Está en la página 1de 5

El juicio ordinario civil: resumen del proceso

El juicio ordinario normalmente, es el procedimiento civil de más


complejidad práctica y a la vez suele tener un límite temporal en su
trámite más elevado. Por la materia objeto del litigio como por
razones de cuantía, la práctica jurídica necesaria para llevar con
eficacia este tipo de proceso suele requerir de cierta especialización
dada la complejidad que pueden llegar a adquirir estos procesos.
El proceso se iniciará por demanda firmada por Letrado y con
obligatoria representación procesal (Procurador). La demanda es casi
la parte más importante, debe estar bien redactada y fijar bien el
objeto del litigio (art. 399 LECiv), dado que según el art. 412 LECiv
no se podrá alterar luego, salvo para alegaciones complementarias.
Asímismo adjuntar tantas copias como demandados haya y también,
los documentos que, para la admisión de la demanda, en el caso que
la ley lo exija expresamente.
Una vez presentada la demanda, lo habitual es que el Secretario
Judicial la admita mediante Decreto, pocas veces se va a dar cuenta al
Juez para poder admitir la demanda (art. 404 LECiv). Una vez
admitida la demanda se da traslado de la misma a los demandados
para que contesten a la demanda en un plazo improrrogable de 20
días.
La contestación a la demanda se redactará de la misma forma
señalada por la Ley para la demanda. En la contestación se negarán o
admitirán los hechos aducidos en la demanda, es decir, el
demandado defenderá su posición en el proceso ante lo demandado
por la parte actora (demandante).
Asimismo en esta contestación, el demandado puede demandar a la
parte actora, mediante la reconvención, que no es nada más que el
redactar una nueva demanda contra quien ha demandado
primeramente. Por supuesto, el demandante dispondrá de 20 días de
plazo para contestar a la demanda reconvencional.
Seguidamente y una vez realizado el trámite de contestación a la
demanda o, en su caso, a la demanda reconvencional, el Secretario
Judicial convocará a las partes a una Audiencia Previa al Juicio oral.
A la Audiencia Previa las partes deberán ir asistidas de su Letrado y,
si lo consideran y no quisieran concurrir personalmente,
representadas por Procurador con los poderes especiales necesarios,
el otorgamiento de este poder es indispensable, en caso de no
asistencia, sino se tendrá por no comparecida a la parte.
En esta Audiencia Previa se intentará primordialmente que las partes
lleguen a un acuerdo o intenten una mediación para llegar al mismo.
Se trata de evitar juicios innecesarios.
Aún así, si las partes siguen enfrentadas en la Audiencia Previa, el
Juez seguirá resolviendo las cuestiones procesales previas,
posteriormente se fijarán con precisión el objeto y los extremos del
proceso y finalmente propondrán y admitirán las pruebas que se
vayan a querer utilizar en el juicio. El orden en la Audiencia Previa es
importante (como en el resto del proceso) y una vez terminado el
momento procesal, posteriormente no se pueden alegar cuestiones
que se debieron alegar en su momento procesal oportuno.
La Audiencia Previa puede terminar:
 Por sobreseimiento del proceso, en el caso de que el
demandante no comparezca en forma y el demandado no
quiera seguir con el proceso. Asímismo también se sobreseerá
el proceso si no compareciera ninguna de las partes.
 Por Sentencia (20 días para dictarla), si sólo comparece el
demandado y este quiere seguir.
 Por acuerdo entre las partes, las cuales pueden pedir la
homologación judicial del mismo.
 Por Sentencia (que se dictará en el plazo de 20 días), en el caso
de que la discrepancia en el litigio sea méramente en cuestiones
jurídicas.
 Por la admisión de las pruebas para el juicio y el señalamiento
para el juicio oral.
El juicio oral se señalará para su celebración en el plazo de un mes
desde la finalización de la Audiencia Previa o también, en el plazo de
2 meses si hubiera de practicarse alguna prueba fuera de la sede del
Tribunal (obviamente esto no se cumple nunca, las agendas de los
juzgados están saturadísimas).
El Juicio tendrá por objeto:
 Practica de pruebas de declaración de partes y testifical.
 Informes orales y contradictorios de peritos.
 Reconocimiento judicial, en su caso.
 Reproducción de palabras, sonidos e imágenes.
Las partes deben comparecer en el juicio con Abogado y Procurador,
de lo contrario se les tendrá por no comparecidas.
Si no comparecen ninguna de las partes se tendrá el juicio visto para
Sentencia. Su comparece una sola parte se seguirá con lo que diga
dicha parte. Y si comparecen las dos partes en forma, se seguirá con
la vista oral del juicio ordinario.
Si se alegara por alguna parte una vulneración de Derechos
Fundamentales, esta, se resolverá antes de la práctica de pruebas.
Si hubiesen nuevos hechos conocidos después de la Audiencia
Previa, se procederá a oír a las partes y a la proposición y admisión de
pruebas, sólo con respecto a estos hechos nuevos.
Practicadas las pruebas, los Letrados formularán oralmente las
conclusiones. Una vez expuestas las conclusiones, cada Letrado
concretará los argumentos jurídicos en los que apoye sus
pretensiones.
Si el Juez o el Tribunal no se considera suficientemente ilustrado,
concederá nuevamente la palabra a las partes las veces que crea por
conveniente, con el fin de que estas realicen las manifestaciones
oportunas sobre las cuestiones que precise.
Terminado este último trámite el juicio oral quedará visto para
Sentencia, y así lo manifestará el Juez o Tribunal. La sentencia habrá
de dictarse en el plazo de 20 días desde la finalización del juicio oral.
UNIVERSIDAD INSUCO.

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS.

TITULO: Juicio ordinario civil (resumen )

MAESTRO: Lic. REYNALDO

NOMBRE: Shareny Griselda Hernández Castillo.

Matricula: 94490

MONTERREY, NUEVO LEON, OCTUBRE/2019.

También podría gustarte