Está en la página 1de 24

SALA PENAL LIQUIDADORA- Sede Central

EXPEDIENTE : 00661-2009-0-1201-SP-PE-01
RELATOR : MARIN SANDOVAL, ROCIO
MINISTERIO PUBLICO : PRIMERA FISCALIA, SUPERIOR PENAL
IMPUTADO : MEDRANO BAZAN, PASCUAL
DELITO : VIOLACIÓN SEXUAL DE MENOR DE 14 AÑOS.
AGRAVIADA : EN RESERVA.
La Sala Mixta Permanente de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, presidida por el
señor Juez JORGE CASTAÑEDA ESPINOZA e integrada por los señores Jueces Superiores
FLORENCIA GUERRA CARHUAPOMA y WILFREDO MANZANO SANDOVAL como
director de debates; ejerciendo la potestad de Administrar Justicia han pronunciado la
siguiente:

Resolución N° 10

Establecimiento Penal de Huánuco, dieciocho de enero


Del dos mil dieciséis.-

S E N T E N C I A N° - 2016

VISTO: En Audiencia Privada, el proceso penal seguido contra:

PASCUAL MEDRANO BAZAN, de 54 años de edad, con D.N.I. 22873585,


nacido el 06 de diciembre de 1961 en el distrito de Miraflores Huamalies
Llata, con grado de instrucción cuarto año de educación primaria, hijo de
Matildo Medrano Varillas y Leonarda Bazán Venancio, de ocupación
agricultor percibe la suma de quince nuevos soles diarios, labora en el
caserío la Granja, ubicado en Monzon, domiciliado en en el distrito de
Pillcomayo jirpón tres de octubre, conviviente.

ANTECEDENTES
I. PROCEDIMIENTO:

a) En virtud al Atestado Policial Nª 103-2008-FPH-DIVPOL-LP/CTM-


SIDE, de fojas uno y siguientes, y la denuncia formalizada por el
señor Representante del Ministerio Público de fojas diecinueve, se
abrió instrucción por auto de fojas veintiuno al veintitrés, su fecha
dos de noviembre del año dos mil ocho. Se dictó mandato de
detención, medida coercitiva que se encuentra vigente hasta la
fecha, luego de ordenarse su recaptura.

b) Seguida la causa de acuerdo a su naturaleza ordinaria y concluida la


etapa de instrucción, los autos se elevaron con los informes finales
de fojas ciento setente y ocho respectivamente, donde el señor Fiscal
Superior de la Primera Fiscalía Provincial Penal de Huánuco,
mediante dictamen de fojas ciento ochenta y siete a ciento noventa y
dos, formuló acusación fiscal, contra PASCUAL MEDRANO
BAZAN.

c) Devuelto los autos a la Sala Penal, se dictó mediante resolución de


fecha veintisiete de octubre del año dos mil once, el Auto de
Enjuiciamiento declarando Haber Mérito para pasar a Juicio Oral
contra el antes citado y por el mismo delito materia de acusación
fiscal.

d) Iniciado el Juicio Oral contra el acusado PASCUAL MEDRANO


BAZAN el mismo que se llevó a cabo conforme a las actas de su
propósito, luego de oída la requisitoria oral de parte de la Señorita
Fiscal Superior, los alegatos de defensa, teniéndose a la vista las
conclusiones escritas, la causa se encuentra expedita para emitir
sentencia.

II. HECHOS Y CARGOS.

II.1. Que, conforme a la tésis incriminatoria del representante del


Ministerio Público, se imputa al acusado Pascual Medrano Bazan
haber ultrajado sexualmente de su menor hija de iniciales A.M.E.
desde que ésta cuenta con trece años de edad, abuso sexual que ha
sido en forma reiterada con una frecuencia de una vez por semana
hasta que tuvo los quince años y dos meses y por temor y vergüenza
no contó lo sucedido, ilícito que se prolongó hasta el mes de marzo
del año 2008.

II.2. El señor Fiscal Superior de la Primera Fiscalía Superior Penal


de Huánuco, calificó la conducta incurrida por el acusado PASCUAL
MEDRANO BAZAN, como delito Contra la Libertad - Violación a la
Libertad Sexual en la modalidad de VIOLACIÓN SEXUAL DE
MENOR DE EDAD en agravio de la menor de iniciales A.M.E; ilícito
penal previsto y sancionado en el numeral 2 del primer párrafo del
artículo 173 del Código Penal, en concordancia con el último párrafo
del citado articulado modificado por la Ley 28704; solicitando que se
le imponga la pena de CADENA PERPETUA, así como el pago de
DOS MIL NUEVOS SOLES por concepto de Reparación Civil a
favor de la agraviada.

III. INFORMACIÓN PROBATORIA:

III.1. DILIGENCIAS REALIZADAS A NIVEL PRELIMINAR

a) Manifestación de la menor de iniciaes A.M.E., a fojas 04,


señaló, que: “…me escondí detrás de mi cocina y me comenzó a
recriminar perguntando con quien estaba y que estaba haciendo y
como no le respondí nada por el miedo que tenía en ese momento
me dio un lapo fuerte y un puñete en la nariz y me empezó a salir
sangre y me puse a llorar y mi cuñada entró a la cocina y me
defendió pero mi papá le quiso pegar también a ella pero no se
dejó salió a buscar ayuda a la casa de mi tía María quien fue en mi
ayuda y cuando mi tía me llamaba desde afuera dela casa él me
decía que me cambie de polo porque estaba ensangrentado
instante que yo pedía a mi padre sale hacia la parte de afuera y
comenzó a insultar a mi tía yo me escapé y mi tía me hizo subir a
un motocar y me llevó a Cachicoto donde el Teniente Gobernador,
donde me preguntó lo qe había pasado en eso me dijo si mi padre
me había ultrajado sexualmente y yo respondí que si era cierto
donde luego fui atendido en una Posta Médica de Cachicoto y
posteriormente conjuntamente con mi hermano mayor de nombre
Luís Alberto Medrano Espinoza me condujeron a esta
Dependencia Policial. Que, en el mes de marzo del p´resente año
cuya fecha exacta no recuerdo pero fue un día martes salí de mi
escuela a las 13.00 el cual curso el quinto grado de Educación
Primaria y me dirigí a mi casa que dista a 5 minutos aprox. Y
solamente se encontraba mi paá, en eso que ingreso el estaba
dormido saqué mi ropa de diario para cambiarme en el cuarto
contiguo donde duermen mis tres hermanos salí despacio y luego
de cambiarme me dirigí a la cocina para alimentarme siendo que
se despierta y viene hacia mi y me dice sírveme la comida para
ello le atendí a su requerimiento y almorzamos juntos en lo que
estaba sentada se me acercó y me empezó a decir que fuéramos al
cuarto yo le dije que no en eso se paró y se dirigió desde me gritó
y me dijo ráído vienes si no ya sabes y me quedé por un instante
en la mesa con mucho miedoluego repetía lo mismo me dijo que
me acerque para que le compre chupetes y entre al cuarto para
recoger el dinero para la compra de los chupetes pero no me dio
el dinero al salir él me coge por la espalda, abrazándome
fuertemente tirándome a la cama donde yo caigo boca arriba y
aprovecha rápidamente para bajarme mi pantalón corto tipo
chavito y mi ropa interior yo le replicaba constantemente que me
deje pero él me dijo quedate quieta sino te voy a dar un golpe en
eso observó que se baja su pantalón de buzo color negro hasta las
rodillas y se echa encima de mí y me penetró su pene, luego
observé que de su pene votó un líquido que se lo limpiaba luego
de culminar su acto me dijo que no dijera a nadie porque si lo iba
a matar y si eso sucedía quien los iba atender y luego me levanté y
me puse a llorar pero no le conté a mi mamá, cuando llegó de su
trabajo por temor respecto a los ofrecimientos me los daba me
compraba ropas y me daba dinero en una ocasión me ofreció
cincuenta soles para tener sexo pero no acepté, pero yo siempre
casi siempre fui obligada. No recuerdo la fecha exacta pero fue
hace dos años aproximadamente cuando tenía trece años de edad
solo recuerdo que siempre me decía que él me tenía que enseñar
sobre sexo y que cuando tenga un hombre en mi vida para que yo
ya tenga experiencia en una ocasión cuando nos encontrábamos
durmiendo en la misma cama yo mi mamá y mi papá él siempre
me hacía tocamientos una vez me desperté cuando él me había
metido la mano a mi vagina donde yo le empuje y me fui al lado de
mi madre. Que siempre hacía una vez por semana por varios
meses hasta que ya no le permití que me ultrajara pero mi papá
me llegó a odiar, me trataba mal, me golpeaba y yo no decía nada
por miedo y vergüenza (…)”.
b) Manifestación de Luís Alberto Medrano Espinoza de fojas
siete. Que, yo anteriormente sospechaba pero no le dije a mi
padre nadapor temor a represalias toda vez que hecho de
conocimiento antes las autoridades políticas del Caserío la Granja
Cachicoto Huamalíes Huánuco.
c) Manifestación de Pascual Medrano Bazan de fojas nueve. “
(…) La agresión fue porque tengo celos de mi hija no quiero que
ella esté con ninguna persona malayo le pegué porque al estar
tomado perdí el control de mis actos dándole dos lapos y un
puñete en la cara así como un patadón en su nalga porque al
llegar a mi casa no le encontré, esta mi hija no me hace caso (…)”
d) Certficado Médico Legal de fecha 31 de octubre del 2008 fojas
12, practicado a la menor de iniciales A.M.E., que concluye:
“HPolicontusa, Síndrome Flujo Vaginal, Desfloracióon antigua, d/c
Fractura de los hesos propiosde la Nariz. Emitido por el Médico
Cirujano Juan A. Gonzales Correa.
e) Acta de Denuncia de fojas 13.
f) Partida de nacimiento de la menor agraviada de fojas
diecisiete. Reiterada a fojas setenta y cinco.

III.2. DILIGENCIAS REALIZADAS A NIVEL DE LA


INSTRUCCIÓN:

a) Declaración Instructiva del procesado PASCUAL MEDRANO


BAZAN de fojas 33, quien refirió: “que vivo con mi señora
Antonia Espinoza Trujillo mi hijo mayor Luis Alberto, su esposa se
llama Gloria Milagros Quiñonez, mi hijo Drony Medrano Espinoza,
Fulgencio Martin Medrano Espinoza, mi hija Angela Medrano
Espinoza, mi hijo Pascual medrano Espinoza mi nieta Sandra
Milagros Espinoza Quiñonez. Que la ultrajé una sola vez un día
domingo en mi cama donde dormíamos eso fue cuando mi esposa
se fue a Cachicoto a la posta de salud llevando a mi nieta Andrea
Milagros para curarla de la tos y fiebre (…)”.

b) Declaración testimonial de Luís Alberto Medrano Espinoza


de fojas 133. “(…) que por versión de mi indicada hermana la
agraviada de iniciales A.M.E. me enteré que había sido víctima de
violación sexual por parte de mi padre el procesado Pascual
Medrano Bazan esto me comentó el día 31 de octubre del dos mijl
ocho cuando había sido víctima de maltratos físico por parte del
denunciado y me contó que había sido violada en varias
oportunidades por mi papá incluso me dijo que le había
amenazado con matarle si es que contara a alguien, refiriéndome
que la violación había sido en la localiad denominado La Granja y
en la chacra ubicado con Nuevo Oriente también me dijoi que a
esos lugares le llevaba con engaños ofreciéndole comprar ropa,
darle propina y que no contara a nadie (…)”.

III.3. DECLARACIONES A NIVEL DEL JUICIO ORAL:

1) Declaración del acusado Pascual Medrano Bazan quien refirió:


“(…) que me presionaron el día que llegamos a la Policía en Tingo
María los policías me decían si tu no dices nada ahorita mismo te
matamos y como tenía miedo desesperadamente declaré de esa
forma, que yo no he declarado en el Juzgado, que no he abusado
de mi hija, reconoce que es su firma y huella de la declaración
instructiva, (…) si dije en la Policía pero como fui amenazado dije
que si la violé a mi hija pero solo por miedo (…) me dijo tu eres un
monstruo , ahora tienes que hablar me dijo tu eres un monstruo
solo me amenazaron pero no me agredieron.

2) Declaración de Antonia Espinoza Trujillo. Refeire: “(…) que no me


comentó sobre la violación. De la violación no sabe nada su hija
debe saber. Que su hija recién ahora último le ha comentado.
Cuando estaba borracho talvez se abusaba de su hija y por miedo
no avisaba.

3) Informe Psicológico N° 010026-2015-PS-EP emitido por los


Psilogos Gloria Elvira Rojas Rivera y Ruli Salazar Hinostroza.

4) Declaración de la menor agraviada de iniciales A.M.E. (…) firmé el


documento porque mi padre me amenazó, me abusó mi papá
desde cuando tenía doce años de edad, su papá le llamó diciendo
perdóname y también la amenazó.

IV. - POSICIÓN DEL ACUSADO Y TESIS DE LA DEFENSA


TÉCNICA:

Conforme a nuestro sistema jurídico penal vigente, los derechos del


imputado se encuentran consagrados en el artículo dos inciso 24
literal “e”; y artículo ciento treinta y nueve de la Constitución
Política. En ella se ha establecido las denominadas garantías penales
procesales y de ejecución penal, todas tienen como sustento básico
la dignidad del hombre. Sin lugar a dudas, el derecho de defensa en
el proceso penal es uno que consideramos de singular importancia,
ya que garantiza entre sus diversas manifestaciones, que el acusado
sea informado de la acusación que pesa en su contra, que sea oído,
que cuente con defensa técnica de su libre elección u oficio, la que
deberá disponer del tiempo y de las facilidades necesarias para la
preparación de su defensa; y que el sujeto pasivo de la acusación
debe conocer y contradecir en el juicio no solo el fundamento fáctico
sino también la justificación jurídica de la misma, infringiéndose el
citado precepto si la sentencia se pronuncia sobre unas conclusiones
jurídicas sobre las que no ha habido oportunidad de defensa, aunque
el imputado hubiera conocido todos los extremos de hecho de la
acusación –Exp. N° 010-2002-AI/TC del 03.01.2003.

En ese orden de ideas, en la requisitoria oral, el


Representante del Ministerio Público, sostiene que: ratifica su
acusación en contra de PASCUAL MEDRANO BAZAN por el delito
de VIOLACION SEXUAL en agravio de su hija cuya identidad se
mantiene en reserva; por cuanto: 1.- Está probado que la
agraviada fue víctima de abuso sexual durante el 2006 es decir
cuando tenía 13 años de edad, por parte de su padre el acusado
Pascual Medrano Bazán, hecho suscitado en la localidad “La Granja”
y en su chacra en el sector de Nuevo Oriente ubicado en el distrito
de Monzón provincia de Huamalíes. Siendo que recién el 31 de
octubre del 2008 que la agraviada denunció tales actos, con motivo
de la brutal agresión física ocasionada por el acusado en su agravio –
fractura de la nariz- al no encontrarla en su domicilio. 2.- Está
probado que la agraviada contaba con 13 años de edad cuando se
suscitaron los hechos el año 2006, conforme se verifica de su partida
de nacimiento a folios 77, procedente de la Municipalidad Distrital
de Monzón, donde consta su fecha de nacimiento el 17 de enero de
1993. También está probado el vínculo de familiariedad del acusado
con aquella, quien viene a ser su padre conforme consta en el acta
de nacimiento y lo expuesto por su progenitora, la agraviada y el
acusado en este extremo ante el colegiado. 3.- Se tiene probado el
delito en mención por cuanto en el Certificado Médico que corre a
folios 12 del 31 de octubre del 2008, concluye que la agraviada
presenta entre otros, poli contusa, desfloración antigua, fractura de
huesos propios de la nariz. 4.- Esta probada la vinculación del
acusado con el delito imputado, en virtud de la referencial recabada
a la agraviada que corre a folios 04/06 y ratificada ante el colegiado,
es decir, en virtud de la versión incriminatoria de aquella donde
además de narrar la forma y circunstancias en que perpetró el delito
imputado, identificó a su padre como la persona que la ultrajó
sexualmente en forma reiterada, siendo la primera vez se suscitó en
su domicilio específicamente en el dormitorio donde pernoctaban
aquella en compañía del acusado y su madre, evento suscitado
cuando su progenitora se encontraba ausente, ultrajes que se
repitieron una vez por semana, además de agredirla físicamente
cuando se oponía a tales actos; luego le compraba ropa y le daba
dinero. La última oportunidad fue en marzo del 2008, en su
domicilio, donde le exigió acudir a su dormitorio luego del almuerzo,
le ofreció dinero y comprarle chupetes, pese a su negativa la violentó
sexualmente, amenazándola con atentar contra su vida si avisaba de
ello. Siendo que la versión recabada, resulta coherente y
contundente en función a la imputación efectuada contra el hoy
acusado su padre, imputación que se recabó según las formalidades
exigidas en el Código de los Niños y Adolescentes para recabar la
referencial de una víctima de abuso sexual; en consecuencia debe
ser valorada con objetividad y en el contexto en el que se recabaron
los demás elementos probatorios, esto es los denominados elementos
periféricos que le otorgan credibilidad a la sindicación realizada;
máxime que la versión incriminatoria no evidencia subjetividades o
elementos que vicien la persistencia, coherencia y solidez de lo
detallado por la agraviada, verificándose las garantías de certeza
detalladas en el Acuerdo Plenario Nº 02-2005/CJ-116 esto es
respecto de la valoración y el análisis que le corresponde realizar al
colegiado para el relato incriminatorio de una víctima de abuso
sexual, ello en virtud de que si bien es cierto a folios 258 corre una
declaración jurada donde aparentemente se pretende liberar de
responsabilidad penal al acusado, la agraviada ante el plenario
señaló que efectivamente realizó dicha declaración jurada ante una
notaria porque su padre la amenazó, quien la llamó por teléfono
señalándole que le haría daño, lo hizo en dos oportunidades y le dijo
que la iba a matar, con motivo del proceso judicial en giro en su
contra, es por ello que con el afán de terminar todo, ya que tuvo que
cambiar de número de celular, es que su abogada la orientó en esa
forma, siendo que su padre presentó dicha declaración jurada a
través de su abogado defensor, y no fue ella ni su abogada quien la
presentó. Todo ello nos permite verificar que el contexto y contenido
de la gestión de dicha declaración jurada adolece de vicios de
objetividad, por el contrario se reafirma la posición del Ministerio
Público acode con el acuerdo plenario en mención que cuando los
actos de abuso sexual se suscitan dentro del entorno familiar, se
concretan en la clandestinidad y muchas veces se impide la
persistencia de la incriminación por el entorno, razón por la que
resulta coherente sostener que pese a dicho documento, subsiste la
versión incriminatoria proporcionada por la victima, es decir que en
lo que respecta a su padre cuando señaló “(...) no denuncie porque
me pegaba...a los 3 meses que salí de Cachicoto me llamó y me dijo
que como lo he denunciado soy tu padre, y que me mataría“(Sic.) y al
preguntársele si su padre trabajó para María Bocanegra Trujillo, a
quien éste le atribuye que como no le pagaba por el trabajo que
realizó es que realizan la denuncia – especificó que no, al igual que
su progenitora Antonia Espinoza Trujillo – analfabeta- quien señaló
que con respecto a esta persona no tuvo problemas. Circunstancias
que el contenido de la declaración jurada al pretender la exculpación
de su padrastro en el presente caso, no superan el filtro de
objetividad que le otorgue credibilidad respecto a la referencial
preliminar y la otorgada ante el colegiado. 5.- Esta probada la
vinculación del acusado con el delito imputado, en virtud de lo
señalado por Luis Alberto Medrano Espinoza – hermano de la
agraviada- quien folios 7/8 y 133/134 narró la forma y circunstancias
en que tomó conocimiento de los hechos imputados a su padre,
aseverando que su hermana no tenía enamorado, la particular
conducta desarrollada por su padre respecto a su hermana, esto es
de ser violento y celoso con ella en particular; lo cual se corrobora
con el resultado de la pericia psicológica practicada al acusado y
ratificada en juicio, en el sentido de que presenta entre otros una
personalidad esquizoide y en área psicosexual presentó
probablemente conflicto que influiría de manera inadecuada en su
conducta sexual. 6.- No está probado la versión del acusado en el
sentido de que resultaría en una acción gestionada por María
Bocanegra Trujillo, para ello no existe sustento objetivo, máxime si
tenemos en cuenta la declaración de la agraviada y su progenitora
donde precisan que ella no es familiar, no tuvieron problemas con
aquella y que su padre no trabajó para la misma, en consecuencia no
existe motivo para argüir que la denuncia fue festinada para
perjudicarlo y es que además de negar los cargos en su contra, no
existe medio probatorio que desvirtué la imputación realizada.

Igualmente, el señor DIRECTOR DE DEBATES, invita a la


defensa del acusado presente, letrado SANDOVAL RENGIFO,
para hacer uso de la palabra, y formule sus ALEGATOS ORALES,
quien dijo, señores miembros de la honorable Sala, este Ministerio
Público ratifica su acusación en contra de PASCUAL MEDRANO
BAZAN, por el delito contra la libertad sexual, en la modalidad de
VIOLACION SEXUAL en agravio de menor de nombre reservado; en
mérito a lo establecido en el numeral 14° del artículo 139° de la
Constitución Política del Estado Peruano; y, el artículo 277° del
Código de Procedimientos Penales, formulo mis alegatos de defensa
en favor de PASCUAL MEDRANO BAZAN, solicitando que mi
patrocinado sea absuelto de los cargos de los que se le acusa; por
cuanto de la acusación presentada y oralizada por la Representante
del Ministerio Público, se le acusa como autor del delito contra la
libertad sexual, en la modalidad de violación sexual en agravio de su
menor hija, previsto y penado, en el numeral 2) del primer párrafo
del artículo 1173°, concordante con el último párrafo del citado
artículo, solicitando CADENA PERPÉTUA por cuanto ha venido
violentando sexualmente a su hija la menor agraviada, en forma
reiterada entre los años 2008 y 2009, cada vez que este se
encontraba en estado de ebriedad, no precisando las fechas exactas
por cuanto no se recuerda la agraviada; del análisis de los medios
probatorios se debe de tener en cuenta: De la manifestación de la
menor agraviada, obrante de fojas 04 a 06, realizada con fecha 01 de
noviembre del 2008, con la presencia del representante del
Ministerio Público, sin la presencia del abogado defensor de mi
patrocinado. La menor agraviada denuncia a mi patrocinado a raíz,
del incidente de fecha 31 de octubre del 2008, en mérito a que mi
patrocinado al regresar de su trabajo y no encontrar a la menor
agraviada su hija en la casa, este la buscó encontrándola en la casa
del frente, donde paradójicamente vive la persona conocida como
NIVARDO CLAUDIO TRUJILLO, SIENDO INTRODUCIDA ESTA
INFORMACIÓN POR PARTE DE MI PATROCINADO AL SER
INTERROGADO, EN LA AUDIENCIA DE JUICIO ORAL DE FECHA 11
DE NOVIEMBRE DEL 2015. Por otra parte la menor agraviada
manifiesta que la agredió el día 31 de octubre del 2008, por cuanto
la encontró viendo televisión en la casa del frente, además la misma
menor agraviada manifiesta a nivel de JUICIO ORAL DURANTE SU
INTERROGATORIO DE FECHA 07 DE DICIEMBRE DEL 2015, que
estaba viendo televisión al frente en la casa de su vecina por cuanto
esta no tenía televisión en su casa, siendo mentira este hecho por
cuanto el mismo acusado a nivel preliminar en su declaración de
fojas 09 a 11, a la respuesta de la pregunta 12, mi patrocinado
manifiesta que tiene televisión por cable, siendo inconsistente el
hecho de la declaración de la menor agraviada, lo que se puede
entender que si hubiera habido alguna agresión sexual no es por
parte de mi patrocinado, si no por parte del vecino a quien
frecuentaba la menor agraviada, también refiere que la primera vez
que la ha ultrajado fue en una oportunidad cuando su señora madre
se quedó a trabajar en la chacra y su padre aprovechó de este hecho
para vejarla durante la noche, no siendo coherente este relato por
cuanto en la casa donde pernoctaban también vivían sus tres
hermanos, su cuñada y sus sobrinos (respuesta de la pregunta 1,
véase de fojas 04), lo cual hace imposible del hecho de que haya
ocurrido este hecho, ya que es un ambiente dividido en dos, que
cualquier problema, anomalía, grito, agresión pudo haber sido
escuchado por los otros miembros de la familia, quienes hubieran
descubierto, las vejaciones en ese momento, manifiesta también que
la vejaba una vez por semana, que constantemente le revisaba si le
venía la menstruación, de donde se desprende que era lógico que mi
patrocinado velara por el bienestar de su hija, ya que mi patrocinado
en una oportunidad, descubrió que la menor agraviada había peleado
con una de sus colegas de la escuela, por cuanto se veía con un
muchacho de la escuela a escondidas, siendo que temía que saliera
embarazada, ya que en la escuela la mayoría de las chicas salían
embarazada, no era por celos como lo manifiesta la agraviada, si no
que mi patrocinado guardaba la integridad de la menor (véase a las
respuestas de las preguntas 06, 07, 19). Otro punto que refiere la
agraviada es que su mamá en una oportunidad le manifestó que le
había visto a mi patrocinado tocar a la agraviada, siendo contradicho
este hecho por cuanto la madre de la menor agraviada ha declarado
a nivel de Juicio Oral en la audiencia de fecha 18 de noviembre del
2015, donde la madre de la menor agraviada niega este hecho,
siendo que la misma madre de la menor agraviada también ha
manifestado que el acusado era una persona borracha, agresiva con
toda su familia. De la manifestación de LUIS ALBERTO MEDRANO,
obrante de fojas 07 a 08, realizada con fecha 01 de noviembre del
2008, sin la presencia del representante del Ministerio Público, sin la
presencia del abogado defensor de mi patrocinado; y, su declaración
testimonial obrante de fojas 133 a 134, realizada con fecha 01 de
noviembre del 2008. El testigo agrega que el acusado era borracho y
agresivo con toda su familia. De la declaraciones de hoy acusado
PASCUAL MEDRANO BAZAN, obrante de fojas 10 a 12, con la
presencia del Representante del Ministerio Público, tomada el día 01
de noviembre del 2008; y, su declaración instructiva de fojas 33 a 39.
Hay que tener en cuenta que mi patrocinado ha negado los hechos
materia del presente proceso, que la denuncia que le realiza la
agraviada es a raíz que le ha agredido el día 31 de octubre del 2008.
Del certificado médico legal de fojas 12, realizado a la menor
agraviada el día 31 de octubre del año 2008, realizada por el médico
JUAN A. GONZÁLES CORREA, MÉDICO DEL CENTRO DE SALUD
DE CACHICOTO, se desprende: VAGINA: se observa flujo vaginal
blanquecino, adherido a los labios, asociado al purito vulvar. Se
aprecia también desfloración antigua. IMPRESIÓN DIAGNÓSTICA:
policontuso, síndrome de flujo vaginal, desfloración antigua, fractura
del hueso propio de la nariz. TRATAMIENTO: diclofenaco,
dexametasona, ibuprofeno, clotrimazol y RX. En este punto hay que
tener en cuenta LA GUÍA MÉDICO LEGAL, colgada en la Wet del
Ministerio Público, de donde se desprende las pautas a seguir para la
evaluación en caso de presuntas víctimas de abuso sexual. En la guía
médico legal también nos manifiesta que deben de ser dos los peritos
para evaluar, en caso contrario se debe de perennizar lo que se
puede observar, no habiendo ocurrido este hecho en el presente
caso. Para poder realizar la evaluación de la agraviada se debe de
obtener información consistente en la última menstruación, posibles
relaciones sexuales (consentidas, no consentidas), última fecha,
entre otros; no quedando acreditado en el presente certificado este
hecho, por lo que no debe de considerarse para condenar a mi
patrocinado por violación. Se ha vulnerado lo que establece el
CAPITULO II: EVALUACIÓN FÍSICA MÉDICO LEGAL que nos
manifiesta lo siguiente: a) se procurará que todo RML sobre
integridad sexual deba ser realizado por 02 peritos como mínimo, en
ausencia de otro y/o en caso de urgencia podrá ser realizado por un
solo perito; b) para la realización de todo RML sobre DCLS, deberá
ser asistido por una persona auxiliar capacitado, y de preferencia
femenino; c) se podrá contar además con la presencia de: familiar,
persona femenino de la PNP, personal femenino acompañante; … e)
si el RML es realizado por un solo perito, será una obligación para el
perito, realice la perennización del RML, previo consentimiento del
evaluado y según la logística disponible. Ya que estos hechos son de
manera requisitos obligatorios como lo menciona la misma guía a
fojas 19, 1.- INFORMACIÓN A LAS PERSONAS A EXAMINAR SOBRE
LOS PROCEDIMIENTOS A REALIZAR, como …el contenido de la
información se encuentra en el formato de consentimiento
informado: 1) Nombre y Apellidos de la presunta víctima; 2)
Autorización para obtener fotografías, videos antes, durante y
después del examen físico; 3) autorización para permitir la presencia
de otras personas al momento del examen; 4) firma, postfirma e
impresión dactilar de la presunta víctima, acompañante,
administrativo y el médico examinador. No habiéndose cumplido
estos requisitos. La guía médico legal manifiesta la tipología del
himen: HIMENES TÍPICOS: 1) de bordes libres regulares: Anular,
semilunar, labiado (bilabiado trilabiado); 2) de bordes libres
irregulares: Festoneado, dentado, coraliforme, lobulado; DEBIENDO
PRECISAR QUE EN EL PRESENTE CERTIFICADO MÉDICO NO SE
HA PRECISADO ESTE PUNTO.- El concepto de desfloración que es:
es la primera ruptura el himen, que se evidencia con la presencia de
desgarro(s). el desgarro himeneal puede ser de tipo incompleto (no
llega a su base de implantación) o completo cuando llega al borde de
implantación o inserción. Los desgarros detectados en su fase
reciente, pudiendo ser ocasionados por diversas causas: coito,
maniobras onanistas, traumáticas y patológicas. NO SE HA
CONSIGNADO ESTA INFORMACIÓN. Siendo que la psicóloga, ha
manifestado que es un potencial agresor sexual por cuanto este no
podía tener relaciones sexuales por ser una persona de rasgos
esquizoides. Debiendo tenerse en cuenta que los exámenes
psicológicos nos recomienda que deben de ser entre dos personas.
Debiendo tomarse en cuenta el acuerdo plenario 002-2005, que en su
fundamento 7° hace referencia lo siguiente: a) ausencia de
incredibilidad subjetiva, es decir que no existan relaciones entre al
agraviado e imputado basadas en el odio, resentimiento, enemistad u
otras que puedan incidir en la parcialidad de la deposición, que por
ende le nieguen la aptitud para generar certeza; b) verosimilitud,
que no solo incide en la coherencia y solides de la propia
declaración, si no que debe de estar rodeada de ciertas
corroboraciones periféricas, de carácter objetivo que le doten de
aptitud probatoria; c) persistencia en la incriminación… En cuanto al
primer punto hay que tener en cuenta que la agraviado mantiene una
relación de odio, resentimiento, debido a que la misma agraviada a
manifestado ante el RMP, que su padre era una persona borracha,
agresiva y que pegaba constantemente a su madre, hermanos y a ella
misma, más aún si al momento de la denuncia se debe a que mi
patrocinado e había roto la nariz y le había agredido. El último punto
con respecto al acuerdo plenario es si bien es cierto que existe
persistencia en la incriminación, hay que tener en cuenta que se
contradice con la propia manifestación, conforme lo hemos
analizado. Siendo así en el presente caso, el Recurso de Nulidad
número 681-2012, en su tercer considerando donde a la letra dice:
“…la doctrina procesal objetivamente ha considerado que para los
efectos de imponer una sentencia condenatoria es preciso que el
juzgado haya llegado a la certeza respecto a la responsabilidad del
encausado…(ACUSADO)” el paréntesis es nuestro; y, “… ello implica,
que para ser desvirtuado, se exige una mínima actividad probatoria
efectivamente incriminatorio, producida con las garantías procesales
y de la cual pueda deducirse la culpabilidad del procesado”. A nivel
de juicio oral la menor agraviada ha venido a manifestar que tenía
una abogada KARINA DIONICIO SIFUENTES, quien le había
conseguido trabajo como empleada en la casa de su hermana en
Chanchamayo, y que ha firmado dicha declaración por cuanto estaba
siendo amenazada por parte del acusado mi patrocinado ya que le
había llamado por teléfono. Es poco creíble este hecho, ya que la
menor agraviada no puede demostrar, el supuesto de hecho de las
llamadas amedrentándola, más aún no es creíble el hecho de que su
abogada le haya recomendado un trabajo, por cuanto mi patrocinado
ha presentado la mencionada declaración jurada con su abogada
KARINA DIONICIO SIFUENTES, no pudiendo demostrar su dicho la
agraviada ni el interés de la abogada de asesorar a ambas partes, se
acusa a mi patrocinado PASCUAL MEDRANO BAZAN, no habiéndose
demostrado el hecho de ser autor o responsable del ilícito penal del
que se le acusa, ya que no existen medios probatorios suficientes e
idóneos para condenarlo, lo único que existe es una sindicación y un
certificado médico que se contradice entre si. En el presente caso no
se ha desvanecido este principio, ya que hasta la fecha no se ha
podido demostrar la culpabilidad de mis patrocinados, por tanto
señores del Colegiado, solicito que PASCUAL MEDRANO BAZAN, sea
absuelto del cargo por el cual se le acusa.

V. TIPIFICACIÓN PENAL

V.1. VIOLACIÓN SEXUAL DE MENOR. Conforme a los extremos


de la acusación fiscal, se le imputa al acusado PASCUAL
MEDRANO BAZAN, por la comisión del delito Contra la Libertad -
Violación a la Libertad Sexual en la modalidad de VIOLACIÓN
SEXUAL DE MENOR DE EDAD en agravio de la menor de iniciales
A.M.E; ilícito penal previsto y sancionado en el numeral 2 del primer
párrafo del artículo 173 del Código Penal, en concordancia con el
último párrafo del citado articulado modificado por la Ley 28704.

"Artículo 173.- Violación sexual de menor de edad

El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza
otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por
alguna de las dos primeras vías, con un menor de edad, será
reprimido con las siguientes penas privativas de libertad:

1. (…).
2. Si la víctima tiene entre diez años de edad, y menos de
catorce, la pena será no menor de treinta años, ni mayor de treinta y
cinco.

3. (…).

Si el agente tuviere cualquier posición, cargo o vínculo


familiar que le dé particular autoridad sobre la víctima o le impulse a
depositar en él su confianza, la pena para los sucesos previstos en
los incisos 2 y 3, será de cadena perpetua."

Tipicidad Objetiva: El bien jurídico protegido es la “indemnidad


Sexual” entendida como la protección de la intangibilidad sexual de
persona que por decisión legislativa carecen de libertad sexual.
Sujeto Activo: cualquier persona mayor de dieciocho años de edad.
Sujeto Pasivo: Menor de edad.
Comportamiento Típico: Acceder carnalmente a una persona vía
vaginal, anal, bucal. Acto análogo: Introducción de parte del cuerpo
(dedos, mano, etc por la cavidad vaginal o anal. El agente activo
tiene que conocer o estar en las posibilidades de conocer la minoría
de edad de la víctima.
Tipicidad Subjetiva: Eminentemente doloso, además el sujeto
activo debe actuar con ánimus lubricus (lograr el acceso carnal a fin
de obtener satisfacción sexual).
Consumación: El delito de Violación Sexual de menor de edad se
consuma con la penetración total o parcial del órgano sexual
masculino (en la vagina, ano, boca), u otro objeto o parte del cuerpo
(en la vagina o ano).
Ahora bien, el delito de violación sexual de menor de edad, “protege
la indemnidad sexual de las personas que, por su incapacidad mental
para comprender el sentido y consecuencias de una práctica sexual,
no pueden disponer jurídicamente su realización, concibiéndose la
tutela en términos de intangibilidad” 1; en ese sentido el bien jurídico
tutelado es la indemnidad sexual, protegiendo el libre desarrollo
sexual de la menor en relación con los mayores; pues en el caso de
menores, el ejercicio de la sexualidad con ellos se prohíbe en la
medida en que puede afectar al desarrollo de su personalidad y
producir en ella alteraciones importantes que incidan en su vida o su
equilibrio psíquico en el futuro.

La indemnidad o intangibilidad sexual se entiende como protección


del desarrollo normal de la sexualidad de los menores quienes
todavía no han alcanzado el grado de madurez suficiente para
determinarse sexualmente en forma libre y espontánea. Francisco
MUÑOZ CONDE, razonablemente sostiene que en el caso de
menores, el ejercicio de la sexualidad con ellos se prohíbe en la
medida que puede afectar al desarrollo de su personalidad y
producir en ella alteraciones importantes que incidan en su vida o su
equilibrio psíquico en el futuro.

Ahora bien, de la redacción del tipo penal se desprende con claridad


que la verificación del delito de acceso sexual de menor no se
necesita que el agente actúe haciendo uso de la violencia, la
intimidación, la inconsciencia o el engaño. En tal sentido, así la
víctima preste su consentimiento para realizar el acceso carnal
sexual u otro análogo, el delito se verifica, pues de acuerdo a nuestra
normatividad, la voluntad de los menores, cuya edad se encuentra
entre el acto de nacimiento hasta los dieciocho años, no tiene
eficacia positiva para hacer desaparecer la ilicitud del acto sexual
del sujeto activo; aunque este último aspecto ha sufrido cambios
importantes dentro de nuestro ámbito socio-jurídico, acorde con la
realidad social, respecto a la relación sexual voluntaria sostenida por
una agraviada cuando tiene entre catorce y dieciocho años de edad,
tal como se halla establecido en el Acuerdo Plenario número cuatro-
dos mil ocho/CJ-ciento dieciséis, del dieciocho de Julio del dos mil
ocho.

A mayor abundamiento el Acuerdo Plenario N° 1-2011/CJ-116


referido a los delitos Contra la Libertad Sexual, precisa que en los
atentados contra personas que no pueden consentir jurídicamente,

1
CARO CORIA, Carlos y SAN MARTIN CASTRO, César. Delitos contra la Libertad e Indemnidad Sexuales. Pág. 107
cuando el sujeto pasivo es incapaz porque sufre anomalía psíquica,
grave alteración de la conciencia o retardo mental, o por su minoría
de edad, lo protegido no es una inexistente libertad de disposición o
abstención sexual sino la llamada “intangibilidad” o “indemnidad
sexual”. Se sanciona la actividad sexual en sí misma, aunque exista
tolerancia de la víctima, lo protegido son las condiciones físicas o
psíquicas para el ejercicio sexual en libertad.
"Que, el delito de violación sexual se consuma con la introducción del
pene aunque sea parcialmente; que, en efecto, la consumación del
delito solo requiere la penetración en los órganos sexuales de la
mujer sin que sea exigible la perfección fisiológica del coito, la
cópula normal y completa en su alcance y consecuencias, solo se
requiere que exista penetración, no que se produzca la rotura más o
menos completa del himen con desfloración de una mujer virgen
(R.N. Nº 874-2005-San Martín, del 16705/2005)".

VI. CONSIDERACIONES GENERALES Y DETERMINACIÓN DE LA


RESPONSABILIDAD PENAL.

La tesis incriminatoria del Ministerio Público, que constituye


requisito esencial de la pretensión, se sustenta en que la menor
agraviada de iniciales A.M.E. cuando tenía trece años de edad, su
progenitor ha venido ultrajándola sexualmente, la primera vez no
recuerda la fecha exacta pero afirma que en circunstancias en que se
encontraba su madre en la chacra y esta se había dirigido a su
dormitorio que compartía con sus progenitores su padre se hizo el
dormido cuando la menor se acostó en la misma cama y abusó
sexualmente de la menor, abuso sexual que se producía en su agravio
una vez por semana, cuando la menor ponía resistencia el procesado
le agredía físicamente y no contaba lo sucedido en su agravio por
temor y vergüenza, su progenitor vivía pendiente del periodo de
menstruación de su hija para poder tener relaciones sexuales, la
última agresión sexual se suscitó en el mes de marzo del dos mil
ocho, cuando esta contaba con quince años y dos meses de edad,
cuando la menor luego de compartir el almuerzo con su padre este le
exigió a la menor que se dirigía al dormitorio al negarse le dijo,
vienes rápido, sino ya sabes, teniendo mucho miedo luego le indicó
que se acerque al cuarto para que le de dinero y compre chupetes al
acercarse la menor le cogió de la espalda violentamente, la arrojó a
la cama, le bajó sus prendas de vestir, penetrando su pene en su
vagina pese a que la menor le decia que le soltarse, no contó a su
madre porque le ofeció comprarle prendas de vestir y le daba dinero.

VII. V
XII. ALORACIÓN DE LA PRUEBA
Y RESPONSABILIDAD DEL ACUSADO.
Debemos de indicar que en materia penal, el análisis del hecho
punible debe ser realizado de manera objetiva, teniéndose en cuenta
las pruebas actuadas durante todo el proceso y durante la
investigación pre judicial, las que deben ser compulsadas y
analizadas en forma global, no aislada, empírica o
fragmentariamente, debiendo comprenderse cada uno de los
elementos de prueba a fin de llegar a una verdad concreta, debiendo
constatarse en primer término si se cometió el delito, y en su caso si
concretamente se cometió por determinado inculpado.

Para estos efectos, dos son las normas que rigen los fundamentos y
criterios de valoración de la prueba penal. En primer lugar, el
artículo 2º, numeral 24), literal d) de la Constitución, que consagra
la presunción de inocencia; y, en segundo lugar, el artículo 283º del
Código de Procedimientos Penales, que dispone que los hechos y las
pruebas que los abonen serán apreciados por los jueces con criterio
de conciencia. Ambas deben ser aplicadas, bajo la preeminencia del
derecho a la presunción de inocencia. Si bien el Juez o la Sala
sentenciadora son soberanos en la apreciación de la prueba, ésta no
puede llevarse a cabo sin limitación alguna, sino que sobre la base
de una actividad probatoria concreta y jurídicamente correcta, se ha
de llevar a cabo con arreglo a las normas de la lógica, máximas de la
experiencia o de la sana crítica, razonándola debidamente. 2

Así se advierte, que la libre apreciación razonada de la prueba, que


es el sustento del artículo 283º del Código de Procedimientos
Penales, reconoce al juez la potestad de otorgar él mismo, el valor
correspondiente a las pruebas, sin directivas legales que lo
predeterminen. Desde esa perspectiva es de afirmar que el derecho
a la presunción de inocencia exige sobre el particular que las
pruebas de cargo, que justifiquen una condena, además deben ser
suficientes. El canon de suficiencia de la prueba, sobre la base de la
apreciación lógica realizada por el juez, en casos particularmente
sensibles referidos a las declaraciones de los coimputados y de los
agraviados, debe cumplirse a partir de la configuración razonable de
determinadas reglas o criterios de valoración, que es del caso
enunciar para asegurar la vigencia de las garantías de un proceso
penal constitucionalmente configurado. Se trata, en suma, de
criterios que permitan trasladar las exigencias de racionalidad a la
ponderación de la prueba por el órgano jurisdiccional en un caso
concreto3.; de todo ello, se colige que el sistema de valoración
adoptado por nuestro ordenamiento procesal es el de la sana crítica
o libre apreciación de los medios de prueba, por el cual el Juzgador
está en libertad de valorar las pruebas actuadas en el proceso de
manera razonada, crítica, basada en las reglas de la lógica, la
técnica, la ciencia, el derecho y las reglas de la experiencia que sean
aplicables al caso y su razonamiento debe ser explicado debidamente
en la motivación de su resolución como garantía de conocer las
razones que lo llevaron a tomar la decisión.

En esos términos, compulsando las pruebas detalladas en la sección


precedente, con lo señalado por el acusado en el desarrollo del juicio
oral, y teniéndose a la vista las conclusiones de la representante del
Ministerio Público, asi como de la defensa técnica, nos permite
concluir que se ha llegado a acreditar la comisión del delito Contra
la Libertad, en su modalidad de Violación Sexual de menor, así como

2
Pleno Jurisdiccional de las Salas Permanente y Transitoria de la Corte Suprema, Acuerdo Plenario N° 2-
2005-CJ-116.- Asunto: Requisitos de la Sindicación del coacusado, testigo o agraviado.
3
Ibídem.
la responsabilidad penal del acusado Pascual Medrano Bazan,
conforme al siguiente análisis:

7.1) Que, conforme reza de la copia legalizada de la partida de


nacimiento de la menor agraviada de fojas diecisiste reiterada a fojas
setenta y cinco, la menor de iniciales A.M.E. a la fecha del ultraje
sexual contaba con trece años de edad, consecuentemente conforme
a la acusación fiscal, la conducta desplegada por el acusado Pascual
Medrano Bazan se subsume dentro de los alcances del primer
párrafo inciso 2 del artículo 173 del Código Penal, concordante con
el último párrafo del mismo código.

7.2) Se a llegado ha acreditar que el acusado presente, resulta ser el


progenitor de la menor agraviada, conforme a la partida de
nacimiento verificada, y por lo vertido tanto por el acusado así como
por la agraviada en el acto plenarial, consecuentemente el agente
tenía el vínculo de familiaridad que le daba particular autoridad
sobre la víctima, conforme a los alcances del artículo 173 del Código
Penal.

7.3) La denuncia se inicia a mérito del Atesgtado Policial N° 0103-


2008-FPH-DIVPOL-LP/CTM-SIDE de fojas uno y siguientes,
básicamente de la referencial de la menor agraviada de iniciales
A.M.E. quien en un inicio sotuvo: “(…)me escondí detrás de mi
cocina y me comenzó a recriminar perguntando con quien estaba y
que estaba haciendo y como no le respondí nada por el miedo que
tenía en ese momento me dio un lapo fuerte y un puñete en la nariz y
me empezó a salir sangre y me puse a llorar y mi cuñada entró a la
cocina y me defendió pero mi papá le quiso pegar también a ella
pero no se dejó salió a buscar ayuda a la casa de mi tía María quien
fue en mi ayuda y cuando mi tía me llamaba desde afuera de la casa
él me decía que me cambie de polo porque estaba ensangrentado
instante que yo pedía a mi padre sale hacia la parte de afuera y
comenzó a insultar a mi tía yo me escapé y mi tía me hizo subir a un
motocar y me llevó a Cachicoto donde el Teniente Gobernador,
donde me preguntó lo que había pasado en eso me dijo si mi padre
me había ultrajado sexualmente y yo respondí que si era cierto
donde luego fui atendido en una Posta Médica de Cachicoto y
posteriormente conjuntamente con mi hermano mayor de nombre
Luís Alberto Medrano Espinoza me condujeron a esta Dependencia
Policial. Que, en el mes de marzo del presente año cuya fecha exacta
no recuerdo pero fue un día martes salí de mi escuela a las 13.00 el
cual curso el quinto grado de Educación Primaria y me dirigí a mi
casa que dista a 5 minutos aprox. Y solamente se encontraba mi
papá, en eso que ingreso el estaba dormido saqué mi ropa de diario
para cambiarme en el cuarto contiguo donde duermen mis tres
hermanos salí despacio y luego de cambiarme me dirigí a la cocina
para alimentarme siendo que se despierta y viene hacia mi y me dice
sírveme la comida para ello le atendí a su requerimiento y
almorzamos juntos en lo que estaba sentada se me acercó y me
empezó a decir que fuéramos al cuarto yo le dije que no en eso se
paró y se dirigió me gritó y me dijo rápído vienes si no ya sabes y me
quedé por un instante en la mesa con mucho miedo luego repetía lo
mismo me dijo que me acerque para que le compre chupetes y entre
al cuarto para recoger el dinero para la compra de los chupetes pero
no me dio el dinero al salir él me coge por la espalda, abrazándome
fuertemente tirándome a la cama donde yo caigo boca arriba y
aprovecha rápidamente para bajarme mi pantalón corto tipo chavito
y mi ropa interior yo le replicaba constantemente que me deje pero
él me dijo quedate quieta sino te voy a dar un golpe en eso observo
que se baja su pantalón de buzo color negro hasta las rodillas y se
echa encima de mí y me penetró su pene, luego observé que de su
pene votó un líquido que se lo limpiaba luego de culminar su acto me
dijo que no dijera a nadie porque si lo iba a matar y si eso sucedía
quien los iba atender y luego me levanté y me puse a llorar pero no
le conté a mi mamá, cuando llegó de su trabajo por temor respecto a
los ofrecimientos me los daba me compraba ropas y me daba dinero
en una ocasión me ofreció cincuenta soles para tener sexo pero no
acepté, pero yo siempre casi siempre fui obligada. No recuerdo la
fecha exacta pero fue hace dos años aproximadamente cuando tenía
trece años de edad solo recuerdo que siempre me decía que él me
tenía que enseñar sobre sexo y que cuando tenga un hombre en mi
vida para que yo ya tenga experiencia en una ocasión cuando nos
encontrábamos durmiendo en la misma cama yo mi mamá y mi papá
él siempre me hacía tocamientos una vez me desperté cuando él me
había metido la mano a mi vagina donde yo le empuje y me fui al
lado de mi madre. Que siempre hacía una vez por semana por varios
meses hasta que ya no le permití que me ultrajara pero mi papá me
llegó a odiar, me trataba mal, me golpeaba y yo no decía nada por
miedo y vergüenza (…)”.

7.4) En efecto, la denuncia se inicia con fecha 31 de octubre del año


dos mil ocho por ante el Teniente Gobernador del Caserío Cachicoto
Monzon, José Lastra Castilego conforme se aprecia del acta de fojas
trece, para luego conducirlos a las personas de Pascual Medrano
Bazan y a la menor agraviada a la autoridad policial de Tingo María-
Leoncio Prado, para el esclarecimiento por el delito de violación
sexual. En ese sentido la autoridad policial con intervención del
representante del Ministerio Público procedió a tomar tanto la
referencial de la menor agraviada así como la manifestación del
acusado, y de Luís Alberto Medrano Espinoza hermano de la
agraviada, en esa oportunidad es que la menor agraviada procede a
relatar además de haber sido agredida físicamente, como es que
sistemáticamente fue abusada sexualmente desde que ésta contaba
con trece años de edad, a cambio de que éste le daba dinero, le
compraba ropa, entre otros, además de ser amenazada para que no
comunique a nadie. Considerando que esta clase de delitos
generalmente se cometen en la clandestinidad donde el único testigo
es precisamente la agraviada, cobra relevante importancia su
declaración; esto es, que tenga suficiente intensidad capaz de
desvirtuar el principio de presunción de inocencia de que se
encuentra investido el procesado.

7.5) Efectuada el reconocimiento médico legal por el Galeno Juan A.


Gonzales Correa médico de Centro de Salud de Cahicoto éste
diagnosticó ECTOCOPIA: Paciente, de sexo femenino, en aparente
buen estado general, aparecen buen estado de nutrición e
hidratación; despierta y asintomática. EXAMEN FISICO: Piel tibia,
elástica, mucosa oral hidratada. Sin lesiones dérmicas. Cara: Se
evidencia leve tumefacción en región nasal, mucosa nasal
eritematosa y congestionada. No sangrado Activo. Orofaringe: No
congestiva. Aparato Cardiovascular: Ruidos cardíacos rítmicos, de
regular intensidad. Nosoplos. Aparato Respiratorio: Murmullo
vesicular pasa bien en ambos campos pulmonares. No ruidos
agregados. Abdomen: RHA (+) Blando, depresible, no doloroso a
palpación. Genitourinario: Genitales Externos: Vagina: Se observa
flujo vaginal blanquecino, adherido a labios, asociado a prurito
vulvar. Se aprecia también desfloración antigua. IMPRESIÓN
DIAGNOSTICA: POLICONTUSA. SÍNDROME FLUJO VAGINAL.
DESFLORACIÓN ANTIGUA. d/c FRACTURA DE HUESOS PROPIOS
DE LA NARIZ.

7.6) Consideramos que la responsabilidad penal del acusado en su


condición de progenitor de la menor agraviada se encuentra
debidamente acreditado, por la sindicación sólida y persistente de la
agraviada, desde la etapa preliminar, ratificada en el acto plenarial,
pues como medio de prueba aparece el certificado médico legal
donde se desprende que la menor agraviada ha sido ultrajada
sexualmente, resultando con desfloración antigua, que resulta
coincidente con la versión de la menor agraviada, toda vez que ésta
sostuvo que el ultraje sexual se suscitó desde que contaba con trece
años de edad, aunado a ello obra las declaraciones del hermano de
ésta Luis Alberto Medrano Espinoza, en primer término el de fojas
siete, quien textualmente refirió “(…) que yo anteriormente
sospechaba pero no le dije a mi padre nada por temor a represalias
(…)”, luego al momento de prestar su declaración a nivel judicial
también acotó “(…) por versión de mi indicada hermana la agraviada
de iniciales A.M.E. me enteré que había sido vítima de violación
sexual por parte de mi padre el pocesado Pascual Medrano Bazan,
esto me comentó el día treinta y uno de octubre del dos mil ocho,
cuando había sido víctima de maltratos físicos por parte del
denunciado y me contó que había sido violada en varias
oportunidades por mi papá e incluso me dijo que le había amenazado
cn matarle si es que contara a alqguien; refiriéndome que las
violaciones había sucedido en la localidad denominado La Granja y
en chacra ubicado en Nuevo Oriente, tambióen me dijo que a esos
lugares lo llevaba con engaños ofreciéndole comprar ropa, darle
propina y que no contara a nadie (…)”, “(…) que nunca ha tenido
enamorado y que nunca salía a otros lugares”.

7.7) Para corroborar la sindicación directa que ha efectuado la


menor agraviada, nos detenemos en lo acontecido en el acto de
declaración instructiva del acusado a nivel instruccional a fojas
treinta y tres al treinta y nueve, de fecha tres de setiembre del año
dos mil ocho, quien luego de negar las preguntas referidos al delito
de violación sexual sino admitir únicamente sobre las agresiones que
había cometido en agravio de su menor hija, en las pregunta de
salida dijo: PARA QUE DIGA SI SE CONSIDERA INOCENTE O
RESPONSABLE DE LOS HECHOS QUE SE LES IMPUTAN? DIJO:
“Que es inocente. En este estado el instruído Pascual Medrano
Bazan voluntaira y espontáneamente reconoce que se encuentra
arrepentido de los hechos que se le imputa, refiriendo que la
ultrajé una sola vez un día domingo en mi cama donde
dormíamos, eso fue cuando mi esposa se fue a Cachicoto a la
Posta de Salud llevando a mi nieta Andrea Milagros para curarla de
la tos y fiebre. PREGUNTADO: PARA QUE DIGA SI TIENE ALGO
MAS QUE AGREGAR, QUITAR O MODIFICAR A SU DECLARACIÓN:
Dijo: Que, por lo que había pasado yo quería estar alejado
trabajando por otros sitios para que no vengan mas problemas y que
de esto lo sabía mi esposa por eso es que ella me dijo mejor
retírate de la casa por esta vez te perdonamos y que recién
estamos durmiendo quince días en la misma cama eso porque mis
hijos han vuelto”.

7.8) La defensa técnica al momento de efectuar su alegato de salida


ha sustentado en el sentido de que la sindicación efectuada por la
menor agraviada de iniciales A.M.E., es porque su progenitor el
acusado le tenía controlado pues no le obedecía a su padre y éste le
recriminaba y hasta le agredía, siendo ello el motivo por el que
habría imputado un delito tan grave que es de violación sexual, en
efecto, está probado que el acusado agredió a su hija conforme se
aprecia del certificado médico legal, siendo descubierto justamente
por esta incidencia el ultraje sexual, toda vez que como refiere la
agraviada éste abusó sexualmente desde que tenía trece años de
edad, y por temor y verguencia no daba cuenta de dicho abuso a su
progenitora además de estar amenazada por parte del acusado, la
grave amenaza entendida como la violencia moral seria, empleada
por el sujeto activo, mediante el anuncio de un mal grave a intereses
de la víctima o a intereses vinculados a ésta, no resultando creible
que el motivo de la agresión haya desencadenado en la sindicación
de su padre, pues está claro que la menor aparece con signos de
haber sido ultrajada, aspecto corroborado con la versión de su
propio hermano Luis Medrano Espinoza quien ha referido tener la
sospecha de la violación, e inclusive coadyuva la versión de la menor
agraviada el reconocimiento espontáneo del propio acusado al
momento de prestar su declaración instructiva, sobre este punto
llama poderosamente la atención cuando para enervar su
responsabilidad en el plenario justificó en este extremo indicando
que nunca había ido al Juzgado a declarar, sin embargo, en dicha
oportunidad el prenombrado reconoció su firma, pero insistió
refiriendo que no le tomaron su declaración en el Juzgado, también
sostuvo que estaba amenazado por la Policía para que declare en ese
sentido, llama poderosamente la atención la actitud del acusado al
quierer pretender sorprender al Tribunal con este tipo de
argumentos, que por cierto con ello empeora su situación.

7.9) Ahora bien, que es lo que ha referido la menor agraviada en el


acto plenarial, declaración ofrecida por la defensa técnica de la
acusada a fin de que se ratifique en la Declaración Jurada presentada
a fojas doscientos cincuenta y ocho, sustancialmente en dicho
extremo refirió en la sesión de fecha siete de diciembre del año dos
mil quince: “(…) A LA PREGUNTA: Has ido por propia voluntad o
alguioen te ha presionado? DIJO: Yo lo hice porque me sentía
amenazada por mi padre, porque undía me llamó y me dijo que me
iba a ser daño y que se iba a vengar si no lo hacía. A LA PREGUNTA
DIGA: Quien te dijo que fueras a hacer la declaración jurada DIJO:
fui porque me sentí amenazada por mi papá y quería que se termine
todoporque tenía miedo y por eso declaré así ante la Notaría (…)”.
Versiones que ratifican la primera incriminación efectuada a nivel
preliminar, evidenciándose las presiones y amenazas con que obraba
el acusado a efectos de que se retracte de la denuncia, tancierto
sería ello que incluso consiguió una declaración jurada exculpando al
acusado. Al respecto en relación a la declaración de la víctima el
Acuerdo Plenario N° 1-2011/CJ-116 en el Fundamento 24 sobre la
base de una actividad probatoria concreta, practicadas con todas y
cada una de las garantías que le son propios legalmente exigibles y
conforme a las normas de la lógica, las máximas de la experiencia,
determinadas desde parámetros objetivos y los conocimientos
científicos. En tanto en cuanto se verifique (i) La ausencia de
incredibilidad subjetiva, esto es, que no existan razones de peso
para pensar que prestó su declaración inculpatoria movidos por
razones tales como la exculpación de terceros, la venganza, la
obediencia, lo que obliga a atender a las características propias de la
personalidad del declarante, fundamentalmente a su desarrollo y
madurez mental. En cuanto a este elemento, no se visualiza motivo
suficiente como para pensar que la menor agraviada haya sindicado
producto de una venganza, odio o resentimiento motivado por la
menor o direccionado por su progenitora, pues véase la menor
agraviada se ratificó en el acto plenarial de su primera manifestación
luego de haber pasado mas de seis años. (ii) Se presenten datos
objetivos que permitan una mínima corrobación periférica con
datos de otra procedencia –la pluralidad de datos probatorios
es una exigencia de una correcta y segura valoración
probatoria, sin perjuicio de que la versión de la víctima (iii) No
sea fantasiosa o increíble y que (iv) Sea coherente-. Al respecto
cabe resaltar que en el caso concreto existe una sindicación directa y
coherente, por parte de la menor agraviada en contra del acusado
Pascual Medrano Bazan, además complementan esta sindicación el
Certificado Médico Legal de la página doce, reforzada con la
manifestación de don Luis Alberto Medrano Espinoza, y por la propia
menor agraviada en el juicio oral, quien mayormente ha corroborado
los hechos; tampoco podríamos considerar el relato incriminador de
la menor agraviada como fantasiosa o increíble dada la forma
espontánea y coherente brindada a nivel preliminar y plenarial, pues
luego de haber transcurrido mas de seis años la agraviada ratificó
nuevamente en el juicio oral. En esa línea se precisa que la
persecución de los delitos sexuales escapa de la esfera privada. (v)
En cuanto a la uniformidad y firmeza del testimonio
inculpatorio. En los delitos sexuales ha de flexibilizarse
razonablemente. En este aspecto a consideración de esta Superior
Sala, la menor agraviada desde un inicio ha sostenido un relato
coherente, y persistente en el tiempo no solamente a nivel preliminar
sino en el acto oral, precisando pormenores sobre la forma como ha
sido vejada por su autor. No sin antes dejar en claro que la defensa
técnica al efectuar su alegato de salida en forma persistente ha
cuestionado algunas contradicciones que habría vertido la menor
agraviada, haciendo alusión al Acuerdo Plenario N° 2-2005/CJ-116
referido a los requisitos de la sindicación de coacusado testigo o
agraviado indicando que la declaración de la agraviada debe de
contener la persistencia en la incriminación es decir debe observarse
la coherencia y solidez del relato de la agraviada. Al respecto
sostenemos que por la naturaleza del delito de Violación Sexual el
análisis se centra básicamente conforme a las precisiones
establecidas en el Acuerdo Plenario 1-2011/CJ-116 referido a la
apreciación de la prueba en los delitos contra la libertad sexual como
es en el caso que nos ocupa, y es que, no se puede exigir a una
menor, por la misma edad uniformidad y firmeza en el testimonio
inculpatorio pues debe flexibilizarse razonablemente, como nos
ilustra este acuerdo plenario en su fundamento 24. Que debe tenerse
en cuenta que la excesiva extensión temporal de las investigaciones
genera espacios evolutivos de sentimientos e ideas tras la denuncia,
pues a la rabia y el desprecio que motivó la confesión de la víctima
se contraponen sentimientos de culpa por sindicar a un familiar, por
tanto muchas veces genera una ausencia de uniformidad, entonces
bajo este análisis no se puede exigir una coherencia y relato a la
menor agraviada máxime que en el caso de autos si hubo coherencia
y persistencia en la incriminación.

7.10). Asi mismo la defensa técnica en los alegatos finales, ha


incidido en cuestionamientos de aspecto formal en el contenido del
certificado médico de fojas doce, sin embargo de la verificación de la
misma, si bien cuestiona aspectos formales como que debe contener
un certificado médico legal conforme conforme a la Guía Médico
Legal, sin embargo, a consideración de la Sala, si contiene aspectos
sustanciales referidos al delito de violación sexual, pues se aprecia
desfloración antigua, ello luego de haber sido examinada la menor
agraviada, a mayor abundamiento tampoco la parte en su
oportunidad cuestionó con los mecanismos de defensa sobre dichos
aspectos.

7.11) Finalmente cabe tener presente el Protocolo de Pericia


Psicológica N° 010026-2015-PS-EP emitida por las Psicólogas del
Instituto de Medicina Legal a efectos de que determine el perfil
sexual del acusado en sus conclusiones refiere: “Area psicosexual:
probable conflicto que influiría de manera inadecudaa en su
conducta sexual sus deseos e impulsos sexuales están conservados”.
En el acto plenarial dichas profesionales indicaron que el acusado
refería respuestas evasivas y refirió que no tiene familia porque le
han denujnciados y solo quiere que le limpien.

Como colofón de todo lo expuesto consideramos que se ha llegado a


establecer la responsabilidad penal del acusado como autor de la
comisión del delito de violación sexual en agravio de menor de edad,
a mérito de los elementos de prueba verificados en autos y sobre
todo en el plenario el acusado no supo dar las razones del porque la
menor agraviada le sindicó por un delito tan grave, limitándose a
responder que fue por que le había maltratado a la menor, unida a
los elementos periféricos de carácter objetivo antes descritos, relato
incriminatorio, es prueba suficiente de la seriedad y contundencia de
los cargos recaídos contra el acusado presente, ya que la narración
de la menor agraviada tanto en sede policial como plenarial ha sido
mayormente circunstanciado; además que no existen móviles
espúreos acreditados que podrían cuestionar la validez de su relato,
por el contrario, se determinó que entre el agresor y la víctima no
existieron relaciones de odio, resentimiento o enemistad, el hecho
que haya sido maltratada la menor agraviada, tampoco se condice
para denunciarse y ratificarse en el plenario por un dleito grave; por
último, tampoco se ha llegado a acreditar que la menor víctima de
ultraje haya sido manipulada o influenciada para sindicar al acusado
como el autor del delito de violación sexual.

VIII DETERMINACIÓN DE LA PENA

Para estos efectos, la Ley N° 30076 del dieciocho de agosto del dos
mil trece, en el marco de la implementación de una política criminal
contra la inseguridad ciudadana, ha incorporado al ordenamiento
legal el Artículo 45°-A, en la que se fijan pautas para llegar a la pena
concreta en cada caso puesto a conocimiento del juzgador. La
finalidad es que la pena tenga una debida motivación tal como lo
señala en su primer y segundo párrafo 4, de donde se advierte que la
fijación de penas tasadas nos pone en una situación de hacer casi
matemática la fijación de la sanción. Si bien hay antecedentes de
esta forma de cuantificar la pena como en Colombia, que en vez de
tercios son cuartos (un mínimo, dos medios, y uno máximo); estos
criterios tienen que trabajarse cuidadosamente de tal forma que al
final, en la aplicación de estas reglas, no nos encontremos con penas
desproporcionadas.
En el caso concreto al acusado Pascual Medrano Bazan, fue
encontrado responsables del delito Contra la Libertad en su
modalidad de Violación Sexual, en agravio de su propia hija la
agraviada de iniciales A.M.E., correspondiéndole al prenombrado la
pena de cadena perpetua; Al respecto, se debe tener en
consideración:

Que, el Tribunal Constitucional, en la Sentencia Expediente N°


00010-2002-AI/TC, de fecha tres de enero del dos mil tres, precisó
que la cadena perpetua conforme a la regulación del Código Penal,
no permite cumplir con los fines constitucionales de la pena
previstos en el inciso 22) del artículo 139º de la Constitución, porque

4
ARTÍCULO 45-A. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA PENA

Toda condena contiene fundamentación explícita y suficiente sobre los motivos de la determinación
cualitativa y cuantitativa de la pena.
Para determinar la pena dentro de los límites fijados por ley, el juez atiende la responsabilidad y
gravedad del hecho punible cometido, en cuanto no sean específicamente constitutivas del delito o
modificatorias de la responsabilidad.
El juez determina la pena aplicable desarrollando las siguientes etapas:
1. Identifica el espacio punitivo de determinación a partir de la pena prevista en la ley para el delito
y la divide en tres partes.
2. Determina la pena concreta aplicable al condenado evaluando la concurrencia de circunstancias
agravantes o atenuantes observando las siguientes reglas: a) Cuando no existan atenuantes ni
agravantes o concurran únicamente circunstancias atenuantes, la pena concreta se determina
dentro del tercio inferior. b) Cuando concurran circunstancias de agravación y de atenuación, la
pena concreta se determina dentro del tercio intermedio. c) Cuando concurran únicamente
circunstancias agravantes, la pena concreta se determina dentro del tercio superior.
3. Cuando concurran circunstancias atenuantes privilegiadas o agravantes cualificadas, la pena
concreta se determina de la siguiente manera: a) Tratándose de circunstancias atenuantes, la pena
concreta se determina por debajo del tercio inferior; b) Tratándose de circunstancias agravantes, la
pena concreta se determina por encima del tercio superior; y, c) En los casos de concurrencia de
circunstancias atenuantes y agravantes, la pena concreta se determina dentro de los límites de la
pena básica correspondiente al delito."
como tal, impide la reeducación, rehabilitación y reincorporación
como fines del régimen penitenciario por su carácter atemporal (ver
fundamentos jurídicos desde el 178 hasta el 183); incluso la
consideró contraria a los principios de dignidad humana y de libertad
(ver fundamentos jurídicos desde el 184 hasta el 194). Sin embargo,
en la sentencia recaída en el Expediente N° 0003-20005-AI/TC, de
fecha nueve de agosto del dos mil seis, ha señalado que al haberse
introducido con posterioridad normas que establecen que la cadena
perpetua está sujeta a revisión a los treinta y cinco años de cumplida
la pena privativa de libertad, a fin de determinar si la misma ha
cumplido con los fines antes mencionados, dicho carácter de
atemporalidad ha sido superado, razones por las cuales la considera
constitucional (ver fundamentos jurídicos desde el 13 hasta el 21).

En el caso concreto, se verifica que la pena de cadena perpetua


satisface las razones que el propio Tribunal consideró como sustento
para desestimar la acción de inconstitucionalidad de esta pena
(Expediente No 0003-2005-AI/TC); en efecto, de autos se advierte
que el acusado no se ha sometido a la conclusión anticipada de los
debates orales, para así poder evaluar la posibilidad de rebajar
sustancialmente la pena, tampoco existe un supuesto de confesión
sincera, ya que el hecho fue negado rotundamente por este último
hasta la culminación del juicio oral; tampoco se encuentra amparado
por alguna causal de eximente incompleta prevista en el artículo 20º,
concordante con el artículo 21º del Código Penal, menos aún, se
produce la concurrencia de alguna circunstancia de atenuación de
carácter privilegiada; razón por la cual, imponerle la pena de cadena
perpetua resulta cabalmente legítimo, la cual será objeto de revisión
a los treinta y cinco años.

IX DETERMINACIÓN DE LA REPARACIÓN CIVIL

Por otro lado, la Reparación Civil, como la Corte Suprema ha


establecido en línea jurisprudencial consolidada, se fija en atención
al principio del daño causado. Así, es de precisar que la
responsabilidad civil está determinada, como ya se dijo, por el daño
efectivo causado por el delito, el cual ha de ser consecuencia del
mismo, y que la reparación y la indemnización de los daños y
perjuicios deben de establecerse siempre que éstos aparezcan
determinados como ciertos, y deben responder en conjunto a las
afectaciones sufridas por las víctimas; por lo que su cuantificación
concreta es competencia ponderadamente discrecional del Tribunal
dentro de los parámetros máximos determinados por el Ministerio
Público y la parte civil, y, por cierto, dentro del principio de
razonabilidad. Rigen, al respecto, los artículos 92° y 93° del Código
Penal, por lo que cabe fijar un monto razonable y proporcional.

En el presente caso, es de puntualizar, que si bien es cierto no


existen parámetros objetivos para cuantificar los perjuicios morales
ocasionados a la menor agraviada, sin embargo, la existencia del
daño se ha determinado por la afectación a la indemnidad sexual de
la víctima, a quien abusó sexualmente cuando contaba con trece
años de edad, causándole afectación en el desarrollo de su
personalidad, entonces cabe señalar un monto prudencial acorde
también a la condición del acusado quien refirió que tenía la
ocupación u oficio de agricultor y como tal percibía un aproximado
de quince nuevos soles diarios, por tanto, consideramos que una
suma prudente para el pago de la reparación civil la solicitada por el
representante del Ministerio Público esto es, en la suma de dos mil
nuevos soles.

X. TRATAMIENTO TERAPÉUTICO

Que, conforme lo señala el artículo ciento setenta y ocho guión A del


Código Penal, el sentenciado por este delito, previo examen médico y
psicológico, deberá someterse a tratamiento terapéutico a fin de
facilitar su readaptación social.
XI DECISIÓN

Por estas consideraciones fácticas y normativas, la Sala Penal


Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Huánuco,
administrando justicia a nombre de la Nación;

FALLA:

CONDENANDO al acusado PASCUAL MEDRANO BAZAN, cuyos


demás datos personales obran al inicio de la presente, como AUTOR
del delito Contra la Libertad Sexual, en su modalidad de
VIOLACIÓN DE LA LIBERTAD SEXUAL DE MENOR DE EDAD
conducta penal previsto y penado en el numeral 2 del primer párrafo
del artículo 173 del Código Penal en concordancia con el último
párrafo del citado artículo modificado por la Ley N° 28704, en
agravio de la menor de iniciales A.M.E.

En tal virtud, IMPUSIERON al acusado reo en cárcel PASCUAL


MEDRANO BAZAN CADENA PERPETUA, que la cumplirá en el
Establecimiento Penal que designe el Instituto Nacional
Penitenciario, pudiendo ser objeto de revisión a los TREINTA Y
CINCO AÑOS de haber cumplido pena efectiva; por lo que, teniendo
en cuenta su permanencia en el establecimiento penal (fecha de
ingreso 01-11-2008 Fs. 15; egresó el 20-07-2010 Fs. 153.
Nuevamente ingresa el 29-09-2015 a la fecha), la revisión antes
aludida, tendrá lugar a partir del dieciocho de noviembre del dos mil
cuarenta y nueve.

FIJARON: por concepto de reparación civil suma de DOS MIL


NUEVOS SOLES, que deberán abonar el acusado a favor de la parte
agraviada.

De igual forma, estando a lo señalado, DISPUSIERON que el


sentenciado presente sea sometido, previo examen médico y
psicológico, al tratamiento terapéutico a fin de facilitar su
readaptación social; que dispondrá el juez penal en la etapa de la
ejecución.

MANDARON: que consentida y/o ejecutoriada sea la presente


sentencia, se inscriba en el Registro Central de Condenas,
expidiéndose con dicho fin el testimonio y boletines de condena; y se
ENTREGUE copia de la misma a las autoridades pertinentes así
como a los sujetos procesales para su conocimiento;
ARCHIVÁNDOSE el presente proceso donde corresponda.

Así nos pronunciamos, mandamos y firmamos, en la Sala de


Audiencias del Establecimiento Penal de Sentenciados de Huánuco.-
Sres.

Castañeda Espinoza.

Guerra Carhuapoma.

Manzano Sandoval. D.D.