Está en la página 1de 7

Tema: los Desafiaos de México y la Modernización

I. INTRODUCCIÓN

El presente ensayo se enfoca sobre la esencia de la estructura y características de la


política social que rige a los estados unidos mexicanos.

México en los últimos años, ha sufrido diferentes crisis económicos, políticos y sociales,
esto debido a las intervenciones de las altas corporaciones locales y extranjeras que,
mediante actos de corrupción e inmoralidad, están llevando al país hacia su perdición. Y
todo esto se refleja en el trafico de influencias, el contrabando, el soborno, tráfico de
personas y/o sustancias, el crimen organizado, el uso privado de los bienes públicos, el
castigo al inocente y el premio a quienes no se lo merecen. También cabe destacar que,
aunque existen diversos organismos e instituciones internacionales y nacionales de
anticorrupción, en la que nuestro país, al igual que otros, han tomado medias, acuerdos y
demás acciones para combatir este mal de manera conjunta y estratégica. sin embargo, el
problema se acentúa más en nuestro país, por el fortalecimiento desmedido de las
organizaciones criminales que operan en el mismo, sus disputas violentas y al alto índice
de corrupción que ha permeado los tres niveles de gobierno. Es por eso mismo que nuestro
papel como mexicanos es el de acabar con la corrupción, haciendo una limpieza desde el
núcleo del problema para solamente así poder lograr un México demócrata. Este tema se
ampliará más en el capítulo de desarrollo.

I. DESARROLLO

El desarrollo industrial y económico es algo que todo país independentista busca


conseguir, y México no es la excepción, pero en las últimas décadas nuestro país
debido a los gobernantes corruptos postulados en cada sexenio no ha presentado
avances satisfactorios en cuanto a la economía, la modernización, la pacificación y la
democracia, lo cual ha abierto la criminalidad, el mantenimiento de un solo partido en
el poder, la sobre explotación de recursos, el decremento monetario, una crisis total,
¿pero por qué pasa esto?. para saberlo tenemos que remontarnos en la época del el
porfiriano en 1911, México había pasado varias guerras y desacuerdos políticos lo cual
había dejado un país demasiado exhausto y acabado, a lo que el presidente Porfirio
Díaz propuso apostar por la industrialización para así poder levantar la economía de su
país, con lo cual decidió firmar un acuerdo con Estados Unidos para la construcción de
más de 20 mil kilómetros de vías ferroviarias, cuando en 1876 apenas existían 800
kilómetros. Al principio de su gobierno se promovió la construcción ferroviaria por medio
de concesiones a los gobiernos de los estados y a particulares mexicanos, este
proyecto parecía muy prometedor considerando que México era un país no
desarrollado, ya que este medio de transporte facilitaría la circulación comercial un
mayor aprovechamiento de los recursos petroleros, y fue así o al menos algo así, de
igual forma un trabajo de tal magnitud necesitaría mucha mano de obra lo cual podría
generar bastantes empleos. Todo parecía marchar muy bien los estadounidenses
estaban felices por sus inversionistas. Pues ¡no! ya que detrás de todo este montaje
había una corrupción e inmoral verdad, ya que en el momento en el que se puso en
marcha el proyecto en los gobernantes utilizaron sus *técnicas de persuasión* para
convencer a los ciudadanos para que la mano de obra fuese de muy bajo costo o incluso
gratuito, lo cual hizo que la economía mexicana efectivamente se incremente
drásticamente, el problema es que lo hacía del lado de una pequeña minoría el cual
estaba constituido por inversores extranjeros y políticos nacionales y los que realmente
pusieron en marcha este proyecto quedasen absueltos de los ingresos monetarios, ya
los ricos se volvieron más ricos y los pobres más pobres. Con este ensayo, podemos
tener una pequeña noción del por qué el país está en este declive democrático en la
actualidad y con esto paremos al siguiente punto

En lo referente a la narcopolítica en México, en estas últimas décadas, la industria del


narcotráfico se ha desarrollado hasta convertirse en uno de los más grandes problemas
de América Latina. Cómo todos sabemos, el motor de esta industria son los cientos de
miles de millones de dólares que cada año mueve este negocio, gracias a eso los
narcos han conseguido crear inmensas fortunas. Sin embargo, nada de esto hubiera
sido posible sin la complicidad y la colaboración de altos políticos. Las instituciones
débiles son el mejor caldo de cultivo para que crezca el narcotráfico. Entonces como
habíamos mencionado en el texto anterior, después de la revolución industrial que tuvo
México y la deserción de Porfirio Díaz de la presidencia, han pasado diferentes tipos de
gobernantes, todos con los mismos resultados robos, crímenes y corrupción en general.
Un ejemplo muy claro sobre de la relación narcopolítica es el prohibicionismo de las
drogas, porque cuanto más se prohíbe el producto más se multiplica y, eso no vale solo
para las drogas, vale para todo, fue así como nuestros gobernantes llegaron a decir
que cuando se le quiera dar prestigio o publicidad a un producto, lo mejor es prohibirlas,
y las pruebas están que en cuanto más decretos, leyes, declaraciones, discursos y
fondos públicos para erradicarla, por eso mismo podemos afirmar que las drogas no se
legalizan por que son el negocio más jugoso en la actualidad, y es por eso que no se
legaliza, porque es el gran negocio de los grandes bancos y narcos de los países, y
estos celebran esto que dicen prohibir, lo celebran porque generan ganancias. Y sin
embargo nuestros gobiernos siguen con esta reiteración de prohibiciones cada vez mas
cargados de dinamitas que han explotado al revés, en lugar de castigar a los culpables
castigan a los inocentes, miles y miles de muertos en esta falsa guerra contra las
drogas, el cual no es una guerra contra las drogas sino contra los drogadictos que
empieza por creer que el drogadicto es un delincuente y no un enfermo. Entonces para
que una empresa dirigida por narcos se desarrolle con tanta fortaleza como los que
conocemos en México, es necesario el apoyo de los gobiernos, proporcionándole
libertades de trabajar e nuestros territorios a costa de sobornos de cantidades
monetarios sumamente altas, aunque la mayoría de nosotros consideramos que las
personas que se dedican al tráfico de drogas, son gente mala, dementes y sin
principios, hay afirmaciones por parte de ciudadanos, que alguna vez han convivido
personas dedicados a este oficio, en muchos de los casos son gente humilde, y que
incluso han aportado bienes a sus pueblos natales, también es importante mencionar
que la mayoría de los casos, mucha de esta gente viene de familias muy pobres que
alguna vez atravesaron difíciles debido a la indiferencia de la clase capitalista. y por eso
no es de extrañarse que esta pobre gente se ven obligados a adentrarse a este mundo
criminal pero prometedor, ya que al no contar con recursos monetario y educación,
como es muy común los países tercermundistas el narco parece ser la única
oportunidad de sobresalir y tener una vida plena, con esto quiero llegar a que aunque
sean malas personas, no se comparan con eso corruptos, mentirosos, racistas doble
caras que nosotros llamamos líderes, ellos son el verdadero problema principal ya que
con sus robos, estafas, impuestos, extrayendo recursos comunales, están matando a
nuestro país. Entonces la pregunta es ¿tenemos que aceptar una democracia
administrativa en la que aceptamos un alto nivel de corrupción por parte de la elite
porque cualquier otra alternativa es peor? ¿Por qué en pleno siglo veinte sigue
existiendo esa división social que hay entre la alta burguesía que quieren el país
dividido y el resto de nosotros?, lo podemos ver en nuestras escuelas donde les
ensañan a nuestros jóvenes que todos son iguales por que le temen a lo que nos hace
únicos, en las calles donde arman a los jóvenes para que estemos tan ocupados
luchando entre nosotros como para luchar contra la verdadera injusticia , en las fabricas
donde nuestros ciudadanos trabajan por una fracción del sueldo de sus jefes , aun
cuando son idénticos incluso en el coeficiente intelectual , el problema del país no son
los indigentes ni los hombres y mujeres sublevados , el problema del país son las
personas que se alimentan con el sufrimientos de otros, en los policías, que por falta de
un salario digno proceden a los actos de corrupción. Pero lo más tétrico es que tal
parece ser que la situación tendiese hacia la entropía, es decir que el único cambio
posible parece ser para peor. en cuanto a cómo está la situación actual, sabiendo que
las sociedades poderosas del país o en los que conforman el consejo en las sombras,
jamás permitían ningún cambio real ya sea propuesto por un presidente corrupto o uno
honesto. La democracia está en crisis y los políticos prometiera liberarnos del peso
muerto de la burocracia, pero en cambio ha creado un sistema aún más controlador de
gestión social gobernado por objetivo y cifra, los gobiernos que se comprometieron a
traer la libertad de elección han presidido un aumento de desigualdad y un dramático
colapso en la movilidad social.

Conclusión

Se puede concluir que los políticos ya no son los que tienen el poder, solo son
marionetas que tienen el propósito de acaparar los delitos que cometen los que
realmente gobiernan al país. La única forma de lograr un cambio verdadero es estar
dispuesto a jugar con el sistema y vencerlo inteligentemente, ya que, ni la moralidad
básica de un policía, ni la explosión de violencia de los obreros, ni los deseos infantiles
de los jóvenes son suficientes para lograr un cambio o una mejora.

Bibliografía
Rev. filos. v.63 Santiago 2007

Teoría de la democracia Giovanni Sartori


https://www.efe.com/efe/america/firmas-de-efe/mexico-2018-la-narcopolitica/50001051-3582110

También podría gustarte