Está en la página 1de 1

Dinero:

"..Rearden escuchó a Bertram Scudder, fuera del grupo, decir a una chica que hizo algún gesto de
indignación «No dejes que te moleste. Ya sabes, el dinero es la raíz de todos los males -y el mal es el
producto típico del dinero.»
Rearden no pensó que Francisco hubiese podido escucharlo, pero Rearden vio a Francisco tornarse
hacia ellos con una sonrisa grave y cortés.
«¿Así que piensas que el dinero es la raíz de todos los males? Dijo Francisco D'Anconia. ¿Alguna vez te
has preguntado cuál es la raíz del dinero? El dinero es un instrumento de intercambio, que no puede
existir a menos que existan bienes producidos por hombres capaces de producirlos. El dinero es la
forma material del principio que los hombres que desean tratar con otros deben hacerlo a través del
intercambio y deben dar valor a cambio de valor. El dinero no es el arma de los pillos, que reclaman tu
producto con lágrimas, ni de los saqueadores que te lo quitan a la fuerza. El dinero es hecho posible por
hombres que producen. ¿Es eso lo que consideras maligno?»
«Cuando aceptas dinero en pago por tu esfuerzo, sólo lo aceptas bajo la convicción que lo
intercambiarás por el producto del esfuerzo de otros. No son los gorrones, ni los saqueadores los que le
dan el valor al dinero. Ni un océano de lágrimas, ni todas las armas del mundo pueden transformar esos
pedazos de papel en tu cartera en el pan que necesitarás para sobrevivir mañana. Esos pedazos de
papel, que deberían haber sido oro, son un símbolo de honor -tu derecho a la energía de los hombres
que producen. Tu cartera es tu afirmación de la esperanza que en algún lugar en el mundo a tu
alrededor hay hombres que no defraudarán ese principio moral que es la raíz del dinero. ¿Es eso lo que
consideras maligno?»
«¿Alguna vez has buscado las raíces de la producción? Dale un vistazo a un generador eléctrico y
atrévete a decirte que fue creado por el esfuerzo muscular de bestias irreflexivas. Trata de cosechar una
semilla sin el conocimiento legado por hombres que tuvieron que descubrirlo por primera vez. Trata de
obtener tu alimento por medios exclusivamente mecánicos y aprenderás que la mente humana es la raíz
de todos los bienes producidos y de toda la riqueza que ha existido siempre en la Tierra.»
«¿Pero dices que el dinero es hecho por los poderosos a expensas de los débiles? ¿A cuál poder te
refieres? No es el poder de las armas o los músculos. La riqueza es el fruto de la capacidad del hombre
para pensar. Entonces, ¿hace dinero el hombre que inventa una máquina a expensas de quienes no la
inventaron? ¿Hace dinero el inteligente a costa de los tontos? ¿El capaz a costa del incompetente? ¿El
ambicioso a costa del flojo? El dinero es hecho -antes que pueda ser saqueado o mendigado- fabricado
por el esfuerzo de cada hombre honesto, cada uno en la medida de su habilidad. Un hombre honesto es
uno que sabe que no puede consumir más de lo que ha producido.»
(...)
«Corre por tu vida, lejos de un hombre que te dice que el dinero es maligno. Esa frase es el anuncio de
un saqueador aproximándose. En tanto los hombres vivan juntos en la Tierra y necesiten medios para
negociar entre sí, el único substituto -si abandonan el dinero- es el cañón de una pistola.»

Fragmento de “La rebelión del Atlas”


Ayn Rand; Grito Sagrado, Buenos Aires, 2003; 1168 páginas