Está en la página 1de 3

Catedral de Chiclayo

La Catedral de Chiclayo (también conocida como Santa María Catedral) está ubicada
en el parque principal de la ciudad, su construcción es de estilo neoclásico, según
diseño y planos encargados a Gustave Eiffel de quien recibe su nombre "Rose
Meridionale".
Construcción
El diseño data de 1869, aunque su construcción se reinicia en 1928 cuando, por falta
de fondos y luego de la gestión de las autoridades locales ante el Congreso de la
República, se asignó una partida económica a la obra que se reanudó el 13 de febrero
de 1928 y culminó en 1939.
Arquitectura
Estilo
Corresponde al estilo neoclásico y se caracteriza por su monumentalidad (a
semejanza de las grandes obras de las arquitecturas griega y romana), las líneas
rectas que dominan sobre las curvas, sus formas más sencillas y simétricas, la mayor
racionalidad compositiva, sobriedad decorativa y orden.
La portada es de dos cuerpos, sostenido el primero por columnas dóricas que se
anteponen a los tres arcos de entrada. El segundo presenta capiteles corintios, en
cuyos intercolumnios se aprecian balcones o miradores. A ambos lados de la fachada
destacan campanarios rematados con cupulillas.
Cuenta con cuatro campanas: “Ave María”, “Asumpta”, “Mater Dei” y “Gratia Plena”;
trasladadas de Alemania hasta el Puerto de Pimentel y fueron, luego, transportadas en
el tren de Pomalca; y de la estación del tren en la calle Colón a la catedral en una
plataforma arrastrada por un camión.
Interior
En su interior, de tres cuerpos, destacan: la hermosa talla del Cristo Pobre, los vitrales
fueron confeccionados en Lima y corresponden a escenas marianas extraídas del
catecismo. Hasta hace poco contuvo la imagen del “Señor de los Milagros” donada en
1917 por la señora Carmela Delgado de Aspíllaga y que fue pintada por Guillermo
Samanez a fines del siglo XIX.
El altar fue colocado por Monseñor Luis Sánchez Moreno. Al centro del frontis y en la
parte más alta se encuentra la imagen de “Santa María de los Valles de Chiclayo” en
cuyo honor fue establecido el pueblo de Chiclayo a la llegada de los Padres
franciscanos el siglo XVI.
https://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Chiclayo

LA CATEDRAL
A fines de diciembre de 1868 el entonces Presidente de la República, emite la
Resolución Suprema que se relaciona con la edificación de la Iglesia y cuyo tenor es el
siguiente: “Nómbrese una comisión de los ingenieros don Mario Alleón y don Guillermo
Townsend, para que inmediatamente procedan a levantar el plano y formar el
correspondiente presupuesto para la construcción de una Iglesia en la ciudad de
Chiclayo, debiendo encargarse de la dirección de las obras el ingeniero Townsend,
luego que se apruebe por el gobierno el plano y presupuesto de la mencionada obra.
Para la seguridad y buen orden en la contabilidad y en los trabajos, se nombrará
tesorero de los fondos que deberán invertirse, a don Manuel Maradiegue e interventor
a don Pablo Arbulú, los mismos que igualmente deben inspeccionar los trabajos.
Expídase la orden respectiva al Ministerio de Hacienda para que remita la suma de
cuatro mil pesos a disposición del referido tesorero a fin de atender a los primeros
gastos y al acopio de los materiales. Dese las instrucciones convenientes al ingeniero
Alleón acerca de los estudios de las líneas férreas y demás que deben planificarse en
las provincias de Chiclayo y Lambayeque’’.

Aprobados por el Gobierno los planos y presupuestos respectivos, el Subprefecto de


Chiclayo convocó a una reunión en el local del Concejo Municipal, para acordar el
lugar más apropiado donde levantar la nueva iglesia. Ya los planos se hallaban en
poder del Ing. Townsend, encargado de dirigir los trabajos de la mencionada obra. En
la citada Junta a la que asistieron, además de las autoridades locales, más de 500
chiclayanos, el Jefe del batallón Áncash y tropas del mismo que se encontraban
acantonadas en Chiclayo, se acordó, después de cerca de dos horas de discusiones,
que la Iglesia debería erigirse frente al parque principal de la ciudad, por ser ese lugar
el más aparente, cualquiera que fuera el punto de vista por donde se le tome; que el
conjunto quedaría regularizado y no defectuoso; que dicho sitio es un punto céntrico
de la ciudad, y por lo mismo, en ningún otro sitio debe construirse dicho Templo,
quedando la fachada de ese mismo hacia la parte oriental del parque principal.

Inmediatamente después de terminada la reunión en el local del Cabildo chiclayano,


las autoridades, notables y público en general, siendo las 11.30 a.m., se dirigieron al
sitio ubicado para la construcción del mencionado Templo, en el parque principal, a
pocos metros de la casa municipal. Las autoridades políticas, que estuvieron
presentes en este acto, pusieron en posesión del área de terreno de propiedad
municipal al sr. Director de la obra, don Guillermo Townsend. El presbítero de la
Iglesia matriz o de “Santa María” de Chiclayo, P. Manuel Vargas Machuca, natural de
Piura, fue quien llevó a cabo la ceremonia de colocación de la primera piedra en la
zanja que se abrió, momentos antes del acto, en la parte fronteriza del edificio que se
iba a levantar, el 13 de febrero de 1869.

Tres días después de estos actos se dio comienzo a los trabajos de cimentación del
templo, que quedaron terminados 40 días después en toda el área que abarcaría dicha
construcción. Los cimientos se hicieron a base de piedra azul y umbraladura de
algarrobo; la cal, yeso y arena sirvió para hacer la mezcla y ajustar la piedra de los
cimientos, puesto que por entonces no se conocía el cemento.

Por espacio de 18 meses continuó la construcción del citado Templo. Después de


esto, la obra quedó paralizada por falta de fondos, se había levantado hasta el
segundo cuerpo de las torres, las paredes y sus gruesas columnas quedaron casi
terminadas, la media naranja todavía no concluida, como el piso y revestimientos del
templo que quedaron inconclusos.
La referida obra quedó paralizada por muchos años. El reloj público colocado en el
segundo cuerpo de la torre derecha del templo fue adquirido por óbolo popular e
instalado en el año 1886.

Después de 55 años de haberse paralizado los trabajos de construcción del


mencionado templo las autoridades departamentales se dirigieron a los señores
representantes al Congreso por nuestro departamento allá por el año 1925,
solicitándoles se interesaran con el gobierno de aquella época, a fin de que se
designara una partida de dinero en el Presupuesto de la República, que sirviera para
reanudar los trabajos de la citada iglesia. También se instaló Comités de damas
chiclayanas, que con el nombre de Pro-Templo debían realizar actividades y conseguir
donativos, con los que se reunió buena cantidad de dinero. Los representantes al
Congreso por el Departamento también consiguieron del gobierno del sr. Augusto B,
Leguía una partida de dinero para incrementar los fondos ya recaudados por el aludido
Comité de damas que fue nombrado por el Excmo. Obispo de la Diócesis de Trujillo,
Mons. García Irigoyen. El pueblo chiclayano contribuyó en gran parte, colaborando con
el Comité ya referido, doblando su óbolo para que fuera una realidad la conclusión de
la iglesia. La Municipalidad de Chiclayo asignó en su presupuesto una subvención
anual, a fin de que se cristalizara el sueño de los chiclayanos.

Las obras de continuación del templo, que iniciara el gobierno del Crl. Balta en 1860,
se reanudaron el 3 de febrero de 1928 y siguieron ininterrumpidamente hasta su
culminación. Fue consagrada el 7 de diciembre 1959.

La Catedral tiene la majestad de los grandes monumentos de la fe católica. Al


penetrar a ese recinto donde se congregan fieles católicos y mirar sus hermosas
columnas, su coro, sus bóvedas y sus 3 naves anchas y elevadas, su revestimiento,
su piso elegante, su primoroso Altar Mayor, su frontis y sus 2 fastuosas torres, desde
donde se domina a la “ciudad heroica” se siente una grata impresión. Tiene su frontis
tres puertas elegantes de cedro y 4 más que dan a las calles Elías Aguirre, 7 de enero
y San José. Entre las dos torres se ha colocado una preciosa efigie de la Santa
Patrona de Chiclayo, de la Diócesis y de la Catedra, la Inmaculada Concepción.