCandlish pudiera tener de la teología de Kuyper y su
con aprobación en el sentido que muchas consiguiente apreciación y promoción cul-
bendiciones se acumulan para los paga- tural, uno no puede sino estar impresio-
nos y para los ciudadanos educados de nado por el carácter épico de su genial
las comunidades Cristianas a través de la
dispensación de la paciencia de Dios para estructuración de la gracia común y la antí-
el reprobado, la cual llega a través de la tesis bajo la realeza del Señor exaltado y
mediación de Cristo. El venerable Hodge, levantado, quien desde la mano derecha del
padre de A. A., sostenía que cualquier Padre gobierna ahora sobre todas las cosas.
dispensación de la gracia de Dios a una
porción elegida de la raza tendría un
efecto en el carácter de todo el resto.
22. S. G. De Graaf, Christus en de Wereld
(Kampen, 1939), pp. 91-113. H.
Dooyeweerd, Wijsbegeerte der Wetsidee
(Amsterdam, 1933), III, pp. 448ss.

18
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO IX

SCHILDER: CRISTO, LA CLAVE DE LA CULTURA

Klaas Schilder (1890 – 1952) es el más relativa a la primera.1 Para Schilder no hay
grande teólogo cultural en los círculos antítesis entre Dios y la naturaleza; sino
Reformados desde los días de Kuyper. Es que la antítesis se halla dentro del universo
importante para nuestro estudio porque entre el pecado y la gracia, entre Cristo, el
difiere con Kuyper sobre la doctrina de la Restaurador del mundo de Dios, y el
gracia común y la sustituye, en su lugar, anticristo, quien se opone a la obra de Dios
con la doctrina del mandato común. Ade- en la historia. En oposición a Kierkegaard,
más, desde Kuyper, Schilder ha sido el más quien no encuentra relevancia para Cristo
grande apologista entre los Calvinistas en los 1900 años de historia después de
Holandeses en contra de toda desviación de Cristo, Schilder sostiene que Cristo
la teología Reformada. Ha llamado a los permanece en el centro de la historia y
hombres a regresar al énfasis de Calvino en significa todo para lo que siguió a su
la Palabra y su autoridad en todas las áreas exaltación. Pero naturalmente la
de la cultura del hombre. En contra de encarnación no tiene relevancia sin la obra
Hegel, quien identifica a Dios con la histo- de Dios en el principio, es decir la creación,
ria, Schilder sostiene que el cielo siempre y la obra permanente de Dios en la
proclama la idea fundamental de que Dios y providencia. En el Cristo de Calcedonia,
la criatura se diferencian entre sí. Pero, por quien estaba unido, pero no mezclado, con
otro lado, no es menos vehemente contra la humanidad, se halla concentrada la
Kierkegaard y sus discípulos, Barth, Brun- esencia de una visión Cristiana de la
ner, Tillich, etc. Pues ellos sostienen una historia y del cielo (Ibid., p. 68). La historia
antítesis invencible entre Dios y el hombre, es el marco para la obra redentora de Dios
la eternidad y el tiempo. En contra de ellos en Cristo. Por tanto Dios no condena ni a la
sostiene el mensaje del cielo de que Dios y historia ni a la naturaleza, pero a través de
el hombre nunca están separados, que la Cristo condena el pecado y restaura la
disyunción entre Dios y el hombre siempre naturaleza y la historia a su propósito
es sobre la base de una conjunción más pro-
funda, que esta última determina y hace 1. Wat is de Hemel (Kampen, 1935), pp.
60, 61, 121.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

original. Este es el secreto de la cultura. Pero el hombre se rebeló y negó su


Pues Cristo, el ungido, es el segundo Adán, relación con el Padre, volviéndose un
quien es nuestro sustituto para llevar la ira aliado del enemigo de Dios, el Diablo.
de Dios por nosotros. Él es nuestro Como parte del mundo creado de la natura-
Suplente para cumplir el mandato cultural, leza el hombre tenía tanto conciencia como
dado originalmente a nuestro primer padre. conocimiento, era tanto letra como lector
(intérprete) en el libro de Dios. Fue lla-
Puesto que el Cristiano es uno que par- mado a cultivar la buena tierra y alcanzar la
ticipa de la unción de Cristo (Catecismo de expresión de lo que estaba implícito, a fruc-
Heidelberg, Día del Señor número 12), su tificar lo que estaba latente, y ser así un
interés por la cultura es inevitable. Pues, colaborador con Dios, el creador. Pues aun-
por su unción, Cristo fue declarado el here- que Dios proclamó buena a su creación,
dero legítimo del primer Adán y fue comi- ésta no era un producto terminado; iba a
sionado como el oficial de Dios del haber una evolución y un desarrollo incita-
momento para hacer la obra que nuestro dos por la actividad cultural del hombre. Y
primer padre fracasó en realizar, a decir, solamente así sería introducida la nueva
glorificar a Dios en su obra manual. Pero era del Sabbath del reposo eterno de Dios.
Cristo no solamente fue capacitado, él fue
también autorizado por el Espíritu. Su El hombre también fue llamado a la
unción era la garantía de la realización, auto-cultura, pero no en un sentido perso-
pues él vino para reconciliar todas las cosas nalista de hacer de la personalidad humana
con el Padre (Col. 1:20). Como tal Cristo no un fin en sí mismo. Pues esto es simple ido-
trae algo completamente nuevo, sino que latría, puesto que la parte central y absolu-
restaura lo que era desde el principio, y en tamente importante de la creación es la
realidad hace que ocurra lo que Dios diseñó auto-glorificación de Dios. Otro resultado
desde el comienzo (Ibid., p. 129). Adán del pecado de Adán es el hecho observable
como un alma viviente fue en verdad el de que los hombres no solamente se han
padre de la sociedad humana, pero Cristo es enamorado de sí mismos sino que también
el espíritu que da vida, quien llama a los se enamoran de las herramientas de la cul-
hombres a su compañerismo y les forma tura. Abstraen el proceso de la meta, aman
para el cumplimiento de la obligación dada los medios en lugar del fin. De esta forma
en la creación al primer Adán. Este último todos se convierten en siervos improducti-
debe ser visto principalmente como porta- vos. El pecado causa separación. Todas las
dor de la imagen y en consecuencia el por- relaciones en la creación han sido rotas:
tador del oficio para con Dios, un hijo- Dios y el hombre, el hombre y la natura-
siervo quien como profeta, sacerdote y rey leza, el hombre y sus semejantes, la religión
recibió el mandato cultural para cultivar el y la cultura. Comenzó la desintegración y la
suelo, poblar la tierra y tener dominio sobre totalidad del bello cosmos ha sido fragmen-
ella. Este fue el orden cósmico original, en tado; el hombre perdió su espíritu universa-
el que la idea de vocación, el ser comisio- lista, de manera que ya no ve la unidad y
nado y llamado era determinante para la propósito del todo. Sin embargo, el pecado
naturaleza de la cultura. no abolió la ordenanza creativa de Dios,
que gobierna al amigo y al enemigo por

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

igual, puesto que es la obligación común de está inherente en el tiempo. Cuando esta
nuestra condición de criaturas en el pacto restricción cese el tiempo ya no será más.
de obras. La cultura nunca es un asunto de Por otro lado, en el Paraíso Dios refrenó a
interés individual, sino que busca conducir su espíritu de dar plena bendición, sino no
al hombre como sociedad a la obra de Dios. hubiese habido una caída. Así pues, la
El Paraíso no era un sitio aislado y román- restricción es característica de nuestra
tico para practicar la religión como una existencia temporal; sin embargo, no
función del alma, sino que era el principio comprueba una disposición llena de gracia
de la tierra habitada, el principio del mundo por parte de Dios hacia el mundo en
cultural. La cultura ha sido definida por general. Para hablar de gracia común en un
Schilder, y traducida por John Vriend en lo marco apropiado debiésemos también
que este último llama una oración mons- mencionar su corolario, la maldición
truosa, como “el esfuerzo sistemático hacia común.
el agregado de la labor productiva la que ha
ser producida exitosamente por la suma En la definición de Kuyper del pro-
total de seres humanos que han asumido la blema (probleem-stelling), el mundo aparece
tarea de descubrir las potencias que yacen principalmente como objeto de la maldi-
dormidas en la creación, a medida que estas ción, con el Sabbath como una pausa tem-
potencias llegan a estar al alcance en el poral (katapausis), una moderación de la
curso de la historia, de ser desarrolladas en maldición. Pero esta aproximación es
obediencia a las leyes de sus naturalezas demasiado negativa para Schilder. Uno no
individuales, de ser colocadas a disposición puede basar una cultura que glorifique a
de todos, con el propósito de poner estos Dios sobre lo que el hombre todavía tiene;
tesoros así adquiridos al servicio del hom- su puede es un debe (ons mogen ligt in ons
bre como criatura litúrgica y, en consecuen- moeten). Puede en verdad ser muy intere-
cia, colocarlas, junto con el hombre ahora sante comenzar con lo que hemos dejado
más plenamente equipado, a los pies de antes que el pecado entrara en el mundo,
Dios, a quien sea toda la alabanza para pero esto no llega al corazón del asunto.
siempre.”2 Para la cuestión de lo que nosotros todavía
tenemos o no tenemos tampoco afecta nues-
La existencia de la cultura como tal en tra posición en el pacto de obras. En este
un mundo pecaminoso no debiese atri- pacto el hombre es el portador de oficio de
buirse a la gracia común. Schilder también Dios con un mandato original de sojuzgar
cuestiona si podemos hablar de gracia la tierra y señorear sobre ella por la causa
común en la operación común del Espí- de Dios.
ritu.3 La restricción del pecado, que
Schilder no niega sino que complementa Schilder llama egocéntrica a la menta-
con la idea de la restricción de la gracia, lidad que razona a partir de lo que todavía
tenemos; es la actitud servil perezosa de
2. “Cristo y la Cultura,” una revisión de haber salido librado bastante bien después
Christus en Cultuur de Schilder, Antorcha de todo (Wat is de Hemel, p. 286). Nos insta
y Trompeta, I, 1 (1951), pp. 11, 12, 29. a ver todo el asunto de manera teocéntrica
3. Christus en Cultuur (Franeker, 1935), p.
60. y a hablar el idioma del hijo obediente,

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

“Todavía no hemos terminado la gran tarea producir son parte del proceso de la
que nos fue dada por Dios” (Ibid.). Así historia, y la cultura es la presuposición de
Cristo, quien es nuestro ejemplo, se man- todas las obras de Dios. Por lo tanto es un
tuvo recordándoles a los Fariseos, quienes serio error designar la pura prolongación, el
tenían la mentalidad de “todavía tenemos,” mero hecho de la actividad cultural, como
aquello que había sido desde el principio, y gracia (Cristo y la Cultura, p. 63).
coloca aquello como obligatorio. Cristo tam-
bién pronuncia sus bienaventuranzas a per- No hay gracia, que se entienda clara-
sonas que “todavía no” lo habían mente, en el comer y beber como tales, o en
alcanzado; eran pobres, hambrientos, mise- la crianza de los niños per se, ni tampoco
rables, afligidos, sin tierras, etc. No son hay una maldición en estas cosas en sí mis-
bendecidos porque todavía tengan tantas mas. Pero comer, beber y engendrar en fe
cosas buenas en común con el mundo como obras del advenimiento del Sabbath
incrédulo, sino porque estaban destituidos, eterno de Dios es evidencia de gracia. Esto
dependientes de la gracia. es común para aquellos que participan de la
obra redentora de Cristo, la cual tiene un
Schilder razona, por lo tanto, que debe- efecto sobre sus logros culturales. Pero no
mos ver el mundo como un instrumento de hay gracia universal sobre todos los hom-
la glorificación de Dios. Por tanto la prolon- bres (Ibid., p. 64). De igual manera, la mal-
gación del tiempo después de la caída no dición está sobre toda cultura (colere)
implica gracia, puesto que Dios tenía que impía, el comer y el beber, el alumbra-
prolongar el tiempo para poblar tanto el miento del vientre de la madre tierra sin fe.
cielo como el infierno. La mera prolonga- Pues después de la caída la antítesis era
ción no es ni bendición ni maldición, sino inevitable, no en la naturaleza, sino en el
el sustrato sobre el cual puede producirse la uso de la naturaleza, es decir, en la cultura.
historia y donde la cultura pueda desarro-
llarse. Así también el desarrollo de la natu- Entonces, Schilder quisiese que pensá-
raleza no es gracia sino que es parte del ramos escatológicamente, con un ojo vigi-
proceso natural; es el resultado de un poder lante sobre el evento catastrófico que
inherente en el hombre dado por Dios con introduce el Sabbath de Dios. Si vemos la
la creación. Es el turbulento e impetuoso cultura desde este ángulo, no nos sorpren-
impulso dentro del hombre quien también deremos en encontrar que la cultura aún
se está transformando, para forzar a la tie- tiene significado para el cielo. Sin embargo,
rra que también se está transformando a debiéramos sorprendernos si no tuviese
producir sus frutos para él. El instinto para que operar para el Sabbath eterno de Dios.
la cultura (colere) se encuentra implantado, Y esta visión nos da amplitud de perspec-
pero mientras que en el Paraíso era una tiva, pero no la amplitud del abusador de la
actividad que glorificaba a Dios, después de
la caída se ha vuelto egoísta y auto-glorifica- 4. Cf. Pallieter, de Félix Timmerman
dora, en el espíritu de Pallieter.4 Debemos (Ámsterdam, s.f.), una novella en la que
ver este asunto claramente, dice Schilder, el personaje principal encarna la glorifi-
que la naturaleza-en-el-tiempo implica cación pagana del cuerpo y su lujuria por
la vida corriendo desnudo bajo las lluvias
movimiento y desarrollo. El concebir y el de primavera y besando el suelo.

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

doctrina de la gracia común, el sensualista realice lo que él le requirió en el principio


y Epicureano, quien toma del mundo lo que (Catecismo de Heidelberg, L.D. IV). Sin
puede y solo pregunta cuánto y cuán lejos embargo, esto constituye el aspecto magní-
puede llegar sin riesgo para su bienestar fico del problema cultural, pues es la carga
eterno. La amplitud de visión es la visión del Señor; el hombre no puede rehuir o
amplia y cósmica del portador del oficio, negar esta demanda de su creador con
quien mira el todo del tiempo, que lo llama impunidad (Wat is de Hemel?, p. 288).
a la actividad cultural, como la preparación
para el Sabbath de Dios (Was is de Hemel?, No solo rechaza Schilder el término
p. 285). “gracia común,” sino que también suprime
la idea de un “terreno común,” que se dice
El Cristiano no debiese satisfacerse poseen los creyentes mutuamente con los
con comer las migajas que caen de las no creyentes. Pues si hablamos del terreno
mesas culturales de los no regenerados. No cultural como el terreno de la gracia
debiésemos ser gastrónomos “cristianos” común, entonces se convierte en un tipo de
que se regocijan con darle una probada al zona neutral entre las fuerzas contendien-
“muslito” de la cultura mundana. Esta es tes del mundo y de la iglesia, un lugar de
una actitud negativa y reaccionaria. Debe- reposo y de recreación común, un sector
mos aprender a no hablar acerca de la gra- para la relajación general. Lo mejor que
cia común sin su correlativa, la maldición podemos decir es que tenemos un taller
común (Ibid., p. 287). Ambas son el retraso común, el mundo; pero los hombres ya no
de la plena bendición y de la plena maldi- tienen una cultura común (Ibid., p. 289).
ción, con el propósito de que el trigo y la Es cierto, hay un estar juntos (sunousia) de
cizaña juntas puedan madurar hasta la todos los hombres en este mundo como
cosecha. Estrechamos el problema cultural resultado de la humanidad universal de la
en demasía cuando decimos que nos mere- criatura portadora de la imagen de Dios.
cemos la maldición pero que todavía tene- Pues Dios no separó el mundo en dos mita-
mos mucho que es bueno: una hermosa des después de la Caída. El mandato cultu-
naturaleza, una primorosa sinfonía, drama ral y el impulso cultural son aún comunes a
y televisión. Cuando hablamos de esta todos los seres humanos quienes juntos for-
manera perdemos de vista del hecho de que man la raza humana. No hay hoy sino una
en el Paraíso tanto los mandamientos como naturaleza, pero un doble uso de la natura-
las promesas iban juntos, tanto la comisión leza; un orden material, pero una doble
al trabajo como el trabajo material eran manera de trabajarla; un territorio, pero un
señalizaciones hacia el futuro, a saber, a doble desarrollo de él; un impulso cultural,
aquel punto catastrófico del tiempo en el pero un doble esfuerzo cultural (Cris. y
cual el Sabbath de Dios haría su entrada Cult., p. 76). Es debido a que todo trabajo
(Ibid., p. 287). Por lo tanto, gracia es un tér- está limitado a las leyes de la naturaleza y
mino demasiado estrecho. El Paraíso per- debido a que la materia recalcitrante es
dido, el Paraíso recuperado, y el largo dura de moldear de acuerdo a la voluntad
camino entre los dos son un asunto de del artífice y el artista que los productos de
comisión, mandamiento y mandato. Y Dios amigos y enemigos en la batalla cultural
no agravia al hombre cuando le pide que sean tan similares.

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

(Wat is de Hemel?, p. 290).


* * * Cristo, según Schilder, restaura la cul-
tura al producir el verdadero hombre ínte-
En contra de la interpretación total de gro. En la Roma imperial, en decadencia y
Abraham Kuyper y sus discípulos contem- bancarrota cultural, la pequeña banda de
poráneos, que explica la cultura sobre la confesores de Cristo fue una sana levadura
base de la gracia común, Schilder coloca a cultural. Considerado culturalmente, solo
Cristo como la clave y pista de la cultura. Pablo como hacedor de tiendas y como pre-
Para posibilitar el retorno de la raza dicador, era de más valor que mil cortesa-
humana a la verdadera religión y a la verda- nos y cortesanas de la corte corrupta de
dera cultura dos cosas tenían que lograrse. Nerón. La introducción del Cristianismo no
El juicio punitivo o ira de Dios en contra fue meramente una renovación religiosa
del pecado debía ser satisfecho, y, y debía sino que fue al mismo tiempo la más grande
proveerse la obediencia que Dios requería. reforma cultural de la historia. La Reforma
Cristo entró en la historia inmediatamente Protestante fue un resurgimiento de este
después de la Caída como el Redentor-Sal- renacimiento cultural. Lutero, felizmente
vador y el Vengador de la justicia de Dios. casado con su idónea Catherine, produ-
En este doble aspecto él es Salvador del ciendo con gozosa seriedad en su mesa
mundo y garantiza una futura realización comedor y creando el Alemán vernáculo en
cultural. Pues Cristo ha comprado y energi- su traducción de la Biblia; Calvino, quien
zado a una comunidad, sus siervos, para demostró concretamente en una Ginebra
leer nuevamente las órdenes de marcha de rejuvenecida lo que la cultura Cristiana
la raza humana, proclamadas en el Paraíso. puede lograr; estos son ejemplos de lo que
La agenda que había sido grabada en el Schilder quiere dar a entender por cultura
corazón de aquel hombre original de la cul- Cristiana (Cris. y Cult., p. 71). Para Lutero
tura, Adán, es ahora asumida por el no fue anti-cultural hablar de la razón como
segundo Adán. Su Palabra y su Espíritu una ramera (die Hure Vernunft); sino que
están rescribiendo esta agenda en los cora- estaba catalogando a la razón pecaminosa,
zones de la humanidad redimida. orgullosa y emancipada de Dios como cul-
pable de prostitución espiritual, muy pare-
Por tanto, por la causa de Cristo una cido a como Oseas llama a Israel una
historia de muchos siglos ha sido inter- nación adúltera. Así también el Imperio
puesta entre los dos paraísos, entre el pri- Romano es llamado una ramera en el libro
mer pecado y la maldición definitiva, no de Apocalipsis, no debido a la persecución
meramente para la obra de salvación, sino de los Cristianos bajo su tutela, sino por su
también para la labor del Redentor-Juez indisposición a usar sus dones de criatura
(Ibid., p. 66). Kuyper considera a la iglesia en el servicio al creador. Pues una ramera
como dependiente de la gracia común, no es condenada por su naturaleza de
mediante la cual ha encontrado un lugar mujer, sino por usar su naturaleza de mujer
para la planta de sus pies en el mundo. de manera contraria a la ordenanza divina
Schilder le da vuelta a esto y sostiene que de la feminidad. Así que cuando por la
mientras Dios está reuniendo a la iglesia, el razón el hombre no conoce a Dios, esta es
mundo tiene la oportunidad de arrepentirse catalogada como vanidad y tal sabiduría del

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

mundo se reduce a la nada. la estructuración positiva, creativa y cultu-


Con respecto a la contribución de Cal- ral, se logra solamente donde se obedece la
vino Schilder sostiene que él diferenció a la voluntad de Dios. El hecho que los hombres
iglesia y al estado sin separarlos, y que tienen la misma naturaleza con los mismos
enseñó un vivo amor por el llamamiento intereses no garantiza una verdadera comu-
divino, pues se acercó a los reclutas de Dios nión (koinoonia). Esto solo puede lograrse
con una orden-del-día que también era cul- cuando la misma naturaleza es dirigida
tural. Había aprendido a entender aquella hacia una meta común por medio del amor
preciosa palabra de gracia, y por ello tam- por los mismos principios básicos. De allí
bién de la cultura: “todas las cosas son que el compañerismo cultural (koinoonia)
vuestras, más vosotros sois de Cristo, y sea básicamente un asunto de compañe-
Cristo, de Dios.” rismo de fe (Ibid., p. 75).

Schilder deriva mucho del hecho que Pero a pesar de este hecho increíble,
Cristo crea nuevas criaturas, hace a los Dios en su providencia mitiga de tal forma
hombres íntegros, saludables, de manera los efectos de la maldición y su ira contra el
que pueden cumplir una vez más su lla- pecado que es posible, sobre la base de
mado cultural en el mundo. Sostiene que nuestra humanidad común (sunousia) tra-
una familia Cristiana viviendo un estilo de bajar sobre fragmentos de la cultura con
vida distintivamente Cristiano es una aquellos que niegan el derecho que Dios
manifestación de un poder saludable que tiene sobre ellos. Cristo los mantiene jun-
uno busca en vano en Hollywood, que pro- tos, pues él ha restringido a Satanás y
vee, culturalmente, una representación refrena lo del anticristo. Pero no solamente
lamentable de la vida familiar. “Un obrero el juicio, sino que también la gracia es res-
Cristiano, que se atreve a ser él mismo tringida; por lo tanto nada está consumado,
como Cristiano, es una vez más una mues- nada está realizado. La música, tanto de los
tra de salud en un mundo ahistórico, Ame- ángeles como de los demonios, está siendo
ricanizado a la manera de los negocios; él contenida. El que todavía hay algo de cul-
tiene más valor como parte de una fuerza tura se debe al hecho de que Satanás aún no
discreta que toda una universidad de cien- ha sido soltado.
cia que no ha visto a Dios” (Ibid., p. 73).
Una iglesia que semanalmente está ocupán- La cultura impía, así dice Schilder,
dose en el fomento espiritual y mantiene nunca madura verdaderamente, nunca
principios puros en su localidad significa alcanza su consumación. El monstruo de la
más para la construcción cultural que un parálisis cultural está siempre acechán-
dorado escenario de teatro. Una buena dola. El resultado es que los hombres se
meditación escritural que provea guianza a enamoran de las herramientas, produ-
la vida es de más valor que siete dramas, ciendo una película por causa de la película
dado que el poder de la Palabra es más y produciendo arte por causa del arte. La
fuerte que el de la imagen, y la doctrina más película en nuestros días, en lugar de ser un
que el signo. medio de educación y formación, se ha con-
vertido en un medio de encaprichamiento y
Por lo tanto, hablando estrictamente, de ceguera para los ojos. Al final el anti-

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

cristo vendrá y Dios le permitirá a través de culturalmente.


las invenciones y medios técnicos el reali-
zar maravillas; pero la verdadera cultura En Cristo aparece la poderosa realidad
llegará a su final cuando la providencia de una estructura cultural armoniosa, salu-
mitigante de Dios ya no restrinja a los hom- dable y fiel al propósito, con un estilo ape-
bres (Ibid., p. 84, 85). “La cultura del anti- gado a la norma. Aquí Dios por medio de la
cristo dejará como resultado solamente gracia especial hace que los hombres muer-
torsos, cuando el horizonte esté enrojecido tos vengan a la vida, y hace al hombre de
con el fuego del juicio de Dios, que puede Dios completamente preparado para toda
incluso ser visto al borde del mar de cristal” buena obra (Ibid., pp. 87, 88). Pues Cristo
(Ibid., p. 85). Pero la Biblia, que simboliza es la única fuente verdadera de la cultura, y
la perfección con el número siete, nos él establece la comunión (koinoonia) que
cuenta que el anticristo llegará solamente a vincula mutuamente a los individuos de
la mitad de ese número. Esto es simbólico manera que permanezcan juntos, lo cual es
del hecho de que su programa será inte- necesario para la construcción cultural
rrumpido, que la feria (kermis) cultural teleológicamente dirigida (Ibid., p. 88).
anti-Cristiana en honor al Homo Ludens (el
hombre como jugador) resultará en una Toda la interpretación de la cultura no
pirámide truncada. es una disputa de argumentos sino uno de
decisión de fe. Pues es básicamente cierto
En contra de este cuadro deprimente que podemos saber todas las cosas, no
de la pirámide truncada se yergue la estruc- meramente los asuntos espirituales, solo
tura inicialmente fiel a la norma, en tanto por fe, no por la vista o la experiencia.
que la Palabra gobierne, de la iglesia y del
reino de los cielos. Cada vez que el pueblo Algunas de las consecuencias de esta
de Israel olvidaba que ellos eran la iglesia, y posición bíblica pueden ahora enumerarse
que la iglesia en toda batalla, incluyendo la brevemente. Estrictamente hablando, no
batalla cultural, podía conquistar solamente existe la cultura como tal (“de” cultuur).
por medio de la fe, permanecían llorando Exactamente como no hay razón “pura”
junto con su casa real a la vista del tronco (reine Vernunft), tampoco hay tal cosa
cortado de un árbol una vez imponente. El como cultura pura (reine Kultuur). Esta es
exilio no era una mera visitación por la simplemente una entidad imaginaria. Aun-
apostasía espiritual sino también por la que la naturaleza es una, son dos los empe-
degeneración en un sentido cultural, pues ños culturales del hombre; debido al pecado
tanto Jerusalén como su hermoso templo y a la maldición, existe la dualidad y debe-
fueron destruidos. El pueblo, que había mos reconocer la antítesis (Ibid., p. 89). En
querido competir culturalmente con los el mundo del pecado, que es el escenario
paganos, se hundió en la desesperación y para el drama trágico de la secularización,
no miraba el futuro. Pero los profetas les solo se producen fragmentos culturales,
dijeron que detuvieran su llanto, que del porque la unidad básica se ha perdido y el
creyente tronco cortado brotaría un pecador es el gran sectario y cismático. Pero
Retoño, el Cristo como el Buen Pastor, los Cristianos también producen solamente
quien provee en toda necesidad, incluso fragmentos debido al retraso de la gracia y

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

del poder, debido a la persecución del rehúsan a trabajar en la viña. Schilder usa
mundo, que le niega al confesor de Cristo el ejemplo del mundano que paga cincuenta
un lugar para trabajar, y, debido al pecado centavos por una pobre película, mientras
individual y comunal de la negligencia. A los creyentes trabajan duro para ahorrar la
pesar del carácter fragmentario de nuestro mitad de eso para la gran tarea de la misión.
trabajo, no podemos rehusarnos a servir so También son llamados a establecer iglesias
pena de traición. Cristianas, y también escuelas, universida-
des, casas publicadoras, sanatorios, etc.,
Una segunda consecuencia es que, en Cristianos. De allí que los hijos fieles estén
nuestro discurso con respecto al Cristiano y sobrecargados de trabajo debido a que sus
la cultura, no podemos proceder basados en hermanos infieles rehúsan al Padre su ser-
la ficción de “la cultura como tal,” puesto vicio. Así, puede que haya un heroísmo
que esto es una abstracción y no hay un Cristiano en esta actitud negativa (ascética)
mundo del alma, un mundo de la razón hacia la cultura si los creyentes buscan rea-
(logos). Y los Cristianos deben evitar la for- lizar la voluntad de Dios al entrenarse para
mación de grupos que fallen en reconocer la batalla espiritual. “Un pueblo Cristiano,
la ley moral de Dios, que viene de arriba y sosteniendo sus propias escuelas de educa-
que vincula sus acciones. Cada uno debe ción superior, enviando misioneros y cui-
servir a Dios en su propio llamado. El lla- dando a sus pobres, que le fueran dejados
mado determina cuál es nuestra tarea parti- por Cristo, salvándoles así de las garras del
cular; nuestras aspiraciones no pueden ser absolutismo estatal (aquel pionero del anti-
divorciadas de la inspiración. “El establecer cristo), haciendo otras mil obras de obliga-
comunión en nuestra humanidad común ción divina, y debido principalmente a esto
(koinoonia in sunousia) como miembros del no será capaz, por ejemplo, de proyectar un
cuerpo místico de Cristo, eso es cultura imponente escenario teatral Cristiano,
Cristiana” (Ibid., p. 93). supongamos que fuese posible, o de realizar
una amplia organización Cristiana del
Tercero, surge la cuestión de si hay carácter estético y artístico, tal pueblo es,
espacio para la abstención de la empresa no obstante, una comunión heroica” (Ibid.,
cultural. Realmente, puesto que el mandato p. 96). Tal abstención es auto-negación por
cultural llega a todos los hombres esto sería la causa del reino (cf. Mat. 19:12 donde
equivalente de una renuncia a Cristo, cons- Jesús dice que están aquellos “que se hicie-
tituiría indigencia voluntaria, y es pecado ron a sí mismos eunucos por causa del
delante de Dios. Pues toda criatura de Dios reino de los cielos”).
es buena y santificada por la Palabra (Dios
hablándonos) y por la oración (nuestro Cuarto, es falto de espíritu crítico
hablar hacia Dios). La renuncia a la partici- hablar de la cuestión cultural como perti-
pación cultural simplemente porque sí nente a la gracia común, pues no solamente
siempre es pecaminosa; sin embargo, puede se nos permite sino que se nos manda a cul-
ser un mal necesario debido a las exigencias tivar y sojuzgar la tierra. No debiésemos lla-
de la guerra. El Cristiano tiene una doble mar “gracia” a los vestigios de los dones de
carga que llevar debido a los hijos infieles la creación, y no podemos aceptar la desig-
del Padre que buscan su propio placer y se nación Arminiana de la “luz natural” como

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

gracia común (commune gratia). En este mandamiento de ser perfecta y completa-


sentido se debe señalar que Schilder, en su mente humanos (Cris. y la Cult., pp. 97-
exposición del Catecismo de Heidelberg, ha 101).
producido la evidencia de que los Padres de
Dordt ni Agustín usaron “gracia” para Quinto, la iglesia, de la cual Cristo es la
designar lo que el hombre tiene por natura- cabeza, culturalmente debe ser tenida en
leza. Pero Pelagio reconocía como gracia gran reverencia. Pues en Cristo, Dios, el
aquello que había sido dado en la creación gran Recapitulador de la historia, integrará
como una capacidad increada de la natura- el gran total (cf. Efe. 1:10; Col. 1:20). La
leza humana. Los Pelagianos, dice Schilder, iglesia nunca puede convertirse en un cen-
incluso llamaron a la ley “gracia” porque tro de cultura, “una universidad levemente
nos ayuda a no pecar. Y para confundir la disfrazada” (Vriend, op. cit., p. 29), sino
verdadera gracia, a saber, la gracia salva- que debe ser la más grande fuerza cultural
dora de Dios en Cristo, los Pelagianos indirecta (Schilder, op. cit., p. 112).
hablaban de la naturaleza racional del hom-
bre, el don del libre albedrío, la ley y la doc- Es más, en la cultura Cristiana la per-
trina como gracia. Agustín, por otra parte, sona tiene valor solo en comunidad con
quería reservar el término gracia para las Cristo, pero esto no es una dictadura en la
obras de reparación (recreación) de Dios, que uno se convierte en un hombre-masa
puesto que este era el lenguaje de la Escri- que pierde su personalidad. Cristo en su
tura.5 inimitable Canon de Cultura, el Sermón del
Monte, se dirige al individuo. Uno que ha
Schilder nos haría distinguir cuidado- sido cortado de la Roca, que es Cristo, se
samente entre la “luz natural” y su uso, lo distinguirá a sí mismo sin separación (I
cual Kuyper, a su juicio, no siempre hizo en Cor. 2), y como sal de la tierra será salvado
su epopeya de la gracia común. En la visión por el gran Guardador de la Casa en tiem-
de Kuyper la “misión” es reducida hasta pos de decadencia cultural. La paradoja de
convertirse en “permiso”; estamos preocu- la Escritura que prohíbe a los creyentes elu-
pados con lo que le queda al hombre y esta- dir a los pecadores del mundo (I Cor. 5:10)
mos en peligro de caer en el optimismo y sin embargo los llama a salir de Babilonia
cultural. Pues la naturaleza no le ha sido (Apoc. 18:4) se resuelve cuando uno
dada al hombre para disponer de ella a recuerda que los Cristianos tienen una res-
voluntad, sino que ha sido colocada a nues- ponsabilidad en el mundo aunque no son
tro servicio en nuestro servicio a Dios, del mundo. Como se indicó antes, condenar
exactamente como el dueño coloca un a Babilonia, la ramera, no es condenar a la
barco bajo el mando del capitán para que humanidad común (sunousia) sobre cuya
trabaje para él en el negocio naval. En el base es practicada su prostitución. La ten-
caso de la cultura nuestro puede ser es nues- sión que surge de nuestro continuo con-
tro deber, la capacidad y el gusto no deter- flicto con “este” mundo (el mundo que yace
minan la norma, sino que todos reciben el en pecado y que existe en el malo) y el man-
damiento de nunca salir de “el” mundo, es
el mismo que se obtiene entre nuestro des-
5. Heidelbergsche Catechismus, IV (Goes,
1951), pp. 31-35. tino de estar en contacto con los hombres

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

(sunousia) y nuestra responsabilidad de de la teología, pero lo que necesitamos


tener compañerismo (koinoonia) (Ibid., p. desesperadamente es una cultura
114). escatológica. Pues el mundo ya no es un
jardín de Dios (Edén) sino un lugar de
Finalmente, el filósofo cultural Cris- trabajo, una arena para el combate, un
tiano tendrá que razonar más lógicamente a terreno de construcción. El lugar para
partir del concepto de llamado (idea de ofi- encontrar a Dios no es un sitio secreto
cio) para que no vaya a intoxicarse con el donde el alma románticamente dispuesta
optimismo cultural o a ser entontecido con practica la religión como una provincia
el ascetismo cultural. Mejor dicho, incluso aparte de la vida. Pero el foro de Dios es su
el hombre piadoso no puede descuidarse ni terreno de trabajo, tan grande como el
ser indolente, sino que debe cumplir su lla- mundo; y en él está nuestro taller, fábrica y
mado, debe ser conciente de ser un porta- horno humeante, nuestra sala de estudio,
dor de oficio – un oficial – con Cristo, toda área donde el hombre de Dios,
profeta, sacerdote y rey, viviendo por la luz enteramente preparado para toda buena
de la revelación de la Palabra. Pues la natu- obra, esté cumpliendo fielmente su llamado
raleza no enseña nada, es enigmática, a divino.
menos que sea iluminada por la Palabra.
Fue especialmente Calvino quien, a través Tal obediencia en el proceso cultural
de sus discípulos Ursino y Oleviano, nos ha activado por la fe tiene su recompensa en el
enseñado a entender como la batalla del hecho de que los colaboradores de Dios son
pecado y la gracia, de la obediencia y la des- formados y corregidos por el poder de Dios
obediencia, es de capital importancia en la que refrena el pecado, de manera que pue-
cultura (Ibid., p. 117).6 Pues tenemos un dan alcanzar la plenitud de su condición de
Cristo, quien como rey observa no hijos. E incluso los hijos indispuestos son
solamente como oramos, sino también hechos instrumentos de Dios; cada uno de
como manejamos la pala, el martillo, el ellos lleva su propia piedra para el gran edi-
libro y la aguja, la escoba y cualquier ficio de la gloria de Dios.
instrumento con el que podamos trabajar,
para obtener del mundo lo que Dios ha * * *
puesto en él. Los hombres reconocen la
necesidad de la predicación escatológica y Schilder evaluará el proceso cultural
sobre la base de su valor escatológico y
6. Catecismo de Heidelberg, Día del Señor pedagógico. Pedagógicamente el obrero es
XII, PR 32, “Pues, ¿por qué te llaman
Cristiano? Porque por la fe soy miembro calificado por las tensiones en el proceso
de Jesucristo y participante de su unción, cultural; de allí que el proceso no pueda ser
para que confiese su nombre y me catalogado como inútil. Los valores espiri-
ofrezca a Él en sacrificio vivo y agrada- tuales permanecerán aún después de que
ble; para que en esta vida luche contra el
pecado y Satanás con una conciencia los trozos de la prueba de los colaboradores
libre y buena; y para que, después de esta de Dios hayan sido fundidos en el fuego del
vida, reine con Cristo eternamente sobre último día. Esto nos conduce al otro tér-
todas las criaturas.” Cf. Himnario del Sal- mino, la escatología, tomado por Schilder
terio (Grand Rapids, 1934), sección litúr-
gica, p. 27. en su sentido literal de aquello que atañe a

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

las últimas cosas.7 El valor real de la frase, “y los reyes de la tierra traerán su glo-
cultura no atañe a las cosas producidas, ria y honor a ella” (Apoc. 21:24), como un
como piezas de arte e invenciones acto final en las actividades de la “Jerusalén
modernas, sino en preparar, por medio de aún no celestial” o como el acto inicial del
la fluctuante tensión del proceso, la arena nuevo estado de cosas en la Jerusalén celes-
para Cristo y para el anticristo. Y a través tial, Schilder cree que esta frase es descrip-
de todo ello Dios está en pos de su tiva de una fase en el proceso de la llegada y
propósito de alcanzar su más grande pieza desarrollo de la Jerusalén de Dios en el
de arte – a saber, el triunfo del último de tiempo (Ibid., p. 294).
sus elegidos sobre el mundo, en el poder de
Jesucristo (Ibid., p. 305). Un argumento extra de Schilder en
contra de la idea de los reyes llevando cual-
En este sentido se debe observar que quier cosa a la nueva Jerusalén es el hecho
Schilder repudia la concepción de Kuyper que los santos serán pasivos en el proceso
de que la gloria de las naciones entrará a la de la resurrección y que Dios los introduce
nueva Jerusalén. Él hace esto sobre bases por su gracia catastróficamente. Y además,
exegéticas, primero que todo, citando el ¿qué pudiera el hombre desear llevar?, pues
comentario del Dr. S. Greijdanus sobre su cuerpo ha sido radicalmente cambiado.
Apocalipsis (21:24) en el sentido de que Hombres y mujeres como tal no tendrán
este proceso ocurre en la presente dispensa- existencia en el cielo puesto que serán
ción, cuando aquellos, de entre los nobles como los ángeles de Dios. Entonces, ¿a qué
de la tierra, se arrepienten, traen sus teso- propósito servirán las riquezas de la cultura
ros culturales a los pies de Cristo, lo cual erótica del hombre? Después que el mundo
tendrá su efecto en la eternidad (Ibid., p. pase a través del fuego del juicio, ¿qué gér-
291-92). Segundo, se rechaza la idea de que menes quedarán? De esta forma Schilder se
un germen de la cultura debiese ser trans- pronuncia con esta lírica declarando anti-
mitido sobre la base de que Kuyper basa su cuada la épica de Kuyper.
argumento sobre la analogía del cuerpo que
es levantado en la resurrección (cf. I Cor. El concepto crucial en la filosofía de la
15). Pero también esto, según el Prof. F. W. historia de Schilder es aquel del punto
Grosheide, comentarista sobre Primera de catastrófico en el tiempo, en el cual es
Corintios, no es permisible, pues no es posi- introducido un nuevo estado de cosas, no
ble pensar acerca del cuerpo natural que solo en el clímax de la historia, en la resolu-
fue sepultado como la semilla del cuerpo ción final del juicio, sino ya en el período
espiritual que es levantado. Además, hay de la creación (Ibid., pp. 64, 67, 298, et al.).
un mundo de diferencia entre las aventuras El cielo es el mundo de Dios, pero, pero si
de un cadáver, ¡y aquellas de los productos lo vemos como un mundo totalmente ajeno,
culturales! Kuyper se ha complacido en una no hemos hecho justicia a la encarnación,
analogía peligrosa de comparar los incom- que desde el centro de la historia controla
parables (metabasis eis allo genos) (Ibis., pp. su fin y está involucrada en el principio.
293-94). En lugar de pensar acerca de la Ahora en este mundo, que en el principio
fue un mundo de rectitud, la perfección no
7. Wat is de Hemel, p. 67. hubiese llegado por medio de un proceso

12
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

evolutivo sino solo por un salto catastró- radas y, en cada mañana sucesiva, fue aña-
fico, un cambio repentino en un punto del dido algo nuevo por lo cual el mundo
tiempo. Este procedimiento de Dios ha previamente creado fue hecho utilizable a
estado enclavado en la estructura de la his- su ley de vida. Así el hombre, creado en el
toria, dice Schilder (Ibid., p. 64). En reali- sexto día, fue llamado a trabajar con todas
dad, dice él, en este punto tememos caer en sus fuerzas y a amar con todo su corazón,
la fantasía, pero cualquier cosa que se hasta que Dios viniera como un ladrón en
pueda derivar de la Escritura, por medio de la noche a introducir catastrófica y repenti-
una buena y sana deducción, debiésemos namente su Sabbath eterno, una mañana
aceptarlo como verdadero con todas sus eterna de fructificación y perfección.
implicaciones.
El pecado no ha estropeado los méto-
Schilder razona que el mundo del dos de operación de Dios. Entonces, ¿por
cielo, de perfección y de plenitud para el qué debiésemos ver las cosas de manera
cual el hombre fue creado, no es una nueva diferente cuando la regia tarde del día del
creación sino simplemente una creación Señor se acerque, y la semana del mundo
purificada, renovada y perfeccionada. El deba retirarse para dar paso a la mañana
segundo paso en el argumento es que Cristo eterna? Cuando, por lo tanto, el Señor haga
y Pablo nos dicen que la sexualidad y la nuevas todas las cosas, ¡que nadie se acon-
vida vegetativa pasarán puesto que no goje por la pérdida de productos culturales!
habrá matrimonio en el cielo ni fiambres ¿Fue una pérdida cuando el caldo de
para el vientre. Pero estos dos elementos líquido y polvo fue separado en mares y tie-
solo parecen constitutivos de la existencia rra seca? Schilder afirma que preguntar es
humana. Por lo tanto, y esta es la conclu- contestar.
sión, el cambio de una vida sexual vegeta-
tiva a una en la cual no aparecen estos Debemos tener cuidado de la axiología
elementos debe ser agudo, catastrófico. Humanista al hablar de cultura. Cuando los
Incluso en el proceso de la creación, ase- soles, las estrellas y las lunas caigan del
vera Schilder, se siguió esta técnica, de cielo, ¿qué significado tendrá el germen de
manera que algo nuevo fue añadido cada la cultura? ¿Y acaso el Logos no está siem-
día, trascendiendo y transformando lo que pre ante la presencia de Dios? ¿Y no se
había precedido. Sobre la base del primer regocija Dios en la obra de sus manos? Por
acto creativo de producir materia de la cierto, en este mundo, todas las cosas son
nada, Dios, por el método de conmoción, para la iglesia, pero con seguridad esto no
produjo un nuevo prodigio en cada mañana es lo último, puesto que culturas enteras
sucesiva de la semana de creación (Ibid., p. han existido y han pasado sin haber afec-
299). Un día no fue acoplado al siguiente tado la iglesia. La iglesia es solamente
por medio de la evolución gradual sino penúltima. Se debiese recordar el propósito
anexado en sí mismo a los resultados del real de la cultura, puesto que es Dios quien
precedente de manera convulsa y repen- hace la historia y ha hecho todas las cosas
tina. El caos aparente (aquel que todavía no para sí mismo, pues todo es de Cristo y
había sido ordenado) fue transformado en Cristo, de Dios (Ibid., pp. 300-7).
el cosmos; la tierra y las aguas fueron sepa-

13
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

* * * puede estar de acuerdo con estos señala-


mientos críticos, especialmente si se ha
Al tratar de evaluar la contribución de nutrido de la interpretación Calvinista de la
Schilder a la cultura Calvinista, es difícil ser Escritura. La acusación de que la obra
completamente objetivo. Uno está tentado a expiatoria de Cristo se torna periférica
decir, con John Vriend, que “excepto en debido al énfasis de Schilder en el cumpli-
ciertas ideas sobre la gracia común estoy en miento de Cristo del pacto de obras como el
cordial acuerdo con el impulso básico del gran hombre cultural, no es lógicamente
argumento” (Op. cit., p. 29). Sin duda defendible cuando uno recuerda la obra
muchos estarán de acuerdo que nuestro masiva de tres volúmenes de Schilder sobre
punto de partida debiese ser el concepto del los sufrimientos de Cristo, en la que discu-
hombre como portador del oficio, el oficial tió la resistencia de Cristo de la maldición
de Dios, llamado y calificado a conducir catastrófica. Un hombre no puede volver a
este mundo por medio de su cultivo hasta declarar la totalidad de su posición en toda
hacerle fructificar. Esta es la médula del coyuntura. En el análisis final, Van Ruler
asunto, el abc de una filosofía Cristiana de resume sus objeciones en un punto cuando
la historia. dice que Schilder identifica lo soteriológico
con lo culturalmente teórico.8 Con esto
Sería un asunto trágico si, sobre la base quiere decir que Schilder mira a la religión
de la disposición eclesial de Schilder, una como cultura, y a la gracia particular como
cuestión muy debatible sobre una forma creación continua. Sin embargo, le da
particular de gobierno, la comunidad Refor- crédito a Schilder por su sano énfasis
mada fallara en reconocer la brillante con- Cristológico.
tribución y radicalmente Calvinista de este
profeta poéticamente dotado, lanzando así Puede concederse que algunas veces
al bebé junto con el agua del baño. Es más Schilder crea la impresión de que la religión
que la hora para estudiar con una mente completa consiste de la restauración del
abierta y con anticipación entusiasta las hombre a su servicio cultural a Dios, pero
obras verdaderamente masivas y épicas de esto es una exageración. Y es exactamente
este valiente apologista de la fe una vez el gran servicio de Schilder el que nos hace
dada a los santos. ver que la religión no es una cuestión del
alma separada con Dios, sino de hacer la
Sin embargo, uno no debiese descuidar voluntad del Padre en nuestro llamado dia-
lo que otros han escrito criticando las tesis rio. En este punto Schilder da gran crédito
de Schilder. A. A. Van Ruler se opone a la a Kuyper. Él reconoce que es Kuyper quien
tesis básica de Schilder diciendo que debié- le ha enseñado a sus discípulos a decir “sí”
semos ver el mundo principalmente como al universo creado y al llamado cultural del
un objeto de maldición y no como un ins- hombre, al mismo tiempo que se le da la
trumento de la auto-glorificación de Dios. espalda a todo ideal enfermizo de piedad. Si
Además, bajo la influencia de Kierkegaard Schilder está en lo correcto al analizar la
y Barth, Van Ruler quiere mantener una
antítesis entre Dios y el mundo, no mera-
8. A. A. Van Ruler, Kuyper’s Idee Eener
mente entre Dios y el pecado. Uno no Christelyke Cultuur (Nijkerk, s.f.), p. 15.

14
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

relación original del hombre con Dios como diáfana violencia exegética negar que Mat.
una relación de responsabilidad pactal, 5:44, 45 y su pasaje paralelo hable del amor
entonces la restauración del hombre para de Dios hacia todos los hombres.11
con el Padre por medio de Cristo no puede
ser nada menos que esta meta de ser un Por otro lado, es digna de alabanza la
colaborador con Dios en todas las esferas de advertencia de Schilder en contra de la doc-
su actividad cultural. trina del terreno de la gracia común, como
si esta ofreciera un terreno neutral de ope-
El rechazo de Schilder de la explica- ración entre el Cristiano y el no Cristiano.
ción de Kuyper de la cultura humana sobre El Dr. S. J. Ridderbos puede estar en lo
la base de la gracia común, mediante la cual correcto en su disertación en el sentido que
este último establece una especie de meta Kuyper nunca se propuso formular una
secundaria en la historia, debiera ser aplau- especie de zona neutral con su terreno de la
dida. Schilder describe como abstracción y gracia común.12 Sin embargo, no es convin-
especulación la idea de Kuyper de que sin cente cuando el autor razona que a través
gracia común el mundo hubiese perecido de un pleno reconocimiento de la gracia
inmediatamente. Esto también es digno de (gratie), aquello que es mutuo entre creyen-
encomio. tes y no creyentes llega a considerarse con
un enfoque más agudo, y de allí la expre-
Sin embargo, debiera ser claro que sión “terreno de la gracia común,” no nece-
Schilder no ha sido capaz de evitar el error site levantar aprensiones (Ibid., p. 312).
que señalara en su genial maestro y contra Pero esta argumentación es válida sola-
el cual nos advierte. Concluir que el primer mente en la atmósfera de la especulación
mundo hubiese entrado en su estado de Kuyperiana. Lo que se asume es que el
perfección por una resolución catastrófica mundo hubiese sido destruido de no ser por
es especulación tanto como la idea de Kuy- la gracia común. Si por otro lado uno cree
per de que sin la gracia común el mundo se que el propósito eterno de Dios de glorifi-
hubiese deshecho. Pues en ambos casos se carse a sí mismo en y a través de la salva-
hacen proyecciones que van más allá del ción de los pecadores en Cristo es la
conocimiento que el hombre tiene del con- motivación de la historia, y que esto man-
sejo de Dios, pues solamente es posible lo tuvo al mundo funcionando después de la
que Dios ha decretado.9 Es más, Schilder es Caída; si uno cree que la imagen de Dios, la
culpable de razonamiento abstracto cuando luz interior, la razón, la moralidad, etc., son
está dispuesto a conceder que Dios ama dones de la naturaleza, parte del equipa-
toda condición de criatura, pero niega que miento ontológico del hombre, parte de la
exista cualquier favor de Dios hacia los estructura de su humanidad, entonces la
pecadores no elegidos. La condición de cria-
tura es una abstracción pura y como tal no 10. Cornelius Van Til, La Gracia Común
(Filadelfia, 1947), pp. 24-33.
puede encontrarse en ninguna parte en el 11. John Murray, “La Gracia Común,”
mundo de los hombres.10 Y constituye una Westminster Theological Journal, V (Nov.
1942), pp. 1-28.
9. Cf. E. E. Zetterholm, “La Cruz Inevita- 12. Theologische Cultuurberchouwing van
ble,” Antorcha y Trompeta, VII, 5 (Oct. Abraham Kuyper, (Kampen, 1947), p.
1957), pp. 17-19. 312.

15
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

idea de un terreno de gracia común queda parecería que este es otro ejemplo de razo-
vacía de significado. Además, es una idea namiento abstracto. Como señaló Ber-
verdaderamente peligrosa, porque es popu- kouwer en su estudio sobre la providencia,
larmente usada por los optimistas cultura- Schilder está procediendo aquí a partir del
les para derribar la antítesis. Y, como consejo eterno y del propósito final, en
señaló el Dr. Vollenhoven, hay un gran lugar de hacerlo desde Dios hablando a los
peligro de que los hombres piensen en una hombres en sus relaciones históricas.14
dualidad en su propio ser, viviendo en un Pero, ¿cuáles son los hechos del Evangelio y
momento en el ámbito de lo común y en de la revelación de Dios a su pueblo en la
otro tiempo en aquel de la gracia especial. historia? De tal manera amó Dios al mundo
Esto sería nada más y nada menos que un que dio a su único Hijo. Ciertamente es ver-
retorno a la posición Católico Romana con dad que Dios en su soberanía y según su
respecto a la naturaleza y la gracia.13 Por lo consejo prosigue con el mundo, pero todo el
tanto sería mucho mejor no hablar de dos impulso del Evangelio es el amor de Dios
terrenos sino de los objetivos de la gracia por su pueblo, a quien salva en y a través de
común y de la gracia especial. Jesucristo. Berkouwer está en lo correcto,
de que la prolongación del tiempo, el desa-
Sin duda el Dr. Ridderbos (Op. cit., p. rrollo de la historia, no ha de ser explicado
312) está en lo correcto cuando sostiene como un balance entre el desarrollo de la
que Schilder ha malinterpretado la afirma- bendición y de la maldición, de la gracia y
ción de Kuyper de que el Calvinismo fue de la ira. Al menos en ese sentido no debié-
incapaz de desarrollar un estilo de arte que semos hablar de la igualdad del estado de
le fuera propio porque la religión en su condición última de los decretos.15
desarrollo más alto se desprende de su ves-
timenta de arte. El hecho es, como Ridder- Sin embargo, debe entenderse clara-
bos señala, que Kuyper está usando el mente que aquellos que se adhieren a la
término “religión” en el holgado sentido de ultimidad de los decretos de la elección y la
“adoración,” aquello que atañe a los ejerci- condenación no niegan la centralidad de la
cios del culto. Es cierto que Kuyper no es doctrina de la redención en la Escritura;
claro en este punto (Calvinismo, pp. 145- sino que están interesados en mantener que
55), pero Kuyper sí fue abundantemente la condenación es igualmente un asunto de
claro de que no toleraría ningún divorcio decreto soberano y eterno lo mismo que la
entre religión y arte, y demuestra con elección, que los hombres son en última
alguna pasión el efecto del Calvinismo en el instancia salvados o no salvados en virtud
Arte en su propio país (Ibid., passim). del hecho de que Dios lo quiso y que no hay
antecedente a la voluntad de Dios.16 La
Con respecto a la interpretación Schil- aflicción eterna de los pecadores no se debe,
deriana de la historia como pura prolonga- en el análisis final, a sus propias elecciones
ción, como el sustrato neutral para la
mitigación tanto de la gracia como de la ira, 14. G. C. Berkouwer, Dogmatische Studien –
De Voorzienigheid Gods (Kampen, 1950),
13. D. H. Th. Vollenhoven, Het Calvinisme pp. 83ss.
En De Reformatie Der Wijsbegeerte (Áms- 15. G. C. Berkouwer, ibid., pp. 200-58.
terdam, 1933), p. 47. 16. Juan Calvino, Institución, III, 23, 5.

16
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

libres sin referencia a la preordenación de Calvinista, en particular, debe agradecer a


Dios. En este punto el Prof. Berkouwer17 y Dios por esta voz sonora llamándola al
algunos de sus discípulos se desvían de cumplimiento del mandato cultural como el
Calvino, quien creía, sobre la base de la servicio a Dios, de quien somos colaborado-
Escritura (Prov. 16:4; Rom. 9:21-22), que res por gracia.
algunos hombres son creados para que
revelen la justicia de Dios en su
condenación. Pues Calvino enfatiza
especialmente la soberanía de Dios en la
condenación (Ibid., III, 22, 11; 23, 1).

Finalmente, ¿cuál ha de ser el vere-


dicto de uno acerca de la cuestión incó-
moda del valor eterno de la cultura?
Pareciera que Schilder ha descalificado
efectivamente la formulación de Kuyper, a
saber, que el germen de nuestra cultura pre-
sente entrará a la nueva Jerusalén, a pesar
de que el Dr. S. J. Ridderbos esté en lo con-
trario. Esto lo ha hecho sobre fundamento
tanto exegético como dogmático. Es cierto,
claro, como Ridderbos proyecta la posición
de Kuyper, que la cultura tiene un signifi-
cado eterno (Op. cit., p. 313). ¿Pero cuál
cultura? Es gibt kein reine cultuur! ¿Quisiese
alguien defender la posición de que los gér-
menes de cualquier parte de la cultura impía
de este presente mundo malo van a entrar a
la santa ciudad, en la cual estará el taberná-
culo de Dios con los hombres? ¿Qué quiere
decir “significado eterno”? Pareciera ser
que Schilder está aquí sobre bases exegéti-
cas más seguras que Kuyper.

En general, entonces, parece que Klaas


Schilder le ha hecho un gran servicio a la
iglesia de Jesucristo al presentar su concep-
ción de cultura como emanando del man-
dato dado en el Paraíso. La comunidad

17. G. C. Berkouwer, ibid., pp. 207 ss.; J.


Daane, “El Principio de la Ultimidad
Igual de la Elección y la Condenación,”
The Reformed Journal, Nov., 1953.

17
Parte 3

Consideraciones Básicas para una Definición


EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO X

LA AUTORIDAD DE LA ESCRITURA
EN LA CULTURA CALVINISTA

La cultura, como hemos visto, es la su culto. Una cultura piadosa busca cono-
expresión de la religión de un pueblo en la cer y realizar la voluntad de Dios, quien es
conquista de la naturaleza y en el cumpli- creador y Señor. La pregunta de los discípu-
miento de su llamado en la tierra. Toda reli- los a Jesús, “Señor, ¿a quién iremos? Tú tie-
gión depende de la revelación y vive por la nes palabras de vida eterna” (Juan 6:68), es
autoridad. Históricamente el Cristianismo aquí aplicable. ¿Cómo podría el hombre,
ha aceptado la revelación especial de Dios quien es finito, conocer el propósito de su
puesta por escrito en la Biblia como la auto- existencia sin la revelación del creador?
ridad final. En esta formulación el acto de Puesto que la cultura es una cuestión de
revelar se distingue del registro de la revela- fines y significados, y estas a su vez depen-
ción, pero, para todos los propósitos prácti- den de los orígenes y de la naturaleza,
cos, la iglesia a lo largo de la historia ha ¿cómo llegaría el hombre alguna vez a un
aceptado las Sagradas Escrituras del Anti- verdadero entendimiento de sí mismo, del
guo y Nuevo Testamento como la Palabra mundo, y de su lugar en el cosmos, sin la
del Dios viviente. El Calvinismo, también revelación? Job verdaderamente planteó la
en sus aspectos culturales, propone conti- gran pregunta, “¿De dónde, pues, vendrá la
nuar en esta posición histórica, no dis- sabiduría?” (Job 28:20). Dios es la fuente
puesto a aceptar la iglesia, o la conciencia de todo conocimiento y sabiduría. El temor
religiosa, o algún otro sustituto en lugar de del Señor es el principio de la sabiduría
la Palabra. (Prov. 9:10). La cuestión más inquietante y
atormentante de nuestra cultura Occidental
El Calvinista sostiene que la Palabra de es exactamente esta preocupación por el
Dios tiene la autoridad final y absoluta, y significado de la vida, significado a través
que es clara y suficiente en todo lo relacio- del cual el hombre se vuelve consciente de
nado a la fe y a la conducta. Constituye el la totalidad de su existencia.
punto de referencia final para el pensar, la
voluntad, el actuar, el amar y el odiar del La crisis misma de nuestra cultura
hombre, para su cultura lo mismo que para Occidental, según Tillich, es la ansiedad

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

por el sin sentido que la acosa. Esta es la Existe especialmente un aspecto de la


“ansiedad por la pérdida del interés por lo cultura del hombre que se ocupa de los sig-
último, de un significado que dé significado nificados, y es una reflexión de todo lo que
a todos los significados. Esta ansiedad es el hombre busca lograr y realizar. Nos refe-
causada por la pérdida de un centro espiri- rimos a la filosofía. Pues el carácter apro-
tual, de una respuesta, por muy simbólico e piado del pensamiento filosófico, del cual
indirecto que sea, a la cuestión del signifi- no se puede hacer caso omiso jamás con
cado de la existencia.”1 Pues significado impunidad, “es el pensamiento teórico diri-
implica totalidad y propósito. En tanto que gido a la totalidad del significado de nuestro
el hombre tenga que ver solo con los deta- cosmos temporal” (Dooyeweerd, op. cit., p.
lles, con los muchos fenómenos, su mente 4). Sin embargo, esto requiere una auto-
no está en reposo; pues hay dentro de él reflexión crítica, lo cual fue reconocido por
una urgencia, un fuerte impulso, de ver la los antiguos. Fue expresada en la máxima:
unidad tras la diversidad, de encontrar el “Conócete a ti mismo,” escrita sobre los
uno entre los muchos. Brunner llega tan portales de la escuela de filosofía de Aristó-
lejos como para decir que “el significado es, teles. Esta auto-reflexión crítica es impor-
por lo tanto, un factor fundamental de la tante porque la filosofía es siempre
cultura y la civilización. No solo eso, uno impulsada por un ser que trasciende el pro-
puede incluso decir que la cultura es la ceso del pensamiento teórico. El “yo” invo-
materialización del significado. La cultura lucrado en el pensamiento filosófico (la
es la creación de unidades que existen solo empresa cultural) debe elevarse por encima
para el espíritu.”2 Pero el Profesor del proceso en el que está involucrado y
Dooyeweerd le supera cuando sostiene que aún así estar envuelto en la totalidad del
el significado es el modo de todo ser creado. significado. Por lo tanto, no existe un punto
“Significado es el ser de todo lo que ha sido de partida neutral, puramente teórico, en la
creado y de la naturaleza, incluso del estado filosofía y en la cultura como un todo. El
o ser individual. Tiene una raíz religiosa y intento del hombre de entrar la totalidad
un origen divino.”3 del significado no surge a partir del pensa-
miento científico auto-suficiente sino de las
profundidades religiosas del corazón, el
1. Paul Tillich, El Coraje de Existir (New cual no puede ser neutral. Dooyeweerd se
Haven, 1952), p. 47. refiere al punto de partida de la filosofía y
2. Emil Brunner, Cristianismo y Civiliza- de toda cultura por el término punto de
ción (New York, 1948), I, p. 61. Arquímedes (Op. cit., pp. 4-21). El término
3. H. Dooyeweerd, Una Nueva Crítica del
Pensamiento Teórico (Filadelfia, 1955), se deriva de Arquímedes, un físico Griego
pp. 4-21, de la que se ha escrito una (ca. 250 A.C.), quien supuestamente
introducción popular escrita por J. M. declaró que si se le diera un pou sto, un
Spier, tr. por D. H. Freeman, “Una Intro- lugar fijo externo a la tierra, sería capaz de
ducción a la Filosofía Cristiana” (Filadel-
fia, 1954), cf. pp. 1-24. También cf. K. J. moverla. Ningún hombre puede salirse de
Popma, “Het Uitgangspunt van de Wijs- su propia piel; esto es, nadie puede librarse
begeerte der Wetsidee,” en De Reforma- de la subjetividad del ser interior. No obs-
tie van het Calvinisticsh Denken, ed. por tante, el hombre necesita un punto de
C. P. Boodt (‘S Gravenhage, 1939), pp. 7-
33. observación por encima de la diversidad en

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

el cosmos, un punto que en sí mismo tras- Además, es argumento de los Calvinis-


cienda el pensamiento teórico. tas de que lo que aquí ha sido afirmado se
aplica no solamente a él mismo, sino que es
Tal punto de Arquímedes, según el igualmente cierto del no Cristiano en su
Profesor Dooyeweerd y su escuela de filo- empeño cultural. Pero puesto que su cora-
sofía Cristiana, se halla en el corazón, pues zón no pertenece a Cristo y no participa de
de él mana la vida (Prov. 4:23). El corazón su unción,4 trata de separarse a sí mismo de
forma el punto de concentración del ser del la revelación de Dios. Como consecuencia
hombre; es la raíz religiosa de su existencia. no conoce la Verdad, la cual hace al hombre
Trasciende todas las funciones vitales y libre (Juan 8:32). Por tanto, el corazón
separadas a través de las cuales se expresa a apóstata del no creyente busca paz y seguri-
sí mismo, como por ejemplo, el senti- dad en algún aspecto del mundo creado, el
miento, el pensamiento y la fe. Por el acto cual es entonces deificado y adorado. Tal
de la regeneración por medio del Espíritu deificación de los poderes de la naturaleza
de Dios, el corazón conoce la verdad y es ocurrió entre los Cananitas, mientras que
liberado de su apostasía. De esta forma la los Griegos deificaron los poderes cultura-
vida total del hombre es redirigida. Pablo les del hombre en su sociedad de dioses
testifica de esto jubilosamente, “De modo sobre el Monte Olimpo. Hoy el hombre dei-
que si alguno está en Cristo, nueva criatura fica su propia razón y poder a través de la
es” (II Cor. 5:17). Pero “no es posible dar adoración del gran dios, la Ciencia. La parte
una definición conceptual científica del trágica, desde el punto de vista de la auto-
corazón, porque como el centro de toda evaluación crítica, es el hecho de que la cul-
nuestra existencia, el corazón es la más pro- tura no-Cristiana en su filosofía rehúsa
funda presuposición (creada) de nuestro reconocer su punto de partida religioso.
pensamiento” (Spier, op. cit., p. 16). Es a Esta resistencia a considerar los límites de
través de la fe que el hombre recibe la reve- su propia filosofía y cultura describe gráfi-
lación de Dios en este punto. El creyente camente la naturaleza carente de espíritu
acepta humildemente lo que Dios revela en crítico de toda la filosofía no-Cristiana
su Palabra en lo concerniente a la verda- inmanentista.5 Pues el pensamiento no-
dera naturaleza del hombre, su origen y su Cristiano comienza por deificar algún
destino. También la relación pactal del aspecto de la realidad, a saber, en la cultura
hombre para con su creador, la religión, la contemporánea, el poder de razonamiento
cual determina su cultura, es un asunto de del hombre. De esta forma, el hombre
revelación. Esta relación y su revelación moderno, al convertir en absoluto el
trascienden la percepción teórica, pues ellas
constituyen la presuposición de toda la 4. Cf. Catecismo de Heidelberg, Día del
especulación filosófica del hombre y de su Señor 12, p. 32.
empresa cultural. Y la razón por la cual no 5. H. Dooyeweerd, Problemas Trascenden-
tales del Pensamiento Filosófico (Grand
puede haber neutralidad es por el hecho de Rapids, 1948), que constituye una inves-
que el hombre en su corazón o está vincu- tigación en las condiciones trascendenta-
lado con Dios y su Palabra o a algún ídolo, les de la filosofía. Dooyeweerd sostiene
un dios falso proyectado por la imaginación que “una teoría no preenjuiciada es
excluida por la naturaleza misma del
del hombre. pensamiento teórico.”

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

pensamiento científico, la voluntad por el (cf. Spier, op. cit., p. 19). Esta solución
poder o el coraje de ser, vuelve su corazón Cristiana del problema del significado dio
hacia la apostasía en lugar de hallar reposo una vez estabilidad y homogeneidad a la
en Cristo, quien da reposo al cansado (Mat. cultura de Occidente, pero el rechazo de
11:28). Esto es característico de toda esta visión ha lanzado a la cultura
inmanencia (aquello que reside en el Occidental en una confusión de la cual no
interior) filosófica y cultural; está perdido ha emergido todavía. Pero la solución
dentro de su esfera, como afirmó Calvino Calvinista es la única alternativa real a la
con respecto a Platón. filosofía de la desesperación apoyada por
Heidegger y Sartre, y la cultura
El otro aspecto del significado con- deshumanizante del Nazismo y del
cierne a la finalidad o meta por el cual un Comunismo, los partidarios del
acto es iniciado y una vida es vivida. La cul- totalitarismo político. Pues si Dios está
tura Calvinista señala por encima y más muerto, como Nietzsche afirmó tan
allá de sí misma. El arar un campo y la confiadamente, entonces el Coraje de Ser,
siembra del mismo para recoger una cose- por el cual abogaba Paul Tillich, es peor que
cha de trigo, el forjado de un martillo y la silbar en la oscuridad, pues los terrores que
preparación de las tablas para la construc- hacen que los corazones de los hombres
ción de una casa, ambas tienen significado desmayen de temor no son imaginarios
para la satisfacción de la necesidad física sino reales. Realmente es una cosa
del hombre. Y debe concederse que mucho espantosa caer en las manos de un Dios
de la muy variada actividad del hombre vivo (Heb. 10:31). Sin embargo, el hombre
tiende hacia la auto-preservación y la pro- no está dispuesto a pagar el precio que se
pagación de la raza.6 Pero este es solamente debe pagar para obtener la plenitud de
el sustrato biológico de la existencia significado y la totalidad por la cual suspira,
espiritual del hombre quien busca a saber, el arrepentimiento. El hombre
seguridad más allá del tiempo, puesto que el moderno rehúsa creer el Evangelio, que es
espíritu del hombre se halla en inquietud la revelación e interpretación autoritativa
hasta que halle su reposo en Dios, como de Dios, que provee la verdadera
señaló Agustín. Y es en este punto donde se perspectiva de la cultura como significado.
mezclan el propósito y la totalidad del
significado, a saber, en el servicio a Dios. Entonces, la moderna cultura no Cris-
Este es el fin principal y el gozo del hombre, tiana es crítica de las Escrituras, puesto
hacia el cual es llamado en Cristo, el que, según su estándar, ellas simplemente
Renovador de la creación y de la cultura. encarnan una tradición humana. Su propia
Pues el Hijo de Dios ha sido ungido para carta de libertad, que elogia la soberanía de
ser el Cristo, el segundo Adán, y como tal es la personalidad humana y reverencia la
el Renovador de todas las cosas. En Él autonomía de la mente del hombre, prohíbe
todas las cosas son reconciliadas con Dios cualquier otro rumbo. Sin duda su concep-
de manera que la cultura del hombre una ción de que nada humano está más allá del
vez más se torna un panegírico para Dios rango de la crítica del hombre es válida;
pero los creyentes no aceptamos la implica-
6. Cf. Brunner, op. cit., I, pp. 62-67. ción de que las Escrituras Cristianas sean

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

un documento de origen meramente extraño y un exiliado de Dios.


humano. Hacer esto sería rendir la totali-
dad del sobrenaturalismo Cristiano, lo que El Calvinista, por otra parte, no toma
presagia el fin del Cristianismo mismo. Sin la visión estrecha de que la Escritura mera-
embargo, debe notarse como una triste mente revela el camino para la salvación
reflexión sobre el Cristianismo histórico, del pecado. Para él la Biblia es también su
que muchos que se llaman a sí mismos dis- libro fuente como una criatura cultural.
cípulos de Cristo niegan la relevancia de la Esta delinea los principios guía para la tota-
Escritura, haciendo de la experiencia reli- lidad de su ser. En la Escritura se estable-
giosa la corte final de apelación. En un sen- cen el origen, naturaleza y meta del mundo,
tido, esto es cierto de todos los movimientos el hábitat del hombre, y del hombre como
pietistas que se alejan del mundo en una portador de la imagen de Dios. Entonces, la
negación Anabaptista, entre quienes K. Palabra de Dios no es meramente un
Barth también encuentra un lugar. Pero correctivo, sino que es regulativa; sus prin-
aún entre aquellos que creen en la realidad cipios básicos se deben convertir en ele-
presente del reino como la esencia del mentos constitutivos en una filosofía
Evangelio, la Biblia no tiene, en gran cultural Calvinista. Claro, todo lo cual no
medida, ninguna relevancia. Los tales son significa que el Calvinista va a sustituir los
no solamente los liberales de antaño quie- hechos de la ciencia y de la historia con la
nes afirmaban que la experiencia de dos Biblia. Si alguien se dedicara a la política o
guerras mundiales les había hecho escar- a la economía, la ciencia o al arte, natural-
mentar y ha purgado la levadura de su fe mente debe estudiar los hechos disponibles,
evolucionista en la perfectibilidad del hom- cualesquiera que estos sean, y en cualquier
bre, sino también una hueste de liberales lugar donde estén disponibles. Sin embargo,
más nuevos y semi-Barthianos como Cai- tal estudiante en cualquier campo en el que
llet,7 quien coloca la autoridad en la iglesia. trabaje debe orientar su estudio por la Pala-
Luego están eruditos como Tillich, Corner, bra, la cual es normativa y le da al hombre
Meland, los Niebührs, ninguno de los la verdad última acerca de todos los hechos.
cuales toma seriamente la Palabra de Dios El Calvinista cree con su padre espiritual,
como autoritativa para el hombre como ser Calvino, que Dios se revela a sí mismo en la
cultural. Para la mayoría de este último naturaleza y en la historia y en la misma
grupo la Escritura habla solo constitución del hombre mismo (Institu-
simbólicamente, de manera que nunca ción, I, 5, 6). Sin embargo, el verdadero sig-
tiene un mensaje literal. Además, postulan nificado de esta revelación no se entiende
una gran separación entre Dios y el hombre correctamente sin los anteojos de la Palabra
como criatura. Sin embargo, la Escritura de Dios (Ibid., I, 6, 14). Esta necesidad se
describe a la criatura como teniendo debe a los efectos objetivos, lo mismo que
compañerismo con su Dios. Habla del subjetivos, del pecado, a saber, la maldición
pecado como el divisor por el cual la tierra sobre la tierra y la oscuridad que se afincó
fue maldecida y el hombre se volvió un en la mente humana. Como consecuencia,
hay necesidad de una nueva luz (la revela-
ción especial) y de un nuevo entendimiento
7. La Aproximación Cristiana a la Cultura
(New York, 1953), pp. 33, 46, 62, et al. (iluminación a través del Espíritu). En rea-

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

lidad Dios le comunicó su voluntad al hom- sita una revelación especial para adquirir
bre antes de la caída en el pecado, de las artes de la agricultura o de la guerra, las
manera que el programa de Dios les era técnicas de la ciencia y de las artes; estas
conocido a nuestros primeros padres. Pero cosas son aprendidas de la naturaleza a tra-
el pecado consistió en la rebelión del hom- vés de la inspiración del Espíritu. Moisés
bre contra la revelación autoritativa de testifica que Dios, por medio de su Espíritu,
Dios concerniente a la naturaleza de los les había dado a Bezaleel y a Aholiab talen-
eventos y las cosas. En su apostasía el hom- tos especiales de habilidades y destrezas al
bre aceptó en su lugar la interpretación del preparar el tabernáculo en el desierto, quie-
diablo. Ahora, la Biblia sostiene que el nes estaban a cargo de un grupo especial de
hombre natural habita en oscuridad con hombres sabios de corazón, “en quienes
respecto a su origen, llamado y destino. Por Jehová había puesto sabiduría y entendi-
tanto, la Palabra es dada para presentarle al miento para saber cómo hacer toda la obra
hombre caído el cuadro verdadero con res- para el servicio del santuario, según todo lo
pecto a sí mismo y su relación con Dios. El que Jehová había mandado” (Ex. 35:30 –
hombre debe aprender a darse cuenta quién 36:8). Y así es con toda la perspicacia cultu-
era él en virtud de la creación, en quién se ral del hombre; los dones de Dios no están
convirtió a través de la caída, y en quién se restringidos a los elegidos sino que también
puede convertir por la gracia. En la relación son dados a los hijos de Caín. De hecho, la
pactal que llamamos religión, el hombre ha simiente de Caín sobresalió en el alcance
recibido un mandato cultural. Este nunca cultural al mismo principio del tiempo en la
fue abrogado o abolido. En consecuencia es historia de la humanidad, cuando los hijos
todavía válido para los quebrantadores del de Lamec iniciaron la cultura impía que
pacto que viven en rebelión, lo mismo que llenó la tierra con violencia antes del dilu-
para los santos-pecadores, quienes ahora vio. En resumen, para dividir el átomo uno
aman y sirven al Señor. Más allá de eso está no tiene que ir a la Biblia en busca de infor-
el mandato misionero (la gran comisión) mación científica o técnica.
para todos aquellos que han sido restaura-
dos para con el Padre, el llamado a predicar Por otro lado, el hecho de que la Biblia
el Evangelio a todas las naciones, enseñán- no sea un libro de texto de ciencia no debe
doles a guardar todos los mandamientos de ser malinterpretado. No significa que la
Cristo. Escritura no tenga nada que decir con res-
pecto a la ciencia o de que no tenga autori-
Entonces, que nadie suponga que el dad en asuntos que atañen a la cultura en
Calvinista quiere usar la Biblia como un general. Pues la totalidad del empeño cultu-
libro de texto para la ciencia, el arte, la polí- ral del hombre debe recibir su significado
tica o alguna otra faceta de la cultura diver- de Dios, quien debe revelar aquel signifi-
sificada del hombre. El profeta Isaías nos cado a los hombres. Es Dios quien, en su
dice que el agricultor aprende a preparar su consejo eterno, ha pre-interpretado o desti-
parcela bajo la directa instrucción de su nado el significado de toda cosa creada.
Dios (Isa. 28:24-29), mientras que David Ahora, es la tarea cultural del hombre pen-
confiesa que Dios prepara sus manos para sar los pensamientos de Dios a la manera
la guerra (Sal. 18:34). El hombre no nece- de Él como ya había señalado Agustín,

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

mediante el cual el hombre cumple su oficio mascarada liberal que niega la resurrección
de profeta, sacerdote y rey. Y el Calvinista de Jesús de la tumba como un hecho físico y
cree que un procedimiento verdaderamente biológico mientras insiste en celebrar la
científico es inteligible solo sobre la presu- Pascua de Resurrección con la iglesia de
posición Cristiana de un creador soberano, Dios, mientras espiritualiza el significado
quien se ha revelado a sí mismo a su cria- de la resurrección. En realidad, la resurrec-
tura. Los principios de interpretación en ción de Jesús es una cuestión de hecho, un
operación en la ciencia y en toda la cultura hecho sobrenatural, es decir, un milagro.
o presuponen al Dios que se ha revelado a ¡En este punto uno no puede escabullirse o
sí mismo en Su Palabra como Creador, Pre- equivocarse con impunidad! Pues uno no
servador y Juez final del mundo, o niegan, puede definir honestamente el milagro sin
directamente o por implicación, el concepto relación a la ley natural. La definición clá-
escritural de Dios. Se reconoce que la cien- sica de C. W. Hodge de que un milagro es
cia trata con hechos, lo cual nadie negaría, un evento en el mundo exterior forjado por
no obstante estos no pueden ser separados el poder inmediato de Dios va al punto. El
de su interpretación. Es imposible pensar o Dr. Machen solía decir a sus estudiantes
discutir un hecho sin pensar sobre su rela- que un milagro presuponía tanto la existen-
ción con algo universal y con algún princi- cia del Dios del Teísmo como el orden regu-
pio de interpretación. Entonces, la cuestión lar de la naturaleza, involucrando las
real, en toda filosofía de la historia y de la doctrinas de la creación y de la providencia.
cultura, es qué tipo de universal puede pro- En un universo de casual un milagro sería
veer la mejor explicación de los hechos que una contradicción, y en consecuencia el
son descubiertos y analizados. Es decir, modernista reduce el milagro a un evento
¿por cuál universal los hechos se tornan casual en un universo dominado por la
más significativos para el hombre como casualidad.8
criatura religiosa y cultural? Y aquí nos
vamos de regreso a la misma proposición La Biblia, para el Calvinista, tiene
discutida más arriba, a saber, la de la totali- tanto autoridad histórica como normativa.
dad de significado y el problema del propó- Cree, primero que todo, que la Biblia es
sito en la cultura. veraz en sus declaraciones de hecho; dice la
verdad en los asuntos que registra acerca de
Debe afirmarse inequívocamente que Dios y su relación con este mundo y con los
dado que el Cristianismo es una religión hombres. Ciertamente registra los hechos
histórica no es indiferente a los hechos de de la redención del hombre, que constituye
la ciencia y de la cultura. El creyente y estu- la historia de los tratos de Dios con su pue-
dioso Calvinista no halla reposo en una blo pactal. La totalidad de la Arqueología y
existencia compartimentada; busca la inte-
gración en la educación y en la vida. Nunca 8. Toda la discusión siguiente sobre hecho
y presuposición es una reproducción de
ha permitido la validez de la teoría de la lo que he aprendido como estudiante de
verdad en dos niveles, en la cual lo que es Apologética en el Seminario Teológico
cierto en cuanto a la religión puede no ser Westminster y puede encontrarse en las
cierto científicamente. Su integridad inte- Notas de Clase mimeografiadas sobre
Apologética y Evidencias, escritas y ense-
lectual no le permiten ir de la mano con la ñadas por el Prof. Cornelius Van Til.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

de las Evidencias bíblicas debiesen ser orga- Tiene un perfecto derecho para revelar los
nizadas para confirmar este punto. Eso es claros ejemplos de charlatanería, de credu-
claramente imposible dentro del limitado lidad o de folklore, pero en presencia de
enfoque de este libro, pero los eruditos misterios auténticos su responsabilidad es
bíblicos ortodoxos han vindicado el carác- detenerse y no intentar cruzar el umbral
ter histórico de la Biblia.9 El Calvinista, hacia un mundo donde no tiene el derecho
junto con el apóstol Pablo, asume su posi- de ser ciudadano.’”10 Con respecto a la
ción sobre el carácter histórico del Cristia- cuestión del suceso de un milagro el Dr.
nismo, el que solo puede ser determinado a Albright es un agnóstico confeso, dado que
partir de la Escritura. Pues Pablo afirmó los milagros pertenecen presumiblemente a
con respecto a la resurrección de Jesús que un mundo donde el científico no tiene
si Cristo no ha resucitado, vana es vuestra ciudadanía; no puede ni afirmar ni negar su
fe; estáis todavía en vuestros pecados. carácter basado en los hechos sobre la base
Luego, aquellos que han dormido en Cristo, de su cientificismo. Pero bien puede
han perecido. Si tenemos esperanza en hacerse la pregunta: “¿Cómo puede el
Cristo solamente para los asuntos de esta historiador develar milagros espurios, si el
vida, somos los más dignos de conmisera- dominio total de lo sobrenatural se
ción de todos los hombres” (I Cor. 15:17- encuentra por fuera de su esfera?... La
19). Esto es contradicho directamente no inconsistencia de esta posición se muestra
nada más por los críticos extremos sino también por el rol ridículo que le asigna al
también por los evolucionistas convencidos historiador. El historiador puede estudiar
como el Prof. Albright en su brillante obra, las coronas en el diente molar del gorila y
De la Edad de Piedra al Cristianismo. Su compararlas con los dientes del
posición es la del empiricismo racional al pithecanthropus erectus con la visión de
tratar con los problemas históricos. Para él tender un puente en la brecha que se
el aspecto sobrenatural del Pentateuco encuentra entre el hombre y los animales
constituye un obstáculo para aceptar su inferiores. Estas cosas se encuentran
veracidad histórica. Esta es la presuposi- dentro de la esfera del historiador. Pero ‘el
ción básica del Naturalismo evolucionista, historiador no puede controlar los detalles
que niega la intervención de Dios en los del nacimiento y resurrección de Jesús y
asuntos de los hombres y del cosmos. Con por tanto no tiene derecho a emitir un
respecto a los milagros del Nuevo Testa- juicio acerca de su historicidad.’ ¿Qué
mento, dice “‘Aquí el historiador no tiene podría ser más trágicamente patético, si
derecho a negar lo que no puede refutar. esto fuese cierto? Los restos escasos del
hombre de Java son evidencia histórica.
9. Cf. O. T. Allis, Los Cinco Libros de Moisés Prueban que vivió y murió; y el
(Filadelfia, 1943); R. D. Wilson, Una evolucionista nos dice que murió hace
Investigación Científica del Antiguo Testa- 500,000 años. Pero la tumba vacía y los
mento (Filadelfia, 1926); James Orr, La
Visión Cristiana de Dios y del Mundo, una ángeles y las apariciones después de la
reimpresión (Grand Rapids, 1954); G. H.
Clark, Una Visión Cristiana del Hombre y 10. Citado por O. T. Allis en Los Cinco
de las Cosas (Grand Rapids, 1952); C. Libros de Moisés (Filadelfia, 1943), p.
Van Til, La Defensa de la Fe (Filadelfia, 248, de la obra de Albright De la Edad de
1955). Piedra al Cristianismo, p. 300.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

resurrección y la ascensión desde el Monte presuposición de fe será discutida más ple-


de los Olivos, que establecen la verdad de namente en el siguiente capítulo, pero, sin
las maravillosas palabras de Jesús que la revelación objetiva de Dios la cual es una
fueron dichas en la tumba de Lázaro, ‘Yo interpretación autoritativa del mundo
soy la resurrección y la vida,’ no son creado, el hombre estaría en oscuridad e
históricas. El historiador no puede tratar ignorancia con respecto a su verdadero des-
con ellas. Repetimos, ¿qué podría ser más tino y al significado de la historia.
patético? ¿Qué fiasco más grande que este
podemos concebir? Los eventos más Sin embargo, es adecuada aquí una
grandes y más trascendentales en la palabra de precaución. Los liberales
historia humana, si son ciertos, se declaran podrían acusar a los conservadores de ser
como no históricos. El historiador puede literalistas hasta el punto del absurdo. Pero
discutir la cuestión de si Sargón fue el hijo hay principios para la adecuada interpreta-
de Tiglat-pileser. Pero no puede discutir la ción de la Escritura, reconocidos por erudi-
cuestión de si Jesús nació de una virgen. tos de renombre, que fueron introducidos
Puede investigar la leyenda de los Siete por Calvino y sus seguidores. Simplemente
Durmientes de Éfeso; puede investigar la porque los conservadores creen que la
cuestión de si Frederick Barbarossa está Biblia es la Palabra inspirada de Dios no
durmiendo en alguna caverna en las significa que ya no sean capaces de distin-
montañas y tiene aún que despertarse para guir el estilo de la poesía, el simbolismo en
liberar a los Germanos en su hora de la profecía, o el uso de las figuras de len-
peligro. Pero el asunto muchísimo más guaje. Hay una gran diferencia, por ejem-
importante de si Jesús de Nazareth fue plo, en la simple prosa del informe del
declarado el Hijo de Dios con poder por la cruce del Mar Rojo en el capítulo catorce
resurrección de entre los muertos – esta del éxodo y su descripción poética en el
cuestión la debe dejar sin contestar. Qué rol siguiente capítulo. En el primer capítulo se
más humillante le asigna esto al dice que Dios hizo volver atrás las aguas
historiador. ¡Los actos supremos de la con un fuerte viento del este, mientras que
historia no son históricos!” (Ibid., pp. 249, el siguiente capítulo habla de Dios juntando
250). las aguas en montones con el soplo de su
aliento. Esto es imagen poética, pues Dios
Esta cita más bien extensa ilustra la no tiene orificios nasales o apariencia cor-
presuposición anti-escritural de hombre pórea. La prosa sencilla, didáctica, del
como Albright al interpretar los hechos de Señor Jesús al enseñar a sus discípulos con
la revelación. El Dr. Allis lo llama patético, respecto a la segunda venida difiere grande-
pero la Biblia, que es la Palabra de Dios, mente del simbolismo de Apocalipsis
habla de tal procedimiento por el cual Dios veinte, donde la serpiente es descrita como
es negado como locura. Para el Calvinista siendo atada por un ángel que lleva una
los hechos de la revelación, la revelación cadena. Ahora, tanto ángeles como demo-
especial tal y como se encuentra en las nios son criaturas espirituales y la serpiente
Sagradas Escrituras, son los hechos funda- deslizante que es atada con una cadena es
mentales que le proveen al creyente la pre- una imagen. Esto es lenguaje pictórico que
suposición de toda su cultura. Esta ningún erudito bíblico sobrio interpreta

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

literalmente. Sin embargo, el sentido llano Antiguo Testamento son aplicados por los
es, que Dios le dice a su iglesia, para su con- escritores del Nuevo Testamento. Un ejem-
suelo, que las furias de Satanás se hallan plo de tal principio perdurable puede dedu-
bajo su control (véase el libro de Job). Es cirse del mensaje de Jehová a Josafat, rey de
más, cuando el liberal de la vieja o de la Judá, quien había hecho una alianza con el
nueva escuela quiere en realidad usar la malvado Acab. El profeta de Jehová encon-
Biblia para sustentar un punto de ética, por tró al rey a su regreso a Jerusalén con estas
ejemplo, toma la Biblia literalmente, sea palabras, “¿Al impío das ayuda, y amas a
que acepte o rechace su autoridad como la los que aborrecen a Jehová?” (II Crón.
Palabra de Dios. 19:2). Otro ejemplo se halla en los Salmos
imprecatorios, en los que la forma es clara-
Pero, después de haber dicho todo esto, mente aplicable solo a la antigua dispensa-
debe enfrentarse el hecho de que algunos de ción, pero la sustancia es esencial a la
los hechos de la revelación no tienen signi- totalidad del mensaje bíblico. Pues la Biblia
ficado normativo, aún cuando son históri- es totalmente consistente cuando nos llama
camente dignos de fiar. Creemos que la a la gran batalla espiritual entre las tinie-
Biblia relata correctamente los pecados de blas y la luz, la simiente de la Serpiente y la
los santos, las palabras del diablo, y nos de la Mujer, el mundo y la iglesia. Sin
proporciona un registro de las leyes civiles embargo, en la Antigua Dispensación
y ceremoniales que prevalecían en la teo- Samuel cortó a Agag en pedazos en la pre-
cracia. Nos cuenta que Jacob, David y Salo- sencia del Señor (I Sam. 15:33) y Elías
món practicaron la poligamia. Pero eso no mató a los profetas de Baal por la palabra de
es normativo para nuestras vidas. La Biblia Jehová (I Reyes 18:36), en obediencia a la
enseña claramente el carácter monógamo ley de Moisés, que prescribía la pena de
del matrimonio.11 Aunque mucho de la muerte para los idólatras. Pero cuando
legislación de la ley y una buena parte de Cristo vino al mundo le dijo a Pedro que
los profetas atañe a la economía de Israel, envainara la espada. Él le respondió a Pila-
eso no quiere decir que la totalidad del tos que su reino no era de este mundo, pero
Antiguo Testamento esté fuera de aplica- que todos aquellos que fuesen de la verdad
ción para el creyente del Nuevo Testa- escucharían su voz; por tanto, le dio a sus
mento. Cristo aceptó la autoridad de la Ley, seguidores la espada del Espíritu, que es la
los Profetas y los Salmos, citándolos indis- palabra de Dios. La descripción de Pablo de
tintamente como la Palabra de Dios, la cual la armadura de Dios, aunque describe la
no puede ser quebrantada. Sin embargo, armadura física, no obstante es espiritual
aunque Cristo no abrogó la Ley, es claro a en contenido puesto que el guerrero de
partir de los escritos de Pablo y de la epís- Dios lucha con la verdad, la fe, la salvación,
tola a los Hebreos que el sistema sacrificial el Evangelio y la Palabra de Dios (Efe. 6:10-
de la Antigua Dispensación, el tiempo de 16).
las sombras, ya ha pasado. Pero la perdura-
ble ley moral y los principios religiosos del Por lo tanto, la batalla ya no es física,
contra carne y sangre como en el caso de
David, quien peleó contra paganos incir-
11. Cf. John Murray, Principios de Con-
ducta, (Grand Rapids, 1957), cap. III. cuncisos, sino que es espiritual, “contra

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

huestes espirituales de maldad en las regio- saliendo y poniéndose, habla en lenguaje


nes celestes” (Efe. 6:12). “Pues aunque ordinario el cual es usado aún por los
andamos en la carne, no militamos según la modernos más sofisticados, pero todos
carne; porque las armas de nuestra milicia reconocen que esto no se supone que es
no son carnales, sino poderosas en Dios científicamente exacto. La Biblia es princi-
para la destrucción de fortalezas, derri- palmente un libro religioso, pero, como se
bando argumentos y toda altivez que se dio a entender antes, esto no hace que sus
levanta contra el conocimiento de Dios, y pronunciamientos en la esfera de la ciencia
llevando cautivo todo pensamiento a la obe- sean superfluos. Sus verdades no son irrele-
diencia a Cristo, y estando prontos para cas- vantes a los descubrimientos de la ciencia,
tigar toda desobediencia, cuando vuestra pues toda verdad es una. Es la tarea cultu-
obediencia sea perfecta” (II Cor. 10:3-6). ral (religiosa) del hombre, como portador
Ahora, la sustancia de los Salmos impreca- de la imagen de Dios, armonizar las verda-
torios es el gozo del pueblo de Dios por la des separadas de las ciencias, de manera
derrota de los enemigos de Dios, y su odio que el hombre como profeta pueda pensar
contra los que hacen maldad.12 Y aquellos los pensamientos de Dios a la manera de Él,
que desaprueban la terminología guerrera y como sacerdote pueda adorar la sabiduría
al hablar de la relación del Cristiano para del creador, y como rey el hombre pueda
con el mundo están en peligro de perder de reproducir a cultura que refleje la gloria de
vista la gran batalla que existe entre los dos Dios.
reinos. Pero más sobre esto se tratará en el
capítulo trece.

Entonces, este es el resumen que los


Calvinistas sostienen, que la Biblia es la
Palabra de Dios y digna de confianza como
un registro de eventos. Además, es la inter-
pretación autoritativa de la realidad, el
mundo creado, del hombre y su destino, y
del significado de la historia. Y la Palabra
de Dios es la única revelación del camino
de la salvación del pecado a través de la
muerte vicaria y expiatoria de Cristo. Es
normativa para la fe y para la conducta.
Contiene tanto el mandato cultural para la
humanidad como el mandato misionero
para la iglesia. No compromete al creyente
a la teoría pre-Copérnica del sistema solar,
pues cuando la Biblia habla del sol como

12. Cf. Johannes G. Vos, “El Problema Ético


de los Salmos Imprecatorios” en el West-
minster Theological Journal, IV, 2 (Mayo,
1942), pp. 123-38.

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO XI

LA MOTIVACIÓN DE LA FE
EN LA CULTURA CALVINISTA

Para un entendimiento apropiado del En contra de la posición de los filóso-


concepto Calvinista de la cultura, debemos fos de la religión, Calvino sostuvo que el
considerar ahora el rol de la fe. Es bastante hombre no puede llegar al conocimiento de
común suponer que hay dos caminos para Dios como creador (teología natural) sin la
encontrar a Dios.1 Por un lado está el luz de las Escrituras (Inst., I, 6). Cristo, al
camino de la razón, empleado por los hablar con la mujer Samaritana, sostuvo
Griegos, lo cual nos da la teología natural, que toda religión, excepto la de los Judíos,
y, por otro lado, está el camino de la fe, que era falsa (Juan 4:22) y que los oráculos
llegó a nosotros por los Hebreos y que nos sagrados eran necesarios para la correcta
dio sus sagradas Escrituras. Entonces, se comprensión del Dios verdadero. “Pues,
supone que el Cristianismo es una mezcla como quiera que el entendimiento humano,
de los dos, lo que halla su expresión en la según es de débil, de ningún modo puede
teología Cristiana. Sin embargo, el llegar a Dios ni no es ayudado y elevado por
Cristianismo, sobre la base de la autoridad la sacrosanta Palabra de Dios, era necesario
bíblica, sostiene que el hombre no puede que todos los hombres, excepto los Judíos,
venir a Dios sin fe (Heb. 11:7) y que todo lo por buscar a Dios sin su Palabra, anduvie-
que no es de fe es pecado (Rom. 14:23). Por sen perdidos y engañados en el error y la
tanto, cualquier cosa que los hombres vanidad.” (Ibid., I, 6, par. 5). En otras pala-
puedan alcanzar por la razón no lo hacen bras, la primera parte del credo Cristiano
para encontrar al Dios viviente, creador del en la cual la iglesia universal confiesa su en
mundo, y Padre del Señor Jesucristo. Dios el Padre, Todopoderoso, creador del
Cualesquiera que sean los dioses que los cielo y de la tierra, no es una pieza de teolo-
hombres “encuentren” por la razón o creen gía natural. Es parte del conocimiento de la
por su imaginación son simplemente fe, pues como Cristianos conocemos al crea-
caricaturas, son ídolos. dor, no principalmente a partir de la crea-
ción, sino por su Palabra. Es parte del
Credo. Y la fe no es la conclusión de un pro-
1. John A. Hutchison, Fe, Razón y Existen- ceso de racionalización. No es resultado de
cia (New York, 1956), Capítulo IV.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

la experimentación empírica, o la respuesta permaneciendo en relación con él como la


emocional a una experiencia mística. Sino de un infante dependiente, y puesto que el
que la fe es la respuesta al testimonio hombre es esencialmente un ser religioso,
divino, la evidencia de las cosas que no se no puede vivir excepto por fe. Por tanto,
ven. Pero decir que la fe trasciende la esfera colocar la fe en oposición a la razón consti-
de lo racional (el corazón tiene razones de tuye una falsa antítesis, pues ambas, la fe y
las cuales la mente no sabe) no significa la función analítica, la cual llamamos
que la fe sea irracional, o que es un salto en razón, son aspectos del hombre como cria-
la oscuridad. Ni tampoco su inhabilidad tura. Todos los hombres funcionan analíti-
para resolver las discrepancias aparentes en camente (razón), y todos los hombres
conexión con los más trascendentes miste- funcionan písticamente (en fe). La fe es
rios de la doctrina Cristiana invalida la simplemente una función, sin duda la más
naturaleza genuina de la fe. En realidad, los alta en la escala, del hombre como criatura.
misterios de la trinidad y de la encarnación Con su corazón el hombre o cree o no cree,
nos enseñan que Dios habita en luz inacce- pero él es una criatura creyente incluso en
sible (I Tim. 6:16); en consecuencia, el cre- su incredulidad. Es la misma distinción que
yente acepta estos misterios con asombro y aplicamos al hombre como criatura moral;
adoración. Por lo tanto, la demanda de que sea que él sea santo (moral) o impío (inmo-
toda revelación debe ser reconciliable con ral), el hombre se distingue del animal, el
la racionalidad humana es inconsistente cual es amoral. Entonces, todos los hom-
con la naturaleza de la fe,2 y con la bres viven por fe; ellos creen o en el Dios
naturaleza de la razón correctamente verdadero y viven por fe en el Hijo de Dios,
considerada. Con respecto al testimonio de o, se vuelven a una caricatura, un ídolo, el
la Escritura, ella llega como un testimonio cual Isaías describe desdeñosamente (Isa.
absoluto y final de Dios al hombre. Parece 40). El hombre utiliza su poder analítico
que debiésemos admitir que solo Dios es un (razón) para justificar su compromiso
testigo adecuado de sí mismo. básico de fe.

Ahora, la fe es la respuesta del hombre Acusar a aquellos que hacen de la fe el


a este testimonio objetivo. Es la avenida elemento primario en la relación del hom-
subjetiva por la cual el testimonio de Dios bre con Dios de ser escépticos de la razón
se torna efectivo en el hombre, la criatura. son puros disparates. Decir que esta posi-
Y esta es la misma naturaleza de la religión. ción, algunas veces llamada fideísmo, niega
La verdadera religión es revelacional por todas las categorías racionales a la religión
necesidad, puesto que Dios es la fuente del y que por lo tanto tiene solo una alterna-
ser del hombre y el fundamento de su exis- tiva, a saber, el silencio, es pura mala inter-
tencia. En otras palabras, puesto que el pretación, si no es que una propaganda.3
hombre es el portador de la imagen de Dios, Pues cuando Lutero habló de Die Hure Ver-
nunft (la Ramera Razón) no negó o despre-
2. Para una discusión de la naturaleza de la ció así el valor de las categorías racionales
fe como respuesta al testimonio divino en la religión, sino que repudió la prostitu-
cf. John Murray, “La Prueba de la Fe,”
La Palabra Infalible (Filadelfia, 1947),
pp. 6ss. 3. Cf. Hutchison, op. cit., p. 99.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

ción de la razón del hombre para negar a su aquello que trasciende el tiempo y el
hacedor y oponerse a Dios. La razón se con- espacio, es la función determinante. Es
vierte en una ramera en la medida en que decir, todo hombre en sus varias funciones
utiliza su poder dado por Dios de manera está determinado por su relación con Dios;
contraria a la ley de Dios para su ser, exac- o vive por fe en el Dios verdadero o se torna
tamente como una mujer que prostituye su a la apostasía, lo que constituye una
cuerpo de manera contraria a la ley de la función negativa de su naturaleza pística.
feminidad y del matrimonio y de la mater- Mientras que los primitivos se volvieron
nidad es llamada una ramera. Roger Hazel- hacia ídolos de madera y piedra, o adoraron
ton, a quien Hutchison hace referencia al los cuerpos celestiales, el hombre moderno
negar la autonomía de la fe, tiene un mejor en su apostasía crea dioses a su propia
entendimiento de la posición de Lutero.4 imagen; se torna a la adoración de
Mammón, la ciencia, la belleza, el poder,
Mucha mala interpretación con res- etc.
pecto a la fe y a la razón se debe al hecho de
que la razón no es vista en su perspectiva Sin embargo, la posición aquí presen-
apropiada como una de las funciones del tada es que no existe cultura sin una presu-
hombre como criatura, a saber, la analítica, posición, puesto que el hombre es un ser
sino que se le da un status objetivo, super- religioso. No hay tal cosa como la Vorausse-
temporal, y es, de esta manera, deificada a tzungslosigkeit, esto es, el postulado de que
la manera Griega. Este es el proceso de el científico no debe tener presuposicio-
hipostatización, la elevación de un aspecto nes.6 En este sentido la neutralidad es
del ser del hombre sacándolo de su marco y totalmente imposible; no existe. Todo
transformándolo en la corte final de apela- hombre, como agente cultural, sea un
ción. Sin embargo, en realidad la función filósofo o un artista, un agricultor o un
analítica del hombre no es sino una de arquitecto, vive por fe, la que determina
muchas, dado que el hombre también fun- todo su ser y todo su modo de vida. Algunas
ciona entre otras en las modalidades5 veces esa fe es, realmente, meramente un
biológicas, sociales, psicológicas, conformarse a las costumbres y tradiciones
económicas, estéticas, morales y písticas. Y de la masa, como en la religión tribal, el
esta última, puesto que une al hombre con estilo de vida Americano, o la ortodoxia
muerta de muchas iglesias. Si un hombre
4. Renovando la Mente (New York, 1949), no elige la fe Cristiana, de que Jesucristo, el
p. 85, donde el autor cita a Lutero, “El Hijo de Dios, limpia de todo pecado,
entendimiento, por medio de la fe, recibe
vida por la fe; aquello que está muerto es entonces debe escoger una metafísica
vuelto a la vida.” alternativa, pues, “La dimensión metafísica
5. El término “modalidad” es importado de de la mente nunca permanece vacía, sino
la filosofía Cristiana de Herman que debe tener siempre un contenido” (Op.
Dooyeweeerd, un filósofo Cristiano,
quien denomina a los varios aspectos sig- cit., p. 24). La noción de que la neutralidad
nificativos de la creación, sujetos al en este asunto es posible es una ilusión
mismo conjunto de leyes (e.g., números,
sentimientos, pensamientos, símbolos,
etc.) como aspectos modales de la reali- 6. Emil Brunner, Cristianismo y Civiliza-
dad, o simplemente, modalidades. ción Vol. II (New York, 1949), p. 23.

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

peligrosa, puesto que la neutralidad misma, simplemente un reconocimiento de la


al dar por sentado el hecho, es una especie divergencia de la fe y una solución realista,
de metafísica escéptica. Generalmente desde el punto de vista del Calvinista, a la
cuando se niega el concepto Cristiano de situación actual. Claro, es mala desde el
Dios, con su énfasis espiritual, le sustituye punto de vista de los secularistas en la
una metafísica mecanicista y materialista, y educación, puesto que pierden parte de su
esto bajo la apariencia de una neutralidad influencia, y la religión del estilo
metafísica. Dice Brunner, “Lo que se Americano de vida pierde una batalla en el
presentó como neutralidad metafísica era, conflicto.
de hecho, un naturalismo directo, por no
decir un materialismo estúpido; un axioma Al hablar de la fe como la presuposi-
preconcebido de la unidad y uniformidad ción inevitable de la cultura, no solamente
de todos los fenómenos. Claro, esto es tengo en mente el aspecto formal de la fe
metafísica, metafísica del peor tipo; en (pistis), la cual es la hipótesis necesaria de
lugar de la genuina apertura mental que no todo esfuerzo científico.8 Pues aunque es
preenjuicia el carácter del Ser, tenemos verdad que toda la ciencia presupone la fe
aquí un dogma metafísico de la en sí misma, en la exactitud de sus
uniformidad de todo el Ser, que comprobó observaciones, en la fiabilidad de la
ser genuinamente perjudicial en el campo percepción sensorial y de los procesos de
de las Geisteswissenschaften (ciencias pensamiento, este aspecto formal de la fe
espirituales, v.t.) y que contribuyó no poco no es ahora el asunto principal. El aspecto
a la triste condición del mundo presente. psicológico de la fe es hoy lo
Solamente menciono una sociología suficientemente claro y casi
naturalista que abolió la noción de justicia universalmente reconocido. Uno
e introdujo, en su lugar, el principio de la simplemente no puede escapar de la fe
supervivencia del más apto” (Ibid., II, p. como parte de la auto-conciencia del
25). hombre como un portador de la imagen
racional, moral y cultural, que permanece
Así pues, es el hombre, como ser reli- en una relación pactal con Dios. Sin
gioso, el que es llamado a la cultura. Por lo embargo, el verdadero asunto es si el
tanto, la fe es el a priori religioso de toda la hombre por su parte sostiene el pacto o si lo
empresa cultural del hombre, y particular- ha quebrantado y está viviendo en
mente de su búsqueda científica. El con-
flicto en la cultura no es entre la fe y la
7. James B. Conant, cf. Discurso a la Aso-
cultura, la religión y la razón. Sino que, ciación Americana de Administradores
puesto que toda cultura se fundamenta Escolares, Boston, Abril, 1952, citado
sobre la fe religiosa, el conflicto es uno de fe por Edward Heerema, “¿Son Nuestras
divergentes. Por tanto, el Dr. Conant está Escuelas Cristianas una Fuerza Divisiva
en una Sociedad Democrática?” Un dis-
colocando el carro delante del caballo curso publicado, pronunciado en Chi-
cuando afirma que el establecimiento de cago, 13 de Agosto, 1952, ante la
escuelas Cristianas separadas (parroquiales convención de la Unión Nacional de
o de otro tipo) es una fuerza divisiva en la Escuelas Cristianas.
8. A. Kuyper, Principios de Sagrada Teolo-
nación.7 Las escuelas Cristianas son gía (Grand Rapids, 1957), pp. 125, 146.

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

enemistad contra Dios. La presuposición autoridad y norma de vida absoluta.


bíblica, aceptada por fe por la iglesia
Cristiana, es que el hombre ha caído en Así pues, la antítesis de la fe en contra
infidelidad y apostasía. Ahora él necesita de la razón no es sostenible, pues la capaci-
restauración para con Dios, la cual solo dad analítica del hombre siempre perma-
puede ser lograda en y a través del Cristo de nece sierva de su fe, la cual le mueve a amar
Dios, quien ha cumplido la ley que el a Dios o a la rebelión. Sin embargo, la idea
hombre había quebrantado. En otras de que la fe debe estar sujeta a la razón es
palabras, el hombre natural, aparte de la una profundamente afincada. También
gracia de Dios, no permanece en la verdad, Hutchison, quien propone la primacía de la
sino que está profiriendo las mentiras del fe (Op. cit., p. 99), finalmente sujeta la fe al
diablo mientras funciona bajo la verdad de criticismo de la razón al suscribir la teología
Dios, la cual todavía conoce en cierto modo racional. De hecho él confunde el asunto en
(Rom. 1:18ss.). Pero no solo el hombre ha una oración cuando sostiene “que todas las
caído de su elevado estado a través del proposiciones religiosas son proposiciones
pecado, el cosmos también es ahora de fe, y que la razón entra en escena como
anormal, debido a la maldición de Dios el medio por el cual la fe es (1) comunicada,
contra el pecado. Pero en Cristo, quien es el probada, evaluada... Así pues, estas creen-
gran Reconciliador de todas las cosas, y cias son interpretadas, criticadas, y proba-
quien como segundo Adán se ha das por la razón” (Op. cit., pp. 130, 132 –
introducido en la brecha, el mundo es itálicas añadidas). En el análisis final, como
renovado y el hombre se vuelve una nueva con todos los liberales, antiguos y nuevos,
criatura. Así, aquellos que por fe participan la autoridad absoluta de la verdad, de lo que
en Cristo son restaurados a su oficio, de es válido en religión, lo que Dios puede o
profeta, sacerdote y rey, haciéndoles libres no puede hacer o decir o ser, es determi-
del dominio del diablo y preparados para nado por la razón finita del hombre en
cumplir el mandato de Dios. Esta lugar de ser determinado por la auto-revela-
renovación de la cultura comienza aquí, ción del Dios trino. Claro, el punto real nos
pero será consumada en los nuevos cielos y lleva de regreso a la cuestión de si es posible
en la nueva tierra en los que está siendo o no una revelación directa, divinamente
preparado un hábitat adecuado para los inspirada. Pero el resultado es que el hom-
redimidos (Juan 14:1-6). bre, en lugar de Dios, es el referente final,
el intérprete primario de la realidad. Esto
Esta presuposición de fe no es más que constituye Arminianismo y Pelagianismo
la revelación de Dios a sus siervos a través en teología, y al Naturalismo en filosofía. El
de Jesucristo. Por fe los hombres viven de hombre en su finitud tiene la temeridad de
acuerdo a la Palabra. Esto no hace a la fe pedirle cuentas a Dios; Dios debe aparecer
autónoma en contra de la razón, sino que la ante un tribunal que es común a ambos, a
Palabra tiene autonomía. Ninguna función Dios y al hombre. Dios está sujeto a algún
del hombre puede jamás ser el punto de otro bien, verdad o belleza a la cual debe
referencia final de interpretación, sino que conformarse. El Calvinista no puede tolerar
la fe como una función (la más alta) del esto, sea en su teología o en su cultura. Él
corazón acepta la Palabra de Dios como está inalterable e inequívocamente compro-

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

metido con la proposición de que Dios es humana o la omnipotencia de la ciencia. La


legislador, que Cristo es la Verdad, y que el crisis en la cultura Occidental se debe, en
hombre debe inclinarse en reverencia a la gran medida, a la incompatibilidad de estos
ley soberana de Dios en todas las cosas. dos motivos, y al hecho de que el último
amenaza con tragarse al primero; el resul-
El hecho de que el hombre debe usar tado de esto es que el hombre no tiene sig-
su función analítica (razón) para interpre- nificado en un mundo dominado por la
tar la Palabra no invalida la autoridad de máquina. Nietzsche vio el deterioro de
esta última, ni transfiere ésta su autonomía Occidente aún antes de Spengler (Unter-
a la razón del hombre. Sin embargo, la gang des Abendlandes) cuando agresiva-
“razón” debe permanecer como sierva del mente proclamó que Dios estaba muerto.
corazón consagrado que se inclina ante la Esta era su forma de decir que el Dios de la
Palabra hecha carne. Pero el hombre en su Biblia no era relevante para la cultura Occi-
rebelión contra Dios se ha proclamado a sí dental, que los hombres no vivían a partir
mismo emancipado en su cultura. Esto es de su fe en Dios. Desde ese día los Existen-
especialmente cierto en la ciencia, pues cialistas ateos (Heidegger y Sartre, c.s.) han
aquí el dominio sobre la naturaleza parece estado fulminando acerca del hecho que el
decir que el hombre es su propio legislador. hombre en su finitud no es capaz de tras-
Esta actitud de rebelión en la cultura no ha cender las ambigüedades de la existencia
sido siempre igualmente aparente en la cul- humana, pues no hay referente final al lado
tura Occidental. En realidad, la historia del hombre, ningún Intérprete final de la
sagrada nos informa que ha habido perío- realidad excepto el hombre. Este es el predi-
dos de apostasía auto-consciente por la cual camento Existencialista; está perdido den-
la ira de Dios se ha revelado desde el cielo tro de su propia esfera. Esta es la causa del
en juicio. Esto ocurrió en el Diluvio (Gén. sentido de la desesperación y la falta de sig-
6), en Babilonia en la confusión de lenguas nificado de los que habla Tillich tan elo-
(Gén. 11), la destrucción de Sodoma y cuente y vanamente.9 Pues un mundo
Gomorra, de Faraón, de sus huestes, de los creado por el hombre y centrado en el hom-
Cananitas por sus abominaciones (Deut. bre no tiene significado último, y el Exis-
18). Además, el propio pueblo de Dios fue tencialismo es irracional y subjetivista,
visitado de esta forma por su desobediencia pues el llamado del hombre es convertido
e incredulidad, Babilonia fue destruida por en auto-cultura, auto-creación y auto-reali-
su orgullo cultural, como fueron Tirón y zación.10 La realidad es totalmente hecha
Sidón (cf. todos los profetas, mayores y subjetiva dentro del individuo y el hombre,
menores para ampliar este tema). quien ya no tiene una relación positiva con
Dios, está siendo progresivamente deshu-
Desde el advenimiento del Cristia- manizado hasta que aterriza en la desespe-
nismo el nombre de Dios ha sido recono- ración.11
cido en Occidente, pero con el
Renacimiento hubo un volverse auto-cons- 9. Cf. el capítulo previo sobre la realidad
ciente de la autoridad de la Palabra a la glo- como significado.
rificación del hombre, ya sea buscando 10. S. U. Zuidema, “Kierkegaard” y “Sar-
tre” en Denkers Van Deze Tijd (Franeker,
establecer la soberanía de la personalidad s.f.), 2ª impresión, pp. 20, 281.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Esta desesperación y sentido de frus- el hombre.”12


tración del hombre moderno es el resultado
de su alineación de Dios, pues la criatura En contra de esta visión del Escolasti-
necesita un refugio para el alma, y un ancla cismo Católico contemporáneo, el Profesor
de esperanza. Así pues, el predicamento del Dooyeweerd de la Universidad Libre de
hombre moderno no es debido a su condi- Ámsterdam, la única universidad Calvi-
ción de criatura, como los Existencialistas y nista en Europa, rechaza el dogma de la
los Barthianos lo pondrían, sino que es autonomía de la razón en cualquier esfera
debido a su apostasía. Su función de fe está de la existencia del hombre, sosteniendo
operando negativamente; se ha vuelto del que todo pensamiento científico tiene una
Dios viviente a los ídolos. Pero, dado que la raíz, más profunda y no visible, en el cora-
ciencia moderna amenaza la causa de la zón del hombre, a saber, la fe. Dooyewerd
destrucción del hombre, él está llorando introduce un método de crítica trascenden-
junto con Micaía, “Tomasteis mis dioses tal del pensamiento filosófico, y sobre la
que yo hice, ¿qué más me queda?” (Jueces base de su estructura interna concluye que
18:24). Negar la relevancia de la fe para la el pensamiento puramente teórico es impo-
cultural es caer en un falso dualismo, sepa- sible. Todo el pensamiento del hombre
rando la naturaleza de la gracia como hace brota de una fuente religiosa no teórica.13
la teología Escolástica. Para el Escolasti-
cismo, también la rama restaurada de la El Dr. Dooyeweerd sostiene que es
moderna filosofía Católica, la razón reina una forma de idolatría hacer del pensa-
en la esfera de lo natural, pero la fe domina miento teórico, o del sentido estético, o el
en el ámbito espiritual. En realidad esto aspecto económico de la vida el punto de
implica que la religión no es relevante para partida auto-suficiente para la filosofía y
la vida total, pues aparece una disyunción para la cultura total, pues ello deifica un
entre razón y fe, entre cultura y religión. aspecto de la realidad. Además, tal procedi-
Así, la filosofía, que es uno de los ingre- miento es falto de espíritu crítico pues
dientes más importantes de cualquier cul- opera sobre la noción de la auto-suficiencia
tura, se transforma en una empresa del pensamiento teórico o de algún otro
independiente, totalmente racional. Como aspecto de la realidad terrenal, y no penetra
Gilson lo describe, “Basada en la razón en sus propias presuposiciones inevitables.
humana, debiéndole toda su verdad a la No se da cuenta que continúa edificando
auto-evidencia de sus principios y a la pre- sobre un a priori religioso y no teórico y
cisión de sus deducciones, alcanza un que por lo tanto permanece aprisionado en
acuerdo con la fe espontáneamente y sin el dogmatismo no crítico. Pues dogmatismo
tener que desviarse hacia ningún camino de no es la afirmación de la verdad, sea esta
su propio sendero.’... El problema con esta
visión es que es compartimentada y divi- 12. Cf. H. Stob, “La Palabra de Dios y la
Filosofía,” en La Palabra de Dios y la Fe
siva. Yuxtapone lo que debería estar inte- Reformada (Grand Rapids, 1942), p.
grado. Separa lo religioso y lo científico en 106.
13. Problemas Trascendentales del Pensa-
miento Filosófico (Grand Rapids, 1948),
11. Paul Tillich, El Coraje de Ser (New cf. el tratado completo de 77 páginas para
Haven, 1952), pp. 139, 140. una revisión del argumento.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

recibida por fe o averiguada por la ciencia, situación tanto teórica como prácticamente.
sino tal afirmación sin un entendimiento El modernista no solamente niega el acto
crítico de las presuposiciones de uno, sin sobrenatural, el milagro, pero por implica-
darse cuenta que todas las afirmaciones de ción, al menos, niega el hecho sobrenatural,
uno están religiosamente orientadas y limi- Dios. Por supuesto que el milagro no se
tadas por la fe. El dogmatista es uno que ajusta a la concepción de ley científica del
supone de sí mismo que es neutral y que hombre moderno, sino que éste pertenece
todos los otros hombres están prejuiciados; al puro ámbito y lenguaje del Cristianismo,
él supone que está haciendo afirmaciones como todos sus Apologistas afirman. Cristo,
puramente científicas mientras que el resto el Hijo de Dios, no es solamente Enmanuel,
de la humanidad sufre por el fetichismo de lo último en teofanía, él es también el Pro-
la fe. feta, la personificación de la profecía y la
Verdad personificada; pero él es, además, la
Entonces, en resumen, la creencia de consumación del principio del milagro; él es
que la cultura, o cualquier parte de ella, el milagro supremo en Persona, Dios encar-
pueda realizarse en un terreno neutral, nado. Ahora, todo esto es negado, si no
aparte del compromiso religioso de uno, es expresamente, aún así por implicación, en
errónea. ¡Pues con respecto a Cristo ningún la presuposición de la ciencia y la filosofía
hombre puede ser neutral! Como el ascen- no-Cristianas. Pues al negar la doctrina de
dido Señor de Gloria él reclama la vida total la creación asume la ultimidad del uni-
y como el Restaurador del mundo del Padre verso; al negarle a Dios el poder de la direc-
él llama a todos los hombres a su tarea cul- ción personal sobre las leyes de la
tural. Aquellos quienes por gracia por naturaleza, constituye estas leyes como
medio de la fe han retornado al Pastor de últimas; al negar la autoridad de la Palabra
sus almas están dispuestos a decir con de revelación como la verdadera interpreta-
Pablo, “Con Cristo estoy juntamente cruci- ción de la existencia del hombre y el signifi-
ficado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en cado del universo, proclama la autonomía
mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo de la mente del hombre y hace del hombre
en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y el referente final de interpretación. Al asu-
se entregó a sí mismo por mí” (Gál. 2:20). mir el hecho bruto, esto es, la idea de que
ningún hecho tiene significado hasta que es
En contra de este hombre de fe (Anor- interpretado por la mente del hombre, se
malista) se levanta el Normalista (cf. Kuy- niega a Dios como el intérprete final y crea-
per, Calvinismo, p. 132) quien quiere dor de los hechos. Ahora, el Calvinismo
aplicar los métodos de la ciencia empírica a contiende que Dios por su consejo eterno
la religión, lo que implica una negación de da significado a todas las cosas, y que el
la finalidad del Cristianismo desde el prin- Cristiano, por fe en la revelación de Dios,
cipio. Esta metodología implica una metafí- recibe y entiende ese significado, el cual
sica naturalista, a saber, la concepción de debe ser expresado en su cultura. Pablo des-
que el mundo es último, que no necesita- cribe la falta de significado de la cultura no-
mos postular una Persona sobrenatural Cristiana cuando dice que es necedad a la
para explicar la existencia y naturaleza del vista de Dios porque el hombre por su sabi-
hombre, y que el hombre puede manejar la duría no conoció a Dios (I Cor. 1:21). La

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

misma posibilidad de comunicación signifi-


cativa en la cultura en un mundo corrupto
por el pecado se halla sobre la noción de la
verdad de la presuposición Cristiana de que
Dios es creador del cielo y de la tierra, y que
Cristo es el Redentor y Reconciliador de
todas las cosas.

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO XII

LA CULTURA CALVINISTA Y LA ANTÍTESIS

Como resultado de la presuposición de Schilder toma su punto de partida en el


la fe, existe ahora una división en la huma- pacto que Dios hizo con el hombre.
nidad. Esto es llamado en los círculos Calvi- Aquellos que guardan el pacto también
nistas la antítesis. La fe, que es un don de están cumpliendo su llamado cultural, pero
Dios a través del poder regenerador del los quebrantadores del pacto se tornan
Espíritu Santo, es la cuña que divide a la desobedientes al mandato cultural, puesto
humanidad. Agustín vio la Ciudad de Dios que no sirven a Dios sino a sí mismos. En
en este mundo como la obra de la gracia de este capítulo se hará un intento para llegar
Dios en los corazones y vidas de los hom- al concepto bíblico de la oposición entre la
bres en oposición al reino de este mundo, civitas dei (reino de Dios) y la civitas
que surge de una fe apóstata de la humani- terrena (reino de este mundo).
dad rebelde. A. Kuyper en sus Conferencias
Stone habla de la oposición de los Normalis- Según el Existencialismo la antítesis es
tas a los Anormalistas en el campo de la vertical, esto es, entre Dios y el hombre
ciencia, entre quienes hay un conflicto como criatura. El hombre como criatura es
inevitable e irreconciliable. La fe reemplaza colocado bajo el juicio de Dios. Esta es tam-
a la conciencia del hombre común, pero no bién la posición de K. Barth y Paul Tillich,
nuestra humanidad común como portado- pero los Calvinistas rechazan esta interpre-
res de la imagen de Dios, de manera que tación que niega la revelación de la Escri-
todas las cosas en el cielo y en la tierra se tura. Pues la Biblia nos relata que Dios hizo
interpretan a través de los ojos de la fe este mundo bueno con todo lo que hay en
como hechos creados por Dios, sustentados él, que se deleitó en sus criaturas, incluido
por Dios, definidos por Dios y glorificado- el hombre. El juicio de Dios, de acuerdo a la
res de Dios. Como Kuyper sostiene, la con- Escritura, es contra el hombre como peca-
ciencia de pecado, la certeza de la fe, el dor, pues su ira se revela contra toda injus-
testimonio del Espíritu Santo, son todos ticia, y su castigo cae sobre la raza humana
“elementos constituyentes en la conciencia
de todo Calvinista.”1 El fallecido Klaas 1. Calvinismo (Grand Rapids, 1943) p.
137.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

a causa del pecado (Gén. 3; Rom. 1:18; 2:2; la fe en su iglesia) y la simiente de la Ser-
5:12; etc.). Pero para Barth y los Existencia- piente (todos aquellos que viven en enemis-
listas en general, la eternidad se levanta en tad con Dios y que persisten en su apostasía
juicio contra el tiempo, y Dios declara un fuera del pacto). Debido a la influencia del
“NO” absoluto contra toda la historia; Dios Iluminismo y del Racionalismo, la concien-
es su juicio, su crisis.2 cia de esta antítesis básica e irreconciliable
ha sido prácticamente borrada de la mente
El Calvinismo también rechaza la idea de la iglesia. De hecho, la iglesia se volvió
de un dualismo eterno, a saber, entre Dios mentalmente mundana en muchas tierras y
y Satanás, el Espíritu y la Materia, el Ser y fue solo a través de movimientos de aviva-
el No-Ser, o entre dos principios, uno miento (e.g., avivamiento en Francia, Suiza
bueno, el otro malo. Esta tensión en la eter- y los Países Bajos) que la iglesia mantuvo
nidad es generalmente transferida al viva su conciencia de pertenecer a otro
mundo creado como uno que existe entre la orden diferente a este mundo. El Calvi-
creación, que es buena, y das nichtige, o el nismo recibió un nuevo impulso a través de
principio del mal. Aún cuando algunos pen- la prodigiosa labor de A. Kuyper (véase
sadores niegan un dualismo y pretenden Cap. VIII), quien una vez más postuló la
mantener un principio último del Bien, o antítesis absoluta entre los principios bási-
Dios, como predominante, en efecto la antí- cos del reino de Dios y los del reino de las
tesis ya no es una idea bíblicamente orien- tinieblas.4 Para Kuyper y sus seguidores, no
tada sino que se torna en una solamente en Europa sino también en
interpretación filosófica como en el caso de América y África del Sur, la doctrina de la
Paul Tillich.3 antítesis pertenece a los principios más
básicos enseñados en las Escrituras. Pues
En contra de tales interpretaciones Dios mismo declara que es Él el que
filosóficas los Calvinistas, especialmente establece enemistad entre la mujer y la
bajo el liderazgo de A. Kuyper en el siglo serpiente y entre sus simientes
diecinueve, han sostenido que el concepto respectivamente (Gén. 3:15). Y es este acto
bíblico de la antítesis se refiere a la enemis- de Dios el que ha determinado el curso de
tad que Dios ha establecido entre la la historia como Agustín claramente lo
Simiente de la mujer (la Palabra encarnada entendió. La oposición básica entre los
y todos aquellos que son incorporados por hijos de la luz y los hijos de las tinieblas es
delineada claramente en la historia sagrada
y no necesita documentación detallada.
2. K. Schilder, Wat is de Hemel (Kampen,
1935), pp. 30ss.; Zur Begriffsgeschichte Comenzó con el fratricidio de Caín; es
des “Paradoxon” (Kampen, 1933), pp. evidente en Noé el predicador de justicia,
295-336; 410-462; Disertación Doctoral quien construyó un arca mediante la cual
en la Universidad Erlangen. condenó al mundo (Heb. 11:7); es
3. R. Allen Killen, La Teología Ontológica
de Paul Tillich (Kampen, 1956), Diserta- especialmente claro en la elección de los
ción Doctoral, pp. 126ss., también Cap. patriarcas, la salida de Abraham de Ur, su
VIII. Cf. Paul Tillich, El Coraje de Ser
(New Haven, 1952), pp. 32ss., 178ss.; 4. A. Kuyper, op. cit., pp. 130-41; Pro Rege
vea también su Teología Sistemática, Vol. Vol. III (Kampen, 1912), cf. C. Veenhof,
I (Chicago, 1951), pp. 186ss. In Kuyper’s Lijn (Goes, 1939), pp. 32-43.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

estancia como un forastero; las vicisitudes ocasiones posteriores, cuando amigos y


de Jacob, la persecución de José por parte enemigos por igual trataron de disuadirle
de sus hermanos y el intento de Faraón por del camino de la cruz. Satanás, aquel
exterminar a la nación santa. Saúl remedo de Dios, como le apodaba Lutero,
persiguiendo a David, el complot de Amán incluso llegó tan lejos como enviar a sus
para exterminar a los Judíos, el plan de emisarios a este mundo para que los
Herodes para matar a Cristo niño, todos hombres fuesen poseídos, mostrando así su
estos son esfuerzos de Satanás para matar a poder y odio contra el Hijo de Dios, cuyo
los hijos de Dios, es parte de la guerra reino es un reino eterno.
santa, aquel gran conflicto espiritual que
Dios ha iniciado en las puertas del Paraíso Debe observarse ahora que una de las
perdido y que continuará según su Palabra tácticas más sutiles en el arsenal de Satanás
hasta que el Paraíso sea recobrado, cuando es el intento de suavizar la antítesis, de acu-
la nueva Jerusalén descienda de Dios al nar al pueblo de Dios para que duerma y se
hombre. En el Antiguo Testamento el pongan cómodos en Sión, y sean compla-
profetas Elías se destaca como uno que cientes con respecto al mundo. Satanás está
estuvo consciente de la antítesis en un siempre tratando de camuflar su intención
tiempo de apostasía. Cuando vino con la real; trata de hacer que el mundo le parezca
tesis de que solo Jehová es el Dios inocuo al pueblo de Dios; a él le gustaría
verdadero, la antítesis fue postulada por que el pueblo de Dios trabajara bajo la
Jezabel sin dejar lugar a dudas. Ella impresión de que hay una zona neutral en
afirmaba que Baal también era Dios y que este mundo, una especie de tierra de nadie
tenía un derecho de igualdad con el Jehová espiritual, en la que puedan alternar con el
de los Hebreos. Pero el verdadero Dios del enemigo con impunidad. La oposición de
fuego, quien creó el sol, y quien tenía el Kuyper fue contra el espíritu de la síntesis,
poder para destruir Sodoma y Gomorra con que no solamente había dominado el pensa-
fuego, también envió fuego del cielo sobre miento de la iglesia durante la Edad
el Monte Carmelo para comprobar sus Media,5 sino que llegó a expresarse en la
propias afirmaciones, por lo cual Jezabel teología de la síntesis del liberalismo
trató de matar a Elías. Como fue de paso moderno tanto en Europa como en
previamente señalado (Cap. 11), la guerra América, proclamando la paternidad
santa continuó en el período del Nuevo universal de Dios y la hermandad universal
Testamento, pero la forma de pelear del hombre. Según esta visión, todos los
cambió. De la contienda física de hombres son, por naturaleza, parecidos a
exterminar a los enemigos de Dios y de su Dios y por su encarnación Cristo les enseña
pacto, la batalla se ha convertido ahora en a los hombres a mostrar su origen divino.
una batalla espiritual, como Pablo nos La expiación del pecado es relegada al
recuerda (Efe. 6:10ss.; II Cor. 10:5). Cristo limbo del folklore antiguo, o se rechaza
mismo se convirtió en el gran campeón de como teología cruenta.
la causa de Dios, pues ¿no era Él la
SIMIENTE por vía de eminencia? Satanás
mismo buscó atacar al Hijo de Dios y le 5. D. H. Th. Vollenhoven, Het Calvinisme
en de Reformatie der Wijsbegeerte (Áms-
tentó tres veces en el desierto y en muchas terdam, 1933), pp. 11-200.

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

En el espíritu de Groen van Prinsterer, Palabra. Kuyper llega a la conclusión de


el general sin ejército de la política Holan- que hay dos tipos de personas, por tanto,
desa, Kuyper comenzó a llamar al pueblo de también dos tipos de ciencia, de arte, de
persuasión Reformada a la separación espi- política – véase la organización en los
ritual (geestelyk isolement).6 Bajo la tutela Países Bajos del Partido Anti-
de Kuyper, quien se convirtió en la cabeza Revolucionario, sobre el fundamento de la
titular del Partido Anti-revolucionario Palabra de Dios versus el principio de la
después de la muerte de Groen, los Revolución que clama, “¡Ni Dios, ni amo!”
Calvinistas de los Países Bajos se dieron
cuenta cada vez más que si el Cristiano ha La doctrina de la antítesis sostiene que
de ejercer una influencia en la vida del todos los que están en Cristo, el segundo
mundo debe vivir a partir de sus propios Adán, están vivos para con Dios y por tanto
principios distintivos. Los hombres son llamados a la batalla espiritual de la
comenzaron una vez más a ver que no es cual habla la Biblia (Efe. 6:10ss.; Rom.
con fuerza ni poder, sino a través del 7:15-25; I Cor. 1:18-30; 2:6-16; 16:22; II
Espíritu de Dios que la causa de Dios iba a Cor. 4:3-6; 6:14-18; 10:3-6). Cristo es el
prevalecer; creían que la fe es la victoria Guardador del Pacto, el Restaurador de la
que vence al mundo. Pero la fe nunca ley, él es la raíz de la humanidad restau-
descansa en sí misma; se aferra a Cristo, rada, pues por medio de él el hombre es res-
quien es la Verdad, y vive por su Palabra taurado al compañerismo y servicio de
revelada. En su justamente famoso discurso Dios, lo cual es la vida.
inaugural, Souvereiniteit in Eigen Kring,
celebrado en la fundación de la Universidad Por otro lado, aquella parte de la
Libre de Ámsterdam en 1880, y en su humanidad caída que no fue restaurada por
importante trilogía, más científica y medio de Cristo, continúa su existencia en
definitivamente más erudita, De apostasía para con el Dios viviente. Como
Encyclopaidie der Heilige Godgeleerdheid consecuencia hay, en este mundo, una gran
(Op. cit., p. 9), Kuyper le dio a la doctrina oposición entre la vida vivida en apostasía
de la antítesis una interpretación científica. y la vida vivida en obediencia al pacto, una
Señaló que esta realidad, la cual es vida que a través de Cristo fue restaurada al
observable a través de la historia del compañerismo con Dios. Y, dado que esta
mundo, está enraizada en el punto de antítesis se arraiga en el corazón, no afecta
partida que caracteriza a cada sistema de meramente a la periferia, sino la totalidad
pensamiento, el cual procede del corazón de la vida del hombre bajo el sol. Ni un solo
humano (cf. Cap. VIII). A través de la aspecto de la vida, incluso el más aparente-
regeneración el hombre se convierte en una mente neutral, yace por fuera de esta antí-
nueva criatura de manera que su tesis de la piedad versus la impiedad. Pues
conciencia es cambiada, su mente es Dios es soberano sobre su creación y el rei-
iluminada por el Espíritu de Dios para nado de Cristo se extiende a la totalidad de
entender la revelación de Dios dada en su esta creación de Dios. Jehová no solamente
proclamó la antítesis en el Paraíso, sino que
el Hijo de Dios la afirmó cuando dijo, “Mi
6. G. Brillenburg Wurth, De Antithese in
Onzen Tijd (Kampen, 1940), p. 8. reino no es de este mundo” (Juan 18:36), y,

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

“No penséis que he venido para traer paz a muestra falta de fe en el Rey-Mediador,
la tierra; no he venido para traer paz, sino cuya hegemonía se extiende a todos los
espada.” (Mat. 10:34). Puesto que Cristo campos de la empresa humana.7 En los pro-
fue odiado por este mundo, así también pios días de Kuyper tanto los liberales como
odiarán a sus discípulos, pues un discípulo los éticos negaban la doctrina de la antítesis
no se halla por encima de su maestro, ni un absoluta, los primeros porque estaban com-
siervo está por encima de su Señor (Mat. prometidos con el principio del monismo
10:24), “Y también todos los que quieren (la unidad del mundo espiritual), y los
vivir piadosamente en Cristo Jesús padece- segundos, porque creían en la “Vermitt-
rán persecución” (II Tim. 3:12). No debe- lung” (teología de la mediación). Hoy la
ríamos sorprendernos si el mundo nos odia oposición viene del lado de los Barthianos,
(I Juan 3:13) puesto que este odio no es aunque aparentemente creen en una doble
sino la expresión de la antítesis irreconci- predestinación y consideran de gran impor-
liable entre la Simiente de la mujer y la tancia la distancia absoluta entre Dios y el
simiente de la Serpiente. Este odio del hombre. Pero Barth no desea interpretar la
mundo no solamente se expresa religiosa- predestinación como aplicándose a cantida-
mente sino también culturalmente. Pues el des concretas de elegidos y reprobados, lo
odio del mundo no necesita expresarse en que separaría al mundo y a la iglesia en la
persecución y en quemas en la hoguera; historia llana. Esto no se acomoda con la
puede expresarse efectivamente por la concepción de Barth de la salvación la cual
negación y la ignorancia de las afirmacio- es supra-histórica, y el carácter vertical de
nes de Cristo en la así llamada cultura la antítesis, a saber, entre la eternidad y el
“neutral”. Pero la doctrina de la antítesis tiempo, entre Dios y el hombre como cria-
correctamente interpretada sostiene una tura. Para Barth los hombres nunca pueden
dualidad en la cultura que se corresponde a convertirse en los benditos poseedores de la
la dualidad en la raza – una cultura cre- salvación, pues esto no haría más que
yente y una cultura apóstata, pues no hay nutrir el Fariseísmo y colocaría a la iglesia
posibilidad de reconciliación entre Belial y fuera de la tensión de crisis y del juicio.
Cristo, y por tanto ninguna comunión (koi- Barth se mofa (vide supra, Cap. VIII) de la
noonia), esto es, compañerismo espiritual, idea de Kuyper de un programa Cristiano
entre y creyente y un no-creyente (II Cor. en la política y en las cuestiones sociales, la
6:15). Por lo tanto, en principio, la antítesis educación o el arte. Esto para él es un
es absoluta. ¡No admite ningún compro- intento de exteriorizar la gracia y ponerla
miso! ¡Penetra la totalidad de la existencia; bajo el dominio del hombre, lo cual es
no deja área de la vida sin tocar! imposible. El intento de Cristianizar el
mundo es fútil y fatídico para la verdadera
No ha habido falta de reacción a esta religión, de acuerdo con estos críticos. Apli-
doctrina. Por parte de algunos, con tenden- car el término “Cristiano” a todo tipo de
cias Anabaptistas, la reacción ha sido la actividad terrenal es una negación del ver-
lucha contra el mundo y la negación del dadero carácter de la obra de Cristo y cons-
mandato cultural de tener dominio sobre la
tierra. Pero esto es desobediencia a la
7. Cf. Kuyper, Souvereiniteit in Eigen Kring
voluntad del Creador-Señor. También (Amsterdam, 1880).

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

tituye una anticipación de las condiciones Dios. Pero la gracia de Dios se revela desde
paradisíacas de la nueva tierra. Además, el el cielo a través de Jesucristo. Esto produce
movimiento de aislamiento externo (isole- separación entre Caín y Abel, Ismael e
ment) en los partidos políticos y las escuelas Isaac, Esaú y Jacob, Israel y las naciones
distintivamente Cristianas llega a estar, alrededor de ella. Cristo vino para echar
especialmente, bajo el más severo criti- fuego sobre la tierra (Lucas 12:49ss.); Él
cismo. Tal separatismo es muestra de ego- vino a este mundo para juicio (Juan 9:39),
tismo, de complacencia orgullosa y auto- que entró en efecto cuando Cristo fue a la
seguridad, lo cual es acompañado de falta cruz (Juan 12:31).
de simpatía y de entendimiento de las nece-
sidades del mundo. Como resultado el pro- Pero el asunto real es, ¿Cómo debemos
letariado ha abandonado la iglesia, que es el visualizar esta separación? ¿Es externa,
refugio para los burgueses de conciencia, visible y física? Sin duda tal era el caso en el
quienes están edificando un valiente nuevo Antiguo Testamento (véase el capítulo pre-
mundo que les es propio.8 vio). ¿Pero qué de la Nueva Dispensación?
¿No desaparece la línea de demarcación
Debe observarse que los Calvinistas no con el advenimiento de Cristo y la exposi-
son del todo libres de los pecados que se les ción del Apóstol a los Efesios de que por
imputan. Hay una cierta cantidad de com- medio de Cristo la pared intermedia de
placencia de clase media (mentalidad bur- separación fue abolida? De esta manera,
guesa) que dice “Soy rico, he obtenido algunos en nuestro tiempo van a negar la
riquezas, y no tengo necesidad de nada”; relevancia de la doctrina de la antítesis para
pero no sabe que es desdichado, miserable, hoy. El argumento es que la venida de
pobre y ciego (Apoc. 3:17). Junto con esta Cristo al mundo ha abolido la antítesis que
auto-complacencia a menudo hay una des- separaba previamente a los hombres, que la
preocupación por la necesidad del mundo, sangre de la expiación ha hecho de todos los
y una falta de entendimiento de lo que ocu- hombres una raza una vez más. Ahora, este
rre en la mente y en el corazón de la huma- es un malentendido lamentable del signifi-
nidad. Pero la verdadera consideración es si cado de la cruz de Cristo y también de la
estas aparentes debilidades deban ser ads- posición de Pablo de que los Gentiles son
critas al principio de la antítesis. Esto es, ahora conciudadanos con los Judíos en la
¿son inherentes a la idea, son un resultado única casa de Dios. Pues Cristo vino para
lógico de la doctrina de la antítesis? A esta levantamiento y caída de muchos, Él es pie-
cuestión el Calvinista dará una respuesta dra de tropiezo para los Judíos y locura
categóricamente negativa, siempre que uno para los Griegos (ambos no-creyentes) pero
entienda la antítesis adecuadamente. Pues es el poder de Dios para aquellos que creen.
la antítesis no niega la unidad de la raza Claro, la pared intermedia de separación ha
humana en la creación, el pecado y la nece- sido removida y por la crucifixión y ascen-
sidad de redención. Todos son criaturas sión Cristo ahora llama a todos los hombres
hechas a la imagen de Dios, y todos han hacia sí (Juan 12:32). Sin embargo, esto es
pecado y han sido destituidos de la gloria de simplemente la enseñanza del universa-
lismo del Nuevo Testamento, a saber, que
8. Brillenburg Wurth, op. cit., pp. 11-14. todas las naciones de la tierra, y no sola-

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

mente los Judíos, han de ser herederos de la hechos libres de la esclavitud del pecado y
salvación, cumpliendo de esta manera la son liberados del poder de Satanás y lleva-
promesa del universalismo hecha a Abra- dos a Dios (Hech. 26:18), pues ellos “son
ham de que en él serían bendecidas todas hechura suya, creados en Cristo Jesús para
las naciones de la tierra. Pero solamente buenas obras, las cuales Dios preparó de
aquellas piedras vivas (I Ped. 2:4) que se antemano para que anduviesen en ellas”
ajustan en la edificación, cuyo arquitecto es (Efe. 2:10). Todo esto en contraste con su
Dios, aquellos que están basados sobre la estado anterior en el que estaban muertos
piedra angular, Cristo (Efe. 2:20) son en delitos y pecados, en los que ellos “andu-
miembros de la raza elegida, la nación vieron en otro tiempo, siguiendo la
santa, el reino de sacerdotes para Dios (I corriente de este mundo, conforme al prín-
Ped. 2:9). Utilizar la doctrina del universa- cipe de la potestad del aire, el espíritu que
lismo del Nuevo Testamento y el llamado a ahora opera en los hijos de desobediencia”
las naciones por medio del Evangelio y al (Efe. 2:1, 2). Pero Dios les ha preordenado
reinado universal de Cristo como la base para ser conformados a la imagen de su
para la negación de la doctrina de la antíte- Hijo (Rom. 8:29), y Pablo con toda seriedad
sis es un error atroz en la exégesis, lo cual le implora a estos mismos santos a presen-
tiene repercusiones fatídicas en la apologé- tar sus cuerpos en sacrificio vivo para
tica y en la ética. Dios... no conformados a este mundo, sino
transformados... (Romanos 12:1, 2). La
Por lo tanto, aquellos que sostienen la vida del pueblo de Dios, como el Calvinista
doctrina de la antítesis en la cultura no nie- interpreta la Escritura, demanda un estilo
gan la unidad de la raza en Adán. Sino que de vida distintivamente Cristiano, pues es
confiesan que en el segundo Adán ha sido una vida vivida por fe en el Hijo de Dios
establecida una relación que desplaza a la por medio de la gracia. Esta es la razón por
primera, de manera que aquellos que reci- la cual el Calvinista toma tan seriamente la
ben a Cristo tienen el privilegio de ser vida ética, puesto que ella se encuentra en
hechos hijos de Dios (Juan 1:12). Además, el símbolo de la cruz. La ley decía, “Maldito
la confesión de la antítesis, como hecho y el que no confirmare las palabras de esta ley
principio, no constituye una negación de la para hacerlas” (Deut. 27:26). Pero Cristo
doctrina de la gracia común, puesto que fue hecho maldición por nosotros, y nos
estas dos doctrinas son correlativas en la redimió así de la maldición de la ley (Gál.
revelación y ambas fueron afirmadas con 3:13), Por tanto, los Cristianos son deudo-
igual ardor por A. Kuyper, quien dio a res de Cristo por siempre, para vivir en jus-
ambas su formulación moderna. ticia. Son llamados, como seguidores de
Cristo, a pelear la buena batalla de la fe con-
La doctrina de la antítesis toma seria- tra el mundo, la carne y el diablo. En este
mente a la gracia. Afirma que la gracia de punto es bueno recordar que Satanás es el
Dios regenera a los hombres y les hace nue- enemigo principal, quien desde los días del
vas criaturas, quienes son ahora dirigidos primer Adán, a quien atacó desde el exte-
por el Espíritu de Dios por cuya unción rior, ha tenido acceso al corazón del hom-
básicamente entienden todas las cosas (I bre que por naturaleza está muerto en
Juan 2:20). Por gracia los hombres son delitos y pecados (Efe. 2:2). Por tanto,

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

Pablo pide a los santos que mortifiquen las raleza humana común, son portadores de la
obras de la carne y describe la batalla con- imagen de Dios, y cayeron en pecado en
tra el pecado en su propio ser con dramá- común, y tienen en común la predicación
tica emoción como “no hago el bien que externa del evangelio, y la totalidad del
quiero; sino el mal que no quiero, eso mundo físico de tiempo y espacio, y el man-
hago... ¡Miserable de mi! ¿quién me librará dato e impulso cultural, y tienen también
de este cuerpo de muerte?” (Romanos 7:19, en común el terreno en el cual trabajar y las
24). herramientas. En resumen, la totalidad de
la situación metafísica es común,9 pero la
Ahora, sobre la base de esta confesión antítesis es un asunto de fe y del conoci-
de Pablo están aquellos que argumentan miento de la fe. La antítesis no está en el
que la antítesis no puede ser absoluta, por- objeto sino en el sujeto del conocimiento y
que, se dice, los Cristianos también pecan, de la fe. Es cuestión de la lealtad. En esto es
mientras que los no creyentes todavía imposible ser evasivo o indeciso. Uno está o
hacen una cierta cantidad de bien. ¡Pero a favor o en contra de Cristo. “¡No podéis
esto no es adrede! Pues aún el pecar de un servir a Dios y a Mammón!” Negar lo abso-
hombre regenerado difiere del de un no- luto (que lo penetra todo) de la antítesis es
regenerado. ¿No confiesa Pablo que el mal negar lo absoluto de la obra de la regenera-
que hace no quisiera hacerlo? Ciertamente ción, que es un acto de Dios por medio de
que así es. El creyente peca por descuido, su Espíritu. Lo absoluto no implica perfec-
en contra de su voluntad, pues se deleita en ción, pues el regenerado todavía va en pos
la ley del Señor según el hombre interior de la santificación, sin la cual ningún hom-
(Rom. 7:22; Sal. 1:2; 119; 11, etc.). Pero el bre verá al Señor (Heb. 12:14). Pero ahora
no-regenerado peca según la ley de su ser, y el pecado habita en el santo en contra de su
los pensamientos de la carne son enemistad voluntad.10 Ni tampoco el pecador no-
contra Dios, no están sujetos a la ley del regenerado es perfecto en la maldad; él no
Señor, y los que son de la carne no pueden es depravado absolutamente sino
agradar a Dios (Rom. 8:6-8). Y el “bien” del totalmente.
no-regenerado es totalmente diferente de
las buenas obras del justo, pues todo lo que Además, está la cuestión del principio
no es de fe es pecado (Rom. 14:23), de o la persona en la antítesis. Están aquellos
manera que el bien relativo en asuntos civi- que sostienen que la antítesis no traza una
les no invalida el hecho de que la totalidad línea de demarcación entre personas, sino
de la vida del no-regenerado permanece solamente en principios, ideologías y filoso-
bajo el signo de la apostasía, pues sin fe es fías de vida. Pero esto difícilmente es
imposible agradar a Dios (Heb. 11:6). correcto. No es un asunto de esto o aquello,
sino de esto y aquello. La Biblia habla a lo
Por supuesto, ninguno que contienda largo de sus páginas de personas al descri-
por la amplitud y dominio total de la antíte-
sis (antítesis absoluta) será tan tonto como 9. C. Van Til, Gracia Común (Filadelfia,
para decir que los creyentes y los no-cre- 1947), p. 5.
yentes no tengan ahora nada en común. Ya 10. Cf. Himnario del Salterio (Grand
Rapids, 1934), Sección Litúrgica, p. 91,
se ha señalado que ambos tienen una natu- en la forma para la Cena del Señor.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

bir la oposición espiritual entre los dos rei- usados como herramientas de Satanás (vea
nos. El reino de Cristo no es un asunto de el caso de Pedro y el de los hermanos de
principios que de alguna manera existen en José) pero no pueden ser, acto seguido,
el aire, sino que el reino está conformado designados como hijos de Satanás por este
por aquellos que están dispuestos a suje- motivo, pues muchos serán salvos como por
tarse a la soberana voluntad del Rey- fuego, pero sus obras son quemadas como
Redentor. Y el reino de Satanás también rastrojos (I Cor. 3:12-15). Sin duda hay hoy
está formado de hombres, personas que nie- muchos miembros de sindicatos impíos
gan las demandas del pacto, que viven en tales como el CIO y la AFL, que niegan el
apostasía. La Simiente de la mujer es un reinado de Cristo y se fundamentan exclu-
hombre, el Hijo del Hombre; y aquellos que sivamente sobre principios humanistas,
están al lado del Señor son personas, quie- quienes no obstante están entre aquellos
nes están en contra de Satanás y de sus por quienes Cristo murió. Pero están cega-
adherentes. No solo en el Antiguo Testa- dos por el dios de este mundo y se ha de
mento sino también en el Nuevo, son per- sentir pena por ellos, pero hemos de opo-
sonas las que se oponen al Hijo de Dios, nernos a ellos en tanto que defiendan su
quienes son inspirados por el espíritu del impía afiliación. Sin embargo, tal manera
abismo, una persona diabólica, es decir, de hablar la verdad debe ser siempre en
Satanás. Jesús se opuso a personas, escribas amor, con el propósito de ganar a tales her-
y Fariseos, Pilatos y Herodes, Judas y Cai- manos débiles para que también puedan
fás. A Pablo se le opusieron Simón el Mago, permanecer contra las artimañas del diablo,
los Judíos de Antioquia, Demetrio y Tertu- para que puedan ser transformados de
liano, Festo y Nerón, quien probablemente almas temerosas en almas valientes, dis-
le envió a la muerte. Los principios del mal puestas a blandir la espada del Espíritu
solo pueden encarnarse en personas, ¡y (Efe. 6:17). Y todos los Cristianos debiesen
simplemente es imposible contradecir prin- ser advertidos en contra del orgullo pecami-
cipios sin oponerse a las personas! Pablo noso de elevar sus propios principios por
incluso resistió a Pedro cara a cara (se sobre el juicio de la Palabra, o identificar
opuso sin dejar lugar a dudas) porque fue sus programas con la verdad, puesto que
arrastrado por la hipocresía de los Judai- también ellos son pecadores finitos y fali-
zantes; y Jesús reconoció la influencia satá- bles. Además, existe siempre el gran peligro
nica en Pedro cuando el discípulo le mostró de que los hijos de Dios asuman una actitud
su oposición frente a la expectativa de la superior porque están conscientes de
pasión de Cristo. hallarse en posesión de la verdad, lo cual a
menudo provoca la enemistad del mundo y
Esta última observación sugiere que no hace inefectiva la predicación del evangelio.
se halla dentro de la competencia de cual- La falta para esta notable falta no es negar
quier hombre, en las limitaciones de tiempo la calidad absoluta de la verdad revelada o
e historia, determinar de modo inconfundi- negar que los hombres puedan tener la ver-
ble a todas las personas que pertenecen a dad (Juan 8:32), de manera que uno se
uno de los dos campos en la batalla espiri- refugie del Fariseísmo en el relativismo
tual. Pues desgraciadamente, algunas veces (una isla de refugio bien poblada para
los hijos de Dios se dejan ellos mismos ser muchos Calvinistas nominales el día de

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

hoy); ni es necesario desmentir la doctrina Solo tu poder, oh Hijo de Dios,


de la antítesis, culpándola de tal perversión Puede quebrantar esta dolorosa escla-
pecaminosa. Tales conclusiones recuerdan vitud
uno de los remedios Comunistas para los Ninguna otra obra excepto la tuya,
males del capitalismo, a saber, librarse del Ninguna otra sangre lo hará,
sistema; esto echa fuera al bebé junto con el Ninguna fuerza excepto la divina
agua de baño, o, para cambiar la figura, Puede llevarme por siempre con segu-
sugiere saltar de la sartén a las brasas. En ridad.
realidad este es el mismo “peligro” que se
halla también en la doctrina de la elección y Aquellos que suscriben la doctrina de
que es anticipado por muchos como una la antítesis no abogan por la pelea contra el
objeción para la aceptación de esta parte de mundo sino la conquista del mundo. Ellos
la revelación de Dios. Una vez más, otros buscan, a través de la predicación del Evan-
callarán toda mención de la doctrina de la gelio, que es poder de Dios, ganar a otros
libertad Cristiana porque es peligrosa. De para la causa de Cristo, y así desafiar al ene-
esta forma uno podría continuar, pero el migo a desertar de las filas del príncipe de
Calvinista en todos estos casos pone su con- este mundo. Cada vez que se realiza una
fianza en la Palabra de Dios y en su gracia. conversión para Cristo, significa que las
Puesto que Dios es el creador y revelador filas del enemigos han sido diezmadas, pero
de la antítesis ésta ha de volverse una reali- esto no abroga la antítesis, la cual puede ser
dad en las vidas de todos los hijos de Dios, abolida solo cuando Satanás y sus ángeles y
puesto que ellos caminan en la luz. El reme- todos los malos sean lanzados al lago de
dio para el pecado del orgullo es el humilde fuego, cuando el Príncipe de Paz establezca
reconocimiento de la gracia de Dios en su reino en paz y en justicia, en un mundo
nuestras vidas que separa a los redimidos y sin final. Pero muy próxima a la iglesia, a
les hace un pueblo para la propia posesión quien le ha sido encargado el Evangelio,
de Dios. Pero los santos permanecen siendo está la tarea de todo Cristiano de confesar a
pecadores en esta dispensación, pecadores Cristo en este mundo y de pelear la buena
que son justificados por fe. Aquellos que batalla de la fe, no solo internamente en
creen en la antítesis como una realidad de contra de la mente carnal del viejo hombre,
la actividad llena de gracia de Dios en este sino también externamente en el mundo de
mundo deben siempre confesar: los hombres y de los eventos. Y puesto que
la organización es el medio más efectivo de
No es lo que mis manos han hecho oposición a los enemigos de la Cruz de
Lo que puede salvar mi alma culpable. Cristo, los Cristianos son llamados a organi-
No es lo que mi esforzada carne haya zarse para Cristo. Sin embargo, se retomará
producido este tema bajo la discusión del Reinado de
Lo que puede rehacer mi espíritu. Cristo en la Cultura Calvinista.
No es lo que sienta o lo que haga
Lo que me puede dar paz con Dios.

Solo tu gracia, oh Dios, me puede


hablar de perdón;

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO XIII

EL CALVINISTA Y EL MUNDO

Una de las metas del autor al escribir Los Cristianos han sugerido varias
este libro es delinear la posición del Cris- soluciones al problema creado por esta
tiano como criatura cultural en relación ambigüedad. Algunos poseen la mente
con el mundo. Esto es importante pues la peregrina, pura y simple; ellos miran al
actitud de uno hacia el mundo refleja la mundo como un mal que ha de ser sopor-
relación de uno con Cristo, para y por tado, pero están viajando hacia su hogar
quien fueron creadas todas las cosas (Juan celestial y no pueden quedarse excepto una
1:2; Apoc. 4:11; Col. 1:16), por quien son sola noche. No están para nada interesados
todas sustentadas (Heb. 1:3), y por medio en la cultura; comen su pan con dolor y lla-
de quien son reconciliadas con el Padre man a los hombres al arrepentimiento.
(Col. 1:20). Pues Dios estaba en Cristo Otros sostienen que la lujuria de la vida es
reconciliando al mundo consigo mismo (II básicamente sana; trabajan con el sudor de
Cor. 5:19) dice Pablo, y los Samaritanos le su frente, por cierto, pero disfrutan de las
reconocieron como el Salvador del mundo cosas del tiempo y de los sentidos en tanto
(Juan 4:42). Por tanto el hombre como cria- que estas no estén prohibidas por la Pala-
tura de Dios y conquistador del mundo per- bra. Ellos creen que el hombre tiene, sobre
manece por siempre entre estos dos polos: la base de la gracia común, mucho en
Dios y el universo, Cristo y el mundo. Por común con el no-creyente, incluyendo no
un lado, la ira de Dios se revela desde el nada más el sol y la lluvia sino también los
cielo contra toda impiedad de los hombres productos culturales y las bendiciones de la
(Rom. 1:18) y todo el mundo está bajo el civilización. Estos disfrutan de la hospitali-
juicio de Dios (Rom. 3:19); pero, por otro dad de la tierra y la belleza del mundo como
lado, los santos tienen la promesa de que la obra de las manos de Dios, pero también
juzgarán al mundo (I Cor. 6:2). Esto indica los logros de la cultura y de la sociedad de
algo de la ambigüedad de la situación, indi- los hombres. Aún otros toman básicamente
cando los variados usos del término la aproximación del guerrero y buscan
“mundo” en la Escritura. ganar el mundo para Cristo y vencer al
mundo a través de la fe. Para uno el humor

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

predominante es de pena y trabajo duro en tructor, Dios, declarando la gloria de su


este valle de lágrimas; para otro es uno de hacer, o es el patio de recreo de demonios,
gozo y expectación entusiasta; y para un la provincia de Satanás y el vestíbulo del
tercero es uno de absoluta determinación. infierno? ¿Debe pensar uno con respecto al
Por un lado, se tiene lástima del mundo y se mundo como un libro grande y maravilloso
le esquiva; por el otro, es disfrutado y com- en el cual todas las criaturas, grandes y
partido; y en el tercer caso este se vuelve un pequeñas, aparecen como letras revelando
lugar de conflicto y esfuerzo. El mundo las cosas invisibles de Dios, o es la hoja de
puede ser evitado, aceptado o atacado. Los hacer garabatos del Diablo cuyo propósito
hombres se consideran a sí mismos márti- es hacer caricaturas?
res, apreciadores o testigos, y obreros. Y el
hecho realmente notorio acerca de todo Para mantener un balance apropiado y
esto es que en cada caso se ofrece la Escri- también una apreciación solidaria con las
tura como prueba. Por un lado, se señala perspectivas de otros, debemos recordar
que este mundo está en el maligno (I Juan que el término “mundo” tiene varias con-
5:19); por el otro lado, que Dios ama al notaciones en la Escritura. Es aquí, si es
mundo y no envió a su Hijo al mundo para que en alguna parte, donde aparece al
condenar al mundo, sino para que el balance del Calvinismo. Pues el Calvinista,
mundo fuese salvo por él (Juan 3:16, 17). como se ha afirmado previamente, es quis-
Pero, aunque Dios ama al mundo, se les quilloso en tomar la totalidad de la verdad,
prohíbe a los creyentes amarlo (I Juan en seguir la Palabra hacia dondequiera que
2:15), y el que es un amigo del mundo es un ésta conduzca.
enemigo de Dios (Santiago 4:14). Cristo es
por quien el mundo existe (Heb. 1:3) pero La Biblia nunca presenta el estrecho
afirma que no ora por el mundo (Juan dilema de lo uno o lo otro con respecto al
17:9). El mundo es el campo receptivo para mundo, sino que requiere tanto esto como
la siembra de la palabra, pero odia al Sem- aquello. Un Cristiano es al mismo tiempo
brador, Cristo (Mat. 13:38; Juan 7:7) por- un peregrino y extranjero, y un obrero y
que testifica que sus obras sus malas. guerrero que aprecia los maravillosos dones
de Dios y los usa para la gloria de Dios. Un
Sin embargo, sería un error atroz con- seguidor de Cristo será movido con compa-
cluir en que la Biblia nos presenta una teo- sión por el mundo, pero también se apar-
logía contradictoria con respecto al mundo, tará con disgusto; amará y odiará, se
favoreciendo un punto primero y luego des- dedicará y eludirá, se consagrará y abomi-
mintiéndolo en el mismo momento. Debe nará según los requerimientos de la situa-
entenderse claramente que el mundo es ción. Por lo tanto, es imperativo que la
proyectado bajo diferentes aspectos. Pues enseñanza bíblica con respecto al “mundo”
hay una gran diferencia si uno piensa del sea examinada algo más en detalle, con el
mundo como creado y sobre el cual se hizo propósito de llegar a una claridad de con-
un pronunciamiento como bueno al amane- cepción en la materia.
cer de la historia, o si el mundo yace bajo el
juicio por causa del pecado. ¿Es el mundo el Entonces, en primer lugar, el mundo
producto del principal arquitecto y cons- es presentado en la Escritura como un

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

ornamento, moldeado por el Artista divino mundo como la creación original de Dios
en el acto de la creación para su propio que no será destruida sino que es reconci-
deleite (Col. 1:17; Apoc. 4:11; Sal. 19:8; Job liada y salvada, como lo sostiene la Biblia
38-41; etc.). Como tal el mundo es un cos- (II Cor. 5:19; I Cor. 7:13), aún cuando su
mos, una pieza sinfónica de arte, un res- forma pase, pues habrá un nuevo cielo y
plandor armonioso del divino creador, una nueva tierra en los cuales la justicia
exactamente lo opuesto del caos y la discor- morará para siempre. Este mundo es el
dancia. En relación con el tiempo se punto de interés del Hijo de Dios, dado que
designa al mundo como aeon, pues es no tiene su unidad y coherencia en él (Col.
solamente una obra de arte, sino también 1:17). Él es el Logos de la creación (Juan
historia; tiene tanto una dimensión vertical 1:2) y la Sabiduría de Dios que llega a
como una horizontal. Dios hizo este mara- expresarse en el hermoso libro de la natura-
villoso mundo para sí mismo (Prov. 16:4; leza (Prov. 8; Job 28:28). Este mundo, que
Apoc. 4:11) y es un espejo de sus perfeccio- Dios ama y Cristo salva, no es malo, sino
nes, no solo en el acto creativo sino tam- que sufre, sin embargo, los efectos del
bién en su existencia continua. Dios ama pecado, debido a su cercana conexión con
este mundo, toda su realidad oculta e invisi- el hombre, a quien Dios constituyó rey de
ble, la totalidad del universo estelar pues es la creación en el principio. Pero Cristo,
su posesión (Juan 3:16; Sal. 50:12; Sal. quien es un Redentor cósmico, ha venido
103:22). Pero a través del pecado este para librarlo de la esclavitud y corrupción
mundo perdió su armonía de manera que del pecado junto con los hijos de Dios, lo
gime y se queja de dolor (Rom. 8:22), espe- cual es llamado la restauración de todas las
rando su redención junto con los hijos de cosas (Hch. 3:21). Hasta aquel tiempo las
Dios (vss. 19-22). Pero Dios amó de tal canciones del Sabbath de la creación se
manera al mundo que envió a su Hijo (Juan hallan sub voce, pues los pecadores aún
3:16) para reconciliar todas las cosas con el estropean la tierra. Sin embargo, el profeta-
Padre (Col. 1:20) de manera que Cristo se poeta del Antiguo Testamento (todo lo con-
convirtió en la propiciación por el pecado trario del miope predicador de avivamiento
de todo el mundo (I Juan 2:2). Esta doc- metido en su concepción dualista de espí-
trina de ninguna manera niega o pone en ritu versus materia, que busca meramente
peligro la enseñanza Calvinista de la expia- salvar almas para poblar el cielo), eleva un
ción limitada y la elección soberana. Si uno Aleluya frente a la expectativa de ver la tie-
no tiene entendimiento para este sentido rra limpia de pecadores (Sal. 104:35) para
primario del término “mundo” y lo inter- quienes no hay lugar en la ciudad de Dios
preta como refiriéndose al mundo de los (Apoc. 22:14, 15).
hombres, lógicamente llega al universa-
lismo, la enseñanza de que todos los hom- ¿Cuál será la actitud del Cristiano
bres son salvos. El argumento de los hacia este “mundo,” que es la creación del
Arminianos de que Cristo murió por todos, Padre? Sería bastante impropio aplicar las
pero que solamente aquellos que eligen a palabras de advertencia del Apóstol Juan,
Dios son salvos, insulta el carácter sobe- “No améis al mundo, ni las cosas que están
rano de Dios y niega su poder para ejecutar en el mundo” (I Juan 2:15). El mundo, que
lo que ha querido. Pero debemos ver el Dios ama y Cristo salva, es en realidad el

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

objeto adecuado de amor en tanto que no miembro de una familia, el estado y la


tome el lugar de Dios y se convierta en un sociedad. Como tal está sujeto a las leyes
ídolo. Pues esto es incluso cierto de los civiles, prescripciones sociales y a la tradi-
miembros de la familia de uno – no pode- ción. Pero todas estas relaciones naturales
mos amar a padre o madre más que a en el mundo son ahora santificadas por
Cristo, pero sin embargo, hay un apropiado medio de Cristo, de manera que se casa en
nivel de amor para los hombres y para las el Señor, procrea hijos en el pacto, y trabaja
obras de Dios. No debemos ni despreciar ni con todas sus fuerzas como para el Señor.
deificar la creación, sino que debemos El nuevo hombre en Cristo busca obedecer
usarla en el servicio a Dios como uno de sus el mandamiento del Apóstol de usar el
buenos dones (I Cor. 7:22, 21). Cristo, mundo pero de no abusar de él (I Cor.
quien es nuestra cabeza, ha colocado todas 7:31), porque la forma de este mundo pasa.
las cosas a nuestra disposición, y él Esto se aplica a todos los objetos de la natu-
gobierna sobre todo para la causa de su raleza y todo lo que Dios ha hecho para el
cuerpo, la iglesia. Por lo tanto, Calvino, dominio cultural del hombre. El Cristiano
aunque enfatizó el aspecto del peregrinaje ha sido hecho libre por medio de Cristo
de nuestras vidas, siempre colocó gran para amar la ley de su Dios y es dirigido por
énfasis sobre el llamado a usar los buenos el Espíritu de Dios hacia una obediencia
dones de Dios con gratitud, evitando tanto gozosa. Rechaza la filosofía sombría de
la abstinencia como la licencia (Institución, aquellos que exclaman, “no manejes, ni
III, 19). El mundo material no es malo sino gustes, ni aún toques,” quienes están suje-
que es el taller en donde el creyente ejecuta tos a ordenanzas acordes con los manda-
el mandato cultural con todos los hombres. mientos de hombres (Col. 2:20-23). Sin
Toda criatura de Dios es buena y es santifi- embargo, es igualmente firme contra todos
cada por la Palabra y la oración (I Tim. 4:4, aquellos que confunden la libertad con la
5). Este aprecio por la creación de Dios licencia y siguen el lema Epicureano,
también debe incluir al cuerpo, pues este es “Comamos y bebamos que mañana morire-
templo del Espíritu Santo (I Cor. 6:19), y la mos” (I Cor. 15:32). Todo esto señala al
ordenanza del matrimonio, establecida en hecho importante de que no somos sola-
la creación, no ha de ser despreciada (I mente poseedores, sino solo administrado-
Tim. 4:3). Toda forma de negación ascética res de esta tierra y de sus riquezas, ¡pues de
de la naturaleza como mala en sí misma es Jehová es la tierra y su plenitud! Por tanto,
una perversión de la verdad de que Dios es la totalidad de la actividad del hombre bajo
creador del cielo y de la tierra y que Cristo el sol, no es para sí mismo, sino para el
es Señor sobre todo. La creación y la re- Señor: trabajo y juego, comer y beber, com-
creación por medio del Espíritu nunca pue- prar y vender, procrear hijos y entregarlos
den ser separadas, o presentárseles oposi- en matrimonio, edificar casas y vivir en
ción, como los aspectos inferior y superior ellas.
de la realidad. El Cristiano no es más que
hombre, sino que se convierte en una Para concluir, el mundo de Dios, el
nueva criatura en Cristo aunque aún per- universo creado, es un objeto de amor y de
manece en el mundo. También continúa gozo. Este es el lugar donde Dios quiere al
sujeto a las ordenanzas de la creación como hombre como su criatura cultural, y el

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

hombre no tiene derecho de evadir el ron al Señor de gloria (I Cor. 2:8). Este
mundo o de odiarlo, pues de ese modo nega- mundo está bajo el maligno (I Juan 5:19), y
ría su llamado y sería un rebelde. Pues Dios su sabiduría es locura para Dios (I Cor.
ha colocado aquí a su criatura para ser su 1:21), y tiene a Satanás como su príncipe
colaborador en cumplir la ley de la creación (Juan 12:31; 14:30; 16:11). Este presente
y los propósitos creativos del Maestro mundo malo (Gál. 1:4), del que Cristo ha
Artista. liberado a los suyos, odia y oprime a aque-
llos que pertenecen a Cristo (Juan 16:31; I
En segundo lugar, existe una especie Juan 3:13). Su mente está en antítesis
de uso neutro del término “mundo” cuando directa y absoluta a la de Cristo (I Cor. 2:12;
se refiere al mundo habitado sin referencia II Cor. 6:14-16; 10:5), pues tiene su afini-
a la calidad de los hombres. Cuando Lucas dad y su solidaridad con Satanás (I Juan
nos dice que el César envió un decreto por 5:19), mientras que la iglesia vive en y a
todo el mundo para ser gravados con través de Cristo, quien es su vida (Col. 3:4;
impuestos él está refiriéndose a este mundo Gál. 2:20). Este mundo está en enemistad
de los hombres (Luc. 2:1). Cuando los ene- con Dios y es carnal (Rom. 8:7, 8); para él
migos de Jesús se refirieron a la populari- la predicación de la cruz es locura (I Cor.
dad del despreciado rabino de Nazareth, 1:18). Entonces, puede ser definido como la
deploraron el hecho de que todo el mundo masa de la humanidad alienada de Dios por
se iba tras él (Juan 12:19). Cuando los hom- medio del pecado y que vive tras los deseos
bres de Tesalónica quisieron describir la de la carne. Por naturaleza todos los hom-
obra de Pablo y Silas dijeron, “Estos que bres pertenecen a este mundo, puesto que
trastornan el mundo entero también han todos están muertos en delitos y pecados y
venido acá” (Hch. 17:6). Cristo vino al son hijos de ira (Efe. 2:1, 2) hasta que Dios
mundo no para condenar al mundo (Juan en su misericordia les da vida en Cristo y
12:47), sino para precipitar una crisis (Juan les coloca en lugares celestiales (vss. 4-6).
9:39). Vino al mundo como un enviado por El mundo no entiende el juicio (Prov.
el Padre. Él a su vez envía a sus discípulos a 28:5), y los hombres malos no saben en qué
este mundo habitado por los hombres (Juan tropiezan (Prov. 4:19); su camino será tras-
17:18), para reclutar de este mundo a aque- tornado (Sal. 146:9), y los pecadores serán
llos a quienes el Padre le ha dado (Juan consumidos de la tierra (Sal. 104:35). Pablo
17:6), siendo el mundo el campo de opera- dice de los mundanos malvados que detie-
ciones (Mat. 13:38), en el que los discípulos nen con injusticia la verdad (Rom. 1:18)
deben aparecer como luz (Mat. 5:14). por tanto Dios los entregó a pasiones ver-
gonzosas (vss. 26ss.) y a una mente repro-
En tercer lugar, está la connotación bada, castigando así el pecado con pecado,
ético-espiritual en el término “mundo,” que “el fin de los cuales será perdición, cuyo
lo coloca en contra de Cristo y de su iglesia dios es el vientre, y cuya gloria es su ver-
de manera antitética. Este es el mundo que güenza; que sólo piensan en lo terrenal”
fue condenado por la predicación de Noé (Fil. 3:19). Este es el mundo en toda su
antes del diluvio (Heb. 11:7). Este mundo rebelión impía y malvada, desnuda y horri-
no conocía a Dios (I Juan 3:2; I Cor. 1:21), pilante, contra el Dios del cielo.
ni a su Hijo (Juan 1:10), sino que crucifica-

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

* * * hijos de Dios, quienes buscaban una ciudad


que tiene fundamentos en los cielos. Pues
La cuestión pertinente que debe ser los hijos de este mundo buscan su Paraíso
enfrentada en esta coyuntura es la de la restaurado aquí y ahora. Por tanto, han
actitud del creyente y uso de este “mundo” dirigido todos sus esfuerzos y usado todas
en el sentido ético-religioso que es sus energías en esta búsqueda para sojuzgar
empleado por la Escritura. Ciertamente no la tierra para regir sobre ella y para gratifi-
es un asunto fácil determinar el uso exacto carse en su bondad. Ahora, la producción
de la Escritura en esta materia, pero debie- de instrumentos musicales y el uso de ellos
ran ser claras las líneas principales bosque- no es malo, pero la cuestión simplemente es
jadas arriba. Sin embargo, algunas veces si estas cosas son usadas en el servicio a
uno de los escritores de la Sagrada Escri- Dios (note que no digo adoración, pues el
tura usará todos los tres sentidos en uno de servicio a Dios es mucho más amplio que
sus escritos y puede usar dos de ellos de los actos de adoración), es decir, si la direc-
manera intercambiable. Este es el caso de ción de la vida del usuario es piadosa o
Juan cuando cita las palabras de Jesús que impía, pues todo lo que no es de fe es
se aplican al mundo ecuménico, es decir, al pecado. Puesto que los creyentes no pueden
universo habitado, del cual Cristo llamó a salirse del mundo y son miembros de la
aquellos que el Padre le había dado (vs. 6), raza está llamada a hacer fructificar la tie-
y por quienes ora. Pero no ora por el rra, sus labores están a menudo indisoluble-
mundo en general. Sin embargo, Cristo no mente entretejidas con aquellos del mundo
ora que estos sean sacados del mundo, esto (quienes odian a Dios). Este es el caso en la
es, en su sentido ecuménico. Pero al mismo ciencia y la industria, las invenciones y la
tiempo Cristo dice que el mundo les odia, prevención de enfermedades. Tal coopera-
porque no son del mundo, como tampoco él ción no contamina al hombre más que el
es del mundo. Aquí Cristo claramente se comer la comida sin las manos lavadas,
refiere a este presente mundo malo bajo el pues del corazón mana la vida. El desarro-
dominio del Diablo, que vive en enemistad llo de la industria moderna y el progreso de
con el Padre. la ciencia moderna no son del diablo, pues
son el resultado de la energía creativa del
Este mundo es básicamente un mundo hombre ejercida sobre la naturaleza, la cual
de hombres, no de cosas. Sin embargo, los es dada por el Espíritu de Dios. Las cosas
hombres tienen ideas, producen ideologías que el hombre produce en sus esfuerzos
y crean una cultura, que puede decirse que culturales no son en sí mismas pecamino-
les pertenece. En ese sentido el mundo sas. Pertenecen a la adiaphora (las cosas
tiene un carácter y un ser como un todo. indiferentes) de las que habla Calvino, para
Lamec y sus hijos hicieron la vida más con- ser usadas a discreción como lo demande la
fortable al inventar tiendas para habitar, ocasión. Una casa o un carro, exactamente
instrumentos musicales y forjar el hierro. como un caballo o un campo, una radio o
El impulso en los hijos de Caín de hacer de un televisor, un cuchillo o un traje, pueden
este mundo su hogar con el propósito de ser usados ya sea en servicio a Dios o en
olvidar su condición desesperada siempre servicio al príncipe de este mundo. Pero el
ha sido más fuerte que el impulso de los tono de una cultural está determinado por

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

el espíritu que anima a los usuarios. Como santos del Antiguo Testamento no se con-
fue antes señalado, tenemos en común el formaron a la monogamia. De hecho esta es
impulso para el logro cultural y también los una flagrante confusión de la autoridad his-
materiales y el terreno, pero un espíritu tórica y la autoridad normativa de la Escri-
diferente anima a los hijos de la luz que a tura. Pues David cayó en los nefastos
aquellos que están en este mundo. Pues este pecados de lujuria y homicidio, por lo cual
presente mundo malo (Gál. 1:4) vive en un recibió un grave castigo del Señor de
estado de rebelión contra el Hijo, por quien manera que la sangre no se apartó de su
el Padre gobierna todas las cosas. Y usa casa. Pero aunque la Escritura reporta los
todos los logros culturales de la raza para pecados de los santos, no los aprueba. El
proclamar su independencia y para expre- reporte del pecado tiene autoridad histó-
sar su enemistad contra el ungido del rica, pero no tiene valor normativo para
Señor. nuestras vidas excepto por vía de adverten-
cia y admonición. Salomón, al menos, se
Esta enemistad llega a expresarse en convirtió en un testigo indeciso de la gracia
los patrones culturales del mundo (cf. de Dios por su idolatría, fomentada por su
Lamec, quien tomó dos esposas e inició la poligamia, y David fue un hombre con-
poligamia), a los cuales el creyente no forme al corazón del propio corazón de
puede conformarse (Rom. 12:2). Lamec Dios, no porque tomó muchas esposas, sino
desafió a Dios y a la ordenanza divina de la porque caminó humildemente con su Dios
creación de la monogamia. Él expresó su en general y debido a su celo por la casa de
desprecio por la ley de Dios en su triste- Dios.
mente célebre canción de la espada y esta-
bleció el paso para la glorificación y Pero mientras principalmente reyes y
gratificación de la lujuria, que es todavía el hombres ricos en la antigüedad fueron
material de comercio de Hollywood. De capaces de seguir el patrón mundano, en
esta forma la mente carnal es glorificada y nuestros propios días el miembro común de
el hombre, deshumanizado. Y la parte trá- iglesia está continuamente siendo some-
gica de esta degeneración de la raza es que tido a los atractivos seductores del esquema
los hijos de Dios algunas veces imitan al mundano de cosas y un estilo de vida no-
mundo en estos patrones culturales. Ellos Cristiano. Las películas de Hollywood, más
también quieren actuar de una manera las colonias de artistas en nuestros centros
irresponsable y desconsiderada con las culturales, y los grandes de esta tierra están
ordenanzas sagradas con respecto al matri- haciendo resonar con claridad su impiedad
monio y la crianza de los hijos. David y a través de todos los medios modernos de
Salomón practicaron la poligamia, por comunicación. La cultura impía está siendo
ejemplo, oscureciendo así el asunto entre diseminada a través de la televisión, la
los hijos de la luz y los hijos de las tinieblas radio, las revistas ilustradas, los libros éxi-
de manera que los profesores contemporá- tos de venta, las novelas de bolsillo que se
neos de psicología, incluso en universida- venden en las farmacias, y la fotografía por-
des Cristianas, dejan a los alumnos en un nográfica, de manera que el mundo afecta
dilema en cuanto a los requerimientos de la al pueblo de Dios desde cualquier ángulo, y
Palabra de Dios, sobre la base de que los muchos están sucumbiendo a sus sutiles

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

insinuaciones. Especialmente los jóvenes soy como tú, y mi pueblo como tu pueblo.”
son susceptibles de las seducciones del Pero él olvidó el pacto, que había sido que-
mundo a través de estos medios, dado que brantado por Acab. Le fue recordado esto a
la iglesia es débil en su aproximación al su regreso a Jerusalén, después de su mila-
problema de la cultura, y a menudo acepta groso escape de la trampa puesta para él por
de manera no crítica el patrón mundano, su astuto “amigo” (cf. II Crón. 18), cuando
debido a que no aprecia las implicaciones el profeta Jehú, hijo de Hanani, le encontró
totales de su credo para la vida en su pleni- con este anuncio de parte de Dios: “¿Al
tud. impío das ayuda, y amas a los que aborre-
cen a Jehová? Pues ha salido de la presencia
Pero, con toda seguridad, la Palabra de de Jehová ira contra ti por esto” (II Crón.
Dios no guarda silencio sobre estas cosas. 19:2). Aquí, por todas partes, se enuncia un
Aunque Dios ya no requiere el exterminio principio normativo por el profeta del
del mundo malvado como fue el caso con Señor. Esta no es una prescripción de la
los Amalecitas, los Cananitas y los profetas moralidad del Antiguo Testamento, sino un
de Jezabel, sin embargo, la antítesis perma- principio normativo duradero para la gran
nece, y el amigo de dos debe ser un enemigo batalla espiritual entre la simiente de la
del mundo no vaya a ser que se halle siendo mujer y la de la serpiente. David lo expresa
un enemigo de Dios (Santiago 4:4). Esto aún más intencionadamente cuando clama
también fue claramente revelado en su en el ardor de su amor, “¿No odio, oh
momento en el Antiguo Testamento, y no Jehová, a los que te aborrecen?” (Sal.
es contradicho por las relaciones amistosas 139:21).
de Abraham con Aner, Escol y Mamre, el
uso que hizo David de Hiram y sus habili- Aquí nos encontramos de regreso a la
dades para reunir materiales para la casa de expresión de una antítesis absoluta – amor
Dios, o el empleo que dio Salomón a dota- versus odio. El que ama a Dios no puede
dos trabajadores para hacer ciertas cosas amar al mundo, sino que debe odiarlo. La
que los Israelitas no eran capaces de hacer idea de que un hijo de Dios es animado solo
en la construcción del templo. Me refiero a por el amor es claramente antibíblica y un
la condenación de la alianza entre Josafat y invento del modernista, quien tiene un
el malvado Acab, el hombre que se había Dios de amor, pero no de santidad y justi-
dedicado a cometer iniquidad en Samaria. cia; pero nuestro Dios es un fuego consumi-
Esta alianza fue consumada por el matri- dor (Heb. 12:29). Cristo, quien vino para
monio de Joram, hijo de Josafat con Atalía, destruir las obras del maligno, hizo una
hija de la malvada Jezabel. Este hombre absoluta separación entre aquellos que esta-
posteriormente asesinó a todos sus herma- ban por él y aquellos que estaban en su con-
nos y caminó en el camino de los reyes de tra (Mat. 12:30). Él habló de sus enemigos
Israel, aunque su padre buscó al Señor Dios como una generación de víboras, quienes
de su padre David. Acab, quien era un polí- siendo malos, eran incapaces de hablar el
tico de primer rango, había abrumado a bien (Mat. 12:34), siendo hijos de su padre,
Josafat con honores, de manera que este el diablo (Juan 8:44). Pero todos aquellos
último dijo en respuesta a la invitación de que son de la verdad, dijo Cristo, escuchan
ir a la guerra con Acab contra Siria, “Yo mi voz (Juan 18:38). Hay aquí una antítesis

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

absoluta: por un lado, los hijos de Satanás, tiano una cosa aborrecible (esto es, este
un Mentiroso, por el otro lado, los hijos de mundo malvado), y el Cristiano, por su
Cristo, la Verdad. Cristo coloca su reino en parte, parecerá ser un inadaptado, un tipo
absoluta contradicción al reino de este raro, al que el mundo aborrece – el creyente
mundo, cuando dice, “Mi reino no es de es crucificado a la vista del mundo. El
este mundo.” De allí que la vida del ciuda- mundo, a pesar de sus palabras bonitas (cf.
dano del reino de los cielos difiera in toto de Ghandi y otros hombres religiosos), odia al
la del ciudadano de este mundo. Aquellos Cristo de Dios; le quieren fuera del camino
que son seguidores del Cordero deben per- y tiene para él solamente una cruz. Y aque-
manecer en proximidad física al mundo lla cruz es la ofensa y piedra de tropiezo
malo, pero tienen vida eterna, que es algo aún hoy.
totalmente diferente en esencia de la exis-
tencia presente de aquellos que no conocen ¿Pero qué del impacto positivo del
a Dios. Pues Dios, el Padre, les ha otorgado Cristiano? Cristo dijo, “Yo soy la luz del
su amor, de manera que se han convertido mundo... Yo soy el camino, la verdad y la
en hijos de Dios en el sentido especial de vida, nadie viene al Padre sino por mí,”
haber sido restaurados a su compañerismo estableciéndose de esta manera a sí mismo
y servicio. Así, son restaurados a la imagen cono la suprema autoridad religiosa.
de dios, teniendo verdadero conocimiento, ¿Debiera el Cristiano vacilar en afirmar la
santidad y justicia (Col. 3:10; Efe. 4:24) “El finalidad de Jesucristo como el único
que cree en el Hijo tiene vida eterna” (Juan camino al Padre? Están aquellos que llaman
3:36); sin embargo, debe progresivamente a esto una aproximación absolutista. Es
ser conformado a la imagen de Cristo esta intolerancia del Cristianismo la que no
(Rom. 8:29) y debe mantenerse a sí mismo es tolerada por el mundo, y es claro que
sin mancha del mundo (Santiago 1:27). De nunca fue tolerada por los registros de per-
allí la fuerte admonición del apóstol Juan: secuciones que la iglesia soportó a través de
“No améis al mundo, ni las cosas que están su larga historia. Pero alguien podría pro-
en el mundo. Si alguno ama al mundo, el testar y decir, “De lo que ahora estás
amor del Padre no está en él” (I Juan 2:15, hablando es de un asunto puramente reli-
16). El mundo vive por la mente carnal, los gioso, donde las líneas pueden trazarse cla-
deseos de los ojos y de la carne y la vanaglo- ramente, pero en la situación cultural la
ria de la vida (I Juan 2:17). Pero, dice cosa no es tan simple.” Cierto, no es simple,
Pablo, no podemos conformarnos a este no es fácil, no se llega a ella sin un estudio
patrón pecaminoso de vida, sino que más profundo y un análisis investigativo. Pero
bien debemos ser transformados por la básicamente la antítesis es tan absoluta en
renovación de la mente (Rom. 12:2). De la cultura como lo es en la esfera de la reli-
hecho, Pablo usa una figura aún más fuerte gión, pues cultura es simplemente el servi-
cuando dice que el creyente debe ser cruci- cio a Dios en nuestras vidas; es religión
ficado al mundo y el mundo a él (Gál. 6:14). exteriorizada. Aquí el gran peligro amenaza
¿Qué significa esto? Simplemente que así otra vez, el de separar nuestras conviccio-
como la cruz es un espectáculo horrible de nes religiosas de nuestra expresión cultural
una muerte llena de sufrimiento e ignomi- de religión Y este es el gran divorcio fatal
niosa, así el mundo debe ser para el Cris- del cual la iglesia ha sufrido por tanto y por

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

largo tiempo. suena tan justo darle a todo hombre una


oportunidad sobre una base igualitaria; a
La tesis es que si cuando los Cristianos, muchos les parece un verdadero signo de
individualmente y como comunidad, afir- tolerancia si uno no comienza a partir de
man el reinado de Jesucristo en el mundo un prejuicio religioso. ¿Y para qué predis-
(este presente mundo malo, alienado de poner el caso? ¿Por qué hacer enemigos
Dios el Padre), el mundo no meramente se innecesariamente? ¿Quién soy yo como
opondrá a tal confesión sino que odiará a para pensar de mí mismo como alguien que
aquellos que hacen esta confesión y les per- tiene un “rincón” en la verdad? ¡Qué orgu-
seguirá de variadas maneras. Natural- llo Farisaico insufrible es este! Y con más
mente, no estoy diciendo que una pura de tal sofismo satánico el discípulo de
perorata Cristiana inofensiva que proclame Cristo es finalmente silenciado y empujado
un programa de beneficencia social y, al a su fortaleza de la salvación del alma,
final, proclame también la salvación para dejándole el dominio total de la cultura al
todos, vaya a ser odiada. Pues ningún hom- “mundo.” Pero, cuando el creyente acepta y
bre odió jamás a su propia carne, y el vive por el concepto de neutralidad, ha
mundo reconoce a los suyos. Pero los ver- cometido traición a la causa de Cristo. La
daderos hijos de Dios, debido a que conde- Escritura no permite neutralidad con res-
naron las obras del mundo, han sido pecto a las demandas de Dios y de su Cristo.
odiados y perseguidos desde el tiempo de Pues la afirmación de neutralidad asume
Abel y Daniel hasta hoy. El odio no siem- que el tema es independiente de Dios hasta
pre se expresa en el acto abierto del asesi- el punto que puede con seguridad, con
nato, el foso de los leones, o el puño cerrado impunidad, no hacer caso de las demandas
de los Nazis y sus campos de concentra- del Señor. La Biblia no permitirá esto. Nin-
ción. Hay una forma de odio más sutil, y gún hombre tiene el derecho de ignorar a
quizá, al fin más destructiva que se expresa Dios; de hecho, Dios es la Presencia siem-
al ignorar al discípulo de Cristo. La cultura pre presente, ineludible, que ningún hom-
moderna no toma en cuenta las afirmacio- bre puede ignorar. Por tanto, el concepto de
nes Cristianas; en el mejor de los casos el neutralidad del mundo es una forma de
Cristiano recibe una mirada de lástima. negación; en efecto dice, “Dios, mantente
Esto es odio refinado, culturizado, y es dia- alejado de mi puerta; puede arreglármelas
bólico. El odio silencioso del mundo contra lo suficientemente bien por mí mismo.”
el Cristo de Dios, que llega a expresarse en Esta es la filosofía de Esaú, una persona
el concepto de neutralidad tal y como se profana. La neutralidad es profanidad, es
aplica en el campo de la educación, las impiedad, forma la mente secular, que trata
artes, las relaciones laborales, el perio- de hacer de la religión una cosa aparte de la
dismo, etc., es el más destructivo de todos y vida. ¡Pero esto es blasfemia!
el más difícil de combatir, puesto que la
oposición se encoge de hombros y afirma la Por lo tanto, el creyente en su oposi-
neutralidad como su asilo de tolerancia. Y ción al mundo, debe ver que la así llamada
muchos creyentes todavía sucumben a las “unión neutral” es un enemigo de la cruz
seducciones del enemigo, cuando este se de Cristo exactamente de la misma forma
pone el camuflaje de la neutralidad. Pues en que cualquier líder del partido Comu-

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

nista maldiga a la iglesia y a su Rey. Pues el confiese que Cristo es su Salvador? Pues las
postulado de neutralidad de la unión invo- obras de la carne deben ser exterminadas.
lucra una maldición tácita sobre el Ungido, Hay una ley en mis miembros en guerra
a quien el Padre envió al mundo y por contra la ley de mi mente (Rom. 7:23), que
quien ahora gobierna sobre todas las cosas, me trae a cautividad, de la cual Cristo debe
puesto que le ha dado al Hijo un nombre liberarme una y otra vez. La mundanalidad
que es sobre todo nombre, para que en el no es asunto de cuestiones externas sino
nombre de Jesús se doble toda rodilla, y del corazón, del cual mana la vida. Un Cris-
toda lengua confiese que Jesucristo es el tiano puede usar el uniforme de su país,
Señor, para gloria de Dios el Padre (Fil. 2:9- saludar a la bandera, comer y beber los ali-
11). Los sindicatos de nuestros días no mentos, usar las ropas y vivir en las casas
están un paso más atrás de aquellos de quie- de la cultura prevaleciente sin fijar su cora-
nes el Salmista testifica que consultaron zón en las cosas del mundo. Naturalmente,
unidos en contra del Señor y de su ungido se debe observar la admonición apostólica a
(Sal. 2). Naturalmente, nadie debiera ser lo la modestia en el vestido y a la sobriedad en
suficientemente irrealista como para pen- la totalidad de la vida. Pero debe entenderse
sar que los líderes de la industria y los gran- claramente que la prohibición contra la
des magnates poderosos de las finanzas conformidad al mundo es un asunto espiri-
estén más inclinados a sujetarse a las tual; atañe a la mente que está en nosotros,
demandas de la Palabra. Por tanto, el Cris- el pensar, amar y odiar, desear y aborrecer,
tiano tiene un llamado cultural en contra hacer y refrenar. Básicamente el Cristiano
del mundo de testificar contra su carácter debe tener cuidado con las ideologías del
impío. Está siempre el peligro de que pierda mundo. Y estas ideologías llegan a expre-
la perspectiva apropiada debido a la menta- sarse en las ropas que uno usa, la casa que
lidad de peregrino y al complejo de mártir decora y embellece, el uso o abuso de la pro-
que algunas veces obsesiona a los discípulos piedad y la actitud hacia el cuerpo y sus
de Cristo, debido al odio del mundo. Pero la apetitos. Está también la mente mundana
vida del Cristiano no es simplemente que en el asunto de la procreación y crianza de
resista algo que debe ser soportado, una los niños. La Escritura sostiene que los
carga que llevar, sino que es un llama- hijos son una herencia del Señor; y que los
miento santo. Más de esto en otro capítulo. hijos de la juventud son como saetas en
manos de un hombre fuerte; “Bienaventu-
Finalmente, es imperativo, en relación rado el hombre que llenó su aljaba de ellos;
con esto, considerar el fenómeno de la men- no será avergonzado cuando hablare con
talidad orientada al mundo. En contra de los enemigos en la puerta” (Sal. 127:4, 5).
este pecado la Escritura advierte al creyente Pero el ideal cultural de este mundo es res-
sin dejar lugar a dudas, “¡No améis al tringir el número de hijos para que puedan
mundo!” ¿Pero ven los Cristianos clara- ser mimados y disfrutados, pero para que
mente que la prohibición Juanina declarada ellos no interfieran con los placeres de los
positivamente realmente significa que uno padres, sexuales o de otro tipo. El creyente
debe odiar al mundo? ¿Y que este mundo es cría a su hijo en el temor del Señor, pero el
el viejo Adán que debe ser mortificado den- mundano vive con temor del niño y el
tro del corazón de cada santo-pecador que panel de expertos que hace del hombre la

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

medida de todas las cosas salta de un Cor. 2:16). Pues el Cristiano tiene nuevas
extremo al otro en su psicología infantil. percepciones, puesto que ha renunciado a
las obras ocultas de las tinieblas y a la sabi-
Si los creyentes están conscientes de su duría de este mundo por la locura de la cruz
herencia supra-mundana, no serán fácil- de Cristo. En el análisis final, no hay sino
mente movidos o desviados de su llamado dos patrones según los cuales uno puede
celestial en el asunto de criar a los niños, planear su vida, el de Cristo y el del mundo.
que es indudablemente el desafío cultural Puesto que el creyente está siendo progresi-
más grande al que el creador ha llamado al vamente transformado a la imagen de
portador de su imagen. Pues, en este caso, Cristo, es imperativo que su cultura refleje
no somos solamente los administradores de esta metamorfosis.
tiempo y de talento, de la naturaleza y sus
fuerzas, sino de portadores de la propia
imagen de Dios, quienes tienen un destino
eterno, cuya cultura permanecerá defi-
ciente, y, en tanto que no conozcan a Dios,
se quedará corta en alcanzar el verdadero
fin de la creación del hombre. No obstante,
muchos “Cristianos” parecen tan poco
conscientes de su herencia celestial, y se
han destetado tan poco de las cosas de la
tierra, que aceptan implícitamente el
patrón y los estándares del mundo con res-
pecto a la recreación, hacer el amor, la pro-
ducción y la apreciación de arte, la
conducta social y otra multitud de fenóme-
nos culturales. Pero una nueva criatura en
Cristo (II Cor. 5:17), quien pertenece a su
fiel Salvador por el tiempo y la eternidad
(Catecismo de Heidelberg, Resp. I), debe
tener cuidado de no correr según el mundo.
El enamoramiento con el mundo, incluso
en el vestido, los modales, los deportes, a
menudo refleja el descuido de aquellos que
no están en guarda contra el enemigo, y la
temeridad de aquellos que no reconocen la
antítesis básica entre la iglesia y el mundo,
como enemigo de Dios. La única cura posi-
tiva para la mundanalidad es la renovación
de la mente, por medio del Espíritu, en obe-
diencia a la Palabra. Este será verdadera-
mente el deseo más íntimo de todos
aquellos que tienen la mente de Cristo (I

12
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO XIV

LA CULTURA CALVINISTA
Y EL REINADO MEDIADOR DE CRISTO

La cultura recibe su significado del sig- El Cristianismo histórico, al cual se


nificado de la historia. Si la historia es un adhiere el Calvinismo, cree que Cristo per-
ciclo sin significado en el que el hombre no manece en el centro de la historia. Cristo da
trasciende las exigencias del tiempo y el significado a todo el pasado puesto que es la
espacio, entonces, también la cultura, se preparación para su venida en la carne, y
torna sin significado. Entonces, el hombre domina el futuro entero hasta el fin del
está sin esperanza en la banda sin fin lla- tiempo, su segunda venida. De hecho,
mada vida. El Cristianismo rechazó la teo- Cristo ha sido constituido Señor de la histo-
ría cíclica de la historia y la sustituyó con el ria, puesto que se le ha consignado todo
concepto lineal, con una consumación que poder, y ha recibido un nombre por encima
hace significativas todas las cosas. Pero, de todo nombre, para que en el nombre de
desde el advenimiento del Existencialismo, Jesús toda rodilla se doble, y toda lengua
la esperanza Cristiana ha perdido su poder confiese que él es Señor para gloria del
propulsor y los hombres una vez más han Padre (Mat. 28:18; Fil. 2:10, 11). Pues
sido reducidos a una vida de una sucesión Cristo es ahora el soberano de los reyes de
inacabable de eventos que no tienen un sig- la tierra (Apoc. 1:5), y como tal dirige los
nificado básico que el hombre sea capaz de destinos de las naciones, lo mismo que de
averiguar. El sin sentido de la vida se ha los individuos, hasta la venida de su reino
transformado en la nota dominante en la con poder y gran gloria. Pues el Padre ha
literatura y en la pintura moderna, lo puesto todas las cosas bajo sus pies, y lo dio
mismo que en la filosofía de los Existencia- por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,
listas. El Existencialismo acepta la visión la cual es Su cuerpo, la plenitud de aquel
mítica de la vida, la cual niega significado que lo llena todo en todo (Efe. 1:22, 23).
histórico a los hechos sino que coloca el
énfasis sobre su carácter simbólico. En la Por lo tanto, la formulación Cristo y
historia todo es dinámico y cambiante, no Cultura,2 es no solamente legítima sino la
hay verdad absoluta. Aún Dios está lle-
gando a ser.1 1. Cf. R. A. Killan, La Teología Ontológica
de Paul Tillich (Kampen, 1956), p. 96ss.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

única descripción apropiada del problema. 45:7; Isa. 9:6, 7; Lucas 1:22; Juan 18:36, 37,
Pues Cristo es el Señor de la historia, aquel etc.). Mientras que el primer Adán cayó en
en quien y a través de quien la cultura pecado y desobediencia por medio de las
humana recibe su significado. Pues él es el argucias de Satanás, Cristo como el segundo
misterio de Dios en quien están escondidos Adán cumplió toda justicia y finalizó la
todos los tesoros de la sabiduría y el conoci- obra que le había sido dada por el Padre
miento (Col. 1:20). Sin Cristo, quien es el (Mat. 3:1; 3:15; Juan 17:4). En su oficio
redentor del cosmos, la historia queda sin como Mediador, Cristo es el Reconciliador
significado, pero Cristo quien es la Verdad del mundo, el primer principio (arché) y
ha venido para dar a conocer la voluntad Logos de la historia, la Clave de la Cultura.
del Padre. Esto incumbe no solamente la Pues en él la verdad y la santidad, la majes-
redención de los elegidos de Dios, aunque tad y gloria de Dios, son manifestadas en y
tal es el corazón del asunto en lo que al des- para el mundo. Esto, según la Escritura, es
tino humano concierne, sino que el men- el fin principal de la creación, a saber,
saje de Cristo fue cósmico en alcance. Él manifestar la gloria y majestad de Dios. Y
proveyó el significado de toda cultura dado que el hombre original, Adán, cayó a
humana al señalar al desenlace en juicio, al este respecto, el segundo Adán vino para
cual se dirigen todas las cosas y en el cual el revelar al Padre, para rendir una obedien-
Padre vindicará su justicia, amor y santi- cia perfecta.
dad. Si los Existencialistas, tanto filosófica
como literariamente, han sido instrumen- Cristo es la cabeza espiritual sobre su
tos al señalar el sin sentido de la existencia pueblo, a quienes redime y santifica, para
sin Dios, le han hecho al Cristianismo un que ellos, por medio de su Espíritu le reco-
servicio negativo. Aunque no se ha dado un nozcan voluntariamente como su Señor.
verdadero diagnóstico del predicamento del Este es el reinado espiritual de Cristo el
hombre como estando alienado de Dios, y cual ejerce por reunir, gobernar, santificar
por tanto no hay ningún remedio disponi- y proteger a la iglesia, por la cual murió y
ble, no obstante el Existencialismo, hasta de la cual él es la cabeza (Efe. 1:20-22; 5:23-
cierto punto, ha sentido la desesperanza y 33). Cristo como rey es el buen pastor, cuya
desesperación de la humanidad en su ali- voz las ovejas obedecen (Juan 10; I Pedro
neación de la fuente de su ser. 2:25); su reino consiste de los miembros de
la iglesia invisible quienes escuchan la ver-
Según la Escritura, Cristo es rey no dad (Juan 18:37), de aquellos que están dis-
solo en su prerrogativa natural como el puestos a llevar cautivo todo pensamiento a
Logos eterno, co-igual con el Padre y el la obediencia a Cristo (II Cor. 10:5). El
Espíritu, sino que ha sido ungido como rey reino de nuestro Señor es más extenso que
Mediador en virtud de su obediencia y la iglesia como una organización visible,
sacrificios rendidos en el Calvario (Sal. 2:6; aunque la iglesia visible es una de las mani-
festaciones más importantes de ese reino en
2. Este es el título de dos significativos tra- el mundo. Pero, en realidad, los ciudadanos
bajos sobre el problema de la Cultura del reino de Dios son también miembros de
Cristiana, uno en Holandés por K. Schil- familias, de sociedades y naciones, y como
der, el otro en Inglés por H. Richard Nie-
buhr. Cf. la bibliografía general. tales deben mostrar su alianza al Rey. Este

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

reino es tanto presente como futuro. Aun- cos. La cultura es también una empresa
que es una realidad presente, es eterno en espiritual; es una batalla en el ámbito de la
carácter, pues su reino no tendrá fin (Isa. verdad y en la esfera de los ideales. En la
9:7; Lucas 1:33). En Su segunda venida cultura Griega el ideal humanista halló
Cristo establecerá su reino en paz y justicia expresión en el alcance total de la vida. De
en los nuevos cielos y la nueva tierra, de igual modo en el Renacimiento, un retorno
manera que su consumación será visible y a este ideal humanista produjo una nega-
gloriosa (Lucas 22:12, 30; I Cor. 6:9; 15:50; ción de la concepción Cristiana de la mora-
II Tim. 4:18; II Pedro 1:11). lidad y de la ley y exaltó una vez más la
gloria del cuerpo, el amor por esta vida, y la
Cristo como rey es tanto Salvador gratificación de la carne. Pero en su misma
como Señor; él restaura a los hombres al raíz el Calvinismo sostiene que los hombres
servicio a Dios y les demanda su alianza están aquí para la gloria de Dios. Si la forta-
total. Como profeta proclamó la verdad de leza de la concepción Griega yace en su uni-
Dios, pero como rey sana la espantosa dad y en su aplicación consistente, ¡cuánto
herida del pecado, pues él es el verdadero más debe el Calvinismo, con su ideal más
obrador de milagros. Por su poder no solo el alto, producir una cosmovisión unificada y
alma y el cuerpo del hombre son sanados, una cultura definitivamente comprometida
salvados y restaurados, sino que también el con el servicio a su rey celestial!
universo entero un día será restaurado
como un hábitat apto para la humanidad Ahora, debiera ser claramente evi-
redimida. Este es el verdadero significado dente que la “tarea de la cultura Cristiana
del milagro en la Escritura. Es una demos- es buscar la gloria de Dios en patrones de
tración del poder de Dios para liberar al vida que estén en armonía con Su voluntad
hombre del poder de la maldad y del revelada.”3 Esto es enseñado claramente
pecado, tanto física como cósmicamente. Y por Pablo cuando advierte a los creyentes a
un día este reino corresponderá con el cua- no conformarse a este mundo (Rom. 12:2).
dro profético, “No harán mal ni dañarán en La palabra Griega usada por Pablo es
todo mi santo monte; porque la tierra será schema, que significa patrón, diseño,
llena del conocimiento de Jehová, como las esquema. Los Cristianos no han de
aguas cubren el mar” (Isa. 11:9). esquematizar sus vidas según los patrones
culturales de este mundo. Su
Puesto que Cristo restaura a los hom- entendimiento de las relaciones sexuales no
bres a la verdad, él espera que sus súbditos puede seguir el patrón establecido por
sean testigos y contendores por la verdad. Hollywood, su concepción y labores para
Esto no es asunto de predicar el Evangelio hacer dinero no pueden estar
solo para abrir los ojos de los hombres para esquematizadas según el brutal
que se vuelvan de las tinieblas a la luz, y del individualismo de un Capitalismo falto de
poder de Satanás a Dios (Hch. 26:18), sino escrúpulos. Y este patrón no yace tanto en
que esto es asunto de batalla cultural. Pues el material que se usa o en el corte de
la cultura no es meramente material, algo
que tiene que ver con la naturaleza, las 3. Edmund P. Clowney, “Transmitiendo la
Cultura Cristiana,” en El Hogar Cristiano
máquinas, las herramientas y los logros físi- y la Escuela Cristiana, Nov., 1952, p. 18.

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

cabello de uno o en el traje sino en lo


espiritual. Dios, el Señor, quien le ha Y hablando de bodas, aquí especial-
consignado toda autoridad al Hijo, por mente es visible la falta de una cultura Cris-
medio de quien gobierna todas las cosas, ha tiana. Las trilladas bromas de circo que se
dado dirección para nuestra vida en lo que dicen, para la edificación e hilarante res-
respecta al amor y a nuestra vida puesta de los invitados, sugieren una barata
económica, y para los aspectos jurídicos, zarzuela cómica. Y las canciones de bodas
sociales, biológicos y físicos de la existencia cantadas por los solistas dan la impresión
de cada día. Cristo, el legislador de Sión, de que uno está en el mundo, pues la cul-
señala la rigurosidad del séptimo tura del Renacimiento con su ideal del das
mandamiento, sin hacer excepciones a la Eebig Weibliche es dominante. Una de las
ley divina del matrimonio monógamo el canciones de boda favoritas es la traducción
cual es para vida, excepto en el caso de Inglesa de Ich Liebe Dich, en la que el
adulterio. La vida amorosa entre un amante promete su amor por el tiempo y la
hombre y una mujer es una actividad eternidad – “Te amo, por el tiempo y la
sagrada, porque involucra a la imagen de eternidad.” Pero, inmediatamente después,
Dios y las leyes de Dios, pero Hollywood el ministro lee la forma en la que se pre-
desprecia la ley de Dios y menosprecia la senta la doctrina escritural del matrimonio
imagen sagrada al envilecer la vida amorosa y la pareja se promete amarse el uno al otro
por ganancia económica. ¿Puede uno “hasta que la muerte nos separe.” Pues en
alguna vez jugar a que ama en una cultura la visión Cristiana de la vida, el amor
Calvinista? ¿No es la así llamada ley del humano es para esta vida; pero en la eterni-
arte, que el hombre puede reproducir dad Dios será todo en todo, y la bendita
cualquier cosa de la vida en la literatura, el unión con Cristo, quien es la luz de la
drama, la pintura, etc., contraria a la ley de nueva Jerusalén, no tolerará alguna biga-
Dios con respecto al matrimonio? ¿Y qué mia en el alma – habiendo sido este cuerpo
del tercer mandamiento? Una vez más aquí presente transformado y siendo nuestra
el dictado del arte es que si es necesario existencia como la de los ángeles, en la que
reproducir un personaje blasfemo, puesto no hay matrimonio. Cuán similar a los
que la vida real produce tales personajes, Saduceos, que erraban grandemente, quie-
podemos con impunidad jurar y tomar el nes no conocían ni las Escrituras ni el
nombre de Dios en vano sobre el escenario poder de Dios (Mat. 22:29).
o al escribir una novela, puesto que es una
exigencia del arte. Y de esta forma uno Ahora, si el reinado de Cristo es real
podría continuar. También el sagrado para el creyente, y si es verdad que el Cris-
servicio de adoración es representado tiano participa en la unción de Cristo de
teatralmente, se pronuncia la bendición de manera que él como rey batalla contra el
Dios para efectos artísticos, y la diablo y todas sus huestes en este mundo
ridiculización de las bodas es bastante (P. 32, Cat. Heid.), debe haber alguna evi-
común incluso entre los piadosos. Mi punto dencia clara de que esta batalla está suce-
simplemente es, de si esto no es contrario al diendo. Restringir esta batalla al área del
interdicto apostólico de no conformarnos a alma, al conflicto interno contra las artima-
los patrones de este mundo. ñas del diablo, y a la mortificación del viejo

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

hombre, es una noción injustificada. Y ade- excelencia, América pronto perderá su


más, afirmar que este conflicto entre los dos lugar dominante en el mundo. Esta es la era
reinos llega a expresarse plenamente en el de la “vagancia” en la que el trabajo es solo
testimonio individual que Cristo demanda medio hecho y todos buscan más tiempo
de aquellos que sean sus discípulos es una libre. Como resultado las tasas de salario
conclusión ilegítima. En la gran batalla monetario se han incrementado “casi dos
espiritual las fuerzas de las tinieblas están veces más rápido que la productividad.”4
organizadas contra el Señor y su ungido. LIFE más adelante cita a Daniel Bell de la
Cualquier organización que afirme ser neu- revista Fortuna, quien halla que los
tral, como lo hacen las escuelas públicas y trabajadores Americanos hoy están
algunos sindicatos, están por la misma obsesionados por un deseo de evadir el
razón negando las demandas de Cristo de trabajo, y sugiere que aunque los motivos
señorío absoluto sobre todas las cosas. Puritanos y Calvinistas para el trabajo duro
Como tales están sirviendo a la causa del han disminuido, el sentido común puede
anticristo. Negar esto es o ceguera delibe- suplir razones casi tan fuertes (Op. cit.).
rada o lamentable ignorancia de las estrata- ¡Pero este es precisamente el punto en
gemas del diablo y de las afirmaciones de discusión! Es el argumento de este libro que
Cristo. la apostasía religiosa y la decadencia de la
energía espiritual resultará en decadencia y
Puede ser bastante cierto que uno no desmoralización cultural. Y la búsqueda de
puede distinguir la diferencia entre un la excelencia, que está siendo propuesta
carro o una casa construida por un obrero como una meta complementaria a la
no-Cristiano y una producida por los confe- búsqueda de la felicidad por el Reporte
sores de Cristo, aunque ciertamente este es Rockefeller sobre Educación, y que es
un asunto debatible si uno lo considera cordialmente secundada por el editor de
idealmente; pero la cultura total de un pue- LIFE, es una parodia más bien que un
blo no está determinada por el número de sustituto del temor del Señor, el cual
carros que construyen, sino por la motiva- conmovió a nuestros Puritanos y
ción espiritual y los ideales que gobiernan Peregrinos Calvinistas.
las vidas de los constructores y usuarios de
vehículos. Está claro que un sindicato labo- Si Cristo verdaderamente es rey,
ral no-Cristiano es totalmente humanista entonces sus súbditos deben afirmarle
en sus metas e ideales, siendo su propósito como su Señor, y reconocer aquel reinado,
simplemente mejorar las condiciones de no solo en la iglesia y un día a la semana en
trabajo para los hombres, pero, más que su vida de devoción y en sus actos de adora-
nada, obtener todo lo que se pueda y dar ción, sino en el campo de las relaciones de
tan poco como sea posible. Tal es la menta- trabajo y en el trabajo de cada día. Por
lidad de los líderes de los sindicatos impíos, supuesto, esto no significa que un Cristiano
que han proliferado a tal extremo y canti- no pueda trabajar para un no-Cristiano,
dad que el editor de la revista LIFE, Luce, como Pablo claramente enseña, pues si no,
advierte a sus compañeros Americanos que
a menos que tengan un cambio de mentali-
4. “La Edad de la Vagancia o de la Abun-
dad y busquen producir por causa de la dancia,” LIFE, Julio, 1958, p. 24.

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

dice él, tendrías que salirte de este mundo nuestro tiempo. Y por esto no quiero decir
(I Cor. 5:10). Pero trabajar para no-creyen- nada más la violencia y la profanación del
tes y con no-creyentes es algo bastante dife- Sabbath, sino la base de operación que
rente de hacerse socios voluntariamente de niega al Cristo de Dios y sus demandas al
una organización que ignora las afirmacio- servicio y amor de la humanidad.
nes de Cristo y establece ideales totalmente
humanistas y humanitarios. Esto coloca al En contra de esta interpretación se ha
Cristiano en una desventaja distintiva, y su alegado que uno no puede simplemente
testimonio para Cristo es debilitado por el citar literalmente la Escritura como si aque-
hecho de que es contado con los enemigos llo fuese el fin del asunto. Se afirma que
de la cruz de Cristo. En el Antiguo Testa- esta es una aproximación totalmente sim-
mento Dios advirtió en contra de esto plista. Y con el “Dooddoener” (golpe mortal)
cuando envió al profeta Jehú a Josafat de que esto es biblicismo y fundamenta-
diciendo, “Al impío das ayuda, y amas a los lismo, la oposición de libra de una seria
que aborrecen a Jehová?” (II Crón. 19:2). consideración de las demandas de Cristo.
Pero Pablo da un precepto más específico Pero si uno no puede citar a Pablo de esta
cuando manda, en el nombre del Rey manera, cuando el texto en cuestión está
ascendido, “No os unáis en yugo desigual totalmente en línea con la analogia Scriptu-
con los incrédulos; porque ¿qué compañe- rae (la enseñanza total de la Palabra de
rismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y Dios), entonces ¿de qué utilidad es la Pala-
qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y bra como lumbrera al camino de uno y
qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué como lámpara a nuestros pies? ¿Y qué del
parte el creyente con el incrédulo?” (II Cor. uso que nuestro Señor mismo hizo de las
6:14, 15). El Dr. Warfield, aquel eminente Escrituras cuando ahuyentó a Satanás con
teólogo y agudo apologista de la fe, inter- sus tres veces repetido, “Escrito está”? Es
preta esto como queriendo decir que no de temerse que este temor al Fundamenta-
podemos aceptar el yugo del no-creyente en lismo va a afincarse en las Iglesias Refor-
el sentido de estar unidos como con arneses madas en el campo Liberal donde es tabú
a la misma filosofía impía. Pero no significa leer la Biblia y hacer una aplicación literal.
que si el no-creyente opera bajo nuestras Sin embargo, es un fenómeno extraño que,
presuposiciones y no pone objeción a nues- en tanto que los liberales quieren usar la
tra interpretación de la realidad en la que se Biblia para sus sistemas éticos y sus ideales
realiza el trabajo ordinario (proyectos cul- humanitarios, no puedan escaparse de leer
turales y cualquiera de las labores ordina- las palabras de Jesús literalmente.
rias del hombre bajo el sol), un Cristiano no
pueda trabajar con o vivir con los hombres Una vez más, se dice que la idea del
del mundo.5 Es simplemente un asunto de reinado de Cristo, tal y como es confesado
no tener compañerismo con las obras por los Calvinistas, de que requiere una
infructuosas de las tinieblas en las que organización en el campo laboral, es una
están involucrados los sindicatos impíos de importación de los Países Bajos, y se pre-
sume que es una planta indígena que no
crecerá en ninguna otra parte. Sin embargo,
5. B. B. Warfield, Fe y Vida (Londres,
1916), pp. 243-58. esto es asumir la verdad del punto antes de

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

la discusión. El argumento, en realidad, es Cristo rehusó ser un repartidor de tierras,


que debido a un desarrollo histórico es posi- sostienen que él era o anti-cultural o
ble en los Países Bajos tener partidos políti- culturalmente neutral. Sin embargo,
cos y sindicatos que expresan ideologías nuestro Señor proclamó una cura para los
basadas en principios Cristianos, pero dado males de una cultura materialista cuando
que el desarrollo histórico de América ha afirmó que la vida de un hombre no
sido diferente, excluyendo tales coloridos consiste de la abundancia de las cosas que
religiosos de los asuntos laborales y políti- posee (Luc. 12:15). Tampoco el énfasis de
cos, no podemos ahora introducirlos sin Cristo en el reino de los cielos, que requiere
crear disonancia en nuestra cultura nacio- amor a Dios y al prójimo, abstrae a la
nal. Ahora, ¡este es exactamente el punto religión de la ética y de la vida social del
en discusión! La introducción de principios hombre. Más bien él estableció el único
Cristianos en el cuadro laboral producirá fundamento duradero para una comunidad
discordia y probablemente causará una cri- verdaderamente humana, una en la que el
sis porque no hay verdadera neutralidad hombre es restaurado al servicio a Dios
con respecto al Cristo de Dios. Los así lla- según la ordenanza cultural de la creación.
mados sindicatos neutrales están en contra
de los principios bíblicos de verdad y justi- En este punto es instructivo e intere-
cia. La misma idea de que ninguna conside- sante consultar a T. S. Eliot, quien al
ración religiosa es permisible en el menos le ha dado a este problema el benefi-
establecimiento de un sindicato laboral o en cio de algunos pensamientos penetrantes
la afiliación a tal organización es del anti- para determinar los verdaderos motivos y
Cristo. La renuncia a cualquier otra alianza sentimientos de uno. Para él la diferencia
para ser fiel a los votos hechos a los demás entre una sociedad pagana y una neutral es
miembros de la organización también de menor importancia,7 pero advierte que
señala a un compromiso religioso básico, lo la concepción pagana de la vida está
cual niega las afirmaciones de Cristo. Pero ganando rápidamente predominancia. Este
esta es exactamente la predicción del Espí- es uno de los resultados del liberalismo
ritu, hablando a través de Simeón, que el religioso, que trata de alejarse de la religión
Redentor-Renovador de la cultura sería y trata de establecer una cultura sin su
una señal que sería contradicha (Luc. fundamento apropiado, contribuyendo así
2:34). Y este repudio no viene meramente al desarraigo de la civilización Occidental.
desde el lado de los eruditos Judíos moder- “La noción liberal de que la religión era un
nos, quienes tratan de justificar el crimen asunto de creencia privada y de conducta
de sus antepasados al crucificar al Señor de en la vida privada, y de que no hay razón
gloria sobre la base de que él era una ame- por la cual los Cristianos no sean capaces
naza a la cultura Judía.6 Hay muchos entre de acomodarse ellos mismos a cualquier
los miembros nominales de la iglesia en mundo que les trate bien de manera
nuestro día quienes, basándose en que natural, se está volviendo menos y menos
sostenible.” (Op. cit., pp. 19, 20). Eliot
6. H. R. Niebuhr, Cristo y Cultura (New
York, 1951), p. 2, donde el autor cita la
obra de Joseph Klausner, Jesús de Naza- 7. La Idea de una Sociedad Cristiana (New
reth, a este efecto. York, 1940), pp. 4, 5.

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

procede a señalar que un Cristiano que hombre recibe la gracia de Dios por la
ignora el problema de llevar una vida humildad, la caridad y la pureza. Y hay
Cristiana en una sociedad no-Cristiana está muchos otros aspectos de su pensamiento
siendo progresivamente des-Cristianizado que este escritor no aprobaría, pues Eliot
por toda clase de presiones inconscientes aún permanece en la tradición liberal con
que operan sobre él a través de los medios respecto a la importancia de la doctrina y el
masivos de comunicación de la cultura. asunto de suscribirse a la fe ortodoxa.8 Pero
Pero Eliot no está satisfecho con sobre la cuestión formal de la necesidad de
permanecer a la defensiva; él establecería una cultura Cristiana para que la fe
una sociedad Cristiana en la que el ethos Cristiana pueda sobrevivir y para que la
general del pueblo esté guiado por civilización pueda sobrevivir uno no puede
categorías Cristianas. “Debemos abandonar tener riña con él.
la noción de que el Cristiano debería estar
contento con la libertad de cultura... No El confesar a Cristo como Salvador del
importa cuán intolerante pueda sonar el pecado, pero negar su relevancia y poder en
anuncio, el Cristiano no puede estar el ámbito de la cultura, es una negación de
satisfecho con nada menos que una su reinado sobre el creyente y sobre el
organización Cristiana de la sociedad... lo mundo. Pues en Cristo como el Dios-hom-
cual no es la misma cosa que una sociedad bre, el milagro del hombre íntegramente
que consista exclusivamente de Cristianos sensato e ideal aparece en la historia de la
devotos” (Op. cit., p. 33). En tal sociedad la humanidad. Y la promesa del Evangelio es
sociedad debe estar dirigida por una que Cristo restaura a aquellos que partici-
filosofía Cristiana de la vida y la pan de su unción, de manera que una vez
democracia debe ser transformada por un más ellos se convierten en un reino de
contenido religioso. No es el entusiasmo sacerdotes para su Dios. Así Cristo salva a
sino el dogma lo que distingue al la creación al restaurar inicialmente al
Cristianismo del paganismo. Según Eliot, la agente cultural para una nueva obediencia.
iglesia no puede mantenerse evangelizando Pues el hombre es la corona de la creación,
al mundo sin cambiar su cultura. Es la un poco menor que Dios, teniendo dominio
responsabilidad de la iglesia el “batallar por sobre todas las obras de Dios (Sal. 8). Y
una condición de la sociedad que de a los como tal Cristo es el transformador de la
otros el máximo de oportunidades para cultura, como Schilder sostiene, pues él está
volverse Cristianos” (Op. cit., p. 97). creando aquí y ahora, en este presente
mundo malo un reino de verdad. Ésta es
Aquí lo tenemos en resumidas cuentas. aquella civitas Dei, de la que Agustín escri-
Eliot, quien tiene la larga tradición de la bió. Por esto Calvino dio su medida plena
Iglesia de Inglaterra y su credo Calvinista, de devoción al transformar Ginebra de un
está pensando siguiendo las mismas líneas pozo de inmoralidad en un modelo de vida
de los Calvinistas Holandeses quienes bus- Cristiana, según testigos contemporáneos.
caron establecer las doctrinas de la Escri- Pues si el hombre, el productor de la cul-
tura como fueron interpretadas por Calvino
y Agustín. Sin embargo, Eliot coloca el 8. Cf. J. Gresham Machen, Cristianismo y
Liberalismo (Grand Rapids, 1946), Capí-
carro delante del caballo cuando dice que el tulo Uno.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

tura, es un profeta, sacerdote y rey restau- y regenerativo del Hijo de Dios a través del
rado, entonces su cultura debe por Espíritu.
necesidad ser renovada. Pues esta es la
nueva obediencia a la cual Cristo llama a Además, confesamos que Cristo es rey
sus seguidores puesto que están en el de los gobernadores de la tierra en su capa-
mundo, aunque no son del mundo. Los cre- cidad de Mediador. Él ahora tiene todo el
yentes, como criaturas restauradas, son lla- poder en sus manos, y dirige los destinos de
mados junto con el resto de la humanidad a las naciones, y es aquel a través de quien el
ocuparse en la actividad cultural, en la que Padre gobierna todas las cosas. En otras
presentan todo su ser como un sacrificio palabras, el unigénito del Padre está ahora,
vivo para Dios (Rom. 12:2). Por otro lado, a hasta el final del tiempo y como recom-
la iglesia como iglesia le es dado el mandato pensa por su obediencia, ejerciendo la pre-
misionero; tal es su llamado como institu- rrogativa divina de dirigir los asuntos de
ción organizada reconociendo el reinado de Dios, puesto que toda autoridad le ha sido
Cristo. dada en los cielos y en la tierra. Este poder
ejercido promoviendo el crecimiento, puri-
Así pues, los Calvinistas bajo el rei- ficación y perfeccionamiento final de la
nado de Cristo poseen de manera confesio- iglesia, la cual ha comprado con su propia
nal una visión global de la cultura como sangre (Hch. 20:28). Él regirá sobre las
una tarea que lo abarca todo para traer naciones con vara de hierro (Sal. 2:9) y
todas las cosas a la obediencia de Cristo, puede humillar a aquellos que andan con
puesto que Él ha dado la seguridad, “Todas soberbia (Dan. 4:37). Él ejecutará venganza
las cosas son vuestras, y vosotros sois de sobre aquellos que no conocen a Dios y que
Cristo y Cristo, de Dios” (I Cor. 3:22). Por no obedecen al Evangelio de nuestro Señor
tanto, Schilder está en lo correcto al soste- Jesús, “los cuales sufrirán pena de eterna
ner que el creyente no debe abordar el pro- perdición, excluidos de la presencia del
blema de la cultura sobre la base de que Señor y de la gloria de su poder, cuando
todavía tenemos mucho bien en común en venga en aquel día para ser glorificado en
el mundo a pesar del pecado más bien que sus santos y ser admirado en todos los que
desde la perspectiva de que Cristo como rey creyeron” (II Tes. 1:8, 9).
nos restaura a nuestra herencia original
como criaturas culturales. Sin embargo, Este reinado fue prometido como una
debido al pecado, la humanidad se halla recompensa por la obra de Cristo en este
ahora en una situación antitética en la que mundo y fue otorgado en la ascensión,
la unidad de la raza humana ha sido des- cuando Cristo fue exaltado a la mano dere-
truida. Y no debiese abusarse de la confe- cha de Dios. Pero llegará a su fin cuando el
sión de que Dios tiene una actitud de favor poder del diablo y sus obras hayan sido des-
hacia todos los hombres, de manera que él truidas y la autoridad sea retornada al
restringe el pecado y les da, como criaturas Padre, para que Dios sea todo en todos (I
culturales, la habilidad para hacer bien Cor. 15:24-28).
tanto moral como civil. Pues entonces los
reclutas de Cristo pierden de vista la antíte- Ahora, este reinado sobre el mundo de
sis cultural creada por el poder restaurador los hombres y el mundo en general es tam-

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

bién de la más grande importancia indirec- hecho que Cristo por su poder gobierna
tamente para la cultura. Pues sobre la base sobre los reyes de la tierra e hizo así posible
de su absoluta autoridad sobre todo el el avance de la iglesia Cristiana – estas
mundo Cristo manda a su iglesia a hacer cosas juntas dan razón de la civilización
discípulos de todas las naciones (Mat. Cristiana de Occidente.
28:18). Sin embargo, una vez que un discí-
pulo es hecho un Cristiano, su cultura debe Aparentemente aquel reinado ha sido
desarrollarse sobre la base de la nueva eva- eclipsado, y los hombres se han estado pre-
luación de la vida y del mundo. Esto recibe guntando, “¿Qué está haciendo Dios en la
una clara prueba histórica del poder del tierra en estos días?” Sin embargo, la crisis
Evangelio en los primeros siglos de la era en la civilización Occidental que resultó de
Cristiana y en la dominante cultura Cris- la renuncia al Cristianismo en el Renaci-
tiana en Europa Occidental durante la miento, el Iluminismo, y la Revolución
Edad Media. O puede uno señalar al resur- (1789), trajo la cosecha de un colectivismo
gimiento de la cultura Cristiana debido a la inhumano, anárquico y despersonalizado.
Reforma Protestante, especialmente como Esto está ahora conduciendo a la humani-
ésta llegó a expresarse en los países donde dad y moldeando la historia para el desen-
el Calvinismo llegó a ser dominante.9 Pues lace final cuando el rey destruirá a los
en la fe Cristiana el servicio a Dios se volvió adversarios con el aliento de su boca (II
el tono dominante de la cultura y el servicio Tes. 2:8). Pues la predicación del Evangelio
al hombre en el ideal subsidiario. Emil no producirá el reino de paz y justicia de
Brunner, en su Prefacio a sus Conferencias manera imperceptible y gradual, sino por el
Gifford, declara como su convicción, “que contrario, la apostasía de los últimos tiem-
solamente el Cristianismo es capaz de pro- pos será grande, y Cristo introducirá su
veer la base de una civilización que pueda reino de gloria con eventos catastróficos de
ser descrita debidamente como humana.”10 proporciones cósmicas (Mat. 24:6-12, 21,
El fundamento para esta fe es la convicción 22; Luc. 18:8; 21:25-28; II Tim. 3:1-13;
Cristiana de que el hombre fue creado a Apoc. 13; Heb. 12:26, 27; II Ped. 3:10-13).
imagen de Dios, y como tal, tenía un
destino eterno. Esta alta consideración del Ahora, la gloria de la vida Cristiana es
hombre produjo lo que puede llamarse la que el reinado de Cristo es confesado y sus
civilización Cristiana de Occidente. En ella preceptos son obedecidos voluntariamente
están envueltos ambos aspectos del reinado por aquellos que han sido restaurados para
de Cristo. El hecho de que sus seguidores con el Padre. Y, en todo el esfuerzo cultural
salieron, como se les dirigió, y predicaron el de los reclutas de Cristo, se halla este reco-
Evangelio por todo el mundo en lo que este nocido propósito de insistir en que todas las
era accesible a los emisarios de la cruz, y el cosas estén al servicio del Rey – buscar pri-
mero su reino y su justicia. El Cristiano que
9. Capítulos sobre Agustín, Calvino, Kuy- está en el mundo, sin embargo, no es de
per o cualquier tratamiento histórico este mundo. Por lo tanto, no puede tener
sobre el Calvinismo tales como los de compañerismo con las obras infructuosas
Dakin, McNeill, Praamsma. de las tinieblas, la lujuria de la carne y de
10. Cristianismo y Civilización (New York,
1948), p. V. los ojos, la vanagloria de la vida tal y como

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

se expresa en la literatura carnal, las pelícu-


las libertinas, la fotografía pornográfica, las
canciones y los espectáculos lujuriosos, los
dramas blasfemos y la filosofía vana de la
época. Además, el reinado de Cristo milita
en contra de males tales como el divorcio, el
anti-escritural control natal y la insemina-
ción artificial, que tienden a destruir la ins-
titución de la familia, que Cristo vino a
restaurar a su plenitud en el plan de Dios.
Y en las relaciones sociales de la vida tam-
bién el reino es reconocido de manera que
la lucha de clases del comunismo y el colec-
tivismo que atenta contra la condición de
ser persona en el socialismo, son vistos
como una destrucción del hombre como
criatura de Dios en la sociedad. Pero el
Cristiano se da cuenta que no puede hacer
perfecto al mundo aquí y ahora. Él no está
cegado por el utopismo, sino que busca
hacer que todas las cosas estén sujetas al
reinado de Cristo, dándose cuenta muy
bien que el reino de paz y justicia no puede
ser establecido en este mundo de pecado. El
Cristiano no espera edificar un mundo per-
fecto por medio de su cultura; no es un
optimista cultural, sino un realista viviendo
en el mundo por fe. Esto le guarda del pesi-
mismo puesto que está anticipando el día
glorioso cuando la criatura será liberada de
la esclavitud de esta corrupción, cuando
todas las cosas serán renovadas y el taber-
náculo de Dios estará entre los hombres.
Por tanto permanece leal y constante, en
tanto que sabe que su obra en el Señor no
es en vano (I Cor. 15:58). Esta fe gloriosa se
basa en la confesión del reinado de Cristo,
¡a quien el Padre ha dado todo poder en los
cielos y en la tierra!

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO XV

LA CULTURA CALVINISTA
Y EL LLAMADO CRISTIANO

Hay un antiguo proverbio Holandés a que el hombre como trabajador es la fuente


este respecto de que el trabajo es para los real de riqueza, y por teoría económica de
estúpidos (Het werk is voor de dommen), el la historia, según la cual el ocio de los pocos
cual valora al trabajo como un mal necesa- es visto como la explotación de los muchos.
rio. Esta era ciertamente la opinión de los La creatividad cultural era un lujo parasita-
Griegos en el período clásico. Ellos conside- rio a expensas del espantoso trabajo pesado
raban al trabajo degradante y apropiado y monótono del hombre de la masa. El
solo para los esclavos. Sostenían que un resultado práctico en América es que el
hombre libre debía llevar una existencia lechero es más importante que el maestro
espiritual la cual es creativa, sin la necesi- de escuela y un colector de basura de Chi-
dad del trabajo para la preservación de la cago recibe una remuneración más alta que
vida física. Agustín, como hemos visto, no la mayoría de profesores universitarios. Sin
se libró de este pensamiento pagano, y en la embargo, aunque la jerarquía comunista de
Edad Media fue perpetuado en la estructura valores el obrero es el portador del ideal de
de clases feudal de la sociedad, en la que la la civilización, el pensamiento básico de
actividad espiritual del clero forma la cum- que los valores económicos son los más
bre de la honra social. La dualidad de mate- altos en el mundo no es realmente una
ria y espíritu es así transportada a la cultura invención de Marx, sino el resultado de la
Occidental de manera que el trabajo secularización que siguió al Renacimiento,
manual es considerado “inferior,” mientras y ocurre simultáneamente con el Natura-
que la actividad cultural creativa es consi- lismo. Pues si no hubiera mayor meta que
derada “superior.” comer y beber y ser feliz, si el hombre es
básicamente un gusano de tierra o un ani-
Sin embargo, el advenimiento de la mal superior que meramente retorna al
revolución industrial y del capitalismo ha polvo, ¿por qué no habría de volverse la
producido la organización económica de la cuestión de la comida y la bebida y la como-
sociedad con su énfasis en la producción. didad animal en la obsesión de la mente del
Esto fue estimulado por el mito Marxista de hombre? Si el dinero gobierna al mundo

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

porque compra lo que el hombre quiere solamente el sacerdote quien tenía un lla-
para “disfrutar” en esta vida, entonces cier- mado santo sino que todo hombre se
tamente deberíamos darle algo de honor a hallaba ante la presencia de Dios (Institu-
Marx, quien opinaba que los muchos ción, III, 10, 6). Pues todo hombre en Cristo
debían de poseer los medios de producción es un profeta, sacerdote y rey restaurado,
y por esa razón tener una proporción de los un agente de Dios en el mundo. Y puesto
frutos de la producción. que Dios hizo al hombre un alma viviente,
tanto su cuerpo como su espíritu expresan
Sobre esta base se halla una razón la imagen divina; de allí que la labor de sus
materialista para la necesidad de trabajar, a manos, el trabajo de su cuerpo, incluso las
saber, para comer. El hombre no come para funciones del cuerpo, no son pecaminosas o
vivir, sino que vive para comer y consumir, malas. Pues Pablo llama a los hombres a
y trabaja para cumplir sus deseos en el presentar sus cuerpos en sacrificio vivo
ámbito de los apetitos animales y de los para Dios, que es su servicio racional (Rom.
deseos de la carne. Mientras que la filosofía 12:1). Esto no es un desprecio ascético por
Griega llamaba al cuerpo la prisión del el cuerpo o la función económica de la labor
alma, y el trabajo manual era considerado física, sino más bien un reconocimiento del
degradante, solo digno de esclavos, la valor espiritual del hombre total. Por tanto,
moderna perspectiva secularista adora al toda persona tiene un llamado y ninguno es
cuerpo y está dispuesto a que el hombre se inferior o infame. Pues, “Cada uno, pues,
convierta en un esclavo económico para debe atenerse a su manera de vivir, como si
tener seguridad para el cuerpo y sus necesi- fuera una estancia en la que el Señor lo ha
dades. En la Edad Media hubo un falso colocado, para que no ande vagando de un
idealismo místico que sobre enfatizó lo lado para otro sin propósito para su vida...
espiritual a expensas del cuerpo y de la vida Baste con entender que la vocación a la que
natural del hombre. La iglesia recomendaba el Señor nos ha llamado es como un princi-
el modo de vida ascético como un medio pio y fundamento para gobernarnos bien en
para obtener el ideal de una cultura espiri- todas las cosas, y que quien no se someta a
tual superior, pero solo tuvo éxito al dividir ella jamás atinará con el recto camino para
la vida en lo sagrado y lo secular, lo santo y cumplir con su deber como debe” (Ibid.).
lo profano. En consecuencia, no se enseñó Bajo esta concepción el trabajo del ama de
un verdadero entendimiento del llamado en llaves, sacudir el piso o sacar la leche de su
el sentido bíblico. La vida del hombre cántaro (cf. Melkmeisje de Vermeer), no es
común era un abatido círculo de trabajo inferior al del artista; y el trabajo del zapa-
duro y monótono aliviado solo por los días tero es tan ennoblecedor como el del cons-
santos de la iglesia, que se convirtieron en tructor de puentes en tanto que los
los días libres del laicado, como se puede hombres trabajen como para el Señor, a par-
notar en Mardi Gras. tir de un sentido de la vocación divina.
Pero, así como la ausencia de hombres y
Todo esto fue cambiado por la Reforma mujeres como clases en el orden de la salva-
Protestante. Lutero y Calvino proclamaron ción (Gál. 3:28) no elimina sus respectivas
la libertad del hombre común como uno posiciones en la vida (Efe. 5:22-33), así la
que tenía un oficio de parte de Dios. No era igualdad del llamado divino entre la lechera

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

y el artista no elimina una diferencia en la De este modo el hombre es una nueva cria-
función social. La evaluación del trabajo no tura, sensible a su alto llamado en Cristo.
se realiza por lo qué un hombre hace, sino Entonces, este sentido de vocación es el
sobre el porqué y el cómo de su obra. Esto fruto de la regeneración y de la restauración
constituye una interpretación verdadera- al compañerismo con Dios. Pues todos
mente religiosa del trabajo, lo que a su vez aquellos que están en Cristo no solo serán
depende de una antropología Cristiana. Y a vivificados (I Cor. 15:22) en su segunda
su vez esto último no puede concebirse sin venida, ellos están ahora verdaderamente
el entendimiento total Cristiano de Dios, el vivos, tienen vida eterna, por medio de la fe
hombre y el universo. En resumen, la doc- en su nombre (Juan 17:3). Pues el Sol de
trina de la creación, la providencia y la justicia ha nacido con sanidad en sus alas
redención son todas presuposiciones de la (Mal. 4:2) para todos aquellos que temen su
concepción Calvinista de la vocación Cris- nombre, pues él ha aparecido para reconci-
tiana. Y la esencia de ese concepto es que la liar todas las cosas con el Padre. Por tanto,
actividad cultural del hombre, su conquista el Logos – Mediador – Rey es la presuposi-
de la naturaleza, es el servicio a Dios. ción, el Salvador y Transformador de la cul-
tura. Pues él hizo de los hombres lo que
Creación implica llamado. El hombre eran en el principio – hijos de Dios, lo cual
recibe significado en la existencia por su constituye en sí mismo la más grande trans-
servicio a Dios. Como representante de formación cultural. Pues así el hombre,
Dios en un Paraíso sin puertas el hombre quien es un extraño para sí mismo y no
fue llamado a servir a su Hacedor ejer- conoce el propósito de su ser o de su estan-
ciendo dominio sobre la tierra en el nombre cia aquí en la tierra, aprende el verdadero
de Dios. La Biblia nos enseña que este ideal propósito de su ser y se conoce a sí mismo a
fue perdido a través del pecado, de manera través de su conocimiento de Dios. En una
que el hombre de allí en adelante buscó su generación torcida y perversa en este pre-
propio yo y divorció su cultura de la reli- sente mundo malo, Cristo, por el poder de
gión, o más bien la convirtió en su religión, Dios, recrea y transforma a los hombres y a
divorciando su trabajo del servicio a Dios. las mujeres a la pureza y perfección del
Pero Cristo como el hombre total, es decir, nuevo hombre, el cual fue creado en la justi-
sin pecado y completamente integrado al cia y santidad de la verdad (Efe. 4:15).
servicio de Dios, vino como Mediador para
restaurar la humanidad perdida a su voca- Es Cristo quien trae al hombre de
ción perdida. Para este fin él reconcilió al vuelta a su poseedor legal y le restaura a su
hombre con Dios y ahora gobierna el relación pactal de tener compañerismo con
mundo con una aguda espada y está el Padre. Y Cristo como el segundo Adán es
pisando el lagar del vino del furor y de la ira el gran Canon de la Cultura. Él se colocó a
de Dios (Apoc. 19:15, 16). Pero él gobierna sí mismo contra la tradición de los ancianos
a su pueblo con justicia por medio de su y de los decretos de Moisés y dijo: “Pero yo
Palabra y de su Espíritu. De esta manera os digo,” de manera que el pueblo se dio
ellos son restaurados por medio del Espíritu cuenta que hablaba con autoridad y no
de Cristo, así son una vez más ungidos para como los escribas. Sin embargo, no abrogó
el triple oficio de profeta, sacerdote y rey. ni una jota ni una tilde de la ley; pues él

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

vino para cumplir, no para destruir la ley. Y Pero insiste en que el hombre debe perma-
llamó a todo obrero creado a presentar la necer por siempre como un humilde re-
suma total de todos los intereses acumula- intérprete de la realidad; debe estar dis-
dos de sus labores al gran Padre-Empleador- puesto a vivir por la revelación. Dios es el
Juez. Cristo enseñó la parábola de los talen- único intérprete original y, por lo tanto, el
tos al final de su ministerio y oró al Padre punto de referencia final de la verdad. Él da
en su gran oración oficial para que no significado a todo hecho. El hombre como
sacara a sus colaboradores del mundo, sino criatura cultural en su oficio de profeta
para que los preservara del maligno. Pues el debe aprender a entender el significado que
servicio a Dios no consiste en refugiarse en Dios le ha dado a su trabajo a través de su
un claustro o retirarse dentro de la vesti- palabra, y por la investigación diligente en
menta del auto-contentamiento propio y los misterios de la creación. Pero el hombre
dejando el resto del mundo a sus propias debe estar por siempre dispuesto a perma-
estratagemas, sino que consiste en cultivar necer como un niño de buena voluntad,
el campo, desarrollar la tierra, ser fructífero quien ama al Padre y trabaja para su gloria.
y tener dominio sobre la tierra. Para este Esto incluye al sacerdocio del creyente.
abc de la responsabilidad del hombre en Pues como sacerdote se ofrece a sí mismo
este mundo Cristo restauró a todos aquellos como un sacrificio vivo y articula las ala-
que participan de su unción. El mundo, banzas del Dador de todo bien y de todo
como creación, era una sinfonía sin termi- don perfecto. Como tal no imita a Nabuco-
nar. Dios llamó al hombre, su criatura cul- donosor o a Hitler y dice, “¡Miren esta gran
tural y colaborador, para asumir el trabajo y Babilonia-Berlín que he edificado!” sino
traerlo a la plenitud de aquella perfección que se mantiene cultivando, edificando,
que Dios había colocado en él en forma de desarrollando y explotando la tierra por la
promesa. causa de Dios. Y la auto-cultura en la que el
Cristiano se involucra no es con la causa de
Ahora, la gloria del hombre, como nos convertirse en alguna personalidad bri-
lo recuerda Schilder, era esta, que él no era llante por derecho propio, sino para que
solamente una letra en el gran libro de la todos sus talentos, ahora latentes y sin
naturaleza, sino también lector e intérprete, desarrollar, puedan ser traídos a su plena
uno que puede pensar los pensamientos de fructificación para la gloria de Dios. El pro-
Dios a la manera de Él. Como verdadero blema real con la auto-cultura del mundo es
profeta él conocía la verdad en el principio; que degenera en la idolatría de adorar a la
como profeta restaurado, Cristo es hecho criatura en lugar de al creador. Esta es la
para él la sabiduría de Dios (I Cor. 1:30). El esencia de la glorificación que Hollywood
Calvinista confiesa que el hombre, aunque hace del cuerpo del hombre, hombre y
finito, estaba originalmente instruido así mujer, y del sexo, el cual se encuentra más
por Dios de manera que él conocía el verda- o menos en toda colonia de artistas. El
dero significado de su existencia y de su pecador rehúsa a permanecer siendo una
relación para con Dios y el mundo. El Cal- letra en el libro de Dios, estableciendo su
vinista rechaza el espíritu de Lessing que alabanza; en lugar de ello, busca gloria y
magnificaba la búsqueda de la verdad pero honor para sí mismo. Pero hay una cultura
se desespera por nunca poder encontrarla. y un progreso del yo para el desarrollo del

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

oficio que Dios le ha dado al hombre, a por el amor y servicio del hombre y esta-
saber, de tener dominio y gobernar en el blece al hombre como la parte más central e
nombre de Dios. Para este fin glorioso la importante del universo. Así pues, la deca-
intención de Dios en la creación debe ser dencia de la religión equivale a la decaden-
averiguada al leer el libro de la naturaleza, cia cultural. Pues a pesar de los
para que sus leyes se conozcan y se convier- instrumentos de guerra y de música que los
tan en servidoras de la voluntad del hom- hijos de Lamec inventaron, lo que se consti-
bre. Pues el conocimiento verdaderamente tuye en cultura material, la familia humana
es poder, como Bacon dijo, pero ese poder estaba degenerándose – vea la bigamia de
debe ser dedicado al servicio a Dios. Lamec – mientras el fratricidio era glorifi-
cado y la violencia y la crueldad caracteriza-
Aunque el hombre es una unidad y sus ban a la cultura de su día, por lo cual el
facultades y funciones no pueden estar primer mundo fue destruido por el Diluvio.
divididas, solamente abstraídas para el La verdadera cultura a la cual Dios llama a
entendimiento científico, es especialmente la raza humana, a lo largo de sus interdictos
en el ámbito del poder donde la cultura del a Adán y Noé (cf. Gén. 9:1ss.), es construc-
hombre llega a expresarse. Pues el hombre, tiva, no destructiva; produce madurez y
por el desarrollo de su propio poder físico, fructificación, pero no corrompe ni desmo-
mental y artístico, su creatividad y la aplica- raliza. Nuestra falsa cultura de hoy es pode-
ción de ese poder al universo, produce la rosa con máquinas, pero produce esclavos
cultura. Y aquí yace la verdadera motiva- económicos en lugar de gozosos hijos de
ción para el trabajo. El trabajo no es mera- Dios. En realidad, hemos obtenido éxito, en
mente una necesidad para que el hombre gran medida, en la conquista de la natura-
pueda comer y vivir, una especie de mal leza, pero ahora el hombre es un simple
necesario al cual todos están sujetos por diente en la máquina que ha creado. Y “la
parte de un destino impersonal, pero es el gran ilusión de nuestro día es que la nacio-
gozoso llamado del hombre, la criatura cul- nalización o la socialización de la industria
tural, mediante el cual expresa su entendi- eliminará el impersonalismo y la explota-
miento de la realidad como profeta, por el ción.”1 En tanto que se carezca del sentido
cual se da a sí mismo en sacrificio vivo para de llamado y de obligación para con Dios el
cumplir el fin de su creación como sacer- gozo del trabajo no será vuelto a traer por
dote, y mediante el cual ejerce poder y ninguna sociedad colectivista; todo lo que
dominio en el nombre de su gran Maestro puede lograr es una esclavitud industrial
de Obras, de quien es y a quien sirve. más efectiva, como Orwell tan
Entonces, el trabajo no es un resultado del dramáticamente lo describe en su obra
pecado y un estorbo para el gozo del hom- 1984.
bre, sino que es la sustancia de su servicio a
Dios, el cual es el fin principal del hombre. Exactamente como la introducción del
Y el fenómeno moderno del hombre-masa Cristianismo por parte de Pablo en Roma,
alejándose del trabajo excepto como una que estaba sufriendo de una cultura deca-
cruel necesidad y el del trabajo tedioso y
monótono es el resultado del espíritu secu-
1. E. Brunner, Cristianismo y Civilización,
larizador, el cual niega la demanda de Dios Vol. II (New York, 1948), p. 67.

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

dente y estéril, produjo una revolución en redimidos por el Señor, el centrar sus
la cultura; e igual que la Reforma Protes- mentes de manera tan exclusiva sobre la
tante, después que la esterilidad de la socie- cruz de Cristo que olvidan su llamado
dad feudal había traído al hombre común a cultural. Ciertamente este no fue el enfoque
un estado de servilismo y degradación cul- de los santos del Antiguo Testamento o de
tural, revolucionó y revitalizó la cultura en los escritores del Nuevo Testamento –
Occidente, así ahora el mundo Occidental observe la exhortación de Pablo a los
se halla en un punto muerto y en necesidad esclavos a permanecer contentos en su
de nueva vida. “Una verdadera solución llamado y a su énfasis continuo sobre la
puede venir solamente por medio de un necesidad de que cada uno cumpla su
regreso a aquella concepción del trabajo que llamado como para el Señor. Juan el
solo el evangelio puede dar – la concepción Bautista, quien aún se encontraba en la
de que el trabajo, cualquiera que este sea, es antigua dispensación, amonestó a las tropas
el servicio a Dios y a la comunidad, y por lo mercenarias a estar contentos con sus
tanto, la expresión de la dignidad del hom- salarios, a no buscar liberarse de su llamado
bre” (Op. cit.). Esta dignidad no es inhe- particular después que fuesen convertidos
rente en el hombre como una cualidad de (Luc. 3:14). Tampoco Pedro le aconsejó a
su ser, sino que procede de su relación con Simón el curtidor, o a Cornelio el
su Hacedor, siendo el hombre, al presente, centurión, a dejar sus respectivas
el representante y agente suyo. Y en el sen- vocaciones y a convertirse en obreros de
tido de llamado el hombre se hace cons- tiempo completo en el reino. La conversión
ciente de esta dignidad otorgada por el no absuelve a una esposa de sus
creador. Él percibe el gozo de corresponder obligaciones y responsabilidades diarias
a su propósito como obrero de Dios, imi- como esposa y madre. Pablo anima a todos a
tando al creador quien se regocijó en su trabajar con sus manos y a vivir
habilidad artística. Pues el gran Arquitecto sobriamente en sus variadas vocaciones (I
y Artista ha hecho todas las cosas buenas y Tes. 4:11, 12; II Tes. 3:10-12), cada uno
bellas en su tiempo (Ecl. 3:11). trabajando con tranquilidad, comiendo su
propio pan. Por lo tanto el Calvinista no se
Por vocación divina el Calvinista convierte en un unilateral, tanto en el
quiere decir que el trabajo y la cultura no aspecto Cristológico como soteriológico, en
son un puede ser, sino un debe ser. El Cris- su interpretación del llamado Cristiano del
tiano no se involucra en la cultura porque hombre, sino que continua haciendo de las
haya todavía mucho bien en este mundo a doctrinas de la creación y la providencia
pesar del pecado, o porque tenga tanto en parte de su capital de trabajo. No cree,
común con el mundo que yace en oscuri- como algunos otros Cristianos parecen
dad, sino que es una cuestión de obediencia creer, que Dios ahora excusa a los creyentes
Cristiana, o de llamado. Como tal el cre- de su llamado cultural debido a la urgencia
yente no se ve a sí mismo principalmente del mandato misionero, el cual llama a la
como “uno que disfruta o aprecia” el bien y iglesia a hacer discípulos de todas las
la belleza, sino como el desarrollador –
explotador de la buena tierra para Dios.2
2. Klaas Schilder, Wat is de Hemel? (Kam-
Para algunos parece inevitable, como pen, 1935), p. 284.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

naciones. vertidos para enseñar a las naciones, pero,


al mandato del Espíritu separaron a Pablo y
La relación del llamado cultural, el cual a Bernabé (más tarde este equipo se dividió
llega a todos los hombres en virtud de la en dos y en consecuencia se enviaron dos
creación, del cual el Cristiano no está equipos) de entre sus propios maestros y
exento, con el mandato misionero que le profetas locales (no todos eran maestros y
llega a la iglesia del Nuevo Testamento, es profetas) a la obra a la cual el Espíritu les
en verdad un problema serio y agudo para había llamado (Hch. 13:1-3). Tampoco el
aquellos que buscan conocer la voluntad de mismo Cristo, ni ninguno de sus apóstoles,
Dios. Como criatura y portador de la ima- dio a entender que todo creyente tenía que
gen de Dios el hombre es llamado a llenar la ser un misionero. En verdad, el término
tierra, a sojuzgarla y tener dominio sobre “misionero” en el Nuevo Testamento tiene
ella; como nueva criatura en Cristo, el Cris- la connotación especial de uno que es
tiano es llamado a hacer discípulos a todas enviado por la iglesia para buscar a aquellos
las naciones, enseñándoles a guardar todas que se hallan fuera. Sin embargo, el amor
las cosas que Cristo ha mandado. La solu- de Cristo también constriñe a todo Cris-
ción, como la ve este autor, ha de encon- tiano a dar testimonio vocal a los pecadores
trarse en dos factores que aparecen perdidos y a llamarles al arrepentimiento.
entremezclados con los hechos. Uno es que Por lo tanto, el mandato misionero es cum-
Jesús no llamó a todos los hombres como plido por aquellos que tienen un llamado
individuos a la tarea especial de ser pesca- cultural.
dores de hombres, el argumento moderno
de que todo Cristiano debe ser un misio- En segundo lugar, hay una diferencia
nero, sino todo lo contrario. Cristo llamó a entre los dos mandatos en cuanto al carác-
los doce a ser pescadores de hombres y les ter de sus destinatarios. El mandato cultu-
hizo apóstoles (Juan 1:37-51; Mat. 4:18-22; ral es dirigido a todos los hombres a través
10:1-16); también llamó a setenta para ir de Adán como cabeza representativa, y des-
antes que él a todo lugar, adonde él mismo pués del Diluvio a Noé, mientras que el
llegaría (Luc. 10:1). En relación con esto mandato misionero es dirigido a la iglesia
último le dijo a uno de aquellos que él reclu- de Jesucristo como organismo, dirigido por
taría para esta tarea que dejara que los medio de sus agentes portadores del oficio
muertos enterraran a sus muertos, “y tú ve, quienes se hallaban presentes al momento
y anuncia el reino de Dios” (Luc. 9:60). En de la ascensión. Es claro que este era el
otras palabras, este hombre tenía que aban- entendimiento llano de los discípulos a par-
donar su llamado terrenal y renunciar a tir del hecho de que siempre asignaron a
todo por causa de la predicación del reino, ciertos maestros y profetas y apóstoles para
para publicar en otras tierras el mensaje del la tarea de la evangelización, pero nunca
evangelio. Pero este no era el requerimiento pensaron sobre esto como la tarea de todos
universal del discipulado. Y aunque se pre- en la iglesia. Y no todos fueron calificados
sume que todos los apóstoles fueron capaci- por el Espíritu como lo fueron Esteban,
tados y separados para misiones especiales Pablo, Bernabé, Silas, y fueron todos ellos
de predicación, la primera iglesia Gentil no acreditados como lo fue Timoteo por la
procuró enviar hacia fuera a todos sus con- imposición de las manos del presbiterio. Un

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

paralelo a esta interpretación de lo cual a mientras obedece el otro. Pero el Calvinista


algunos les parece una paradoja – a saber, el cree que los creyentes deben cumplir ambos
llamado a la cultura y el llamado a predicar mandatos. Sin embargo, uno llega a él de
el Evangelio, se halla en la prohibición con- Dios como creador del cielo y de la tierra
tra el asesinato y el mandamiento del Señor simplemente en virtud de su condición de
de ejecutar su ira sobre los malhechores criatura a la cual es restaurado por medio
hasta el punto de la pena capital. La solu- de Cristo. De esta manera él puede
ción es simple. Dios le prohíbe al hombre funcionar como portador de la imagen de
como individuo a tomar la vida de su seme- Dios en la sociedad para cumplir el
jante; el sexto mandamiento lo mismo que mandato cultural para la gloria de Dios. El
el mandamiento que prohíbe el derrama- otro mandato es dirigido a la iglesia como
miento de sangre dirigido a Noé y sus hijos, cuerpo de Cristo y llega al creyente en
y la exhortación de Pablo a los Cristianos de virtud de su nueva creación en Cristo. Pero
no vengarse ellos mismos, son todos dirigi- la iglesia ejecuta este mandato, como lo
dos al hombre como individuo. Todos los hizo Antioquia de Pisidia en los días de
hombres son responsables ante Dios por la Pablo, escogiendo y enviando a quien se
vida de sus semejantes. Pero además Dios cree está acreditado y calificado por el
ha establecido gobiernos a causa de la Espíritu. Pero todo Cristiano en su
depravación de la humanidad, “con el fin de búsqueda cultural como miembro de la
que lo disoluto de los hombres pueda ser iglesia de Jesucristo está respaldando
restringido.”3 Y a la humanidad como aquella obra especial de la iglesia con sus
entidad social, como concebida oraciones, con sus ofrendas, con todo su ser
genéricamente, Dios le dijo que cualquiera puesto que ofrece su cuerpo como un
que derramara sangre de hombre por el sacrificio vivo para Dios. En pocas
hombre su sangre será derramada (Gén. palabras, él es un hombre consagrado.
9:6). Además, el asesino y el malhechor Trabaja con todas sus fuerzas como para el
deben ser ejecutados según la ley de Señor, en un sentido doble. Pues en sus
Moisés; y por medio de Pablo Dios nos labores culturales busca cumplir la
asegura que los gobiernos no llevan la voluntad de Dios al funcionar en el ámbito
espada en vano sino que es un instrumento del poder, controlando a la naturaleza y a
de Dios para ejecutar ira sobre el malhechor los hombres por la causa de Dios, en
(Rom. 13:1-7). Por lo tanto, los dos humilde obediencia al mandato divino.
interdictos divinos no son contradictorios, Pero además, todo el producto de su cerebro
sino que uno es dirigido al hombre como y de su fuerza muscular es dedicado a la
individuo en la sociedad mientras que el venida del reino de Cristo; no llama suya
otro es dirigido a la sociedad como un todo. propia a ninguna cosa, pero tiene todos sus
De igual manera los dos mandatos, el bienes en común en lo que a las
cultural y el misionero, no están en necesidades del reino concierne. Se
contradicción el uno con el otro, como si el considera a sí mismo solamente un
Cristiano estuviese desobedeciendo uno mayordomo de lo que Dios le ha dado y
dirige sus asuntos de la forma más clara y
3. Confesión de Bélgica, Art. 26, en Himna- eficiente dado que está administrando una
rio del Salterio, (Grand Rapids, 1934),
Sección Litúrgica, p. 19. parte de los bienes del Padre celestial a

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

quien pertenecen todas las cosas, de quien Cristianos es una antítesis falsa, puesto que
es y a quien sirve. Por lo tanto, la doctrina todos los Cristianos son, por el hecho de la
Calvinista de la vocación saca a los hombres regeneración, portadores de una cultura
del peso y servidumbre de la necesidad extranjera, a los ojos del mundo. Son extra-
económica y los transforma en un reino de ños a los ojos del mundo. Son una nación
sacerdotes para Dios. Esta es la libertad santa, un pueblo para la propia posesión de
Cristiana de la cual habló Calvino de Dios (I Pedro 2:9). Por esto el mundo odia
manera tan incisiva e inimitable. al Cristiano y su cultura. Pues si los hom-
bres confiesan como su motivación el amor
No hay sugerencia en los párrafos pre- de Dios y sostienen la ley de Dios como su
cedentes de que los Cristianos han de divor- norma, mientras proclaman la gloria de
ciar sus labores culturales de la cruz de Dios como la meta de su esfuerzo cultural,
Cristo o de bifurcar sus vidas en dos seg- será los hazmerreír del mundo. Pues la cul-
mentos paralelos, uno cultural y el otro reli- tura de uno es siempre la expresión del sta-
gioso. Todo este libro es, de hecho, una tus de uno en el pacto, el cual regula la
apasionada protesta contra tal cosa. Y el rei- relación del hombre para con Dios. Y aque-
nado de Cristo en la vida del creyente llos que quebrantan el pacto y viven en ene-
excluiría esa solución. Tampoco es que un mistad contra Dios no pueden mirar con
creyente ha sido llamado a la cultura y el aprobación a aquellos que someten sus
otro a la empresa misionera. El punto que el vidas a la voluntad de Dios, pues de esta
autor ha tratado de señalar es que todo forma se condenarían ellos mismos.
Cristiano está de hecho cumpliendo ambos
llamados, pero que hay una cierta división Es más, el portar la cruz tiene una refe-
del trabajo. Sin embargo, como se indicó rencia subjetiva en la vida del Cristiano.
antes, el misionero está indirectamente tra- Pues incluso en el cumplimiento de su lla-
yendo una nueva cultura, esto es, una cul- mado cultural el creyente está destinado a
tura Cristiana en la que los hombres son mortificar las obras de la carne y a crucifi-
hechos nuevas criaturas en Cristo a través car su vieja naturaleza, aunque ciertamente
de su predicación, para reemplazar la cul- no en el sentido dialéctico en el que toda
tura pagana. Pero más allá de todo ello, condición de criatura como tal yace bajo
puesto que Cristo ha juzgado al mundo por juicio. Pues aún el esfuerzo cultural del
su cruz (Juan 12:31), las labores culturales Cristiano tiene siempre una tendencia a
de los Cristianos no pueden sino reflejar ese volverse justicia por las obras. Es apta para
juicio sobre el mundo. Y el portador de la degenerarse en una auto-búsqueda egoísta
cruz, a quien el Cristo llama sus seguidores, en la que Cristo ya no es enaltecido. Enton-
no está limitado a la injuria o al insulto per- ces emerge una nueva torre de Babel bajo la
sonal debido a al testimonio fiel para Cristo, bandera del Cristianismo, no desafiando a
o debido a la vida religiosa de uno en el Dios ante su rostro sino glorificando el tra-
estrecho sentido cultual, pues las labores bajo del hombre para Dios en complacencia
culturales de los Cristianos pertenecen a la de auto-justicia. Por lo tanto el esfuerzo cul-
carrera del Cristiano de testificar y llevar la tural del creyente debe siempre ser juzgado
cruz. La antítesis entre los portadores de la sobre la base de la norma de la Palabra.
cruz y los portadores de cultura entre los Sobre esto debe aprender a decir con Pablo,

9
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

“Porque no hago el bien que quiero, sino el secuencia, para la política, la ciencia y la
mal que no quiero, eso hago.” De allí que el cultura en general la suprema autoridad no
empeño cultural de los creyentes deba siem- fue buscada en la Palabra sino en la razón y
pre ser un cumplimiento obediente y de la tradición. No es difícil ver que el impulso
negación al yo de la voluntad de Dios por secular del hombre moderno por liberar la
causa de Cristo. cultura, no solamente de la tutela de la igle-
sia sino de emanciparla de la autoridad de
Anteriormente se hizo referencia a la la Palabra, es simplemente la conclusión
distribución del talento por lo cual todo lógica de la división de Lutero entre espíritu
individuo es responsable de dar cuentas por y materia, el alma y el cuerpo. De hecho,
el uso en el que ha colocado su capital. Pero Lutero no superó ni escapó al dualismo de
debiera recordarse que la regeneración y la Roma. Al hacer este juicio el autor no
redirección de la vida del pecador no incre- excusa al Calvinismo de la responsabilidad
menta o disminuye el número de talentos por la moderna maldición del secularismo
que ha recibido. Esto, sin duda, explica en ni intenta sugerir que uno debiera quitarse
parte los logros científicos de la civilización la toga de la auto-complacencia de manera
Cristiana. Brunner afirma que el motivo de violenta con respecto a uno mismo con una
subordinar toda la actividad humana para imparcialidad engreída. En realidad, es una
la gloria de Dios “ha sido una fuerza direc- triste reflexión sobre la impotencia del Cal-
tiva de creatividad al más alto grado. La vinismo el cual no ha sido capaz de opo-
historia de la cultura en los tiempos de ini- nerse exitosamente al flujo del secularismo
cios del Cristianismo, en el medioevo, y en en la vida moderna con su desarrollo de
las épocas de la Reforma y de la post- una cultura impía. Como resultado no hay
Reforma es una gran prueba de esa tesis.”4 hoy un auténtico sentido de llamado sino
un énfasis en la creatividad por causa pro-
Y aunque el Calvinismo mantiene esta pia. Esto nos da forma sin contenido – el
motivación en común con todas las otras abstraccionismo. La tecnocracia proclama
ramas de la iglesia Cristiana, su distinción que la producción es la meta del hombre
yace en el hecho de que ha convertido, de económico con el propósito de satisfacer
manera más auto-consciente, la meta de la sus apetitos, lo cual tiene un efecto deshu-
gloria de Dios en la verdadera motivación manizante. “El separar la cultura del Cris-
de la vocación Cristiana. Lutero, en verdad, tianismo produjo la creencia fatalmente
magnificó el llamado Cristiano en contra de errónea de que la cultura o la creatividad no
la depreciación medieval de la vida natural necesita subordinación a una unidad supe-
del hombre. Pero moderó esto al decir que el rior, sino que puede vivir por sus propios
Evangelio no tenía nada que ver con las recursos.”5
cosas del mundo, afectando solamente las
almas. Por lo tanto, Lutero se hallaba per- Es exactamente en este punto crítico
fectamente dispuesto de dejar los intereses donde la concepción Calvinista de la voca-
de la vida presente en manos de las autori- ción Cristiana es la cura para el moderno
dades terrenales, reyes y príncipes. En con- secularismo deshumanizado. Pues el Calvi-

4. E. Brunner, Op. cit., Vol. I, p. 145. 5. Op. cit., p. 153.

10
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

nismo niega que la unidad significativa de lin respectivamente. El mismo mal es evi-
la existencia humana se halle en los recur- dente en la manía por los deportes del
sos humanos sino que señala a la creativa mundo moderno. El jugar el juego ya no es
voluntad divina de Dios como la fuente del un medio para un fin, a saber, el relaja-
significado humano. El Calvinismo no miento y la recreación de manera que el
sucumbe al cientismo. No dejará que la jugador regrese a su trabajo refrescado y
ciencia tenga competencia en el ámbito de revigorizado y así cumplir su llamado, sino
los fines. Pues la ciencia solamente puede que se ha vuelto, y esto millones de veces
describir los hechos, el significado de los multiplicado, en un fin en sí mismo. Los
cuales deben ser determinados por la reve- hombres trabajan para jugar, igual como
lación. De allí que la emancipación de la viven para comer. Esto es colocar al revés el
mente moderna de la revelación Cristiana orden de la naturaleza. Esto constituye una
constituya la ruina de la cultura moderna. negación del mandato cultural de Dios y su
Los tristes resultados son evidentes por afirmación y demanda del servicio del hom-
todas partes: la adoración del conocimiento bre en este mundo. En contra de esta acti-
de la naturaleza y la negación de lo sobrena- tud de la cultura moderna el Calvinista
tural, el cientismo; la adoración de lo bello proferirá una protesta vehemente y les
por causa propia y la negación de algunas recordará a sus semejantes la doctrina
consideraciones morales o espirituales al bíblica de que toda persona tiene un lla-
expresar su ideal, el esteticismo; la adora- mado divino en la vida para servir a su
ción del poder por causa propia y la nega- creador. Tal servicio le da al hombre un
ción de todo valor humano por causa de la sentido de júbilo y liberación, pues el
supremacía del estado, ¡el totalitarismo! Cristo, quien llama a los hombres a aquella
Debiera ser evidente que la degeneración gloria original de ser hijos y siervos del
cultural debido a la proclamación de la Altísimo ha dicho, “¡Conoceréis la verdad y
autonomía humana es más notoria en las la verdad os hará libres”!
formas modernas de totalitarismo político,
dado que el estado posee el poder de la
espada para forzar a todos aquellos dentro
de sus fronteras a aceptar su definición del
significado de la vida y a lavar el cerebro de
los disidentes. Sorprende poco que los
Americanos en general se hayan vuelto con
horrorosa indignación en contra de los dic-
tadores, quienes personificaron esta ultimi-
dad de la cultura deshumanizada que
resulta de la negación del llamado del hom-
bre bajo Dios. Pero los Americanos, espiri-
tual y culturalmente, quienes sufren del
cientismo y del esteticismo, son tan malva-
dos a los ojos de Dios y están tan lejos de
alcanzar una existencia significativa como
los Alemanes o los Rusos bajo Hitler y Sta-

11
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

CAPÍTULO XVI

LA CULTURA CALVINISTA
Y LA GRACIA COMÚN

Los términos “cultura” y “gracia Una opinión contraria es planteada


común” han asumido una relación muy por el Dr. K. Schilder, quien prácticamente
cercana en círculos Reformados, como nulifica la influencia de la gracia común
resultado de la obra monumental del Dr. A. como un poder culturalmente creativo. Más
Kuyper – De Gemeene Gratie.1 Al menos bien atribuirá el desarrollo de la cultura a la
dos generaciones de Calvinistas han estado providencia de Dios. Como tal ésta forma el
sujetas al dictado de Kuyper de que la trasfondo para la realización del decreto de
gracia común es el fundamento de la Dios con respecto al elegido y al reprobado.
cultura. Kuyper basó su idea sobre la La historia con su cultura es la presuposi-
concepción de que la creación hubiera ción para la gran batalla entre la luz y las
retornado al vacío a menos que Dios en su tinieblas.
gracia común interviniera para sustentarla;
de esta forma la voluntad creativa es ahora Para una orientación a este difícil pro-
realizada a través de la gracia común. La blema, el lector es referido de regreso a la
gracia común no solamente tiene una sección histórica en donde se trató con el
influencia restrictiva o negativa sino que es pensamiento de Calvino, Kuyper y Schil-
también positiva y progresiva al motivar la der. Además, el tema de la gracia común
actividad cultural. La cultura es un don de está muy relacionado al de la antítesis, el
la gracia común puesto que a través de ella reinado de Cristo, el llamado del Cristiano
los poderes originales depositados en la en el mundo, y su estimación del mundo
naturaleza llegaron a fructificar. La misma como tal. La discusión que sigue sobre esta
antítesis entre la luz y las tinieblas es espinosa cuestión procede sobre la noción
posible solo sobre la base de la gracia de que ni Kuyper ni Schilder ni la Iglesia
común. Cristiana Reformada en su pronuncia-
miento oficial en el Sínodo de Kalamazoo
en 1924 han dicho la última palabra con
1. Cf. La bibliografía general y el capítulo
ocho para una descripción y representa- respecto a ella. Tampoco lo que sigue aquí
ción más cercana de esta obra monumen- ha de ser considerado como un intento por
tal.

1
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

parte del autor de resolver este engorroso sión ampliada con respecto a los problemas
problema teológico. Esto sería presuntuoso. involucrados en ella.3 Para implementar
Sin embargo, decir que uno está de acuerdo este propósito se hará un intento por
con las decisiones del Sínodo de Kalama- discutir la doctrina de la gracia común en
zoo,2 a saber, que hay un cierto favor de relación con sus implicaciones para el
Dios para todas sus criaturas, que hay una cumplimiento del mandato cultural.
restricción del pecado en la vida del indivi-
duo y de la sociedad, y que el no-regenerado Hay dos extremos que debieran evi-
puede realizar justicia civil, no implica que tarse, a saber, la visión de Kuyper de que la
un mayor estudio y desarrollo de esta doc- gracia común es el fundamento de la cul-
trina sea algo superfluo. De hecho, los tres tura y de la historia, y la concepción de K.
puntos no fueron considerados como cons- Schilder, que niega del todo la relevancia de
tituyendo la totalidad de la doctrina de la la gracia común para la empresa cultural.
gracia común por parte del Sínodo de Kala- Ambas posiciones carecen de apoyo espiri-
mazoo, el cual recomendó que toda la igle- tual. Kuyper recurre a la especulación teo-
sia debiera hacer un mayor estudio de la lógica cuando sostiene que de no haber sido
doctrina en disputa y continuara una discu- por la gracia común el mundo se hubiese
deshecho, como cuando un florero se
2. Los Tres Puntos de la Gracia Común: rompe en fragmentos cuando uno le quita
“A. Con respecto al primer punto, su soporte. El plan de Dios no podía frus-
tocante a la actitud favorable de Dios trarse de esta forma por parte de Satanás,
hacia la humanidad en general y no solo pues su decreto es inmutable (Mal. 3:6; Isa.
hacia el elegido, el Sínodo declara que de
acuerdo a la Escritura y a la Confesión, 46:10; Sal. 33:11; etc.). Además, el decreto
es cierto que, además de la gracia salva- incluía todas las cosas que llegan a ocurrir
dora de Dios mostrada para el elegido (Efe. 1:11), también el pecado de nuestros
para vida eterna, hay también un cierto primeros padres, lo que constituyó la caída
favor o gracia (een zekere gunst of genade)
de Dios la cual Él muestra a sus criaturas de la raza humana. Pero no hay evidencia
en general.” bíblica, o al menos no se ha aducido nin-
“B. Con respecto al segundo punto, guna, en el sentido que la caída, la cual
tocante a la restricción del pecado en la resultó en la alineación ética del hombre
vida del individuo y de la sociedad, el
Sínodo declara que según la Escritura y para con su creador, haya cambiado la rela-
la Confesión existe tal restricción del ción ontológica de la creación para con su
pecado.” fuente. El pecado no amenazó al mundo
“C. Con respecto al tercer punto, tocante con el no-ser o con un retorno al caos a la
a la realización de la así llamada justicia
cívica por parte del no-regenerado, el manera de Tillich y los Existencialistas. El
Sínodo declara que según la Escritura y hombre no fue transformado en un animal
la Confesión el no-regenerado, aunque o en un demonio; todavía es un poco menor
incapaz de hacer algún bien para salva- que Dios (Sal. 8) y todavía permanece en la
ción (Cánones de Dordt, III y IV, art. 4)
puede realizar tal bien cívico.” relación como portador de la imagen, de
Las pruebas citadas de la Escritura, la
Confesión y de autores Reformados no 3. Cf. Fred H. Klooster, “Las Decisiones
han sido incluidas por motivos de ahorro Sinódicas de 1924 sobre la Gracia
de espacio (cf. Decretos del Sínodo, 1924 Común,” Antorcha y Trompeta (Nov.
in loco). 1958), Vol. VIII.

2
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

manera que tiene dominio sobre las obras respecto a la creación como cayendo en la
de Dios, tiene la habilidad de hacer fructifi- nada no se halla en la mejor tradición del
car y de explotar las riquezas de la tierra. Y pensamiento Calvinista. Más bien se ajusta
Dios otorgó esta bendición a Adán y Eva, dentro de la teología Católico Romana, la
quienes en fe recibieron la promesa de la cual “piensa con respecto a la criatura
Simiente que aplastaría la cabeza de la Ser- como comenzando, si se pudiera, a partir de
piente. ¿Es esto gracia común? ¡Definitiva- las fronteras del no-ser. Hay en el hombre,
mente no! Dios no abandonó su mundo según la teología Romana, como en la reali-
original; más bien Él tenía el eterno propó- dad creada en general, una tendencia inhe-
sito de restaurarlo en Cristo, el Hijo de su rente a hundirse de nuevo en la no-
amor, en quien la simiente de la mujer ha existencia. De allí la necesidad de ayuda
sido predestinada desde antes de la funda- sobrenatural desde el inicio del ser del hom-
ción del mundo (Efe. 1:4). Este ha sido el bre. Hay en la teología Romana una confu-
énfasis Reformado, por ejemplo del Prof. H. sión entre los aspectos metafísicos y éticos
Bavinck en su visión Cristocéntrica de la del ser del hombre. Si hay alguna cosa sobre
cultura. Pues en Cristo todas las cosas son la cual Bavinck ha hecho un gran énfasis a
reconciliadas con Dios (Col. 1:20) y serán lo largo de los cuatro volúmenes de su Dog-
unidas bajo su liderazgo (Efe. 1:10). Pues matiek, es que el verdadero Protestantismo
Dios restaura la creación original en gracia; es un asunto de restaurar al hombre, la
por tanto, la cultura y la gracia nunca son criatura de Dios, a su auténtica relación
antitéticas. El hombre no es solamente con- ética con Dios. La tendencia destructiva del
vertido de su naturaleza pecaminosa por pecado no ha de verse en una gradual dis-
gracia, sino que debe, una vez más, en el minución de la racionalidad y moralidad
estado de gracia, retornar a la naturaleza del hombre. El hombre no es menos cria-
como la creación de Dios.4 La acción tura, una criatura de Dios racional y moral
cultural de los creyentes no puede ser tal cuando le da la espalda a Dios y odia a su
vez interpretada como una operación de la hacedor, de lo que antes era. Por lo tanto,
gracia común sobre esta base, sino que es cuando Dios le da al hombre su gracia, su
simplemente la restauración al llamado del gracia salvadora, esta no restablece su
hombre en la creación por medio de la racionalidad y moralidad. Esto restablece
restauración en Cristo. Decir que el mundo su verdadero conocimiento, justicia y santi-
continúa su existencia debido a la gracia dad (Col. 3:10; Efe. 4:24). Restaura al hom-
común de Dios es colocar el carro delante bre éticamente, no metafísicamente. Así
del caballo, puesto que Dios dio sus también, si asumimos que la gracia común
promesas a nuestros primeros padres y es aquello que tiene que ver con la restric-
también a Noé sobre la base de su propósito ción del pecado, entonces es una función
para redimir al mundo en y a través de ética y no metafísica la que realiza. No
Jesucristo. mantiene... las características de criatura
del hombre.”5 Cuando Dios prometió que la
La tendencia de Kuyper a pensar con Simiente aplastaría la cabeza de la

4. G. Brillenburg Wurth, “Bavinck en de 5. Cornelius Van Til, Una Carta Acerca de


Cultuur,” Bezinning, Vol. IX, No. 12 la Gracia Común (Phillipsburg, N.J., s.f.),
(Dic. 1954), p. 286. pp. 36, 37.

3
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

serpiente, Él también prometió a la mujer para realizar ciertas acciones morales. Éstas
que ella cumpliría el mandato de llenar la pueden ser denominadas ‘buenas’ en el sen-
tierra por la procreación y, al hombre, el tido relativo en el que la Escritura aplica
poder de trabajar con esfuerzo la tierra de ese término a las acciones aprobadas de los
manera que ésta produciría alimentos, pecadores no-regenerados” (Ibid., p. 38).
aunque con dolor para la mujer y con la Además, los dones divinos que los hombres
punitiva presencia de espinas y cardos para recibieron de su creador en el principio
el hombre. como símbolo de su amor y favor y que con-
tinúan ahora después de la caída puede
Sin embargo, Satanás no podía destruir decirse que son evidencias de “gracia”
la obra de dios o su plan para el mundo puesto que son dados a pesar del desmereci-
creado, pues Dios restringe tanto a Satanás miento y hostilidad por parte del recipiente.
como a los pecadores no-regenerados.6 Esta Pues Dios envía su lluvia y brillo del sol
restricción es debida a la gracia de Dios en sobre justos e injustos y hace salir su sol
Cristo principalmente a los elegidos, pero es sobre malos y buenos – él es generoso para
también interpretada en la teología Refor- con el mal agradecido y malvado (Mat.
mada como gracia a los pecadores no-rege- 5:45; Luc. 6:35).
nerados. Sin embargo, parecería una
suposición injustificada sostener que el Esta gracia no es común en el sentido
mundo se hubiera deshecho sin la gracia que todos los hombres participen de ella por
común, o que ésta última hace posible la igual, sino porque concierne a las bendicio-
cultura. Ciertamente no hay justificación nes ordinarias de la vida, tratando con lo
escritural para sostener que “los mismos natural y lo usual. En oposición a ella está
poderes creados del universo tendían a des- la gracia no común, gracia extraordinaria,
aparecer hacia la nada y tuvieron que ser la que llamamos “especial,” la cual Dios
mantenidos en existencia a través de la gra- otorga a sus elegidos en Jesucristo. En
cia común.”7 Cristo los creyentes reciben todas las cosas
para el cuerpo y para el alma, pues Jesús les
Entonces, la gracia común no debe ser asegura que deben buscar su reino porque
identificada con el poder o la voluntad de el Padre celestial sabe que tienen necesidad
Dios que mantiene el universo existiendo, o de todas aquellas cosas que los Gentiles
tal poder, como necesario para mantener la buscan. En ningún momento ni la Escri-
naturaleza constitutiva o la relación origi- tura ni la Confesión asumen que los creyen-
nal del hombre para con su Hacedor como tes tienen todas las cosas en común con el
portador de la imagen, sino más bien como mundo excepto su salvación, sino que han
una actitud ética por parte de Dios para con de orar por todas las cosas necesarias para
la humanidad “por la cual el hombre es el cuerpo y el alma. “Por nada estéis afano-
refrenado de expresar totalmente su ene- sos, sino sean conocidas vuestras peticiones
mistad hacia su Creador y hacia sus seme- delante de Dios en toda oración y ruego,
jantes, y mediante la cual es capacitado con acción de gracias” (Fil. 4:6), “Mi Dios,
pues, suplirá todo lo que os falta conforme
a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”
6. Juan Calvino, Institución (II, 3, 3).
7. C. Van Til, op. cit., p. 38. (vs. 19). Tal lenguaje es innegable. Ade-

4
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

más, todo el Antiguo Testamento testifica tricción de la gracia de Dios, Calvino conti-
del hecho que Dios tuvo un cuidado espe- núa, “El Señor cura estas enfermedades en
cial para su pueblo pactal. Y en el Nuevo sus escogidos del modo que luego diremos,
Testamento Cristo representa al Padre y a los réprobos solamente los reprime
como dispuesto a escuchar las oraciones de tirándoles del freno para que no se desman-
su pueblo por cada una de sus necesidades den, según lo que Dios sbe que conviene
en el tiempo y la eternidad por la causa de para la conservación del mundo. De aquí
Cristo (cf. Juan 14:13, 14). procede el que unos por vergüenza, y otros
por temor de las leyes, se sientan frenados
Sin embargo, el rechazo de la posición para no cometer muchos géneros de torpe-
extrema de Kuyper no lo compromete a zas, aunque en parte no pueden disimular
uno necesariamente con el radicalismo de su inmundicia y sus perversas inclinacio-
Schilder de nulificar, o quizás negar, de nes. Otros, pensando que el vivir honesta-
manera absoluta, la relevancia de la gracia mente les resulta muy provechoso,
común para la cultura. Mientras Kuyper procuran como pueden llevar este género
especula sobre la base de algunos datos de vida. Otros, no contentos con esto, quie-
escriturales que relaciona con la cultura, ren ir más allá, esforzándose con cierta
Schilder niega completamente la relevancia majestad en tener a los demás en sujeción.
de estos datos para la empresa cultural. De esta manera Dios, con su providencia
Esto es igualmente desastroso para el prin- refrena la perversidad de nuestra natura-
cipio Reformado que nos llama a todos a ser leza para que no se desmande, pero no la
dirigidos por la Palabra de Dios. Pues Schil- purifica por dentro” (Ibid.). Además, Cal-
der niega que haya alguna actitud de favor vino discute el fenómeno común de la dife-
en alguna etapa de la historia por parte de rencia entre un Catilina y un Camilo,
Dios para aquellos que son “vasos de ira.” habiendo recibido el último especiales
En este respecto Schilder contradice la tra- dones divinos de manera que es distinguido
dición Calvinista. Pues Calvino mismo y parece tener derecho a las menciones
explica las vidas de aquellos que estuvieron debido a sus excelentes cualidades. Sin
dedicados a la virtud entre los no-regenera- embargo, Calvino no llega a esa conclusión
dos sobre la base de la gracia de Dios – sino que sostiene que aún “cuanto mayor
“Pero hemos de advertir, que en la corrup- era su excelencia, más se ha dejado llevar
ción universal de la que aquí hablamos aún de la ambición, todas sus virtudes quedaron
queda lugar para la gracia de Dios; no para mancilladas y perdieron su valor ante Dios,
enmendar la perversión natural, sino para y todo cuanto parecía digno de alabanza en
reprimirla y contenerla dentro. Porque si el los hombres profanos ha de ser tenido en
Señor permitiera a cada uno seguir sus ape- nada. Además, cuando no hay deseo alguno
titos a rienda suelta, no habría nadie que no de que Dios sea glorificado, falta lo princi-
demostrase con su personal experiencia pal de la rectitud. Es evidente que cuantos
que todos los vicios con que san Pablo con- no han sido regenerados están vacíos y bien
dena a la naturaleza humana estaban en él” lejos de poseer este bien” (Ibid., II, 3, 4).
(Institución, II, 3, 3, itálicas añadidas).
Entonces, después de haber mostrado lo Calvino, entonces, claramente consi-
que el pecado se desarrollaría sin esta res- dera la restricción del pecado y los dones

5
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

especiales que algunos hombres tienen por hay una cierta gracia de Dios para con los
encima de otros como una evidencia de una pecadores no-regenerados dispensada en la
gracia por parte de Dios, que ha de distin- historia. De ese modo son capacitados para
guirse de aquella gracia por la cual sana la hacer aquello que es relativamente bueno, y
dolencia del pecado en el elegido. Y aunque descubren mucha verdad con respecto a las
es por la providencia de Dios que el pecado cosas inferiores. Por tanto la providencia
es refrenado, esto no elimina el carácter no es pura prolongación, o meramente el
lleno de gracia de la acción de Dios como lo andamiaje para la edificación de la gracia
declara Schilder. Pues es el Espíritu de especial, sino que Dios muestra su miseri-
Dios, quien llena, mueve y da vigor a todos cordiosa longanimidad y su bondad en la
los hombres y a todas las cosas, según la ley historia.8 Schilder, por otro lado, es
de la creación. Y la mayor excelencia de culpable de razonar en un único sentido
uno sobre otro se debe al hecho que “... cuando argumenta que no hay ningún
pues ¿por qué uno es más excelente que sentido en el cual el proceso cultural de la
otro, sino para que la gracia especial de humanidad manifieste la gracia de Dios al
Dios tenga preeminencia en la naturaleza no-regenerado. Pues aplica nuestros
común, dando a entender que al dejar a estándares humanos de lógica a la mente y
algunos atrás, no está obligada a ninguno? al corazón de Dios sin discriminación,
Más aún, Dios inspira actividades particu- cuando declara que Dios no puede mostrar
lares a cada uno, conforme a su vocación” ningún amor o gracia hacia los no-
(Ibid., II, 2, 17). Aquí Calvino enseña que regenerados dado que los no-elegidos son
todos los hombres tienen un llamado de los objetos de la ira de Dios. Para este
Dios independientemente de la predestina- último punto ha sido capaz presentar
ción a la vida o a la muerte. Incluso la lite- organizadamente mucha evidencia
ratura profana tiene un llamado en el Escritural, pero niega la relevancia de la
ámbito de la gracia común. Por lo tanto, evidencia escritural para el amor, bondad y
Calvino anima a los Cristianos a usar las misericordia de Dios hacia el hombre como
contribuciones de los impíos con respecto a pecador no-regenerado.
las cosas inferiores puesto que ellas tam-
bién son producidas por el Espíritu de Dios, Este tipo de razonamiento tiene su
quien es la única fuente de la verdad. “Por contraparte en el procedimiento de los
lo tanto, puesto que es evidente que los Arminianos en general, quienes creen en la
hombres a quienes la Escritura califica de expiación universal. Estos sostienen que no
naturales, son tan agudos y hábiles de per- hay diferencia cualitativa entre el favor de
cepción en la investigación de las cosas Dios hacia los salvados y los no-salvados;
inferiores, su ejemplo debiese enseñarnos dado que Dios llama en Cristo a todos los
cómo es que muchos dones del Señor han hombres de manera indiscriminada. La
sido dejados en posesión de la naturaleza diferencia yace en la respuesta de los hom-
humana, a pesar del hecho de haber sido bres individuales, lo cual es un asunto de
despojados del verdadero bien” (Ibid., II, 2, absoluta libertad para aceptar o rechazar el
15).
8. G. J. Berkouwer, De Voorzienigheid Gods
De esta manera Calvino sostiene que (Kampen, 1950), pp. 81ss.

6
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

amor de Dios, independientemente del con- odia a Dios y no se sujeta a la ley de Dios,
sejo de Dios. Para el Arminiano el amor de no obstante, en virtud de la gracia restric-
Dios es frustrado por la intransigencia del tiva de Dios, es capaz de hacer bien. El
pecador, dado que Dios ama a todos los hombre caído no ha sido capaz de negar su
hombres de manera indiscriminada. Pero, relación como descendiente de Dios (Hch.
al decir que no hay un sentido en el cual 17:28), y como tal es una criatura cultural,
Dios pueda mostrar favor al réprobo, uno capaz de la obediencia en forma.11 Aunque
aplica el mismo tipo de razonamiento par- es cierto que el hombre como ser religioso
cializado a las acciones de Dios. En nin- expresa la apostasía de su corazón sir-
guno de los dos casos Dios es capturado en viendo a ídolos en lugar de servir al Dios
la red de la lógica del hombre. viviente, no obstante, puede funcionar nor-
malmente en la procreación de sus hijos, en
Así pues, dado que Kuyper va más allá pensar de acuerdo a las leyes de la lógica, en
de la Escritura en su especulación con res- crear aquello que es bello en la arquitec-
pecto a la gracia común como la raison tura, la pintura, la literatura, etc. Aunque
d’etre de la cultura, y Schilder no llegará tan toda la vida del no-creyente está dirigida
lejos como lo hace la Escritura en reconocer hacia la izquierda – lejos de Dios, hay
la gracia común como una realidad por la padres paganos y no-creyentes quienes fun-
cual los pecadores reprobados son restringi- cionan apropiadamente tanto en las moda-
dos y reciben innumerables dones de la lidades biológicas y morales al criar hijos y
caridad divina, pareciera que debiera bus- amarles como tales. Por otra parte, los cre-
carse el dorado punto medio entre estos yentes cuyas vidas son dirigidas hacia Dios
extremos. Debemos retornar en este punto en obediencia pactal, no obstante violan las
al método de Calvino mismo, quien aborre- leyes temporales de Dios para su creación.
cía la especulación como a la plaga y al Hay madres creyentes que se rehúsan a
mismo tiempo, de manera obediente, pre- tener niños; padres creyentes que provocan
sentaba todo el consejo de Dios.9 a ira a sus hijos; ciudadanos creyentes que
son excesivamente conservadores y se opo-
La Escritura, en verdad, enseña que el
hombre natural está alienado de Dios. Se 10. G. J. Berkouwer, De Algemeene Openba-
ring (Kampen, 1951), Cap. VII, pp. 107-
dice que se halla sin Dios y sin esperanza 26. Cf. también C. Van Til, La Defensa de
en el mundo (Efe. 2:12). Por otro lado, tam- la Fe (Filadelfia, 1955), pp. 107-12; pp.
bién conoce a Dios (Rom. 1:21) en virtud 171-75; cf. Institución, I, 5, 2; I, 3, 1 y 3;
de haber sido creado a la imagen de Dios y a IV, 1.
11. Cf. J. M. Spier, Una Introducción a la
su relación pactal continuada para con su Filosofía Cristiana (Filadelfia, 1954), pp.
Hacedor, la cual denominamos como la 116-22. Nota: El término “modalidad,”
relación religiosa.10 En consecuencia, pode- tal y como se usa en este contexto, se
mos decir que el hombre como pecador refiere a uno de los muchos aspectos de
la vida humana desde el lado legal, obje-
tiene un inextirpable sentido de la deidad. tivo. El hombre como criatura funciona
Y, aunque el hombre en el estado de pecado en las modalidades numéricas, espacial,
física, biótica, psíquica, analítica, histó-
9. Esto es claro de su exposición de doctri- rica, lingüística, social, económica, esté-
nas tales como la Libertad Cristiana y la tica, jurídica, ética y pística (aspecto de la
Predestinación (Institución, III, 19-23). fe).

7
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

nen a la norma histórica del desarrollo cul- entre la creación y la redención, lo cual es
tural; estudiantes creyentes que tienen intolerable.14 Esto es reminiscencia de la
malos modales o que se muestran indiferen- teología natural del Catolicismo Romano y
tes a los derechos de la gente ordinaria; pro- la división entre razón y fe. Como
fesores creyentes que cometen errores al consecuencia están aquellos quienes
pensar, etc. “El pecado, en la esfera ética, es separan la religión y la cultura, con el
desobediencia a la norma del amor; en lo resultado de que el reinado universal de
social, es la violación de las normas sociales Cristo sobre todas las esferas de la vida ya
por considerarse solamente uno mismo; en no es una opción viva. Además, se pierde el
lo histórico, es la oposición a la norma de la carácter militante de la iglesia y su
cultura la cual se halla en el conservatismo, relevancia para la cultura contemporánea.
la reacción y la revolución... El pecador...
distorsiona todas las relaciones cósmicas y Otro peligro que debiera indicarse en
produce desarmonía en todas las cohesio- esta coyuntura es la negación de la total
nes y relaciones que Dios ha instituido y difusión de la antítesis sobre la base de la
ordenado en Su mundo.”12 Sin embargo, doctrina de la gracia común como el funda-
debido a la restricción de Dios sobre el mento de la cultura. Pero la confesión de la
pecado, los hombres no-regenerados son relevancia de la doctrina de la gracia común
capaces de usar los buenos dones de Dios para la cultura no implica de manera lógica
para la explotación del universo y para el la negación de la total difusión de la antíte-
desarrollo de los poderes colocados a su dis- sis. El mismo Dr. Kuyper era el más franco
posición por Dios, el Creador. De esta y brillante campeón para ambas cosas. Por
forma la raza se ha multiplicado, la tierra un lado, la gracia común como la actitud
ha sido sojuzgada por el hombre y desarro- favorable de Dios hacia la humanidad en
llada de acuerdo con el mandato cultural general, la restricción del pecado, y la reali-
dado en la creación. Por lo tanto, debe sos- zación de justicia social por parte del no-rege-
tenerse que la cultura sigue siendo cultura nerado forma el substrato, o condición,
aún cuando sea una cultura que desafíe a sobre el cual la batalla espiritual entre la
Dios, y el arte sigue siendo arte aún cuando simiente de la mujer y la simiente de la ser-
se vuelva demoníaco.13 piente puede llevarse a cabo. Si la longani-
midad de Dios (Jonás 4:2, 11; II Pedro 3:4)
Sin embargo, el reconocimiento de este al tratar con las maldades del hombre, y la
hecho puede conducir a una peligrosa mala bondad de Dios (Lucas 6:36) al dar sus
interpretación de la doctrina de la gracia dones a los mal agradecidos no fuesen una
común. Por una cosa, la gracia común a realidad, ¿cómo podría la porción no-rege-
menudo es separada de la obra de Cristo nerada de la humanidad existir para llevar
como Mediador. Esta tendencia se halla en
el mismo A. Kuyper, como hemos señalado
14. S. G. De Graaf, Christus en de Wereld
en el capítulo que trata con sus opiniones. (Kampen, s.f.,), pp. 91-113. H.
De esta forma se establece un dualismo Dooyewerd, Una Nueva Crítica del Pen-
samiento Teórico (Filadelfia, 1953), I, pp.
12. Spier, op. cit., pp. 119, 120. 523-24; III, p. 506-08; 523-26. Vide
13. A. Kuyper, Pro Rege III (Amsterdam, supra, capítulo ocho, pie de página sobre
1911), p. 579. Hodge.

8
EL CONCEPTO CALVINISTA DE LA CULTURA

adelante la batalla? Por otro lado, la antíte- los redimidos son tratados de forma
sis es parte del pacto de gracia en el que conjunta con los no-regenerados bajo el
Jehová le prometió al hombre caído un tercer punto del Sínodo de Kalamazoo – es
Libertador para aplastar la cabeza de la Ser- decir, haciendo el bien civil. Todas las
piente. Esto forma el motivo tonal de toda buenas obras de un creyente son el
la revelación especial. La gracia común no resultado de la gracia de Dios en Cristo, no
tiene una meta independiente aparte de la obstante, se dice por parte de muchos que
venida del reino de Dios por medio de las bendiciones y dones ordinarios de la
Cristo, el segundo Adán. Cristo es la clave vida llegan a todos los hombres desde la
para la historia y para la cultura. Al menos, beneficencia sin discriminación de Dios.
el registro sagrado de la auto-revelación de Esto crea la ilusión, que está ganando
Dios no nos presenta un propósito dual en terreno en algunas partes, de que el
la providencia de Dios – es decir, el de la Cristiano está funcionando en dos ámbitos;
cultura sobre el fundamento de la gracia uno, que incluye sus actividades terrenales
común y el reino como fruto de la gracia y culturales, y el otro, que provee un
especial en y por medio de Cristo. La totali- camino de salvación y que pertenece a los
dad del Antiguo Testamento señala y con- aspectos religiosos de la vida. De esta forma
tribuye hacia la venida del Hijo de Dios en la oposición medieval entre la naturaleza y
la carne; pero en el Nuevo Testamento la la gracia una vez más amenaza en gran
perspectiva escatológica de la consumación escala. Sin embargo, la iglesia antiguamente
de todas las cosas en la Segunda Venida y el fue capaz de simular una especie de unidad
establecimiento del reino en gloria es el por medio de su doctrina de los
tema vibrante y central. La gracia común sacramentos que santificaba la vida total.
ciertamente está al servicio de la gracia Pero con el rechazo moderno de la iglesia
especial que es equivalente a decir que está como árbitro entre cultura y religión, el
al servicio de la antítesis. Pues la revelación resultado ha sido que la autoridad de la
de Dios, de su gracia en Jesucristo, provoca Palabra ha sido rechazada en todas las
la oposición del mundo; incita a la reacción esferas de la vida. Uno no puede evitar esta
del odio, porque el mundo no conoce a Dios calamitosa consecuencia cuando se
ni a los hijos de Dios. Y todo el que quiera compartimenta la vida en dos territorios,
vivir piadosamente padecerá persecución uno funcionando bajo la gracia especial y el
(II Tim. 3:12). Es la gracia de Dios la que otro bajo la gracia común. La religión se
hace que los hombres vivan vidas piadosas, transforma en un asunto del Domingo, que
pero esto resulta en persecución – una evi- le ayuda a uno a sobrellevar las partes
dencia de la antítesis. ásperas en la vida y asegurándole a uno el
bienestar al momento de la muerte; sin
Además, hay peligro en atribuirle a la embargo, no tiene relevancia para la
gracia común de Dios la comunicación de
las bendiciones naturales de la vida al rege- 15. Calvino, Institución, II, 3, 3, donde Cal-
nerado junto con el no-regenerado.