Está en la página 1de 3

MARCO TEORICO

DESARROLLO FÍSICO.

Arnold Gesell sostenía que cada niño que nace es único, con un código genético individual
heredado pero con la capacidad de aprender. Estas diferencias individuales se deben entonces
a factores hereditarios y ambientales, ya que también influyen en su desarrollo el hogar en
que vive, su educación y su cultura.
Referente a los niños entre la edad de 7 a 12 años se ha podido comprender que en un nivel
general el crecimiento se desacelera, mejoran las fortalezas y habilidades atléticas. El
desarrollo físico es lento pero constante, menor crecimiento que etapa anterior y etapa
posterior.
Como dice Gesell, se produce una especie de aquietamiento. Sobre todo si tenemos en cuenta
que se han superado ya muchos de los conflictos de las etapas anteriores y que el niño/a aún
no está inmerso en las alteraciones biológicas y psicológicas de la pubertad. A partir de esta
edad el niño va a atravesar prolongados periodos de calma y concentración. Será una etapa
de asimilación. Todo esto hace que el niño/a se encuentre en disposición de realizar nuevos
progresos y nuevas adquisiciones en lo que respecta al aprendizaje. Aún con conatos de entrar
en contacto con la realidad y todo lo que esto significa, en su mayoría la infancia estaba
caracterizada por la subjetividad, tanto de las funciones intelectuales como de las afectivas.
Sin embargo ahora, en esta etapa el niño tendrá que enfrentarse definitivamente con la
realidad externa y adaptar su comportamiento a las condiciones que este mundo real le
impone. Este vendría a ser un periodo en el cual “toca” adaptarse a la realidad. Los
aprendizajes que se producen en esta etapa son más importantes y decisivos.

Tabla 1. Habilidades Motoras Gruesas.


Tabla 2. Habilidades Motoras finas.

4. DESARROLLO PSICOSOCIAL.
El auto concepto se torna más complejo y esto tiene efecto en la autoestima. De acuerdo con
E. Erikson, durante las edades de 7 a 12 años, se caracteriza por los esfuerzos para lograr
competencia y enfrentar los desafíos que presentan ante los padres, los pares, la escuela y la
complejidad del mundo moderno.
Conforme avanza el individuo por la niñez intermedia sus energías se dirigen a dominar un
enorme cantidad de información y a construir un lugar para sí mismo en el mundo social. El
éxito en esta etapa produce sentimientos de dominio y eficacia con un creciente sentido de
competencia, por su parte dificultad en esta etapa conduce a sentimientos de fracaso e
ineficiencia.
Mientras buscan comprender la naturaleza del yo, no con tanta necesidad como sucede en la
adolescencia, pero en la niñez intermedia los niños en la escuela, buscan su lugar en el
mundo.
Otro de los hechos importantes es la aparición de los sentimientos superiores. Dentro de ellos,
aparece aquellos como la solidaridad, la bondad, el cooperativismo, la lealtad, la religiosidad,
entre muchos otros que le dan al niño su característica propia. A pesar de esto, los niños
pueden llegar a ser poco sensibles con los defectos de los de más y poder herir sin una mayor
intencionalidad.

Bibliografía.

D.Papañia, S. Wendokos & R. Duskin. (2009). Psicologia del Desarrollo. Dela infancia a la
adolecencia (pp.359-455).11 ed. Mexico: Mc Graw Hill.
Piaget, J.: Psicologia de la inteligencia, Buenos Aires, Psique, 1986.
Santrock, Jhon W. (2004) Psicologia Educativa 2da ed.Pag174/191 Mac Grau Hell, Mexico.

También podría gustarte