Está en la página 1de 14

Resumen analítico ejecutivo (RAE) artículo: “Experiencias de evaluación de trabajo en

grupo en el área de matemáticas”

Oscar Manuel Benavides Bastidas

Diógenes Andrés Gómez Narváez

Universidad de Nariño
Resumen analítico ejecutivo (RAE)

Título: Experiencias de evaluación de trabajo en grupo en el área de matemáticas

Autor: María José Pérez Peñalver.

Publicación: La evaluación compartida: investigación multidisciplinar, Grupo de

innovación en la mejora de la evaluación para la mejora del aprendizaje activo. Editoras:

Frances Watts y Amparo García Carbonell.

Palabras clave: Matemáticas, Cálculo, Trabajo colaborativo, Metodología, autoevaluación,

coevaluación, evaluación entre iguales, aprendizaje efectivo, rejillas de evaluación.

Descripción: El presente texto hace parte de una compilación de artículos orientados a

mostrar experiencias de autoevaluación y coevaluación en estudiantes universitarios de

diversas disciplinas y como estas pueden ayudar a los docentes a aplicar y/o modificar la

evaluación grupal en trabajos colaborativos realizados por sus estudiantes.

Para este caso puntual, se muestra un trabajo expuesto por María José Pérez Peñalver en el

que se muestra las experiencias de evaluación de trabajo en grupo en el área de

matemáticas, se toman dos asignaturas pertenecientes al núcleo de matemáticas en los

primeros semestres de ingeniería civil de una institución planteando dos actividades en

grupo, una por cada asignatura en donde se busca introducir a los estudiantes a la

experiencia del trabajo colaborativo y a los docentes a utilizar diferentes técnicas para

evaluar el producto y el proceso entregado por los estudiantes en el desarrollo de las

actividades propuestas.
Contenido: Se plantean dos actividades grupales, una para el curso de calculo y otra para el

curso de matemáticas asistidas por ordenador. Los objetivos de desarrollo en estas difieren

debido a su núcleo conceptual y de desarrollo.

Para el caso de la asignatura de cálculo se han planteado dos actividades, una para cada

cuatrimestre que consisten en la resolución de 5 problemas relacionados con los temas

vistos en la clase, con la particularidad de que estos problemas no han sido previamente

evaluados ni desarrollados en el curso, en este sentido, la resolución de los problemas

depende exclusivamente del grupo de trabajo, aunque el profesor interviene a manera de

tutor para observar los avances y dar la realimentación respectiva.

El anterior proceso de desarrollo de trabajo posee varios objetivos dependiendo del enfoque

observado, en cuanto al aspecto bibliográfico y de consulta, se pretende que los estudiantes

manejen diferentes tipos de bibliografías de la asignatura, pero observándola y analizándola

desde diferentes enfoques, promoviendo el autoaprendizaje y la búsqueda de información.

Otro objetivo planteado es promover en los alumnos la redacción matemática correcta de

manera que tanto ellos como el docente entiendan los contenidos mostrados en las entregas

de avances de procesos y el producto final. Finalmente se busca que los alumnos sepan

defender su posición respecto al desarrollo de los problemas planteados mediante una

exposición oral ante sus compañeros y profesor.

El objetivo de evaluación planteado en este trabajo es que, mediante la constante

supervisión y apoyo en el desarrollo del trabajo por parte del profesor, el estudiante pueda

darse cuenta de sus errores y corregirlos a tiempo con su equipo de trabajo.


En cuanto a la asignatura de matemáticas asistidas por ordenador el trabajo en grupo tiene

lugar al finalizar el segundo tercio de evaluación del curso. Se plantea a los estudiantes el

desarrollo de un proyecto abierto y multidisciplinar en el cual los estudiantes pueden

proponer una solución o varias al problema planteado. El estudiante tiene que enfrentarse a

un proyecto definido por él y su equipo que involucre lo aprendido hasta el momento en la

asignatura y aplicar dicho conocimiento al contexto en donde se está desarrollando el

proyecto, esto a su vez implica consultar bibliografía de varias fuentes y buscar puntos de

encuentro entre las informaciones consultadas y los resultados obtenidos en software.

Ambas asignaturas comparten el objetivo de desarrollar la comunicación, cooperación,

intercambio de ideas, negociación, resolución de conflictos, toma de decisiones y

finalmente, llevar a cabo un aprendizaje de nivel cognitivo más alto, significativo y

solidario.

La evaluación, en ambas asignaturas se propende por involucrar a los estudiantes en el

proceso de evaluación, de manera que estos sean capaces de evaluarse a sí mismos y a sus

compañeros para lo que se llevan a cabo proceso de evaluación entre iguales.

Metodología: En el proceso desarrollado en la asignatura de cálculo se trabajó la siguiente

metodología de desarrollo, en primer lugar, se distribuyeron los grupos de trabajo a

elección libre de los estudiantes, tanto en tamaño como en compañeros de equipo. Se

comenzó por tres sesiones de clase separadas entre ellas por una semana, en cada sesión el

profesor realizaba una revisión del trabajo y lo devolvía al equipo con recomendaciones.

Para la cuarta semana realizó una tutoría de 30 minutos aproximadamente en donde los

estudiantes realizaron la evaluación del comportamiento de su grupo de trabajo en una

rejilla prevista para tal fin, mientras que el profesor anota peculiaridades pertinentes sobre
cada trabajo. En la quinta semana se realizó la entrega final del trabajo escrito, y en el

transcurso de la misma semana, el profesor realizó la devolución del trabajo con

correcciones. En la sexta y última semana, cada equipo de trabajo entrega el producto

definitivo al docente.

Respecto a la metodología de evaluación desarrollada en esta asignatura, el primer

momento de evaluación se realiza en la parrilla 2 que es la autoevaluación en donde el

estudiante reparte 100 puntos o 120 puntos evaluativos entre él y sus compañeros

dependiendo si el grupo de trabajo es de 5 o 6 estudiantes, no se admite una puntuación

equitativa entre integrantes. El momento final se desarrolla en la parrilla de evaluación en

donde el estudiante evaluador elige entre ítems establecidos y comenta la experiencia de

trabajar en grupo.

En cuanto a la asignatura de matemáticas asistidas por ordenador, el proyecto posee un

valor del 50% del valor de la nota final, la metodología aplicada se desarrolló de la

siguiente manera, se comenzó con una lluvia de ideas en la cual se generaron criterios para

evaluar el producto y el proceso, luego se sometieron a votación dichos criterios a fin de

escoger 4 para cada situación (proceso y producto), posterior a esto, los estudiantes se

reunieron en tres grupos y deliberaron acerca de los criterios escogidos, luego, tres

portavoces expusieron las modificaciones a los criterios elegidos democráticamente y se

generaron los criterios de evaluación definitivos. Hay que tener en cuenta que el profesor

puede intervenir los criterios de evaluación del producto más no los del proceso. En el

momento de concluir el proyecto ante el grupo de compañeros y dos jurados, se dispuso dos

parillas de evaluación, una para el proceso que es llenada por el grupo de compañeros y

otra para el producto que es llenada por los jurados docentes. También se planteó una
entrevista optativa en la cual los estudiantes pueden comentar su opinión acerca de

desarrollo del trabajo y sobre la asignatura en general.

Resultados obtenidos: Luego de aplicar la metodología previamente descrita, se

obtuvieron los siguientes resultados.

Para el área de cálculo, 7 grupos trabajaron correctamente el proceso correspondiente al

44%, mientras que 4 lo hicieron de manera satisfactoria en cuanto al proceso, pero

mediocre respecto al producto correspondientes al 25%. Un solo grupo trabajó de manera

satisfactoria el producto, pero mediocre en el proceso correspondiente al 6% y 3 grupos

obtuvieron un desempeño mediocre en ambas actividades correspondientes al 19%.

En la realimentación de la experiencia aportada por el grupo, se obtuvo que 15.4% de los

estudiantes consideraron que el trabajo en grupo realizado fu eficaz para aprender, mientras

que el 46.2% consideraron que fue algo eficaz para aprender, 28.8% consideraron que fue

bastante eficaz y el 9.6% consideraron que fue muy eficaz. En cuanto a la satisfacción de

trabajar en grupo, los estudiantes contestaron, poco satisfecho, 5.8%, algo satisfecho,

23.1%, bastante satisfecho 53.8% y muy satisfecho 17.3%.

Lo anterior muestra que los estudiantes se sintieron a gusto con la metodología aplicada, sin

embargo, consideraron que no fue muy provechoso en cuanto a resultados de aprendizaje.

Para la asignatura de matemáticas asistidas por ordenador, se obtuvieron datos de una

muestra de 7 grupos, en ellos, 5 grupos desarrollaron de manera eficiente el proceso y el

producto correspondiendo al 72%, mientras que un grupo llevó bien el proceso, pero

incorrecto el producto correspondiendo al 14% y un grupo ejecutó de manera incorrecta el

proceso y elaboró un producto mediocre.


Conclusiones

En el área de cálculo se obtuvieron resultados algo decepcionantes, debido a que la mayoría

de los grupos no cumplieron con los objetivos planteados al diseñar la actividad de

evaluación y su respectiva metodología. Lo anterior puede deberse a que los estudiantes de

primeros semestres de la universidad, no han desarrollado el concepto de trabajar de

manera colaborativa y a que estos estudiantes llegaron a pensar que el desarrollo de

reuniones para el desarrollo del trabajo eran una pérdida de tiempo. Sin embargo, basados

en estudios de MacBean y Sangwin, se evidencia que los resultados de trabajos

colaborativos no se observan de manera inmediata sino a largo plazo.

Los resultados obtenidos dieron lugar a las siguientes oportunidades de mejora para

próximas experiencias, en primer lugar, los grupos deben tener sincronía en los horarios, y

plantear una reunión obligatoria por semana durante los dos cuatrimestres. En segundo

lugar, se debe plantear a los estudiantes los posibles inconvenientes que pueden surgir como

parte del proceso de desarrollo del trabajo. Y en último lugar, se estableció que le profesor

debe guiar aún más el trabajo estableciendo calendario de entregas parciales para garantizar

un trabajo más continuo y organizado.

La experiencia en el área de matemáticas asistidas por ordenador fue mayoritariamente

satisfactoria, lo anterior debido a que el número de integrantes por grupo era reducido (3) y

el número de estudiantes por clase también (12-20), lo cual facilitó que el desarrollo del

trabajo se diera en clase y con supervisión casi permanente del profesor.

Autores

____________________________ _____________________________

Oscar Manuel Benavides Bastidas Diógenes Andrés Gómez Narváez

Fecha: 18 de octubre de 2019


Estudio de anexos
Los anterioores son los instrumentos para autoevaluación y coevaluación en el área de

cálculo.

Respecto a ellos consideramos que son instrumentos aplicables totalmente a nuestra

práctica en el aula de clases como docentes tanto de ingeniería como de artes. Se

diferenciarían en el planteamiento del tema de trabajo y la organización de equipos y

distribuciónm de tareas.

Consideramos que los instrumentos de autoevaluación tales como las parrillas 2 y 4 son

pertinentes y aplicables a nuestros campos de acción debido a que realizan evaluaciones

netamente cualitativas sobre el desempeño de los estudiantes que integran los equipos de

trabajo. En ellas no se específica el campo del saber a trabajar, sino un campo genérico en

el cual confluyen todas las disciplinas que es el desempeño del grupo, sus comportamientos

y actitudes respecto al reto del trabajo colaborativo.


Respecto a los dos instrumentos anteriores, los cuales fueron utilizados en la auto

evaluación y coevaluación del curso de matemáticas asistidas por ordenador, en este caso,

los instrumentos mostrados van muy bien con los procesos de calificación y evaluación en

el área de ingeniería, debido a que hay ponderaciones matemáticas para evaluar cada uno

de los aspectos en el producto, en el proceso, el instrumento es también bastante aplicable a

los procedimientos de trabajos grupales en ingeniería, sin embargo coincidimos en pensar


que este formato puede ser sesgado por opiniones personales y/o conflictos internos entre

alumnos.

En cuanto a las artes, el primer formato no se plica en su totalidad, en este se habla de

ponderaciones y aspectos conceptuales, los cuales apuntan hacia una evaluación

cuantitativa, la cual no está directamente relacionada con el ejercicio del artista o de la

persona que va a valorar una obra de arte. A nuestro juicio, el formato se podría modificar

eliminando la ponderación y dando a todos los ítems un valor equitativo en la evaluación y

nuevamente realizar el ejercicio de decidir con los estudiantes los ítems con los cuales se

quiere se desarrolle la evaluación del curso y así realizar verdaderamente un proceso de

evaluación cualitativo y significativo.

Como conclusión general del ejercicio destacamos la importancia de leer y compartir estas

experiencias, porque estas fomentan un proceso de innovación y actualización permanente

en nosotros como docentes, generando a su vez en los estudiantes participación activa y

democrática en los procesos de evaluación individual y grupal.

Por otra parte, observar los instrumentos y la metodología utilizada por los autores en el

desarrollo de su investigación subsanó dudas acerca de los procesos de autoevaluación y

coevaluación grupal.