Está en la página 1de 6

La Palabra ALELUYAH

SU ORIGEN Y SIGNIFICADO:
La palabra aleluya, pronunciada “aleluYAH” es el término más antiguo de todos los términos de
alabanza. Se usa tanto en el cielo como en la tierra para adorar al Todopoderoso Creador.

“Después de estas cosas, yo oí lo que sonaba como el rugido de una gran multitud en el cielo,
gritando: ¡Haleluyah! ¡La victoria, la gloria, el poder de nuestro Elohim! Porque sus juicios son
justos y verdaderos. El ha juzgado a la gran ramera, que ha corrompido a la tierra con su
prostitución. El ha tomado venganza sobre ella, que tiene la sangre de sus siervos en sus manos. Y
una segunda vez ellos dijeron: ¡Haleluyah! ¡El humo de ella sube por siempre y para siempre! Los
veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a YAHWEH que
estaba sentado en el trono y dijeron: ¡Amen! ¡Haleluyah! Una voz salió del trono diciendo: ¡Alaben a
nuestro Elohim, todos ustedes, sus siervos, ustedes que le temen a El, pequeños y grandiosos!
Entonces oí lo que sonaba como una gran multitud, como el estruendo de aguas precipitándose,
como grandes destellos de truenos diciendo: ¡Haleluyah! YAHWEH, Elohim del ejército del cielo,
¡ha comenzado su Reino! ¡Gocémonos y alegrémonos!
¡Démosle la gloria! Porque el momento ha llegado para la boda del Cordero. Y su novia se ha
preparado a sí misma; lino fino resplandeciente y limpio se le ha dado para vestir.”
("Lino fino" son las obras justas del pueblo de YAHWEH.) (Revelación/Apocalipsis 19:1-8).

¿CUÁL ES EL ORIGEN, SIGNIFICADO DE ESTA PALABRA TAN CONOCIDA?


Aleluya es una palabra puramente Hebrea, pero se encuentra en casi todos los idiomas bajo el sol.
La primera parte de la palabra, “alelu,” significa: “alaben, celebren o glorifiquen,” es un imperativo.
La última parte, “YAH,” es el nombre de Aquel a quien se está alabando.
Yahweh es el nombre personal del Padre Celestial. Yah es la forma corta o poética del nombre del
Padre Celestial. La forma completa del sagrado Nombre del Padre es Yahweh. Este nombre se
encuentra en las escrituras Hebreas, concordancias de la Biblia, enciclopedias y diccionarios. Como
también en muchos escritos actuales de historia y arqueología.
El nombre de Yahweh se encuentra más de 6,800 veces en el idioma original de la Escritura.
También lo encontramos como el sufijo (final) de muchos nombres de los profetas de la Biblia tales
como Elias (Eli-Yah), el cual significa “Mi Poderoso es Yah,” como también Yirmeyah (Jeremías),
Obadyah (Abdías), Yeshayah (Isaías), Zekaryah (Zacarías), etc.

¿DONDE OBTUVIMOS LA PALABRA “JEHOVÁ”?


Hasta hace poco tiempo, muchas personas pensaban que Su nombre debía pronunciarse “Jehová”
pero como lo explica la Enciclopedia Británica, “Jehová es una forma errónea del Nombre sagrado,
cuya verdadera forma es Yahweh.” La mayoría de los diccionarios modernos aclaran lo mismo.
Nosotros no debemos profanar el nombre del Creador usando una forma errónea o corrupta. Esta
forma errónea comenzó cuando ciertos traductores de la Sagrada Escritura equivocadamente
usaron los sonidos vocales de la palabra hebrea para señor o amo (adonay) y la mezclaron con las
cuatro letras Hebreas (tetragrámaton) que forman el nombre del Padre Celestial.
Así es como y por qué ocurrió esto: Originalmente, el nombre Yahweh era conocido y utilizado antes
del diluvio, cuando todo hombre lo conocía y no había falsas deidades. Después del diluvio, la
mayoría de la gente se tornó a la idolatría; pero Yahweh se dio a conocer de nuevo por su Nombre a
ciertos hombres tales como Abraham, Isaias, y Jacob (Gen. 12:8, 26:25, 28:13) y después a Moisés
(Ex. 3:15, 34:5-6.)

“El se fue de ese lugar, fue a la colina al este de Beit-El y plantó su tienda. Con Beit-El al oeste y Ai al
este, él edificó un altar allí e invocó el Nombre de YAHWEH.” (Bereshit/Génesis 12:8)

“Allí él edificó un altar y invocó El Nombre de YAHWEH. El plantó su tienda allí, y allí los sirvientes
de Yitzjak cavaron un pozo.” (Bereshit/Génesis 26:25)

“Entonces de repente YAHWEH estaba parado allí junto a él; y El dijo: "Yo soy YAHWEH el Elohim
de Avraham tu padre [abuelo] y el Elohim de Yitzjak. No temas, La Tierra sobre la cual estás
acostado Yo la daré a ti y a tus descendientes.” (Bereshit/Génesis 28:13)

De esta manera, su Nombre fue revelado al pueblo Hebreo a quienes se les instruyó que lo
invocaran. Por siglos fue invocado libremente. Pero más tarde, ciertos líderes religiosos comenzaron
a decir que el Nombre era muy sagrado para ser pronunciado. Instruyeron a las personas que
dijeran o leyeran adonay (mi señor) cuando se encontraran el Sagrado Nombre en las Escrituras.
Por esto, cuando se añadieron después vocales al idioma hebreo, las vocales para adonay fueron
insertadas entre las letras del Nombre sagrado. Esto fue para indicar a la gente que dijera adonay y
no el verdadero Nombre Yahweh.
Como resultado, cuando los traductores años después tradujeron las Escrituras a otros idiomas,
llegaron a estar confundidos. Ellos mezclaron los sonidos vocálicos para adonay con las cuatro letras
del Nombre Sagrado y más tarde surgió la palabra “Jehovah.”

IMPORTANCIA BIBLICA DEL VERDADERO NOMBRE


Parece ser que toda persona que quiere conocer a su Creador, como su Padre Celestial quisiera
conocerlo por su Nombre. La misma Escritura no nos deja ninguna duda sobre la importancia vital
del Nombre de Yahweh.
Cuando se restaura el verdadero Nombre de nuevo en los pasajes donde los traductores lo
substituyeron con el título “el Señor,” la Escritura nos hace saber muy claro que deberíamos
conocer, amar e invocar el Nombre de Yahweh.

Aquí tenemos unos cuantos ejemplos:

“Ser humano, ya se te ha dicho lo que es bueno, lo que YAHWEH demanda de ti –


no más que actúes justamente, ames la gracia y camines en pureza con tu Elohim. ¡La voz de
YAHWEH! El llama a la ciudad – y es sabiduría temer a Tu Nombre – Escuchen al cetro, a aquel que
lo comisionó.” (Mijah/Miqueas 6:8,9)

“Yo haré Mi Nombre Kadosh conocido entre mi pueblo Israel; no permitiré que Mi Nombre Kadosh
siga siendo profanado. Entonces los Goyim sabrán que Yo soy YAHWEH, el HaKadosh de Israel.”
(Yejezkel/Ezequiel 39:7)

“Entonces YAHWEH será Rey sobre toda la tierra, En aquel día YAHWEH será el único, y Su
Nombre será el único Nombre.” (Zejaryah/Zacarias 14:9)

“En ese tiempo, cualquiera que clame en El Nombre de YAHWEH será salvo. Porque en el Monte
Tziyon y en Yerushalayim estarán los que escaparon, como YAHWEH ha prometido; entre los
sobrevivientes estarán aquellos que YAHWEH ha llamado.” (Yoel/Joel 2:32)

“No usarás a la ligera el Nombre de YAHWEH tu Elohim, porque YAHWEH no


dejará sin castigo a alguien que use Su Nombre a la ligera.” (Shemot/Éxodo 20:7)

Decir que el Nombre es poco importante o que es cosa vana, es ciertamente una manera de
invocarlo en vano.

“Entonces aquellos que temen a YAHWEH hablaron juntos; y YAHWEH escuchó y oyó. Un libro de
recuerdos fue escrito en su presencia para aquellos que temían a YAHWEH y tenían respeto por Su
Nombre.” (Malaji/Malaquias 3:16)

Un verso más que muestra poderosa evidencia de la necesidad de invocar el Sagrado Nombre, es
(Tehillim/Salmos 68:4) que dice: “Canten a Elohim, canten alabanzas a Su Nombre; exalten al que
viene en las nubes por Su Nombre, Yah;” (En hebreo, es Yah como en aleluyah.) En el idioma hebreo
comienza con al letra Yod, que no equivale a la “J.”
Así que está muy claro de acuerdo con la escritura que es imprescindible conocer el nombre de
Yahweh y que sea venerado por aquellos que lo aman.
EL NOMBRE: ENLACE ENTRE EL PADRE Y EL HIJO
También hay una importante y directa conexión entre el nombre del Todopoderoso y el nombre de
su Hijo, nuestro Salvador.
José de Nazaret fue instruido por el ángel: “Ella dará a luz un hijo, y tú le llamarás
Yahshua, [que quiere decir ' YAHWEH salva,'] porque El salvará a su pueblo de sus pecados.”
(Mattityah/Mateo 1:21). El nombre de Jesús no tiene el mismo significado que el nombre Yahshua.

Los eruditos de la Biblia saben que nuestro Salvador no fue conocido por el nombre “Jesús.” El
hecho de que muchas personas han llegado a aceptar la persona del Salvador Yahshua saben que
conociendo su Nombre pueden ser salvos; pues el nombre Jesús, no significa nada en realidad.
Yahshua nació de una pareja hebrea, como fue profetizado en Isaías 9:6-7, Miqueas 5:2 y otras
Escrituras.

“Porque un niño nos es nacido, un hijo nos es dado; el dominio reposará sobre sus hombros, y le
será dado el Nombre Pele-Yoetz El Gibbor Avi-Ad Sar-Shalom
[Maravilla de Consejero, Elohim Poderoso, Padre de la Eternidad, Príncipe de Paz], para extender el
dominio y perpetuar la paz del trono y reinado de David, para asegurarlo y sostenerlo mediante
justicia y rectitud desde ahora y para siempre. El celo de YAHWEH-Elohim Tzavaot realizará esto.”
(Yeshayah/ Isaías 9:6,7)

“Pero tú Beit-Lejem cerca de Efrat, tan pequeña entre los clanes de Yahudáh, de ti saldrá para mí el
futuro Rey de Israel, cuyos orígenes están lejos en el pasado, allá en tiempos antiguos.”
(Mijah/Miqueas 5:2)

Pero “Jesús” no es nombre hebreo. “Jesús” es derivado del nombre griego Iesoús, el cual se
encuentra en las traducciones griegas.
Realmente su nombre es el mismo que Joshua (Josué), el sucesor de Moisés. En la versión King
James, en Hebreos 4:8 y Hechos 7:45, usa el nombre “Jesús” cuando habla de Josué. Esto muestra
que “Jesús” está siendo substituido por el nombre hebreo Yahoshúa (Joshua). Realmente el texto
griego tiene el mismo nombre Iesoús para ambos hombres.

“Porque si Yahoshúah les hubiera dado reposo, YAHWEH no hablaría después de otro "día".”
(Ivrim/Hebreos 4:8)

“Luego nuestros padres, quienes lo habían recibido, lo trajeron con Yahoshúa cuando
tomaron posesión de La Tierra que habitaban las naciones que YAHWEH echó delante ellos. Así fue
hasta los días de David.” (MaAseh Shlechim/Hechos 7:45)

Si la “J” en Joshua es pronunciada de acuerdo con el hebreo, en el cual no suena como “J,” casi
tenemos la correcta pronunciación del nombre del Salvador. Pero “Yoshua” no muestra una
conexión con el Nombre del Padre. Por lo tanto, la forma más correcta de escribir su Nombre en
Español es “Yahshua”, apócope de Yahoshúa.
Originalmente Josué era llamado Hoshua o Hoshea, que significa “salvación” o “liberación.” Pero
Moisés añadió el Sagrado Nombre y lo llamo Yah-Hoshóa, que significan “salvación de Yah” o “Yah-
es-salvación” (Números 13:16).
Más tarde el sonido “o” de la letra Waw fue eliminado en el uso y el nombre llegó a ser acortado a
Yahshua. Esto ocurrió después del cautiverio de Israel por Babilonia. La forma acortada entonces,
estaba en uso cuando el Salvador de la humanidad recibió su nombre en el “Nuevo Testamento”.

“Estos son los nombres de los hombres que Moshe mandó a reconocer La Tierra. Moshe dio a
Hoshea el hijo de Nun el nombre de Yahoshúa.” (Bamidbar/ Números 13:16)

En Salmo 72:17, en la bien conocida edición de la Biblia King James de World Publishing Co., la
referencia central muestra el original hebreo que lee como sigue: “Su nombre será como un hijo
para continuar el nombre de su padre para siempre: y el hombre será bendecido en él; todas las
naciones lo llamarán bendecido.” Claramente esto es una profecía referente al Salvador. Y por
supuesto, un hijo lleva el nombre de familia del padre. El mismo Salvador dijo, Yo he venido en el
nombre de mi padre…, (Juan 5:43).

“Viva su nombre eternamente, mientras el sol dure, que su nombre permanezca.


Los pueblos se bendigan en él, Todas las naciones lo llamen feliz.” (Tehillim /Salmos 72:17)

El nombre del Mesías, Yahshua contiene el nombre sagrado de la familia Celestial Yah: Yah-Shua.
Él vino verdadera y literalmente en el nombre de su Padre, como él mismo dijo (Juan 5:43). Solo él
es la “salvación de Yah.”

“Yo he venido en Nombre de mi Padre, y ustedes no me aceptan; si otro viniera en su propio


nombre, a ese sí le aceptarían.” (Yojanán/Juan 5:43)
De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres
mediante el cual podamos ser salvos, Hechos 4:12.

“¡No hay salvación en ningún otro! Porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a la humanidad,
por medio del cual podamos ser salvos.” (MaAseh Shlechim/Hechos 4:12)

Esto no es de decir que quienes han sido ignorantes sin conocer su verdadero nombre no puedan
encontrar salvación en la persona del Salvador. Yahweh está lleno de justicia y misericordia. Sin
embargo, su misericordia de ninguna manera justifica la continuación del error. Para usar las
palabras de Hechos 17:30, Pues bien, Yahweh pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero
ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan.

“En el pasado, Elohim pasó por alto tal ignorancia, pero ahora está ordenando a todos
los seres humanos de todos los lugares, que se vuelvan a El de sus pecados.” (MaAseh
Shlechim/Hechos 17:30)

ORIGEN DE NOMBRES SUBSTITUTOS


Mantenga en mente que la palabra “Señor” es un título substituto y tampoco es un “nombre”. La
palabra “Baal”, que llegó al hebreo del idioma babilónico, fue traducida “Señor.” Lea estos
reveladores versos:

“Yo he oído lo que estos profetas profetizando mentiras en Mi Nombre están diciendo: ¡He tenido
un sueño! ¡He tenido un sueño! ¿Por cuánto tiempo seguirá esto? ¿Está mi palabra en el corazón de
los profetas que están profetizando mentiras, que están profetizando engaños de sus propias
mentes? Con sus sueños, que ellos permanecen diciéndose el uno al otro, esperan hacer que mi
pueblo se olvide de Mi Nombre; tal como sus padres se olvidaron de Mi Nombre cuando adoraron a
Baal(Esto es, el Señor).” (Yirmeyah/Jeremías 23:25-27)

“En aquel día, dice YAHWEH tú me llamarás Ishi [mi esposo]; ya nunca más me llamarás baali [mi
señor] Porque Yo removeré de tu boca los nombres de los baalim (Señores); ellos nunca más serán
mencionados por nombre.” (Hoshea/Oseas 2:16-17)

Baal (Señor) era el nombre que los paganos de Babilonia llamaban a su deidad.
Incidentemente, uno de los nombres de Baal era GAD, pronunciado GOD. Este era el Baal de la
fortificación o las tropas y es traducido “tropas” en Isaias 65:11-12, un pasaje que condenan a Israel
por idolatría.

“Pero en cuanto a ti que abandonas a YAHWEH, que te olvidas de mi Monte Kadosh, que preparas
mesa para Gad, un dios de suerte, y llenas recipientes de vino mezclado para Meni, un dios de
destino. Yo te destinaré a la espada, todos ustedes se arrodillarán para ser degollados; porque
cuando llamé no me respondiste; cuando hablé no oíste, pero hiciste lo malo desde mi punto de
vista y escogiste lo que no me agradaba.” (Yeshayah/ Isaias 65:11,12)

De acuerdo con Romanos 10:11-16, Hechos 2:21 y 22:16, Y todo el que invoque el nombre de Yahweh
será salvo. Esto se cumple invocando el nombre de Yahshua el Mesías, el cual contiene el Nombre
del Padre, el Nombre de la familia Yah. Quizás usted ya conoce al Salvador. Si es así, comience hoy a
llamarlo por su verdadero Nombre y pídale a Yahweh que le quite de su boca los nombres de baalim
(señores).

“Pues el pasaje citado dice que todos los que descasan su confianza en El, no serán humillados. Esto
quiere decir que no hay diferencia entre Judío y Gentil, YAHWEH es el mismo para todos, rico hacia
todos los que le invocan, porque todos los que invoquen El Nombre de YAHWEH, serán salvos. Pero
¿cómo podrán invocar a alguien, en quien no han confiado? ¿Y cómo pueden confiar en alguien que
no han oído nada sobre El? ¿Y cómo pueden oír acerca de alguien si nadie lo proclama? ¿Y cómo
puede la gente proclamarlo si YAHWEH no los manda? Como el Tanaj lo dice: "¡Cuán hermosos en
las montañas son los pies de aquel que trae las Buenas Noticias, proclamando Shalom, anunciando
Salvación!" El problema es que no todos han prestado atención a las Buenas Noticias para
obedecerlas.” (Romanos 10:11-16)

“Entonces todo aquel que invoque El Nombre de YAHWEH, será salvo.” (MaAseh Shlechim/Hechos
2:21)

“Así que ahora, ¿qué estás esperando? Levántate y sumérgete, y que tus pecados sean lavados al
mismo tiempo que invocas Su Nombre.” (MaAseh Shlechim/Hechos 22:16)

Si usted todavía está en sus pecados, sin haber nunca aceptado en verdad al Salvador, ponga su
confianza en él quien murió por usted y quien ahora vive a la mano derecha del Padre. Él regresará
pronto para establecer su reino en la tierra. Usted también puede llegar a ser un hijo del Altísimo
Yahweh y heredero de vida eterna. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al
Hijo no sabrá lo que es la vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Yahweh, (Juan 3:36).

“El que confíe en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que desobedezca al Hijo no verá esa vida, sino que
permanece sujeto a la ira de YAHWEH.” (Yojanán/Juan 3:36)

CÓMO PUEDE USTED RECIBIRLO


Arrepiéntanse y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Yahshua el Mesías para perdón de
sus pecados y recibirán el don del espíritu santo (el cual es el poder que mora dentro de uno en su
vida). En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los extranjeros, es decir,
para todos aquellos a quienes Yahweh nuestro Poderoso quiera llamar:

“¡Vuélvanse de sus pecados, regresen a YAHWEH, y sea cada uno de ustedes sumergido (bautizado)
en la autoridad de Yahshua Ha Mashíaj para perdón de sus pecados; y recibirán el don del Ruaj
HaKodesh (Espíritu Santo)! ¡Porque la promesa es para ustedes, para sus hijos, para aquellos lejos,
y para cuantos como YAHWEH nuestro Elohim llame!” (MaAseh Shlechim/Hechos 2:38-39)

“Pero cuando llegaban a creer a Felipe, mientras anunciaba las Buenas Noticias
referentes al Reino de YAHWEH y al Nombre de Yahshua Ha Mashíaj, eran sumergidos
(bautizados) ambos hombres y mujeres.” (MaAseh Shlechim/Hechos 8:12)

“Porque hasta ese momento no había descendido sobre ninguno de ellos; solamente habían sido
sumergidos en El Nombre de Yahshua.” (MaAseh Shlechim/Hechos 8:16)

“Entonces Felipe comenzó a hablar; comenzando por ese pasaje, siguió para proclamarle las Buenas
Noticias acerca de Yahshua. Mientras iban por el camino, llegaron a un poco de agua, y el eunuco le
dijo: ¡Mira, aquí hay agua! ¿Hay alguna razón por la cual no pueda ser sumergido?” (MaAseh
Shlechim/Hechos 8:35-36)

“Todos los profetas dan testimonio de El; que todos los que pongan su confianza en El, reciben
perdón de pecados por medio de Su Nombre.” (MaAseh Shlechim/Hechos 10:43)

“Y él ordenó que todos fueran sumergidos en El Nombre de Yahshua Ha Mashíaj.


Después le pidieron a Kefa que se quedaran por unos días.” (MaAseh Shlechim/Hechos 10:48)

“Entonces, llevándoles afuera, dijo: "Hombres, ¿qué debo hacer para ser salvo?" Ellos dijeron:
"¡Confía en el Adón Yahshua, y serás salvo, tú y toda tu casa!" Después de lo cual, ellos le hablaron a
él y a toda su casa el mensaje acerca del Adón. Entonces, aún a esas altas horas de la noche, el
carcelero los llevó, lavó sus heridas y sin demora él y su gente fueron sumergidos. Después de esto
los llevó a su casa, y puso comida delante de ellos; y él y toda su casa celebraron el hecho de que
habían venido a confiar en
YAHWEH.” (MaAseh Shlechim/Hechos 16:30-34)

“Shaúl dijo: "Yojanán practicó una inmersión relacionada con volverse de los pecados a YAHWEH,
pero le dijo al pueblo que pusieran su confianza en el que vendría después de él, éste es Yahshua." Al
oír esto, fueron sumergidos dentro Del Nombre de Yahshua;” (MaAseh Shlechim/Hechos 19:4-5)

“Así que ahora, ¿qué estás esperando? Levántate y sumérgete, y que tus pecados sean lavados al
mismo tiempo que invocas Su Nombre.” (MaAseh Shlechim/Hechos 22:16)

“¿No saben que aquellos de nosotros que hemos sido inmersos en el Mashíaj Yahshua, hemos sido
inmersos en su muerte? Por medio de la inmersión en su muerte, hemos
sido sepultados con El; para que tal como por la gloria del Padre, el Mashíaj fue levantado de la
muerte, de la misma manera nosotros también vivamos una vida renovada.” (Romanos 6:3-4)

“Pues en unión con el Mashíaj, ustedes son hijos de YAHWEH por medio de la confianza con llenura
de fe; porque todos los que han sido sumergidos en el Mashíaj, han sido revestidos con el Mashíaj,
en quien ya no hay ni Judío ni Gentil; ni esclavo ni libre; ni varón ni hembra; porque en unión con el
Mashíaj Yahshua ustedes todos son uno. También, si ustedes pertenecen al Mashíaj, son simiente de
Avraham y herederos de acuerdo a la promesa.” (Galut-Yah/Gálatas 3:26-29)

“Pero cuando se manifestó la bondad y el amor por la humanidad de YAHWEH nuestro Salvador, El
nos salvó. No fue en virtud de obras de justicia que hubiéramos hecho, sino basado en su
misericordia, El lo hizo por medio del mikveh de renacer y la renovación producida por el Ruaj
HaKodesh, el cual derramó sobre nosotros generosamente por medio de Yahshua Ha Mashíaj,
nuestro Salvador.” (Tito 3:4-6)

“Por lo tanto, acerquémonos al Lugar Especialmente Kadosh con la completa seguridad que brinda
la confianza; con nuestros corazones rociados con limpieza de una mala conciencia y nuestros
cuerpos lavados en agua pura.” (Ivrim/Hebreos 10:22)

“Esto también prefigura lo que nos salva a nosotros ahora, el agua de la inmersión; que no es
remover el churre de nuestros cuerpos, sino una promesa de mantener una buena conciencia hacia
YAHWEH mediante la resurrección de Yahshua Ha Mashíaj.”
(1ª Kefa/Pedro 3:21)

“El que confíe y sea sumergido, será salvo; el que no confíe, será condenado.” (Yojanán
Mordejai/Marcos 16:16)

Cuando usted encuentre la salvación en el gran Nombre del Padre Yahweh, verdaderamente dirá:

¡HALELUYAH!