Está en la página 1de 307

©UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SARMIENTO

Julio de 2001
ISBN: 987-9300-43-2
1º Edición, 30 ejemplares.
Impreso en Argentina
Oscilaciones y Ondas
(Aplicaciones en Óptica)

Volumen 2

Eduardo Izquierdo
Claudio El Hasi

Colección Universidad y Educación


Serie Material Didáctico N° 9.II

INSTITUTO DE CIENCIAS

Universidad
Nacional de
General
Sarmiento
UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SARMIENTO
AUTORIDADES
Rector
Prof. José Luis Coraggio
Vicerrectora
Ma. Susana Hintze
Director del Instituto de Ciencias
Lic. Adolfo Vispo
Directora del Instituto del Conurbano
Dra. María Di Pace
Director del Instituto de Industria
Ing. Roberto Lattanzi
Director del Instituto del Desarrollo Humano
Dr. Roberto Noël Domecq
Secretaria de Investigación
Dra. Estela Grassi
Secretaria Académica
Lic. Claudia Danani
Secretario General
Prof. José María Beltrame
Secretaria Administrativa
Dra. Daniela Guardado
A Laura, Gabi y Fede.

A Sacha e Irina.

Y a nuestros padres.
Índice temático
Volumen 1
Introducción. ......................................................................................................................... 11

Capítulo 1: Oscilaciones libres de sistemas con un grado de libertad. ............................... 13


Evolución dinámica. Funciones Periódicas. Funciones armónicas. Funciones
armónicas complejas. Período, frecuencia, frecuencia angular y fase. Oscilador
armónico. Fuerza elástica. Ecuación dinámica (diferencial). Integración numérica
de la ecuación dinámica. Energía potencial elástica y mecánica. Péndulo.
Ecuación diferencial no-lineal. Principio de superposición.

Capítulo 2: Oscilaciones amortiguadas, forzadas y resonancia.......................................... 67


Oscilador armónico amortiguado. Oscilador débilmente amortiguado o
subamortiguado. Tiempo característico de disipación o relajación. Factor
Q. Sistema críticamente amortiguado. Sistema sobreamortiguado.
Amortiguamiento crítico. Oscilador forzado. Solución estacionaria y
transitoria. Resonancia. Curva de resonancia. Ancho de resonancia.

Capítulo 3: Oscilaciones libres de sistemas con más


de un grado de libertad. Modos normales ...................................................................... 107
Grados de libertad (translación, rotación y vibración). Coordenadas de
centro de masas y relativa. Masa reducida. Sistema de ecuaciones
diferenciales lineales acopladas. Modos normales de vibración.
Coordenadas normales. Autovalores y autovectores. Frecuencias de corte.

Capítulo 4: Ondas de propagación. ................................................................................... 139


Ondas planas. Velocidad de fase. Función de onda. Ondas armónicas: longitud de
onda, período, frecuencia, frecuencia angular y número de onda. Relación de
dispersión. Ecuación lineal de ondas. Ondas en el espacio. pequeñas oscilaciones
transversales de una cuerda. Potencia, energía e impulso transportados por las
ondas en una cuerda. Reflexión y transmisión de ondas. Condiciones de contorno.

Capítulo 5: Ondas estacionarias........................................................................................ 189


Ondas estacionarias en una cuerda fija en sus extremos. Frecuencias de
resonancia (armónicos). Energía de una onda estacionaria (cuerda). Ondas
estacionarias en una cuerda fija en un extremo. Ondas sonoras estacionarias.
Análisis de Fourier. Timbre, notas puras y ricas, consonancia y disonancia.
Capítulo 6: Superposición de ondas. Paquetes de onda. Efecto Doppler......................... 227
Pulsación o batido. Modulación. Frecuencia de modulación. Amplitud modulada.
Frecuencia modulada. Velocidad de modulación y velocidad de grupo. Paquete de
ondas. Integral de Fourier y relación de incerteza. Espectro de frecuencias. Efecto
Doppler. Ondas de choque.

Apéndice: Conceptos básicos sobre el uso del programa de cálculo Mathematica.

Índice alfabético

Volumen 2
Capítulo 7: Luz. Óptica geométrica. Instrumentos ópticos............................................... 269
Ondas electromagnéticas. Velocidad de la Luz. Teoría del color. Dispersión de la
luz. Frentes de onda. Principio de Huygens. Propagación rectilínea. Reflexión de
la luz. Refracción. Ley de Snell. Reflexión total interna. Principio de Fermat.
Espejo esférico. Lentes delgadas. El ojo. Formación de imágenes. Lupa o
microscopio simple. Microscopio compuesto. Cámara fotográfica. Telescopios.

Capítulo 8: Ondas tridimensionales y Polarización de la luz. ............................................331


Ecuación de ondas en el espacio. Ondas planas. Vector de onda. Ondas esféricas.
Descripción vectorial de una onda transversal. Ondas Electromagnéticas. Vector
óptico. Intensidad de una onda. Nivel de intensidad sonora (decibel). Descripción
matemática de los posibles estados de polarización. Polarización lineal, circular y
elíptica. Luz natural. Polarización de la luz por absorción, reflexión, dispersión y
birrefringencia. Ley de Malus. Ángulo de Brewster. Láminas retardadoras.
Actividad Óptica.

Capítulo 9: Interferencia. ....................................................................................................399


Desfasajes, por diferencia de camino óptico, por reflexión, etc.. Interferencia de
ondas planas y esféricas. Coherencia e incoherencia de una onda luminosa.
Láser. Intensidad luminosa. Superposición de ondas coherentes e incoherentes.
Interferencia en películas delgadas. Anillos de Newton. Interferómetro de Young.
Interferómetro de Michelson.

Capítulo 10: Interferencia-Difracción. ...............................................................................457


Interferencia de N rendijas (Redes de difracción). Interferómetros. Difracción.
Difracción de Fraunhofer de, una rendija fina, una rendija rectangular y un
orificio circular. Resolución en instrumentos ópticos y redes de difracción.
Criterio de Rayleigh. Poder de resolución de una red. Difracción de Fresnel.
Hologramas.

Apéndice: Conceptos básicos sobre el uso del programa de cálculo Mathematica.

Índice alfabético
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Prefacio

Luego de tres años de intenso trabajo en la preparación de guías teóricas y de


ejercitación para la materia Física II (Oscilaciones y Ondas. Aplicaciones en Óptica), de la
Universidad Nacional de General Sarmiento, nos hemos decidido a reunir ese material y
darle forma de “Texto de trabajo”.

El texto no pretende convertirse en el libro del curso, sino simplemente ser una
herramienta o guía de trabajo en clase, por lo cual debe ser complementado con otros libros
y, principalmente, debe acompañarse con trabajos en el laboratorio.

La materia Física II es cuatrimestral, tiene una carga horaria de seis horas semanales,
de las cuales dos son dedicadas a exposición teórica y cuatro a trabajo grupal en clase.
Durante el curso se realizan cinco experiencias en el laboratorio, de cuatro horas de
duración, con presentación de informes, una de ellas es libre. La acreditación de la materia se
logra luego de aprobar dos parciales, los informes de laboratorio, entregar para su corrección
ejercicios elegidos por el docente y aprobar un examen final.

El curso corresponde al segundo año de un primer ciclo común a varias carreras, por
ejemplo: Profesorados de Física y Matemática, Ingeniería Industrial y Ecología Urbana, por
lo cual, adecuar los objetivos y el nivel a todas ellas resultó una tarea bastante ardua.

El objetivo del curso era lograr una buena integración entre los conceptos teóricos, la
observación y el experimento, por esta razón el texto fue complementado con trabajo y
observación en el laboratorio.

El texto fue pensado como una guía de trabajo, en donde el lector se ve obligado a
resolver problemas mientras se está desarrollando un concepto teórico. Quisimos mostrar un
alto nivel de formalización matemática en por lo menos uno de los temas tratados. Por
interés y simplicidad, elegimos desarrollar de esta forma Oscilaciones (primeros tres
capítulos). Esta parte exige mucha elaboración por parte del estudiante, por lo cual necesita
el apoyo del docente y la lectura adicional de otros textos. En el resto de los temas, aumenta
la cantidad de guías teóricas, lo que facilita la elaboración de los conceptos.

El texto se halla estructurado en guías teóricas, ejercicios teóricos y ejercicios. Las


guías teóricas hacen las veces de exposición teórica del docente. Los ejercicios teóricos son
desarrollos teóricos estructurados como ejercicios (guiados) para el estudiante. En general, a
los puntos principales de estudio los hemos organizado de esta forma, con el objeto de lograr
una mayor participación del alumno en la construcción del conocimiento. Muchos de los
ejercicios fueron pensados para que, una vez resueltos, sirvan como fuente de estudio.

En cada capítulo figura una selección de ejercicios recomendados, la resolución de


estos ejercicios resulta indispensable, por su contenido conceptual, para entender
adecuadamente el tema. Al final de cada capítulo indicamos la bibliografía adicional

265
Instituto de Ciencias - UNGS

sugerida, la cual hemos utilizado como referencia en la elaboración del texto. Los libros más
afines al nuestro son: Ondas, Curso de Física de Berkeley, Vol. 3, Física Vol. 1 y 2 de
Tipler, Óptica, de Hecht-Zajac y en menor medida Física Conceptual, de Hewitt.

Suponemos que los estudiantes ya han tenido un primer curso de mecánica clásica y
han adquirido la noción de límite, derivación e integración en una variable. En principio no
asumimos que sepan resolver ecuaciones diferenciales, por lo cual, planeamos mucho trabajo
en ese sentido.

Con el fin de introducir al alumno en el manejo de programas de cálculo, en algunos


ejercicios pedimos graficar o calcular usando el programa Mathematica, en esos casos se
brinda la ayuda necesaria y se complementa en un apéndice.

En los primeros tres capítulos del texto (Oscilaciones), hemos querido enfatizar el
concepto de evolución dinámica de un sistema físico simple, la idea de modelo en física y
mostrar un alto grado de formalización matemática.

En los tres siguientes, nos dedicamos al concepto de ondas de propagación y


estacionaria, y espectro de frecuencias, enfatizando la relación entre linealidad y principio de
superposición.

En el capítulo 7, brindamos una introducción a la óptica geométrica e instrumentos


ópticos, sin detenernos en detalles formales, ya que no representa el objetivo principal del
curso.

En los últimos tres capítulos completamos nuestro estudio del concepto de onda, con
temas tales como polarización, interferencia y difracción, asociados principalmente a
fenómenos luminosos.

Agradecemos a los alumnos de los cursos 1997, 1998 y 1999, que nos ayudaron a
identificar las principales dudas y dificultades que se presentan en el estudio de los temas
tratados y, en particular a Luz Vitola que, con infinita paciencia, descubrió infinidad de
errores en el texto.

Agradecemos especialmente a Marcela Falsetti, María Teresa Garea, Florencia


Carusela, Jorge Codnia, Susana Blanco, Ricardo Page, Lilia Romanelli y Adriana Saal por la
lectura cuidadosa de innumerables versiones previas de este texto, sus sugerencias y
comentarios contribuyeron a mejorarlo sustancialmente.

266
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Introducción

De la caída de una hoja desde un árbol diferentes personas pueden percibir y sentir
cosas distintas. Un poeta podría deleitarse con brillos, colores, aromas, danzares. Un hindú
se sentiría uno con la hoja, para él la caída de la hoja estaría en armonía con el universo, y
jamás concebiría como hechos independientes la caída de la hoja y el brillo de una estrella.
Su camino es el de encontrar esa armonía y así lograr el Nirvana.
Un científico (personaje de características occidentales, menos simpático que los
anteriores) es un hombre práctico, cree fervientemente que existen leyes que rigen nuestro
universo, y cree (iluso) que él puede llegar a comprender esas leyes.
Su visión es muy distinta a la del hindú, piensa que no podrá comprender la caída de
la hoja si además debe preocuparse por el brillo de la estrella y la posición en que se
encuentra el planeta Saturno. No afirma que sean hechos independientes, simplemente su
criterio práctico le indica que quizás simplificando el problema pueda entenderlo mejor.
El científico observa un determinado suceso (la caída de una hoja), y como primer
paso para la elaboración de una teoría decide, en base a algún criterio que a él le resulta
razonable, cuales son los factores que pueden influir y cuales no en ese suceso.
Esta primera separación, constituye un modelo de juguete de lo que realmente
sucede en la Naturaleza. El científico, no tiene ningún argumento para afirmar que el brillo
de una estrella no influye en la caída de los cuerpos, pero como primer paso para entender el
problema opta por negar su influencia, es decir, construye un mundo imaginario con leyes
propias (modelo), en donde el brillo de la estrella es un hecho completamente independiente
de la caída de los cuerpos. Más tarde tendrá que encontrar la forma de comparar ese mundo
imaginario con el real, para tener conciencia de cuan cerca se halla de entender el
comportamiento de la Naturaleza , en otras palabras, deberá contrastar la teoría con la
experiencia. Justamente esto último es lo que distingue al científico del religioso, o de
personajes menos serios que usan el lenguaje de la ciencia confundiéndola con la magia.
¿Cómo están escritas esas leyes?, es un punto crucial que diferencia a la física de
otras ciencias. El físico está convencido que las leyes que rigen la evolución del Universo
pueden expresarse matemáticamente, o al menos se resigna pensando que hasta el momento
es la única forma que conoce.
Por ahora, ese camino ha sido muy exitoso, mucho más de lo que en un principio
pudo suponerse. Se ha logrado predecir la evolución futura de elementos tan disímiles como
planetas, cometas, electrones, positrones, protones, fotones, neutrinos, etc..
Además el lenguaje matemático tiene la virtud de ser claro y preciso, no existen dos
interpretaciones posibles. Eso muchas veces tranquiliza, pero conlleva el peligro de
convertir al científico en un hombre esquemático y simplista.

En este curso vamos continuar entrenándonos para trabajar como lo hace el


científico.
Les proponemos, para empezar, el siguiente trabajo de investigación : “Llegar a
entender las leyes que rigen la caída de los cuerpos”. Por supuesto que es una tarea ardua
que le ha llevado a la humanidad muchos siglos para poder llegar a una primera teoría
considerada exitosa. Nosotros aquí nos conformaremos con plantear algunas hipótesis y

267
Instituto de Ciencias - UNGS

proponer algunas experiencias que sirvan para corroborar, o no, nuestras hipótesis. El trabajo
que les proponemos es el siguiente:

Cada grupo de investigación se ocupará de observar la caída de uno o varios cuerpos, y a


partir de esta o estas observaciones deberá:

a) Describir la observación, anotando todo aquello que se considere importante.

b) Construir una tabla de dos columnas. En la primer columna anotarán todos aquellos
factores que ustedes consideren que pueden estar influenciando en la caída de los cuerpos
observados. En la segunda columna anotarán justamente lo contrario, es decir, todos aquellos
factores que ustedes creen que pueden, en principio, no tener influencia sobre el suceso
observado, o pueden ser despreciados por su poca influencia en el suceso observado.
Esta primera tabla constituirá un primer modelo o teoría.

c) Proponer alguna experiencia para verificar la razonabilidad de cada una de las hipótesis
señaladas en ambas columnas de la tabla anterior. Si es posible, realizar la experiencia.

268
Capítulo 7

Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos.


Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Introducción:
La luz constituye uno de los fenómenos físicos más interesantes y fascinantes
de cuantos ocurren en la naturaleza. Pensemos en los magníficos colores que se
pueden observar en una salida o puesta de Sol, o en una Aurora Boreal. Lo cautivante
que puede resultar observar el danzar de las llamas en una fogata nocturna o el titilar
de las estrellas si la noche es clara. Advirtamos los diferentes matices de una pintura
según cómo esté iluminada. Existen una infinidad de sucesos donde se ponen de
manifiesto todas las sutilezas propias de los fenómenos luminosos.

Igualemente interesante y fascinante puede resultar la historia de los


diferentes modelos y teorías que se han hecho, en la civilización occidental, para
tratar de explicar qué es la luz. La historia sobre los intentos de comprender la
naturaleza y comportamiento de la luz es larga y con muchas idas y vueltas y, de
hecho, puede ser un buen ejemplo de lo complicado que resulta establecer una teoría
científica. Por este motivo, antes de entrar de lleno en el estudio de los fenómenos
luminosos hagamos un breve recorrido por esta historia, para ver como se ha ido
desarrollando la imagen que actualmente tenemos de la luz.

Las primeras ideas provienen de los griegos, quienes parecen haber sentado
las bases de las diversas interpretaciones que hoy día tenemos de la luz. Un primer
modelo, un tanto mecanicista y primitivo consistió en suponer que de los ojos salían
unas especies de tentáculos, muy sutiles e invisibles, que tocaban al objeto
observado, en una suerte de percepción táctil, similar al reconocimiento que se puede
hacer con las manos. Grandes filósofos como Sócrates, Platón y Euclides compartían
esta idea. Observemos que la actitud del cuerpo observado es absolutamente pasiva.
Es el observador el que realiza toda la tarea. En cambio, la escuela de los Pitagóricos
sostenía que un chorro de partículas era emitido por el cuerpo observado y cuando
estas partículas entraban al ojo provocaban la sensación visual. Ahora, el proceso de
visión consistía en una interacción entre el observador y lo observado. Por la misma
época, surgió un tercer modelo, también consistente en una interacción, pero que
suponía que lo que emitía el cuerpo no eran partículas sino ondas, similares a las que
se forman sobre la superficie del agua. Empédocles fue uno de los principales
personajes que apoyaban esta perspectiva del proceso de visión.

Luego de la etapa de florecimiento intelectual que representó el auge del


pensamiento griego, siguió un período bastante prolongado, de casi 20 siglos, donde
los avances científicos, en particular en el campo de la óptica, fueron escasos. Pero
luego del Renacimiento toda la actividad científica cobró nuevos bríos y, alrededor
del siglo XVII, se desató una fuerte controversia sobre la naturaleza de la luz. El
modelo de los tentáculos que, en ese entonces, era compartido por el filósofo francés

271
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

René Descartes, no tenía mucha aceptación. El debate se centró principalmente en


decidir si la luz consistía en un chorro de partículas o en una onda. Entre los que
apoyaban la primera teoría se contaban Newton y sus discípulos, mientras que la
teoría ondulatoria era defendida, fundamentalmente, por Christian Huygens y Robert
Hooke. Inicialmente ganó la posición de Newton, es decir, de los que sostenían que
la luz era un chorro de partículas. El argumento principal, a favor de este modelo, se
debía a que en todas las circunstancias prácticas la luz parecía propagarse en forma
rectilínea, como lo haría un chorro de partículas que se movieran libremente, lo que
era muy difícil de explicar en términos de un modelo ondulatorio.

Pero a principios del siglo XIX Thomas Young efectuó ciertos experimentos,
mostrando la existencia de interferencia en la propagación de la luz (como veremos
en el Capítulo 9), que revitalizaron la teoría ondulatoria. Medio siglo después, James
Clerk Maxwell demostró que la luz no era más que una manifestación del campo
electromagnético, dentro de cierto rango de longitudes de onda. El trabajo de
Maxwell fue formidable, ya que logró realizar una síntesis entre tres fenómenos,
conocidos desde hacia tiempo, pero hasta ese momento disociados, como la
electricidad, el magnetismo y la luz. Asimismo, las ecuaciones de Maxwell
significaron la coronación de la labor que, en ese sentido habían estado
desarrollando, algunos años antes, grandes científicos como Ampère, Faraday y
otros. Es de destacar que las ecuaciones de Maxwell representan una de las primeras
ocasiones donde se consigue una teoría unificada que explique diferentes fenómenos
físicos. La teoría electromagnética de Maxwell fue corroborada experimentalmente
por Hertz un par de décadas después.

Finalmente parecía que la visión ondulatoria se imponía pero, a comienzos de


este siglo, y lo más notable que para explicar algunos resultados de los experimentos
de Hertz que no se comprendían a la luz de la teoría ondulatoria, Albert Einstein
propuso un nuevo modelo corpuscular basado en la mecánica cuántica. En efecto,
algunas observaciones marginales de Hertz, que éste no investigó, correspondían al
llamado efecto fotoeléctrico. Este efecto no puede explicarse adecuadamente
utilizando la teoría clásica de la radiación, la de Maxwell, para poder hacerlo
Einstein necesitó describir a la luz como un haz de cuántos o fotones (o partículas de
luz). Para ello debió suponer que la energía (E) de un fotón está relacionada a la
frecuencia (f) de la onda asociada mediante la relación E = hf , donde h es una
constante fundamental de la naturaleza, la constante de Planck (su valor aceptado
actualmente es: h = 6,6256 x 10−34 J s ). Hoy día, debido al éxito de la mecánica
cuántica, se acepta la naturaleza dual de la luz, es decir, que la misma puede
manifestarse, según las circunstancias, tanto como onda, o como flujo de partículas.
Tenemos así, en cierto sentido, otra unificación de las leyes de la naturaleza. De las
dos concepciones principales que existían hace tres siglos sobre la naturaleza de los

272
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

procesos luminosos, no ha resultado ningún ganador: según el tipo de experimento u


observación puesta en juego, tendremos un resultado que deberá interpretarse
apelando a uno u otro modelo.

No obstante la naturaleza dual de la luz, en lo que concierne a la óptica es


mucho lo que se puede hacer utilizando sólo la visión ondulatoria, sin preocuparnos
por los efectos cuánticos, para analizar diversas experiencias. Así, la consideraremos
como una onda electromagnética que se propaga a velocidad c = 300000 km seg en el
vacío.

¿Cómo ocurren los procesos luminosos? Por un lado sabemos que existen
diferentes fuentes de luz tales como: el Sol, el fuego, los filamentos incandescentes,
gases a través de los cuales se efectúa una descarga eléctrica (como un tubo
fluorescente), etc. Sin embargo, la mayor parte de los objetos que percibimos no
brillan con luz propia, se ven debido a que reflejan difusamente la luz proveniente de
alguna de las fuentes citadas. Un caso típico es el de la Luna, que no brilla por sí
misma, sino por reflejo de la luz solar. Sólo la parte que se encuentra de frente al Sol
brilla, el resto permanece a oscuras. Es debido a este hecho que tenemos el fenómeno
de las distintas fases de la Luna. Según su posición respecto de la Tierra, vemos una
mayor o menor porción de su cara iluminada.

Ahora, ¿Qué es lo que hace que un objeto brille con luz propia? Según
sabemos hoy, la posibilidad de que un objeto sea una fuente de luz está relacionada
con su temperatura. Cuando un cuerpo está muy caliente, posee mucha energía
interna, representada por la agitación de sus átomos y moléculas, debido a esta
agitación los átomos chocan entre sí transfiriéndose energía unos a otros. El átomo
que recibe la energía, si las condiciones son apropiadas, puede utilizarla para pasar a
un estado excitado (caracterizado por movimientos más complejos de sus
electrones), que corresponde a un estado energéticamente menos estable, del cual
decae, luego de un tiempo, emitiendo radiación electromagnética que, dependiendo
de ciertas características de la radiación, podremos percibir en forma de luz.

Los objetos que no brillan con luz propia, lo hacen porque reflejan la luz que
proviene de los que sí lo hacen. El efecto de reflexión no es, en absoluto, un hecho
trivial, las características de este proceso serán comentadas más adelante.

Pero no todos los materiales reflejan completamente la luz, algunos como el


agua, el vidrio y muchos plásticos (por no mencionar obviamente el aire), permiten el
paso de los rayos de luz a través de ellos, decimos que son transparentes. La forma
en que se propaga la luz a través de éstos medios no es única. Si bien en general estos

273
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

materiales transmiten la luz en línea recta algunos, como los vidrios esmerilados,
difunden la luz, distorsionando las formas de los objetos que vemos a través de ellos.

Todos estos ejemplos forman parte de lo que comúnmente llamamos óptica:


la ciencia que se ocupa de las propiedades y naturaleza de la luz, es decir, de la parte
del espectro electromagnético visible al ojo humano. Por cuestiones históricas y
prácticas se la suele dividir en óptica geométrica: una descripción aproximada que
considera la propagación de la luz en forma de rayos (propagación rectilínea), y los
instrumentos como lentes, espejos, telescopios, etc., y óptica física: que trata de la
naturaleza de la propia luz y sus interacciones con la materia y que, como veremos
en capítulos subsiguientes, involucra los fenómenos de polarización, interferencia y
difracción. En este capítulo nos concentraremos en el estudio de la óptica
geométrica.

Los ejercicios recomendados son el 4, 7, 8, 9, 10, 11, 13, 16, 18, 19, 20,
23, 24, 25, 30, 32, 35, 38, 39, 43, 44.

7-1. Guía Teórica. Ondas Electromagnéticas.


La luz se propaga en forma de ondas que, como veremos más adelante, tienen
una componente eléctrica y una componente magnética, que se hallan
interrelacionadas. Se las llama ondas electromagnéticas. Las ondas
electromagnéticas comprenden una gran variedad de ondas: ondas de radio,
microondas, infrarrojo, luz visible, ultravioleta, rayos X y rayos gama. La diferencia
entre éstas está dada por la frecuencia (o longitud de onda), que va del orden de unos
pocos Hertz (Hz), para las ondas de radio, hasta superiores a 1019Hz, para la
radiación gama. La siguiente tabla da una idea aproximada de los rangos
correspondientes a cada tipo de radiación.

274
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Espectro electromagnético
(Los valores son aproximados)

Tipo de Onda Frecuencia, en Hz Longitud de onda, en m


Ondas de radio largas 1 - 106 Mayores que 5 x 102
Radio de AM 5 x 105 - 107 10 – 5 x 102
Televisión y radio de FM 5 x 107 – 5 x 108 1 – 10
7 12
Ondas de radio cortas 10 – 10 5 x 10-4 – 5 x 10
Microondas 1010 – 1012 10-3 – 10-1
Infrarrojos 1012 – 4 x 1014 7 x 10-7 – 5 x 10-4
Visible 4 x 1014 (rojo) – 4 x 10-7 – 7 x 10-7
7 x 1014 (violeta)
Ultravioleta 7 x 1014 – 1017 4 x 10-7 – 10-9
Rayos X 1016 – 5 x 1021 5 x 10-8 – 5 x 10-13
Rayos Gama Mayores que 1019 Menores que 10-11

Se puede observar que no existe un límite bien definido entre uno y otro
intervalo de frecuencias, a la naturaleza parece no interesarle hacer una clasificación
rigurosa; ésta corresponde más bien a una cuestión histórica referida al origen o
utilización de la radiación electromagnética que ha hecho el hombre. Por otra parte,
vemos que la luz visible comprende una porción muy pequeña del espectro
electromagnético.

Como dijimos, la luz se transmite en forma de ondas electromagnéticas que,


en un modelo sencillo, podemos pensar se generan por la vibración de los electrones
en los átomos. Si estas ondas inciden sobre otro material obligan a las cargas de éste
a vibrar y a reemitir, a su vez, ondas electromagnéticas. El fenómeno es análogo a la
excitación de vibraciones en un diapasón, debido a las vibraciones de otro diapasón
cercano; tratándose en ambos casos de propagación de ondas, no es de extrañar que
exista gran similitud con la emisión y recepción de ondas sonoras. Para ondas
luminosas, en general, la respuesta a esta excitación depende de la frecuencia de la
luz incidente y de la frecuencia natural de vibración de las cargas del material. Un
modelo que ayuda a fijar ideas consiste en imaginar a los electrones como masas
puntuales unidas por resortes a los núcleos atómicos. Los electrones actúan como
pequeños osciladores y las frecuencias naturales estarán asociadas a la mayor o
menor rigidez de los resortes. El modelo es muy sencillo, no obstante, sus

275
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

predicciones concuerdan bastante bien con los resultados que se obtienen utilizando
el formalismo riguroso de la mecánica cuántica.

En el caso en que la luz incide con una frecuencia muy próxima a la de


vibración de los electrones del material, se produce una resonancia. Los electrones
retienen la energía de la onda electromagnética, durante un tiempo relativamente
largo (alrededor de un millón de vibraciones, unas 100 millonésimas de segundo),
durante este tiempo las vibraciones atómicas crecen en amplitud, se absorbe mucha
energía, y se producen choques con otros átomos vecinos transfiriéndoles parte de la
energía, el material se va calentando y se disipa la energía de la onda. Si la
frecuencia de la onda es un poco diferente de la frecuencia natural los átomos vibran
menos, chocan menos, y luego de cierto tiempo reemiten la onda electromagnética. A
diferencia de las ondas sonoras, en las que la vibración se produce en la dirección de
propagación (decimos que son ondas longitudinales), las ondas luminosas son
transversales, como las que se propagan en una cuerda. Para una onda propagándose
en una determinada dirección, siempre existe un plano perpendicular a la dirección
de propagación. Como la onda es transversal, la vibración se produce en este plano y
en principio existen muchas (en realidad infinitas), direcciones en las cuales puede
vibrar una onda transversal.

Sin embargo, a partir de la Geometría, se puede demostrar que dadas dos


direcciones ortogonales fijas, se puede describir el comportamiento de cualquier
perturbación como una combinación de perturbaciones independientes en cada una
aquellas. Para fijar ideas, podemos llamar horizontal y vertical a dichas direcciones,
según en cual de ellas se produzca la vibración decimos que la onda tiene
polarización horizontal o polarización vertical. Adoptando el modelo de electrones
unidos por resortes, un electrón que vibra en dirección vertical emite luz con
polarización vertical, si vibra en dirección horizontal emite luz con polarización
horizontal. En las fuentes de luz ordinarias la gran cantidad de átomos presentes
tienen sus electrones vibrando en direcciones completamente arbitrarias, por lo que
emitirán ondas tanto vertical como horizontalmente que se combinarán, teniendo en
cuenta sus amplitudes y fases relativas, en una onda resultante, de polarización
indefinida.

Los estados de polarización horizontal y vertical, que comúnmente se llaman


de polarización lineal, no son los únicos posibles. Otros estados de polarización
posibles son, por ejemplo, el circular y el elíptico, en los cuales la vibración no
ocurre en una dirección fija del plano antes mencionado, sino que rota sobre éste
describiendo un círculo o una elipse, respectivamente. En general, el estado de
polarización más común consiste en una superposición de dos estados,
independientes, de polarización. Tanto el tema de las ondas electromagnéticas, como

276
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

el de la polarización, volverán a ser tratados en el próximo capítulo, donde veremos


que las fuentes no poseen, en general, un estado de polarización bien definido.

3-2. Guía Teórica. Velocidad de la Luz.


Según la teoría de la Relatividad Especial de Einstein, en el Universo existe
una velocidad máxima de propagación de las interacciones (o de transporte de la
información), que coincide con la velocidad de la luz en el vacío,
c ≅ 300000km / seg . Hasta el presente no se ha encontrado ninguna experiencia que
contradiga este postulado, que se considera como uno de los pilares de la física
moderna.

Que exista esta velocidad máxima de propagación ocasiona efectos


notablemente curiosos: como la luz del sol tarda unos 8 minutos en llegar hasta
nosotros, si el mismo desapareciera repentinamente ¡nosotros todavía lo veríamos en
el cielo durante 8 minutos más!

Que la velocidad de propagación de las ondas electromagnéticas sea finita no


tiene efectos apreciables en la vida diaria, donde las distancias son tan cortas que el
retardo en la llegada de la información no se nota. Pero si es apreciable, por ejemplo,
en las comunicaciones con las sondas espaciales que exploran el sistema solar.
Asimismo, cuando miramos las estrellas en el firmamento, no las vemos como son
ahora sino ¡como eran hace decenas o cientos de años cuando emitieron la luz que
hoy recibimos! Al observarlas, no sólo estamos viendo muy lejos en el espacio,
también estamos viendo muy atrás en el pasado del Universo.

7-3. a) Si la galaxia espiral de la constelación de Andrómeda está aproximadamente


a 2 × 1019 km de la Tierra. ¿Cuántos años luz nos separan de ella? (Ayuda:
recordar que 1 año luz es distancia que se recorre en un año viajando a la
velocidad de la luz).
b) En un cohete enviado a Marte para tomar fotografías, la cámara se dispara
mediante ondas de radio, las cuales, como todas las ondas electromagnéticas
se mueven con la velocidad de la luz. ¿Cuál es el retraso de tiempo desde que
se emite la señal de Tierra, para disparar la cámara, y que se recibe la imagen
de la fotografía de Marte? (Considerar que la distancia a Marte es de
9,7 × 1010 m.). Suponga que la cámara se acciona instantáneamente.

277
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

7-4. Guía Teórica. Teoría del Color.


La luz, propagándose en el vacío, corresponde a la porción del espectro
electromagnético cuya frecuencia f se encuentra, aproximadamente, entre
4,3 × 1014 Hz < f < 7,5 × 1014 Hz . También podríamos caracterizarla desde el punto de
vista de su longitud de onda, ya que conocemos su velocidad de propagación c, a
través de la relación de dispersión:

λ f =c 7-1

Verificar que el rango de longitudes de onda correspondiente a la luz visible


es, aproximadamente: 400nm (violeta) < λ < 700nm (rojo).

Desde el punto de vista fisiológico percibimos la luz de diferentes longitudes


de onda como de diferentes colores. En particular la luz blanca es la combinación de
todas las frecuencias visibles, mientras que el negro indica la ausencia completa de
radiación electromagnética. Sin embargo, no percibimos todos los colores por igual,
la sensibilidad luminosa varía con la longitud de onda. El máximo de sensibilidad se
alcanza para λ = 550nm (verde amarillento).

La luz del Sol es una combinación de una amplia gama de frecuencias. Sin
embargo, la intensidad de cada una no es la misma. El Sol emite con mayor
intensidad en el rango del amarillo-verde (ver figura 7-1). En el rango del rojo o del
azul la luz solar no es tan intensa. Dado que los seres humanos nos hemos
desarrollado bajo estas condiciones no es de extrañar que nuestros ojos sean más
sensibles a la luz verde-amarilla.

278
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 7-1. La intensidad de la radiación electromagnética, en función de la frecuencia, emitida


por los cuerpos incandescentes tiene un máximo alrededor de alguna frecuencia
característica. En el caso del sol el valor de esa frecuencia corresponde a la región
amarilla del espectro.

El color con el que percibimos la mayoría de los objetos se debe a que


absorben parcialmente la luz. Esto ocurre debido a que todos los materiales poseen
frecuencias propias, o naturales, de oscilación que dependen, fundamentalmente, del
tipo de material. Al incidir una onda electromagnética sobre un material hace vibrar
los electrones de éste. Aquellas frecuencias incidentes que son aproximadamente
similares a las naturales del objeto excitan los modos correspondientes y son
absorbidas por resonancia, las demás frecuencias son reemitidas luego de un tiempo
relativamente breve. Si el material es transparente la radiación lo atraviesa. En caso
contrario, la luz vuelve al medio de donde provenía, se refleja. La energía
electromagnética, absorbida por resonancia, se convierte en agitación térmica de los
átomos del material y éste se calienta.

Los materiales transparentes absorben poco la luz de longitud de onda


comprendida en el rango óptico. Por ejemplo, un vidrio transparente absorbe una
fracción muy pequeña de la luz visible, pero absorbe muy intensamente la radiación
infrarroja y ultravioleta (dando lugar al efecto invernadero). Por otra parte, un vidrio
azul absorbe, por resonancia, muy intensamente casi todas las frecuencias salvo las
correspondientes a la luz azul, que son absorbidas muy débilmente por lo cual el
material las reemite, de allí su color característico.

279
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

En general, los materiales iluminados con luz blanca no absorben totalmente


la luz incidente, sólo lo hacen con algunas frecuencias y las demás las reflejan.
Ahora, si reflejan toda la radiación se ven blancos, si absorben toda la radiación se
ven negros. El color que percibimos de los objetos corresponde a aquellas porciones
del espectro que los mismos reflejan.

La luz reflejada no tiene porque corresponder a un único color. Algunos


materiales reflejan una amplia gama de frecuencias. Por supuesto, el color ha ser
reflejado (característico del material), debe estar presente en la luz incidente, si no el
material se ve negro.

Debido a la forma en que nuestro sistema ojo - cerebro procesa la


información, que nos llega en forma de radiación electromagnética, es posible,
esencialmente con sólo tres colores, formar casi todo el espectro luminoso. Hay dos
formas prácticas de hacer ésto como veremos a continuación.

En lo que se llama adición de colores, es posible mezclar tres colores como el


rojo, verde y azul y, variando su intensidad relativa, obtener casi todos los demás.
Por ejemplo, si superponemos la luz de dos linternas, una cubierta con un celofán
rojo y otra con un celofán verde, en la zona de superposición de los dos haces
percibiremos luz amarilla. De hecho, ésta es la forma en que se hace la iluminación
en un teatro. Si hiciéramos más intensa la luz de la linterna roja obtendríamos un
amarillo más rojizo, si hiciéramos más intenso el verde sería un amarillo verdoso. En
el caso general, si la intensidad relativa es la misma para cada color y sumamos los
tres colores obtenemos luz blanca. En la siguiente tabla se pueden ver los colores que
se obtienen superponiendo dos de los tres colores con la misma intensidad relativa:

Rojo + verde Amarillo


Rojo +azul Magenta (rojo azulado)
Verde + azul Cian (azul verdoso)

El procedimiento de adición de colores es el que se utiliza para colorear las


imágenes en el tubo de un televisor. Variando las intensidades relativas de cada color
se obtiene toda la gama de colores. Si superponemos rojo, verde y azul exactamente
con la misma intensidad vemos blanca la pantalla, si no iluminamos con ninguno de
los tres vemos negro.

Por otra parte, sabemos desde muy niños que cuando trabajamos con
témperas o pinturas los tres colores primarios son el rojo, el amarillo y el azul. Por

280
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

ejemplo, combinando azul y amarillo se forma el verde; pero también sabemos que
mezclando estos tres colores no obtenemos blanco, sino un menjunje color marrón.
Vemos que, cuando lo que se mezcla no son haces de luz, sino pintura de diversos
colores el resultado es bastante diferente.

El mecanismo de formación de colores en el caso de las pinturas es muy


diferente del que actúa en la superposición de haces de luz. Las pinturas y tintes
tienen diminutas partículas sólidas de pigmento, que son las que definen el color.
Estas partículas absorben ciertas frecuencias y reflejan otras. En general, los
pigmentos absorben y reflejan en una gama relativamente amplia de frecuencias. Por
ejemplo, la pintura de color azul no sólo refleja este color, sino también algo de
verde y violeta; mientras que absorbe el rojo, naranja y amarillo. En cambio, la
pintura amarilla refleja amarillo y algo de rojo, naranja y verde; absorbiendo el azul y
violeta. Por lo tanto, si combinamos pintura amarilla y azul la mezcla resultante
contiene partículas que absorben casi todos los colores menos el verde y éste es el
color de la pintura que resulta. A este proceso de formación de colores se lo
denomina mezcla de colores por sustracción.

7-5. Guía Teórica. Dispersión de la luz.


Las moléculas de la mayoría de los gases que se encuentran en la atmósfera
tienen frecuencias de resonancia que corresponden a la zona violeta - azul del
espectro electromagnético. Al ser alcanzadas dichas moléculas por la luz solar,
aquellas frecuencias que corresponden a resonancias son absorbidas, excitando los
átomos, pero el resto de la luz pasa debido a que la atmósfera es un cuerpo muy
tenue. La energía absorbida por las moléculas es posteriormente reemitida, pero no
ya en la dirección original. En efecto, los electrones de los átomos vibran al azar y
emiten luz en todas direcciones con la misma probabilidad. En este caso se dice que
la radiación ha sido dispersada.
Es el fenómeno de la dispersión el causante de las diferentes tonalidades del
cielo al mediodía, y al amanecer y el crepúsculo. Al mediodía, con los rayos solares
cayendo directamente sobre nuestras cabezas, el cielo se ve azul porque se ha
dispersado principalmente la luz correspondiente a esta longitud de onda, la cual
parece llegarnos de casi todas direcciones (ver figura 7-2). En cambio, al amanecer y
al ocaso la luz solar atraviesa una porción mayor de la atmósfera, la probabilidad que
se dispersen más frecuencias es mayor y las componentes que recibimos son aquellas
que se han dispersado menos, principalmente la roja. De aquí que el cielo, si
miramos directamente al horizonte, adquiera un tono rojizo.

281
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Luz blanca
Azul
Dispersión

Luz azul Rojo

Figura 7-2. En la atmósfera se dispersan las frecuencias más altas del espectro. Al mediodía la luz azul
parece provenir de todas direcciones. Al amanecer y al ocaso, al ver directamente al Sol no
percibimos las frecuencias dispersas y por ello lo vemos rojizo.

7-6. Explique, con sus propias palabras, las siguientes cuestiones:


a) ¿Porqué es más conveniente utilizar prendas claras en verano?
b) Explique, claramente, porqué el cielo se ve azul durante el día.
c) ¿Cuál es la razón de que veamos el cielo rojizo al alba y al atardecer?

7-7. Guía Teórica. Frentes de onda. Principio de Huygens.


Si consideramos a la luz como un fenómeno ondulatorio, diremos que el
frente de onda es el lugar geométrico, de los puntos del espacio, donde la onda tiene
la misma fase. Por ejemplo, supongamos tener una fuente de ondas puntual, como
veremos en el próximo capítulo las ondas emitidas por esta fuente se propagan en
todas direcciones isótropamente, y todos los puntos de cualquier esfera centrada en la
fuente tienen la misma fase. En este caso todos los frentes de ondas son esferas
concéntricas. (ver figura 7-3)

282
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

r, dirección de
fuente propagación
de luz

Figura 7-3. Dada una fuente puntual, los frentes de onda corresponden a esferas concéntricas con
la fuente. La dirección de propagación, el rayo, corresponde a la dirección radial.

Es la gran simetría del problema la que permite predecir como será el frente
de onda un instante después. Pero si se interpone un obstáculo al paso de la onda, o
ésta atraviesa distintos medios, es muy difícil determinar el nuevo frente de onda en
instantes posteriores. No obstante, la propagación de una onda cualquiera, no
necesariamente esférica, a través del espacio puede describirse mediante un método
geométrico que se apoya en el principio de Huyguens:

Dado un frente de onda en determinado instante, al que llamaremos primario,


cada punto del mismo sirve como fuente de ondas elementales secundarias, que
avanzan con velocidad y frecuencia igual a las de la onda primaria. Al cabo de
cierto tiempo, el nuevo frente de onda es la envolvente de todas estas ondas
elementales secundarias.

Figura 7-4. Cada punto del frente de onda plana, primario, sirve de fuente de ondas
secundarias. La envolvente de estas ondas secundarias un instante después
constituye el nuevo frente de onda.

283
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Utilizando este principio es posible determinar cómo se propagan las ondas


en cualquier circunstancia, en particular permite deducir las leyes de reflexión y
refracción de la luz.

Debemos tener en cuenta que, en realidad, el método geométrico de Huygens


es aproximado. Una fuente puntual emite ondas en todas direcciones, por lo cual
deberíamos tener ondas no sólo hacia delante, sino también hacia atrás. El método de
Huygens directamente ignora estas ondas de retroceso, y sólo considera las ondas
que avanzan. El resultado es correcto, en el sentido de que permite determinar como
se propaga el frente de onda, pero no explica porqué no se observan las ondas hacia
atrás.

Por otra parte, el principio no tiene en cuenta ciertas características propias de


todo fenómeno ondulatorio. Por ejemplo, cuando un frente de ondas sonoras es
obstruido por un poste, casi no sufre deformación, las ondas rodean el obstáculo
(decimos que se difractan), y se propagan más allá de él casi inalteradas. En cambio
un frente de ondas luminosas será muy afectado, detrás del poste el frente de ondas
será muy distinto del original, formando una sombra bastante nítida del obstáculo. La
diferencia entre ambos casos está dada por la diferente longitud de onda. Las ondas
sonoras, de mayor longitud de onda doblan al atravesar el poste, las luminosas no.
Este hecho no puede ser explicado utilizando el principio de Huygens. Fresnel
propuso una modificación al principio de Huygens ⎯ lo que se conoce como
Principio de Huygens – Fresnel ⎯ sugiriendo que el nuevo frente de ondas debía
considerarse como una superposición de ondas secundarias donde debía tenerse en
cuenta su amplitud y fase relativa. Así, habrá zonas donde las ondas secundarias se
suman constructivamente dando una contribución grande al nuevo frente de ondas, y
zonas donde se cancelan mutuamente. Como veremos en capítulos posteriores esto
permite explicar el fenómeno de la difracción.

Posteriormente, utilizando un análisis matemático bastante sofisticado,


basado en la ecuación diferencial de ondas, Kirchhoff desarrolló una teoría más
rigurosa, que hizo más plausible la construcción de Huygens – Fresnel. Demostrando
también que la contribución de las ondas hacia atrás se anula. No obstante, la
reconstrucción de un frente de ondas es una tarea muy compleja, que depende de la
forma del obstáculo particular y que no siempre puede ser resuelta exactamente.

284
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

7-8. Guía Teórica. Óptica geométrica. Propagación rectilínea.


Ahora, si bien la luz es una onda electromagnética, en lo que sigue nos
concentraremos en el estudio de la óptica geométrica, en la cual el concepto básico
es el de rayo. Considerando a la luz como un fenómeno ondulatorio, diremos que el
frente de onda es el lugar geométrico de los puntos que tienen todos la misma fase.
Sabemos que, en general, las ondas no tienen porque seguir un camino rectilíneo. Por
ejemplo, en el comportamiento de las ondas que se propagan sobre la superficie del
agua, las ondas no siguen una trayectoria recta sino que rodean los obstáculos que se
atraviesan a su paso. Este fenómeno se denomina difracción y es el que nos permite,
por ejemplo, escuchar el llamado de alguien que se encuentra en otra habitación.

No obstante, si consideramos la dirección normal a la superficie del frente de


onda, llamaremos rayo luminoso a la trayectoria rectilínea que sigue el frente de una
onda que se mueve en un medio homogéneo. En la figura 7-5 vemos varios rayos,
correspondientes a la propagación de una onda no plana.

Figura 7-5. Las líneas a trazos corresponden a máximos de intensidad del frente de onda.
La normal a estos frentes de onda define la dirección del rayo.

Las bases sobre las cuales es posible describir la mayoría de los fenómenos
asociados a la óptica geométrica son: la reflexión y refracción de la luz al incidir un
rayo sobre una dada interfase (es decir, la superficie de separación entre dos medios
ópticamente diferentes), y la reversibilidad del camino óptico (si la luz sigue cierto
camino para ir de un punto a otro, recorrerá el mismo camino, en sentido inverso,
para regresar del segundo punto al primero). Veremos que mediante estas leyes muy
sencillas es posible la construcción de instrumentos muy sofisticados y de gran
precisión.

285
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

7-9. Guía Teórica. Reflexión de la luz.


El eco de las pisadas en un pasillo largo y vacío. Una onda transversal que se
propaga por una cuerda y al llegar a una pared rebota. La luz que regresa luego de
incidir sobre un espejo. Todos estos hechos son manifestaciones del fenómeno
conocido como reflexión. En otras situaciones, tales como una onda que se propaga
por una cuerda liviana, unida a otra más pesada, o al incidir luz sobre el agua o un
vidrio, no toda la onda se refleja, una parte también se transmite dando lugar al
fenómeno de refracción.

Cuando se considera la propagación de ondas se ve que, en general, la onda


se divide en una onda reflejada y otra transmitida siempre que aparece una
discontinuidad, o salto, en las propiedades del medio a través del cuál se propaga
aquella. En el caso particular de las ondas luminosas esta división de la onda, que
llamaremos incidente, en una reflejada y otra refractada, ocurre en el límite de
separación entre dos medios ópticamente diferentes (este límite de separación se
denomina dioptra). Ejemplos típicos de una dioptra son: una interfase aire-vidrio,
una interfase aire-agua, una interfase agua-aceite, etc. Se puede probar que la
división de la onda incidente ocurre como consecuencia del cambio en la longitud de
onda al pasar de un medio a otro. Veremos que ocurre con la onda transmitida más
adelante. En tanto la ley de reflexión, que era conocida desde la antigüedad, puede
enunciarse como sigue (ver figura 7-6):

1) los rayos incidente y reflejado y la normal a la superficie reflectora están


comprendidos en un mismo plano (plano de incidencia),
2) los rayos incidente y reflejado están en lados opuestos de la normal,
3) el ángulo de incidencia es igual al ángulo de reflexión.

Normal

θi θr

Interfase

Figura 7-6. Cuando la luz incide sobre una interfase, se refleja parcialmente.
El ángulo que forma el rayo reflejado con la normal a la superficie es
igual al que forma el rayo incidente.

Tomaremos este enunciado como una ley empírica, aunque utilizando la


teoría electromagnética es posible deducirla, a partir de las condiciones de contorno

286
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

que se deben cumplir en la interfase entre la onda incidente, la reflejada y la


transmitida. Asimismo, también es posible deducirla a partir del principio de
Huygens.
Observemos que si cambiamos el sentido de los rayos luminosos el problema
es similar al original, aunque ahora la luz incide desde la derecha hacia la izquierda.
Ambas situaciones son equivalentes, dado que la ley de reflexión es válida en los dos
casos. La luz sigue el mismo camino cuando viaja en un sentido o en el otro. Este
resultado, de la inversión del sentido de marcha, de los rayos luminosos expresa el
principio de reversibilidad del camino seguido por la luz.

7-10. Guía Teórica. Reflexión en espejos planos.


Formación de imágenes.
Veamos cómo se forma la imagen de un objeto puntual colocado frente a un
espejo plano (figura 7-7):

S normal

S’

Figura 7-7. Dada una fuente puntual S, los rayos que proceden de la misma se reflejan en la
interfase cumpliendo con la ley de reflexión: el ángulo incidente es igual al
reflejado. La intersección de la prolongación de estos rayos forma una imagen
virtual de la cual parecen provenir los mismos.

La fuente puntual S, emite rayos en todas direcciones. Consideremos la


trayectoria de uno de ellos que incide sobre el espejo, con un cierto ángulo de
incidencia, y que se refleja con el mismo ángulo, respecto de la normal. Tomemos un
segundo rayo, que no incida sobre el espejo en el mismo punto que el primero, éste
también se refleja formando un ángulo igual al de incidencia. Si prolongamos,
imaginariamente, estos dos rayos hacia el interior del espejo, vemos que ambos se
cruzan en un punto S’, que se encuentra alineado, en la dirección de la normal, con la

287
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

fuente S y a una distancia de la superficie del espejo igual a la de la fuente real. Este
hecho es totalmente general, ¡pruebe de trazar otros rayos y verá que todos se cruzan
en el mismo punto S’!. Así, un observador que esté mirando el espejo ve la imagen
de la fuente S, luego de reflejarse en el espejo, como si estuviera ubicada en el punto
S’, en el interior del espejo. Una imagen con esta propiedad, es decir, que está
formada por la prolongación de los rayos, tal que la luz parece provenir de ella, la
llamamos imagen virtual. En contraposición una imagen real es aquella que se forma
en el espacio físicamente accesible y que, además de verse a ojo desnudo, puede ser
recogida en una pantalla, como ocurre, por ejemplo, en la proyección de diapositivas.
Teniendo en cuenta los enunciados 1-3) del parágrafo anterior, podemos
realizar el diagrama de rayos para la reflexión por un espejo plano de un objeto
arbitrario. Consideremos, por ejemplo, el objeto mostrado en la figura 7-8. Podemos
considerar al objeto como formado por una sucesión continua de fuentes puntuales.
Sabemos que una fuente puntual posee una imagen virtual que parece situada
equidistante en el interior del espejo, si hacemos esto para todos los puntos del objeto
obtenemos la imagen virtual del mismo, como muestra la figura 7-8.
Observemos que el extremo más alejado parece estar más en lo profundo del
espejo, y que la punta de la imagen de la flecha se encuentra frente a la punta de la
flecha, mientras que la imagen de la cola de la flecha se encuentra frente a la cola de
la flecha. En esto consiste la imagen especular, la imagen está invertida respecto del
objeto original. En efecto, si estamos parados frente a un espejo nuestra mano
derecha parece la izquierda y viceversa.

imagen
objeto
virtual
real

Espejo
Figura 7-8. Un objeto extenso podemos considerarlo como formado por infinitas fuente puntuales.
Cada una de estas fuentes forma su propia imagen y la unión de todas ellas da la
imagen virtual del objeto real. Ésta parece encontrarse en el interior del espejo.

288
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Vemos entonces que la imagen de un objeto real, debida a un espejo plano,


parece formarse en el interior del espejo, en una posición equidistante de la
superficie del mismo. Como ilustración veamos el trazado de rayos para un objeto
relativamente complicado, como se muestra en la figura 7-9.

espejo

Figura 7-9. La luz incide en el espejo, el ángulo que forma el rayo reflejado con la normal al
espejo es igual al que forma el rayo incidente. De esta manera, la luz parece provenir
del objeto virtual situado detrás del espejo.

Decimos que el objeto es real si se encuentra del lado del espejo desde donde
incide la luz. En ese caso, la luz que éste emite incide directamente sobre la
superficie del espejo. Por otro lado, si observamos cuidadosamente vemos que la
imagen del objeto, reflejada en el espejo, parece estar situada en un punto colocado
exactamente a la misma distancia que el objeto, pero en el interior del espejo. En
efecto, desde el punto de vista físico los rayos que llegan a nuestro ojo parecen
proceder desde un objeto virtual, situado detrás del espejo y simétrico respecto del
objeto real. Desde el punto de vista de nuestra percepción de la imagen, la vemos
situada en el lugar geométrico de la prolongación de los rayos reales. En forma
general, un objeto (lo mismo vale para una imagen) se considera real, si los rayos de
luz provienen directamente de él; por el contrario, un objeto (o imagen) se considera
virtual si la luz no proviene directamente de él, pero se comporta como si lo hiciese;
es decir, parece provenir de la prolongación de los rayos reales.

289
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Tengamos en consideración que no todas las superficies reflectantes son


perfectamente lisas, en la mayoría de los casos existen pequeñas irregularidades en
las mismas que dan lugar a lo que se llama reflexión difusa. Podemos pensar que una
superficie rugosa está compuesta por numerosos sectores, que son lo suficientemente
pequeños, como para considerarlos planos, pero que no son paralelos entre sí. En
cada uno de estos sectores vale la ley de reflexión. Luego, podemos pensar que una
superficie rugosa posee diminutos espejos con sus normales orientadas en
direcciones arbitrarias, de tal manera que la reflexión tendrá lugar en todas
direcciones. Así, los diversos rayos que forman el haz incidente cumplen con la ley
de reflexión pero, según donde inciden, se reflejan en distintas direcciones y no
forman una imagen única. El efecto de reflexión difusa no es, en absoluto, un hecho
trivial: la mayoría de los objetos los podemos ver porque reflejan difusamente la luz,
por ejemplo, la luz se refleja en esta página difusamente y por ello es posible leer el
texto desde cualquier posición. Por otra parte, piense que ocurriría si la luz de los
faros de su automóvil no se reflejara difusamente sobre la ruta. ¿Podría ver el
camino? ¿Qué es lo que vería?

7-11. Guía Teórica. Refracción. Índice de Refracción.


Vimos que un haz de luz que incide sobre un espejo se refleja. Pero,
generalmente, las superficies de separación entre dos medios, transparentes, no son
perfectamente reflectantes, parte de la luz que proviene del primer medio atraviesa la
superficie y se propaga por el segundo. Si la luz que incide sobre la interfase no lo
hace en forma normal a la misma, el rayo transmitido al segundo medio se propaga
en una dirección diferente a la del rayo original, a este fenómeno se lo denomina
refracción.

La refracción se debe al hecho de que la velocidad de la luz (o como


veremos después, la longitud de onda), es diferente en los diferentes medios. Este
hecho no es privativo de los fenómenos luminosos, sino que está asociado a todo
fenómeno de propagación ondulatoria.

Para fijar ideas, pensemos en la siguiente experiencia propuesta por Hewitt:


dos ruedas unidas por un eje que se mueven sobre la acera en dirección oblicua a una
zona con césped, como muestra la figura 7-10:

290
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Pavimento

Césped

Figura 7-10. La velocidad de las ruedas es menor en el césped que en el pavimento. Cuando la
primera rueda llega al césped se mueve más lentamente y el conjunto gira, hasta que
la segunda rueda también llega al césped, entonces ambas continúan moviéndose
rectilíneamente, pero a una velocidad menor.

Sobre la acera o el césped las dos ruedas se mueven a la misma


velocidad pero, supongamos que, al pasar del pavimento al césped la velocidad de
avance de las ruedas es menor. Así, la rueda que llega primero al césped se mueve
más lentamente hasta que la segunda también alcanza esta zona, y vuelven a moverse
con la misma rapidez (aunque menor que en la acera). El resultado es que, mientras
una rueda está en la acera y la otra en el césped, el conjunto gira aproximándose a la
normal a la superficie de separación.

Aunque el fenómeno anterior es de una naturaleza diferente, lo mismo


ocurre cuando la luz (en general cualquier onda), incide sobre una interfase. Si en el
medio inicial la onda se propaga con velocidad mayor el rayo se quiebra al cruzar la
interfase como muestra la figura 7-11. Esto se debe a que los distintos puntos del
frente de onda avanzan a velocidades diferentes en ambos medios. El resultado es
que el frente de onda dobla al cruzar la interfase, aproximándose a la normal.
Contrariamente, si la velocidad es menor en el primer medio el rayo se separa de la
normal.

θ1
n1

n2>n1

θ2

Figura 7-11. Cuando la luz incide sobre una interfase, se transmite (refracta) parcialmente.

291
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Experimentalmente se encuentra que la velocidad de la luz en un medio como


el vidrio, el agua, o el aire, es menor que en el vacío. Se dice que estos medios son
ópticamente más densos, es decir, oponen más resistencia al paso de la luz. Es
necesario destacar que, en principio, la densidad óptica no tiene por que estar
relacionada con la densidad de masa del medio. En general, todos los medios
materiales son ópticamente más densos que el vacío.

Una manera de caracterizar ópticamente un medio es definiendo el índice de


refracción n, como el cociente entre la velocidad de la luz en el vacío (c) y la
velocidad en ese medio (v):
c
n= . 7-2
v
Notar que siempre el índice de refracción, de cualquier medio material, es
mayor que uno ( n ≥ 1 ), que es el valor que, por convención, corresponde al vacío.
Es posible demostrar, teniendo en cuenta que la energía de la radiación
electromagnética se conserva, que la frecuencia de la onda (es decir, el número de
crestas por unidad de tiempo), no cambia al pasar de un medio a otro, pero si lo hace
la velocidad de propagación y por consiguiente la longitud de onda.
Cuando la luz incide sobre una interfase, el rayo que penetra en el segundo
medio se denomina rayo refractado y el ángulo que forma con la normal θ 2 se llama
ángulo de refracción (ver figura 7-12). La relación matemática entre el ángulo de
incidencia ( θ 1 ) y el de refracción fue buscada durante siglos y encontrada,
finalmente, por Willebrod Snell en 1621:

n1 sen θ 1 = n2 sen θ 2 . 7-3

θ1 θ1
n1

n2>n1

θ2

Figura 7-12. Un haz de luz que incide sobre una interfase se descompone en una parte reflejada y
otra refractada. La componente reflejada verifica la ley de reflexión, la refractada la
ley de Snell: n1 sen θ1 = n 2 sen θ 2 .

292
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Esta relación es válida para cualquier superficie de separación entre dos


medios, y puede deducirse a partir del principio de Huygens. Un ejemplo típico de
refracción, es la observación de una cucharita que se quiebra cuando se la sumerge
parcialmente en un vaso con agua. También podemos apreciar este fenómeno al
observar un pez dentro de una pecera, el mismo se ve mayor y más cercano de lo que
realmente se encuentra.

La refracción se da aún cuando no exista una superficie de separación


definida nítidamente. Por ejemplo, el aire menos denso tiene menor índice de
refracción, lo cual no ocurre para todos los medios ya que, en general, no hay
ninguna relación entre densidad e índice de refracción. Como el aire caliente es
menos denso que el frío, la luz se transmite más rápidamente en el aire caliente y por
ende se refracta al pasar de capas más cálidas a otras más frías. Si el aire está más
caliente cerca del piso los rayos de luz se curvan hacia arriba (¡Pensar por qué!), el
resultado es que la luz parece provenir de debajo del suelo, como si se reflejaran en
un espejo en el piso (ver figura 7-13).

Figura 7-13. Debido a la variación continua del índice de refracción, producida por la diferente
densidad del aire en capas paralelas al suelo, los rayos de luz se van curvando
suavemente, dando la sensación de que el objeto se encuentra bajo el piso.

Este efecto es el origen de los espejismos, y puede observarse cuando


transitamos por una ruta en un día de verano. Si miramos a lo lejos, la ruta tiene la
apariencia de estar mojada, esto no es más que la imagen del cielo debida a la
refracción de la luz en las capas de aire de distinta densidad cercanas al asfalto.
Efectivamente, cerca del pavimento el aire está más caliente y se va enfriando a
medida que se separa de él. El resultado es como tener una serie continua de
interfases, de espesor casi despreciable, paralelas a la ruta. Así, los rayos de luz se
van refractando muy suavemente al pasar a través de las diversas capas. Existe una
capa en la cual se produce una reflexión (más adelante veremos el efecto de reflexión
total), lo cual posibilita que se produzca el espejismo (ver figura 7-14).

293
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

más denso

menos denso

Figura 7-14. Refracción en sucesivas capas atmosféricas. El aire es ópticamente más denso
en la capa superior. El índice de refracción disminuye a medida que se desciende
de capa en capa.

En forma similar, cuando miramos un objeto que se encuentra detrás de una


fogata, el calor de las llamas altera las propiedades del aire en forma irregular, según
van ascendiendo las volutas de aire cálido. La luz se refracta al pasar por esa zona,
provocando una reverberancia en la imagen que observamos del objeto distante. Lo
mismo ocurre con las corrientes de aire atmosférico lo que da lugar al conocido
titilar de las estrellas.

La luz que nos llega del Sol, al alba o al atardecer, también se ve refractada
debido a que la densidad atmosférica no es uniforme. Las capas superiores de la
atmósfera son más tenues y la luz solar, a medida que la atraviesa, se va curvando
hacia la superficie de la tierra (¡Pensar por qué!). De esta forma vemos aparecer al
sol unos minutos antes de que haya salido por la mañana, como muestra
(exageradamente) la figura 7-15, y todavía lo vemos unos minutos más luego que se
ha puesto al atardecer. Asimismo, los rayos que provienen del borde inferior se
curvan más que los que vienen del borde superior, y el disco solar parece achatado.
El mismo efecto ocurre con la Luna cuando se halla sobre el horizonte.

Figura 7-15. Por efecto de la refracción atmosférica sólo vemos al Sol donde verdaderamente se
encuentra cuando está exactamente sobre nuestras cabezas (en el zenit).

294
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Si bien es común hablar de el índice de refracción, éste es en realidad función


de la longitud de onda. Este hecho se manifiesta en la dispersión de un haz de luz
blanca al atravesar un prisma (ver figura 7-16). (Aquí por dispersión queremos decir
descomposición en colores, no confundir con la dispersión de la luz por partículas
pequeñas de que se habló antes)

El primero en describir este fenómeno fue Newton mientras hacía sus


estudios sobre la luz. Un prisma consiste en una pieza de vidrio con un par de caras
planas, que forman un ángulo agudo entre sí. En la mayoría de los casos se suele
utilizar una pieza de sección triangular.

rojo

Luz violeta
blanca

Figura 7-16. Un haz de luz blanca que incide sobre el prisma se refracta. Debido a que el
índice de refracción depende de la longitud de onda, las componentes de menor
longitud de onda se desvían más. El efecto se intensifica por la refracción en la
segunda cara del prisma.

Newton hizo pasar la luz solar a través de un pequeño orificio, practicado en


una ventana, e hizo incidir el rayo que obtuvo sobre un prisma. Colocó una pantalla,
al otro lado del mismo, y observó una mancha con todos los colores del arco iris, a la
que llamó espectro de la luz. Dedujo que la luz solar (luz blanca), estaba compuesta
por la superposición de todos los colores, y atribuyó esta descomposición espectral a
que el índice de refracción no era el mismo para cada color y por lo tanto las distintas
componentes se desviaban diferente al atravesar una interfase. El rojo se desviaba
menos que el violeta, por lo que su índice de refracción debía ser menor, dado que
cuanto más cercano a uno fuera n menor sería el efecto de la refracción. Prosiguió
sus experimentos colocando un segundo prisma, con la misma orientación, a
continuación del primero y observó que esto no producía una descomposición del
espectro luminoso en partes más elementales. Por otro lado, si invertía el segundo
prisma (es decir, lo colocaba con el vértice hacia abajo), el espectro de colores se
recombinaba para dar nuevamente luz blanca, otra muestra del principio de
reversibilidad del camino óptico y de que la luz blanca está formada por una
combinación de todos los colores.

295
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Por simplicidad supondremos que el índice de refracción del aire es uno


( n = 1 ), es decir, el que corresponde al vacío - el índice real varía desde
nV = 1,0002957 para la luz violeta hasta nR = 1,0002914 para la luz roja, a 0 0 C y 1
atm de presión. Cuando se habla del índice de refracción de un material, en general
se está refiriendo al que corresponde a la luz amarilla de sodio (λ=589 nm)
(recordemos que la unidad de longitud denominada nanometro corresponde a: 1 nm
= 10-9 m).

7-12. Calcule la velocidad de la luz en el agua (n=1,33) y en el vidrio (n=1,5).

7-13. Dados dos medios ópticamente diferentes, muestre que la relación entre la
longitud de onda en el primer medio ( λ1 ), con índice de refracción n1 y el segundo
medio ( λ2 ), con índice de refracción n2 es:

λ2 λ1
= . 7-4
n1 n2

Ayuda: utilice la relación de dispersión: v = λf .

7-14. Si la luz producida por una lámpara de sodio tiene una longitud de onda de
589 nm en el vacío,
a) Encontrar la longitud de onda de la luz de sodio en vidrio ( n = 1,5 ). Resp.: 393
nm.
b) Encontrar la longitud de onda de la luz de sodio pero en agua ( n = 1,33 ).
Resp.: 443 nm.
c) ¿Un nadador bajo el agua observará el mismo color o un color diferente para
esta luz?

7-15. Un rayo de sol incide sobre la superficie del agua de una pileta ( nagua = 1,33 ),
formando un ángulo de 30º respecto de la normal a dicha superficie. ¿En qué
dirección se propaga el rayo bajo el agua? ¿Y si el ángulo de incidencia es de 45º ?

296
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

7-16. Un haz de luz láser incide sobre la superficie de un vidrio ( nvidrio = 1,5 ), con un
ángulo de 15º respecto de la normal. ¿Cuánto se desvía el haz dentro del vidrio?

7-17. Consideremos un foco luminoso puntual S a una profundidad d bajo el agua,


que emite un rayo de luz formando un ángulo ϕ con la normal a la superficie del
agua (ver figura 7-17. Halle, tanto gráfica como analíticamente, la profundidad
aparente de la imagen virtual vista por un observador que se encuentra en el trayecto
del rayo.

aire

d’
agua
S’ d
ϕ

Figura 7-17. Un haz de luz que incide desde el agua hacia el aire se desvía alejándose de la
normal.
Un objeto situado en la profundidad del agua parece encontrarse más cerca de la
superficie de lo que realmente está.

d
Resp.: d ′ = 1 − (n 2 − 1) tg 2 ϕ .
n

7-18. Un hombre de 1.75 mts de altura se encuentra parado a 3 mts de un pozo, de


2.5 mts de profundidad y 3 mts de ancho (ver figura 7-18). Llueve y el pozo
comienza a llenarse de agua. Calcule la altura mínima de agua para que el hombre
pueda ver el fondo del pozo.

297
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

1.75 mts

3 mts
2.5 mts

3 mts

Figura 7-18. ¿Con cuánta agua se deberá llenar el pozo para que el hombre vea el fondo?

7-19. Guía Teórica. Reflexión total interna.

Hemos visto que si el segundo medio es más denso ( n2 > n1 ), el rayo


refractado se aproxima a la normal a la superficie. Por el contrario, si el segundo
medio es menos denso el rayo refractado se aleja de la normal (ver figura 7-19). Si
aumentamos lentamente el ángulo de incidencia veremos que existe un ángulo de
incidencia crítico θ c para el cual el ángulo de refracción es 90o y no existe rayo
refractado, este fenómeno se denomina reflexión total interna.

θ1
n1

n2<n1
θ2

Figura 7-19. Si el segundo medio es ópticamente menos denso que el primero el rayo
refractado se separa de la normal, aproximándose a la interfase. Existe un ángulo crítico
de incidencia para el cual el rayo refractado se pega a la interfase.

Destaquemos que un espejo normal refleja entre un 90 y un 95% de la luz


incidente. Mientras que en la reflexión total interna la reflexión es, en teoría,
efectivamente total, reflejándose el 100% de la luz incidente.

Esta propiedad es la que se utiliza en las fibras ópticas. Las fibras ópticas son
unos cilindritos de un material especial (SiO2 dopado con Germanio), muy delgado,
con un índice de refracción tal que la luz que penetra por un extremo se refleja
internamente infinidad de veces hasta salir por el otro, sin pérdida de intensidad, y
con un gran ancho de banda. De esta forma es posible transmitir una gran cantidad

298
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

de información (en forma de onda electromagnética), sin grandes pérdidas, aunque la


distancia a cubrir sea grande, a diferencia de lo que ocurre con los materiales
conductores comunes.

7-20. Muestre que el ángulo crítico de reflexión total interna vale:

n2
sen θ c = . 7-5
n1

Ayuda: piense cuánto vale el ángulo de refracción en este caso y utilice la ley de
Snell.

7-21. a) Calcule el ángulo de refracción para un rayo en el aire, incidente a 30o en


un bloque de vidrio (n = 1,52).
b) Si ahora la luz sale desde el vidrio hacia el aire, ¿cuál debe ser el ángulo de
incidencia mínimo para que no haya rayo transmitido?
c) Haga un diagrama de rayos de las situaciones planteadas en a) y b).
d) ¿Cuál es el ángulo crítico para la reflexión total interna de la luz cuando se
desplaza desde el agua (n=1,33), hacia el aire?

7-22. (Repaso). Considere una lámina de vidrio de caras paralelas de espesor t,


sobre la que incide un haz de luz monocromático con un ángulo de incidencia θ 1 ,
como indica la figura 7-20.

θ1

θ2 d
Figura 7-20. Sobre una lámina de vidrio de caras paralelas, y espesor t, incide un haz
de luz en forma oblicua. En ambas caras la luz parcialmente se refleja y
parcialmente se refracta.

299
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

a) Muestre que el rayo emergente, a través de la lámina, es paralelo al incidente, pero


con un corrimiento lateral, independiente del índice de refracción del vidrio, dado
por:
sen (θ 1 − θ 2 )
d =t .
cos θ 2

b) Parte del haz se refleja en la segunda cara y al incidir sobre la primera es


parcialmente transmitido de vuelta al medio original, muestre que en este caso el
ángulo de refracción es igual al de incidencia del rayo original.

7-23. Guía Teórica. Principio de Fermat.


Como mencionamos anteriormente, las leyes de la óptica geométrica pueden
deducirse a partir de un enunciado teórico, como es el principio de Huygens. Pero
debemos advertir al lector que es posible reformular estas leyes en términos de un
principio diferente al principio de Huyguens: el Principio de Fermat. Este principio
tiene en consideración el hecho, ya mencionado, que la luz se propaga a velocidades
diferentes en medios ópticamente diferentes (es decir, con distinto índice de
refracción).

Para fijar ideas veamos el siguiente problema: una bonita señorita sufre un
calambre mientras se encuentra nadando, próxima a la orilla de un lago en calma, y
pide socorro (punto S de la figura 7-21). Ud. que es un excelente nadador se
encuentra en la playa cerca de la orilla (situado en el punto U de la figura), oye la
llamada y, obviamente, decide ayudar a la joven. Supongamos que Ud. puede correr
a, digamos, 6 m/s y nadar a 2 m/s. ¿Cuál de las trayectorias que se muestran en la
figura elegiría? ¡Sin ninguna duda aquella que le insuma menos tiempo en alcanzar a
la muchacha! Pero en este caso, es fácil probar que la trayectoria que minimiza el
tiempo no corresponde a la línea recta que une los dos puntos en cuestión.

300
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

playa
x
lago
s

S
Figura 7-21. Si la velocidad de desplazamiento es diferente a ambos lados de la horizontal, la
trayectoria rectilínea no es la que insume menor tiempo en ir de U a S. La trayectoria
que requiere el menor tiempo cumple con el principio de Fermat.

Antes de enunciar, el principio de Fermat veamos cómo tener en cuenta la


diferente velocidad de propagación en cada medio, lo que nos conduce a la noción de
camino óptico.
Supongamos tener dos medios con velocidad de propagación de la luz
diferente, con índices de refracción n1 (la playa) y n2 (el lago), y que un haz de luz
sale de una fuente en el primer medio hasta llegar a un punto en el segundo medio. Si
la distancia que recorre la luz en el primer medio es l1 y su velocidad v1, entonces
l l
t1 = 1 es el tiempo de viaje de la luz en el primer medio, análogamente t2 = 2 lo
v1 v2
es en segundo medio. Entonces, el tiempo total que le toma a la luz en ir de un punto
al otro es:
l1 l2 l l nl n l nl +n l
t = t1 + t2 = + = 1 + 2 = 11 + 2 2 = 11 2 2 . 7-6
v1 v2 c c c c c
n1 n2

Pero esta última cantidad la podemos reescribir como:


ct = n1l1 + n2l2 ≡ camino óptico = C .O. 7-7

Que sería la distancia que recorría la luz en ese tiempo si se propagara


exclusivamente en el vacío. En general, a la cantidad definida por el producto del
índice de refracción del medio por la distancia recorrida en ese medio se la denomina
camino óptico. En el caso que la luz atraviese varios medios con distinto índice de
refracción ni, con recorridos li, el camino óptico será:

c.o. = ∑ nili , 7-8


i

301
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

y en el límite de una variación continua del índice de refracción:

c.o. = ∫ ndl . 7-9

En términos del camino óptico, el principio de Fermat dice que:

“La luz al propagarse de un punto a otro sigue un trayecto tal que el camino
óptico es un extremo (mínimo o máximo), respecto de cualquier trayectoria vecina.”

En la gran mayoría de los casos, la luz sigue una trayectoria que hace mínimo
el camino óptico. Utilizando el principio de Fermat es posible deducir todas las leyes
de la óptica geométrica.

Este tipo de principios, donde aparece una cantidad que es estacionaria (ya
sea máximo o mínimo) respecto a variaciones de la misma es muy general y útil. De
hecho todas las teorías físicas se pueden derivar de un principio de este tipo, incluso
las archiconocidas leyes de Newton del movimiento.

7-24. Pruebe que el camino óptico entre los dos puntos mostrados en la figura 7-22
será mínimo si se cumple con la ley de Snell.
Ayuda: razone en términos del ejemplo anterior.

S
θ1
n1

n2>n1

θ2
S’
Figura 7-22. El Principio de Fermat se puede aplicar para demostrar la ley de refracción.

302
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

7-25. Guía Teórica. Espejo esférico.


Las interfases ópticas más sencillas de construir, después de las planas, son
las esféricas. En particular, debido a su curvatura, tienen la propiedad de hacer
converger o diverger los haces de luz y modificar las imágenes respecto del objeto
original. Gran cantidad de dispositivos ópticos se pueden construir apelando a la
yuxtaposición de estas superficies.

Consideremos primeramente un espejo esférico cóncavo, de radio R, como


muestra la figura 7-23.
θ1

R
s s’

θ1
Figura 7-23. Un espejo esférico es una superficie perfectamente reflectante, con sección circular y
radio de curvatura R. Un objeto, situado en el punto objeto s, se refleja sobre el
espejo según la ley de reflexión (la normal coincide con el radio de curvatura), y se
forma su imagen en el punto imagen s’.

Vamos a estudiar la formación de imágenes, en un dispositivo de este tipo,


mediante el método de trazado de rayos. Si tenemos una fuente luminosa puntual, a
la que denominaremos punto objeto s, definimos el eje óptico del sistema como la
recta que une el punto objeto y el centro de curvatura del espejo. Del punto objeto
emana un haz de luz que se refleja en el espejo, siguiendo la ley de reflexión. La
normal a la interfase o dioptra corresponde, en este caso, a la dirección del radio de
curvatura de la esfera, por lo cual el haz incidente y el reflejado forman el mismo
ángulo respecto de esta dirección (ver figura 7-23). El punto donde el haz reflejado
corta al eje óptico se denomina punto imagen s’. Las distancias, sobre el eje óptico,
desde el punto objeto al espejo y desde el punto imagen al espejo, se denominan
distancia objeto s e imagen s’ respectivamente.

Si trazamos varios rayos que salgan de s (ver figura 7-24), vemos que en
general no cortan todos en el mismo punto al eje óptico. Efectivamente, rayos que
salen del objeto con mucha apertura angular no pasan por un único punto y, por ende,
no se forma una imagen nítida del objeto. Esta deformación de la imagen se
denomina aberración esférica. Pero si el haz de rayos tiene pequeña apertura; es

303
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

decir, si los rayos son casi paralelos al eje óptico, la imagen estará bien definida. El
considerar únicamente rayos casi paralelos al eje óptico es lo que se denomina
aproximación paraxial.

Figura 7-24. En un espejo esférico sólo los rayos que inciden con pequeña apertura angular
(exagerada en la figura), se cortan en el mismo punto. Los rayos que inciden con
mucha apertura angular no pasan por este punto, dando una deformación de la
imagen denominada aberración esférica.

Comentario: Un haz de rayos paralelos que inciden sobre un espejo parabólico


converge al foco de la parábola. En este caso, no tiene lugar la aberración esférica
debido a la forma particular (parabólica), del espejo. Por este motivo las antenas de
radar y de comunicaciones satelitales también tienen esta forma. En los últimos años
ha surgido una aplicación ecológica de esta propiedad: en los concentradores de
calor se hace converger la luz solar hacia unos tubos llenos de agua o aceite, que se
calienta por este mecanismo y se utiliza como si fuera una caldera.

En lo que sigue nos restringiremos a rayos que inciden sobre los espejos casi
paralelos al eje óptico, es decir, formando un ángulo pequeño. Utilizando la
aproximación paraxial se puede ver que, sobre el eje, existe un punto particular,
denominado foco, hacia donde convergen los rayos de un haz que incide, paralelo al
eje óptico, sobre el espejo (ver figura 7-25).

R
f

Figura 7-25. Un haz de rayos que inciden paralelos al eje óptico de un espejo esférico se cortan en
un único punto, denominado foco. El foco se encuentra a medio radio del vértice del
espejo.

304
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Dado que si un objeto se encuentra muy alejado la luz que proviene de él lo


hace en forma de un haz de rayos paralelos, diremos que: por el foco pasan los rayos
de un objeto situado en el infinito. Por ejemplo, esto ocurre en buena aproximación
con los rayos solares. Asimismo, si el objeto está situado en el foco, la luz que se
refleja en el espejo sale como un haz paralelo y su imagen se forma en el infinito,
como es de esperar en virtud del principio de reversibilidad del camino óptico. El
foco se encuentra a una distancia, f = R del vértice del espejo. ¡Verificarlo
2
mediante trazado de rayos!

Para todo punto sobre el eje óptico su imagen también se forma sobre dicho
eje. Para objetos extensos, cuyos puntos se hallan fuera del eje, la imagen estará bien
definida si respetamos la aproximación paraxial. Para esta clase de objetos existen 4
rayos principales que nos pueden ayudar a descubrir donde se forma la imagen:

1. Un rayo que incide paralelo al eje óptico ⇒ pasa por el foco.


2. Un rayo que pasa por el foco ⇒ sale paralelo al eje óptico.
3. Un rayo que pasa por el centro de curvatura ⇒ se refleja sobre sí mismo.
4. Un rayo que pasa por el vértice del espejo ⇒ se refleja simétrico respecto al eje
óptico.

2
4
1 f

Figura 7-26. Trazado de rayos para la formación de imágenes por un espejo esférico. Hay cuatro
rayos que se pueden trazar y permiten formar la imagen, aunque trazando sólo dos de
ellos es suficiente para que la imagen quede perfectamente determinada.

Observemos que todos los rayos parecen provenir de un nuevo punto, el


correspondiente a la imagen. Así, trazando estos cuatro rayos es posible construir la
imagen del objeto original. De hecho trazar los cuatro rayos aporta información
redundante, con sólo dos de ellos se puede determinar, unívocamente, la posición de

305
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

la imagen (ver figura 7-26). Sin embargo, el trazar un tercer rayo puede servir de
control sobre si lo que se ha hecho es correcto.

El tipo de imagen que se forma depende de la posición del objeto respecto del
centro de curvatura del espejo y de la posición del foco. Así, la imagen puede estar
invertida respecto del objeto y ser más grande o más pequeña; en ese caso decimos
que está aumentada o reducida, respectivamente. Asimismo, si la imagen se forma
del lado físicamente accesible del espejo decimos que es real, porque se forma en la
intersección de los rayos (y allí hay energía lumínica). Mientras que si los rayos
parecen provenir de detrás del espejo decimos que es virtual, porque en los puntos
donde parecen cortarse los rayos no hay energía lumínica (los rayos no se cortan
verdaderamente). En la figura 7-27 se ilustran los casos posibles.

a
y

y’
f

b)

y’

c) y
y’

Figura 7-27. Formación de imágenes por un espejo esférico cóncavo, según la posición del objeto
respecto del centro de curvatura del espejo y del foco. a) El objeto está más allá del
centro de curvatura, la imagen es real, invertida y menor. b) Si el objeto está entre el
centro de curvatura y el foco, la imagen es real, invertida y aumentada. c) Cuando el
objeto está entre el foco y el espejo, la imagen es virtual, derecha y aumentada.

306
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Utilizando la ley de reflexión, en la aproximación paraxial, es posible deducir


una ecuación, la ecuación de los espejos, a fin de encontrar la posición (s’) de la
imagen de un objeto, ubicado en s, analíticamente. No vamos a deducirla aquí,
simplemente la escribiremos y la utilizaremos para verificar los resultados gráficos.
Previamente es preciso establecer algunas convenciones, a saber:

¾ Colocamos el sistema de coordenadas en el punto de intersección entre el espejo


y el eje óptico.
¾ La luz siempre incide desde la izquierda.
¾ Si el objeto es real (es decir, si está a la izquierda del espejo), la distancia objeto
es positiva ( s > 0 ), cambia el signo si el objeto es virtual.
¾ Si la imagen es real la distancia imagen es positiva ( s ' > 0 ), cambia el signo si la
imagen es virtual.
¾ El radio de curvatura del espejo es positivo ( R > 0 ), si el espejo es cóncavo
(respecto de la incidencia de la luz), cambia el signo para un espejo convexo.
¾ La altura del objeto (y), es positiva si está sobre el eje óptico, en caso contrario es
negativa.

En la figura 7-28 se pueden ver las convenciones utilizadas en el caso de un


espejo cóncavo ( R > 0 ), con un objeto real s > 0 y derecho ( y > 0 ), que tiene una
imagen real s ' > 0 e invertida y' < 0 . Por supuesto que el hecho que un objeto, o
imagen, sea real (o virtual), no depende del sistema de coordenadas utilizado; pero se
debe ser consistente con la convención utilizada.

y s’
f

s
y’

Figura 7-28. Formación de imágenes en el caso de un espejo cóncavo ( R > 0 ), con un


objeto real s > 0 y derecho ( y > 0 ), que da como resultado una imagen real
s ' > 0 e invertida y' < 0 .

307
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Con estas convenciones, la ecuación de los espejos es:

1 1 2 1
+ = = . 7-10
s s' R f

En particular, la cantidad 1 se denomina potencia del espejo, y se mide en


f
dioptrías, si la distancia focal se mide en metros. La potencia dióptrica nos da una
idea del poder de convergencia del espejo. A mayor potencia, menor distancia focal
y, por consiguiente, la imagen de un objeto lejano se forma más cerca del espejo. El
espejo tiene mayor facilidad para hacer converger los rayos de un haz de luz.
Observemos que si consideramos a un espejo plano como aquel que tiene un radio de
curvatura infinita, la ecuación de los espejos nos dice que la imagen es virtual, y está
situada simétricamente respecto del plano del espejo. ¡Verificarlo!

Asimismo, es posible mostrar que el aumento lateral; es decir la relación


entre el tamaño de la imagen y del objeto, es:

y' s'
m= =− . 7-11
y s

La amplificación lateral da idea del aumento (si es mayor que uno), o


disminución (si es menor que uno), de la imagen respecto del objeto. El signo menos
en la expresión indica que la imagen está invertida si es real, y está derecha si es
virtual.

7-26. Se tiene un espejo esférico cóncavo con un radio de curvatura de 40 cm.


Dibujar los diagramas de rayos para localizar la imagen, si el objeto, de 1 cm de
altura, está situado a una distancia del espejo de: a) 100 cm, b) 40 cm, c) 30 cm, d)
20 cm, e) 10 cm. En cada uno de los casos decir si la imagen es real o virtual, está
derecha o invertida; y aumentada, reducida o del mismo tamaño que el objeto.

7-27. Utilice la ecuación de los espejos (ec. 7-10) y la amplificación lateral (ec. 7-11)
para corroborar los resultados obtenidos gráficamente en el problema anterior.
Explique el significado de los signos que obtenga.

308
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

7-28. Repetir los pasos dados en los problemas 7-26 y 7-27, para un espejo convexo
con el mismo radio de curvatura, es decir, el radio de curvatura es de -40 cm.
(recuerde que en este caso el signo negativo indica que la concavidad del espejo está
dirigida hacia la derecha)

7-29. Compare los resultados obtenidos con el espejo cóncavo y con el convexo. En
particular, observe si las imágenes reales en un caso corresponden a imágenes reales
en el otro, y viceversa.

7-30. Guía Teórica. Lentes delgadas.


Una lente delgada sencilla consiste en un trozo de material (en general
vidrio), limitado por dos superficies esféricas, separadas una distancia muy pequeña.
El eje óptico de la lente corresponde a la línea que une los centros de curvatura de
ambas superficies (ver figura 7-29). Observar que, a diferencia de los espejos
esféricos donde definimos el eje óptico teniendo en cuenta la ubicación del objeto,
para las lentes la definición del eje óptico es unívoca.

eje óptico

Figura 7-29. Una lente delgada está limitada, en general, por dos superficies esféricas, separadas
una distancia muy pequeña. El eje principal de la lente corresponde a la línea que
une los centros de curvatura de ambas superficies

Una lente delgada refracta los rayos de luz que inciden sobre ella
desviándolos. En la situación más común, que corresponde a una lente de vidrio
rodeada de aire, si la lente es más gruesa en el centro (se dice que es biconvexa), un
haz de rayos paralelos al eje converge formando una imagen real (ver figura 7-30).
Por el contrario si en el centro es más delgada (bicóncava), los rayos divergen (ver
figura 7-30).

309
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Figura 7-30. Según el grosor (o concavidad), de una lente en su centro será el comportamiento de
la luz al atravesarla. Para el caso de vidrio en aire, si la lente es gruesa un haz de
rayos paralelos converge, mientras que si es más delgada diverge.

El punto focal corresponde al punto, sobre el eje óptico, donde converge un


haz de rayos paralelos a dicho eje. Si los rayos convergen antes de atravesar la lente
la imagen del punto focal, en este caso objeto, se forma en el infinito. Si la luz
atraviesa la lente antes de converger se habla de punto focal imagen. En el caso que
sea un haz de rayos paralelos entre sí, pero no al eje óptico, convergerán pero hacia
otro punto (ver figura 7-31). Recordar que estamos trabajando siempre dentro de la
aproximación paraxial. El conjunto de todos los puntos de convergencia posibles,
para haces paralelos, define lo que se llama plano focal. Por supuesto, existen tanto
el plano focal objeto, como el plano focal imagen. En el caso de lentes delgadas en
aire, ambos planos se encuentran uno a cada lado de la lente y a la misma distancia
de la misma.

Plano focal
imagen

Figura 7-31. Los haces de rayos que inciden paralelos (en la aproximación paraxial), sobre
una lente convergen en el plano focal.

Para tener una idea de lo que significa el foco de una lente, recuerde cuando
de niño utilizaba una lupa para quemar hojitas de un árbol, un pedazo de madera o
simplemente un papel, utilizando una lupa. Había que interponer la lupa entre el
objeto a quemar y la luz del Sol, e ir variando la distancia entre la lupa y el objeto
hasta que apareciera un punto brillante (una imagen casi puntual del Sol) sobre el

310
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

mismo. Precisamente ese punto brillante es lo que acabamos de definir como foco, y
la separación que era preciso ajustar corresponde a la distancia focal.

Cuando se trabaja con lentes no sólo se presenta el problema de la aberración


esférica, como ocurría con los espejos. También aparecen problemas debido a que el
índice de refracción es función de la longitud de onda. En efecto, la luz se refracta
dentro de la lente, como si fuera un prisma, y aparece el fenómeno de dispersión
cromática que vimos anteriormente. Si la apertura angular del haz de luz es grande,
rayos que corresponden a diferentes colores forman imágenes en puntos distintos. A
este fenómeno se lo denomina aberración cromática. Se puede minimizar el efecto
de la aberración cromática si trabajamos, nuevamente, en la aproximación paraxial.

Dentro de esta aproximación se puede encontrar gráficamente la imagen de un


objeto, teniendo en cuenta que:

a) Un haz de luz que pasa por el plano focal objeto forma una imagen en el infinito,
(sale paralelo).
b) Un haz de luz que incide paralelo (objeto en el infinito), pasa por el plano focal
imagen.
c) Un haz de luz que pasa por el centro del plano principal (el centro de la lente) no
se desvía

y s’

s y’
f f’

Figura 7-32. Formación de imágenes por una lente delgada. Observar que con sólo dos rayos es
suficiente para determinar la posición y tamaño de la imagen. El tercero sirve como
verificación.

En forma similar a lo que ocurre con el trazado de rayos en un espejo


esférico, es suficiente con trazar sólo dos rayos para determinar la posición y tamaño
de la imagen. Se puede trazar el tercero para verificar que la construcción gráfica está
bien hecha.

311
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

En el caso de las lentes delgadas en aire, y siempre dentro de la aproximación


paraxial, se dispone de una expresión analítica sencilla, la ecuación del fabricante de
lentes, que puede deducirse a partir de la ley de Snell (haciendo coincidir el origen
del sistema de coordenadas con el centro de la lente):

1 1 ⎛ 1 1 ⎞ 1
+ = ( n − 1)⎜⎜ − ⎟⎟ = , 7-12
s s' R
⎝ 1 R 2 ⎠ f

en esta expresión n es el índice de refracción del material que compone la lente, R1 y


R2 los radios de curvatura de las dos interfases que forman la lente, y f la distancia
focal (que, en el caso de lentes delgadas, es la misma para objeto e imagen). A
diferencia que en el caso de los espejos, la distancia imagen s’ ahora es positiva si
está a la derecha de la lente, esto significa que esperamos ver objetos reales a la
derecha de la lente.

Si bien la expresión 7-12 es completa, en general no se conocen R1 y R2,


mientras que la distancia focal se puede determinar con cierta facilidad. ¿Se le
ocurre cómo? (Ayuda: piense como quemaba hojitas con una lupa).

En general, una lente será convergente (o positiva) si f > 0 (el foco objeto
está situado del mismo lado que el objeto), y divergente (o negativa) si f < 0 . Como
dijimos, una lente convergente hecha de un material ópticamente más denso que el
medio que la rodea es más gruesa en el centro.

En forma similar que en el caso de los espejos esféricos, se puede probar que
el aumento lateral de una lente delgada es:

y' s'
m= =− . 7-13
y s

Análogamente, la potencia dióptrica de la lente se define como la inversa de


la distancia focal: 1 , y se mide en dioptrías si la distancia focal se mide en metros.
f
Su interpretación es similar a la que hicimos para el espejo esférico.

7-31. Verifique la expresión anterior para el aumento lateral (ec. 7-13), mediante un
ejemplo adecuado, a través del trazado de rayos.

312
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

7-32. Dado un objeto de altura 1 cm, para las siguientes distancias objeto y
distancias focales de lentes delgadas en aire, halle la distancia imagen y la
amplificación, y diga si la imagen es real o virtual, derecha o invertida: a)
s = 40 cm, f = 20 cm , b) s = 10 cm, f = 20 cm , c) s = 40 cm, f = −30 cm , d)
s = 10 cm, f = −30 cm .
Hágalo gráficamente y verifique analíticamente los resultados obtenidos.

7-33. Un objeto de 3 cm de altura se coloca a 20 cm delante de una lente delgada de


20 dioptrías de potencia.
a) Dibujar un diagrama de rayos preciso para hallar la posición y el tamaño de la
imagen y comprobar los resultados utilizando la ecuación de las lentes delgadas.
b) Repetir el ítem anterior para un objeto de 1 cm de alto situado a 10 cm delante de
una lente delgada cuya potencia es de -20 dioptrías.

7-34. Guía Teórica. El ojo.


Después del cerebro, el ojo tal vez sea el órgano más complejo y maravilloso
del ser humano. Es en esencia un sistema de lentes convergentes (o positivas),
formadoras de imágenes reales sobre una superficie sensible a la luz denominada
retina.

Músculos
Ciliares
Córnea

Nervio
Pupil Humor Óptico
Vítreo

Iris

Cristalino Retina

Figura 7-33. Corte esquemático del ojo humano. La lente compuesta córnea – cristalino
forma una imagen real sobre la pared posterior del ojo, que hace las veces de
pantalla, la retina. Las terminaciones nerviosas de la retina, conos y bastones,
reenvían la información al cerebro a través del nervio óptico.

313
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

La estructura del ojo, desde afuera hacia dentro, se compone, básicamente de


la córnea, el iris (que tiene un orificio denominado pupila, el cual se puede variar
determinando la cantidad de luz que entra al ojo), el cristalino, una zona gelatinosa
(llamada el humor vítreo), y la retina. La retina está formada por estructuras
fotosensibles, denominadas conos y bastones, que reciben la información y la
transmiten al cerebro a través del nervio óptico.

La distancia focal de la lente, compuesta por el sistema córnea – cristalino, se


regula mediante los músculos ciliares. Cuando éstos están relajados el cristalino se
tensa, debido a sus propias tensiones internas, se vuelve más plano, por lo cual
aumentando su radio de curvatura y, por ende, su distancia focal. Por el contrario, si
los músculos ciliares se contraen, las tensiones sobre el cristalino se aflojan y éste se
redondea, su radio de curvatura es menor y la distancia focal disminuye.

El ojo relajado enfoca normalmente el infinito, con una distancia focal de


aproximadamente 2,5cm, que corresponde al diámetro del ojo. Así, las imágenes de
objetos que se encuentran infinitamente alejados se forman justamente en la retina,
sin necesidad de forzar la vista, donde pueden ser procesadas por los conos y
bastones y enviadas al cerebro. Si el objeto se acerca, en principio, mejora la visión
ya que el objeto se ve bajo un ángulo mayor, pero si el acercamiento ocurre sin que
se modifique la distancia focal la imagen se forma detrás de la retina, como muestra
la figura 7-34, y no se ve bien. Para evitar este problema se tensan los músculos
ciliares disminuyendo el radio del cristalino, lo que provoca que decrezca la distancia
focal, ahora la imagen del objeto cercano se forma sobre la retina como corresponde.
A este proceso de ajuste de la visión se lo denomina acomodación. Existe un límite
para la acomodación denominado punto próximo, los objetos situados a una distancia
menor que el punto próximo no pueden ser enfocados adecuadamente. El punto
próximo no es el mismo para todas las personas y varía con la edad (desde unos 7cm
en un niño, hasta unos 200cm en una persona adulta). Por convención se toma, en
general, una distancia al punto próximo de 25cm (xp).

314
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

a)
f

b)
f

Figura 7-34. a) El ojo relajado tiene una distancia focal que coincide con el diámetro del globo
ocular. Las imágenes de objetos infinitamente alejados se forman en la retina, pero
las de un objeto cercano se forman detrás y no se ven bien. b) En el proceso de
acomodación los músculos ciliares cambian la curvatura del cristalino modificando
la distancia focal, ahora la imagen del objeto cercano se forma sobre la retina como
corresponde.

El proceso de enfoque y acomodación, que se acaba de describir corresponde


a un ojo normal. Existen, sin embargo, diversos defectos de la visión. Los principales
son tres, a saber: la hipermetropía, la miopía y el y el astigmatismo.

En el caso de la hipermetropía el ojo tiene poco poder de convergencia y la


imagen se forma detrás de la retina (ver figura 7-35). La visión es buena para objetos
lejanos, dado que la luz incide sobre el ojo formando un haz de rayos casi paralelos,
que se enfocan sobre la retina sin necesidad de demasiado esfuerzo para acomodar el
ojo. Para poder observar objetos cercanos, este defecto se corrige utilizando lentes
convergentes. En efecto, la luz proveniente de los objetos cercanos forma un haz que
diverge fuertemente, al interponer una lente convergente ésta lo procesa,
convirtiéndolo en un haz más convergente (casi paralelo), de tal manera que el ojo lo
puede enfocar sobre la retina sin gran esfuerzo.

315
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

a)

b)

Figura 7-35. a) El ojo hipermétrope tiene una distancia focal grande, las imágenes se forman
detrás de la retina.
b) Se utiliza una lente positiva para hacer converger más el haz de luz incidente.

En la miopía los músculos ciliares se encuentran más contraídos, el ojo tiene


mucho poder de convergencia y la imagen se forma antes de la retina (ver figura 7-
36). No obstante la visión es buena para objetos cercanos, donde el haz de luz tiene
gran apertura angular. Este defecto se corrige interponiendo una lente divergente
entre el objeto y el ojo. Así, la lente divergente abre el haz casi paralelo del objeto
lejano, al ojo le cuesta más hacerlo converger y la imagen se forma sobre la retina,
como corresponde.

a)

b)

Figura 7-36. a) El ojo miope tiene una distancia focal pequeña, las imágenes se forman delante
de la retina.
b) Se utiliza una lente negativa para hacer diverger más el haz de luz incidente

El defecto denominado astigmatismo está relacionado con que el ojo posee


distinta curvatura en diferentes planos. Este problema se corrige con la utilización de

316
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

lentes cilíndricas que compensan la diferencia de curvatura en las distintas


direcciones.

7-35. Guía Teórica. Lupa o microscopio simple.

El tamaño aparente de un objeto está dado por el tamaño de la imagen sobre


la retina (ver figura 7-37). Cuanto mayor sea esta imagen más cantidad de bastones y
conos activos habrá.

y θ’
θ
s y’

2,5 cm

Figura 7-37. Cuánto mayor sea el objeto, y más cerca del ojo se encuentre, más grande será la
imagen que se forme en la retina y mejor se podrán apreciar los detalles del mismo.

El tamaño de la imagen que se forma en la retina es, según se ve en la figura


7-37, y ' = θ ⋅ 2,5cm . Por otra parte, si la visión se realiza bajo un ángulo pequeño,
podemos aproximar la tangente de un ángulo por el ángulo mismo, es decir:

y
= tgθ ≅ θ , 7-14
s

y combinando ambas expresiones obtenemos la relación entre el tamaño de la


imagen y del objeto:

y
y ' = 2,5cm . 7-15
s

Como era de esperar, un objeto lejano se verá más pequeño,


independientemente del tamaño real del mismo.

Como vimos recién, cuando se quieren ver los detalles de un objeto, se lo


acerca para verlo más grande. Pero aquí se presenta el problema del punto próximo,

317
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

si lo acercamos demasiado no lo podemos enfocar bien. Una lupa consiste,


esencialmente, en una lente convergente que se utiliza con la idea de acercar el
objeto y aumentar el tamaño de la imagen en la retina. Las lentes de aumento se
conocen desde la antigüedad, se han hallado trozos de cuarzo, presumiblemente
utilizados como lentes convergentes en épocas anteriores a la era cristiana.

Supongamos tener un objeto situado en el punto próximo, como muestra la


figura 7-38:

xp θ0

Figura 7-38. Cuánto más cerca del ojo se encuentre un objeto, más grande será la imagen que se
forme en la retina y mejor se podrán apreciar los detalles del mismo. Pero los objetos
situados a una distancia menor que el punto próximo no pueden ser enfocados
adecuadamente.

y
Vemos que, para ángulos pequeños podemos aproximar θ 0 ≅ . Ahora, si
xp
intentamos acercar más el objeto no lo veremos con nitidez. Pero, si utilizamos una
lente convergente de potencia relativamente alta, o lo que es lo mismo distancia focal
corta, y colocamos el objeto en el foco de la misma y el ojo junto a la lupa (ver
y
figura 7-39), veremos el objeto bajo un ángulo mucho mayor θ ≅ , siendo f la
f
distancia focal de la lente. El efecto de la lente es que nos permite acercar el objeto
más que la distancia del punto próximo, y podemos verlo bajo un ángulo mayor de lo
que lo veríamos en ese punto. De esta forma obtenemos dos ventajas: al verlo bajo
un ángulo más grande podremos apreciar con nitidez los detalles del mismo y, al
colocar el objeto en el foco, la imagen se forma en el infinito por lo cual podremos
observarlo a ojo relajado.

318
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

y
f
θ

Figura 7-39. Utilizando una lente de aumento podemos acercar el objeto y verlo subtender
un ángulo mayor. Así, será más grande la imagen que se forme en la retina y se
apreciarán mejor los detalles del mismo.

Podemos caracterizar cuán buena es una lente como dispositivo de aumento


definiendo la amplificación o poder amplificador de la lente como el cociente entre el
tamaño angular de la imagen en la retina, cuando se ve a través de la lupa, respecto
del tamaño cuando se observa a simple vista a la distancia del punto próximo:

y
θ f xp
M= = = . 7-16
θ0 y f
xp

7-36. Una persona con un punto próximo de 30 cm utiliza una lente de 40 dioptrías
como lupa. ¿Qué amplificación se obtiene? Haga el diagrama de rayos.

7-37. Actividad: jugar con la lupa.


Como habrá observado en el problema 7-32, que una lente convergente dé
una imagen real e invertida o virtual y derecha depende de la posición relativa del
objeto respecto del foco de la lente. Para convencerse que esto es así le proponemos
que juegue con una lupa observando simultáneamente dos objetos: uno situado a una
distancia menor que la focal y el otro más lejos. ¿Qué observa? ¿Le parece razonable
lo que ve? Entreténgase observando distintos pares de objetos a diferentes distancias.

7-38. Guía Teórica. Microscopio compuesto.


Si el objeto que se quiere ver es muy pequeño, una simple lupa no es
suficiente. Alrededor del año 1600, a alguien se le ocurrió utilizar un sistema de
lentes, para aprovechar el poder de amplificación de cada una y obtener un aumento
mayor. Es lo que llamamos un microscopio compuesto, éste sirve para ver objetos

319
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

muy pequeños y cercanos. En su forma más sencilla consiste de dos lentes


convergentes. La lente más cercana al objeto, de distancia focal f1, se denomina
objetivo. La segunda lente, a través de la cual se observa, se utiliza como lupa, y se
llama ocular. Llamaremos f2 a la distancia focal del ocular. La distancia entre los
focos f1’ (foco imagen) y f2 (foco objeto) se suele denominar g.
El objetivo forma una imagen real e invertida del objeto y el ocular (lupa), se
ajusta para que esta imagen se forme justo en su foco, de forma de dar una imagen
virtual, derecha, de la imagen del objetivo, y situada en el infinito. En conclusión, la
imagen final se ve en el infinito e invertida (ver figura 7-40), se utiliza esta
disposición para que el ojo normal trabaje relajado.
α
α
f1 ’ f2

f1 f2’

y’
g
objetivo ocular

Figura 7-40. El microscopio compuesto está formado por dos lentes convergentes. El objetivo
da una primera imagen ampliada del objeto y el ocular, trabajando como lupa, amplifica
esta imagen aún más. Al colocar el ocular tal que la imagen del objetivo se forme en su
foco, la imagen final se obtiene en el infinito, y la observación puede hacerse a ojo
relajado.

Del gráfico podemos ver que, entre la altura del objeto, la altura de la imagen,
la separación entre focos (g) y la distancia focal del objetivo se cumple la siguiente
relación:

y y'
α= =− , 7-17
f1 g

recordar que y´< 0 de allí el signo “–“ en la expresión.

320
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

De la relación anterior se sigue que el aumento lateral del objetivo, según


corresponde a una lente delgada, es:
y' g
mob = =− . 7-18
y f1

Mientras que el ocular, al funcionar como lupa, tendrá un aumento angular


dado por:
xp
M oc = . 7-19
f2

Definiremos el poder amplificador de un microscopio como el producto de la


amplificación lateral del objetivo, por la amplificación angular del ocular, y así:

g xp
M = mob M oc = − . 7-20
f1 f 2

Claramente, para construir un microscopio es conveniente utilizar lentes con


gran potencia dióptrica, es decir, con distancias focales pequeñas. Sin embargo,
existe un límite al aumento del microscopio fijado por la difracción, pero eso es un
tema que veremos más adelante.

7-39. Un microscopio tiene una lente objetivo de 1,2 cm de distancia focal y un


ocular de 2,0 cm de distancia focal separadas 20 cm.

a) Hallar el poder amplificador si el punto próximo del observador está a 25 cm.


b) Dado que en un microscopio siempre se busca que la imagen final se vea en el
infinito, ¿en dónde deberá colocarse el objeto?
c) Para un objeto situado a 1,5 cm del objetivo, haga el diagrama de rayos.

7-40. Diseñe un microscopio compuesto utilizando como objetivo una lente delgada
convergente de 5 cm de distancia focal y como ocular una lente delgada convergente
de 10 cm de distancia focal.
a) Sabiendo que el objeto se ubica a 7 cm del objetivo, determine donde debe ubicar
el ocular para que los rayos que emergen parezcan provenir del infinito.
b) Indique la marcha de rayos.
c) Defina y calcule el aumento del microscopio.

321
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

7-41. Guía Teórica. Cámara fotográfica.


Las cámaras fotográficas son dispositivos ópticos compuestos. Su finalidad es
registrar, en forma permanente, la imagen de un objeto. Esencialmente están
compuestas por una caja (o cámara) oscura, una lente, una abertura de entrada (o
diafragma) que se utiliza para regular el paso de luz, un obturador que permite
regular el tiempo de exposición y una película fotosensible donde queda impresa la
imagen (ver figura 7-41).

obturador

lente película

diafragma

Figura 7-41. Esquema básico de una cámara fotográfica.

En general, una buena cámara no tiene una sola lente, sino un sistema de
lentes. En cualquier caso, se busca que la imagen se forme justamente sobre la
película. Como el foco está fijo, para enfocar objetos ubicados a diferentes distancias
de la cámara se mueve la lente, de tal manera que la posición de la imagen coincida
con la de la película. Comúnmente, las películas se clasifican según el ancho de la
misma, por ejemplo cuando se habla de películas de 35 mm, se hace referencia a que
el ancho de la película tiene ese valor.

La calidad de la imagen que se obtiene depende, entre otras cosas, de la


cantidad de luz (energía luminosa recibida) que impresiona la película. Ésta queda
determinada principalmente por la intensidad luminosa del ambiente exterior, el
tiempo de exposición, y el orificio de entrada de luz, que usualmente suele ser el
diámetro de la propia lente. Si la cantidad de luz que llega a la película es poca, la
imagen que se forma es muy clara y poco definida (tiene poco contraste). Por el

322
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

contrario si el tiempo de exposición es excesivo la imagen es muy oscura (la película


se vela) y tampoco se ve nítida.

El tiempo de exposición se regula a través del obturador. Asimismo, existen


películas de distintas velocidades. La velocidad de una película se clasifica con el
número ASA o DIN. Las películas de alta velocidad tienen un número ASA elevado,
por ejemplo ASA 400, y precisan menor tiempo de exposición. Las de ASA 100, al
ser más lentas, necesitan un tiempo de exposición mayor. Por supuesto, todo esto
está supeditado a la iluminación ambiente. Así, en interiores (donde la iluminación es
pobre) es más conveniente utilizar un ASA 400, mientras que al exterior, en un día
luminoso, alcanza con un ASA 100.

En general, cuando se dan indicaciones técnicas sobre una cámara, se hace


referencia a la distancia focal de la misma (de su lente o sistema de lentes). Un valor
estándar de distancia focal es 50 mm. También se suela dar un número, llamado
número f, que esencialmente consiste en el cociente entre la distancia focal y el
diámetro del orificio de entrada de la luz. La inversa del cuadrado de este número da
una idea de cuánta luz está llegando a la película, así, cuanto menor sea el número f
menor será el tiempo de exposición necesario.

Se podría pensar que se puede capturar más luz utilizando una lente de mayor
diámetro, pero en ese caso aparecen problemas con la aberración cromática que
limitan la resolución. Por lo cual el tomar una buena fotografía suele ser un
compromiso entre diversos factores.

7-42. Actividad. El proyector.


Puede tratar de simular el funcionamiento de una cámara fotográfica, por
ejemplo, proyectando sobre una pared la imagen de la pantalla del televisor vista a
través de un pequeño orificio practicado en un cartón u hoja de papel oscuro. Tenga
en cuenta que la habitación debe encontrarse a oscuras para poder ver con cierta
nitidez la imagen en la pantalla.

Si tiene ganas de hacer algo más sofisticado puede utilizar una caja. De un
lado haga un pequeño orificio y la pared opuesta sustitúyala por papel semi-
transparente (del tipo de calcar o manteca). La luz proveniente del televisor penetra
por el orificio y se proyecta sobre el papel reproduciendo la imagen de la pantalla.

Pruebe cómo cambia la imagen para diferentes distancias entre el televisor, el


orificio y la pantalla.

323
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

Puede repetir la experiencia, pero utilizando una lupa en lugar del orificio.
Hágalo, y compruebe las ventajas y desventajas entre utilizar el agujero o la lupa.

7-43. Guía Teórica. Telescopios.


El telescopio se inventó aproximadamente al mismo tiempo que el
microscopio. Su aplicación principal es ver objetos muy grandes y alejados. La idea
es que acercan el objeto, de tal forma que la imagen que se forma en la retina es
mayor que la que se obtiene mirando a simple vista.

Si bien existen muchos modelos distintos de telescopios, el más sencillo


consiste en dos lentes convergentes ubicadas como indica la figura 7-42. Este tipo de
telescopio se denomina refractor. Ambas lentes están separadas por la suma de sus
distancias focales. Como el objeto se halla en el infinito su imagen se forma en el
plano focal del objetivo, y es utilizada como objeto virtual por el ocular, que hace las
veces de lupa. Pero este objeto virtual se encuentra en el foco del ocular, ¡por lo cual
su imagen se forma en el infinito! Así, el observador puede mirar a través del ocular
sin necesidad de acomodar el ojo, y realizar observaciones prolongadas sin fatiga de
la vista.

θ1 f’1 ≡ f2 θ2

f1
y’ f2’

Figura 7-42. El esquema más sencillo de telescopio es el formado por dos lentes convergentes
separadas por la suma de sus distancias focales. La luz de un objeto distante forma
una imagen real en el foco del objetivo, ésta sirve como objeto virtual para el ocular,
formando una imagen en el infinito, así se puede observar con el ojo relajado.

324
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Definiremos el poder amplificador del anteojo simplemente como el cociente


entre el ángulo de salida de la luz (θ2), y el de entrada (θ1), es decir, la amplificación
angular:

θ2
M= . 7-21
θ1

Como el objeto está muy lejos el ángulo de incidencia ( θ 1 ), se puede


considerar el mismo, con o sin anteojo (es decir, despreciamos la longitud del
instrumento), por consiguiente tenemos para el objetivo que:

y'
tgθ1 = − ≅ θ1 . 7-22
f1

Observar que el ángulo de incidencia está fijo y, en general, es pequeño


porque los objetos están muy alejados. Conviene, entonces, diseñar el objetivo con
una distancia focal grande, de tal forma que la imagen que forme el mismo sea de
tamaño apreciable.

Mientras tanto para el ocular tenemos que:

y'
tg θ 2 = ≅θ2 . 7-23
f2

Dado que el ocular funciona como lupa conviene que su distancia focal sea
pequeña para que el ángulo bajo el cual se observa y’ sea grande.
En definitiva la amplificación del telescopio resulta:

θ2 f
M = = − 1 < 0. 7-24
θ1 f2

Que la amplificación resulte negativa sencillamente expresa el hecho de que


la imagen está invertida, como puede verse claramente en el esquema gráfico.

De la última expresión (ec. 7-24), se confirman las observaciones hechas


precedentemente: al diseñar un telescopio se busca que la distancia focal del objetivo
(f1) sea grande y que la del ocular (f2) sea pequeña.

325
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

En realidad, lo más importante de un telescopio no es tanto su poder


amplificador, sino su capacidad de recoger luz, dado que los objetos que se observan
están muy alejados y la intensidad luminosa que recibimos de ellos es muy baja.
Cuánta luz podemos captar depende, en buena medida, del tamaño del objetivo. Si
aumentamos el tamaño del objetivo aumenta la cantidad de luz que recibimos y por
ende la luminosidad de la imagen, sin embargo surgen diversos problemas: los
efectos de la aberración cromática y esférica se vuelven muy importantes. Asimismo,
existen dificultades técnicas para soportar lentes muy grandes, ya que sólo pueden
sujetarse por los bordes, y esto convierte a tales dispositivos en sumamente frágiles.

Newton construyó otro tipo de telescopio que soluciona algunos de los


problemas mencionados. Este tipo de telescopios, denominados reflectores, utilizan,
como objetivo, un espejo cóncavo para enfocar los rayos de luz; de esta manera se
elimina la aberración cromática y son más sencillos de sujetar, pues se cuenta con
toda la superficie posterior del espejo para hacerlo, por lo cual pueden fabricarse de
mayor tamaño. Básicamente, el esquema es como el de la figura 7-43.

Luz
entrante Superficie
del espejo
foco

Figura 7-43. En los telescopios reflectores es un espejo, y no una lente, la que hace las veces de
objetivo. El foco del espejo se hace coincidir con el foco de la lente ocular.

En la actualidad se adoptan diseños diferentes según los propósitos especiales


para el cual va ser utilizado el telescopio. El diseño más simple es el de foco
primario, en el cual se coloca toda una batería de sensores en el foco, a fin de
componer la imagen reflejada en el espejo principal, ver figura 7-44.

326
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 7-44. En un telescopio reflector de foco primario se coloca una batería de sensores
en el foco del objetivo para procesar la luz que éste recibe.

En los telescopios chicos es más común el foco Newtoniano, que corresponde


al diseño original de los telescopios reflectores. Un espejo pequeño, ubicado en el
foco, refleja la luz a un costado del tubo del telescopio, como se muestra en la figura
7-45.

Espejo
primario ocular

Espejo
secundario

Figura 7-45. El telescopio Newtoniano utiliza un espejo en el foco del objetivo para desviar la
imagen hacia el ocular. La observación se realiza entonces desde un costado del tubo
del telescopio.

Las imágenes que se obtienen con un telescopio, al igual que con los
microscopios, están invertidas. Esto no presupone ninguna dificultad si lo que se
observan son objetos estelares. Pero en el caso de los anteojos para observación
terrestre, o largavistas, este hecho puede ocasionar muchas molestias. Para solucionar
este inconveniente se suele utilizar un sistema, compuesto por prismas, que procesan
la luz que entra al anteojo, invirtiendo la imagen y permitiendo observarla derecha.

327
Óptica Geométrica e Instrumentos Ópticos

7-44. Un telescopio refractor tiene un objetivo de diámetro 102 cm y una distancia


focal de 19,5 m. Si la distancia focal del ocular es de 10 cm.
a) ¿Cuál es su poder amplificador?
b) Haga el diagrama de rayos correspondiente a la observación de una estrella muy
distante.

7-45. Diseñe un telescopio refractor utilizando como objetivo una lente delgada
convergente de 50 cm de distancia focal y como ocular una lente delgada,
convergente, de 10 cm de distancia focal.

a) Un haz de luz, paralelo al eje óptico, incide sobre el objetivo. Realice un gráfico
a escala indicando la marcha de la luz a través del sistema.
b) Deduzca y calcule la expresión del aumento angular.

328
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Bibliografía:

• Física Vol. 2, Tipler. Ed. Reverté.


• Física, Feynman Lectures on Physics, Vol. 1, R. Feynman, R.B. Leighton y M.
Sands. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Óptica, Hecht-Zajac. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Física, vol. 2, parte 2, Roller y Blum. Ed. Reverté.
• Física Conceptual, Hewitt. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.

329
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

271
Capítulo 8

Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz.


Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Introducción:
Hasta ahora sólo hemos estudiado el fenómeno ondulatorio restringido a una
única dimensión. En un espacio unidimensional, la única solución de la ecuación
lineal de ondas es la onda plana, pero cuando extendemos el estudio a espacios de
mayor dimensión, aparecen nuevas soluciones posibles. En particular en el espacio,
las ondas planas pueden propagarse en una dirección arbitraria, no necesariamente
concordante con alguno de los ejes cartesianos.
Pero no sólo las ondas planas son solución de la ecuación lineal de ondas, por
ejemplo, si tiramos una piedrita sobre el agua, no vemos ondas planas sino que
observamos la propagación de la perturbación en todas las direcciones por igual,
formando frentes de onda circulares. En un espacio de dos dimensiones (el plano) las
ondas circulares son también solución. En el espacio tridimensional, se agregan más
soluciones, como por ejemplo, las ondas esféricas y cilíndricas.
La descripción del fenómeno ondulatorio a través de una onda plana o
esférica o cilíndrica, depende del origen de la perturbación y de la simetría del
problema.
En la Naturaleza las ondas planas, esféricas o cilíndricas, representan sólo una
idealización, y el fenómeno ondulatorio se manifiesta en formas más complejas, pero
en general es posible modelar la situación real a partir de una superposición adecuada
de ondas ideales.

Además, por simplicidad, hasta ahora sólo hemos considerado que la


perturbación ondulatoria ψ( x, t ) es un escalar, comprobaremos en este capítulo que
un número no alcanza para la descripción de una onda transversal, que necesitamos
un vector que de cuenta de la dirección de la perturbación (polarización). El carácter
vectorial de las ondas transversales, se manifiesta en la aparición de fenómenos
característicos, propios de este tipo de ondas, que pueden observarse en la
Naturaleza.

Sabemos que las ondas sonoras corresponden a la propagación de vibraciones


de la densidad del aire (aumento o disminución local de la densidad), a lo largo de la
dirección de propagación. Por lo cual, existe una única dirección característica de la
onda, que es la de propagación. Por esta razón, se las llama ondas longitudinales, y
alcanza con un solo número ψ ( x, t ) (escalar) para describir a la onda. En el caso del
sonido, ψ ( x, t ) representa las variaciones de densidad o presión respecto de la
situación de equilibrio.

Las ondas en una cuerda, en una membrana (como una cama elástica), o las
que se producen sobre la superficie del agua (cuando la perturbación es pequeña),
corresponden a la propagación de un movimiento transversal de las partículas del

333
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

medio, suben y bajan (vibran) perpendicularmente a la dirección de propagación de


la onda.
Por simplicidad, hasta el momento, hemos analizado ejemplos de propagación
de ondas transversales sobre cuerdas tendidas en la dirección x, y considerado las
vibraciones en la dirección y (perpendicular a la dirección de propagación). Por esta
razón, nos alcanzó con el plano x-y para la descripción de la onda y hemos
representado a los apartamientos (en la dirección y) con un número ψ( x , t ) .
Pero claramente, las vibraciones en una cuerda pueden producirse también en
otras direcciones, tal como la dirección z, o cualquier dirección contenida en el plano
y-z (desplazamientos en ese plano resultan perpendiculares a la dirección de
propagación x). Por esta razón, no alcanza con un número para describir el
r
desplazamiento en una onda transversal, necesitamos un vector ψ( x , t ) que describe
la dirección y sentido del apartamiento y cuyo modulo representa la amplitud del
desplazamiento.
En general, si la onda es transversal, hay todo un plano, perpendicular a la
dirección de propagación, donde puede estar ocurriendo la perturbación. La
perturbación ya no puede ser un escalar, sino que la magnitud que se propaga tiene
un carácter vectorial. El carácter vectorial de la perturbación determina una nueva
propiedad asociada a la propagación de la onda, llamada polarización, que será el
tema principal de estudio en este capítulo.

A través de este capítulo comprobaremos que hay una mayor riqueza de


comportamiento en la propagación de ondas transversales que en el caso de las
longitudinales. En particular, la observación de fenómenos asociados a polarización,
resultaron una evidencia importante para aceptar el carácter ondulatorio de la luz y
determinar si la perturbación es transversal o longitudinal.
Para fijar ideas pensemos en una cuerda tensa, sujeta por un extremo a una
pared, tal que la dirección de la cuerda coincide con el eje x. La cuerda está tendida
a través de una abertura larga y estrecha (rendija), y la abertura posee su eje en la
dirección y (ver figura 8-1).
Supongamos ahora que, agitamos la cuerda en la dirección vertical (onda
linealmente polarizada en la dirección y), el movimiento ondulatorio se propaga a
través de la cuerda y atraviesa la rendija sin inconvenientes. Pero si la cuerda se
excita en la dirección horizontal (onda linealmente polarizada en la dirección z) el
movimiento ondulatorio se atenúa al atravesar la abertura, y del otro lado de la
misma no se nota un movimiento apreciable de la cuerda (ver figura 8-1).

334
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 8-1: Onda transversal en una cuerda, atravesando una ventana angosta. Si oscila en la
misma dirección de la ventana se transmite completamente, mientras que si oscila en
una dirección perpendicular la onda transmitida se atenúa.

La rendija actúa como un analizador que sólo permite la propagación de


ondas con una polarización determinada, en este caso ondas que vibran en la
dirección y (onda linealmente polarizada en la dirección y).

Por supuesto, los movimientos horizontales y verticales no son la única forma


en que podemos excitar ondas en la cuerda. Resulta posible perturbar a la cuerda en
cualquier dirección (diagonal) contenida en un plano perpendicular a la dirección de
propagación (siempre es posible describir la perturbación
r
como superposición de
oscilaciones horizontales y verticales, proyectando ψ sobre los ejes). Si una onda
polarizada en una dirección arbitraria incide sobre la rendija, del otro lado veremos
que la cuerda oscila mayormente en la dirección vertical, o sea que, la rendija se
comporta (aproximadamente) como si proyectara la onda sobre el eje y.

Decimos que una onda transversal se halla linealmente polarizada si el medio


mantiene la dirección de oscilación en el tiempo y en el espacio, de tal forma que, la

335
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

dirección de propagación y la dirección de vibración determinan un plano en el que


vive permanentemente la onda, al que llamaremos plano de polarización.

En el ejemplo de la figura 8-1, rtambién podemos mover la mano en forma


circular, en este caso la perturbación ψ no mantiene su dirección constante en el
espacio y el tiempo sino que gira permanentemente (podemos pensar que el plano de
polarización rota alrededor del eje que coincide con la dirección de propagación),
decimos que la onda está circularmente polarizada.
Luego analizaremos el caso general en donde la amplitud de vibración no es
la misma en la dirección horizontal y vertical, dando origen a ondas con polarización
elíptica. Comprobaremos que estos tipos de perturbación pueden describirse como
superposición de oscilaciones polarizadas linealmente.

Las primeras evidencias sobre el carácter transversal de la luz se deben a


Bartholinus (siglo XVII), el cual, realizó experiencias con un cristal llamado espato
de Islandia (actualmente conocido como calcita).
Como discutimos en el capítulo anterior, por esa época no se sabía si la luz
era un chorro de partículas o una onda y, en caso que fuera una onda, si era
longitudinal o transversal. Bartholinus encontró que si se observaba un objeto a
través de un cristal de calcita, se veían dos imágenes del objeto. Este fenómeno no
fue bien comprendido en su momento, pero hoy sabemos que está asociado a la
asimetría en la estructura del cristal, tal que existe una dirección preferencial en el
mismo llamada eje óptico. Debido a esta anisotropía del material, es como si la luz
viera índices de refracción distintos de acuerdo a cual sea su estado de polarización.

En este capítulo, estudiaremos la forma general en que se describe una onda


en el espacio y analizaremos el fenómeno de polarización de la luz.

Los ejercicios recomendados son el 2, 7, 11, 12, 18, 25 y 27.

8-1. Guía Teórica. Ecuación de ondas tridimensionales.


Ondas Planas:
En el capítulo 4 (ver guía teórica 4-7), hemos estudiado la ecuación
diferencial lineal de ondas (no dispersiva), en una dimensión (eje x),

∂ 2 Ψ( x , t ) 1 ∂ 2 Ψ( x , t )
= 2 (Ecuación lineal de ondas) 8-1
∂ x2 v ∂ t2

336
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Donde Ψ( x , t ) es un número (escalar) que representa el valor de la perturbación en


una dada posición x del espacio y en un determinado instante t.
Demostramos que cualquier función de onda (unidimensional) cuya
dependencia funcional con el tiempo y la posición es del tipo,

Ψ ( x, t ) = f ( x ± v t ) (Onda plana) 8-2

donde f ( x) es una función continua y dos veces derivable, es solución de la


ecuación de ondas 8-1, y puede representar la evolución de una onda plana que se
propaga en una única dirección sin deformación.
A partir de 8-2, concluimos que la solución más general de la ecuación de
ondas (en una dimensión) es una combinación lineal de ondas propagándose en
ambas direcciones:

Ψ ( x, t ) = c1 f ( x − vt ) + c 2 g ( x + vt ) , 8-3

donde c1 y c2 son dos constantes cualesquiera y f y g son funciones arbitrarias dos


veces derivables (verifique que la función de ondas 8-3 es solución de la ecuación de
ondas 8-1).
Hemos estudiado, como ejemplo importante de ondas planas en una
dimensión, a las ondas armónicas, tales como,

a) Ψ ( x, t ) = Asen(kx − ωt )

b) Ψ( x , t ) = A cos( kx + ωt )

c) Ψ ( x, t ) = A e i (kx −ωt )


donde k = es el número de ondas (escalar) y ω es la frecuencia angular. Las
λ
cantidades k y ω no son independientes, sino que están relacionadas por la relación
de dispersión:

ω = kv 8-4

En el caso de ondas que se propagan en el espacio (ondas tridimensionales),


la ecuación de ondas debe modificarse. Usando argumentos intuitivos de invariancia
y simetría, la ecuación de ondas tridimensional puede obtenerse como una
generalización de la ecuación 8-1, agregando términos de tal forma que las variables
x, y y z participen “democráticamente” en la ecuación (arte del tanteo), o sea,

337
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) 1 ∂ 2 Ψ( x , y , z , t )
+ + = 8-5
∂ x2 ∂ y2 ∂ z2 v2 ∂ t2

Definiendo al Laplaciano de una función (comúnmente se nota ∇ 2 ) como,

∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t )
∇ Ψ( x , y , z , t ) =
2
+ + 8-6
∂ x2 ∂ y2 ∂ z2

la ecuación de ondas 8-5 puede compactarse en la forma,

1 ∂ 2 Ψ( x , y , z , t )
∇ Ψ( x , y , z , t ) =
2
8-7
v2 ∂ t2

Las ondas planas siguen siendo solución de la ecuación 8-5 (o 8-7), pero no
son las únicas posibles en el espacio, luego veremos que existen otras soluciones,
tales como las ondas esféricas y cilíndricas. Por su importancia y simplicidad,
analizaremos primero la propagación de ondas planas.
Ondas planas en el espacio: En tres dimensiones, las ondas no sólo pueden
propagarse en la dirección x, como hasta ahora hemos analizado, sino en cualquier
dirección arbitraria. Como ejemplo, escribimos tres ondas planas armónicas
propagándose en las direcciones positivas de x, y y z,

Onda plana propagándose en la dirección x:

Ψ ( x, y, z , t ) = f ( x − v t ) = A cos(kx − ω t ) 8-8

Onda plana propagándose en la dirección y:

Ψ ( x, y, z , t ) = f ( y − v t ) = A cos(ky − ω t ) 8-9

Onda plana propagándose en la dirección z:

Ψ ( x, y, z , t ) = f ( z − v t ) = A cos(kz − ω t ) 8-10

Note que la onda plana que se propaga en la dirección x (ec. 8-8) no depende
de las coordenadas y y z. Esto significa que el valor de la función de onda Ψ es el
mismo sobre todo el plano y-z, sólo depende de la variable x. Justamente por esta
razón, a este tipo de ondas se las denomina ondas planas, ya que, son planos

338
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

(infinitos) propagándose en el espacio (ver figura 8-2), todos los puntos de un plano
tienen asociado el mismo valor de Ψ .
En la figura 8-2 hemos representado una onda armónica (onda plana),
propagándose en la dirección x, en un instante fijo t = 0 (“foto de la onda”). Hemos
identificado los planos en donde la amplitud de la onda es máxima (en módulo),
todos los puntos del plano tienen la misma amplitud máxima.

x=0 x=1 x=3


x=2
x
z

(
Ψ x = 0, y , z , t ) (
Ψ x = 1, y , z , t ) (
Ψ x = 2, y , z , t ) (
Ψ x = 3, y , z , t )

Figura 8-2: Onda plana propagándose en la dirección x. La amplitud de la onda es la misma


sobre todo el plano perpendicular a la dirección de propagación.

La figura 8-2, podría representar una onda plana sonora (ideal), donde cada
plano representa los puntos del espacio donde, por ejemplo, la variación de presión
es máxima.
En el ejemplo de la ecuación 8-8, el desplazamiento Ψ es máximo en los
puntos del espacio x e instantes de tiempo t que satisfacen la relación,

cos(kx − ω t ) = 1 ⇔ fase = kx − ω t = mπ con m∈Ζ 8-11

Es decir, cada plano se halla formado por todos los puntos del espacio con el mismo
valor de la fase kx − ω t . Cada valor del entero m determina un plano en donde la
amplitud de la onda es máxima (ver figura 8-2).

339
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Para fijar ideas, supongamos que analizamos el plano determinado por m = 0 ,


entonces, a partir de 8-11, obtenemos la posición que ocupa el plano a medida que
transcurre el tiempo,

ω
x= t = vt 8-12
k

comprobando que el plano se desplaza hacia la derecha con velocidad v.


En general para cualquier otro valor de amplitud, x y t se relacionan por,

fase = kx − ω t = constante 8-13

donde el valor de la constante es distinto para cada valor de amplitud de la onda.

Verifiquemos que una onda plana armónica como la 8-8 (o 8-9 o 8-10) es
solución de la ecuación de ondas tridimensional 8-5. Derivando la función de onda
armónica 8-8 dos veces respecto de x, y, z y de t obtenemos,

∂ 2 Ψ ( x, y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t )
= k 2 A cos(kx − ω t ) , = 0, =0
∂x 2
∂y 2 ∂z 2

∂ 2 Ψ ( x, y , z , t )
= ω 2 A cos(kx − ω t )
∂t 2

comprobando que la función armónica 8-8 es solución de la ecuación de ondas


tridimensional 8-5 (o 8-7) si se satisface la relación de dispersión (lineal) (ver ec. 8-
4),

ω = v. k

ya que se cumple,

1 ∂ 2 Ψ ( x, y , z , t ) ω 2
∇ 2 Ψ ( x, y, z , t ) = k 2 A cos(kx − ω t ) = = 2 A cos(kx − ω t )
v2 ∂ t 2 v

Onda armónica propagándose en una dirección arbitraria: Las ondas armónicas 8-8,
8-9 y 8-10 son fáciles de escribir ya que se propagan paralelas a los ejes cartesianos,

340
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

de esta forma, para describir la fase de la onda sólo nos basta con una única
coordenada, por ejemplo en la ecuación 8-13, con la coordenada x,

fase = kx − ω t = constante

En lo que sigue queremos generalizar la descripción para una onda plana que
se propaga en una dirección arbitraria. La fase debe ser función de las tres
coordenadas x, y y z (las cuales, determinan la posición de un punto arbitrario del
r
espacio r = x iˆ + y ˆj + z kˆ ).
Primero tanteemos un poco. Reescribimos a la ecuación 8-13, de tal forma,
que contenga a las demás coordenadas (y y z),

fase = kx + 0 y + 0 z − ω t = constante 8-14

A partir de la expresión 8-14, intuimos que puede ayudarnos definir un vector


r
número de onda k , con coordenadas,
r
k = k iˆ + 0 ˆj + 0 kˆ 8-15

y módulo,
r 2π
k =k= , 8-16
λ
cuya dirección concuerda con la dirección de propagación de la onda (en el ejemplo,
dirección x ), o “en la dirección del rayo” . De tal forma que, la fase (ec. 8-14) puede
r
reescribirse en función de r = x iˆ + y ˆj + z kˆ (posición de un punto cualquiera del
r
espacio) y del vector número de onda k , como,
rr
fase = k .r − ω t = kx + 0 y + 0 z − ω t = constante 8-17

r
A partir de lo tanteado, intuimos que el vector número de onda k es un buen
candidato para indicar la dirección de la propagación de la onda en el espacio.

341
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Definimos al vector número de onda, de componentes k x , k y y k z , como,


r
k = k x iˆ + k y ˆj + k z kˆ 8-18

cuyo módulo es (al igual que el caso unidimensional),

r 2 2 2 2π
k = k = kx + ky + kz = 8-19
λ

y cuya dirección determina la dirección de propagación de la onda (“dirección del


rayo”), ver figura 8-3.

Sobre la base de esta definición, podemos proponer como candidata a fase de


la onda en tres dimensiones a la expresión:
r r
fase = k ⋅ r − ωt = k x x + k y y + k z z − ωt . 8-20

(lo que acabamos de hacer no es una demostración rigurosa, sino que estamos
proponiendo una forma de solución, después habrá que probar que es válida).

Enseguida comprobaremos que con esta propuesta, los puntos de fase


constante definen un plano perpendicular a la dirección de propagación, determinada
r ω ω
por el vector k ; y que estos planos se propagan con velocidad v = r = .
k k
De acuerdo a lo discutido, proponemos como solución (onda plana) de la
ecuación de ondas tridimensional, a la expresión:
r r r r r
Ψ (r , t ) = c1 f (k ⋅ r − ωt ) + c 2 g (k ⋅ r + ωt ) , 8-21

que en el caso particular de que la onda se propague en la dirección de uno de los


ejes coordenados, coincide con la ecuación 8-3. Por la forma en que definimos la
r
fase, la función f corresponde a una onda que se propaga en la dirección k ,
r
mientras que g debe entenderse como una onda que se propaga en la dirección − k .
Queda como ejercicio para el lector comprobar que la función 8-21 es solución de la
ecuación lineal de ondas en el espacio.

342
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Escribimos algunos ejemplos de ondas armónicas (escalares), propagándose


en una dirección arbitraria del espacio:
r rr
a) Ψ (r , t ) = A cos(k .r − ωt )
r rr
b) Ψ (r , t ) = A sen(k .r − ωt )
r rr
c) Ψ (r , t ) = A e i ( k .r −ωt )

Comprobaremos que los puntos de fase constante definen un plano


r
perpendicular a la dirección de propagación, determinada por el vector k .
Saltee en una primera lectura

A partir de nuestros conocimientos de geometría, sabemos hallar la ecuación de un plano


que pasa por el origen y es perpendicular a un vector dado, en nuestro caso perpendicular al vector
r r
k . El plano queda definido por todos los puntos r = x iˆ + y ˆj + z kˆ del espacio perpendiculares
r
al vector k , es decir,
rr
k .r = 0 8-22

Ahora si en lugar de que el plano pase por el origen queremos que pase por un punto
r
r0 = x0 iˆ + y 0 ˆj + z 0 kˆ cualquiera del espacio, la ecuación 8-22 se transforma en (ver figura 8-3),
r r r
k .(r − r0 ) = 0 8-23

r
es decir, el nuevo plano queda definido por todos los puntos r = x iˆ + y ˆj + z kˆ del espacio, tal
r r r
que el vector r − r0 resulta perpendicular al vector k (ver figura 8-3). A partir de 8-23 podemos
escribir a la ecuación del plano como,
rr rr
⇒ k .r = k .r0 = constante 8-24

La ecuación 8-24 nos dice que los puntos, pertenecientes al plano, son aquellos cuya
r
proyección sobre el vector k se mantiene constante, ese número constante determina la ubicación
r
del plano (y el vector k su orientación). La ecuación 8-24 también puede escribirse,
r r
k . r = kr cos θ = constante 8-25
r r
siendo θ el ángulo comprendido entre k y r (ver figura 8-3).

343
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

y
r
k

d = r cosθ r r r
r r − r0
θ r
r0
x

r
Figura 8-3: Onda plana propagándose en la dirección k . La amplitud de la onda es la misma
sobre todo el plano perpendicular a la dirección de propagación.

r r r
Ya comprobamos que el producto k . r = constante determina un plano perpendicular a k ,
ω
ahora queremos que ese plano se propague con velocidad v = . Intuimos que la forma de lograrlo
k
es reemplazando al número constante por un número que evolucione en el tiempo (ver ecuación 8-
27).
A partir de 8-25 y observando la figura 8-3, comprobamos que el plano se halla a una
distancia del origen igual a,

cte(t )
d = r cos θ = 8-26
k
Note que hemos puesto cte(t) porque queremos que, a medida que transcurre el tiempo, la
onda avance y el plano vaya cambiando, alejándose del origen. Por analogía con la función de onda
unidimensional, propondremos:

cte(t ) = constante + ωt , 8-27

344
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

donde ω corresponde a la frecuencia angular de la onda. Entonces, vemos que la distancia al origen
ω
crece al aumentar el tiempo, a una velocidad dada por v = ; como se deduce de la expresión de la
k
distancia del origen al plano:

cte(t ) constante + ωt constante ωt constante


d= = = + = + vt . 8-28
k k k k k
Con la suposición que efectuamos, obtenemos un plano que se aleja del origen a la velocidad
de propagación v y, por añadidura resulta satisfecha la relación de dispersión (ec. 8-4).

Retome la lectura

Sobre la base de la discusión anterior, los puntos del espacio de igual fase
rr r
( k .r − ωt ), representan planos perpendiculares al vector número de onda k , que se
ω
propagan a velocidad v = , ya que,
k
rr rr
k .r = cte(t ) = constante + ωt ⇒ fase = k .r − ωt = constante 8-29

describe la propagación de un plano.

Ondas estacionarias (saltear en una primera lectura): En el capítulo 5, hemos estudiado


detenidamente a las ondas estacionarias en una dimensión (por ejemplo, en una cuerda). Allí
comprobamos que las condiciones de contorno obligan al sistema a oscilar en modos bien
determinados, dando origen a las frecuencias de resonancia del sistema.
En más de una dimensión el problema resulta similar (no nos extenderemos mucho en su
estudio, para más información consultar en el Vol. 3 de Berkeley). Como ejemplo supongamos que
estudiamos las oscilaciones de un parche de tambor cuadrado de lado l. Las condiciones de contorno
de este problema implican que la amplitud de oscilación se anula en los bordes (ver ecuaciones 8-32,
8-33, 8-34 y 8-35).
La generalización de una onda estacionaria en dos dimensiones, suponiendo que el parche
se halla en el plano x-y y los desplazamientos Ψ se producen sobre el eje z, resulta (sin tener en
cuenta posibles fases),

( )
Ψ( x , y , t ) = A sen( k x x ) sen k y y cos( ωt ) 8-30

donde se cumple la relación de dispersión,

ω
k = k x2 + k y2 = 8-31
v

345
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

y v es la velocidad de propagación de la onda en el parche (verifique que la función de onda 30


satisface la ecuación de ondas tridimensional, discuta sobre ¿por qué la función 8-30 describe a una
onda estacionaria?).
Suponiendo que el parche se halla recostado sobre los ejes x e y, las condiciones de contorno
del sistema son,

( )
Ψ( x = 0, y , t ) = A sen( k x 0) sen k y y cos( ωt ) = 0 8-32

( )
Ψ( x = l , y , t ) = A sen( k x l ) sen k y y cos( ωt ) = 0 8-33

( )
Ψ( x , y = 0, t ) = A sen( k x x ) sen k y 0 cos( ωt ) = 0 8-34

( )
Ψ( x , y = l , t ) = A sen( k x x ) sen k y l cos( ωt ) = 0 8-35

Las ecuaciones 8-32 y 8-34, se satisfacen siempre, pero la 8-33 y la 8-35 sólo se satisfacen (en todo
momento) sí se cumple que,

k x l = mπ k y l = m′π 8-36

La relación 8-36, condiciona definitivamente a las frecuencias de oscilación posibles, de la


onda estacionaria bidimensional, llamadas frecuencias de resonancia. Estas frecuencias se obtienen
a partir de las ecuaciones 8-31 y 8-36, asignándoles valores enteros a los números m y m′ .

Si el parche fuera circular, ¡como todo parche decente!, las condiciones de contorno
resultan distintas y las ondas estacionarias poseen simetría cilíndrica. En general, el tipo de onda
estacionaria queda determinado por las simetrías del sistema.

8-2. (Recomendado). Escriba la función de onda de una onda armónica escalar, de


amplitud unidad y λ = 1m , que se propaga con una velocidad v = 2 m seg ,
a) en la dirección z.
b) en la dirección y.
c) sobre el plano x − y formando 30 o con el eje x.

8-3. Compruebe que


r
cualquiera de las tres expresiones siguientes,
r r
a) Ψ (r , t ) = A cos(k .r − ωt )
r rr
b) Ψ (r , t ) = A sen(k .r − ωt )
r rr
c) Ψ (r , t ) = A e i ( k .r −ωt )

346
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

es solución de la ecuación de ondas en tres dimensiones, si se cumple la relación de


2 2 2
dispersión: ω 2 = (k x + k y + k z ) v 2

8-4. Guía Teórica. Ondas esféricas:


Las ondas planas son la única solución de la ecuación de ondas
unidimensional, pero cuando aumentamos la dimensión del espacio aparecen nuevas
soluciones que representan otro tipo de ondas no-dispersivas.
Por ejemplo, si tenemos un recipiente con agua y, en algún punto de la
superficie, agitamos suavemente, hacia arriba y hacia abajo, vemos como se
producen ondas bidimensionales, que se propagan por la superficie del fluido,
formando círculos concéntricos. Asimismo, aún cuando no las podamos ver tan
fácilmente como en el caso anterior, podemos suponer debido a la simetría del
problema que, al golpear con un palillo el parche de un tambor, o una superficie
delgada metálica, generamos ondas bidimensionales concéntricas. La propagación de
estas ondas superficiales, a su vez, genera vibraciones en el aire circundante, que
luego se traducen en ondas acústicas tridimensionales, las cuales seguramente no se
propagan como ondas planas en las inmediaciones de la superficie.
Si consideramos una fuente puntual de luz, como una lámpara muy pequeña,
la radiación que emana de ella lo hace en forma de ondas tridimensionales que se
propagan isotrópicamente por todo el espacio denominadas ondas esféricas.
En las ondas esféricas, las superficies de igual fase son superficies esféricas
que se expanden radialmente a partir de un punto o fuente de ondas, por lo cual,
como veremos, no mantienen su amplitud constante, sino que, ésta disminuye a
medida que la onda se aleja de la fuente, ver figura 8-4.

Fuente
r

Frente de onda

Figura 8-4: Onda esférica. Frentes de onda alejándose de una fuente puntual.

En la figura 8-4 hemos denominado frente de onda a la superficie esférica que


posee la misma fase (por ejemplo, una cresta), y por ende, tiene el mismo valor de la
función de onda Ψ .

347
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Primero trataremos de hallar la descripción matemática de una función de


onda esférica sobre la base de argumentos físicos muy poco formalizados y
principalmente basándonos en el “arte del tanteo”:
La densidad de energía de una onda, en muchos sistemas físicos, depende de
la amplitud al cuadrado de la onda. En el caso de una onda plana, su amplitud no
varía a medida que se propaga, por lo cual, la potencia transmitida por la onda se
mantiene constante.
En el caso de una onda esférica, la onda no puede conservar su amplitud al
expandirse radialmente, ya que si se mantuviera constante, ocupando una superficie
cada vez mayor, esto significaría un aumento de la energía, lo cual no resulta posible,
si el sistema es conservativo (ejemplo de sistema no conservativo: gas en
combustión).
Aceptamos que la densidad de energía llevada por la onda resulta
proporcional a la amplitud al cuadrado, es decir,

dE ∝ A 2

por consiguiente, la energía transportada por un frente de ondas, de radio r, la


podemos hallar multiplicando a la densidad de energía por el área de la superficie
esférica del frente de ondas,

E ∝ A 2 . Sup = A 2 .4πr 2

Como suponemos que el frente de ondas debe llevar una energía constante, al
expandirse debe disminuir la densidad de energía. Esto puede lograrse si la amplitud
de la onda decrece a medida que aumenta el radio r, en forma inversamente
proporcional al radio, es decir,
1
A∝
r
de esta forma, al elevar al cuadrado y multiplicar por la superficie de la esfera nos da
una constante independiente del radio.
Lo discutido nos da fuerzas para proponer como descripción de una onda
esférica a la función de onda,
1
Ψ( x , y , z , t ) = f ( r ± vt ) (Onda esférica) 8-37
r

donde r = x2 + y2 + z2 .
El ± indica ondas expandiéndose (−), desde la fuente, y ondas confluyendo
desde el infinito al punto central (+), respectivamente.

348
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

En el apartado siguiente comprobaremos que la función de onda dada en 8-37


es solución de la ecuación lineal de ondas tridimensional (ec 8-5), para todo punto
excepto en el origen o fuente de ondas. Para tener en cuenta la fuente, la ecuación de
ondas debe modificarse levemente.

Descripción matemática de una función de onda esférica (Saltee en una primera


lectura):

Debido a la simetría esférica del problema, ninguna dirección es preferencial respecto de


cualquier otra, y resulta más conveniente trabajar con coordenadas esféricas, que se adaptan mejor a
la simetría del problema, ver figura 8-5 .

r
r
θ

y
φ
x

Figura 8-5: Coordenadas esféricas.

Como se puede deducir a partir de la figura 8-5, la relación entre los


sistemas de coordenadas cartesianas y esféricas está dada por las ecuaciones de
transformación siguientes:

⎧ x = r sen θ cos φ

⎪⎪
⎨ y = r sen θ sen φ 8-38


⎩⎪ z = r cosθ

349
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Entonces, si decidimos trabajar en coordenadas esféricas la ecuación diferencial de ondas adopta


una forma muy diferente, y de apariencia bastante complicada. En esta representación de
coordenadas la ecuación se convierte en:

r r
1 ∂ 2 (rΨ (r , t )) 1 ∂ ⎛ ∂Ψ (r , t ) ⎞
+ ⎜ senθ ⎟+
r ∂r 2 r 2 senθ ∂θ ⎝ ∂θ ⎠
8-39
r r
1 ∂ Ψ (r , t )
2
1 ∂ 2 Ψ (r , t )
− 2 = 0
r 2 sen 2θ ∂φ 2 v ∂t 2

No obstante el aspecto tan horrible y desesperanzador de esta expresión


veremos que, cuando el problema tiene simetría esférica, es mucho más fácil de
trabajar con ella que con la ecuación en coordenadas en cartesianas.
En efecto, volviendo al caso de una fuente puntual de luz, que emite radiación en forma
completamente isótropa. Si colocamos el sistema de coordenadas justo en la fuente, es claro que éste
es un problema con simetría esférica. Entonces la perturbación ondulatoria no puede depender de las
coordenadas angulares porque, si así fuera, la función de onda cambiaría dependería de la dirección
en que estemos mirando, por lo cual, la función de onda toma la forma:
r
Ψ (r , t ) = Ψ (r , θ, φ, t ) = Ψ (r , t ) , 8-40

donde la última igualdad se debe precisamente a la simetría de revolución alrededor de cualquier eje
centrado en la fuente. Pero entonces, como Ψ no depende de las variables angulares, sus derivadas
respecto de éstas dan cero y la ecuación de ondas se convierte en:
r r
1 ∂ 2 (rΨ (r , t )) 1 ∂ 2 Ψ (r , t )
− 2 = 0. 8-41
r ∂r 2 v ∂t 2
¡Ahora no tiene un aspecto tan horrible! Más aún, si multiplicamos esta ecuación por r, y recordamos
que r y t son variables independientes, obtenemos:
r r
∂ 2 (rΨ (r , t )) 1 ∂ 2 (rΨ (r , t ))
− 2 = 0, 8-42
∂r 2 v ∂t 2

que resulta ser una vieja conocida, ¡es la ecuación unidimensional de ondas para la función r Ψ !.
Como ya sabemos la solución más general de esta ecuación es de la forma:

rΨ (r , t ) = c1 f (r − vt ) + c 2 g (r + vt ) , 8-43

de lo cual deducimos que, si r ≠ 0 , la solución más general para una onda esférica es de la forma:

f (r − vt ) g (r + vt )
Ψ (r , t ) = c1 + c2 . 8-44
r r

350
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Recordemos que f y g son funciones arbitrarias, dos veces diferenciables. Esta solución se
interpreta como una superposición de una onda que sale de la fuente (f) y otra que se aproxima a la
fuente (g). Notemos que la solución en el origen (el punto r=0), presenta una singularidad, allí la
función de onda diverge, no está bien definida. Esto sin embargo no representa un gran problema.
Desde el punto de vista físico, el origen de coordenadas corresponde a la fuente de ondas y allí no
nos interesa estudiar las ondas viajeras. No obstante, debemos mencionar que es posible describir la
singularidad matemáticamente apelando a ciertas funciones especiales (la delta de Dirac), pero ese
es un tema que está más allá del alcance del texto.

Para simplificar un poco la notación sólo vamos a considerar las ondas salientes. Así como
antes encontramos algunas expresiones para ondas planas no dispersivas, ahora podemos
representar una onda esférica, propagándose radialmente, por ejemplo, como:

r p
Ψ (r , t ) = cos(kr − ωt ) , o
r

r p
Ψ (r , t ) = sen(kr − ωt ) , o
r

r p
Ψ (r , t ) = e i ( kr −ωt ) .
r
Resaltemos algunos aspectos interesantes de estas expresiones:
r
a) Como la onda es esférica, la dirección de propagación, definida por el vector k , es la dirección
r r
radial, de allí que k ⋅ r = kr .

b) La onda va perdiendo intensidad, se va atenuando, a medida que avanza, ya que su amplitud


decrece como 1/r; este resultado era de esperar ya que si no fuese así violaríamos el principio de
conservación de la energía, como ya hemos discutido.

c) El cuadrado de p resulta proporcional a la energía emitida por la fuente, en la unidad de tiempo


(potencia).

d) Los frentes de onda corresponden a esferas concéntricas centradas en el origen del sistema de
coordenadas.

Ejercicio: Escriba expresiones similares a las anteriores, pero para una onda entrante. ¿Qué ocurre
con la amplitud de la onda a medida que nos aproximamos al origen de coordenadas?

Ejercicio: Comprobar que cualquiera de las tres expresiones anteriores es solución de la ecuación de
ondas esféricas en tres dimensiones, si se cumple la relación de dispersión:

ω= k v

351
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Además de las ondas planas y de las esféricas, hay otra familia de ondas muy
importante: las ondas cilíndricas. Estas ondas se generan cuando la fuente es muy
larga y delgada, de aspecto filiforme. Se puede observar ondas aproximadamente
cilíndricas, por ejemplo, en las cercanías del punto medio de un tubo fluorescente
muy largo, o cuando se hace pasar un haz de luz a través de una abertura muy larga y
estrecha (lo que usualmente denominamos rendija). No vamos a mostrar las técnicas
matemáticas asociadas a este tipo de ondas, porque no las necesitamos para trabajar,
pero es importante saber que existen y que aparecen en muchas situaciones físicas,
como veremos más adelante.

8-5. Guía Teórica. Descripción vectorial de una onda transversal:


Ondas Electromagnéticas.
En la introducción de este capítulo ya hemos anticipado que, para describir a
una onda transversal, no alcanza con un escalar, sino que la perturbación ondulatoria
posee un carácter vectorial.
Dimos como ejemplo la propagación de una onda transversal en una cuerda,
en donde la oscilación puede desarrollarse en cualquier dirección perpendicular a la
dirección de propagación, por lo cual, el desplazamiento de la cuerda debe ser un
r
vector ψ( x , t ) , que describe la dirección y sentido del apartamiento y cuyo módulo
representa la amplitud del desplazamiento.
En general, si la onda es transversal, el medio puede vibrar en cualquier
dirección contenida en un plano perpendicular a la dirección de propagación. La
perturbación ya no puede ser un escalar, sino que la magnitud que se propaga tiene
un carácter vectorial.
r
Cada componente del vector de onda ψ( x , t ) debe satisfacer la ecuación de
ondas, o sea, debe cumplirse,
r r r r
∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) ∂ 2 Ψ( x , y , z , t ) 1 ∂ 2 Ψ( x , y , z , t )
+ + = 8-45
∂ x2 ∂ y2 ∂ z2 v2 ∂ t2

o en forma compacta,
r
1 ∂ Ψ( x , y , z , t )
2
r
∇ Ψ( x , y , z , t ) = 2
2
(ecuación vectorial de ondas) 8-46
v ∂ t2

Note que la ecuación 8-45 (o 8-46), en realidad, representa tres ecuaciones de onda,
una para cada componente del vector.

352
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

El carácter vectorial de la perturbación determina una nueva propiedad


asociada a la propagación de la onda, llamada polarización. En este capítulo,
estudiaremos el fenómeno de polarización asociado a ondas de luz.

353
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Ondas Electromagnéticas:

En el capítulo anterior comenzamos a estudiar las ondas luminosas, allí


afirmamos que no son otra cosa que ondas electromagnéticas, en donde los campos
eléctrico y magnético oscilan y se propagan en el espacio, sin necesidad de un medio
que los sustente, a diferencia de lo que ocurre en el caso del sonido que necesita un
medio material para propagarse (las ondas electromagnéticas se propagan en el
vacío).
Se puede deducir, a partir de la teoría electromagnética (leyes de Maxwell),
que las cargas eléctricas en movimiento acelerado generan campos eléctricos y
magnéticos acoplados, que se propagan en el espacio. Lejos de las fuentes que
generan estos campos, los mismos se propagan como ondas transversales y
aproximadamente planas. Estas ondas planas tienen una dirección de propagación
r
dada por el vector de onda k , mientras que la perturbación electromagnética
r r r
(campos E y B ), evoluciona en el plano perpendicular al vector k .
Las leyes de Maxwell, predicen que lejos de las fuentes los campos eléctrico
y magnético satisfacen, cada uno, una ecuación tridimensional vectorial de ondas, es
decir,
r
r 1 ∂ 2
E ( x, y, z, t )
∇ 2 E ( x, y, z, t ) = 2 2 8-47
v ∂t
r
1 ∂ B( x , y , z , t )
2
r
∇ B( x , y , z , t ) = 2
2
8-48
v ∂ t2

Éstas son ecuaciones diferenciales vectoriales, en derivadas parciales, lineales,


homogéneas y de segundo orden. Son ecuaciones vectoriales, porque la perturbación
r r
es un vector ( E o B ), y no un escalar (Ψ ), como en la propagación de ondas
unidimensionales.

En el caso particular de las ondas electromagnéticas, que se propagan en el


vacío, se puede probar a partir de la teoría electromagnética, que la dirección de
r r r
propagación k y los vectores de campo E y B , forman siempre una terna derecha,
r r
es decir, el producto vectorial entre k y E es un vector que apunta en la dirección de
r r r r
B . En símbolos B ∝ k ∧ E , donde ∧ denota aquí el producto vectorial y la constante
de proporcionalidad depende del sistema de unidades utilizado, ver figura 8-6 .

354
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

r r
E k

r z
B
y

Figura 8-6: Onda Electromagnética. Los campos eléctricos y magnéticos


oscilan transversalmente a la dirección de propagación.

En principio podría parecer bastante complicado tener que trabajar con dos
perturbaciones simultáneamente pero, afortunadamente, hacia fines del siglo pasado
Wien demostró experimentalmente que, en el caso de la luz, el responsable de la
sensación luminosa en la retina (y el que impresiona las películas fotográficas), es el
r
campo eléctrico E (denominado vector óptico) y no el campo magnético.
A partir de las leyes de Maxwell es posible demostrar que la interacción más
fuerte entre la radiación y la materia se realiza a nivel del campo eléctrico antes que
del magnético. Es la fuerza eléctrica la principal responsable de que se aceleren las
cargas atómicas y no la magnética.
Por lo expuesto, no tendremos que preocuparnos del campo magnético, en lo
que a la óptica elemental se refiere, y trabajaremos sólo con el campo eléctrico, al
que de ahora en más llamaremos vector óptico. Por otra parte, dada la dirección de
r r r
propagación k , una vez que determinamos el campo eléctrico E , el magnético B se
r r r
obtiene de la relación: B ∝ k ∧ E .

Por ser una onda transversal el vector óptico vibra en dirección rnormal a la
r
dirección de propagación de la onda. Al plano definido por los vectores k y E se lo
denomina plano de polarización o plano de vibración (en la figura 8-6 corresponde
al plano x-z).
Es importante tener en cuenta que no necesariamente el vector óptico tiene
una dirección fija en el espacio, en general su dirección puede cambiar en el tiempo,
con lo cual, también varía en el tiempo el plano de polarización (por ejemplo en
polarización circular y elíptica). Luego estudiaremos en detalle las posibles
polarizaciones de la onda electromagnética.

355
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

8-6. Guía Teórica. Intensidad de una onda. Intensidad de Luz:


En nuestra vida cotidiana utilizamos bastante el concepto de intensidad de
una onda, tanto para ondas de luz como para ondas sonoras. Intuitivamente
utilizamos a la palabra intensidad para dar cuenta de una mayor sensación luminosa,
en el caso de ondas de luz, y de un mayor volumen en el caso del sonido. Pero esa
noción intuitiva no resulta ni completamente precisa ni correcta para la física,
trataremos aquí de precisar el concepto.

El concepto de intensidad no es exclusivo de las ondas electromagnéticas o


sonoras, es general a todo tipo de ondas; y resulta de fundamental importancia, ya
que muchos fenómenos naturales pueden describirse a partir de él, sin necesidad de
apelar a la descripción de la perturbación en sí.
Por ejemplo, las ondas electromagnéticas varían muy rápidamente en el
tiempo. En el rango de frecuencias ópticas, la frecuencia de vibración es del orden de
1014 Hz (1014 oscilaciones por segundo). Por esta razón, el vector óptico es una
cantidad prácticamente indetectable. Sin embargo, la intensidad luminosa I (a veces
llamada irradiancia), puede medirse y/o percibirse directamente usando una gran
variedad de dispositivos, como por ejemplo: fotoceldas, bolómetros, emulsiones
fotográficas o directamente con los ojos.

Hemos estudiado en el capítulo 4 que la onda al propagarse en el espacio o en


un medio material, transporta una cierta densidad de energía. En el caso de una onda
en una cuerda (unidimensional), hemos definido una energía por unidad de longitud
(ver capítulo 4, guía teórica 4-8); pero en el caso general de ondas propagándose en
el espacio, la onda tiene asociada una energía por unidad de volumen, o
simplemente, densidad de energía ε . Hemos discutido que, en general, la densidad
de energía que transporta una onda resulta proporcional al cuadrado de la amplitud
de la misma, es decir,

ε ∝ Ψ02 8-49

La densidad de energía puede estar variando muy rápidamente en el tiempo,


como sucede en el caso de la luz. En muchos fenómenos de interés, no necesitamos
conocer exactamente esa variación (ni la podemos determinar experimentalmente),
nos alcanza con calcular y medir el valor medio temporal de la densidad de energía
ε . En general (a partir de 8-49) se cumple,

ε ∝ Ψ02 8-50

356
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

La energía (en valor medio) contenida en una cierta región del espacio, por
donde se propaga la onda, se determina simplemente multiplicando a la densidad de
energía ε por el volumen de la región considerada, es decir,

E = ε V. 8-51

La onda puede finalmente incidir sobre una superficie, la cantidad de energía


que llega a ésta (en valor medio), depende de la densidad de energía de la onda ε ,
del tamaño de la superficie S , del tiempo total de exposición a la onda y además del
ángulo de incidencia (resulta mayor para incidencia normal y “nula” para incidencia
rasante).

Llamamos intensidad de una onda al valor medio de la energía que incide


sobre una superficie (arbitraria), por unidad de superficie y unidad de tiempo.
Si consideramos que en un intervalo de tiempo Δt , incide sobre la superficie
S, una cantidad de energía ΔE , entonces la intensidad puede calcularse como,

ΔE
I= 8-52
Δt S
A partir de 8-52 vemos que la intensidad tiene unidades de potencia por
watt
unidad de área, que en el Sistema Internacional corresponden a: .
m2
Calculemos primero, la intensidad I , para el caso de incidencia normal a la
superficie ( θ i = 0 ), ver figura 8-7. Por simplicidad supondremos que se trata de una
onda plana, pero nuestro razonamiento resulta general si luego tendemos al límite de
una superficie infinitesimal.
En la figura 8-7, hemos representado la incidencia normal de una onda sobre
una superficie S . Queremos determinar cuánta energía atraviesa la superficie durante
un pequeño intervalo de tiempo Δt .
En la figura notamos que, durante ese tiempo Δt , sólo puede atravesar la
superficie S , a lo sumo toda la energía acumulada a una distancia menor que v Δt de
la superficie, donde v es la velocidad de propagación de la onda (ver figura 8-7), es
decir, toda la energía contenida en el cubo de lado v Δt y base de superficie S , y por
consiguiente, de volumen,

Volumen del cubo = S vΔt 8-53

357
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Onda Plana

r vt
k

Figura 8-7: Intensidad de una onda. Onda plana incidiendo normalmente


sobre una superficie.

De acuerdo a este razonamiento, transcurrido un tiempo Δt , la superficie es


atravesada por una cantidad de energía (ver ec. 8-51):

ΔE = ε SvΔt 8-54

A partir de las ecuaciones 8-52 y 8-54 comprobamos que la intensidad de la onda


resulta,

ΔE
I= = ε v (sólo incidencia normal) 8-55
Δt S
resultado válido sólo para incidencia normal.
En la figura 8-8, hemos representado una onda que incide sobre una
superficie S , formando un ángulo θi respecto de la normal a la superficie ( n$ ).
Nuevamente queremos determinar cuánta energía atraviesa la superficie durante un
pequeño intervalo de tiempo Δt .
La diferencia que aparece respecto de incidencia normal, es que la energía,
que atraviesa S en ese lapso, se halla contenida en un paralelepípedo (ver figura 8-8)
cuya base tiene una superficie S , al igual que en incidencia normal, pero la altura ya
no es v Δt sino,
altura del paralelepípedo = vΔt cosθi 8-56

358
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

por lo cual el volumen del paralelepípedo resulta,

Volumen del paralelepípedo = S vΔt cos θi 8-57

r
k

vt cos θ
θi nˆ vt

Figura 8-8: Intensidad de una onda. Onda plana incidiendo


oblicuamente sobre una superficie.

Por consiguiente, transcurrido un tiempo Δt , la superficie ha sido atravesada


por una cantidad de energía (ver ec. 8-51),

ΔE = ε SvΔt cos θi 8-58

A partir de las ecuaciones 8-52 y 8-54 comprobamos que la intensidad de la onda


resulta,

ΔE
I= = ε v cos θ 8-59
Δt S

A partir de las ecuaciones 8-50 y 8-59 (o 8-55), vemos que en general, la


intensidad de la onda resulta proporcional al promedio temporal de la amplitud de
onda, es decir,

I ∝ Ψ02 8-60

359
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Otra forma de expresar a la intensidad es a partir del valor medio de la


potencia P transportada por la onda, o sea,

ΔE ΔE 1 P
I= = = 8-61
Δt S Δt S S

A partir de 8-61 comprobamos que si, una fuente de ondas (por ejemplo, una
lamparita eléctrica) emite una cierta potencia media P (en watt ), con igual
amplitud en todas las direcciones, la intensidad de la onda debe disminuir a medida
que avanza, ya que, la superficie que abarca la onda aumenta. En el caso de una onda
esférica, la superficie es archiconocida y vale S = 4πr 2 , por lo tanto la intensidad (en
el caso de incidencia normal) resulta inversamente proporcional al cuadrado de la
distancia a la fuente, es decir,

P P
I= = 8-62
S 4πr 2

Si la onda esférica puede escribirse en la forma,

r p
Ψ (r , t ) = cos(kr − ωt ) 8-63
r

entonces a partir de 8-60 y 8-63,

p2 P
I∝ Ψ 2
0 ∝ 2 y I= ⇒ P ∝ p2 8-64
r 4πr 2

notamos que la constante p resulta proporcional a la potencia media emitida por la


fuente.

Nivel de Intensidad sonora: La mínima intensidad sonora que puede percibir el oído-
cerebro humano (sensibilidad mínima), es de aproximadamente 10 −12 watt m2 ; y la
máxima, más halla de la cual sentimos dolor (umbral de dolor), es de 1 watt m2 . Por
supuesto estos son valores promedio, que corresponden a un oído normal, distintas
personas tienen una sensibilidad mínima y un umbral de dolor diferentes, pero para
la mayoría se encuentra alrededor de estos valores. Por otro lado, estos valores
dependen mucho de la frecuencia del sonido escuchado, y de la edad del oyente. Es

360
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

un hecho común, por todos conocido que con la edad, se va perdiendo la sensibilidad
auditiva.

Por otra parte, el oído humano no responde linealmente al nivel de intensidad


sonora. Por ejemplo, al duplicar la intensidad de un sonido la sensación sonora no es
el doble de ruidosa. Esto se debe a la forma en que el oído-cerebro procesa la
información que recibe, es decir, a su propio funcionamiento fisiológico, el cual
parece obedecer una ley logarítmica como respuesta al sonido. Debido a este hecho,
y a que el rango de audición es muy amplio se ha propuesto una escala de tipo
logarítmica como medición de la intensidad sonora, más adecuada al funcionamiento
auditivo y más práctica de manejar, denominada nivel de intensidad (β), cuya unidad
es el decibel ( dB ). La definición del nivel de intensidad es la siguiente:

I
β = 10 log 8-65
I0

En esta expresión I es la intensidad del sonido que se está escuchando, e I0 es


un nivel de referencia que en general se toma como el umbral de audición:
I 0 = 10−12 watt / m 2 .
En esta escala el nivel mínimo de audición corresponde a 0 dB y el umbral de
dolor a 120 dB (Verifíquelo). Para tener una idea de ordenes de magnitud: una
conversación normal corresponde a aproximadamente 60 dB , una calle de tránsito
pesado a unos 80 dB y un concierto de rock puede superar los 120 dB (el límite del
umbral de dolor). Asimismo, es importante tener en cuenta que las exposiciones
prolongadas a sonidos de más de 90 dB suelen ser peligrosas porque, aún cuando se
está por debajo del umbral de dolor, el hecho de estar sometidos mucho tiempo a tal
nivel de intensidad puede ocasionar daños irreversibles al oído (y en el caso
particular del rock, daños irreversibles al cerebro por más que se escuche a baja
intensidad).

8-7. (Recomendado). Suponiendo que una lamparita de 100 watt emite


uniformemente en todas direcciones,
a) ¿Cuál es la intensidad de la luz a una distancia de 1m de la fuente (considere
incidencia normal)?.
b) ¿Cuánta potencia llega, desde la fuente, a un objeto plano cuya superficie es
S = 0,01m 2 ?.
c) ¿Cuánta energía le llega al objeto en 1 hora?.

361
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

d) Repita los cálculos anteriores, pero ahora suponiendo que la onda incide sobre la
superficie con un ángulo θi = 30 o .

8-8. Si el nivel de intensidad de un piano es de 70dB, el de un saxo 65dB, al igual


que el de un clarinete y el de una guitarra es de 68dB:
a) ¿Cuál es el nivel de intensidad de los cuatro instrumentos tocando en conjunto?
¿El resultado corresponde a la suma de los niveles de intensidad de los cuatro
instrumentos?
b) ¿Cuál es el nivel de intensidad del sonido a una distancia de 10m ?.
Ayuda: Tenga en cuenta que las intensidades de dos fuentes de ondas independientes
se suman.

8-9. Un sistema absorbente del sonido atenúa el nivel del sonido en 30dB. ¿En qué
factor ha disminuido la intensidad. Resp. Disminuye un factor 1000.

8-10. Guía teórica. Descripción matemática de los estados de


polarización:
En la introducción del capítulo, hemos discutido cualitativamente el concepto
de polarización de ondas transversales, propagándose sobre una cuerda, sin
profundizar en la descripción matemática de la onda. En esta guía, vamos a
formalizar matemáticamente el concepto de polarización y estudiar en detalle todos
los estados posibles (lineal, circular, elíptico, etc.), aplicado al estudio de las ondas
electromagnéticas, y en particular a las ondas luminosas.
Existe una fuerte evidencia experimental de que las ondas electromagnéticas
son ondas transversales, y que pueden hallarse en diferentes estados de polarización.
Estos estados posibles, se hallan de acuerdo a las predicciones de la teoría
electromagnética (leyes de Maxwell). Posteriormente, analizaremos algunas
fenómenos naturales en donde la onda luminosa adquiere un estado de polarización
particular. Por el momento, en esta guía, sólo estudiaremos la descripción
matemática de la onda polarizada.

Por simplicidad, analizaremos el estado de polarización asociado a una onda


plana armónica que se propaga según el eje z.

362
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Polarización lineal:

Si la perturbación óptica está contenida en el eje x (el vector óptico vibra en


esa dirección), entonces la función de onda puede describirse en la forma,
r r )
E x ( z , t ) = E 0 x cos(kz − ωt ) = i E 0 x cos(kz − ωt ) . 8-66

donde hemos definido al vector amplitud, como,


r )
E0 x = i E0 x 8-67

el cual, representa no sólo la amplitud de la onda (constante), sino también la


dirección de oscilación (perpendicular a la dirección de propagación). El vector
óptico no cambia de dirección, no obstante que su magnitud varía con el transcurso
del tiempo y en diferentes puntos del espacio. En este caso, se dice que la onda está
linealmente polarizada o plano polarizada, con polarización según x.
Note que el vector óptico sólo depende de las variables z y t, mientras que el
subíndice x indica la dirección de la polarización (lineal).
Análogamente, si la luz se halla polarizada linealmente, según el eje y,
tenemos:
r
E y ( z , t ) = ˆj E 0 y cos(kz − ωt ) 8-68

En general, una onda puede hallarse linealmente polarizada en cualquier


dirección (diagonal) contenida en un plano perpendicular a la dirección de
propagación. Debido a la linealidad de la ecuación de ondas vale el principio de
superposición, y siempre resulta posible descomponer al vector óptico en sus
r r
componentes, en este caso, E x y E y (ver figura 8-9). De esta forma, el vector óptico
resultante puede expresarse como,

( )
r
E ( z , t ) = iˆ E 0 x cos(kz − ω t ) + ˆj E 0 y cos(kz − ω t ) = iˆ E 0 x + ˆj E 0 y cos(kz − ω t ) 8-69

Definimos un nuevo vector amplitud (constante), en la forma (ver figura 8-9),


r
E 0 = iˆ E 0 x + ˆj E 0 y 8-70

cuyo módulo, dirección y sentido se mantienen constantes en el tiempo e


independientes de la posición. El ángulo que forma con los ejes coordenados

363
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

depende de la amplitud relativa de cada componente. El módulo puede hallarse a


partir de (usando Pitágoras),
r
E 0 = E 0 = E 02x + E 02y 8-71

Ey r
E0

Ex x

Figura 8-9: Onda electromagnética polarizada linealmente.

A partir de esta definición, reescribimos al vector óptico resultante (ec. 8-69)


como,
r r
E ( z , t ) = E 0 cos(kz − ωt ) 8-72

En la ecuación 8-72, notamos que el vector óptico vibra con amplitud y


r
dirección constante, determinadas por el vector amplitud E 0 , por lo cual la onda
descripta, se halla linealmente polarizada.

Otros estados de Polarización:

La polarización lineal no es el único estado posible observado en la


Naturaleza, ni es la solución más general de la ecuación de ondas vectorial.
En la introducción del capítulo, discutimos el ejemplo de propagación de
ondas transversales sobre una cuerda. Allí hablamos sobre la posibilidad de perturbar
la cuerda de diferentes formas, la más simple, perturbando en una dirección fija en el
espacio (onda linealmente polarizada), pero también dijimos que podemos
r
perturbar
a la cuerda en forma circular. En este último caso, la perturbación ψ no mantiene su
dirección constante en el espacio y el tiempo sino que gira permanentemente
(podemos pensar que el plano de polarización rota alrededor del eje que coincide con
la dirección de propagación), decimos que la onda está circularmente polarizada
(ver figura 8-10).

Luego veremos que, existe evidencia experimental de que las ondas


electromagnéticas (o la luz), pueden hallarse también en estados de polarización

364
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

circular o elíptica, y de hecho, la teoría electromagnética (leyes de Maxwell) los


acepta como estados de polarización posibles (solución de la ecuación de ondas).

Ahora queremos encontrar la forma analítica más general de describir a una


onda (armónica plana) polarizada, para luego estudiar los casos particulares de
polarización circular y elíptica.
Al satisfacerse el principio de superposición, el vector óptico puede
descomponerse según los ejes coordenados (perpendiculares a la dirección de
propagación, en el ejemplo, dirección z). Afirmamos que, el estado más general de
polarización, solución de la ecuación lineal de ondas, puede expresarse como la
superposición dos ondas linealmente polarizadas en las direcciones de los ejes, en la
forma,
r
E x ( z , t ) = iˆ E 0 x cos(kz − ωt )
8-73
r
E y ( z , t ) = ˆj E 0 y cos(kz − ωt + δ )

Cada componente representa a una onda polarizada linealmente, pero ahora hemos
introducido una diferencia de fase δ entre ambos. Esta fase podría ser, en principio,
función del tiempo, sin embargo, en lo que sigue supondremos, salvo que se indique
lo contrario, que es una cantidad constante.
Al considerar la superposición de ambas componentes de la onda, la
perturbación óptica resultante es la suma vectorial de las mismas:
r r r
E ( z , t ) = E x ( z , t ) + E y ( z , t ) = iˆ E 0 x cos(kz − ωt ) + ˆj E 0 y cos(kz − ωt + δ) 8-74

que comprobaremos, corresponde a una polarización arbitraria, mientras no se fije la


diferencia de fase. A continuación analizaremos diferentes estados posibles
descriptos por la ecuación 8-74:

Primer Caso, δ es igual a 0 o múltiplo de 2π: Onda linealmente polarizada.

En este caso las dos componentes de la onda se hallan en fase y la ecuación 8-


74 se simplifica a,

( )
r
E ( z , t ) = iˆ E 0 x cos(kz − ωt ) + ˆj E 0 y cos(kz − ωt ) = iˆ E 0 x + ˆj E 0 y cos(kz − ωt ) 8-75

que como vimos, representa una onda linealmente polarizada (el vector amplitud se mantiene
constante en el tiempo y en cualquier lugar del espacio).

365
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Segundo Caso, δ es un múltiplo impar de π: Onda linealmente polarizada.

En este caso las componentes se hallan a contrafase, por lo cual, la ecuación


8-74 queda, si δ = π ,

( )
r
E ( z , t ) = iˆ E 0 x cos(kz − ωt ) + ˆj E 0 y cos(kz − ωt + π) = iˆ E 0 x − ˆj E 0 y cos(kz − ωt ) 8-76

que representa también a una onda linealmente polarizada, pero cuya dirección
resulta simétrica a la onda dada en 8-75, respecto del eje x (compruébelo
gráficamente).

Tercer Caso, δ≡−π/2 (o sea, δ=−π/2+m2π) y amplitudes iguales E0x=E0y: Onda


polarizada circularmente en sentido horario (polarización circular derecha).

π
Analizamos el caso en que el desfasaje es δ = − , y las componentes poseen
2
igual amplitud E 0 = E 0 x = E 0 y , entonces la función de onda 8-74 resulta,

r π
E ( z , t ) = iˆ E 0 cos(kz − ωt ) + ˆj E 0 cos(kz − ωt − ) 8-77
2

sabiendo que,

⎛ π⎞
cos⎜ kz − ωt − ⎟ = sen (kz − ωt )
⎝ 2⎠

entonces,
r
[ ]
E ( z , t ) = E 0 iˆ cos(kz − ωt ) + ˆj sen (kz − ωt ) 8-78

La función de onda dada en 8-78, no representa a una onda linealmente


polarizada, ya que el vector óptico, a pesar de mantener su amplitud E 0 constante,
varía su orientación en el espacio a medida que transcurre el tiempo, compare con 8-
75 y 8-76, en donde la dirección no cambia en el tiempo.
A partir de elaborar una tabla de valores, comprobaremos que el vector óptico
rota en sentido horario con velocidad angular ω (visto por un observador que ve a la

366
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

onda venir de frente), por esta razón, si E 0 = E 0 x = E 0 y decimos que la onda posee
una polarización circular derecha (horaria).

Para elaborar la tabla de valores, analizamos la evolución del vector óptico en


una posición fija del espacio, por simplicidad, tomaremos z = 0 . En esta posición, el
vector óptico evoluciona en la forma,
r
[ ] [
E (0, t ) = E 0 iˆ cos(−ωt ) + ˆj sen (− ωt ) = E 0 iˆ cos(ωt ) − ˆj sen (ωt ) ] 8-79

r
Evaluamos a E (0, t ) , para algunos instantes en donde el resultado es simple (queda
como ejercicio para el lector completar la tabla para otros instantes),

r
t ωt =

t E (0, t )
T
t=0 ωt = 0 E 0 iˆ
T 2π T π − E 0 ˆj
t= ωt = =
4 T 4 2
T 2π T − E 0 iˆ
t= ωt = =π
2 T 2
3 2π 3 3 E 0 ˆj
t= T ωt = T= π
4 T 4 2
t =T ωt =

T = 2π E 0 iˆ
T

A partir de la tabla, en la figura 8-10 graficamos la evolución de la dirección


del vector óptico, comprobando que completa un giro, en sentido horario, en un
tiempo t = T , por lo cual, concluimos que gira con velocidad angular ω (visto por
un observador que ve a la onda venir de frente, eje z ),. El extremo del vector
describe un círculo debido a que hemos considerado que las amplitudes de las
componentes x e y son iguales (polarización circular derecha u horaria).

367
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Ey t =0 Ey t=T/4
ω ω
r
E
Ex Ex
r
E

Ey t=T/2 Ey t=3T/4 Ey t =T
ω ω ω
r
r E r
E E
Ex Ex Ex

Figura 8-10: Onda electromagnética polarizada circularmente.


Evolución del vector óptico en el tiempo.

Para completar la idea, podemos analizar el comportamiento del vector óptico


en el espacio en un instante fijo (foto de la onda), por ejemplo t = 0 . Dejamos como
ejercicio para el lector, elaborar una tabla, determinando el valor del vector óptico
para diferentes posiciones en el espacio, a tiempo fijo, y comprobar que el extremo
del vector describe una espiral (en sentido horario), completándose un ciclo en una
longitud igual a λ , tal como se muestra en la figura 8-11. Discuta como evoluciona
la onda cuando permitimos que el tiempo transcurra.
y
x
t=0 t=T

Figura 8-11: Onda electromagnética polarizada circularmente.


Vector óptico en distintos puntos del espacio, a tiempo fijo.

368
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

En cursos posteriores, comprobaremos que una onda luminosa polarizada


circularmente (o elípticamente), transporta además de un impulso lineal, un
impulso angular, asociado a la rotación del campo eléctrico.

Cuarto Caso, δ≡π/2 (o sea, δ=π/2+m2π) y amplitudes iguales E0x= E0y: Onda
polarizada circularmente en sentido antihorario (izquierda).

π
Analizamos el caso en que el desfasaje es δ = , y las componentes poseen
2
igual amplitud E 0 = E 0 x = E 0 y , entonces la función de onda 8-74 resulta,

r π
E ( z , t ) = iˆ E 0 cos(kz − ωt ) + ˆj E 0 cos(kz − ωt + ) 8-80
2
sabiendo que,
⎛ π⎞
cos⎜ kz − ωt + ⎟ = − sen (kz − ωt )
⎝ 2⎠

entonces,
r
[ ]
E ( z , t ) = E 0 iˆ cos(kz − ωt ) − ˆj sen (kz − ωt ) 8-81

La ecuación 8-81 sólo difiere en una fase π , en la componente y, con respecto


a la onda polarizada circularmente derecha (giro horario). Queda como ejercicio para
el lector, demostrar gráficamente que la onda se halla también polarizada
circularmente pero su giro se produce en sentido antihorario, por lo cual se la
denomina: onda circularmente polarizada antihoraria o izquierda.
Quinto Caso, Polarización elíptica.
Los dos casos de polarización que acabamos de ver, lineal y circular,
corresponden, en realidad, a situaciones particulares de lo que se denomina luz
elípticamente polarizada o simplemente luz elíptica. En general el desfasaje en el
campo eléctrico puede ser una cantidad arbitraria, y sus componentes no tienen por
qué ser iguales. En tal caso, el vector óptico rota y cambia de magnitud, de un punto r
al otro del espacio y a medida que transcurre el tiempo. El extremo del vector E
r
traza una elipse en el plano perpendicular a la dirección de propagación k , ver figura
8-12.

369
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Volvamos a escribir a la onda electromagnética como superposición de dos


ondas linealmente polarizadas con una diferencia de fase arbitraria:
r
E x ( z , t ) = iˆ E 0 x cos(kz − ω t )
8-82
r
E y ( z , t ) = ˆj E 0 y cos(kz − ω t + δ )

Estas expresiones corresponden a las dos componentes de un vector que varía


en el tiempo trazando una curva en el espacio. La manera de hallar la ecuación de
dicha curva es eliminando la dependencia espacio-temporal entre ambas ecuaciones,
queda como ejercicio para el lector hacerlo.
Eligiendo convenientemente el desfasaje δ y las amplitudes E 0 x y E 0 y , las
ecuaciones 8-82 pueden describir una onda con polarización lineal, circular o elíptica.
Asimismo, dependiendo del valor del parámetro δ, la elipse se halla, o no, centrada
en los ejes.
Como ilustración, en la figura 8-12, mostramos algunos ejemplos, queda
como ejercicio para el lector verificar que los valores de δ , E 0 x y E 0 y , indicados en
la figura, representan ese tipo de polarizaciones.
Ey Ey
ω

Ex Ex

δ=0 y E0x= E0y δ=π/2 y E0x= E0y

Ey Ey
ω ω

Ex Ex

δ=−π/2 y E0x < E0y δ=−π/ 4 y E0x= E0y

Figura 8-12: Diferentes estados de polarización de la luz. Polarización elíptica.

370
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

8-11. (Recomendado). Describir completamente el estado de polarización de cada


una de las siguientes ondas:
r
a) E = iˆE 0 cos(kz − ωt ) + ˆjE 0 cos(kz − ωt )
r
b) E = iˆE 0 cos(kz − ωt ) − ˆjE 0 cos(kz − ωt ) ,
r
c) E = iˆE 0 sen (2π( z λ − f t ) ) + ˆjE 0 sen (2π( z λ − f t ) ) ,
r
d) E = iˆE 0 sen (ωt − kz ) − ˆjE 0 cos(ωt − kz − π 2) ,
r
e) E = −iˆE 0 cos(ωt − kz ) + ˆjE 0 cos(ωt − kz + π 4) .

8-12. (Recomendado). Escribir la función de onda de una onda luminosa, que se


propaga en la dirección x, de longitud de onda λ = 1 cm , amplitud E 0 = 1 y velocidad
de fase v = 300000 km/seg , con cada uno de los siguientes estados de polarización,
a) Linealmente polarizada en la dirección z.
b) Linealmente polarizada, formando un ángulo de 45o con el eje y.
c) Circularmente polarizada derecha (sentido horario).
d) En los tres ítems anteriores, verifique sus resultados a partir de construir una tabla
de valores.

8-13. Muestre que la superposición de dos ondas circularmente polarizadas, una


izquierda y otra derecha, si tienen la misma amplitud E 0 , da como resultante una
onda linealmente polarizada:
r
E = 2 E 0 iˆ cos(kz − ω t ) .

8-14. Guía teórica. Polarización natural:

Cuando una fuente de luz ordinaria como el Sol, una lámpara incandescente,
una vela encendida, etc. brillan, la luz que emana de ellas muy difícilmente se
encuentre polarizada. En efecto, todas estas fuentes consisten de un número muy
grande de átomos moviéndose al azar. Cada emisor atómico emite un pulso, o tren de
ondas (fotón), con un dado estado de polarización y frecuencia. El pulso de onda
(fotón) posee una duración de aproximadamente 10 −8 seg . De esta forma, aunque las
emisiones correspondieran a una misma frecuencia y se combinaran entre sí para
formar una onda polarizada resultante, ésta sólo persistiría por aproximadamente
10 −8 seg .

371
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Debido a que los átomos emisores se mueven constantemente en forma


impredecible mientras están emitiendo nuevos trenes de onda, estos nuevos pulsos
tienen polarizaciones arbitrarias, de tal manera que el nuevo estado de polarización
total, para cada frecuencia, cambia totalmente al azar. Si los cambios, en la
polarización, tienen lugar tan rápidamente que es imposible distinguir cualquier
estado de polarización resultante, es común hablar de luz no polarizada. Sin
embargo, dado que esta luz está compuesta de una sucesión rápidamente variable de
diferentes estados de polarización resulta más adecuado denominarla luz natural.

Es posible representar matemáticamente la luz natural como una


superposición de dos ondas linealmente polarizadas, contenidas en el plano normal al
de propagación, ortogonales entre sí, de igual amplitud (porque en principio ninguna
dirección es privilegiada), e incoherentes (es decir, ondas para las cuales sus
diferencias de fase relativa cambian rápidamente y al azar), o sea,

r
E x ( z , t ) = iˆE 0 x cos( kz − ω t )
.
r
E y ( z , t ) = ˆjE 0 y cos( kz − ω t + δ (t ))

En este caso la diferencia de fase δ(t ) es una función del tiempo que varía en
forma totalmente al azar.
En algunos casos, la luz no está ni completamente polarizada ni no
polarizada. El vector óptico varía en una forma que no es ni totalmente regular ni
irregular y se dice que la luz está parcialmente polarizada. En esta situación es
posible pensar el haz de luz como compuesto por una parte de luz natural y otra de
luz polarizada. En este caso, el vector óptico se mueve barriendo todo el plano
normal a la dirección de propagación, pero tiene mayor intensidad en alguna
dirección preferencial.

8-15. Guía teórica. Polarización de la luz:


Como dijimos, en general, la luz emitida por una fuente luminosa no se halla
polarizada, sin embargo, en la naturaleza hallamos al menos cuatro fenómenos
físicos que permiten obtener luz polarizada a partir de un haz de luz natural, ellos
son:

a) Polarización por absorción.

372
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

b) Polarización por reflexión.

c) Polarización por dispersión o “scattering”.

d) Polarización por birrefringencia o doble refracción.

No vamos a estudiar en detalle los conceptos físicos involucrados en estos


procesos, ya que necesitamos conocer la teoría electromagnética y la estructura
cuántica de las moléculas, de las sustancias involucradas; simplemente analizaremos
algunas situaciones donde los fenómenos de polarización ocurren, y los
describiremos en forma cualitativa. Comprobaremos que, la propiedad fundamental
de estos cuatro fenómenos es que existe alguna forma de asimetría asociada al
proceso, que privilegia la propagación de ondas con un determinado estado de
polarización.

8-16. Guía teórica. Polarizadores por absorción (Ley de Malus):


Hasta el momento hemos analizado la incidencia de ondas de luz sobre
materiales que se comportan de acuerdo a lo esperado en la óptica geométrica
(vidrios, agua, etc.). En el interior de estos materiales, la luz se propaga con la misma
velocidad en todas las direcciones, no existen direcciones privilegiadas en el espacio,
por lo cual se los llama isótropos.
Estos materiales son isótropos, debido al desorden existente en su estructura
molecular. Las moléculas se hallan orientadas al azar, sin privilegiar una dirección
sobre otras.
Existen materiales, en donde las moléculas se hallan ordenadas, formando
estructuras simples, como por ejemplo en cristales. En ellos la velocidad de la luz, no
necesariamente es la misma en todas las direcciones y puede depender de la
polarización de la onda luminosa. A estos materiales se los llama anisótropos.
Un ejemplo particular de ellos son los llamados polaroid o polarizadores.
Estos materiales, poseen dos direcciones especiales, desde el punto de vista óptico.
A una de esas direcciones se la denomina eje de transmisión del polarizador, debido
a que si una onda plana linealmente polarizada, incide normalmente sobre el
polarizador, con su vector óptico paralelo al eje de transmisión, la onda se transmite,
siendo atenuada levemente (el polarizador se ve transparente). En cambio, si la onda
incide con su vector óptico polarizado perpendicular al eje de transmisión, entonces
la onda resulta completamente absorbida por el material (el polarizador se ve opaco).
Compare con el ejemplo discutido en la introducción del capítulo, de la onda que se
propaga sobre una cuerda e incide sobre una rendija estrecha, en ese caso, el eje de
transmisión concuerda con el largo de la rendija.

373
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

La mayoría de los polarizadores comerciales son substancias compuestas por


moléculas largas de hidrocarburos donde, tratadas apropiadamente, se consigue que
las moléculas queden alineadas (paralelas). Cuando una onda electromagnética
incide polarizada en la dirección del eje mayor de las moléculas, la fuerza eléctrica
r r
( F = eE ) realiza trabajo desplazando (oscilatoriamente) a los electrones externos a
lo largo de la molécula y parte de la energía de la onda es absorbida. En cambio, una
onda polarizada en la dirección transversal al eje mayor de las moléculas realiza un
trabajo despreciable y así puede pasar “sin ser afectada”. El eje de transmisión es,
entonces, perpendicular al eje mayor de las moléculas del cristal.
Podemos imaginarnos al polaroid como una rejilla formada por hilos
conductores muy finos y muy cercanos, tales como se muestra en la figura 8-13.

Fig.
Eje de transmisión

Hilos conductores

A lo largo del alambre los electrones pueden moverse libremente, de tal forma que un campo
eléctrico, paralelo a ellos, obliga a los electrones a oscilar (les entrega energía), y por consiguiente,
la onda es atenuada o absorbida. Mientras que un campo eléctrico, perpendicular a los hilos, no
puede transferir energía a los electrones, ya que estos “no pueden moverse” en esa dirección, por lo
cual, la onda atraviesa la rejilla sin grandes perdidas de energía. De acuerdo a esto, el eje de
transmisión de la rejilla, resulta perpendicular a los hilos (ver figura 8-13). Analice la diferencia
entre lo que sucede con una onda luminosa que atraviesa un polarizador y lo que sucedía en el
ejemplo analizado en la introducción, donde una onda que se propagaba en una cuerda atravesaba
una rendija.

Dependiendo del grosor de la lámina polarizadora, podemos lograr que una


onda polarizada linealmente, perpendicular al eje de transmisión, resulte
completamente absorbida por el material (el material se calienta), por lo tanto, si
observamos del otro lado del polarizador lo vemos “completamente” obscuro (“no se
transmite luz del otro lado”, material opaco). Por el contrario, si iluminamos con luz
polarizada linealmente, paralela al eje de transmisión, la onda se transmite “casi
completamente” (sólo una pequeña parte de la energía de la onda resulta absorbida
por el material), por lo cual, del otro lado lo vemos como si fuera transparente.

Supongamos ahora que incide sobre un polarizador, cuyo eje de transmisión


se halla sobre el eje x, una onda luminosa no polarizada, que se propaga en la
dirección z, ver figura 8-14.

374
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Como sabemos, puede pensarse el estado de polarización de la onda incidente


como una superposición de dos ondas linealmente polarizadas, una paralela al eje de
transmisión (eje x) y otra perpendicular (eje y), sin relación de fase fija entre ambas y
de igual amplitud E 0 (luz no polarizada), es decir,
r r r
E I ( z, t ) = E x ( z, t ) + E y ( z, t ) 8-83

donde,
r
E x ( z , t ) = iˆE 0 cos(kz − ωt )
. 8-84
r
E y ( z , t ) = ˆjE 0 cos(kz − ωt + δ (t ))

Eje de
transmisión

r r
Ex Ex

Onda incidente II IT = II
2
r
Ey

Ex = E y Polarizador

Figura 8-14: Polarizador. La luz natural incidente se polariza linealmente, a la


salida del polarizador, con el vector óptico paralelo al eje de transmisión.

Al atravesar el polarizador, la componente y resulta “completamente”


absorbida (idealización), mientras que la componente x atraviesa el material, en
primera aproximación, sin ser alterada (idealización). De esta forma, a la salida del
polarizador, la onda resulta linealmente polarizada en la dirección x (eje de
transmisión), o sea,
r r
E T ( z , t ) = E x ( z , t ) = i$E 0 cos( kz − ωt ) 8-85

375
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Recalcamos que para llegar a la ecuación 8-85, hemos considerado que la


onda no pierde energía, cuando su polarización concuerda con el eje de transmisión,
mientras que resulta completamente absorbida, cuando su polarización es
perpendicular. Ambos supuestos, son sólo una buena aproximación.

Intensidad transmitida:

A partir del análisis anterior, podemos hallar la intensidad de luz que se


transmite a través del polarizador. En base a la teoría electromagnética resulta
posible probar que la intensidad I es proporcional al cuadrado del campo eléctrico o
vector óptico (amplitud de la onda), es decir,

I = εv E 2 8-86

donde v es la velocidad de propagación de la onda y ε es la permitividad eléctrica


del medio. Por simplicidad, nos olvidaremos en este curso de las constantes
dependientes del medio, y definimos la intensidad luminosa simplemente como
(eligiendo convenientemente las unidades del vector óptico) ,

I = E2 8-87

A partir de reemplazar 8-83 en 8-87, calculamos la intensidad de luz incidente


I I , sobre el polarizador (complete la cuenta y verifique),
r r
I I = E I 2 = E I . E I = E 02 cos 2 ( kz − ωt ) + E 02 cos 2 ( kz − ωt + δ( t ) ) = E 02 8-88

donde hemos usado que el valor medio del coseno al cuadrado vale,

1
cos 2 (kz − ωt ) =
2

376
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

(para un valor de z fijo, concordante con la posición del polarizador), y también que,
1
cos 2 ( kz − ωt + δ( t ) ) =
2
(considerando que la fase δ( t ) varía lentamente, comparada con el período de
oscilación de la onda).
De igual forma, reemplazando 8-85 en 8-87, calculamos la intensidad de luz
transmitida I T , a través del polarizador,

r r E 02
I T = ET 2 2 2
( )
= E T . E T = E 0 cos kz − ωt = 8-89
2

Comparando la intensidad incidente y transmitida, obtenemos que, si la onda


incidente no posee polarización definida, sólo se transmite la mitad de intensidad, es
decir,
II
IT = 8-90
2
Si la luz no posee estado de polarización definido (luz natural), las amplitudes
del campo eléctrico son las mismas en cada dirección perpendicular. Como no existe
relación de fase fija entre ambas la intensidad de la luz es, simplemente, la suma de
las intensidades de cada componente. De aquí que si eliminamos una, utilizando el
polarizador, la intensidad resulta ser la mitad de la original.
Ley de Malus:

Cuando frente al paso de luz, con cualquier estado de polarización, se colocan


dos polarizadores enfrentados, con sus ejes de transmisión perpendiculares (θ = 90 o ),
la onda resulta completamente absorbida, o sea, los polarizadores superpuestos se
ven opacos (total obscuridad), ya que, del primer polarizador sale una onda
linealmente polarizada en una dirección que resulta perpendicular al eje de
transmisión del segundo. Mientras que si, se enfrentan dos polarizadores con sus ejes
paralelos (θ = 0 o ), éstos se ven transparentes (si se los ilumina con luz natural).
En el caso general en que la onda incide sobre dos polarizadores enfrentados,
con sus ejes de transmisión formando un ángulo θ , como se muestra en la figura 8-
15, la intensidad transmitida por el segundo polarizador (que en esta situación se
suele denominar analizador), se reduce en un factor cos 2 θ , resultado conocido como
ley de Malus, en honor a quien descubriera experimentalmente este fenómeno.

377
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Eje de transmisión x′
rotado r
θ E2
z
r
Eje de x E1
transmisión
2do polariz.

1er polariz.

Figura 8-15. Ley de Malus. Polarizadores con sus ejes de


transmisión formando un ángulo θ.

Demostremos la ley de Malus analíticamente: De acuerdo a la figura 8-15, a


la salida del primer polarizador tenemos una onda linealmente polarizada en la
dirección x, es decir,
r
E 1 ( z , t ) = i$E 0 cos( kz − ωt ) 8-91

y por consiguiente, la intensidad de la onda es,


r r E 02
I 1 = E1 2 = E1 . E1 = E 02 cos 2 ( kz − ωt ) = 8-92
2

El segundo polarizador tiene su eje de transmisiónr (eje x ′ ) formando un


ángulo θ con el eje x, por consiguiente, no toda la onda E1 ( z , t ) puede transmitirse,
sólo su proyección sobre el nuevo eje x ′ . La proyección sobre el eje perpendicular
(eje y ′ ) resulta “completamente” absorbida.
r
Observando la figura 8-15, calculamos la proyección del vector E1 ( z , t ) sobre
el eje x ′ , como,
r
E 2 ( z , t ) = i$′ E 0 cos θ cos( kz − ωt ) 8-93

donde i$′ es el versor que identifica a la dirección xr′ . r


Comparando las amplitudes de las ondas E1 ( z , t ) y E 2 ( z , t ) (ec. 8-91 y 8-93),
comprobamos que al atravesar al segundo polarizador, la amplitud de la onda se

378
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

reduce en un factor cosθ. A partir de 8-87 y 8-93, calculamos la intensidad transmitida


por el segundo polarizador,

r r E 02 cos 2 θ
I 2 = E 2 2 = E 2 . E 2 = E 02 cos 2 θ cos 2 ( kz − ωt ) = 8-94
2

Comparando I 1 e I 2 (ec. 8-92 y 8-94), obtenemos la relación,

I 2 = I 1 cos 2 θ 8-95

Lo hallado en 8-95, concuerda con lo la ley empírica de Malus, es decir, la


intensidad transmitida por el segundo polarizador, se ve afectada por un factor
dependiente del ángulo θ . En el caso particular que el ángulo fuera θ = 90 o , la onda
no se transmite, la intensidad resulta nula ( I 2 = 0 ), mientras que si los ejes de
transmisión son paralelos (θ = 0 o ) la intensidad transmitida resulta “igual” a la
incidente ( I 2 = I 1 ).

Visión en 3-D: El fenómeno de la polarización ha resultado ser muy útil en la


industria cinematográfica y en revistas para niños, dado que ha permitido filmar
películas y observar imágenes en tres dimensiones. La visión en tres dimensiones se
debe a que el cerebro compone imágenes que provienen de diferentes lugares. En
efecto, ambos ojos observan un determinado objeto desde distintos ángulos. Es la
combinación de estas imágenes, en el cerebro, la que da la sensación de profundidad.
Las películas tridimensionales se consiguen tomando una serie de pares de
fotogramas, con una separación angular similar a la de los ojos. ¡Se filma dos veces
la película pero desde distintos ángulos!. Posteriormente ambas películas se
proyectan simultáneamente sobre una pantalla. Ambas proyecciones se filtran, una a
través de un polarizador vertical y la otra a través de uno horizontal. El espectador
está provisto de un par de anteojos los cuales también tienen una lente con un
polarizador vertical y la otra con uno horizontal. Así, cada ojo ve sólo una de las
proyecciones y es la composición de ambas en el cerebro la que da la sensación de
profundidad.

Anécdota: Lo anterior lo aprendí experimentalmente en el cine, cuando mi amigo Luis, que no veía
nada del ojo izquierdo, estuvo diez minutos mirando la película (tridimensional), hasta que se cansó y
exclamó: ¡Che!, ¡esta película no está traducida!. El problema era que la luz proveniente de las letras
se hallaba polarizada y sólo podía verse por el ojo izquierdo de su anteojo. Por suerte (yo, Mac
Giver), pude resolver el problema rápidamente y le aconseje que diera vuelta sus anteojos. A partir
de allí no molesto más.

379
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

8-17. Supongamos tener dos láminas de polaroid con sus direcciones de transmisión
cruzadas, de modo que no pasa luz a través del conjunto. Se inserta una tercera
lámina entre las dos de modo que su dirección de transmisión forma un ángulo θ con
la primera. Se hace incidir luz no polarizada de intensidad I0 y longitud de onda
λ = 700nm , sobre la primera lámina.
a) Hallar la intensidad transmitida a través de las tres si,
i) θ = 45o ;
ii) θ = 30 o
b) Considerando que la onda se propaga en la dirección z y tiene amplitud E 0 = 1 ,
escriba las funciones de onda, de las ondas entre los polarizadores y a la salida del
sistema, haga las suposiciones que considere necesarias.
c) Demuestre que la intensidad transmitida a través de las tres láminas es máxima
cuando θ = 45o .

8-18. (Recomendado). Una onda de luz circularmente polarizada derecha (giro


horario), de frecuencia f = 5 1014 1 seg , y amplitud E 0 = 1 (con unidades adecuadas),
se propaga en el vacío, según el eje y .
a) Escriba la expresión que describe a la onda. Verifique su resultado a partir de
construir una tabla de valores.
b) Si la onda anterior incide sobre un polarizador que posee su eje de transmisión
según la dirección z. Escriba la función de onda saliente del polarizador y halle la
intensidad.
c) Suponga ahora, que la onda saliente del polarizador del ítem b) atraviesa un
segundo polarizador, cuyo eje de transmisión forma un ángulo θ con la dirección
del anterior (eje z ). Escriba la función de onda saliente del segundo polarizador y
halle la intensidad.

8-19. Guía Teórica. Polarización por reflexión:


Muchas personas usan anteojos polarizados para atenuar la luz reflejada en la
nieve o el agua, o tienen polarizados los parabrisas de sus autos; pero la mayoría de
ellos no saben exactamente por qué estos elementos se polarizan, ni que significa
polarizar.
Accidentalmente, Malus descubrió que la luz solar reflejada en una ventana
se hallaba parcialmente polarizada. Investigaciones posteriores demostraron que el
fenómeno es general (¡no es fundamental que sea una ventana!): Si una onda, de luz
natural (no polarizada), se refleja sobre una superficie o interfase entre dos medios
(aire-agua, aire-nieve, aire-vidrio, etc.), la luz reflejada se halla parcialmente

380
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

polarizada. El grado de polarización depende del ángulo de incidencia y de los


índices de refracción de ambos medios.

En 1812, poco después de la observación de Malus, Sir David Brewster


comprobó, experimentalmente que si el ángulo de incidencia es tal que los rayos,
reflejado y refractado, forman un ángulo de 90º, la luz reflejada se halla
completamente polarizada en el plano normal al de incidencia (paralelo a la
superficie de la interfase), ver figura 8-16.

Luz natural
(no polarizada) La luz reflejada se halla
θi completamente polarizada en
una dirección perpendicular al
aire plano de la hoja, o sea,
paralela a la superficie. Los
agua 90 o puntos indican que el vector
óptico oscila en esa dirección
θt

La luz transmitida se halla parcialmente


polarizada, principalmente en una dirección
paralela al plano de incidencia.

Figura 8-16: Ángulo de Brewster. La luz reflejada, sobre una superficie, se polariza
completamente si el rayo reflejado y el transmitido forman un ángulo de 90o.

A este ángulo especial de incidencia se lo conoce como ángulo de Brewster


(θ B ). Para calcularlo, debemos apelar a la ley de Snell. Sabemos que se cumple,

n1 sen θ i = n2 sen θ t (Ley de Snell) 8-96

además, a partir de la ley empírica de Brewster y de la figura 8-16, sabemos que,

θ i + 90 o + θ t = 180 o ⇔ θ i + θ t = 90 o (Ley empírica de Brewster) 8-97

Reemplazando 8-97 en 8-96, obtenemos,

n1 sen θi = n2 sen( 90 o − θi ) = n2 cos θ i 8-98

381
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Si denominamos a este ángulo especial de incidencia como θ B (ángulo de


Brewster), de la ecuación 8-98 obtenemos la relación,

n2
tg θi = tg θ B = 8-99
n1

Por ejemplo, en el caso de una onda que incide desde el aire y se refleja en
vidrio, el ángulo de Brewster es aproximadamente,

⎛ n2 ⎞ ⎛ 1,5 ⎞
θ B = arctg⎜ ⎟ = arctg⎜ ⎟ ≅ 56 o 8-100
⎝ n1 ⎠ ⎝ 1⎠

O sea que, si intentamos observar, con anteojos polarizados, una onda de luz
reflejada en vidrio, cuyo ángulo de incidencia es aproximadamente 56 o , no podremos
verla, a menos que nos saquemos los anteojos (¿Cuál es la dirección del eje de
transmisión de los anteojos polarizados para atenuar los reflejos?).
Si el ángulo no es exactamente θ B la onda reflejada se halla parcialmente
polarizada (el grado de polarización depende del ángulo de incidencia), de esta
forma, los anteojos polarizados atenúan la intensidad reflejada, pero no la anulan. En
el caso de la nieve, no existe una superficie uniforme, como sucede en el vidrio o en
el agua, por lo cual nunca la luz reflejada se halla completamente polarizada.

El grado de polarización de la luz reflejada en la interfase puede deducirse a


partir de la teoría electromagnética. Utilizando las ecuaciones de Maxwell se
encuentra que el ángulo de polarización coincide con el hallado experimentalmente
por Brewster.

Saltee en una primera lectura

Aún no podemos apelar a la teoría electromagnética, pero podemos comenzar por entender
cualitativamente el fenómeno, para ello, plantearemos un modelo simple de absorción y reemisión de
la luz:

382
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Radiación dipolar eléctrica (antena dipolar): Para entender el fenómeno, plantearemos un modelo
simple (de juguete) de absorción y reemisión de la luz. En otro curso (electricidad y magnetismo),
estudiaremos el fenómeno de radiación, allí comprobaremos que toda carga acelerada emite una
onda electromagnética. En particular estudiaremos el modo más simple de emisión, aquel generado
cuando dos partículas, de cargas opuestas, oscilan sobre una línea (radiación dipolar eléctrica).

Supongamos que una onda luminosa polarizada linealmente incide sobre un sistema formado
por dos partículas con cargas eléctricas opuestas (modelo de juguete de una molécula). Las
partículas interactúan con la onda a través del campo eléctrico (vector óptico) y comienzan a oscilar
en la misma dirección en que oscila el vector óptico (dirección de polarización), por lo tanto,
absorben parte de la energía de la onda. Luego de un pequeño intervalo de tiempo, las cargas
vuelven a su estado inicial emitiendo una onda de luz.
La onda emitida por las cargas oscilantes, no es igualmente intensa en todas las direcciones,
sino que la mayor intensidad se irradia en el plano perpendicular a la dirección de oscilación, ver
figura 8-17.
y

x
-

Figura 8-17: Emisor dipolar eléctrico. La intensidad emitida resulta más intensa en el plano
perpendicular a la dirección de oscilación de las cargas.

En la figura 8-17, se muestran dos cargas oscilando en la dirección y; la longitud de las


flechas representa la intensidad emitida en cada dirección. Vemos que la mayor intensidad se emite
en la dirección x, mientras resulta completamente nula en la dirección y (dirección en que se mueven
las cargas). En realidad como el sistema es simétrico respecto a rotaciones sobre el eje y, podemos
afirmar que las cargas emiten con mayor intensidad sobre todo el plano x-z.
El vector óptico (campo eléctrico, emitido) oscila en la misma dirección en que oscilan las
cargas (eje y), por lo cual, lejos de las cargas, detectamos una onda electromagnética linealmente
polarizada en la dirección y, ver figura 8-18 (propagándose en la dirección x).

y
r
+ Ey

x
-
Figura 8-18: Emisor dipolar eléctrico. El vector óptico oscila en la misma dirección en que
oscilan las cargas.

383
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Usaremos el modelo de radiación dipolar para entender el fenómeno de polarización por


reflexión (éste modelo funciona bastante bien cuando la superficie es conductora): Tomaremos el
ejemplo de una onda de luz que incide sobre una superficie de vidrio. Consideraremos un modelo
simplificado para describir el comportamiento de las moléculas que forman el vidrio, cuando sobre
ellas incide una onda luminosa. Supondremos que se comportan en forma similar a dos cargas
opuestas oscilantes (emisor dipolar eléctrico), absorbiendo y reemitiendo la luz en la forma que
hemos discutido para el caso de radiación dipolar (modelo de juguete).
Cuando la luz incide sobre las moléculas, estas absorben parte de la energía y comienzan a
oscilar, en la misma dirección en que lo hace el vector óptico (campo eléctrico). Luego de un pequeño
intervalo de tiempo, la molécula reemite esa energía en forma de luz, volviendo a su estado inicial. La
onda emitida sale principalmente en el plano perpendicular a la dirección de oscilación de la
molécula (radiación dipolar) y se halla polarizada en la dirección en que oscilan las moléculas (ver
figuras 17 y 18).

La onda reflejada es producida por la reemisión de las moléculas, mientras que la onda
transmitida es el resultado de la suma de la onda incidente más la onda reemitida por las moléculas.
En el caso particular del vidrio, la mayor parte de la energía se transmite y sólo un 7,5% de la
energía se refleja.
Enseguida veremos que, la polarización por reflexión se debe a la forma en que emiten las
moléculas del medio, y por esta razón sólo la onda reflejada se halla completamente polarizada
cuando la luz incide con el ángulo de Brewster, la luz transmitida sólo se halla parcialmente
polarizada.

Consideramos el caso general, que sobre la superficie del vidrio incide, con ángulo θ B , luz
natural (no polarizada). Podemos describir al vector óptico sobre la base de sus componentes, una
componente paralela al plano de incidencia y otra perpendicular. Analizaremos por separado lo que
ocurre con cada componente:

• La componente polarizada paralela al plano de incidencia (ver figura 8-19), al incidir sobre las
moléculas del vidrio, las impulsa a oscilar en esa dirección. Las moléculas emiten una nueva onda
cuya dirección, de intensidad máxima, resulta perpendicular a la dirección de oscilación
(dirección de la onda transmitida), mientras que en la dirección perpendicular la intensidad
resulta nula, que en este caso (θ i = θ B ), concuerda con la dirección de la onda reflejada. Por
consiguiente, si la onda incidente se halla polarizada en el plano de incidencia, no existe onda
reflejada y la onda transmitida se halla polarizada en ese mismo plano, ver figura 8-19.

384
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

La onda incidente se halla


polarizada en una dirección
paralela al plano de
incidencia θi No se emite luz en esa
dirección. No observamos
aire la reflexión de la luz.

agua 90o

La luz transmitida se halla polarizada


en una dirección paralela al plano de
incidencia.

Figura 8-19: Ángulo de Brewster. Si incide luz linealmente polarizada en una dirección paralela
al plano de incidencia, con el ángulo de Brewster, la onda no se refleja, mientras
que la onda transmitida se halla polarizada en una dirección paralela al plano de
polarización.

La componente polarizada perpendicular al plano de incidencia (ver figura 8-20), al incidir


sobre las moléculas del vidrio, las impulsa a oscilar en esa dirección. Las moléculas emiten una
nueva onda cuya dirección, de intensidad máxima, resulta perpendicular a la dirección de
oscilación, que en este caso (θ i = θ B ), concuerda con la dirección de la onda reflejada, mientras que
en la dirección perpendicular la intensidad emitida resulta nula (dirección de la onda transmitida).
Por consiguiente, si la onda incidente se halla polarizada perpendicularmente al plano de
incidencia, las moléculas no emiten en la dirección de la onda transmitida y la onda reflejada se
halla polarizada en el plano perpendicular al plano de incidencia, ver figura 8-20. Recordar que
aunque las moléculas no emiten en la dirección de transmisión, sí existe una onda transmitida ya que
la onda transmitida es el resultado de la suma de las ondas incidente y emitida por las moléculas.

385
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

La onda incidente se halla


polarizada en una dirección
perpendicular al plano de La luz reflejada se halla
incidencia polarizada en una dirección
θi perpendicular al plano de la
aire hoja, o sea, paralela a la
superficie. Los puntos indican
que el vector óptico oscila en
agua 90 o esa dirección

θt

Las moléculas no emiten en la dirección de la onda


transmitida. Pero ésta nunca se anula, ya que es el
resultado de la suma de la onda incidente y la
reemisión de las moléculas.

Figura 8-20: Ángulo de Brewster. Si incide luz linealmente polarizada en una dirección
perpendicular al plano de incidencia, con el ángulo de Brewster, la onda se refleja
completamente y se halla polarizada perpendicularmente al plano de incidencia (o
paralela a la superficie).)

De acuerdo a lo discutido, si incide luz natural (no polarizada), con un ángulo θ B , la


componente del vector óptico, paralela al plano de incidencia, se transmite completamente y no se
refleja; mientras que la componente perpendicular al plano, parte se refleja y parte se transmite.
Por consiguiente, la luz reflejada se halla polarizada en dirección perpendicular al plano de
incidencia (paralela a la superficie de la interfase) y la transmitida se halla parcialmente
polarizada paralela al plano de incidencia (ver figura 8-16).
Si el ángulo de incidencia no es exactamente θ B , las ondas reflejadas y transmitidas se
hallan parcialmente polarizadas.

8-20. La luz que se refleja en un espejo de agua, o en la nieve se encuentra


parcialmente polarizada. Este reflejo puede ser muy molesto y, debido a ello, se ha
hecho muy común la utilización de lentes polarizados, para disminuir la intensidad
de la luz que llega a los ojos. Si Ud. tuviera que construir un par de estos lentes ¿de
qué manera colocaría los polarizadores?

8-21. Si el ángulo crítico para la reflexión total interna de una sustancia es 45o.
¿Cuál es su ángulo de polarización (ángulo de Brewster)?.

386
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

8-22. Guía Teórica. Polarización por dispersión o “scattering”:


Si miramos al cielo azul con anteojos polarizados (girándolos
convenientemente), podemos comprobar que la luz no se halla polarizada, pero
tampoco se halla completamente no-polarizada (parcialmente polarizada). Esta luz
no proviene directamente del sol, sino que se origina en la dispersión (absorción y
reemisión) de la luz solar por las moléculas que forman el aire.
Las moléculas que forman parte de nuestra atmósfera absorben la luz que les
llega del sol (luz blanca). Debido a las características de las moléculas, no todas las
frecuencias son absorbidas por igual, ya hemos dicho que la luz de color azul es la
que mayormente resulta absorbida y luego reemitida por la molécula (dispersión),
mientras que otras frecuencias (rojo) “pasan a través de ellas como si fueran
transparentes”.
A nuestros ojos llegan, provenientes del cielo, sólo aquellas ondas de luz que
han sido reemitidas hacia abajo (dispersadas), mayormente luz azul, por
consiguiente, el cielo se ve azul. Además, esta luz se halla parcialmente polarizada,
y este efecto es notable cuando las direcciones de propagación de las ondas
provenientes del sol y las reemitidas por las moléculas forman un ángulo de 90 o , ver
figura 8-21.

eje z 90o
eje x

Figura 8-21: Dispersión de la luz solar en la atmósfera. El color azul es el que


más se dispersa. Dependiendo del ángulo que forman los rayos
solares incidentes y la dirección de observación, la luz dispersada
puede estar parcialmente polarizada

Para entender cualitativamente el fenómeno de polarización por dispersión,


vamos a plantear un modelo simple (de juguete), pensando que las moléculas de la
atmósfera se comportan en forma similar a dos cargas opuestas oscilantes (emisor
dipolar eléctrico), absorbiendo la luz proveniente del sol y reemitiéndola en la forma
que hemos discutido para el caso de radiación dipolar.
Supongamos que la luz proveniente del sol (no polarizada), se propaga en la
dirección z, por supuesto, por ser una onda transversal el vector óptico (campo
eléctrico) oscila en el plano perpendicular al eje z (plano x-y), ver figura 8-21.
Cuando la onda incide sobre una molécula de la atmósfera, ésta absorbe parte de la
energía y comienza a oscilar en el mismo plano en que oscila el campo eléctrico

387
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

(plano x-y). Luego de un pequeño intervalo de tiempo, la molécula reemite esa


energía (radiación dipolar eléctrica), volviendo a su estado inicial.
Supongamos que nosotros observamos la onda que proviene de la molécula
en la dirección x (ver figura 8-21). Esta onda se origina principalmente en
oscilaciones de la molécula en la dirección y (corresponde a la máxima intensidad
emitida, ver figura 17), por lo cual, la luz llega a nuestros ojos, fundamentalmente
polarizada en la dirección y (ver figura 8-18).
La luz no se halla completamente polarizada, recibimos luz proveniente de
muchas moléculas, que oscilan en diferentes direcciones del plano x-y, y no
necesariamente en la dirección y, ya que, la radiación dipolar eléctrica es intensa en
un ancho rango de direcciones, no sólo en la dirección perpendicular a la línea de
oscilación (ver figura 8-18).
Este fenómeno, puede verificarse fácilmente si se dispone de un polarizador,
observando aquella zona del cielo que emite luz hacia nuestros ojos formando un
ángulo de 90 o con la onda que incide desde el sol (ver figura 8-21).

8-23. Guía Teórica. Laminas retardadoras, Materiales


Birrefringentes y Actividad Óptica:

Láminas Retardadoras:
Un ejemplo interesante y simple de material anisótropo lo constituye un
celofán cuando se lo estira (o plásticos estirados). El celofán está formado por
moléculas de hidrocarburo desordenadas, por lo cual en principio, no existe ninguna
dirección privilegiada y el material resulta isótropo. Si se estira al celofán en alguna
dirección particular (lo cual ocurre muchas veces en el proceso de fabricación),
debido a las tensiones provocadas, las moléculas se reorientan en esa dirección. De
esta forma, el material estirado pierde su isotropía y la velocidad de propagación de
las ondas luminosas depende del estado de polarización de la onda, las ondas
polarizadas en la dirección de estiramiento se propagan a una velocidad distinta de
las ondas polarizadas en una dirección perpendicular.
De esta forma, la dirección de estiramiento y la dirección perpendicular a
ésta, determinan dos ejes especiales, desde el punto de vista óptico.
Un caso particular es el de la cinta adhesiva (cinta Scocht). Debido al proceso
de fabricación, el material es estirado en la dirección de enrollado. La cinta adhesiva
marca Scocht, por casualidad, tiene un espesor tal que se comporta aproximadamente
como una lámina retardadora de media onda, que estudiaremos enseguida; otras
marcas tienen otros espesores.

388
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Otro material anisótropo, que es bastante fácil de encontrar, es la mica. En


éste material también podemos identificar dos direcciones especiales tal como sucede
en el caso del celofán estirado.
Enseguida veremos que, tanto el celofán como la cinta adhesiva o la mica,
pueden servir para cambiar el estado de polarización de una onda, como por ejemplo,
cambiar la dirección de polarización de una onda linealmente polarizada, o
transformarla en una onda polarizada elípticamente o circularmente, a la salida del
material, y viceversa.

Experimento: Con ayuda de dos polarizadores, usted puede estudiar este fenómeno.
Con el primer polarizador puede polarizar a la luz linealmente, esa onda luego puede
atravesar una cinta adhesiva o una lámina de celofán estirado. Con el segundo
polarizador (analizador) puede estudiar el estado de polarización de la onda al salir
de la lámina, ¡pruebe!, gire el primer polarizador y anote lo observado, saque
conclusiones.

El celofán o las cintas adhesivas o las placas de mica, son algunos ejemplos
de lo que se conoce con el nombre de láminas retardadoras (caso particular de
material birrefringente que discutiremos luego).
Estas láminas delgadas, tienen la particularidad de ser materiales anisótropos
con dos direcciones especiales (desde el punto de vista óptico), mutuamente
perpendiculares (en el caso del celofán, dirección de estiramiento y dirección
perpendicular). Una onda plana, linealmente polarizada, que incide sobre la
lámina, se propaga con distinta velocidad según sea su estado de polarización
paralelo a uno u otro eje. Por esta razón, distinguiremos a los ejes de la lámina con
el nombre de eje rápido y eje lento de propagación. Cuál es el lento y cual el rápido
depende del material con que se construye la lámina.
Si la onda (plana) incidente se halla linealmente polarizada paralelamente al
eje rápido, se propaga con velocidad v R , mientras que si la onda se halla polarizada
paralela al eje lento, se propaga con velocidad v L .
Debido a esta propiedad del material, la onda que incide sobre la lámina “ve”
un índice de refracción distinto de acuerdo a su estado de polarización (paralelo al
eje rápido o perpendicular a éste), que podemos calcular como,
c c
nR = y nL = 8-101
vR vL

Si sobre la lámina incide, normalmente, una onda plana con polarización arbitraria, las
proyecciones del vector óptico, sobre el eje rápido y el eje perpendicular (lento), se propagan cada
una con una velocidad distinta. De acuerdo a esto, las componentes (de polarizaciones

389
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

perpendiculares) salen de la lámina desfasadas una de la otra, ya que recorren caminos ópticos
distintos.

En el capítulo 9 aprenderemos a calcular diferencias de fase δ debidas a


diferencias de caminos ópticos, aquí nos conformaremos con una idea intuitiva. Si
pensamos en la evolución de las crestas de las ondas, de cada componente (de
polarizaciones mutuamente perpendiculares), mientras que una se desplaza a
velocidad v R , la otra lo hace a velocidad v L , por esta razón, al atravesar la lámina se
retrasa una respecto a la otra, provocando un desfasaje δ entre las ondas.

En una primera lectura puede saltearse y sólo estudiar la expresión final 106.
Cuánto se retrasa una onda respecto de la otra, lo podemos hallar simplemente calculando
el tiempo que tarda cada onda en atravesar el espesor e de la lámina, o sea,

e e
tR = y tL = 8-102
vR vL

por lo cual, el intervalo de tiempo que hay que esperar para que salga la onda más lenta es (usando
8-101),

e e e
Δt = t L − t R =
vL

vR
=
c
( nL − nR ) 8-103

De esta forma, en ese tiempo Δt , la onda que sale primero (ya en el vacío), recorre una distancia
igual a,
Δd = cΔt = e ( n L − n R ) = diferencia de camino óptico 8-104

El desfasaje δ indica el ángulo, en radianes, que se retrasa una onda armónica respecto de
la otra. Para calcularlo, debemos determinar cuántas o que fracción de longitudes de onda entran en
Δd . Por ejemplo, si entra justo una longitud de onda, las ondas no se desfasan ya que δ = 2π (un
giro completo), en cambio si entra media onda, se hallan a contrafase, es decir, δ = π (medio giro).
El desfasaje es simplemente la fracción de longitudes de onda, que entran en Δd , multiplicadas por
2π (ver Capítulo 9), es decir
Δd Δd
Fracción de longitudes de onda = ⇒ δ = 2π 8-105
λ λ
A partir de 8-105 y 8-104, encontramos que el desfasaje de la componente lenta respecto de
la rápida es,

e ( nL − nR )
δ = 2π 8-106
λ

390
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

De acuerdo a la expresión 8-106, el desfasaje entre componentes (de


polarización mutuamente perpendicular), depende de la diferencia entre los índices
de refracción (lento y rápido), del espesor de la lámina e y de la longitud de onda de
la onda incidente.

De acuerdo a lo discutido, con una lámina retardadora podemos introducir


fases adicionales entre las diferentes componentes del vector óptico. De esta forma,
veremos que es posible cambiar el estado de polarización de la onda incidente. Por
ejemplo, cambiar la dirección de una onda linealmente polarizada o transformarla en
polarización elíptica o circular y viceversa. Esto lo lograremos eligiendo
adecuadamente las características de la lámina (espesor, índices de refracción), para
lograr un desfasaje conveniente a nuestros intereses.
En lo que sigue analizaremos casos particulares de láminas retardadoras, para
valores de desfasaje especiales, como por ejemplo, δ = π (láminas de media onda) o
π
δ= (láminas de cuarto de onda). Recordemos que el desfasaje depende de la
2
longitud de onda, por lo cual, si una lámina retardadora produce un desfasaje δ = π
(láminas de media onda) para el color rojo, no necesariamente produce el mismo
desfasaje para el verde.

Lámina de media de onda (δ=π):

Vamos a analizar el caso particular en que, el espesor de la lámina y los


índices de refracción son tales que, el desfasaje que se produce entre cada una de las
componentes del vector óptico, paralela al eje rápido de la lámina y perpendicular a
éste (eje lento), vale δ = π . Como dijimos, una cinta adhesiva marca Scocht cumple
bastante bien con esta característica (por lo menos para algunos colores). Para
entender el comportamiento de esta lámina, analizaremos dos ejemplos:

Primer Ejemplo: Supongamos que, sobre una lámina de media onda, incide
normalmente una onda plana, linealmente polarizada en una dirección arbitraria.
Supondremos que la onda se propaga en la dirección z y la lámina se halla en el
plano x-y. Por simplicidad, supondremos que el eje rápido es el eje x y el lento es el
eje y.
Describimos a la onda incidente (linealmente polarizada) en base a sus
componentes, polarizadas en las direcciones x e y (ver figura 8-22), en la forma,
r
E = $i E 0 x cos( kz − ωt ) + $j E 0 y cos( kx − ωt ) 8-107

Cuando la onda atraviesa la lámina de media onda, la componente y se


desfasa respecto de la x un ángulo δ = π . Suponiendo, por simplicidad, que la onda no

391
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

se atenúa al atravesar la lámina, a la salida de la lámina la onda puede describirse en


la forma,

( )
r
E x = î E 0 x cos kz − ω t
8-108
( ) ( )
r
E y = ĵ E 0 y cos kx − ω t + π = − ĵ E 0 y cos kx − ω t

De la expresión 8-108, concluimos que la onda plana saliente también se halla


linealmente polarizada, pero el cambio de signo de la componente y, produce un
cambio en la dirección de polarización, es como si el vector óptico se reflejara sobre
el eje x (eje rápido), ver figura 8-22.

y y
r
E Onda incidente

x x
θ
r
E Onda saliente

Lámina retardadora de Lámina retardadora


media onda de media onda

Figura 8-22: Lámina retardadora de media onda. Si incide sobre ella una onda linealmente
polarizada, la onda transmitida también se halla linealmente polarizada pero en
una dirección distinta, rotada en un ángulo 2θ respecto de la incidente.

Observando la figura 8-22, comprobamos que la onda linealmente polarizada


rota un ángulo igual a α = 2θ . En el caso particular en que la onda se halla polarizada
formando un ángulo θ = 45o , entonces la dirección de polarización rota exactamente
90 o .

392
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Experimento: Ahora que sabe un poco más, vuelva a tomar dos polarizadores y una
cinta Scocht, muestre que se comporta aproximadamente como una lámina de media
onda y determine cuál es el eje rápido. Luego construya una nueva lámina
retardadora superponiendo dos cintas Scocht. ¿Cuánto vale el desfasaje que produce
esta lámina?, Verifíquelo experimentalmente.
Usando filtros de color, estudie el comportamiento de la cinta para diferentes
colores, compruebe que el desfasaje depende de la longitud de onda de la luz con que
se ilumina.

Segundo Ejemplo: Suponemos ahora que, sobre la lámina de media onda, incide
normalmente una onda plana, polarizada circularmente derecha (horario).
La onda incidente (polarizada circular derecha), se describe en la forma,
r
[
E ( z , t ) = E 0 iˆ cos(kz − ωt ) + ˆj sen (kz − ωt ) ] 8-109

Cuando la onda atraviesa la lámina de media onda, la componente y se


desfasa respecto de la x un ángulo δ = π . Suponiendo que, la onda no se atenúan al
atravesar la lámina, a la salida de la lámina la onda puede describirse en la forma,
r
[ ] [
E = E 0 ˆi cos(kz − ωt ) + ˆj sen (kx − ωt + π) = E 0 ˆi cos(kz − ωt ) − ˆj sen (kx − ωt ) ] 8-
110

De la expresión 8-110, concluimos que la onda plana saliente también se halla


polarizada circularmente, pero el cambio de signo de la componente y, la transforma
a circular izquierda (antihorario).

Lámina de cuarto de onda (δ=π/2):

Ahora analizamos el caso particular en que, el espesor de la lámina y los


índices de refracción son tales que, el desfasaje que se produce entre cada una de las
componentes del vector óptico, paralela al eje rápido de la lámina y perpendicular a
π
éste (eje lento), vale δ = . Para entender el comportamiento de esta lámina,
2
analizamos dos ejemplos:

Primer Ejemplo: Suponemos que, sobre una lámina de cuarto de onda, incide
normalmente una onda plana, linealmente polarizada en una dirección arbitraria.
Nuevamente suponemos que la onda se propaga en la dirección z y la lámina se
halla en el plano x-y, el eje rápido es el eje x y el lento es el eje y.

393
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

La onda incidente (linealmente polarizada) es,


r
E = î E 0 x cos(kz − ωt ) + ĵ E 0 y cos(kz − ωt ) 8-111

Cuando la onda atraviesa la lámina de cuarto de onda, la componente y se


π
desfasa respecto de la x un ángulo δ = . Suponiendo, por simplicidad, que la onda
2
no se atenúa al atravesar la lámina, a la salida de la lámina la onda puede describirse
en la forma,

( ) π⎞
r ⎛
E = î E 0 x cos kz − ω t + ĵ E 0 y cos⎜ kz − ω t + ⎟ =
⎝ 2⎠ 8-112
î E 0 x cos(kz − ω t ) - ĵ E 0y (
sen kz − ω t )
A partir de la expresión 8-112, comprobamos que, a la salida de la lámina de
cuarto de onda, la luz se halla polarizada elípticamente izquierda (antihorario). En el
caso particular en que el vector óptico, de la onda incidente, forma un ángulo de 45o
con los ejes se cumple E 0 x = E 0 y y por consiguiente la onda a la salida de la lámina
se halla polarizada circularmente izquierda.

¿Cómo identifica experimentalmente si una onda se halla polarizada


circularmente o elípticamente?.

Segundo Ejemplo: El segundo ejemplo lo dejamos para que lo complete el lector.


Compruebe que si incide una onda elípticamente polarizada (o circular), centrada en
los ejes, a la salida de la lámina de cuarto de onda, la onda resulta linealmente
polarizada.

Como vemos, la utilización de las láminas retardadoras permite cambiar el


estado de polarización de cualquier haz polarizado.
Si tenemos un haz de luz natural y colocamos a su paso dos polarizadores
cruzados luego de éstos no hay intensidad luminosa. Pero si intercalemos una lamina
de cuarto de onda entre ambos. La luz que sale del primer polarizador, linealmente
π
polarizada, incide sobre la lámina y sufre un desfasaje en δ = , al atravesarla.
2
Dependiendo de la orientación relativa entre el vector óptico y el eje de la lámina se
tienen distintos estados de polarización para la luz que incide sobre el analizador.
Así, rotando la lámina alrededor de su eje se consigue que pase más o menos luz por
el analizador. Habrá dos posiciones de máxima intensidad y dos de anulación casi
total ¿podría explicar por qué?

394
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Este fenómeno, además de su interés científico, tiene aplicaciones técnicas en


el control de calidad de ciertos materiales que son sometidos a tensiones. Un ejemplo
de ellos son los parabrisas de automóviles, los cuales son curvados, por lo cual,
presentan anisotropías que pueden ser usadas para controlar su curvatura. Este hecho
puede comprobarse observando con un polarizador a través del parabrisas, se
observan zonas más obscuras que otras, trate de explicar por qué.

Optativo. Materiales Birrefringentes:


En general, a los materiales anisótropos que presentan dos índices de refracción distintos,
según el estado de polarización de la onda, se los llama materiales birrefringentes. Ejemplos de este
tipo de materiales son la calcita y, las ya estudiadas, láminas retardadoras.
Estos materiales poseen propiedades “extrañas”, a nuestra experiencia. Si una onda (plana)
incide sobre ellos, puede dividirse dentro del material en dos ondas refractadas (según como esté
cortado el cristal), con polarizaciones perpendiculares entre sí, por esta razón, es que se los llama
birrefringentes.
Uno de los rayos, se comporta tal como es esperado en la óptica geométrica (en cristales
monoaxiales), por lo cual se lo denomina “rayo ordinario”, mientras que el otro se desvía
“anormalmente”, por lo cual se lo conoce como “rayo extraordinario”.
Si incide una onda plana normalmente sobre el cristal (θ i = 0 ), el rayo ordinario no se
refracta (no cambia su dirección), verificando así las leyes de la óptica geométrica. En cambio el
rayo extraordinario, se refracta (cambia su dirección), al entrar y luego al salir del cristal, saliendo
paralelo al rayo ordinario (si el cristal es plano-paralelo), pero desplazado una cierta distancia, que
depende del espesor del material. Si se gira el material, el rayo extraordinario gira en el espacio.
Estos dos rayos se hallan polarizados, y sus direcciones son perpendiculares entre sí. De acuerdo a lo
expuesto, si observamos un objeto a través de uno de estos cristales, veremos dos imágenes del
objeto.
Cortando adecuadamente un cristal birrefringente, pueden fabricarse polarizadores, o
también láminas retardadoras.

Optativo. Actividad Óptica:

Si una onda de luz linealmente polarizada, atraviesa un cristal de cuarzo (en una dirección
paralela al eje óptico), se observa que la dirección de polarización se halla rotada al salir del cristal.
El ángulo rotado depende del espesor del cristal. Se observa el mismo fenómeno en diferentes
sustancias, como por ejemplo, en soluciones de azúcar o en aguarrás. A las sustancias que presentan
esta propiedad, se las conoce con el nombre de sustancias ópticamente activas.
El fenómeno se halla relacionado con la estructura helicoidal de las moléculas de la
sustancia. Algunas sustancias producen rotaciones en sentido horario (dextrogiras) mientras que
otras lo hacen en sentido antihorario (levogiras).
El estudio de la actividad óptica de un material, nos brinda información importante de la
estructura molecular de la sustancia. Pero además, posee importantes aplicaciones técnicas en
química y biología. Una aplicación importante es, la determinación del nivel de concentración de

395
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

azúcar en una solución, basado en que el poder rotatorio de la solución se halla relacionado con la
concentración de azúcar.

8-24. La calcita (material birrefringente) posee índices de refracción rápido


n R = 1,4864 y lento n L = 1,6584 , para una longitud de onda λ = 589,3nm . Suponga que
puede cortarla adecuadamente para fabricar una lámina retardadora,
a) ¿De qué espesor la cortaría para obtener una lámina de media onda, para esa
longitud de onda?.
b) ¿Y para obtener una de cuarto de onda?

8-25. (Recomendado). Una onda de luz, de frecuencia f = 6 1014 Hz y amplitud


2 E0 (módulo del vector óptico), avanza en la dirección z (en el vacío), y se halla
polarizada linealmente a 45o en el primer cuadrante (x-y). La onda incide
normalmente sobre una lámina de cuarto de onda, con su eje rápido en la dirección x.
a) Escriba la función de onda correspondiente a la onda incidente. Verifique su
resultado a partir de construir una tabla de valores.
b) Escriba la función de onda saliente y muestre que se halla polarizada
circularmente, indique si es izquierda o derecha. Construya una tabla de valores
para verificarlo.
c) Explique que experimento haría para comprobar si resulta correcto lo respondido
por usted en el ítem anterior.

8-26. Compruebe que si incide una onda elípticamente polarizada (o circular),


centrada en los ejes, sobre una lámina de cuarto de onda, a la salida, la onda resulta
linealmente polarizada. Escriba las funciones de onda en cada caso y discuta sobre la
forma en que lo comprobaría experimentalmente.

8-27. (Recomendado). En la figura 8-23 se muestran dos fotos de dos polarizadores.


Entre ellos se ha colocado una cinta Scocht (aproximadamente se comporta como
una lámina de media onda), formando un ángulo de 45o con los ejes de transmisión
de los polarizadores. Explique claramente el fenómeno observado en cada una de las
fotos.

396
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 8-23: Fotos de dos polarizadores, entre ellos se encuentra una cinta Scotch. Agradecemos
a Ricardo Page por sostener los polarizadores para la foto.

8-28. Suponga que dispone de dos polarizadores y una cinta Scotch


(aproximadamente se comporta como una lámina de media onda), que intercala entre
ambos. Si sobre el primer polarizador incide luz natural, describa completamente la
situación, para distintas posiciones relativas de la lámina y los polarizadores.

397
Ondas en tres dimensiones y Polarización de la luz

Bibliografía.

• Física Vol. 2, Tipler. Ed. Reverté.


• Física, Óptica Vol 2, D.E.Roller and R.Blum. Ed. Reverté.
• Óptica, Hecht-Zajac. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Curso de Física de Berkeley, Vol 3. Ed. Reverté.
• Física, Gettys, Keller, Skove. Mc Graw Hill.
• Física, M. Alonso y E.J. Finn, Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Física Vol 1, Feynman. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.

398
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Capítulo 9

Interferencia.
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Introducción:
En el Capítulo 6 hemos comenzado el estudio de fenómenos asociados con la
superposición de ondas. En este Capítulo continuaremos profundizando el tema,
asociado principalmente con fenómenos de interferencia luminosa (superposición de
ondas de luz).
El fenómeno de interferencia resulta simple de analizar en el caso de la
superposición de dos ondas armónicas que se propagan en un medio lineal (no-
dispersivo). Supongamos dos ondas armónicas, de idéntica frecuencia y longitud de
onda, pero desfasadas entre sí en una cantidad δ . Como el medio lo hemos
supuesto lineal, la onda resultante de la superposición de ambas ondas se obtiene
simplemente sumándolas. El resultado de la suma de dos ondas armónicas, de igual
frecuencia, es otra onda armónica, de la misma frecuencia, cuya amplitud depende de
la diferencia de fase δ , entre las ondas originales.
Para fijar ideas analicemos los casos extremos. Si la diferencia de fase es
δ = 0 o un múltiplo entero de 2π , las ondas se hallan en fase y, por consiguiente, la
interferencia es constructiva. La amplitud resultante es la suma de las amplitudes
individuales (ver figura 9-1). Si la diferencia de fase es δ = π o un número entero
impar de π , las ondas se hallan a contrafase, concuerda la cresta de una con el valle
de la otra, y la interferencia es destructiva. La amplitud resultante es la resta de las
amplitudes individuales (ver figura 9-1).

= =

Figura 9-1: Interferencia constructiva y destructiva, entre dos ondas armónicas.

La diferencia de fase entre las ondas armónicas puede ser debida simplemente
a que han recorrido distancias distintas, por lo cual dependiendo del lugar del espacio
en donde se analiza la superposición, es posible hallar interferencia constructiva o
destructiva.
En la Naturaleza observamos innumerables ejemplos de sistemas físicos en
donde se observa el fenómeno de interferencia (ondas de agua, ondas sonoras, ondas
de luz, ondas electromagnéticas, etc.). Todos ellos, constituyen manifestaciones de
un fenómeno ondulatorio subyacente. Las diferencias en la amplitud del sonido en
una sala con mala acústica, los colores en las pompas de jabón y en las manchas de
aceite, son algunos de los ejemplos más comunes de interferencia de ondas sonoras y
luminosas respectivamente.
La historia del desarrollo de la teoría física de la luz, ha sido signada por la
lucha entre dos modelos distintos, y en principio, incompatibles para la física clásica.

401
Interferencia

Esos dos modelos son el modelo corpuscular (Newton) y el modelo ondulatorio de la


luz (Huygens). La observación de fenómenos de interferencia asociados a la luz, fue
determinante para el triunfo de la teoría ondulatoria, pero ese no fue el final de la
historia.
La aparente incompatibilidad entre una teoría corpuscular y una ondulatoria,
desaparece con el advenimiento de la teoría cuántica. Esta teoría resulta a la mayoría
de los mortales completamente antiintuitiva, ya que en nuestra vida cotidiana, los
fenómenos que distinguen a la teoría cuántica se hallan enmascarados, por lo cual,
nuestro mundo “pareciera regirse perfectamente por las leyes de Newton”, o peor,
“parece comportarse como Aristóteles pensaba”. No surgió la necesidad de cambiar
de teoría hasta el momento en que los científicos comenzaron a estudiar la dinámica
de los sistemas moleculares, atómicos, nucleares y subnucleares. Hoy en día, se
conocen fenómenos cuánticos a nivel macroscópico (grandes escalas), tales como los
fenómenos de superconductividad y superfluidez.
La teoría cuántica introduce un nuevo objeto físico, que no existía en la teoría
clásica, la onda-partícula, no es ni onda ni partícula sino una manifestación compleja
de ambos elementos clásicos. Como ejemplo, un electrón, en física clásica, era
asociado a una partícula, pero en física cuántica el electrón es una onda-partícula, por
lo cual, esta teoría predice que es posible observar fenómenos de interferencia
asociados al electrón. El experimento, juez implacable para la física, ha determinado
que la cuántica tiene (hasta el momento) la razón, se han observado innumerables
experiencias en donde el electrón manifiesta sus características ondulatorias y
corpusculares, tales como la aparición de fenómenos de interferencia del electrón-
onda consigo mismo.
La luz, no escapa a la descripción cuántica. Según esta teoría, la luz se halla
formada por ondas-partículas (o cuantos de luz) llamados fotones. Los fotones se
distinguen de otros objetos físicos por el hecho de no tener masa inercial. Luego
estudiaremos que por esta razón se mueven a la velocidad de la luz en todos los
sistemas de referencia (Teoría de la Relatividad).
Que nosotros no asumamos nuestra propia característica de onda-partícula
cuántica, es sólo debido a que la Naturaleza ha elegido un valor para la constante de
Plank h muy pequeño. Si esta constante, fuera varios ordenes de magnitud mayor,
diariamente veríamos fenómenos de interferencia asociados con objetos de nuestro
tamaño.
Lo expuesto, da una idea de la importancia teórica que representa el estudio
de los fenómenos asociados a las ondas, tales como la interferencia.

En cuanto a sus aplicaciones técnicas, el fenómeno de interferencia es


utilizado en la medición precisa de longitudes (espesores), para definir el metro
patrón y fundamentalmente en la determinación de longitudes de onda luminosa
(interferómetros), con lo cual, resulta posible estudiar los espectros de emisión de luz

402
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

de átomos y moléculas. La determinación del espectro de un átomo, nos brinda


información que nos permite lograr una mayor comprensión de su estructura
cuántica.
El espectro de emisión caracteriza al átomo, como una huella digital
caracteriza a una persona. Analizando el espectro de emisión de luz de un
compuesto, resulta posible conocer su composición atómica. Sobre la base de esto es
posible estudiar, por ejemplo, la composición de las estrellas a partir del análisis
espectral de la luz que nos llega de ellas.
Un ejemplo de aplicación técnica del fenómeno de interferencia, es el de la
eliminación de ruidos molestos por medios electrónicos. El sonido molesto es
captado por un micrófono, procesado por un instrumento electrónico y reemitido por
un parlante con igual amplitud pero desfasado del sonido original, de tal forma de
conseguir una interferencia destructiva con éste y reducir su amplitud.

Los ejercicios recomendados son el 2, 4, 10, 11, 17 y 22 .

9-1. Guía Teórica. Desfasajes entre ondas, en una dimensión:

En esta guía teórica estudiaremos algunas de las posibles razones que determinan
la aparición de desfasajes entre dos ondas. Haremos hincapié en el estudio del
desfasaje que aparece cuando las ondas recorren caminos distintos (para el caso
unidimensional).
Como ejemplo, analizamos nuevamente la situación planteada en el capítulo
6, de dos parlantes emitiendo una misma onda sonora armónica (sonido de un
diapasón). Supondremos que los parlantes viven en un espacio unidimensional, esta
suposición la hacemos para que la descripción de la onda sea simple, ya que en una
dimensión las ondas sólo pueden ser planas. En el espacio tridimensional, las ondas
pueden propagarse como ondas planas, esféricas, cilíndricas, etc.. En el caso de un
parlante real la descripción de la onda resulta más compleja que en los casos
anteriormente enumerados, la onda sale del parlante más intensamente hacia
adelante, y con menor intensidad hacia los costados (lóbulo).
Suponemos válido el principio de superposición, lo cual resulta una buena
aproximación en el caso de ondas sonoras de baja intensidad. De esta forma,
podemos obtener la onda resultante simplemente a partir de sumar las ondas emitidas
por cada uno de los parlantes.
Dijimos en la introducción que, al sumar dos ondas armónicas, obtenemos
una nueva onda armónica cuya amplitud depende del desfasaje existente entre las
ondas originales. El desfasaje entre las ondas puede tener orígenes distintos, aquí
comenzaremos por analizar tres de los posibles casos.

403
Interferencia

Desfasaje inicial: Las ondas, emitidas por distintas fuentes, pueden tener una
diferencia de fase inicial δ i . En el ejemplo de los parlantes, esa diferencia de fase
puede ser debida a pequeños retardos en el circuito electrónico, diferentes para cada
parlante.
Como ejemplo, supondremos que los dos parlantes se hallan ubicados en la
misma posición, emitiendo una misma onda armónica (onda plana), pero con un
pequeño retardo entre la emisión de una onda y la otra. Entonces, las ondas emitidas
por cada parlante pueden describirse como,

Ψ1 ( x , t ) = A sen( kx − ωt ) y (
Ψ2 ( x , t ) = A sen kx − ω( t − t i ) ) 9-1

Note que mientras Ψ1 ( x , t ) se anula en x = 0 y t = 0 , Ψ2 ( x , t ) se anula en x = 0 y


t = t i , es decir, un instante t i después.
Reescribiendo convenientemente a Ψ2 ( x , t ) , podemos obtener el desfasaje
inicial entre las ondas,

Ψ2 ( x , t ) = A sen( kx − ωt + ωt i ) = A sen( kx − ωt + δ i ) 9-2

o sea, las ondas se hallan desfasadas un ángulo δ i (en radianes),

δ i = ωt i 9-3

Desfasaje por diferencia de camino recorrido: Si los parlantes se hallan ubicados en


distintas posiciones, las ondas provenientes de cada uno de ellos, llegan a un
determinado punto del espacio desfasadas. La diferencia de fase depende,
justamente, de la diferencia de camino recorrido por cada onda (ver figura 9-2).

404
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

parlante 1 parlante 2 P

x x
d x2
x1

Figura 9-2: Desfasaje producido, entre dos ondas armónicas, debido a la diferencia de
caminos recorridos.

En la figura 9-2 se muestra el ejemplo simple en que los parlantes y las ondas
se hallan alineados (unidimensional) y distan entre sí una distancia d.
Hallaremos las funciones de onda, en función de la coordenada x de un punto
P genérico del espacio (unidimensional), en donde se evalúa la onda. x1 determina la
distancia entre el parlante 1 y el punto P, mientras que x 2 determina la distancia
entre el parlante 2 y ese punto.

Si el sistema de coordenadas lo fijamos en el parlante número 1 y suponemos


que no existe desfasaje inicial (δ i = 0 ), entonces las ondas emitidas por cada parlante
pueden describirse por,

Ψ1 ( x , t ) = A sen( kx − ωt ) y Ψ2 ( x , t ) = A sen( k ( x − d ) − ωt ) 9-4

Note que Ψ1 ( x , t ) se anula en x = 0 y t = 0 , Ψ2 ( x , t ) se anula en x = d y t = 0 .


Si reescribimos convenientemente a la función de onda Ψ2 ( x , t ) , obtenemos,

Ψ2 ( x , t ) = A sen( kx − ωt − kd ) = A sen( kx − ωt + δ) 9-5

Comparando Ψ1 ( x , t ) con Ψ2 ( x , t ) , vemos que se hallan desfasadas un ángulo δ (en


radianes) igual a,

d
δ = −kd o δ = −2 π 9-6
λ

En la ecuación 9-6 comprobamos que el desfasaje se halla relacionado con el


cociente entre la diferencia de camino d y la longitud de onda λ . Este cociente indica
la fracción de 2π radianes (una vuelta), que se desfasa la onda.

405
Interferencia

El signo menos cambia a signo más si colocamos el sistema de coordenadas


en el parlante 2 en lugar del 1 (verifique). En general podemos reescribir 9-6 como,

Δx
δ = 2π 9-7
λ

donde hemos definido,

Δx = x 2 − x1 = −d

es la diferencia de camino recorrido entre la onda 2 y la otra 1.


Note que Δx no es una distancia sino una diferencia de camino recorrido,
por lo cual puede tomar valores positivos y negativos (por ejemplo, positivos
cuando el punto P está a la izquierda del parlante 1 y negativo cuando está a la
derecha del parlante 2).
En el caso extremo en que la diferencia de camino Δx resulta exactamente
igual a una longitud de onda, o a un múltiplo (positivo o negativo) de ésta, el
desfasaje resulta nulo o múltiplo de 2π , con lo cual las ondas interfieren
constructivamente (ver figura 9-3), es decir,

Si Δx = mλ con m∈ Ζ ⇒ δ = m2π ≡ 0 9-8

Note que m toma valores enteros positivos (si x 2 > x1 ) y negativos (si x 2 < x1 ).

parlante 1 Δx=2λ parlante 2

Figura 9-3: Fuentes de onda distantes en un múltiplo de la longitud de onda. En este caso,
sobre la línea que une ambas fuentes, las ondas se hallan en fase.

En el otro caso extremo, en que la diferencia de camino Δx resulta


exactamente igual a media longitud de onda, o a un múltiplo impar de media longitud
de onda, el desfasaje resulta igual a π o múltiplo impar de π , con lo cual las ondas se
hallan a contrafase e interfieren destructivamente (ver figura 9-4), es decir,
λ
Si Δx = ( 2m′ + 1) con m′ ∈ Ζ ⇒ δ = ( 2m′ + 1) π ≡ π 9-9
2

406
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

parlante 1 parlante 2

Δx=λ/2

Figura 9-4: Fuentes de onda distantes en media longitud de onda. En este caso,
sobre la línea que une ambas fuentes, las ondas se anulan entre sí.

Desfasaje por reflexión: En el Capítulo 4, hemos estudiado, en detalle, el desfasaje


que se produce entre las ondas incidente y reflejada, sobre una interfase. Si la onda se
propaga de un medio denso a uno menos denso, no se produce ningún desfasaje.
Pero, si la onda pasa a un medio más denso, entonces la onda reflejada sufre un
desfasaje δ = π respecto a la incidente. Un ejemplo de esta situación podría
corresponder a una onda sonora reflejada en una pared (eco). En el caso de ondas
luminosas, veremos luego, que este tipo de desfasajes aparece siempre que la onda se
refleje en medios más densos. Por ejemplo, cuando una onda de luz que se propaga
por el aire y se refleja en la superficie de un vidrio o en la superficie del agua.

Suma de las ondas armónicas: Calculemos ahora la onda armónica resultante (para el
caso unidimensional), suma de las ondas emitidas por cada parlante. Suponemos que
las ondas se hallan desfasadas en un ángulo δ , que puede corresponder a un
desfasaje inicial o a un desfasaje debido a una diferencia de caminos recorridos o por
reflexión en un medio más denso, o suma de todos ellos, por ejemplo,
Δx
δ = 2π + δi 9-10
λ
Las funciones de onda se describen por,

Ψ1 ( x , t ) = A sen( kx − ωt ) y Ψ2 ( x , t ) = A sen( kx − ωt + δ) 9-11

como hemos supuesto al medio lineal, la onda resultante la obtenemos sumando las
dos funciones de onda,
Ψ( x , t ) = Ψ1 ( x , t ) + Ψ2 ( x , t ) = A sen( kx − ω t ) + A sen( kx − ω t + δ) 9-12

Usando la identidad trigonométrica,


⎛ θ − θ1 ⎞ ⎛ θ1 + θ 2 ⎞
sen(θ 1 ) + sen(θ 2 ) = 2 cos⎜ 2 ⎟ sen⎜ ⎟
⎝ 2 ⎠ ⎝ 2 ⎠

407
Interferencia

y eligiendo θ1 = kx − ωt y θ2 = kx − ωt + δ , podemos verificar que (hágalo), la


onda resultante Ψ( x , t ) , puede escribirse como,

⎛1 ⎞ ⎛ 1 ⎞
Ψ( x , t ) = Ψ1 ( x , t ) + Ψ2 ( x , t ) = 2 A cos⎜ δ⎟ sen⎜ kx − ω t + δ⎟ 9-13
⎝2 ⎠ ⎝ 2 ⎠
De la última expresión, se desprende que la suma de dos ondas armónicas de
igual amplitud y frecuencia, resulta ser una onda armónica de la misma frecuencia
pero de amplitud igual a,
Amplitud = 2 A cos( δ / 2) = 2 A cos( δ / 2) 9-14

En la expresión 9-14, comprobamos que la amplitud de la onda resultante


depende del desfasaje δ entre las ondas. La amplitud resulta máxima, e igual a
Amplitud = 2 A , cuando el modulo del coseno vale uno,

cos( δ / 2) = 1 ⇔ δ = m 2π con m∈ Ζ 9-15

Si el desfasaje es debido únicamente a la diferencia de camino (δ i = 0 ), a


partir de 9-7, obtenemos que el máximo se logra cuando la diferencia de camino
recorrido por las ondas resulta ser un múltiplo de una longitud de onda, es decir,
Δx = mλ con m∈ Ζ 9-16

que concuerda con lo obtenido en 9-8.


También de 9-14, vemos que la amplitud de la onda se anula cuando el coseno
vale cero, es decir,

cos( δ / 2) = 0 ⇔ δ = ( 2m′ + 1) π con m′ ∈ Ζ 9-17

Si el desfasaje es debido únicamente a diferencia de camino, la amplitud se


anula cuando la diferencia de caminos resulta ser un múltiplo impar de media
longitud de onda, es decir,
λ
Δx = ( 2m′ + 1) con m′ ∈ Ζ 9-18
2

que concuerda con lo obtenido en 9-9.


Cualquier desfasaje intermedio da como resultado una onda armónica de
amplitud entre los valores,
0 < Amplitud < 2 A 9-19

408
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Si las ondas emitidas por cada parlante no tienen la misma amplitud, la cuenta
se complica levemente (dejamos al lector como ejercicio repetir el cálculo con
amplitudes distintas), el resultado del cálculo es,

Amplitud = A12 + 2 A1 A2 cos δ + A22 9-20

En este caso la onda resultante nunca se anula completamente, aunque la


diferencia de camino sea de media longitud de onda, y toma valores entre (verifique
a partir de 9-20),

A2 − A1 < Amplitud < A2 + A1 9-21

9-2. (Recomendado). Dos parlantes separados una distancia d = 1,7m , emiten una
misma onda sonora armónica (espacio unidimensional), de igual amplitud A,
frecuencia y fase. Por simplicidad suponemos que el medio es lineal. Las ondas se
propagan en la dirección de la recta que une ambas fuentes, ver figura 9-5.

Fig. 9-5
Parlante 1 Parlante 2

1,7m dirección de propagación

Suponiendo que la velocidad del sonido es vS = 340 m seg , para cada una de las
siguientes frecuencias de las ondas sonoras emitidas:
i) f1 = 100 Hz , ii) f 2 = 200 Hz iii) f 3 = 300 Hz y iv) f 4 = 400 Hz .
a) Halle la longitud de onda correspondiente y haga un esquema de las ondas
emitidas por cada parlante para los cuatro casos planteados. Sobre la base del
esquema, halle el desfasaje que se produce entre las ondas, a la izquierda de los
parlantes, en cada caso.
b) Escriba las funciones de onda correspondientes a las diferentes ondas. Vuelva a
obtener los desfasajes a partir de ellas.
c) Halle la amplitud de la onda resultante para los distintos casos.
d) ¿Las amplitudes de la onda resultante son las mismas para las diferentes
frecuencias?. A partir de los resultados, discuta sobre si resulta simple percibir la
interferencia cuando los parlantes emiten sonidos compuestos por diferentes
frecuencias.
e) Si las fuentes estuvieran ubicadas en el mismo punto del espacio, ¿a qué retardo
inicial corresponderían los resultados anteriores?.

409
Interferencia

9-3. Guía Teórica. Desfasaje, por diferencia de camino:


En esta guía queremos generalizar lo discutido en la guía 9-1 para ondas en el
espacio tridimensional.
Analizaremos nuevamente el ejemplo de los dos parlantes, separados una
distancia d, emitiendo la misma onda sonora. Por simplicidad y para que lo discutido
nos sirva cuando estudiemos interferencia luminosa, haremos una suposición
completamente irreal, que consiste en suponer que los parlantes son esféricos y que
emiten ondas esféricas. Recordar que en una onda esférica la intensidad emitida es la
misma en todas las direcciones (los parlantes reales, emiten una mayor intensidad
sonora hacia adelante y menor a los costados).
En la figura 9-6, se muestran los dos parlantes y un esquema, de la
proyección sobre un plano, de la ubicación de las crestas de la ondas esféricas
emitidas por ellos en un determinado instante (compare con su recuerdo de las ondas
de agua producidas por dos piedritas).

Parlante 1 Parlante 2

Figura 9-6: Esquema de la ubicación de las crestas de la ondas esféricas emitidas por
dos parlantes, en un determinado instante (proyección sobre el plano).

En la figura 9-6 hemos identificado con puntos a las intersecciones de las


crestas de las ondas provenientes de cada parlante. En esos puntos la interferencia
resulta constructiva. Al avanzar la onda también avanzan los puntos, por
consiguiente podemos concluir que, si trazamos líneas uniendo esos puntos
adecuadamente, obtenemos las líneas del plano en donde la interferencia resulta
constructiva (ver figuras 9-6 y 9-8). Claro que la intensidad no es la misma en toda la

410
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

línea, ya que, la intensidad del sonido disminuye a medida que nos alejamos de las
fuentes.
Particularmente simple de entender es el caso de todos los puntos que se
hallan sobre la recta vertical que pasa por el medio de los dos parlantes. Todos esos
puntos están a la misma distancia del parlante 1 que del parlante 2, por lo cual, las
dos ondas llegan en fase interfiriendo constructivamente.

La figura 9-6 sólo muestra lo que pasa en el plano de la hoja, pero en realidad
el fenómeno es tridimensional, por lo cual, resulta bastante intuitivo pensar que las
líneas, en donde la interferencia resulta constructiva, se transforman en superficies de
revolución cuando pasamos al espacio (rotamos el dibujo alrededor de un eje colineal
con los parlantes). Luego comprobaremos que las superficies que se forman son
hiperboloides de revolución.

Para entender un poco mejor la discusión anterior, estudiemos en detalle


como se superponen las ondas en un punto P cualquiera del espacio, ver figura 9-7.

P
y

r2
r1
Δr

Parlante 1 d Parlante 2
x

Figura 9-7: Esquema de los caminos recorridos por cada onda hasta llegar a un
punto P genérico.

El punto P se encuentra a una distancia r1 del parlante 1, y a una distancia r2


del parlante 2. En la figura 9-7 se distingue la diferencia de camino recorrido Δr por
ambas ondas para llegar al punto P, donde en general,

Δr = r2 − r1 9-22

Note que Δr no es una distancia sino una diferencia de camino recorrido, por lo
cual puede tomar valores negativos, esto ocurre cuando r2 < r1 .
El desfasaje que presentan las ondas provenientes de los dos parlantes,
depende de la diferencia de camino recorrido Δr , hasta llegar al punto P analizado.
Para diferentes puntos P, la diferencia de camino es distinta. Por lo cual concluimos

411
Interferencia

que, en el caso tridimensional, el desfasaje entre las ondas provenientes de cada


parlante, depende de la ubicación espacial del punto P. Como consecuencia de ello,
existen zonas del espacio en donde las ondas interfieren constructivamente mientras
que en otras zonas lo hacen destructivamente. En el ejemplo de la figura 9-6, sobre
toda la línea que une ambos parlantes la interferencia es constructiva, porque en este
caso particular la distancia entre los parlantes es un múltiplo de la longitud de onda
(para hacer el dibujo hemos tomado d = 3λ ).

Las ondas interfieren constructivamente cuando, la diferencia de camino Δr


resulta un múltiplo de la longitud de onda,

Δr = mλ con m∈ Ζ 9-23

Note que m toma también valores negativos ya que Δr resulta negativo si r2 < r1 .
Las ondas interfieren destructivamente cuando la diferencia de camino Δr
resulta un múltiplo impar de media longitud de onda,

λ
Δr = ( 2m′ + 1) con m′ ∈ Ζ 9-24
2

Observando la figura 9-7, podemos comprobar que cualquiera sea el punto P


analizado, la diferencia de camino Δr siempre resulta menor, en módulo, que la
distancia entre los parlantes, o sea,

Δr ≤ d 9-25

La relación 9-25 restringe el número de hiperboloides de revolución


correspondientes a interferencia constructiva. Esto lo podemos comprobar a partir de
las expresiones 9-23 y 9-25,

d
Δr = m λ ≤ d ⇒ m≤ 9-26
λ

Como hemos dicho, para hacer el dibujo de la figura 9-6 hemos tomado,
como ejemplo, d = 3λ , por lo cual, a partir de la desigualdad 9-26 esperamos que se
cumpla,
d
m≤ =3 9-27
λ

412
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

es decir,
m = 0, ± 1, ± 2 y ± 3 9-28

Luego comprobaremos que los valores positivos y negativos de m determinan


las dos hojas del mismo hiperboloide de revolución. En la figura 9-6, nos falta aún
determinar que línea corresponde a cada valor de m (ver figura 9-8).
Para tener una visión un poco más formal de lo discutido hasta el momento,
estudiemos la ubicación de los puntos en donde la interferencia es constructiva y
verifiquemos que, como anticipamos antes a partir de la observación de la figura 9-6,
obtenemos hiperboloides de revolución.
Hemos anticipado que todos los puntos que se hallan sobre la recta vertical
que pasa por el medio de los dos parlantes, distan lo mismo del parlante 1 que del
parlante 2, es decir,

Δr = r2 − r1 = 0 9-29

por lo cual, las dos ondas llegan en fase interfiriendo constructivamente. Resulta
simple demostrar que la ecuación 9-29, no sólo determina una línea, sino toda una
superficie (perpendicular al plano de la hoja), dejamos como ejercicio para el lector
verificarlo. Este plano se identifica con el valor m = 0 (ec. 9-23).
Ahora queremos encontrar todos los puntos P del espacio que satisfacen que
la diferencia de recorrido entre las ondas es exactamente un múltiplo m ( m ≠ 0 ) de
longitud de onda, es decir,

Δr = r2 − r1 = mλ con m ∈ Ζ ≠0 9-30

todos estos puntos interfieren constructivamente. Comprobaremos que la ecuación 9-


30 determina un hiperboloide de revolución, uno distinto para cada valor de m.

A partir de la figura 9-7, vemos que la ecuación 9-30 puede reescribirse en


función de las coordenadas del punto P,
r
r1 = ( x, y, z ) 9-31
en la forma (verifique),

Δr = r2 − r1 = ( x − d ) + y 2 + z 2 − x 2 + y 2 + z 2 = mλ
2
9-32

413
Interferencia

Los puntos cuyas coordenadas satisfacen la ecuación 9-32, forman una


superficie llamada hiperboloide de revolución (hay un hiperboloide para cada valor
de m).
Para fijar ideas estudiemos sólo lo que pasa en el plano, tomemos z = 0 .
Dejamos al lector la tarea de despejar la coordenada y en función de la coordenada x,
nosotros sólo escribimos el resultado final obtenido luego de un tedioso cálculo,

1
y=± 2 2
4m λ
( 2 xd − d 2 + m 2 λ2 ) 2 − x 2 9-33

A partir de la expresión 9-33 podemos graficar las líneas correspondientes a la


proyección sobre el plano de los hiperboloides de revolución, donde las ondas
interfieren constructivamente. Note que las superficies dependen de m 2 , por lo cual
tanto el valor positivo como el negativo corresponden a un mismo hiperboloide de
revolución y el signo sólo identifica a una rama de la otra (cuando r2 > r1 ⇒ m > 0 , y
cuando r2 < r1 ⇒ m < 0 ). En la figura 9-8 se muestran estas líneas, para cada valor
de m, superpuestas con las ondas esféricas, compare con la figura 9-6.

m=1 m=0 m=−1


m=2 m=−2

m=3 m=−3

Figura 9-8: Gráfica de los hiperboloides de revolución que identifican los lugares
en donde la interferencia, entre las ondas, es constructiva.

Entre dos hiperboloides de interferencia constructiva se halla uno de


interferencia destructiva, que no hemos dibujado en la figura 9-8.

414
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

La intensidad no es la misma en todo el hiperboloide, ya que, la intensidad


del sonido disminuye a medida que nos alejamos de las fuentes.

9-4. (Recomendado). Suponga que dos parlantes, emiten una misma onda sonora de
frecuencia f = 500 Hz , y se hallan ubicados en las posiciones que se muestran en la
figura 9-9.
y Fig. 9-9

1 2
x

Suponiendo que la velocidad del sonido es vS = 340 m seg , y que no existe diferencia de
fase inicial,
a) Halle el desfasaje entre las ondas que llegan al origen de coordenadas.
b) ¿Qué diferencia de fase inicial debería introducirse para que las ondas interfirieran
constructivamente en el origen?, y ¿que retardo de tiempo?.
c) Usted puede verificar la formación de un patrón de interferencia sonoro si dispone
de un amplificador de audio y un generador de oscilaciones, o un piano
electrónico, o una guitarra electrónica, o una grabación de una nota pura de alguno
de estos instrumentos.
Haga funcionar su amplificador en modo monoaural (¿por qué?), y separe los
dos parlantes (fuentes coherentes de ondas sonoras) una distancia de más de un
metro (mida la distancia). De cada parlante sale la misma nota (pura). Camine a
través del lugar y verifique los cambios en el volumen del sonido en función de la
posición. Trate de estimar la ubicación de los máximos de intensidad sonora.
Verifique si se hallan en los lugares en donde usted los espera, a partir de conocer
la frecuencia de la nota.

5. Guía teórica. Coherencia:


Hasta el momento hemos analizado el fenómeno de interferencia ligado al
ejemplo de dos parlantes emitiendo una misma onda sonora. Hemos permitido que
las ondas emitidas por cada parlante tuvieran un desfasaje inicial δ i fijo, producto
quizás de algún retardo electrónico, pero no hemos considerado la posibilidad de que
δ i pudiera variar con el tiempo. Ahora queremos estudiar lo qué sucede cuando δ i no
se mantiene constante en el tiempo.

415
Interferencia

Supongamos, por simplicidad, que tenemos dos ondas planas (por ejemplo
sonoras) propagándose en la misma dirección, desfasadas entre sí en un ángulo δ
variable en el tiempo, es decir,

( )
r r rr
Ψ1 ( r , t ) = A sen( k . r − ωt )
r r
y Ψ2 (r , t ) = A sen k .r − ωt + δ(t ) 9-34

Consideramos que el desfasaje δ es debido a una diferencia de caminos


recorridos y a la existencia de un desfasaje inicial que no se mantiene constante en el
tiempo, o sea,

Δr
δ(t ) = 2π
+ δ i (t ) 9-35
λ
Como sabemos, la ubicación espacial de los máximos de interferencia se
determina a partir de plantear,

Δr
δ( t ) = 2π + δ i ( t ) = m 2π con m∈ Ζ ⇒ 9-36
λ

λ
Δr =

[ m 2π − δ i ( t ) ] 9-37

La ecuación 9-37 determina la ubicación de los hiperboloides de revolución


correspondientes a interferencia constructiva. Esta ecuación difiere de la hallada en
la guía anterior en el agregado de una fase inicial dependiente del tiempo.
Esta dependencia temporal, de la fase, trae como consecuencia una
modificación continua de los hiperboloides, parecida a la que se obtendría si se
modificara la distancia entre los parlantes en el tiempo. Si δ i (t ) varía muy
rápidamente en el tiempo, el fenómeno de interferencia queda completamente
borroneado y no identificable como tal.
Por lo expuesto, vemos que resulta esencial, para la observación del
fenómeno de interferencia, la constancia de la fase en el tiempo.

Decimos que dos fuentes (en este caso dos fuentes sonoras) son coherentes,
si mantienen constante en el tiempo su diferencia de fase δ .

En el ejemplo de los parlantes transmitiendo en modo monoaural, resulta fácil


mantener la coherencia de las ondas, ya que provienen ambas de una misma señal,
amplificada electrónicamente por dos circuitos independientes que en principio no
deberían introducir un gran cambio de fase, variable en el tiempo.

416
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Coherencia en ondas luminosas: En el caso de las ondas de luz veremos que, la


necesidad de coherencia, resulta imprescindible para la observación del fenómeno de
interferencia, y que lograr la coherencia entre las ondas es bastante más complejo
que en el caso del sonido.
En nuestra vida cotidiana, son contados los fenómenos de interferencia que
podemos observar, debido a que no contamos con fuentes coherentes de luz. Entre
los que sí vemos se hallan los patrones de colores observados en películas delgadas
de aceite y en pompas de jabón. Por esta razón es que, en un principio, no existía
evidencia suficiente que llevara a pensar que la luz es un fenómeno ondulatorio.
Las fuentes de luz a las que estamos más acostumbrados, como el sol, la luna,
las estrellas, las velas, las lamparitas eléctricas, los tubos fluorescentes, etc., son
todas fuentes de luz extensas (no puntuales) y, por ende, incoherentes. Están
formadas por un gran número de átomos excitados, emitiendo cuantos de luz
(fotones) más o menos al azar.
El fotón (onda-partícula) emitido es, en su faceta ondulatoria, un tren de
ondas o paquete de ondas, cuya extensión en el tiempo es de aproximadamente
10 −8 seg , y teniendo en cuenta que se propaga en el vacío a una velocidad
c = 300000 km seg , concluimos que tiene una extensión espacial de aproximadamente
3m.
Un haz de luz incoherente, se halla formado por infinidad de fotones
independientes, cuyas ondas asociadas interfieren sin orden alguno, ya que la fase
inicial cambia de emisión a emisión (la emisión de los fotones no guarda una
relación temporal fija, se producen completamente al azar).
Si se superponen dos fuentes de luz incoherentes distintas, en un punto del
espacio, sólo pueden mantener la coherencia en, a lo sumo, 10 −8 seg (extensión
temporal del fotón), ya que la fase cambia de fotón a fotón, por lo cual, la
superposición puede cambiar de constructiva a destructiva, o a cualquier estado
intermedio, cada 10 −8 seg . Por lo tanto, el posible patrón de interferencia en el espacio
(regiones de luz-obscuridad), cambia su ubicación cada 10 −8 seg , y por consiguiente
resulta imposible observar el fenómeno de interferencia.

El Láser:

En el laboratorio la fuente de luz coherente por excelencia es el Láser (Light


Amplification by Stimulated Emissión of Radiation). Un haz de luz coherente (láser),
se halla formado por infinidad de fotones, cuyas ondas se hallan en fase,
superponiéndose constructivamente. El estado coherente no consiste en una
superposición de estados individuales independientes, sino que es un estado colectivo
(estado cuántico colectivo), indivisible.

417
Interferencia

Algunos tipos de Láser consisten, a grandes rasgos, de una cavidad resonante


con espejos en los extremos que obligan a la luz a reflejarse permanentemente, ida y
vuelta (uno de los espejos es semiespejado, para permitir la salida del haz).
El espacio se llena con átomos excitados (medio activo). Los átomos
comienzan a emitir espontáneamente en todas direcciones y sentidos. La mayoría de
los fotones salen del sistema, salvo aquellos que se propagan en la dirección
longitudinal (ida y vuelta de los espejos).
Desde el exterior, continuamente se fomenta (bombea), la excitación de
nuevos átomos para que el sistema funcione permanentemente. Esto se logra, en
algunos casos, por medio de descargas eléctricas que ionizan al medio activo.
La radiación emitida viaja de un extremo al otro de la cavidad estimulando la
emisión de los átomos excitados (emisión estimulada). De esta forma, la radiación de
cada átomo estimula a otros átomos a irradiar con relaciones de fase que producen
interferencia constructiva entre todos los átomos irradiantes, para la radiación en la
dirección longitudinal del láser (ida y vuelta de los espejos).
Finalmente luego de un transitorio inicial, todos los átomos oscilan en fase, y
el sistema de átomos más radiación oscila en un modo normal (estado cuántico
coherente), o en un estado en donde participan un número limitado de modos
normales (láser multimodo). El número de modos que forman el estado estacionario
puede regularse, por ejemplo, variando la longitud de separación entre los espejos.
El haz láser resulta una onda coherente, casi plana y cuasimonocromática,
generalmente con un ancho de banda de frecuencias extremadamente angosto.
Por ser una fuente coherente (luego veremos en el capítulo siguiente), el haz
láser se dispersa mucho menos que cualquier otro haz incoherente (por ejemplo, onda
saliente de una linterna). Como ejemplo, el haz del láser helio-neón tiene una
divergencia de menos de un minuto de arco.

El material que forma el medio activo (átomo responsable de la emisión de la


radiación) caracteriza al láser. Existen láseres gaseosos, de estado sólido y líquido.
Un ejemplo común de láser gaseoso es el Helio-Neón ( λ = 632,8nm , rojo), de
fácil construcción y de poca potencia. De estado sólido, el Neodimio-Yag
( λ = 1060nm , infrarrojo), puede suministrar más de un kilowatt de potencia
continua. Ejemplos de láser líquidos o de colorante son aquellos en base a
Rodaminas, que pueden ser sintonizados a una frecuencia determinada dentro de un
ancho rango de frecuencias.
Dependiendo de las características del láser, éste puede funcionar emitiendo
en forma continua o en forma de pulsos de duración extremadamente corta.

Cabe aclarar que el láser no es una fuente de energía, para su funcionamiento


resulta necesario entregar permanentemente energía exterior para excitar el medio

418
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

activo (bombeo). Sólo una pequeña parte de esa energía forma parte del haz láser,
pero concentrada en un haz muy fino.
Día a día aumentan las aplicaciones técnicas del láser. Debido a la posibilidad
de concentrar grandes cantidades de energía en una zona limitada del espacio,
permite su uso como soldador o como perforador (agujeros en diamantes). Se pueden
generar densidades de flujo en un haz de láser enfocado de más de 1017 W m 2 en
contraste con una lámpara de oxiacetileno que tiene aproximadamente 10 3 W m 2 .
Existen láseres capaces de entregar muy alta potencia, del orden de los Gwatt
(10 9 watt ) o Twatt (1012 watt ), en la forma de pulsos que duran varios nanosegundos.
Se están usando sistemas de este tipo para intentar producir reacciones de fusión
termonuclear.
Por su coherencia y por la posibilidad de formar haces muy finos, se lo utiliza
para operaciones quirúrgicas tales como: soldado de retinas desprendidas, o
destrucción de cálculos biliares.
La luz láser se utiliza para leer discos compactos en sistemas de audio o en
detección de códigos de barras en los supermercados, el funcionamiento no difiere
mucho del de una púa en un viejo tocadiscos.
Por su coherencia, es utilizado en sistemas de comunicación, o para la
formación de hologramas, etc..
Hoy en día, en muchos negocios del centro de Buenos Aires, se consigue un
pequeño diodo Láser del tamaño de un lápiz de labio. Su precio está entre $5 y $10.
Está pensado para ser usado como apuntador, pero con él se pueden hacer muchas de
las experiencias que estudiaremos en éste y el próximo capítulo.

9-6. Guía teórica. Desfasaje por diferencia de camino óptico:

En las guías teóricas 9-2 y 9-3 hemos analizado el desfasaje δ , que se


produce entre dos ondas, debido a una diferencia de camino recorrido Δr = r2 − r1 ,

Δr
δ = 2π 9-38
λ

Ahora analizaremos las posibles desfasajes debidos a que las ondas se


propaguen por medios distintos, en el caso de la luz, medios con diferente índice de
refracción.
Por simplicidad analicemos el ejemplo de dos ondas planas idénticas de
frecuencia ω y longitud de onda λ , polarizadas linealmente. Como ejemplo,
suponemos que una de las ondas atraviesa un vidrio de espesor e = 3λ e índice de

419
Interferencia

refracción n = 1,5 , mientras que la otra continua propagándose por el vacío, ver
figura 9-10.

Ψ1

λ λ'

vidrio, n=1,5
Ψ2

e=3λ
Figura 9-10: Desfasaje por diferencia de camino óptico. En la figura se muestra el
desfasaje producido entre una onda que se propaga en el vacío y otra
que atraviesa un vidrio.

En el ejemplo de la figura 9-10, observamos que a pesar de haber recorrido la


misma distancia, las ondas Ψ1 y Ψ2 , se han desfasado en δ = π (media longitud de
onda), debido a que dentro del vidrio, la onda Ψ2 tiene una longitud de onda menor
que en el vacío, es decir,

λ
λ′ = 9-39
n
en el ejemplo,
λ λ 2
λ′ = = = λ 9-40
n 1,5 3

Pensándolo intuitivamente, es como sí la onda Ψ2 recorriera una distancia


mayor que la Ψ1 , como sí el índice de refracción n = 1,5 fuera un factor que agranda
el espesor e (caben más ondas dentro). De acuerdo a esto, el camino “realmente
recorrido”, por la onda Ψ2 , que llamamos camino óptico es (ver capítulo 7),

CO 2 = n.e = 1,5 e 9-41


y la diferencia de camino óptico entre Ψ1 y Ψ2 resulta:

420
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

DCO = CO 2 − CO1 = ne − e = e (n − 1) 9-42

determinando un desfasaje entre las ondas dado por,

DCO
δ = 2π 9-43
λ
en el ejemplo,
e (n − 1) 3λ (1,5 − 1)
δ = 2π = 2π = 3π ≡ π 9-44
λ λ
como ya habíamos anticipado a partir de la figura.

9-7. Guía Teórica. Intensidad Luminosa:


Hasta el momento, hemos discutido el fenómeno de interferencia asociado a
la superposición de ondas sonoras. Ahora queremos estudiar el fenómeno de
interferencia luminosa. Para ello primero, debemos tener en claro que magnitudes
podemos observar y medir.
La descripción de los fenómenos luminosos no fue completa hasta el
advenimiento de la teoría cuántica-electromagnética-relativista (electrodinámica-
cuántica). A partir de esta teoría, se postula que la luz se halla formada por cuantos, u
ondas-partículas, llamadas fotones. Estas ondas-partículas tienen una energía que
resulta proporcional a la frecuencia de la onda asociada, es decir,
E = hf 9-45

un impulso lineal inversamente proporcional a su longitud de onda,


h
p= 9-46
λ
y un espín intrínseco igual a (el espín es una magnitud cuántica sin correlato en la
física clásica, para tener una primera idea se la puede asociar a un impulso angular),
S = 1h 9-47

h
donde h = 6,626 10 −34 joule. seg es la constante de Plank y h = .

421
Interferencia

Se asocia al fotón una masa nula, razón por la cual, se propaga a la misma
velocidad ( c ≅ 300000 km seg , en el vacío) en todos los sistemas de referencia (según
predice la teoría de la relatividad).
Dependiendo de la experiencia que se realiza, los fotones manifiestan su
carácter ondulatorio o corpuscular. En este capítulo analizaremos los fenómenos de
interferencia de la luz, manifestación clara del carácter ondulatorio del fotón. La
tecnología actual permite comprobar también su carácter corpuscular. Detectores
especiales, permiten detectar la llegada de un único fotón y medir su energía e
impulso lineal. También, se observan colisiones de fotones con otras partículas
atómicas y subatómicas, tales como electrones, protones, piones, etc. (estas
experiencias se realizan en “cámaras de niebla”), posibilitando medidas muy precisas
de transferencia de impulso y energía en cada colisión, como si fueran “simples
pelotitas”.
De acuerdo a esto, pareciera que resulta necesario tener un conocimiento
profundo de la teoría cuántica-relativista para poder entender los fenómenos
luminosos. Por suerte, esto no es necesario. Cuando el número de fotones en juego es
muy elevado, como sucede en todos los casos que observamos con nuestros ojos, las
predicciones de la teoría cuántica electromagnética concuerdan completamente con
lo que predice la teoría clásica del electromagnetismo (leyes de Maxwell), donde la
luz se describe como una onda electromagnética y sus propiedades corpusculares no
son tenidas en cuenta.
En el capítulo anterior hemos discutido en detalle la descripción de una onda
electromagnética. Hemos afirmado que describe la propagación de un campo
r r
eléctrico E y uno magnético B variando transversalmente respecto a la dirección de
propagación. El campo eléctrico interactúa mucho más fuertemente con la materia
que el magnético, por esta razón, es el que nos interesa a nosotros, ya que es el
responsable de la sensación luminosa.
Nos interesa, en particular, la descripción de las ondas electromagnéticas
asociadas a los fenómenos luminosos. El rango de frecuencias ópticas, es decir, el
correspondiente al espectro visible de la radiación electromagnética es
aproximadamente,

f = 4,3 × 1014 Hz a 7,5 × 1014 Hz , 9-48

y dentro de este rango, al campo eléctrico comúnmente se lo conoce con el nombre


de vector óptico.
El campo eléctrico asociado a la onda varía muy rápidamente en el tiempo,
por lo cual, resulta una cantidad prácticamente indetectable. Pero sí resulta simple
medir la intensidad de la onda luminosa o irradiancia, usando una gran variedad de
sensores, por ejemplo, con fotoceldas, emulsiones fotográficas o simplemente con

422
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

nuestros ojos. Por esta razón, resulta razonable comenzar el análisis del fenómeno de
interferencia a través del estudio de la intensidad luminosa.

En el capítulo anterior definimos intensidad de la onda luminosa o irradiancia


I , como el valor medio temporal de la potencia (en un ciclo), por unidad de área,
transportada por la onda. En base a la teoría electromagnética resulta posible probar
que la intensidad I resulta proporcional al cuadrado del campo eléctrico (o vector
óptico), es decir,

I = εv E 2 9-49

donde v es la velocidad de propagación de la onda y ε es la permitividad eléctrica


del medio y el símbolo significa valor medio temporal (en un ciclo).
Por simplicidad, nos olvidaremos de las constantes dependientes del medio, y
definimos la intensidad luminosa simplemente como (eligiendo convenientemente
las unidades del vector óptico),

I = E2 (en watt
m2
) 9-50

Para fijar ideas, calculemos la intensidad en el ejemplo simple de una onda


plana linealmente polarizada, propagándose en la dirección z,
r
E = E 0 iˆ cos(kz − ωt ) 9-51

donde E 0 es la amplitud del campo eléctrico (o vector óptico). A partir de 9-50 la


intensidad luminosa resulta,

E 02
I= E 2
=E 2
0 cos 2
(kz − ωt ) = 9-52
2

1
donde hemos usado que cos 2 (kz − ωt ) = .
2

Intensidad luminosa correspondiente a la superposición de dos ondas coherentes:


Queremos estudiar ahora lo que ocurre con la intensidad cuando se superponen dos o
más ondas luminosas. Por nuestra experiencia anterior intuimos que, la intensidad
resultante no corresponde a la suma de las intensidades individuales. Comprobemos
esta última afirmación.

423
Interferencia

La onda electromagnética es solución de una ecuación diferencial lineal,


homogénea, de segundo orden -la ecuación de ondas-. Vimos en capítulos anteriores
que, debido a la linealidad de la ecuación de ondas, se satisface el principio de
superposición.
r r
Según el principio de superposición, si tenemos varios campos ( E1 , E 2 , K ),
provenientes de distintas fuentes en un punto P del espacio, el campo eléctrico
r
resultante ( E ), resulta igual a la suma vectorial de los campos individuales, o sea,
r r r
E = E1 + E 2 +K . 9-53

Analicemos ahora lo que ocurre con la intensidad de la onda. Por simplicidad,


consideremos el ejemplo de la superposición de dos ondas coherentes, planas,
linealmente polarizadas, de la misma frecuencia, propagándose en la misma
dirección (z),
r r r r r r
E1 (r , t ) = E 01 cos (kz - ωt) y E 2 (r , t ) = E 02 cos (kz - ωt + δ) 9-54

r r
donde E 01 y E 02 son vectores que determinan la amplitud y polarización de los
campos, y δ es el desfasaje entre las ondas, debido a diferencia de camino o fase
inicial. El campo eléctrico total, en un punto P genérico del espacio de coordenada
r
r , resulta,
r r r r r r
E (r , t ) = E1 (r , t ) + E 2 (r , t ) 9-55

A partir de 9-55 calculamos la intensidad luminosa,


r r r
(
I = E 2 = E1 + E 2 )2 r r r r
= E12 + 2 E1 .E 2 + E 22 = E12 + 2 E1 .E 2 + E 22 9-56

vemos entonces que,


I = I 1 + I 12 + I 2 9-57

donde I 1 e I 2 son las intensidades individuales de cada una de las ondas, mientras
que hemos definido al término de interferencia I 12 como,
r r
I 12 = 2 E1 .E 2 9-58

424
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Este término es el responsable de que la intensidad luminosa resultante difiera de la


suma de las intensidades individuales. Calculemos el término de interferencia para el
ejemplo de las dos ondas planas 9-54,
r r r r
I 12 = 2 E1 .E 2 = 2 E 01 . E 02 cos (kz - ωt) cos (kz - ωt + δ) 9-59

usando que,
cos (kz - ωt + δ) = cos (kz - ωt)cos(δ ) + sen (kz - ωt)sen (δ ) 9-60

y que (verifique),
1
cos 2 (kz - ωt) = y cos (kz - ωt) sen (kz - ωt) = 0 9-61
2

y reemplazando en 9-59, obtenemos,


r r
I 12 = E 01 . E 02 cos(δ) 9-62

A partir de la expresión 9-62 comprobamos que, si los campos están


linealmente polarizados pero en direcciones perpendiculares entre sí, el término de
interferencia es nulo.
En muchos ejemplos físicos de interés, resulta buena la aproximación de
considerar que las ondas llegan al punto P con sus campos eléctricos paralelos
r r
E 01 // E 02 . Dentro de esta aproximación, es posible realizar un tratamiento escalar del
problema, y la expresión 9-62 se simplifica,

I 12 = E 01 E 02 cos(δ) 9-63

Podemos escribir la intensidad total en forma más conveniente observando que,

2 2
E 01
2 2 E
I 1 = E1 = y I 2 = E 2 = 02 9-64
2 2
Reemplazando 9-64 en 9-63, podemos escribir (para el caso escalar),

I = I 1 + I 2 + 2 I 1 I 2 cosδ 9-65

425
Interferencia

Sobre la base de la expresión anterior resulta simple analizar el fenómeno de


interferencia. El valor máximo de la intensidad (interferencia constructiva) se obtiene
cuando cos(δ ) = 1 , es decir,

I max = I 1 + I 2 + 2 I 1 I 2 sí δ = 0,±2 π ,±4 π, K 9-66

Mientras que el mínimo de intensidad se obtiene cuando cos(δ ) = −1 , o sea,

I min = I 1 + I 2 − 2 I 1 I 2 sí δ = ± π , ± 3π , ± 5π ,...... 9-67

Para cualquier desfasaje intermedio, la intensidad se halla entre estos dos valores.
Como caso particular importante, sí las dos ondas que llegan a P , tienen la
misma intensidad I 1 = I 2 = I 0 , la ecuación 9-65 puede reescribirse como (verifique),

⎛δ⎞
I = 2 I 0 ( 1 + cos δ) = 4 I 0 cos 2 ⎜ ⎟ 9-68
⎝2⎠

y las intensidades máximas y mínimas son,

I max = 4I 0 y I mín = 0 9-69

Notamos que, en este caso, se obtienen zonas del espacio en donde la interferencia
resulta completamente destructiva (zonas de completa obscuridad).

Intensidad luminosa correspondiente a la superposición de dos ondas incoherentes:


Si las ondas que se superponen no guardan coherencia, no se observa el fenómeno de
interferencia. Esto se manifiesta en que la intensidad total es simplemente la suma de
las intensidades individuales, anulándose el término de interferencia, es decir,

I = I1 + I 2 9-70
y

I 12 = 0 9-71

En el ejemplo de las ondas planas, el término de interferencia I 12 dado en la


ecuación 9-59, se anula debido a que las fases de cada onda varían muy rápidamente

426
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

en el tiempo sin guardar coherencia, por lo cual, su valor medio temporal resulta
cero, es decir,
r r r r
I 12 = 2 E1 . E 2 = 2 E 01 . E 02 cos( kz − ωt ) cos( kz − ωt + δ( t ) ) = 0 9-72

9-8. Guía teórica. Interferencia en películas delgadas:


Un ejemplo cotidiano del fenómeno de interferencia, es la formación de
patrones coloreados en pompas de jabón y en películas delgadas de aceite o
combustible flotando en el agua. Este fenómeno lo observamos fuera del laboratorio,
donde las fuentes de luz son extensas (no puntuales) e incoherentes (sol, lámparas,
etc.).
La interferencia se produce entre la onda que se refleja en la superficie
superior de la película y la que, luego de haberse transmitido, se refleja en la
superficie inferior de la película. Si la película es lo suficientemente delgada (del
orden de la longitud de onda de la luz con que se ilumina), las dos ondas guardan
coherencia entre sí, es decir, mantienen su diferencia de fase constante en el
tiempo, y por esta razón, resulta posible la observación del fenómeno de
interferencia.

En estos ejemplos cotidianos, las fuentes de luz son extensas. Para entender lo
que esto implica, analicemos el ejemplo de una película delgada de aceite iluminada
con luz proveniente de un tubo fluorescente. Las ondas provenientes de distintos
puntos del tubo llegan con distinto ángulo de incidencia a la película de aceite, ver
figura 9-11.

Tubo fluorescente

Película de aceite
Figura 9-11: Fuente extensa. La luz es incoherente y proviene desde
diferentes puntos de la fuente.

427
Interferencia

Esto complica el análisis de la situación, por ello vamos a analizar la


propagación de cada onda, con dirección definida, por separado.

Comenzamos analizando la situación que se muestra en la figura 9-12, donde


hemos considerado que la película de aceite tiene un espesor uniforme y que debajo
de ella existe una capa de aire encerrada.

P1
Onda incidente

Ojo
Ψ1

θi Ψ2
π
Ondas paralelas, se superponen
Aire en un punto del plano focal

Aceite n e
Capa de aire debajo de la película de aceite
Agua

Figura 9-12: Película de aceite flotando en el agua.

La onda viaja por el aire (medio poco denso n ≅ 1 ) e incide sobre la


superficie superior de la película de aceite (medio denso n > 1 ) con un ángulo θ i .
Parte se refleja (onda Ψ1 ) y parte se refracta. La onda reflejada sufre un desfasaje
en π radianes (media longitud de onda) respecto de la onda incidente, debido a la
reflexión en un medio más denso, mientras que la onda transmitida no sufre
ningún desfasaje.

Posteriormente la onda transmitida en el aceite vuelve a reflejarse en la


superficie inferior. En este ejemplo, hemos considerado que, encerrada por la
película de aceite, existe una delgada capa de aire, por lo cual, no se produce un
desfasaje adicional en la onda reflejada en la superficie inferior, debido a que la
onda proviene de un medio más denso (aceite). Distinta sería la situación si debajo de
la película de aceite hubiera un medio más denso que el aceite (el lector puede repetir
todo el razonamiento para este caso).
La onda reflejada en la superficie inferior incide sobre la superior, y parte de
ella se transmite al aire (onda Ψ2 ), propagándose paralelamente a la primera onda

428
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

reflejada en la superficie superior (onda Ψ1 ), ver figura 9-12. Si la película es lo


suficientemente delgada (del orden de la longitud de onda de la luz), Ψ1 y Ψ2 son
coherentes entre sí, ya que, las ondas reflejadas y transmitidas se originan en
reemisiones de los átomos del medio, estimuladas o inducidas por la onda
incidente.
Por ser paralelas, no esperamos que formen ninguna imagen de interferencia
real, pero si observamos con nuestro ojo (lente convergente), ambas ondas convergen
en un mismo punto P1 sobre el plano focal ubicado en la retina (ojo enfocado al
infinito). Dependiendo de la diferencia de camino óptico, pueden interferir
constructivamente, destructivamente o en situación intermedia.
Por simplicidad, calculemos la diferencia de camino óptico, para el caso en
que el ángulo de incidencia θ i es lo suficientemente chico (incidencia casi vertical),
como para que la distancia recorrida por la onda dentro de la película de aceite (ida y
vuelta) pueda aproximarse por 2 e , ver figura 9-13. Queda como ejercicio para el
lector hacer el cálculo exacto.

Aire

Aceite n
e e
e

Capa de aire debajo de la película de aceite

Figura 9-13: Película de aceite. Diferencia de caminos entre las


ondas eflejadas en la primera y en la segunda superficie.

Dentro de esta aproximación, la diferencia de camino óptico entre las ondas


Ψ1 y Ψ2 resulta ser simplemente,

DCO = n 2 e 9-73

Suponiendo que la onda incidente es una onda plana de longitud de onda λ ,


tendremos un desfasaje δ originado en la diferencia de camino óptico y el salto en π
radianes (media longitud de onda) producido en la primer reflexión, dado por,

DCO n2e
δ = 2π − π = 2π −π 9-74
λ λ

429
Interferencia

Note que hemos restado π y no sumado (aunque no tiene importancia), esto se debe
a que la onda 1 se desfasa en π , y el desfasaje δ lo hemos definido como la
diferencia de fases entre la onda 2 y la onda 1, o sea,

δ = φ 2 − φ1 9-75

A partir de 9-74 concluimos que, dependiendo de la relación existente entre la


longitud de onda λ y el espesor de la película de aceite e las ondas interfieren de
diferente manera.

Interfieren constructivamente si δ es un múltiplo de 2π , es decir,

n2e
δ = 2π − π = m 2π donde m ∈ Ζ ≥0 9-76
λ

(piense porque m ≥ 0 ), despejando el espesor,

λ λ′
e = (2m + 1) = (2m + 1) 9-77
4n 4

λ
donde λ ′ = es la longitud de onda dentro de la película de aceite.
n
A partir de la ecuación 9-77, concluimos que las ondas interfieren
constructivamente si el espesor e resulta ser un múltiplo impar ( 2m + 1 ) de un cuarto
λ′
de longitud de onda , lo cual es lógico, ya que entonces en el ida y vuelta ( 2e ) de
4
λ′
la onda, hay un múltiplo impar de media longitud de onda , más el salto en media
2
onda que se produce en la primera reflexión, resulta que las ondas llegan en fase.

Resumiendo, si el espesor de la película es justamente un múltiplo impar de


λ′
, entonces en el punto P1 sobre la retina tenemos un máximo de intensidad.
4

Interfieren destructivamente si δ es un múltiplo impar ( 2m ′ − 1 ) de π , es


decir,
n2e
δ = 2π − π = (2m′ − 1) π donde m′ ∈ Ζ ≥ 0 9-78
λ

430
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

(piense porque m′ ≥ 0 ), despejando el espesor,

λ λ′
e = m′ = m′ 9-79
2n 2

A partir de la ecuación 9-79, concluimos que las ondas interfieren


destructivamente si el espesor e resulta ser un múltiplo de media longitud de onda
λ′
, lo cual es lógico, ya que entonces en el ida y vuelta ( 2e ) de la onda, hay un
2
múltiplo de longitud de onda λ ′ , más el salto en media onda que se produce en la
primera reflexión, resulta que las ondas llegan en contrafase (desfasadas en media
longitud de onda).
λ′
Resumiendo, si el espesor de la película es justamente un múltiplo de ,
2
entonces, en el punto P1 sobre la retina, tenemos un mínimo de intensidad, que no
es total obscuridad debido a que las ondas no tienen igual intensidad.

Note que el desfasaje δ depende de la longitud de onda (color), por lo cual, si


por ejemplo, el espesor de la película es tal que la luz roja ( λ R = 780nm ) produce
una interferencia constructiva, es fácil demostrar y sugiero que lo haga que, la luz
violeta ( λ V = 390nm ) interfiere destructivamente, los demás colores tienen
comportamientos intermedios, por lo cual, en este ejemplo el rojo resulta ser el color
predominante en el punto P1 .
En la figura 9-12, mostramos a la onda incidiendo con un ángulo θ i en un
determinado plano de incidencia (el plano de la hoja). Si las ondas provienen de una
fuente extensa (ver figura 9-11) pueden llegar, con el mismo ángulo θ i , pero en
diferentes planos, por lo cual, convergen en la retina del ojo en otros puntos P
distintos al P1 . La unión de todos esos puntos, forman líneas o franjas de luz
coloreadas, en el ejemplo anterior, rojizo.

Por ser una fuente extensa, las ondas pueden incidir con diferentes ángulos θ i
sobre la película, de esta forma (fuera de la simple aproximación de incidencia casi
vertical), la diferencia de camino óptico entre las ondas depende del ángulo de
incidencia, y por consiguiente, el desfasaje resulta distinto para distintos ángulos θ i .
Debido a esto, se forman franjas de máxima y mínima intensidad correspondientes a
los diferentes θ i . Es más, para cada ángulo de incidencia algún color en especial
resulta beneficiado por la interferencia constructiva, por lo cual las franjas son
coloreadas.

431
Interferencia

El ojo humano representa una abertura pequeña para visualizar


completamente el fenómeno, ya que sólo un pequeño rango de ángulos de incidencia
pueden penetrar en él, sobre todo si está lejos de la película (ver figura 9-14), por
este motivo pueden verse muy pocas franjas, en general sólo una (para películas de
igual espesor).

Ojo

Ondas incidentes
que logran entrar
en el ojo

Figura 9-14: Película de aceite. Sólo algunos rayos pueden llegar al


ojo, por esta razón se ve sólo una franja.

Para observar los fenómenos descriptos resulta importante que la película sea
delgada, por dos razones principales: para asegurar la coherencia entre las ondas
reflejadas en ambas superficies, y para que no sea mucha la diferencia entre las
intensidades de ambas ondas, ya que en películas gruesas resulta mayor la absorción
de la onda.
¿Por qué tenemos en cuenta sólo la primera reflexión?.

Película delgada en forma de cuña (espesor variable). Los diversos colores que se
ven en una película de aceite flotando en el agua, a simple vista, en general no se
deben a los diferentes ángulos de incidencia sino que son debidos a las diferencias de
espesor de la película, cada espesor privilegia alguna longitud de onda en especial. El
patrón de franjas coloreadas, es decir, la separación entre las franjas y sus colores
respectivos, resulta una representación topográfica de las diferencias microscópicas
en el ancho de la película.

Para entender el fenómeno analicemos el ejemplo simple de una película de


aceite (o detergente) en forma de cuña como se muestra en la figura 9-15.

432
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Aire n
e=x tang(θ)
θ
x x
Capa de aire

Figura 9-15: Película de aceite en forma de cuña. La interferencia de los rayos


reflejados, en la superficie superior y la inferior, produce las franjas
coloreadas características de las manchas de aceite.

Consideramos al ángulo θ lo suficientemente pequeño como para aproximar


al espesor por,

e = x tan( θ) ≅ x θ 9-80

A partir de la figura y de la ecuación 9-80, vemos que para cada posición x,


existe un espesor distinto y, como sabemos, cada espesor privilegia alguna longitud
de onda en especial.
Analicemos primero el caso en que iluminamos, no con luz blanca sino, con
luz monocromática de longitud de onda λ . A partir de las ecuaciones 9-77 y 9-80
podemos hallar las posiciones x en donde el espesor es tal que la onda interfiere
constructivamente (en esta configuración), es decir,

λ′ λ′
e = x θ = ( 2m + 1) ⇒ x = ( 2m + 1) con m ∈ Ζ ≥0 9-81
4 4θ

A partir de esta ecuación, dándole valores enteros mayores o iguales a cero a


m, obtenemos las posiciones x en donde la interferencia resulta constructiva, para
esta longitud de onda. Cada valor de m determina la ubicación de las franjas (ver
figura
9-16).

433
Interferencia

La ubicación de las primeras franjas (ordenes de interferencia), son,

λ′
x0 = para m= 0 (orden 0)

λ′
x1 = 3 para m=1 ( primer orden )
4θ 9-82
λ′
x2 = 5 para m= 2 ( segundo orden )

etc.

Ubicación de Franjas
de máxima intensidad.

m=0 m=1
Figura 9-16: Película de aceite en forma de cuña. Las líneas obscuras identifican la
ubicación de las franjas de máxima intensidad.

Note que las franjas son rectas y paralelas entre sí, ya que quedan
λ′
determinadas por las zonas con igual espesor (múltiplos impares de ),
4
constituyendo un mapa topográfico de la película. No todas las franjas tienen la
misma intensidad, las más visibles son las que corresponden a espesores menores, ya
que cuando el espesor aumenta, la onda que se transmite en la película pierde
intensidad por absorción del material y a mayor espesor se pierde la coherencia.

La separación entre franjas es,

λ′
Δx = 9-83

La expresión 9-83 permite, por ejemplo, conociendo el espaciamiento entre las


franjas Δx y el ángulo θ, calcular la longitud de onda λ , o iluminando con una onda,
de longitud de onda conocida, hallar el ángulo. Note que si el ángulo θ es demasiado
grande las franjas se hallan muy juntas, por lo cual, no se aprecia el fenómeno, se
observa todo iluminado.

434
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Los mínimos de interferencia se hallan ubicados entre dos máximos


consecutivos. Para comprobar esto, a partir de las ecuaciones 9-79 y 9-80 podemos
hallar las posiciones x en donde, el espesor es tal que, la onda interfiere
destructivamente,

λ′ λ′
e = x θ = m′ ⇒ x = m′ con m′ ∈ Ζ ≥ 0 9-84
2 2θ

dándole valores enteros a m′ , obtenemos las posiciones en donde la interferencia


resulta destructiva (obscuridad), para esta longitud de onda,

x0 = 0 para m′ = 0
λ′
x1 = para m′ = 1
2θ 9-85
λ′
x2 = para m′ = 2
θ
etc.

Note que en el vértice de la cuña ( x = 0 ) hay una franja obscura (en este caso).
Si en lugar de existir una capa de aire debajo de la cuña, hubiera un medio
más denso, se produciría otro desfasaje en π, de esta forma, se intercambiarían las
ubicaciones entre máximos y mínimos y, en particular, en x = 0 existiría una franja
iluminada.

Si en lugar de iluminar con luz monocromática, de longitud de onda


definida, iluminamos con luz blanca, se forma un patrón de franjas (como el
mostrado en la figura 9-16) para cada color, por lo cual, se forman muchos “arco
iris”, uno para cada orden.

La ubicación de las franjas de interferencia constructiva depende del color, la


primera franja iluminada es de color violeta, ya que es la de menor longitud de onda
(del visible), y por consiguiente, se halla ubicada más cerca del vértice de la cuña, es
decir,

λ′violeta λ′rojo
x violeta = < x rojo = para m = 0 (orden cero del violeta)
4θ 4θ

mientras que la franja más alejada corresponde al rojo. El patrón de colores (“arco
iris”) se repite para los diferentes ordenes.

435
Interferencia

Como ejemplo, analicemos lo que ocurre con un aro de alambre que se


introduce en agua con detergente. Sugiero que se construya uno con un alambre y
observe.
Como queremos observar sólo las reflexiones de la luz (blanca) en la película
jabonosa, no la luz que se transmite desde atrás hacia nuestros ojos, resulta
conveniente poner detrás del aro una superficie negra opaca (cartulina, sartén, etc.).
Colocamos al aro en forma vertical al piso. Debido a la acción de la gravedad,
la parte superior de la película tiende a tener espesor “nulo” mientras que en la
inferior el espesor resulta mayor, formándose algo muy parecido a una cuña de
material jabonoso. A medida que transcurre el tiempo el material se va depositando
en el fondo, mientras que la parte superior se hace cada momento más fina hasta que
se corta. Por esta razón, veremos que las franjas caen a medida que transcurre el
tiempo.
La parte superior de la película no refleja casi nada, se ve transparente, ya que
allí la película tiende a tener un espesor “nulo”, de modo que la diferencia de fase
tiende a ser sólo los π radianes producto de la reflexión en la primera superficie y,
por consiguiente, las dos ondas reflejadas se destruyen casi completamente entre sí.
El espesor crece hacia abajo, por consiguiente comienzan a observarse las
franjas coloreadas, primero la violeta, luego la azul, hasta llegar al rojo y comenzar
nuevamente en violeta para el orden siguiente (ver figura 9-17, imagínese los
colores, ¡éramos tan pobres!).
En la parte inferior, el espesor es mayor por lo cual las franjas no se ven tan
nítidas y la superficie se ve blanca. Recordar que cuando el espesor aumenta, la onda
que se transmite en la película pierde mayor intensidad por absorción del material.

En la figura 9-17 mostramos una pompa de jabón en un aro de alambre, note


que tanto arriba como a la derecha el espesor es casi nulo por lo cual las ondas
interfieren destructivamente y no vemos la reflexión (gracias al Ing. Nicolini por
prestarnos la cámara y al Dr. Page por sostener el alambre).

436
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 9-17: Pompa de jabón formada en un aro de alambre (sostenido


verticalmente). Observe la formación de franjas (imagine los colores).
La zona obscura de la derecha, corresponde a una región con espesor
menor que las longitudes de onda de la luz (blanca), por lo cual, las
ondas reflejadas en ambas superficies interfieren destructivamente,
eliminando el reflejo.

El hecho de que una película de espesor “casi nulo” resulte completamente


transparente y no refleje luz, tiene aplicaciones técnicas en la fabricación de
superficies antirreflejos.

Si las películas poseen espesores variables, el patrón de franjas resulta


complejo, las franjas representan zonas de igual espesor (mapa topográfico).
Si iluminamos con luz monocromática, resulta posible medir el espesor de la
película en cada zona, a partir de la observación del espaciamiento entre franjas (ver
ecuación 9-83). Este método es utilizado en controles de calidad de vidrios, lentes y
otros materiales de uso científico y tecnológico.

Si juntamos dos portaobjetos (vidrio delgado), uno encima del otro, una fina
capa de aire queda en general atrapada entre ellos. Si con un lápiz presionamos sobre
un punto cualquiera del portaobjetos, podemos observar la aparición de franjas
circulares llamadas comúnmente anillos de Newton (trate de observarlas). En este
ejemplo, es el aire atrapado el que juega el papel de película delgada, y debido a la
forma en que presionamos en un punto, su espesor aumenta radialmente, siendo
constante sobre círculos centrados en el punto de presión. Por esta razón las franjas
son circulares, ya que se localizan sobre las zonas de igual espesor (mapa
topográfico).

437
Interferencia

9-9. Repita el análisis anterior (para un aro de alambre que se introduce en agua con
detergente), pero ahora analizando lo que sucede con la luz que proviene desde atrás
de la pompa de jabón (luz transmitida).

9-10. (Recomendado). Una película de detergente ( n = 1.32 ) de espesor e, flota en


agua. Se ilumina casi normalmente con luz monocromática de λ = 700nm . Elija el
espesor para que se observe una franja brillante por reflexión.

Aire Fig. 9-18

detergente (n=1.32) e

Agua (n=1.33)

9-11. (Recomendado). Una gota de aceite ( n = 1,22 ) flota sobre agua ( n = 1,33), sin
encerrar capa de aire. Se observa luz reflejada desde arriba, ver figura 9-19. ¿Cuál es
el espesor de la gota en el punto en donde se observa la segunda franja roja, contando
desde el borde de la gota?. Suponga un valor promedio para la longitud de onda
correspondiente al rojo λ = 650nm . Resp. e = 266nm

Fig. 9-19 ojo

Aceite

Agua

9-12. (Repaso). Es posible formar una película delgada de aire, en forma de cuña,
con la ayuda de dos portaobjetos entre los que se interpone una delgada tira de papel,
ver figura 9-20.

438
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Fig. 9-20

Se ilumina con luz roja de longitud de onda λ = 700nm , incidiendo


normalmente sobre la superficie del vidrio, y se observan franjas de interferencia
producidas por reflexión.
a) Las franjas aparecen debido a la formación de una cuña de aire y no debido a
reflexiones en los vidrios, debido a que estos son suficientemente anchos.
Explique por qué sucede así y discuta.
b) La primera franja, próxima al punto de contacto, ¿es obscura o brillante?.
Justifique.
c) Si se observan 5 franjas brillantes por centímetro ¿cuál es el ángulo θ de la cuña?.
d) Halle la posición de cada orden correspondiente a interferencia constructiva.
e) Repita lo hecho pero ahora analizando, no la luz reflejada sino, la luz transmitida
hacia abajo (su ojo se halla debajo de los portaobjetos).

9-13. Anillos de Newton:


En la guía teórica 9-8, comentamos que si presionamos con un lápiz dos
portaobjetos superpuestos, se produce un patrón de franjas circulares llamadas anillos
de Newton. Esto mismo se puede lograr en el laboratorio con un dispositivo formado
por una lente esférica, de radio R = 5cm , apoyada en un vidrio plano, ver figura 9-21.

ojo

Onda
Ψ1 incidente
Ψ2

r
Figura 9-21: Dispositivo para observar los anillos de Newton.

439
Interferencia

El aire que habita entre la lente y el vidrio hace las veces de cuña delgada, y
lo que esperamos ver es la interferencia entre las ondas Ψ1 y Ψ2 mostradas en la
figura.
Por la simetría de la lente, observando las ondas reflejadas (ángulo de
incidencia pequeño), esperamos ver franjas circulares de máxima intensidad, cuyos
radios r queremos calcular. Este dispositivo se utiliza comúnmente para evaluar la
calidad de la lente.

Si iluminamos con luz monocromática, de longitud de onda λ = 590nm (luz


amarilla de sodio),
a) Halle la diferencia de camino óptico entre las ondas Ψ1 y Ψ2 , en función del radio
r.
⎛ r2 ⎞
[ ]
Resp. DCO = 2 R − R 2 − r 2 = 2 R ⎜⎜1 − 1 −


R 2 ⎟⎠
b) Para los ordenes de interferencia más bajos se cumple que r << R . Sobre la base
de esto haga un desarrollo en Taylor y muestre que la diferencia de camino óptico
puede aproximarse por,
⎛ r2 ⎞ ⎡ ⎛ 1 r 2 ⎞⎤ r 2
⎜ ⎟
Resp. DCO = 2 R ⎜1 − 1 − 2 ⎟ ≅ 2 R ⎢1 − ⎜1 − 2 ⎟⎥ =
⎝ R ⎠ ⎣ ⎝ 2 R ⎠⎦ R
c) Halle los radios de los anillos brillantes correspondientes a los máximos de
interferencia.
λ
Resp. rm = R ( 2m + 1)
2
d) Halle los radios de los anillos obscuros correspondientes a los mínimos de
interferencia.
Resp. rm = R m′λ
e) ¿El punto central de los anillos es brillante u obscuro?. Justifique.

9-14. Guía Teórica. Interferómetro de Young:


Hasta el siglo XVIII existían dos teorías, en pugna, sobre la naturaleza de la
luz, la corpuscular, encabezada por Newton y la ondulatoria, propuesta por Huygens.
En el año 1801 el físico y médico Thomas Young ideó un dispositivo que le permitió
demostrar concluyentemente la naturaleza ondulatoria de la luz (luego en el siglo
XX, la teoría cuántica “le dio la razón a ambos grupos”).
Young hizo pasar luz monocromática (plana) a través de dos pequeños
orificios muy juntos. Cada orificio, se comportaba como una nueva fuente de ondas
“esféricas”, coherentes entre sí. Las ondas provenientes de cada orificio se

440
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

superponían sobre una pantalla formando un patrón de zonas brillantes y obscuras,


propio de un fenómeno de interferencia ondulatorio.
La experiencia de Young es conceptualmente equivalente a la experiencia
analizada, en la guía teórica 9-3, de los dos parlantes emitiendo coherentemente. Los
dos orificios hacen las veces de parlantes emitiendo ondas “esféricas”, las ondas
emitidas por los orificios resultan coherentes debido a que se originan a partir de una
misma onda que incide sobre ambos (orificios muy juntos).
Como en el caso de los parlantes, los máximos de intensidad se ubican sobre
superficies hiperboloides de revolución, formadas por todos los puntos del espacio en
donde la diferencia de camino entre las ondas, provenientes de cada orificio, es un
múltiplo de λ (ver figura 9-8 de la guía teórica 9-3). La diferencia es que ahora es
posible ver el fenómeno, y no escucharlo. Sobre la pantalla observamos zonas
brillantes (máximos de interferencia) y obscuras (mínimos de interferencia), ver
figura 9-22.

Hemos afirmado que al incidir una onda plana sobre un pequeño orificio, éste
se comporta como nueva fuente de ondas “esféricas”. Esto por supuesto es sólo una
aproximación, ya que en realidad la onda emitida resulta más intensa en la dirección
frontal, menos intensa hacia los costados y nula hacia atrás, la intensidad no es igual
en todas las direcciones.
Si quisiéramos calcular exactamente la forma en que se distribuye la
intensidad, emitida por cada orificio, deberíamos apelar a la teoría electromagnética
de la luz, o sea, a las leyes de Maxwell del electromagnetismo, lo cual resulta
extremadamente dificultoso hasta para un experto. Por esta razón, apelamos a la
imagen que nos brinda el principio de Huygens-Fresnel (aproximación).
Recordemos que el principio de Huygens-Fresnel establece que cada punto de
un frente de ondas se comporta como un emisor de ondas esféricas. Un defecto
importante de este principio es que, si cada emisor emite uniformemente en todas
direcciones, además de generar una onda que viaja hacia adelante, genera una onda
que viaja hacia atrás, hacia la fuente, la cual no se observa en la naturaleza.
Este principio luego fue revisado por Kirchhoff para que concuerde con lo
predicho por las leyes del electromagnetismo, propuso que la intensidad emitida no
es la misma en todas las direcciones, es más intensa hacia adelante y nula hacia atrás.

Si una onda plana incide sobre un orificio puntual (abertura infinitesimal),


resulta una buena aproximación apelar al principio de Huygens-Fresnel y suponer
que el punto se comporta como una nueva fuente de ondas esféricas hacia
adelante, siempre y cuando analicemos el fenómeno lejos del orificio (ver figura 9-
22). Luego en el capítulo siguiente, estudiaremos los extraños fenómenos que
aparecen cuando el orificio no es puntual (fenómeno de difracción).

441
Interferencia

Ondas esféricas

Onda Plana
Zona Obscura

Zona Brillante
Fuente puntual
coherente, en ∞

Orificios Puntuales Pantalla lejana

Figura 9-22: Experiencia de Young. Los orificios se comportan como nueva fuente de ondas
esféricas coherentes entre sí. Las ondas interfieren formando un patrón de
máximos y mínimos de intensidad, sobre una pantalla lejana.

La figura 9-22 podría también representar ondas en el agua, originadas al


colocar un obstáculo con dos orificios pequeños, las zonas brillantes corresponderían
a zonas en donde la amplitud de oscilación es máxima, hecho que puede
comprobarse colocando un pequeño corchito que se mueva al son de la onda.

En el laboratorio, para visualizar mejor el fenómeno, la experiencia de Young


se hace con dos rendijas finas, muy juntas, en lugar de orificios. Se ilumina con una
fuente de luz coherente (láser), monocromática y de longitud de onda λ (aunque
también se puede iluminar con luz blanca, ver el ejercicio 9-22). La fuente está lo
suficientemente lejos como para considerar que sobre las rendijas incide una onda
plana (por ejemplo de luz láser). Como consecuencia, sobre una pantalla se observa
la formación de un patrón de franjas, tal como se muestra en la figura 9-23.

442
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Franjas brillantes

Onda Plana de
longitud de onda λ

Pantalla lejana
Fuente en el ∞
Rendijas finas.

Figura 9-23: Experiencia de Young. Formación de un patrón de franjas sobre la pantalla.

Este dispositivo, además de confirmar la naturaleza ondulatoria de la luz,


permite determinar la longitud de onda de la onda incidente, a partir de medir la
ubicación de las franjas sobre la pantalla. En general a este tipo de dispositivos se los
conoce con el nombre de Interferómetros, luego discutiremos en mayor detalle sobre
su utilidad en el estudio de la estructura atómica de los elementos.
¿Cómo puede lograr una fuente puntual en el infinito, sin utilizar el láser?,
discuta.

Ubicación de las franjas sobre una pantalla (lejana): Queremos estudiar el patrón de
interferencia (franjas brillantes y obscuras) que se forma sobre una pantalla, ubicada
a una gran distancia del arreglo, cuando se ilumina con una onda plana,
monocromática de longitud de onda λ , un arreglo de dos rendijas puntuales (espesor
infinitesimal), separadas entre sí una distancia d (del orden de λ ), como se muestra
en la figura 9-24.
De acuerdo al principio de Huygens-Fresnel, podemos intuir que si las
rendijas puntuales fueran de largo infinito, se comportarían como emisores de ondas
“cilíndricas” (en lugar de esféricas como sucede en el caso de orificios puntuales).
Claramente las rendijas no poseen una longitud infinita, pero si son lo
suficientemente largas respecto de la longitud de onda λ , resulta buena la
aproximación de considerarlas fuentes coherentes de ondas cilíndricas, siempre y
cuando observemos el fenómeno de interferencia sobre una pantalla muy alejada (en
el infinito).
Hallemos ahora la ubicación de las franjas. Dado un punto P cualquiera sobre
la pantalla, debemos determinar la diferencia de camino recorrido por las ondas,
provenientes de cada rendija, ver figura 9-24.

443
Interferencia

r1 P
y
θ r
θ
d
r2

Δr
L>>d
λ

Figura 9-24: Experiencia de Young. Diferencia de camino recorrido por las ondas, al
llegar a un punto P genérico.

En la figura 9-24 se identifica la diferencia de camino Δr en función del


ángulo θ , que determina el punto P sobre la pantalla. Si la pantalla se halla muy lejos
de las rendijas ( L >> d ), entonces, resulta una buena aproximación considerar que las
rectas que unen las rendijas al punto P son paralelas. Sobre la base de esta
aproximación, podemos calcular la diferencia de camino como,

Δr ≅ d sen( θ) 9-86

y el desfasaje δ entre las ondas resulta,

Δr 2π
δ = 2π ≅ d sen (θ) 9-87
λ λ

Las franjas brillantes se hallan ubicadas en aquellos lugares, de la pantalla, en


donde se satisface que la diferencia de camino Δr es un múltiplo de la longitud de
onda λ , es decir,

Δr = mλ con m∈ Ζ 9-88

A partir de 9-86 y 9-88 obtenemos la ubicación angular de los máximos de


interferencia,

λ
sen( θ) ≅ m con m∈ Ζ 9-89
d

444
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Por supuesto, para los máximos de interferencia, el desfasaje entre las ondas es un
múltiplo de 2π ,


δ= d sen (θ) = m 2π 9-90
λ

Los mínimos de interferencia se hallan ubicadas en aquellos lugares, en


donde se satisface que la diferencia de camino Δr es un múltiplo impar de media
longitud de onda λ , es decir,

λ
Δr = (2m′ + 1) con m′ ∈ Ζ 9-91
2

A partir de 9-86 y 9-91 obtenemos la ubicación angular de los mínimos de


interferencia,

⎛ 1⎞ λ
sen( θ) ≅ ⎜ m′ + ⎟ con m′ ∈ Ζ 9-92
⎝ 2⎠ d

En este caso, el desfasaje entre las ondas es un múltiplo impar de π ,


δ= d sen (θ) = (2m′ + 1) π 9-93
λ

Cuando L >> d , el ángulo θ resulta lo suficientemente pequeño como para


aproximar sen( θ) ≅ θ , entonces los ángulos en donde se ubican las franjas brillantes
pueden aproximarse por,

λ
θm ≅ m con m∈ Ζ 9-94
d

El coeficiente entero m numera a las franjas, por ejemplo, m = 0 corresponde a


la franja central ( θ = 0 ), llamado orden cero, mientras que los valores m = ±1
corresponden a las primeras franjas, a los costados de la central, llamados orden 1.
Dándole otros valores a la constante m, obtenemos los ordenes superiores.
En la figura 9-25 se muestra, de frente, la pantalla iluminada, identificando el
ángulo correspondiente y el valor del entero m que fija el llamado número de orden
de interferencia.

445
Interferencia

λ
θ = −2 d θ=− d
λ λ
θ= d θ=2 d
λ θ
θ=0

m=−2 m=−1 m=0 m=1 m=2

Figura 9-25: Experiencia de Young. Patrón de franjas iluminadas, formadas sobre una
pantalla. La central corresponde al orden cero.

El apartamiento angular entre dos franjas resulta simplemente,

λ
Δθ = θ m+1 − θ m ≅ 9-95
d

El fenómeno de interferencia puede observarse si las franjas se distinguen una


de las otras, y eso ocurre si Δθ es suficientemente grande. A partir de la ecuación 9-95
concluimos que, para que el fenómeno resulte visible, la distancia d de separación
entre las rendijas debe ser del orden, o menor, que la longitud de onda,

d ≈λ 9-96

Para la luz visible ( λ = 400 a 700nm ), la distancia entre rendijas debe ser del orden
del micrón ( 10 −6 m ).
Note que hemos hallado que la separación entre franjas es la misma para
todas las franjas. Esto resulta así debido a las aproximaciones hechas, ya que como
sabemos, las franjas rectas y equiespaciadas que hemos hallado son en realidad
curvas determinadas por la proyección de los hiperboloides sobre la pantalla lejana.

446
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

La posición (coordenada .y) sobre la pantalla de los diferentes ordenes, en la


aproximación de ángulos pequeños, resulta (ver figura 9-24),

L
y m = L tg( θ m ) ≈ L sen( θ m ) = m λ 9-97
d

De aquí podemos hallar la distancia que separa dos máximos, u ordenes


consecutivos, simplemente restando,

L L L
Δy = y m+1 − y m ≈ ( m + 1) λ −mλ = λ 9-98
d d d

Las ecuaciones 9-94, 9-97 y 9-98 son conceptualmente importantes. La


ecuación 9-98 nos dice que si queremos que las franjas estén suficientemente
separadas como para apreciarlas, podemos aumentar la distancia L o disminuir la
distancia entre rendijas d.
Las ecuaciones 9-94 y 9-97 nos dicen algo aún más importante, que la
ubicación de los máximos de intensidad no resulta igual para los diferentes
colores. Esto resulta evidente ya que su posición sobre la pantalla es proporcional a
la longitud de onda (color). Es decir que, si iluminamos las rendijas con luz
coherente blanca, observamos sobre la pantalla la formación de un patrón de franjas
para cada color. El centro, orden cero ( m = 0 ), permanece blanco ya que todos los
colores tienen su orden cero en y = 0 , pero ya en el orden 1 ( m = 1 ) comienzan a
separarse. El violeta y el azul (de menor longitud de onda) se hallan más cerca del
centro, mientras que el rojo, de mayor longitud de onda, se halla más alejado
(verifique).

Comentario: La coherencia de las ondas sólo puede mantenerse siempre y cuando


recorran caminos ópticos que no difieran entre sí más allá de una cierta longitud
máxima, llamada longitud de coherencia.

Intensidad de las franjas: Vamos a estudiar la intensidad total de luz que llega a cada
punto P de la pantalla (patrón de máximos y mínimos). Debemos, entonces, sumar
las ondas provenientes de ambas rendijas (principio de superposición).

Si la pantalla se halla lo suficientemente lejos, las ondas llegan al punto P casi


planas, ver figura 9-26. Por simplicidad, supondremos que la pantalla se halla en el
infinito, y por lo tanto, las funciones de onda son exactamente ondas planas y, dentro
de esta aproximación, podemos considerar que todas las ondas llegan al punto P con
el mismo estado de polarización, por lo cual, podemos sumarlas como escalares.

447
Interferencia

Además, resulta adecuado considerar que las ondas llegan con la misma amplitud
E 0 , a pesar de tener una pequeña diferencia de camino recorrido.

y
Ondas casi planas

P y
r
θ

λ L>>d

Figura 9-26: Experiencia de Young. Si la pantalla se halla suficientemente alejada de los


orificios, resulta una buena aproximación considerar que las ondas llegan, a la
pantalla, planas.

Esa pequeña diferencia de camino sí resulta importante en cuanto al desfasaje


entre las ondas, éstas llegan desfasadas en un ángulo δ , dado por la ecuación 9-87, o
sea,
Δr 2π
δ = 2π = d sen (θ)
λ λ

Dentro de nuestra aproximación, escribimos las funciones de onda, de las


ondas que llegan al punto P, proveniente de cada rendija, como

proveniente de la rendija 1 : E1 (r , t ) = E 0 cos(kr − ωt ) ,


9-99
proveniente de la rendija 2 : E 2 (r , t ) = E 0 cos(kr − ωt + δ)

Debido al carácter lineal de leyes del electromagnetismo, vale el principio


de superposición, y el vector óptico total resulta igual a la suma de los vectores
ópticos provenientes de cada una de las rendijas,

E (r , t ) = E1 (r , t ) + E 2 (r , t ) = E 0 [cos(kr − ωt ) + cos(kr − ωt + δ)] 9-100

usando la identidad trigonométrica,

⎛ θ − θ1 ⎞ ⎛ θ + θ2 ⎞
cos(θ1 ) + cos(θ 2 ) = 2 cos⎜ 2 ⎟ cos⎜ 1 ⎟
⎝ 2 ⎠ ⎝ 2 ⎠

448
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

tomando θ1 = kr − ωt y θ 2 = kr − ωt + δ , obtenemos,

⎛ δ⎞ ⎛δ⎞
E (r , t ) = 2 E 0 cos⎜ kr − ωt + ⎟ cos⎜ ⎟ 9-101
⎝ 2⎠ ⎝2⎠

En la guía teórica 9-7 hemos definido intensidad luminosa como,

I = E2 9-102

donde el símbolo significa valor medio temporal (sobre un ciclo). Reemplazando


9-101 en 9-102, la intensidad luminosa en el punto P analizado resulta,

⎛δ⎞ ⎛ δ⎞ ⎛δ⎞
I (θ) = E 2 = 4 E 02 cos 2 ⎜ ⎟ cos 2 ⎜ kr − ωt + ⎟ = 2 E 02 cos 2 ⎜ ⎟ 9-103
⎝2⎠ ⎝ 2⎠ ⎝2⎠

1
donde hemos usado que cos 2 (kz − ωt ) = .
2
Note que le hemos dado a la intensidad una dependencia con el ángulo θ , ya
que, el desfasaje δ depende del punto P considerado (ver ec. 9-87).
Sabiendo que la intensidad que llega al punto P proveniente de cada onda por
separado es (verifique),

E 02
I0 = 9-104
2

podemos escribir a la intensidad total como (ver guía teórica 9-7 ec. 9-68),

⎛δ⎞ ⎛ πd sen θ ⎞
I ( θ) = 4 I 0 cos 2 ⎜ ⎟ = 4 I 0 cos 2 ⎜ ⎟ 9-105
⎝2⎠ ⎝ λ ⎠

La función Intensidad I ( θ) posee sus máximos en aquellos ángulos en donde,

⎛δ⎞
cos 2 ⎜ ⎟ = 1 9-106
⎝2⎠

449
Interferencia

o sea, cuando se satisface,

δ = 0, π , 2π , 3π , 4π..... = m π con m∈ Ζ. 9-107


2

que concuerda con lo ya hallado en 9-90, es decir,


δ= d sen (θ) = m 2π con m∈ Ζ 9-108
λ

De acuerdo a la ecuación 9-105 la intensidad varía entre los valores,

I max = 4I 0 y I mín = 0 9-109

En la figura 9-27, graficamos la intensidad I (θ) en función del sen θ ≅ θ ,


obtenida a partir de la ecuación 9-105 (compare con la figura 9-25).

I(θ)

4I0

λ λ 0 λ λ sen(θ)
−2 − 2
d d d d

Figura 9-27: Gráfico de la función I (θ) . Máximos y mínimos de intensidad.

En la figura 9-27, observamos que todas las franjas poseen la misma


intensidad, lo cual es cierto sólo dentro de nuestra aproximación ( L >> d ≈ λ ). En el
siguiente capítulo comprobaremos que cuando las rendijas no son estrictamente
puntuales, la intensidad de las franjas disminuye a medida que nos alejamos de la
franja central (orden cero).

9-15. Cuando se iluminan dos rendijas delgadas con luz monocromática se produce
un patrón de interferencia sobre una pantalla alejada. ¿Qué relación existe entre la
distancia entre las franjas del patrón de interferencia correspondiente a luz roja con la
distancia correspondiente a luz azul?.

450
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

9-16. Proponga distintas formas de lograr una onda plana para usar en la experiencia
de Young.

9-17. (Recomendado). A partir de iluminar, con luz amarilla de sodio


( f = 5,09 1014 Hz ), una doble rendija (del tipo Young), se obtuvo un diagrama de
interferencia sobre una pantalla ubicada a una distancia de 10 metros. Se observa un
espaciamiento entre franjas de 1mm.
a) ¿Cuál es la distancia d entre las rendijas?.
b) ¿Cuál sería la separación entre franjas si utiliza el mismo sistema pero con luz
violeta de potasio ( f = 7,41 1014 Hz ). Discuta y compare con la anterior.
c) Haga un gráfico de la intensidad de luz en función del ángulo I (θ) .
d) Importante. ¿Cómo sería la intensidad I (θ) , sobre la pantalla, si las rendijas no
emitieran luz coherente entre sí?. Grafique.
e) ¿Cuál sería la separación entre franjas si utiliza el mismo sistema pero con rayos
X, de longitud de onda aproximada de 1Amstrong = 10 −10 m . ¿Será posible ver el
patrón de interferencia con este sistema?. En base a lo anterior, piense ¿por qué
razón se los llama rayos X ?.
f) Importante. ¿Cómo se vería afectado el patrón de interferencia si se coloca una
lámina de vidrio (índice de refracción n v = 1,5 ), de 10μm de espesor, delante de
una de las rendijas? ¿dónde se encuentra ahora el máximo de orden cero para el
caso de la luz amarilla de sodio?.

Ayuda: I ( θ) = 4 I 0 cos ( δ / 2) donde δ =
2
d sen θ y f λ = c , c = 300000km / seg .
λ

9-18. Otro método alternativo, para conseguir dos fuentes coherentes cercanas, se
muestra en la figura 9-28, se lo conoce con el nombre de espejo de Lloyd. La luz
proveniente de la rendija interfiere con la reflejada en el espejo.

Rendija única

d/2

Espejo
Imagen virtual de la rendija

Figura 9-28: Interferómetro conocido con el nombre de espejo de Lloyd.

451
Interferencia

Suponiendo que se ilumina con un láser helio-neón ( λ = 633nm ). La rendija


se halla a 0,1mm por encima del espejo ( d 2 = 0,1mm ) y la pantalla se halla a 10m.
Hallar la ubicación de las franjas de interferencia. ¿La franja central es clara o
obscura?. Analice posibles desfasajes por reflexión.

9-19. (Repaso). Suponga que desea construir un dispositivo como el de Young para
observar el patrón de franjas de Interferencia. Dispone de un láser helio-neón
( λ = 633nm ).
a) Proponga una distancia de separación entre rendijas adecuadas para observar el
fenómeno.
b) Proponga la distancia a que ubica la pantalla y calcule la ubicación y separación
de las franjas.

9-20. Encuentre ejemplos de dos fuentes incoherentes entre sí y fuentes que si


resultan coherentes. Justifique.

9-21. Incidencia oblicua de la onda luminosa sobre las rendijas:

Suponga que la onda luminosa incide sobre las rendijas formando un ángulo
θ i ≠ 0 , como indica la figura 9-29.

Onda Plana
Franja central
m=0
θi >0
θi

Fuente en -∞
Red Pantalla en +∞

Figura 9-29: Interferómetro de Young. En este caso, la onda plana, incide sobre
los orificios, oblicua.

Calcule el desfasaje inicial entre las ondas salientes de cada rendija y demuestre que
los máximos de interferencia se hallan ubicados en los ángulos que satisfacen,

λ
sen θ m = m + sen θi con m∈ Ζ
d

452
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

o en nuestra aproximación,

λ
θm ≈ m + θi
d

Con lo cual, la franja central ( m = 0 ) ya no se encuentra en θ = 0 sino en θ = θi ,


(como se espera intuitivamente), y las franjas sólo se corren rígidamente.
A partir de lo hallado, discuta sobre si es posible observar las franjas de
interferencia si se ilumina con una fuente de luz extensa.

9-22. (Actividad recomendada). Puede fabricarse un interferómetro de Young con


cartón y un pelo. Consiga un tubo de cartón (el tubo donde se enrolla el papel para
cocina sirve, si es duro).
Agréguele tapas de cartón al tubo. Con una hoja de afeitar haga una rendija
fina en cada tapa, trate de que sea lo más recta y pareja posible.
Una de las rendijas cumplirá la función de fuente de ondas cilíndricas (fuente
en el infinito), mientras que en la otra queremos construir 2 rendijas para lograr el
Young.
Para construir las dos rendijas conviene usar papel de aluminio (del que se
usa para guardar alimentos). Con él queremos mejorar la calidad de la rendija
construida sobre el cartón. Para ello corte dos pedazos de aluminio con bordes rectos
y paralelos entre sí. Péguelos sobre una de las tapas, uno al lado del otro, de tal forma
que los bordes estén separados menos de un milímetro y concuerden con la ubicación
de la rendija de cartón. De esta manera logramos corregir a la rendija, de cartón,
haciéndola más pequeña y de mayor calidad.
Una vez hecho esto, pegue un pelo (o un hilo muy fino) justo por el medio de
la rendija, con cinta adhesiva (en los extremos). El pelo divide en dos a la rendija,
consiguiendo que la distancia de separación entre ambas sea muy pequeña y permita
visualizar mejor el fenómeno de interferencia (¿por qué?).
Terminado el aparato, coloque su ojo sobre la rendija que tiene el pelo y
apunte hacia alguna fuente de luz, observará la formación de franjas de interferencia.
Dependiendo de cuan fina sea la rendija construida observará mayor cantidad de
ordenes.

Actividad. Si tiene dinero: Hoy en día, en muchos negocios del centro de Buenos
Aires, se consigue un pequeño diodo Láser del tamaño de un lápiz de labio. Su precio
está entre $5 y $10. Está pensado para ser usado como apuntador, pero con el se
pueden hacer muchas de las experiencias que estudiaremos en éste y el próximo

453
Interferencia

capítulo. Si dispone de uno de ellos úselo como fuente del Young que fabricó
(proyecte sobre una pantalla, ¡ojo con los ojos!).

9-23. Interferómetro de Michelson (Optativo):


El interferómetro de Michelson es un dispositivo que permite medir
longitudes de onda y distancias en forma muy precisa, a través de la observación de
franjas de interferencia.
Se ha hecho famoso debido a que fue utilizado por Michelson y Morley en un
experimento mediante el cual pretendían determinar diferencias en la velocidad de
propagación de la luz relativa al movimiento de la Tierra.
En la figura 9-30 se muestra un diagrama del dispositivo. Consta
esencialmente de dos espejos (uno móvil), un vidrio semiespejado y un vidrio
compensador del camino recorrido.

Imagen virtual del espejo 1


Espejo 2
Móvil

L2

Espejo 1
Vidrio
Fuente extensa

Vidrio semiespejado

L1

Ojo o lente convergente

Figura 9-30: Interferómetro de Michelson.

Se ilumina con una fuente extensa, la onda incide sobre el vidrio


semiespejado, parte de la onda se refleja hacia el espejo 2 (móvil), y parte se refracta
en dirección del espejo 1. El segundo vidrio compensa los caminos recorridos por

454
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

cada onda, ya que la onda que va hacia el espejo 2, recorre 3 veces el espesor del
vidrio semiespejado en su ida y vuelta (verifique).
Las ondas al reflejarse en los espejos 1 y 2, vuelven y se superponen en el ojo
del observador, interfiriendo entre sí (siempre y cuando la diferencia de camino no
sea demasiado grande como para que se halla perdido la coherencia).
En la figura se ha mostrado al espejo 1 con una pequeña inclinación. También
se muestra la imagen virtual del espejo 1 sobre el espejo 2 (móvil). Para el
observador el sistema resulta equivalente al espejo 2 y la imagen virtual del 1, es
decir, el sistema resulta equivalente a una cuña de aire determinada por el espejo 2 y
la imagen del 1 (analícelo detenidamente).

Sabemos que si iluminamos con una fuente extensa una cuña se forma un
patrón de franjas de interferencia equiespaciadas. Si se acerca el espejo 2 (móvil)
hacia el observador, resulta equivalente a aumentar el espesor de la cuña. Este
cambio en el espesor produce un desplazamiento de las franjas. Midiendo el
desplazamiento resulta posible determinar precisamente la distancia que se acerca el
espejo, y por ende, se puede utilizar para medir objetos en forma muy precisa.

a) Analice detenidamente lo que sucede si el espejo 2 se acerca en una distancia


equivalente a un cuarto de longitud de onda. Determine que sucede, en este caso,
con la ubicación de las franjas. Resp. El diagrama se desplaza en media franja, de
tal forma que lo que antes era brillante ahora resulta obscuro.
b) Suponga que ilumina con luz amarilla de sodio ( λ = 589nm ), y entre el vidrio
semiespejado y el espejo 2 introduce una película de un material transparente de
índice de refracción n = 1,33 y espesor e = 10μm . A partir de calcular en cuanto se
incrementa el espesor de la cuña virtual, halle cuánto se desplazan las franjas.

455
Interferencia

Bibliografía.

• Física Vol. 2, Tipler. Ed. Reverté.


• Física, Óptica Vol 2, D.E.Roller and R.Blum. Ed. Reverté.
• Óptica, Hecht-Zajac. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Curso de Física de Berkeley, Vol 3. Ed. Reverté.
• Física, Gettys, Keller, Skove. Mc Graw Hill.
• Física, M. Alonso y E.J. Finn, Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Física Vol 1, Feynman. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.

456
Capítulo 10

Interferencia-Difracción.
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Introducción:
En el capítulo anterior hemos estudiado el fenómeno de interferencia entre
ondas luminosas coherentes. Los patrones de interferencia obtenidos, en las distintas
situaciones analizadas, representan una clara manifestación del carácter ondulatorio
de la luz. En este capítulo pretendemos profundizar nuestro estudio para situaciones
más complejas, desde el punto de vista del cálculo, pero más familiares a nuestra
experiencia cotidiana como es el caso de las sombras de objetos, en donde el
fenómeno ondulatorio también se manifiesta, aunque no tengamos conciencia de
ello.
En nuestra vida diaria estamos acostumbrados a ver las sombras de los
objetos iluminados. Nuestra intuición, basada en la observación, nos lleva a pensar
que esas sombras son perfectamente nítidas, es decir, poseen bordes bien definidos
que separan zonas iluminadas de zonas obscuras. O a lo sumo, la falta de nitidez que
observamos, suponemos que se debe a que el objeto se halla iluminado con una
fuente extensa y por consiguiente la luz llega hacia él con diferentes ángulos.
Esta imagen concuerda perfectamente con el comportamiento que predice la
teoría corpuscular de la luz. Si pensamos a la luz como formada por pequeñas
pelotitas que inciden sobre el objeto, algunas chocan con él y rebotan, otras pasan sin
interactuar y otras son dispersadas levemente. Como resultado de este proceso no
esperamos hallar patrones (luz obscuridad, luz obscuridad, etc.) como los que
estamos acostumbrados a observar en el caso de los fenómenos ondulatorios. Pero
para nuestra sorpresa las sombras no son nítidas y forman además patrones como
los que se esperan en una teoría ondulatoria de la luz.

A los fenómenos ondulatorios asociados con la formación de sombras se los


conoce con el nombre de Fenómenos de Difracción. Como veremos no difieren
conceptualmente de los fenómenos, ya estudiados, de interferencia entre rendijas
puntuales. Este fenómeno, aunque lo estudiaremos asociado al caso de ondas de luz,
es común a todas las situaciones físicas que involucren ondas que inciden sobre
obstáculos, tales como ondas de agua (como las que vemos en una cuba de ondas),
ondas de sonido, etc..
En el caso del sonido, estamos acostumbrados a escuchar sonidos aunque
coloquemos un obstáculo delante nuestro, pareciera que la sombra sonora no fuera
tan efectiva como una sombra luminosa, decimos que la onda se difracta a través del
obstáculo.
Luego veremos que, en los casos en donde la longitud de onda, de la onda, es
pequeña respecto del obstáculo, las sombras “parecen nítidas” (“no se percibe
claramente la formación de patrones”), pero si la longitud de onda es del orden de las
dimensiones del obstáculo o mayor, la sombra deja de ser “nítida” y parte de la onda

459
Interferencia - Difracción

ocupa regiones que antes no estaban permitidas, en el caso de la luz, la onda ocupa
zonas de “sombra”, mientras que en el caso del sonido, invade zonas de “silencio”.

En lo que sigue trataremos de profundizar el estudio del tema, pero como


primer paso en esa dirección necesitamos adquirir cierta destreza en el calculo de
sumas de muchas ondas provenientes de diferentes fuentes puntuales coherentes.
Primeramente, estudiaremos el fenómeno de interferencia producido en un sistema
formado por N rendijas puntuales ( N ≥ 2 ) (red difracción), cuando se lo ilumina con
una fuente de luz, fenómeno que, como veremos, tiene aplicaciones prácticas como
interferómetro.

Los ejercicios recomendados son el 9, 10, 11, 13, 14, 16, 17, 21, 22, 23 y 24.

10-1. Guía Teoría: Interferencia entre N rendijas (Red de


difracción).
En el capítulo anterior hemos estudiado en detalle la experiencia de Young,
en esta guía estudiaremos el funcionamiento de un dispositivo, formado por muchas
rendijas muy juntas (usualmente denominada Red de Difracción), que mejora la
percepción del fenómeno de interferencia y permite una precisa determinación de la
longitud de onda (interferómetro). Veremos que aumentando el número de rendijas,
se consigue que las franjas resulten muy finas, lo cual, permite mayor precisión en la
determinación de su posición.
Estudiaremos el patrón de interferencia que produce un arreglo (Red) de N
rendijas puntuales (de ancho infinitesimal), separadas entre sí una distancia d, sobre
una pantalla ubicada a una gran distancia del arreglo (“en el infinito”), ver figura
10-1.
Detrás de la red iluminamos con una fuente de luz monocromática y de
longitud de onda λ . La fuente está lo suficientemente lejos como para considerar que
sobre la red incide una onda plana (planos paralelos a la red).
Apelamos nuevamente a la imagen que nos brinda el principio de Huygens,
que dentro de las condiciones que hemos impuesto (pantalla lejana), y lejos de las
rendijas, resulta una buena aproximación. Dentro de este modelo, cada rendija se
comporta como una nueva fuente de ondas cilíndricas, todas ellas en fase y
emitiendo en forma coherente, ver figura 10-1,

460
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Onda Plana
Onda cilíndrica

Fuente puntual
coherente, en ∞
Red de N rendijas
Pantalla en +∞

Figura 10-1: Red de N rendijas (puntuales).

Comentario: La coherencia de las ondas cilíndricas sólo puede mantenerse siempre


y cuando recorran caminos ópticos que no difieran entre sí más allá de una cierta
longitud máxima, llamada longitud de coherencia. Por esta razón, en lo que sigue
del cálculo analizaremos la interferencia entre las ondas en puntos cercanos al
centro de la pantalla, de tal forma que el camino recorrido por todas las ondas esté
dentro del rango en donde se mantiene la coherencia entre ellas.

Vamos a estudiar la intensidad total de luz que llega a cada punto P de la


pantalla (patrón de máximos y mínimos). Debemos, entonces, sumar las ondas
provenientes de cada rendija que finalmente llegan a ese punto. Para fijar ideas,
primero comenzamos haciendo las cuentas para el caso particular de 3 rendijas
( N = 3 ), ver figura 10-2.
Primeramente hallamos la diferencia de camino producida entre onda y onda.
Tomamos como referencia a la onda central ( r = r2 ), ver figura 10-2.
y

r1 P

d θ r2=r
θ
r3
Δr

2Δr
L>>d

Figura 10-2: Diferencia de caminos recorridos, entre ondas provenientes de orificios vecinos.

461
Interferencia - Difracción

Vemos que, la onda 1 recorre menos camino que la central (onda 2), mientras
que la onda 3 recorre más camino que la central.
Dentro de la aproximación de pantalla infinitamente alejada ( L >> d ) y
ángulos (θ) pequeños, las ondas emitidas por cada rendija pueden considerarse
paralelas, y dentro de esta aproximación, la diferencia de camino entre dos rendijas
consecutivas se calcula simplemente como (ver figura 10-2),

Δr ≅ d sen θ 10-1

Por ende, los caminos recorridos por cada onda son,

r1 = r − Δr r2 = r r3 = r + Δr 10-2

De acuerdo a esto, el desfasaje producido entre las ondas emitidas por dos
rendijas consecutivas, en su trayecto al punto P, resulta,

Δr 2π
δ = 2π ≅ d sen (θ) 10-3
λ λ

que concuerda con el resultado obtenido en la experiencia de Youung.

Comentario: Si la diferencia de camino Δr justo mide una longitud de onda λ , o


un múltiplo de ésta, el desfasaje entre onda y onda resulta δ ≡ 2π , con lo cual, las
ondas interfieren constructivamente de a pares, y por consiguiente, en el punto P
tenemos un máximo de intensidad. Sobre la base de este razonamiento, podemos
anticipar, que los máximos de intensidad se ubican en los mismos ángulos que en
el caso de la experiencia de Young (2 rendijas), es decir, en los ángulos que
satisfacen,


δ= d sen( θ) = m 2π 10-4
λ

Al finalizar el cálculo demostraremos ésta afirmación.

Suponemos a la pantalla lo suficientemente lejana como para que resulte una


buena aproximación considerar que las ondas llegan al punto P planas, y además, con
el mismo estado de polarización, por lo cual, podemos sumarlas como escalares.
Además, resulta adecuado considerar que las ondas llegan al punto P con la misma
amplitud E 0 , a pesar de tener una pequeña diferencia de camino recorrido.

462
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Dentro de esta aproximación, escribimos a las funciones de onda, de las


ondas, que llegan al punto P proveniente de cada rendija, como,

Onda proveniente de la rendija 1 : E1 ( r , t ) = E 0 cos( kr − ωt − δ) ,

Onda proveniente de la rendija 2 : (


E 2 (r , t ) = E 0 cos kr − ω t ) 10-5

Onda proveniente de la rendija 3 : E 3 ( r , t ) = E 0 cos( kr − ωt + δ)

Debido al carácter lineal de las leyes del electromagnetismo, vale el principio


de superposición, y el vector óptico total resulta igual a la suma de los vectores
ópticos provenientes de cada una de las rendijas,

E (r , t ) = E1 (r , t ) + E 2 (r , t ) + E 3 (r , t ) =
10-6
[ ( ) ( )
E 0 cos kr − ω t − δ + cos kr − ω t + cos kr − ω t + δ ( )]
El objetivo del cálculo que sigue es el de encontrar una expresión manejable
para la función de onda total E = E1 + E 2 + E 3 en el punto P, de tal forma de poder
obtener el patrón de interferencia.
Aunque en un principio parezca una complicación, reescribimos a la
expresión anterior como una sumatoria, es decir (verifique),
1
E( r, t ) = E0 ∑ cos( kr − ωt + nδ) 10-7
n =−1

Esta expresión aún no resulta manejable para obtener la estructura de


máximos y mínimos, pero antes de completar el cálculo, resulta fácil y conveniente
generalizar el resultado obtenido (para tres rendijas) a un número cualquiera de
rendijas N (mayor que 3).
Las ondas se desfasan, de a pares, un ángulo δ dado por la ecuación 10-3. La
diferencia esencial aparece en el rango del índice de suma n, ya que no sólo toma los
valores -1, 0 y 1, como sucede en el caso N = 3 .
Como ejemplo, para 5 rendijas ( N = 5 ) el índice de suma toma los valores,
n = −2, − 1, 0, 1, 2
es decir, la primera rendija se desfasa en δ respecto a la central, mientras que la
segunda en 2δ .

463
Interferencia - Difracción

Nosotros generalizaremos el cálculo para un número impar N ≥ 3 de


rendijas, queda como ejercicio para el lector repetirlo para el caso de N par,
anticipamos que el resultado final resulta idéntico.
Para un número de rendijas N ≥ 3 (impar), el índice n toma los valores,

N −1 N −1
n=− ,..... − 1, 0, 1,....., (verificar). 10-8
2 2

Por consiguiente la función de onda total en el punto P, suma de los campos


provenientes de N rendijas, puede escribirse:
(N-1)/2 (N-1)/2
E (r , t ) = ∑ E n = E0 ∑ cos( kr − ωt + nδ) 10-9
n=-(N-1)/2 n=-(N-1)/2

El próximo paso consiste en sumar la serie de cosenos de la ecuación anterior. Para ello, en
un primer momento, complicaremos el cálculo introduciendo exponenciales complejas, la razón de
este paso quedará justificado más tarde cuando veamos que la serie tiene la apariencia de una serie
geométrica la cual posee una solución conocida.
Este cálculo puede resultar muy tedioso, es aconsejable saltearlo en una
primera lectura (y segunda también), ya que no agrega ningún concepto físico
nuevo y solamente consiste en sumar la serie de funciones cosenos de la ecuación
10-9. Retomar a partir de la ecuación 10-27, donde se obtiene una expresión más
manejable para el vector óptico total E (r , t ) en el punto P.

Saltee en una primera lectura hasta la ecuación 10-27

Queremos expresar a la función coseno como la parte real de una exponencial compleja.

Sabemos que la exponencial compleja e puede expresarse en función de las funciones seno y
coseno de la siguiente forma,

e i θ = cos( θ) + i sen( θ) 10-10

Su representación en el plano complejo se muestra en la figura 10-3.

464
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Imaginario

sen(θ)
eiθ

θ
Real
cos(θ) iθ
Figura. 10-3: Representación gráfica de la exponencial compleja e

Su complejo conjugado es,

e -i θ = cos( θ) − i sen( θ) 10-11

A partir de la ecuación 10-11, podemos escribir al coseno como la parte Real de la


exponencial compleja, es decir,

cos( θ) = Real( e i θ ) 10-12

reemplazando esta expresión en la ecuación 10-9 obtenemos,

[ ] ⎡ (N-1)/2 ⎤
(N -1)/2
E (r , t ) = E0 ∑ Real e i ( k r −ωt + n δ ) = E 0 Real ⎢ ∑ e i ( k r −ωt + n δ ) ⎥ 10-13
n = -(N-1)/2 ⎣ n = -(N-1)/2 ⎦

De esta forma, hemos transformado una suma de cosenos (ec. 10-9) en una suma de exponenciales
(ec. 10-13), funciones que son mucho más manejables.
Ahora, factoreando,

e i ( k r −ωt + n δ) = e i ( k r −ωt ) e i n δ = e i ( k r −ωt ) ( e i δ )


n

y sacando fuera de la suma al primer factor, ya que no depende del índice n, obtenemos,


(e ) ⎤⎥
(N -1)/2
iδ n
E (r , t ) = E 0 Real ⎢ e i ( k r −ωt ) ∑ 10-14
⎣ n = -(N-1)/2 ⎦

Calculemos separadamente la suma que aparece dentro del corchete de la ecuación anterior,
es decir,

( e i δ ) n = n=-(N-1)/2
(N-1)/2 (N-1)/2
Suma = ∑ ∑ e in δ 10-15
n=-(N-1)/2

Esta suma puede visualizarse en el plano complejo como una suma de N vectorcitos de módulo uno
(fasores), con distintos ángulos θ = nδ , ver figura 10-4.

465
Interferencia - Difracción

Imaginario Ejemplo con N=4. Los fasores tienen


los ángulos θ1=δ, θ2=2δ,
∑ ei n δ θ3=3δ y θ4=4δ

Real

Figura 10-4: Representación gráfica de la suma de exponenciales complejas (fasores).

En algunos libros se usa el método gráfico para resolver el problema, nosotros seguiremos
el camino más duro, el algebraico.
La suma de la ecuación 10-15 tiene la forma de una serie geométrica. Recordemos cual es la
forma y solución de esta serie:

N-1 an −1
S = 1 + a + a +.......+a
2 N-1
= ∑ a n
= 10-16
n=-0 a -1
(Verifique que se satisface la igualdad para algunos ejemplos, ej. a = 2 y N = 4 ).

Este apartado puede saltearse en una primera lectura.

A continuación vamos a demostrar la expresión 10-16. Esta igualdad resulta fácil de


demostrar multiplicando a S por el factor a , el resultado vuelve a dar algo muy parecido a S , o
sea:

aS = a + a 2 + ....... + a N-1 + a N
N
le falta un 1 y le sobra un a , si le agregamos el 1 y le sacamos el a N obtenemos nuevamente S ,

aS + 1 − a N = 1 + a + a 2 +.......+a N-1 = S
y de la expresión anterior es posible despejar a S ,

an −1
S= demostrado.
a -1
Queda como ejercicio para el lector demostrarlo por inducción.


Volvamos a la suma de la ecuación 10-15, vemos que si tomamos a = e la suma se parece
mucho a la suma geométrica de la cual conocemos su solución. Pero aún hay una diferencia, el índice
de suma no comienza en n = 0 , ni termina en n = N − 1, sino que comienza en n = −( N − 1) / 2 y
termina en n = ( N − 1) / 2 . Este problema se puede solucionar haciendo un simple cambio de
variables (que como usted puede comprobar, es lo mismo que sacar factor común un factor adecuado,
pruébelo).

466
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Definimos un nuevo índice de suma n′ de tal forma que su primer valor sea cero, de la
siguiente forma:

( N − 1)
n′ = n + 10-17
2
Compruebe que este nuevo índice comienza en n ′ = 0 y termina en n ′ = N − 1 (esto se puede
verificar reemplazando los valores límites de n ). Con este cambio de variables, reescribimos a la
Suma 10-15, teniendo en cuenta que n = n ′ − ( N − 1) / 2 ,

( e i δ ) n′-(N-1)/2
N-1
Suma = ∑ 10-18
n′=0

sacamos factor común el factor que no depende del índice de suma n ′ , es decir,

Suma = ( e i δ ) ( e i δ ) n′
-(N-1)/2 N-1
∑ 10-19
n′=0

y usando el resultado de la serie geométrica (ec. 10-16), obtenemos:

-i δ (N-1)/2 ei δ N − 1
Suma = e 10-20
ei δ − 1
Llegado a este punto debemos agudizar nuestra vista y ver que el cociente que aparece en la
ecuación 10-13 puede transformarse en un cociente de dos funciones seno. Recordemos que la
función seno puede obtenerse a partir de exponenciales complejas de la siguiente forma (probarlo a
partir de restar entre sí las ecuaciones 10-10 y 10-11):
e i θ − e -i θ
sen( θ) = 10-21
2i
En la ecuación 10-20 no tenemos exactamente esto, pero si la trabajamos un poco tal ves sí.
i δ N/2
En el numerador podemos sacar factor común e y usar la expresión 10-21,

e i δ N − 1 = e i δ N /2 [ e i δ N /2 − e -i δ N /2 ] = e i δ N /2 [ 2 i sen( δ N / 2) ] 10-22

y en el denominador sacamos factor común e i δ /2 y usamos también la expresión 10-21,

e i δ − 1 = e i δ /2 [ e i δ /2 − e -i δ/2 ] = e i δ /2 [ 2 i sen( δ / 2) ] 10-23

467
Interferencia - Difracción

reemplazando 10-22 y 10-23 en la Suma 10-20,

-i δ (N-1)/2 e i δ N /2 sen( δ N / 2)
Suma = e 10-24
e i δ/ 2 sen( δ / 2)
y simplificando las exponenciales,

sen(δ N / 2)
(e )
(N-1)/2
iδ n
Suma = ∑ = 10-25
n=-(N-1)/2 sen(δ / 2)

Con lo cual hemos llegado a una expresión bastante simple que nos permitirá extraer fácilmente los
máximos y mínimos de interferencia (note que el resultado de la Suma de exponenciales complejas es
un número real)
Reemplazando el resultado de la suma en la expresión 10-14, que nos daba la función de
onda total en el punto P, obtenemos:

⎡ sen(δ N / 2) ⎤
E (t ) = E 0 Real ⎢ e i ( k r − ωt ) ⎥ 10-26
⎣ sen(δ / 2) ⎦

El cociente de las dos funciones senos es un número real con lo cual puede ser extraído fuera
del corchete, y la parte real de la exponencial compleja ya sabemos que es el coseno, con lo cual,

Retome la lectura
la función de onda total en el punto P, suma de las N ondas provenientes de las N
rendijas, resulta:
(N -1)/2 sen (δ N / 2)
E (r , t ) = E 0 ∑ cos(kr − ωt + nδ) = E 0 cos(kr − ωt ) 10-
n = -(N -1)/2 sen (δ / 2)
27

La expresión anterior es la solución de la sumatoria de ondas planas


(funciones coseno) planteada en la ecuación 10-9, y nos dice que el vector óptico total
es también una onda plana, que varía armónicamente con la misma frecuencia
angular ω y que su amplitud es,
sen(δ N / 2)
A(r , θ) = E 0 10-28
sen(δ / 2)

La amplitud depende del ángulo θ a través del desfasaje,



δ= d sen θ .
λ

468
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

A partir de la dependencia con el ángulo θ es que esperamos obtener el


patrón de interferencia, para ello, debemos calcular la intensidad de luz que llega a
cada punto P.

Como ya vimos la intensidad la podemos calcular como el valor medio


temporal del cuadrado del vector óptico, es decir:

⎡ sen (δ N / 2 ) ⎤ E 2 ⎡ sen (δ N / 2) ⎤
2 2

I = E (r , t ) 2
= E 2
⎢ sen (δ / 2) ⎥ cos (kr − ωt ) = 0 ⎢
2
10-29
2 ⎣ sen (δ / 2) ⎥⎦
0
⎣ ⎦

E 02
Donde es fácil comprobar que es la intensidad que llega al punto P proveniente
2
de cada una de las rendijas (reemplazar N por 1 en la ec. 10-29) que llamamos I 0 . Por
consiguiente la intensidad total en el punto P es,

⎡ sen (δ N / 2 ) ⎤ ⎡ sen ( N k d senθ / 2) ⎤


2 2

I (θ) = I 0 ⎢ sen (δ / 2) ⎥ = I 0 ⎢ sen (k d senθ / 2) ⎥ 10-30


⎣ ⎦ ⎣ ⎦

A partir de la ecuación 10-30 podemos estudiar al patrón de interferencia, pero


antes veamos si la expresión hallada funciona bien para el caso particular de una sola
rendija N = 1 y para dos rendijas N = 2 (experiencia de Young).
Caso N = 1 :

⎡ sen(δ / 2) ⎤
2

I = I0 ⎢ ⎥ = I0
⎣ sen(δ / 2) ⎦

que concuerda con la intensidad proveniente de una sola rendija.

Caso N = 2 (verifique):

⎡ sen(δ 2 / 2) ⎤ ⎡ sen(δ / 2 + δ / 2) ⎤ ⎡ 2 sen(δ / 2) cos(δ / 2) ⎤


2 2 2

⎥ = 4 I 0 cos (δ / 2)
2
I = I0 ⎢ ⎥ = I0 ⎢ ⎥ = I0 ⎢
⎣ sen( )⎦
δ / 2 ⎣ sen( ) ⎦
δ / 2 ⎣ sen ( )
δ / 2 ⎦

Que concuerda con la intensidad que hallamos para el caso de dos rendijas.

469
Interferencia - Difracción

Patrón de interferencia de N rendijas. Máximos y mínimos: La ecuación 10-30


tiene toda la información que necesitamos para hallar los máximos y mínimos de
interferencia. El problema es un poco más complicado que el de sólo dos rendijas.
Antes de resolverlo analíticamente podemos ir sacando conclusiones del gráfico.
En la figura 10-5 graficamos, con ayuda del Mathematica, la intensidad I en
función del sen θ , lo hacemos para diferentes número de rendijas (queda como
ejercicio para el lector repetir este gráfico). A la izquierda se muestra el gráfico de la
Intensidad en función del tiempo y a la derecha se muestra el negativo de la
iluminación de la pantalla (las zonas grises indican luz, mientras las blancas
obscuridad):

I(θ)

N=2

4I0

λ λ 0 λ λ sen(θ) Negativo del Patrón de Interferencia, de 2 rendijas,


−2 − 2
d d d d sobre la pantalla. Las zonas grises indican luz.

I(θ)

N=3
9I0
4I0

λ λ λ λ sen(θ) Negativo del Patrón de Interferencia, de 3 rendijas,


−2 − 0 2
d d d d sobre la pantalla. Las zonas grises indican luz.

470
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

I(θ)
N=4
16I0

λ sen(θ) Negativo del Patrón de Interferencia de 4 rendijas,


λ − 0 λ λ
−2 2 sobre la pantalla. Las zonas grises indican luz.
d d d d

I(θ) 25I0
N=5

λ λ 0 λ λ Negativo del Patrón de Interferencia de 5 rendijas,


−2 − 2 sen(θ)
d d d d sobre la pantalla. Las zonas grises indican luz.

Figura 10-5: Representación gráfica de la intensidad de luz que incide sobre la pantalla, en el caso
de redes con 2, 3, 4 y 5 rendijas. A la derecha se muestra el negativo de la “foto” de
la pantalla (las zonas grises indican luz).

De observar los gráficos, podemos hacer las siguientes observaciones:

• El primer gráfico corresponde al caso de dos rendijas ( N = 2 ). Como sabemos, los


máximos se encuentran ubicados en ángulos que satisfacen,

λ
senθ = m donde m∈ Z.
d

Los ceros de intensidad se encuentran en el medio de dos máximos. La intensidad


de estos máximos es exactamente I max = 4 I 0 .

471
Interferencia - Difracción

• En el caso de 3 rendijas ( N = 3), los máximos se ubican en la misma posición


angular que en el caso de 2 pero son un poco más intensos ( I max = 9I 0 ). Entre
medio de dos máximos principales aparece un máximo secundario de menor
intensidad.

• Con el aumento del número de rendijas, aumenta la cantidad de máximos


secundarios de baja intensidad (casi no se ven) y aumenta la intensidad de los
máximos principales.
Para 4 rendijas hay 2 máximos secundarios, mientras que para N = 5 hay 3. Es
fácil demostrar que el número de máximos secundarios es igual a N − 2 (queda
como ejercicio para el lector).

• En todos los casos, independientemente del número de rendijas ( N ≥ 2) los


máximos principales se ubican en los mismos ángulos, aquellos que satisfacen,

λ
senθ = m donde m∈ Z.
d

• La intensidad de los máximos principales aumenta al aumentar el número de


rendijas. Por ejemplo, para N = 3 la intensidad máxima resulta ser I má x = 9 I 0 , para
N = 4 I má x = 16 I 0 y para N = 5 I má x = 25I 0 .
En general (después lo probaremos), la intensidad de los máximos principales
aumenta en la forma,

I má x = N 2 I 0 ,

mientras que la de los máximos secundarios disminuye hasta ser casi invisibles.

Máximos y Ceros de Intensidad, resolución analítica. Por el momento hemos


obtenido toda nuestra información, sobre la ubicación de los máximos principales y
secundarios y los ceros de intensidad, a partir de la gráfica de la ecuación 10-30,
2
⎡ sen( N δ / 2) ⎤
I ( θ) = I 0 ⎢ ⎥
⎣ sen( δ / 2) ⎦


donde δ = d sen θ .
λ
Queda como tarea para el lector hallar los máximos analíticamente. Aquí
únicamente señalamos (verifique) que la función Intensidad I ( θ) posee sus máximos

472
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

principales (que es lo que verdaderamente nos interesa) en aquellos ángulos en


donde se anulan el numerador y el denominador a la vez, y eso sucede cuando se
satisface,

δ = 0, π , 2π , 3π , 4π..... = m π con m∈ Ζ. 10-31


2

Por consiguiente, los ángulos en donde se hallan los máximos de intensidad


satisfacen,


δ= d sen (θ) = m 2π con m∈ Ζ ⇒ 10-32
λ

λ
sen( θ m ) = m con m∈ Ζ 10-33
d

que concuerda con lo obtenido en los gráficos. El coeficiente entero m numera a las
franjas, por ejemplo, m = 0 corresponde a la franja central, llamada orden cero,
mientras que los valores m = ±1 corresponden a las primeras franjas, a los costados de
la central, llamadas orden 1. Dándole otros valores a la constante m, obtenemos los
ordenes superiores.
La ubicación angular de los máximos de interferencia en una red de N
rendijas concuerda exactamente con la ubicación hallada en el caso de dos rendijas
(Young). Este resultado parece totalmente intuitivo, ya que δ es el desfasaje
producido entre dos rendijas consecutivas, por consiguiente, si δ = m 2π las ondas de
dos rendijas consecutivas se hallan en fase, por ende, todas las ondas se hallan en
fase, y por consiguiente, para los ángulos que satisfacen la ecuación 10-33 se obtiene
un máximo de intensidad.

Es posible obtener las posiciones sobre la pantalla donde aparecen los


máximos, en la aproximación de ángulos pequeños, como (ver figura 10-6),

L
y m = L tg( θ m ) ≈ L sen( θ m ) = m λ 10-34
d

473
Interferencia - Difracción

Fig 10-6
Red

y
θ
Fuente en -∞

L
Pantalla

La distancia que separa dos máximos u ordenes consecutivos, se calcula


simplemente restando,

L L L
Δy = y m+1 − y m ≈ ( m + 1) λ −mλ = λ 10-35
d d d

Las ecuaciones 10-34 y 10-35 son conceptualmente importantes. La ecuación


10-35 nos dice que si queremos que las franjas estén suficientemente separadas como
para apreciarlas, podemos aumentar la distancia L o disminuir la distancia entre
rendijas d (Red de mayor calidad).
La ecuación 10-34 nos dice algo aún más importante, que la ubicación de los
máximos de intensidad no resulta igual para los diferentes colores. Esto resulta
evidente ya que su posición sobre la pantalla es proporcional a la longitud de onda
(color). Es decir que, si iluminamos una red con luz coherente blanca, observamos
sobre la pantalla la formación de franjas de diferentes colores.
El centro, orden cero, permanece blanco ya que todos los colores tienen su
orden cero en y = 0 , pero ya en el orden 1 comienzan a separarse. El violeta y el azul
(de menor longitud de onda) se hallan más cerca del centro, mientras que el rojo, de
mayor longitud de onda, se halla más alejado. Por consiguiente una Red de
difracción nos sirve para separar los colores, al igual que un prisma.

Usando las ecuaciones 10-30 y 10-32, podemos calcular la intensidad de luz


que llega los máximos principales,

sen ( N δ / 2)
lim
=N ⇒ I = N 2 I0 (En los máximos principales) 10-36
δ → m2π sen (δ / 2)

Este resultado concuerda con lo que ya habíamos anticipado del análisis de los
gráficos. Nos dice que si queremos lograr una mayor intensidad de las franjas,

474
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

para que éstas resulten más visibles, debemos aumentar el número de rendijas de
nuestra Red.

Calculemos ahora la ubicación de los Ceros de Intensidad (nos será de


utilidad en el futuro). De la ecuación 10-30, vemos que la intensidad se anula cuando
se anula el numerador pero no se anula el denominador (ya que si se anula, la
intensidad resulta máxima), es decir,

sen( N δ / 2) = 0 pero sen( δ / 2) ≠ 0 ⇒

N δ / 2 = m′ π pero δ / 2 ≠ m′′ π ⇒

2π m′ m′
δ= d sen( θ) = 2π pero ≠ número entero
λ N N

O sea, los ceros se hallan ubicados en los ángulos que satisfacen,

m′ λ m′
sen( θ) = con ≠ número entero.... (Ceros de Intensidad) ) 10-37
N d N

Ejemplo, si N = 4 , los ceros se hallan ubicados en los ángulos ( θ ≈ sen( θ) ),

• m′ = 0 no corresponde a un cero ya que es la franja central.

1 λ
• Primer cero: m′ = 1 θ≈
4 d

1 λ
• Segundo cero: m′ = 2 θ≈
2 d

3 λ
• Tercer cero: m′ = 3 θ≈
4 d

• m′ = 4 no corresponde a un cero ya que corresponde a la ubicación de la franja


m′ 4
de primer orden, ya que = = 1.
N 4

En general entre dos máximos principales hay N − 1 ceros de intensidad


(verificarlo), y entre dos ceros hay un máximo secundario (no exactamente en el
medio), por consiguiente, entre dos máximos principales hay N − 2 máximos
secundarios.

475
Interferencia - Difracción

A partir de conocer la ubicación de los ceros, podemos tener una idea del
ancho de las franjas (máximos principales), estimando groseramente el ancho de la
franja como la resta entre las posiciones de dos ceros. Por ejemplo, tomemos la
franja de orden cero ( m = 0 ) , los ceros que se hallan a los costados de esta franja
corresponden a los valores de m′ ,

m′ = −1 y m′ = 1 (Verifique),

y por ende sus ubicaciones angulares son (para ángulos pequeños),

1 λ 1 λ
θ −1 ≈ − y θ1 ≈ 10-38
N d N d

2 λ
⇒ Δθ = θ1 − θ −1 ≈ 10-39
N d

De la ecuación 10-39 vemos que si queremos que las franjas sean más finas,
debemos aumentar el número de rendijas, propiedad que ya habíamos observado en
los gráficos.
A partir de la ecuación 10-39, podemos obtener el ancho de las franjas
proyectadas sobre la pantalla, como,

2 λ
Δy ≈ L 10-40
N d

Resumiendo, si queremos que las franjas estén suficientemente separadas,


unas de las otras, podemos disminuir la distancia entre rendijas d. Mientras que para
que sean finas e intensas podemos aumentar el número de rendijas N (iluminadas).
De acuerdo a esto, una Red se considera de mayor calidad (y mayor precio), cuando
posee el mayor número de rendijas con menor distancia de separación entre ellas.
Para visualizar mejor lo que pasa a medida que aumenta el número de
rendijas, en la figura 10-7, mostramos el gráfico correspondiente a un espectro
formado a través de una red de N = 100 rendijas (iluminadas),

476
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

N=100 Imax=104 I0

λ λ 0 λ λ sen(θ)
−2 − 2
d d d
d
Figura 10-7: Gráfico de la intensidad de luz en función del ángulo, para una red de 100
rendijas. Note que los máximos secundarios no se ven.

En la figura se aprecia, lo que ya anticipamos del análisis teórico, que cuanto


mayor es el número de rendijas las franjas resultan más finas e intensas. Otro hecho
importante que podemos comprobar de observar el gráfico ( N = 100 ), es que no se
observa ningún máximo secundario, a pesar que del análisis teórico esperamos la
aparición de N − 2 = 98.
Queda como ejercicio para el lector comprobar que la intensidad relativa,
entre los máximos secundarios y los máximos principales, disminuye drásticamente
al aumentar el número de rendijas, hasta ser completamente invisibles. Este hecho
resulta positivo para la mejor visualización de las franjas.

En el laboratorio comúnmente, como fuente coherente de ondas planas, se


utiliza luz Láser. El ancho del haz Láser es del orden del milímetro, por lo cual, si lo
hacemos incidir sobre una red sólo una pequeña parte de las rendijas entra en juego,
y por consiguiente, sobre la pantalla no vemos largas franjas como las mostradas en
la figura anterior, sino simplemente puntos separados entre sí en un ángulo igual a
λ , ver figura 10-8.
d

-λ/d 0 λ/d senθ≈θ

Figura 10-8: Esquema de las franjas sobre la pantalla, cuando la fuente de luz es muy fina (láser)

Espectrómetro: ¿Para qué nos puede servir una red de N rendijas?. Al principio
dijimos que con el cálculo adquiriríamos destreza para luego analizar el fenómeno de
difracción, pero llegados a este punto vemos que una red de N rendijas nos puede
resultar muy útil para analizar el espectro de emisión de luz de algún átomo o
molécula, como veremos seguidamente.

477
Interferencia - Difracción

Supongamos que queremos estudiar el espectro de emisión del Na (sodio)


incandescente. El sodio, como cualquier otro átomo, no emite un espectro continuo
de luz. Si descomponemos la luz emitida con ayuda de un prisma no obtenemos todo
el arco iris sino sólo determinados colores o longitudes de onda, en el caso del sodio
se obtiene con mayor intensidad luz amarilla. El espectro es diferente para cada
átomo o molécula particular, ya que depende de su estructura cuántica y electrónica.
Por esta razón, resulta posible identificar al elemento por su espectro, tal como si
fuera una huella digital del mismo.
Estudiar el espectro significa determinar exactamente las longitudes de onda
emitidas por el elemento en cuestión. Su conocimiento nos permite, no sólo entender
mejor la estructura atómica del elemento, sino además, conocido su espectro, es
posible determinar si un compuesto desconocido está o no integrado por ese
elemento. Este análisis espectral, es posible hacerlo aunque el compuesto esté tan
lejos como en una estrella. A un dispositivo que separa las ondas de diferente
longitud de onda y permite determinar su valor se le llama espectrómetro.

Podemos fabricar un espectrómetro con una red de N rendijas tal como se


muestra en la figura 10-9. Construimos una fuente luminosa puntual interponiendo
una pantalla sobre la que se ha realizado un orificio. Luego colocamos una lente
convergente de tal forma que su foco concuerde con la ubicación del orificio, de esta
forma, la onda que sale de la lente parece provenir desde el infinito (onda plana).
Luego hacemos incidir esta onda sobre una red de N rendijas, con N
suficientemente grande. Al atravesar la red las ondas provenientes de cada rendija
interfieren formando un patrón de franjas iluminadas y obscuras, que podemos
observar en una pantalla colocada suficientemente lejos de la red (infinito), ver figura
10-9.

Na
Foco

Lente Onda plana

Pantalla con Red


Pantalla en +∞
una rendija

Figura. 10-9: Esquema de un espectrómetro construido a partir de una red de N rendijas.

478
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

La ubicación de los máximos de intensidad depende de la longitud de onda, o


sea del color. De esta forma, habrá franjas iluminadas de diferentes colores.
Dijimos que el sodio emite principalmente luz amarilla (también verde, rojo,
etc, con menor intensidad), pero se puede ver que esa luz amarilla en realidad esta
formada por dos ondas de longitudes de onda muy parecidas, λ1 = 589,00nm y
λ 2 = 589,59 nm (1nm = 10 −9 m ), y muy difíciles de distinguir una de la otra,
comúnmente se las denomina “doblete del sodio”.
En la figura 10-10 graficamos el espectro correspondiente al doblete del
sodio, la red nos ayuda a distinguir entre las dos longitudes de onda (amarilla) y nos
permite además medirlas.

I(θ)


λ 0 λ
2
λ1 λ
2 sen(θ)
2
d d d d

Figura. 10-10: Graficamos el espectro correspondiente al doblete del sodio. En el segundo orden se
distingue nítidamente la diferencia entre las dos longitudes de onda, de luz amarilla.

En el gráfico, podemos ver que en el centro de la pantalla ambas longitudes


de
onda se solapan, no siendo posible identificarlas como distintas. En el primer orden
λ λ
(θ ≈ ± ) ya han comenzado a separarse, mientras que en el segundo orden (θ ≈ ±2 )
d d
ya es posible medir el ángulo θ para cada longitud de onda amarilla y así determinar
la longitud de onda que caracteriza a cada una de ellas.
La separación lograda depende de la distancia d entre rendijas, mientras
menor es esta distancia más separadas resultan las franjas. Además cuanto mayor es
el número de rendijas las franjas son más intensas y finas, lo que permite mejorar la
percepción del efecto.

479
Interferencia - Difracción

Optativo. Incidencia oblicua de la onda luminosa sobre una Red. Analicemos ahora
el caso en que la onda plana incide oblicuamente, respecto al eje normal a la Red, con un ángulo de
incidencia θ i , tal como se muestra en la figura 10-11.

Onda Plana
Franja central

θi >0
θi

Fuente en -∞ Red Pantalla en +∞

Figura 10-11: Incidencia oblicua, de la onda luminosa, sobre una Red.

La consecuencia inmediata de esto, es que la franja central no se halla ubicada sobre el eje
normal sino que se corre un ángulo θ i . Aunque el resultado es bastante intuitivo, la demostración
analítica es un poco más dificultosa, ya que estamos trabajando con ondas y no con rayos.
La diferencia principal es que el frente de onda no llega al mismo tiempo (en fase) a todas
las rendijas, ya que no han recorrido el mismo camino óptico. Por consiguiente, las ondas cilíndricas
reemitidas por cada rendija no están en fase entre sí. Podemos hallar esa diferencia de fase, entre dos
rendijas consecutivas, con ayuda del gráfico de la figura 10-12.

l 1

θi
2

Figura 10-12: Diferencia de caminos recorridos, por la onda, debido a


la incidencia oblicua.

Vemos que al producirse incidencia oblicua, la parte de la onda plana que llega a la rendija
1 recorre un camino óptico mayor que la parte que llega a la rendija 2. La diferencia de camino es:

l
sen (θi ) = ⇒ l = d sen (θi ) 10-41
d

480
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

debido a esta diferencia de camino se produce una diferencia de fase,

l 2π
δ i = 2π = d sen (θ i ) 10-42
λ λ
En conclusión, podemos afirmar que si de la rendija número 2 sale una onda del tipo,

E 2 ( t ) = E 0 cos( kr2 − ωt ) 10-43

de la rendija 1 sale,

E 1 ( t ) = E 0 cos( kr2 − ωt + δ i ) 10-44

desfasada en una cantidad δ i de la primera.



Este desfasaje inicial se suma al desfasaje δ= d sen θ (ec. 10-3) producido entre dos
λ
ondas emitidas por rendijas consecutivas, en su camino hacia algún punto P sobre la pantalla.
Por ejemplo, para el caso de 3 rendijas que fue nuestro ejemplo original, la suma de los
vectores ópticos que llegan al punto P, resulta (ver ecuaciones 10-6 y 10-7),

E (r , t ) = E 0 [cos(kr − δ + δ i − ωt ) + cos(kr − ωt ) + cos(kr + δ − δ i − ωt )] ⇒

1
E (r , t ) = E0 ∑ cos(kr − ωt + n(δ − δ ))
n = −1
i 10-45

Todos los cálculos posteriores resultan idénticos a los ya hechos salvo que, donde aparece
δ , ahora se reemplaza por δ − δ i . Por consiguiente la expresión 30, que nos daba la intensidad
luminosa en función del ángulo θ para un ángulo de incidencia θi = 0 , cambia a,

⎡ sen (N (δ − δi ) / 2 )⎤
2

I (θ) = I 0 ⎢ ⎥ 10-46
⎣ sen ((δ − δi ) / 2 ) ⎦
Por consiguiente, los máximos principales cambian su localización, y se encuentran
ubicados en los ángulos que satisfacen:

δ − δi
= 0, π, 2π, 3π, 4π..... = mπ con m∈ Ζ. 10-47
2

481
Interferencia - Difracción

o sea,


δ − δi = d (sen θ − sen θ i ) = m 2π con m∈ Ζ ⇒
λ

λ
sen θ m = m + sen θi con m∈ Ζ 10-48
d

o en nuestra aproximación,

λ
θm ≈ m + θi
d

Con lo cual la franja central ( m = 0 ) ya no se encuentra en θ = 0 sino en θ = θi , como


esperábamos intuitivamente, y las franjas sólo se corren rígidamente.
A partir de lo hallado, discuta sobre si es posible observar las franjas de interferencia si se
ilumina con una fuente de luz extensa.

Optativo. Redes con resplandor: Existe otro tipo de redes, que en lugar de consistir en un
arreglo de rendijas, pueden consistir en una superficie reflectora con características similares a las
mostradas en la siguiente figura 10-13.

Fuente en ∞
Red

Pantalla

Figura 10-13: Red con resplandor.

Las ondas que se reflejan en las distintas superficies triangulares interfieren


entre sí al llegar a la pantalla formando un patrón de interferencia. Este tipo de
Redes, que no las estudiaremos en detalle, permiten direccionar la máxima intensidad
hacia ordenes superiores al orden cero, lo cual resulta más conveniente para fines
espectroscopios.

10-2. Cinco rendijas (muy finas), separadas entre si por una distancia d = 0,1mm una
de la otra, se iluminan uniformemente con luz de λ = 600nm . Los diagramas de
interferencia se observan en una pantalla situada a una distancia de 10 metros.

482
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

a) Calcular las posiciones de los máximos de interferencia.


b) Calcular las posiciones en donde la intensidad se anula.
c) Dibujar el diagrama de interferencia I (θ) .
d) ¿Cuántos máximos secundarios hay entre máximos principales?
e) Si la intensidad de luz que llega a la pantalla, proveniente de cada ranura, es I 0
¿Cuánto vale la intensidad en los máximos de interferencia ?.
f) Calcule aproximadamente la intensidad de luz en un máximo secundario
compárela con la que halló antes para el máximo principal. Para ello aproxime
que el máximo secundario se encuentra entre dos ceros de intensidad.
g) Calcule el ancho de las franjas iluminadas correspondientes a los máximos de
interferencia, compárelos con los que se obtenía en el caso de sólo 2 ranuras.
Analice lo que sucede cuando el número de rendijas crece.
h) ¿Cuáles son las ventajas de tener más de dos ranuras? (indique dos ventajas).
i) Importante. ¿Cómo sería la intensidad I (θ) , sobre la pantalla, si las rendijas no
emitieran luz coherente entre sí?. Grafique.
2
⎡ sen( N δ / 2) ⎤ 2π
( )
Ayuda: recordar que I θ = I 0 ⎢ ⎥ donde δ = d sen θ .
⎣ sen( δ / 2) ⎦ λ

10-3. Consiga un Compact Disc (no importa el autor ni el estilo). Observe el reflejo
de alguna fuente de luz blanca, sobre él, compruebe que el compact logra dispersar
los colores. Explique el fenómeno.

10-4. Guía Teórica: Difracción:

Introducción:

En nuestra vida diaria estamos acostumbrados a ver las sombras de los


objetos iluminados. Nuestra intuición, basada en la observación, nos lleva a pensar
que esas sombras son perfectamente nítidas, es decir, poseen bordes bien definidos
que separan una zona iluminada de una zona obscura. O, a lo sumo, la falta de nitidez
que observamos, suponemos que se debe a que el objeto se halla iluminado con una
fuente extensa y por consiguiente la luz llega hacia él con diferentes ángulos.
Esta imagen concuerda perfectamente con el comportamiento que predice la
teoría corpuscular de la luz. Si pensamos a la luz como formada por pequeñas
pelotitas que inciden sobre el objeto, algunas chocan con él y rebotan, otras pasan sin
interactuar y otras son dispersadas levemente. Como resultado de este proceso no
esperamos hallar patrones (luz obscuridad, luz obscuridad, etc.) como los que
estamos acostumbrados a observar en el caso de los fenómenos ondulatorios

483
Interferencia - Difracción

(Interferencia), sino simplemente la proyección geométrica del obstáculo. Pero para


nuestra sorpresa las sombras no son nítidas y forman además patrones como los que
se esperan en una teoría ondulatoria de la luz.

Para fijar ideas, supongamos que iluminamos una ventanita rectangular y


observamos como se proyecta sobre una pantalla. Nuestra intuición nos dice que
vamos a ver una proyección geométrica de la ventanita sobre la pantalla, como se
muestra en la figura 10-14.

Fuente en el ∞ Pantalla Iluminada.


Onda Plana
Obstáculo con Proyección geométrica
ventana.

Figura 10-14: Proyección geométrica de una ventana sobre una pantalla.

Si sobre el obstáculo incidieran ondas planas con distinta inclinación se formarían diferentes
proyecciones geométricas superpuestas.
Pero aparentemente la Luz no se comporta de esta manera. Claro que por algo
hemos formado nuestra intuición. En la mayoría de los casos que observamos,
ventanas, grandes aberturas o grandes obstáculos, vemos un fenómeno que
concuerda bastante bien con una proyección geométrica (o varias superpuestas).
Pero no sucede lo mismo cuando iluminamos con una fuente coherente
aberturas u obstáculos pequeños (¿pequeños respecto de qué?), fenómeno qué
difícilmente observemos en nuestra vida cotidiana, a menos que dispongamos de un
laboratorio con los instrumentos adecuados.
Una de las razones por las cuales comúnmente no observamos fenómenos
ondulatorios en la formación de sombras es que, como ya comprobaremos, son
mejor visualizados en sombras de objetos pequeños. Pero el principal motivo, por el
cuál no los observamos, es que la luz que ilumina comúnmente a los objetos no
proviene de una fuente puntual y coherente (como la que disponemos en el
laboratorio). Las fuentes de luz, comúnmente, son fuentes extensas y sin coherencia.
Al ser fuentes extensas (no puntual), las ondas provienen de diferentes
puntos de la fuente por lo cual llegan al objeto con diferentes ángulos y, por

484
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

consiguiente, forman patrones (máximos y mínimos de intensidad) corridos unos


respecto de otros, por lo cual se hallan borroneados.
Las fuentes extensas emiten luz no coherente, ya que las ondas provienen de
la desexcitación de diferentes átomos que emiten sin guardar ninguna correlación
unos con otros, por consiguiente, las fases de las ondas varían constantemente en el
tiempo, de esta forma los patrones van cambiando, con lo cual, se dificulta la
observación de fenómenos ondulatorios.

A los fenómenos ondulatorios asociados con la formación de sombras se los


conoce con el nombre de Fenómenos de Difracción. Como veremos no difieren
conceptualmente de los fenómenos, ya estudiados, de interferencia entre rendijas
puntuales. Este fenómeno, aunque lo estudiamos asociado al caso de ondas de luz, es
común a todas las situaciones físicas que involucren ondas que inciden sobre
obstáculos, tales como ondas de agua (cuba de ondas), ondas de sonido, etc..

En el caso del sonido, estamos acostumbrados a escuchar sonidos aunque


coloquemos un obstáculo delante nuestro, pareciera que la sombra sonora no fuera
tan efectiva como una sombra luminosa, decimos que la onda se difracta a través del
obstáculo.
Luego veremos que, en los casos en donde la longitud de onda, de la onda, es
pequeña respecto del obstáculo, las sombras “parecen nítidas” (no se observa
claramente la formación de patrones), pero si la longitud de onda es del orden de las
dimensiones del obstáculo o mayor, la sombra deja de ser “nítida” y parte de la onda
ocupa regiones que antes no estaban permitidas, en el caso de la luz, la onda ocupa
“zonas de sombra”, mientras que en el caso del sonido, invade “zonas de silencio”.

El oído percibe sonidos de longitudes de onda entre los valores


0,02m ≤ λ ≤ 17m (aproximadamente). Gran parte de los obstáculos que podemos
imaginar poseen estas dimensiones, por lo cual, esperamos que los sonidos graves
(frecuencia baja ⇒ λ larga) se difracten mejor invadiendo regiones detrás de los
obstáculos, mientras que los sonidos agudos (frecuencia alta ⇒ λ baja) se difractan
menos, formando zonas de silencio más nítidas. Como ejemplo, recuerde como
escucha la música de su vecino, ¿escucha todos los tonos por igual? ¿o escucha
mejor los graves (tambores)?.
Un objeto de 1 metro no representa un obstáculo apreciable para una onda de
longitud de onda λ ≈ 20m (salvo en zonas muy cercanas al objeto). La onda lo
envuelve, ocupando zonas que se hallarían vedadas si la sombra fuera perfectamente
nítida. Mientras que sí representa un obstáculo apreciable para λ ≈ 0,02m .
Debido a que la onda se difracta, es que podemos escuchar sonidos
provenientes de otras habitaciones de nuestra casa.

485
Interferencia - Difracción

En el caso de la transmisión de ondas de radio, la difracción de la onda resulta


provechosa. Las longitudes de onda resultan aproximadamente entre 180m ≤ λ ≤ 550m ,
para AM, y 2,5m ≤ λ ≤ 3,5m para FM (y televisión). Para la onda AM la mayoría de los
obstáculos (edificios) resultan pequeños, en el sentido que “casi no le hacen sombra”
(lejos del edificio), por esta razón la radio AM puede escucharse perfectamente en
una ciudad. No ocurre lo mismo con la onda FM, ni con la televisión, un edificio
cercano puede impedir la correcta recepción de la señal (esto último no debe
confundirse con lo ya estudiado en el capítulo 6, en donde afirmamos que en
frecuencia modulada pueden eliminarse los ruidos con mayor eficiencia que en
amplitud modulada)

A continuación analizaremos el fenómeno de difracción producido cuando una onda


coherente atraviesa un obstáculo, nos ocuparemos como ejemplo de aberturas (rendijas, ventanas),
pero no perdamos de vista que el fenómeno es general a todo tipo de sombras como, por ejemplo,
nuestra propia sombra.

Difracción en una rendija rectangular (Aproximación de Fraunhofer):

Para fijar ideas, vamos a comenzar estudiando el fenómeno de difracción de


la luz en el caso más simple, el patrón formado sobre una pantalla ubicada en el
infinito (muy lejos) a partir de iluminar una rendija rectangular fina pero no puntual,
de ancho “a” ( L >> a ), con una onda plana coherente (caso particular de la llamada
aproximación de Fraunhofer: objeto iluminado con ondas planas y observación
del fenómeno en un punto donde las ondas llegan “casi” planas, como por ejemplo
cuando observamos sobre una pantalla muy lejana), como se muestra en la figura
10-15.

P
y
a θ
z
L>>a

Onda Plana

Figura 10-15: Difracción de una onda plana sobre una rendija de ancho a.

Primeramente vamos a estudiar el caso en que la rendija es fina y larga, ver


figura 10-16, es decir, a << b . Como comprobaremos luego, los efectos de la

486
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

difracción son más pronunciados en la dirección y (de ancho a), mientras que no son
apreciables en la dirección alargada x (de largo b).

Fig. 10-16 y

Rendija
a
x
b

Para fijar ideas, en la figura 10-17, se muestra como se ve el negativo de una


“foto” blanco y negro de la imagen formada sobre la pantalla (Mostramos el negativo
para que sean más visibles las zonas donde la intensidad de luz es baja, ya que sólo la
franja central se halla intensamente iluminada).

Ancho>>a

b
y

Figura 10-17: Difracción producida en una rendija fina. Negativo de la imagen


sobre la pantalla. Las franjas obscuras son las de mayor intensidad

Note la aparición de un patrón de luz (zonas obscuras) y no-luz (zonas claras)


propio de un fenómeno ondulatorio. Como luego veremos, la ubicación de las franjas
depende de la longitud de onda de la luz incidente, al igual que sucede en los
fenómenos de interferencia, por lo cual, en realidad las franjas se observan
coloreadas, cosa que aquí no se aprecia ya que la imagen es blanco y negro (¡éramos
tan pobres!).
Si la imagen fuera la proyección geométrica, sólo esperaríamos ver una
replica de la rendija, de ancho a y largo b, pero claramente no es lo que vemos.

487
Interferencia - Difracción

Note que en la dirección y “parece” no haber sucedido nada, las franjas tienen
un largo b como lo que se espera en el caso de una proyección geométrica. En
cambio, en la dirección x la rendija ha perdido su forma original.
Algo notable es que la franja central es mucho más ancha de lo que era la
rendija (longitud a), y lo más importante es la aparición de franjas iluminadas,
paralelas a la central, de intensidad decreciente a medida que se alejan del centro.
Decimos que la onda se ha difractado en la dirección y.
En las figura 10-18 y 10-19, se muestra esquemáticamente, la forma en que se
difracta la onda al salir de la rendija, en la dirección x e y

En la dirección y:
y

Onda Plana Onda Difractada

Figura 10-18: Esquema de la forma en que se difracta la onda al atravesar la


rendija, vista sobre el plano y-z.

En la dirección x:
x

Onda Plana Onda muy poco Difractada

Figura 10-19: Esquema de la forma en que se difracta la onda al atravesar una


rendija, vista sobre el plano x-z.

¿Por qué razón “pareciera” que no sucede nada en la dirección x (largo b) y sí


en la dirección y (ancho a)?. Luego, comprobaremos analíticamente que la onda se
difracta en ambas direcciones, pero los efectos se hacen mayormente visibles

488
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

cuando la dimensión de la abertura es pequeña respecto a la longitud de onda de


la onda incidente.

Un caso particular es el de una rendija puntual, es decir, una rendija en donde


el ancho a tiende a cero. Como ya sabemos de discusiones anteriores, la rendija se
comporta como una fuente de onda con simetría cilíndrica, como muestra la figura
10-20. Podemos observar que la pantalla queda completamente iluminada.

Onda Difractada

Onda Plana

Figura 10-20. Difracción en una rendija puntual. Si la pantalla se halla suficientemente


lejos, la onda llega “casi” plana, iluminando toda la pantalla.

Es un error muy común el de creer que, como no aparecen franjas claras y


obscuras, no existe difracción. Pero en realidad el fenómeno de difracción se está
manifestando en forma apreciable ya que la imagen formada en la pantalla
(completamente iluminada), difiere completamente de la imagen esperada a partir de
una proyección geométrica (propagación rectilínea), o sea, la onda plana al incidir
sobre la rendija puntual se difracta completamente.

Queremos entender este fenómeno a través de la teoría ondulatoria de la luz.


Resolverlo a partir de las leyes de Maxwell del electromagnetismo resulta
extremadamente dificultoso. Por lo cual, apelaremos nuevamente a la imagen que
nos brinda el principio de Huygens-Fresnel, modelo aceptable dentro de la
aproximación de Fraunhofer.
En el caso en que teníamos muchas rendijas, vimos que cada rendija se
comporta como fuente de ondas y que su superposición produce el fenómeno de
interferencia. Ahora tenemos una rendija que no es puntual, sino que tiene un ancho
a. Pero como ya sabemos del principio de Huygens podemos pensar que cada punto
del frente de onda, que atraviesa la rendija, se comporta como una nueva fuente de
ondas, de esta forma, podemos modelar la ventana (de ancho a) como una sucesión
continua de rendijas puntuales. Las ondas emitidas por estas rendijas puntuales

489
Interferencia - Difracción

imaginarias se superponen, interfiriendo entre sí, formando sobre la pantalla un


patrón de franjas claras y obscuras característico de un fenómeno ondulatorio (ver
figura 10-21).

Para comprobar el alcance del modelo propuesto, hagamos las cuentas y


hallemos el vector óptico total en cada punto P de la pantalla, para luego obtener la
intensidad en función del ángulo.
En el caso de N rendijas, recordemos que debimos sumar las ondas
(coherentes y en fase) provenientes de cada una de ellas (guía teórica 10-1, ec 10-9),
es decir,

(N -1)/2 (N -1)/2
E (r , t ) = ∑ E n = E0 ∑ cos(kr − ωt + nδ) 10-49
n = -(N-1)/2 n = -(N-1)/2


donde δ= d sen θ , y d era la distancia entre rendijas.
λ

En el caso de una abertura no puntual, todo indica que la sumatoria se


convierte en una integral. La integral a resolver (dentro de nuestras aproximaciones)
tiene la forma (Pensarlo detenidamente),

a/2
E (r , t ) = E0 ∫ cos(kr − ωt − k y sen (θ)) dy 10-50
−a / 2

donde, la variable “y” identifica los diferentes puntos de la rendija, desde y = −a / 2 a


y = a / 2.
Nosotros aquí propondremos otro camino para resolver el problema, le
dejamos al lector la tarea de resolver la integral y verificar que por ambos caminos se
obtiene igual resultado.
En una primera lectura recomendamos saltear lo que sigue y retomar a
partir de la ecuación 10-57, en donde se obtiene el resultado de la integral 10-50.

Saltear en una primera lectura, retomar en la ecuación 10-57.

Resolvemos el problema proponiendo un modelo, en donde consideramos que el proceso


físico correspondiente a una onda plana atravesando una rendija de ancho a, puede ser aproximado
(modelado) a través de una situación idealizada que consiste en reemplazar a la rendija de ancho a
a
por N rendijas puntuales separadas entre sí una distancia d = , con N suficientemente grande, ver
N
figura 10-21.

490
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Fig. 10-21
P
d=a/N

a θ

Fuente puntual y
coherente, en -∞

Pantalla
Abertura de ancho a,
pensada como N rendijas puntuales

El modelo se completa analizando el límite de N tendiendo a infinito. Con lo cual, estamos


modelando a la abertura como formada por un número N → ∞ de rendijas puntuales separadas,
entre sí, una distancia d → 0 (analice cuidadosamente el modelo).

Nosotros ya calculamos el vector óptico total de un sistema de N rendijas en el punto P, en la


guía teórica 10-1 ecuación 10-27 obtuvimos,

(N -1)/2 sen (δ N / 2)
E (r , t ) = E 0 ∑ cos(kr − ωt + nδ) = E 0 cos(kr − ωt ) 10-51
n = -(N -1)/2 sen (δ / 2)

2π a 2π a
usando que δ = d sen θ y reemplazando por d = ⇒ δ= sen θ ⇒
λ N λ N

⎛ 2π ⎞
sen⎜ a sen θ / 2 ⎟
E (r , t ) = E0 ⎝ λ ⎠ cos(kr − ωt ) 10-52
⎛ 2π a ⎞
sen⎜ sen θ / 2 ⎟
⎝ λ N ⎠

Ahora queremos analizar el límite de la expresión 10-52 cuando N tiende a infinito. Pero
antes de hacer esto, vamos a apelar a la intuición e imponer una condición esencial para que el límite
no diverja. Imponemos que la amplitud del vector óptico que llega al punto P, proveniente de cada
rendija, resulta proporcional a la inversa del número de rendijas, o sea,

ε0
E0 = , 10-53
N

donde ε0 es una constante. De tal forma que, si sumamos constructivamente las N ondas, el vector
óptico total en el punto P, no resulte divergente a medida que crece N, es decir,

N
ε0
∑E 0 = NE 0 = N
N
= ε0 10-54
1

491
Interferencia - Difracción

Con lo cual ε 0 resulta ser el máximo valor posible del vector óptico que llega a un punto P
(interferencia constructiva).
Fijada esta condición, calculamos el campo total en el punto P de la pantalla, debido a la
contribución de toda la abertura de ancho a como,

⎛ 2π ⎞
sen⎜ a sen θ / 2 ⎟
Lim ε 0 ⎝ λ ⎠ cos(kr − ωt )
E (r , t ) = 10-55
N →∞ N ⎛ 2π a ⎞
sen⎜ sen θ / 2 ⎟
⎝ λ N ⎠

Comencemos por analizar el límite del factor,

⎛ 2π a ⎞
sen⎜ sen θ / 2 ⎟
⎝ λ N ⎠

Apelemos a un truco conocido, multiplicamos y dividimos por un mismo factor, con el fin de
sen x
lograr que tome la forma del conocido límite ⎯⎯⎯→ 1, es decir,
x→0
x

⎡ ⎛ 2π a ⎞⎤
⎢ sen⎜ sen θ / 2 ⎟ ⎥
⎛ 2π a ⎞ ⎛ 2π a ⎞ ⎝ λ N ⎠ 2π a
sen⎜ sen θ / 2 ⎟ = ⎜ sen θ / 2 ⎟ ⎢ ⎥ ⎯⎯⎯ → sen θ / 2
⎝ λ N ⎠ ⎝ λ N ⎠ ⎢ ⎛ 2π a ⎞ ⎥ N →∞
λ N
⎜ sen θ / 2 ⎟
⎢⎣ ⎝ λ N ⎠ ⎥⎦

reemplazando en la expresión 10-55,

⎛ 2π ⎞
sen⎜ a sen θ / 2 ⎟
Lim ε 0 ⎝ λ ⎠ cos(kr − ωt )
E (r , t ) = 10-56
N →∞ N 2π a
sen θ / 2
λ N

Retome la lectura

492
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Con lo cual obtenemos,

⎡ ⎛ 2π ⎞⎤
⎢ sen⎜ λ a sen θ / 2 ⎟ ⎥
E (r , t ) = ε 0 ⎢ ⎝ ⎠ ⎥ cos(kr − ωt )
10-57
⎢ 2 π
a sen θ / 2 ⎥
⎢ λ ⎥
⎣ ⎦

donde E (r , t ) es el vector óptico total en el punto P de la pantalla. Observamos que


este valor oscila armónicamente, con frecuencia angular ω, y su amplitud depende
del punto P analizado, a través del ángulo θ, o sea,

⎡ ⎛ 2π ⎞⎤
⎢ sen⎜⎝ a sen θ / 2 ⎟ ⎥

λ
Amplitud ( θ) = ε0 ⎢
2 π
⎥ 10-58
⎢ a sen θ / 2 ⎥
⎢⎣ λ ⎥⎦

Para facilitar la escritura, definimos a la fase φ como,


φ= a sen θ 10-59
λ

con lo cual, la expresión 10-57 se puede escribir,

⎡ sen( φ / 2) ⎤
E (t ) = ε0 ⎢ ⎥ cos( kr − ωt ) 10-60
⎣ φ/2 ⎦

Note que la fase φ representa el desfasaje que se produce entre las ondas que
provienen de extremos opuestos de la rendija, ver figura 10-22, donde observamos
que la diferencia de camino entre ambas ondas es aproximadamente Δr = a sen θ

(comprobarlo), y por consiguiente, el desfasaje correspondiente es φ = a sen θ
λ
como habíamos anticipado.

493
Interferencia - Difracción

a θ

Δr=a sen(θ)
L >> a

Figura 10-22: Diferencia de caminos recorridos por la onda, desde un extremo


al otro de la rendija, para llegar a un punto P genérico.

Hallemos finalmente la intensidad de luz que llega al punto P,

ε 0 2 ⎡ sen(φ / 2)⎤
2

I (θ ) = E (r , t ) 2
= 10-61
2 ⎢⎣ φ /2 ⎥

ε02
Llamando I 0 = (intensidad máxima sobre la pantalla), entonces,
2

⎡ sen(φ / 2 )⎤
2

I (θ ) = I 0 ⎢ ⎥ 10-62
⎣ φ /2 ⎦

Analicemos la expresión 10-62 para comprobar si de ella se desprende el


espectro de franjas mostrado en la figura 10-17. Para ello resulta necesario estudiar la
ubicación de los máximos y los ceros de intensidad. Antes de resolverlo
analíticamente, apelaremos al Mathematica para graficar la función I ( θ) y obtener
información de allí, ver figura 10-23.

494
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

I(θ)
I0

II00/22
/22

−3 λ a −2 λ a − λa 2 λa 3λa
0 λ sen(θ
a

Figura 10-23: Gráfica de la función intensidad en función del ángulo,


correspondiente a una rendija de ancho a.

Del gráfico, de la figura 10-23, notamos principalmente que:

Š La Intensidad resulta sólo apreciable en la franja central ( I 0 ). La intensidad


de la segunda franja es aproximadamente la 22 ava parte de la franja central
( I 0 / 22 ), por lo cual en la mayoría de los casos resulta invisible
(compruébelo, aproxime la ubicación del máximo de la segunda franja,
suponiendo que se halla entre dos ceros, lo cual no es cierto, use la ecuación
10-55).

Š La Intensidad se anula en los ángulos que satisfacen la relación,

sen( φ / 2) = 0 ⇒ φ / 2 = m′ π con m′ ∈ Ζ ⇒

φ/2= a sen( θ) / 2 = m′ π ⇒
λ
λ
sen( θ) = m′ con m′ ∈ Ζ 10-63
a

como se observa en el gráfico de I ( θ) .

495
Interferencia - Difracción

λ
Š La franja central posee un ancho angular igual a 2 . O si lo observamos
a
λ
sobre una pantalla lejana (a longitud L ) su ancho resulta: ancho = 2 L .
a
Š Algo notable es que si el ancho a de la rendija aumenta mucho, o sea, a >> λ
entonces el ancho angular tiende a cero,
λ
ancho angular = 2 ⎯⎯ ⎯→ 0 10-64
a a >>λ

lo cual pareciera indicar que la franja central desaparece. Esto parece


contradecir nuestra intuición, a mayor abertura mayor es su imagen, pero en
realidad, la predicción hecha por el modelo no resulta completamente
correcta, ya que, en este límite dejan de valer nuestras aproximaciones
( a ≈ λ ).

El resultado obtenido en 10-64 debe interpretarse como que, a medida que el


ancho de la abertura crece ( a >> λ ) “desaparecen” los efectos de la difracción.
Esto ya lo habíamos notado antes cuando afirmamos que los efectos de la difracción
no eran notables en la dirección “y” ( b >> λ ).
En el desarrollo de nuestro modelo hemos siempre supuesto que el ángulo θ
es pequeño, es decir, que la expresión 10-64 sólo describe correctamente la intensidad
si es observada en una pantalla que se halla a una distancia L >> a . Además, dentro
de ésta aproximación, hemos considerado que la onda que sale de un borde de la
abertura es paralela a la onda que sale del otro borde, lo cual, resulta equivalente a
despreciar el ancho a de la abertura respecto a la longitud L. El ancho de la franja
central, predicha por la ecuación 10-64, en realidad representa lo que aumenta,
aproximadamente, el ancho de la onda por sobre su ancho original a.
λ
Para fijar ideas, en la figura 10-24, se representa la dispersión angular θ ≈
a
que sufre un haz coherente. A gran distancia el ancho a resulta completamente
despreciable respecto de la dispersión sufrida por la onda debida a la difracción.

θ
a

Onda Plana Onda Difractada

Figura 10-24: Esquema de la difracción producida sobre una rendija.

496
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Sobre la pantalla, la campana de difracción resulta mucho más ancha que la


abertura, es decir,

λ
a << L
a

Comentario importante: En la discusión anterior nos hemos basado en el hecho de


que la fuente de luz es coherente. Al ser coherente la onda incidente, cada punto del
frente de ondas que atraviesa la rendija es fuente de ondas cilíndricas coherentes
que interfieren entre sí formando el patrón de difracción, que ya hemos descripto, y
cuya característica sobresaliente es que la energía luminosa se concentra
principalmente en la franja central.
En cambio, si la fuente no fuera coherente (por ejemplo, si iluminamos con
una linterna), entonces los puntos de la rendija no emiten guardando coherencia
unos con otros, por lo cual no resulta válido el cálculo precedente. Como
consecuencia de esto se observa que la energía no se concentra tan fuertemente
como en el caso coherente, parte de la energía se dispersa a zonas que antes
permanecían obscuras. Esto es debido a que no se produce una perfecta
interferencia destructiva debido a la incoherencia de la onda.
λ
Un haz de luz Láser se dispersa sólo debido a la difracción un ángulo θ ≈ ,
a
donde “a” representa el ancho de salida del haz. Mientras que cualquier otra fuente
de luz incoherente se dispersa mucho más que lo predicho en el cálculo (linterna).

Ahora podemos justificar un poco mejor la afirmación de que en la dirección


“y” no resulta apreciable la difracción de la onda. Sabiendo que b >> a > λ , la
λ λ
dispersión angular en la dirección “y” resulta despreciable ya que θ ≈ << . es un
b a
ángulo muy pequeño.

Podemos afirmar que, en general, los efectos de la difracción resultan


“apreciables” cuando la rendija o el obstáculo tiene dimensiones comparables con la
longitud de onda de la luz incidente (el fenómeno no desaparece nunca, sólo
afirmamos en que situaciones resulta apreciable). Una imagen didáctica de lo dicho
se muestra en la figura 10-25.

497
Interferencia - Difracción

λ Los efectos de la difracción son notables.


Se aprecia el carácter ondulatorio de la luz

Los efectos de la difracción diminuyen.


λ
La luz parece comportarse como un rayo de partículas

Figura 10-25: Los efectos de la difracción dependen de la relación entre la


longitud de onda y el tamaño del obstáculo u objeto iluminado.

Saltee en una primera lectura.

Máximos de Intensidad, resolución analítica: Volvamos a la ecuación 10-62 y hallemos


los máximos analíticamente.

⎡ sen( φ / 2) ⎤
2

I ( θ) = I 0 ⎢ ⎥ 10-65
⎣ φ/2 ⎦

derivando la función I ( θ) respecto de φ (φ es proporcional al sen( θ) , pero en nuestra aproximación


sen( θ) ≈ θ) e igualando a cero,

dI ( θ) sen( φ / 2) ⎡ 1 cos( φ / 2) sen( φ / 2) ⎤


= I0 2 ⎢ − ⎥=0 10-66
dφ φ/2 ⎣2 φ / 2 φ2 / 2 ⎦

descartamos los ángulos que anulan al primer factor ya que corresponden a los ceros de intensidad,
entonces los extremos son los que cumplen,

cos( φ / 2) sen( φ / 2) sen( φ / 2)


= ⇒ φ/2= = tg( φ / 2) 10-67
φ 2
φ /2 cos( φ / 2)

498
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

o definiendo la variable β = φ / 2 la ecuación queda,

β = tg( β) 10-68

Esta ecuación puede resolverse numérica o gráficamente si la pensamos como intersección de dos
funciones, las funciones,

f 1 ( β) = β y f 2 ( β) = tg( β) .

Como ejemplo, en la figura 10-26, gráficamente hallamos los puntos que satisfacen

y = f 1 ( β) = f 2 ( β) , 10-69

Fig. 10-26 y = f1 = f2

π/2 3π/2 β

Del gráfico, concluimos que, las funciones f 1 ( β) y f 2 ( β) se interceptan en infinitos puntos


(porque hay infinitas ramas en la función tangente). Uno de esos puntos es β = 0 que corresponde a
θ = 0 , que ya sabíamos del gráfico de la función I ( θ) que corresponde al máximo más intenso. Los
otros extremos se hallan ubicados en puntos cercanos a (aproximadamente),

β ≈ 3π / 2, 5π / 2,.......⇒ φ ≈ 3π , 5π ,.... = m′′π ( m′′ → entero impar mayor que 3)


y usando que φ = a sen( θ)
λ
1 λ
⇒ sen( θ) ≈ ( m′′ + ) 10-70
2 a

por lo cual verificamos que los máximos secundarios se hallan ubicados cerca del medio entre dos
ceros (pero no exactamente).

Retome la lectura

499
Interferencia - Difracción

Ejercicio. Halle la intensidad aproximada del primer máximo secundario. Resp.


I 0 / 22

Comentario: Todo lo hallado analíticamente sólo resulta válido dentro de la


aproximación de Fraunhofer, que consiste en iluminar con una onda plana y
observar la formación de los patrones en un punto donde las ondas llegan “casi”
planas (por ejemplo en el infinito). De esta forma el principio de Huygens-Fresnel
puede utilizarse sin prestar atención a sus limitaciones.

Difracción en una rendija iluminada con luz Láser: En el laboratorio


comúnmente, como fuente coherente de ondas planas, se utiliza luz Láser. El ancho
del haz Láser es del orden del milímetro, por lo cual, si lo hacemos incidir sobre una
rendija sólo una pequeña parte entra en juego, y por consiguiente, sobre la pantalla
no vemos largas franjas como las mostradas en la figura 10-17, sino franjas muy
angostas. En la figura 10-27, se muestra el negativo de la imagen sobre la pantalla.

Figura 10-27: Difracción de Franhoufer en una rendija iluminada con luz láser
(negativo de la “foto” sobre la pantalla)

Difracción en una rendija cuadrada (Aproximación de Fraunhofer). Si la rendija


posee dimensiones a y b comparables y pequeñas, respecto de la longitud de onda,
entonces los efectos de la difracción son apreciables en las dos direcciones. En la
figura 10-28 mostramos el negativo de la imagen formada sobra una pantalla (en el
infinito) por una onda plana que atraviesa una rendija cuadrada ( a = b ). Observamos
la formación de franjas en ambas direcciones.

500
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 10-28: Difracción de Franhoufer en una abertura cuadrada, iluminada


con luz láser (negativo de la “foto” sobre la pantalla)

No lo haremos aquí, pero puede demostrarse (integrando las ondas


provenientes de la abertura) que la expresión general, dentro de la aproximación de
Franhoufer, para la intensidad de luz que llega a una pantalla lejana después de
atravesar una rendija rectangular, en la que ambas direcciones son comparables y
pequeñas, es:

⎡ sen (φ / 2 ) ⎤ ⎡ sen (ϕ / 2 ) ⎤
2 2

I (θ) = I 0 ⎢ ⎥ ⎢ ⎥ 10-71
⎣ φ/ 2 ⎦ ⎣ ϕ/ 2 ⎦

2π 2π
donde φ = a sen θ x y ϕ = b sen θ y .
λ λ

Difracción en una abertura circular (Aproximación de Fraunhofer). Si la


abertura es circular, de diámetro D (de dimensiones comparables a λ ), e iluminamos
con una onda plana coherente, observamos sobre una pantalla (en el infinito) un
patrón semejante al mostrado en la figura 10-29 (negativo de la imagen).

Figura 10-29: Difracción de Franhoufer en una abertura circular, iluminada con luz
láser (negativo de la “foto” sobre la pantalla)

501
Interferencia - Difracción

Puede demostrarse (integrando las ondas provenientes de la abertura) que la


expresión general, dentro de la aproximación de Fraunhofer, para la intensidad de luz
que llega a una pantalla lejana después de atravesar una rendija circular es:

⎡ 2 J (φ) ⎤
2

I (θ) = I 0 ⎢ 1 ⎥ 10-72
⎣ φ ⎦

π
donde φ = D sen θ y J 1 (φ) es la función de Bessel de primera especie de orden 1,
λ
función que sólo es algo más complicada que las funciones seno o coseno (disponible
en el Mathematica J 1 ( z ) ≡ BesselJ [1, z ] , graficarla).

En la figura 10-30, con ayuda del Mathematica, graficamos a la función I (θ)


(verifique).

I (θ)

λ λ λ λ
−1.64 D −1.22 D 1.22 D 1.64 D sen θ

Figura 10-30: Gráfico de la intensidad en función del ángulo, en el caso de difracción


sobre una abertura circular.

502
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Observamos que los ceros no se hallan en los valores simples a los que
estamos acostumbrados con las funciones seno y coseno, pero la diferencia no es
muy grande. Como ejemplo, el primer cero se halla en,

λ
sen θ ≅ 1,22 10-73
D

o dentro de nuestra aproximación,

λ
θ ≅ 1,22 10-74
D

donde D es el diámetro de la rendija (recuerde que en una rendija el primer cero se


λ
halla en θ ≅ ). Enfatizamos el resultado de la ubicación del primer cero porque nos
a
será útil cuando hablemos de resolución de instrumentos ópticos.

Comentario: Hemos enfatizado los resultados correspondientes a difracción en


aberturas, tales como rendijas, ventanas, aberturas circulares, simplemente por sus
aplicaciones técnicas. Pero el fenómeno de difracción se manifiesta en toda
experiencia de formación de sombras, sea la sombra de un objeto o la de nuestro
propio cuerpo.
Luego discutiremos la aparición de este fenómeno también en la medición
de propiedades atómicas y nucleares.

10-5. El hecho de que ocurra interferencia y difracción en fenómenos en donde está


involucrada la luz ¿de qué es prueba, del modelo corpuscular o del ondulatorio?.

10-6. Las ondas se abren en abanico al pasar por una abertura (difracción). ¿Este
efecto es más o menos pronunciado cuanto más angosta sea la abertura?, ¿más
angosta respecto de qué?.

10-7. ¿La difracción es beneficiosa o perjudicial para la recepción de ondas de


radio?. Discuta sobre lo que sucede con radio AM y FM en una ciudad.

503
Interferencia - Difracción

10-8. ¿La difracción es beneficiosa o perjudicial para ver objetos en un


microscopio?. Discuta.

10-9. (Recomendado). Se hace pasar luz láser de λ = 700nm de longitud de onda, a


través de una rendija vertical de ancho a = 0,5mm , para luego incidir en una pantalla
a 6 metros de distancia (difracción de Fraunhofer).
a) ¿Cuál es el ángulo θ en que se encuentra el máximo principal de difracción?.
b) Hallar los ángulos θ en donde se hallan los ceros de intensidad.
c) Dibujar el patrón de difracción, es decir graficar I (θ) (trate de hacerlo con el
Mathematica).
d) Hallar el ancho (horizontal) del máximo principal de difracción en la pantalla, es
decir, hallar la distancia entre el primer cero a la izquierda y el primer cero a la
derecha del máximo central.
e) Hallar la intensidad que llega al máximo central.
f) Hallar la intensidad que llega al primer máximo secundario. Para ello aproxime su
ubicación pensando que está en el medio entre dos ceros.
g) Importante. ¿Qué cambia si en lugar de iluminar con luz láser, se ilumina con una
fuente incoherente?.
h) Importante. Repita los cálculos anteriores para el caso de un hipotético rayo, es
decir para λ = 0 . ¿Será cero el ancho iluminado?, ¿o valdrá a = 0,5mm ?. ¿No se
habrán hecho aproximaciones que nos hacen confundir?. Discuta.
⎡ sen( φ / 2) ⎤
2

Ayuda: recordar que I ( θ) = I 0 ⎢ ⎥ donde φ= a sen θ .
⎣ φ/2 ⎦ λ

10-10. (Recomendado). En el problema anterior se ha hablado de una rendija


vertical de ancho a = 0,5mm , pero no se habló para nada de la altura b . ¿A qué se
debe esto? ¿No se esperan efectos de la difracción en esa dirección?. Discuta y
compruebe lo discutido asignando a la altura de la rendija el valor b = 1cm .

10-11. (Recomendado). Supongamos que tenemos un haz láser, cuyo diámetro es de


a = 2mm , con una longitud de onda de λ = 600nm .
a) ¿Cuánto aumenta el diámetro del haz a una distancia de 15 metros?. Resp. 9mm.
b) ¿Qué sucedería si en lugar de ser un haz de láser fuera un haz de linterna?.
Discuta

504
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

10-12. Guía Teórica. Red de N rendijas no puntuales


(aproximación de Fraunhofer):
Hasta el momento hemos estudiado Redes en donde las rendijas son
puntuales. Ahora queremos estudiar el caso real en donde las rendijas poseen un
cierto ancho a. Supondremos que se hallan separadas, entre sí, una distancia d mayor
que a ( d > a ).
Al no ser puntual, la rendija ya no emite una onda cilíndrica (igual intensidad
para todo θ), sino que por efectos de la difracción, la intensidad de la luz resulta
máxima para el ángulo θ = 0 y menos intensa a medida que aumenta el ángulo θ
λ
(campana central de difracción), anulándose completamente en los ángulos θ ≈ ±
a
(suponemos que la presencia de más de una rendija no altera los resultados obtenidos
para una).
Las ondas provenientes de cada rendija se superponen sobre la pantalla
formando un patrón de franjas de interferencia. Los máximos de intensidad siguen
formándose en los mismos ángulos que hallamos para rendijas puntuales, es decir, en
λ
θ ≈ m . Pero ahora, como las rendijas no emiten ondas cilíndricas (igual intensidad
d
para todo θ), las franjas no tienen todas la misma intensidad. La del centro resulta la
más intensa (orden m = 0 ), y a medida que nos alejamos del centro la intensidad
disminuye (ordenes superiores), para casi anularse completamente fuera de la
campana de difracción. En particular, se anula completamente en los ceros de
λ
difracción, en los ángulos θ ≈ ± (ver figura 10-31).
a
Nosotros no haremos el cálculo, el cual no difiere mucho de los que ya
hicimos, pero, a partir de lo que hemos comentado resulta intuitivo pensar que la
función intensidad I (θ) tiene una dependencia angular semejante a la que ya hemos
hallado en el caso de N rendijas puntuales, pero con su amplitud modulada por la
difracción. La expresión para la función intensidad resulta,

⎡ sen (φ / 2) ⎤ ⎡ sen (δ N / 2 ) ⎤
2 2

I (θ) = I 0 ⎢ ⎥ ⎢ ⎥ 10-75
⎣ φ / 2 ⎦ ⎣ sen (δ / 2) ⎦

2π 2π
donde, δ= d senθ y φ= a senθ .
λ λ

505
Interferencia - Difracción

Para visualizar mejor el fenómeno, en la figura 10-31, graficamos a la función


I (θ) para el caso N = 2 (Young) (hemos tomado el ancho a igual a la quinta parte
de la distancia d entre rendijas, a = d / 5 ).

I (θ)

Campana de difracción

λ
d
λ
2 d λ
a
sen (θ)

Figura 10-31: Difracción de Franhoufer en una red de dos rendijas. Gráfica de la


intensidad en función del ángulo.

Comprobamos que las franjas de interferencia se hallan ubicadas en los


λ
mismos ángulos que antes θ ≈ m , pero ahora su amplitud decrece a medida que el
d
λ
ángulo aumenta, hasta anularse exactamente en los ángulos θ ≈ ± .
a
En la figura 10-32 mostramos como resulta el negativo de la imagen sobre
una pantalla (en el infinito).

506
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 10-32: Difracción de Franhoufer en una red de dos rendijas.


Esquema del negativo de la imagen sobre la pantalla. (las
zonas obscuras representan máxima intensidad)

El número de franjas de interferencia que se observa, dentro de la campana de


difracción, depende únicamente de la relación entre el ancho a y la distancia entre
rendijas d, en la siguiente forma (verifique),

d
número de ordenes visibles ≈
a

Puede ocurrir que algún orden de interferencia (franja) desaparezca


completamente, siempre y cuando su posición angular corresponda a un cero de
difracción. Es lo que sucede en el ejemplo del gráfico de la figura 10-31, allí
concuerda la ubicación del orden m = 5 , de interferencia, con el cero de difracción,
es decir,

λ λ
θ≈5 = ya que a = d /5.
d a

10-13. (Recomendado). Se observa un diagrama de interferencia-difracción de


Franhoufer producido por dos rendijas. Las rendijas tienen un ancho de a = 0,01mm y
están separadas por d = 0,2mm . Si se ilumina con luz roja ( λ = 700nm ) y se observa
sobre una pantalla a una distancia L = 10m :
a) ¿Cuál es la ubicación angular de las franjas de interferencia?
b) ¿Qué ancho tienen las franjas de interferencia?.
c) ¿Cuál es el ancho del máximo de difracción?.
d) ¿Cuántas franjas brillantes se verán en el máximo de difracción central ?.
e) ¿Cuántas franjas brillantes se verán en el primer máximo secundario de difracción
central?.

507
Interferencia - Difracción

f) Haga un gráfico del diagrama de interferencia-difracción.


g) Importante. ¿Qué cambia si en lugar de iluminar con luz coherente, se ilumina con
una fuente incoherente?.
⎡ sen( φ / 2) ⎤
2
2π 2π
Ayuda: I ( θ) = 4 I 0 ⎢ ⎥ cos ( δ / 2) donde φ =
2
a sen θ y δ= d sen θ .
⎣ φ/2 ⎦ λ λ

10-14. (Recomendado). Siguiendo con el problema anterior (es idéntico pero cambia
o
la longitud de onda), si ahora se emplean rayos X ( λ = 1 A = 10 −10 m .) en lugar de luz
roja,
a) ¿Qué ancho tienen las franjas de interferencia?.
b) ¿Cuál es el ancho del máximo de difracción?.
c) Haga un gráfico del diagrama de interferencia-difracción.
d) ¿Será posible ver el patrón de interferencia-difracción con este sistema? ¿Qué es
lo que verá?. Sobre la base de lo anterior, piense por qué razón se los llama rayos
X?.
e) Proponga nuevos anchos de ranuras y separación entre ellas de tal forma de
apreciar el patrón de interferencia-difracción, ¿es posible fabricar tal sistema?.
Discuta y consulte.

10-15. Guía Teórica: Resolución en instrumentos ópticos,


el ojo y redes:
El hecho de que la luz se comporte como una onda, limita apreciablemente la
posibilidad de visualizar (medir) objetos con instrumentos ópticos, como el
microscopio, el telescopio o incluso el ojo.
Muchas veces uno se ha preguntado ¿por qué no resulta posible observar con
ayuda de un microscopio la estructura molecular de un compuesto o la estructura
atómica de una molécula? ¿Qué nos impide construir instrumentos ópticos
sofisticados con un poder de amplificación suficiente como para poder observar estos
objetos?. La respuesta no hay que buscarla en cuestiones técnicas constructivas, sino
en el carácter ondulatorio de la luz. La “prohibición” se halla escrita en las leyes de
la Física, “con luz visible resulta imposible observar una molécula”, aunque en el
futuro se construyan los microscopios más sofisticados.
La limitación proviene de la difracción que sufre la luz al atravesar aberturas, que en el caso
de los instrumentos ópticos pueden ser lentes, diafragmas, pupilas, etc..

Para fijar conceptos analizaremos el ejemplo del instrumento “ojo”, que


aunque no es el mejor ejemplo desde el punto de vista óptico, si lo es desde un punto

508
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

de vista didáctico. El análisis que sigue apunta a entender lo que sucede en un


instrumento óptico, tal como lupa, microscopio, telescopio, etc..

Suponga que intenta observar dos organismos microscópicos con su ojo, tal
como se muestra en la figura 10-33 (donde no se han respetado las dimensiones
relativas, en particular las campanas de difracción se hallan excesivamente
agrandadas).

θ
d

L≅25cm

Figura 10-33: Difracción a través de la pupila del ojo. Campanas de difracción


formadas en la retina, correspondientes a dos fuentes cercanas.

La pupila de su ojo es una abertura circular pequeña (¿respecto de qué?), de


diámetro D ≈ 5mm, por lo cual no se halla exenta de los fenómenos de difracción
estudiados. La imagen de un punto resulta una mancha redonda, cuya distribución de
intensidad viene dada por la campana de difracción de una abertura circular. Por lo
cual, si queremos observar a dos puntos (fuentes incoherentes entre sí), que se hallan
demasiado juntos (θ pequeño), es posible que las manchas se hallen superpuestas, y
de esta forma, resulte imposible saber si vemos uno o dos puntos, ver figura 10-34.

Fig. 10-34

Imagen de dos puntos en la retina. Imagen de dos puntos en la retina.


No resulta posible diferenciarlas Resulta posible diferenciarlas

Queremos obtener un criterio que nos permita decidir si dos objetos pueden
ser resueltos como distintos, o no, por un instrumento (por ejemplo el ojo).
Existe un criterio aceptado, denominado criterio de Rayleigh para la
resolución, que estipula: Dos objetos cercanos pueden ser resueltos mínimamente,

509
Interferencia - Difracción

por un instrumento, si el máximo de difracción de uno concuerda con el primer


cero de difracción del otro.
En la figura 10-35, hemos graficado la intensidad de luz, sobre la retina,
proveniente de dos objetos puntuales que se hallan a una distancia crítica. Hemos
denominado θc al ángulo crítico de resolución.

I(θ)

0 θc θ

Figura 10-35: Criterio de Rayleigh, para resolución en instrumentos. Dos objetos cercanos
pueden ser resueltos mínimamente, por un instrumento, si el máximo de
difracción de uno concuerda con el primer cero de difracción del otro.

Si se observan, con un instrumento óptico cualquiera (lupa, microscopio,


telescopio), dos objetos que subtienden un ángulo mayor que el crítico es posible
resolverlos como dos objetos distintos, en cambio, si subtienden un ángulo menor
que el crítico no resulta posible distinguirlos (criterio arbitrario).
Para el caso particular de una abertura circular ya hemos mostrado, en la
guía teórica 10-4 (ec. 10-74), que el primer cero de la campana de difracción se halla
en el ángulo,
λ
θc ≈ 1,22 10-76
D
λ
(recordar que, en una rendija de ancho a, el primer cero se halla en θ ≈ ).
a

510
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Volvamos al ejemplo del ojo. Supongamos que iluminamos los objetos con
luz roja (la de mayor longitud de onda del espectro visible, λ ≈ 700nm ), entonces el
ángulo crítico resulta ser,

700nm
θc ≈ 1,22 = 1.708 10−4 radianes
5mm

Supongamos que observamos, a los objetos, a la distancia de visión distinta, es decir,


aproximadamente L = 25cm , entonces la distancia de separación mínima d, entre los
objetos, para resolverlos como distintos resulta ser,

d λ 700nm
θc ≈ ⇒ d ≈ L θc ≈ L 1,22 = 25cm 1,22 = 4,27 10−5 m = 42,7 μm
L D 5mm

Objetos puntuales que se hallen a una distancia menor, serán percibidos como un
sólo objeto.

Podemos hacer una estimación muy grosera de cuantos átomos hay en


o
42,7 μm . Si pensamos que un átomo mide alrededor de 5 A = 5 10−10 m y que la
separación entre átomos es del mismo orden, obtenemos que hay aproximadamente
43000 , que claramente no podemos distinguir como objetos separados.
En la retina, la separación entre las imágenes puede calcularse fácilmente
(verifique). Sabiendo que la distancia de la pupila a la retina es de aproximadamente
2,5cm , las imágenes se hallan separadas unos 4 μm .
Los conos, en la retina, se hallan separados aproximadamente una distancia
de 1 μm , con lo cual podríamos suponer que, quizás, si no fuera por el carácter
ondulatorio de la luz podríamos diferenciar objetos separados una distancia cuatro
veces menor. Esta suposición en realidad no es correcta, ya que el ojo es un
instrumento muy complejo y en movimiento permanente.

De la expresión hallada para el ángulo crítico (ec. 10-76), concluimos que es


posible mejorar la resolución de un instrumento (distinguir objetos que subtiendan un
ángulo pequeño), disminuyendo la longitud de onda con que se ilumina el objeto o
aumentando el diámetro D de la lente.

Para mejorar la resolución en telescopios, comúnmente se construyen grandes


lentes ( D grande), con lo que además se aumenta la energía recolectada proveniente
del objeto celeste observado.

En microscopios comúnmente se utiliza luz azul o violeta como fuente


(menor longitud de onda entre las visibles). Para observar objetos aún más pequeños,

511
Interferencia - Difracción

resulta necesario apelar a longitudes de onda menores que las visibles, por ejemplo
ultravioleta.

El microscopio electrónico, por ejemplo, usa electrones en lugar de una onda


electromagnética.
Dentro del marco de la Teoría Cuántica, las partículas ya no se comportan
como pelotitas, que es como uno ingenuamente se las imagina, sino que en ciertas
experiencias se manifiestan con características ondulatorias mientras que en otras lo
hacen como partículas. Este tipo de fenómenos contradice nuestro preconcepto de la
realidad, no esperamos que un electrón se comporte como una onda, pero hasta el
momento toda la evidencia experimental existente no hace más que confirmar, con
mucha exactitud, las predicciones de la teoría cuántica.
Todas las partículas existentes en la Naturaleza tienen asociadas una onda
cuántica y resulta imposible separar el concepto de onda del de partícula (ni onda ni
partícula, dualidad onda-partícula), conceptos que en física clásica no se hallan
intrínsecamente relacionados.
Los fenómenos ondulatorios estudiados en ondas electromagnéticas (luz)
valen también para las onda-partículas cuánticas, interferencia, difracción, etc.
El electrón es una onda-partícula y posee una longitud de onda asociada que
resulta inversamente proporcional al impulso que posee. La relación entre λ y p
resulta,

h
λ=
p

donde h es una constante llamada constante de Plank. Con lo cual, a mayor impulso
menor es su longitud de onda. Esto permite elegir con mucha exactitud la longitud de
onda de los electrones, simplemente acelerándolos (electrostáticamente) hasta
otorgarles el impulso adecuado.
En base a esto, podemos estudiar objetos muy pequeños, como moléculas,
con haces de electrones con un impulso preciso. Siempre la energía de la partícula
con que se bombardea un objeto resulta de un compromiso entre la longitud de onda
apropiada, dada las dimensiones del objeto, y el hecho que demasiada energía pueda
terminar destruyendo el objeto observado.
Para estudiar (observar≡medir) la estructura nuclear, comúnmente se
bombardea con ondas-partículas de longitud de onda del orden de las dimensiones
nucleares (1 fermi = 10−15 metros ), tales como rayos γ , o con la ayuda de grandes
aceleradores de partículas de altas energías, con electrones, positrones, núcleos de
otros átomos tal como las particulas alfa (Helio), y otros tipos de onda-partículas
subnucleares.

512
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Que al disminuir la longitud de onda mejore la resolución del instrumento,


concuerda con nuestra imagen intuitiva de que los efectos ondulatorios son menos
notorios cuando la longitud de onda es menor que las dimensiones de los objetos
iluminados. Cuanto más pequeña resulta λ, respecto del tamaño del objeto, el
fenómeno resulta más parecido al producido por un rayo (recordar a los rayos Χ y
γ ).

Resolución en Redes. La cuestión aquí resulta semejante al caso anterior, donde


estudiamos la resolución en instrumentos ópticos. La diferencia estriba en que en este
caso lo que nos interesa distinguir son franjas de interferencia correspondientes a
diferentes longitudes de onda (por ejemplo, el espectro de emisión de un átomo).
Recordar el caso del Sodio que emite principalmente luz amarilla formada por dos
ondas de longitudes de onda muy parecidas, y muy difíciles de distinguir una de la
otra, comúnmente llamadas doblete del sodio.
En este caso también usaremos el criterio de Rayleigh para discernir si dos
franjas de interferencia se consideran resueltas (identificables como dos franjas
distintas). Diremos que dos franjas se han resuelto, sí se hallan separadas un
ángulo mayor que un ángulo crítico, y ese ángulo crítico es aquel en donde
concuerda el máximo de una franja con el mínimo de la otra.

Para fijar ideas, supongamos que iluminamos una red de N = 5 rendijas con
una fuente de luz que emite principalmente dos ondas rojas, de longitudes de onda
λ 1 = 700 nm y λ 2 = 770 nm (1nm = 10 −9 m ), o sea, una diferencia Δλ = 70nm entre
una y otra. Sobre una pantalla obtenemos un espectro de interferencia como el que
muestra la figura 10-36 (suponemos a las rendijas muy finas).

I ( θ)

λ1 λ2 λ1 λ2 sen( θ)
d 2 d 2 d
d
m=1 m=2
Figura 10-36: Criterio de Rayleigh, para resolución en redes. Dos franjas se han resuelto, sí se
hallan separadas un ángulo mayor que un ángulo crítico, y ese ángulo crítico es
aquel en donde concuerda el máximo de una franja con el mínimo de la otra

513
Interferencia - Difracción

En el gráfico notamos que, en el primer orden (m=1), las dos franjas aún no
han sido resueltas (según el criterio de Rayleigh), se hallan muy superpuestas como
para asumirlas distintas. Recién en el orden 2 (m=2) se cumple exactamente el
λ1 λ2
criterio de Rayleigh y ya es posible medir los ángulos θ1 = 2 y θ2 = 2 .
d d
En el caso general en donde las franjas se observan en un orden m cualquiera
(en el gráfico m = 2 ), la diferencia angular entre ambas franjas resulta,
λ1 λ2 ⎛λ λ ⎞
θ1 ≈ m y θ2 ≈ m ⇒ Δθ = θ2 − θ1 ≈ m ⎜ 2 − 1 ⎟ ⇒
d d ⎝d d ⎠

Δλ
Δθ ≈ m 10-77
d

En la expresión anterior se comprueba que una forma de aumentar la diferencia


angular es observando las franjas en ordenes superiores.

Ahora calculemos cuál es la diferencia angular crítica, según el criterio de


Rayleigh. Esta diferencia angular crítica corresponde a la diferencia angular entre la
posición de un máximo de intensidad y la de su cero más próximo.
Por simplicidad analizamos el máximo central ubicado en θ = 0 ,
correspondiente a λ1 . En la ecuación 10-37 de la guía teórica 10-1, obtuvimos que los
ceros de intensidad, en una red de N rendijas, se hallan ubicados en los ángulos que
satisfacen,
m′ λ m′
θ ceros ≅ sen (θ′) = con ≠ número entero 10-78
N d N

Obtenemos el primer cero de intensidad, a la derecha del máximo de orden cero


( θ = 0 ), asignando a m′ el valor 1 (ecuación 10-38 de la guía teórica 10-1), es decir,

1 λ1
θ cero m′=1 = 10-79
N d
La diferencia angular crítica es, como dijimos, la distancia angular entre el
máximo de interferencia, ubicado en θ = 0 , y su primer cero ( θ cero m′=1 ), por
consiguiente,

1 λ
Δθ c = 10-80
N d

514
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Debido a que la diferencia entre λ 1 y λ 2 es pequeña, en la expresión 10-80


hemos usado el promedio entre las longitudes de onda y lo hemos llamado λ .

Dos ondas que difieren en Δλ pueden ser resueltas por la red, en el orden m,
sólo si la diferencia angular entre las ubicaciones de los dos máximos Δθ = θ2 − θ1
resulta mayor que la diferencia crítica Δθc . A partir de las ecuaciones 10-77 y 10-80
podemos escribir esta relación como,

Δλ 1 λ
m ≈ Δθ ≥ Δθ c ≈ . 10-81
d N d

pasando de miembro adecuadamente, la desigualdad se transforma a,

λ
mN ≥ 10-82
Δλ

A partir de la ecuación 10-82 definimos el Poder de Resolución de la Red,

λ
R = mN ≥ 10-83
Δλ

Si necesitamos resolver entre dos ondas que difieren en un Δλ muy pequeño,


necesitamos una red con un gran poder de resolución R, y eso lo conseguimos
aumentando el número de rendijas N (iluminadas), u observando las franjas en un
orden superior.

Para fijar ideas supongamos que iluminamos una red con una fuente de sodio
que emite principalmente dos ondas amarillas, de longitudes de onda λ1 = 589,00 nm
y λ 2 = 589,59 nm (1nm = 10 −9 m ), o sea, una diferencia muy pequeña Δλ = 0,59nm .
Calculemos el poder de resolución de la red necesario para resolver el doblete del
sodio, obtenemos,

λ 589 nm
R = mN ≥ = = 998.3
Δλ 0,59 nm

Por lo cual, si quisiéramos resolver las dos ondas en el orden m = 1 deberíamos usar
una red con más de 999 rendijas (iluminadas).

515
Interferencia - Difracción

10-16. (Recomendado). Suponga que la pupila de su ojo es cuadrada (no es ninguna


alusión personal), de lado a = 2mm . Suponga también que usted está parado a 10m
de distancia de dos palitos (muy finos) separados entre sí una distancia d . Además
suponga que el lugar donde están usted y los palitos se encuentra iluminado con luz
amarilla de λ = 600nm . ¿Cuál es la mínima distancia de separación entre los palitos de
tal forma que su ojo los distinga como dos objetos separados? (según el criterio de
Rayleigh). Haga un dibujo explicativo de la situación.
Ayuda: Criterio de Rayleigh: dos objetos (finos) se consideran justamente resueltos
si el máximo de difracción de uno concuerda con el mínimo del otro.

10-17. (Recomendado). a) ¿A qué distancia deben estar separados, entre sí, dos
objetos en la Luna para que puedan ser resueltos (en la Tierra) por el ojo sin la ayuda
de ningún instrumento?. Considerar que el diámetro de la pupila del ojo es 5mm, que
se ilumina con luz de longitud de onda λ = 600nm y la distancia a la Luna es de
380000Km. Resp. 55,6Km.
b) ¿ A qué distancia deben estar los objetos en la Luna para que sean resueltos
mediante un telescopio que tiene un espejo de 5m de diámetro?. Resp. 55,6m.
Ayuda: El criterio de Rayleigh en el caso de aberturas circulares indica que la
λ
separación angular crítica es θ c = 1,22 donde D es el diámetro de la abertura y el
D
factor 1,22 proviene del hecho de que la abertura es circular (comparar con la
abertura cuadrada del problema anterior).

10-18. Si quisiera mejorar la resolución de su microscopio, ¿qué color de luz visible


emplearía?.

10-19. (Repaso). El telescopio de Monte Palomar posee un diámetro aproximado de


5 metros. Suponiendo que las condiciones del cielo fuesen ideales, la resolución
estaría limitada por la difracción. Supongamos que queremos observar una estrella
doble que se encuentra a 4 años luz de distancia de la Tierra. ¿Cuál debe ser la
separación entre las estrellas para que sus imágenes puedan ser resueltas?.

10-20. Para cada uno de los siguientes objetos diga con que tipo de onda
electromagnética iluminaría para estudiarlos, discuta.
a) Glóbulos rojos.
b) Moléculas.
c) Átomos.
d) Núcleos atómicos.

516
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

10-21. (Recomendado). Discuta sobre como vería usted el mundo que lo rodea si su
retina fuera sensible a las ondas de radio en lugar de ser sensible a las tradicionales
frecuencias visibles.

10-22. (Recomendado). Una red de difracción con N = 2000 rendijas por centímetro
se utiliza para medir las longitudes de onda emitidas por el gas de hidrógeno .
a) ¿En qué ángulo θ, en el espectro de primer orden, se espera hallar las dos líneas
violetas de longitudes de onda λ1 = 410nm y λ 2 = 434nm ?.
b) ¿Las líneas se hallan resueltas?.
c) ¿Por que razón se observa en el primer orden y no en el máximo central de orden
cero?.
⎡ sen( φ / 2) ⎤ ⎡ sen( N δ / 2) ⎤ 2
2

Ayuda: I ( θ) = I 0 ⎢ ⎥ ⎢ ⎥ donde φ= a sen θ y
⎣ φ / 2 ⎦ ⎣ sen δ / 2 ⎦( ) λ

δ= d sen θ .
λ
Suponer que el ancho de las rendijas es casi cero a ≈ 0 .

10-23. (Recomendado). Con la red utilizada en el problema anterior, se encuentran


dos líneas del espectro de hidrógeno de primer orden en los ángulos
θ 1 = 9,72 10 −2 rad y θ 2 = 1,32 10 −1 rad . Hallar las longitudes de onda de estas líneas.

10-24. (Recomendado).¿Cuál debe ser el número total de rendijas debe tener una red
o
de difracción a fin de separar justamente el doblete del sodio (λ1 = 5895,9 A y
o
λ 2 = 5890,0 A ) en el segundo orden.

10-25. (Repaso). Suponga que desea construir una red de 5 rendijas.


a) Decida los valores de distancia de separación entre rendijas d y el ancho entre las
rendijas a, de tal forma que sólo se puedan ver los primeros tres ordenes en la
campana de difracción. Dibuje.
b) Halle la intensidad de cada orden.
c) Halle el ancho de las franjas de interferencia (principales).
d) Determine si su red puede resolver a las frecuencias λ1 = 700nm y λ 2 = 710nm .

517
Interferencia - Difracción

10-26. (Actividad). (Recomendada para un domingo de sol, luego de haber


estudiado vehementemente el sábado por la noche). Tome una reposera, relájese,
mire al sol con los ojos entrecerrados. A través de sus pestañas percibirá la formación
de un patrón complicado de franjas de colores. No se agite, duerma un rato, cuando
se despierte trate de explicar el fenómeno.

10-27. Guía Teórica. Difracción de Fraunhofer frente a difracción


de Fresnel:
Todos los cálculos que hemos realizado sobre fenómenos de difracción, han
sido hechos dentro de la aproximación de Fraunhofer que, como ya dijimos, consiste
en analizar sólo aquellos patrones formados tras iluminar con una onda plana (fuente
coherente en el infinito) y observados en el infinito. De esta manera, bajo esta
aproximación, hemos podido utilizar el simple esquema propuesto por Huygens-
Fresnel, el cual considera que cada punto del frente de onda se comporta como una
nueva fuente de ondas esféricas. Como ya hemos discutido este principio posee
grandes defectos, pero bajo la aproximación de Fraunhofer no resultan apreciables,
por lo cual nuestros cálculos se acercan bastante a lo observado empíricamente.
Cuando lo que se quiere describir son fenómenos de difracción debido a
sombras formadas por iluminación de objetos con ondas no planas, o si se observa al
fenómeno en puntos del espacio en donde las ondas no llegan “casi” planas (por
ejemplo: muy cerca del objeto), la aproximación de Fraunhofer pierde su validez y
además ya no resulta útil el principio de Huygens-Fresnel (si no se lo modifica
adecuadamente, de tal forma, que respete las leyes del electromagnetismo, principio
de Huygens-Fresnel-Kirchhoff). A los fenómenos de difracción asociados con este
tipo de sombras se los conocen con el nombre de difracción de Fresnel.
Debido a esta complicación, resulta mucho más difícil describir
analíticamente estos fenómenos. Nosotros no lo haremos aquí, recomendamos la
lectura del libro Óptica de Hecht-Zajac para profundizar en el tema.

Para enfatizar lo complejo de estos fenómenos, comentamos lo que sucede


cuando se observa la sombra cercana de un disco opaco. Se observa algo notable, que
no es esperado en una teoría corpuscular de la luz: aparece un punto central
iluminado (además de aparecer un espectro de franjas circulares, similar al observado
en aberturas circulares en la aproximación de Fraunhofer). En la figura 10-37 se
muestra esquemáticamente la sombra de un disco opaco (no se muestra el espectro),
iluminado con una fuente coherente.

518
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Figura 10-37: Difracción de Fresnel. Sombra de un disco


opaco, note que el centro se halla iluminado.

Aunque inesperado, la aparición del punto central brillante no contradice lo


que hemos estudiado, ya que, las ondas (coherentes) provenientes del borde del disco
llegan, al centro de la sombra, todas en fase produciendo un punto brillante.

10-28. Hoy en día, en muchos negocios del centro de Buenos Aires, se consigue un
pequeño diodo Láser del tamaño de un lápiz de labio. Su precio está entre $5 y $10.
Está pensado para ser usado como apuntador, pero con el se pueden hacer muchas de
las experiencias estudiadas en los dos últimos capítulos.
Si puede comprarse uno, fabríquese distintos orificios pequeños y observe. En
general los láser en venta vienen con diferentes orificios que forman dibujos como
signos pesos y platos voladores, observe detenidamente la imagen que se forma sobre
una pared y trate de explicar lo que ve. Una cortina de trama fina, es una excelente
red de orificios cuadrada, pruebe.

10-29. Guía Teórica. Hologramas:


Las personas que tienen la fortuna de pertenecer al sistema económico
vigente (que desocupados, pobres y marginados aún no integran), están
acostumbrados a observar (con luz blanca), en sus tarjetas de crédito, imágenes
fotográficas tridimensionales llamadas hologramas. Los hologramas son una de las
aplicaciones más modernas del fenómeno de difracción.
Es posible construir un holograma, de algún objeto tridimensional,
disponiendo de una película fotográfica (de mucha resolución), un láser y un espejo,
de la siguiente forma: Se ilumina con luz láser al espejo y al objeto deseado,
simultáneamente. Las ondas reflejadas, en el espejo (haz de referencia) y en el
objeto, luego se superponen sobre la película fotográfica, interfiriendo entre sí
(ambas ondas conservan la coherencia).
La forma en que interfieren depende de la diferencia de caminos recorridos,
por consiguiente, la luz que proviene de diferentes zonas del objeto interfiere de
diferente manera con el haz de referencia (zonas más o menos profundas).

519
Interferencia - Difracción

Una vez revelada la película, la información, de las diferentes profundidades


del objeto, queda guardada como franjas de interferencia. Estas franjas constituyen
una compleja red de difracción.
Cuando se ilumina con luz láser la película revelada, se produce una réplica
tridimensional del objeto.
Por supuesto esta no es ni la única ni la mejor forma de construcción de un
holograma, y hoy en día, estamos acostumbrados a ver hologramas a simple vista,
con luz blanca, sin la necesidad de iluminar con luz láser.

Algo notable, del holograma, es que la información necesaria para reproducir


al objeto se halla en cada pedacito de la película, es decir, si rompemos al holograma
en dos, tenemos dos hologramas en donde la imagen no ha sido perturbada. Esto es
semejante a lo que sucede cuando miramos por la ventana, si cerramos la mitad,
podemos seguir viendo toda la imagen anterior, a lo sumo debemos desplazarnos un
poco para observar todo el panorama (al igual que en el holograma roto).
Este hecho puede tener grandes aplicaciones en procesamiento de
información, ya que resulta posible guardar imágenes complejas en una pequeña
región de una película.
Una propiedad interesante de los hologramas es que puede amplificar la
imagen original, a partir de iluminar con luz de longitud de onda mayor que aquella
con que fue construido.
Recomendamos la lectura del libro Óptica de Hecht-Zajac para profundizar
en el tema.

520
Oscilaciones y Ondas (Aplicaciones en Óptica)

Bibliografía:

• Física Vol. 2, Tipler. Ed. Reverté.


• Física, Óptica Vol 2, D.E.Roller and R.Blum. Ed. Reverté.
• Óptica, Hecht-Zajac. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Curso de Física de Berkeley, Vol 3. Ed. Reverté.
• Física, Gettys, Keller, Skove. Mc Graw Hill.
• Física, M. Alonso y E.J. Finn, Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.
• Física Vol 1, Feynman. Ed. Addison-Wesley Iberoamericana.

521
Apéndice

Uso del programa Mathematica


Apéndice: Uso del programa Mathematica

El siguiente apéndice se ha elaborado con el fin de guiar y


ayudar en la comprensión del programa Mathematica, no pretende
ser un manual ni extenso ni completo.
La sintaxis corresponde a la versión de Mathematica 2.2, las
versiones siguientes son compatibles con ésta e inclusive más
amigables.

GENERALIDADES Y CALCULO
NUMERICO
(* Para ejecutar un comando, luego de tipearlo se debe apretar:
shift+enter o la tecla insert o hacer click con el ratón en el
símbolo que parece un átomo en la barra de herramientas*) (* Todo
texto escrito entre (* ..... *) se interpreta como comentario y
no es ejecutado por Mathematica como operación o comando. Por
ejemplo, este párrafo es un comentario. *) (*Otro caso en que el
texto escrito no se ejecuta es cuando se trata de un título. Un
texto se convierte en título cuando (en la celda
correspondiente)se aprieta Alt+1 o Alt+2,...,Alt+9.*) (*Por ej.
el título anterior se genera con Alt+4 *)

(* Un archivo o programa de Mathematica se divide en celdas. Cada


celda se reconoce por el corchete que la delimita, que se
encuentra a la derecha de la misma. *) (*Para cambiar de celda se
oprime la tecla 'abajo', hasta que aparece una línea horizontal,
a partir de allí se puede escribir en una nueva celda. Otra forma
es mover el cursor del ratón, entre dos celdas o al final de la
última, hasta que se ponga horizontal (así: >-< ), si se comienza
a tipear en esa posición se abre una nueva celda. Para editar
texto o líneas de comando se escribe muy parecido al Word. En la
barra de herramientas aparecen símbolos como 'cortar', 'copiar',
'pegar', etc., que son familiares del procesador de texto*)

(* Una celda de comando está activa cuando el cursor está


titilando en ella. En ese caso haciendo shift+enter se ejecuta el
comando. Cuando se ejecuta el comando aparece antes de éste la
instrucción In[m]:= que significa que es la entrada (Input)
número m, y antes del resultado aparece Out[m+1]= que significa
que es el resultado o salida (Output) número m+1. Asimismo, la
celda se subdivide: una subcelda para la entrada y otra para la
salida.*) (* A continuación hay una serie de ejemplos donde
aparecen algunas de las funciones más usuales en Mathematica. El
juego consiste en ejecutar los distintos comandos y ver que
resulta. Si aparecen varios comandos en la misma celda se los
separa con ; . También se utiliza ; cuando se desea que la salida
de un comando no se vea en pantalla.
IMPORTANTE: en algunos comandos aparece el símbolo %n que hace
referencia al resultado (output) número n (Out[n]), asegúrense de

I
Apéndice: Uso del programa Mathematica

colocar el número correcto si no quieren recibir un mensaje de


queja de Mathematica. *)

In[1]:= (*Para efectuar una suma se escribe en la forma usual*)

7+5

12

Out[2]= 12

In[3]:= (* Los decimales se separan con . y no con , *)

13.7 - 5.2
Out[4]= 8.5

In[5]:= (*El producto se denota por un asterisco o un espacio en blanco*)

5*7
Out[6]= 35

In[7]:= (* Se pueden hacer operaciones combinadas. La que sigue significa


5,3+(17/2,1)-(45*0.83) *)

5.3+ 17/2.1 - 45 0.83


Out[8]= -23.9548

In[9]:= (* La potenciación se denota por ^ *)

10^3
Out[10]= 1000

In[11]:= (*Veamos una más complicada*)

3^100
Out[12]= 515377520732011331036461129765621272702107522001

In[13]:= (* Los () agrupan términos, así podíamos haber escrito *)

II
Apéndice: Uso del programa Mathematica

3^(50+50)
Out[14]= 515377520732011331036461129765621272702107522001

In[15]:= (*La función N da un resultado numérico aproximado. Dado que el


símbolo %n hace referencia al resultado número n (Out[n]), los
números que aparecen aquí corresponden a los obtenidos en el
momento de editar este apéndice. Observar que el argumento de una
función va entre []*)

N[%14] (*el número corresponde a la salida del comando anterior*)

Out[16]=

In[17]:= (*Tambien se podía obtener un resultado numérico escribiendo*)

3^100//N

Out[18]=

In[19]:= (* La función Sqrt da la raiz cuadrada de su argumento. Observar


que las funciones predefinidas por Mathematica se escriben
siempre con mayúsculas *)

Sqrt[64]
Out[20]= 8

In[21]:= (* Si quiero un resultado numérico con, por ejemplo, 50 dígitos


de precisión *)

N[Sqrt[10], 50]
Out[22]= 3.1622776601683793319988935444327185337195551393252

In[23]:= (* Adivinen que representa la expresión Pi *)

N[Pi]
Out[24]= 3.14159

III
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[25]:= (* Se puede asignar a pi (así, en minúsculas), el número Pi con


más dígitos de precisión *)

pi = N[Pi, 20]
Out[26]= 3.14159265358979323846

In[27]:= (* Y cada vez que lo necesito lo llamo *)

10 + pi
Out[28]= 13.14159265358979323846

In[29]:= (*La función NIntegrate permite efectuar integración numérica. El


primer argumento de la función NIntegrate da la función a
integrar, el segundo da los límites de integración. Observar que
los límites de la integral se escriben entre {} y primero se
escribe la variable*)

NIntegrate[Sin[Sin[x]], {x, 0, Pi}]


Out[30]= 1.78649

In[31]:= (* Atención que no es lo mismo *)

Sin[.5]
Out[32]= 0.479426

In[33]:= (* que *)

Sin[1/2]
Out[34]= Sin[1/2]

In[35]:= (* La diferencia está en la precisión con que Mathematica calcula


ambas expresiones *)

N[Sin[1/2]]
Out[36]= 0.479426

IV
Apéndice: Uso del programa Mathematica

GRAFICOS
In[37]:= (* Grafiquemos la función sen(exp(x)), para x entre 0 y Pi. Aquí
exp denota a la función exponencial. Recordar que la sintaxis es
siempre como aparece en los ejemplos, respetando las mayúsculas y
minúsculas *)

Plot[Sin[Exp[x]], {x, 0, Pi}]

0.5

0.5 1 1.5 2 2.5 3

-0.5

-1

Out[38]= -Graphics-

In[39]:= (*La presentación de los gráficos se puede mejorar con distintas


opciones*)

Show[%38, Frame->True]

0.5

-0.5

-1
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3

Out[40]= -Graphics-

V
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[41]:= Show[%38, Frame->True, FrameLabel->{"Tiempo", "Señal"}]


(*observar que estamos haciendo modificaciones sobre el primer
grafico*)

0.5
Señal

-0.5

-1
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
Tiempo

Out[41]= -Graphics-

In[42]:= Show[%38, Frame->True, FrameLabel->{"Tiempo", "Señal"},


GridLines->Automatic]

0.5
Señal

-0.5

-1
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
Tiempo

Out[42]= -Graphics-

VI
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[43]:= (*Para graficar más de una función simultáneamente se las


encierra entre {} *)

Plot[{Sin[x], Cos[x]}, {x, 0, 2Pi}]

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

Out[44]= -Graphics-

(* Veamos como se puede mejorar la presentación de un gráfico.


Hay muchos comandos e instrucciones que se pueden utilizar.
AxesOrigin: permite definir el origen de coordenadas para el
gráfico.

-PlotStyle: Permite ejecutar varias directivas, por ejemplo:


-RGBColor: es una función que colorea el gráfico. Es una función
de 3 variables la primera corresponde al color rojo, la segunda
al verde y la tercera al azul. El rango de cada una de las 3
variables va de 0 a 1, 0 implica poca intensidad del color
respectivo, 1 implica máxima intensidad.
-Thickness: permite variar el espesor de las líneas. Observar que
el orden de estas instrucciones está en correspondencia con el de
las funciones a graficar.
-AxesLabel: para poner títulos a los ejes.
-Ticks: permite poner números a los ejes. Con Automatic Mathematica
decide como los pone, con None no se numera.
-Gridlines: Permite hacer una grilla sobre el gráfico. *)

VII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[45]:= Plot[{x^2, Sin[x], -x}, {x, -2, 2}, AxesOrigin ->{0, 0},
PlotStyle -> {{RGBColor[1,0,0], Thickness [0.0001]},
{RGBColor[0,1,0],Thickness[0.01]}, {RGBColor[0,0,1],
Thickness[0.001]}},AxesLabel ->{"x", "f(x)"},
Ticks->Automatic, GridLines-> Automatic]
f(x)

x
-2 -1 1 2
-1

-2

Out[45]= -Graphics-

In[46]:= Plot[{x^2, Sin[x], -x}, {x, 2, 5},


AxesOrigin->{0, 0},
PlotStyle->{{RGBColor[1,0,0],
Thickness [0.0001]},
{RGBColor[.7,.5,0], Thickness[0.01]},
{RGBColor[0,0,1], Thickness[0.001]}},
AxesLabel->{"x", "f(x)"},
Ticks->Automatic,
GridLines->Automatic]

f(x)

25
20
15
10
5
x
-5 2 2.5 3 3.5 4 4.5 5

Out[46]= -Graphics-

VIII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[47]:= (*También se pueden graficar las superficies de nivel de una


función de dos variables (x, y). Las zonas claras son las más
altas*)

ContourPlot[Sin[x+ Sin[y]], {x, -2, 2}, {y, -2, 2}]


2

-1

-2
-2 -1 0 1 2
Out[48]= -ContourGraphics-

In[49]:= (*Podemos hacer un gráfico tridimensional de la misma función*)

Plot3D[Sin[x+ Sin[y]], {x, -3, 3}, {y, -3, 3}]

1
0.5
0
2
-0.5
-1
0
-2

0
-2
2

Out[50]= -SurfaceGraphics-

IX
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[51]:= (* Aquí tenemos el gráfico paramétrico de una superficie (es


decir, las coordenadas x, y, z de la superficie se dan en
términos de los parámetros t y u). El espacio entre u y Sin[u]
significa multiplicación *)

ParametricPlot3D[{u Sin[t], u Cos[t], t/3}, {t, 0, 15},


{u, -1, 1}, Ticks->None]

Out[52]= -Graphics3D-

X
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[53]:= (*Este es un gráfico más complicado*)

ParametricPlot3D[{Sin[t], Sin[2 t] Sin[u],


Sin[2t] Cos[u]},
{t, -Pi/2, Pi/2}, {u, 0, 2 Pi},
Ticks->None]

Out[54]= -Graphics-

XI
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[55]:= (*Es posible combinar diversos gráficos*)


Show[%52, %54]

Out[56]= -Graphics-

XII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

ALGEBRA Y CALCULO

In[57]:= (* Se pueden escribir diversas expresiones algebraicas *)

9 (2+x) (x + y) + (x +y)^2

Out[58]=

In[59]:= (*La expresión anterior se puede elevar al cubo y expandir en


potencias*)

Expand[%58^3]

Out[60]= ..................................................

In[61]:= (*Al factorizar se obtiene una expresión más simple*)

Factor[%60]

Out[62]=

In[63]:= (*Se puede integrar. El primer argumento es la función a


integrar, el segundo la variable de integración*)

Integrate[x^2 Sin[x]^2, x]

Out[64]= ..................................................

XIII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[65]:= (*Tambien es posible derivar. El operador de derivación se


simboliza con D *)

D[%64, x]

Out[66]= .....................................................

In[67]:= (*No se parece al integrando del In[..], se podrá simplificar un


poco?*)

Simplify[%66]

Out[68]=

In[69]:= (*El último resultado puede ser desarrollado en serie. Los


límites de la variable indican las potencias mínima y máxima*)

Series[%68, {x, 0, 14}]

Out[70]= .....................................................

In[71]:= (* ¿Qué les recuerda la siguiente serie? *)

Series[(f[x+h]-f[x])/h, {h, 0, 6}]

Out[72]= .....................................................

XIV
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[73]:= (* veamos otros ejemplos *)

Integrate[1/(1-x^3), x]

Out[74]= ..................................................

In[75]:= D[Sin[Tan[x]], x]

Out[76]=

In[77]:= (* Para definir una función el argumento de la misma (la


variable), se escribe seguida de un guión _ *)

f[x_]= x^2+3x-5

Out[78]=

In[79]:= (* Si ahora quiero evaluar la función en algún valor, por ejemplo


x=1 *)

f[1]
Out[80]= -1

In[81]:= (* Más generalmente *)

f[a]

Out[82]=

In[83]:= (* Una vez definida la función está definida para toda la sesión
(es decir, hasta que cerremos el programa Mathematica). Si quiero
usar f como otra función, primero debo 'limpiarla' *)

ClearAll[f]

XV
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[84]:= (* Ahora la función f ya no está definida. *)

f[a]
Out[85]= f[a]

RESOLUCIÓN DE ECUACIONES
In[86]:= (*Veamos como se escribe una ecuación algebraica. En el tercer
término a es una constante arbitraria*)

x^3 - 7 x^2 + 3 a x ==0

Out[87]=

In[88]:= (*Es posible encontrar los x que satisfacen la ecuación anterior


en términos del parámetro a *)

Solve[%87, x]

Out[89]= .....................................................

(* ¡Como corresponde a una ecuación cúbica obtenemos 3 raices! *)


In[90]:= (*También podemos resolver un conjunto simple de ecuaciones
simultáneas*)

Solve[{a x+ b y ==0, x + y == c}, {x, y}]

Out[91]=

XVI
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[92]:= (*Con la función NSolve podemos resolver ecuaciones


numéricamente. La I representa la unidad imaginaria*)

NSolve[ x^5 + 2 x + 1 == 0, x]

Out[93]= ..................................................

In[94]:= (*La función FindRoot permite resolver numéricamente ecuaciones


trascendentes. {x, 1} y {y, 0} indica que busca las raices cerca
de x=1 e y=0 *)

FindRoot[{Sin[x] == x - y, Cos[y] == x + y}, {x, 1}, {y, 0}]

Out[95]=

In[96]:= (*DSolve permite resolver ecuaciones diferenciales. Por ejemplo


de y como función de x. ' representa la derivada respecto de x. k
es un parámetro. C[1] y C[2] son constantes de integración. *)

DSolve[y''[x]- k y[x] ==1, y[x], x]

Out[97]= ..................................................

In[98]:= (*NDSolve permite resolver numéricamente ecuaciones


diferenciales. {x, 0, 20} indica que resuelve para x en el rango
de 0 a 20*)

NDSolve[{y''[x] + Sin[x]^2 y'[x] + y[x] == Cos[x]^2,


y[0] == 1, y'[0] == 0}, y, {x, 0, 20}]

Out[99]=

XVII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[100]:= (*Ahora tomamos la solución anterior y la graficamos.


Evaluate[y[x] /. %99] significa evaluar y[x] en la solución
anterior (%99)*)

Plot[Evaluate[y[x] /. %99], {x, 0, 20}]

5 10 15 20

0.8

0.6

0.4

0.2

Out[101]= -Graphics-

HACIENDO LISTAS
In[102]:= (*Hagamos, por ejemplo, la lista de los primeros 15 factoriales*)

Table[n!, {n, 1, 15}]


Out[103]= {1, 2, 6, 24, 120, 720, 5040, 40320, 362880, 3628800, 39916800,
479001600, 6227020800, 87178291200, 1307674368000}

In[104]:= (*Esto toma el logaritmo de cada entrada de la lista anterior*)

N[Log[%103]]
Out[105]= {0, 0.6931471805599453, 1.791759469228055, 3.178053830347946,
4.787491742782046, 6.579251212010102, 8.52516136106541,
10.60460290274525, 12.80182748008147, 15.10441257307552,
17.50230784587389, 19.98721449566188, 22.55216385312342,
25.19122118273868, 27.89927138384089}

XVIII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[106]:= (*Para graficar una lista*)

ListPlot[%105]

25

20

15

10

2 4 6 8 10 12 14

Out[107]= -Graphics-

In[108]:= (*La función Fit permite ajustar datos mediante cuadrados


mínimos. En este caso encuentra la forma cuadrática que mejor
ajusta a los datos*)

Fit[%105, {1, x, x^2}, x]

Out[109]=

XIX
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[110]:= (* Se pueden combinar funciones. El último elemento en el rango


de la variable (0.5), indica el paso (separación entre puntos).
*)

ListPlot[Table[{x, Sin[x]}, {x, 0, 6, 0.5}]]

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

Out[111]= -Graphics-

In[112]:= (* Probemos con otro paso*)

ListPlot[Table[{x, Sin[x]}, {x, 0, 6, 0.1}]]

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

Out[113]= -Graphics-

XX
Apéndice: Uso del programa Mathematica

MATRICES
In[114]:= (*Generemos una matriz cuyo elemento ij es 1/(i+j+1). {i, 3}
significa que i toma valores enteros entre 1 y 3*)

m=Table[1/(i+j+1), {i, 3}, {j, 3}]


Out[115]= {{1/3, 1/4, 1/5}, {1/4, 1/5, 1/6}, {1/5, 1/6, 1/7}}

In[116]:= (*La matriz inversa de ésta es*)

Inverse[m]
Out[117]= {{300, -900, 630}, {-900, 2880, -2100}, {630, -2100, 1575}}

In[118]:= (*Si multiplicamos la inversa por la matriz original debemos


obtener la identidad. Observar que el producto matricial se
denota por un punto*)

%117 . m
Out[119]= {{1, 0, 0}, {0, 1, 0}, {0, 0, 1}}

In[120]:= (*La matriz identidad de n*n se denota por IdentityMatrix[n].


Podemos obtener una matriz con los elementos de la diagonal
modificados*)

m - x IdentityMatrix[3]

Out[121]=

In[122]:= (*Si tomamos el determinante obtenemos el polinomio


característico*)

Det[%121]

Out[123]= .................................................

XXI
Apéndice: Uso del programa Mathematica

In[124]:= (*La función Eigenvalues da los autovalores de la matriz*)

Eigenvalues[N[m]]
Out[125]= {0.6570514282975792, 0.01892631097407084, 0.0002127369188260179}

In[126]:= (*También se pueden manipular matrices simbólicamente*)

Simplify[Eigenvectors[{{a, b}, {-b, 2a}}]]

Out[127]= ....................................................

In[128]:= (*Para substituir la variable por un número*)

1 + x^2 + 3 x^3 /. x-> 1 + a

Out[129]=

In[130]:= (*También se puede substituir una expresión*)

{f[1], f[2], f[3]} /. f[2] -> b


Out[131]= {f[1], b, f[3]}

XXII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

PROGRAMACION

In[132]:= (* Existen comandos que permiten efectuar reiteradamente una


serie de tareas. En este ejemplo el comando Do está controlado
por la variable n y efectúa 1, 2, 3 veces un gráfico, que se
diferencia precisamente por el valor que toma n *)

Do[ParametricPlot[
{Sin[n t], Sin[(n+1)t]},
{t, 0, 2Pi} ],
{n, 1, 3} ]

0.5

-1 -0.5 0.5 1

-0.5

-1
1

0.5

-1 -0.5 0.5 1

-0.5

-1

XXIII
Apéndice: Uso del programa Mathematica

0.5

-1 -0.5 0.5 1

-0.5

-1

In[134]:= (* Veamos otro ejemplo *)

Do[Plot[Sin[n x], {x, 0, 2 Pi}], {n, 1, 3, 1/4}]

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

XXIV
Apéndice: Uso del programa Mathematica

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

XXV
Apéndice: Uso del programa Mathematica

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

0.5

1 2 3 4 5 6

-0.5

-1

XXVI
Apéndice: Uso del programa Mathematica

FUNCIONES Y CONSTANTES BASICAS

(* Sqrt[z] raiz cuadrada de z


Exp[z] exponencial de z
Log[z] logaritmo natural de z
Log[z, a] logaritmo en base a

Las funciones trigonométricas son:

Sin, Cos, Tan

y sus inversas:

ArcSin, ArcCos, ArcTan

n! indica el factorial de n

Abs[z] da el valor absoluto de z

Round[z] redondea al entero más cercano a z

Mod[n, m] da el resto de la división de n por m

Max[x, y, ......], Min[x, y, ......] da


el máximo o mínimo de la lista x, y, ...

Pi es el número pi=3,14159...
E es el número e= 2,71828...
I es la unidad imaginaria
Infinity representa al infinito

Un número complejo se representa: x + I y

Re[z] da la parte real de z

Im[z] da la parte imaginaria de z

Conjugate[z] da el complejo conjugado

Abs[z] da el valor absoluto

Arg[z] da el argumento *)

XXVII
Índice alfabético

Tema Ejercicio o Guía

Aberración 7-25, 7-30, 7-43


Actividad óptica 8-24
Amortiguamiento crítico. 2-1
Amplificación lateral 7-25, 7-27, 7-38
Amplitud modulada. 6-1, 6-4
Análisis de Fourier. 5-16
Ancho de resonancia. 2-5
Ángulo crítico de resolución. 10-15
Anillos de Newton. 9-13
anisótropos, materiales 8-17, 8-24
Aproximación paraxial 7-25
Armónicas, funciones. 1-2
Armónicas complejas, funciones 1-2
armónico, Oscilador 1-7
Armónicos 5-1, 5-9
Astigmatismo 7-34
Autovalores y autovectores. 3-8

Batido. 6-1
Brewster, ángulo 8-20
Birrefringencia 8-24

Cámara fotográfica 7-41


Coeficiente de amortiguamiento. 2-1, 2-3
Coherencia de una onda luminosa 9-5
Colores 7-4
Condiciones de contorno (ondas) 4-18, 5-1, 5-9, 5-15, 8-1
Condiciones iniciales. 1-2, 1-7, 2-1, 2-3
Consonancia. 5-16
Coordenadas de centro de masas y relativa. 3-1
Coordenadas normales. 3-7, 3-8
críticamente amortiguado, Sistema 2-1
Cuánto de luz 9-5
Desfasaje por diferencia de camino óptico 9-1, 9-6, 8-24
Desfasaje por reflexión 4-18,9-1
Decibel 8-6
Difracción 10-4, 10-12, 10-15, 10-27
Difracción de Fraunhofer de una rendija fina. 10-4
Difracción de Fraunhofer de una rendija 10-4
rectangular
Difracción de Fraunhofer de un orificio circular 10-4
Difracción de Fresnel. 10-27
Dinámica, evolución 1-1, 2-1, 2-3
Disonancia. 5-16
Difracción cromática 7-10,7-29
Distancia focal 7-25, 7-30, 7-34, 7-35, 7-37,
7-38, 7-39, 7-40, 7-41,
7-43, 7-44, 7-45
Doppler, efecto 6-8

Ecuación del fabricante de lentes 7-30


Ecuación de los espejos 7-25
Ecuación diferencial lineal de segundo orden, 1-7,1-8, 1-10
resolución.
Ecuación diferencial no-lineal 1-14
Ecuación dinámica (diferencial) 1-7
Ecuación lineal de ondas. 4-7, 8-1
Efecto Doppler 6-8
Eje óptico 7-25, 7-30, 7-45
Energía de una onda estacionaria (cuerda). 5-5
Energía mecánica (oscilador armónico) 1-7, 1-10, 1-14
Energía potencial elástica. 1-7, 1-10, 1-14
Energía transportada por las ondas en una cuerda. 4-8, 4-10
Espectro electromagnético 7-1, 7-4, 7-5
Espectro de la luz 7-11, 9-1
Espectro de frecuencias. 5-16, 6-6, 7-10, 9-1
Espejos 7-10, 7-25, 7-27, 7-30
Espejismos 7-11
estacionaria, solución. 2-3
extensa, Fuente de luz 9-8

Factor Q. 2-1, 2-5


Formación de imágenes 7-10, 7-25, 7-30
Fotón 9-5, 9-7
Fraunhofer, Difracción de 10-4
Frecuencia f 1-2, 1-7, 4-4, 7-4
Frecuencia angular ω 1-2, 1-7, 4-4
Frecuencias de corte. 3-14
Frecuencia de modulación. 6-1
Frecuencia modulada. 6-4
Frecuencia de pulsación. 6-1
Frecuencias de resonancia. 2-3, 2-4, 2-5, 2-6, 3-7, 5-1, 5-
9, 8-1
Frecuencia natural del sistema 2-1, 2-3
Frente de onda 7-7, 7-8, 7-11
Fuerza elástica. 1-7
Fuerza impulsora armónica. 2-3
Función de onda. 4-1, 4-4, 4-7, 4-8, 5-1, 5-9, 5-
15, 5-16.
Fourier, Análisis 5-16
Fourier, Integral 6-6

Grados de libertad (translación, rotación y 3-1


vibración).

Hipermetropía 7-34
Hologramas. 10-28
Huygens, principio. 7-7, 7-9, 7-11, 7-23, 9-14, 10-
1, 10-27.

Imagen 7-3, 7-10, 7-11, 7-17, 7-25, 7-


26, 7-30, 7-32, 7-33, 7-34, 7-
35, 7-37, 7-38, 7-39, 7-41, 7-
42, 7-43
Impulso transportada por las ondas en una 4-8, 4-10
cuerda.
Incoherencia de una onda luminosa. 9-5
Integración numérica de la ecuación dinámica. 1-11
Integral de Fourier. 6-6
Intensidad de una onda 8-6, 8-17.
Intensidad de la luz 8-6, 9-7, 8-17.
Interferencia 9-1, 9-2, 9-3, 9-5, 9-8, 9-13, 9-
14, 9-23, 10-1
Interferómetros. 9-14, 9-18, 9-23, 10-1
Interferómetro de Michelson. 9-23
Interferencia de N rendijas. 10-1
Interferómetro de Young. 9-14
isótropos, materiales 8-17
Iris 7-34

Lámina de cuarto de onda 8-24


Lámina de media onda 8-24
Láminas retardadoras 8-24
Láser. 9-5
Lentes 7-30, 7-32, 7-33, 7-34, 7-35,
7-38, 7-41, 7-43
Ley de Malus 8-17
Ley de Snell. 7-11, 7-20, 7-24, 7-30
Lloyd, Espejos. 9-18
Longitud de onda 4-4, 7-4

Lupa 7-30, 7-35, 7-36, 7-37, 7-38,


7-42, 7-43
Luz natural 8-15

Masa reducida. 3-3.


Microscopio compuesto 7-35, 7-38, 7-39, 7-40, 7-43
Miopía 7-34
Modos normales de vibración. 3-2, 3-7, 3-8, 5-1, 5-9.
Modulación. 6-1
Nivel de intensidad sonora 8-6
Número de onda. 4-4, 8-1

Ojo humano 7-34


Ondas armónicas 4-4, 8-1
Ondas de choque. 6-8
Ondas de propagación. 4-1, 4-4, 4-7, 8-1, 8-4
Ondas en el espacio. 8-1
Ondas esféricas 8-1
Ondas Electromagnéticas. 8-5
Ondas estacionarias. 5-1, 5-5, 5-9, 5-12, 5-15, 5-16,
8-1.
Ondas estacionarias en una cuerda fija en sus 5-1, 5-15, 5-16.
extremos.
Ondas estacionarias en una cuerda fija en un 5-9
extremo.
Ondas planas. 4-1, 4-4, 4-7. 8-1
Ondas sonoras estacionarias. 5-12
Orden de interferencia. 9-8, 9-14, 10-1
Oscilaciones 1-2, 1-7.
Oscilaciones transversales de una cuerda, 4-8, 4-10.
pequeñas
Oscilador armónico 1-7
Oscilador armónico amortiguado 2-1
Oscilador débilmente amortiguado o 2-1
subamortiguado.
Oscilador forzado 2-3

Paquete de ondas. 6-6


Películas 7-41
Películas delgadas, Interferencia 9-8
Péndulo. 1-14
Periódicas, funciones. 1-2
Período T 1-2, 1-7, 4-4
Plano de polarización 8-5
Poder de resolución de una red 10-15
Polarización de la luz 8-5, 8-10, 8-17, 8-24
Polarización lineal. 8-10, 8-17, 8-24
Polarización circular 8-10, 8-17, 8-24
Polarización elíptica 8-10, 8-24
Polarización natural 8-15
Polarización por absorción 8-16, 8-17
Polarización por birrefringencia 8-16, 8-24
Polarización por dispersión 8-16, 8-23
Polarización por reflexión 8-16, 8-20
Polarizador o polaroid 8-17
Potencia transportada por las ondas en una cuerda 4-8, 4-10
Principio de superposición. 1-16, 4-7, 6-1
Principio de Fermat 7-23, 7-24
Principio de Huyguens 7-7, 7-9, 7-11, 7-23, 9-14, 10-
1, 10-27.
Pulsación. 6-1
Pupila 7-34

Q, Factor 2-1, 2-5.

Radiación dipolar eléctrica 8-20


Rayleigh, Criterio de. 10-15
Redes de difracción. 10-1, 10-12, 10-15.
Reflexión 7-7, 7-8, 7-9, 7-10, 7-11
Reflexión total interna 7-9, 7-11, 7-21
Reflexión de ondas en interfases. 4-15, 4-18.
Refracción 7-7, 7-11, 7-13, 7-19, 7-21, 7-
22, 7-24, 7-30
Relación de dispersión. 4-4, 6-5, 7-4, 8-1
Relación de incerteza. 6-6
Resolución en instrumentos ópticos y redes de 10-15
difracción
Resonancia. 2-3, 2-4, 2-5, 2-6, 3-7, 5-1, 5-
9.
Retina 7-34, 7-35, 7-43
Reversibilidad del camino óptico 7-8, 7-9, 7-11, 7-25

Sistema de ecuaciones diferenciales lineales 3-3, 3-7, 3-8


acopladas
sobreamortiguado, Sistema. 2-1
Superposición de ondas. 6-1, 9-1

Telescopios 7-43, 7-44, 7-45


Tiempo característico de disipación o relajación 2-1
Timbre de una nota. 5-16
transitoria, solución. 2-3
Transmisión de ondas en interfases 4-15, 4-18

Velocidad de fase. 4-1, 4-4, 4-7, 4-8, 6-5


Velocidad de grupo. 6-5
Velocidad de modulación 6-5
Vector óptico 8-5
DEPARTAMENTODEPUBLICACIONES

Responsable del Departamento


Augusto Renato Tarditti
Colaborador
Andrés D. Espinosa

Oscilaciones y Ondas, Aplicaciones en Óptica - Volumen 2

Colección: Universidad y Educación


Serie: Material Didáctico Nº 9.II

Producción general: Instituto de Ciencias - UNGS


Diseño y diagramación: Departamento de Publicaciones - UNGS

Datos Bibliográficos:
Autores:E. Izquierdo; C. El Hasi
Cant. de páginas: 296, 19x26 cm
Lugar de publicación: Los Polvorines, Bs. As., AR
Fecha de publicación: Julio de 2001- 20010700
Editor responsable: Universidad Nacional de General Sarmiento
ISBN: 987-9300-43-2
Universidad Nacional
de General Sarmiento

Campus Universitario
Gutiérrez 1150, e/ Suárez y Verdi, (B1613GSX) Los Polvorines – Bs. As.
Tel: (54-11) 4469-7506 / 7507 - E-mail: publicaciones@ungs.edu.ar
www.ungs.edu.ar/publicaciones
República Argentina