Está en la página 1de 8

TÉCNICAS PARA AISLAMIENTO E IDENTIFICACIÓN DE HONGOS

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA


FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS

Andrea Valentina Galindo (​agalindo@unal.edu.co)​,


Juanita Rodríguez Muñoz (​jurodriguezmu@unal.edu.co)​,
Gabriela Paipilla (​gpaipilla@unal.edu.co)

INTRODUCCIÓN

Los hongos dentro de la cadena alimentaria se encargan de descomponer la materia vegetal ya


muerta, reciclando elementos vitales; son considerados los principales descomponedores de las
partes duras de las plantas que no pueden llegar a ser digeridas por los animales (Tortora, Funke y
Case, 2007). Además son importantes para las plantas, pues las micorrizas son hongos simbióticos
que ayudan a que estas absorban minerales del suelo por medio de sus raíces, de igual manera son
usados por los humanos como alimentos, para la producción alimenticios procesados (pan y ácido
cítrico) y en sustancias farmacológicas como la penicilina (Tortora, Funke y Case, 2007). También
cabe resaltar que solo cerca de 200 especies de hongos de las más de 100.000 son patógenos para los
seres humanos y animales.

Dentro de la práctica se observaron hongos diferentes tipos de hongos dentro de los cuales se
encuentran los mohos y levaduras. Los filamentosos o mohos; tienen un tallo formado por
filamentos largos de células unidas, estos filamentos se denominan hifas y pueden crecer hasta
proporciones inmensas. Las hifas de casi todos los hongos filamentosos contienen tabiques que las
dividen en unidades separadas similares a una célula mononucleada denominadas tabicadas, aunque
en algunas clases de hongos las hifas no contienen dichos tabiques y parecen células continuas y
largas con muchos núcleos también llamadas cenocíticas (Tortora, Funke y Case, 2007). Las hifas
crecen alargándose desde sus extremos y cada fragmento puede alargarse para formar una hifa nueva
(Tortora, Funke y Case, 2007). Por otro lado, cuando las condiciones ambientales son convenientes
las hifas crecen hasta formar una masa filamentosa denominada micelio que es visible a simple
vista, la parte que obtiene nutrientes se denomina micelio vegetativo y la porción que participa en la
reproducción se denomina micelio reproductivo o aéreo, llamado así porque se proyecta sobre la
superficie del medio en el que está creciendo el hongo (Tortora, Funke y Case, 2007).

El otro grupo de hongos son las levaduras, los cuales son unicelulares y no filamentosos con una
forma esférica u oval típica, se encuentran ampliamente distribuidas en la naturaleza y con
frecuencia se observan como una cubierta pulverulenta blanca en algunas frutas y hojas (Tortora,
Funke y Case, 2007). Los hongos (en particular las especies patógenas) pueden constar con una
característica llamada dimorfismo, es decir dos formas de crecimiento y hace referencia al hongo
que puede desarrollarse como levadura o como hongo filamentoso (Tortora, Funke y Case, 2007).
Es importante tener en cuenta que los hongos filamentosos pueden reproducirse de forma asexual
por fragmentación de sus hifas y tanto la reproducción sexual como la reproducción asexual de los
hongos se producen por la formación de esporas las cuales se forman a partir de las hifas aéreas de
modos diferentes según la especie, su reproducción puede ser sexuales o asexuales. Las esporas
asexuales se forman a partir de las hifas de un organismo y cuando estas esporas germinan se
convierten en organismos genéticamente idénticos al parental mientras que las esporas sexuales se
producen por la fusión de los núcleos de dos cepas de sexo opuesto de la misma especie de hongo y
los organismos que crezcan a partir de esporas sexuales tendrán características genéticas de ambas
cepas parentales (Tortora, Funke y Case, 2007).

Finalmente, el objetivo de la práctica es llevar a cabo diferentes procedimientos que nos permitan
observar las principales características y estructuras de hongos encontrados en diferentes alimentos
en descomposición y de igual manera realizar su aislamiento y microcultivo para posterior
observación en un lapso de 8 días.
MATERIALES Y MÉTODOS

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

-Aislamiento y crecimiento de hongos de una muestra de fresa en descomposición


En la muestra en descomposición de fresa se observó el crecimiento de un hongo de color gris, el
cual se desarrolló en la parte superficial de la fruta, de forma microscópica se identificó la presencia
de un gran número de esporas, y de igual manera en la parte inferior de la caja de petri se pudo
observar la diferencia entre su micelio vegetativo y aéreo, siendo este primero de apariencia más
compacta que el segundo y de color más claro (blanco lechoso).
Dominio: Eucariota
Filo: Ascomycota
Clase: Discomycetes
Orden: Heliotales
Familia: Sclerotiniaceae
Género: ​Botrytis

​ otrytis a 40x
Figura 1. B

El micelio joven de este hongo es septado hialino y ramificado. En las primeras etapas de
crecimiento es blanco pero a medida que madura (formación de esporas) se torna gris (Romero,
1993). Lo anterior pudo ser observado en la caja de Petri pues se lograba ver que en la parte más alta
del micelio aéreo este tenía un tono gris mientras que el micelio aéreo presente en la parte más
inferior era de color blanco. Sus esporas asexuales se forman sobre las hifas y se encuentran libres
en el ambiente; produce varios conidióforos largos y ramificados, cuyas células apicales producen
racimos de conidios ovoides, unicelulares, hialinos o de color gris (Agrios, 2004).

-Aislamiento y crecimiento de hongos de muestra ambiente

Dominio: Eucariota
Filo: Zygomycota
Clase: Zygomycete
Orden: Mucorales
Familia: Cunnighamellaceae
Género: ​Cunnighamella

​ unnighamella a 40x
Figura 2. C

El género ​Cunninghamella se caracteriza por formación de colonias blancas a grises, de rápido


crecimiento, que producen esporangióforos erectos, rectos y ramificados. Estos esporangióforos
terminan en vesículas de forma globosa o piriforme (forma de pera) a partir de las cuales se
desarrollan varias esporangiolas unicelulares, de globosas a ovoides, equinuladas o de paredes lisas
en las dentículas hinchadas. También pueden estar presentes clamidosporas (espora asexual con
paredes gruesas, adaptada para condiciones adversas) y zigospora (cigoto originado por la fusión de
dos gametangios y que se rodea de una gruesa pared; funciona como espora de resistencia) (The
University of Adelaide, 2016).

Dominio: Eucariota
Filo: Ascomycota
Clase: Euascomyctes
Orden: Hypocreales
Familia: Hypocreaceae
Género: ​Fusarium

​ usarium a 40x
Figura 3. F

Hongo filamentoso, ampliamente distribuidos en suelo y plantas. Formados por una fiálide
generalmente fina, con forma de botella, simple o ramificada, cortas o largas, monofialídica (que
emergen esporas de un poro de la fiálide) o polifialídica (de varios poros). Los macroconidios
presentan forma de medialuna, hialinos y septados. Los microconidios, ausentes en algunas
especies, poseen variadas formas (fusiformes, ovales, clavadas, entre otras), agrupaciones
(estructuras mucoides llamadas “falsas cabezas”), en cadenas largas o cortas. Otro tipo de conidios
son los mesoconidios, que son similares pero de menor tamaño que los macroconidios y nunca
forman estructuras mucoides. Por último, se podrían observar las clamidosporas características con
doble pared gruesa, lisa o rugosa; de manera aislada, en pareja o en grupo (​Tapia, C. y Amaro, J.,
2014).

Dominio: Eucariota
Filo: Ascomycota
Clase: Sordariomycetes
Orden: Glomerellales
Familia: Plectosphaerellaceae
Género: ​Stachylidium

Figura 4. S​ tachylidium a 40x


Presentan conidióforos oscuros, erguidos, delgados, ramificados en la parte superior con espirales de
fialidas; conidios de hialinos a marrón, unicelulares, ovoides, pequeños. Su micelio vegetativo era
color verde oscuro y su micelio aéreo era igualmente verde oscuro pero no de la misma intensidad
que el vegetativo.

-Hongos encontrados en muestras de naranja y yogurt en descomposición.

Dominio: Eucariota
Filo: Zigomycota
Clase: Zygomicetes
Orden: Mucorales
Familia: Mucoraceae
Género: ​Rhizopus

​ hizopus a 10x
Figura 5. R

Son vellosas algodonosas y secas. Presenta un micelio macrosifonado (diámetro mayor a 1μm),
hialino, cenocítico, en los puntos donde se conectan los esporangióforos y los estolones que
presentan, se forman rizoides. Los esporangióforos son largos y no se ramifican y culminan en
esporangios de gran tamaño con esporangiosporas hialinas o ligeramente cafés (Bonifaz, 2012.
Larone, 2011).

-Microcultivo de hongos de una muestra de naranja:

Dominio: Eucariota
Filo: Ascomycota
Clase: Euascomycetes
Orden: Eurotiales
Familia: Aspegillaceae
Género: ​Penicilium

​ enicilium a 40x
Figura 6. P
Presenta hifas hialinas septadas, los cuales forman filamentos. La característica más representativa
de ​Penicilium es el desarrollo de conidióforos, este presenta un eje el cual tiene ramificaciones
llamadas métulas y sobre estas se forman las fiálides que son células en forma de botella que forman
las conidias (estructuras que producen las esporas asexuales), son redondas, unicelulares y se
observan como cadenas no ramificadas en el extremo de las fiálides (FBA, 2003). Sus esporas
sexuales se producen en ascos con células isodiamétricas (de lados iguales), con paredes muy duras
(esclerotizadas). (Gómez, Sin fecha) La colonia es de aspecto lanoso o algodonoso. Las especies de
Penicilium p​ ueden desarrollarse en diversos ambientes y tienen una distribución cosmopolita.

Conclusiones

-Pudimos observar con éxito el crecimiento aéreo y vegetativo de seis géneros de hongos diferentes,
sus estructuras y diferencias, pertenecientes a los filos de Zygomycota y Ascomycota.
-Aunque no se puedan ver a simple vista, las esporas de los hongos se encuentran en el ambiente
hasta encontrar un lugar apto para su crecimiento y desarrollo, por ejemplo el agar o alimentos en
descomposición.
-Se logró observar la presencia de Brotytis en fresa y de Penicilium en naranja, los cuales
generalmente causan problemas al cultivo de estas frutas.
-Cuando se realiza el aislamiento de un hongo se puede observar con mayor facilidad sus
estructuras, más aun si es un microcultivo.

Referencias
Agrios, G. N. 2004. Fitopatología. Limusa. México. 638 p.
Bonifaz, A. (2012) Micología Médica Básica, Capítulo 5. EN: Hongos Contaminantes, 4 edición,
McGrawHill: México. pag 63, 600p.
FBA. (2003). Penicillium. EN:
https://www.fba.org.ar/panel-gestion/InformeResultado/MI/mi31.pdf​. Fecha de consulta: 21 de
septiembre, 2019.
Gómez, V. (Sin fecha) Penicillium: características, taxonomía, morfología, hábitat. EN:
https://www.lifeder.com/penicillium/​. Fecha de consulta 21 de Septiembre, 2019.
Larone, D. (2011) Medically Important Fungi: A Guide To Identification, Capitulo Termally
Monomorphic Moulds, ASM Press: Washington, Dc. pag 175 – 176, 485p.
Romero, C. S. 1993. Hongos Fitopatógenos. México. Universidad Autónoma Chapingo. 347 p.
Tapia, C. y Amaro, J. (2014). Género Fusarium. EN:
https://scielo.conicyt.cl/pdf/rci/v31n1/art12.pdf​. Fecha de consulta: 21 de septiembre, 2019.
The University of Adelaide. (2016). Cunninghamella bertholletiae. EN:
https://mycology.adelaide.edu.au/descriptions/zygomycetes/cunninghamella/​. Fecha de Consulta: 21
de septiembre, 2019.
Tortora, G; Funke, B; Case, C. (2007). Eucariontes: hongos, algas, protozoos y helmintos. EN:
Rondinone, S; Cwi, S; Mikkelsen, K; Patrone, U. Introducción a la microbiología. 9 Ed. P
344-385