Está en la página 1de 18

Ministerio de Educación

Dirección Nacional de Educación Particular

Colegio ICED Panamá (ICED)

Expresiones Artísticas (C)

III TRIMESTRE 2019


Trabajo N°3

Elaborado por: Arturo Mendoza


4-244-460

Facilitador: Janes J. Miranda S.

Distancia

Fecha de Entrega: 7/9/2019


INDICE

Introducción …………………………………………………………………………………………...……………..….3

Contenido………………………………………………………………………………………...……………….……..…4

La Escultura

1. Visita por Museos Cuadro P.N.I...................................…………………………………..4


2. Tipos de Esculturas ......................…………………………………………………..................5-8
3. Escultores panameños (Biografía).…….……………………...………………………..........9-16

Conclusión………………………………………………………………………………………………………............17

Bibliografía ………………………………………………………………………………………………………………..18
INTRODUCCIÓN

La escultura es una disciplina de las bellas artes que crea a través de la acción de
esculpir sobre materiales sólidos una forma tridimensional. Con dicho trabajo, el
escultor consigue expresar sus ideas ya sean estas figurativas o abstractas,
reflejando lo que alberga la mente del artista y su habilidad técnica. Existen
diferentes museos virtuales, en el que se logró conocer representaciones artísticas
muy variadas, con diferentes materiales y una gran diversidad de representaciones
que mezclan cultura, historia y arte.

Para la creación de una escultura se puede usar cualquier material, siempre que
otorgue al artista la capacidad de crear formas. Se puede usar, por ejemplo,
diversos materiales como la piedra, madera, barro, arcilla, oro, plata, bronce arena,
hielo, fruta y mucho más.

Conoceremos en esta presentación, algunas figuras destacadas, en el mundo de


la escultura en Panamá, estos: Roberto Lewis y Carlos Arboleda.
LA ESCULTURA

La escultura es una de las ramas del arte, se trata de una de las artes plásticas más
antiguas, que se dedica a la creación de obras artísticas con diversos materiales,
como la piedra, la madera, o el metal, entre otros materiales, para la representación
de seres míticos y reales, imprimiendo en dichas obras estilos artísticos y estilísticos
diversos, así como para expresar ideas y sentimientos (en las obras plásticas más
recientes). Para realizar obras escultóricas se utilizan diversos métodos, como el
esculpido, la talla, el modelado la fundición y técnicas de alfarería entre otros,
utilizando varios materiales, tales como la piedra, el metal, la arcilla, el hueso, el
estuco, así como el hormigón.

1. Visita virtual a los siguientes museos

Obras virtuales y sus características


Positivas Negativas Interesante
Museo Expresa relatos Imágenes que El uso del arte para
vaticano bíblicos, que son no tienen una representar sucesos
relevantes para concepción descritos en las
entender la historia divida, ni sagradas escrituras.
de la humanidad. significancia Desde la caída del
espiritual. hombre, hasta la vida de
Jesús y sus apóstoles.
Museo casa Existe una gran Áreas poco Mezcla de arte con
estudio riqueza de arte expresivas, con realidad. Crean misterio
expresado en pocos detalles en las distintas áreas del
diferentes técnicas artísticos. local.
y detalles de la Uso de piezas para
casa. expresar esculturas y
detalles de la
infraestructura.
Museo del Expresa calidez el Pobre expresión Gran diversidad de
arte contraste de cultural. A pesar espacios y proyección de
moderno colores, el uso de de la riqueza del salas que mezclan la
objetos guardando modernismo. elegancia con la
relación en los arquitectura.
espacios.
2. Tipos de esculturas

Esculturas según el tema

Esculturas Obras escultóricas cuya realización


religiosas se hace pensando en la
representación de temas religiosos,
ya sea plasmando supuestas
acciones realizadas por la deidad, o
por un santo, o haciendo la
representación de dicha deidad o
santo.
O simplemente como una expresión
de religiosidad y devoción hacia la
deidad.

Esculturas Se enfocan en temáticas no religiosas


profanas. entendiéndose dentro del ámbito del
cristianismo.
En esta categoría se cuentan todas
las esculturas de temáticas civiles,
militares, míticas, y retratos (bustos o
esculturas), de “personajes” ajenos a
la religión cristiana.

Esculturas Esculturas que tienen un carácter


civiles. civil, ya sea que representen un ideal
(por ejemplo, la paz), conmemoren un
hecho, una situación, muestren o se
originen en señal de respeto (por
ejemplo, una estatua al soldado
desconocido o aun héroe patrio).
Tipos de esculturas por el material del cual están hechas:

Esculturas de arcilla: Se trata de aquellas esculturas que son moldeadas en este


material, suelen ser de tamaño no muy grande, pero pueden realizarse de tamaños
grandes (del tamaño de una persona o más), suelen ser frágiles.

Esculturas de piedra: Se trata de las esculturas que se esculpen en diversos tipos


de piedra, es el caso de rocas como el granito, la arenisca, el jade y el mármol entre
otras, que suelen utilizarse para tal fin.

Esculturas de estuco: Se trata de una pasta fina, hecha con cal, yeso, mármol
molido y colorante, que se aplica a paredes y techos usándose para adornar con
esculturas en relieves. Es muy utilizado para relieves exteriores e interiores en
casas y edificios públicos, así como en templos religiosos.
Esculturas de hielo: Se trata de esculturas que se realizan en este material, suelen
durar poco tiempo, por lo que es común que sólo se realicen en temporadas
invernales, cuando las temperaturas son lo suficientemente bajas para que se
mantengan sin derretir.

Esculturas de sal: Se trata de estatuas y relieves que se realizan en este material


cuando se extraen bloques de sal de las minas o en su caso se realizan dentro de
las propias minas, como en el caso de las estatuas y relieves que fueron tallados en
wieliczka Polonia (en la profundidad de la mina), “esculpiéndose” incluso una
catedral.

Esculturas de metal: Se trata de fundiciones que se vacían en moldes previamente


preparados con la figura a realizar, hechos generalmente de bronce o hierro, aunque
también existen en cobre e incluso en oro. También se pueden realizar mediante
placas superpuestas sobre de una estructura metálica o de madera), es el caso de
la Atenea Partenos, y el de las dos estatuas de la libertad (la que se ubica en Francia
y la de nueva york).
Esculturas de madera: Se trata de uno de los materiales que desde más antiguo
han sido utilizados por el hombre, para la creación de estatuas, en especial para
estatuillas religiosas y para estatuas grandes de madera, que frecuentemente eran
cubiertas con planchas de metales y piedras preciosas, (oro, plata), e incrustaciones
de marfil u otros huesos.

Esculturas de marfil o hueso: Se trata de otro de los materiales que han sido usados
por el hombre para realizar estatuas (principalmente estatuillas por el tamaño del
material), aunque se realizaron estatuas de gran tamaño con este material, como la
Atenea Partenos realizada en madera, pero recubierta en marfil y oro.

Esculturas de papel cartón: Se trata de obras escultóricas realizadas en papel


maché o cartón, que poseen un “alma” de alambre o madera, para su sostenimiento.
Son muy frágiles y de poca duración, siendo usadas frecuentemente en festivales
como parte de ciertas artesanías.
3. Biografía de Escultores panameños
Roberto Lewis García de Paredes
Padre de la pintura panameña, escultor, muralista y maestro de generaciones de
artistas.

Proveniente de una familia originaria de Gales que se estableció inicialmente en


Jamaica, Louis Lewis llegó a Panamá en el siglo XIX como Cónsul de Inglaterra
ante la Gran Colombia, y contrajo matrimonio con Ramona Herrera Barrera, una de
las hermanas del general Tomás Herrera. Establecidos estos vínculos, los abuelos
de Roberto Lewis fundaron una familia que permanecería en el Istmo.

Así, el maestro Lewis nació en Panamá el 30 de septiembre de 1874, dentro del


hogar formado por Henrique Lewis y Catalina García de Paredes, quienes tuvieron
tres hijos: Henrique Arístides, médico; Samuel, miembro de las Academias
Panameñas de la Lengua y de la Historia, y Roberto.

Inicios

Roberto Lewis estudió las primeras letras en la escuela de los Hermanos de San
Vicente de Paúl. En 1888, en los prolegómenos de la La Guerra de los Mil Días,
marchó a Francia para terminar estudios secundarios superiores en el colegio de
los Hermanos Cristianos de Passy. En Francia se vivía la Belle Epoque, y el joven
de catorce años sucumbió al embrujo del arte y las novedades parisinas. De vuelta
a la tierra natal, se incorporó a los negocios familiares. Durante esos años comenzó
a pintar, y pudo apreciar la obra de Epifanio Garay, padre de Narciso Garay y Nicole
Garay. Tomó la decisión de viajar a Costa Rica en busca del maestro Tomás
Povedano, pero enfrentó algunas dificultades, y decidió retornar a París, sitio ideal
para el estudio del arte.

Superó los exámenes para el ingreso en la École de Beaux- Arts. Ser aceptado en
la Academia exigía probar su talento, mostrar sus trabajos y su capacidad como
dibujante, y realizar exámenes rigurosos ante los maestros, enfrentando además
una violenta competencia. El 25 de mayo de 1898, cuando tenía veinticuatro años,
fue aceptado en el estudio del afamado maestro León Bonnat, que había tenido
entre sus alumnos a Toulouse Lautrec, Thomas Eakins, Gustave Callebotte y
Georges Braque. Roberto Lewis era el único panameño -y uno de los poquísimos
latinoamericanos- que formaron parte de este círculo de pupilos y futuros creadores.
Vivió en la Rive Gauche, el barrio latino de París.

Trayectoria

Se relacionó con intelectuales y artistas, y pintó retratos por encargo. Pero decidió
pasar al estudio y dirección de Jules Dubois-Pillet, quien lo introdujo en la soltura de
espíritu del post-impresionismo. Pero también se vio precisado a pintar avisos para
el comercio y la industria con el fin de mitigar sus apremios económicos, e hizo
caricaturas para los periódicos. De ese modo pudo preparar un cuadro para la
Exposición Universal, que figuró en el Pabellón de Nicaragua, y llamó por primera
vez la atención de la prensa fr ancesa.

Expuso en el Grand Palais, junto a obras de Cezánne, Manet, Bonnat, Gaugin,


Rodin y Degas. Lewis cosechó lauros, y uno de los premios significativos que
alcanzó fue el de Palmas Académicas en Plata, con El hombre que ríe, en 1904.
Desde ese año, y hasta 1912, cumplió a la par funciones de Cónsul de Panamá en
París. El 18 de noviembre de 1905 se le comisionó una tarea monumental: preparar
en menos de dos años la pintura del plafón del Teatro Nacional de Panamá, con el
tema El nacimiento de la República, en óleo sobre tela, como un gran papel de
pared, llamado en francés marouflee. También las paredes del foyer –vestíbulo de
descanso–, además de la confección del telón de boca, de unos once metros de
ancho por once de alto. En total, eran veintiséis las telas que debía pintar, todas de
grandes dimensiones. Acometió con pasión la tarea, que lo consagró como artista
pionero en la república de Panamá.

El 9 de noviembre de 1907 contrajo matrimonio con Maire Renault. Viajó a Panamá


en diciembre del mismo año, y los murales llegaron a finales del año en el vapor de
carga Normandie. Con el cuidado y supervisión del artista, fueron instalados en el
edificio del teatro a principios de 1908. El artista Anton Rajer restauró estos murales
en el año 2002. A lo largo de su vida, Roberto Lewis captó la imagen de
personalidades de la política y la sociedad de su época, y se destacó como el más
importante retratista académico. Su casa a orillas del Pacífico, en la zona que hoy
ocupa el corregimiento de San Francisco de la ciudad de Panamá, fue su refugio y
santuario; pero además tuvo una especial preferencia por la Ricardo J. Bermúdez y
el novelista Rogelio Sinán. Sus vivencias le sirvieron para plasmar en sus lienzos el
tema del mar, y su hija Zita fue su modelo.

Además de su creación pictórica, Lewis realizó esculturas, como el busto del poeta
de la Chorrera, Tomás Martín Feuillet, el gallo de la Plaza de Francia y el retrato en
relieve de Don Ricardo Arango, del Cuartel Central de Bomberos. Roberto Lewis fue
el promotor académico y generoso formador de una valiosa generación de artistas,
entre los cuales se destacan Humberto Ivaldi, Juan Manuel Cedeño e Isaac Benítez.
Su lema, “sin dibujo no hay arte”, fue el horizonte al que tenían que aspirar y con el
que debían actuar los futuros artistas; y viendo las obras de los discípulos, se
comprende cómo su maestro les enseñó a abordar el lienzo. En la ciudad de
Panamá, Lewis fue responsable del diseño del emblema del Club Unión, el creador
del escudo de la Escuela Normal de Santiago y de la figura emblemática del reverso
de la moneda nacional -el balboa-, acuñada en 1931. Como paisajista, el maestro
Lewis se concentró en los centenarios árboles de tamarindo de la costa isleña de
Taboga. Fueron veinticinco –de 1921 a 1949- los años por él invertidos en la
observación del movimiento o la quietud de los árboles plantados en La Restinga,
en los alrededores del Hotel Taboga, hoy inexistente. Al estilo de los impresionistas
–y en especial de Monet, según los entendidos-, esta labor, que podía realizar sin
las exigencias de los encargos gubernamentales-, le permitió alejarse del retrato,
del exigente oficio, de la entrega perentoria.

En 1912 concluyó la etapa francesa de Lewis, que regresó a Panamá, donde se


encargó, en 1913, de la recién fundada Escuela Nacional de Pintura, entidad
dependiente del Ministerio de Educación. Tuvo su primera sede en el Instituto
Nacional, que había sido creado en 1909. Lewis dictaba como materia básica el
dibujo de la figura humana, que se realizaba con modelo de yeso y modelo humano.

Continuó su tarea como muralista, y acometió la realización de una obra en el


Palacio Presidencial, conocido como Palacio de las Garzas, frente a la bahía de
Panamá. El maestro pintó en el Salón Amarillo del Palacio El descubrimiento del
Mar del Sur. El tema del descubrimiento del “otro mar” -porque los españoles habían
llegado a la región desde el Caribe- enfatizaba la caracterización de Panamá como
puente del tráfico comercial del mundo, idea que se venía forjando desde el siglo
XVI, tras la apertura del camino real que unió el puerto de Nombre de Dios, donde
se iniciaron las ferias comerciales, situado en el mar del Norte –Mar Caribe u
Océano Atlántico- con Panamá, situada en el mar del Sur – el Océano Pacífico.
Octavio Méndez Pereira representó este momento en su novela Núñez de Balboa,
El tesoro del Dabaibe, de 1934.

Pareciera que Méndez Pereira describe el cuadro de Lewis, pues relata que cuando
a Balboa le había llegado el agua a las rodillas, se le vio levantar la espada y se le
oyó, desafiando el rumor del mar, gritar a voz en cuello, mientras agitaba el pendón,
que tenía de un lado el escudo de Castilla y de León, y del otro, la imagen de la
Virgen y el Niño Jesús.
Es esta, justamente, la descripción de la pintura del Salón Amarillo del Palacio
Presidencial. Su último gran mural está actualmente en la Escuela Normal Juan
Demóstenes Arosemena, en Santiago de Veraguas. Cuando el gobierno panameño,
en la tercera década del siglo XX, decidió fundar una gran escuela que forjara el
desarrollo de la región central del Istmo, tomó la decisión de que la Escuela Normal
fuera un palacio de la enseñanza. Su fundador, el presidente Juan Demóstenes
Arosemena, abrió el encuentro de los maestros panameños con el pincel del
maestro Lewis, que decoró el aula máxima, recinto central del edificio, combinando
el tema universal con la mitología raigal del Istmo.

Secuencias de alumnas uniformadas, rostros de jóvenes maestras, dioses como


Minerva -la sabiduría- y Apolo –las artes. En los espacios, la luz de la carreta y de
los campesinos. Aparecen también los indios Paris y Noncomala. El mural es una
historia universal, regiamente concebida, pero el maestro no pudo terminarla. La
muerte lo sorprendió el 22 de septiembre de 1949. Roberto Lewis tenía 75 años, y
continuaba trabajando. En su estudio restauraba tres obras religiosas y trabajaba
en los lienzos inconclusos del aula máxima de la Escuela Normal de Santiago.

Reconocimientos

En 1912 concluyó la etapa francesa de Lewis, que regresó a Panamá, donde se


encargó, en 1913, de la recién fundada Escuela Nacional de Pintura, entidad
dependiente del Ministerio de Educación. Tuvo su primera sede en el Instituto
Nacional, que había sido creado en 1909. Lewis dictaba como materia básica el
dibujo de la figura humana, que se realizaba con modelo de yeso y modelo humano.

Continuó su tarea como muralista, y acometió la realización de una obra en el


Palacio Presidencial, conocido como Palacio de las Garzas, frente a la bahía de
Panamá. El maestro pintó en el Salón Amarillo del Palacio El descubrimiento del
Mar del Sur. El tema del descubrimiento del “otro mar” -porque los españoles habían
llegado a la región desde el Caribe- enfatizaba la caracterización de Panamá como
puente del tráfico comercial del mundo, idea que se venía forjando desde el siglo
XVI, tras la apertura del camino real que unió el puerto de Nombre de Dios, donde
se iniciaron las ferias comerciales, situado en el mar del Norte –Mar Caribe u
Océano Atlántico- con Panamá, situada en el mar del Sur – el Océano Pacífico.
Octavio Méndez Pereira representó este momento en su novela Núñez de Balboa,
El tesoro del Dabaibe, de 1934.

Pareciera que Méndez Pereira describe el cuadro de Lewis, pues relata que cuando
a Balboa le había llegado el agua a las rodillas, se le vio levantar la espada y se le
oyó, desafiando el rumor del mar, gritar a voz en cuello, mientras agitaba el pendón,
que tenía de un lado el escudo de Castilla y de León, y del otro, la imagen de la
Virgen y el Niño Jesús.

Es esta, justamente, la descripción de la pintura del Salón Amarillo del Palacio


Presidencial. Su último gran mural está actualmente en la Escuela Normal Juan
Demóstenes Arosemena, en Santiago de Veraguas. Cuando el gobierno panameño,
en la tercera década del siglo XX, decidió fundar una gran escuela que forjara el
desarrollo de la región central del Istmo, tomó la decisión de que la Escuela Normal
fuera un palacio de la enseñanza. Su fundador, el presidente Juan Demóstenes
Arosemena, abrió el encuentro de los maestros panameños con el pincel del
maestro Lewis, que decoró el aula máxima, recinto central del edificio, combinando
el tema universal con la mitología raigal del Istmo.

Secuencias de alumnas uniformadas, rostros de jóvenes maestras, dioses como


Minerva -la sabiduría- y Apolo –las artes. En los espacios, la luz de la carreta y de
los campesinos. Aparecen también los indios Paris y Noncomala. El mural es una
historia universal, regiamente concebida, pero el maestro no pudo terminarla. La
muerte lo sorprendió el 22 de septiembre de 1949. Roberto Lewis tenía 75 años, y
continuaba trabajando. En su estudio restauraba tres obras religiosas y trabajaba
en los lienzos inconclusos del aula máxima de la Escuela Normal de Santiago.

CARLOS ARBOLEDA

(Escultor, pintor y grabador). Nace en Chilibre, ciudad de Panamá en 1928. Estudió


en la escuela de Bellas Artes de Florencia y en la Real Academia de Bellas Artes
de San Jorge de Barcelona.
Carlos Arboleda, de oficio, escultor de la cabeza de Alberto Einstein tiene un
apacible rostro de paz, en Vía Argentina, en el barrio de El Cangrejo. La primera
vez que se anunció su talento, fue cuando de chico jugaba a elaborar estatuas
hechas de barro caliente y que regalaba a sus maestros en Chilibre. Es uno de los
ocho hijos que tuvo la pareja compuesta por Florencio y Ángela. “Papá era de
Darién, en una época donde la gente pasaba de Colombia sin dificultad porque
había muchos caminos. Mi mamá era de un pueblo cercano a Cartagena de Indias,
Aunque ahora tengo un sobrino, César Arboleda, que también es pintor y escultor”

Trayectoria

Creó la nueva generación de escultores panameños y fundó la Casa de la Escultura


de Panamá. Director del Centro de Arte y Cultura del Ministerio de Educación,
creado en el año de 1978 por Decreto No. 19 del 5 de abril, dependencia de la
Dirección de Técnicas Docentes. Ha sido premiado en la Bienal Internacional de
París, en los Concursos Xerox. En 1948, obtiene el Primer Premio de Escultura del
Departamento de Cultura del Ministerio de Educación de Panamá. En 1952, su obra
‘Atención al Secreto’ es seleccionada para colocarla en la presidencia de la Feria
Internacional de Milán. Expone en la primera exposición de la Bienal de Arte
Sagrado de Italia, celebrada en Asís. En 1958 obtiene el título de Escultor en la
Academia de San Marcos Florencia. En 1960, expone en el Bienal
Hispanoamericano de Barcelona y en la Exposición Nacional de Madrid; su obra
Piel Adentro es seleccionada para ser presentada en la Bienal de Suiza. Ese mismo
año regresa a Panamá y expone su obra en el Paraninfo de la Universidad de
Panamá; está exposición es considerada como un gran triunfo artístico; también sus
pinturas son expuestas en la Biblioteca de la Zona del Canal de Panamá. Inicia sus
labores docentes como profesor de escultura en la Escuela Nacional de Artes
Plásticas y crea la primera generación de escultores panameños.

En 1970, es invitado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de


Norteamérica, a reconocer los principales Estados de la Unión y expone sus obras
en la Galería de Washington. Realiza las siguientes obras: Monumentos al Doctor
Jaime de la Guardia (Hospital San Fernando, 1975); Monumento a Manuel F. Zárate
(Guararé); 1978, Monumento al Dr. Rafael Estévez (Aguadulce); 1979, Monumento
a San Juan Bosco; 1983, confecciona el Busto de Eduardo Vallarino (Bethania);
1986, el Monumento del Dr. Harmodio Arias, en la ciudad de Penonomé;
Monumento en honor a la señorita Sara Sotillo (Magisterio Panameño Unido).

Arboleda estableció su reputación como un hombre joven con trabajos académicos.


La mayor parte de su trabajo era figurativo, pero más tarde desarrolló un estilo más
simbólico y produjo sus esculturas más originales sobre temas indígenas. A
diferencia de sus esculturas, pinturas de Arboleda tienden a ser leves, con colores
claros y difundidas imágenes de figuras humanas o aves.
CONCLUSIONES

• La escultura se dedica a la creación de obras artísticas con diversos


materiales, como la piedra, la madera, o el metal, entre otros materiales.
• Las esculturas pueden clasificarse de acuerdo con el tema o al material
empleado para la elaboración de estas.
• Esculturas de madera, se trata de uno de los materiales que desde más
antiguo han sido utilizados por el hombre, para la creación de estatuas, en
especial para estatuillas religiosas y para estatuas grandes de madera.
• Carlos Arboleda, creó la nueva generación de escultores panameños y fundó
la Casa de la Escultura de Panamá.
• Roberto Lewis, escultor y considerado padre de la pintura en Panamá, se
encargó, en 1913, de la recién fundada Escuela Nacional de Pintura.
BIBLIOGRAFÍA

• http://www.vatican.va/various/cappelle/sistina_vr/index.html
• http://www.inba.gob.mx/sitios/recorridos-virtuales/casa-estudio-diego-
rivera-frida-kahlo/
• http://www.inba.gob.mx/sitios/recorridos-virtuales/museo-de-arte-
moderno/
• https://www.ecured.cu/Roberto_Lewis_García_de_Paredes
• http://www.webscolar.com/escultores-y-pintores-panamenos
A. 2015, 09. Tipos de Esculturas. Tipos de. Obtenido 09, 2019, de
https://10tipos.com/tipos-de-esculturas/.