Está en la página 1de 10

NEUMATICA.

Podemos definir la neumática como una tecnología capaz de hacer uso del aire comprimido para
automatizar procesos. Por regla general, dichos procesos suelen ser industriales, pero muy bien
podrían ser de otra naturaleza si lo reflexionamos detenidamente.
Hay que entender el aire comprimido como el aire que está bajo una influencia superior al aire
atmosférico, es decir, su presión es superior.
Asimismo, la composición química del aire es de oxigeno, anhídrido carbónico, vapor de agua y
nitrógeno. Esta composición química resulta de gran importancia porque:

1) Nos indica su nula volatidad, deflagración o explosividad.


2) El vapor de agua oxida los elementos mecánicos que componen cualquier circuito neumático.
3) La baja sensibilidad que tiene el aire al aumento de la temperatura.
4) La viscosidad del aire se incrementa cuando aumentamos su presión, lo cual incide
directamente en el rozamiento de los elementos mecánicos, disminuyendo el rendimiento
óptimo de toda la instalación neumática. Existen unos límites óptimos para trabajar con aire,
por así decir, que son entre 6 y 8 bar.
5) La neumática al necesitar forzosamente un aire con una presión superior a la atmosférica,
resulta significativamente más cara que la tecnología eléctrica para producir trabajo efectivo.
6) El aire comprimido además de transmitir vapor de agua, puede transmitir otro tipo de
sustancias también perjudiciales para el equipo neumático. Asimismo, si dotamos al aire de
partículas de aceite en suspensión, estaremos engrasando los elementos mecánicos del
circuito neumático. Para acabar de invertir el problema de la transmisión, podemos dotar al
circuito neumático de filtros para recoger la suciedad del aire.
7) El hecho de poder limpiar el aire comprimido convierte a la neumática en una tecnología ideal
para sectores como la alimentación o la farmacológica, frente a otra tecnología como puede
ser la hidráulica, ésta es bastante más sucia en todos los sentidos. El aire se puede extraer al
exterior, mientras que el aceite hay que recogerlo, por citar un ejemplo.
8) El circuito principal de suministro de aire comprimido, no debe sobrepasar los 1000 metros,
porque aumentaría considerablemente las pérdidas de aire comprimido, haciendo que la
tecnología neumática no resulte práctica.
9) Resulta provechoso y aconsejable hacer uso de un sistema de almacenamiento de aire
comprimido, sobre todo, en largas distancias, de esta forma se elimina las posibles
fluctuaciones que podamos tener en el circuito neumático a consecuencia de la distancia, de
pequeños vaivenes del compresor, etc.

La neumática, más allá del aire comprimido. Está en constante expansión, de hecho algunas de
las empresas que se dedican a la fabricación de elementos neumáticos hacen algunos de éstos
elementos por encargo, es decir, el cliente se presenta en la empresa con un problema de
automatismo neumático y la empresa, después de un riguroso estudio del problema planteado le da
una posible solución al cliente.
Esto hace que se incremente el número de elementos o dispositivos en neumática.
Aún así, no es ni mucho menos preocupante, pues los principios físicos son los mismos, como
pueden ser:

1. Las diferentes presiones, atmosférica, relativa y absoluta.


2. El teorema de hidrostática.
3. Las diferentes leyes de los gases ideales.
Presión.
Existen varios tipos de presión. Las podemos clasificar de la siguiente manera:
1. Presión atmosférica.
2. Presión absoluta.
3. Presión relativa

Pero antes de tratar sobre las diferencias entre estas presiones, vamos a definir qué es la presión en
sí misma. La presión es el cociente entre la fuerza normal que incide sobre una superficie o cuerpo y
el valor del cuerpo o la superficie. De esta forma obtenemos esta fórmula:

Presión atmosférica.
Torricelli realizó un experimento que consistía en verter mercurio en un tubo de vidrio, colocó el tubo
de vidrio en una cubeta rellena de mercurio, dejando la parte abierta del tubo dentro de la cubeta y la
parte cerrada en el exterior de la cubeta. Realizando dichas operaciones, observó que el mercurio
quedaba a determinada altura dentro del tubo. Pero lo curioso del experimento era que la altura en
que quedaba el mercurio dentro del tubo, variaba dependiendo de la altitud y de ciertas condiciones
climatológicas. Al hacerlo sobre el nivel del mar, la altura del mercurio alcanzaba los 760 mm. A este
valor se le denominó 1 atmósfera.
La presión atmosférica es la presión que ejerce la atmósfera sobre todos los cuerpos de la tierra o
que están en el interior de la atmósfera.

Peso específico.
Antes de continuar tratando de las presiones, debemos aclarar que es el peso específico de un
líquido y de un gas.
Se denomina peso específico de un gas o líquido al peso de la unidad de su volumen.
Tanto la temperatura como la presión influyen en el peso específico, por este motivo se acostumbra
a indicar éstos valores cuando se da el valor del peso específico, normalmente en Kg/m 3 o en gr/cm3.

Presión absoluta.
Se denomina presión absoluta a la presión que soporta un sistema respecto al cero absoluto. Para
poder decir que existe sobrepresión la presión absoluta debe ser superior a la presión atmosférica.
Sin embargo, cuando la presión absoluta es inferior a la presión atmosférica decimos que existe una
depresión.
Para complicar un poco el asunto, diremos que la sobrepresión y la depresión son la presión relativa.
Hay que tener en cuenta, que tanto la presión absoluta (Pab) como la presión relativa (Pr) están en
función de la presión atmosférica (P0).

Presión relativa
Es el valor de sobrepresión que existe sobre el valor de la presión atmosférica. El valor de la presión
relativa corresponde a la diferencia entre el de la presión absoluta y el de la presión atmosférica. La
presión relativa se mide con un instrumento llamado manómetro. Estos instrumentos consideran
como valor cero la máxima presión atmosférica al nivel del mar. Por lo tanto, cuando se lee el valor
de presión que se indica en un manómetro, en realidad corresponde a la diferencia entre la presión
absoluta y la presión atmosférica.
Las unidades de medición más habituales de los manómetros son bar y kg/cm2.

Pr = Po + Pab
LEYES DE LA TECNOLOGIA NEUMATICA
Existen varias leyes útiles para la tecnología neumática.

Ley de Boyle-Mariotte.
En el siglo XVII tanto Robert Boyle como Edmé Mariotte enunciaron la siguiente ley:
A una temperatura constante, los volúmenes ocupados por una misma masa gaseosa son
inversamente proporcionales a las presiones que soportan.

Ley de Gay-Lussacc.

Los gases son elásticos y se pueden comprimir, los líquidos no. Los gases cuando están encerrados
tienden a ocupar el mayor espacio posible y ejercen una presión sobre el recipiente que ocupan.
Aumentando la temperatura disminuimos el volumen. Esta ley es fundamental en neumática, pues
nos indica el rendimiento que tendrá una instalación.

Ley de Amonton.

Con esta ley se demuestra que un gas con presión constante, tiene un volumen directamente
relacionado con su temperatura.

Un gas con un volumen constante, su presión absoluta varía proporcionalmente con su temperatura.
Ley de Poisson.

Aquí tenemos una constante K que cambia con la presión y la temperatura.


La ley nos explica que si no existe intercambio de calor con el entorno, la relación existente entre la
presión absoluta y el volumen que ocupa un gas, viene expresado por la fórmula.
La neumática Mediante un fluido, ya sea aire (neumática), aceite o agua (hidráulica) se puede
conseguir mover un motor en movimiento giratorio o accionar un cilindro para que tenga un
movimiento rectilíneo de salida o retroceso de un vástago (barra).
Esto, hoy en día, tiene infinidad de aplicaciones como pueden ser la apertura o cierre de puertas en
trenes o autobuses, levantamiento de grandes pesos, accionamientos para mover determinados
elementos, etc.
El control del motor o del cilindro, para que realice lo que nosotros queremos, se hace mediante
válvulas. Estas válvulas, si lo comparamos con la electricidad, hacen las veces de interruptores,
pulsadores, conmutadores, etc, y mediante tubos conductores por los que circula el fluido
(equivalente a los conductores eléctricos) se transmite la energía de un sitio a otro.

Componentes de un Circuito Neumático


Componentes generales de un circuito neumático.

Compresores Neumáticos (Generadores)


Para producir el aire comprimido se utilizan compresores que elevan la presión del aire al valor de
trabajo deseado.
La presión de servicio es la suministrada por el compresor o acumulador y es la que existe en las
tuberías que recorren el circuito.
El compresor normalmente lleva primero el aire a un depósito para después coger el aire para el
circuito desde depósito. Este depósito tiene un manómetro para regular la presión del aire y un
termómetro para controlar la temperatura del mismo. El filtro tiene la misión de extraer del aire
comprimido circulante todas las impurezas y el agua (humedad) que tiene el aire que se puede
condensar antes de llegar al circuito. Todos estos componentes se agrupan en lo que se
llama circuito de control.
Cilindros Neumáticos
Al llegar la presión del aire a ellos hace que se mueva un vástago (barra), la cual acciona algún
elemento que queremos mover. Hay de varios tipos:
De simple efecto: Estos cilindros tienen una sola conexión de aire comprimido. No pueden realizar
trabajos más que en un sentido. Se necesita aire sólo para un movimiento de traslación rectilíneo.
El vástago retorna por el efecto de un muelle incorporado o de una fuerza externa.
Ejemplo de Aplicación: frenos de camiones y trenes. Ventaja: frenado instantáneo en cuanto falla la
energía. Apertura de una puerta mientras le llega el aire, cuando deja de llegar la puerta se cierra por
la acción del retorno del cilindro gracias al muelle.

Veamos el símbolo:

Cilindros de doble efecto: la fuerza ejercida por el aire comprimido anima al émbolo, en cilindros
de doble efecto, a realizar un movimiento de traslación en los dos sentidos. Se dispone de una
fuerza útil tanto en la ida como en el retorno. Tiene entrada y salida del aire, por lo tanto tienen dos
tomas o conexiones.

Elementos Neumáticos con Movimiento Giratorio

Estos elementos transforman la energía neumática en un movimiento de giro mecánico. Son


motores de aire comprimido. Cuando les llega el aire comprimido giran. Pueden girar en un solo
sentido o en los dos. Su velocidad y fuerza dependerá de la presión del fluido.
Válvulas Neumáticas
Las válvulas son elementos que mandan o regulan la puesta en marcha, el paro y la dirección, así
como la presión o el caudal del fluido. Son como interruptores eléctricos, pero de aire.
Las posiciones de las válvulas distribuidoras se representan por medio de cuadrados. La cantidad
de cuadrados yuxtapuestos indica la cantidad de posiciones de la válvula distribuidora.

El funcionamiento se representa esquemáticamente en el interior de las casillas (cuadros).


Las líneas representan tuberías o conductos. Las flechas, el sentido de circulación del fluido (fig. 1).
Las posiciones de cierre dentro de las casillas se representan mediante líneas transversales (fig. 2).
La unión de conductos o tuberías se representa mediante un punto (figura 2). Las conexiones
(entradas y salidas) se representan por medio de trazos unidos a la casilla que esquematiza la
posición de reposo o inicial (figura 3).

La otra posición se obtiene desplazando lateralmente los cuadrados, hasta que las conexiones
coincidan. Las posiciones pueden distinguirse por medio de letras minúsculas a, b, c... y 0. Las
salidas (al exterior) y entradas de aire se representan mediante un triangulo.

Para activar la válvula (que cambie de posición se puede hacer manualmente (como un pulsador) o
de otras formas (eléctricamente, neumáticamente (una flecha) ,etc.).
La válvula selectora cuando el aire entra por X sale por A pero no puede salir por Y. Si entra por Y
sale por A pero no puede salir por X.
Veamos un ejemplo de funcionamiento de una válvula 3/2

Un regulador de flujo: es un elemento que permite controlar el paso del aire en un sentido,
mientras que en el otro sentido circula libremente.

Las válvulas estranguladoras con retención, conocidas como válvulas reguladoras de velocidad,
son híbridas. Desde el punto de vista de la estrangulación son válvulas de flujo y como tales se las
emplea en neumática. La función de retención les hace ser al mismo tiempo una válvula de bloqueo.
El regulador de flujo se alimenta con aire del suministro. Dicho regulador emite un flujo de aire
controlado en una conexión en T. Una tubería de esta conexión se conecta a la válvula accionada
por diafragma y la otra se deja abierta para que salga aire a la atmósfera.

Cuando la tubería de toma de aire es bloqueada por la rueda de un vehículo, la presión aumenta en
la tubería y la válvula accionada por diafragma se activa, y el aire comprimido entra en el pistón.
Propiedades de los Fluidos

Los fluidos, incluido el aire tiene unas series de propiedades y magnitudes para cuantificarlo.
Algunas magnitudes que definen a los fluidos son la presión, el caudal y la potencia.

Presión: se define como la relación entre la fuerza ejercida sobre la superficie de un cuerpo.

Presión = Fuerza / Superficie

Las unidades que se utilizan para la presión son:

1 atmósfera ≈ 1 bar = 1 kg/cm2 = 105 pascal

Caudal: es la cantidad de fluido que atraviesa la unidad de superficie en la unidad de tiempo.

Caudal = Volumen / tiempo

Potencia: es la presión que ejercemos multiplicada por el caudal.

W (potencia) = Presión x Caudal

El aire comprimido que se emplea en la industria procede del exterior. Se comprime hasta alcanzar
una presión de unos 6 bares de presión, con respecto a la atmosférica (presión relativa).
Los manómetros indican el valor de presión relativa que estamos utilizando.
Para su estudio se considera como un gas perfecto.

Las ventajas que podemos destacar del aire comprimido son:


- Es abundante (disponible de manera ilimitada).
- Transportable (fácilmente transportable, además los conductos de retorno son innecesarios).
- Se puede almacenar (permite el almacenamiento en depósitos).
- Resistente a las variaciones de temperatura.
- Es seguro, antideflagrante (no existe peligro de explosión ni incendio).
- Limpio (lo que es importante para industrias como las químicas, alimentarias, textiles, etc.).
- Los elementos que constituyen un sistema neumático, son simples y de fácil comprensión).
- La velocidad de trabajo es alta.
- Tanto la velocidad como las fuerzas son regulables de una manera continua.
- Aguanta bien las sobrecargas (no existen riesgos de sobrecarga, ya que cuando ésta existe, el
elemento de trabajo simplemente para sin daño alguno).

Localización de averías en sistemas neumáticos.


Diagnóstico.
La localización sistemática de fallas y su correspondiente solución permiten reducir el tiempo
necesario para la puesta en servicio de sistemas neumáticos y disminuye también su tiempo de
inactivación. En un sistema neumático, las fallas pueden surgir en diferentes lugares. Si surge un
fallo, éste provoca un funcionamiento deficiente de la maquina o su inactivación total. Estos fallos
pueden ser reparados por operarios que cuenten con la debida experiencia. Si el sistema ha sido
modificado, es imprescindible que la documentación completa esté al día con el fin de no dificultar la
labor de localización y reparación de fallos.

Causas de fallas y su eliminación.


En términos generales, las causas de las fallas pueden ser las siguientes:
· Desgaste de componentes y de conductos.
· Obturación de las tuberías.
· Agarrotamiento de elementos.
· Rotura.
· Fugas.
· Caída de presión.
· Funciones equivocadas.
Si se amplían las unidades funcionales de los mandos neumáticos, suele ser necesario aumentar las
dimensiones de las tuberías de alimentación de aire a presión. Si las dimensiones de las tuberías no
permiten un suministro suficiente de aire a presión, pueden surgir los siguientes fallos:
· Menor velocidad de los cilindros.
· Menor fuerza de los cilindros de trabajo.
· Tiempos de conmutación demasiado prolongados.
El condensado contenido en el aire a presión puede provocar daños por corrosión de los
componentes. Además existe el peligro de una emulsión, rezonificación o engomado de los
lubricantes. Por lo tanto, es factible que los componentes que funcionan con márgenes de tolerancia
estrechos y que ejecutan un movimiento relativo se atasquen o agarroten.

Mantenimiento.
Los intervalos para el servicio de mantenimiento dependen de la duración del funcionamiento del
sistema, del desgaste de cada uno de los elementos y de las circunstancias ambientales. Los
trabajos de mantenimiento que se indican a continuación deberán realizarse con frecuencia y en
intervalos pequeños.
· Controlar el filtro.
· Evacuar el agua condensada.
· Rellenar el depósito de aceite sé si trabaja con lubricación.
· Controlar el desgaste y la suciedad en unidades emisoras de señales.
Los trabajos de mantenimiento que se indican a continuación pueden realizarse en intervalos más
prolongados:
· Controlar la estanqueidad de las conexiones.
· Comprobar el grado de desgaste de las tuberías en las zonas móviles.
· Controlar el apoyo del vástago en los cilindros.
· Limpiar y sustituir filtros.
· Controlar el funcionamiento de las válvulas de seguridad.
· Controlar las sujeciones.