Está en la página 1de 4

Biota viene a ser el conjunto de los organismos vivos.

1 En su uso más habitual, mediante el


término biótico se designa al conjunto de especies de plantas, animales y otros organismos
que ocupan un área dada. Por ejemplo, biota europea para referirse a la lista de especies que
habitan en ese territorio. El término puede desglosarse en flora y en fauna, según los límites
establecidos en botánica y en zoología.
El concepto puede ser extendido para designar al repertorio de especies de un compartimento
del ecosistema, como el suelo, la rizosfera o el fondo de un ecosistema acuático.
Biota no es lo mismo que biocenosis. La descripción de biota contiene un repertorio. La
correspondiente a biocenosis debe comprender otros conceptos de la diversidad, relativos a
organización y a riqueza específica. Por la misma razón no se deben considerar equivalentes
las expresiones «biosfera» y «biota terrestre».

Un ecosistema es un sistema biológico constituido por una comunidad de organismos


vivos (biocenosis) y el medio físico donde se relacionan (biotopo).1 Se trata de una unidad
compuesta de organismos interdependientes que comparten el mismo hábitat.2 Los
ecosistemas suelen formar una serie de cadenas que muestran la interdependencia de los
organismos dentro del sistema.3 También se puede definir así: «Un ecosistema consiste de la
comunidad biológica de un lugar y de los factores físicos y químicos que constituyen el
ambiente abiótico».4 Se considera que los factores abióticos y bióticos están ligados por
las cadenas tróficas o sea el flujo de energía y nutrientes en los ecosistemas.5
Este concepto, que fue introducido en 1935 por el ecólogo inglés A. G. Tansley,6 tiene en
cuenta las complejas interacciones entre los organismos (por
ejemplo plantas, animales, bacterias, protistas y hongos) que forman la comunidad
(biocenosis) y los flujos de energía y materiales que la atraviesan.37
Un ecosistema, es la unidad biológica funcional de la vida, y se entiende como un sistema ecológico
complejo que abarca la biocenosis, es decir el conjunto de organismos vivos o elementos bióticos de un área
determinada (plantas, animales, hongos, bacterias, insectos, etc,) que interactúan entre sí mediante procesos
como la depredación, el parasitismo, la competencia y la simbiosis; al mismo tiempo, se encuentran
estrechamente enlazados con el biotopo, osea el medio ambiente físico o elemento abiótico (las rocas, la
tierra, los ríos, el clima) esto al desintegrarse y volver a ser parte del ciclo de energía y de nutrientes,
consistiendo entonces en entidades materiales bióticas y abióticas integradas de forma armónica en un
espacio determinado.

Dependiendo del enfoque que analicemos podemos entender como


“elementos” a los componentes de un ecosistema, es decir, la cadena
trófica:

 Productores primarios: Organismos autótrofos capaces de captar la


energía del entorno para producir materia orgánica partiendo de
compuestos inorgánicos. Desde este punto, los organismos pueden
ser clasificados según su fuente de carbono, la fuente de energía y
los dadores de electrones.

 Fuente de carbono: Si obtienen el carbono del CO2 entonces


tenemos litótrofos, mientras que si lo hacen de compuestos
orgánicos se les denomina organótrofos.
 Fuente de energía: Si los organismos obtienen energía de la
luz del Sol se denominarán fotótrofos, pero si lo captan de
reacciones químicas, entonces hablamos de quimiótrofos.

 Dador de electrones: De por sí no aporta un nombre diferente,


pues está íntimamente relacionado con la fuente de carbono. Si
La fuente es CO2, el dador de electrones es un compuesto
inorgánico (H2O, H2S…) mientras que si son compuestos
orgánicos, los mismos les cederán electrones.

Por tanto, podemos encontrar organismos fotolitótrofos, fotoorganótrofos,


quimiolitótrofos y quimioorganótrofos, según la mezcla de las variables
comentadas.

Las vacas son un ejemplo de consumidor primario.

Consumidores: Son organismos heterótrofos, es decir, necesitan


obtener materia y energía de otros organismos para sobrevivir. Si se
alimentan de productores primarios, entonces serán consumidores
primarios (herbívoros).A partir de aquí empieza una cadena de
carnívoros capaces de comerse a los herbívoros (consumidor
secundario) o a un consumidor secundario (consumidor terciario). Por
lo general no suelen haber consumidores cuaternarios o superiores,
pero si los hubiera, se nombrarían siguiendo estas pautas.

 Descomponedores: Podrían considerarse como parte de los


consumidores en muchos casos. Son organismos que se alimentan
de materia orgánica muerta (saprófagos), excrementos de otros
organismos (coprófagos) o residuos sólidos del suelo (detritívoros).
Se les otorga una categoría diferente porque estos organismos
transforman esta materia en compuestos inorgánicos, mediante el
proceso de descomposición. Esto permite que sea reutilizada por los
productores primarios cerrando el ciclo, a diferencia de los
consumidores. En este grupo podemos encontrar hongos, bacterias,
protistas y animales pequeños como los gusanos, babosas o algunos
insectos.

O podríamos incluir otros elementos abióticos, recursos inorgánicos como


el agua, atmósfera o el propio sustrato y sus sales.
Una relación interespecífica o asociación interespecífica es la interacción que tiene lugar
entre dos o más individuos de especies diferentes
En los ecosistemas se establecen relaciones alimentarias entre las distintas poblaciones. Los
productores son los vegetales, organismos capaces de producir su propio alimento mediante
el proceso de fotosíntesis; no necesitan comer a otros seres vivos. Los animales no pueden
fabricar su alimento, deben alimentarse de otros seres vivos. Por esta razón, son llamados
consumidores. Los consumidores primarios, llamados herbívoros, comen vegetales. Los
consumidores que comen a otros animales pueden ser secundarios, terciarios, cuaternarios e
incluso, en casos extremos, quíntuples.
Cuando los organismos vivos mueren, o las plantas pierden hojas y flores, estos desechos son
transformados en materiales más sencillos que retornan al suelo y pueden ser utilizados
nuevamente. Los descomponedores, como algunos hongos y bacterias, se alimentan de estos
restos. Si no existieran los descomponedores en las redes alimentarías, la Tierra se llenaría
de plantas y animales muertos. Los hongos y las bacterias transforman los desechos en sales
minerales, agua y dióxido de carbono, que luego los vegetales pueden aprovechar para
realizar la fotosíntesis. Las cadenas alimentarías indican qué seres vivos se alimentan de
otros que habitan el mismo ecosistema. Pero como un animal presenta una alimentación
variada y al mismo tiempo puede ser comido por otros animales, se establece una relación
compleja de alimentación dentro del ecosistema que se denomina red alimentaria.
Los seres vivos que habitan los ecosistemas se relacionan de diferentes maneras: Cuando las
relaciones se establecen entre organismos de una misma especie, se llaman intraespecíficas.
La unión de machos y hembras para reproducirse, o para alimentar y proteger a las crías son
ejemplos de relaciones dentro de una misma especie.
Las relaciones interespecíficas son las que se establecen entre especies diferentes de una
comunidad, por ejemplo dos o más especies animales compiten por la misma presa para
alimentarse. La relación de competencia por el alimento y el espacio se produce entre
individuos de la misma especie o de diferentes especies.

La cadena trófica (del griego trophos, alimentar, nutrir)1 describe el proceso de transferencia
de sustancias nutritivas a través de las diferentes especies de una comunidad biológica,2 en la
que cada una se alimenta de la precedente y es alimento de la siguiente. También conocida
como cadena alimenticia o cadena alimentaria, es la corriente de energía y nutrientes que
se establece entre las distintas especies de un ecosistema en relación con su nutrición.3
Comúnmente se llama ocio al tiempo libre que se dedica a actividades que no son
ni trabajo ni tareas domésticas, y que pueden ser consideradas como recreativas. Es un
tiempo recreativo que se usa a discreción. Es diferente al tiempo dedicado a actividades
obligatorias o esenciales, como comer, dormir, hacer tareas vinculadas a cierta necesidad, etc.
Las actividades de ocio se hacen en el tiempo libre, y no por obligación.

Los conceptos de tiempo libre y recreación están relacionados entre sí. En este
sentido, la recreación se puede entender como el disfrute, diversión
o entretenimiento que produce en una persona la realización de una actividad.
Las actividades recreativas son propias del tiempo libre, un periodo en que la
persona puede llevar a cabo tareas de interés personal y que le reportan una
satisfacción derivada de una motivación intrínseca.

También podría gustarte