Está en la página 1de 3

Tratamiento de la osteoporosis

El objetivo del tratamiento es evitar la osteoporosis establecida, es decir, la fractura osteoporótica


y, si ya existe, evitar la producción de una nueva.

Medidas no farmacológicas o preventivas de la osteoporosis


 Dieta adecuada rica en calcio: diariamente se pierde calcio a través de la orina y el sudor. Si las
necesidades son superiores al aporte del mismo, se va a producir una disminución de la reserva,
constituida por el hueso fundamentalmente. El calcio se encuentra principalmente en la leche y
derivados lácteos como el queso y el yogur.
Aporte de vitamina D: favorece la absorción del calcio y su incorporación al hueso. Para la
mayoría de los adultos la exposición al sol y una dieta equilibrada son suficientes para mantener
unos niveles adecuados

 Evitar el consumo de tabaco y alcohol: se recomienda el abandono del alcohol y del hábito
tabáquico, ya que acelera la pérdida de masa ósea al disminuir la capacidad de absorción de
calcio.

 No excederse con la cafeína: esta sustancia tiene un efecto diurético que hace que la excreción
de calcio a través de la orina sea mayor de lo normal. Intenta moderar el consumo de café y otras
bebidas que la contengan.

 Ejercicio físico diario: la práctica diaria de ejercicio, como caminar 20 minutos todos los días,
aumenta la masa ósea y disminuye el riesgo de fracturas. Asimismo, para mejorar el equilibrio y
evitar cáidas se pueden practicar deportes como el taichi o el yoga.

Medidas farmacológicas frente a la osteoporosis


La utilización de fármacos está indicada en aquellos pacientes de osteoporosis con mayor riesgo
de presentar una fractura (aquellos con varios factores de riesgo y menor densidad del hueso).
 Calcio y vitamina D: su uso está recomendado en personas ancianas con baja ingesta de estos
elementos, y en aquellas que toman fármacos de forma prolongada, como los corticoides, que
favorecen la osteoporosis.

Bifosfonatos: su mecanismo de acción no es bien conocido, pero producen un descenso en la


resorción ósea o destrucción del hueso. Disminuyen la incidencia de fracturas vertebrales y de
cadera en mujeres tras la menopausia, y de fracturas vertebrales en hombres. Son el tratamiento
de elección en la osteoporosis por fármacos. Se administran por vía oral con frecuencia semanal o
mensual.

 Raloxifeno: actúa sobre los receptores de los estrógenos (hormona femenina que actúa en la
formación del hueso). Disminuye la frecuencia de fracturas vertebrales radiológicas y clínicas en
mujeres tras la menopausia con osteoporosis, con y sin fractura previa, y disminuye de manera
significativa la incidencia de cáncer de mama en este tipo de pacientes.
Calcitonina: disminuye la aparición de nuevas fracturas. Su eficacia es algo menor. Se administra
de forma intranasal.

Enfermedad ósea de Paget


Es un trastorno que implica destrucción y regeneración ósea anormal, lo cual causa deformidad de
los huesos afectados.

Causas
No se conoce la causa de la enfermedad de Paget. Puede deberse a factores genéticos o a una
infección viral temprana en la vida.

En las personas que padecen esta enfermedad, hay una descomposición anormal del tejido óseo
en áreas específicas, lo cual va seguido por una formación ósea anormal. La nueva área de hueso
es más grande, pero más débil. El hueso nuevo también está lleno de vasos sanguíneos nuevos.

El hueso afectado puede estar únicamente en una o en dos zonas del esqueleto o en todo el
cuerpo. Muy a menudo, compromete huesos de los brazos, las clavículas, la pierna, la pelvis, la
columna y el cráneo.

Tratamiento
La enfermedad de Paget comúnmente se trata cuando:

 Ciertos huesos, como los que soportan peso, están comprometidos.


 Los cambios óseos están empeorando rápidamente (el tratamiento puede reducir el riesgo
de fracturas).
 Se presentan deformidades óseas.
 Una persona tiene dolor u otros síntomas.
 El cráneo está afectado (esto es para prevenir hipoacusia).

El tratamiento farmacológico ayuda a prevenir la formación y descomposición mayor del hueso.


Actualmente, hay varias clases de medicamentos empleados en el tratamiento de la enfermedad
de Paget, entre ellos:

 Bifosfonatos: estos fármacos son el tratamiento de primera línea y ayudan a disminuir la


remodelación ósea. Comúnmente se toman por vía oral, pero también se pueden
administrar por vía intravenosa (IV).
 Calcitonina: esta hormona está involucrada en el metabolismo de los huesos. Se puede
administrar como aerosol nasal (Miacalcin) o como inyección subcutánea (Calcimar
o Mithracin).