Está en la página 1de 1

5.

Cuál es su opinión sobre La transformación curricular

Todo enfoque curricular para una educación integral tiene como objetivo la búsqueda de un sujeto
motivado, mediante un proceso educativo bien intencionado. En este proceso educativo, tiene
influencia directa sobre los alumnos un conjunto de elementos que integrados forman el currículo
de un Sistema Educativo de una nación, entre los cuales sobresalen los planes y programas de
estudio, los métodos, las actividades, el material didáctico, las estructuras, el mobiliario escolar, el
ambiente saludable, la relación del educador con sus alumnos, las autoridades educativas en sus
respectivos niveles y los padres de familia.

La transformación curricular debe estar centrada en el desarrollo de competencias para la


formación de ciudadanos que respondan a los nuevos retos del mundo actual, está enfocado
especialmente a la educación media, a directivos nacionales, regionales y directores de escuelas.
En este proceso de la transformación curricular, se determinaron conclusiones de las cuales las más
destacadas fueron: autonomía e iniciativa personal, que implica la motivación intrínseca en su
proceso de aprendizaje y su desarrollo personal; aprender a aprender, que implica una autonomía y
autorregulación en el proceso de aprendizaje y el conocimiento e interacción con el mundo físico,
que permite actitudes proactivas hacia la innovación y los avances científicos.

Por otra parte los cambios realizados en los contenidos, horario, competencias de las asignaturas de
los planes y programas son apropiados, existe coherencia externa e interna y se observa
correspondencia de las asignaturas con la organización de las áreas de formación.

Cabe destacar que la transformación tiene como finalidad formar ciudadanos con pleno desarrollo
de sus capacidades, habilidades y competencias, es por ello que en este proceso se tomaron en
cuenta a los directores y subdirectores, a fin de que participen y conozcan las diferentes fases de
este proceso. La sociedad actual exige cada vez más que las escuelas formen niños y jóvenes
capaces de seguir aprendiendo a lo largo de su vida; los estudiantes requieren de una base común de
conocimientos y competencias, de habilidades fundamentales y procesos de razonamientos
superiores. Podemos decir que las competencias académicas promueven el desarrollo de las
capacidades humanas para resolver problemas, valorar riesgos, tomar decisiones, trabajar en equipo,
asumir el liderazgo, relacionarse con los demás, comunicarse (escuchar, hablar, leer y escribir),
utilizar una computadora, entender otras culturas, entre otras. De esta manera, tendremos como
producto de este ejercicio docente, una educación democrática, en la que exista igualdad de
oportunidades para una formación académica y cívica de calidad.

También podría gustarte