Está en la página 1de 4

Recomendaciones para hacer un proyecto en BIM

Al momento de considerar la implementación de metodologías BIM (Building Information


Modeling), tanto a nivel de profesional independiente como a nivel de empresa, se deben tomar
en cuenta tres aspectos fundamentales e igualmente importantes entre sí: las tecnologías, los
procesos y las personas. A continuación abordamos los puntos clave en cada una de estas áreas,
para proporcionar un entendimiento básico de cómo comenzar a utilizar BIM.

1. Tecnologías
Al implementar BIM es necesario tener en mente los requerimientos de software y
hardware que se utilizarán, ya que el uso de tecnologías BIM expande el alcance de los
servicios que podemos prestar como arquitectos, una vez que concluye la transición de
dibujo CAD a modelado BIM.

Actualmente, dos herramientas de modelado muy conocidas y utilizadas en el mercado


son Autodesk Revit y ArchiCAD de Graphisoft. Cada una tiene sus ventajas y desventajas; y
en general, ambas son capaces de desarrollar cualquier tipo de proyecto que debamos
enfrentar. La consideración de la herramienta a utilizar también debe ir de la mano con el
resto de los actores en los proyectos; por lo que es necesario verificar cuales otras
herramientas se verán involucradas en el proceso de diseño, por parte de otras áreas
como cálculo o especialidades.
2. Procesos

El trabajo de implementación de tecnologías BIM a flujos y procesos de trabajo en


arquitectura parte por definir los objetivos que se pretenden lograr con la
implementación, ya que estos variarán dependiendo de la empresa o persona. Existen
múltiples niveles de adopción y este es un proceso gradual, por lo que es necesario
realizarlo con calma y de la forma más ordenada posible, de preferencia con la ayuda de
un consultor o profesional en esta área.

Una vez definidos los objetivos de la implementación, se deberá considerar el impacto en


productividad que tendrá la modificación de los procesos. Esto generalmente considera
tiempos de entrenamiento y curvas de aprendizaje de los softwares.
3. Personas

Ya sea que se desee utilizar BIM desde el punto de vista de un profesional independiente, o de una
oficina de arquitectura o construcción, el proceso de adopción pasa por entender de qué se tratan
las tecnologías y cómo estas afectan para bien o mal el proceso de desarrollo de proyectos.

En este punto, resulta conveniente hacerse la siguiente pregunta: ¿qué tipo de proyectos
desarrollamos o desarrollaremos? Dependiendo del tipo de proyecto se utilizarán distintas
herramientas y metodologías BIM para realizar dicho trabajo.

También es necesario considerar el perfil de las personas que utilizarán la tecnología. Por ejemplo,
el camino de aprendizaje de un profesional que desarrolla proyectos de arquitectura será distinto
al de un profesional que gestiona o revisa proyectos de arquitectura (inspector fiscal o
representante del mandante). No todos los miembros de un equipo necesitan aprender a utilizar
las mismas herramientas o con el mismo grado de profundidad.

El camino de aprendizaje/capacitación va muy relacionado con la herramienta/tecnología BIM que


utilizaremos para desarrollar nuestros proyectos bajo esta metodología.
Requerimientos para utilizar el software BIM Autodesk Revit.

El software Revit únicamente está disponible para ordenadores que trabajan bajo el sistema
operativo Windows de Microsoft por lo tanto, si estamos habituados a trabajar con un Mac de
Apple, no podremos hacer uso de este software, aunque existen otros programa BIM que sí
cuentan con versión adaptada al sistema operativo de la manzana mordida.

Por tanto, para utilizar el programa de BIM Autodesk Revit, lo primero que necesitaremos será un
PC cuyos requisitos básicos para cualquier versión de Revit deberán ser disponer de al menos de
5GB de almacenamiento libre en el disco duro, un ratón totalmente compatible para las tareas de
dibujo asistido, y conexión a internet que nos permita validar la licencia del software.

Pero Revit cuenta con diferentes versiones, y también Windows cuenta con diferentes versiones y
dentro de cada una de ellas, a su vez, encontraremos versiones de 32 y 64 bits. En consecuencia,
además deberemos buscar el equilibro entre la versión de Revit de que dispongamos, y la versión
de Windows a la que esté actualizado nuestro ordenador.

También podría gustarte