Está en la página 1de 3

PREVENCIÓN DEL ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA DESDE EL

ÁMBITO EDUCATIVO

La Dirección General de Cultura y Educación, en su carácter de organismo público acompaña


desde sus diversos roles y funciones los avances actuales, políticos, sociales y legislativos en
materia de prevención del Abuso Sexual en la Infancia y Adolescencia, para dar respuestas
orientadas desde un enfoque integral e intersectorial que garantice la restitución plena de los
derechos vulnerados de nuestros alumnos.

En nuestro país en el año 2018 se logró un avance legislativo plasmado en la reforma del
Código Penal, a partir de la cual se obliga al Estado a actuar de oficio ante los delitos de
Abuso Sexual en la Infancia y la Adolescencia. Hasta ahora, este tipo de casos eran
considerados de orden privado, es decir que la acción penal sólo podía ser iniciada a
instancias de la víctima o de sus familiares o tutores. La norma modifica el artículo 72 del
Código Penal y convierte en carácter de orden público este tipo de delitos. De esta manera, la
acción ante la Justicia podrá ser iniciada por cualquier persona y el Estado.

Actualmente en Argentina y en nuestra provincia, la sensibilización sobre la problemática del


abuso sexual y su identificación como un flagelo que atraviesa a todos los sectores, guarda
estrecha relación con la implementación de políticas públicas, por un lado, y por otro, con la
influencia de las organizaciones no gubernamentales que incluyeron entre otras estrategias
institucionales y comunitarias, diversas campañas de difusión y capacitaciones referidas a la
problemática específica. El conjunto de estas acciones permitió la visibilización e identificación
a priori y creciente de las situaciones en los distintos ámbitos, motivo por el cual, educación,
junto a los distintos efectores emprendieron la tarea conjunta de diseñar una propuesta de
trabajo intersectorial e interdisciplinaria con la cual abordar la problemática en carácter de
urgente, por entender y considerar que afecta el desarrollo biopsicosocial de los NNA,
impactando de modo directo en su bienestar, como así también, en sus proyectos vitales.

Desde la cartera educativa, a través de la Dirección Provincial de Psicología Comunitaria y


Pedagogía Social, difundimos el material elaborado conjuntamente con el Organismo de Niñez
y Adolescencia, los Ministerios de Salud, Seguridad, Justicia y la Secretaría de Derechos
Humanos, denominado “Protocolo Provincial de Prevención, Detección y Abordaje del
Abuso Sexual en la Infancia” constituyendo el mismo, una herramienta destinada a los

1
profesionales de las distintas áreas del territorio bonaerense, cuyo propósito ha sido
establecer un piso mínimo de acciones pertinentes y corresponsables, orientadas a la
detección temprana, a la creación de entornos protectores, y al acompañamiento
posterior de víctimas de Abuso Sexual en la Infancia y la Adolescencia. En relación a lo
planteado, esta herramienta presenta dos dimensiones de abordaje: “Preventivo y
Procedimental”, los cuales se incluyen en un cuerpo general, y a su vez, detallan por efector
acciones generales y específicas.

EL ROL DE LA EDUCACIÓN EN LA PREVENCIÓN DEL ABUSO SEXUAL EN LA


INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA

¿Puede detectarse desde el ámbito educativo el abuso sexual en los niños, niñas y los
adolescentes?

Sí. El propósito del material está vinculado a la detección temprana del mismo. Para ello
presenta en su contenido, indicadores físicos y del comportamiento individual y social según
edades, niveles de pensamiento y condiciones evolutivas específicos del Abuso Sexual en la
Infancia y la Adolescencia, con la finalidad que, a partir de una mirada anticipatoria y atenta
del docente, se logre intervenir para detener la situación de manera rápida y efectiva. Entre
estos figuran lesiones físicas y enfermedades de transmisión sexual entre otros que deberán
ser detectados e informadas por salud. Se presentan otros indicadores, entre los cuales se
enfatiza en el valor del propio relato del alumno, el descenso de sus calificaciones, las
representaciones gráficas, el ausentismo reiterado y la baja autoestima, entre otros.

¿La educación puede prevenir comportamientos abusivos entre chicos y chicas?

Sí. Junto a un trabajo de sensibilización con las familias, lo consideramos parte del proceso
educativo que involucra la dimensión psico-social e institucional de cada comunidad educativa.
La escuela desde su función formadora propicia oportunidades de encuentros de los
estudiantes en una dinámica de procesos de enseñanza y aprendizaje, en los que se van
construyendo y consolidando relaciones vinculares entre los chicos y las chicas. En su rol de
enseñante, el docente es clave para que estos vínculos se construyan desde el respeto y la
empatía, constituyéndose por tal, en libres de toda violencia, prejuicios y discriminación. Incluir
y promover relaciones afectivas vinculadas a la ternura, la confianza y la solidaridad, resulta

2
una herramienta efectiva capaz de atenuar, disminuir y erradicar el comportamiento abusivo
entre y hacia ellos.

A continuación, compartimos el Link de acceso al Protocolo, anhelando que el mismo


represente en todas las instituciones educativas, un instrumento válido, eficaz y
operativo, que promueva acciones corresponsables garantes de derechos de la infancia
y la adolescencia, en pos de mejores trayectorias educativas.

http://abc.gov.ar/sites/default/files/protocolo_prevencion_deteccion_abordaje_abuso_sexual_hacia_
ninos_ninas_y_adolescentes_-_if-2019-40648778-gdeba-dgcye_-_firmado_2-12-19.pdf

También podría gustarte