Está en la página 1de 42

Cultura Nazca

La cultura Nazca se desarrolló en el valle de río Grande en la provincia de


Nazca (actual departamento de Ica). En su momento de mayor florecimiento
se extendió desde Chincha, al norte, hasta el valle de Acarí por el sur, en la
provincia de Caravelí (Arequipa).
Esta cultura fue descubierta por Max Uhle en 1901. Cronológicamente, se
ubica en el Periodo Intermedio Temprano, entre el año 10 a.C. hasta los
años 700 d.C.
UBICACIÓN
Su asiento principal fue Kawachi, primera ciudad del Perú, en la provincia
de Nazca, extendiéndose luego por los valles de río Grande, Ingenio,
Ocucaje en el valle de Ica y Topará al norte de Chincha y el valle de Acarí
por el sur.
Nazca es un valle en medio del desierto. Allí fructificó una agricultura
gracias a la construcción de numerosos canales y acueductos
subterráneos que permitieron aprovechar racionalmente el agua
subterráneo, los manantiales, puquios o el caudal de los ríos, en épocas
crecientes. Algunas de las obras continúan siendo utilizadas por los
agricultores actuales.

DESARROLLO TÉCNICO

TECNOLOGÍA AGRARIA
Los habitantes de la cultura Nazca fueron grandes agricultores. Irrigaron
las desérticas tierras mediante canales superficiales y acueductos
subterráneos.
También las abonaban para hacerlas más fértil, a falta de campos agrícolas
construyeron andenes en las faldas de los cerros.
Sin embargo lo que más llama la atención en esta tecnología agrícola, es
en ser los únicos en el Perú prehispánico y en el mundo en construir
acueductos. Eran verdaderas vías subterráneas con ventilación, por donde
circulaba el agua siguiendo distintas direcciones y pasando aún por debajo
del lecho de los ríos.

Organización social
En la cabeza de la pirámide social de los nazca estaban las autoridades
centralizadas, constituidas por los señores y los sacerdotes. Estos tenían
la capacidad de organizar el trabajo comunitario y dirigir las complejas
actividades ceremoniales. Esta élite vivía en edificios piramidales, en
sectores especiales cuyas habitaciones estaban hechas con adobe y
muros cubiertos con una capa de yeso o cal para tapar las grietas.
Al servicio de estas autoridades se encontraba una gran cantidad de
artesanos especializados, tales como ceramistas y textil eros, astrólogos,
músicos y soldados, los cuales habitan en pequeñas ciudades y centros
ceremoniales, entre los que destaca el complejo de Cahuachi. Los
guerreros en particular formaban una clase social muy respetada y temida.
Debido a que eran caracterizados por su fuerza y orgullo
En la base de la sociedad se encontraban los agricultores y pescadores,
los cuales vivían dispersos en diversos puntos del territorio. Los
agricultores tenían casi la totalidad de los valles, ya que así podrían
desarrollar la agricultura, con más espacio y terreno fértil.
Organización política y militar
La cultura nazca no tuvo un gobierno unificado ni una capital, sino que fue
una agrupación de señoríos locales. Estos señoríos ocupaban los valles,
en cuyos extremos se hallaban los asentamientos, pues el resto del
territorio a lo largo de cada río estaba dedicado exclusivamente a la
agricultura.
Es muy posible que estos señoríos realizasen eventualmente algún tipo de
alianza, siendo el único vínculo común la religión, además de la cultura.
Las luchas entre ellos debieron ser incesantes.
Los nazcas eran muy aficionados de la guerra. Andaban siempre en busca
de cabezas-trofeos y pintaban sus rostros imitando las manchas del
halcón, tal como se puede apreciar en sus representaciones artísticas.
Arquitectura
Los nazcas utilizaron como principal técnica el uso del adobe. Destaca el
complejo arqueológico de Cahuachi, a orillas del Río Grande, con más de
150 hectáreas de superficie. Tiene un templo de corte piramidal, de terrazas
superpuestas, y un palacio de los jefes guerreros, en medio de seis barrios
o complejos arquitectónicos bien definidos. Se puede detectar dos
técnicas de construcción: una con adobes de forma cónica y otra con
paredes de quincha.12 Son, sin embargo, pocas las construcciones
masivas y sólidas de adobe; la mayoría de las estructuras fue levantada
sobre suelos elevados y montículos, encima y alrededor de los cuales se
erigieron estructuras artificiales
Más que un centro urbano, Cahuachi debió ser más principalmente un
centro ceremonial, el más importante de los nazca, según todos los
indicios. El carácter sagrado de este sitio lo evidencia el hecho de que,
antes de su construcción, fue un sitio de huacas, es decir, de lugares
sagrados según la cosmovisión andina (como podría ser un cerro de
formación peculiar). Lo que hicieron los arquitectos nazcas fue elaborar y
exagerar el aspecto truncado de esos cerros
A 4 km de Cahuachi se halla La Estuquería, que sería el sitio que le sucedió
como centro ceremonial. Allí se halla los restos de una plataforma artificial
de adobe donde originalmente se hallaban 240 postes de guarango,
distribuidos en 12 hileras de 20 estacas cada una. Cada estaca se halla
separada una de otra por una distancia de dos metros y parecen ser
columnas que soportaban un techo. Desgraciadamente, estas estacas han
ido desapareciendo paulatinamente y actualmente quedan pocas en pie.
ARTE DE LA CULTURA NAZCA

Cerámica
La cerámica nazca es considerada como la mejor lograda del antiguo Perú,
por su alta calidad y variedad.
Una técnica peculiar usada fue que antes de la cocción del ceramio se
pintaba o decoraba toda su superficie. Esta decoración destaca por
su policromía y su complejidad. Usaban hasta once gradaciones de color
en una sola pieza, y manejaban unos 190 matices diferentes.
La forma más típica de las vasijas es el cántaro globular con dos picos o
vertederos y con asa-puente, esquema básico que adopta una infinidad de
variantes, sea en el cuerpo, que adopta diferentes formas, sea en los caños,
cuya extensión es muy variable. También fabricaron ollas esféricas, tazas
y vasos.
Otra característica notable es el llamado «horror al vacío», es decir, que los
ceramistas no dejaron en ninguna de sus cerámicas algún espacio sin
pintar o decorar. En estas piezas se presentan elementos de la vida
cotidiana, tales como flores, frutos, aves, animales e insectos, como
también personajes mitológicos o que combinan atributos humanos y
animales. Los motivos Nazca se dividen en tres categorías
Categorías de los motivos nazca
Motivos naturales
Los nazca ilustraban sus ceramios en el medioambiente en el que Vivian.
Representaban aves, reptiles, peses y productos agrícolas. También
actividades como la pesca, las faenas agrícolas y la guerra.
Motivos míticos y religiosos
Los nazca representaban en sus ceramios la percepción que tenían sobre
su mundo espiritual.
Motivos geométricos
La iconografía en los ceramios nazca evoluciono hacia la simplificación de
los motivos. Así, se representaban rombos, líneas, espirales, círculos y
escalones.

Textil ería
Los nazca fueron herederos de cultura topará (llamada antes Paracas-
Necrópolis) en lo que se refiere a la elaboración de finísimos mantos o
telas, aunque no lograron la misma calidad y suntuosidad en los acabados.
De todos modos destaca por la variedad de técnicas empleadas y la
complejidad de los diseños. Para elaborar los tejidos, utilizaron algodón y
lana de camélidos. Dominaron las técnicas de embrocado, tapicería, gasa,
telas pintadas, tejido tridimensional y bordados. Estos últimos son
particularmente notables. Sobre la tela llana de algodón bordaban con la
lana de camélidos teñida con variados colores. Los ceramistas nazca
trasladaron estos diseños a la superficie de sus vasijas.
Orfebrería
Utilizaban el oro y la plata para hacer máscaras, orejeras, narigueras y otros
objetos rituales, adornados por medio del repujado, ya que eran láminas.
Estos objetos eran para usos ceremoniales y/o religiosos.
Cabezas-trofeo
Para elaborar estas cabezas, se sacaba el cerebro por la base del cráneo;
luego la boca era cosida o cerrada con espinas, y se hacía un pequeño
hueco en la frente, por donde pasaba una cuerda para que pudiesen ser
colgadas a la cintura o al cuello.
Sobre su finalidad, está muy difundida la creencia de que se trataban de
trofeos de guerra: el guerrero vencedor tenía derecho de cortar la cabeza
al enemigo vencido y convertirla en un trofeo que llevaba siempre consigo.
Sería también como un ritual de prevención de cualquier daño que pudiera
hacer el espíritu del guerrero muerto. Sin embargo, el hallazgo de cabezas
de niños y mujeres que no están asociadas a contextos bélicos, ha hecho
suponer que fueran más bien prácticas vinculadas al culto de la fertilidad.
De acuerdo a estudios realizados en las tumbas de Cahuachi y otros
lugares nazcas, Helaine Silverman sugiere que aproximadamente el 5 por
100 de los habitantes de Nazca terminaron como cabezas-trofeo, lo que nos
da una idea de la enorme difusión de esta práctica
Música
La cultura nazca sorprende con la construcción de antaras de cerámica
que superan a todos los instrumentos musicales de América precolombina.
Las antaras de Nazca poseen 8, 9, 10, 11 notas diferentes. Se trata de
escalas cromáticas.
Otros instrumentos musicales hallados en las tumbas de los nazcas —
construidos de cerámica— son quenas, trompetas, bombos y tambores.
En el caso de los tambores, el parche era colocado en la parte de abajo y
para hacerlo sonar, se ponía de costado. Todos estos instrumentos
musicales están decorados muy artísticamente, con escenas o dibujos
míticos, y de animales estilizados, todos de características policroma.
Muchas veces, los instrumentos tenían también formas antropomorfas,
como cabezas de personas, o también de animales.

LAS LINEAS DE NAZCA


Al lado de los acueductos subterráneos, llaman también la atención las
enigmáticas figuras geométricas existentes en las pampas de Nazca.
Localizadas entre los kilómetros 419 y 465 de la actual Carretera
Panamericana Sur, se extienden en una zona de 350 kilómetros cuadrados.
Son enormes figuras que pueden ser observadas desde un avión o desde
las colinas cercanas; incluso desde un mirador construido expresamente
para este fin.
Fueron descubiertas por el arqueólogo Toribio Mejia Xesspe en 1927. Han
sido estudiadas desde 1941 por el norteamericano Paul Kosok y sobre todo
por la alemana María Reich. Estos trabajos que llevan casi medio siglo
tratan de desentrañar el significado de las líneas de Nazca.
Para trazar estas líneas los antiguos pobladores de la Cultura Nazca se
valieron de diversos instrumentos; el tupu el cual era una plancha de metal
o madera colocada perpendicularmente a la Tierra para proyectar la sombre
del Sol y de la Luna, el teodolito que era un tubo de madera o terracota del
que pendían una plomada para trazar el rumbo de las líneas; y el cordel y
el nivel de agua. Así representaron figuras de animales, seres humanos,
plantas y motivos geométricos.
Según Paul Kosok y María Reich las líneas guardan relación con la
astronomía.
Esta última hipótesis es la más aceptada. Los habitantes de la Cultura
Nazca fueron excelentes agricultores y tenían la necesidad de conocer el
rumbo de los astros mediante líneas para determinar las estaciones del
año. De esta manera se verían facilitadas las distintas tareas agrícolas, así
como los periodos de descanso y fiesta por ejemplo:
El cóndor de 135 metros igualmente sería el mensajero de la proximidad de
los temporales que han de humedecer la tierra.
El varec, especie de alga marina que se utilizaba como abono.
La tarántula de 33 metros es símbolo de la fecundidad agrícola.
Finalmente el guarango alude a su madera, utilizada para la construcción
de los acueductos subterráneos.
En base a estos conocimientos, los antiguos nazquenses habrían
elaborado un calendario que sería el más grande del mundo.

Las Líneas de Nazca intactas a través del tiempo


Las líneas de Nazca han permanecido casi intactas a través del tiempo, a
pesar de tener un clima agreste, esto se debe a la capa del suelo rica en
yeso y la formación de un colchón de aire caliente el cual protege a las
líneas.
Creencias
La civilización nazca realizaba rituales a las divinidades del mar, el cielo, la
tierra, el fuego, el agua, el viento y al Dios creador. Gran parte de sus
construcciones y elaboraciones, se hacían para los dioses, con el fin de
que no hubiera sequías, y que los canales no se secaran. Su religión
también tenía que ver mucho con el misterio de las Líneas de Nazca, que
son consideradas por algunos como un círculo agrícola y calendario
astronómico, pero otros dicen que éstas eran lugar de numerosos rituales
dedicados a sus dioses.
Entierros y fardos funerarios
Los entierros típicos de los nazca son en general individuales, dentro de
un pozo poco profundo. En las época de Nazca Medio y Tardío aparecieron
entierros en cámaras funerarias profundas, con las paredes revestidas y
con mayores ajuares que en épocas anteriores, lo que sugiere la aparición
de elites poderosas y una mayor diferenciación social.20 En el sitio de La
Muña, en el valle de Palpa, se han registrado este tipo de cámaras
funerarias, asociadas con arquitectura ceremonial, pero por desgracia, ya
estaban devastadas por los huaqueros.8
La posición de la persona enterrada puede ser flexionada o echada. Los
cuerpos flexionados (posición fetal) están envueltos con varias capas de
mantos, hasta formar un fardo, similar a la de la cultura paracas. Algunos
fardos cuentan con la llamada «cabeza falsa», un pequeño bulto en la parte
superior, que simula una cabeza. Acompañan al entierro una variedad de
ofrendas, mates o vasijas llenas de alimentos, armas, así como una serie
de complementos de vestir como gorros, penachos y ramilletes. La
importancia del difunto se puede determinar por la complejidad del techado
de la cámara y la cantidad de objetos que encierra. Las tumbas de los
hombres y mujeres del pueblo carecen de lujo
Nazca
Ubicación

Tecnología agraria
Organización social

Organización política
Arquitectura

Cerámica
Motivo naturalista

Motivo mítico

Motivo geometrico
Textil ería

orfebreria

Cabezas trofeo
musica

lineas
Lineas parte 2

Creencias

Entierros
Cultura Tiahuanaco
La Cultura Tiahuanaco es reconocida por los estudiosos andinos como uno
de los precursores del Imperio Inca, lo más reconocido de su cultura fue
su arquitectura como La Portada del Sol y otras edificaciones muy
antiguas. Se desarrolló en el altiplano andino, en lo que conocemos como
la meseta del Callao.

UBICACIÓN DE LA CULTURA TIAHUANACO


La Cultura Tiahuanaco dominaron partes de lo que hoy es Perú,
Argentina, Chile y Bolivia en América del Sur durante muchos siglos,
sus orígenes se remontan en el periodo Intermedio Temprano (250
a.C.), mientras su decadencia está asociada al final del Horizonte
Medio (1000 d.C.). La ciudad capital, se encontraba en la orilla sur
del lago Titicaca, en la frontera entre Bolivia y Perú. La capital fue
Tiwanaku que se encuentra en las cuencas de los ríos Tiahuanaco y
Katari, entre los 4200 y 3800 metros sobre el nivel del mar. Los suelos
eran pantanosos y se inundaban estacionalmente a causa de
deshielo de Quelcceya. Los agricultores de la Cultura Tiahuanaco
utilizaron esto como ventaja para construir plataformas elevadas de
césped y campos elevados para cultivar sus cosechas, separados
por canales. Construyeron grandes acueductos construidos a los
alrededores de la ciudad como Lukurmata y Pajchiri.
Organización Social y Política
La cultura Tiahuanaco era una sociedad teocrática con una
compleja sociedad jerárquica dividida en tres clases: la élite, los
artesanos y los comuneros o campesinos. Algunos historiadores
incluyen cuarto viaje de clase comerciantes.
Proceso histórico de Tiahuanaco
Periodo inicial. (200 a.C-600 d.C). Tiahuanaco era un
curazco que compartía el altiplano con los pukara. Los Tiahuanaco se
ubicaron al sur del lago Titicaca, mientras que los pukara al note. En este
periodo, los Tiahuanaco comenzó su expansión: al inicio, producto de su
desarrollo económico, después, producto de su reputación de su culto.
Periodo clásico. (600-900 d.C). En este periodo se concluyó
la construcción del centro ceremonial de Tiahuanaco y surgió un estado
que unifico el altiplano. También se instalaron colonias en el valle de
Moquegua, en el sur del Perú, y en el valle de Cochabamba, en el oriente
boliviano.

Periodo pos clásico. (900-1100 d.C). los asentamientos


altiplanos entraron en decadencia y las colonias ubicadas fuera del
altiplano fueron abandonadas.
Religión
Lo poco que se conoce de sus creencias religiosas se basa en la
interpretación de la arqueológica y algunos mitos, los cuales pueden
haber sido transmitidas a los incas y españoles. Adoraban a muchos
dioses (politeístas), centrados en la agricultura. Uno de los dioses
más importantes fue Viracocha. Los mitos dicen que él creó a las
personas con un gran pedazo de roca los dibujó en secciones sobre
la roca. Creó a los humanos a través de la roca y les dio vida. Se creía
que Viracocha creó a unos gigantes para mover las enormes piedras
que conformaban gran parte de su arquitectura, pero luego se mostró
descontento con los gigantes y creó un diluvio para destruirlos.
Viracocha está tallado en la Portada del Sol. La Portada del Sol es una
estructura monolítica de regular tamaño. Junto con Viracocha, existe
otra estatua en la Portada del Sol, muchos creen, que está asociado
con el tiempo: «un dios celestial que personificaba los diversos
elementos de la naturaleza estrechamente asociados al potencial
productivo de la ecología del altiplano: el sol, el viento, la lluvia, el
granizo, una personificación del estados atmosféricos que mas
afectaban a la producción agrícola, ya sea en forma positiva o
negativa.
Economía
Agricultura y ganadería
Logrado el dominio del altiplano, cultivaron plantas de excepcional
valor alimenticio como la papa y la quinua como plantas de altura, en
tanto que en otros valles más bajos que colonizaron
posteriormente sembraron maíz, yuca, oca y frutales en general.
El dominio altiplánico consolidó también un sistema de ganadería, ya
que si bien la meseta es dura para el sembrío, en cambio ofrece
inmensos territorios cubiertos de pastos naturales propios para los
camélidos andinos. De este modo supieron aprovechar la agricultura
y ganadería cuando deshidrataban a la papa y la secaban al sol, en la
misma forma que también lo hacía con la carne, obteniendo el chuño y
el charqui que pudieron ser conservados por mucho tiempo y que les
sirvieron para estos períodos cíclicos de sequía y de escasez.Caza,

La Quinua en la Cultura Tiahuanaco


La quinua (Chenopodium quinoa Willd.), es una de las especies
domesticadas y cultivadas en el Perú desde épocas prehispánicas
(más de cinco mil años). La cuenca del Lago Titicaca es la zona
considerada como el principal centro de origen de la quinua.
La cultura Tiahuanaco sembró y cultivó la quinua, como se puede
demostrar en su cerámica, en las que representa a la planta de
quinua, con varias panojas distribuidas a lo largo del tallo, lo que
mostraría a una de las culturas más antiguas.
comercio y artesanía
Practicaron actividades de caza sea con las especies de camélidos
(auquénidos) que no habían logrado domesticar y que pastaban por
la meseta, o también con otras especies de animales que habitaban
en los diferentes pisos ecológicos de las otras regiones en los que
los pobladores de la Cultura Tiahuanaco se habían asentado.

El comercio lo practicaron en base a sus productos de charqui y de


chuño, así como de sus productos artesanales, los cuales a modo
de trueque intercambiaron con los pueblos y regiones con los que
establecieron contacto, especialmente con los del medio marítimo
del norte de Chile y del Perú.
La expresión artesanal del pueblo de la cultura Tiahuanaco la
encontramos en la confección de mantos de lana que presentan
decoraciones de figuras geométricas y de animales estilizados, así
también estatuillas, vasos y huacos que difundieron por los lugares
con los cuales tuvieron contacto.

El Arte
Arquitectura
Las primitivas muestras arquitectónicas fueron los dólmenes o
construcciones de piedra rectangulares, que habilitaron con fines
de vivienda. Posteriormente edificaron las chulpas o construcciones
que tuvieron fines funerarios, hechos de piedra y de barro,
inicialmente eran de forma cuadrangular, después adoptaron la
forma cilíndrica teniendo como base la piedra labrada y pulida, tal
como se observa en las famosas chulpas de Sillustani, en Puno.
Después de éstos, los restos arquitectónicos más importantes son:
las terrazas de Pumapunku, de forma semicircular, la fortaleza de
Akapana y el palacio de Kalasasaya.

Escultura
Está representada por sus monolitos de gran tamaño y de carácter
monumental, tal como la podemos apreciar en los monolitos de El
Fraile y el de Bennet. El primero está esculpido en arenisca y la figura
es de 2.80 m. de alto por 60 centímetros de espesor; el de Bennet, a
su vez, también, está esculpido en arenisca, tiene 7.30 rm de alto en
total, ocupando sólo la figura 5.30 m. por 70 centímetros, pesa 17
toneladas y representa a un ser antropomorfo que sostiene un vaso
en una mano y en la otra aprisiona una extraña figurilla.
Cerámica
Es sobre todo una cerámica incisa, los vasos son de regular tamaño,
de paredes gruesas, pintados de rojo, anaranjado, marrón y blanco.
Los motivos o adornos representan al cóndor, felino y la serpiente,
utilizando, además, el signo escalonado como figura geométrica. Las
formas predominantes son el kero y el pebetero.
El kero se fabricaba principalmente de madera o de arcilla rematada
en bordes de madera. El kero, en un gran vaso, cuyos lados son casi
perpendiculares en la mitad inferior de su altura. Luego van
ensanchándose gradualmente hasta su borde superior, cuyo
diámetro alcanza el doble del de la base.
El pebetero, por lo general, tiene la forma de un felino con el lomo
abierto. Era un huaco ceremonial porque servía como incendiario en
los templos ya que llenaban su abertura con hojas aromáticas que
al arder esparcían su perfume.

Metalurgia
Pueblo más agrícola y ganadero que industrial o guerrero, el hombre
de la Cultura Tiahuanaco mostró pocas actividades en el campo de la
metalurgia, trabajando el oro y la plata con los que confeccionaron
algunos objetos como orejeras, brazaletes y otros objetos
ornamentales pero de ejecución un tanto rústica, ya que la orfebrería
no fue el carácter principal de esta cultura sino más bien la lítica o el
trabajo sobre la piedra.

Principales monumentos
Puerta del Sol
La Portada del Sol, es una piedra gigantesca, de una sola pieza, de
más de cuatro metros de ancho, por tres de alto y ochenta
centímetros de espesor. En la parte Inferior tiene una abertura de un
metro de ancho por dos de alto, que es la portada propiamente dicha.
En la parte superior y central de la piedra se encuentra esculpida, en
alto relieve, la figura del dios Wiracocha, en forma estilizada, rodeado
de dioses menores o geniecillos que en tres hileras de ocho cada una
y como arrodillados miran hacia la imagen de Wiracocha o dios
antropomorfo (figura humana), que sostiene dos báculos, uno en
cada mano y cuya cabeza está circundada de rayos. Para algunos
estudiosos esto es la representación de un calendario astronómico.
En la parte posterior de la portada se encuentran grabados algunos
signos escalonados cuya interpretación sigue siendo un misterio
para los investigadores ya que para unos representan el infinito, para
otros, el recorrido del nacimiento a la muerte, en una palabra, es la
graficación de la vida humana.
Puerta de la Luna
La Puerta de la Luna es un monumento de 2.23 metros de alto y 23
centímetros de espesor. Se trata de un arco monolítico en piedra andesita
que presenta relieves en alto y bajo relieve. Los motivos que presenta son
zoomorfos similares a los de la Puerta del Sol, pero con cabeza de puma y
boca de pez, y no cabezas de aves como en la portada del sol.
Al parecer, la Puerta de la Luna se ubicaba al ingreso del cementerio y fue
trasladada a su actual ubicación, en una elevación cerca al Putuni.5
Está orientada según los puntos cardinales: así, todos los solsticios (el 21
de diciembre y el 21 de junio) el Sol sale por la puerta o por uno de los
extremos de ella.
Monolito Ponce
El Monolito Ponce es una escultura de un solo bloque de andesita que
representa a un varón en posición vertical y cubierto por abundante
iconografía en bajo relieve. Debe su nombre al arqueólogo boliviano Carlos
Ponce Sanjinés, quien lo desenterrara y descubriera que el monolito tenía
una cruz tallada en el hombro derecho, por lo cual se sabe que la escultura
fue conocida por los colonizadores españoles en el siglo XVI, pero dejada
en el olvido hasta su descubrimiento en 1964

Monolito Fraile
El monolito fraile es una escultura en arenisca veteada que representa a un
personaje parado llevando un báculo y un kero, por esta razón se le
denominó fraile.7
La escultura tiene 3 metros de altura y el personaje destaca por poseer un
vientre abultado, rostro rectangular, ojos cuadrados, una banda en la
cabeza y un cinturón con cangrejos tallados, por esto último también se le
denomina "dios del agua". Al igual que el monolito Ponce, también posee
lágrimas.7
El grado de degradación de la escultura es notorio, por lo cual gran parte
de su iconografía se encuentra en peligro debido al clima de la región.7
Tiahuanaco

Ubicación

ubicasion
inicial

Clásico
Pos clásico

Religión
Caza y agricultura

Quinua
escultura

cerámica
Metalurgia

Porta del sol

Puerta de la luna
Cultura Huari
A fines del Intermedio Temprano, los centros urbanos de la sierra
central, particularmente de la zona de Ayacucho, mantenían
relaciones con otros desarrollos como las
culturas Nazca y Tiahuanaco. Pero es en el Horizonte Medio que
aparece la denominada tradición Concho pata, que se considera el
origen de la cultura Wari o Huari. Recién entre el año 500 y el 900
d.C. dicha cultura logra su máximo apogeo, el cual se asocia al
desarrollo y a la expansión desde su capital, que lleva el mismo
nombre.

También podría gustarte