Está en la página 1de 3

Lecturas adicionales – piratería

LECTURA 6

Contrabando, piratería y falsificación representa US$ 2,000 millones de


pérdidas anuales al Perú
Según informó la Alianza Latinoamericana Contra el Contrabando integrada por 15 países de la
región, el contrabando mueve más de US$ 80 mil millones en América Latina.

Durante la Segunda reunión de la Alianza Latinoamericana Anti Contrabando (ALAC), realizada en


Santiago de Chile y a la que asistieron representantes de 15 países de la región, se determinó, entre
otras cosas, que el contrabando en Latinoamérica mueve más de US$ 80 mil millones, lo que
representa entre el 0.9% y 2% del PBI de los países afectados.

Adolfo Bernui, Secretario Técnico de la Comisión de Lucha Contra el Contrabando y Piratería,


presidida por el Ministerio de la Producción (Produce), indicó que durante el año 2016 se logró
incautar casi S/1,133 millones en productos ilegales.

También precisó que las mercancías más decomisadas fueron zapatillas, carteras, medicamentos,
cigarrillos licores, juguetes, perfumes, lentes, productos de higiene, cosméticos, entre otros productos
de consumo.

Explicó que la situación de Perú no es muy diferente al escenario de otros países, donde se evidencia
que el contrabando se viene incrementando y se deben tomar acciones de manera inmediata con un
franco compromiso de la asociación público privada.

Según estimó, el contrabando, piratería y falsificación representa US$ 2,000 millones de pérdidas al
año para el Estado.

Es por esto que el sector empresarial latinoamericano comprende que el combate al contrabando no
debe ser sólo de los gobiernos de la región, sino que requiere la colaboración de las agremiaciones y
empresas que se ven afectadas.

En este contexto, se creó la Alianza Latinoamericana Anti contrabando (ALAC) como una iniciativa
del sector privado para colaborar con los gobiernos de la región en la reducción de éste delito. Para
este propósito la ALAC buscará ser ese catalizador que facilitará el intercambio de información y
generará alianzas estratégicas que trasciendan las fronteras de los países y la diferencia de roles
entre los sectores público y privado.

Finalmente, las propuestas de solución que se entregaron al finalizar el evento se centraron en el


trabajo conjunto entre los distintos organismos de cada país, con el fin de generar proyectos que
involucren el sector privado y público.

Diario Gestión (29 de marzo de 2017). Contrabando, piratería y falsificación representa US$
2,000 millones de pérdidas anuales al Perú. Recuperado el 5 de noviembre de 2019
de https://gestion.pe/economia/contrabando-pirateria-falsificacion-representa-us-2-000-
millones-perdidas-anuales-peru-131881-noticia/

LECTURA 7

La piratería y su impacto en el desarrollo económico

En este artículo quiero hablarles de las consecuencias de la piratería sobre la propiedad intelectual y
el desarrollo sostenible de los países. Cuando hablamos hoy en día de la piratería, nos referimos al
plagio, a robarse una idea, a robarse la propiedad sobre un invento que no es nuestro, una visión algo
diferente de la imagen mental que tenemos de los Piratas del Caribe. Hoy en día la connotación de la
piratería va más allá de un simple robo, porque es sinónimo de algo que no es original, de plagio de la
propiedad intelectual.

En economía se entiende por piratería, las actividades económicas consistentes en fabricar copias no
autorizadas de obras protegidas, para comercializarlas y sacar provecho. Se puede hacer piratería en
valores culturales como la música, que están arrastrando a las disqueras a la quiebra, impidiendo
oportunidades para nuevos artistas y caídas del empleo en ese sector económico.

También existe la piratería de las películas, que afecta la industria cinematográfica en su desarrollo,
la piratería informática, editorial y de la radiodifusión. Adicionalmente, existen los piratas de Internet,
los hackers, que roban información, acarreando grandes gastos a los gobiernos para controlarlos.
Todas las actividades de piratería socavan industrias de cultura y conocimiento, que además de
generar empleo significativamente, impulsan el desarrollo innovador de los pueblos. Mientras la
piratería crece, hay regresión en las economías, costos de protección, desempleo y menos impuestos
para la recaudación de los gobiernos.
La piratería de obras amparadas por la propiedad intelectual representa un problema de magnitud
mundial. Darrell Panethiere en un estudio para Unesco, reveló que la Organización Mundial de
Aduanas detectó en el 2005 que más del 5% del comercio mundial es de objetos pirateados. En la
industria de la música se estima que la piratería copia hoy más de 40% de todos los productos
musicales vendidos en el mundo. Esta situación genera efectos secundarios inexorables, como la
pérdida de oportunidades de empleo en los estudios de grabación, las tiendas de música y las
actividades auxiliares.

También son naturales las consecuencias en la realización de giras y conciertos, especialmente en


lugares donde abunda la piratería, pues pocos motivos tienen las empresas discográficas para
promover y organizar conciertos, cuando esto no se traduce en ventas legales. De esa manera, las
inversiones que podrían destinarse a la creación y comercialización de nuevas piezas y soportes
musicales se ven estranguladas por la piratería.

En la industria cinematográfica mundial se vive un drama similar. En el estudio de Panethiere se


estimaba que el sector cinematográfico estadounidense deja de percibir más de US$3.000 millones
de ingresos anuales a causa de la piratería comercial, sin tener siquiera en cuenta los efectos de la
piratería en Internet. Las pérdidas totales experimentadas por el sector en los restantes países del
mundo suman posiblemente más de US$1.000 millones en promedio más al año, lo que erosiona la
industria local de naciones como la India (que posee la mayor industria cinematográfica del mundo),
Japón, Egipto y otros muchos países que poseen un sector cinematográfico consolidado. Esta
situación empeora año tras año y las pérdidas son cada vez mayores.

Si pensamos desde la óptica pura del economista, podemos reflexionar sobre un detalle básico. Una
acción sencilla y en apariencia inocente, como comprar un CD quemado o una película pirata, o
tomar una idea intelectual ajena como si fuese propia, tiene consecuencias insospechadas, pues
cada vez que realizas acciones como ésas ayudas a dejar sin empleo a muchas personas, haces que
las economías pierdan dinero, que la innovación no sea posible y colocas obstáculos al crecimiento y
desarrollo económico de los países que más lo necesitan; además del problema moral detrás de esa
acción. Así que sin dudar dile no a la piratería, dile no al robo de la propiedad intelectual.

Abarca, K. (2015). La piratería y su impacto en el desarrollo económico. América Económica. Recuperado el 10


de noviembre de 2019 de https://www.americaeconomia.com/analisis-opinion/la-pirateria-y-su-
impacto-en-el-desarrollo-economico