Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD DE SONORA

DIVISION DE INGENIERIA
POSGRADO EN CIENCIAS DE LA INGENIERIA

Tarea 1
“Técnicas de enriquecimiento de Uranio”

I.Q. Ana Sophia Altamirano Carranza

Exp: 211221342

Dr. Armando Piña Ortiz


Fuentes alternas de energía

Hermosillo, Sonora 02 de septiembre del 2019


Técnicas de enriquecimiento de Uranio

Un poco de historia

Antes el mercado de enriquecimiento se caracterizaba porque en el había un proveedor principal,


una sola tecnología, un conjunto uniforme de estipulaciones y condiciones de suministro, y una gran
capacidad de satisfacer la demanda. Pero, actualmente se presenta un período de grandes
variaciones y dudas. Es probable que transcurra algún tiempo antes de que se restablezcan
condiciones mas estables.

Las actuales variaciones han sido originadas por la aparición de nuevas tecnologías y de nuevos
proveedores, lo que ha ocasionado una creciente competencia para conquistar puestos en el
mercado y una diversificación de las estipulaciones y condiciones de suministro, y una gran
capacidad de satisfacer la demanda futura.

Definición

Es el proceso al que se somete el uranio natural para aumentar su proporción del isótopo 235 U.
Naturalmente el uranio se compone principalmente del isótopo 238 U. La proporción del peso es
0.7% de 235U, el único isótopo en cantidad apreciable existente en la naturaleza que es fisionable
mediante neutrones térmicos. Durante el enriquecimiento, el contenido porcentual de 235U en el
uranio natural se incrementa gracias al proceso de separación de isótopos.

Los diferentes isótopos de Uranio son químicamente indistinguibles, porque la corteza electrónica
de ellos tiene la misma estructura, se aprovechan entonces propiedades físicas como la masa, por
difusión gaseosa o centrifugación o diferencias de energía de transición entre niveles de electrones
que pueden ser por excitación diferencial con láser para aumentar la proporción de 235 U con
respecto al valor que se encuentra en la naturaleza.

El proceso de enriquecimiento se aplica tras haber separado el uranio de las impurezas por medios
químicos. Históricamente a escala industrial, la difusión gaseosa, el Uranio se encuentra de forma
de hexafluoruro de Uranio. Después de enriquecerlo, el hexafluoruro de uranio es transformado en
plantas químicas, material cerámico que se utiliza finalmente como combustible en los reactores
nucleares.

Existen técnicas como de diferencia de masas que se basa en el método de difusión a través de
membranas y los caulotrones (un caulutron es un espectrómetro de masa usado para separar los
isótopos de Uranio desarrollado por Ernest Lawrence durante el proyecto de Manhattan. Su nombre
es una concatenacicón de Cal. U.-tron, en homenaje a la Universidad de Califronia. Los pusieron en
operación para el enriquecimiento de Uranio a escala industrial en la planta de Oak Ridge, Tennesse
establecida durante la Segunda Guerra Mundial para obtener uranio para fabricar la bomba atómica
Little Boy, que fue arrojada en Hiroshima en 1945. En un espectrómetro de masa, una cantidad
vaporizada de una muestra se bombardea con electrones de alta energía que los convierte en iones
positivamente cargados, que luego son acelerados y desviados por campos magnéticos, para chocar
con una placa, produciendo una corriente eléctrica mensurable. La masa de los iones se puede
calcular según la intensidad del campo (conocida) y la carga de los iones. Para maximizar la
separación y el uso del gran electroimán requerido, los calutrones múltiples fueron colocados
alrededor del imán en un óvalo masivo, que se pareció a un autódromo. Fueron creados dos tipos
de calutrones, conocidos como alfa y beta, pues la tecnología fue mejorada. La separación
magnética fue abandonada más tarde a favor del método más complicado, pero más eficaz, de
difusión gaseosa. Debido a la escasez de cobre durante la Segunda Guerra Mundial, los
electroimanes fueron hechos con miles de toneladas de plata prestadas por el Departamento del
Tesoro de los Estados Unidos.

Después de la Guerra del Golfo en 1990, la CENU determino que Irak había estado persiguiendo un
programa de calutrón para enriquecer el uranio.)

Figura 1. Diagrama de la separación de uranio del isótopo en el calutrón.

En las diferencias en los niveles energéticos, se basa la separación por rayos láser.

Las técnicas necesarias para el enriquecimiento son suficientemente complejas como para necesitar
un laboratorio avanzado y de importantes inversiones de capital, pero lo suficientemente sencillas
como para estar al alcance de prácticamente cualquier país del mundo.

En las condiciones de operación de los reactores comerciales de agua ligera, el isótopo 235U
presenta una sección eficaz de fisión nuclear mayor que los otros nucleidos del uranio. Para
conseguir una tasa de fisiones suficientemente alta como para mantener la reacción en cadena es
necesario aumentar la proporción del nucleido 235Uranio en el combustible nuclear de tales
centrales.

En el Proyecto Manhattan al uranio enriquecido se le denominó en código oralloy, abreviatura de


Oak Ridge alloy (aleación), por la planta en la que el uranio era enriquecido. El término oralloy
todavía se usa en ocasiones para referirse al uranio enriquecido. El 238uranio que permanece tras
el enriquecimiento es conocido como uranio empobrecido (depleted uranium, en inglés), y es
considerablemente menos radiactivo incluso que el uranio natural, a pesar de que es
extremadamente denso y útil para vehículos blindados y armas para atravesar blindajes y otras
aplicaciones en las que se requiera una alta densidad.

Grados de Uranio

El uranio altamente enriquecido tiene una concentración superior al 20% de 235U. El uranio fisible
en las armas nucleares normalmente contiene 85% o más de 235U conocido como "nivel para armas"
(weapons-grade), esto es debido a que la presencia de demasiada concentración del isotopo 238U
inhibe la descontrolada reacción nuclear en cadena que es la responsable de la potencia del arma.

El uranio de bajo enriquecimiento tiene una concentración inferior al 20% de 235U. Para uso en los
reactores de agua ligera comerciales (LWR=Light water reactor), los más extendidos mundialmente,
el uranio está enriquecido del 3 al 5% con 235U. No hay un riesgo directo de explosión. El LEU utilizado
en reactores para investigación está enriquecido del 12% al 19,75% con 235U, siendo la concentración
más alta para sustituir a los combustibles de alto enriquecimiento por los de bajo enriquecimiento.

El uranio ligeramente enriquecido tiene una concentración de 235U entre 0,9 % y 2%.

Este nuevo nivel está siendo utilizado para sustituir el combustible de uranio natural en algunos
reactores de agua pesada. Los costes se rebajan porque requieren menos uranio y con menos haces
se alimenta el reactor, lo que a su vez reduce la cantidad de combustible gastado y los consiguientes
costes de gestión de residuos.

Tecnologías de enriquecimiento

El enriquecimiento de Uranio es una fase necesaria del ciclo del combustible de los reactores de
agua ligera (LWR), de los reactores avanzados refrigerados por gas (AGR) y de los reactores de alta
temperatura (HTR). Estos reactores, especialmente los LWR, dominan el mercado. En 1976 la
potencia de los reactores de uranio enriquecido representaba el 87% de la de todos los reactores
en funcionamiento y, según las estimaciones más recientes, tal proporción será del 93% en 1990 y
aproximadamente del 90% en el año 2000.

El uranio tal como se encuentra en la naturaleza, contiene 0.711% en peso del isótopo ligero y
fisionable uranio-235. Para el funcionamiento de los reactores de agua ligera hace falta uranio que
contenga aproximadamente 3% de 235U. El objeto del proceso de enriquecimiento es disociar el
uranio natural, obteniendo por un parte uranio enriquecido, cuyo porcentaje de 235U es superior al
natural (porcentaje de enriquecimiento), y, por otro, uranio empobrecido, cuyo porcentaje 235U es
inferior al natural (llamado “concentración de las colas”). El trabajo necesario para la separación de
los isótopos se mide en unidades de trabajo de separación (UTS).
Por ejemplo, para obtener un kilogramo de uranio enriquecido al 3%, siendo la concentración de las
colas del 0.2% se necesitan 5.479 kg de Uranio natural y 4.306 UTS. Quedan 4.479 kg de Uranio
(colas) empobrecido a 0.2% en el isótopo uranio-235.

Figura 2. Ejemplo de trabajo de separación necesario para el enriquecimiento de Uranio.

Muchos métodos enriquecimiento que se utilizan a escala industrial o se ensayan en plantas


experimentales requieren hexafluoruro de Uranio (UF6) como material de alimentación. La razón es
que este compuesto pasa al estado gaseoso a temperaturas superiores a los 57°C. Por lo tanto, el
mineral de uranio procedente de la mina debe purificarse y transformarse en hexafluoruro de
Uranio antes de utilizarlo como material de alimentación para las plantas de enriquecimiento.

Una serie de procesos de enriquecimiento se han demostrado históricamente o en el laboratorio,


pero solo dos, el proceso de difusión gaseosa y el proceso de centrifugación, han funcionado a escala
comercial. En ambos, el gas UF6 se usa como material de alimentación. Las moléculas de UF6 con
átomos de U-235 son aproximadamente un uno por ciento más ligeras que el resto, y esta diferencia
de masa es la base de ambos procesos. La separación de isótopos es un proceso físico. ** Se ha
demostrado que un proceso químico está en fase de planta piloto pero no se utiliza. El proceso
francés Chemex explotó una diferencia muy leve en la propensión de los dos isótopos a cambiar la
valencia en la oxidación / reducción, utilizando fases acuosas (valencia III) y orgánicas (IV). Grandes
plantas de enriquecimiento comercial están en operación en Francia, Alemania, Países Bajos, Reino
Unido, Estados Unidos y Rusia, con plantas más pequeñas en otros lugares. Se están construyendo
nuevas plantas centrífugas en Francia y Estados Unidos. Varias plantas están agregando capacidad.
La capacidad de China se está expandiendo considerablemente, en línea con los requisitos internos.
Con capacidad excedente, las plantas rusas operan con ensayos de colas bajas (alimentación
insuficiente) para producir uranio poco enriquecido para la venta.

La materia prima para el enriquecimiento consiste en hexafluoruro de uranio (UF6) de la planta de


conversión. Después del enriquecimiento, se forman dos corrientes de UF6: el 'producto'
enriquecido que contiene una concentración más alta de U-235 que se usará para hacer combustible
nuclear, y las 'colas' que contienen una concentración más baja de U-235, y conocido como uranio
empobrecido (DU). El análisis de colas (concentración de U-235) es una cantidad importante ya que
determina indirectamente la cantidad de trabajo que debe realizarse en una cantidad particular de
uranio para producir un ensayo de producto dado. La materia prima puede tener una concentración
variable de U-235, dependiendo de la fuente. El uranio natural tendrá una concentración de U-235
de aproximadamente 0.7%, mientras que el uranio reciclado estará alrededor del 1% y las colas para
el reenriquecimiento a menudo alrededor del 0.25-0.30%. La capacidad de las plantas de
enriquecimiento se mide en términos de 'unidades de trabajo separativas' o SWU (por sus siglas en
inglés “separative Work Units”). El SWU es una unidad compleja que indica la entrada de energía en
relación con la cantidad de uranio procesado, el grado en que se enriquece (es decir, el grado de
aumento en la concentración del isótopo U-235 en relación con el resto) y el nivel de agotamiento
del resto - llamado 'colas'. La unidad es estrictamente: unidad de trabajo separativo en kilogramos,
y mide la cantidad de trabajo separativo realizado para enriquecer una cantidad dada de uranio en
cierta cantidad cuando las cantidades de alimento y producto se expresan en kilogramos. También
se utiliza la unidad 'toneladas SWU'.

Por ejemplo, para producir un kilogramo de uranio enriquecido al 5% de U-235 requiere 7.9 SWU si
la planta se opera en un ensayo de colas 0.25%, o 8.9 SWU si el ensayo de colas es 0.20% (por lo
tanto, requiere solo 9.4 kg en lugar de 10.4 kg de alimento natural en U). Siempre hay una
compensación entre el costo del enriquecimiento SWU y el costo del uranio. Hoy en día, el 5% de
U-235 es el nivel máximo de enriquecimiento para el combustible utilizado en reactores de potencia
normales.

Gráfica 1. Enriquecimiento de Uranio

Gráfica 2. Enriquecimiento de Uranio y usos


El primer gráfico muestra el esfuerzo de enriquecimiento (SWU) por unidad de producto. El segundo
muestra cómo podría terminar una tonelada de alimentación de uranio natural: como 120-130 kg
de uranio como combustible para reactores de potencia, como 26 kg de combustible típico para
reactores de investigación, o posiblemente como 5,6 kg de material apto para armas. La curva se
aplana tanto porque la masa de material que se enriquece disminuye progresivamente a estas
cantidades, desde la tonelada original, por lo que requiere menos esfuerzo en relación con lo que
ya se ha aplicado para avanzar mucho más en porcentaje de enriquecimiento. El incremento
relativamente pequeño del esfuerzo necesario para lograr el aumento de los niveles normales es la
razón por la cual las plantas de enriquecimiento se consideran una tecnología sensible en relación
con la prevención de la proliferación de armas, y están muy estrictamente supervisadas según los
acuerdos internacionales.

El enriquecimiento representa casi la mitad del costo del combustible nuclear y aproximadamente
el 5% del total costo de la electricidad generada. En el pasado, también ha tenido en cuenta el
principal impacto de los gases de efecto invernadero del ciclo del combustible nuclear, donde la
electricidad utilizada para el enriquecimiento se genera a partir del carbón. Sin embargo, todavía
solo representa el 0.1% del dióxido de carbono de la generación de electricidad a carbón equivalente
si se utilizan plantas de centrifugación de gas modernas. Las empresas de servicios públicos que
compran uranio a las minas necesitan una cantidad fija de uranio enriquecido para fabricar el
combustible para ser cargado en sus reactores. La cantidad de uranio que deben suministrar a la
empresa de enriquecimiento está determinada por el nivel de enriquecimiento requerido (% U-235)
y el ensayo de colas (también% U-235). Este es el análisis de colas contratado o transaccional, y
determina la cantidad de uranio natural que se debe suministrar para crear una cantidad de
Producto de uranio enriquecido (EUP); un análisis de colas más bajo significa que se deben aplicar
más servicios de enriquecimiento (especialmente energía). Sin embargo, el enriquecedor tiene
cierta flexibilidad con respecto al ensayo de colas operacionales en la planta. Si el análisis operativo
de colas es menor que el análisis contratado / transaccional, el enriquecedor puede reservar un
poco de uranio natural excedente, que es libre de vender (ya sea como uranio natural o como EUP)
por su propia cuenta, lo que se conoce como subalimentación. * Las empresas de servicios públicos
buscan cada vez más controlar esta flexibilidad de operación en los contratos, y ellas mismas
obtienen algunos de los beneficios de la alimentación insuficiente.

Tabla 1. Estimación del porcentaje de métodos usados para enriquecimiento de Uranio en el


mundo y proyección.

Los primeros tres procesos de enriquecimiento tienen características diferentes. La difusión es


flexible en respuesta a las variaciones de la demanda y los costos de energía, pero consume mucha
energía. Con la tecnología centrífuga es fácil agregar capacidad con expansión modular, pero es
inflexible y funciona mejor a plena capacidad con un bajo costo operativo. La tecnología láser puede
reducir el ensayo de colas a niveles muy bajos y también es capaz de expandir la planta de forma
modular.

Difusión gaseosa

El método que mas se utiliza actualmente para el enriquecimiento del uranio a escala industrial es
el de difusión gaseosa. Esta técnica se usa ampliamente en diversas partes del mundo.

En 1846 se descubrió que los gases de pesos moleculares diferentes pueden separarse por difusión
a través de un medio poroso. Si los poros tienen un tamaño adecuado, las moléculas gaseosas más
ligeras pasan a través del medio poroso, llamado generalmente membrana o barrera, a velocidad
superior a las de las moléculas más pesadas. La primera utilización a escala industrial del método se
realizó en 1945 en los Estados Unidos de América en la planta de Oak Ridge, Tennessee.

Es una tecnología utilizada para producir uranio enriquecido que consiste en forzar al gas de
hexafluoruro de uranio a través de una membrana semi-permeable, lo que produce una ligera
separación entre las moléculas que contienen 235U y las que contienen 238U. A lo largo de la Guerra
fría, la difusión gaseosa jugó un papel importante en la técnica del enriquecimiento de uranio, a
pesar de lo cual actualmente ha sido casi por completo sustituida por nuevos métodos.

La difusión de parte del gas a través de la barrera se consigue por medio de un compresor
combinado con un intercambiador de calor para extraer el calor de compresión. Es muy pequeña la
diferencia de peso en las moléculas de UF6 que contienen el isótopo más ligero, Uranio-235 y las
que contienen el más pesado, Uranio-238. En consecuencia, el grado de enriquecimiento
conseguido mediante un paso a través de la barrera es también muy pequeño y la operación ha de
repetirse muchas veces. Por ello el gas ha de pasar por gran número de etapas, cada una de las
cuales consta de un compresor, una barrera y un intercambiador de calor. Las sucesivas etapas
formal lo que se llama la cascada.

La separación por etapas es tan pequeña que para producir uranio enriquecido al 3% en 235U a partir
de Uranio natural, con una concentración de colas del 0.25% de 235U, la cascada ha de comprender
unas 1200 etapas dispuestas en serie. No obstante, cada etapa puede construirse con una capacidad
suficiente para evitar la necesidad de cascadas paralelas.

 Difusión térmica

La difusión térmica utiliza el intercambio de calor a través de una delgada capa de líquido o gas para
conseguir la separación de isótopos. El proceso se beneficia del hecho de que las más ligeras
moléculas de gas del 235U, se difundirán hacia la superficie caliente, mientras que las más pesadas
del 238U, lo harán hacia la superficie más fría. Durante la Segunda Guerra Mundial se utilizó la planta
de Oak Ridge para preparar el material requerido para el proceso. El proceso fue abandonado en
favor del uso de la difusión gaseosa.

 Procesos aerodinámicos

Estos procesos de separación aerodinámica dependen de la difusión impulsada por gradientes de


presión, al igual que la centrífuga de gas. En general, tienen la desventaja de requerir sistemas
complejos de conexión en cascada de elementos de separación individuales para minimizar el
consumo de energía. En efecto, los procesos aerodinámicos pueden considerarse como centrífugas
no giratorias. La mejora de las fuerzas centrífugas se logra mediante la dilución de UF6 con
hidrógeno o helio como gas portador, logrando una velocidad de flujo mucho mayor para el gas que
la que se podría obtener utilizando hexafluoruro de uranio puro. La Uranium Enrichment
Corporation de Sudáfrica (UCOR) desarrolló y desplegó el Cascada de separación de vórtice Helikon
continua para una alta tasa de producción de bajo enriquecimiento y la cascada de alto
enriquecimiento de semi-lote Pelsakon de baja producción sustancialmente diferente, ambas
usando un diseño de separador de tubo de vórtice particular, y ambas incorporadas en una planta
industrial. NUCLEI construyó una planta de demostración en Brasil, un consorcio liderado por
Industrial Nucleares do Brasil que utilizó el proceso de boquilla de separación. Sin embargo, todos
los métodos tienen un alto consumo de energía y requisitos sustanciales para la eliminación del
calor residual; ninguno está actualmente en uso.

 Gas centrifugado

El proceso de gas centrifugado utiliza un gran número de cilindros rotativos en formaciones en


paralelo y en serie. Esta rotación crea una fuerza centrífuga muy fuerte, de modo que las moléculas
más pesadas que contienen 238U, se desplazan hacia la parte exterior del cilindro, mientras que las
más ligeras del 235U se recogen más cercanas al centro. Este proceso requiere mucha menos energía
que el viejo de difusión gaseosa, para conseguir la misma separación, por lo que lo ha prácticamente
remplazado totalmente.

 Centrifugado rápido
El centrifugado Zippe es una mejora sobre el centrifugado de gas convencional, siendo la principal
diferencia el uso del calor. Se calienta el fondo de los cilindros rotativos, provocando corrientes que
mueven hacia la zona superior el 235U, donde puede ser recogido mediante paletas. Este diseño de
centrifugado mejorado es utilizado por la compañía comercial Urenco para producir combustible
nuclear. También, este proceso fue utilizado por Pakistán en su programa de armas nucleares y el
gobierno pakistaní, vendió la tecnología Zippe a Corea del Norte e Irán, permitiendo a ambos países
el desarrollo de su propia industria nuclear.

 Separación por centrifugación

A finales del siglo XIX se realizaron experimentos sobre la separación de mezclas de gases de
diferentes pesos moleculares por centrifugación. En los años cuarenta se puso en servicio una planta
experimental de centrifugación para la separación de isótopos del Uranio en forma de UF6. Pero se
abandonó y se dio preferencia a la difusión gaseosa, principalmente por los problemas que
plantearon los materiales y rodamientos, que no podían soportar las elevadísimas velocidades de
giro y fuerzas centrífugas necesarias.

La consecución de materiales más fuertes y ligeros, de nuevos rodamientos y de centrífugas


perfeccionadas ha hecho que se recurra de nuevo a la separación de isótopos por centrifugación en
Europa y en los Estados Unidos. El interés del método de centrifugación reside en que, en su actual
estado de desarrollo, permite una separación por etapa superior en dos órdenes de magnitud a la
conseguida con los otros métodos utilizados actualmente, y en dos órdenes de magnitud a la
conseguida con los otros métodos utilizados actualmente, y en que el consumo de energía solo es
aproximadamente el 10% del necesario para la difusión gaseosa. Una desventaja es que la cantidad
que puede tratarse en cada centrífuga es mucho menor que la que se puede tratar en cada etapa
de difusión gaseosa. En consecuencia, han de utilizarse muchas centrífugas en paralelo y el número
total, por lo tanto, ha de ser mucho mayor que el de etapas de separación el método de difusión
gaseosa para conseguir la misma producción.

 Separación electromagnética de isótopos

Conocido por la abreviatura de su denominación inglesa (Electromagnetic Isotope Separation) como


EMIS. El uranio metálico, previamente es vaporizado, es ionizado con iones cargados positivamente.
Entonces, son acelerados y subsiguientemente deflectados por campos magnéticos hacia sus
respectivos puntos de recogida. Un espectómetro de masas a nivel de producción, llamado Calutrón,
desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial y que proporcionó la mayoría del 235U utilizado
en la bomba nuclear Little Boy que se lanzó sobre Hiroshima en 1945. Exactamente, el término
'Calutron' hace referencia a un aparato de varios componentes situado en un gran óvalo alrededor
de un potente electromagneto. La separación magnética se ha prácticamente abandonado en favor
de métodos más efectivos; no obstante, los inspectores internacionales encontraron que Irak había
construido en secreto docenas de calutrones, supuestamente para el desarrollo de una bomba
nuclear.

 Separación por toberas


En este proceso un chorro de hexafluoruro de Uranio gaseoso mezclado con helio o hidrógeno se
expande a través de una rendija y es desviado por una pared curva. Como resultado de las fuerzas
centrífugas y de otra naturaleza, se produce una separación parcial de los componentes. El gas que
se mueve cerca de la pared de desviación se enriquece en el isótopo pesado uranio-238, mientras
que el isótopo ligero uranio-235 se acumula en el gas restante. El helio o el hidrógeno mezclado al
UF6 gaseoso facilita el proceso en varios aspectos y favorece la separación. Este método se estudio
a principios de los años cuarenta, pero no se utilizó.

En 1970 se anunció que se había elaborado un nuevo método para la separación de isótopos de
Uranio en Sudáfrica y en 1975 se dieron algunos detalles sobre él. Parece estar relacionado con el
método de la tobera. Se conoce con el nombre de “centrifugación con pared fija”.

 Separación de isótopos por láser

Los procesos Láser constituyen posiblemente una tercera generación tecnológica que promete
menos requerimientos de aportación de energía, más bajos costes de capital, y reducción de
pruebas, todo lo cual suponen ventajas económicas significativas.

AVLIS (del Inglés Atomic Vapor Laser Isotope Separation) es un método en el que se utilizan láseres
especialmente afinados para separar isotopos de uranio, mediante la selectiva ionización en
transiciones hiperfinas. La técnica utiliza láseres que están ajustados a frecuencias que ionizan los
átomos de 235U pero no otros. El 235U con carga de iones positivos es entonces atraído a una
bandeja cargada negativamente y recogido.

Un segundo método de separación por láser se conoce como Separación molecular de isótopos por
láser: MLIS, (del inglés Molecular Laser Isotope Separation). En este método, un láser de infrarrojos
es dirigido al gas de hexafluoruro de uranio, excitando las moléculas que contienen un átomo de
235U. Un segundo láser libera un átomo de flúor, extrayendo el pentafluoruro de uranio que
precipita desde el gas.

Hace tiempos que sería posible separar isótopos excitando selectivamente átomos o moléculas. La
invención del láser hizo que mejorasen las probabilidades de utilización de este método industrial.
Existe la posibilidad teórica de que permita obtener una separación casi completa de los isótopos
de Uranio en una sola etapa, con poco consumo de energía. Las consecuencias económicas y
políticas serían de gran alcance si esta posibilidad se convirtiese en realidad. El método se ha
aplicado al laboratorio, pero hay que resolver todavía muchos problemas para convertirlo en un
proceso a escala industrial y económicamente viable.
Además de las unidades de trabajo separativas proporcionadas por una instalación de
enriquecimiento, el otro parámetro importante a considerar es la masa de uranio natural (UN por
sus siglas en inglés ) que se necesita para producir una masa deseada de uranio enriquecido. Al igual
que con el número de las unidades de trabajo de separación “SWU por sus siglas en inglés
(separative work units)”, la cantidad de material de alimentación requerida también dependerá del
nivel de enriquecimiento deseado y de la cantidad de U235 que termina en el uranio empobrecido.
Sin embargo, a diferencia del número de “SWU” requeridos durante el enriquecimiento que
aumenta con niveles decrecientes de U235 en la corriente agotada, la cantidad de NU necesaria
disminuirá con niveles decrecientes de U235 que terminan en el DU. Por ejemplo, en el
enriquecimiento de LEU para uso en un reactor de agua ligera es típico que la corriente enriquecida
contenga 3.6% de U235 (en comparación con 0.7% en NU) mientras que la corriente agotada
contiene 0.2% a 0.3% de U235. Para producir un kilogramo de este LEU, se requerirían
aproximadamente 8 kilogramos de NU y 4.5 SWU si se permitiera que la corriente de DU tuviera un
0.3% de U235. Por otro lado, si la corriente agotada tenía solo 0.2% de U235, entonces requeriría
solo 6.7 kilogramos de NU, pero casi 5.7 SWU de enriquecimiento. Debido a que la cantidad de NU
requerida y la cantidad de SWU requeridas durante el enriquecimiento cambian en direcciones
opuestas, si NU es barato y los servicios de enriquecimiento son más caros, los operadores
generalmente elegirán permitir que quede más U235 en el flujo de DU, mientras que si NU es más
caro y el enriquecimiento lo es menos, entonces elegirían lo contrario

Problemas ambientales

Después del enriquecimiento El UF6 enriquecido se convierte en UO2 y se convierte en gránulos de


combustible, en última instancia, una cerámica sinterizada, que está encerrada en tubos de metal
para formar barras de combustible, generalmente de hasta cuatro metros de largo. Varias barras de
combustible forman un conjunto de combustible, que está listo para cargarse en el reactor nuclear.
Con la pequeña excepción del uranio reprocesado, el enriquecimiento involucra solo materiales
radiactivos naturales de larga vida; no hay formación de productos de fisión ni irradiación de
materiales, como en un reactor. La alimentación, el producto y el material agotado están en forma
de UF6, aunque el uranio empobrecido puede almacenarse a largo plazo como el U3O8 más estable.
El uranio es débilmente radioactivo y su toxicidad química, especialmente como UF6, es más
significativa que Su toxicidad radiológica. Por lo tanto, las medidas de protección requeridas para
una planta de enriquecimiento son similares a las tomadas por otras industrias químicas
relacionadas con la producción de productos químicos fluorados.El hexafluoruro de uranio forma
un material muy corrosivo (HF - ácido fluorhídrico) cuando se expone a la humedad, por lo tanto,
cualquier fuga es indeseable.

Por lo tanto:

En casi todas las áreas de una planta centrífuga, la presión del gas UF6 se mantiene por debajo de
la presión atmosférica y, cualquier fuga solo podría dar como resultado un flujo hacia adentro; se
proporciona doble contención para aquellas pocas áreas donde se requieren presiones más
altas;Los efluentes y los gases de ventilación se recogen y deben tratarse adecudamente.
Fuentes:

 Kötter, Wolfgang (1994). Nuclear Non-Proliferation and Global order (en inglés).
SIPRI/Oxford University Press. ISBN 0-19-829155-8. Consultado el 7 de marzo de 2012.
 Perderson O. (1977). Novedades en la industria del enriquecimiento de uranio Repcuerado
de: https://www.iaea.org/sites/default/files/19104884052_es.pdf
 Rady, Khaled. (2015). Isotopes isolation and Uranium Enrichment methods.
10.13140/RG.2.1.4977.1685.

También podría gustarte