Está en la página 1de 3

PRACTICA Nro.

11

ORGANOGRAFÍA DEL TALLO

1. Introducción

El tallo es el órgano por lo general aéreo en las plantas terrestres, que se ocupa del
transporte de sustancias nutrientes entre raíces y las hojas, en ambos sentidos. Cumple
también funciones mecánicas ya que se constituye en el soporte del dosel de hojas y las
mantiene en la posición favorable con respecto a la luz

En las plantas herbáceas, el eje caulinar no está endurecido y se denomina tallo; en


cambio en las plantas perennes el tallo está lignificado y endurecido por lo que se denomina
tronco

La estructura exterior del eje caulinar nos muestra la yema apical, situado en el vértice
del tallo, la zona de crecimiento, el cuerpo formado por los nudos(región del tallo donde se
insertan hojas y ramas), los entrenudos (región del tallo entre dos nudos, y el nudo vital que
es la porción ficticia que lo separa de la raíz

En el tallo los entrenudos se alargan debido al crecimiento intercalar, hasta un completo


desarrollo; ahora el eje caulinar se denomina macroblasto. En algunas especies no existe
elongación del tallo por lo que las hojas se forma en rosetas (p.e. Plantago lanceolata)

La estructura anatómica muestra tres tejidos fundamentales que son: el dérmico, el


fundamental y el tejido vascular. En las plantas dicotiledónea en el tejido vascular forma un
anillo cerrado que separa la corteza del cilindro central. En las monocotiledóneas las haces
vasculares se disponen dispersos por toda la superficie transversal y no existe una
separación nítida entre la corteza y el cilindro central.

2. Objetivos

Estudiar la forma exterior ya la estructura interna del tallo en plantas monocotiledoneas y


dicotiledoneas.

3. Materiales

• Tallos de plantas monocotiledoneas y dicotiledoneas


• Porta y cubreobjetos
• Bisturí
• Pinzas
• Zanahoria o rábano
• Camara fotografica
• Microscopio
4. Procedimientos

 Con anticipación hacer germinar las semillas, hasta que estas alcancen unos 15 o
20 cm de longitud
 Con un bisturí separar el tallo a la altura del cuello o nudo vital
 Observar la forma exterior del tallo reconociendo las diferentes partes, determinar si
el tallo es de una planta monocotiledóneas dicotiledóneas (realizar un gráfico )
 Obtener mediante cortes transversales secciones del tallo de una planta
dicotiledóneas de muestra debe ser lo más delgado posible)
 Repetir el paso anterior el tallo corresponde a una planta monocotiledóneas.
 Montar las muestras en porta objetos, previamente humedecida con una gota de
agua y protegerlas con cubreobjetos.
 Observar en el microscopio, iniciando con el menor aumento e identificar los
diferentes tejidos que integran el cuerpo del tallo(realizar un grafico).
 Separar y dividir longitudinalmente (en dos mitades) una porcion de tallo
 De la cara interna de cualquiera de las mitades sacar una muestra en seccion
longitudinal, lo mas delgado posible .
 Montar la muestra en un portaobjetos y observar en el microscopio, empezando con
el menor aumento.

5. Resultados

6. Apuntes

7. Conclusiones
8. Cuestionario

8.4 Explique en que consiste la ramificación simpodial y monopodial; La planta que


trabajo en el laboratorio a cuál de las dos ramificaciones corresponda.

Ramificación monopodial: La yema apical crece y se desarrolla mucho más que las
axilares, las que pueden incluso estar atrofiadas. La apariencia externa que las plantas con
este tipo de ramificación presentan es la de un gran eje central del cual salen unas ramitas
muy delgadas, como es el caso de las coníferas.
Ramificación simpodial:
Tanto las yemas apicales como axilares se desarrollan de la misma forma, sin que haya
ningún tipo de dominancia alguna. Aunque el eje central central sigue siendo notorio,
rápidamente las ramas alcanzan el mismo desarrollo. Este tipo de ramificación se presenta
en casi todas las demás plantas.
La planta utilizada en la práctica pertenece a la ramificación simpodial

8.5 En un tallo de consistencia leñosa de cuatro años como interpretaría el


crecimiento secundario? Si es posible realice un grafico

El crecimiento secundario del tallo es una consecuencia de la actividad del cámbium


vascular y del cámbium suberoso. Es un crecimiento en grosor sin crecimiento en longitud.
Es propio de las plantas gimnospermas y de la mayoría de las dicotiledóneas
(dicotiledóneas leñosas). Muy pocas monocotiledóneas lo presentan y ninguna pteridofita
(helechos y afines).