Está en la página 1de 7

CORRUPCIÓN EN EL PERÚ

En los últimos 25 años el Perú ha experimentado una de las mayores tasas de


crecimiento económico en la región de América Latina. Sin embargo, el
crecimiento económico del país, también durante los últimos 25 años, ha sido
acompañado por la presencia de altos índices de corrupción. La corrupción es
un problema que afecta a países ricos y pobres y que desde la segunda mitad
del siglo pasado ha generado estudios por parte de investigadores de diversas
disciplinas. Porque sus estudiosos provienen principalmente de centros
académicos y de investigación en países desarrollados, y porque los costos que
acarrea golpean más fuertemente a los países pobres, los estudios sobre la
corrupción se concentran más en estos últimos.

Por consiguiente, la corrupción tiene diferentes formas y aparece de manera


diversa en el escenario social, político y económico de nuestro país; desde
pequeños favores para colocar a una persona a un cargo, hasta robar millones
al estado peruano.

Según los últimos acontecimientos, en donde se corrobora que el mismo


presidente de la república está implicado en corrupción, y por eso sucesos es
importante tratar este tema, ya que es muy delicado e importante y que además
nos afecta a todos los peruanos, quienes aportamos de una u otra forma para
que se destinen a mejorar nuestra sociedad.

Los casos que generaron más indignación a nuestro país fue el caso de
odebrecht, quien a través de sobornos, gano licitaciones de obras públicas como
“la línea 1 del metro de Lima, Los tramos 2 y 3 de la carretera interoceánica sur,
etc.Es por ello la necesidad de dar a conocer el nivel de corrupción que hay al
licitar las obras públicas, a cambio del el famoso ya conocido por muchos, que
es el diezmo, que es el 10 % del monto total de la obra; y además tratar de
concientizar a la población que nos estamos haciendo daño a todos nosotros y
además estamos dando un mal ejemplo a nuestra futuras generaciones y el
desarrollo de nuestro país.
En primer lugar la corrupción constituye un fenómeno amplio, variado y global
que comprende actividades públicas o privadas.

La sociedad juega un papel muy importante en esta enfermedad, que es la


corrupción, ya que es capaz de corromper desde el más niño hasta el más
adulto, desde el más humilde hasta el más rico, desde el menos capacitado hasta
la persona más culta, sin importar las consecuencias de sus actos y en quienes
van a repercutir.

Las personas son capaces de todo, con tal de cumplir con sus objetivos y esto
no se trata de un problema de hoy en día; esto se remonta desde el periodo
colonial hasta hoy en día según lo señala Alfonso Quiroz en su libro “historia de
la corrupción en el Perú”.

Este fenómeno está presente en varios aspectos de nuestra vida, ya que en el


aspecto político, social y económico, de tal manera que lo podemos encontrar en
muchos casos, desde malversación y mala asignación de fondos y gastos
públicos, los escándalos financieros y políticos, el fraude electoral, tráfico de
influencias y además casos de ofrecimiento y recepción de sobornos como es
en el caso más conocido el de odebrecht, según IDL reporteros, en su artículo
las” planillas bambi de odebrecht”. Otro caso de corrupción es cuando el
expresidente de la republica Alberto Fujimori estaba candidateando para la
presidencia y en la cual gano, se dice que hubo graude,la cual lo señala mario
vasgas llosa publicando pruebas años mas tarde, según lo resalta Alfonso Quiroz
en su libro “historia de la corrupción en el peru” pag. 356,parte superior.(Alfonso
Quiroz 2013)

En el Perú los funcionarios ven al Estado como un botín a conquistar y


aprovechable, prescindiendo de las normas y reglas establecidas y eso afecta la
estabilidad de la nación, Inestabilidad política de los Estados. Es explicable
desde la constatación de factores de corrupción, que socava brutalmente la
confianza de la ciudadanía en el funcionamiento regular de las instituciones
políticas. Esta desconfianza detiene el desarrollo social, también reproduce y
consolida la desigualdad social, consolida el clientelares político y perpetúa la
ineficacia de la burocracia y, por lo tanto, impide contar con una administración
pública eficiente.
En segundo lugar las investigaciones tanto de otras naciones como en la nuestra,
han encontrado culpables a expresidentes de la republica los cuales se indican
a continuación:

Alberto Fujimori, el político de origen japonés fue presidente desde 1990 hasta
el 2001, cuando fue destituido luego de que se declarara su “incapacidad moral”.
Fujimori renunció tras el escándalo de los “vladivideos”, en los que se veía a su
cercano colaborador Vladimiro Montesinos sobornando a congresistas para
apoyar al presidente. Ante la presión política, Fujimori viajó a Japón y desde allí
presentó su renuncia. Sin embargo, la razón por la que está en la cárcel es otra.

Alejandro Toledo, fue el primer presidente del Perú después del fujimorismo y
gobernó desde el 2001 hasta el 2006. Su nombre regresó a la palestra pública
en 2016, cuando explotó el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht,
acusada de pagar sobornos a gobernantes de Latinoamérica a cambio de obras.
Alejandro Toledo fue acusado por el expresidente de la constructora brasileña
de haber recibido dinero y se convirtió en el primer exmandatario latinoamericano
en ser imputado formalmente por los sobornos de Odebrecht.Alan García, fue
presidente entre 1985 y 1990 antes que Alberto Fujimori. Triunfó en
las elecciones de 2006 y su segundo gobierno se caracterizó por el inicio de
proyectos económicos y la reestructuración de las relaciones diplomáticas. Sin
embargo, tras el escándalo de Odebrecht, también fue acusado de actos de
corrupción.

Ollanta Humala, el político de origen ayacuchano ofició como presidente del


Perú entre 2011 y 2016. Así como sus antecesores fue acusado por Marcelo
Odebrecht de haber recibido sobornos por parte de la constructora brasileña para
otorgar contratos en su país.

Pedro Pablo Kuczynski el hasta hace poco presidente de Perú, Pedro Pablo
Kuczynski alcanzó la jefatura de estado de su país en 2016 tras una reñida
elección que lo enfrentó a Keiko Fujimori, hija del expresidente peruano. La
polarización con la que arrancó su gobierno se agravó una vez se involucró al
presidente en el escándalo de Odebrecht, cuando se supo que una de las
empresas del mandatario habría recibido dinero por parte de la constructora.

Y no solo lo ex presidentes están implicados, sino que además la mayoría de las


entidades públicas como:
En el poder Judicial: Pareciera que la justicia se ha convertido en mercancía y
se otorga al que paga más, incurriendo en abuso de autoridad y ahondando la
discriminación social en perjuicio de campesinos o pobres en general. En
muchos lugares ya no creen en la justicia. Los pobladores hacen su propia
justicia, a veces atentando contra la vida de quienes cometen actos ilegales.

En el poder ejecutivo: Casi a diario la prensa informa de actos corruptos en la


administración de bienes y servicios, adjudicaciones, contrataciones,
licitaciones, adquisiciones etc. Los últimos años se han acuñado términos
inherentes a la corrupción, como: faenón, aceitada, honorario de éxito, la plata
viene sola, etc.

En el poder legislativo: Convertido a menudo en centro de escándalos y


corrupción de todo calibre, menos para lo que fueron elegidos, como representar
al pueblo, fiscalizar para evitar la corrupción y dictar leyes en beneficio común.
En los gobiernos regionales y las Municipalidades: Las regiones y los
pueblos en su mayoría siguen año tras año, adoleciendo de las mismas
necesidades urgentes, como servicios básicos, vías de comunicaciones
adecuadas, salubridad, etc.

En los Club o instituciones. Por ejemplo en Lima los fines de semana diversas
instituciones compiten dramáticamente en hacer actividades, pero nunca
escuchamos que alguno rinda cuenta de las recaudaciones, más bien terminan
peleando o dividiéndose y algunos forman nuevas organizaciones, tal vez para
seguir sacando provecho personal. .(Victor Nuñez 2016)

Además encontramos muchos casos de empresas constructoras en las que a


través de las investigaciones llegaron a determinar que estaban implicados en
corrupción. La constructora Odebrecht está relacionada con pagos y sobornos
de 29 millones de dólares en promedio, entre el 2005 y el 2014. Entre estos años
gobernaron Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Más recientes son
los casos de corrupción de jueces, las denuncias a raíz de los audios del ex juez
supremo César Hinostroza y el caso Cocteles, que involucró a la lideresa del
partido político Fuerza Popular, Keiko Fujimori, además el consorcio IIRSA norte
hizo se le encontró implicado en esta investigación

Para finalizar el plan nacional anticorrupción contempla el siguiente proceso a fin


de lograr que el mal corrupto se aleje del estado y que la población lo rechace
de manera tajante. Las políticas señaladas aquí se dan dentro del marco de un
respeto a la persona y a la democracia vigente.
A partir de la recuperación de la democracia se dieron importantes avances en
las investigaciones, procesamiento y sanción de las personas comprometidas
con la corrupción. Por eso, urge reconstruir un sistema de control constitucional
y administrativo del poder, sustentando en un equilibrio de poderes y en una
actividad participativa ciudadana con responsabilidad social; y a partir de esta
temática se instituya una política de estado anticorrupción.

Fortalecer el sistema nacional de control a través del nombramiento del contralor


general de la Republica, garantizar a la oposición la potestad de continuar
designando la presidencia de la comisión de fiscalización y contraloría del
congreso. Incorporar al sistema jurídico penal los compromisos internacionales
asumidos en materia de combate contra la corrupción.

Elaborar un código de ética que aliente el cumplimiento diligente de las


obligaciones y responsabilidades de quienes ejercen la función pública y de
asesores. Alentar el desarrollo de una cultura anticorrupción que a través de
programas de educación escolarizados, no escolarizados y de especialización
promueva la ética pública. Fomentar un cultura de principios éticos y valores
morales que fortalezca el cumplimiento de las normas y revalorice la función
pública, y que sustenten la institucionalidad democrática.
CONCLUSIONES

En conclusión, la corrupción se manifiesta como un problema de carácter


económico, por cuanto los bajos salarios que normalmente se paga a los
funcionarios y empleados públicos constituyen un aliciente importante a las
prácticas corruptas; y como un problema de carácter legal, por cuanto la
ausencia de leyes o la existencia de leyes débiles y atrasadas permiten que
ciertos comportamientos no puedan ser perseguidos y sancionados o no puedan
serlo adecuadamente. Si bien es cierto que la aplicación de las leyes depende
en gran medida de la voluntad política para hacerlo, no es menos cierto que a
veces sucede que hay voluntad política, pero no existe un marco legal adecuado
para aplicar las leyes correspondientes.

En la estrategia que se adopte para combatir la corrupción es indiscutible la


importancia del fortalecimiento de la justicia. Mientras exista la impunidad de
nada vale la pena o pensar en sanciones penales. La moralización del estado
tiene que ir acompañada por la moralización de la sociedad en general, porque
en el enfrentamiento de la corrupción es compromiso de todos.
Bibliografía
file:///C:/Users/User/Downloads/texto-expositivo.pdf

https://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/politica/peru-suma-su-historia-cinco-
presidentes-en-fila-caidos-en-desgracia-por

https://idl-reporteros.pe/las-planillas-bambi-de-odebrecht/

ALFONSO QUIROZ, HISTORIA DE LA CORRUPCION EN EL PERU 2015