Está en la página 1de 7

FRANCISCO

FRANCO
Documental por la BBC
BIOGRAFIA

Miembro de una familia de tradición militar, deseó seguir


desde joven la carrera castrense e ingresar en la Academia
Naval pero al cerrarse temporalmente los ingresos en esta
institución se encaminó hacia la infantería. En 1907 comienza
sus estudios en la Academia Militar de Toledo, recibiendo tres
años más tarde el grado de segundo teniente de infantería.
Tras su graduación solicitó como destino Marruecos. En tierras
africanas consiguió ascensos tanto por antigüedad en el
escalafón como por entrar en combate, resultando herido en
algunos lances. Tras conseguir el grado de comandante fue
destinado a Oviedo en 1916, participando activamente en la
represión de la huelga revolucionaria de 1917. Será en
Asturias donde conozca a Carmen Polo, su futura esposa,
miembro de la alta burguesía de la región ya que,
paulatinamente, Franco empezó a relacionarse con los grupos
asturianos de poder. Cuando en 1920 Millán Astray crea el
Tercio de la Legión Extranjera solicita la presencia de Franco,
quien se encargará de la dirección de la primera bandera por
lo que regresó de nuevo a África. Las brillantes actuaciones
del joven Franco en el frente marroquí llamaron la atención
del propio Alfonso XIII, siendo el militar designado
gentilhombre de cámara del monarca. Incluso el rey apadrinó
su boda con Carmen Polo en 1923. Destinado de nuevo a la
península Franco fue nombrado teniente coronel, pero pronto
regresó a tierras africanas para continuar con la lucha, debido
a la crisis abierta en el Protectorado español. Franco participó
activamente en la guerra de Marruecos emprendida por el
general Primo de Rivera. El desembarco en Alhucemas pondrá
fin al conflicto y Franco será ascendido a general de brigada
en 1926, a la edad de 33 años, por lo que se convierte en el
general más joven de Europa. Dos años después era
nombrado director de la Academia Militar de Zaragoza por el
dictador, cargo que ocuparía hasta que en 1931 -con motivo
de la proclamación, el 14 de abril, de la Segunda República -el
ministro de la Guerra Manuel Azaña clausuró la institución
castrense. Desde los primeros momentos, el general hizo
abierta muestra de su rechazo a los nuevos dirigentes.
Durante un año permanecería en expectativa de destino y en
1933 será destinado a La Coruña; poco después se le brindará
la comandancia militar de las Islas Baleares. El triunfo del
centro-derecha en 1933 significó un freno a la reforma militar
emprendida por Azaña. El nuevo primer ministro, Alejandro
Lerroux, nombró a Franco asesor militar del Gobierno. Desde
ese cargo fue el principal artífice de la dura represión de la
huelga general revolucionaria que sacudió la región de
Asturias en el mes de octubre de 1934. Como recompensa por
su actuación recibió el nombramiento de Comandante en Jefe
del Ejército en el protectorado de Marruecos. Al año siguiente
era llamado por el nuevo ministro de la Guerra, José María Gil-
Robles -líder de la CEDA- para ocupar el puesto de Jefe del
Estado Mayor. El triunfo en las elecciones de febrero de 1936
del Frente Popular -coalición de partidos de izquierda liderada
por Azaña- significó un importante revuelo en los cuarteles.
Ante los rumores de golpe de Estado -ya en 1932 el general
Sanjurjo lo había intentado sin éxito- el gobierno llevó a cabo
una política de dispersión de los presuntos golpistas, lo que
motivó el destino de Franco a la comandancia general de
Canarias. Desde este cargo demostró sus dudas ante los
preparativos de cuartelazo dirigido por el general Mola. El
asesinato del líder derechista José Calvo-Sotelo en la
madrugada del 13 de julio de 1936 -como respuesta de los
Guardias de Asalto ante el atentado mortal que sufrió el
teniente Castillo el día anterior- supuso la espoleta que
provocó el movimiento golpista. En las primeras horas del 17
de julio de 1936, en Melilla, se produjo el alzamiento militar
contra el gobierno republicano. El "Dragon Rapide" llevó a
Franco hasta Tetuán, donde se puso al mando del Ejército de
África el 19 de julio. La muerte en accidente de aviación del
general Sanjurjo al día siguiente llevó a la creación, por parte
de los sublevados, de una Junta de Defensa el 24 de ese mes
de julio. Mola sería el encargado de dirigir la sublevación
desde el norte y Franco desde el sur. El meteórico ascenso de
Franco se inició en ese momento y continuó al ser nombrado
generalísimo de las fuerzas militares sublevadas (29 de
septiembre de 1936) y jefe del Estado el 1 de octubre de ese
mismo año. Las simpatías de Hitler y Mussolini (como en el
documental ilustra) estaban con el generalísimo, lo que
pesó positivamente en la elección. El 19 de abril de 1937 se
promulgaba el Decreto de Unificación por el que la Falange
Española y de las JONS se unía con los tradicionalistas,
surgiendo la Falange Española Tradicionalista y de las JONS,
partido único del que Franco era el líder indiscutible. En enero
de 1938 se proclama Jefe del Estado, presidiendo el día 30 de
enero su primer gobierno. El 1 de abril de 1939 terminaba la
Guerra Civil y comenzaba la larga dictadura. Franco tiene en
su poder las riendas del ejército, del partido y del gobierno. El
estallido de la Segunda Guerra Mundial este mismo año
supondrá que el régimen de Franco sufra serias presiones por
parte de sus aliados del Eje para tomar parte en el conflicto.
El 23 de octubre de 1940 se entrevista con Hitler en Hendaya
y consigue retrasar su entrada en guerra, a cambio del envío
de la "División Azul" para la lucha en tierras soviéticas. El fin
del conflicto mundial en 1945 y la victoria de los aliados
llevarán a la recién creada ONU a invitar a sus miembros la
retirada de sus embajadores en España, debido al apoyo de
Franco a los vencidos. Francia cierra sus fronteras pirenaicas
con España también en este año de 1946. El régimen de
Franco vive un largo periodo de aislamiento del que saldrá
gracias al inicio de la Guerra Fría y el miedo de los
estadounidenses a la presunta consolidación de un régimen
comunista en la Península. Fruto de estos temores surgen los
acuerdos militares con Estados Unidos, firmados el 26 de
noviembre de 1953. Ese mismo año también se firma el
Concordato con la Santa Sede que supondrá un nuevo
espaldarazo para el régimen franquista al contar con el firme
apoyo de la Iglesia, uno de sus principales baluartes desde los
primeros momentos. Paulatinamente España sale del
aislamiento y en diciembre de 1955 consigue ingresar en la
ONU como miembro de pleno derecho. Durante esta etapa de
triste posguerra el Estado llevará a cabo una intensa
renovación jurídica con la promulgación de tres leyes con las
que se pretendía demostrar las virtudes de la "nueva
democracia española": el Fuero de los Españoles (17-7-1975),
la Ley Municipal (17-7-1945) y la Ley de Referéndum Nacional
(22-10-1945). Precisamente en 1947 la mayoría del pueblo
español (82% del electorado) aprobaba en referéndum la Ley
de Sucesión a la Jefatura del Estado y la Constitución de
España en Reino. Entre 1951 y 1959 se viven los llamados
"años de transición" en los que la sociedad española ve como
el espíritu de la Guerra Civil empieza a apaciguarse. El
régimen continúa consolidándose y para ello se promulga la
Ley Fundamental de Principios del Movimiento (1948). El Opus
Dei consigue ocupar buena parte de la cúpula dirigente
gracias a la designación de tecnócratas al frente de los
ministerios de asuntos económicos. La autarquía del periodo
anterior se sustituye por una nueva política económica
centrada en el desarrollo del sector secundario, lo que llevará
el aumento de la emigración del campo a la ciudad. En 1959
se daba luz verde a un Plan de Estabilización que pronto dio
resultados positivos. El siguiente periodo será la época del
desarrollo entre 1959 y 1973. España conoció uno de los
mayores crecimientos económicos de su historia. El proceso
constituyente del régimen culminaba con la promulgación de
la Ley Orgánica del Estado, aprobada en referéndum en
diciembre de 1966. La democracia orgánica franquista se
consolidaba y era hora de abrir la imagen española al
extranjero con nuevas caras como Fraga Iribarne, promotor de
la Ley de Prensa e Información de marzo de 1966. El
fortalecimiento económico vendrá con los tres Planes de
Desarrollo (1964-67; 1969-72; 1973-75), planes con los que se
logró el objetivo de conseguir incluir a España entre los países
industrializados. El 22 de julio de 1969 las Cortes designan a
don Juan Carlos de Borbón sucesor a la jefatura del Estado
con el título de rey, dentro del entramado institucional
configurado por la Ley Orgánica del Estado que confiaba en
las instituciones el control del Estado tras la muerte del
dictador. "Después de Franco, las instituciones" era la máxima
del régimen. En 1973 se inicia una nueva etapa marcada por
la crisis económica y política. Por primera vez, Franco designa
como presidente del Gobierno a otra persona ajena a él. El
elegido es el almirante Luis Carrero Blanco (11-6-1973) quien
sufrió un mortal atentado a manos de la organización ETA el
20 de diciembre del mismo año. La muerte de Carrero suponía
la caída del delfín. Carlos Arias Navarro será designado
presidente del Consejo de Ministros, lo que parece indicar que
se abre una esperanza a la reforma. En julio de 1974 Franco
ve agravada su enfermedad y cede temporalmente la jefatura
del Estado -de manera interina- al príncipe don Juan Carlos. La
crisis política se agrava con los atentados del FRAP, la lucha
estudiantil o el cese de Pío Cabanillas en octubre de 1974. A
ello debemos añadir el fantasma de la inflación y la recesión
económica, mostrando un panorama económico poco
halagüeño. Franco cae gravemente enfermo el 30 de octubre
de 1975. El 20 de noviembre de ese mismo año fallecía en el
madrileño Hospital de la Paz. Dos días después las Cortes
designaban rey de España a don Juan Carlos de Borbón con el
nombre de Juan Carlos I. Se iniciaba la transición. En el
documental, aparte de lo anterior explicado se menciona una
visión más realista y moderna de su vida.

ENLACE DEL DOCUMENTAL ONLINE: http://www.megavideo.com/?


v=IP5TNYAC
Alin Oancea 2.1
Historia, 2º trimestre