Está en la página 1de 3

Venezuela: Su crisis alimentaria en un grafico

Por: Nelson Hernández

 El 80 % de la alimentación actual del venezolano está basada en


carbohidratos, un excedente de 23 puntos con respecto a la dieta ideal.

La seguridad alimentaria es el más importante de los objetivos estratégicos que tiene


todo ser humano… Y esto es alimentarse, en calidad y cantidad, para tener una vida
sustentable. Al extrapolar este objetivo a un nivel colectivo, se convierte en el “dolor de
cabeza” de todos los gobiernos, al transformarse tal seguridad, en gerenciar una red
compleja, dinámica y frágil, denominada “Sistema Alimentario o Sistema de
Alimentación”.

La seguridad alimentaria existe cuando todas las personas de una región o país tienen,
en todo momento, acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, inocuos y
nutritivos que satisfacen sus necesidades energéticas diarias y preferencias alimentarias
para llevar una vida activa y sana. (La Cumbre Mundial sobre la Alimentación [(1996])

Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que el


consumo máximo de alimentos no debe ser superior a 4000 Kilocalorías (Kcal) por día.
Otros estudios y análisis señalan que valores no superiores a 3500 Kcal es lo ideal.
Como se observa, no hay aun un criterio firme sobre la ingesta de Kcal, lo que sí está
claro es que no debe ser menor a 2000.

La gran dificultad de la alimentación es determinar qué peso (kilogramos) de alimentos


diarios, deben conformar la matriz alimentaria de ingesta de manera tal de proporcionar
las Kcal necesarias para el buen funcionamiento cotidiano de los humanos. Existen
diferentes valores que van desde 0.5 Kilogramos (Kg) hasta 1.0 Kg diario. Lo
importante de todo esto es que los alimentos consumidos proporcionen las cantidades de
fibras, carbohidratos, proteínas y grasas requeridas. Es decir, que no haya desnutrición y
por ende insuficiencia alimentaria. 1 Kg diario de alimentos con una ingesta de 3500
Kcal es equivalente a 0.286 gr/Kcal.

Estos valores multiplicados por la contribución de cada tipo de alimentos, en lo


concerniente a las sustancias químicas que proporcionan, dan como resultado la
cantidad de alimentos en peso que deben ser ingeridos diariamente en una dieta
balanceada.
Es de aclarar que no se fija un alimento determinado en la ingesta, sino las calorías que
estos (cereales, vegetales, lácteos y carnes) proporcionan en la cantidad de fibras,
carbohidratos, proteínas y grasas necesarias para generar la energía requerida para el
funcionamiento diario de los seres vivos (no vegetales).

La grafica a continuación compara la ingesta actual de alimentos por la población


venezolana con respecto a patrones mundiales.

Desde el año 2013 la población venezolana inicia un descenso en la calidad y cantidad


del consumo de las kilocalorías diarias para alimentarse. Estudios 1 recientes indican que
en promedio la población venezolana ronda las 700 Kilocalorías/día, lo cual la sitúa en
un rango de inanición tomando como referencia la escala mostrada en la parte superior
de la grafica. Por debajo de las 1500 Kilocalorías/día se considera inseguridad
alimentaria. Un valor de 2000, es lo mínimo que un ser humano debe ingerir y 3500 es
el valor ideal de ingesta de alimentos.

La población venezolana además de no alimentarse en cantidad, tampoco lo hace en


calidad. Por la crisis económica y socio-política, el venezolano se ha visto obligado a
cambiar esta calidad, tal como se observa en la grafica. La grafica dona de la izquierda
es la situación a octubre 2019 y la de la derecha es el deber ser.

1
https://es.panampost.com/sabrina-martin/2018/04/30/venezolanos-tercio-de-las-calorias/
Obsérvese que el 80 % de la dieta del venezolano está constituida por carbohidratos. Es
decir, 23 puntos en exceso del consumo ideal. Quedando solo el 20 % para el resto de
los alimentos. El único rubro en que la dieta actual del venezolano ha aumentado es en
lo relativo a fibras, las cuales colaboran, principalmente, en la digestión y absorción de
los alimentos, mas no producen masa ni energía corporal.

En definitiva la gran masa de la población venezolana no consume actualmente los


nutrientes que necesita, lo cual repercute en el aumento de las enfermedades y de
condiciones de desconcentración, ansiedad e insomnio, entre otras. Es una crisis
humanitaria muy compleja que ataca, desde hoy, a niños, adolescentes y adultos
jóvenes. Venezolanos que se verán disminuidos física, educacional y psicológicamente
ante el resto del mundo, donde muchas de esas disminuciones no son reversibles.

Esta inseguridad alimentaria es el peor daño que se le puede hacer a un país, y cuya
responsabilidad recae en los gobiernos de la cupla Chávez – Maduro. En el Índice de
Seguridad Alimentaria 2019, Venezuela ocupa el lugar 113 (ultimo) de los 113 países
analizados. ( https://foodsecurityindex.eiu.com/ ).

La solución a todo esto lleva implícito el cambio de la gestión política actualmente


imperante en Venezuela. Mientras más demoremos ese cambio, habrá más venezolanos
disminuidos.

….. La sociedad civil, tiene la palabra!..